You are on page 1of 1

5 remedios caseros para el dolor de oído

Uno de los malestares más desagradables es sin duda el dolor de oído, cuando esta condición aparece puede
llegar a ser casi insoportable y urge encontrar alivio efectivo. Lo primero y más importantes es saber qué causa
el dolor y luego, podrías probar alguno de los siguientes remedios caseros. Seguro que estos ingredientes están
al alcance de tu alacena.

#1 El poderoso ajo
Dado que las infecciones son una de las principales causas del dolor de oído, el ajo, por su gran poder
analgésico y antibiótico puede resultarte un gran aliado para quitar el dolor de oídos. Simplemente
debes machacar perfectamente un diente de ajo y añadir una cucharada de aceite de sésamo o bien,
de aceite de oliva. Incorpora y calienta por algunos minutos. Cuando este tibio, aplica unas cuantas
gotas de la mezcla dentro del oído o bien empapa una torunda de algodón y colócala dentro del oído.
El ajo contiene un antibiótico natural llamado alicina.
#2 Maravillosa cebolla
La cebolla tiene propiedades anti inflamatorias (reduce la hinchazón) y anti bacterianas (combate el
crecimiento de bacterias), lo cual la hace un remedio natural muy eficaz para aliviar el dolor de oído.
Hay dos formas de usarla. Puedes utilizar una cebolla cruda y extrae su jugo (échala a la licuadora y
licúa), mismo que deberás aplicar con un gotero en el oído afectado. O bien, pica perfectamente una
cebolla y cocínala hasta que se ablande. Retira del fuego y colócala sobre un paño de algodón. Aplica
sobre la parte externa del oído por unos 20 minutos.
#3 Masticar chicle
Cuando el dolor de oído es causado por altitudes elevadas o un cambio de la presión atmosférica, por
ejemplo, cuando viajas en un avión, masticar chicle puede proporcionarte gran alivio. El ejercicio de
masticar hará que se libere la presión que se da en el oído y de la misma manera terminará con el
intenso dolor. También te puede funcionar abrir la boca ligeramente y bostezar o sopla un globo por la
nariz, esta acción conocida como la maniobra Otovent, te ayudará a igualar la presión de aire en los
oídos.
#4 Compresas de agua caliente
Aplicar calor en el oído puede ser de gran ayuda para aliviar el dolor de oído por acumulación de agua.
Simplemente debes humedecer un paño o una toalla pequeña en agua caliente. Utiliza el agua lo más
caliente que puedas soportar sin quemarte tu piel. Exprime y coloca sobre el oído. El calor y el vapor
estimularán la circulación de la sangre y favorecerán la reducción del dolor. Para evitar la entrada de
agua en el oído, evita permanecer mucho tiempo en ella, o bien, utiliza tapones especiales que evitan
la filtración del agua a la cavidad auditiva.
#5 Con aceite de oliva
El aceite de oliva por ser un lubricante natural muy recomendado para aliviar el dolor de oído cuando
se debe a la acumulación de cerumen. Solamente deber aplicar unas gotitas de aceite de oliva tibio
en el oído y acostarte del lado contrario de manera que el aceite se quede en el oído por 15 minutos.
A medida que el aceite se filtre en tu canal auditivo, permitirá aflojar y suavizar el cerumen.