You are on page 1of 3

DIVERSIDAD LINGÜÍSTICA

La diversidad lingüística es la coexistencia de una multiplicidad de lenguas


dentro de un determinado espacio geográfico. Como tal, el concepto de
diversidad lingüística se emplea para hacer referencia a situaciones de
convivencia de un conjunto de comunidades que hablan lenguas distintas y que
comparten determinadas regiones o territorios. De allí que la diversidad
lingüística implique también que existan condiciones que propicien y faciliten la
preservación y el respeto mutuo de las lenguas coexistentes.

En este sentido, las regiones del mundo que se caracterizan por una mayor
diversidad lingüística son aquellas que se encuentran más aisladas, y que han
sido pobladas, a lo largo de los siglos, por grupos humanos pequeños que no
imponían a los otros su lengua.

Por su lado, las regiones del planeta menos diversas lingüísticamente son
aquellas que se han conformado como unidades políticas y territoriales desde
hace siglos, o que han sido sometidas a procesos de colonización, o han
padecido una fuerte influencia cultural por parte de una potencia extranjera, entre
otras cosas.

Diversidad lingüística y diversidad cultural

La diversidad lingüística propicia situaciones de diversidad cultural, es decir,


lugares donde comunidades lingüísticas de diferentes culturas tienen la
posibilidad de convivir e interactuar. Como consecuencia, se genera un diálogo
intercultural enriquecedor, una conciencia de respeto hacia el otro diferente, y la
oportunidad de aprender a convivir armónicamente, con respeto a las diferentes
identidades culturales, tradiciones y religiones que caracterizan a cada cultura.

Desde el siglo XVI y XVII los religiosos europeos habían hecho las primeras
gramáticas de lenguas no indoeuropeas, pero la documentación de lenguas del
mundo inicia de la mano de los reportes coloniales en el siglo XIX. Los estudios
sobre el hombre pregonan un evolucionismo que desemboca en la cultura
europea y clasifica a otros pueblos en estados civilizatorios anteriores. Pero
desde entonces ya Wilhelm Humboldt señala que toda lengua es tan compleja y
capaz de expresar el pensamiento.

La diversidad lingüística vuelve a ser estudiada a comienzos del S XX por la


Antropología norteamericana (Franz Boas); se hace un gran inventario de las
Tradiciones narrativas de las lenguas norteamericanas

En la segunda mitad del S.XX, luego de los desarrollos de la filosofía del lenguaje
de los actos de habla (pragmática) se configuran los estudios sobre la Etnografía
Del habla y la antipoética (Dennis tedlock y Dell hymes) Se parte de la propuesta
que ‘las funciones del lenguaje no se presentan igual en todos los lugares’, por
ello se justifica estudiar situadamente la acción discursiva y mirar su relación con
la cultura de los pueblos

Diversidad lingüística y diversidad cultural. La forma interior de una lengua, para


Humboldt, supone una ordenación del mundo mental y físico por parte de sus
hablantes, que se diferenciarán de los hablantes de otras lenguas. Este concepto
se ha propuesto en relación con el de “forma de contenido” de la gramática
estructural que se define como la estructuración que cada lengua da a la realidad
física o mental. Wilhelm von Humboldt reformula las ideas de Herder, Kant y
Hegel. De Herder toma que: “cada lengua es una forma diferente de ver el
mundo”.
De Kant “el individuo es anterior al proceso cognoscitivo, del mismo modo que el
lenguaje articula el conocimiento y, por lo tanto, es anterior a él; el pensamiento
es el lenguaje mismo y no es posible pensar sin que haya antes lenguaje”. De
Hegel: “las estructuras semánticas y sintácticas varían y hacen que unas lenguas
sean más aptas que otras para la transformación de determinadas ideas o
conocimientos”.