You are on page 1of 4

COMUN DE MARTIRES

1. Por muchos mártires fuera del tiempo pascual


ANTIFONA DE ENTRADA
Aquellos que siguieron en la tierra las huellas de Cristo,
se alegran ahora en el cielo;
y porque lo amaron hasta morir por él,
con él se gozan eternamente.

ORACION COLECTA

T e pedimos, Señor, que nos concedas


imitar la constancia en la fe de tus santos N.y N.,
cuyo martirio recordamos cada año llenos de veneración.
Por nuestro Señor Jesucristo.

ORACION SOBRE LAS OFRENDAS

R ecibe, Padre santo, las ofrendas que te presentamos


en honor de tus santos mártires
y concédenos permanecer firmes en la confesión de tu nombre.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio de los santos mártires.

Testimonio y ejemplo de los mártires


Este prefacio se dice en las solemnidades y fiestas de los santos mártires. Se puede decir también en las
memorias de los mismos.

V. El Señor esté con vosotros. R. Y con tu espíritu.


V. Levantemos el corazón. R. Lo tenemos levantado hacia el Señor.
V. Demos gracias al Señor, nuestro Dios. R. Es justo y necesario.

E n verdad es justo y necesario,


es nuestro deber y salvación
darte gracias siempre y en todo lugar,
Señor, Padre santo,
Dios todopoderoso y eterno,
por Cristo nuestro Señor.
Porque la sangre del glorioso mártir san N.,
derramada como la de Cristo
para proclamar su fidelidad a ti,
manifiesta tu admirable poder,
que convierte la fragilidad en fortaleza
y al hombre débil robustece
para que sea testigo tuyo.
Por eso, como los ángeles te cantan en el cielo,
así nosotros en la tierra
te aclamamos, diciendo sin cesar:

Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios del universo.


Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.
Hosanna en el cielo.
Bendito el que viene en nombre del Señor.
Hosanna en el cielo.

ANTIFONA DE LA COMUNION Lc 22, 28-30


Vosotros sois los que
habéis perseverado conmigo en mis pruebas,
y yo os preparo un Reino, dice el Señor,
para que en él comáis y bebáis en mi mesa.

ORACION DESPUES DE LA COMUNION

S eñor y Dios nuestro,


que admirablemente ilustraste el misterio de la cruz
con el ejemplo de tus santos mártires,
concédenos la gracia,
ya que hemos sido alimentados con el Cuerpo de Cristo,
de seguirlo con fidelidad en la Iglesia
para la salvación de todos.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

2. Por muchos mártires fuera del tiempo pascual


ANTIFONA DE ENTRADA Sal 33, 20-21
Muchas tribulaciones le sobrevienen al justo,
pero de todas lo librará el Señor.
El es el que cuida de todos los huesos del justo
y no dejará que ninguno se le quiebre.
ORACION COLECTA

D ios todopoderoso y eterno,


que concediste la gracia de morir por Cristo
a tus santos mártires N. y N.,
ven en ayuda de nuestra debilidad,
para que podamos dar con nuestra vida,
el mismo testimonio de ti que ellos
no dudaron en dar con su muerte.
Por nuestro Señor Jesucristo.

ORACION SOBRE LAS OFRENDAS

S eñor, que el sacrificio que vamos a ofrecerte,


para celebrar el glorioso martirio de tus santos,
sea agradable a tus ojos
para que nos purifiques de nuestros pecados
y escuches nuestras súplicas.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio de los santos mártires.


Testimonio y ejemplo de los mártires
Este prefacio se dice en las solemnidades y fiestas de los santos mártires. Se puede decir también en las
memorias de los mismos.

V. El Señor esté con vosotros. R. Y con tu espíritu.


V. Levantemos el corazón. R. Lo tenemos levantado hacia el Señor.
V. Demos gracias al Señor, nuestro Dios. R. Es justo y necesario.

E n verdad es justo y necesario,


es nuestro deber y salvación
darte gracias siempre y en todo lugar,
Señor, Padre santo,
Dios todopoderoso y eterno,
por Cristo nuestro Señor.
Porque la sangre del glorioso mártir san N.,
derramada como la de Cristo
para proclamar su fidelidad a ti,
manifiesta tu admirable poder,
que convierte la fragilidad en fortaleza
y al hombre débil robustece
para que sea testigo tuyo.
Por eso, como los ángeles te cantan en el cielo,
así nosotros en la tierra
te aclamamos, diciendo sin cesar:

Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios del universo.


Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.
Hosanna en el cielo.
Bendito el que viene en nombre del Señor.
Hosanna en el cielo.

ANTIFONA DE LA COMUNION Jn 15, 13


Nadie ama más a sus amigos
que el que da la vida por ellos.

ORACION DESPUES DE LA COMUNION

T e rogamos, Señor,
que nada pueda separar del amor de Cristo
a quienes hemos sido alimentados con su Cuerpo
y hechos miembros suyos
y que, a ejemplo de tus mártires N. y N.,
suframos valerosamente todas las adversidades
por tu Hijo que nos ama
y que vive y reina por los siglos de los siglos.