You are on page 1of 28

REGLAMENTO IGLESIA LOCAL

TITULO I
REGLAMENTO DE LA IGLESIA LOCAL

CAPITULO I
DEFINICIONES, CONFORMACIÓN, CONSTITUCIÓN Y ESTRUCTURA

Artículo 1º. Definición:


1. De la Iglesia Universal (espiritual)
La Iglesia es el pueblo escogido por Dios en toda las épocas y en todo lugar, conformada por todos
los que creen y confían personal y verdaderamente en y por la acción del trino Dios, llamados de
entre todas las naciones, pueblos y razas, sin distinción alguna, constituyéndose en el cuerpo de
Cristo, la familia de Dios y Real Sacerdocio, unida inseparablemente por el Espíritu Santo
(Mt. 16:18; Ef. 5:25-28; Jn. 10:16)

2. De la Iglesia Local
Todo convertido de Dios, por medio de la fe en Jesucristo y regenerado por el Espíritu Santo, este
es verdadero hijo de Dios, miembro del cuerpo de Cristo por en de de la Iglesia Universal.
(Hech. 2 41 y 46; Hech. 9.31; Hech. 15.22-23; 1 Ped. 5.13; 1 Cor. 1.2; Rm. 16.4; 1 Cor. 4.17; Col.
4.16; 1 Tes. 2.14; etc.),
(Juan 1:12; Juan 3:16; Hech.2:47; Hech.16:30-31; Rom.6.23; Juan 11: 25-26; Rom.10:9; Efes.2:8;
2 Cor. 5:17; 1 Cor.6:15; Efes.4:23-24; Tito 3:5; 1 Ped.1:23; Rom.12:5; Juan 1:33; 1 Cor.12:27;
Efes.5:30; Mat.28:19; Mr. 16:16; l Co.12:12-13; Hch.2:38; Hch.2:41; Hch.10:47; Ro.6:3-4; Juan
3:3; Gal.3:27-28; Col.2:12)

Artículo 2º. Constitución de la Iglesia local


La Iglesia local debidamente organizada es aquella en donde se reúnen los hijos de Dios. Con su
gobierno, ministerio, disciplina, actividad y testimonio de acuerdo con las Sagradas Escrituras,
voluntariamente para ofrecer el culto a Dios, el servicio de Cristo y la comunión espiritual, adscrita
al Presbiterio de su circunscripción geográfica.
Hch.2:42; Hch.2:46-47; Hch.13:l; Hch.14:23; 1Co.7:17; 1 Cor.16:1; Ef.4:4-6; Ap.2:1-3 1Ti. 6:20-
21

Artículo 3º. Su Estructura:


La estructura orgánica de la Iglesia local con Consistorio está constituida por:
1. Asamblea de la Iglesia Local
2. El Consistorio
3. El Diaconado
4. Departamentos y Comisiones.
CAPITULO II
DE LA ASAMBLEA DE LA IGLESIA LOCAL

Artículo 4º. Definición


La Asamblea de la Iglesia es la primera instancia deliberante y la máxima autoridad gubernativa
local, la misma que se constituye con los dos tercios de miembros bautizados en plena comunión
en primera Convocatoria, y en segunda Convocatoria con la mitad mas uno de los miembros que
asistan, según el padrón de miembros.

Artículo 5º. Tipos de Asamblea


1. Asamblea Ordinaria
La Asamblea ordinaria de la Iglesia local se realiza como mínimo dos veces al año, con el fin de
planificar y evaluar los logros y dificultades de las actividades planificadas y todo lo que atañe al
quehacer de la Iglesia. Es convocada de manera oficial a la congregación desde el púlpito en los dos
domingos previos antes de la fecha citada, comunicando los asuntos por tratar.
2. Asamblea Extraordinaria
Las Asambleas Extraordinarias se realizan de acuerdo a las necesidades urgentes y que requieren
soluciones inmediatas.
Es convocada por el Consistorio con citación de por lo menos un solo domingo antes o a la brevedad
que sea factible.
3. Asamblea Extraordinaria Convocada por el Presbiterio
El Presbiterio está facultado para ordenar la convocación de una Asamblea Extraordinaria por
citación en cualquier momento para tratar de un asunto de grave desorden, si se ve obligado a
intervenir de esta manera. (Art. 72 inc.15,18; Art. 79.inc.6 num b; Art. 90 inc.1 y 3)

Artículo 6º. Normas de convocatoria


El Consistorio convocará una Asamblea de la Iglesia Local, según las siguientes normas:
1. Puede solicitar que se convoque a una Asamblea Extraordinaria el Pastor o el Presidente del
consistorio, o una mayoría del Consistorio. También puede solicitarlo por escrito una mayoría
del Cuerpo de Diáconos, o el 30 por ciento de miembros en plena comunión que pueden ser
oficiales o no, se manifestarán los asuntos por tratarse y el Consistorio accederá a la petición, o
la denegará por escrito si encuentra fundamentos para ello, en este caso si los solicitantes la
consideran injusta, podrán solicitarlo al presbiterio, dentro del termino de diez días de recibida
la denegatoria.
2. Puede realizarse una Asamblea extraordinaria pasados tres meses desde la última Asamblea de
la misma índole. Quedan descontadas y exentas de este plazo las Asambleas oficiales.
3. Las Asambleas Extraordinarias se limitarán a los asuntos pedidos a lo que concierne
directamente la obra, la salud y el testimonio de la iglesia, o su manera de conducirse. No puede
solicitarse una Asamblea para tratar asuntos que van en contra de los Estatutos, Reglamentos,
Declaración de Fe y los Fundamentos de la IEP.
Artículo 7º. Quórum
1. En toda Asamblea, el Secretario del Consistorio pasará la lista de miembros en plena comunión,
dándose oportunidad a los presentes para solicitar la rectificación de cualquier omisión,
2. La Asamblea procede si se cuenta con los dos tercios de los miembros de la Iglesia en primera
convocatoria; y si no se lograse reunir los dos tercios, entonces el presidente volverá a citar en
una segunda convocatoria, en el término de 7 días realizándose la misma con la asistencia de la
mitad más uno de los miembros en plena comunión. De no alcanzarla mitad mas uno se
procederá con los asistentes y el consistorio en pleno.

Artículo 8º. Votación


1. Para las elecciones de oficiales de la iglesia local, tales como Ancianos y Diáconos; y también para
la elección de pastor u otro ministro, se requerirá la votación de los dos tercios de los votos
válidamente emitidos, estos serán por votación secreta.
2. Para todo acuerdo de contrato de pastor y/u otro ministro; así como todo acuerdo de compra-
venta de bienes inmuebles, hipotecas o arrendamiento por tiempo determinado de una propiedad
de la IEP, construcción y obtención de financiamiento, se requerirá la votación de los dos tercios de
los votos válidamente emitidos. Estos serán por votación secreta.
3. Para otros acuerdos y decisiones que no estén contemplados en los puntos 1 y 2, se requerirá
como mínimo la votación favorable de la mitad más uno de los votos válidamente emitidos.
(modificado en la Asamblea Huánuco ene-2009)

Artículo 9º. Atribuciones de la Asamblea de la Iglesia


1. Las elecciones de oficiales.
2. La elección y nombramiento de ministros
3. La elección, nombramiento y contratación de pastor.
4. Aprobar la contratación del personal de servicio.
5. Aprobación de presupuestos financieros.
6. Planeamiento de esfuerzos especiales.
7. Aprobar informes.
8. Decide sobre el uso de los bienes de acuerdo a los fines de la Iglesia.
9. Y otros asuntos que la Iglesia considere de su interés.

CAPITULO III
DEL CONSISTORIO

Artículo 10º. Definición


Es el cuerpo de Ancianos gobernantes debidamente elegidos en Asamblea de la Iglesia, más los
Pastores y otros Ministros Ordenados elegidos por la asamblea (1 Tim. 5:17).

Artículo 11º. Composición


El número total no será menos de tres. Es potestad de la congregación, según lo requieran las
circunstancias y necesidades, elegir un número mayor para el consistorio teniendo en cuenta: que
haya miembros disponibles que cumplan con los requisitos bíblicos para ser ancianos, y la cantidad
de miembros de la congregación.

Artículo 12º. Autoridad


1. El consistorio ejerce autoridad, conforme a las sagradas escrituras, a favor de todos los
miembros de la iglesia y en su representación (Tit.1:5; 1 Co. 4:1-2)
2. Los Ancianos del consistorio elegidos para un periodo de gobierno eclesial de la iglesia local, son
llamados Ancianos Gobernantes.
3. Los Ancianos que no han sido elegidos, no son parte del consistorio, y se les denomina Ancianos
no Gobernantes. No ejercen ninguna autoridad consistorial ni representativa de la Iglesia, pero
continuarán ejerciendo ministerios espirituales dentro de la Iglesia (1 P. 5:1-5)

Artículo 13º. Atribuciones


1. Los Ancianos Gobernantes son los representantes legales de las iglesias locales de acuerdo al
Estatuto de la IEP.
2. Ejercen conjuntamente con el Pastor el gobierno, disciplina, administración y vigilancia, que
aseguran la salud espiritual y buena marcha de toda la Iglesia.
3. Trabajarán activamente con el Pastor en el cuidado pastoral de la congregación y en todo deber
de supervisión según permita su tiempo y aptitud.
4. Los Ancianos que tengan el don de enseñanza desarrollarán el ministerio de la Palabra en
coordinación con su Consistorio (1 Tim. 5:17)
5. En las iglesias sin Pastor, los Ancianos desempeñan las funciones pastorales activas según sus
dones y capacidades.
6. Los ancianos gobernantes realizarán todas sus reuniones conjuntamente con el pastor, salvo en
casos en que se trate asuntos personales del Pastor.
Exo.3:16 Jos.23:2 Rut 4:2 1 P.5:1-3 1 Co.12:28 Fil.1:1
1 Ts.5:12-13 1 Ti.5:17 Tito 1:5 Stg.5:14 Hch.11:3; 14:23;
Hch. 15:1-2 y 20:17;28 2 Co.9:l;12 Tito 1:7

Artículo 14º. Deberes


1. Labor Pastoral
Es deber del consistorio, preparar a la Iglesia local, para la labor pastoral, enseñanza y de gobierno
local. Involucrando la participación de toda la congregación en la edificación de si misma y de
servicio al mundo.
Deben tener cualidades para participar en la obra pastoral, cuidando el bienestar de los asistentes
tanto varones como mujeres de todas las edades, de igual manera que el pastor, y aprovechando
toda oportunidad de ayudarlos en forma personal
Deben velar por las almas, procurando alentar a los débiles, restaurar a los descarriados, consolar a
los afligidos y fortificar a los tentados y perseguidos, no sólo de los miembros de la congregación,
sino también de todo aquel que acepta su ministerio.
Deben visitar a los miembros en sus casas, especialmente a los enfermos e informar al Pastor de los
casos de necesidad o aflicción como también de despertamiento espiritual y demás casos que
necesitan su asistencia especial.
Hch.20:28 2 Co.2:7 Gal.6:1 1 Ts.5:11-14 1 Ti.3:4-5
2 Ti.2:25 Tito 1:7 y 2:7 Stg.1:27 1 P.5:2-3

2. Labor de enseñanza
Debe cultivar celosamente su aptitud para enseñar la Biblia mediante el estudio y aprovechando
todas las oportunidades de mejorar sus conocimientos para poder dar enseñanza pertinente en la
Escuela Dominical o entre la juventud o tener un ministerio provechoso en las Iglesias sin pastor, o
colaborar en la extensión de la obra en lugares sin Iglesia, etc. En todo deben hacer notorio el
evangelio de la redención que hay en Cristo Jesús Señor nuestro, dando ejemplo y tomando la
iniciativa en la obra personal.
Mt.20:28 1 Co.4:1-2 Col,1:28 1Ti.3:2 Tito 3:8
Stg.3:1 2 Ti.4.2 2 Ti.2:24-25 2 Ti.1:13; 2 Ti. 2:15-16
Tito 1:9 1 Ti.4:13 y 16

3. Gobierno de la Iglesia
El Consistorio tiene a su cargo mantener el gobierno espiritual y administrativo de la iglesia, velando
por el bienestar de los miembros, aprobar candidatos para el bautismo y recibir a los nuevos
miembros a la congregación, recomendar al Presbiterio a los que tengan don para el ministerio,
establecer y vigilar toda clase de reunión y actividad que promueva los intereses espirituales de la
congregación, vigilar los departamentos especiales; proveer para que la música sea adecuada y
fomentar su desarrollo y ejercicio; amonestar, censurar, suspender o excluir de la comunión a los
que no andan conforme a la fe evangélica, y elevar informe detallado al Presbiterio en los casos de
suspensión o exclusión, para que las otras iglesias se cuiden de ellos, y a la vez que el Presbiterio
vigile contra abusos del poder de excomunión.
Mantener reuniones periódicas con el Diaconado, los Departamentos, las Comisiones y los
Ministerios.

Artículo 15º. Organización del Consistorio:


En su primera reunión ordinaria, después de las elecciones, el pastor o en su defecto el Anciano que
obtuvo la mayor votación presidirá la primera reunión del Consistorio para determinar los cargos.
Se procederá con una elección interna entre los miembros, el mismo que puede ser por balota
secreta o por votación directa. Si hay Ministro Pastor u otro Ministro Ordenado, él puede ser elegido
presidente por razón de su oficio, idoneidad y preparación, o por mutuo acuerdo puede elegirse
otro Anciano ordenado de experiencia.
Los miembros del Consistorio son tres como mínimo, sin embargo se puede incrementar el número,
pero teniendo en cuenta que sean siempre número impar (3, 5, 7, 9, etc.). Sus cargos son:
1. Presidente
2. Secretario
3. Tesorero,
4. Delegados al Presbiterio: si hay Pastor en la congregación, él será el Delegado juntamente con
otro Anciano Gobernante. Si no hubiere Pastor se nombrará al Presidente y otro anciano
gobernante. El Consistorio Puede nombrar como suplente a otro Anciano gobernante
debidamente acreditado, para asistir en lugar de un representante que este impedido por
razones de salud, viaje, muerte, deposición o sanción.
Artículo 16º. Quórum y sesiones
1. El quórum hábil del Consistorio se constituye con la asistencia de la mitad mas uno de sus
miembros.
2. Las sesiones ordinarias serán como mínimo dos veces al mes, y las extraordinarias cuando la
urgencia del caso así lo requiera, debiendo ser notificado desde el púlpito o por esquela.
3. Una Reunión Extraordinaria puede ser convocada por el Consistorio a solicitud escrita del:
Pastor, o Presidente, o Secretario, o por dos miembros en plena comunión de la iglesia, o por
orden del Presbiterio.
4. Las sesiones serán presididas por el Presidente del Consistorio, y en su ausencia por el
Vicepresidente o el que designe el Consistorio
5. Las decisiones y acuerdos se tomarán con la mitad más uno del voto de los miembros presentes.
6. El Consistorio debe tener por lo menos una Reunión de Oración Mensual, al cual deberá invitar
a todos los miembros directivos de Diaconía, Departamentos, Comisiones y Áreas de trabajo.

Artículo 17º. Funciones de los miembros por cargos:


1. Del Presidente
a. Convocar y presidir la Asamblea de la Iglesia Local y del Consistorio, dirimiendo en caso de
empate en las votaciones.
b. Para sostener un asunto en el debate, o presentar una moción, cederá la presidencia al Vice-
Presidente o en su ausencia a otro miembro del Consistorio.
c. Representar a la Iglesia Local en su jurisdicción y ante las demás instancias.
d. Velar por el fiel cumplimiento de la Palabra de Dios, el Estatuto, Reglamentos y los acuerdos
de la Asamblea de la Iglesia Local, del Consistorio y de los acuerdos que emanen de las
instancias superiores.
e. Velar constantemente por la salud espiritual de la Iglesia y la prosperidad de sus actividades
en cumplimiento de los propósitos de Dios.
f. Suscribir con el Tesorero los documentos bancarios para abrir cuentas corriente, girar
cheques sobre los fondos en cuenta corriente, en ejecución de los acuerdos del Consistorio
( si el pastor fuese el presidente esta tareas corresponderán al Vice-presidente).
g. Firmar con el Secretario, la correspondencia oficial y las actas de las sesiones.
h. Disponer las publicaciones de los estados contables antes de la realización de la Asamblea,
para que sean de conocimientos de los miembros de la iglesia.
i. Dar cuenta del ejercicio de su mandato en una memoria bienal ante la Asamblea de la Iglesia.
j. Responder ante la Asamblea de la Iglesia por todo daño y perjuicio que ocasionare a la
institución por incumplimiento de sus obligaciones negligencia dolo o abuso de facultades
que exceden las normas del Estatuto y los Reglamentos.

2. Del Vice-Presidente
a. Reemplazar al Presidente en caso de inasistencia a las sesiones o Asamblea de la Iglesia,
cuando éste solicite licencia, cese o fallezca antes de terminar su mandato, asumiendo todas
sus atribuciones.
b. Desempeñar las funciones que le encargue el Consistorio y aquellas que por delegación
reciba del Presidente.

3. Del Secretario
a. Mantener al día en buen estado los Libros de Actas de Sesiones del Consistorio, Asambleas,
Actas de Bautismos, Matrimonios, Defunciones y Presentación de Niños, debiendo de ser
escrupuloso en escribir los hechos y acuerdos tomados.
b. Mantener al día en buen estado el Libros de Registro de Miembros de la congregación en
plena comunión y de adherentes, con las direcciones de todos, debiendo ser actualizado
cada año.
c. Redactar la correspondencia oficial y velar por la celeridad de las comunicaciones de sus
destinatarios.
d. Mantener clasificados, codificados y en buen estado de conservación los registros y archivos
que estén bajo la custodia del Consistorio.
e. Redactar la Agenda del Consistorio, en coordinación con el Presidente.
f. Transcribir los acuerdos y resoluciones del Consistorio y de la Asamblea a quien corresponda
dentro del más breve plazo, para su cumplimiento.
g. Cumplir las tareas asignadas por el Presidente, y el consistorio.
h. Si el trabajo lo amerita, puede dividirse las tareas entre un Secretario de Correspondencia y
otro de Actas (ambos deben ser nombrados dentro de los miembros del Consistorio)

4. Del Tesorero
a. Es responsable de la recaudación, administración y contabilidad de los fondos de la Iglesia.
b. Administrar el Fondo económico, conforme al presupuesto acordado por la Asamblea.
c. Firmar los documentos contables que requieran de una sola firma; y con el Presidente o Vice-
presidente los documentos que requieran doble firma, y si cuenta con Poder Especial,
suscribir con el Presidente los documentos bancarios para abrir y cerrar cuentas corrientes,
de ahorros, a plazo fijo y girar cheques sobre los fondos.
d. Presentará al consistorio cada mes en sesión ordinaria, su informe económico, y luego ser
publicado a la congregación. Al final de cada año presentará un informe completo del
movimiento económico a la Asamblea de la Iglesia.
e. La Asamblea en forma obligatoria nombrará una comisión revisora de cuentas, que se
encargará de revisar el informe completo y documento pertinentes del tesorero.
f. Elaborar el anteproyecto del presupuesto económico Anual o Bienal de la Iglesia y lo
sustentará ante el Consistorio y la Asamblea de planificación de la Iglesia.
g. Puede proponer o solicitar un asistente al Consistorio para distribuir en forma conveniente
el trabajo si resulta demasiado para una persona.

Artículo 18º. De las Sesiones del Consistorio


1. Oración:
Toda Reunión deberá Iniciarse y culminarse con oración sincera, pidiendo sabiduría para tratar todo
asunto. (Salmos 107:32).
2. Lectura de Acta anterior:
Iniciada la reunión y establecido el quórum, se dará lectura al acta de la reunión anterior y si se
hubiera realizado reuniones extraordinarias, también se leerá dichas actas. Aprobada el (las) acta
(as), será firmada por el Presidente y el Secretario. Si hubiere observaciones, enmiendas, y
correcciones, éstas se anotarán en la siguiente acta, indicando claramente el folio, párrafo o
numeral a donde corresponda los cambios. Todo cambio o enmendadura será aprobada por
mayoría, luego firmaran los ancianos asistentes.
El secretario debe de cuidar que las actas sean un fiel relato de lo ocurrido.

3. Observación de procedimientos parlamentarios


El orden de los negocios se sujetará a los Procedimientos Parlamentarios establecidos, o sea
después de la Lectura del Acta, Despacho, Pedido y Orden del Día. Si es necesario fijar el lugar y
fecha de la próxima sesión, se hará esto al último antes de clausurar la sesión.

4. Anciano que no asista a sesiones del consistorio


El Anciano que no asista a 3 sesiones seguidas del consistorio, en forma injustificada, será separado
inmediatamente. Producida la vacancia el consistorio inmediatamente integrará al candidato a
Anciano no electo que haya obtenido la mayor votación en la última Asamblea de Elecciones,
debiendo comunicarse la Congregación y el Presbiterio para su reconocimiento.

5. Relación entre el Consistorio y los Diáconos


Para asegurar la mejor vinculación con el diaconado, el Consistorio invitará a sus sesiones de
coordinación al Cuerpo de Diáconos, las veces que sean conveniente o que éstos lo pidan.

6. Referencia al Presbiterio
El Consistorio puede referir cualquier asunto delicado o grave al Presbiterio para su consejo o
atención. La Comunicación será por escrito y enviando la documentación respectiva.

7. Casos de Disconformidad
Si un anciano no está conforme con algún acuerdo o acción del Consistorio, puede pedir que conste
en el acta su disentimiento o protesta o puede declarar su intención de elevar una queja al
Presbiterio.

8. Apelación al Presbiterio por caso de justicia:


En cualquier caso judicial resuelto por el Consistorio, la parte sancionada que crea que se ha dado
un fallo injusto puede apelar al Presbiterio al respecto. Es deber del Consistorio comunicar por
escrito este derecho a los interesados oportunamente, a fin de que no sufran por ignorarlo.

CAPITULO IV
DE LOS ANCIANOS
Definición, Requisitos, Elección, Ordenación e Instalación
Artículo 19º. Definición:
El Anciano es el siervo del Señor que pone su vida por la iglesia en el reino de Dios (Mr. 10:45; 1
P. 5:1; Hch. 20:25) Y demuestre aptitudes espirituales, conocimiento de la Palabra, capacidades, y
habilidades de liderazgo.
La IEP reconoce dos tipos de Ancianos:
1. Anciano Probando: son los que al ser elegidos por primera vez servirán por un periodo
establecido
2. Anciano Ordenado: son los que habiendo pasado el tiempo de probando son ordenados.

Artículo 20º. Requisitos


1. Cumplir los requisitos establecidos en la Palabra de Dios 1Timoteo 3:1-7; Tito 1:5-16 y 2:1-15;
Ex. 18:21; Dt. 1:15
2. Tener capacitación bíblica ministerial permanente, reconocido por su Presbiterio, de acuerdo a
los niveles de Educación Teológica de la IEP.
3. Tener como mínimo 5 años de experiencia en la obra eclesiástica, de acuerdo a sus dones.
4. Ser miembro en plena comunión y estar al día en sus diezmos.
5. Apoyo activo y cumplida asistencia a la iglesia.
6. Estar de acuerdo y someterse a la forma de gobierno, disciplina, y culto de la Iglesia Evangélica
Peruana.
7. Respetar y cumplir los Estatutos y Reglamentos, Declaración de doctrina y Declaración de
fundamentos de la IEP.
8. Referente a los casos de familiares: No podrán haber más de dos cargos ocupados en el
Consistorio por miembros consanguíneos que sean familiares directos e indirectos de una misma
familia, con la excepción que en el caso de congregaciones pequeñas donde no haya más
candidatos, entonces si se permita. Este principio será aplicado a todas las instancias de la IEP
(Modficación aprobado en la Asamblea de Carhuamayo Ene-10)

Artículo 21º. Elección de Ancianos


1. Período de Elección
Los ancianos son elegidos por un periodo gubernativo bienal
2. Los que son elegibles:
a. Los Ancianos Gobernantes cesantes del periodo por terminar, propuestos por la Iglesia o el
consistorio.
b. Los que la congregación proponga de los Ancianos Ordenados y/o de sus miembros.
c. Los propuestos por el Consistorio de entre los Ancianos Ordenados y/o miembros de la
Iglesia.
3. Anuncio de elecciones
Con 30 días de anticipación a la fecha para las elecciones de Ancianos, el consistorio anunciará
del púlpito la fecha y hora para la Asamblea de elecciones, e invitando a la congregación a
presentar por carta sus propuestas para ancianos.
4. Forma de proponer candidatos para Ancianos
Los candidatos a Ancianos serán propuestos formalmente por dos o más, miembros bautizados
en plena comunión, presentándolo por carta sus nombres y firmado dicha carta por 2 o más
proponentes, previa consulta personal con el candidato y éste haya aceptado su proposición.
5. Aprobados por mayoría del Consistorio
Todo propuesto para candidato a Anciano requiere el apoyo de una mayoría del Consistorio para
figurar en la lista oficial de candidatos. Ninguna proposición será desestimada sin haber razones
justificables, quedando los proponentes con derecho de saberlas (salvo que sean confidenciales)
6. Anuncio de Candidatos y Objeciones:
Dos domingos antes de la fecha de las elecciones se leerá la lista provisional de los candidatos,
y se exhortará a la congregación a que oren por los candidatos. Si algún miembro tuviera alguna
objeción contra algún candidato, deberá hacerla saber al Consistorio y presentando sus
objeciones fundamentadas por escrito durante la semana que sigue, consignando los nombres
de dos o tres testigos adicionales, salvo que la objeción sea de parte de la esposa o familiar
directo.
7. Serán entrevistados por el Consistorio
La última semana antes de las elecciones se reunirá el Consistorio para considerar los nombres
y preparar la lista final.
No se aceptarán más proposiciones después de esta reunión.
El Consistorio se entrevistará con todos los candidatos y debe estar satisfecho que todos ellos
entiendan los requisitos bíblicos para ser Anciano, y que a su juicio reúnen las condiciones
requeridas para ser Anciano, y que están dispuestos a servir con conciencia y seriedad.
8. Anuncio de fecha de elección
El domingo antes de la cita, se repetirá el anuncio de la fecha y hora de las Elecciones, y se leerá
la lista final de candidatos, exhortando a que todos oren por ellos y por la dirección del Espíritu
Santo en la elección.
9. Votación
Se efectuará la elección en asamblea de iglesia convocada para este acto. El Presidente del
Consistorio anunciará el número de integrantes a elegir, la Asamblea ratificará o modificará la
propuesta. Luego se procederá a la votación que será en forma secreta. Gozarán de voto
solamente los miembros bautizados en plena comunión.
Ningún miembro debe votar por un candidato a menos que le tenga por idóneo, no
necesariamente tiene que poner tantos nombres como el número de vacantes especificados, a
menos que encuentre tal número de aptos entre los candidatos, según su libre criterio y
conciencia, puede poner menos o ninguno. El Presidente debe aclarar este principio para que la
elección sea justa y verdadera.
10. En caso de no haber mayoría
Se procederá de la siguiente manera:
a. Ningún anciano puede ser elegido por voluntad de una minoría. En primera votación los
candidatos deben obtener los dos tercios del número de votos emitidos.
b. Sólo con los candidatos que obtuvieron la mitad más uno de los votos emitidos, se procederá
a una segunda votación y de igual forma que en la primera, para ser elegibles deberán de
obtener los 2/3 del número de votos emitidos
c. Si en segunda votación no se alcanzara los dos tercios, se procederá a una tercera y última
votación con los candidatos que obtuvieran la más alta votación de votos emitidos, de no
alcanzar los 2/3 se cierra las elecciones.
d. En caso de no alcanzar el número requerido para conformar un Consistorio, se convocará
a elecciones complementarias con nuevos candidatos.
e. ¿Cómo hallar los Dos tercios?: Consideremos el siguiente ejemplo

11. Objeciones
Si dos o más miembros tienen por qué objetar algún nombramiento, comunicarán al Consistorio por
escrito su parecer con sus razones. Si el Consistorio no hace caso y ellos creen importante su
objeción, o si más tarde se produce seria disconformidad con una elección hecha, por razones antes
manifestadas al Consistorio y desmentidas por él, los disconformes pueden elevar su causa con las
razones en forma de Queja al Presbiterio. Se entiende que si sus motivos son indignos o de mala fe,
los quejosos se exponen a censura eclesiástica.

Artículo 22º. Instalación y Ordenación de Ancianos:


Los ancianos electos serán instalados en sus cargos en el primer domingo después de las elecciones
por el Pastor, sino lo hubiere estará a cargo del Presidente del Consistorio.

Artículo 23º. Procedimientos para la Ordenación de Anciano


1. El consistorio solicitará la ordenación de Anciano, previa presentación de un informe de los
candidatos ante la Asamblea Presbiteral.
2. El Consistorio evaluará a los candidatos a la Ordenación sobre Declaración de fe, Declaración de
Fundamentos y respeto al orden eclesial.
3. Ser mayor de 18 años y haber cumplido los requisitos establecidos para ser Anciano (los menores
de edad carecen de responsabilidad civil)
4. Haberse desempeñado durante dos años previos como Anciano gobernante.
5. La ordenación se hará en la iglesia de procedencia del Anciano a ordenar por el presidente del
presbiterio
6. En la ceremonia de ordenación el presidente del presbiterio deberá:
a. Leerle los deberes del Anciano, el cual será aceptado públicamente.
b. Enfatizar su compromiso denominacional con la IEP, su Declaración de Fe, Declaración de
fundamentos y el respeto al orden eclesial.
c. Firmar públicamente su compromiso de anciano ordenado de la IEP.
d. El acto de ordenación es una liturgia especial y comprende una invocación a la congregación,
una reflexión bíblica específica al acto, el compromiso del ordenado, una oración de
consagración a cargo del presidente del presbiterio, para la cual invitará a los ministros de la
congregación y demás ancianos ordenados de la misma, para imposición de manos mientras
dure la oración (el ordenado deberá estar de rodillas) Hch. 6:6
e. Finalizada la oración el presidente le dará la mano en señal de admisión y le entregará su
certificado de Anciano Ordenado. Seguidamente recibirá el saludo de los que le impusieron
las manos.
CAPITULO V
EL DIACONADO: CUERPO DE DIACONOS

Artículo 24º. Definición


El diaconado está integrado por creyentes fieles, hombres y mujeres, elegidos en asamblea de la
Iglesia y consagrados, para apoyar sus diversos ministerios, labor que realizan en coordinación con
el Consistorio (Fil. 1.1; Ro. 16.1; 1Tim.3.11; Hch. 6:1-6).

Artículo 25º. Composición


El número de diáconos y diaconizas será según lo requieran las circunstancias y necesidades de la
Congregación a sugerencia del Consistorio.

Artículo 26º. Requisitos


Debe ser irreprensible, esposo de una sola esposa, debe ser, sobrio, prudente, decoroso,
hospedador, apto para enseñar, no dado a bebida alcohólica, no debe ser pendenciero, no codicioso
de ganancias deshonestas, no avaro, por lo contrario debe ser amable, apacible, que gobierne bien
su hogar, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad, no debe ser un nuevo o inmaduro
en la fe, finalmente debe tener buen testimonio de los de afuera (1Ti. 3:8-13)
Además debe ser mayor de edad y miembro en plena comunión, debe ser aprobado por poseer
madurez espiritual, llevar una vida ejemplar, asimismo, tener 3 años congregando
ininterrumpidamente desde su bautismo.

Artículo 27º. Deberes


1. Velar y administrar por las necesidades físicas, materiales y espirituales de la Congregación
(Hch.6:1-7)
2. Velar por el decoro y orden en el templo.
3. Recoger las ofrendas.
4. Nombrar equipos de apoyo (ujieres, limpieza y otros)
5. Promover la ayuda a los hermanos necesitados y ministros del Señor (Rm. 16.1-2; Gal. 6:9-10)
6. Contribuir al desarrollo de los ministerios con el apoyo de la Iglesia.

Artículo 28º. Tareas:


1. Tarea pastoral
Desarrolla actividades pastorales encargadas y de visitación a los miembros de la Congregación,
fomentando la comunión, unidad y cooperación.
Los diáconos que tengan el don apropiado, podrán ejercer el ministerio de la Palabra, igual que los
ancianos (Hch.6:8-15; Hch.8::5-13).
Los Diáconos y las Diaconisas que tienen el don de enseñanza podrán ejercer su don (Ro. 12. 7 b),
para la edificación del cuerpo de Cristo.
2. Tarea administrativa
Los diáconos y diaconisas, tienen a su cargo los asuntos de la administración de los bienes de la
Iglesia.
Se relaciona en forma práctica y material con la vida y actividades de la iglesia.( Hch. 6:1-7)
3. Tarea diaconal
Tanto los diáconos como las diaconisas, dirigen la actividad caritativa o benéfica(Rom.16:2) y de la
ayuda mutua (Heb.13:16) de la iglesia. Estas actividades serán dirigidas hacia los miembros de la
Congregación y hacia la comunidad circundante.

Artículo 29º. Su Organización:


Los diáconos y diaconisas nombran su directiva y su presidente supervisará el trabajo de todos,
siendo el primero en dar ejemplo, y mantendrá contacto con el Pastor y el Consistorio. Puede pedir
una reunión de toda su directiva con el Consistorio para que haya mayor coordinación de su labor.

Artículo 30º. Sus Cargos


Los cargos a elegirse por principio serán: Presidente, secretario y tesorero.
En su primera reunión ordinaria, después de las elecciones, el diaconado determinará los cargos
internos por elección. El Pastor o el Presidente del Consistorio dirigirá esta reunión.

Artículo 31º. Funciones por cargos


1. Del Presidente
El Presidente presidirá las sesiones del cuerpo de diáconos y lo representará.
2. Del Secretario
a. Mantener al día los acuerdos del diaconado en el libro de actas.
b. Tener un directorio de los miembros de la Congregación por oficios y profesiones.
c. Mantener al día y en orden el libro de inventario de bienes.
3. Del Tesorero
El Tesorero juntamente con los demás miembros del diaconado promoverá la recaudación de
fondos, alimentos, medicina, ropa, etc. para los necesitados de la Iglesia y de los menesterosos
de la comunidad.

Artículo 32º. De sus Sesiones


En la primera reunión establecerán la frecuencia de las sesiones ordinarias; y las sesiones
extraordinarias se llevará acabo de acuerdo a las necesidades que se presenten.

Artículo 33º. Elección


Se seguirá el mismo procedimiento como para la elección de ancianos. El número de diáconos y
diaconisas será fijado por acuerdo de la Asamblea de la Iglesia a recomendación del Consistorio,
teniendo en cuenta los candidatos disponibles en vista de los requisitos para este cargo y la variedad
de trabajos que deben ser atendidos.

Artículo 34º. Ordenación e instalación


Los diáconos electos serán ordenados e instalados por el Pastor, si no hubiere estará a cargo del
Presidente del Consistorio (Hch. 6:1-6)
Artículo 35º. Caso de incumplimiento de deberes
El Diácono o Diaconisa que se halla imposibilitado, por cualquier motivo, de seguir cumpliendo
puntualmente con su cargo debe renunciar ante el Consistorio.
En caso de que no renuncie el Consistorio actuará de oficio para que él o ella sea amonestado y, si
no se corrige la falta, será relevado de su cargo. En tal caso será reemplazado si así exige el trabajo.

CAPITULO VI
DE LOS DEPARTAMENTOS Y COMISIONES

Artículo 36º. Departamentos, Comisiones e Informe al Consistorio


1. Los Departamentos: Definición
Son dependencias organizadas dentro de la Iglesia que desarrollan actividades para sectores
homogéneos de la Congregación, para desarrollar una obra adaptada a sus necesidades
particulares. Siendo cada Departamento es parte de la Iglesia, es necesario tener cuidado que
ninguno llegue a tener exclusiva importancia en el concepto de sus miembros, para evitar el peligro
de la fragmentación de la Iglesia o la prevalencia sobre los otros cuerpos.
2. Los Departamentos son:
a. Liga Femenina
b. Sociedad de Esfuerzo Cristiano
c. Educación Teológica
d. Y cualquier otra que de la iglesia establezca para tener reuniones y actividades propios de su
sector.

Artículo 37º. Liga Femenina (LIF)


Es el Departamento Femenil que trabaja por las necesidades espirituales y materiales de las mujeres
de la Iglesia Local y de la comunidad en coordinación y sujeción al Consistorio. Su forma de elección,
composición, funciones, trabajo y desarrollo se encuentra establecido en su Reglamento Interno.

Artículo 38º. Sociedad de Esfuerzos Cristianos (SEC)


Es el Departamento Juvenil que trabaja las necesidades espirituales y materiales de los adolescentes
y jóvenes de la Iglesia Local y de la comunidad en coordinación y sujeción al Consistorio.

Artículo 39º. Educación Teológica


El Departamento de Educación Teológica Eclesial, es el responsable de la preparación Bíblica y
Teológica de los miembros y líderes en general de la Iglesia Local.
Desarrolla su trabajo educativo sustentado en el Currículo Nacional de la Iglesia, y utilizando los
materiales educativos elaborados por el Departamento Nacional de Educación Teológica.
Tiene como tarea principal Organizar, Administrar y Supervisar a la Escuela Bíblica y Escuela
Dominical de la Iglesia; asimismo, desarrollar eventos y tareas educativas para la Iglesia Local.
Su forma de elección, composición, funciones, trabajo y desarrollo se encuentra establecido en su
Reglamento Interno.
1. Su nombramiento
Está compuesto por no menos de 3 miembros, nombrados por la Asamblea de la Iglesia local.
El requisito es tener como mínimo Certificado en Teología y experiencia en la enseñanza.
2. Su directiva
La persona que haya obtenido la mayor votación será la encargada de convocar a la primera sesión
para organizar la junta directiva.
La directiva estará conformada por: Presidente, Secretario y Tesorero.
3. El quórum
La mayoría simple de sus miembros.

Su forma de elección, composición, funciones, trabajo y desarrollo se encuentra establecido en su


Reglamento Interno.

Artículo 40º. Otros Departamentos


Los otros Departamentos que fueren establecidos por la Asamblea de la Iglesia local, tanto su
composición y funciones serán determinados por el Consistorio.

Artículo 41º. Las Comisiones:


La Iglesia local puede organizar Comisiones de acuerdo a su necesidad y demanda, y nombrar a sus
integrantes en una Asamblea.

Artículo 42º. De los Informes al Consistorio


Los Departamentos y Comisiones entregarán al Consistorio un informe Trimestral de las actividades
realizadas, junto con su estado de cuentas.

CAPITULO VII
DE LOS MIEMBROS
Forma de Admisión, Obligaciones, Derechos, Retiro, Causales de Exclusión y Reincorporación de
un Miembro

Artículo 43º. Admisión de los miembros


1. Por Bautismo
Para ser miembro de la iglesia local es indispensable que la persona acepte a Cristo como Señor y
Salvador, dé pruebas de su regeneración y sea bautizado en agua por inmersión. Dios conoce a los
suyos y es preciso que la Iglesia los conozca a su vez.
Mat. 28.19; Hch. 2.38; Hch. 2.41; Hch. 8:12; Hch. 8:36-38; Hch. 9:18; Hch.16:14-15; Hch.18:8;
Hch.19:4-5.
2. Por Transferencia
Se recibirá nuevos miembros por carta de transferencia, al trasladar su residencia a otro lugar, por
motivos de estudios, trabajo o ministerio.
a. La Iglesia local recibirá como miembro al que proceda de otra congregación de la IEP y que traiga
carta de transferencia actualizada cuyo contenido certifique que es miembro bautizado y en
plena comunión. El Consistorio no podrá denegar tal Transferencia (Ro.16:1-2, Fil.2:25-29).
b. Mientras el Consistorio no tenga en sus manos la carta de transferencia, el miembro sigue sujeto
a la jurisdicción del primer Consistorio o iglesia para cualquier caso y sin derecho a voz y voto en
la nueva iglesia, ni el ejercicio de ningún cargo. Al recibir la carta el Consistorio, notificará al
primer Consistorio de su llegada y aceptación para que borre el nombre del miembro de su lista.
c. La Iglesia local podrá recibir como miembro al que proceda de otra Congregación Evangélica,
que traiga carta de Transferencia actualizada, cuyo contenido certifique que es miembro en
plena comunión, y satisfaga al Consistorio referente a los mismos requisitos que se exigen para
los bautizados en cuanto a su fe, conducta y acepte los Fundamentos, la Declaración de Fe, el
Estatuto, los Reglamentos, la práctica cultual de la IEP y firme el voto de miembro.
d. Al trasladar su residencia un miembro de la IEP a otro lugar, o decida por voluntad propia
trasladar su membresía a otra congregación o denominación que él elija, debe solicitar Carta de
Transferencia de su Consistorio, y lo presentará lo antes posible a la iglesia en la que fijará su
membresía. En caso de no haberse cumplido este requisito, la Junta Directiva de la congregación
donde esté asistiendo, solicitará dicha carta y cualquier otro dato pertinente a la congregación
de su procedencia, quien estará en la obligación de responder, en caso de no tener respuesta
en tres meses, la Iglesia solicitante lo recibirá como miembro sin mas trámites.
e. No se puede ser miembro de una iglesia donde ya no asiste. Si vuelve a trasladarse al primer
lugar, u a otro, pedirá el trámite de transferencia de nuevo.

Artículo 44º. Obligaciones de los miembros


Además de las obligaciones descritas en el Artículo 65 del Estatuto son:
1. Estudiar las Sagradas Escrituras de forma permanente (Jn. 5.39); guardarse del mal y del error
(1P.3.11), crecer en la gracia y conocimiento de su Señor y Salvador (2P. 3.18).
2. Asistir con regularidad a los cultos o servicios de la iglesia. (He. 10.25)
3. Participar en la obra de evangelización (Mar. 16.15; Hch. 1.8; Hch. 8.4; Prov. 11.30). y
discipulado (Mt. 28:19-20)
4. Aportar sus diezmos y ofrendas a la Iglesia local (Mal. 3.8-10; Dt. 16.17; Amós 4.5; 2 Co. 9.7).
5. Cumplir con las disposiciones del Estatuto, la Declaración de Doctrina, Declaración de
Fundamentos, Reglamentos y los acuerdos que aprueben los organismos competentes.
6. Participar activamente en el desarrollo de todas las actividades que promueva la Iglesia
Evangélica Peruana en sus diversas instancias.
7. Mantener una vida digna de acuerdo a las enseñanzas del Señor Jesucristo (Mt. 5:13-16; 1Jn.2:6;
1P.2:21).
8. Mantener la unidad de la Iglesia y amar la compañía de los creyentes y ( Jn.17; Ef. 4:3-6;
1Co.1:10; Sal. 133:1).
9. Someterse a la forma del culto y liturgia, gobierno y disciplina que practica la Iglesia Evangélica
Peruana..
10. Honrar (1 Tes. 5.12-13), respetar (He. 13.17) y contribuir para el sostenimiento de los Ministros
Eclesiásticos.
11. Amonestarse los unos con los otros (He. 3:12-13; Ro. 15:14), que se edifiquen y animen
mutuamente (1Ts. 5:11) soportándose y perdonándose mutuamente (Col 3:13; Ef. 4:32)
confesando nuestras ofensas y orando unos por otros (Stg. 5:16) sirviendo en amor unos con
otros (Gál. 5:13)

Artículo 45º. Derechos de los Miembros


Además de los descritos en el Artículo. 66 del Estatuto, son:
1. Recibir la enseñanza de la Palabra de Dios y ser ayudado en la vida espiritual (1Co. 14.26-31;
Hch. 15; 1Ts. 4.18; 1Ts. 5.11; Ro. 15.14; 1P. 4.10; Gál. 6:9-10).
2. Participar de la Cena del Señor, si está en plena comunión (1Co. 11.17-32).
3. Si tiene idoneidad, formación y madurez en la Palabra de Dios, puede ser candidato para ocupar
cargos administrativos en la Congregación (Hch. 6.1-6).

Artículo 46º. Pérdida de Membresía:


1. Por Retiro voluntario de la comunión de la Iglesia
Un miembro o conjunto de miembros sólo puede legítimamente disentir de los demás,
derivando su opinión de principios bíblicos y no debe separarse por tal motivo sino después de
buscar todos los medios de reconciliación o transacción. No debe salir ligeramente, sino como
último recurso y por razones de conciencia, habiéndose llegado a la concordia inasequible.
2. Por exclusión o excomunión de Membresía
a. Las causales de exclusión de membresía serán por incumplir en forma contumaz los
principios bíblicos, La Declaración de Doctrina y los Fundamentos de la Iglesia Evangélica
Peruana.
b. Por promover doctrinas y prácticas heréticas en el culto.
c. Por inasistencia injustificada, según al Artículo 63 del Estatuto, por más de un año, quedando
exceptuados los siguientes: causa mental, física agravada o privación de la libertad.
d. Violación agravada a la legislación peruana.
e. Estas causales son aplicables previo proceso disciplinario, según lo establecido en el capítulo
correspondiente sobre Administración de Justicia.

Artículo 47º. Reincorporación de un miembro retirado y excluido


1. Retirado:
Un miembro que se haya retirado voluntariamente de la Congregación, por un tiempo y vuelve,
explicará sus razones de alejamiento y estará en observación por el consistorio y, si demuestra
humildad, mansedumbre, asiste a las reuniones, respeta al gobierno y la liturgia de la Iglesia será
reincorporado a la comunión.
2. Excluido:
Al reincorporar a un expulsado de la comunión, la Iglesia cree que el ofensor ha buscado y ha
recibido el perdón divino. Sobre esta base la Iglesia lo consuela y demuestra su amor y en tal sentido
se le recibe en la comunión de la iglesia. Su procedimiento se encuentra normado en la parte
correspondiente sobre de administración de Justicia (2Cor. 2:5-11)

CAPITULO VIII
CULTO
Definición, Reuniones, Sacramentos, Oficios y El Manual de Ministro

Artículo 48º. Definición


La Iglesia Evangélica Peruana rinde culto de adoración al trino Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo,
quien es soberano, santo, justo, misericordioso, y por lo tanto, no rinde culto ni venera a ninguna
criatura, imagen u otras cosas hechas por los hombres ni elementos de la naturaleza.
Artículo 49º. Cultos o Servicios
La Iglesia Evangélica Peruana tiene establecido diferentes cultos oficiales, los cuales tienen como
finalidad contribuir a la edificación del creyente.
1. Adoración y edificación congregacional
Este culto se desarrolla el primer día de la semana y su propósito es: Adorar y dar acciones de gracias
por las bendiciones recibidas y expresan su adoración a través de los cantos, la predicación y las
oraciones comunitarias con suma reverencia. En este culto también el creyente busca ser
alimentado por la Palabra de Dios para su crecimiento y fortalecimiento espiritual, y demás áreas
de su vida.
(Rm. 12.1; Efes. 5.20, Sal. 95.6; Jn. 5.24).
2. Evangelización
Es el culto preparado cuidadosamente para la proclamación del Evangelio a los inconversos y se
efectúa de acuerdo a la programación de la Iglesia.
(1 Ped. 2.9-10; Hech. 1.8; 2 Tim. 4.5).
3. Estudio Bíblico
Este culto tiene por finalidad ofrecer cursos de estudio sistemático de las Sagradas Escrituras para
todo creyente en Cristo.
Las reuniones para estudios bíblicos se prestan a mucha variedad en su tema, su método y su forma.
Es distinta a cualquier otra reunión de la Iglesia.
4. Oración
Este culto promueve la oración comunitaria, para que todo creyente encuentre en la presencia de
Dios y en la compañía de otros creyentes, el fortalecimiento espiritual (Hch. 1.14).
En la reunión de oración cada uno puede rendir a Dios las gracias por favores recibidos, y presentarle
sus peticiones, de acuerdo con la promesa de nuestro Señor (Mat. 18.19, 20).
La Iglesia reconoce la variedad de oraciones, tales como: de Intercesión (Ex. 32.31-32, 1 Tim. 2.1-
4), de acciones de gracias (Sal. 75.1; Ef. 5.20), confesión, plegarias, etc.
5. Departamentos
Los Departamentos, celebran sus reuniones litúrgicas de acuerdo a su propia programación. Estas
celebraciones no deben interferir ni suplantar a los cultos oficiales.

Artículo 50º. Los Sacramentos:


Son dos los Sacramentos u Ordenanzas instituidas por el Señor Jesucristo y practicados por las
iglesias en obediencia a Él
Los Sacramentos u Ordenanzas son:
1. El Bautismo.
2. La Cena del Señor:

Artículo 51º. El Bautismo


El Bautismo es un paso de obediencia al Señor, de las personas que ya han profesado su decisión de
Fe y por lo tanto gozan de la Salvación otorgada por nuestro Señor Jesucristo.
1. Solicitud
Para ser bautizado, un nuevo creyente, debe solicitarlo al Consistorio, quien iniciará a favor del
solicitante un curso especial de Instrucción para Catecúmenos por un periodo mínimo de tres
meses, dictado por el Pastor u otro anciano competente. En casos excepcionales, bastará reiterar
los fundamentos de la fe para facilitar el examen y aclarar la realidad de la conversión del profeso
creyente.
a. Lo esencial es asegurar que sea convertido, y que tenga la instrucción necesaria para saber por
qué es salvo, para crecer en la gracia y el conocimiento de Jesucristo, y para cumplir sus deberes
como miembro de la iglesia. Al final del curso pasará una entrevista con el Consistorio para
reiterar los fundamentos de la fe y responderá por escrito las respuestas del cuestionario.
b. La confesión de fe del nuevo creyente debe estar de acuerdo con la Palabra de Dios, y su vida y
testimonio en conformidad con la fe. También su comprensión de las doctrinas y los
sacramentos de la iglesia enseñadas en el curso (Mt.28: 19-20; Hch.2:42; Hch. 8: 37-38).
2. Requisitos
a. El consistorio elaborará un cuestionario en el cual el candidato responderá por escrito a las
preguntas. Si se usa el manual del Nivel Básico, las preguntas están indicadas al final del
curso. En caso de un analfabeto, un miembro del consistorio le hará las preguntas aclarando
su significado y llenará el cuestionario de acuerdo a las respuestas.
b. Satisfacer al Consistorio en cuanto a su confesión de fe de acuerdo con la Palabra de Dios y
la conformidad de su vida y testimonio a esta confesión. También su comprensión de las
doctrinas y los sacramentos de la Iglesia enseñadas en los cursos: Instrucción para
Catecúmenos y el Manual Básico, Mt.28: 19-20; Hch.2:42.
c. La aprobación de un candidato requiere una mayoría de dos tercios de los miembros del
Consistorio que estén presentes para el examen.
3. El Servicio de Bautismo
En caso que la Iglesia tenga Pastor, éste ministrará el Bautismo, de no tenerlo, lo hará el
Presidente u otro anciano gobernante designado por el Consistorio.
El que ministra nombrará de entre los diáconos los que tomarán parte con él. El Ministro hará una
breve disertación sobre el bautismo en el templo o al lado del agua. Es importante, especialmente
en público, explicar la doctrina bíblica del bautismo y combatir toda idea de regeneración bautismal.
4. La ceremonia del Bautismo
a. La ceremonia del bautismo se llevará a cabo en el lugar más conveniente. El modo será por
inmersión y cada persona será bautizada en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu
Santo, conforme a las Escrituras.
b. Se dará oportunidad a que cada candidato exprese en breves palabras su testimonio y la
razón de su determinación de dar este paso. Siendo un acto público es necesario tener
cuidado por el decoro, el orden y la solemnidad de la ceremonia.
c. Caso de Excepción: En caso excepcional de invalidez, enfermedad grave terminales o su
avanzada edad le impida a un creyente la inmersión será bautizado por otro similar, previa
aprobación del Consistorio; y será admitido sin más requisito a la comunión de la iglesia.
5. Recepción en la Comunión
a. Los recién bautizados asistirán a la primera reunión de la Cena del Señor después de su
bautismo.
b. El presidente del Consistorio o su representante, leerá en voz alta el voto de miembro y el
nuevo miembro declarará públicamente su aceptación. Seguidamente los nuevos miembros
leerán el Credo Apostólico.
c. Luego pasará a firmar el voto de miembro por duplicado. Se guardará un ejemplar en el
archivo de la iglesia y se entregará el otro al firmante. Enseguida procederá a participar de
la Cena del Señor.

Artículo 52º. La Cena del Señor


La Cena del Señor es el privilegio que tiene el creyente de participar de la comunión de los santos,
por lo cual los que participen deberán estar en plena comunión con Dios y con la iglesia local. La
iglesia celebra la Cena del Señor de la manera que el Señor Jesucristo la instituyó, en
conmemoración de su sacrificio en la cruz.
1. El que Preside la Ceremonia:
Presidirá la Cena del Señor, el pastor de la iglesia, o el presidente del Consistorio u otro anciano
gobernante que se designe.
El que presida la Cena del Señor, lo hará acompañado por dos o más ancianos y asistido por los
diáconos para distribuir los elementos.
2. Elementos de la Cena del Señor:
Son elementos para la celebración la Cena del Señor: el Pan y el Vino, los cuales luego de ser
bendecidos por el que preside, serán distribuidos entre todos los miembros en plena comunión.
Esta celebración será por lo menos una vez al mes y también en ocasiones especiales.
Mat. 26:26-29; Luc. 22:14-20; Hch 2:46; 1Cor 10:16-17;
1Cor 11:23-24

Artículo 53º. Oficios Religiosos


Además de otros servicios litúrgicos, la Iglesia Evangélica Peruana, reconoce y practica los
siguientes:
1. Presentación de Niños
El Pastor y/o Presidente del consistorio u otro anciano gobernante dirigirá el acto de
Presentación de los niños, explicando que los padres se comprometen ante Dios y la iglesia que lo
formarán en la disciplina, amonestación del Señor, e instrucción de su Palabra, y que piden su ayuda
a Dios para hacerlo. No es una virtud que el ministro imparte, sino un compromiso que los padres
hacen. La iglesia se compromete mediante este acto a interceder y apoyar a la familia del niño en el
conocimiento de la Palabra de Dios para su crecimiento espiritual y el fortalecimiento en las demás
áreas de su vida.
Gen. 17:19; Deut.6:7; Prov. 3:11; Prov. 22:6; Ef. 6:4; 2Tim. 3:15
(Sal. 127. 3) (Mar. 10.13-16).
2. La Bendición Matrimonial
a. El Consistorio atenderá toda solicitud de aquellas parejas que hayan decidido bendecir su
matrimonio en la Iglesia.
b. Previamente serán capacitados por el consistorio mediante un curso de “Preparación
Matrimonial” (pareja nueva) o "Valoración Matrimonial" (parejas unidas de tiempo).
c. En caso de convivencia mixta, es decir, él o ella no es creyente, el consistorio impartirá la
Bendición Matrimonial previa evaluación, siempre y cuando el “no creyente” esté de
acuerdo. (1Co. 7:13)
d. Para la realización de la Ceremonia Eclesiástica se deberá haber cumplido primero con el
Matrimonio Civil en la municipalidad respectiva.
3. Acción de gracias
El culto de acción de gracias es celebrado por las manifestaciones de Dios a favor de sus hijos.
Se realiza en reconocimiento del amor y bondad de Dios hacia su pueblo.
4. Unción de enfermos
Las Sagradas Escrituras nos enseña, en el caso que un creyente se enferme, los pasos que se
deben de tomar (Stg. 5.14).
Los Ancianos al estar al lado del enfermo, han de orar extendiendo sus manos sobre el enfermo y
han de ungirle con aceite en el nombre del Señor. Y los efectos de la oración de fe y la unción se
detalla en (Stg. 5.15).
5. Defunciones
Es difícil trazar pautas que sean adecuadas para todos los funerales. El ministro tiene que
adaptar el servicio a las circunstancias de cada caso.
Es un momento para dar a conocer la gloria del Evangelio, llamar a los presentes a tomar conciencia
de su necesidad de Jesucristo, instar a los creyentes a seguir fielmente al Señor, y consolar a los
familiares con la Palabra de Dios.
Este tipo de servicios, no es para interceder por el difunto, sino es un culto de acción de gracias, en
ocasiones muy especiales y tiene como finalidad de resaltar el testimonio cristiano, con el fin de
evangelizar y de compromiso con la Palabra y Reino de Dios de la persona fallecida tiempo atrás.
6. El Manual de Ministro
Todos los procedimientos para las diferentes cultos se encuentran establecidos en el Manual del
Ministro de la IEP.

CAPITULO IX
ASUNTOS FINANCIEROS

Artículo 54º. Movimiento económico de la Iglesia


1. Presupuesto
El movimiento económico de la Iglesia se determina a través de un presupuesto aprobado en
Asamblea de Iglesia, en la cual se detallarán los ingresos que se esperan obtener y los gastos que se
esperan efectuar. En el presupuesto se determinará en forma obligatoria la partida correspondiente
para: La Asamblea Nacional, Sínodo y Presbiterio.
El Presupuesto debe incluir además las siguientes partidas: servicios, arbitrios, mantenimiento del
templo, sueldo para el Pastor si tuviera, ofrendas para Pastores que les apoyen o visiten, apoyo
económico para ayudar a los necesitados, mayormente de los miembros y adherentes; otros
destinados a fines determinados, como adquirir terreno o una propiedad, construir un templo o
ampliarlo, muebles, equipos, campañas, etc.
En el detalle de los ingresos se deberán considerar los aportes por diezmos, ofrendas, primicias y
donaciones de los miembros o de entidades públicas o privadas siempre que no condicionen los
principios bíblicos y las normas de prácticas de la IEP.
Ex. 25:2; 35:29; 36:2-7; Deut. 16:16-17; 1Cor 9:6-9; Prov. 3:9; 11:24; Mal. 3:8; Mat.
6.3; Luc. 21:1-4; Hech. 5:1-11;
1Cor 16:1-4; 2Cor 8:1-9 y 9:7; Gál 2:10, 6:10; 1Tim 6:6-10.
2. Fondos Especiales
La Iglesia en la aprobación de su presupuesto puede incluir la creación de un Fondo especial
para ser invertido exclusivamente en el proyecto para el cual es creado, siendo este fondo
intangible.
Este fondo ha de ser acumulado y ahorrado por un tiempo en una cuenta bancaria de ahorros
abierta para ese fin.
3. Usos del dinero de la Iglesia
Los Fondos de la iglesia no pueden ser prestados a individuos; solamente se podrán hacer
préstamos a otras Iglesias locales, previa aprobación de ambas congregaciones y el consentimiento
del Presbiterio.

CAPITULO X
CONGREGACIONES NACIENTES
Definición, Directiva, Situación, Constitución, Adherentes que desean bautizarse, Vigilancia del
Presbiterio o Junta Presbiteral, Informe al Presbiterio y Normas para elevar un Grupo a Comité y
un Comité a una Congregación con Consistorio

Artículo 55º. Definición y Composición:


Una Congregación naciente es aquella que está compuesta mayormente de adherentes, sin
suficientes bautizados para constituir una Iglesia con su Consistorio, o sin miembros idóneos para
elegir Ancianos.
Las Asambleas, gobierno y trabajo eclesiástico de una Congregación naciente, se regirá en lo que
sea pertinente como una Iglesia con Consistorio.

Artículo 56º. Directiva de una Congregación naciente


La Congregación naciente es gobernada por una directiva de tres o más creyentes de buen
testimonio tanto en la iglesia como en la comunidad, quienes son elegidos anualmente. Tanto
adherentes como bautizados son elegibles y todos ellos son reelegibles las veces que se desee.
A esta Directiva se le denomina Comité y es elegida en Asamblea con el voto de la mitad más uno
de los asistentes. Los cargos a elegir será el de Presidente, Secretario y Tesorero. La Directiva
funcionará como un Consistorio en lo que sea posible.

Artículo 57º. Situación de una Congregación naciente es Provisional


Las Iglesias nacientes deben tener presente que su condición es provisional y no deben permanecer
así indefinidamente. Con la instrucción debida y por la obra del Espíritu Santo, los creyentes deben
crecer en el conocimiento del Señor y aumentar de número, de modo que pronto llegue a
organizarse como Iglesia con sus ancianos respectivos.
Artículo 58º. Constitución de la Iglesia Naciente
Una Iglesia naciente debe constituirse con el conocimiento y apoyo de una iglesia local o del
Presbiterio y sujeto a las indicaciones de éste. Al constituirse por primera vez puede ser organizado
de las siguientes maneras:
1. En el caso de formación espontánea, podrá ser elegido su directiva por los mismos adherentes
de la Iglesia naciente.
2. Si se ha formado una Iglesia Naciente como resultado de la labor de un Pastor o predicador, la
primera directiva será designada por éste. El año siguiente realizará su propia elección.
3. Si este Grupo ha sido formado por la labor misionera de una iglesia local u otra instancia, será
esta la que conforme la primera directiva.

Artículo 59º. Adherentes que desean bautizarse


Al solicitar los adherentes de una Iglesia naciente el bautismo, el Presbiterio o Junta Presbiteral, será
responsable por todos los preparativos hasta la ceremonia misma.

Artículo 60º. Relación con del Presbiterio.


Según su número y ubicación, las Iglesias nacientes serán vigiladas por el Presbiterio o una iglesia
local. En ambos casos las Iglesias nacientes deben enviar cada una un delegado (que será el
Presidente de Iglesia) a las reuniones del Presbiterio donde gozará de voz y voto, pero no podrá ser
elegido para ningún cargo presbiteral, salvo que sea un Pastor Ordenado o Predicador Licenciado
de experiencia.

Artículo 61º. Informe al Presbiterio sobre Iglesia Naciente.


Compete al Consistorio informar al Presbiterio de cualquier obra establecida por la Congregación o
algunos miembros fuera de los confines de la Iglesia, sea un nuevo centro de predicación o una
avanzada a un nuevo campo, etc., para que el Presbiterio pueda ofrecer su apoyo en oración y
consejo.
En el caso de una Iglesia naciente con su directiva electa o la organización de un nuevo Consistorio,
pedirá reconocimiento presbiteral para que sea tenido en cuenta en su administración y vigilancia.

Artículo 62º. Normas para elevar una Congregación Naciente a Iglesia con Consistorio:
1. Para que una iglesia Naciente sea elevada a la categoría de Consistorio debe cumplir las
siguientes exigencias:
a. En Capital de Departamento: 70 miembros bautizados como mínimo.
b. En capital provincial o distrital: 35 miembros bautizados como mínimo.
c. En distrito rural: 20 miembros bautizados como mínimo.
2. Para que una Congregación Naciente tenga un Comité, debe reunir los siguientes requisitos:
a. En distrito urbano: 20 miembros bautizados.
b. en distrito y/o zonas rurales: 10 miembros bautizados.
CAPITULO XI
RELACIÓNES CON INSTANCIAS SUPERIORES

Artículo 63º. Con el Presbiterio


Todas las Congregaciones con Consistorio y Comités están sujeto la administración eclesiástica del
Presbiterio de su jurisdicción, quién es responsable en materia de gobierno, magisterio espiritual,
administrativo y justicia. Las iglesias apoyarán material, espiritual y económicamente.

Artículo 64º. Con el Sínodo


Todas las iglesias y congregaciones nacientes están obligadas a participar de las actividades que
desarrolla el Sínodo de su jurisdicción, velando además con su apoyo espiritual, material y
económico.

Artículo 65º. Con la Asamblea Nacional


Todas las iglesias y congregaciones nacientes están obligadas a participar de las actividades que
desarrolla la Asamblea Nacional a través de sus delegaciones, velando además con su apoyo
espiritual, material y económico.

CAPITULO XII
DE LAS PROPIEDADES

Artículo 66º. Propiedad Inmobiliaria de la Iglesia


1. Toda propiedad inmobiliaria de la Iglesia Evangélica Peruana es propiedad privada y su compra
se hace a nombre de la razón social: Iglesia Evangélica Peruana.
2. Para vender, hipotecar, arrendar por tiempo determinado, y en general disponer o afectar una
propiedad inmobiliaria de la Iglesia local inscrita en nombre de la Iglesia Evangélica Peruana, o
acordar la compra de una propiedad, se elevará al Consejo Ejecutivo Nacional una copia
legalizada por Notario Público del Acta del acuerdo de la Iglesia sobre el negocio. Seguidamente
el CEN extenderá una Carta Poder para realizar dicha transacción a solicitud del Consistorio.
3. Toda operación de esta índole requerirá la aprobación de dos tercios de la Congregación
interesada. Conviene poner el asunto en conocimiento del Presbiterio para que ofrezca consejo
o ayuda y dé su visto bueno.
4. Las propiedades que estén dedicadas a templos, no se pueden vender, hipotecar, arrendar o
alquiler.
ESTATUTO IGLESIA LOCAL

CAPITULO IV
DE LA IGLESIA LOCAL
DEFINICION, ORGANIZACIÓN, ADMINISTRACION, OBLIGACIONES Y ATRIBUCIONES

Artículo 50º. La Iglesia Local es la célula vital en la que se registra la membresía. En la cual toda la
organización eclesiástica se genera, desarrolla y proyecta sus fines y acciones.
Artículo 51º. La IEP reconoce como Iglesia Local a miembros organizados en Consistorios. También
reconoce a Congregaciones Nacientes, conformados por creyentes bautizados y no bautizados
dependientes de un consistorio u otra instancia superior.
Artículo 52º. La estructura orgánica de la Iglesia Local con Consistorio está constituida por:
1. Asamblea de Iglesia local
2. Consistorio
3. Diaconado
4. Departamentos y Comisiones.
Artículo 53º. Los Departamentos son órganos que dependen y coordinan sus actividades con el
Consistorio, su conformación y funciones están consignados en el Reglamento Eclesiástico; y son:
1. Departamento Femenil (Liga femenina)
2. Departamento Juvenil: (Esfuerzo Cristiano)
3. Departamento de Educación Teológica
4. Departamento de Misión y Evangelización
5. Departamento de Acción Social
6. Otros, que la Iglesia Local pudiera agregar según su necesidad y competencia.
Artículo 54º. Las Comisiones son nombradas por la Asamblea de la Iglesia Local y/o el Consistorio
según la necesidad de cada una de ellas; dependen y trabajan en coordinación con el Consistorio.
Artículo 55º. La Asamblea de la Iglesia Local es la máxima autoridad deliberante en primera
instancia, la misma que se constituye por los miembros bautizados y en plena comunión, conforme
a lo prescrito en el Reglamento Eclesiástico
Artículo 56º. El Consistorio es el órgano de gobierno en primera instancia y está integrado por
Ancianos y Ministros de culto que ejercen autoridad espiritual y administrativa conforme a las
Sagradas Escrituras, a favor de los fieles, en representación de todos sus miembros y son elegidos
en Asamblea ordinaria de la Iglesia Local conforme al Reglamento Eclesiástico. En su jurisdicción es
responsable en materia de gobierno, magisterio espiritual y justicia.
Artículo 57º. Los cargos del Consistorio son de un mínimo de tres:
1. Presidente
2. Secretario
3. Tesorero
Es potestad de la Asamblea de la Iglesia Local, según lo requieran sus necesidades, elegir un número
mayor de miembros para el Consistorio.
Artículo 58º. El Diaconado está integrado por un mínimo de tres miembros elegidos en Asamblea
ordinaria de la Iglesia Local para contribuir en el desarrollo de los diversos ministerios, en
coordinación con el Consistorio
Artículo 59º. Requisitos, elección, quórum, votación y periodo de gobierno para acceder a los cargos
de Ancianos y Diáconos de la Iglesia Local: (este Artículo ha sido ampliado en incisos y numerales en
2da. Escritura por Observación de SUNARP)
1. Requisitos:
a. Cumplir los requisitos establecidos en la Palabra de Dios 1Ti. 3:1-7; Tito 1:5-16 y 2:1-15.
b. Tener capacitación bíblica, mínimo Nivel Certificado.
c. Tener como mínimo 5 años de experiencia en la obra eclesiástica, de acuerdo a sus dones.
d. Ser miembro en plena comunión y estar al día en sus diezmos.
e. Apoyo activo y cumplida asistencia a la iglesia.
f. Estar de acuerdo y someterse a la forma de gobierno, disciplina, y culto de la Iglesia
Evangélica Peruana.
g. Respetar y cumplir el Estatuto y Reglamento, Declaración de doctrina y Declaración de
fundamentos de la IEP.
2. Convocatoria, Quórum, Elecciones y Periodo:
a. La Asamblea de elecciones será convocada con 30 días de anticipación.
b. El quórum para dicha asamblea será los 2/3 de los miembros de la Iglesia Local.
c. Para ser elegido miembro del consistorio y diáconos se requerirá contar con la aprobación de
los 2/3 de los votos en primera convocatoria y en segunda convocatoria con la asistencia de
más de la mitad de los miembros que cumplan con las obligaciones descritas en Artículo 65
del presente estatuto.
d. Los miembros del consistorio serán elegidos para un periodo gubernativo bienal.

Artículo 60º. Las Atribuciones de la Iglesia Local son: (este Artículo ha sido ampliado en incisos en
2da. Escritura por Observación de SUNARP)
a. Las elecciones anuales de oficiales.
b. La elección y nombramiento de ministros
c. Aprobación de presupuestos financieros.
d. Planeamiento de esfuerzos especiales.
e. Aprobar informes.
f. Decide sobre el uso de los bienes de acuerdo a los fines de la Iglesia.
g. Y otros asuntos que conciernen a la iglesia.

TITULO QUINTO
DE LOS MIEMBROS

Artículo 61º. La admisión de los Miembros:


Son miembros de la Iglesia Evangélica Peruana todos los convertidos y bautizados en plena
comunión de las Iglesias Locales a nivel nacional, que acepten y firmen el voto de miembro.
Artículo 62º. También serán admitidos como miembros los creyentes de otras iglesias evangélicas
que lo soliciten y se sujeten a las Sagradas Escrituras, al Estatuto y al Reglamento Eclesiástico.
Artículo 63º. Exclusión, por las causales siguientes:
1. Por persistir en graves pecados y violaciones que atentan contra el principio de las Sagradas
Escrituras, la ética, moral y la conducta cristiana
2. Incumplir en forma contumaz las Normas del Estatuto y Reglamento Eclesiástico.
3. En caso de inasistencia a la Iglesia Local por más de un año y/o cuando fehacientemente se haya
hecho miembro de otra denominación.
4. Otras causales y situaciones referentes al caso se establecen en el área de medidas disciplinarias
estipuladas en el Reglamento Eclesiástico.
Artículo 64º. Las Medidas Disciplinarias de los Miembros:
Las medidas disciplinarias de los miembros están establecidas en el Reglamento Eclesiástico.
Artículo 65º. Son obligaciones de los miembros de la Iglesia:
1. Cumplir con la Palabra de Dios, las disposiciones del Estatuto, Reglamento Eclesiástico, y acuerdos
que aprueben los órganos competentes.
2. Aportar los diezmos, primicias y ofrendas a la Iglesia Local.
3. Participar de la Cena del Señor, y de las actividades que promueva la Iglesia Evangélica Peruana.
Artículo 66º. Son derechos de los Miembros:
1. Gozar de los servicios que otorga la Iglesia Evangélica Peruana.
2. Participar en las Asambleas de la Iglesia Local y como Delegados ante las demás instancias de la
Iglesia Evangélica Peruana, así como en las actividades que ésta promueva.
3. Proponer enmiendas al Estatuto y Reglamento Eclesiástico a través de las instancias competentes,
y velar por el cumplimiento del mismo.
4. Tener acceso a todos los libros, documentos oficiales de la Iglesia Local, instancias y áreas de
trabajo de la Iglesia Evangélica Peruana.
5. Elegir y ser elegidos, a los diversos cargos directivos de la Iglesia Evangélica Peruana en sus
diversos niveles, según el Reglamento Eclesiástico.
6. Exigir que toda sanción o disciplina sea impuesta según la Palabra de Dios y el Reglamento
Eclesiástico.
7. Acceder a ser Reconocido y Ordenado como Ministro de Culto en estricto cumplimiento de la
Palabra de Dios y el Reglamento Eclesiástico.

TITULO SEXTO
DE LOS LIBROS

Artículo 67º. La Iglesia Evangélica Peruana llevará los siguientes libros:


1. De Actas de Asambleas
2. De Actas de Consejos Directivos.
3. De Registros de miembros por Iglesia Local.
4. De Registros de Ordenación de Ministros de Culto.
5. De padrón de Miembros de cada Instancia.
6. De Registro de Asistencia a Asambleas.
7. De Contabilidad y otros que prescriben las normas legales vigentes.
Artículo 68º. Los acuerdos que consten en actas tienen valor y efecto legal desde su aprobación.