You are on page 1of 80

A LA DIESTRA DE SIÓN

Ferran C. Vidal

«Que no hay diestra mentira que no se venga a saber». Félix Lope de Vega

No podemos sentir más que consternación, por lo demás, plenamente fiel y


consecuente con los signos de los tiempos de nuestro fin de ciclo, ante el
cambio de deriva que han ido tomando en estos años los partidos mal
llamados de 'derecha' de Occidente en general y de Europa en particular.
Habida cuenta de los hechos, queremos dar nuestro punto de vista tradicional
al respecto.

Café, pastas y té en la sinagoga americana

Si la situación de la sempiterna izquierda norteamericana no deja de ser


desoladora, frente a los intereses sionistas defendidos por Obama, un mero
lacayo al servicio de los capciosos caprichos del lobby judío del país, aún más
lamentable es, si cabe, el derrotero de la derecha, tan sumisa y sometida al
sionismo como su pretendida oposición política. En 2009 se creó el Tea Party,
una suerte de partido destinado a aglutinar a los movimientos afines a la
ideología de derecha. Sarah Palin, su portavoz más conocida, suele exhibirse
públicamente y sin pudores con estrellas de David gigantes a modo de
colgante y chapas rutilantes con la bandera de Israel, mientras soflama
discursos en favor del sionismo y la colonización de tierras palestinas. Entre
otros afiliados y representantes del Tea Party perfilan también Michelle
Bachmann, quien ha pasado largas temporadas trabajando en kibbutz de
Israel, el hispano Marco Rubio, que aprobó la invasión de Libia y desea ahora
lo propio para Siria, o la islamófoba Sharron Angle, defensora de la
cienciología. El partido cuenta, entre otros, con la solidaridad de activistas
como David Horowitz, propietario del 'Front Page Magazine', medio virtual
informativo que mantiene enlazada una sección especial llamada 'Jihad
Watch', dedicada a demonizar al mundo musulmán. La mayoría de miembros
del Tea Party, aunque confesos cristianos, profesan un discurso de clara

1
orientación cristiano-sionista, un proselitismo punible y perseguido en la Edad
Media al que llamaban cristianismo judaizante.

El director de los enlaces 'Jihadwatch' y 'Dhimmiwatch' es Robert Spencer,


autor de una decena de libros y de innúmeros ensayos y artículos antislámicos,
muchos de ellos reproducidos en los ambientes del Tea Party. Spencer ha
trabajado para think thanks americanos por espacio de veinte años y como
periodista jurídico. Desde hace largo tiempo se proclama como un activista
político «erudito en islamismo», con la única pericia y objetivo de hostigar al
mundo islámico hasta la desesperación. La actividad de Spencer es tan ingente
y desmedida que haría falta un monográfico especial para mencionar todas las
conferencias, entrevistas e intervenciones de medios de comunicación en los
que participa. Citaremos, en particular, el 'New York Post', el 'Washington
Post', el 'Washington Times', el 'The Guardian' y célebres cadenas de
televisión como la BBC, Fox News, ABC o CNN, todos ellos medios sionistas
sin excepción. También ha impartido seminarios sobre «Islam y yihadismo»
en docenas de escuelas y Universidades, así como a organizaciones militares y
servicios de inteligencia, incluido el propio FBI. Destaca especialmente en
Robert Spencer una misión casi pastoral de instrucción judaizante a los
cristianos para combatir el «terror y amenaza del Islam». Es responsable de
libros manipuladores hasta lo aborrecible como 'El plan genocida de los
líderes islámicos', 'La violenta opresión de la mujer en el Islam', 'Guía
políticamente incorrecta del Islam' o 'La verdad sobre Mahoma: el fundador
de la religión más intolerante del mundo'. Inminentemente se prepara a sacar
otro texto de la misma ralea en el que niega la existencia histórica del Profeta
Mahoma. Spencer ha sido acusado de integrarse a grupos Facebook que
incitan al asesinato de los musulmanes y de estar detrás de los enlaces
'fuckislam.com' y 'fuckallah.com', eliminados actualmente de la red, pero
anexados durante meses en la sección de links de 'Jihadwatch'. La figura de
Robert Spencer, hombre conjurado contra el mundo islámico, a caballo entre
la patología y la posesión diabólica, es idolatrada por el Tea Party y el
sionismo en general, cuyo trabajo y carrera estiman «imprescindible para la
comprensión del peligro islámico».

Pamella Geller (Oshry) es otra doctrinante islamofoba con filiación y


militancia en el Tea Party. Geller ha trabajado en 'The New York Daily News'
y en 'The New York Observer' como analista financiera y de marketing.
Actualmente es una asidua tertuliana de la cadena Fox News, donde habla de
la «amenaza islámica y la implantación de la sharia en America». Geller
reconoce el Islam como «la más radical y extrema ideología de la faz de la
tierra» e invita como perfecta guía a«ver las cosas desde el prisma de Israel,
porque en la guerra entre los civilizados y los salvajes islámicos, los israelíes
están con los civilizados». Geller ha hablado favorablemente del genocidio
contra los chechenos y deportación realizada por Stalin, justificando sus
acciones «por haberse aliado con Hitler». Sus discursos de exaltación

2
antislámica sin derecho de recusación han causado una honda impresión, tanto
en EEUU como en Europa. Geller dirige, de igual modo, los enlaces
antislámicos y pro-israelíes 'Gates of Viena' y 'Atlas Shrugs', en los que ha
colgado las caricaturas antislámicas publicadas por el diario danés 'Jyllands-
Posten', videos de musulmanes fornicando con cabras o imágenes de Mahoma
con cara de cerdo. También se le imputa haber creado la página 'Muslims
Against Sharia', un blog falsamente atribuido a un colectivo árabe. En 2007 se
sumó al grupo 'Stop the Madrassa', un grupo antislámico contrario a la
apertura de una escuela árabo-inglesa en EEUU. Geller es amiga personal del
azote del Islam Robert Spencer, con quien ha escrito un libro conjuntamente y
fundado la organización 'Stop Islamization of America' (SIOA), anatema con
el que también encabezó su obra editada en verano del pasado año. SIOA se
fundó en 2010 como parte del programa de la 'American Freedom Defense
Initiative' (AFDI), en paridad a su equivalente europeo 'Stop Islamisation of
Europe' (SIOE), éste último previamente creado en 2007 como resultado de la
integración de miembros del 'Stop Islamiseringen af Danmark' (SIAD) y
militantes de la 'English Defence League' (EDL). Las campañas de SIOA
promueven convencer a los musulmanes para que abandonen su religión
islámica. En sus discursos pronunciados para el Tea Party, Geller ha abogado
por la unión de este partido con la europea EDL.

Por su parte, la EDL, es un movimiento inglés de acción urbana contrario a la


«islamización y leyes de la sharia en Inglaterra». El grupo, nacido en 2009
como protesta al retorno de las tropas inglesas de la guerra de Afganistán, ha
organizado numerosas manifestaciones para impedir la construcción de un
mezquita en Birminghan. Debido a las fuertes reyertas que solía ocasionar
cierta turba de hooligans que por efecto llamada se sumaban a sus hileras, la

3
EDL quiso manifestar públicamente su desvinculación con tales grupúsculos
ante una rueda de prensa, aprovechando un acto de octubre de 2009 en el que
quemó una bandera nazi y declaró: «No queremos gente de esta ideología
entre nosotros. Nuestras acciones deben ser pacíficas porque no queremos
que sean silenciadas». En otoño de 2010, la EDL invitó a Nachum Shifren, un
rabino militante del Tea Party, a dar una conferencia, en la que llamó «perros»
a los musulmanes y proclamó que la liga inglesa «será recordada por
nuestros descendientes por toda la eternidad, como aquel grupo que luchó
para liberar a Inglaterra del demonio de los izquierdistas, quintacolumnistas
y prensa filofascista que había en su nación». Sobre la EDL pesan cargos de
atacar y pintar mezquitas con spray y agresiones físicas a musulmanes. Uno
de sus activistas ha sido encarcelado diez años por quemar una mezquita,
mientras otros están sido investigados por pretender volar por los aires el
Templo islámico central de Birgmighan. En Junio de 2010 la liga inglesa creó
una División Judía llamada 'EDL Angels' y anunció ser «un grupo opuesto al
racismo, orgulloso de tener entre sus miembros a gente de múltiples razas y
religiones». El pasado septiembre de 2011, el movimiento inglés reiteró su
«apoyo a Israel en su lucha contra el Islam». El «analista en terrorismo» Eric
Stakelbeck, columnado con la liga de defensa, compara a sus integrantes con
los del Tea Party, como «jóvenes no políticos, en su mayoría de clase obrera,
que denuncian las políticas destructivas que hacen sus gobiernos».
Recíprocamente, la 'Liga de Defensa Judía de Canadá' respalda a la liga
inglesa, celebrando «la lucha común de ambas facciones contra la política del
Islam». Desde sus orígenes, la EDL ha estado en connivencia con la 'Liga de
Defensa Noruega' (NDL), organización hermana con la que comparte
liderazgo y participa en numerosas marchas y protestas de Inglaterra. Anders
Behring Breivik, el asesino sionista responsable de 70 muertes en la capital
noruega, era un supuesto miembro de la NDL. Figuraba registrado en sus
listas con el pseudónimo de Fjiborg, sobrenombre con el que según han
admitido diversos medios sionistas se ocultaba el propio Breivick y no el
presunto personaje que se ha dado a conocer recientemente en la prensa.
Breivick escribía regularmente en los enlaces 'Gates of Viena' y 'Jihadwatch',
y afirmaba en su libro 'Derrotando Eurabia', tener cientos de amigos de la
EDL en su perfil de Facebook, haber desfilado con ellos en una manifestación
de Bradford y conocer personalmente a varios de sus dirigentes. Tras la
terrible masacre de Oslo, Tommy Robinson (Stephen Yaxley-Lennon), el líder
de la EDL, desmintió todo contacto de Breivik con su organización.

Geller ha invitado varias veces a la liga inglesa a dar mitings en New York,
que solían terminar, según la prensa, en tal provocación de violencia que a su
líder Tommy Robinson le fue finalmente negada la entrada al Aeropuerto
Internacional J.F. Kennedy y obligado a regresar a Inglaterra. Geller, quien
describe a la EDL como un grupo de «valientes patriotas ingleses», ha escrito
sobre ellos en su blog: «Reivindicamos los actos del EDL. Es el modelo de

4
grupo valiente, sensato y coherente que necesitamos para frenar la
islamización de Occidente».

Dick Armey, otro portavoz principal del Tea Party, líder del 'Freedom Works'
y del 'Republican House', es el coautor, junto a Matt Kibbe, del 'Manifiesto
del Tea Party', una biografía y análisis programático del partido. Para tener
una idea de quien es Dick Armey, recordaremos sus ideas replicadas en una
revista americana en el año 2002: «Me alegra que Israel ocupe esa tierra
habitada hasta el momento por un pueblo agresor que quería su expulsión, y
construyan ahora los judíos sus hogares. […] Espero que todas esas malditas
naciones árabes que han hecho lo posible por expulsar a Israel de Medio
Oriente, encuentren un pedazo de tierra donde acoger a los palestinos. No
dudo que podrán hacerlo». De la misma manera, el también ferviente sionista
al amparo del Tea Party, Louis Gohmert, apoya encarecidamente «el derecho
de Israel a combatir el programa nuclear de Irán». Gohmert denunció el
verano de 2010 en la CNN: «Las mujeres musulmanas entran a EEUU para
tener hijos y poder nacionalizarlos. Luego envían estos hijos a sus países
natales donde les entrenan como terroristas y después los retornan a EEUU
para cometer atentados contra la nación americana. ¡Está pasando ahora!».
Obviamente, esta falsa y ridícula alarma de «bebés terroristas» fue
inmediatamente descartada por el FBI. La lista de integrantes y simpatizantes
del Tea Party continúa con los nombres de Steve Stevlic, Jenny Beth Martin,
Mark Meckler, Judson Phillips, Dale Robertson, Steve Elliott, Marsha
Blackburn, Amy Kremer, Howard Kaloogian, Sal Russo... Casi todos ellos
tienen en común ser judíos sionistas y achacar a Obama demasiada
indulgencia con Palestina.

En la labor de propaganda, Michelle Prelle cumple una relevancia importante


dentro del Tea Party. Es el escritor del libro 'Underdogma', un panfleto
amarillista afín a las ideas del partido contra Palestina. Prell, un «activista de
los derechos humanos y consultor de política internacional», ha elaborado
discursos para importantes figuras políticas, como el primer ministro
Benjamin Netanyahu, el primer ministro de Canadá Stephe Harper y otros
cientos de políticos de los tres continentes. Es amigo y colaborador del
«Rabino Americano» Shmuley Botench y ha protagonizado numerosas y
pomposas alocuciones sobre los valores judíos. Ostenta, además, el
reconocimiento ''Pollie Award'', galardón que otorga la 'American Association
of Political Consultants', descrito como «Premio académico de políticas de
advertencia». El libro 'Underdogma' ha sido gratamente granjeado por
renombrados sionistas como Daniel Pipes y Frank Gaffney. Así defiende
Prelle la tesis de su obra: «Desde el bendito Cristo, pasando por Eli Manning,
hasta los palestinos que lanzan piedras, la gente tiende siempre a apoyar a
los más débiles. Desde mi infancia, tanto en la escuela, como en la familia o
la universidad, vengo escuchando como premisa existencial, que los hombres
de raíz humilde o menesterosos son siempre gente noble y bondadosa,

5
mientras otras personas o grandes entidades son despreciadas por el simple
hecho de que tienen más poder. El nombre que damos a este axioma es
'underdogma' y su idea representa el polo opuesto del verdadero espíritu
americano».

En el siguiente enlace puede verse el video publicitario del libro


''Underdogma'', en el que las imágenes hablan por sí solas:

http://www.youtube.com/watch?v=RkaBG7eLNJs

(Anuncio videográfico del libro 'Underdogma').

Prelle ha declarado públicamente que «los palestinos ejecutan a los


homosexuales» y ha transmitido su preocupación a los americanos de que «los
musulmanes quieren eliminar la Navidad de nuestras calles». A finales de
2010 escribió un ensayo llamado 'Why Palestinians?', donde afirma haber
estado «cinco años analizando el terrible 'underdogma' que existe en la
sociedad sobre el conflicto entre Israel y Palestina». Asegura en éste que «los
palestinos incitan al odio y la violencia contra aquellas culturas que
consideran inferiores» y que «en sus escuelas y televisiones enseñan a los
hijos a matar a gente inocente». Deplora que «el 72% de los palestinos de
escuela secundaria aspiren a ser mártires» y que «los hombres sometan a las
mujeres y puedan asesinarlas antes que su honor sea violado», por lo que
reprocha que «Palestina reciba las mayores ayudas económicas del planeta».
Dicha denuncia la amplia a todo el mundo islámico, al que califica como
«nuestro enemigo declarado». Culmina su alegato añadiendo: «Por culpa de
este 'underdogma' la gente aplaude estrellar aviones contra edificios, ahorcar
y lapidar a homosexuales o usar a niños-bomba para cometer atentados
suicidas contra civiles. El 'underdogma' es un «Eje de Poder» que ha
trascendido toda concepción política de derechas y de izquierdas, pues es

6
defendido incluso por muchos personajes famosos y celebridades de la
sociedad. Los islamistas radicales utilizan este 'underdogma' como clara
justificación -incluso provocación- para seguir cometiendo brutales ataques
yihadistas, que perjudican hasta quienes enardecen este pensamiento. Seguir
defendiendo esta política 'underdogma' es suicida y tal condescendencia nos
está llevando a la auto-destrucción».

Carente de otros atributos, el Tea Party se nos muestra como un implacable


abogado de guerra contra el mundo islámico, enclaustrado en un discurso
límbico de la condena. Un cúmulo de leyendas y despropósitos
completamente indigestivo que, lamentablemente, ha quedado presa en el
fondo de la conciencia infantil del hombre medio americano y digerido sin
problemas en sus entrañas curtidas de comida basura.

En contraposición al Tea Party, nació en febrero de 2010 el Coffe Party, un


movimiento análogo para los acólitos de izquierda. Éste es subvencionado por
el judío sionista y multimillonario George Soros, a través de su 'Open Society
Institute', un poderoso network que integra toda índole de organizaciones,
institutos, partidos políticos y lobbies de presión izquierdista, entre ellas la
'Democracy Alliance' de Rob Stein, el 'Jews for Racial and Economic Justice'
o el 'National Gay and Lesbian Task Force'. Es importante señalar que George
Soros es, a la sazón, el principal financiero de la revolución bolivariana de
Sudamérica. El Coffe Party fue fundado por Anabel Park, cineasta defensora
de las políticas de Obama, quien ha co-dirigido la película ‘9500 Liberty’, un
documental en favor de la inmigración y el mestizaje, que fue subvencionado
por MTV Tr3́s, filial del emporio mediático Viacom de los magnates sionistas
Philippe Dauman y Summer Redstone (Murray Rothstein). El partido tiene
como portavoz oficial al judío Camron Moore y goza de la gran cobertura
mediática que le brinda el grupo C-SPAN de televisión privada, dirigida por el
donante de dinero para la limpieza étnica de Palestina, Brian Lamb.

El Coffe Party es apoyado sin reservas por influyentes intelectuales de la


izquierda americana como Noam Chomsky, James Petras, Immanuel
Wallerstein o Leonardo Boff, y en Europa por numerosos grupos marxistas,
entre los que figuran la asociación francesa Attac, partidaria de la Tasa Tobin,
o medios electrónicos como 'Rebelión.org'.

Chomsky, quien se define como «anarcosindicalista» y «sionista libertario»,


es un veterano y fiel simpatizante del Partido demócrata y del Partido Verde.
Escribe frecuentemente artículos para 'Z Communications', un grupo
mediático independiente de rotundo marchamo comunista, cuyo equipo
directivo y redactor es predominantemente judío. El presidente de Venezuela,
Hugo Chávez, recomienda la lectura de su libro 'Hegemonía o supervivencia',
un texto aleccionador hacia el socialismo internacional.

7
El «revolucionario y anti-imperialista» filósofo James Petras, es un afamado
activista y escritor de importantes periódicos de izquierda como el 'Le Monde
Diplomatique', el 'New Left Review' o el 'Monthly Review'. Fue un antiguo
alternante y colaborador del gobierno de Salvador Allende. Las ideas de
Petras son harto promocionadas en espacios virtuales comunistas como 'Red
Voltaire' y la citada 'Rebelión.org'.

Immanuel Wallerstein, sociólogo-historiador estadounidense y principal


teórico del análisis sistema-mundo, está considerado una eminencia dentro de
los movimientos antiglobalización. Wallerstein dice inspirar su pensamiento
en triada sincrética a Karl Marx, el historiador francés Fernand Braudel y los
teóricos del desarrollismo. Ensalza en sus escritos los crímenes de la
Revolución francesa y minimiza los de la Revolución bolchevique.

Por su parte, Leonardo Boff, ex franciscano brasileño rechazado por el


Vaticano, tras quitarse el disfraz de creyente y homilía cristiano-sionista,
defiende ahora a grupos e ideas de la New Age. Correlativamente ha
denunciado la persecución del bahaísmo que presuntamente estaría realizando
Irán, así como su emisión nacional televisiva del reportaje 'The secret of
Argameddon', en el que se acusa a los iraníes judíos bahaíes de querer socavar
el país, ayudados por los miembros de su sede central religiosa de la ciudad de
Haifa en Israel, en contubernio a un plan de domino mundial judío.

Llegados al mes de mayo de 2011, nació igualmente el célebre movimiento de


izquierda '15-M'. Éste surge como inspiración del libro '¡Indignaos!' del autor
Stéphane Hessel, un antiguo miembro de La Résistance francesa,
«superviviente del holocausto» y uno de los principales redactores de
la Declaración de los Derechos Humanos de 1948. Pocos meses después de la
publicación de su obra, Hessel sacó una segunda parte llamada
'¡Comprometeos!', cerrando así este tándem doctrinal que es talmente una
secuela de ‘El Capital’ de Marx. Tanto el movimiento '15-M', como su sosias
americano 'Occupy Wall Street', es nuevamente financiado por George Soros,
y tiene como ulterior propósito exaltar una voz pública exigente de reformas
económicas y sociales que, lejos del destino abnegado que dichos
«indignados» promulgan, prepara el advenimiento de la agenda de propuestas
del nuevo orden mundial. En tanto, aquellos integrantes que ignoran esta
taimada artimaña y, suponemos, luchan sinceramente por los intereses de este
movimiento, no reparamos en ellos otra cosa que la paradoja de reivindicar
derechos de vida burguesa. La mayoría de integrantes del '15-M' se compone
de activistas progresistas, hippies reciclados y perroflautas de todo pelaje, una
singular amalgama que conforma en sí mismo un auténtico 'Cannabis Party'.

Como vemos, el silbido de la hidra judaica resuena tanto en el partido


republicano como en el demócrata. Una vez todos reunidos en el salón de la
sinagoga, toman sus asientos para diseñar y decidir el futuro del planeta. La

8
derecha sirve el té a los presentes y la izquierda los convites de café. De la
pasta nadie debe preocuparse, pues ésta y cuanta sea necesaria ya la ponen los
judíos.

Del proislamismo a la islamofobia

En concomitancia con EEUU, la histeria antislámica se ha propagado en


Europa a través de toda la fiebre multiforme de partidos de la «Nouvelle
Drete», «Identitarios» y otros mixtovariantes. Dichos grupos ya hace tiempo
que sucumbieron al discurso islamófobo, fabricado sin descanso por el
sionismo, y a la falaz amenaza de 'Euroarabia', término acuñado por la judía
Bat Ye'or, mujer famosa a su vez en Francia por su teoría 'Dhimmitude'. El
neologismo 'dhimmitude', de significado análogo al 'underdogma' americano,
alcanzó gran popularidad en el país galo gracias a la periodista italiana Oriana
Fallaci, cuyo apellido parangonamos de un acierto extraordinario.

Por nuestra parte, nos cansamos de advertir a dichos concurrentes que tal
postura anti-islámica no sólo era incoherente, sino que favorecía enormemente
los intereses de Israel. Sólo conseguimos una sonrisa socarrona y tomarnos
por ingenuos o por locos. No deja de ser desconcertante, a tenor del
considerable número de nacionalsocialistas que hay en dichos grupos
«identitarios», el cambio radical de éstos respecto a su postura con el mundo
islámico. Asimismo, y como premisa aclaratoria, queremos precisar que no
nos referimos al total acervo de los inscritos, pues sabemos que algunos
realizan una labor encomiable, sin embargo, y por propia ley de aristocracia,
éstos no son más que una minoría. Nuestro interés no es versar en el análisis
particular y concreto, sino en la síntesis metagenérica de los acontecimientos.

Hubo otros tiempos más benignos donde en Alemania el NPD integraba


musulmanes en sus lineas y permitía a hombres como Ahmed Huber dar
conferencias sobre el mundo islámico en los congresos del partido y escribir
en el informativo 'Deutsche Stimme'. O Nick Griffin, el líder del BNP,
congeniaba desde Inglaterra con las figuras de Jomeini y Gadaffi. Años en que
en España, Huzman Hanza Ríos, publicaba la siempre polémica revista
9
'Handschar', mientras Omar Silva escribía artículos proislámicos para la
Falange y otros miembros del partido manifestaban su apoyo a las revueltas de
Irán.

Haciendo una mirada aún más retrospectiva, Hitler ordenaba en Alemania


construir una mezquita en Berlín, declaraba a la raza árabe como «pueblo no
inferior al ario», colaboraba en favorecer la expansión del islamismo en sus
países, integraba a musulmanes en los ejércitos de la Wermacht y en las
Waffen SS internacionales, abría escuelas de Mulahs y centros islámicos en
Berlín, Dresden y Metz (Francia) o recibía al Gran Mufti de Jerusalén con
todos los honores y banderas palestinas, y con la misma deferencia a
delegaciones de Siria e Irak.

Empero, los nacionalsocialistas contempóraneos prefieren encarnizarse contra


el Islam, impedir que construyan mezquitas y culpabilizarles de la arabización
de Europa. Pese a que apenas el 18% de los países islámicos son árabes y que
el propio Corán instruye en la «no confrontación entre religiones», dichos
acólitos siguen creyendo en la dicotomía árabe-musulmán y en el peligro que
entraña su religión. Decididamente el hombre islámico no es digno de su
confianza. Sin embargo, Hitler tenía una una opinión muy distinta:

«Los únicos a los que considero dignos de confianza son los


musulmanes» Adolf Hitler

«Estoy convencido de que los pueblos gobernados por el Islam estarán


siempre más próximos a nosotros que, por ejemplo, Francia, no obstante la
familiaridad de la sangre que corre por nuestras venas». Adolf Hitler

Mientras el Führer prefería una noble alianza con pueblos musulmanes


extranjeros, antes que confiarse a otras naciones por simple y mera afinidad
racial, sus nietos ideológicos son partidarios hoy de hacer justamente lo
contrario.

Hitler, lejos del prejuicio y desconocimiento general habitual, consideraba el


Islam como una religión superior al cristianismo, que incluso llegaba a
comparar con los tiempos de esplendor del Sagrado Imperio Romano:

«Es tan solo en el Imperio universal romano que podemos decir que la
cultura fue un factor (en términos de Estado). También el gobierno de los
árabes en España fue algo infinitamente distinguido: los más grandes
científicos, pensadores, astrónomos, matemáticos, una de las épocas mas
humanas, al mismo tiempo que una caballería colosal. Cuando mas tarde hizo
su aparición el cristianismo, entonces sí podemos decir: los bárbaros. La
caballería que nació en los castellanos fue en realidad una herencia de los
árabes. Habría sido mejor que Charles Martel no hubiera vencido en

10
Poitiers, ya que nuestra Europa, totalmente subyugada por los judíos, había
convertido el cristianismo en algo tan insípido que hubiese sido preferible la
victoria del Islam. La religión islámica recompensa al guerrero con la
entrada al séptimo cielo. Con esta religión habríamos recuperado de nuevo el
espíritu guerrero que nos había arrebatado el cristianismo y hubiéramos
vuelto a conquistar el mundo». Adolf Hitler

«Basémonos siempre en esta verdad histórica: el legislador de los


musulmanes, hombre poderoso y terrible, establece sus dogmas con el coraje
de sus armas, aún y la indulgencia y tolerancia de su religión. El legislador
divino del cristianismo, viviendo en la humildad y la paz, y predicando el
perdón de las ofensas, su santa y dulce religión se convirtió para nuestra ira,
en la más intolerante y bárbara de todas». Adolf Hitler

Otro argumento extendido entre dichos neomilitantes es acusar al Islam de ser


una «religión falsa» o «anti-europea» por no tener imágenes, cuando los
atlantes, los pelasgos, los persas mazdeístas, los indoarios de la primera edad
védica o los propios romanos durante los dos primeros siglos, tampoco
representaron a sus divinidades. El Canciller alemán tampoco nunca objetó
nada al respecto, sino que nuevamente lo consideró un rasgo superior de su
religión:

«Por desgracia para la iglesia, ella ha delimitado el misterio al explicarlo de


manera precisa… No tenemos ninguna luz sobre el misterio cuando
aprendemos que los sacerdotes se asemejan a Dios bajo los rasgos vulgares
de un hombre. Los discípulos de Mahoma, en este aspecto, son muy
superiores, ya que no necesitan representarse físicamente a Allah. […] El
mayor peligro en que ha caído el cristianismo es que su representación de la
otra vida sometida a un cambio eterno, ha sido ligada a tantas pequeñas
cosas terrestres, que si una vez éstas se rompen, los hombres estarán maduros
para el retorno del materialismo marxista. Es lo angustiante, pues con ello el
hombre pierde toda restricción, y se imagina el amo de la naturaleza, y
entonces es cuando todo termina». Adolf Hitler

Léon Degrelle explica dicha admiración del Führer por el Islam:

«Hitler tenia una debilidad indiscutible por la religión islámica. Él, que era
de origen católico y de pequeño había cantado en el coro de su parroquia,
manifestó siempre un gran respeto por el Islam y su civilización». Léon
Degrelle

11
El ex general belga también relata cómo Hitler ordenó fabricar collares con un
diminuto Corán abierto, que colgaba personalmente a los cuellos de los
soldados voluntarios musulmanes. Cabe recordar la efusiva amistad que
mantuvo siempre Degrelle con el Gran Mufti y con sus hijos, quienes en los
años 70 fueron a visitarle personalmente a Cartagena durante sus años de
exilio en España.

Pero en absoluto el filoislamismo era una idea personal de Hitler, sino una
convicción compartida por casi toda la cúpula dirigente del Reich. Nadie
ignora el interés y respeto que Himmler sentía por la religión islámica, cuya
cosmovisión valoraba como «la más cercana al nacionalsocialismo», o que el
Corán fuera uno de sus libros de cabecera, del que se valían sus suntuosos
discursos y ovaciones a las tropas musulmanas. Ludwig Heiden, oficial de los
Servicios Centrales de Seguridad del Reich, se hizo célebre por haber
traducido el 'Mein Kampf' al árabe y haber editado una versión al mismo
idioma de 'Los Protocolos de los Sabios de Sión', además de convertirse al
islamismo con el nombre Al Hadj. El ilustre antropólogo Dr. Ludwig
Ferdinand Klauss, importante teorizante de estudios raciales del NSDAP y
gran entusiasta de alianzas con el mundo islámico, también se hizo adepto
musulmán. Oskar Ritter von Niedermayer, conocido por sus antiguas hazañas
en la primera guerra mundial, en las que medió con Afganistán para liberar a
la India de las colonias británicas, fue otro convertido al islamismo.
Niedermayer tuvo uno reconocida labor durante el Reich como general de

12
unidades de legionarios turcomanos y otros pueblos del este, así como de
voluntarios afganos e iraníes. El también experto alemán en cuestión judía y
alto rango del NSDAP, el Dr. Johannes von Leers, dirigió los servicios de
propaganda antisionista del gobierno de Egipto y abrazó la fe islámica bajo el
apelativo de Omar Amin. El celo musulmán y ahínco con el que von Leers
exhortaba la adhesión de los europeos a la religión islámica dejaría hoy líbido
a más de uno. No exageramos al decir que las declaraciones transcritas a
continuación del secretario de Goebbles son las más diplomáticas que hemos
encontrado:

«El mundo está en deuda eterna con la religión islámica. Con la conquista de
Arabia, los musulmanes consiguieron frenar la peligrosa incursión de los
judíos en esas tierras, y en lugar de las terribles enseñanzas del Jehová del
judaísmo, trajeron a los pueblos conquistados la noble religión islámica, que
desde ese instante abrió las puertas de una cultura superior a muchos
pueblos». Johannes Von Leers

«El musulmán es el mayor enemigo del judaísmo, por eso los judíos quieren
destruir todo el trabajo que hizo el profeta Mahoma». Johannes Von Leers

«Me he convertido voluntariamente al Islam y he cambiado mi nombre


original por el doble nombre árabe de Omar Amin. El primero, por nobleza y
respeto al gran Califa Omar, quien fue el mayor luchador contra los judíos, y
el segundo, en honor de mi venerable amigo, el Gran Mufti Hajj Amin el
Husseini». Johann Von Leers

Hubo muchos otros oficiales alemanes y altos rangos del estado mayor y de la
RSHA que se convirtieron voluntariamente al Islam. La mayoría emigraron
tras la guerra a tierras de Egipto, Siria e incluso Arabia Saudí. Algunos
estuvieron desempeñando labores de propaganda contra el sionismo y en favor
de la autodeterminación de los pueblos musulmanes. Otros trabajaron en los
ministerios de defensa e instruyeron militarmente a las Fuerzas de Liberación
de Palestina (PLO), entre cuyas operaciones logísticas y suministro de armas
habrían contado con la ayuda del propio Otto Skorzeny. He aquí un elenco de
sus nombres: Gerd Von Nimzek (Ben Ali), Bernhardt Bender (Béchir Ben
Salah), Leopold Gleim (Al Nashar), Walter Balmann (Ali ben Khader), Hans
Appler (Saleh Shafar), Seipel (Imad Zuher), Heinrich Sellman (Hassan
Suleiman),Wilhelm Boerner (Ali Ben Keshir), Ulrik Klaus (Muhammad
Akbar), Gruber (Aradji), Dr. Heribert Heim (Tarek Hussein Farid), Werner
Birgel (Al-Gamin), Aloïs Brunner (Ali Mohammed), Ludwig Zind
(Muhammad Saleh), Wilhelm Boeckler (Abd el-Karim), Joachim Daümling
(Ibrahim Mustapha), Franz Bartel (Al-Hussein), Aehim Dieter Peschnik (Al-
Saïd), Baumann (Ali Ben Khader), Heinrich Willermann (Naim Fahum),
Albert Thiemann (Amman Kader), Wilhelm Hintersatz (Harun-al-Raschid
Bey), Erich Altern (Ali Bella), Friedrich Buble (Ben Amman), Karl Luder, Dr.

13
Wilhelm Beissner, Oskar Dirlewanger, Barón von Harder, Franz Hithofer,
Fritz Bayerlein, Wilhelm Farmbacher, Franz Bünsch, Dr. Hans Eisele, Erich
Bunzel, Hans Becher, Eugen Fichberger, Gerhard Mertins, Schmalstich,
Rudolf Midner, Alois Moser, Oskar Münzel, Franz Rademacher, Walter
Rauff, Erich Weinmann, Otto Ernst Remer...

Los ejemplos de apoyo y defensa brindados por el Reich a los pueblos


islámicos son numerosos. En 1937, en el macrocongreso panárabe de Blutan
contra las políticas sionistas, el único país europeo presente fue Alemania.
Durante los años de gobierno, los nazis defendieron la independencia de
Marruecos y dieron refugio al emir Shakib Arslan del Libano, recibiéndolo
como «Ciudadano de Honor del Reich» y nombrándole consejero del
departamento de propaganda árabe e islámica. También liberó Alemania al
tunecino Habib Burguiba, líder del partido independentista Neo-Destour,
encarcelado por los franceses. Los 'Hermanos Musulmanes' recibieron ayuda
del Reich para distribuir traducciones al árabe del 'Mein Kampf'. Fritz Grobba,
el embajador alemán en Bagdad, contribuyó sobremanera con Al-Husseini y
el derrocado Rey afgano Amanullah, en el golpe de estado irakí de Rashid Ali
al-Gailani contra las intromisiones británicas. Al-Gailani tuvo, además, asilo
político y ayuda militar de los alemanes a su país una vez empezaron las
hostilidades de los ingleses. Los intereses de Afganistán -país en el que
Alemania llevaba trabajando desde 1917- también fueron defendidos por el
Reich, a través de la 'Escuela de Lengua Alemana' de Kabul, estrechando
relaciones con el ministro de economía Absul Majid, así como negociando
ganancias territoriales para el país tomadas por los británicos y entrenando a
las fuerzas armadas del país. Durante el refugio de Majid en Berlín, los
alemanes se comprometieron a liberar a los 15 millones de afganos
colonizados en la India por el Raj británico. Alemania fomentó también en la
nación afgana la emancipación de la etnia pashtun, pueblo al que declaró
oficialmente como ario y para quienes ayudó a crear la Academia Pashto
(Pashto Solana), destinada a la recuperación del idioma pashto, muy en
decadencia en esos años por la imposición de la lengua persa. El Reich
también mantuvo relaciones diplomáticas con el embajador turco Mehmed
Hamdi, partidario del golpe de estado de Irak y de ceder acceso territorial para
invadir la URSS, mientras las tropas alemanas ganaban el apoyo de Alparsan
Türkes, jefe del 'Ulkücüler' y de la 'Formación Turaniana'. En Palestina, los
alemanes dispusieron diferentes ortsgruppen (ramas locales) del NSDAP y
permitieron al líder del 'Consejo Supremo Islámico' y 'Gran Mufti de
Jerusalén', abrir un centro islámico en Berlín y una oficina de propaganda
organizada con cuatro secciones: 'Propaganda por Radio', 'Espionaje y
Sabotajes en Europa y Oriente Próximo', 'Reclutamiento de Voluntarios para
las Unidades Musulmanes' y 'Formación de Imanes para las Unidades
Musulmanas'. Una vez ocupada Francia, y cortésmente recibidos por la
población tunecina del país galo, los alemanes entablaron relaciones con el
líder de la comunidad musulmana Si Kaddour ben Gabrit e intercedieron
14
económicamente en la construcción del Hospital musulmán 'Avicena' del
municipio de Bobigny.

Durante la guerra, las alianzas entre Alemania y los pueblos árabes e


islámicos, lejos de menguar se afianzaron. Hitler ordenó crear diferentes
divisiones SS para voluntarios musulmanes, así como la expresa unidad de
voluntarios árabes 'Deutsche Arabische Lehr Abteilung' y el 'Kommando
Deutsch-Arabischer Trupper' (KODAT) '', cuerpo especial magrebí para
voluntarios marroquíes, argelinos y tunecinos. Stefano Fabei da una cifra
estimada del número de voluntarios islámicos alistados al Reich, basada a su
vez en el libro 'Voluntarios extranjeros en la Wermacht' de Carlos Caballero:

«Se trata de una contribución muy significativa, difícil de cuantificar


numéricamente. Para intentar dar una cifra, diremos, prudentemente, que
más de 300.000 fueron los musulmanes de las regiones islámicas de la Unión
Soviética (caucásicos, turcos de Crimea, tártaros del Volga, turkestanoss,
azerbaiyanos, etc.) que se enrolaron con los alemanes para combatir contra
la armada roja de Stalin; 117.000 los caídos. Por cuanto se refiere a los
árabes, entre 1941 y 1945, se calcula que 500 sirios, 200 palestinos, 450
iraquíes y alrededor de 12.000, entre argelinos, tunecinos, marroquíes y
egipcios que se unieron activamente al Eje. 6.300 formaron parte de unidades
militares del Reich, unos pocos centenares combatieron con los distintivos del
Ejercito Regio o de la Milicia Voluntaria de Seguridad Nacional, otros
también militaron en la unidad de la Francia de Vichy. Emanuel Celler,
miembro del congreso de los Estados Unidos, el 10 de abril de 1946, declaró
que dos mil soldados árabes del Eje prisioneros de guerra estaban internos
en el campo de presos de Opelika, en Alabama. Luego, en los Balcanes, más
de 30.000 voluntarios de Bosnia, de Albania y de otras regiones musulmanas
entraron el las Waffen SS, y a esto habría que sumar aquellos millares de
fieles de Allah que combatieron en milicias y formaciones autónomas».

Según pesquisas de otros autores como Carlo Cariglio, la cifra de voluntarios


árabes habría superado los 40.000:

«Esto, naturalmente, sin contar los centenares de miles de voluntarios


Bosnios (dos Divisiones musulmanas Waffen SS, la 13° Gebirg-Division
“Handschar” y la 23° Gebirgs-Division “Kama”), Croatas (quinta División
Nacional “Hravatsko Domobranstvo”, la “Crna Legija”, la Milicia Ustascia,
así como dos Divisiones y numerosos Legionarios voluntarios del frente del
Este), Albaneses (Waffen-Gebirgs-Division der SS “Skanderberg”, liderada
por Mostepha Bey Frashery), Cosacos (la Ostlegion, la XIV Kosaken-
Kavallerie-Korps der SS Don-Kosaken, la 19° Waffenverbände der SS
«Kuban-Kosaken», la 20° Waffenverbände der SS «Terek-Kosaken», la 21°
Waffenverbände der SS «Sibir-Kosaken»), Árabes (40.000 voluntarios
integrados en la Wehrmacht, sin contar los alistados en la “Phalange

15
Africaine”, la “Deutsch-arabische Lehrabteilung”, la “Brigade El-Maadi”,
la “Französische Freiwilligen Legion”, y en las varias milicias armadas
costituidas entre el 1942 y el 1944 del “Rassemblement National
Populaire”de Marcel Déat, del “Parti Popoulaire Français” de Jacques
Doriot, del “Mouvement Franciste” de Bucard y del “Mouvement Social
Révolutionnaire” de Eugène Delonche); y Rusos (más de un millón de
hombres enrolados en la “Russkaja Osbodie Telnaja Armia”, el Ejército de
liberación nacional ruso, a las órdenes del general Andreï Vlassov). Por no
mencionar las Divisiones y los centenares de Brigadas y Regimientos de
voluntarios Búlgaros, Serbios (formados dentro de la División SS “Prinz
Eugen”), Turcos, Ucraineses (Ejército de liberación Ucrainés), Bielorrusos,
Turkestanos (la Legión Turkestana), Tártaros (la Legión del Volga del
Obersturmfürer Olzcha), Caucásicos (la Legión Caucásica de Ali Khan),
Azerbaiyanos (la Legión SS liderada por el general Mikhail Dudanginsky),
Armenios (la Legión Armenia), Georgianos (la Legión Georgiana), Tibetanos
(un Batallón de voluntarios llegados en 1945 para defender Berlín) e Hindúes
(la 17° Indische Legion der Waffen-SS y 4.000 voluntarios del 950°
Panzergrenadierregiment y de la 18° Unidad de la SS Freiwilligen-
Panzergrenadierdivision “Horst Wessel”, sin olvidar los 50.000 voluntarios
del Ejército Nacional Indio de Subhas Shandra Bose, integrados en el ejército
japonés)».

Léon Degrelle revela el sentido de dichas alianzas:

«Es lo que explica el interés especial que Hitler tenia por los pueblos del
Islam, arrastrados demasiadas veces a la dominación y menosprecio de los
negreros extranjeros que impusieron a estos países altamente civilizados sus
lenguas y costumbres. Sin los aportes de estos antiguos pueblos, Europa
habría acabado en los balbuceos de una Alta Edad Media que ni se acordaba
de Sócrates ni de la Roma de Agusto. Es el Islam quien nos trajo a Córdoba a
Aristóteles hace ya más de diez siglos». Léon Degrelle

Aún más desconocido es el dato proporcionado por Elwyn Jones y Rajani


Palme Dutt sobre la conversión de 25.000 nacionalsocialistas al islamismo
ordenada por el Reich en verano de 1939. Éstos fueron organizados en el
movimiento musulmán 'Janait-e-Muslimin' con el consentimiento y
colaboración del Gran Mufti. Diseminados como misioneros políticos en
diferentes países islámicos, desempeñaron funciones de administración
bancaria, actividades de cinematografía y documental, colaboraciones
proislámicas y antisionistas en la prensa árabe e impartiendo clases de lengua
alemana. Sus principales centros de operación estaban Bagdad y sobre todo en
el Cairo, capital emparentada con las labores políticas que a su vez tenía
desplegadas el Reich en el resto de Egipto, Sudán, Palestina y Transjordania.
Otro organismo a su servicio fue el 'Club Árabe el Nadi el Arrabi',
movimiento panislámico fundado en 1921 por el emir libanés Shakib Arslan,

16
hombre partidario del Califato y mano derecha del Gran Mufti, que contaba
con militantes en múltiples zonas de Oriente Medio y Europa y una sede
principal en Berlín.

Cuando Alemania promulgó las leyes contra los matrimonios mixtos, judíos
de Nuremberg, miles de telegramas de felicitación fueron enviados al Reich
de parte de los países árabes e islámicos, especialmente de Marruecos y
Palestina. Los árabes veían en Hitler el equivalente de un Califa. Muchas
zonas del mundo árabe y medios de prensa lo identificaron como una
encarnación de Mahoma. En Siria y Libano, las figuras del Führer y el Duce
se interpretaban como personificaciones del Mahdi. Mientras los sirios daban
a Hitler el título de «Abu Ali» (Sirviente del más alto), el canciller alemán era
bautizado en Egipto como «Muhammad Haidar» (León de Mahoma). Gran
cantidad de libros, carteles publicitarios y entradas de tiendas y mercados
locales, llevaban circunscrita la leyenda «Bissama Allah, oria alard Hitler»
(En el Cielo Alá, en la tierra Hitler).

Las muestras de afecto que tuvo el Reich con los pueblos árabes y con el
mundo musulmán en general, se constatan nuevamente en el telegrama que
Himmler envió en noviembre de 1943 al Gran Mufti de Palestina, país por el
cual Alemania, toda y la fuerte presión de los británicos y de la Organización
Mundial Sionista, abrigó siempre una gran égida y la promesa de otorgarle un
Estado propio integrado en un Califato islámico, una vez finalizada la guerra:

«Al Gran Mufti: El movimiento nacionalsocialista de la Gran Alemania


mantiene, desde su inicio, una lucha contra la judería internacional. Por ello
ha seguido con especial afecto la encomiable resistencia por la libertad del
pueblo árabe, fundamentalmente en Palestina, contra las injerencias de la
comunidad judía. En reconocimiento a este mortal enemigo común, yace la
firme fundación de la alianza natural del nacionalismo alemán por el amor y
lucha de los musulmanes del mundo entero. En tal voluntad de espíritu, os
envío, en este infame aniversario de la declaración Balfour, mis más sinceros
deseos y esperanzas para que en esta lucha consigáis finalmente la
victoria». Heinrich Himmler

Durante años, Alemania estuvo enviando al Rey Ibn Saud de Arabia Saudí, a
través de Turquía, armamento y dinero para los insurgentes palestinos. Los
alemanes trasladados a Palestina tomaron contacto con importantes líderes
árabes para soliviantarse al rechazo de partición de tierras entre judíos y
palestinos. Adam Vollhardt, principal emisario alemán delegado a Palestina
en interés de negociar con dichos superiores palestinos, requirió en 1938: «La
cuestión palestina debe resolverse satisfactoriamente para el pueblo árabe en
pocas semanas. […] Alemania quiere contribuir a solucionar el problema
palestino y devolver los derechos de este pueblo, y usará para tal objetivo
todos los medios posibles de propaganda en favor de la causa árabe». Por su

17
parte, el 'Consulado Alemán de Palestina' hacía notar: «Es voluntad de
Alemania asistir y lidiar la lucha de los árabes contra las pretensiones
territoriales del sionismo».

Por el lado intelectual, el insigne filósofo y científico alemán Herman von


Keyserling expresaba: «Desde el comienzo de la revolución alemana me
impresionó el parentesco del nacionalsocialismo con el Islam, y esta
impresión se confirmó y reafirmó tiempo después».

También Carl Jung vio estrechas analogías entre el movimiento


nacionalsocialista y el Islam, e incluso identificó al Führer con Mahoma:

«La cosmovisión de Hitler es la más cercana posible al islamismo,


prometiendo el máximo de recompensas en esta vida, pero con ese Walhalla
''a lo musulmám'', en el que todo alemán merecedor puede entrar y disfrutar
de su grandeza. El nacionalsocialismo predica, como el Islam, la virtud de la
espada». Carl Jung

«No sabemos si Hitler está a punto de fundar un nuevo Islam. De momento va


por este camino, se parece a Mahoma. La emoción en Alemania es islámica:
guerrera e islámica. Todos sedientos de un Dios ''poco social''». Carl Jung

El filósofo Friedrich Nietzsche, aclamado en su día por la Alemania


nacionalsocialista como por sus vigentes seguidores, por su teoría
del Übermensch, valoraba asimismo sobre el Islam:

«Tras arrebatarnos la cosecha de la cultura antigua, el cristianismo nos


arrebató también la de la cultura islámica. El mundo maravilloso de la
cultura árabe en España, más cercano a nosotros, en último término, que
Grecia y Roma, porque nos hablaba con mayor fuerza a nuestra sensibilidad
y a nuestro gusto, fue pisoteada (no tengo qué decir por qué pies)».

«¿Por qué?, ¡porque debía su génesis a unos instintos aristocráticos, a unos


instintos varoniles, porque decía sí a la vida incluso con las raras y refinadas
suntuosidades de la vida mora!... Más tarde los cruzados combatieron algo
tal, que mejor les habría estado tenderse en el polvo delante de ello, -una
cultura tal que, comparada con ella, incluso nuestro siglo XIX se encontraría
a si mismo muy pobre, muy “tardío”. – Ciertamente, los Cruzados querían
hacer botín, Oriente era rico… ¡Seamos francos! Las Cruzadas - ¡piratería
superior, nada más! (...)

El cristianismo, el alcohol – los dos grandes medios de corrupción… En si no


debería haber, ciertamente, lugar a opción a la vista del islam y del
cristianismo, como no lo hay a la vista de un árabe y un judío. La decisión
está tomada, nadie es libre de seguir aquí decidiendo. O se es un chandala, o

18
no se lo es… “¡Guerra sin cuartel a Roma! Paz, amistad con el islam”: así
sintió, asó obró aquel gran espíritu libre, el genio entre los emperadores
alemanes, Federico II».

El Anticristo, fragmento 60. Alianza editorial 1974, p.106. - Nietzsche

Ya incluso en la primera guerra mundial Alemania fue aliada del Imperio


Otomano. El Kaiser Guillermo II atendía personalmente al Califa Abdul
Hamid II los asuntos de gran relevancia que el sultán le consultaba. Fritz
Grobba, el embajador de Irak durante el Reich, fue oficial de enlace del
ejército otomano en 1915. Eberhard von Stohrer, diplomático en la Alemania
nacionalsocialista, medió en la primera guerra mundial en Egipto por una
alianza con el Reino de Hijaz saudí. Von Papen sirvió como soldado en el
frente turco durante la primera guerra mundial. En la visita de Damasco de
1898, el Kaiser rindió homenaje a la figura de Saladino, y durante su estancia
en Tánger apoyó la independencia marroquí. En 1928, el presidente
Hindenburg y el general Niedermayer recibieron, durante la República de
Weimar, al Rey afgano Amanullah, en su visita de Estado a la capital de
Berlín.

Lo que describimos atañe también a los fascistas, pues hay un notorio grueso
de esta parte que milita o simpatiza en tales partidos de «Nueva Derecha» e
«Identitarios».

El filoarabismo y filoislamismo ya figuraban en Italia antes del fascismo,


siendo éste apreciable en grupos como el movimiento futurista de Marinetti o
las milicias Arditi.

En aquellos días, el controvertido Grabrielle D'Annunzio proclamaba en


afinidad con los Evangelios y el Corán: «Del Oriente vendrá la fuerza nueva
para la Italia Nueva: de esta Italia que el destino ha querido constituya,
geográfica y espiritualmente, el puente entre Occidente y Oriente».

En 1923, pocos meses después de que el fascismo tomase el poder, Mussolini


ya alumbró su interés, no sólo con los pueblos árabes del mediterráneo y del
África oriental, sino con la integridad del mundo musulmán, enviando a
Afganistán una misión político-científica guiada por Gastone Tanzi y Luigi
Piperno, en aras de proponer un plan de asistencia al país y entablar una
alianza con el emir Amanullah, contrario a las políticas británicas y soviéticas.

Entre 1930 y 1936, la política islámica de Italia, más independiente y activa,


comenzó a fomentar el respaldo del Medio Oriente y del área árabo-islámica
en general, organizando eventos en la 'Feria del Levante', convenios de
estudiantes asiáticos en Roma patrocinados por los Grupos Universitarios
Fascistas y permitiendo retransmisiones radiofónicas y ediciones de

19
periódicos en lengua árabe. En 1935, Mussolini creó en el Cairo la 'Agencia
de Egipto y Oriente', como «enlace de información del mundo árabe», y un
'Instituto de Oriente' en Roma «para interés nacional de los problemas
orientales, en mayor signo, los coloniales».

En 1934 el Duce formuló abiertamente su anhelo con el mundo musulmán:

«El objetivo histórico de Italia tiene dos nombres: Asia y África. Sur y Oriente
es la máxima aspiración y voluntad de Italia. Esta es nuestra respuesta a sus
derechos geográficos e históricos. De todas las grandes potencias
occidentales de Europa, la más cercana a África y Asia es Italia. Nadie
tergiversará la importancia de esta misión que yo asigno a ésta y todas las
generaciones italianas del mañana. No se trata de conquistas territoriales,
como suele malinterpretarse, sino de una expansión natural de mutua
colaboración entre Italia y las naciones del Oriente próximo y lejano. Italia,
por su situación en el Mediterráneo y retorno a su función histórica de puente
entre Oriente y Occidente, tiene el derecho y el deber de hacerlo. No
reivindicamos monopolios o privilegios, sino impedir que los liberales
obstruyan la obra de expansión espiritual, política y económica de la Italia
fascista». Benito Mussolini

La estrecha solidaridad entre el fascismo y el Islam era al mismo tiempo


fomentada por la revista 'Vita Italiana' de Giovanni Preziosi, que reproducía
en sus artículos la idea de Italia como «potencia islámica», asignada en la obra
de Gustavo Pesenti, ex comandante de los soldados de Palestina. El también
colaborador orientalista Giovanni Tucci, resucitaba, por su parte, en la
publicación italiana, el pensamiento de Essad Bey: «El fascismo puede, en
cierta manera, ser llamado el Islam del siglo XX. […] La entrega de la
espada del Islam al Duce es la mayor prueba que el Islam ve en el fascismo el
símil más cercano a su visión del mundo. El fascismo ha orientado su política
dirigida a una saludable y vivaz conciencia renacida, respetando y tutelando
creencias, tradiciones, usos, costumbres. Sabiduría política que poco a poco
ha conquistado la simpatía y atención de todo el mundo islámico. El Islam se
endereza con la luz de Roma, convencido de su poder y sabiduría de la nueva
Italia fascista que, por anhelo del alma, labora una gran gran comprensión y
respeto de la ley del Profeta y las tradiciones de los antepasados». Otro
adjunto redactor del medio, el árabe Said Sciartuni, defendía lo propio,
valorando al mundo árabe como «un campo fértil para la extensión del
fascismo, un medio esencial para su renacimiento espiritual». Es imperativo
añadir en la lucha proislámica a las ínclitas figuras de Carlo Arturo Enderte y
del Dr. Enrico Insabato, asesor de cuestión islámica durante el régimen
fascista. Insabato, quien estuvo al frente de la revista italo-árabe 'Il Convito –
An-Nadi', publicada en el Cairo entre 1904 y 1907 -la cual estaba escrita e
inspirada por el sheykh Abd er-Rahman Illaysh al-Kabir, el iniciador de René

20
Guénon al sufismo-, siguió defendiendo la alianza del fascismo con el Islam
incluso en los años de guerra.

En 1937, durante su viaje triunfal a Libia, y tras entrar en la mezquita de


Tripoli, Mussolini rindió homenaje a la tumba del muyahidín Sidi Rafa y
empuñó la 'espada del Islam que recibió de manos del jefe bereber Iusuf
Kerbisc, en presencia del tribunal islámico. Seguidamente, en la 'Plaza del
Castillo', enunció el líder italiano:«La Italia fascista quiere asegurar a la
población musulmana de Libia y Etiopia la paz, la justicia, la convivencia, el
respeto a la ley del Profeta, así como mostrar su honor por el Islam y los
musulmanes del mundo entero». Los discursos que entonaron los Cadíes en
reconocimiento a la autoridad del Duce son dignos de reproducir:

«Dios sea loado, que ha infundido el misterio de su genio en Sus hombres


elegidos, para que en el mundo manifestado pueda glorificarse la Divinidad.
Oh Duce, tu fama ha llegado a todas partes y todas tus virtudes son loadas
por cercanos y lejanos. Tu visita al sepulcro de este Compañero del Profeta,
sea con él la paz y la bendición, es un acto de veneración que conmueve el
corazón de todo musulmán y reafirma nuestro reconocimiento por ti,
mostrándonos ese otro lado de tu grandeza que confluye con el espíritu de los
más grandes hombres de todas las épocas. El Gran Creador te ha revelado el
secreto de guiar a Italia por el camino del poder y de la gloria, y te ha
inspirado los sentimientos de respeto y nobleza a los musulmanes, así como a
sus tradiciones religiosas. Dirigimos nuestras plegarias en humilde
recogimiento de quien escucha todo Su poder y cree férvidamente en Su
infinita misericordia, para que te proteja, preserve y conceda extender sobre
el mundo entero el estandarte de la paz y la amistad». Cadí de Apolinia

«Bienvenido, oh Duce, a esta ciudad fiel y a este antiguo templo. Los


musulmanes de este país, que hemos seguido con profunda admiración el
camino triunfal que ha recorrido bajo tu guía la Italia fascista, y que ha
servido con lealtad y devoción todas tus órdenes, te estamos sinceramente
agradecidos por esta fastuosa visita que confirma tu afecto por los libios y el
respeto a su religión. Me siento verdaderamente orgulloso de renovarte en
nombre de todos bajo el umbral de este sagrado lugar, nuestra promesa
absoluta de fidelidad, invocando al Señor Omnipotente y Generoso para que
te ayude a guiar Italia por el camino de la más alta grandeza. Que Él mismo
te conceda ver realizada tu voluntad de llevar el país a un estado superior en
todos los sentidos, y que sea ejemplo en el mundo entero de cuanto Italia
puede hacer para el bien de los pueblos que ha acogido en su regazo bajo el
signo del Lictor, símbolo de justicia y humanidad». Cadí de Bengasi

Eugenio Coselchi, presidente del CAUR ('Comités de Acción por la


Universalidad de Roma', también llamada «Internacional Fascista»), alentaba
por su parte en el congreso de Erfurt en 1938: «Nuestra misión es luchar

21
contra la nefasta doctrina del Talmud que sojuzga a todas las razas y
naciones, valiéndonos de la sagrada cruz cristiana, la sabiduría del Corán y
la clarividencia de Buda. […] Somos llamados a cumplir la ‘idea universal de
Roma' y su batalla espiritual, en nombre de todos los devotos creyentes, ya
sean de Cristo, Mahoma o Buda, contra el vil materialismo».

Entrada la guerra, el Duce afirmó la «afinidad doctrinal entre el fascismo y el


Islam» y asumió la política islámica de Italia como «un valor permanente y no
meramente instrumental», incidiendo en la zona de Medio Oriente, mientras el
nazismo se ocupaba de la zona Este. Del mismo modo, Mussolini ordenó crear
una mezquita en Roma con el beneplácito del Sha de Persia, pero no culminó
por la intervención en contra de Pio XII.

Destaca también Italia, por ser el primer país europeo en defender la libertad
del pueblo palestino, país al que proporcionó regularmente, junto a otras
naciones árabes, ayuda militar y económica. Los fascistas ayudaron a escapar
al Gran Mufti hacia Turquía y le proporcionaron refugio en Roma. En 1942 el
Duce quiso, igualmente, crear una Legión árabe al mando del líder palestino.
El gobierno italiano dio también sustento a Arabia Saudí, Yemen e Irak y
permitió al emir libanés Shakib Arslan distribuir su revista 'Nation Árabe' en
Italia y divulgar la defensa de la causa árabe en Radio Bari.

Referentemente, el mayor poeta de la India musulmana y padre espiritual de


Pakistán, Muhammad Igbal, en 1932, y antes de presidir en el Congreso
Islámico de Jerusalén, hizo un discurso en el Academia de Italia, invitado por
el Duce, en el que afirmó su visión del fascismo como «una fuerza
magnánima contra los enemigos del Islam», y dedicó una hermosa poesía al
líder italiano. Elogios similares tuvo también Gandhi para el régimen fascista
durante su estancia en Roma en 1931, recibido por el líder italiano, a quien
describió como «un hombre sublime, alguien inalcanzable, el nuevo Mazzini
de Europa». Gandhi agradeció las políticas italianas para liberar a la India del
Raj británico y aconsejó a los países aliados acatar las legítimas demandas
territoriales exigidas por el Eje nazi-fascista. La confianza que el líder
espiritual indio depositaba a su vez por el Führer, quedó reflejada en la carta
que envió personalmente al canciller alemán: «No tenemos dudas de tu
valentía y devoción a tu patria, ni creemos que seas el monstruo descrito por
tus oponentes».

Hubo partidos, organizaciones y movimientos nacionalistas árabes y


pansilámicos afines, bien al fascismo o al nacionalsocialismo, como el
'Partido Nacionalista Árabe' de Benouna; el 'Partido Reformista' de Abdel
Khaled Torrès y el 'Comité de Acción Marroquí' de El-Vazzani; el 'Comité de
Acción revolucionaria norteafricana' de Yassine Abderrahmane; la guardia
siria 'Haras el-Arab'; el 'Círculo Franco-Musulmán' de Mohamed Luïaeb; el

22
'Consejo Social Musulmán'; la 'Sociedad de Defensa Palestina'; el 'Club
Tajaddad'; la 'Sociedad Árabe Rover'; los 'Cachorros de León' del arabismo.

En Siria y Líbano, las alianzas entre ciertos líderes árabes y Estados del Eje
fueron sólidas y duraderas. Urge mentar al partido Baath, (fundado por Sati
al-Husri y el cristiano ortodoxo Michel Aflaq); el partido Kataeb (Falange
Libanesa); los 'Camisas de Hierro' (liderados por Fakri al-Barudi del 'National
Bloc', futuro miembro del parlamento sirio en 1946); los 'Camisas de Acero'
(creadas por Michel Aflaq y Salah el-Din el-bitar); la 'Liga de Acción
Nacional' (formada por Abdu al-Huda al-Yab, Dr. Zazi al Jabi y otros); el
'Club An-Nadi al-Arabi' de Damasco (liderado por el Dr. Said Abd Al-Fattah
al-Imam); el 'Consejo de Defensa de la Palestina Árabe' (dirigida por
conocidos pronazis como Nabi al-Azmah y Adil Arslan, entre otros); la
libanesa Najjda (Guardianes) (organización islámica pan-árabe controlada por
el Gran Mufti y promocionada por el editor de prensa filofascista y líder
escolta musulmán, Muhil al-Din Nasuli); y el más importante: el Partido
Nacionalsocialista Sirio (a cargo del griego ortodoxo Anton Saade, tras haber
mantenido contacto con figuras del nazismo y del fascismo en Europa). El
sirio Sami al-Jundi, uno de los más tempranos líderes del partido Baath,
reconocía en sus memorias: «Simpatizamos siempre con el nazismo, tanto en
su contenido y en su forma, como en su pensamiento y doctrina. Fuimos los
primeros en querer traducir el Mein Kampf. […] Cualquiera que viviera en
esa época en Damasco fue testigo del fervor popular que los árabes tenían
por el nazismo, pues éste representaba los valores de amor natural y férrea
voluntad del guerrero». El partido Baath colaboró, en complicidad con
Alemania, en el golpe de estado de Rashid Ali al-Gilani, mientras Aflaq
organizaba un comité especial para guarnecer la formación del nuevo
gobierno de Irak. Hasta 1933 los diarios de Siria y Libano difundieron los
discursos de Hitler y extractos del 'Mein Kampf'. Kamil Muruwwa, editor del
periódico 'An-Nida' de Beirut, cuya propaganda alemana él mismo traducía y
publicaba, escribía en aquellos días a Otto von Hentig, el ministro de asuntos
exteriores del Reich: «Todo el pueblo está entusiasmado e implicado con
Adolf Hitler». Una vez entraron los nazis en Francia, en las calles de Siria y
Libano se entonaba: «Ya France, hiddi W'irhali Ijaki Hitler, Abu Ali» (Oh
Francia, prepara tus maletas para irte, porque llega Hitler, Abu Ali», o «No
más Monsier, ni más Mister, Alá en el cielo, Hitler en la tierra». En 1938, el
ministerio alemán de asuntos exteriores escogió a Shakib Arslan para efectuar
una traducción oficial del 'Mein Kampf', que insistió fuera leída
por «estudiantes del Corán que le darán la interpretación sagrada necesaria
para la comprensión de todo el mundo islámico creyente».

En Irak estuvieron los movimientos 'Al-Futuwwah' (fundado por Sami


Shawkat, Mohammad Fadhi al-Jamdi, Sati al-Husri y Yunis al-Sabawi) e
'Istiglal' (de Ahmed Balafrej, Brahim El-Vazzani y Mohamed Lïazidi),
organizaciones juveniles basadas en el modelo de las Hitler-Jugend; y el

23
grupo 'Al-Jawwal', movimiento con similitudes al Club Árabe de Damasco.
Abdul Ghaffur el-Bedri, editor iraquí de los noticiarios de 'Istiglal', y el
palestino Joseph Francis, propietario del diario 'Al-Ahram', fueron algunos de
los activistas que impulsaron, con consentimiento del Reich, la creación de
partidos pronazis. 'Al-Diffa', el diario oficial de la organización Istiglal y
medio de prensa más leído en el mundo árabe, declaraba en esos
días: «Debemos marchar a los campos de batalla como guerreros de la
sagrada patria. La tierra necesita rejuvenecerse en cuerpo y alma como en la
Alemania nazi y la Italia fascista, países dispuestos a obedecer las órdenes de
sus líderes y a sacrificar sus vidas en honor de su pueblo, libertad y sagrada
tierra». El movimiento 'Futuwwa', cuyo nombre rinde homenaje a una orden
de caballeros árabes de la Edad Media, estaba enlazado con otros grupos
juveniles de Palestina y demás zonas de Medio Oriente y mantuvo íntimos
vínculos, visitas e intercambios con las juventudes hitlerianas. Su líder, Sadiq
Rasul al-Qadiri, quien trabajó en el ministerio de educación iraquí en los años
previos a la guerra, ya denunciaba en 1924 la conspiración judía internacional
en algunos periódicos locales de Bagdad, e influyó considerablemente en
1930, a que el gobierno irakí invalidara la distinción entre judaísmo y
sionismo como falsa percepción y pasara a demandar la expulsión de los
judíos del árbol genealógico de los pueblos semitas. Entretanto, Shawkat,
junto a Mohammad Fadhi, Sati al-Husri y el embajador alemán Fritz Grobba,
crearon en 1935, en colaboración con Al-Sabawi, el grupo 'Al-Muthana', un
centro educativo de propaganda islámica favorable a la coalición nazi-fascista,
que ejerció una importante influencia en el sistema educativo de Iraq, Siria y
Palestina. Shawkat introdujo en las escuelas la enseñanza muyahidín de
«morir por lo sagrado» (Sina'at al-Mawt) e incluyó el idioma alemán como
tercera lengua en la enseñanza secundaria. En 1933, al-Sabawi tradujo
libremente fragmentos del 'Mein Kampf' que seguidamente publicaba en el
diario iraquí 'Al-Alan Al-Arabi'. Tras el golpe de estado de Irak, auspiciado
por su amigo personal y político Raschid Ali, Sabawi se convirtió en ministro
del nuevo gobierno. Dentro del grupo 'Al-Jawwal', baste también mencionar a
importantes figuras profascistas como el suní Darwish Miqdadi, camarada de
Rashid Ali, quien ya propalaba sus ideas en sus años de docencia universitaria
y que fue atentamente recibido por el Reich en Berlín. Naji Shawkat, hermano
de Sami Shawkat y miembro del Comité árabe en Irak, que integraba en su
cuerpo al movimiento Futtuwwa, entregaba, por su parte, a Von Papen, una
carta de felicitación a Hitler por sus políticas contra los países democráticos y
sus resoluciones contra los judíos.

En Egipto debe reseñarse al grupo 'Joven Egipto' (fundado por Ahmad


Hussein) y los 'Camisas Verdes'; los 'Hermanos Musulmanes' (creado y
dirigido por Hassan al-Banna); y los 'Camisas Azules' (de Mustapah al-
Ouakil). En aquel entonces, el palacio egipcio del rey Farouk era un centro
neurálgico de mensajeros, diplomáticos y agentes del Eje. Al-Banna, hombre
favorable a los políticas del Eje desde inicio, tras enviar por escrito sus
24
honores y felicitaciones al Führer por su toma de poder, estableció con
Alemania un servicio de inteligencia coordinado a través de los países de
Arabia, y ayudó a combatir a los británicos, mientras los alemanes
transcurrían hacia el Cairo y Alexandría. Por su parte, 'Joven Egipto',
organizador de sonadas campañas antisionistas, colaboró, junto a los hombres
de Al-Banna, contrarrestando el gobierno pro-británico durante la batalla de
Alamein en favor de Rommel. Hasta la llegada al poder en 1950 de los
'Oficiales Libres' del general egipcio Aziz El-Misri, el presidente Nasser tuvo
a Joachim Daumling, jefe de la Gestapo en Dusseldorf, al mando de los
servicios secretos egipcios, y al también otrora jefe de la policía secreta
alemana de Warsaw, como coordinador del instituto de policía nacional. En
Egipto, la traducción del 'Mein Kampf' fue desempeñada por Nassiri, el
hermano de Nasser. Anwar Sadat, otro colaborador del Reich y futuro
presidente de Egipto, escribía al Führer cerca de la segunda guerra
mundial: «Estimado Hitler: Vayan para ti mis mayores reconocimientos desde
lo más hondo de mi corazón. Tus logros han creado disensiones entre el viejo
Churchill y sus aliados, los hijos de Satán. Aún si pierdes esta guerra habrás
sido vencedor. Alemania ganará porque su existencia es necesaria para
preservar la balanza del mundo. Su grandeza renacerá a pesar de los poderes
del Este y del Oeste. No habrá paz mientras Alemania no pueda volver a ser
lo que era».

Palestina fue uno de los países más leales al Eje fascista. El Gran Mufti de
Jerusalén, líder político y espiritual de los palestinos y de todo el mundo
islámico, postuló:«Los intereses de los árabes son idénticos a los de los
alemanes». En marzo de 1935, los partidarios de Jamal Hussein, leal
camarada del Gran Mufti, formaron el 'Partido Árabe Palestino', desde el que
ayudaban a difundir la propaganda fascista en la nación. El líder palestino
visitaba regularmente a las tropas musulmanas SS, a quien daba sus
bendiciones y alentaba a la Guerra Santa, y dispuso, en todo crucial momento,
de la apresta fidelidad del caudillo croata Ante Pavelich. Sus discursos
radiofónicos, seguidos por millones de musulmanes, entre ellos Ruhollah
Jomeini -futuro ayatolá de Irán-, se basaban siempre en versículos del Corán,
y denunciaban en nombre de Alá, las políticas coloniales de Francia,
Inglaterra, EEUU, del sionismo y del Occidente liberal, en honor de la historia
y espiritualidad del pueblo islámico.

Marruecos también colaboró activamente con las políticas del Eje mediante el
'Partido Reformista' y el 'Comité de Acción Marroquí'. Los habitantes del
golfo recibieron con los brazos abiertos al grito de «¡Hail Rommel!» a los
soldados del Afrika Korps, los cuales veían como sus libertadores. En Irán, el
Sha Reza Pahlavi, impulsor de estrictas leyes antisemitas en 1936, fue
obligado a abdicar del trono por su postura favorable al nazismo y deportado a
Sud Africa por los ingleses en 1942. En consonancia, el Rey Ibn Saud de
Arabia Saudí, declaró en 1939 su lealtad al Eje, firmando una alianza con

25
Alemania y Japón y negociando con Friz Grobba la posición de su país en un
futuro Califato.

Los musulmanes de la zona Este ayudaron a divulgar la propaganda


nazifascista en lugares clave de influencia soviética para minar la obediencia a
Stalin. Cabe completar a la colaboración antedicha de pueblos del Este como
los balcánicos, ingusetios, chechenos, kalmukos, mesquetos o tártaros de
Crimea y del Volga, la adhesión al nazismo del polaco Dr. Szymkowicz,
Mufti de Ostland (Vilna y Bielorrusia) y de Mohamed El-Gazani, poeta y líder
de las tropas musulmanas antisoviéticas de la URSS. Igualmente, numerosos
políticos de la India apuntalaron su guardia al Eje Berlín-Roma-Tokio, entre
ellos: Ali Ginnah, (futuro fundador de Pakistán), el Dr. M. K. Mukherjee,
Nambiar Habidur Rahman, los hermanos Subhas y Sarta Shandra Bose y
demás líderes del Sudeste Asiático. En 1941, Subhas Shandra Bose, durante
su huida a Kabul, fue recibido y acogido por los diplomáticos alemanes,
quienes le ayudaron a escapar hacia Berlín y le trasladaron luego en
submarino hasta Japón, donde sumó sus fuerzas indias al ejercito nipón para
combatir a los británicos. Otro personaje memorable fue el Fakir de Ipi,
cooperante, junto al capitán Morlock de la Abwehr alemana, en la
insurrección armada en la frontera india contra los ingleses y soviéticos.

Tanto los egipcios Nasser y Anuar al-Saddat, como el tunecino Burguiba o el


irakí Rashid Ali al-Gailani, por citar algunos de los líderes árabes que más
tenazmente colaboraron con los fascismos europeos, años después de la
segunda Guerra Mundial siguieron resguardando sus ideas con las políticas
del Eje. También consta de excombatientes de la RSI que instruyeron a la
guerrilla palestina después de la Segunda Guerra Mundial. Entre los
fundadores del FLN algerino, anduvieron reputados profascistas como
Mohammedi Said (tercer miembro del Estado Mayor del ALN), el Dr. Djillali
Ben Thami (ex miembro del 'Partido Popular ' francés de Jacques Doriot y
responsable en aquellos momentos del 'Croissant rouge' argelino de Ginebra)
y Ahmed Mahsas (ex voluntario de la Wehrmacht y mano derecha de Ben
Bella). A sus órdenes estaban Mohammed-Séghir Nekkache (ex agente de la
Abwehr alemana y responsable de los servicios sanitarios del FLN durante la
guerra de Algeria) y Kaïd Ahmed (alias «Comandante Slimane», ex soldado
de la 'Légion de Volontaires Français' en Rusia, aliado a la fuerzas del Eje y
posteriormente convertido en Ministro algerino). Y entre aquellos varios que
coadyuvaron y financiaron al partido, desfilan los nombres de fascistas y
nacionalsocialistas europeos como: François Genoud y Jean-Maurice Bauverd
(ex colaboradores suizos del Gran Mufti); los profesores Schacht y Walter
Rauff; los generales Wolff, Otto Ernst Remer y Rainer Kriebel; los coroneles
Otto Skorzeny y Hans Sommer; los capitanes Hans Rechenberg y Ernst
Wilhelm Springer; el comandante Wilhelm Beissner; el abogado Fritz Peter
Krüger; el ex waffen ss y jefe rexista Léon Degrelle y Jean-Robert Debbaudt;
Antonio Llardent (ex falangista catalán)...
26
II

Nuestro interés, que no obvia las discrepancias y pormenores históricos


ocurridos entre tales alianzas y la situación de guerra, es poner de manifiesto
la misma cosmovisión y altos valores por los que lucharon los fascismos
europeos y los pueblos islámicos. Una guerra librada contra el materialismo
de la democracia liberal y sus Acuerdos Sykes-Picot sellados en favor de
Francia e Inglaterra para repartirse Oriente Medio, así como la
sionista declaración Balfour, tratados que acarrearon la creación de nuevos
países y nuevos nacionalismos, problemas aún sin solución de continuidad.

Hemos oído a dichos nacionalsocialistas de vanguardia justificar su inquina


antislámica alegando que la situación actual no es comparable con la de la
Alemania de esa época, y que tales alianzas del Reich con los pueblos
musulmanes fueron meramente ''tácticas''. No salimos del asombro de este
aserto que es perfectamente opuesto a lo que acabamos de exponer. Este
plúmbeo y romo análisis de convención histórica nos recuerda demasiado al
modo de investigación que realizan los sabios modernos e historiadores de la
actualidad. Parte de un punto de vista científico antropocéntrico o centrado en
el hombre, sin ningún entendimiento sagrado ni principios metafísicos, para
llegar a una comprensión de los acontecimientos y su devenir que no
trasciende a las constricciones de un tiempo y lugar específico, de aquello
anterior y superior a lo visible y temporal. Entendemos en cuanto a lo
referido, que dichos congregantes sólo conciban las cruzadas como una lucha
racial, cuando fueron de naturaleza y orden muy distinto. Vemos en ello el
paradigma de un materialismo biológico que obnibula enteramente cualquier
comprensión que difiera de este análisis. Y antes de apreciar en él cierto rigor,
27
se nos antoja una falsa coartada, pues sorprende la ligereza con la que estos
grupos confunden la raza con la religión, la Umma con la cultura árabe o la
inmigración con la islamización.

Evola nos ayuda a instruir una mayor comprensión sobre esta controversia
histórica de cristianos contra musulmanes:

«Las cruzadas, donde los Templarios y, de manera general, la caballería


gibelina jugaron un papel fundamental, crearon a pesar de todo, a diversos
efectos, un puente supratradicional entre Oriente y Occidente. La caballería
cruzada terminó por encontrarse ante una réplica de sí misma, es decir, de
guerreros con la misma ética, las mismas costumbres caballerescas, los
mismos ideales de una "guerra santa", además de referencias esotéricas
similares». Julius Evola

Tampoco reconocemos que dichos prosélitos atinen a dar cuenta que la


dinastía gibelina de los Hohenstaufen, a quien Nietzsche consideraba «el
primer europeo a mi gusto», admirara la cultura islámica y se aliara con los
sultanes de Egipto y Túnez para recuperar Jerusalén. El hecho de que muchos
visigodos españoles cambiaran su religión arriana por la musulmana, así como
también hicieron otros tantos cristianos hispanorromanos. La aproximación
devota de Alfonso X al mundo musulmán, las numerosas obras islámicas que
mandó copiar y traducir, y sus alianzas y amistades personales con el Emir
Muhammad II de Granada. Las gestas de los antiguos guerreros de Arabia que
leía el Cid, quedando fascinado con el personaje de Al-Muhallab. El interés de
Baltasar Gracián y Dante Alighieri por la sabiduría islámica, de la que
adoptaron muchos de sus pilares principales a su pensamiento.

Goethe, de quien sabemos goza de muy alta estima en estos círculos, fue
también un sincero seguidor del Islam hasta el fin de sus días. Estudió lengua
árabe y literatura, de la cual testificaba: «En ningún otro idioma el espíritu y
la letra están plasmados de una forma tan primordial». En la obra ‘El Divan’
pueden leerse sus más profundas convicciones por la religión islámica: «No
desmiento las sospechas que yo mismo sea un musulmán. […] Es estúpido que
todo el mundo esté alabando su opinión particular. Si el Islam significa
sumisión a Dios, todos vivimos y morimos como musulmanes. […] El rosario
de cuentas musulmán, por medio del cual Allah es glorificado por sus 99
Atributos, es una letanía de alabanzas. La afirmación de estos Atributos
aproxima al Ser (Wesen) inabarcable. […] No puedo decir más que esto:
trato de permanecer el Islam». Llegada su edad anciana confiesa en el mismo
libro: «Intento celebrar respetuosamente esa noche –La noche del Destino
(Lailat ul Qadr)- en la que se reveló el Corán al Profeta desde lo Alto». En
cuanto al propio Corán, decretaba sobre éste: «Cualquiera podría
maravillarse por la gran eficiencia del Corán. Por este motivo ha sido
declarado como ''increado'' por sus reales admiradores (los musulmanes)

28
[…] ¿Es el Corán eterno?. No lo dudo, es el libro de los libros, lo creo más
allá del deber de los musulmanes (de creerlo así). […] El Corán continuará
siendo altamente efectivo para toda la eternidad. […] Mahoma es un profeta
y no un poeta y, por lo tanto, su Corán tiene que ser visto como una ley divina
y no como un libro humano escrito para la educación o el entretenimiento».

Sin abandonar el hilo del episodio histórico llamado Reconquista, queremos


advertir que incluso desde un plano netamente biológico, difícilmente pudo
ser una guerra racial, en tanto el contingente musulmán que llegó a la
península ibérica, a excepción de su séquito de esclavos, estaba compuesto
por bereberes y sirios racialmente indoeuropeos. Mauritania era en aquellos
momentos una tierra habitada mayormente por vándalos convertidos al Islam.
Es un hecho fehaciente, tanto en las fuentes contemporáneas de su tiempo,
como por numerosos historiadores, el origen racial indoeuropeo de los
musulmanes que penetraron en Europa, siendo éste palmario en su casta
gobernante. La estirpe aria de los moriscos también está históricamente
corroborada, pues este término, igual que el de sarraceno, atribuía a la
filiación religiosa y no a la raza. Tanto es así, que hasta H.F.K. Günther,
venerado por sus afectos como el más prestigioso antropólogo del NSDAP,
avala este dato en un ensayo sobre los asiáticos de ascendencia aria. Günther
afirma, no sólo el linaje ario de los primeros aristócratas musulmanes, sino
también el de la propia Aisha, la esposa del fundador del Islam, a quien
describe como «mujer aria de rubios cabellos», e incluso especula con la
arianidad del profeta Mahoma, quien se definía a sí mismo como «hombre
pelirrojo».

Los enumerados a continuación han sido gobernantes musulmanes de probada


ascendencia racial indoeuropea: Califa Alí, fundador de la rama chiita;
Abderramán, Emir fundador de Córdoba; Mohamed I, Sultán del Reino de
Granada; Boabdil, Sultán del Reino de Granada; Saladino, fundador de la
dinastía ayyubí de Egipto y Siria; Al-Nasir al-Hasan, Sultán de Egipto de la
dinastía túrquica de los mamelucos bahri; Al-Zahir Barquq, Sultán de la
dinastía circasiana mameluca de los burji; Al-Nasir Faraj y Al-Mansur
Qalaun, Sultanes de la dinastía bahri; Osmán I, Bey de los Sogut; Orhan y
Mehmed II, Sultanes otomanos; los hermanos Aruj y Khair al-Din Barbarroja,
corsarios otomanos del norte de África.

En el siguiente enlace aparecen representados cada uno de los sultanes


otomanos con claros y apreciables rasgos indoeuropeos:

http://almashriq.hiof.no/turkey/900/950/956/sultans/thumbnails.html

Y más recienteme a nuestro tiempo, podría también mencionarse, por su


notable arianidad: Abd-al Qadir al-Jaza'iri, Emir de Argelia; Mustafa Kemal

29
Ataturk, fundador de Turquía; Basha Al-Atrash, sultán de Siria; Nuri-es-Said,
primer ministro irakí; Muhammad Ayub Khan, presidente de Irán.

Aunque no es una labor liviana estimar la cantidad de inmigrantes


musulmanes y europeos musulmanes que hay en este continente, dado que
hace tiempo los recuentos religiosos no tienen en cuenta la etnia o raza del
individuo, el siguiente enlace hace un escrutinio bastante aproximado, que
determina que la mayoría de musulmanes de Europa son de raza autóctona.

(Mapa de la población islámica en Europa con su identificación racial)

Tampoco entendemos la ojeriza que despiertan dichos integrantes contra los


talibán y su régimen sunní, sabiendo que este pueblo es étnicamente de
mayoría pashtun. Ni su obsesión con el velo y el burka, éste último anterior a
la religión islámica, cuyos registros remontan a la época aqueménida, siendo
una prenda hoy día llevada primordialmente por mujeres pashtunes. Es la
30
denuncia inversa la que juzgamos legítima, pues somos contrarios a que las
mujeres musulmanas cambien su velo por un tanga y un blue-jeans como
cualquier vulgar manceba occidental.

Sorprende, no obstante, la amnesia de los citados en tanto al uso del velo por
parte de sus ancestros arios. El velo ha tenido en amplia gama de su historia
un reconocimiento de casta superior y ha sido conocido entre los persas,
griegos, romanos, germanos y habitantes de la península ibérica. En el
siguiente fragmento atribuido a Estrabón, hayamos la más probable antigua
descripción sobre el uso de los velos en nuestros antepasados europeos:

«Las mujeres de Iberia o Hispania traen al cuello unas ajorcas o adornos de


hierro, como cuervos, que, subiendo arriba, vuelven sus puntas sobre lo alto
de la cabeza y salen algo sobre la frente. Sobre estos cuervos, cuando
quieren, cuelgan un velo que tendido les hace sombra y cubre el rostro, y esto
les es de gala y adorno».

Leemos oportunamente en un párrafo de Tácito otra mención del uso del velo
entre las mujeres de clase aristócrata, en el cual señala que «las romanas
apenas descubren uno de los ojos entre el velo».

Igualmente, Tertuliano (240 dC), padre de la Iglesia, testificaba que el velo en


las mujeres (ahora - niqab) existía en su tiempo, antes del Islam, entre
"mujeres paganas del Sur". Una piadosa práctica, según las palabras de
Tertuliano.

La denuncia colma el ridículo cuando es profesada por hombres que


presumiblemente custodian los «valores tradicionales europeos», pues esta
prenda sigue vigente y apreciable en los trajes folclóricos de las mujeres
europeas, como puede observarse en las fotografías de este enlace:

http://web.archive.org/web/20120218101919/http://www.euroheritage.net/trad
itionalcostumes.shtml (Ejemplos de velos y tocados en las vestimentas típicas
de herencia europea).

31
Creyentes cristianos ortodoxos com velo.

Cuando se pregunta a los adscritos acerca de la problemática o solución sobre


la cantidad de europeos convertidos a la religión islámica, tanto más en los
Balcanes y que ascienden a casi 40 millones, obtenemos un silencio
complaciente. Si nos ceñimos a la raza aria, la cifra aumenta ostensiblemente,
pues habría que sumar a los tuareg, a los tayikos de las tierras afganas y a los
pamir y pashtun, a muchos habitantes del pueblo kurdo y, aunque de
población numérica mucho más modesta, a los arios de las tierras de Siria,
Irak, Turquia, Jordania, Arabia Saudí, Iran y a gran parte de la comunidad
sikh y de Pakistán. Una cifra total difícilmente numerable, pero que
buenamente supera otros 40 millones.

Nos parece también curioso que dichos acólitos no consignen el aprecio de


movimientos islámicos como Baath, Hezbolá o Kataeb, que defienden la
diversidad racial basándose en versos coránicos. Igualmente, nos ha llamado
la atención su suma a la denuncia de Kosovo como Serbia, en tanto el nazismo
alemán siempre consideró a Kosovo como Albania. En la misma medida,
atinamos incomprensible su pasión por los samurais o kamikazes japoneses -
una raza realmente extranjera al europeo-, proporcional a una impasible
ceguedad para reconocer los mismos valores en los Muyahidin, perfectamente
análogos, por otro lado, a la mors triunfalis romana o al aidós-timé espartano
o al sacrificio heroico de la sangre nórdico-germano. Es percibible, en este
caso, como la clasificación racial se torna caprichosa y los valores
tradicionales del guerrero relativos.

Es forzoso no llevarse a ambages y tapujos, y decir que a los


nacionalsocialistas modernos les importa un ardite que se ultraje y calumnie el
pueblo musulmán. Su falta de amor por la verdad les impide sentir el deber de
32
corresponder el mismo rigor que para sí reclaman. Claman justicia por sus
victimas ideológicas y revisionistas, lamentablemente perseguidas o
encarceladas, pero muestran sórdida indiferencia ante aquellos inocentes
árabes que sufren el mismo o peor destino. Contrariamente, la Tradición
enseña que sólo pueden alcanzar el Septentrión aquellos capaces de
reestablecer la justicia, siendo verdad y justicia los más altos valores del
guerrero. Entendemos ante lo expuesto, que dichos partidarios rechacen
inminscuirse, no sólo con los árabes, sino con nadie más allá de sus discutidas
fronteras europeas, mientras Alemania se entregaba a una lucha internacional
para liberar los pueblos asiáticos de la India, Malasia, Indochina y Filipinas.
Ciertamente, hablar del Islam en este entorno político, fuera de un tono
sentencioso y ex negativo, es hoy día una empresa tabuizante.

Dicho divorcio con las formas de justicia lleva implícito que estos grupos se
identifiquen antes con los mercenarios que con los guerreros y que,
lógicamente, busquen a este tipo de hombre como su líder o soberano, una
expresión violenta o belicista que, como bien recuerda Evola, surje
paradójicamente en civilizaciones espirituales ginecocráticas. Otra vez hay
que reiterar que no constatamos tal concepción en el nacionalsocialismo
alemán:

«La fuerza sólo se justifica cuando implica la obligación de servir». Gustav


Darré

«En esta lucha la verdad terminará por vencer, y la verdad está con
nosotros». Adolf Hitler

«La base elemental de nuestra cosmovisión es que sólo la fuerza es decisiva


cuando atañe la Tierra y el Universo». Adolf Hitler

Esta expresión de los mentados es indisociable a la idea evolucionista de la


'lucha por la supervivencia' y su consustancial preservación de socialismo
biológico, donde se antepone la creencia de vivir para existir antes que vivir
para ser, un pensamiento progresista que tampoco apreciamos en la célebre
figura del líder alemán:

«Del mismo modo que de acuerdo con la sabiduría inmortal de nuestros


ancestros, el mundo debía rejuvenerse continuamente mediante el
derrumbamiento de las edades y el crepúsculo de los dioses, del mismo modo
que los solsticios representaban en las mitologías antiguas, el símbolo del
ritmo vital, no en línea recta y continua, sino en espiral, así la humanidad
avanza a través de una serie de saltos y retrocesos». Adolf Hitler

Pese a que una personalidad tan ligada al mundo de la economía como


Gottfried Feder, era capaz de percibir y reprender que «todo esfuerzo que

33
hagamos será nulo sino logramos vencer nuestro espíritu mamonita», o que el
propio profesor Hans F.K. Günther sostuviera que «sólo puede hablarse de
raza cuando existe una correspondencia interior y exterior del pueblo o
individuo», dichos afiliados viven férreos en la idea de que un socialismo
biológico resuelve por inercia los problemas y conflictos de una civilización.
Es Günther quien de nuevo niega esta certeza:

«La biología, en el sentido estricto de ciencia natural, es impotente por sí sola


ante el problema de la raza. Únicamente en unión con la totalidad de las
ciencias históricas y culturales, puede la biología comprender el problema de
la raza y aprovecharlo en la vida práctica. El nacionalsocialismo no pretende
en ningún modo, como se le acusa frecuentemente, imponer una
interpretación de la vida, y rechaza, sin dudas, el materialismo racial». H. F.
K. Günther

Baste recurrir a un simple manual de economía como 'La Economía


nacionalsocialista' de A. Herman y A. Ritsch para comprobar el descrédito
del Reich ante este pensamiento progresista indisoluble del análisis
materialista de la historia. Alude el libro en tanto al nacimiento del liberalismo
e individualismo de los siglos XVII y XVIII que desaguaron en la
cosmovisión del demos:

«Estas corrientes se caracterizan por los descubrimientos, el progreso de


experimentación en las ciencias naturales; por el relegamiento de la
metafísica; el alejamiento de los lazos religiosos; la disolución de los vínculos
profesionales que en la edad media ligaban a los hombres; por el espíritu de
las luces y por el derecho natural».

«Según el pensamiento materialista, todo ser es materia y la manera de existir


de la materia es la contradicción dialéctica. El pensamiento mundial es nada
más que el reflejo del mundo material que desdeña plenamente las verdades
eternas o absolutas».

Reincide la misma obra frente a la idea de Estado y propiedad de tierra:

«El Estado es la forma de organización nacional, un medio para la


afirmación y desarrollo de la unidad del pueblo querida por Dios».

«La tierra no es una mera mercancía ni un simple factor de producción, sino


un pedazo del cosmos».

Consideramos importante haber puesto de relieve todos estos hechos y


declaraciones, para constatar las notorias diferencias que hay entre los
actuales nacionalsocialistas, que sería más apropiado llamarles 'neonazis', y su
legítimo precedente alemán del siglo XX. Nuestra intención, lejos de ser una

34
crítica favorable o contraria a una determinada política, pues ello nos resulta
estéril, es poner de manifiesto que, si bien el nazismo alemán nació unido a
los chovinismos nacionalistas y a las formas socializantes y cientifistas
propias de su marco temporal, apreciamos también en éste una paulatina
disociación de las mismas hacia metas más espirituales y metafísicas. El Reich
creó una secreta Orden Negra en Wewelsburg integrada por doce miembros,
cifra sagrada y solar de las milicias celestes, siendo el castillo el «centro del
nuevo mundo» (Zentrum der neuen Welt) como juzgaba Himmler. Los
alemanes desarrollaron la técnica de motores de implosión infundándose en la
ciencia sagrada de los Vedas. Degrelle explica que Hitler le confesó sus
deseos, una vez terminada la guerra, de dar un nuevo nombre a la capital de
Berlín por parecerle «demasiado alemán y de un nacionalismo demasiado
particular». El Führer ordenó oficialmente cambiar la designación de 'Tercer
Reich' por la simple denominación de 'Reich', mientras manifestaba que «esta
no es una guerra entre hombres, sino entre Dioses», o que «la orientación
sinistrogira de la esvástica obedece al cambio de rumbo y retorno a Edad
Dorada». Todos estos hechos significativos nos merecen una consideración
detenida.

Sin embargo, el neonazismo, preocupado hoy día más por actuar en el asfalto
que por meditar en las cumbres, ha retrocedido hacia formas del demos,
anteriores incluso a las de su genuino homólogo ideológico. La admisión en
estos grupos se ha democratizado y no observa las aptitudes y valencias de los
individuos. Se acepta de forma masiva a cualquier candidato que cumpla los
requisitos de un socialismo biológico, reducido hoy a la mínima expresión de
las 14 palabras del americano David Lane. Huelga decir que ninguna
verdadera empresa puede triunfar sin buscar la transformación ontológica del
hombre. Apercibimos, además, un exceso de pedomanía por el reclutamiento
juvenil, donde inevitablemente se pasa más tiempo reformando a dichos
jóvenes que formándolos. Ello sigue el patrón de nuestro mundo moderno
que, preocupado por las trivialidades y habiendo relegado totalmente los
asuntos trascendentes, comporta en su irresponsabilidad y desidia una
identificación con las formas del infantilismo y su idolatría.

La desaprensión por el conocimiento, que provoca la inquietud por el hacer


antes que por el saber, es la causa del completo dislate de interpretaciones
sobre otras religiones, consecuencia de la ignorancia de quienes las pregonan.
El vivir desapegado a las tradiciones y al mundo espiritual ha llevado a que
este tipo de hombre de acción política considere su ''religión pagana'', vacía,
por lo demás, de su verdadero simbolismo a realidades superiores, como la
única legítima, y a menospreciar a otras Tradiciones, especialmente el
cristianismo y el Islam, con un odio, a menudo comparable al de las escuelas
talmúdicas del judaísmo. Las ordenanzas de Hitler preceptuando que «El
NSDAP condena firmemente entrar en confrontaciones de religión» son

35
nuevamente ultrajadas. En tanto al exclusivismo religioso, recordaremos las
pontífices palabras de Evola:

«El peligro de un exclusivismo sectario y dogmático puede llegar incluso


hasta la reivindicación de una especie de monopolio de la espiritualidad y el
desprecio hacia otras religiones Tradicionales injustamente consideradas
como inferiores. Todo exclusivismo es inevitablemente inherente a cualquier
exoterismo como tal. Debe por tanto condenarse enérgicamente ese
exclusivismo que lleva a buen número de acólitos de ciertas religiones a
considerar su tradición como la única depositaria de la verdadera y perfecta
revelación. No se trata aquí de fe o de incredulidad, sino de conocimiento o
ignorancia». Julius Evola

Esta latente desconexión con el mundo de lo sacro es responsable y


congruente a que estos entusiastas hayan asumido como propio el discurso
islamófobo y toda su retahíla de eximias mentiras. Ni siquiera Ernst Zündel,
conocido revisionista altamente reivindicado en estos núcleos, que lleva
advirtiendo desde 1980 acerca del auge de propaganda negra sobre el Islam en
la sociedad y en los medios de comunicación, ha sido tomado en
consideración.

Tal actitud y pensamiento militante brinda un sugerente paralelismo más


acorde con la imagen deformada del nazismo fabricada por el sistema y la
industria de Hollywood, que al de su legado primigenio de épocas pasadas. En
conformidad, los argumentos biológicos de dichos incondicionales se nos
asemejan más próximos a la burda xenofobia que a fundadas tesis racialistas.
Amonesta en desacuerdo a ello, el testimonio simple y lapidario de Degrelle:

«Para Hitler y para todos nosotros, ser racistas no consistía en erguirse


contra las demás razas, sino en dar a cada una todas las posibilidades de
fortificarse, de engrandecerse y embellecerse, de devolver el arraigo de sus
religiones y culturas y reencontrar o exaltar sus características civilizadoras.
Nuestro racismo les alentaba con fuerza en este sentido. Con alegría les
queríamos ayudar». Léon Degrelle

Regresando a nuestra arena, signamos nuestro apoyo a la integración del


mundo árabe e islámico en la importancia de sus emiratos y en su superior
organización imperial de Califato. Rechazamos, sin embargo, las formas
democráticas del Islam, que también adolece el cristianismo, el budismo o el
taoísmo, por hablar de tradiciones mayoritarias, que derivan raudamente el
sentido tradicional de éstas a meras doctrinas dialécticas o ''filosofías''.
Tampoco convenimos con ciertas corrientes wahabíes, que según venimos
observando actúan de acuerdo a una libre interpretación de las sagradas
escrituras del Corán. Aunque no podemos dar un veredicto, dictaminamos, sin
duda relevante que, durante el gobierno de Saddam Hussein, Irak denunciara

36
al wahabismo como un movimiento creado por una secta religiosa judía.
Adjuntamos el enlace con el documento oficial del ministerio de defensa
irakí: http://www.fas.org/irp/eprint/iraqi/wahhabi.pdf

La veracidad de este dato nos ayudaría a entender mejor porque algunos


wahabíes destruyeron en 1806 la Kaaba, el santuario de La Meca y lugar más
sagrado del Islam, así como numerosos manuscritos, libros y obras de arte,
entre ellas las estatuas preislámicas de Buda de la ciudad de Bamiyan, o por
qué la Academia Islámica Saudí (AIS) tiene su sede en Washington D.C. y las
instituciones saudíes académicas de mayor prestigio se encuentran en EEUU,
supuesto símbolo del mal para el wahabismo. No obstante no ignoramos que
muchos wahabíes están luchando en honorable guerra santa, no queremos
desatender que sus líneas estén libres de técnicas de infiltración, como por
ejemplo sucede en grupos como Hamas o Al-Fatah, o cadenas televisivas
como Al-Jazeera y Al-Arabiya, organizaciones y medios de comunicación
controlados por el sionismo.

Por el presente, y cerrando este apartado, manifestamos nuestra contrariedad a


cualquier injerencia con el mundo islámico. Nos oponemos, tanto a la «alianza
de civilizaciones» que predica la izquierda, como al «choque de
civilizaciones», profetizado por el teórico judío Huntington, que anhela la
derecha, pues ambas ideas, distintas sólo en apariencia, buscan la
desislamización del Islam para su consecuente democratización e inserción de
economía de mercado.

De la Isla de Avalón al Monte de Sión

Cimentados los primeros hitos de la islamófobia en Europa, que tuvieron su


génesis con las guerras de la ex Yugoslavia, ésta alcanzaría, en cambio, su
punto de inflexión y línea de alarmismo conocida, tras el célebre atentado del
11-S efectuado por Al-Qaeda y el decreto de inclusión de ciertos países en el
llamado «Eje del Mal». A lo largo de estos años han ido apareciendo en el
continente europeo nuevos partidos «neoderechistas» o «identitarios», que
junto a los ya existentes, han conseguido posicionarse como segunda o tercera
fuerza en sus países y tener representación parlamentaria, valiéndose de una
política falsaria antinmigratoria que sólo busca la desintegración del mundo
islámico.

37
A comienzos del año 2002 nació en Holanda el partido LPF (Lijst Pim
Fortuyn -Lista Pim Fortuyn-), fundado y liderado por el fallecido Pim
Fortuyn, personaje popularizado en los media por sus furibundos alegatos
contra el mundo musulmán. Para Fortuny el Islam representaba «un sistema
antidemocrático que atenta contra las mujeres, los derechos humanos y las
minorías homosexuales». Arengaba así, la subsiguiente expulsión de los
musulmanes del suelo holandés. El mes de mayo de ese mismo año Fortuny
fue asesinado por Volkert van der Graaf, un joven de 32 años que los diarios y
televisiones presentaron como «defensor de los derechos de los animales»,
pero que una posterior investigación revelaría ser un agente del Mossad que
habría cometido el crimen con la ayuda de un tal Zev Barkan (Bruckenstein).
Volkert también había participado anteriormente en manifestaciones contra
Jörg Haider, el líder del partido austriaco BZO, fallecido en octubre de 2008
en un misterioso accidente de coche, del cual muchos ciudadanos austríacos
llevan pidiendo en balde otra investigación del caso, y cuya autoría se achaca
nuevamente al Mossad israelí. Al asesinato de Pim Fortuny le siguió el de
Theo Van Gogh, un ateo irreverente, liberal y subversivo, amigo personal de
áquel, mientras realizaba una película sobre el asesinato del líder del LPF,
donde sugería dicha trama de infiltrados en el crimen. Todo indica que el
Mossad hizo esta vez el trabajo con magnífica presteza, pues el detenido y
condenado en cuestión fue un «islamista holandés de origen marroquí»
llamado Mohammed Bouyeri. Fuera de nuestra autoridad para dictar
sentencias judiciales, queremos señalar la total sincronía que tienen estos
crímenes con el inicio de un riguroso debate sobre el fundamentalismo
islámico y la integración de los inmigrantes musulmanes en Europa, y las
ventajas que ha sacado Israel de todo ello.

Otro partido holandés de derecha, idéntico en su ideario al extinto LFP,


aunque ya con manifiesto sesgo sionista, es el PVV (Partij voor de Vrijheid -
Partido por la Libertad) fundado y presidido por Geert Wilders desde el 2004.
Wilders plantea en sus ideas de partido la prohibición del Corán, el uso de los
velos y del burka y cerrar los centros islámicos del país. En 2008, el líder del
PVV produjo un cortometraje llamado 'Fitna' de descarga libre en internet, un
documento de pura gratuidad antislámica que termina con el siguiente
corolario: «Así como en 1945 se arrasó de Europa el fascismo y en 1989 el
comunismo, se hace ahora imprescindible, para la libertad humana, terminar
con el fundamentalismo islámico». Geert Wilders es amigo personal de
Pamela Geller, quien asiduamente invita al líder holandés a dar mitings
políticos a EEUU. En diciembre de 2008, Wilders realizó en Jerusalén una
conferencia llamada «Hacer frente a la yihad», que aseguró iba a servir «de
espina dorsal para todos los movimientos y partidos políticos contrarios a la
«islamización y la yihad». Su discurso fue patrocinado por el 'Instituto
Hudson', un organismo think tank de opinión pública, creado por el judío
Herman Kahn e integrado y dirigido por miembros de su estirpe, entre cuyos
múltiples programas está el «desarrollar formas políticas y económicas para
38
transformar el mundo islámico». Un año después, en un viaje a EEUU, para
«sustentar una alianza patriótica frente al auge del peligro islamista», Wilders
declaró en la ciudad de New York: «Vengo a América con una misión. [...]
Debemos auxiliar a Israel porque es nuestra primera linea de defensa. […]
He vivido en Israel y visitado su país docenas de veces. […] Israel es un faro,
una luz en la oscuridad.[...] La guerra contra la nación judía es una guerra
contra Occidente […] Nuestra cultura está basada en el cristianismo, el
judaísmo y el humanismo, y los israelíes están luchando nuestra lucha. Si
Jerusalén cae, Amsterdam y Nueva York serán las siguientes». Aunque se nos
hace harto difícil elucidar cuál sería la connotación negativa de tan firme
advertencia, todo ello trasluce que la islamofobia es ya en Holanda igual que
su libertad: tan natural como la lluvia. Los neerlandeses, que no comulgan con
otras ruedas de molino que las de sus parajes, parecen dispuestos a calzarse
los zuecos para echar a patadas a los islámicos; sus diques no están preparados
para soportar tamaña inundación de musulmanes.

Por el lado francés encontramos al Front National (FN), partido dirigido por
Jean Marie Le Pen hasta enero de 2011 y ahora en manos de su hija. En el FN
la propaganda antislámica ha estado presente desde sus tempranos comienzos.
En 1981, el caso Mon Cher Mustafa, hoy día completamente olvidado, dio
gran popularidad e impulso político al partido. El asunto era una carta escrita
por un inmigrante anónimo de Francia a su hermano residente en Argelia. El
texto narraba que gracias a Alá los musulmanes eran ya los amos y señores de
París y que mediante el nuevo derecho de sufragio expulsarían a todos los
franceses del país. La carta, que finalmente resultó ser falsa, fue distribuida en
Dreux por simpatizantes del FN y consumó con la victoria del partido en las
elecciones de esta localidad. A pesar de que el FN ha delineado políticas
contra el sionismo, el corto alcance de éstas no ha impedido que durante los
tiempos de Le Pen hubiera judíos ocupando posiciones cumbre en el partido.
Las simpatías de Le Pen por Israel se consolidaron en 1995, durante la guerra
de Argelia, cuando el líder galo se alió con la Liga de Defensa Judía en el
conflicto de Israel contra Egipto. Más recientemente, su hija Marie Le Pen,
casada con el judío Louis Alliot, aventajada en las andanzas de su padre, ha
condenado enérgicamente posturas fascistas o nacionalsocialistas dentro de su
partido: «el FN no admite en su seno a personas partidarias de semejantes
ideologías repulsivas». Marine Le Pen ha conseguido implantar en Francia la
ley de prohibición del burka y ha comparado a los musulmanes que rezan
fuera de las atestadas mezquitas, principalmente en los días de ramadán, con
la ocupación nazi de la segunda guerra mundial. Las pasadas elecciones de
2012, la líder del FN presentó su candidatura con un programa de gobierno
que, según acreditó el diario 'Le Monde', «ha sido redactado en sus asuntos de
justicia por Valéry Le Douguet», un destacado masón francés de la logia
Oriente. En la actualidad, Marine Le Pen es miembro del grupo parlamentario
Europa-Israel y mantiene relaciones diplomáticas con la agente del Mossad,
Shana Aghion, y con el sionista Gilles-William Goldnadel, regente de la
39
'Coalición Francia-Israel' y fundador presidente de 'Abogados sin fronteras',
quien defendió en su día al acusado de tráfico de armas e influencias Arcadi
Gaydamak, en el caso Angolagate. A finales del 2011, el marido de Marine Le
Pen y vicepresidente del FN, Louis Alliot, hizo un visita diplomática a Israel
en reconocimiento a sus derechos y exigencias como estado.

El año 2002 floreció también Francia un proceso de divulgación cada vez más
impregnado de hostilidad contra el Islam y simpatías con Israel. Los libros y
artículos publicados por Alexandre de Valle, un militante de 'La Droite Libre'
y el UMP (Union pour un mouvement populaire) y columnista de 'Le Figaro',
'France Soir' e 'Israel Magazine', los escritos del veterano semanario 'Valeurs
actuelles' y los ensayos independientes de Charles Dalger que legitiman el
asesinato de los «nazislamistas», han tenido un protagonismo e importancia
relevante en el país. De Valle es, además, un proselitista de una nueva Europa
análoga a las políticas del General De Gaulle y otros continuistas ideológicos.
Las expresiones «islamofascismo» y «nazislamismo» son, asimismo, muy
usadas por el maoísta Alexandre Adler, Yvan Rioufol ('Le Figaro') y otros
colaboradores de la revista 'Le Leilleur des Mondes'. Otras célebres
personalidades como Bat Ye’or, Alain Finkielkraut, Alexandre Adler, Yvan
Riouffol, Philippe Val, Bernard Henry Levy o Dominique Strauss Khan han
sido, probablemente, los principales promotores que, desde un lenguaje
marxista o liberal, han impulsado en Francia una suerte de revisionismo
antiárabe que considera al islamismo «como una variante de ese fenómeno
mundial que hace casi un siglo fue el fascismo», haciendo uso de una retórica
antislámica anegada de manipulación semántica. Por su parte, Guillaume
Faye, uno de los principales teóricos de GRECE y de los grupos de la Nueva
Derecha, publicó un libro en 2007 llamado 'La nueva cuestión judía', un texto
de sumisión al sionismo que propone una «alianza entre europeos y judíos
contra el enemigo común islámico». En 2008, el judío Eric Zemmour,
periodista y cronista de 'Le Figaro', escribió una novela de cariz victimista
titulada 'Petit frère', que relata la historia de un judío asesinado por un árabe
extremista. Tanto 'Valeurs Actuelles', como Alexandre del Valle, Eric
Zemmour y otros intelectuales de derecha como Guy Millière, Michel
Darmon (presidente honorífico de la 'Coalición Francia-Israel') o William
Goldnadel, han sido denunciados por la prensa francesa de tener conexiones
con la B'nai Brith y fraternizar con los partidos israelíes del UPJF (Union des
Patrons et des Professionnels Juifs de France), Likud y KKL (Keren
Kayemeth LeIsrael). En un tiempo sucesivo, en mayo de 2010, el periodista y
analista político Michel Garroté, fundaría en Francia el grupo ALLJCI
(Alliance judéo-chrétienne pour Israël), surgido a raíz del portal filoisraelí
'Dreuz.info', un nido informativo de judíos sionistas a sueldo del propio
Garroté, quien es jefe redactor del medio. En 2010 irrumpió también en el país
galo 'L'Alliance Stop à la Charia', un grupo que promueve una «alianza de
naciones contra las leyes de la sharia». Puntualmente informado, el ‘France
Soir’, fue el primer diario que reprodujo en Francia las famosas «caricaturas
40
de Mahoma» publicadas en 2005 por el rotativo danés Jyllands Posten. El
'France Soir' estaba en ese momento bajo tutela y finanzas del señor de la
guerra Arcadi Gaydamak, presidente de las milicias Betar del Likud, del club
de fútbol de mismo nombre y candidato a la alcaldía de Jerusalén. Apenas una
semana después, las caricaturas aparecieron en el 'Charlie Hebdo', un
semanario satírico pro-israelí del director de 'Radio France', Philippe Val, que
está denunciando desde el 2002 «la amenaza del peligro musulmán». Corine
Lepage y Dominique Voynet (Les Verts), François Bayrou (UDF), François
Hollande (PSF) y Nicolas Sarkozy (UMP), todos ellos candidatos en ese
momento a la presidencia de Francia, avalaron la publicación de las
caricaturas antislámicas de la denunciada 'Charlie Hebdo', en nombre de la
«libertad de expresión».

El capítulo de las «caricaturas de Mahoma» amerita una breve explicación. El


'Jyllands-Posten', el diario de más amplia difusión en Dinamarca, lleva una
década en incisiva campaña contra el mundo musulmán. El objetivo de los
dibujos satíricos antislámicos publicados por el rotativo, fue afianzar la
reelección de Anders Fogh Rasmussen, quien se convirtió en vocero oficial de
la demanda de libertad de expresión, así como suplir la intervención militar
del gobierno americano de George Bush contra Irak. El concurso de
caricaturas fue iniciativa del judío sionista Fleming Rose, encargado de la
sección cultural del 'Jyllands-Posten'. Rose es amigo del sionista americano y
teórico islámofobo Daniel Pipes, de quien hace suyos sus argumentos sobre
cuestión islámica desde el otro lado del océano: «Pipes está sorprendido de
que no haya en Europa una alarma más acentuada respecto a la caída del
índice de fecundidad y el debilitamiento de la identidad histórica y cultural
que ha traído la amenaza del Islam». El 'Jyllands-Posten' afirmó que las
caricaturas representaban a Mahoma como terrorista, sin embargo, la leyenda
religiosa «Alá es Grande y Mahoma es su Profeta» que el personaje llevaba
escrita en el turbante, evidenciaba que iba dirigida a cualquier creyente
musulmán. El gobierno de Dinamarca dio la falsa noticia de que cierto partido
político de Pakistán ofrecía una recompensa a quien asesinara a alguno de los
dibujantes. Rasmussen mintió deliberadamente al pueblo danés diciendo que
los embajadores de la Liga Árabe exigían una censura religiosa, cuando en
realidad sólo pedían moderar la creciente xenofobia contra el pueblo árabe.
Andres Fogh Rasmussen, hombre partidario de la doctrina «Ellema-Jensen»,
que sirve de caballo de Troya del sionismo americano en Europa, fue
responsable, en su turno presidencial de la Unión Europea de la firma de
acuerdos atlantistas entre Europa y Estados Unidos en 2002, los cuales
incluían una expresa vigilancia y persecución global del «terrorismo
internacional» y de los musulmanes en particular, contextualizada en
una «lucha contra el totalitarismo y la defensa de los derechos humanos».

Quien tampoco logra superar en Francia su conspicua islamofobia es el


partido NDP (Nouvelle Droite Populare). Mientras sus representantes asisten

41
a conferencias antislámicas, Robert Spieler, el delegado general del partido, se
adhiere al tópico injurioso de que «el Corán considera a las mujeres como
seres infrahumanos» y deplora que «contrariamente a la Biblia, las
enseñanzas coránicas no puedan ser interpretadas». Queremos recordar que
ninguna verdadera tradición permite la libre interpretatio de sus escrituras
sagradas, por lo que ignoramos que Biblia habrá leído Spieler para afirmar tal
herejía, acaso sólo considere auténtico el cristianismo protestante. Spieler
añade escandalizado que «el Corán alienta el combate contra judíos y ateos».
Pensábamos que el NDP luchaba contra el materialismo y el sionismo, pero
vemos ahora como su portavoz enseña el camino de borrar con el codo lo que
escribe con la mano su partido. Posiblemente Spieler opine lo propio sobre la
condena que hizo Cristo a los judíos. Parece obvio, a tenor de tan vago y
confuso conocimiento, el poco interés que despierta a Spieler la lectura de los
libros sagrados. Entendemos en tanto a lo referido, su temor a aquellos que
cuestionan firmemente la naturaleza atea de con quienes aproxima tener tanto
en común.

El Bloc Identitaire (BI) detenta igualmente en el país galo un papel de peso en


este tour de force. Fernand Cortés afirmaba, como miembro del BI y firmante
en su día de la «Raison garder», una declaración que asume la «colaboración
con los intereses y problemas del mundo judío»: «Doy fe de que las relaciones
de mi partido con la comunidad judía son buenas porque me hallo en el
origen del desarrollo, y que tienden a ser excelentes, pues cada día más
judíos devienen simpatizantes y apoyan sin fisuras al BI». Fabrice Robert, el
presidente del partido, argumentó en 2009: «Lo que nos reprocha la extrema
derecha es haber roto con el antisemitismo y el antisionismo». Y reafirmaba
en junio de 2010: «Queremos dejar claro de una vez que no somos de extrema
derecha. Somos de derecha populista. La extrema derecha reúne hoy a gente
que sueña con un futuro fantasioso y que se proyecta en un pasado
afortunadamente superado. Osamos reivindicarnos como partidarios del
General De Gaulle. No vamos en contra del mundo entero. No creemos que la
causa de nuestros males esté en ciertos lobbies que gobernarían el mundo».
Richard Roudier, otro dirigente del BI ha resuelto por su cuenta: «Nos
satisface haber roto con el antisemitismo que tanto deshonraba al FN». El
sitio web francés 'Risposte Laïque', integrado por una entrenada camada de
judíos sionistas, da también su aquiescencia a la política islamófoba y pro-
israelí del BI. Tanto Fabrice Robert, como el portavoz del partido Philippe
Vardon y Richard Roudier defienden las tesis de Guillaume Faye. El BI invitó
en verano de 2010 a Pamela Geller a dar una conferencia en Paris sobre «el
peligro del imperialismo islámico», y el pasado julio de 2011, su presidente
Fabrice Robert fue emplazado a Estrasburgo a la «primera conferencia
trasatlántica antislamización». Este último encuentro, finalmente cancelado,
estaba señalado con la asistencia de Christine Tassin y Pierre Cassen de
'Risposte Laïque'/'Resistance Républicaine', Roberta Moore de la EDL y
Pamela Geller. Llegados a este punto, no podemos dejar de agradecer el
42
franco esfuerzo o el esfuerzo de los francos por esclarecer a quien
rinden Liberté, égalité et fraternité los enfants de la Patrie.

En Dinamarca, el Dansk Folkspartei (Partido del Pueblo Danés – DF) es el


hacedor principal de diatribas antislámicas. Mientras el DF antepecha a Israel
en su conflicto con Hamas, el pastor evangelista y diputado del partido, Søren
Krarup, afirmó en 2009 ante el parlamento: «El Islam es un sistema totalitario
que se corresponde con los totalitarismos que hemos sufrido en Europa, por
lo que los símbolos del Islam y del nazismo son la misma cosa». Søren
Spersen, el portavoz de asuntos exteriores del partido, está casado con una
judía y mantiene afectivas relaciones con la comunidad judía de Copenague,
la embajada israelí y la Federación Sionista. Spersen, quien defiende la
compra de productos israelíes, ha expuesto su censura a la creación de un
estado palestino: «El nacimiento de un estado palestino sería un desastre,
además de una convivencia imposible con Israel. Crear otro violento estado
árabe supondría un error histórico». El Dansk Folkerparti ha logrado que su
iniciativa para que las jueces no puedan trabajar con velo en los tribunales de
justicia fuera implantada por el Ejecutivo. La estrambótica campaña llevaba
como título: «El velo islámico es un símbolo de la sumisión y tiranía contra la
mujer». El texto del pasquín rezaba: «No se trata de 30 gramos de tela, sino
de la tiranía y sumisión que representa. Los miembros del parlamento danés
quieren aceptarlo. El Tribunal de justicia quiere que los ciudadanos
tengamos que aceptar en el futuro ser juzgados por alguien envuelto en la
tiranía. ¡Parémoslo ahora!». Nos preguntamos si un referéndum contra el
Parlamento Judío Europeo (EJP), creado hace apenas unos meses en Bruselas,
habría obtenido el mismo resultado. Tras la controversia de las «caricaturas de
Mahoma», que desencadenaron el ataque de tres embajadas danesas en varios
países islámicos, el nativo activista Anders Gravers Pedersen, fundó el grupo
Stop Islamiseringen af Danmark (SIAD). Poco tiempo después, Andres
Gravers, junto a Pamela Geller y Robert Spencer, creó el 'Stop Islamization of
Nations' (SION), grupo de coalición de su respectivo americano SIOA y
europeo SIOE. Uno de los miembros más solícitos de SION es el judío
sionista Mordechai Kedar, propietario de la web antislámica 'Politically
Incorrect'. Es innegable la pasmosa exactitud cabalística que tiene la lectura
de estas siglas con el cometido que persiguen. Semejante clima de erosión es
suficiente para valorar que Dinamarca espera una señal del cielo para blandir
su Danneborg sobre los villanos musulmanes, a quienes culpa de desquebrajar
esa noción inversa y secularizada del espíritu escandinavo de Hygge, más
conocido popularmente como Estado del Bienestar.

Simultáneamente, y con afinidad al movimiento SIAD, nació en 2006 el


colectivo 'Counterjihad', una guisa de ONG constituida tras la manifestación
por la libertad de expresión que potenció la crisis de las «caricaturas de
Mahoma». El objetivo de esta organización es «hacer una alianza entre los
países de Occidente, creando un network de networks informativo para

43
denunciar y combatir la islamización e implantación de la sharia en las
naciones de ambos continentes». Counterjihad ha organizado hasta el
momento cinco «conferencias transatlánticas» anuales para tratar la amenaza
islámica y secundar los derechos de Israel: dos en Copenague y las demás en
Bruselas, Viena, Zurich y Londres. Se ha debatido en éstas asuntos
como: «dar imperiosa guarida a Israel como bastión de la democracia que
resiste la tiránica la Yihad», «prohibición de la sharia en Europa», «mayores
derechos civiles y de libertad de expresión, y sanciones contra la persecución
de los activistas contrarios a la sharia y la islamización», «gestión de medios
de comunicación e Internet, coordinados internacionalmente por grupos anti-
sharia» y «acciones y medidas contra el problema acuciante de la
islamización en Inglaterra». A las sesiones han asistido representantes de los
estados de Dinamarca, Noruega, Suecia, Canadá, EEUU, Suiza, Bélgica,
España, Italia, Rumania, Alemania, Holanda, Reino Unido, Austria, Francia,
República Checa, Finlandia, Serbia, Polonia e Israel. En las mesas redondas
han intervenido los ponentes Bat Ye’or, Andrew Bostom, Dr. Arieh Eldad
MK, Lars Hedeggard, prof. Hans Jansen, David Littman, Elisabeth
Sabaditsch-Wolff, Sam Solomon, Dr. Patrick Sookhdeo, Robert Spencer, así
como varios portavoces y delegados de los grupos EDL y 'L'Alliance “Stop à
la Charia', quienes fueron decisivos en algunas rondas de debate. Counterjihad
ha creado, además, 'Rosetta Stone', una página online de traductores que
cuelga sus conferencias y propuestas hasta la friolera de 22 idiomas diferentes.
Los miembros de 'Counterjihad' declaran ser un «grupo completamente
antifascista», argumentando que «el rasgo más común de los partidos y
organizaciones antislámicas es precisamente el pleno apoyo a Israel», y
aseguran estar actuando «desde la legalidad de los valores clásicos liberales».
Contrariamente, señalan con contundencia a la izquierda como la verdadera
antisemita, en tanto «ha creado una atmósfera en Europa parecida a la de
1930, cuando eclosionaron los partidos fascistas». Según su
razonamiento, «los movimientos «antifa» están haciendo la misma función
que los camisas pardas de la Alemania nazi». Toda una prospectiva cartesiana
de tesis y antítesis que ni el propio Kant sabría resolver. Consideran, a su vez,
que «aquellos que se oponen a 'Counterjihad' son necesariamente defensores
de la Jihad». Finalmente, puntualizan que su lucha «no es contra los estados
islámicos sino contra los creyentes en el Islam». Creemos que esta última
declaración es, sin género de dudas, la más honesta y trascendente de todo su
catálogo.

La lista de organizaciones nacionales e internacionales antislámicas y


proisraelíes aumenta cada día: 'ICLA International', BPE (Citizen's Movement
Pax Europa(Alemania), 'Actions SITA' (Francia), DDL y 'Amsterdampost'
(Holanda), 'Mission Europa' - Netzwerk Karl Martell (Austria), 'Una Via per
Oriana' (Italia)… Probablemente mientras redactamos estas lineas haya nacido
alguna nueva organización. Es, como poco, asombroso que la creación de
estas organizaciones acontezca casi siempre tras algún incidente o atentado
44
atribuido al «terrorismo islámico» o algún suceso contrario a los intereses de
Israel. No menos chocante es que, este mismo Occidente que siglos atrás
consideraba al Islam como una «religión de libertinaje» y al pueblo israelí
como una «liga secreta hostil contra la humanidad», juzgue ahora de
«integrista y fundamentalista» a la religión islámica y a Israel de «baluarte de
la libertad occidental».

En Suiza, el perpetum mobile antislámico gravita entorno a la órbita del SVP


(Schweizerische Volkspartei – Partido Popular Suizo). El hecho de que cada
día haya más dinero islámico depositándose en Suiza, inquieta a la comunidad
judía del país alpino, pues los musulmanes pueden hacer uso cuando quieran
para financiar su Guerra Santa. El partido SVP, activo desde 1971, y
actualmente gobernante en el poder, pide las mismas reivindicaciones que
hemos oído reclamar al UMP francés de Sarkozy: «control de inmigración» y
«liberalización de economía». Jean-Pierre Graber, político de Berna del SVP,
asegura que «dos terceras partes del partido son pro-israelíes y tienen fuertes
lazos en común con los judíos, por su herencia de valores y cultura
judeocristiana». En 2007, el partido suizo llegó al cenit de su popularidad,
tras su campaña gráfica antinmigratoria de unas ovejas blancas eyectando
fuera de su territorio a una oveja negra. Esta publicidad fue pronto imitada por
otros partidos contiguos con el beneplácito del SD, entre ellos el alemán NPD
o los españoles Democracia Nacional y el extinto Frente Nacional. Una vez
cerrada la campaña, Cristoph Blocher, el presidente del partido, fue citado a
una reunión con la comunidad israelí de Zúrich para garantizar «un
comedimiento en la política antinmigratoria del partido», así como «todo
alejamiento de antisemitismo» e «incremento de las penas judiciales contra la
negación del holocausto judío». Días después, Alfred Donath, líder de la
comunidad judía de Suiza, dejó dicho: «La federación de comunidades judías
ya no duda en acatar las ordenadas políticas de control de inmigración del
SVP. Nuestra relación con el SVP es en estos momentos la más estrecha, pues
es el partido más valiente en defender los intereses de Israel.Nuestros
problemas se encuentran desde hace tiempo con los partidos de izquierda,
quienes son propalestinos y apoyan y fomentan boicots comerciales a Israel».
El SVP ha lanzado más anuncios demagogos antislámicos, como el de
«¡Utilizad vuestra cabeza!», que mostraba a una multitud de musulmanes
inclinada ante el Palacio Federal, o la llamada «Hazle frente», que difuminaba
el rostro de Bin Laden entre la bandera suiza como apremio de amenaza
yihadista en el país. El más explícito de todos representaba una imagen de la
actual suiza con unas nativas desnudas en la playa, junto a otra fotografía que
vaticinaba el futuro treinta años después, donde un grupo de mujeres
musulmanas aparecían bañándose vestidas y con velo. El partido suizo ha
acudido como representante de estado a las conferencias Counterjihad. Su
vicepresidente, Yvan Perrin, advierte que «el riesgo de islamización de
Europa es una realidad. Estamos viviendo lo que pasó en el año 1492 pero a
la inversa», y simplifica como credo del partido: «Nos sentimos arraigados a
45
los valores tradicionales judeocristianos». El SVP logró ganar su referéndum
para prohibir la construcción de minaretes en Suiza, los cuales interpreta como
un«símbolo de poder político-religioso contrario a los derechos
fundamentales». Geert Wilders, satisfecho con el éxito político del partido
suizo, ha esbozado sus intenciones de pedir al gobierno holandés un
referéndum parecido. Dicha reforma constitucional entre Estado y confesión
religiosa no ha podido ser más tendenciosa y malintencionada, pues no ha
buscado combatir los efectos arquitectónicos o acústicos de los alminares,
sino prohibir este tipo de estructura artística por el sólo hecho de ser
musulmana. Es obvio que esta restricción no va a pesar sobre ninguna otra
religión en Suiza. Intuimos que a los suizos y holandeses les preocupa más
vivir entre obras islámicas que entre casinos, coffeshops y zonas rojas de
prostitución. Por su parte, el político del SVP y jefe de defensa federal de
Suiza, Ueli Maurer, hizo en octubre de 2010 una visita a Israel con el fin de
parapetar la seguridad de la nación judía. Fue cordialmente recibido por
Shimon Peres y el ministro de defensa Ehud Barak. Tras la pertinente y
obligada visita al museo Yad Vashem, Maurer apuntó: «Suiza tiene una
tradicional amistad con el estado israelí. Ambos países compartimos los
mismos problemas en muchos aspectos, incluida la seguridad». Otro diputado
del SVP, con mayor ascendencia pública y protagonismo que su presidente, es
el denonado sionista Oskar Freysinger, miembro del Stop Islamization of
Nations y uno de los mayores impulsores del referendo contra los minaretes.
Así afirma su apego con Israel: «Nuestro partido siempre ha defendido a
Israel, porque si este país desaparece perderemos nuestro mayor frente de
vanguardia. La lucha que mantienen los judíos es de hecho nuestra lucha,
pues cuanto más controlados tenga Israel a los musulmanes, mayor será
también nuestra seguridad. Pero si Israel desaparece, el peligro musulmán
acecha en todas partes». Como se advierte, las trompetas de Jericó atruenan
en Suiza como artillería pesada para destruir las neutrales murallas del
corazón de Europa.

Entre compases de vals y sonatas de Mozart, Heinz Christian Strache asumió


en Austria en 2005, la dirección del legendario partido FPÖ (Freiheitliche
Partei Österreichs – Partido de la Libertad de Austria), tras la salida de su
anterior líder, el difunto Jörg Haider. Ya en junio de 2002 Strache encabezó
un viaje a Israel, siendo recibido por Moshé Katsav, presidente del país en
esos días. El encuentro incluyó la ceremonial visita al museo Yad Vashem y
su ritual entonación del mea culpa. Una vez llegado Strache a la presidencia
del FPÖ, el partido austriaco empezó a entablar lazos con el Vlaams Belang y
el Front National francés. Strache reprobó públicamente en 2006 «los
intolerables crímenes que los nazis cometieron a la comunidad judía» y
acentuó «la contraria postura del FPÖ con esta ideología». Un año después,
Strache afirmó: «El Islam no es sólo una religión, sino un sistema jurídico y
social totalitario, es el fascismo del siglo XXI». A mediados del 2010 el FPÖ
copió un juego de ordenador del SVP llamado 'Moschee-Baba' (Adiós
46
Mezquita), en el que el usuario disparaba contra minaretes que emergían entre
un idílico paisaje. La versión austríaca incluía poder disparar a los muecines
que llaman a la oración. El creador del lúdico entretenimiento fue Alexander
Segert, el diseñador gráfico de varios carteles antislámicos del SVP. Con
mayor prontitud a nuestros días, el FPÖ declaró haberse reunido en mayo de
2011, en Viena, con «miembros de la oposición siria». Al encuentro iba a
asistir Ayoob Kara, el viceministro del Likud israelí, quien finalmente canceló
su cita «por razones de seguridad». Puede afirmarse que se cierne en Austria
una nueva contrarreforma contra los fantasmas herejes de Solimán que
resurgen de entre las cenizas de las tierras de los Habsburgo.

En Italia, país convertido en un lupanar al servicio de la Madamme Cocotte de


Berlusconi, la Lega Nord ha cautivado y fortalecido los sentimientos de gran
parte de la nación en los últimos años. Fundada en 1991, la Lega Nord es en la
actualidad el partido con mayor crecimiento en el país, controlando las
provincias del Véneto y Piamonte. Se consolida como partido separatista,
aunque sus exigencias no van más allá de reivindicar un federalismo fiscal. El
partido italiano forma parte del gobierno de Roma, gracias a sus coqueteos
con el mafioso y goliardo ex presidente Berlusconi, quien colocó en su día a
cuatro de sus diputados como ministros. Lega Nord, afiliada a la 'Alliance of
Liberals and Democrats for Europe' (ALDE), ha organizado manifestaciones
contra la creación de una mezquita en Milán y proyecta hacer un referéndum
como el de Suiza, para prohibir la construcción de minaretes en suelo italiano.
El partido ha lanzado igualmente ridículas campañas asociando el nazismo
como una ideología criminal idéntica al comunismo y otras contra la
gastronomía árabe. Imaginamos que sus miembros se identifican mejor con
las hamburguesas del Macdonald's del liberalismo que profusamente apoyan.
Lega Nord, junto a la extinta Alleanza Nazionale (AN) son, en Italia, partidos
de larga tradición prosionista. El líder de AN, Gianfranco Fini, en su visita a
Israel en 2003, denunció las «infames leyes raciales aprobadas por Mussolini
en 1938» y el establecimiento de la RSI, como «una de las etapas más
diabólicas de Italia». Respectivamente, Fiorello Provera, vicepresidente de
asuntos exteriores del parlamento y miembro del partido italiano, condenó, a
principios de 2011 en Israel, «los intolerables actos de Hamas» y precisó con
gravedad y vigor,«salvaguardar la seguridad del estado judío». En octubre de
ese mismo año, en un encuentro en Roma, celebrado entre la delegación del
parlamento europeo y diputados y senadores de la Lega Nord, Stefano Stefani,
uno de los dirigentes del partido, lamentó «el exacerbado antisionismo que
existe en la sociedad» y apostilló su lealtad con la nación judía: «Cada vez
que Israel es atacada Italia está con vosotros». Mario Borgezzio, el
eurodiputado del partido, ha declarado recientemente en Radio4 que «muchas
de las ideas de Breivick eran excelentes». Lega Nord está en estos momentos
siendo investigada por posibles conexiones con la mafia calabresa de la
'Ndrangheta y acusada de blanqueo de dinero y malversación de fondos. El
escándalo ha arrancado con la dimisión del secretario federal Umberto Bossi.
47
Por su parte, el diputado Roberto Cota y Mario Borghezio asistieron el pasado
año al 'Día de de la Cultura Hebrea', organizado por la comunidad judía de
Torino. La fiesta incluyó degustaciones de embutidos y cerveza, juegos de
lanzamiento de diana y conciertos de música judía. Durante el evento, Cota
respondió a la prensa: «Asistir a esta velada era tan deseable como necesario.
Hemos venido a demostrar la profunda amistad de nuestro partido con la
comunidad judía. La cultura hebrea no es un elemento ajeno, sino parte de la
cultura italiana. Las tradiciones de nuestro partido tienen sus raíces en el
judeocristianismo». Todo un juramento de Omertà, Onuri e Sangu sellado
bajo la solemnidad de los cantos de Leví.

En Inglaterra, el partido BNP (British National Party), fundado en 1982, hace


tiempo decidió resacirse de todo presunto oropel antisemita y proclamarse
aliado de Israel. Ya en el 2006, su líder, Nick Griffin, argumentó
resueltamente: «He depurado el partido de cualquier residuo de
antisemitismo y racismo para escoltar ahora los derechos de Israel en Gaza
contra el terrorismo de Hamas». Lee Barnes, el asesor legal del BNP,
manifestó durante la guerra del Libano: «Como nacionalista, puedo decir que
refrendo plenamente, en el conflicto de Hezbollah, las trincheras de Israel. Es
más, espero que Israel bombardee todo bastión de resistencia en que se
esconda Hezbollah hasta borrarlos del mapa.» El BNP ha hecho campañas
electorales en barrios judíos de Londres y ha usado caricaturas antislámicas en
sus manifestaciones. En el 2011, el partido británico formó una alianza con la
EDL, en cuyo acuerdo se incluía que cualquiera de sus miembros pudiera
presentarse como candidato a las elecciones. En la dirigencia del BNP hay
varios judíos sionistas, entre ellos el canciller Pat Richardson, quien
certifica: «Estoy en el BNP porque nadie más se ocupa de la islamización de
nuestro país. Como judío, estoy preocupado por el auge de este peligroso
credo islámico, que amenaza además nuestros valores de la tradición
cristiana». Martin Wingfield, el editor del diario ‘Freedom’ del BNP, ha
escrito por su cuenta hace unos meses en su blog: «Está habiendo un
gratificante diálogo entre los altos dirigentes de la comunidad judía, quienes
concuerdan y se sienten cómodos con nuestro programa político». Entre las
propuestas del BNP destaca que los musulmanes no puedan volar dentro ni
fuera del Reino Unido. Nick Griffin, quien asevera que el «Islam es un
cáncer», ha argüido: «La inmigración islámica debe ser parada y revertida
porque representa en el presente la mayor amenaza para la supervivencia de
nuestra nación. […] Esta interminable ola de islámicos y horda de la media
luna llega a nuestras tierras para intoxicarnos con su bárbara religión del
desierto». Las palabras del líder del BNP nos rememoran a aquellas
pronunciadas por el orondo Churchill, cuando describía a la religión islámica
como «la bárbara, inhumana e imperialista ideología de los musulmanes». Se
hace patente que Inglaterra está asistiendo a la creación de un nuevo
gentleman británico de flema antislámica y funcionario de sinagoga de la City.

48
En Bélgica, el centro de atención lo copa el Vlaams Belang (Interés Flamenco
- VB), partido refundado en 2002, tras la disolución por el estado belga del
Vlaams Block, su anterior formación política, activa desde los años setenta. El
Vlaams Belang proclama la independencia de Flandes con las manidas
propuestas de control de inmigración y liberalización del mercado. El partido,
claramente prosionista y antislámico, sostiene que «los judíos son los mejores
aliados de Occidente en la lucha contra el Islam». Por su parte, la comunidad
judía belga ha dado pleno soporte al partido para zafararse del creciente
antisemitismo de los islámicos de la nación. El líder del VB, Filip Dewinter,
partidario de deportar a las mujeres que vistan hijab, declaró en 2005 en el
diario Ha'aretz: «Los occidentales debemos reconocer que nuestro aliado no
es el mundo árabe, ni el musulmán, sino Israel. […] El estado de Israel es un
baluarte de la sociedad occidental y la nación que mayormente defiende,
cercada en un ambiente hostil, nuestros mismos valores de democracia y
libertad de expresión. […] Europa debe dejar de ser tan crítica con Israel y
favorecer su lucha por la supervivencia, pues de ella depende también nuestro
destino. […] Nuestro vuelco y escudo al estado de Israel y a los judíos es
firme y sincero». Dewinter enhebra fluidas relaciones con Bat Yeor y su
marido, el historiador judío David Littman, y con el rabino Pinchas Avraham
Myers de la localidad de Amberes, ciudad en la que el partido belga asistió a
una celebración de «Apoyo a Israel», convocada por sus lugareños judíos,
junto a miembros de la B'nai B'rith y del grupo 'Cristianos por Israel'. El
Vlaams Belang ha invitado a Oskar Freysinger a dar conferencias sobre «la
islamización de Occidente». Recientemente, el partido belga ha lanzado otra
campaña política antislámica llamada «Mujeres contra la islamización», que
muestra a una mujer con el rostro cubierto por un hijab y el resto de su cuerpo
en bikini. La protagonista llevaba inscrito en el pecho las palabras «¿Libertad
o Islam?» y en el bajo vientre «Tú eliges». La modelo fotografiada es la
propia hija de 19 años de Dewinter, quien ha detallado sugerir personalmente
la idea a su padre, porque encajaba perfectamente con sus «principios por la
libertad de la mujer». La política antislámica del Vlaams Belang fue ya
sobriamente expuesta por Dewinter en su lacónico discurso ante el «congreso
antislamización» de Colonia: «El Islam quiere dominar toda Europa y usa la
inmigración masiva como mortífera herramienta. La sociedad multicultural
de nuestros países es un apartheid y getto cultural controlado por ayatolás.
La apología de la multiculturalidad y su pretexto de igualdad y tolerancia,
está permitiendo que el Islam colonice Europa. Debe quedar claro que la
ideología islámica es antieuropea. No queremos escuelas coránicas, ni
centros islámicos, ni mezquitas en nuestra nación. Estamos hartos de mujeres
con burka y chador, un insulto a toda mujer emancipada. No queremos
símbolos, ni comida, ni velos islámicos en nuestras escuelas. Queremos
terminar con la islamización de nuestras ciudades y barrios». Bélgica se
pertrecha, sin más dilación y contratiempo, para que ningún islámico ponga
una pica en Flandes.

49
Permitámonos un alto para hacer una pequeña paráfrasis. Se traduce, en
resumen y en una palabra, que a los partidos «neoderechistas» o «identitarios»
les molesta la simple existencia del Islam. Detrás de su monótona denuncia
antinmigratoria, subsiste la intención de extinguir todo vestigio de cultura y
tradición musulmana, no sólo en Europa, sino en sus propios países islámicos.
Así cabe entender las advertencias dadas por Merkel, Sarkozy y Cameron
cuando afirmaron que «el multiculturalismo ha fracasado en Europa». Lo que
ha fracaso realmente para ellos, es la resistencia de los musulmanes dentro y
fuera de sus naciones, y el resurgir de cada vez más europeos que,
decepcionados y exhaustos del sistema en el que viven y de un cristianismo
demasiado endeble para el cambio, se acerquen cada día más hacia el Islam.
La supervivencia de Israel implica necesariamente la destrucción del Islam,
pues éste incita a su desmantelamiento. Coaligada a esta estrategia, ser pro-
árabe o pro-musulmán significa hoy, para la comunidad judía, ser antisemita.
En esta guerra entre los guerreros de Alá y los ejércitos de Shaytan, la
imperativa exigencia de los intereses de Israel, fue antaño prolijamente
explicada por los judíos sionistas Zeev Jabotinsky y Stephen S. Wise:

«Gracias a Dios, los judíos no tenemos nada en común con lo que llaman
Oriente. Tenemos que ayudar a aquellos de nuestro pueblo que, por
ignorancia, se adhieren a tradiciones y leyes espirituales orientales arcaicas.
Vamos a Palestina, primero, por nuestro bienestar nacional, después, para
expurgar sistemáticamente toda huella del alma oriental». Zeev Jabotinsky –
Líder sionista y creador de la 'Legión Judía'.

«Los judíos podíamos haber obtenido Uganda, Madagascar y cualquier otro


lugar para establecer nuestro Estado judío, pero no queríamos nada excepto
Palestina. No porque el Mar Muerto evaporado pueda producir metales y
metaloides por un valor de 5 billones de dólares. No por el significado bíblico
o religioso de Palestina, ni porque su subsuelo contenga 20 veces más
petróleo que todas las reservas combinadas de las dos Américas, sino porque
Palestina es el cruce de caminos entre Europa, Asia y África, y constituye el
verdadero eje del poder político mundial, el centro estratégico militar para el
control del planeta». Stephen S. Wise – Presidente del Congreso Mundial
Judío entre 1936 y 1949.

El Dr. William Luther Pierce, intelectual estadounidense pro-NS, presidente


de Alianza Nacional, profesor, físico, científico, escritor y conferenciante, dio
una lección a los identitarios anti-islamicos, quien dijo el 21 de noviembre de
1998, en su alocución radiofónica titulada "¿por qué la guerra?", después de
la declaración de guerra del frente islámico mundial con Bin Laden a la
cabeza:

«Usted sabe, mejor dicho, los medios de comunicación y los políticos nos
quieren hacer creer que hay algo intrínsecamente inmoral en el terrorismo.

50
Es decir, que nos han hecho creer que no es inmoral que hayamos arrasado
una fábrica farmacéutica en Sudán con misiles de crucero, pero es inmoral
que alguien como Bin Laden hiciera estallar un edificio del gobierno en
Washington con un camión bomba. Está bien que aniquilemos un refugio
antiaéreo lleno de mujeres y niños en Bagdad con una bomba inteligente,
pero es cobarde e inmoral que un agente iraquí o iraní hiciese estallar un
recipiente de sarín en un túnel de metro de Nueva York. Realmente, ¿qué
podemos esperar? No tienen portaaviones ni misiles de crucero ni
bombarderos invisibles como nosotros. Entonces, ¿deberíamos esperar que
sólo se sienten cruzados de brazos allí y acepten su castigo cuando hacemos
la guerra contra ellos, de forma ventajosa para nosotros? Creo que es lo más
razonable del mundo que se defiendan de nosotros en la única manera que
pueden. De hecho se requiere más valor para ser un terrorista detrás de las
líneas enemigas que el tipo que cómodamente y a resguardo, pulsa el botón
de disparo para un misil de crucero a cientos de millas de distancia de su
objetivo. Y sin embargo, sin duda veremos Bill Clinton y cada otro político
que sirve a los intereses judíos sionistas en nuestro gobierno, gritando
enfurecido en la televisión y denunciando como un "acto cobarde" la primera
bomba terrorista que explote en los Estados Unidos como resultado de una
guerra falsificada y ruin contra Irak».

Reanudamos nuestra gira política hacia Alemania, donde el rol de adalid de la


islamofobia y merino de Israel es competencia del Pro Koln. Este partido,
nacido en 1996, y que se describe como movimiento «cívico-identitario»,
tiene en la actualidad representación en Colonia y en varios ayuntamientos del
estado de Renania-Westfalia, donde adopta el nombre de Pro NRW. En el año
2004, y subsecuente a sus movilizaciones contra la construcción de una
mezquita en Colonia, el Pro Koln inició sus primeros embates antislámicos.
Su presidente, Markus Beisicht, ha acotado que «ahí donde no hay mezquitas
construidas, nos manifestamos ante la posible edificación de alguna». El Pro
Koln ha realizado entre el 2007 y 2009, varios anuales «congresos
antislamización» para debatir «el peligro de la influencia islámica en Europa».
Acudieron a éstos, representantes del Vlaams Belang, FPÖ, FN francés, Lega
Nord, BNP, NDP y Democracia Nacional. El último simposio, organizado por
Anders Graves, iba a contar con la comparecencia de Pamela Geller, Lars
Heddegard, Paul Beilen y Robert Spencer, pero finalmente cancelaron su
asistencia. En los actos del partido alemán es habitual ver banderas con
estrellas de David y pancartas con lemas de solidaridad con Israel. El Pro
Koln ha sido acusado por lavado de dinero, fraude fiscal y malversación de
fondos del partido. Según el 'Der Spiegel', su partido recibe, a la sazón, dinero
del hombre de negocios Guenther Kissel, un empresario de la ciudad de
Solingen, propietario de la constructora 'Kissel Rapad', quien irónicamente
está al frente de la obra de la gran mezquita de Dvisburg-Marxloh, valorada en
7 millones de euros. Por supuesto, no creemos que este hecho sea una
casualidad. Además del Pro Koln, es acertado nombrar en Alemania a los
51
partidos Die Freheit y NPD. Fundado a finales de 2010 por René Stadtkewitz,
Die Freheit (Libertad) propone «un sistema de democracia directa como
Suiza» y «cambios profundos en la cuestión de inmigración e islamización».
Sus puntos del programa político explicitan el «apoyo a Israel» y «combatir la
islamización de Alemania». Su líder, René Stadtkewitz, ha declarado haber
creado el partido «a imagen y semejanza del PVV de Geert Wilders».
Postrearmente, el mítico partido NPD, heredero legítimo del nazismo alemán,
ha sido denunciado desde 2003 de tener agentes sionistas infiltrados en su
formación. En sus manifestaciones, en lugar de la consigna «Juden Raus», sus
miembros prefieren zarandear el eslogan «Islamisten Raus». No sabemos si lo
siguiente en Alemania será reabrir los campos de concentración y deportar a
los islámicos a Auschwitz.

La islamofobia surca allende el mar hasta las tranquilos valles de Noruega. En


este país, el Fremskrittspartiet (Partido del Progreso – FrP), que se describe
como «libertario popular» es, a grandes rasgos, el partido noruego que más
apoya a Israel, e indefectiblemente el más islamófobo. Aunque el FrP no ha
sido nunca comparado con otros grupos políticos y mantiene su propia
identidad, no por ello es menos «identitario». Fundado por Anders Lange en
1973 y liderado actualmente por Siv Jensen, el FrP ha manifestado su
voluntad de prohibir el velo en las escuelas y deportar a los padres que
obliguen a llevar esta prenda a sus hijas, por ser «un símbolo de opresión a la
mujer». El partido noruego ha cooperado con el Vlaams Belang, el Frente
Nacional francés, el FPÖ y el Tea Party americano. Las relaciones con los
partidos europeos están ahora en cuarentena debido al incipiente liberalismo
del FrP. El Fremskrittspartiet arrastra tras de sí un incidente de cartas
musulmanas de gran símil sospechoso al del citado F.N. Se trata de la Mustafa
brevet (Carta Mustafá), una carta remitida al ex presidente Carl I Hagen, que
leyó personalmente en 1987 en uno de sus mítines. Ésta iba firmada por un
presunto inmigrante del país llamado Mohammad Mustafa y auguraba que los
musulmanes, cada vez más numerosos y alumbradores de hijos que los
noruegos, islamizarían el país y reemplazarían sus Iglesias por mezquitas. La
carta, nuevamente falsa, terminó con Carl I. Hagen en los tribunales
denunciado por fraude. Los constantes improperios contra los musulmanes y
la religión islámica y adhesiones proisraelíes de Carl I. Hagen, son
sobradamente conocidos en Noruega: «Los musulmanes están haciendo igual
que Hitler: un plan a largo plazo para islamificar el mundo. […] Mahoma fue
un mercenario brutal y opresor de mujeres, que asesinó y toleró violaciones
como método de conquista. […] Si Israel pierde el combate en Medio Oriente,
Europa podría caer bajo el Islam cuando los musulmanes quieran». Siv
Jensen, la actual líder del FrP, seguidora del criterio de Hagen y el partido,
vindicó durante la guerra de Gaza, «los derechos belicistas de Israel contra el
terrorismo de Hamas». Durante su visita a Israel en 2008, Jensen
profirió: «Israel es el único país occidental en Medio Oriente, una nación que
representa y cree en los mismos derechos humanos y democracia que
52
nosotros. […] Reclamo el derecho de Israel a existir y a guardar su
integridad». El FrP supo aprovechar a su favor la severa protesta en Noruega
de la comunidad islámica, acontecida tras la aparición de una caricatura de
Mahoma escribiendo el Corán caracterizado como un cerdo, que publicó el
'Dagbladet', el segundo diario más leído del país. En 2009, Jensen,
continuando su política alarmista, advirtió que «Noruega está islamizándose e
implantándose la sharia», declaración que tuvo una excelente recepción en la
prensa leninista-maoísta 'Klassekampen'. Y añadió a renglón seguido: «El
combate contra el Islam es la lucha más importante de nuestro tiempo. [...]
Nuestra obligación como tradicionales liberales es luchar contra
movimientos como el comunismo, el nazismo o el Islam». Noruega tiene
también su propia 'Stopp Islamiseringen av Norge' (SIAN), fundada en 2008
por el veterano periodista y director de prensa noruego, Arne Tumyr, quien
define la ideología islámica como «diabólica» y compara la inmigración
musulmana con la invasión nazi que padeció el país en 1940. Procede,
ateniéndonos a los antecedentes, que los habitantes del país de los fiordos han
descubierto horrorizados que el dicho «Si la montaña no viene a Mahoma,
Mahoma irá a la montaña», hacía referencia a sus montañas de Noruega.

En Suecia, las invectivas antislámicas son manufactura del


Sverigedemokraterna (Sueco-demócratas - SD). Nacido en 1988, como
sucesor del Partido Sueco (Sverigepartiet), el SD anunció en 1999 su frontal
rechazo con toda forma de políticas fascistas o nacionalsocialistas. En el 2001
el partido sufrió una purga interna de sus miembros y una aceptación de las
bases democráticas y los derechos humanos. El SD, que da su valimiento a
Israel y ha denunciado el antisemitismo en numerosas ocasiones, cuenta, entre
otros, con la ayuda y financiación del Front National francés. Su política
antislámica se incrementó en el partido en 2010, a raíz de los sucesos de
Malmö ocurridos tras el cierre de una mezquita y un centro islámico, y del
frustrado atentado de Estocolmo de ese mismo año. Sus mítines al respecto
son rabiosos, éstos hablan de «guerra», «invasión musulmana» y
«euroarabización». En cuanto a su postura con Israel, el partido sueco-
demócrata depara:«El renacimiento cultural de Israel está dentro de los
principios de nuestro partido, que defenderá a esta nación de la amenaza del
imperialismo musulmán. […] Gracias a Dios, Israel ha aprendido la lección
del peligro de islamización de sus tierras y Suecia debe seguir su gran
ejemplo. […] Incluso si Israel no viviera amenazada por la agresión islámica,
la rubricariamos igualmente. Nos sobran razones para ofrecer nuestro
blindaje a Israel. La nación judía lucha contra la misma amenaza islámica
por la que Europa combatió casi mil años». Jimmy Akesson, el líder del
partido, considera que «los musulmanes son en Suecia la mayor amenaza
desde la segunda guerra mundial». Akesson ha dado conferencias en EEUU y
también en Alemania y Holanda, invitado por René Stadkewitz y Geert
Wilders. En 2005 el SD publicó las «caricaturas de Mahoma» en su página
web para bregar el derecho a la libertad de expresión del 'Jyllands-Posten'.
53
Ken Ekeroth y su hermano Ten Ekeroth, galardonado en 2006 con el premio
Theodor Herzl por la Organización Sionista Mundial, ostentan una gran
responsabilidad en el partido, esencialmente en la elaboración de sus
discursos. Ted Ekeroth es miembro de la 'Organización Sionista de Israel' y
del FIDIM (For Israel and Democracy in the Middle), organismo fundado en
2002 para «defender la integridad étnica de la comunidad judía». Por su parte,
el FIDIM está vinculado a diferentes grupos Hasbará de contra-propaganda
sionista, a escuelas de estudios del judaísmo como el 'Judstud' de Estocolmo y
a la 'Asociación Suecia-Israel'. En 2008 el partido sueco-demócrata asistió en
Göteborg a una marcha de celebración del '60 aniversario del Estado de
Israel', en la que manifestó: «Nuestros valores judeocristianos están
íntimamente ligados a Israel y su cultura. [...] Nada es más importante que
fomentar el inestimable espíritu democrático de Israel y su eje principal
dentro de las naciones de Occidente, que ha sabido prosperar y luchar por los
derechos humanos sin caer en los errores de Europa en la Edad Media».
Persuadida de su misión, Suecia desempolva sus Drakkars para reanudar las
conquistas vikingas hacia tierras de Arabia.

En Finlandia, el partido Perussuomalaiset (Verdaderos Finlandeses - PS) ganó


las últimas elecciones con el mejor resultado de su historia, desde sus
primeras andanzas en los años 90. Finlandia es uno de los mayores socios de
venta de armas a Israel: el valor comercial de misiles antitanques que ha
vendido al estado de Israel en los últimos diez años, a través de sus empresas
de sistemas de defensa y tecnología militar 'Rafael Advanced' y 'Sistemas
Elbit', supera los cuatro millones de euros. El actual líder del PS, Timo Soini,
ha hecho público su alineamiento con Israel en el conflicto de Oriente
Próximo: «Sobre la situación de Medio Oriente quiero decir que soy amigo de
Israel y subvengo sus derechos a preservarse como nación y a batirse contra
la conflagración de los estados árabes». El PS se opone a que los
musulmanes se rijan por la sharia, acusándoles de querer inculcar sus leyes
islámicas a los finlandeses, y tiene previsto presentar un referéndum para
cambiar la ley de matrimonio y prohibir la poligamia. El partido recrimina al
Islam ser «una religión violenta que no se integra en los países» y
funcionar«como un estado dentro de otro estado, sin respetar otras culturas o
religiones», haciendo uso de «leyes, costumbres y creencias que no encajan
en nuestra cultura e identidad occidental». Oulu Olli Immonen, el
europarlamentario del partido, advierte a los finlandeses de una «guerra
cultural entre Europa y el Islam». Para Immonen, «el Islam es una ideología
primitiva contraria a la libertad de todas las demás religiones y los derechos
humanos. Oprime a los homosexuales, alienta el maltrato a las mujeres y
persigue a los judíos como hizo Hitler, por el que sienten gran veneración.
[...] El multiculturalismo actual de Europa es el culpable de esta avalancha
de atentados terroristas que nos está abocando a una guerra civil. No faltan
ejemplos en la historia que nos ilustran que sucede cuando choca una cultura
de la Edad de Piedra como la islámica con otra moderna y civilizada como la
54
occidental». Por su parte, Jussi Halla-ho (Bergroth), célebre político finés
antinmigración, da su incondicional reconocimiento al PS. Halla-aho es un
acérrimo sionista que valora el judaísmo como «una religión pacífica» y a
Israel como «la única democracia de Medio Oriente que irremisiblemente
debemos proteger». Halla-ho, quien afirma que«Mahoma fue un pederasta» y
que «el Islam es una religión de pederastia», es actualmente jefe del consejo
administrativo del parlamento finlandés, lo que le convierte en el máximo
supervisor de las leyes sobre inmigración. Audaz como ninguna, Finlandia se
une a la encrucijada contra Alá, mientras las blancas nieves de su tierra van
tiñéndose de gris oscuro.

En una reunión general organizada en Francia por Terre et Peuple en 2006,


apareció en escena otro personaje de renombre en todo este extravío: un
millonario llamado Patrick Brinkmann, cuyo único curriculum conocido es el
de «hombre de negocios sueco-alemán». Brinkmann propuso crear un nexo
enclave coordinador llamado 'Kontinent Europa Stiflung' (Fundación
Continente Europa) para agrupar a todos los movimientos «identitarios».
Prometió, a cambio, financiar a lo largo de toda Europa, aquellos movimientos
de derecha adversos al Islam y al socaire de Israel. Sobresalieron sus
reveladoras declaraciones en una agencia europea en enero de 2010: «La
cultura judía está inextricablemente entrelazada con la cristiana.[...] Es una
suerte que el destino de los judíos y de los cristianos vaya unido.[...] He
visitado Israel. Estuve en el Yad Vashem, pero no como turista, puesto que fui
allí a llorar». No queremos reiterar cuán abyecta nos parece esta herejía que
pretende revertir la antítesis del judaísmo y cristianismo. Brinkmann anunció,
asimismo, un peregrinaje a Israel en 2011 para «crear un entente común entre
Europa e Israel para su supervivencia». Durante el congreso del Pro Koln,
celebrado en Leverkusen en febrero de 2010, incurrió de nuevo su
discurso:«Nuestro lema es Occidente en manos cristianas. […] Para nosotros
el judaísmo es parte integrante de la cultura occidental. […] Quien sea
antisemita no puede ser un verdadero patriota. […] Necesitamos una
derecha sin antisemitismo. […] Respetamos a los pueblos y las culturas, y es,
por tanto, para nosotros, el momento de decir que el nacionalsocialismo no es
un modelo a seguir. […] Me siento ahora muy orgulloso de participar en
Alemania en la construcción de un partido de derecha moderno y cabal, más
allá de todo extremismo y antisemitismo». Brinkmann informó públicamente
haber donado 5 millones de euros al Pro Köln, mientras la prensa revelaba que
acababa de adquirir en Berlín un palacio valorado en más de tres millones de
euros, además de otras viviendas de lujo que tendría en propiedad en Suecia.
Los discursos de Brinkmann, según denunció cierta cadena televisiva
alemana, los escribía Andreas Molau, director de la revista 'Deutsche Stimme'
del NPD, quien fue acusado de mischlinge judío por un ex dirigente del
mismo partido, el ya fallecido Jürgen Rieger. Tras los recientes escándalos
destapados en la prensa sobre sus tendencias homosexuales y fiestas
masónico-libertinas, Brinkmann, quien ha estado manteniendo contactos con
55
el SD, NPD, Pro Koln, VB, SVP, FPÖ y PxC (Plataforma per Catalunya), ha
emitido su abandono a la «política seria».

Tanto Pierre Vial, miembro de la dirección nacional del NDP y presidente de


Terre et Peuple, como sus representantes de la delegación española, han
difundido circulares y comunicados diciendo que pusieron fin a los proyectos
con Brinkmann una vez conocidos sus manejos. Queremos expresar nuestra
disensión con esta versión oficial que juzgamos contraria a lo sucedido. No es
hasta que Brinkmann expone su postura favorable a Israel y lucha contra el
Islam, esto es, hasta que exhibe su libro de familia y carnet oficial de sionista,
que Pierre Vial rompe relaciones con el singular «hombre de negocios».
Efectivamente, Brinkmann estuvo paseándose por estos partidos y diciendo
los que más le plugo sin que nadie le molestara. No fue Tierra y Pueblo quien
se desvinculó de Brinkmann, sino Brinkmann el que decidió crear la escisión,
una vez hubo galvanizado y sobornado a cuantos quiso. La determinación de
Vial y Krebs fue, por tanto, obligada y no voluntaria, y rindió más a una
obediencia que a una orden. Una vez más, se ha querido vender un fracaso y
un demérito por una acción loable y digna. La razón de por qué hubo
miembros de Tierra y Pueblo que terminaron aliándose con el sionismo está
en las propias palabras de Vial, quien hoy igual que ayer, defiende
que «quienes colaboran con los islámicos son enemigos». Si bien Vial
justifica que la lucha contra el Islam no pasa por la alianza con Israel, cabría
entonces preguntarle a él y a sus paisanos por qué razón la lucha por Europa
exige el combate con el Islam. En último término, zanjamos malogrado hablar
de contiendas legítimas o ilegítimas en tanto a alianzas con Israel, pues para
nosotros el equívoco es la lucha en sí contra el Islam.

En diciembre de 2010 el peregrinaje a Israel augurado por Brinkmann se


materializó. Markus Beisicht, presidente del PRO Koln, declamó celebrar con
júbilo el encuentro. Asistieron a éste la siguiente comitiva de representantes
de partidos de «Eurodestra»: Heinz-Christian Strache, presidente del FPÖ, su
eurodiputado Andreas Moelzer y el portavoz de la comunidad judía vienesa
David Lasar; Filip Dewinter y el presidente de asuntos exteriores Frank
Creyelmans del Vlaams Belang; René Statkewitz y Patrick Brinkmann del Pro
Koln; Ken Ekeroth del SD. El motivo del viaje fue una conferencia sobre
«Estrategias de lucha contra la amenaza islámica», que implicaba una
«Alianza de partidos europeos por la Libertad y los derechos civiles», un
género de versión europea de la «American Freedom Alliance», costeada por
el judío sionista y multimillonario Aybrey Chernick. Los emisarios rindieron
tributo y depositaron flores ante el muro de las lamentaciones, visitaron el
museo Yad Vashem, los asentamientos judíos de Cisjordania y dialogaron con
el ministro Ayoob Kara del partido Likud, así como con el diputado del
movimiento Shas, el rabino Nissim Zeer y el agente del gobierno Ariel
Shomer. Durante el encuentro, Filip Dewinter proclamó: «Israel se encuentra
en la primera línea del frente de combate entre el Occidente libre y el Islam

56
radical. [...] La nación judía es parte combatiente de nuestra lucha contra el
fundamentalismo islámico y el terrorismo. [...] El estado israelí representa la
vanguardia del Occidente libre contra el islamismo, aquí y en nuestra casa».
Ante el parlamento judío, la delegación enunció un sermón afín a su calidad
de peregrinos: «Este viaje a Israel está siendo muy abierto y amistoso, y
puede traernos muchas cosas positivas. […] Rechazamos todas las ideologías
totalitarias. […] Israel es el vínculo común de los valores judeo-cristianos
inextricablemente ligados a Europa. […] El país israelí es una nación con la
que los europeos sentimos una relación especial y tenemos una
responsabilidad especial. […] Theodor Herzl nos puede dar con su grandeza
espiritual y su entusiasmo un gran ejemplo a seguir actualmente». H.C.
Strache, quien previamente al viaje ya dejó patente que «este encuentro es una
señal importante», también quiso matizar su entusiasmo: «Cuando uno llega a
este lugar entiende cuál es el problema de verdad. [...] «Tengo una
responsabilidad especial con Israel, cuyo florecimiento se debe a gente que
vino de Europa, algunos voluntariamente, pero la mayoría huyendo de la
persecución del nazismo. […] ¡Nuestros corazones están con vosotros,
Israel!». Finalmente, los tratantes firmaron juntos una «Declaración de
Jerusalén», que enfatiza particularmente: «Los sistemas totalitarios como el
fascismo, el nazismo y el comunismo han sido superados. Ahora nos
enfrentamos a la nueva amenaza del fundamentalismo islámico, que nos
conmina a una lucha mundial para defender la democracia y los derechos
humanos». El texto, que sostiene y asume los postulados humanistas e
igualitarios de la Revolución Francesa, exige «el cumplimiento de los ideales
de la Ilustración», cuya obediencia contempla «absolutamente necesaria e
irrenunciable para el desarrollo humano». Strache puso como modelo de estos
principios al canciller austriaco judío Bruno Kreisky, por su «ejemplar
política neutral y pacifista».

En España, la histeria antimusulmana encuentra su lugar propicio en la


figura senyera de Josep Anglada, líder de Plataforma per Catalunya, un
hombre de pasado militante por los partidos Fuerza Nueva y Frente Nacional
de Blas Piñar, impugnado de este último a dimitir de su cargo dirigente por
cuestiones financieras. Anglada también colaboró anteriormente en la
Agrupación Ruíz Mateos y se presentó a las listas del Partido Popular. PxC
fue fundada en 2002 con un programa político antinmigratorio que
paulatinamente fue trufándose de islamofobia. Este viraje coincide
cronológicamente con la irrupción de Brinkmann y sus pingües beneficios
económicos a los partidos de derecha europeos.

Enric Ravello, ex-presidente de la delegación española de Tierra y Pueblo, es


actualmente el secretario de relaciones exteriores de PxC. Ravello es amigo
personal y colaborador del Ernesto Milá, personaje sumado al imperante
proselitismo antislámico, y que tiene relaciones con Yolanda Couceiro Morín

57
de España y Libertad, otro advenedizo partido prosionista de acicate
islámofobo, germinado en 2006.

La propuesta antinmigratoria de PxC se nos antoja un argumento mendaz.


Anglada ha repetido en varias ocasiones que «nosotros no vamos contra la
inmigración, lo que decimos es que hay controlarla», y el programa de
gobierno de su partido afirma lo propio en otras palabras: «queremos otra
política de inmigración». Una propuesta idéntica y defendida por cualquier
partido democrático de derecha de Occidente. Difícilmente merece recibir tal
calificación un partido cuyo líder ha salido levantado a hombros por la
comunidad gitana en alguno de sus mitings islamófobos. No en vano, este
colectivo étnico asiste las ideas de Anglada, puesto que la mayoría de
inmigrantes musulmanes que llega a España es de origen magrebí, y más
estrictamente marroquí, y suponen para aquéllos un sector de competencia que
antes no tenían, especialmente en la venta ambulante y el tráfico de hachís.

El capítulo hispanodetrista dio otra vuelta de tuerca a finales de enero de


2010, tras la reunión de Anglada y su secretario de relaciones exteriores Enric
Ravello, junto a Patrick Brinkmann, Filip Dewinter y Markus Beisicht en el
palacio de Hofburg, en ocasión del tradicional baile anual de Viena. Según la
prensa, «el motivo del encuentro fue garantizar el apoyo logístico y financiero
para que Anglada llegara al Parlament catalán en las elecciones autonómicas
de 2010». Anglada, hombre carente de cualquier moral, aceptó gustosamente
el dinero de Brinkmann, espetando que «todos los fondos que lleguen al
partido serán bienvenidos». Los meses de campaña política regional de PxC
contaron con la visita de Judith Wolter del Pro Koln, cuya estampa y sermón
antislámico sedujo a su expectante audiencia, así como de Filip Dewinter y
Strache, quienes justificaron su presencia «para dar todo adminículo y
palanca a la candidatura de Josep Anglada a las elecciones catalanas».
Siguiendo las declaraciones del PxC, el apoyo de Dewinter, Strache y demás
afines, se tradujo monetariamente en 500.000 euros, aunque tal cantidad haya
sido verosímilmente superior. PxC asistió en 2009 a la 'Convención
Identitaria' de Orange en Francia, junto a miembros del Vlaams Belang, Lega
Nord, FPÖ, SVP, B.I. Durante la junta, Anglada dijo: «Debemos terminar con
el Islam antes que el Islam termine con nosotros. Hay que luchar hasta la
muerte para evitarlo». En un lapso de tiempo más cercano, en 2011, Anglada
se dio cita en Roses con Marine Le Pen y Louis Aliot, en razón de nuevas
alianzas y componendas según órdenes lindantes al Likud.

Nos hemos topado una entrevista realizada por el portal «nacional-


revolucionario» Tribuna Europea al líder del PxC, cuya autoría queremos
negar, pues somos reacios a pensar, por su competente articulación y vertiente
crítica -salvando nuestras discrepancias con su contenido-, pertenezca al pufo
ideológico de Anglada. Sostiene el líder de PxC en dicha impostada
entrevista: «El Islam es un peligro en tanto que expansión de una ideología

58
totalitaria y absolutista que implica la destrucción de las especificidades
identitarias de los pueblos europeos». Creemos que Europa hace mucho que
perdió su identidad, y es precisamente el Islam quien puede potenciar la
recuperación y restauración de nuestros valores sagrados actualmente
extinguidos. Mantenemos, contrariamente, que aquellos que se identifican con
las formas de modernidad o postmodernidad son los únicos propensos a ver en
el Islam una amenaza. Ciertamente, no podemos estar más de acuerdo con
Marcos Ghio cuando afirma la confusión que radica el término «identitario».

En otra respuesta, Anglada afirma, en su linea fatua habitual, que su propio


libro «Sin mordazas y sin velos» es uno de sus predilectos. Se ha apuntado a
que tal obra no ha sido escrita por el líder de PxC, sino por varias personas,
entre ellas, el mismo editor, el periodista Enrique de Diego, impulsor de la
plataforma de las clases medias y frecuente tertuliano de Intereconomía,
donde despacha toda su zozobra y hiel contra el Islam con una ignorancia
vergonzante. Al parecer, la aportación escrita de Anglada al libro habría sido
ínfima. Aunque de Diego haya desmentido este rumor, no tenemos razones
para creer una palabra a un charlatán que engrosa parte de su sueldo
calumniando al pueblo musulmán y la historia de los fascismos europeos. El
hecho de que haya sido el propio Anglada, en uno de sus histriónicos y
sardescos arrebatos, el confesor privado de esta acusación, o que cierto
programa de humor televisivo constatara esta evidencia ridiculizando al
encartado, reanuda de nuevo al argumento.

Tampoco está exento de ironía que el líder de PxC considere en la


entrevista «cuanto menos ''exótico'' que un europeo abrace el Islam», siendo
su partido una mezcolanza de individuos de un sin número de ideologías
incongruentes entre sí, que medra a las órdenes y finanzas del sionismo y
cosecha el aplauso de los zíngaros. Un desopilante espectáculo digno de un
anaeróbico de la payasada como Anglada y la burda comicidad de arribistas
que le apoyan en sus listas.

Actualmente, el líder del PxC, transmutado ahora en un hombre «identitario»


con miras euroasiáticas, recibe ayuda logística y económica del FPÖ, FN
francés, Vlaams Belang, Lega Nord, NPD alemán, Pro-Köln y NDP. Anglada,
finalmente ha declinado respecto a su apertura de partido al resto de España,
sus intenciones de «crear un partido nacional único». Nos parece una
acertada y sincera declaración, en tanto creemos que PxC responde
plenamente a la misma estrategia centralista de los antedichos partidos de
derecha europeos: aglomerar en España al mayor número de gente próxima a
tales ideologías para redireccionar sus intereses en favor del sionismo. No
obstante y sin embargo, consideramos al líder de PxC, más que el fautor de
toda esta maniobra, un simple títere que ha prestado su doncel obediencia en
busca de la fama y caudal de gloria que carece. Asimilamos más creíble ver
tras ello a Enric Ravello, quien una vez pactadas sus prebendas con

59
Brinkmann en algún despacho de sus mansiones, ha actuado como tercer
hombre mediando entre éste y PxC. Los diferentes periódicos, portales,
asociaciones y revistas de orientación «identitaria» que dirige Ravello nos
sugieren el mismo fin. Un arte del fariseísmo que jura en hebreo todas las
mentiras que defiende.

Por su parte, el ex secretario de PxC, Pablo Barranco i Schitzler, fundó, a


principios del 2011, su propio proyecto político: Vía Democrática. Barranco,
quien presenta su partido como «identitario», firmó en marzo de 2011, en
Berlín, junto a René Stadkenitz de Die Freheit, una «Declaración de
Cooperación Hispano-Alemana», para «dar solución al problema de la
inmigración». Dicha propuesta tilda a los musulmanes de ser «el grupo
inmigrante que menos se integra en Europa». René Stadkewitz ha participado
en los actos de campaña electoral de Vía Democrática en Barcelona. Del
mismo modo, Barranco ya desnudó sus bajezas islamofobas hace tiempo
suscribiendo las ideas de Wilders en tan infames términos:

«El señor Geert Wilders tiene más razón que un santo, valga la redundancia
religiosa. El profeta Mahoma fue el primer pederasta conocido de la Historia,
y en nuestros días el Islam se basa en el más rancio totalitarismo, lleno de un
machismo enfermizo y denigrante para la mujer. La diferencia entre Hitler y
Hassan de Marruecos es que el primero gasificó a varios millones de víctimas
inocentes, y el segundo se apoya en la invasión silenciosa de Al-Andalus, sin
víctimas aparentes a corto término, pero con unas consecuencias terroríficas
a medio y largo plazo».

Otro partido español en litigios parecidos es Democracia Nacional (DN).


Aunque la actividad política de DN es poco prolífica, pues el partido se
entrevé más preocupado en organizar conciertos de música degenerada que
conmueven la nostalgia de los años mozos de su líder, que en emprender
proezas de mayor altura, no por ello está libre de traumatismos antislámicos.
El partido, fundado en 1995, es miembro integrante de Euronat, plataforma
auspiciada por el Front National francés, y ha invitado en alguno de sus actos
a Nick Griffin, el presidente del BNP. Su líder, Manuel Canduela, ha dado su
afable avenencia a las elecciones catalanas de Josep Anglada. En 2008, DN
asistió al «congreso antislamización» organizado por el Pro Koln en Colonia,
y ha participado de la mano del partido España y Libertad en una
manifestación contra la construcción de mezquitas, en la que se enarbolaron
patrocinios a Israel.

La ya aludida España y Libertad, asegura, tras seis años de actividad política,


aglutinar «más de 45 asociaciones de toda España.» El partido ha estado
presente en manifestaciones antislámicas, junto a PxC y Democracia
Nacional, con banderas y consignas pro-israelíes. En septiembre de 2011,
Yolanda Morín, la líder del partido, asistió en compañía de Pablo Barranco y

60
Félix Barrado, a una conferencia antislámica organizada por Die Freheit, con
la comparecencia de miembros del PVV, SVP y SD.

El actualmente desaparecido Frente Nacional de José Fernando Cantalapiedra,


también realizó en su día campañas antislámicas, como la que culminó en
2008, en Madrid, en protesta contra la cesión de un edificio a la Casa Árabe.
Empero, existe en España una Casa Asia, una Casa África y una Casa
Sefarad-Israel, pero nunca tuvimos noticia que ni este u otro partido tomara
acciones en su contra.

Finalmente, se hace dable hablar de España 2000, partido autodescrito como


«social-patriota», «identitario nacional» y «democrático». España 2000 es
agenciado, desde sus comienzos, con aprovisionamiento estratégico y
financiero del FN francés. Luís Roberto, el presidente del partido, ha sido, a la
par, secretario general técnico de ANELA (Asociación de Empresarios de
Locales de Alterne), colectivo que aboga por legalizar la prostitución. En sus
actos y manifestaciones antislámicas, España 2000 ha usado la famosa
«caricatura de Mahoma» del 'Jyllands Posten' y esgrimido lemas como: «Por
los derechos de la mujer: Hagamos Frente al Islam», «Stop invasión
islamista», «Islam y democracia son incompatibles: discrimina, asesina,
invade», «El Islam es incompatible con España», «Moros no, España no es un
zoo». A finales de 2009 el partido español invitó al ex líder del NPD alemán,
Udo Voight, a dar una conferencia en su sede. En noviembre de 2011 el
partido realizó una movilización «antislamización» contra la mezquita de
Onda en la región de Castellón. España 2000, partido talmente salido de una
película de Berlanga y la misma encarnación del Spain is different, está
congraciado con PxC y con España y Libertad.

Tan elevados objetivos hacen que la Reconquista Española no haya


terminado. Se fragua una gran Quinta Cruzada, ignoramos si con la unión de
Andorra y Gibraltar, donde Al-Andalus debe ser recuperado para mayor gloria
de Sefarad. Por el momento, nuestra única certeza es que, a su fin, dichos
partidos, con Anglada a la cabeza, serán, a buen seguro, los firmantes del
decreto de expulsión de los moriscos.

Hasta aquí hemos visto varios elementos clave que se repiten casi
mecánicamente en la demanda de los partidos de derecha europeos: apoyo al
sionismo, tradición «judeocristiana», rechazo a los fascismos y al
antisemitismo, diseño de Europa gaullista, derechos humanos y otros valores
progresistas de la Ilustración que son la antítesis de la verdadera derecha.
Todo ello, asido a una avidez ilimitada para deslegitimar al Islam como
patrimonio folclórico del discurso, y que tiene como método predilecto el
falso alarmismo y cacareo.

61
Si queremos, sin embargo, destacar en todo este desconcierto, al movimiento
Jobbik de Hungría, quien, a nuestro modo de ver, es probablemente el único
en Europa que está actuando de manera más coherente, haciendo primar la
espiritualidad como máximo exponente de su lucha. El partido, fundado en
2003, es abiertamente pro-árabe y pro-musulmán. Jobbik organizó en 2010
unas jornadas por la amistad árabo-hungara (Arab-Magyar Baratsag Napja),
en las que se realizaron conferencias, proyeciones de películas y
documentales, exposiciones fotográficas, audiciones literarias y degustaciones
gastronómicas de comida árabe y húngara. Los dirigentes del partido
manifestaron el éxito del evento «orientado a una cosmovisión común con el
mundo islámico, cuya cultura no deja de sorprendernos gratamente».

II

No queremos analizar los sucedido desde la premisa fácil, excluyente y


exculpatoria que venimos observando de «traidores y traicionados» o
«eurosionistas y social-patriotas», en tanto para nosotros son distintas
manifestaciones de un mismo unívoco error natural. Reiteramos nuestro
abordaje metagenérico y la relación de causa-efecto de los hechos. Ni los
éxitos ni las desgracias obedecen solamente a las causas naturales, sino a una
prevaricación, abandono o ignorancia de los elementos y formas sagradas.
Entendemos el fracaso de la nueva derecha como una consecuencia natural de
su mentalidad materialista. Ahí donde otros hablan de defraudación, nosotros
no vemos más que un aquelarre familiar.

Reza la Tradición que cuando una luz nace, otra declina. El perpetuo
incendiario contra el Islam en los grupos de la Nouvelle Drete, es un oprobio
que en lugar de aniquilarlo lo alimenta. Este desprecio y condena al mundo
musulmán no se nos traza un combate, sino una huida, el camino más
directo a seguir consagrados en la disolución del mundo en que vivimos,
una actitud ensimismada en rechazar justamente al más necesario aliado
de todo el orbe. Tal es el resultado de que estos partidos vivan más
pendientes de las acciones exteriores que de la realización interior. La
obsesión por las formas de poder, las conquistas políticas o las victorias
sociales, son ciertamente el rasgo más común de aquellos hombres más
determinados por el mundo de la acción utilitaria e inmediata. Este frenesí de
acción conlleva a que estos individuos, preocupados en exceso por crear
partidos o asociaciones, pasen más tiempo montando y desmantelando grupos
en una interminable cadena sin límite ni freno, que al no tolerar objeciones de
carácter axiológico, no sabe salir de la esclavitud de las condiciones
cambiantes y efímeras del tiempo y espacio en el que está sumido.

62
Contrariamente, el mundo tradicional enseña que acción y conocimiento
son dos facultades fundamentales del hombre posibles de reintegrar y
superar en sus dominios respectivos del límite humano. Tener lo
universal como conocimiento y el conocimiento como liberación. La
acción como espíritu y el espíritu como acción, tales son los ideales
esenciales de la vida ascética.

Pero suscribiendo las palabras de Evola: «Para este tipo de hombre de


acción, el Ser es rechazado. Para vivir bien debe actuar, agitarse, aturdirse
de algún modo. Sólo se conoce aquello que se hace». Un ejemplo de como
en estos grupos «identitarios» los asuntos de decreto y legalismo priman antes
que la búsqueda de estados superiores, lo acreditamos en su superación de los
viejos tropismos de los chovinismos nacionales y caída a un nuevo tipo de
misma esencia egótica, que para darle una definición viable podríamos
denominar como «chovinismo europeo». Todo desinterés o abandono por el
conocimiento es un sostén que hace reinar la confusión. Vano es el esfuerzo y
profuso trabajo de divulgación que tales grupos, partidos y asociaciones
«identitarias» hagan mediante conferencias o ediciones de revistas y libros,
cuando no se cree sinceramente en su contenido, existe una incomprensión
manifiesta, o lo que es peor, son sujetas a un proceso de manipulación.

Observamos esta negligencia espiritual de los circunscritos en su obsesión por


un paganismo que entiende toda concepción solar en un sentido
naturalista, a lo más geo-astronómico, y no en su esfera metafísica
universal que tiende al equilibrio y rectitud del individuo y del Imperio. Es
una religión meramente colectiva y panteísta, cuya filiación y ritos en lugar
de representar estados, fuerzas y posibilidades, se satisfacen casi siempre
en el fetichismo de una estética y pasión determinada. Es precisamente este
entendimiento telúrico el que ha llevado a que dichos «identitarios» rechacen
el Islam con el argumento baldío de ser una «religión del desierto», cuando
ninguna tradición tiene determinismos geográficos ni temporales, sino que
está siempre subyacente y actualizable en cualquier rincón del mundo. Surge
también el interrogante en cuanto al interés y respeto que suscitan los
descritos por el mazdeísmo, una religión también ''nacida en el desierto''.

Lo propio atribuye sobre su obcecación con las mezquitas. No acontece que


estos representantes, defensores del «arte y la belleza» y los «valores
europeos», se hayan manifestado nunca contra aberraciones de arquitectura
como la Torre Agbar, el museo Guggenheim o la Ciudad de las Artes y
Ciencias, por citar algunos ejemplos de la última década de nuestro país.
Nosotros, sin embargo, nada tenemos contra el arte excelso de las mezquitas
que, aunque bajo formas geométricas, conserva todo su espíritu sagrado y
tradicional. Y aún obviando esta flagrante incongruencia, y tomando por
honestas las manifestaciones culturales de los «identitarios», tampoco
apreciamos en éstas más que una exaltación del arte y la erudición que,

63
desligada de los elementos trascendentes y metafísicos, se contenta en buscar
en la antigüedad algún supuesto romanticismo y no sus rasgos clásicos.
Igualmente, entendemos cuanto menos cínico, que mientras dichos
enrolados hablan y divulgan «la belleza y los valores europeos», la
mayoría de sus agregados y simpatizantes escuchen música rock
cosmopolita, perfectamente extranjera, alienante y embrutecedora,
acorde a la degeneración de nuestro mundo envolvente occidental. Dicha
música cuenta con la propaganda de sus centros y publicaciones, producción,
distribución y venta de discos, y promoción de eventos en directo. Tampoco
aquí hay contradicciones, en tanto las formas de agitación por el mundo de la
acción encuentran su identidad con las músicas sincopadas y extáticas.
Notamos, además, una suerte de consenso y unanimidad en estos grupos en
restar importancia a esta nociva expresión musical. Es desalentador que el
comunismo haya tenido una mejor comprensión al respecto:

«La mejor y la más rápida manera de socavar cualquier sociedad es a través


de su música». Lenin

Para el mundo de la Tradición, la música, como cualquier arte, debe tener un


carácter sagrado y evitar que sea profanado:

«Al que toca un instrumento con arte y sabiduría, [el instrumento] le


enseñará tales cosas como la gracia de la mente; pero para el que cuestiona
su instrumento ignorante y violentamente, sólo perorará». Himnos
Homéricos, IV, 483

«La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo». Platón

«Cuando la música de una sociedad cambia, la sociedad completa


cambia». Platón

«Cuando la música cambia, debería haber leyes que gobernaran la


naturaleza y el carácter de esa música». Aristóteles

«El arte, desprovisto de su tipología sobrenatural, fracasa en su esencia


artística e inherente». Gerhardt Hauptmann

Estamos obligados asimismo a denunciar el uso indebido y reiterado de las


enseñanzas de la Tradición que venimos advirtiendo ejercen tales colectivos
de derecha. Así lo apreciamos con «identitarios» y «neoderechistas»
islámofobos como Robert Steuckers o Jean Parvulesco, quienes por
ignorancia, ''malas artes'' o estrategias, politizan y mancillan las enseñanzas de
la Tradición sin atisbo de bochorno.Y de acuerdo a la multiplicidad de estos
partidos, que pese a su pretensión homogénea se desenvuelve la
heterogeneidad, también topamos con identitarios con fobias a lo metafísico

64
como Charles Doulfour, quien censura todo acercamiento o comprensión
hacia este ámbito. Someramente, este tipo de hombre, ya sienta interés o
repudio por los asuntos de la Tradición, se encuentra tan apegado a la vida, al
ligazón humano, al estallido de la diversidad y al mundo de la confusión y lo
instintivo, que está impedido a comprender dicho Conocimiento y, por
consiguiente, a poseer la ''gloria''. Pedimos, ante lo referido, dejen de
parafrasear a Evola y tergiversar las enseñanzas de la Tradición en
general según quiera su veleta y estilo tornasol.

En mayor concreción a tal usurpación, lamentamos convenientemente, en este


caso, exclusivo al tradicionalismo de Evola, algunos estén afirmando que la
religión islámica no es una religión tradicional, ni sirve para la Vía de acción,
por ser ésta lunar y contemplativa. Nos gustaría recordar, en nombre y honor
del genio intérprete italiano, que Evola jamás dijo tales afirmaciones, sino que
defendió el Islam como una religión mucho más tradicional que el
cristianismo:

«La única forma de ascesis concebida por el Islam de los orígenes fue la de la
acción». Julius Evola

«El elemento central constituido por la ley y la tradición, en tanto que fuerzas
formadoras, encuentra en el Islam una materia mucho más pura, más noble y
la impronta del espíritu guerrero». Julius Evola

«El Islam es un claro ejemplo de un sistema que, aunque incluyendo un


dominio estrictamente teista reconoce una verdad y una vía de realización
más elevadas, los elementos emociales y devocionales, el amor y todo lo
demás pierden aquí (...) todo significado "moral" y todo valor intrínseco y
adquiere solamente la de una técnica entre otras». Julius Evola

«En la tradición islámica se distinguen dos guerras santas: la "gran guerra


santa" (Jihadol Akbar) y la "pequeña guerra santa" (Jinadul Acghar). La
"gran guerra santa" es sin embargo, a la "pequeña guerra santa", lo que el
alma es al cuerpo, y es fundamenttal, para comprender el ascesis heróico o
"vía de la acción", el comprender la situación donde las dos caras se
confunden, la "pequeña guerra santa", se vuelve el medio por el cual se
realiza una "gran guerra santa" y, viceversa, la "pequeña guerra santa" -la
guerra exterior- convirtiéndose casi en acción ritual que expresa y atestigua
la realización de la primera. En efecto, el islam ortodoxo no concibe en el
origen más que una sola forma de ascesis: la que se relaciona precisamente
el Jihad, a la "guerra santa». Julius Evola

Vemos, pues, en el Islam, una representación de los valores de la vía sacra y


heroica, anagónica a las cosmogonías mazdeístas, nórdicas o aztecas, que nos
permite superar nuestras limitaciones y actuar como guerreros que obran

65
según los designios solares de Alá. No sin razón, existen grandes analogías
entre Alá y Aurha Mazda, teniendo en cuenta que la religión islámica emana
principalmente de su antecesora persa mazdeísta. La doble Guerra Santa del
Islam está adecuadamente contemplada en el hinduismo y en el catolicismo a
través del mito de San Jorge y el dragón.

En tanto a la falacia del machismo del Islam, que ha concitado también ecos
en los «identitarios», subrayaremos que existe en éste, además de
una coincidentia oppositorum de igualdad del hombre y la mujer desde la
diferencia, perfectamente tradicional, una metafísica del sexo que tiene a bien
Evola a desgranar: «Existe en el Islam una metafísica sexual del hombre y la
mujer completamente idéntica a la que tenían los Caballeros del Amor o los
Fideli d’Amore, una ritualización de la sexualidad conforme a una conciencia
superior. La idea del amor en el Islam es una fuerza que mata al yo individual
para renacer el Yo Superior». Sirva, entre otras, la obra árabe ‘El Collar de la
Paloma’de Ibn Hazm, como ejemplo de lo descrito.

Otra acusación que no acierta en el ojo de la diana, defendida por tales


condiscípulos, es tomar por falsa la religión islámica por ser «monoteísta y
nacida del judaísmo». Cabe decir a propósito de lo primero, que la idea
inversa es la verdadera. Remitiremos al respecto las llanas y concisas palabras
de René Guénon:

«Es así que podemos decir que, contrariamente a la opinión corriente, jamás
ha habido en ninguna parte doctrina ninguna realmente «politeísta», es decir,
admitiendo una pluralidad de principios absoluta e irreductible. Ese
«pluralismo» no es posible más que como una desviación resultante de la
ignorancia y de la incomprensión de las masas, de su tendencia a vincularse
exclusivamente a la multiplicidad de lo manifestado: De ahí la «idolatría»
bajo todas sus formas, que nace de la confusión del símbolo en sí mismo con
lo que está destinado a expresar, y la personificación de los atributos divinos
considerados como otros tantos seres independientes, lo que es el único
origen de un «politeísmo» de hecho. Esta tendencia va por lo demás
acentuándose a medida que se avanza en el desarrollo del ciclo de la
manifestación, porque ese desarrollo mismo es un descenso a la
multiplicidad, y en razón del oscurecimiento espiritual que le acompaña
inevitablemente». René Guénon

Sobre el origen y nacimiento del Islam, resaltaremos el tronco metafísico


común que comparte con la tradición primordial, anterior y superior a toda
tradición particular. Nuevamente es Evola quien confronta que «la religión
islámica es independiente del judaísmo y del cristianismo por su relación
directa con la Tradición primordial». Y añade: «Si el Islam se considera
como una ''religión de Abraham'', por ser éste en el Corán el fundador del
centro de la Kaaba, esta tradición esotérica tiene, sin embargo, orígenes

66
lejanos preislámicos tan remotos que son difíciles de determinar». Igualmente
atávica es la onubense y enigmática figura islámica del Khidr,
correspondiente entre otros mitos al céltico «Green Man», a la santa compaña
astur-galega o al Espíritu Santo cristiano.

En la tradición hermética encontramos una mención del mito de la piedra


Kaaba o ‘piedra oculta’:

«Visita inferiora terrae, rectificando invenies occultum lapidem» (Visita las


[partes] inferiores de la tierra, [y] rectificando encontrarás la piedra oculta).

La «piedra oculta» es considerada en el hermetismo como una Veram


medicinam (verdadera medicina), idéntica al ámrta védico, alimento o
pócima de la inmortalidad, o al hidromiel o manzanas doradas del árbol
sagrado Yggdrasil de la tradición nórdica. Incide Evola, en tanto a la sustancia
y carácter de piedra angular de la piedra Kaaba:

«El simbolismo de las ''piedras divinas'' o ''piedras caídas del cielo'' ha


tenido una gran importancia en todas partes donde se creó en la antigüedad
un centro tradicional: desde el Omphalos de Delfos a la ‘’piedra del destino’’
–Lia Gsil- de las antiguas tradiciones británicas, a los ‘Ancilia’,
confeccionados en la Roma antigua con piedras caídas del cielo, cuyo
significado era de instrumento de soberanía, Pignus Imperii, hasta el Grial
que, según la tradición que nos ha conservado Wolfram von Eschenbach, es
igualmente una piedra caída del cielo». Julius Evola

Siguiendo nuestro estudio metafísico, el Sol, como ya indicamos, es el


símbolo por excelencia del Principio Divino de la religión islámica, el
Principio Uno (Allahn Ahd), el Fuego Ígneo o Ser Necesario, el Único que se
basta a sí mismo en su Absoluta plenitud (Allahn Es-Samad) y de quien
depende totalmente nuestra existencia y toda subsistencia de todas las cosas,
que fuera de Él no serían sino nada. Un 'Eje Cósmico' o arché, símil en su
equivalencia a Budha, que significa en sánscrito ''Sabiduría'' o ''Iluminación'',
al propio Athánatos griego, como a diferentes símbolos de la inmortalidad o
fuego eterno representados en los mitos nórdicos. La solaridad de Allah
implica una noción fundamental de lo Absoluto, pareja al Atmá y Brahma
védicos, el uno y el todo, sat y asat, -ser y no ser-. Hallamos esta
espiritualidad, tanto en el islam iraní y, aunque con sus propias estructuras y
fuerzas particulares, también en el islam árabe y asiático. Hemos desbrozado
que el Islam, igual que el zoroastrismo, no tiene imágenes. Las pocas
representaciones existentes del mazdeísmo que hay en Ormuz nunca fueron
consideradas como ídolos sino como símbolos. Gran cantidad de persas se
convirtieron a la fe de Alá, ya que no era extraña para ellos, y los que no lo
hicieron, los musulmanes les dejaron profesar libremente su religión
mazdeísta, considerándolos ''gentes del libro''. Este hecho ilumina el claro

67
entendimiento que tenían los musulmanes acerca del monoteísmo mazdeísta,
tantas veces malinterpretado por el contexto exotérico como una religión
dualista o di-teísta. Las diferencias que existen entre el mazdeísmo y el Islam
no difieren a las que puedan encontrarse entre el mitraísmo y el cristianismo.
También es interesante reseñar que cuando los mongoles invadieron y
conquistaron vastas partes del califato islámico, en vez de destruir la religión,
la adoptaron, probablemente el único caso en la historia donde los
conquistadores se convierten a la religión de los conquistados.

La ciencia en el Islam está igualmente al servicio de la divinidad y su vía


sacra de lo sintético, macrocósmico y cualitativo. En el fundamento del
Imperio islámico, el Califa cumple la doble función regia tradicional de
potestad divina en la tierra. La Meca es antes que una sede material un centro
espiritual, completamente análogo al Agartha de la tradición oriental, a las
islas de Avalon, Thule, Ogigia o al Monte Olimpo, el lugar donde irradia la
Tradición, la estancia del Rey del Mundo. La inmortalidad en el Islam
preserva el carácter tradicional de victoria guerrera. Leemos en la tradición
islámica que «los guerreros muertos en combate no están verdaderamente
muertos», y en otro versículo coránico: «No llaméis muertos a los que
cayeron en la vía de Dios; no, por el contrario ellos viven, aunque no lo
percibáis». Otro hadith advierte que «aquel que no sea buen musulmán no
olerá el aire del paraíso». Uno de los elementos clave de la teología islámica
y tema favorito de sus grabados es el 'Viaje Final de Mahoma'. En un
manuscrito del siglo XV, conservado actualmente en el Museo Británico, se
muestra una cabalgada extracorpórea donde el profeta aparece montando el
mágico corcel Buraq en un carro de fuego, sobrevolando la Meca y
ascendiendo hacia el cielo. Esta inmortalidad del hombre o encuentro con el
Eterno está apropiadamente representada en el escrito sufí 'Vuelo en el Amor'
de Saadi Shirazi, un relato sobre el ascenso hacia la Luz tras la muerte.

Como se yergue, son múltiples y diversos los elementos tradicionales


inherentes al Islam. Podríamos mencionar otros tantos, pero eso excedería
nuestros límites de un estudio esotérico sobre el Islam. Hemos querido,
simplemente, evidenciar el absurdo del escarnio antislámico por parte de tales
facciones políticas. Reputamos, contrariamente, la islamófobia como algo
propio del comunismo, que restringía la práctica y enseñanza de las religiones.
Insistimos en que tales prejuicios y confusiones son fruto de una desidia por el
Conocimiento, que ignora que toda acción está subordinada a otras realidades
superiores como el logos, la razón y la Verdad. Cuando el entendimiento de la
vida se concentra antes en lo existencial que en lo esencial, se termina inmerso
en la finitud temporal, en el mundo de lo accidental y cuantitativo, y el
hombre naufraga en la vorágine del devenir. Repudiar la verdad implica
necesariamente rechazar los valores de Justicia. Es previsible, por tanto, que
dichos partidos, al acecho de lo útil, lo proficuo, fútil y ventajista, facultades
siempre propensas al vicio antes que la virtud, hayan encontrado el Sur

68
buscando el Norte. No es su mapa o brújula el equivocado, sino su orientación
de espíritu. No hay nada anómalo: la ''isla estable'' no puede ser encontrada
por aquellos hombres de espíritu agitado dominados por el mundo de la
acción. Sabiamente advierte Lao-Tzé que el hombre designado a las funciones
de la soberanía difiere del hombre común por albergar en su interior
un «principio de estabilidad y de calma y no de agitación», «lleva en sí la
eternidad y no la sed de inmediatez de actos».

Coincidiendo, concebimos a los movimientos «identitarios» actuando como


Prometeo, quien usurpa el fuego celeste en provecho de razas solamente
humanas; como Faetón, que no sabe conducir los caballos y el carro y se
precipita en el Erídano; como el caballero que no puede sostener la espada sin
romperse, o que no formula la pregunta ante los dominios del grial; como
aquellos que queriendo ser ungidos por el flujo solar de las tierras de oro
y luz, se han postrado deslumbrados ante el becerro de oro. Hombres que,
autoengañados en alcanzar la región invencible han terminado en la tierra de
los derrotados, pues tal es su naturaleza. Su pretendida acción de vida hacia lo
sacro se nos muestra claramente como una máscara de ateísmo, que conduce,
en lugar de un ascenso a lo divino, un descenso al Templo de Mammón. Una
entrada en los infiernos que implica un contrato irrevocable con el diablo y
que conlleva finalmente a la extinción. Hombres que en su ingenuidad han
subido voluntarios al cadalso para ser sacrificados como infantes ante Moloch.
Huelga emular frente a ello las sabias palabras del Evangelio: «No se puede
adorar a Dios y a Mamón al mismo tiempo» (Mateo 6, 24).

Asimismo, queremos presagiar que todas las escisiones y formaciones de


nuevos partidos con que se salden estas agrupaciones, serán ociosas si no
saben substraerse de su mentalidad materialista, y volverán a recaer en el
engaño y en la pertinencia de infiltrados a su derredor. No puede haber luz en
quien prefiere vivir en las tinieblas. La cuestión cobra aquí mayor
importancia, precisando a su prole implícita de nacionalsocialista, supuestos
enjudiosos estudiantes de análisis de fenotipos y genotipos, el hecho de que se
introduzcan judíos en sus filas cuando así les place, con evidentes apellidos
asquenazíes -que no habrán pasado por alto a nuestro atento observador-, y
que incluso ocupen cargos principales dentro del partido. Esta insuficiente
extensión y competencia, junto a las anteriormente indicadas, hacen digno
aventurar la desautorización de dichos adherentes al nazismo en su función.

Tampoco compartimos el entusiasmo «identitario» por Euroasia. Bien es


cierto que Rusia no es Asia, pero tampoco Europa, sino un pueblo diferente.
Ni Pedro el Grande, ni los Romanov consiguieron germanizar o cambiar al
pueblo ruso. La verdadera Rusia no es la de Tolstoi, sino la de Dostoievsky.
Rescatando las acotaciones de Teófilo, Rusia es la Tercera Roma,
contrapuesta a la de Roma y a la de Bizancio, y «no puede haber una cuarta».
La nación rusa ha encontrado, en su límite, en el bolchevismo, la mejor

69
herramienta para su afán devastador contra la cultura europea. Ya sea
cristiana, eslavófila, paneslava o comunista, confluye siempre en el ruso el
mismo imperativo interno de destruir todo lo que siente que constriñe su alma
y el anhelo de rusificar el mundo. Suscribimos las opiniones de Evola y Parker
Yockey al respecto:

«Rusia no es más que la tierra donde la revolución mundial del Cuarto


Estado ha triunfado y está organizada para extenderse ulteriormente. El
pueblo ruso se ha caracterizado siempre por una mística de la colectividad, al
mismo tiempo que por un confuso impulso mesiánico: se ha considerado
como el pueblo teóforo -portador de Dios- predestinado a una obra de
redención universal». Julius Evola

«Rusia detesta la cultura Occidental, su civilización, sus naciones, sus artes,


sus formas estatales, sus ideas, sus religiones, sus ciudades, su tecnología.
Este odio es natural y orgánico, ya que su población reside fuera del
organismo occidental y todo lo que es occidental es, por lógica consecuencia,
hostil y mortal para el alma rusa. […] Rusia no es el portador de utópicas
esperanzas para Europa y quienquiera que lo crea es un idiota
cultural». Francis Parkey Yockey

El auge del comunismo como segunda fuerza en Rusia durante las pasadas
elecciones del país, verifica lo que decimos. Aprovechamos la ocasión y
ánimo para condenar los excesos practicados por el megalómano Vladimir
Putin contra el pueblo checheno y su loable lucha sármata.

Finalizaremos diciendo que sabemos que los «identitarios» confunden la


abstracción con la metafísica, el sincretismo con la síntesis, lo universal con lo
internacional, la unidad con lo cosmopolita y la ascesis con la inacción. Ante
semejante desatino, poco podemos hacer nosotros, más que ver en ello una
consecuencia natural de quienes aún leyendo a Evola no saben comprenderle,
algo lógico y entendible, ya que el intérprete italiano nunca habló para las
masas, sino para las élites.

Nuestro intento y tentativa consuma sin discernir en la lucha identitaria más


que un mero sentido social y humano, abanderado por individuos que señalan
el norte mientras viven desnortados, que predican una «identidad» sin
conocerse a sí mismos, que hablan de la verdad antes que ésta les haya
hablado a ellos. Hombres que, en última instancia, por diestros en materia y
siniestros en espíritu, están impedidos a hacer las cosas a derechas y carecen
por tanto de «derecho». De ahí nuestra indignación a que ostenten un título
que no les corresponde. Como sentencian los textos indoarios del
Nitisara: «Sólo es digno de gobernar, aquel cuya alma esta hecha para esto».

70
Apoliteia y Palingenesis vs Acción Política

Para el mundo de la Tradición la vida es una posibilidad a estados superiores,


y su vía de acción es más que un deber político, un deber espiritual. Así el
hombre tradicional debe rechazar cualquier forma actual de política. Ésta
Apoliteia no implica, sin embargo, la completa abstención de toda actividad
socio-política. El hombre apolítico, es decir, un ''aristocrata espiritual'' o
''genio de la estirpe'', debe siempre distanciarse de todos los valores y formas
de la sociedad moderna y focalizar la batalla dentro de sí mismo, más allá del
poder inmediato de la política. Esto es lo que distingue al hombre diferenciado
del hombre de acción moderna, tan bien descrito por Antonio Medrano:

«Para el hombre moderno activista, no sólo importa más actuar que pensar o
conocer, sino que la acción constituye la finalidad de todo el pensamiento, la
prueba y garantía de lo que se entiende por veracidad. No es la búsqueda de
la verdad lo que justifica el pensar, sino el hacer y obrar: el pensamiento que
no se resuelva en acción es un pensamiento que no interesa. […] Llevada a
los extremos, la acción se convierte en una auténtica droga, que no sólo crea
adicción, atenazando la voluntad del individuo, sino que obnubila su
conciencia, anula sus potencias superiores de percepción y raciocinio,
deforma su visión de las cosas y le priva, por tanto, de libertad y
autonomía». Antonio Medrano

Más que crear ''nuevas'' formas, es preciso restaurar las mismas. No hay
revolución sin eternidad, y ésta debe ser impulsada por las élites y no por las
masas, entendiendo el término revolución como una reordenación del caos,
una reintegración cósmica de los manifestado a su Unidad principial. Toda
civilización superior debe actuar en su existencia temporal como sustento e
inspiración de principios que provienen de la Tradición. Esta restauración
pasa en el individuo por un proceso espiritual o Palingenesis y una mentalidad
de Apoliteia, que, exenta de acción política, debe obrar fines únicamente
metapolíticos. Cabe desechar, por tanto, toda participación en la vida política
y sus formas de activismo, así como en el electoralismo o cualquier expresión
de modernismo de la democracia liberal. La idea que el Estado extrae su
origen del demos es una perversión ideológica típica del mundo moderno.

Esta edad crepuscular, entendida para el hombre tradicional como un tiempo


de Interregnum, puede de algún modo despertar la grandeza espiritual de

71
aquello que entendemos por Nación. Queremos recordar, siguiendo las
anotaciones de Evola, a que nos referimos cuando hablamos de Nación:

«El Estado no es la estructura organizativa de la Nación, sino la encarnación


del Orden, y la ''nación''no tiene valor, mientras es la noción de Imperium la
que sitúa en el centro de esta doctrina del Estado». Julius Evola

Toda forma de Imperio tiene que ser sagrada para que pueda prosperar, y el
conjunto de sus constituyentes, antes que estructurar grupos sociales debe
regirse según castas que definan funciones y modos típicos de ser y de actuar.
Dichos conceptos son la inseparable corteza y núcleo de la integración total
del Estado, como juzga con buen tino el intérprete italiano:

«Mientras el Estado no pueda resurgir de entre las ruinas en su verdadera


forma orgánica y jerárquica, toda voluntad, esfuerzo y convicción de
cualquier partido o movimiento será en vano». Julius Evola

Los individuos, más que meros hombres de un imperio deben ser hombres
imperiales. Aquellos capaces de alumbrar en ellos mismos el fuego
sobrenatural y erigirse más allá de la simple individualidad humana. Hombres
que enciendan el espíritu ígneo del guerrero, no sólo en el plano militar, sino
también en el metafísico. Sólo mediante la Palingenesis espiritual o Imperium
Internum es posible restaurar el Orden de la civilización. Para lograr este
efecto, como decimos, la vía de acción externa debe mantenerse en recia
Apoliteia. Este pensamiento apolítico es asimismo explicado en la obra
'Waldgang' de Ernst Jünger: «Ante la deriva y hundimiento de la era moderna,
basada en el reduccionismo, racionalismo, socialismo y mecanicismo, sin
ningún tipo de cultura ni carácter superior, se hace indispensable mantenerse
en la libertad individual mientras acontence el hundimiento, esto es,
''permanecer en el bosque''».

Es preciso ver el bosque de Jünger como el símbolo de Ser supratemporal, el


Templo, el lecho de la verdad tradicional de aquellos hombres nobles que
resisten la corrupción moral del Interregnum. 'Waldgang' remite igualmente al
Rey de los Bosques de Nemi, al Rex Nemorensis y a los Aranyakas (los
ermitaños del bosque) de la tradición védica.

Ante las ''fuerzas demoníacas'' de nuestra civilización, el hombre diferenciado


debe reafirmarse como individuo y activar las potencias de su Ser. No se trata
de regresar al mito, sino de reintegrase en él. Evitar ser aplastado por la Rueda
del Mundo, girando dentro de ella sin perder su ritmo y respetando su Centro,
mientras el colapso, declive y disolución de nuestra era continúa. Una tensión
decisiva que sublime la liberación interior y la reintegración en forma activa y
combativa. Para conseguir realmente una victoria deben reencontrarse en acto
unido el ''descenso'' y el ''ascenso'', donde el espíritu confluye idénticamente a

72
su emanación. Actuar según la ascesis e iniciarse en cada acto, pues como
recuerda Evola:

«Hoy, precisamente, sólo cuenta el trabajo de aquel que sabe mantenerse


firme en sus principios, inaccesible a toda concesión, indiferente a las fiebres,
a las convulsiones y a las adulteraciones, al ritmo de las cuales danzan las
últimas generaciones». Julius Evola

Somos conscientes de cuán extraño y prescindible suena todo esto para el


hombre de acción moderna, siempre propenso a no escuchar y a cerrase
mentalmente a todo aquello que no comprende o no resulta de su agrado. Por
eso, cuando oímos decir a los citados que «no tenemos los pies en tierra», que
«estamos en las nubes» o que «somos unos iluminados», no podemos estar
más de acuerdo, en tanto estas afirmaciones han tenido siempre una sagrada
veneración que, ni para el mundo antiguo ni para nosotros conocen el sentido
peyorativo que la edad moderna les otorga en su profano análisis racionalista.
Contrariamente, las consideramos todo un halago y un reconocimiento a
nuestra linea de obra y pensamiento. Ciertamente el hombre tradicional no
vive en esa clase de realidad sino en un realismo trascendente.

Guerra Final: Los con Dios y Los Sin Dios

Vivimos en un mundo moderno compuesto por una masa desarticulada y


cosmopolita, sin ningún tipo de arraigo ni sentido del deber. Nuestra sociedad
desnaturalizada, no sólo se ha apartado de los principios espirituales, sino que
imagina ideas, recursos y crea instituciones para combatirlos. Es el
apuramiento de Kali Yuga, donde el mundo está entregado a pérfida merced
de la antitradición y gobernado por hombres sin casta ni ventura.

Tiempos en que no podemos confiar siquiera en representantes ortodoxos del


catolicismo como la Fraternidad Pío X o los sedevacantistas, por su extremado
sectarismo, exclusivismo y literalización de las formas sagradas. No pensamos
alterar el argumento de Evola en que el declive del catolicismo no empezó con
el Concilio Vaticano II, sino durante el siglo XVI, mayormente tras el
73
Concilio de Trento, donde la concepción imperial y la noción divina de la
soberanía real se secularizaron, perdiendo así la autoridad celeste el soberano
para convertirse en un simple jefe político. Con Felipe el Hermoso se allanó el
camino hacia el laicismo del Estado y la sublevación de los plebeyos de la
Revolución Francesa, hija del Renacimiento, etapa histórica que más bien
debería interpretarse como ''hundimiento''. Asentados los ideales renacentistas
y un Imperio fragmentado en unidades nacionales clausuradas, la continuidad
tradicional sufrió una ruptura insondable que se acusaría con el individualismo
de la Reforma y, finalmente, la Justicia Solar del Orden Católico, impregnada
de tales convicciones, declinó hacia al humanismo de paideia. Reivindicamos,
en oposición al vigente cristianismo liberal de zalenjas y limosnas, el
catolicismo tradicional de grandes discípulos como Bernardo de Claraval, Jan
Ruysbroeck o Maestro Eckart.

Distinguimos, pues, a un Occidente crasamente debilitado aún en las formas


sagradas religiosas que todavía quedan en pie, por haber degradado éstas su
conocimiento anafórico al mundo rasante de lo ético, social y contigente. El
hecho de que tras la propuesta del Centro Evoliano de America, en tanto a una
unión Cristiano-Musulmana, la mayoría de voluntarios hayan sido
musulmanes es un diáfano reflejo a lo que exponemos.

Sin embargo, y pese a los efectos devastadores del desenvolvimiento cada vez
más oscuro de este fin de Kalpa o Manvantara, el Islam sigue siendo el mayor
bastión de resistencia contra el patógeno de la democracia y el liberalismo.
Frente al hombre occidental, atizado por el tener, acaparar y aparentar, el
musulmán reafirma su condición guerrera donde el honor y la justicia son la
fuerza y ley suprema de sus vidas. La tradición islámica es actualmente la más
apta para el desarrollo integral del hombre, pues permite una experiencia
instantánea, liberadora e inamisible, donde lo individual se intersecta y eleva
soberanamente hacia la universalidad querigmática.

Abandonado el Axis Mundi, a Occidente le queda sólo vivir en un mundo sin


alma, poblado por hombres venales, irresponsables, corruptos e inmorales.
Seres sectarios, desleales y hedonistas, donde el cinismo, el engaño y la
lascivia forman la materia prima de su naturaleza desalmada. Es el plasma del
arquetipo de hombre emotivo y rudimentario que no sabe ni quiere estar a la
altura de su destino. Sin carácter ni criterio, y adocenada en la inmanencia
pasajera, la humanidad moderna se ha arrogado el derecho de secularizar lo
divino y divinizar la materia, prefiriendo ser un bon vivant antes que vivir bien
(bon vivere) y con decoro. Su porfiado nihilismo la arrastra hacia la extinción
por inexorable ley física de entropía. Si su rebelión edípica empezó por negar
a Dios, para después negar cualquier tutela en lo económico, en la educación,
en el arte, en la vida social, en la familiar y hasta en la individual, a este tipo
de hombre dado le queda dar el último paso de negarse a sí mismo y
desaparecer. Su condición le obliga a ser quien es y seguir siendo lo que es, y

74
aceptará toda clase de humillaciones antes que defender cualquier valor.
Siendo tal el carácter general de este individuo, una vez haya perdido todas
sus posesiones materiales y haberes monetarios su vida carece de sentido, y él
mismo dispondrá su voluntad para expirar junto a sus bienes, pues el
materialismo atroz en el que vive le hace sentirse como objeto y no como
sujeto.

Por tal motivo, no compartimos en ningún modo la extenuante y manierista


defensa del pueblo, visto siempre como victima y no como victimario. No
cesamos de explicar que la calidad de los gobernados de un Estado es
proporcional a la de sus gobernantes y viceversa. La simple razón de que no
salgamos de este mundo distópico es porque sus moradores se identifican con
él y lo izan como estandarte de sus vidas. En cuanto a los que se desgañitan
advirtiendo que vivimos una conspiración sionista, toda y la verdad de tal
aserto, no deja de ser un discurso expiatorio que no exime de responsabilidad
a todas las maleadas masas de gentes que, carentes de toda moral,
conocimiento y amor por la verdad, viven ufanas en la indistinción del bien
del mal, el vicio de la virtud y el amigo del enemigo. Al respecto, no podemos
estar más de acuerdo con la sentencia pronunciada por el judío alemán K. E.
Franzos: «Cada nación tiene los judíos que merece». Quevedo también fue
partidario de esta misma idea, que en razón de la perdida del Imperio español,
identificaba como Justicia Divina.

Pero así como este tipo de hombre negligente y jactancioso propicia la Guerra
Final, tanto más ignora que su destino es ser fulminado por el enojo de los
Dioses. Esta Guerra Final es expresada en la simbología cristiana de Gog y
Magog o de Koka y Vikoka en la tradición hindú. Los esclavos, los sin-
nombre, los sin-tradición, no están habilitados para gobernar la tierra.
Aquellos que, como el Islam también enseña, contradicen la naturaleza y ley
de su propia esencia, son los que no reconocen o rechazan lo sagrado y “tratan
de controlar la existencia”: los kufar o ''Sin-Dios''. No cabe salvar a quienes no
quieren ser salvados, al contrario, y como rezan los Upanishad, «éstos deben
ser ''sacrificados'' para que nazca la semilla de los nuevos hombres», es decir,
los renacidos, aquellos que se identifican con los elegidos y que portan a Dios
en el corazón de sus batallas.

Concluyendo nuestro escrito, diremos, ante todo, que la alianza con el Islam
no nos parece un acto voluntario, sino una extrema obligación. Creemos que
el debate a estas alturas ya no debe tener lugar al porqué sino al cuándo. Ello
nada tiene que ver con supercherías de una arabización cultural de Europa
como muchos imaginan, sino en buscar los mismos valores y Unidad
trascendente con el pueblo musulmán. El Islam desvela al hombre la
capacidad de reconocer lo sagrado Pues para el musulmán, igual que para el
hombre tradicional, sólo hay dos maneras de entender el mundo: ocultando lo
sagrado o aceptando los designios de Dios. La religión islámica permite el

75
retorno del hombre a su estado primordial (din al-hanif), donde la acción y
ascesis se articulan para realizar el bien y confirmar la unicidad divina.
Presenciamos en el Islam, una puerta hacia lo Eterno (Fanâ) que significa
desembarazarnos de todas las formas del demos y recuperar nuestro sentido de
vida como el cumplimiento de una gesta divina y prueba del implacable poder
de lo inasible. Contrariamente a aquellos que nos abruman de continuo su
temor sobre una islamización de Europa, nosotros vemos en ella la posibilidad
de poner fin a la degeneración de este Occidente en ruinas y restaurar el
Imperium, por lo que invocando el nombre del Dios islámico sólo podemos
decir: ¡Ojalá así sea y sea pronto!.

''Porque la batalla es del Señor''


I Sam, XVII

Bibliografía:

-'The Tea Party emerging zionist face' – Richard Edmonson


-'Hitler y sus generales' – Helmut Heiber
-'Mi lucha' – Adolf Hitler
-'El testamento político de Hitler' -Notas recogidas por Martin Bormann-
-'Halbmond und Hakenkreuz' – Klaus-Michael Mallmann y Martin Cüppers
-'Who was behind the "Danish" cartoons?' - Ahmed Rami
-'Revuelta contra el mundo moderno' – Julius Evola
-'El misterio del Grial' – Julius Evola
-'El hombre y las ruinas' – Julius Evola
-'La vía de la acción' – Antonio Medrano
-'Der Waldgang' – Ernst Jünger
-'Los grandes grupos étnicos y la movilización política en Afganistán' –
76
Antonio Giustozzi.
-'Voluntarios árabes en la Wermacht' – Carlos Caballero Jurado.
-'Fascismo, Islam y mundo árabe' – entrevista a Stefano Fabei.
-'Mussolini e la spada dell' Islam' – Claudio Mutti
-'Judentum und Islam als Gegensaetze' - Johannes Von Leers.
-'La revolución mundial y la responsabilidad del espíritu' - Hermann von
Keyserling
-'Las relaciones entre los fascismos y el movimiento nacionalista árabe' –
Jesús Albert.
-'Il razzismo nazista' – Carlo Gariglio
-'The Attack from Within' – Elwyn Jones
-'Labour monthly' - Rajani Palme Dutt
-'Encuentros con Jung' - William Mcguire y R. F. C. Hull.
-'La vida simbólica' – Carl Gustav Jung.
-'El Anticristo' - F. Nietzsche.
-'Diván de Oriente y Occidente' – Goethe
-'Die nordische Rasse bei den Indogermanen Asiens' – H.F.K Günther
-'Nordic Arabs' – Karl Earlson
-'Del origen de los velos en España' - B. S. Castellanos
-'La economía nacionalsocialista' – A. Hermann y A. Ritsch
-'Imperium' – Francis Parker Yockey
-'Lo que Europa debe al Islam' – Joan Vernet
-'A brief history of the Transatlantic Counterjihad' - Counterjihad movement

Links:

-http://centroevolianodeamerica.blogspot.com./

-http://es.wikipedia.org
-www.metapedia.org
-www.teaparty.org
-http://frontpagemag.com/
-www.horowitzfreedomcenter.org
-www.danielpipes.org
-www.jihadwatch.org
-http://undhimmi.com
-http://pamelageller.com
-www.atlasshrugs2000.typepad.com
-www.gatesofvienna.blogspot.com

77
-http://muslimsagainstsharia.blogspot.com
-www.voltairenet.org
-www.rebelion.org
-www.france.attac.org
-www.zcommunications.org
-www.chomsky.info
-http://petras.lahaine.org
-www.iwallerstein.com
-www.leonardoboff.com
-www.soros.org
-http://movimiento15m.org
-http://occupywallst.org
-http://stopislamizationofamerica.blogspot.com
-http://sioeeu.wordpress.com
-http://siaddk.wordpress.com
-http://freedomdefense.typepad.com/sion/
-www.sian.no
-www.dhimmitude.org/index.html
-www.pvv.nl
-www.hudson.org
-www.frontnational.com
-http://allianceffl.wordpress.com/stop-the-sharia
-http://jyllands-posten.dk
-www.charliehebdo.fr
-http://ndp-infos.over-blog.com
-www.bloc-identitaire.com
-www.upjf.org
-www.likud.org.il
-www.shas.org.il
-www.kkl.org.il
-www.danskfolkeparti.dk
-http://counterjihadreport.com/
-http://counterjihadeuropa.wordpress.com/
-www.pi-news.net/
-www.libertiesalliance.org
-www.buergerbewegung-pax-europa.de
-www.actionsita.com
-http://dutchdefenceleague.nl
-www.theamsterdampost.nl
-http://missioneuropakmartell.wordpress.com
-www.unaviaxoriana.it
-www.svp.ch
-www.fpoe.at
-http://new.leganord.org
-www.alde.eu
-www.bnp.org.uk
-www.vlaamsbelang.be
-www.haaretz.com
-www.pro-koeln-online.de
-www.spiegel.de

78
-http://diefreiheit.org/home
-www.npd.de
-www.frp.no
-www.dagbladet.no
-www.klassekampen.no
-https://sverigedemokraterna.se
-www.perussuomalaiset.fi
-www.rafael.co.il
-www.elbitsystems.com
-www.terreetpeuple.com
-http://tierraypueblo.blogspot.com.es
-www.americanfreedomalliance.org
-www.eurallfree.org
-www.pxcatalunya.com
-www.tribunadeeuropa.com
-www.viademocratica.org
-http://democracianacional.org
-www.e-libertad.es
-www.esp2000.org
-www.jobbik.hu
-www.facebook.com/pages/SION-Stop-Islamization-of-Nations/150974048350848
-http://alljci.blogspot.com.es/2011/01/alliance-judeo-chretienne-pour-israel.html
-http://vho.org/aaargh/fran/livres5/zunwestwarislam.pdf (Ernst Zündel - Islam)
-http://abna.ir/data.asp?lang=5&Id=135487 (clan saud – dinastía judía)
-http://semanarioislamico.blogspot.com/2010/04/el-clan-saud-la-dinastia-judia-que.html
-www.splcenter.org/get-informed/intelligence-files/profiles/pamela-geller
-www.youtube.com/watch?v=i2QfQLxi88o (Discurso de Léon Degrelle)
-www.liveleak.com/view?i=216_1207467783 (Documental 'Fitna')

79