You are on page 1of 19

TEMA:

CURSO:

DOCENTE:

PRESENTADO POR:

SEMESTRE:

JULIACA - PERU

2017

DEDICATORIA A mis padres por darme todo el apoyo durante todo este tiempo, como también a
DEDICATORIA
A mis padres por darme todo el apoyo
durante todo este tiempo, como también
a todos mis seres queridos, hermanos,
amigos, primos, etc
AGRADECIMIENTO EN ESPECIAL A MI DOCENTE POR COMPARTIR TODAS SUS ENSEÑANZAS CON NOSOTROS. GRACIAS
AGRADECIMIENTO
EN ESPECIAL A MI DOCENTE POR
COMPARTIR TODAS SUS
ENSEÑANZAS CON NOSOTROS.
GRACIAS

INTRODUCCIÓN

Otros nombres

  • Análisis de rutina bioquímica

Para qué se realiza el análisis

Los parámetros que se estudian en una rutina de bioquímica en sangre son la concentración de varias sustancias químicas que se encuentran en la sangre en el momento del análisis y su determinación sirve al médico para:

  • Confirmar un diagnóstico en un paciente con síntomas de cierta enfermedad.

  • Controlar la respuesta al tratamiento de la enfermedad.

  • Para el diagnóstico precoz en personas que no presentan síntomas,

pero que pueden tener algún factor de riesgo para diferentes enfermedades. En general estos parámetros informan sobre el estado y la función del hígado, el riñón, la diabetes, ó el estado de inflamación en relación a las enfermedades reumáticas, entre otros.

1.1. Técnica de realización

Para realizar este análisis se precisa estar en ayunas al menos las 6 horas previas, ya que la ingesta de alimentos altera numerosos parámetros bioquímicos como las concentraciones en sangre de glucosa (azúcar), colesterol, ácido úrico y triglicéridos, no siendo así en otros como la urea. Pero como se realiza con la misma muestra de sangre en el laboratorio es mejor el estar en ayunas para realizar todos ellos de una misma extracción sanguínea.

Se puede realizar la toma en un lugar apropiado (consulta, clínica, hospital) pero en ocasiones se realiza en el propio domicilio del paciente.

  • Para realizar la toma se precisa de localizar una vena apropiada y en general se utilizan las venas situadas en la flexura del codo. La persona

encargada de tomar la muestra utilizará guantes sanitarios, una aguja (con una jeringa o tubo de extracción) .

  • Le pondrá un tortor (cinta de goma-látex) en el brazo para que las venas retengan más sangre y aparezcan más visibles y accesibles.

  • Limpiará la zona del pinchazo con un antiséptico y mediante una palpación localizará la vena apropiada y accederá a ella con la aguja. Le soltarán el tortor.

  • Cuando la sangre fluya por la aguja el sanitario realizará una aspiración (mediante la jeringa o mediante la aplicación de un tubo con vacío).

  • Al terminar la toma, se extrae la aguja y se presiona la zona con una torunda de algodón o similar para favorecer la coagulación y se le indicará que flexione el brazo y mantenga la zona presionada con un esparadrapo durante unas horas.

  • La sangre extraída se traslada al laboratorio de análisis en un tubo especial para bioquímica, que contiene un producto anticoagulante. En general no suelen ser necesarios más de 10 mililitros de sangre para una batería estándar de parámetros bioquímicos.

2. PUBLICIDAD

2.1. Problemas y posibles riesgos

  • a) La obtención mediante un pinchazo de la vena puede producir cierto dolor.

  • b) La posible dificultad en encontrar la vena apropiada puede dar lugar a varios pinchazos.

  • c) Aparición de un hematoma (moratón o cardenal) en la zona de extracción, suele deberse a que la vena no se ha cerrado bien tras la presión posterior y ha seguido saliendo sangre produciendo este problema. Puede aplicarse una pomada tipo Hirudoid® o Trombocid® en la zona.

d) Inflamación de la vena (flebitis), a veces la vena se ve alterada, bien sea por una causa meramente física o por que se ha infectado. Se deberá mantener la zona relajada unos días y se puede aplicar una pomada tipo Hirudoid® o Trombocid® en la zona. Si el problema persiste o aparece fiebre deberá consultarlo con su médico.

  • 2.2. Principales parámetros bioquímicos

Para estudiar la función renal se estudian los valores de urea, creatinina, sodio, potasio, colesterol, triglicéridos, calcio y fósforo.

Para la valorar la función

del hígado se solicitan las transaminasas, las

fosfatasas alcalinas, la gammaglutamiltranspeptidasa, la bilirrubina.

Para el diagnóstico y control de la diabetes se solicita la glucemia, la hemoglobina glicosilada (HbA1c), el colesterol, el colesterol HDL y el colesterol LDL, los triglicéridos y la creatinina.

  • 3. ANÁLISIS DE ORINA

Otros nombres

  • Sistemático de orina

  • Anormales en orina

  • Orina anormales y sedimento

  • 3.1.1. Definición

El análisis rutinario de orina es una medición por métodos físicos y químicos para medir diferentes parámetros químicos y microscópicos para diagnosticar la presencia de infecciones urinarias, enfermedades renales, y otras enfermedades generales que producen metabolitos en la orina.

  • 3.1.2. ¿Para qué se realiza este análisis?

Se utiliza para evaluar la función de los riñones, de las diferentes hormonas que lo regulan, y situaciones de la regulación de líquidos en el cuerpo humano.

El análisis de orina se realiza como estudio rutinario para discriminación del estado de salud, para el diagnóstico precoz de diferentes enfermedades, para el control de la diabetes o enfermedades renales. También para diagnosticar infecciones urinarias o la presencia de enfermedades renales.

3.1.3. Procedimiento de obtención

Se debe de tener un envase limpio, mejor si es estéril.

La mejor hora para tomar una muestra es la primera hora de la mañana, ya que está más concentrada y puede mostrar mejor las posibles irregularidades.

Para recoger la orina se limpiará la cabeza del pene o la vagina con agua y jabón secando con una toalla seca y limpia.

Comenzar a orinar y dejar caer la primera parte de la orina al inodoro, luego poner el envase limpio para recoger unos 50 a 80 cc y separar el envase de la salida de la orina.

Luego se cierra el envase adecuadamente para su transporte y entrega al personal sanitario encargado de la realización del análisis.

El mejor análisis de orina se realiza con una recogida de menos de 15 minutos antes de realizar el mismo.

El exceso de vitamina C tomada por diferentes razones puede interferir en los resultados de un análisis rutinario de orina.

Hay medicamentos que modifican el color de la orina y no debe de ser tomado como una anormalidad, entre ellos están: La cloroquina, el hierro, la levodopa, la nitrofurantoína, la fenotiacina, la fenitoína, la riboflavina y el triamterene.

3.2. PUBLICIDAD

Problemas y posibles riesgos

La recogida de una muestra para análisis de orina.

Análisis químico y análisis microscópico

En esta parte del estudio se describe la presencia de:

  • a) Interpretación de la apariencia y color de la orina, pueden aparecer diversas variaciones, orina clara, turbia, amarilla clara, marilla oscura, roja, verde, azul,etc.)

  • b) Presencia de bilirrubina en orina

  • c) Presencia de glucosa en orina

  • d) Hemoglobina en orina

  • e) Cetonas en orina

  • f) Nitritos en orina

  • g) Medición del pH

  • h) Proteínas en orina

  • i) Densidad de la orina

  • j) Urobilinógeno en orina

3.2.1. Análisis microscópico de la orina

En esta parte se estudian y dan resultados de:

  • Presencia de bacterias o otros microorganismos

  • Cristales

  • Grasas

  • Mucosidad

  • Hematíes

  • Células tubulares renales

  • Células epiteliales

  • Leucocitos en orina

3.3. PUBLICIDAD

Valores normales en un análisis rutinario

  • El color de la orina debe de ser desde transparente hasta amarillo oscuro.

  • La concentración de la orina debe de ser entre 1.006 a 1.030. Puede variar por la hora del día de recogida, cantidad de comida tomada, o el ejercicio realizado.

  • No debe de haber presencia de glucosa, cetonas, ni proteínas.

  • No debe de haber presencia de hematíes.

  • No debe de haber hemoglobina.

  • No debe de haber bilirrubina.

  • Puede haber trazas de Urobilinógeno en la orina normal.

  • No debe de haber nitritos.

  • No debe de haber leucocitos.

3.4. PUBLICIDAD

Valoración de resultados anormales

  • Alteraciones en el color y apariencia. La orina turbia puede deberse a ala presencia de pus ó infecciones. La orina con color amarillo oscuro puede deberse a la presencia de urobilinógeno o bilirrubina. La presencia de color rojo sugiere presencia de hematíes o hemoglobina por problemas renales, infecciones urinarias. La infección por pseudomonas puede dar un color verde a ala orina.

  • Alteraciones de la concentración de la orina. El aumento o disminución exagerados y que no sean debidos a las variables propias de horario de recogida, exceso de comidas o ejercicio, puede deberse a problemas de la función renal.

  • Alteraciones del pH de la orina. La orina con pH más alcalino (pH> 7,5 ) puede ser mejor para la disminución de la formación de piedras en la vía urinaria, inclusive puede favorecer el efecto de ciertos antibióticos. Si la orina es demasiado ácida ( pH< 5), también disminuye la formación de ciertas piedras del tracto urinario, disminuye la presencia de infecciones. Si está en los extremos puede deberse a muchas enfermedades. La orina ácida tiene tendencia a producir cristales de xantina, cistina, ácido úrico y oxalato cálcico.

  • La orina alcalina se acompaña de tendencia a formar cálculos de carbonato cálcico, fosfato cálcico, y fosfato de magnesio.

  • Presencia de glucosa en orina. Se puede suponer que si hay glucosa en la orina es que la glucosa está elevada en la sangre, por una diabetes o por otra razón. Suele acompañarse de presencia de cuerpos cetónicos , que aparecen en exceso en la diabetes no controlada.

  • Presencia de proteínas en la orina. Principalmente es un indicador de problemas renales, como la glomerulonefritis, como la pérdida de proteínas disminuye la presión oncótica se suele acompañar de edemas intersticiales, lo que se llama síndrome nefrótico.

  • La presencia de cilindros puede ser debido a acúmulo de proteínas o de células.

  • Los cilindros hialinos son proteínas acumuladas y suelen acompañarse a proteinuria. Pueden encontrase cilindros hialinos tras un ejercicio intenso.

  • La presencia de cilindros celulares granulosos son acumulaciones de partículas celulares de desecho de glóbulos blancos y células epiteliales, pueden aparecer tras el ejercicio intenso y en diversas enfermedades renales.

  • Presencia de sangre (hematíes, hemoglobina) en la orina puede ser indicador de sangrado renal, pero también ocurre tras el ejercicio físico intenso.

  • Presencia de bilirrubina en orina. Es un indicador de problemas hepáticos o de las vías biliares.

  • La presencia de nitritos en orina es un indicador de infección urinaria.

    • 4. LABORATORIO DE BIOQUÍMICA CLÍNICA

La bioquímica clínica es la rama del laboratorio en la que se usan métodos químicos y bioquímicos para el estudio de las enfermedades. En la práctica, está usualmente dedicada, aunque no exclusivamente, a los estudios de la sangre, orina y otros fluidos biológicos debido a la relativa facilidad de obtención de este

tipo de muestras. Las investigaciones bioquímicas están involucradas, en grados variables, en todas las áreas de la medicina clínica.

Cada ensayo bioquímico debería proveer respuesta a una pregunta generada en el médico sobre el paciente. Los resultados de los tests bioquímicos pueden ser de uso para el diagnóstico, screening y prognosis de una enfermedad así como para el seguimiento de su tratamiento. Además, el laboratorio bioquímico puede estar vinculado con la investigación de las bases bioquímicas de las enfermedades y en los ensayos clínicos de nuevas drogas.

Existen una amplia variedad de especialidades dentro de la bioquímica clínica y no todos los laboratorios están equipados para llevar a cabo todas las posibles solicitudes.

Los resultados de los tests de laboratorio usualmente se comparan con un rango de referencia que representa el estado saludable normal. Sin embargo, este rango de referencia sólo debe ser tomado como una guía y es importante tener en cuenta que un resultado anormal no siempre indica la presencia de una enfermedad, ni un resultado normal la ausencia de ella. La discriminación entre resultados normales y anormales está afectada por varios factores fisiológicos que deben ser considerados al interpretar cualquier resultado. Por ejemplo sexo, edad, dieta, stress, ansiedad, ejercicio, historia médica del paciente, hora de extracción de la muestra, etc. son factores que el médico debe evaluar al interpretar un resultado.

5. SANGRE

Se puede considerar que la sangre es un tejido conectivo fluido, porque está compuesto por células y una “sustancia intercelular” líquida: el plasma sanguíneo.

La cantidad total de sangre en un individuo adulto es de aproximadamente 5- 6 litros, representando así el 7-8% del peso corporal. El plasma corresponde al 54% del volumen sanguíneo, mientras que la porción celular, representa el 46% restante.

La

sangre circula por el organismo

a

través de los vasos sanguíneos

transportando:

  • nutrientes orgánicos

  • desechos orgánicos resultantes del metabolismo celular y el exceso de iones minerales hacia los riñones para su excreción

  • gases (O2 y CO2) desde los pulmones hacia los tejidos y viceversa

  • vitaminas, hormonas, etc.

Otras funciones de la sangre incluyen:

  • mantener el equilibrio ácido-básico del cuerpo

  • regular el balance hídrico

  • participar en la regulación de la temperatura corporal

  • mediar en los mecanismos de defensa del organismo (puesto que la sangre contiene, entre otros, leucocitos y anticuerpos)

La sangre es el líquido más frecuentemente utilizado con finalidades analíticas. Los tres procedimientos generales para la obtención de sangre de un individuo son:

  • punción arterial

  • punción venosa

  • punción cutánea

En los tres casos, si inmediatamente de extraída la sangre se mezcla en un

tubo con

un anticoagulante, se tiene lo que se llama sangre entera, y se

mantiene en ese estado

por un tiempo prolongado.

Si luego el tubo se centrifuga a baja velocidad, se obtienen dos fracciones claramente definidas:

a) un precipitado de células, compuesto por eritrocitos comprimidos (aproximadamente 45% del volumen total) por encima de los cuales existe un volumen de glóbulos blancos y plaquetas (aprox. 1%)

b) un sobrenadante fluido que corresponde al plasma y representa el 54% restante.

Si no se agregan anticoagulantes a la sangre, y se deja reposar el tubo durante unos minutos, se produce la coagulación de esa muestra, obteniéndose también dos fracciones:

  • a) el coágulo, constituido principalmente por las células y

  • b) el líquido excluido del coágulo denominado suero.

En resumen, el suero se diferencia del plasma porque carece de fibrinógeno (que ha sido convertido en la fibrina del coágulo), protrombina y otros factores de la coagulación consumidos durante dicho proceso, y por contener además, en baja concentración, sustancias de importancia fisiológica liberadas por las plaquetas durante la coagulación, por ejemplo, el factor de crecimiento derivado de las plaquetas (PDGF).

El plasma y el suero tienen aproximadamente la siguiente composición química:

  • Agua (90%)

  • Sustancias orgánicas (9%)

  • Sustancias inorgánicas (1%)

Es decir, son soluciones acuosas de proteínas, electrolitos y pequeñas moléculas orgánicas. El plasma contiene alrededor de:

  • 7 g% de proteínas,

  • 900 mg% de electrolitos (especialmente iones sodio (Na+), cloruro (Cl-) y bicarbonato (HCO3-), pero también iones potasio (K+), calcio (Ca2+), magnesio (Mg2+) y fosfatos.

  • Bajas concentraciones de pequeñas moléculas orgánicas que comprenden aproximadamente: 100 mg% de glucosa, 25 mg% de productos de desechos nitrogenados no proteicos (el principal es la urea), lípidos (triglicéridos, fosfolípidos, colesterol).

El plasma de un individuo en ayuno es límpido y de color amarillo claro, debido a las pequeñas cantidades del pigmento bilirrubina.

La técnica de elección para la obtención de muestras de sangre dependerá de los parámetros que se deseen analizar. La punción venosa es técnicamente más fácil y es la usualmente utilizada para la mayoría de las determinaciones de rutina, pero proporciona valores incorrectos de saturación de O2 y pCO2, parámetros que deben medirse a partir de una punción arterial. Estas determinaciones de los gases en sangre son críticas para valorar los problemas de oxigenación que se encuentran en enfermedades tales como el asma, neumonías, embolia pulmonar. Los pacientes con oxígenoterapia prolongada o

ventilación mecánica son monitorizados para evitar los extremos en la oxigenación que producen ya sea la anoxia o toxicidad por oxígeno.

La

sangre

obtenida

por

punción

de

la piel (a veces denominada

incorrectamente sangre capilar) es una mezcla de sangre procedente de arteriolas, vénulas y capilares, y contiene también líquido intersticial e intracelular. Por lo tanto, está compuesta por una fracción arterial y una fracción venosa. La mayor presión en las arteriolas hace que la muestra sea más rica en sangre arterial.

  • 6. DETERMINACIONES EN SANGRE

Las determinaciones sanguíneas más importantes pueden clasificarse en los siguientes grupos:

  • Hematología.

  • Hemograma y exámenes hematológicos

  • Coagulación y hemostasia.

UNIVERSIDAD

  • Análisis de gases en sangre y saturación de oxígeno.

  • Determinaciones físico-químicas:

  • Características físicas: osmolaridad plasmática, viscosidad de la sangre, velocidad de sedimentación globular (eritrosedimentación).

  • Concentración de electrolitos: Na+, K+, Mg2+, Ca2+, Cl-, H2PO -

4

  • Concentración de compuestos orgánicos: glucosa, urea, ácido úrico, lípidos, bilirrubina, proteínas, etc.

  • Determinaciones de enzimas: lactato deshidrogenasa (LDH), creatinfosfoquinasa (CPK), transaminasa glutámico-oxaloacética (TGO), transaminasa glutámico- pirúvica (TGP), amilasa, colinesterasa, fosfatasa ácida y alcalina, etc.

  • Serología y diagnóstico inmunobiológico: determinación de antígenos y/o anticuerpos marcadores de enfermedades (SIDA, carcinomas, hepatitis, etc.), determinación de complemento, anticuerpos antinucleares, anticitoplasmáticos, antieritrocitarios, antifosfolípidos, inmunocomplejos, etc.

Otros: determinación de marcadores oncológicos, tóxicos y fármacos.

Los rangos de referencia son guías valiosas para el médico, pero no deben tomarse como indicadores absolutos de salud o enfermedad. Además, los valores entre laboratorios pueden variar significativamente por diferencias en la metodología y la forma de estandarización. Por lo tanto, los valores de referencia en una determinada institución pueden variar con respecto a los listados en esta guía

7. HEMATOLOGÍA

El estudio hematológico más frecuente es el Hemograma.

El Hemograma completo consiste en determinar:

7.1. Cantidad de cada tipo de célula presente en la sangre:

16
16

UNIVERSIDAD

  • Recuento de glóbulos blancos o leucocitos

  • Recuento de glóbulos rojos o hematíes o eritrocitos

  • Recuento de plaquetas.

7.2.

Hematocrito

  • Concentración de hemoglobina

  • Índices hematimétricos:

  • Volumen corpuscular medio (VCM)

  • Hemoglobina corpuscular media (HCM)

  • Concentración de hemoglobina corpuscular media (CHCM)

  • Fórmula leucocitaria

  • Evaluación morfológica de las células

Todas estas determinaciones se realizan con sangre entera venosa obtenida con EDTA como anticoagulante.

Los recuentos celulares pueden hacerse manualmente contando los elementos en una cámara de Neubauer vista bajo el microscopio. Este método consiste en colocar una pequeña cantidad de sangre entre dos vidrios, uno de los cuáles tiene grabada una retícula sobre la que se cuentan las células. La muestra debe ser procesada antes de acuerdo con el tipo de célula a contar.

El hematocrito informa el volumen que ocupan los glóbulos rojos como porcentaje del total de la sangre y se mide centrifugando un pequeño volumen de sangre en un tubo cilíndrico y midiendo la relación entre la altura de la columna de hematíes con respecto a altura total de la columna.

El número de eritrocitos y el hematocrito pueden variar fisiológicamente por el ejercicio, la altura sobre el nivel del mar, el embarazo, sexo (los andrógenos estimulan la eritropoyetina), etc.

17
17

UNIVERSIDAD

La concentración de hemoglobina se mide según la absorbancia de la muestra a una determinada longitud de onda, característica de esta proteína. Puede variar fisiológicamente por las mismas razones que varía en número de eritrocitos. La altitud sobre el nivel del mar produce cierto grado de hipoxia que, dependiendo de la duración y la continuidad, puede elevar la concentración de hemoglobina.

Los índices hematimétricos son parámetros calculados que relacionan el número total de eritrocitos, el hematocrito y la concentración de hemoglobina. Son útiles para clasificar los diferentes tipos de anemias.

  • el volumen corpuscular medio (VCM) = hematocrito/nº hematíes. Evalúa el volumen medio de los glóbulos rojos. Pueden presentarse alteraciones hematológicas con eritrocitos de menor volumen (microcíticas) o de mayor volumen (macrocíticas).

  • la hemoglobina corpuscular media (HCM) = conc. hemoglobina/nº hematíes. Evalúa la hemoglobina contenida en cada glóbulo rojo

  • la concentración de hemoglobina corpuscular media (CHCM) = conc. hemoglobina/hematocrito. Evalúa la hemoglobina contenida en todos los eritrocitos.

Pueden

presentarse

alteraciones

donde

los

eritrocitos

tienen

menor

concentración

de

hemoglobina

(hipocrómicas)

o

mayor

concentración

(hipercrómicas).

Por ejemplo, las anemias ferropénicas (por deficiencia de hierro) presentan valores disminuídos de HCM (microcíticas) y CHCM (hipocrómicas).

Hoy en día es muy frecuente que los laboratorios cuenten con contadores hematológicos, equipos preparados para contar los distintos tipos de células. En este caso el mismo contador prepara la muestra y está calibrado para contar las partículas de cada tipo, según el tamaño de cada tipo de células. También mide la concentración de hemoglobina y a partir de estos parámetros medidos, el equipo calcula los índices hematimétricos.

18
18

UNIVERSIDAD

La fórmula leucocitaria expresa la cantidad de cada tipo de leucocito. Puede ser absoluta (expresada por volúmen de sangre) o porcentual. En diversas patologías (infecciones, intoxicaciones, reacciones alérgicas, leucemias, etc.) puede alterarse el número total de leucocitos y/o las cantidades relativas de cada tipo leucocitario.

La fórmula leucocitaria y la evaluación morfológica (color, tamaño y forma) de las células se determinan por observación microscópica de una gota de sangre fresca extendida sobre un portaobjetos de vidrio, preparado que se denomina frotis. Este frotis se tiñe con colorantes que permiten diferenciar todos los tipos celulares.

Los glóbulos rojos normales se ven como pequeños discos teñidos con menor intensidad en el centro. Algunas de las anomalías morfológicas de la serie roja son eliptocitosis (forma oval, pareja), anisocitosis (diferentes formas). La hipercromía, hipocromía y anisocromía, que indican cantidades anormales de hemoglobina, se pueden evidenciar de acuerdo a la intensidad con que se tiñen los eritrocitos.

19
19