Los conflictos armados afectan seriamente la salud de toda la población, mujeres, hombres y niños.

El peligroso entorno que caracteriza a las zonas afectadas por un conflicto armado o disturbios internos, plantea a menudo problemas a los civiles que necesitan asistencia médica o medicamentos.
Los servicios e infraestructuras médicos locales pueden estar gravemente perturbados, saqueados o incluso parcial o completamente destruidos. Las mujeres heridas, ya sean combatientes o civiles, necesitan una asistencia quirúrgica y una rehabilitación adecuadas. Además, las mujeres y las niñas son a menudo más vulnerables físicamente a las enfermedades que los hombres, debido a su papel reproductor. Proporcionar servicios de salud reproductiva es esencial durante un conflicto armado, a fin de salvar vidas y prevenir y reducir las enfermedades e incapacidades debidas a las complicaciones durante el embarazo, el parto y después de éste. En tiempos de guerra, resulta difícil para las mujeres acceder a servicios médicos especializados, como son los de salud reproductiva, cuando también los sistemas tradicionales de asistencia médica están reducidos. La incidencia de la violencia sexual en los conflictos armados –en violación del derecho internacional humanitario– también aumenta la demanda de cuidados médicos especiales. Esta asistencia ha de dispensarse rápidamente, con sensibilidad y confidencialidad, de conformidad con el contexto y las necesidades culturales de las afectadas. Además de cuidar de sí mismas, las mujeres cumplen el importante papel de mantener y velar por la salud de su familia y de su comunidad. Han aprendido, o pueden aprender, a prevenir las enfermedades o a atender a los familiares enfermos. Las mujeres necesitan apoyo y ayuda para mantener su propia salud y la de su familia. El derecho internacional humanitario contiene muchas disposiciones para garantizar la protección y el respeto de los enfermos y los heridos, ya sean civiles o combatientes, así como del personal y de las instalaciones médicas.

Las mujeres y la guerra | 7 | La salud /8

¿Qué hace el CICR para mejorar la situación?
El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) procura que las víctimas de la guerra –mujeres, niñas, hombres o niños– tengan acceso a los cuidados preventivos y curativos esenciales.
Adrian Brooks / CICR Till Mayer / CICR

Agua potable procedente de una instalación del CICR. Sierra Leona 1998 (a la izquierda). Una víctima de una mina antipersonal aprende a andar con su nueva prótesis. Afganistán 1996 (al centro). Un equipo médico móvil atiende a los civiles in situ. Sri Lanka 1997 (bajo estas líneas). Este dibujo se inspira en la consulta “Testimonios sobre la guerra” durante la cual las mujeres hablaron de sus experiencias en la guerra (abajo, a la derecha).

El objetivo final es contribuir a reducir la mortalidad, las enfermedades, los sufrimientos y las incapacidades debidos a las mayores necesidades de asistencia sanitaria (o una prestación inadecuada) que causan los conflictos armados o disturbios internos. Para poder mantener unos servicios sanitarios normales, el CICR participa en la reconstrucción, la rehabilitación y la renovación de las instalaciones médicas, suministra material, medicamentos y productos consumibles a los centros sanitarios y proporciona apoyo administrativo y cursos de formación a los profesionales de la salud. De ser necesario, el CICR pone también a disposición equipos médicos y/o quirúrgicos experimentados para ayudar y complementar al personal local.

Los heridos y los enfermos, así como los inválidos y las mujeres encintas, serán objeto de protección y de respeto particulares.
Convenio de Ginebra del 12 de agosto de 1949, artículo 16.

Para contribuir a la salud y al bienestar de las víctimas de los conflictos armados, el CICR también hace lo necesario para que éstas dispongan de agua potable y de uso doméstico.

Enfermera, Colombia, Consulta “Testimonios sobre la guerra”, CICR, 1999.

Las mujeres y la guerra

1/8 La seguridad física 2/8 La violencia sexual

3/8 Las mujeres detenidas 4/8 Las personas desplazadas

5/8 Los familiares desaparecidos 6/8 Apoyo y dignidad

7/8 La salud 8/8 El derecho internacional humanitario
0797/003;07 9.2001 2,000

Jeff Danziger

El sector de la salud debería estar siempre protegido. No es lógico atacar una entidad que más tarde puede ser útil.

Thierry Gassmann / CICR

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful