You are on page 1of 17

“AÑO DEL DIALOGO Y LA RENCONCILIACION NACIONAL”

MANIOBRA DE HEIMLICH

Lic. Mely Figueroa Jimenez

PIZARROZA FELIX, Nataly Rosa


TAIPE MENDOZA, Rosa Rosario
VILCA BURGA, Jair Estaul
QUISPE ALARCON, Betzi
RIVA CAMASCA, Lizaro

I
DEDICATORIA

Primeramente, paso agradecer a Dios por darme esta


oportunidad, a mis padres por apoyarme siempre, y
docentes que me han acompañado durante este largo
camino, brindándome siempre su orientación con
profesionalismo ético en la adquisición de
conocimientos, afianzando mi formación como
estudiante, formándome una buena ciudadana.
INTRODUCCIÓN

Vamos a conocer un poco mas sobre esta maniobra que salva vidas. Usted esta
almorzando con un grupo de amigos; Subitamente, alguien se atraganta. Intenta
toser, pero parece estar seriamente en apuros.

Se levanta y queda muy agitado llevando las manos a la garganta. No consigue


hablar mas, pareciendo tener alguna dificultad para respirar. ¡Su amigo(a) puede
estar con el paso de aire bloqueado y esto puede llevar a la asfixia en cuestión de
minutos! ¿Usted sabe cómo podría ayudar?.

La asfixia es una causa común de muerte después del atragantamiento con


alimentos. Es común en niños, ocurriendo también con los adultos.

Provocada por una súbita caída de la oxigenación, puede llevar a la muerte en


pocos minutos, si no es solucionado rápidamente. Dulces, bombones y alimentos
diversos pueden ser reponles por este evento.

Al ser tragado de forma inadecuada, el alimento puede bloquear las vías


respiratorias y el paso del aire para los pulmones, al tapar la garganta.
INDICE

DEDICATORIA ........................................................................................................ 2

INTRODUCCIÓN .................................................................................................... 3

1. HISTORIA ......................................................................................................... 5

2. ¿EN QUÉ CONSISTE?..................................................................................... 6

3. CÓMO REALIZAR LA MANIOBRA DE HEIMLICH ........................................... 7

4. RCP .................................................................................................................. 8

4.1. Cuándo practicar una RCP básica ............................................................. 8


4.2. Procedimiento para RCP básica .............................................................. 10
5. Notas sobre la RCP básica en primeros auxilios ............................................ 11

6. ATRAGANTAMIENTO .................................................................................... 11

Tipos de atragantamiento .................................................................................. 11


6.1. En caso de obstrucción parcial ................................................................ 12
6.2. En caso de obstrucción total .................................................................... 12
6.3. Qué no hacer ........................................................................................... 14
6.4. Atragantamiento de bebés y niños ........................................................... 14
7. AHOGAMIENTO ............................................................................................. 15

7.1. Cómo actuar ante un ahogamiento .......................................................... 15


CONCLUSION ...................................................................................................... 17
MANIOBRA DE HEIMLICH
La obstrucción de vías aéreas por cuerpo extraño es más frecuente de lo que se
cree. En las personas mayores se suele producir comiendo, raramente la ocasiona
algún objeto, mientras que en niños pequeños y lactantes cualquier objeto de
tamaño pequeño que manipule e introduzca en su boca puede ocasionar el
dramático cuadro de la obstrucción de vías aéreas que, de no tratarse a tiempo y
correctamente, puede ocasionar la muerte. Ésta se produce en 4-5 minutos si no se
socorre a la persona atragantada, y dado que lo habitual es que no haya un médico
presente y que no dé tiempo a trasladar a la víctima a un centro médico, conocer
esta sencilla maniobra puede salvar vidas.

La maniobra de Heimlich o también llamada Compresión abdominal es un


procedimiento de primeros auxilios para desobstruir el conducto respiratorio,
normalmente bloqueado por un trozo de alimento o cualquier otro objeto. Este
promovió la técnica como tratamiento para ahogados y ataques de asma, aunque
recientes artículos indican que el Dr. Heimlich utilizó casos fraudulentos o de dudosa
veracidad para promocionarla en este aspecto.

1. HISTORIA

Es una técnica efectiva para salvar vidas en caso de asfixia por atragantamiento. La
maniobra de Heimlich es llamada así por el Doctor Erick Henry Heimlich, que fue el
primero en describirla, en 1974. En la actualidad, la Cruz Roja y otros organismos
consideran que se debe combinar la maniobra de Heimlich con golpes en la espalda.

Este fue el resultado de amplias investigaciones tras haberse discutido la eficacia


de la maniobra de Heimlich por sí sola en casos de embarazadas, personas obesas,
o en casos de aspiración de vómitos. Se llegó a la conclusión de que sí tenía su
eficacia sobre todo si se combinaba tal como se indica.
2. ¿EN QUÉ CONSISTE?

La maniobra de Heimlich es una técnica que, por medio de la compresión del


abdomen, crea una fuerza expulsora que actúa desde los pulmones hasta las vías
superiores. La velocidad de la corriente aérea que se genera es a menudo suficiente
para impulsar de forma forzada el objeto que obstruye las vías aéreas y hacerlo
salir. La base anatomo-fisiosóliga de esta maniobra se encuentra en el empuje hacia
arriba que experimenta el diafragma al presionar fuertemente el abdomen. La
elevación del diafragma, equivalente a la que se hace en un golpe de tos, provoca
que los pulmones expulsen el aire y se genere una corriente de 205 litros por minuto
y una presión de 31 mmHg. La fuerza de proyectil así generada empuja cualquier
obstrucción de la vía aérea.

La víctima de una obstrucción de vías aéreas no puede respirar, hablar ni toser y


coloca de forma instintiva su mano en la garganta. La expresión de la cara es de
angustia y la mayor parte de las veces queda inmovilizada por el pánico. Si la
obstrucción persiste aparece palidez y progresivamente se va poniendo cianótica,
violácea por la asfixia, para terminar perdiendo la conciencia y sufrir un colapso que
puede llegar a ser mortal si no se interviene con premura.
3. CÓMO REALIZAR LA MANIOBRA DE HEIMLICH

 Si la víctima es adulta y está de pie: se le pasa un brazo del auxiliador


alrededor de la cintura con el puño cerrado colocando el lado del pulgar del
puño justo encima del ombligo de la víctima y por debajo de la punta del
esternón (apófisis xifoides). Después, con el otro brazo rodea la cintura y
abraza su puño cerrado. Colocado así hace una única compresión o
empujón, decidido, fuerte y rápido, hacia adentro y arriba, sin miedo a causar
otros daños. A veces puede necesitar una serie de dos o más empujones.

 Si la víctima está tumbada en el suelo, en posición supina: el auxiliador se


arrodilla a horcajadas sobre la víctima y coloca el talón de una mano por
encima del ombligo y por debajo de la punta del esternón, y da un decidido
empuje hacia arriba y adentro, y como antes pueden ser necesarios dos o
más empujones. Es importante colocar la mano en la línea media y no
desviada hacia un lado u otro para evitar lesionar el hígado, bazo u otra
víscera.

 Si la víctima es un niño pequeño o un lactante: la maniobra de Heimlich es


esencialmente la misma que en el caso del adulto tumbado, pero en este
caso se utilizan los dedos índice y medio, muy unidos, colocados por encima
del ombligo y en la línea media. Se aplica un empujón abdominal y en este
caso la fuerza hay que medirla, hay que aplicar una fuerza de intensidad
razonable, que dependerá de la edad del niño. También se puede aplicar dos
o más veces si es necesario.
4. RCP
RCP significa reanimación cardiopulmonar. Es un procedimiento de emergencia
para salvar vidas que se utiliza cuando la persona ha dejado de respirar o el corazón
ha cesado de palpitar. Esto puede suceder después de una descarga eléctrica, un
ataque cardíaco o ahogamiento.
La RCP combina respiración boca a boca y compresiones cardíacas.

 La respiración boca a boca suministra oxígeno a los pulmones de la persona.

 Las compresiones cardíacas mantienen la sangre oxigenada circulando hasta que


se puedan restablecer la respiración y las palpitaciones cardíacas.

Se puede presentar daño permanente al cerebro o la muerte en cuestión de minutos


si el flujo sanguíneo se detiene; por lo tanto, es muy importante que se mantenga la
circulación y la respiración hasta que llegue la ayuda médica capacitada. Los
servicios de emergencia (como el 911 en los Estados Unidos) pueden guiarlo a
través de este proceso.

Las técnicas de RCP varían ligeramente dependiendo de la edad o tamaño del


paciente, incluso técnicas diferentes para adultos y niños de 9 años en
adelante, niños de 1 a 8 años de edad, y bebés.
4.1. Cuándo practicar una RCP básica
En primer lugar, sólo se recomienda que realices la RCP básica si se cumplen
las tres condiciones siguientes.

 La respiración se ha detenido por completo.

 Tras tomar el pulso, no hay señales de circulación y no responde a


estímulos físicos.

 Eres la persona más capacitada para realizar la reanimación


cardiiopulmonar.

Para aplicar la RCP, lo primero que debes hacer es liberar las vías
respiratorias, ya que sin una vía abierta, reanudar la respiración será imposible
o muy difícil. Esto sólo es necesario para tratar una persona que sufra un
atragantamiento.

Si aún está consciente, la maniobra de Heimlich es la mejor manera de


liberar el bloqueo de la tráquea (tráquea), pero si la persona está inconsciente,
se debe evitar este método. En este caso, has de proceder a la respiración
asistida y RCP como primeros auxilios.
4.2. Procedimiento para RCP básica
Para realizar la reanimación cardiopulmonar o RCP básica
a un adulto:

 Antes de nada, llama al servicio de urgencias para que


envíen un equipo de emergencias mientras realizas la
RCP básica. De esta forma, podrás aplicar los primeros
auxilios para evitar posibles daños cerebrales mientras
llega la ambulancia.

 Si la persona no respira, presiona su nariz cerrando las


fosas nasales, de forma que las vías respiratorias de la
nariz queden cerradas. Toma una bocanada de aire y
colocando la boca con fuerza sobre la de la persona,
exhala el aire completamente. Realiza este proceso dos
veces.

 Si la persona no respira ni tiene pulso, has de encontrar


el punto exacto para hacer compresiones de pecho.
Sigue las costillas flotantes hasta el punto donde se
unen en el esternón. Una vez en el extremo inferior del
externon, mide tres dedos sobre el extremo, en ese
punto has de hacer la presión. Para hacer las compresiones de pecho,
coloque la palma de una mano encima del externón y agarra esta mano con
la otra de forma que los dedos se mantengan atrás mientras presionas.

 Realiza las compresiones de pecho. El número ideal de compresiones de


pecho, es de 100 por minuto, lo que equivale a un poco menos de dos por
segundo. Realiza quince compresiones de pecho seguidas, empujando
enérgicamente y con firmeza el esternón, de forma que se comprima entre 4
y 5 centímetros. Después de realizar las quince compresiones de pecho,
repite el proceso desde el principio.


5. Notas sobre la RCP básica en primeros auxilios
Por cada dos veces apliques la respiración artificial, realiza quince compresiones
de pecho y repite el proceso hasta que vuelva a haber signos de respiración o
pulso o hasta que lleguen los servicios de emergencias Verifica el pulso cada dos
respiraciones y compresiones para asegurarte de que no realizas compresiones
innecesarias si la persona recupera el pulso normal.

Recuerda que los métodos de RCP en niños y bebés varían de los utilizados en
los adultos y que el procedimiento de RCP en adultos no debe ser utilizado en
bebés.

Al realizar la reanimación cardiopulmonar, debes ser plenamente consciente de su


peligro potencial si se hace mal y para practicarla, debes recibir la formación
adecuada y si tienes un trabajo en el que podrías tener que utilizar la resucitación
cardiopulmonar, deberías hacer un curso específico de primeros auxilios. La
formación y certificación están disponibles en numerosas organizaciones y suelen
tener un precio asequible.

6. ATRAGANTAMIENTO

El atragantamiento sucede cuando a alguien se le bloquean de repente las vías


donde debe pasar el aire y no puede respirar. Puede estar causado debido a una
mala deglución de los alimentos o por atascamiento de objetos. La diferencia entre
un buen susto y la muerte puede estar en que alguien a nuestro alrededor, o
nosotros mismos, conozcamos las técnicas básicas de primeros auxilios, como la
maniobra de Heimlich, para actuar a tiempo.

Tipos de atragantamiento

El tipo de acción para revertirlo ha de ser distinta si se trata de un atragantamiento


parcial o si es un atragantamiento total, por ello, lo primero es saber reconocer cada
caso:

 Atragantamiento parcial: nos daremos cuenta de que las vías no están totalmente
obstruidas porque la persona se pondrá a toser y a hacer ruidos, y escucharemos
su respiración forzada. Se llevará las manos a la garganta, signo inequívoco del
atragantamiento.

 Atragantamiento total: la persona no podrá emitir ningún ruido ya que el objeto


extraño no permitirá la entrada ni salida del aire. Normalmente la víctima es incapaz
de respirar, su piel empieza a palidecer en un principio y posteriormente se torna de
color azulado, puede agitarse y perder la conciencia. Sin la atención adecuada
puede llegar a morir

La mayor complicación de un atragantamiento que no se atienda debidamente es la


muerte, pero además debemos tener cuidado con los atragantamientos parciales,
pues pueden complicarse y pasar a totales, que son más peligrosos. En algunos
países, como EEUU, las cifras de muertes por atragantamiento superan incluso a
los suicidios.

Debemos tener claras las secuencias de actuación ante un atragantamiento, pues


son algoritmos protocolizados que hay que seguir y es lo más sencillo para no
perdernos y saber exactamente lo que hacer en cada momento.

En primer lugar hay que evaluar si es una obstrucción parcial o total con los criterios
mencionados anteriormente:

6.1. En caso de obstrucción parcial

Si la persona está tosiendo, no se debe interferir, las toses son un mecanismo


de defensa que le ayudarán a expulsar el objeto extraño, lo mejor es animarle a
seguir tosiendo.

También se puede intentar extraer con cuidado el objeto que esté causando el
atragantamiento, para ello utilizaremos los dedos índice y pulgar.

6.2. En caso de obstrucción total

La víctima no emite sonido alguno, pero está consciente. En este caso se llevará
a cabo la Maniobra de Heimlich, que consiste en compresiones que intentarán
sacar el objeto asfixiante y desbloquear la salida y entrada de aire. La técnica
para realizarla es la siguiente:

 Colócate detrás de la persona estando tú de pie.

 Pon tus brazos alrededor de la cintura: la mano derecha en forma de puño


cerrado en la parte superior del abdomen de la persona afectada (a la altura de
la boca del estómago, donde se unen las costillas), y la mano izquierda tomando
el puño, rodeando con los brazos la base del tórax.

 Comprime el abdomen brusca y fuertemente hacia arriba con ambas manos.

 Suspende la compresión.

 Repite la maniobra las veces que sea necesario hasta que la persona expulse
el cuerpo extraño de su garganta o que pierda el conocimiento.

 Si pierde el conocimiento, pide ayuda inmediatamente al teléfono de


emergencias comunicando breve y claramente lo sucedido.

 En niños mayores de un año se utiliza el mismo procedimiento anterior, pero el


puño se coloca sobre el ombligo del niño con el lado del pulgar hacia el abdomen.

 Si una persona está sola y sufre de ahogamiento por objetos que obstruyen la
vía respiratoria (tráquea), se puede utilizar la Maniobra Heimlich en uno mismo,
clavando o posicionando el peso del cuerpo en el respaldo de una silla, de esta
forma la presión dentro del pecho es incrementada rápidamente, forzando al
objeto a salir fuera de la vía respiratoria.

Si se siguen correctamente los pasos anteriores se podrá manejar


un atragantamiento, pero se deberá avisar a los servicios de emergencias si la
víctima no expulsa el objeto asfixiante y pierde el conocimiento.

Igualmente, puede que algún resto del objeto o alimento que causaba la
obstrucción se haya quedado y pueda causar molestias a posteriori. Si la
persona afectada nota problemas al deglutir o tragar, tose con frecuencia,
etcétera, es conveniente que acuda al servicio de Urgencias para ser examinado
por un médico.

6.3. Qué no hacer


 La compresión abdominal puede ocasionar lesiones, por ello no debe
practicarse en personas que no se estén ahogando.

 No se recomienda administrar primeros auxilios si la persona está tosiendo


con fuerza y puede hablar, ya que una tos fuerte puede desalojar el objeto.

6.4. Atragantamiento de bebés y niños

No siempre resulta fácil distinguir una obstrucción completa de una parcial de


las vías aéreas en un bebé o niño. Un pequeño objeto puede alojarse en la
tráquea o en la división de ésta en los dos bronquios principales y ocasionar una
obstrucción completa. Pero también puede pasar a un bronquio más pequeño
dejando libres otros bronquios, lo que ocasiona una obstrucción parcial. En este
último caso siempre hay un poco de respiración. Hay una serie de maniobras
que tradicionalmente se han efectuado en casa pero que conllevan el riesgo de
convertir una obstrucción parcial en completa.

Las siguientes maniobras no deben realizarse nunca:

 Agarrar al niño por los talones y golpearle la espalda. Un cuerpo extraño


alojado en un bronquio pequeño puede desplazarse y obstruir por
completo la vía.

 Explorarle la garganta metiendo los dedos, ya que además de provocar


laceraciones en la hipofaringe, lo más seguro es que se empuje el cuerpo
extraño más hacia adentro.
7. AHOGAMIENTO
El ahogamiento se produce debido a la irrupción brutal de agua en los pulmones
impidiendo la entrada de aire, lo que provoca la asfixia. El ahogamiento puede
conducir a la muerte. En efecto, una de cada cuatro personas que sufre un
ahogamiento muere. Lamentablemente, la proporción de muertos por
ahogamiento es mayor en los niños.

Qué no se debe hacer en caso de ahogamiento


No hay que lanzarse al agua para rescatar a la víctima si no se sabe nadar.

7.1. Cómo actuar ante un ahogamiento


En primer lugar, hay que tratar de sacar a la persona del agua sin ponerse en
peligro. Después se debe colocar a la víctima sobre una zona que permita
apoyarla correctamente. Si no se sabe muy bien qué hacer, será necesario pedir
ayuda a otras personas y llamar a los bomberos, socorristas o a emergencias

7.2. Cómo salvar a una persona que se está ahogando: primeros auxilios
Primero hay que comprobar si la víctima respira. Para ello debes verificar si su
pecho se infla o no. También puedes sentir su respiración acercando tu mejilla
a su boca. Si la persona respira normalmente, ponla en posición lateral, por
seguridad, para que no se asfixie si empieza a vomitar.

Es importante que no intentes extraerle el agua de los pulmones, ni la hagas


vomitar. Ve a pedir ayuda. La respiración boca a boca consiste en hacer pasar
a los pulmones del ahogado el aire fresco contenido en las vías respiratorias del
rescatista, es decir, de la persona que está dando la respiración.

Cómo realizar la respiración boca a boca para salvar a un adulto que se ahoga
Primero, inclina la cabeza de la víctima hacia atrás y levanta el mentón.
Después, coloca una mano sobre la frente y aprieta la nariz con el dedo pulgar
y el dedo índice. Con la otra mano, abre la boca y levanta el mentón.
A continuación, inspira normalmente, inclínate hacia la víctima y cubre
totalmente su boca con la tuya. Luego sopla en su boca hasta que su pecho se
infle. Insufla lentamente y regularmente el aire en su boca verificando que su
pecho se infle. Comprueba que cada insuflación dure cerca de un segundo.
Empieza con dos insuflaciones (boca a boca).

Si la víctima reacciona, tose o se mueve, continúa la respiración boca a boca.


Mientras tanto, mantén su cabeza inclinada hacia atrás y el mentón levantado.
El siguiente paso consiste en verificar que el pecho de la víctima descienda
cuando espiras. Si es así, inspira de nuevo normalmente y practica una segunda
insuflación.

Si el ahogado no reacciona, realiza dos ciclos de masaje cardiaco y respiración


boca a boca durante un minuto y pide auxilio. Si es posible, pide a otra persona
que llame al socorrista mientras tú continúas realizando las técnicas de primeros
auxilios hasta la llegada de los profesionales de salvamento.
CONCLUSION

La maniobra de Heimlich ha sido valiosa para salvar vidas y puede ser aplicada
por cualquier persona que haya aprendido la técnica.