You are on page 1of 5

Preguntas relacionadas con síntomas de la Escala Boston para STC

https://www.bibliopro.org/buscador/956/cuestionario-boston-carpal-tunnel-questionnaire-bctq

Las siguientes preguntas fueron realizadas a cada uno de los pacientes solicitándoles que se
centraran únicamente en la mano objeto de estudio y durante las dos semanas previas a la llamada
telefónica.

1. ¿Le duele la mano o la muñeca por la noche? 1= No, 2= Leve, 3= Moderado, 4= Grave o 5= Muy
grave.

2. ¿El dolor en la mano o la muñeca lo despierta en la noche? 1= Nunca, 2= Una a dos veces, 3= 3
a 5 veces, 4= 4 a 5 veces, 5= Mas de 5 veces.

3. ¿Le duele la mano o la muñeca durante el día? 1= No, 2= Leve, 3= Moderado, 4= Grave o 5=
Muy grave.

4. ¿Con que frecuencia le duele la mano durante el día? 1= Nunca, 2 = Una o dos veces, 3= 3 a 5
veces, 4 = Mas de 5 veces, 5= Constante.

5. ¿Cuánto tiempo le dura en promedio un episodio de dolor durante el día? 1= No, 2= 10 minutos
o menos, 3= Entre 10 y 60 minutos, 4= Más de 60 minutos, 5= Constante.

6. ¿Se le duerme la mano o tiene pérdida de sensibilidad? 1= No, 2= Leve, 3= Moderado, 4= Grave,
5= Muy grave.

7. ¿Le hormiguea la mano? 1= No, 2= Leve, 3= Moderado, 4= Grave, 5= Muy grave.

8. ¿El adormecimiento o el hormigueo en la mano lo ha despertado en la noche? 1= Nunca, 2=


Una a dos veces, 3= 3 a 5 veces, 4= 4 a 5 veces, 5= Mas de 5 veces.

9. ¿Qué tan fuerte es el hormigueo de la mano en la noche? 1= No, 2= Leve, 3= Moderado, 4=


Grave, 5= Muy grave.

10. ¿Tiene usted debilidad o falta de fuerza en su mano o muñeca? 1= No, 2= Leve, 3= Moderado,
4= Grave, 5= Muy grave.

11. ¿Tiene usted dificultad para agarrar o usar objetos pequeños como llaves, bolígrafos, etc.? 1=
No, 2= Leve, 3= Moderado, 4= Grave, 5= Muy grave.

Puntuación del cuestionario Boston

La respuesta a cada pregunta se graduó de 1 a 5, siendo 1 la ausencia del síntoma y 5 el mayor


grado de severidad o frecuencia del síntoma. El puntaje total se dividió en el número de ítems (11)
y esto generó el puntaje total para el dominio síntomas (1 a 5). Se comparó el resultado de esta
puntuación con el obtenido de la primera encuesta autodiligenciada por el paciente y se evaluó el
cambio en el tiempo. Las entrevistas telefónicas se realizaron entre 3 y 5 años después de la
primera evaluación.
la escala de Boston Carpal Tunnel Questionnaire (BCTQ), instrumento recomendado por la
American Academy of Ortopedic Surgeons (AAOS) en su guía clínica basada en evidencia. Dicha
escala consta de dos subescalas: la escala para severidad de síntomas (SSS), que tiene 11 preguntas
con cinco opciones de respuesta, y la escala de estado funcional (FSS), que contiene 8 ítems con
cinco opciones. Cada escala genera un puntaje final (suma de puntajes individuales divido por en
número de ítems) que oscila entre 1 y 5, con un mayor puntaje indicando mayor discapacidad.

En los Estados Unidos, alrededor de 2.7 millones de visitas al consultorio médico / año
están relacionadas con pacientes que se quejan de síntomas en los dedos, las manos o la
muñeca [ 1 ]. El diagnóstico de estos síntomas puede incluir varios tipos de atrapamientos
nerviosos, trastornos de los tendones, uso excesivo de los músculos o síndromes de dolor
no específicos [ 1 ]. El tipo más común entre ellos es el síndrome del túnel carpiano (CTS),
que representa el 90% de todas las neuropatías por atrapamiento [ 2 , 3 ] y es uno de los
trastornos más comúnmente diagnosticados de las extremidades superiores [ 3 , 4] Se
espera que 1 de cada 5 pacientes que se quejan de síntomas de dolor, entumecimiento y
sensación de hormigueo en las manos se les diagnostique CTS según el examen clínico y
las pruebas electrofisiológicas [ 3 ]. Se estima que el CTS ocurre en el 3.8% de la población
general [ 3 , 5 ], con una tasa de incidencia de 276: 100000 por año [ 6 ], y ocurre con
mayor frecuencia en mujeres que en hombres, con una tasa de prevalencia del 9,2% en las
mujeres y el 6% en los hombres [ 3 , 7 ]. Se ve con mayor frecuencia bilateralmente en un
rango de edad pico de 40 a 60 años; sin embargo, se ha visto en pacientes de tan solo veinte
años y tan viejos como ochenta y siete años [ 3 , 8 ].
El túnel carpiano (CT) se encuentra en la base de la palma. Está limitado en parte por los
ocho huesos del carpo y en parte por un techo fibroso resistente llamado ligamento
transverso del carpo (TCL). El túnel da paso a: (1) ocho tendones flexores digitales (dos
para cada uno de los cuatro dedos medial); (2) tendón del flexor largo del pulgar (FPL) para
el pulgar; (3) sus vainas sinoviales flexoras; y (4) el nervio mediano (MN) [ 1 ]. Por lo
tanto, la TC está bastante compactada y cualquier condición que pueda aumentar el
volumen de las estructuras en su interior puede causar la compresión del MN. Esto a su vez
puede conducir a la isquemia del nervio que se presenta como dolor y parestesia [ 1 , 8 ].
La Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos (AAOS) define CTS como "una
neuropatía compresiva sintomática del nervio mediano a nivel de la muñeca" [ 3 , 9 ]. MN
da ramas sensoriales a los tres dedos laterales y la mitad lateral del dedo anular, de modo
que cuando se comprime, los síntomas de CTS se manifiestan en esos dedos [ 3 ]. La palma
de la mano, sin embargo, no se ve afectada por CTS, ya que es suministrada por la rama
cutánea sensorial del nervio mediano (PCBMN). Esta rama surge aproximadamente 6 cm
proximalmente al TCL, luego pasa superficialmente al ligamento para que no se vea
afectada por los cambios de presión dentro de la TC [ 3 ].
Además, el diagnóstico más común en pacientes con síntomas de dolor y entumecimiento
es el CTS idiopático con una sensación de hormigueo a lo largo de la distribución de MN
en las manos [ 10 ]. Aunque este síndrome es ampliamente reconocido, su etiología sigue
siendo poco clara. Recientes estudios biomecánicos, de resonancia magnética e histológicos
han sugerido fuertemente la estrecha relación de la disfunción de la vasculatura neuronal, el
tejido sinovial y los tendones flexores dentro de la TC y el desarrollo de CTS idiopática
[ 11 , 12 ].
La TC es la vía fibroósea en la cara palmar de la muñeca que conecta el compartimento
anterior del antebrazo distal con el espacio medio palmar de la mano. En su parte inferior,
la TC se compone de los huesos del carpo que se articulan para formar un arco óseo
convexo hacia atrás, dando lugar a la formación en el lado dorsal y cóncavo en el lado
palmar, formando un surco tipo túnel llamado sulcus carpi . Este surco óseo está coronado
por el retinaculum flexor duro (FR), que se arquea sobre el carpo, convirtiendo el sulcus
carpi en la TC.
FR se puede diferenciar en tres segmentos continuos: (1) un segmento delgado proximal
llamado ligamento palmar volar. Es la fascia antebraquial profunda engrosada del
antebrazo; (2) el segmento difícil medio es el TCL; y (3) el segmento distal está formado
por una aponeurosis que se extiende distalmente entre los músculos tenar e hipotenar. Por
lo tanto, se recomienda tener una liberación quirúrgica más amplia en lugar de solo la
resección del segmento medio de la FR [ 13 ].
El ancho de la TC es de aproximadamente 20 mm al nivel del gancho de hamate, que es
más estrecho en comparación con sus contrapartes proximales (24 mm) o distales (25 mm)
[ 13 , 14 ]. Además, el área más estrecha de la sección del túnel se encuentra a 1 cm más
allá de la línea media de la fila distal de los huesos del carpo, donde su área de sección es
de aproximadamente 1,6 cm 2 [15] .
En individuos sanos, la presión dentro del TC es de aproximadamente 3-5 mmHg cuando la
muñeca está en una posición neutral [ 16 , 17 ]. Se encontró que el flujo sanguíneo de MN
se vio afectado cuando la presión del CT se acercó o excedió los 20-30 mmHg. Las
posiciones funcionales comunes de la muñeca, por ejemplo , la flexión, la extensión o
incluso el uso de un mouse de computadora, pueden dar como resultado un aumento de las
presiones de compresión del túnel a niveles lo suficientemente altos como para afectar el
flujo sanguíneo MN [ 18 ]. Por ejemplo, colocar la mano en un mouse de computadora
aumenta la presión de CT a 16-21 mmHg, mientras que usar el mouse para apuntar y hacer
clic aumentó la presión de CT hasta 28 a 33 mmHg [ 19] Curiosamente, se demostró que la
presión de CT aumentaba a 63 mmHg con 40 grados de extensión de la muñeca y 0 grados
de flexión metacarpofalángica [ 20 ].
La posición de las estructuras musculares adyacentes se cree que juega un papel importante
en estos aumentos posicionales en la presión CT [ 20 ]. En un estudio del MN en cadáveres
humanos frescos, se encontró que una gran parte distal del músculo flexor digitorum
superficial (FDS) ingresaba al aspecto proximal del túnel durante la extensión de la muñeca
[ 21 ]. De manera similar, se demostró que los músculos lumbricales ingresan al aspecto
distal del túnel durante la flexión metacarpofalángica. Los modelos informáticos sugieren
que cuando las articulaciones metacarpofalángicas se flexionan a 90 grados, los músculos
lumbricales permanecen en la TC, incluso si la muñeca se mantiene extendida [ 22 ].
Un conocimiento profundo de la anatomía compleja de la TC y sus estructuras
circundantes, además de un énfasis en sus aplicaciones clínicas es esencial para una mejor
comprensión de la fisiopatología de CTS, junto con sus síntomas y signos. Tal
conocimiento permitirá a los cirujanos tomar el enfoque más apropiado y más seguro
durante las cirugías de liberación de túnel carpiano abierto o endoscópico al identificar con
precisión las estructuras en o cerca de la TC con el fin de evitar o reducir sus
complicaciones quirúrgicas y garantizar un resultado óptimo para el paciente. También es
importante conocer las posibles variaciones anatómicas que podrían ser la causa de la
compresión MN o que pueden anticiparse y reconocerse más fácilmente por cirujanos
manuales. Esta revisión tiene como objetivo proporcionar una visión general de CTS al
considerar la anatomía, fisiopatología, manifestación clínica,
Ir:

ANATOMÍA CLÍNICA Y QUIRÚRGICA DE CT


Los movimientos de la articulación de la muñeca tienen un efecto sobre la forma y el ancho
de la TC. El ancho del túnel disminuye considerablemente durante el rango normal de
movimiento de la muñeca y dado que las paredes óseas del túnel no son rígidas, los huesos
del carpo se mueven uno con respecto al otro con cada movimiento de la muñeca. Tanto la
flexión como la extensión aumentan la presión del TC. Se encontró que la sección
transversal de la apertura proximal de la TC disminuyó significativamente con una
articulación de la muñeca flexionada. Esto es probablemente debido al desplazamiento
radial del TCL y al movimiento del extremo distal del hueso capita. En extrema extensión,
el hueso semilunar comprime el pasaje cuando se empuja hacia el interior del túnel [ 15 ].
TCL es el segmento central grueso (2-4 mm) del FR. Es una banda fibrosa fuerte formada
por haces entrelazados de tejidos conectivos fibrosos [ 13 ] y es corta y ancha (el ancho
promedio es de 25 mm y la longitud es de 31 mm) [ 23 , 24 ]. Se extiende desde la parte
distal del radio hasta el segmento distal de la base del tercer metacarpiano. El límite
proximal medio de su porción central es de 11 mm distal a la articulación capitate-
semilunar y el límite distal medio de su porción distal es de 10 mm distal a la articulación
carpometacarpiana del tercer metacarpiano [ 13 ].
En cuanto a la configuración laminar del TCL, se identificaron cuatro láminas básicas: (1)
fuerte transversal distal; (2) proximal transversal; (3) oblicuo cubital; y (4) oblicuo
radial. El patrón más común mostró predominancia de las láminas distal transversal y
oblicua cubital en cada capa de FCL. En la mitad de las muestras de la mano diseccionada,
las láminas oblicua transversal y cubital distal dominaron en la capa superficial, mientras
que las láminas transversales proximal y radial oblicua dominaron en la capa profunda. Por
lo tanto, es probable que la lámina transversal distal fuerte sea extirpada durante el paso
final de ECTR debido a su localización superficial. Esto podría ser una causa importante de
la frecuente aparición de una versión incompleta. Además, la lámina oblicua cubital
superficial casi universal predispone a la cicatrización, que puede causar un desplazamiento
radial del paquete neurovascular cubital y puede afectar la PCBMN. Se concluye que las
complicaciones menores de ECTR dependen en parte de las variaciones en la disposición
laminar del TCL [25 ]. En otro estudio realizado en ocho TCL disecados, las fibras
transversales fueron las más prominentes (> 60%), seguidas por las fibras oblicuas en la
dirección pisiforme-trapecio (18%), las fibras oblicuas en la dirección del escafoides-
hamate (13% ) y finalmente las fibras longitudinales (8%) [ 26 ].