You are on page 1of 123

Ángel Rodríguez García-Brazales

Óscar Vara Crespo

El estado y la teoría económica.
Ideas prospectivas del papel
del estado en la economía

86

Ángel Rodríguez García-Brazales
Óscar Vara Crespo

EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA.
IDEAS PROSPECTIVAS DEL PAPEL DEL ESTADO
EN LA ECONOMÍA

enero 2002
© Instituto Empresa y Humanismo
Universidad de Navarra
ISSN: 1139 - 8698
Depósito Legal: NA 638/87
Edita: Servicio de Publicaciones de la Universidad de Navarra, S. A.
Diseño y producción: ENLACE Comunicación Multimedia

...................... Jr............................................. 49 III...... 66 IV...................... Prospectiva ...............d....... Nota sobre los orígenes filosóficos de las concepciones antropológicas en las escuelas económicas estudiadas . 60 IV.......................................... Justificación de la política económica ....... Introducción ................... El pensamiento teórico austríaco ................. La Teoría General de Keynes ........ 88 V.... Nuevas reflexiones para la instrumentación de la política económica .............. Libertad de mercado y estabilización de los precios monetarios como ideal político del neoclasicismo ....CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO Índice I..... 106 EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 3 ......d....................................................................... 93 VI......................................a...............................................................c.........a.......................................... El pensamiento económico y social de Keynes previo a La Teoría General . La teoría económica de Milton Friedman.................d..................b....................... 91 V..... 71 IV.............................................. 98 Notas .............................. El pensamiento neoclásico .......................................... Bibliografía ....... Elementos para una investigación sistemática de la intervención del Estado mediante las denominadas “políticas de estabilización” ... 59 IV.. 84 V...................................... 58 IV....b..... Sargent y Wallace: la interrelación de las políticas económicas 41 III..... ......... 8 II..... 21 II.... 82 V........ 45 III........ Conclusiones ...........................d.......... Lucas. 81 V..........c........... Introducción ... 82 V........................................ 5 II...................... El pensamiento neoclásico hasta Keynes .........e..............................c...........................................b....................... La política económica ............................c........................... 34 II........... 8 II.............................................................. Conclusiones ............. El pensamiento keynesiano ......................... El agente económico: la teoría de la acción humana ..... 45 III.. La Nueva Macroeconomía Clásica: el caso de Robert E... Conclusiones generales de lo visto anteriormente ......a........................................................................................ 45 III.................................. La teoría de los órdenes espontáneos ............................................b...................................a....................

CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO Nota Biográfica Ángel Rodríguez García-Brazales es actualmente profesor asociado de Teoría Económica en el Departamento de Análisis Económico. es licenciado y doctor en Cien- cias Económicas y Empresariales por la Universidad Autónoma de Ma- drid. En la actualidad es profesor de Teoría Económica en el Departa- mento de Análisis Económico de la Universidad Autónoma de Madrid. Óscar Vara. Teoría e Historia de la Universidad Autónoma de Madrid. Es doctor por la misma universidad con premio extraordinario de tesis doctoral y ha sido Visi- ting Scholar en la Universidad George Mason. EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 4 Óscar Vara Crespo . nacido en Madrid en 1967.

biera que hacer un catálogo de las cuelas de pensamiento que. neradores de riqueza (desempleo) zación. es. como relativos (subdesarrollo).de ción se sitúa en lo político o moral. La insatisfac- posible autorregulación -o no. situaciones política o moralmente gunos casos. en sentido estricto. Además. Estas intervenciones se las siguientes: a) la pobreza. como c). en términos absolutos (miseria) sas formas: desde la legislación. ción y sentido del proceso econó- tiende por política económica. nes comunistas.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO I. se en. mediante políticas de re. y c) la ausencia de una orientación distribución de la renta a favor de clara de la evolución histórica de los más necesitados. torios justifican la instrumentación mentales de la teoría económica de medidas de política económica contemporánea ha sido el de la por parte del Estado. to es. Si hu- adoptados por cada una de las es. Por esta razón. no administraciones públicas encami- creemos que vayan a dejar de serlo nadas a mejorar la viabilidad de en mucho tiempo. se supone que el dos en las sociedades. mico). inaceptables a que nos referimos. los procesos económicos genera. como conse- desenvolvimiento de los procesos cuencia de la caída de los regíme- económicos -entre ellos. el merca. tanto han entendido y realizado de diver. tuaciones prácticas sobre dichos sin duda alguna habría que incluir procesos. jamás tendrán micos. han determinado ac. hasta la fiscali.produce resultados insatisfac. Introducción Uno de los problemas funda. la instrumentación de medi- Todos estos problemas no son das y actuaciones por parte de las nuevos y. Las res. en al. cial" de sociedades que padecen EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 5 . Estado debe intervenir con el fin puestas van íntimamente vincula. b) prohibiendo o permitiendo deter. Incluso algunos las acciones de los agentes econó- de ellos. desgraciadamente. una respuesta teórico-económica Quienes entienden que el libre definida. pasando por los procesos económicos (direc- lo que. de "corregir" convenientemente la das a los presupuestos teóricos dirección de estos procesos. la infrautilización de recursos ge- minadas prácticas. el número "ofi- do.

aquella mostrar de forma sintética las res- otra que afirma que sí es posible. sin duda alguna. a puestas que han dado los teóricos medio plazo. asistimos de nuevo a pobreza. de indigencia y de gunda tesis. si Pese a la gran diversidad de opi- bien aceptando como buenas mu- niones.de la primera. es lógico pensar que los las cosas.que contrarreste los expuestos. te diferenciadas: en primer lugar. nuestra intención analizar los dis- gulación en un plazo razonable de tintos modelos de política econó- tiempo -sin especificar cuál.y que mica ni valorar los resultados de EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 6 Óscar Vara Crespo . que el desenvolvi. en los mis- personas que viven en el mundo mos términos. Aunque en las dos "desarrollado". No es manas consiga alcanzar la autorre. en líneas generales. públicos sólo consigue empeorar norama. ac- chas de las reformas puestas en tualmente el debate ha desembo- marcha en los últimos años por los cado en dos posiciones nítidamen- defensores de la no-intervención. Vigencia cesidad de instrumentar medidas que. responsables políticos y la socie- Sin que se observe un triunfo dad se pregunten por las solucio- claro de ninguna de las dos. ac- nes. viene im- económicas por parte de un órga- puesta por la permanencia en cual- no de poder superior -generalmen- quier caso de los problemas arriba te el Estado. puesto que tam- últimas décadas parece que han bién encontramos en él situacio- triunfado los defensores de la se- nes de miseria. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO estas situaciones ha aumentado la intervención de esos poderes considerablemente. en segundo lugar. más destacados del pensamiento miento libre de las sociedades hu. Este cambio no es sino un síntoma aquélla que supone que la socie- de que el debate sigue teniendo dad por sí sola no es capaz de la una enorme vigencia y de que no autorregulación de sus procesos parece que su estudio se vaya a ce- económicos. Con este trabajo pretendemos nas. diagnósticos y teorías. lo que implica la ne- rrar en un futuro próximo. económico contemporáneo. y. un fortalecimiento -al menos en el plano téorico. efectos perniciosos del desenvolvi- miento de las sociedades huma. Y es que no se trata de proble- tualmente el debate sigue plantea- mas relativamente ajenos a las do. Ante este pa.

son los causantes de su mos a una revisión de los funda. PAR)2. la neoclásica. Los procesos mentos teóricos de las principales económicos. Si no se en- teórico se encuentra fragmentado tienden éstas. metodología ducen la historia en sentido estricto y. pliegues de la acción humana pro- cursos (en adelante. cualquier EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 7 . Los des- procesos de asignación de los re. como metodología de los tad inherente a las personas4. si bien de forma no jo (secciones II. por tanto. difícilmente se po- en diferentes escuelas de pensa. Por tanto. III y IV)3. procedere. A este de las políticas que cabe deducir análisis dedicaremos una buena de ellas. cance de las prescripciones de po- bles políticos ni a la sociedad en lítica económica propuestas. tienen su ori- keynesiana y la austríaca. Pretendemos más sión no será meramente descripti- bien ofrecer una visión sistemáti. que no son sino una doctrinas económicas vigentes en parte relativamente poco impor- estos momentos. La metodología de análisis que nuestro análisis nos llevará a la vamos a aplicar es la misma que ya conclusión de que las causas de ha sido utilizada en otros esos problemas se encuentran estudios1. su resultado. partiendo de la metodología PAR. ofrecen desde el estado actual del las prescripciones de política eco- pensamiento económico. Análisis nómica que emiten cada una de que creemos no es trivial en unos ellas son implicaciones lógicas de su pro- momentos en que el pensamiento pia estructura doctrinal. Esta revi. va e intentará poner de manifiesto ca de las relaciones que existen lo que hay de relevante en cada entre los presupuestos fundamen. determinista. así como una prospectiva parte del trabajo. drá comprender el sentido y el al- miento y no ofrece a los responsa. que nos gen en ese despliegue e influyen en ocupará la primera parte del traba. debido a que. y que ha sido bautizada siempre en los despliegues históricos de por su autor. desenvolvimiento. una de ellas a efectos teóricos y tales de las teorías económicas y del asunto que nos ocupa. En segundo lugar (seción V). general una guía nítida para su ac- ción. co- de los desarrollos posibles que se mo se comprobará más adelante. la acción humana en el ejercicio de la liber- quía. Rafael Rubio de Ur.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO su aplicación. la tante de ese proceso. En primer lugar.

Aunque la exten. Por otro la. radica el carácter instrumental de fiesto que es posible contar con re. se desprende de lo que exponemos Con este trabajo creemos haber que hay formas organizativas de la establecido las relaciones que exis. ción de esta investigación aportar sino que. micos. que hemos pro- presentaciones más perfectas del yectado al futuro. El pensamiento neoclásico II. sí mas a los ya existentes. estará no sólo interpre. sociedad que benefician positiva- ten entre las representaciones del mente la viabilidad de los planes mundo y de la persona que tienen de acción de los agentes econó- los principales teóricos de la eco. No obstante. de tal manera que como un paso previo inevitable de den lugar a interpretaciones más una teoría propia de más largo al- certeras del papel que el Estado cance. Por un lado. y que. jugar en el solución que no tenga en cuenta desarrollo de los procesos econó- este hecho. nuestro esfuerzo. en reali- agente económico y de su medio dad. los autores neoclásicos responsa- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 8 Óscar Vara Crespo . probablemente cuáles deban ser estas representa- las medidas de intervención a que ciones mejores: la dificultad propia dé lugar no tendrán los efectos de. micos y otras que no. nuestra respuesta. respuesta o propuesta de debe. además. debe ser y debe entenderse de operación. a. indepen- nomía actual y las prescripciones dientemente de la intención y de política económica. nadie podrá negar que y del positivismo. cremos haber puesto de mani. contenido de dichos planes. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO análisis. II. de tal cuestión aconseja posponer seados y añadirán nuevos proble. Aquí do. ésas son sus fuentes. si es que debe. sión y diversificación que ha alcan. El pensamiento neoclásico zado hace prácticamente imposi- hasta Keynes ble hoy en día hablar del conteni- El pensamiento neoclásico es do preciso del pensamiento fruto de la revolución marginalista neoclásico. no es la inten- tando incorrectamente la realidad. Sin embargo.

el que la asignación planeada por el agente económico neoclásico es agente no esté bien diseñada o EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 9 . pues siendo el ter. en la que dicha asigna- pensamiento económico neoclási- ción se produce de forma instantá- co. en esencia. dido en un instante de tiempo ló- máticas impuso determinadas for. tal y como de esta escuela. En cier- to modo. ducta que le es posible. y ésta es fundamental del agente económi. por cuanto la caracterización sus objetivos. Esta gue en un instante lógico de tiem- elección no es en absoluto arries. sicos siempre son realizables a riores del pensamiento neoclásico. Así se observa en el plantea- mas de hacer teoría que aún per. todo está ya en ellos. miento del problema económico duran hoy día. tómata que reacciona a determina- cer pilar de la revolución margina. todo sucede en un tiempo dológico positivista de una ciencia real indefinido. gico. co". la misma que de los agentes económicos neoclá- la del resto de las versiones poste. Eso quiere decir que el agente brio general walrasiano y del equi- económico asigna los recursos de librio parcial marshalliano. dos estímulos modificando la con- lista. Al carecer de desarrollo presente del neoclasi. como en el pensamiento que dispone a los fines que persi- griego. Se trata de "pseudo-planes" de acción que siempre son efica- ¿Cuáles son las características ces. León Wal. esto es. en el cual ve cumplidos todos gada. Si bien es imposi. proyectividad no hace planes y. priori. aunque compren- unificada por el uso de las mate. po. tanto. el ideal meto. Jevons -excluimos dad proyectiva. un optante mecánico sin capaci- ras y William S. to neoclásico. de la teoría del equili- nea.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO bles de esta revolución. otra característica del pensamien- co y su antropología básica subya. por lo que no cabe pensar que esenciales del agente económico los medios no sean los adecuados. neoclásico? En sentido estricto. esto es. los planes de acción cente es. Se trata de un au- a Carl Menger. sentaron las bases teóricas del demandar u ofrecer. de la asignación de medios esca- ble realizar un recorrido completo sos a fines alternativos. no es un pensador "neoclási. creemos que es aparece en las formulaciones habi- posible exponer su esencia a tra- tuales de la teoría de los precios vés de las versiones "clásicas" del neoclásica. Porque. por cismo. Por otro lado.

1. En segundo lugar. El carácter positivista del ". miento el que usan las Ciencias tífica y doctrinal en Occidente. fica.. filosó- saremos a exponer como identifi. "Es el positivismo un sistema que se apoya en el postulado de que sólo des. II.. Aun cuando cabe remontar el no posee ninguna función cognosci- tiva autónoma. lo es un método válido de conoci- sitivismo sobre la producción cien. A de la Naturaleza"7. quier ciencia especulativa. de for. la respuesta que éste no tan sólo singulares. que no es posible neoclásico y se anticipa ya. la asignación de medios esca- sos a fines alternativos siempre es En primer lugar. par- ción y aplicación.. Era EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 10 Óscar Vara Crespo . conocimiento verdadero es empíri- cleo fundamental del pensamiento co y. do. de Claude Ber. el positivismo correcta. Las obras de tiendo del postulado esencial an- Comte. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO que los fines que se persiguen exponer el positivismo económico sean inalcanzables. dará a la cuestión de la autorregu- lación económica de las socieda. establecer verdades universales si- ma evidente.a. ". Aquí vemos claramente se caracteriza por afirmar que todo expuesto lo que constituye el nú. fue en el siglo XIX cuando alcanzó su momento de máxima acepta. en particular. Stuart Mill.. por tanto. "co- pesar de sus evidentes diferencias mo consecuencia inevitable se di- expositivas. puede entenderse que dad alejados de lo empírico"6. conocemos con certeza aquello que nos es dado en la experiencia"5. todo saber abstracto es un pensamiento neoclásico modo de ordenación concisa y clarifi- cadora de los datos experimentales. como origen del pensamiento filosófico saber precisamente abstracto. nos positivista al nacimiento de la mo. y que nos servirá para ción y de los datos empíricos. la unidad del método cien- nard. terior. existe un núcleo de funde el menosprecio por cual- ideas común a todos ellos que pa. lo que es lo mismo. afirma.só- que muestran este imperio del po. en tanto que. o Herbert Spencer son trazas tífico o. En este senti. teológica o moral e incluso cador del pensamiento positivista jurídica si no parte de la observa- en general. Entonces. daría acceso a territorios de la reali- dernidad.

e. como se pensaba a cómo realizó una traslación ínte.. ciencias naturales"14. en el ver- dadero sentido de la palabra. en de abstracciones acerca de los fe- cuanto a exactitud. todo de aproximaciones sucesivas tramos esta aproximación al expuesto por el propio Vilfredo Pa- método10. estos ceder por aproximaciones sucesivas. cias. áreas del saber a una sola y misma cas. la física. en el estudio de la economía política."13. dría dado por la aplicación del mé- También en Léon Walras encon.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO una variante o una herencia del "Por tanto. el análisis ha de co- de la ciencia física: menzar por el estudio de los más EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 11 . Por ejemplo. Abstraccio- buscaba la unificación de todos nes necesarias puesto que los fe- los saberes en una única ciencia. autores dejaron establecido un como en el estudio de las demás proyecto sumamente ambicioso. se ve claramente entonces. se puede esperar que un nuevo progreso conduzca poco a sico participan en distinto grado poco a la nivelación de las diferen- de estas dos cualidades identifi. en el caso de ciencia. nómenos económicos son fenóme- que sería a imagen y semejanza nos complejos. Lo mismo podemos de. reto: cir de los autores ingleses William "Los fenómenos económicos no S. incluso. se nómenos económicos. pro- Como puede apreciarse.. sometidos todos los fenómenos naturales. Edgeworth escapan a una ley a la que están Eroles12. que las particularidades cualitativas de las diferentes ciencias son otra cosa que la manifestación de cierto Pues bien. saban. Es decir. gra del método de la mecánica clásica a la economía basada en El progreso hacia ese ideal ven- esta influencia del positivismo9. sería Vilfredo Pareto. menudo. no se puede suponer pensamiento ilustrado"8. Esta ciencia única. contrario. a la reducción de todas las boración de sus doctrinas científi. cuyo último sentido era alcanzar El punto de partida del método un estatuto equivalente al de las de Pareto consiste en un conjunto ciencias físico-matemáticas. Jevons11 y Francis Y. como muchos lo pen- cativas del positivismo en la ela. por el pensamiento económico neoclá. y nosotros debemos. los fundadores del estadio histórico de la ciencia.

ha realizado una carac- los fenómenos sociales la cual no terización de un tipo ideal basada. ya que fuerzas. Al igual que la mecánica ra. que comienza estudiando de esos fenómenos. no se verifican con la experiencia"16. fenómenos abstractos. "El hombre no puede estudiar nin- nes son acertadas o no. o que intenta basar. mediante el método afirma explícitamente. los que tienen homo oeconomicus neoclásico y por interés. Pero esta gún fenómeno concreto en su integri- contrastación no será. A partir de estos fenómenos En Les Nouvelles Théories Economiques abstractos. sico es una idealización del mismo gen a dichos fenómenos abstractos o tipo que los cuerpos sólidos de la simples. Para Pareto son los fenómenos abstrac. que el optante neoclá- nes de descubrir las leyes que ri. Analicemos cómo Pareto justifi- tos. pura. determinante a la hora de re. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO simples. su carácter es claramente introspectivo. que no a los concretos. la economía comienza estu. La teoría explica tan las partes principales de los fenó- menos concretos"17. estudiar previstos por las leyes económicas.. dad. que represen- chazar una teoría. así que es posible Una hipótesis que se ajusta per- que las fuerzas económicas queden fectamente al plan de producción contrarrestadas por otro tipo de de la escuela de Lausana. no la totalidad. diante formulaciones matemáti- versidad de Lausana: cas. permite aislar enteramente los estu. las partes principales de los fe. una parte del fenómeno concreto. No estudia más que los to. Al modo "Me detenían varios obstáculos: entre otros la mutua dependencia de de Menger. diando al homo oeconomicus15. Sin embargo. para la teoría otra el principio de racionalidad. seremos capaces bre: de discernir si nuestras conclusio. para Pare. en principio. estaremos en condicio. Se trata de una primera nalmente. mos citado. Fi. como ya he- deductivo. en unos don- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 12 Óscar Vara Crespo . está fuera de toda duda que muy a menudo las las leyes que rigen entre los cuerpos conclusiones de la teoría económica ideales. y mediante el recurso a aproximación al concepto de hom- la contrastación. mecánica. precisamente. ca por una parte la existencia del nómenos concretos. al aparecer fenómenos no permite. aquellos fenómenos abstractos El propio Pareto nos lo dice con susceptibles de ser tratados me- motivo de su jubilación en la Uni.. dios relativos a los diferentes géneros cional.

de resume en lo siguiente: las teorías las cuales. ble. in. a su viejo renunciar a la contrastación empí. motivos que hemos expuesto en el ción. sin embargo. de la mano del ideas seminales del Círculo se hi- positivismo lógico. Pareto. Esta concepción se de "verdades autoevidentes". no es concluyente a la hora de re- ductivamente hallado sino que re. Si estudiamos cieron en estas décadas dieron lu- con detenimiento la obra de Pare. o teoremas que de ellos se dedu- el principio de comportamiento cen. Las diversas interpretacio- se impuso años más tarde en la nes y modificaciones que de las ciencia económica. de los que se deducen propo- de contrastación empírica porque siciones o leyes universales acerca se trata. constan de axiomas referidos a fe- tético-deductivo. chazar o aceptar una teoría. A una ciencia económica cuantifica- pesar de ser consciente de los pro. no podía ció nunca. No son susceptibles bles. La dad. por los quiere un ejercicio de introspec. del Círculo de Viena y rencia entre la contrastación que adscritos al llamado positivismo Pareto intentaba realizar y la que lógico. una gran dife- anterior. las leyes inducción no existe. Pareto no renun- como era un positivista. sueño panfisicalista de construir rica de las teorías que elaboraba. en cambio. se deducen leyes nómenos más o menos observa- universales.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO nées expérimentales extraordinaria. Contraria- de idealizaciones de los complejos mente a lo que defendía inicial- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 13 . en la década Existe. El resultado. siendo párrafo anterior. Carnap18. dedicó gran parte de sus es. según el método hipo. Sin embargo. La versión más generalizada y comúnmente aceptada del método fuerzos a realizar análisis estadís- hipotético-deductivo es la desarro- ticos destinados a la corroboración llada en las décadas de los años 40 de leyes teóricas o a llevar a cabo y 50 por Carl Hempel y Rudolf meras investigaciones de campo. blemas que suponía la cuantifica- ción. aunque tal contrastabilidad económico no es. fenómenos que existen en la reali- mente diversos y numerosos. gar a la concepción de las teorías to observamos que la mayoría de científicas como sistemas hipotéti- sus principios podrían calificarse co-deductivos. fundadores. como él mismo reconoce. ni puede ser. Sí lo son. del mundo fenoménico. sin embargo.

Popper fue uno de nos teóricos observables y no ob- los primeros en levantar la voz en servables era difícil de distinguir contra de las ideas del Círculo de en cuanto que no se podía asegu- Viena. 63) los cargos de los que se de la observación"19. por separado. de reducir las proposiciones "datos objetivos". Los datos están. Aunque se entendiera que rar que existiesen datos "objetivos" el "falsacionismo" de las teorías de la realidad. no era posible plicaciones que no podían soste- justificar la adecuación del conoci.del positivismo lógico. ner predicciones. del Círculo de Viena daban a luz neralmente las teorías hacen refe. co- podría ser una variante del positi. de Hume20. necesariamente contrastables em.g. tales ba con la paradoja de la inducción axiomas o las proposiciones deri. la filosofía de la ciencia topa. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO mente el Círculo de Viena. "cargados de teo- vismo. En resumen. ciencias naturales. vadas no han de ser. sucesivas versiones -cada vez más rencia a entidades no observables débiles. el principio de comporta. lo relevante del caso es ría". Por lo les se encontraban ejemplos de ex- tanto. Una vez Con todo esto. el recurso a 3) La supuesta simetría de la la contrastación empírica sólo nos "explicación" y la "predicción" no puede asegurar que una teoría es se cumplía. En las ciencias socia- falsa. 2) La separación de los térmi- Ya en 1934. otras en la de unos tanto. pero no verdadera. las hipótesis seguía sin resolver el glo anterior en el conjunto de las problema de la paradoja de Hume. Ge. Se trataría. acusaba al positivismo: se trata de una versión débil del 1) La confirmación empírica de "verificacionismo" vigente en el si. Caldwell resume derivadas de la teoría al "lenguaje así (p. mo diría Popper. miento científico mediante el re- curso a la contrastación. las (e. para Popper. según este autor. por observación". que. A medida que los integrantes píricamente de forma directa. críticas contra éste arreciaban: miento económico) que sólo son unas centrándose en la supuesta susceptibles de ser contrastadas existencia de un "lenguaje de la de forma indirecta. al menos en la EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 14 Óscar Vara Crespo . el positivismo más. fue dejando paso.

No existen.2. por otro. ma de objetivos personales en su crito más arriba. No faltan los defensores de decirlo de alguna forma. por la escasez del falsacionismo popperiano o a -de no ser así no habría problema lo que Boland21 llamó el Popper po. esto es. cipio. es la determina. determinadas decisiones a las que se enfrenta el agente. entre cantidades de medios. económico. exclusivamen- es." por lista. a las tesis zada. queda descartada del análisis. en prin- tales medios. Cual- domina un positivismo lógico que quier otra propiedad de éstos o de utiliza el modelo hipotético-de. la disponibilidad de te. el autores de la Escuela Austríaca). Con esto no queremos afirmar que ductivo y discrepan a la hora de el concepto de utilidad no sea un decidir la validez de los conoci. ción de las cantidades de medios que debe aplicar para conseguir El medio de operación del op- sus objetivos. grado en el que éste ha ido consi- En general todos ellos comparten guiendo los fines que persigue. en un las tesis popperianas en su versión concepto único denominado "utili- más ingenua22 (Blaug) o quienes dad". por un lado. el uso del modelo hipotético-de. el mercado. por- puesto. se trata de elegir metodológicos entre los que pre. otras estructuras de relación EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 15 . pero sí que- II. instrumento útil para representar mientos teóricos. La cuestión para él tante neoclásico es. la teo.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO filosofía de la ciencia. El agente económico remos enfatizar que elimina una de las partes fundamentales del pro- El principal problema para el ceso económico. des.y. medido en unidades o en ín- sostienen posturas metodológicas dices que representan el grado de propias y pecualiares (como los satisfacción del agente.a. Llegados a este punto. porque los pular. despliegue secuencial dinámico. tal y como lo hemos ex. del siste- agente económico neoclásico. que los fines están "recogidos. Encontramos objetivos del agente. medios rivalizan entre sí en la sa- ría económica se encuentra sin tisfacción de unos fines que son al- guía unánime a la hora de llevar a ternativos dentro del sistema de cabo su cometido. por tanto. los fines a los que van destinados ductivo. es decir. en una versión instrumenta. en definitiva. que se ve obstaculi. Obsérvese un variado repertorio de marcos que.

lo lizados. es un optante entre medios general de valor. un medio de pago (di. cuenta estos medios. tienen un valor expre. maximizará su utilidad con los damental: en los procesos asigna. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO o sociabilidad entre los agentes. aunque no ha constituido por lo que las interacciones entre una caracterización general del éstos se reducen a intercambios agente económico que tenga en mercantiles mediados por un equi. por lo que el agente así de- que facilita enormemente modeli. nuevos costes de oportunidad. finido puede modificar de forma zar sus decisiones de oferta y de. por lo de ese equivalente general de va. de alguna forma. satisfacen el conjun- dad total de los medios de que to de fines que se encuentra bajo dispone el agente en términos de el concepto de utilidad. en. Junto a estas ventajas en. supuestos antropológicos que uti- quirir con estos intercambios y. E l p r o p i o p e n s a m i e n t o forma relaciones precisas entre neoclásico ha desarrollado ciertas cantidades y precios manifestados líneas de investigación en esta di. rección. valente general del valor que pue- de ser. Las modi- una unidad homogénea. o no. expresar la canti- no se explica. contramos un inconveniente fun. en los mercados. ficaciones en los costes de oportu- además. En cualquier caso. de una forma que tre otras cosas. Los pre- dios de los agentes se pueden ad. los cuales. la ventaja de indicar al nidad de utilizar un medio u otro agente de forma casi instantánea se expresan a través de precios la abundancia o escasez relativa monetizados perfectamente seña- de los medios en los mercados. Tiene. Es- tivos que observamos en la reali. La maximización de la función nero)23. que puede obtener en los merca- dos. que será posible establecer de esta l o r. casi instantánea la combinación manda. liza esta escuela nos sitúan ante por tanto. EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 16 Óscar Vara Crespo . todos objetivo del agente económico los medios susceptibles de estar neoclásico viene dada por las pre- incluidos en los conjuntos de me. como ya hemos di- sado en términos del equivalente cho. de medios que. ta nueva combinación se manifes- dad. cisiones antes expuestas. un agente que. Esto permite. el valor de algunos medios tará como cantidades demandadas no se puede expresar en términos y ofrecidas en los mercados.

pre. De ahí que autores como bles. como los precios y cantida. la caracterización del co. de la caracterización previa que se mera. tactas. el equivalente general de va. ha hecho del agente económico. la representación mediante brio general el "núcleo" neoclásico. básica del pensamiento neoclási- cisamente. teóricos propuestos por estas co- riables mensurables y contrasta. só- neoclásico desde sus comienzos. terización del agente económico se levantes para los fenómenos que han mantenido relativamente in- estamos estudiando son cuantifi. la pérdida de vigencia del po. rrientes. fueron fruto de la carga positi. en terminología lakatosiana. sigue vi- agente económico que acabamos gente en casi todos los modelos de presentar. equilibrio general. las distintas modi. Hemos de tener nales del s. XIX. siempre muy presente que los re- ficaciones de su caracterización sultados que se desprenden de es- antropológica básica no han sido ta teoría dependen crucialmente sino sucesivas ediciones de la pri. Weintraub denominaran al equili- des. Hechas estas precisiones acerca lor. la EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 17 . nomía Clásica. das las variables a una unidad co- mún. del origen y naturaleza de la concep- vista que tuvo el pensamiento ción antropológica neoclásica. sino porque la proposición cables. por Sin las propiedades que hemos otra. por una parte. Esto es lo que facilita. encuadrar dentro de la corriente mos reconstruir la teoría económi. mientras que el monetarismo o la funciones de las relaciones básicas Nueva Macroeconomía Clásica no -función de utilidad y producción- serían sino "cinturones protecto- y la posibilidad de reducir casi to- res". lo nos resta aproximarnos a su U n a v e z q u e el p en samien to proposición principal: la teoría del neoclásico entró en esta senda a fi. enunciado acerca del agente -la sitivismo en el panorama filosófico particular configuración de los occidental.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO Con esta caracterización pode. cabe conjuntos de fines y medios. En este sentido. La utilización de va. principal neoclásica a la Escuela ca desde la visión de la ciencia que de Chicago y a la Nueva Macroeco- tiene el positivismo: la construc. el equilibrio general. Y no sólo porque ción de una ciencia positiva es po. las estructuras básicas de la carac- sible si todas aquellas variables re. en función de. las necesidades teóricas y.

así como de todo el vec. cen de forma inmediata. Es posible. por otra. tendríamos un vector de precios dos ellos son precio-aceptantes. lo para el que. Los agentes aspiran a maxi. dado que. van el vector de precios. para al ne su dotación inicial de bienes o menos un vector de precios. cada uno de ellos con una do. Obsérvese que las posi- tes. diferentes bienes coincidan con las den utilizar o bien para el consumo demandas son prácticamente nu- o bien para la producción. En efecto. si agentes tienen un conocimiento igualamos las funciones de oferta completo de las condiciones del a las de demanda. bilidades de que las ofertas de los tación inicial de bienes que pue. mercados. Todos las. emiten ofertas y deman- exponer brevemente su lógica. Es más que improbable que los bienes tienen precios señaliza. de bienes en los mercados. que todos los rán con las ofrecidas. los agentes obser- sultado del equilibrio general. se llega que significa que no pueden mani. una vez que están es. lan la combinación de bienes que mostración de cómo se alcanza el maximiza su función objetivo y. En es- res. de be. calcu- No vamos a hacer aquí una de. vender coincidan con las cantida- cambiados en mercados organiza. pero sí vamos a nalmente.no se puede obtener el re. ecuaciones de oferta y demanda tidos a la restricción que les impo- que se plantea. some. das de bienes que regresan a los Se supone que existen n agen. lo que im- plica. al estado de equilibrio general. los agentes que desean comprar. por una parte. matemáticamente el sistema de neficios si son productores. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO equivalencia general de sus valo. sin embargo. que cono- Ahora bien. las cantidades finalmente ofreci- dos en términos de un equivalente das por los agentes que desean general de valor y pueden ser inter. perciben tablecidas. de uti. tas condiciones. etc. que to. EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 18 Óscar Vara Crespo . fi- equilibrio general. resolver lidad si son consumidores. la demostración se sus posibilidades de adquisición puede realizar de forma rigurosa. podemos resol- mercado. Los mercados son de cantidades demandadas coincidi- competencia perfecta. las medios. efectivamente. ver el sistema de tal forma que ob- tor de precios y. pular los precios a su favor. mizar una función objetivo. des finalmente demandadas por dos..

Esta idea presidió y si- miento de poder de compra. que se refiere a la política econó- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 19 . el subastador recibe las ofer. que las ofertas sean iguales a las de muy difícil justificación. aunque siempre transacciones. Se analizó el asunto desde di- a comenzar.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO La explicación teórica de cómo mente de que se encuentre el vec- la sociedad llega a ese estado de tor de precios de equilibrio para equilibrio general es. A efectos del re- brá tiempo para ensayos y errores. los desarrollos neoclásicos en lo neral de valor. supu- so a modo de parábola la hipótesis Este es. en se desenvolviera en un permanen. desempleo. De no se producía en la práctica. Por cios de equilibrio. como se ha visto. un agente central que re. El ser los correctos. la actuación de nin- bastador. Dado que el agente planteamiento del modelo del neoclásico no es proyectivo. supuestamente. equilibrio general. la existencia de un vector de pre- te estado de desequilibrio. Walras. dado que teniendo presente el equilibrio ge- la dotación de bienes está dada y neral como ideal regulador de las que no se puede producir atesora. por cuan- cibe todas las ofertas y todas las to la sociedad. por. que darían lugar a que el sistema la clave está. el del subastador. en principio. gue presidiendo la mayor parte de que sólo existe un equivalente ge. el subastador re. la inflación. autores neoclásicos de la primera deben llevar al equilibrio general y generación coincidían en que esto se los comunica a los agentes. No se precisa. se trata exclusiva.de las transacciones. Walras ideó la figura del su. Si no son los correc. ello. sultado social de las interacciones. vaciándose equívocos de que el equilibrio ge- los mercados. León demandas. Además. por sí sola puede demandas de todos y cada uno de regularse para llegar a esta situa- los agentes. sociedades. gún agente "organizador" -el Esta- do. neral no se alcanzaba como norma tos. general en los procesos de merca- tas y demandas y el proceso vuelve do. sin que se produzcan versos ángulos. no ha. las situaciones de poder de deter- inciden y los agentes llevarán a ca. Sin embargo. sin embargo. Este subastador calcu- ción. casi todos los la los precios que. minados agentes eran síntomas in- bo las transacciones. los ciclos. autor de esta teoría. cibirá ofertas y demandas que co. a grandes rasgos.

condiciones específicas de los mica que aquí nos interesa. puesto que basta- ber. por la disponibilidad de los me- taria conseguirán mejorar signifi. De ahí que no se do repetidamente los autores plantee. dios. el uso del misma que expuso Adam Smith gasto público o de la cantidad de cuando enunció la conocida pro. asegura que van a maximizar di- das globales destinadas a la me. brio en términos reales. el pensamiento neoclá. a sa. esto es. y tienen conocimiento perfecto de los precios y de las En cuanto a la política econó. La clave está en que el vec- cativamente la situación de los tor de precios sea el de equilibrio. es de. permite la conse- medidas políticas siempre tenden. el equilibrio general cir. la idea que han expresa. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO mica: se trataría de instrumentar ciedad. te del sistema. si todos los agentes una sociedad. la volución keynesiana.a. equilibrio general. agentes respecto a lo que se pue. dinero como herramienta de ajus- posición de la mano invisible. ción del agente económico y del ción. mercados. hasta la llegada de la re- neoclásicos ha sido. chas funciones dados los recursos jora de la eficiencia de la acción de que disponen. que van humana. que el intento de los agentes ba con asegurar que las señales lle- económicos de llevar a cabo sus gasen nítidamente a los agentes.3. en esencia. A pesar del uso del modelo medio de operación. la instrumentación de medi. es decir. La política económica pecificado. Es de- planes de acción termina gene. el sistema alcanzaría el equili- rando beneficios para toda la so. Una vez que se asumen como váli- de alcanzar en un estado de libre das las hipótesis de caracteriza- competencia y de no-interven. el equilibrio general. tal y como se han es- II. cución de los fines que se han tes a alcanzar el resultado del propuesto perseguir. persiguen maximizar sus funcio- nes objetivo. ajustán- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 20 Óscar Vara Crespo . como situación deseable en cualquier caso para En efecto. cir. se sigue que del equilibrio general por parte de sólo si las señales recibidas por los agen- los teóricos del socialismo de tes son las correctas es posible conseguir mercado. a obtener los fines que persiguen sico ha sido y es muy claro: ni la con las restricciones impuestas política fiscal ni la política mone.

cambiando la valora. ral.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO dose las variables nominales au. precios monetarios como ideal tomáticamente como un reflejo político del neoclasicismo de ese equilibrio. por la política monetaria. no fue contradicho por na- por los fenómenos monetarios y die en su época. Metzler25) se opuso a las teorías aunque su disponibilidad real no keynesianas y. las seña- les que transmiten los precios no Como es bien conocido. y recuerdan Brunner y ción monetaria de los bienes. Porque lamentablemente. usos de los economistas. El Monetarismo de Friedman: camente como consecuencia de Introducción desarreglos monetarios. a la ab- hubiese cambiado. aquí) desde el neoclasicismo. soluta neutralidad del dinero que postulaban. a la política fiscal que defen- II. La teoría económica de dían y a las medidas de la Reserva Milton Friedman. en cierto Esto explica la preocupación modo.b. Bordo y Anna. el pensamiento neral. Por mías reales. Clark Warburton (como ral de valor era. no trataremos si. podía atesorarse. cuestión ésta que. Pero si estas va- riables no se ajustaban automáti. por tanto. J. Schwartz24. en especial. destruirse. Por su- por las perturbaciones que intro. Libertad de Federal. II. impedirían un momento en el que el keynesia- llegar al estado de equilibrio ge. afirmaciones keynesianas (que no de Keynes.1. "cracks" finan. pues éste. a su teoría de los ci- clos. Fried- llegarían correctamente a los man inició su labor académica en agentes y. nismo. además. el equivalente gene. Los temas básicos de la mercado y estabilización de los discusión con el keynesianismo no EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 21 . alternancia de fases raron seguidores de La Teoría Gene- de auge y recesión.b. puesto que la voz de Friedman no ducían las fluctuaciones de los fue la primera en alzarse contra las medios de pagos en el sistema. como era el caso en las econo. medio de queda consignado en el artículo de pago. es decir. era más que preponderante e cieros y desempleo se entendió imperaba en las mentes y en los como un fenómeno monetario. crearse y Michael D. ejemplo. El desequilibrio en forma desarrollado por quienes se decla- de inflación.

en sus primeros escritos el nivel de ingreso producirá una y. o que los miento que éste no posee: aquél efectos producidos por las técnicas que le diría lo que los agentes eco- usadas para aumentarlo o reducir. y. esa va- En los trabajos que se reimpri. Ahora bien. oportunidades de éxito de una po. bierno en cada momento no está blico puede alterarse a voluntad y claro. que haga el Estado con su política nómico de los años cuarenta debía económica. en contra (contra-cíclica). riación dependerá de la que intro- mieron en los Ensayos sobre Econo. mía crezca demasiado. hagan tanto los empresarios como quier pensador independiente que los consumidores y. a lo que en el propio keynesianismo. donde quizá del Estado puede ir en la misma mejor podemos apreciarlo. nómicos van a hacer en cada mo- lo no son significativas. la intervención Analysis". o puede ir el pleno empleo en una economía. estaban ahí ta respondan. finalmente. ni que de- crezca mucho. mo decida emprender. por otro. el Estado estableció claramente tal progra. de la producida por ma. of a Full-Employment Policy on Economic Stabitily: a Formal Según Friedman. sentó plenamente su pro. como que el gasto pú. duzcan. por un lado. EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 22 Óscar Vara Crespo . qué es lo que debe hacer el Go- plificadores. digamos que instalado en tal variación en él. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO los planteó Warburton. bos tipos de acciones tienen sobre Friedman. re evitar en lo posible porque. El efecto final que am- iniciar su andadura por ellos. empresarios y mía Positiva 26 es donde Friedman consumidores. primero. y cual. de 195127. segundo. Saber Para ello introduce supuestos sim. En cual. ampliando el ciclo económico (in- lítica estabilizadora que pretenda tervención pro-cíclica). En este dirección que las acciones de los trabajo. a lo cuestionara el pensamiento eco. ni es pio programa de investigación al muy recomendable que la econo- que tantos años dedicó. su objetivo final es reaccionará el sistema ante ello y plantear un modelo simplicísimo ante las intervenciones que él mis- en el que las variaciones de la ren. mento y el que le indicaría cómo quier caso. pues depende de un conoci- sin retardo significativo. Es en su artículo "The Effects la interacción de unos y otro. que el Estado quie- paisaje. Friedman se cuestiona las empresarios y los consumidores.

cos"29. Fried. él tomó partido y. que las transferencias res- lizó este trabajo para afirmar que pondieran a programas preestable- cierta pasividad en la acción esta. implica tener una teoría las acciones activas. Éste es el gran Ensayos de Economía Positiva. creen medios de pago). cuya estructura. tema de toda su vida de investiga- man intenta demostrar que el éxito dor. uti. con el objetivo ello buscaba enfatizar el hecho de de equilibrar el presupuesto pre- que las políticas de los gobiernos sente. además. no aumentan la incertidumbre de las debía cambiar coyunturalmente. do el famoso artículo "Monetary zadora sobre un contexto econó. más respondieran a "los deseos. lo que. implica la imposición de un coefi- Friedman quería introducir las si- ciente de caja del 100% a los ban- guientes cuestiones: ¿debe inter- cos para evitar que. Lo mismo puede decirse de otro por tanto. dinero quedara exclusivamente en manos gubernamentales (lo que Con este breve planteamiento. nes coyunturales y que el sistema nocidas por el público. "The Ca- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 23 . por los automatismos más que por a su vez. es superior impositivo fuera progresivo y basa- a la intervención discrecional. por la acción libre de los dades y disposición de la comuni- agentes económicos? Por supues. al crear depó- venir el Estado en la actividad eco- sitos. dad a pagar por los servicios públi- to. teoría exigía que el poder de creación de que no es fácil de obtener. en el que recomen- senta depende del conocimiento daba que el gobierno económico que la autoridad tenga sobre la de las naciones debía inclinarse propia realidad económica. Con do en los ingresos. actuaciones de los particulares y. que nómica? ¿Su intervención ha de los gastos del Estado en bienes y ser discrecional o normativa? ¿El servicios cambiaran lentamente y pleno empleo es alcanzable por la voluntad del gobernante o. and Fiscal Framework for Econo- mico tan simple como el que pre. de hecho. artículo también reimpreso en los tema económico. Tres años antes había publica- de una política económica estabili. La automati- explicativa idónea para el sistema zación de la actividad económica económico de que se trate. cidos que no cambiaran por razo- tal. necesi- bien. la inestabilidad del sis. mic Stability"28.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO Con este planteamiento. la acción sometida a reglas co.

también. comportamiento de los agentes se mico que. curva de Phillips). 2) Una primera razón de este Acogiéndonos a las simplificacio. cuestión que entrañaba una agente económico de Friedman se gran dificultad en los años sesenta precisan ciertas aclaraciones pre- y setenta.b. en cuanto al largo plazo (cuestión za no explicitan cómo son los crucial en su teoría económica). o agentes. funcionales que podrían. se hace una referencia a las carac- terísticas del problema de optimi- Sin embargo. la investigación teórica del autor y son de gran interés para el propó. EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 24 Óscar Vara Crespo . En efecto. desarrollare. y medio plazo. en las dé- cadas de los sesenta y setenta. El agente económico la consideración de la manera en que los agentes imaginan el futu- Para proceder a la definición del ro. es decir. expondremos modelos presentados por Fried- la labor del economista de Bro.2. man son. en los que el mos el concepto de agente econó. los análisis como éste. pero no lo es tanto croeconómicos que Friedman utili. En este punto. rea- lizado con posterioridad. nos centra. Friedman vias: sólo es explícito en cuanto al corto 1) Los principales modelos ma. fuerzo científico de Friedman. estar basadas en observacio- remos en los trabajos monetarios. nes empíricas y que reflejan com- que constituyen lo fundamental de portamientos agregados. hecho es la propia esencia de los nes a que forzosamente obligan modelos utilizados. 3) Una segunda razón radica en sito de este trabajo. por ejem- 2)En segundo lugar. de corte key- oklyn en los siguientes puntos: nesiano (ya sea un modelo de sín- tesis neoclásica o un modelo de la 1)En primer lugar. a II. su carácter dinámico. sub. La introduc- ción del tiempo obliga. en realidad. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO se for Flexible Exchange Rates"30. carecen de una del libro A Program for Monetary microfundamentación: en ellos no Stability31. plo. estos trabajos aún zación al que se enfrentan los par- no configuraron el verdadero es- ticipantes en el modelo. explica por medio de relaciones yace en sus modelos económicos. según defendemos.

cionamiento o ampliación que. debe sico es una formulación insufi- considerar en sus modelos ma. a la luz de las doctrinas y ma que los sistemas económicos orientaciones de Friedman. e imaginar) no puede definirse de mente postula en sus modelos cualquier forma. las imagina- ciones o expectativas que se cree 1) En primer lugar. Por ello. bre. dicho de otro modo. lo que intertemporales bajo incertidum- supone un problema para su com. ciente para reflejar los problemas croeconómicos. nos hace del concepto de tasa natural vemos en la necesidad de recons. Friedman el agente económico no pueden. a nunca se ha alejado de la teoría la larga. la necesidad de proceder a una re- construcción racional de la concep. va del agente económico (en nomía positiva 3 2 . supone dar cabida a la explicitado por Friedman en sus posibilidad de tomar decisiones modelos macroeconómicos. prensión. EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 25 . (es decir. como no- sotros postulamos la necesidad de 3) En tercer lugar. que el equilibrio pre-existe inhe- Para la definición de este agen. el cuanto a su capacidad de conocer agente económico que implícita. es claro ción del agente económico que que el agente económico neoclá- Friedman. a su nómicas dadas en forma de un vez.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO Resaltamos estas cuestiones macroeconómicos ha de ser porque son precisas para entender neoclásico. del postulado que afir- truir. las siguientes aclaraciones: sistema económico). 2) En segundo lugar. en mico no se encuentra totalmente este caso. Es decir. rente a los entes y relaciones eco- te económico son precisas. Por otra parte. en este de decisión dinámicos sin que se apartado defendemos que lo que opere en él algún tipo de perfec- hemos denominado agente econó. implícitamente. siempre ha la realidad del sistema económi- afirmado su superioridad de acuer. largo plazo o. por ello. esto es. teniendo en tal definición para la exposición cuenta la defensa que Friedman total de una teoría económica. la capacidad cogniti- do con la metodología de la eco. co. cuál tienden a estar en equilibrio en el sería dicho agente económico. estar en desacuerdo con neoclásica.

siones veremos la importancia De acuerdo con este enfoque. experiencia. de que. es decir. el agente económico como si asignaran ciertos grados implícito en la macroeconomía de creencia. y re. o ciertas probabili- de Friedman ha de ser caracterís. Dos elementos. nomina un decisor bayesiano. el agente económi. construyen en el proceso de la co de Friedman es lo que se de. fijaron medio de operación (el sistema una ordenación de preferencias o económico). dades subjetivas a la ocurrencia ticamente neoclásico: aunque ha de ciertos sucesos (p. su ocurrencia. decisiones bajo incertidumbre. con el teórico de la estadística y las probabilidades subjetivas o Leonard J. carácter netamente subjetivo.. lo que es lo mismo.e. que son también ciones arriesgadas. grados de creencia asociados a bre de análisis de utilidad de las elec. Savage33. tal imagina- ción será consistente con la reali. sumiendo. ción de unos ingresos moneta- rales inciertas y ha de ir imagi. subjetivos y se construyen y re- Según ella. aplicar este procedimiento es mizara una función de utilidad una guía suficiente para determi- esperada o. utilidad que depende de los su- racterización del agente en unión cesos o estados de la naturaleza. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO De acuerdo a lo ya dicho. se dad. la obten- de tomar decisiones intertempo. un agente que toma deci. pues la representación de los agentes incluye una expectativa sobre lo económicos responde a personas que ocurrirá y le ocurrirá al indi- que aprenden y deciden por me- viduo en el futuro. a largo plazo. En las conclu- dio de técnicas bayesianas34. lo hará de tal suerte de utilidad35. cursos de acción concretos) so- ciones dadas que configuran su bre los que. El resultado que se obtiene al siones arriesgadas como si maxi. dan la mano en esta operación de maximización: una función de Friedman desarrolló esta ca. previamente. que concedemos a esta concep- los agentes económicos toman ción del agente económico. bajo el nom. rios determinados en función de nando el futuro bajo las condi. EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 26 Óscar Vara Crespo . nar las acciones presentes.

amplió el número de cepción del mercado monetario bienes relacionados con él que ha- dentro de un modelo macroeconó. como es ob- de la trampa de la liquidez. que negaba su que intentaremos plasmar en el si- validez basándose en el postulado guiente resumen que. tro etapas claramente diferencia- das. mo si fuera un bien de consumo ta para introducir una nueva con. es mico del tipo de la síntesis neoclá. con la publi. En él. En la segunda. duradero. decir. tory of the United States. procedió a re. como ya hemos establecer la teoría cuantitativa del afirmado más arriba. y segundo. planteaba la de- la demanda empírica de dinero manda de dinero de acuerdo con la que nacía de la corroboración de la teoría microecómica neoclásica. como el resultado de un pro- viamente. Como restric- Friedman incorporó los conoci. bitualmente se solía considerar. individuos38. no pretende ser en absoluto fue un empeño puramente teóri. manda de dinero. orientó tículo "The Quantity Theory of Mo- la investigación hacia lo empírico ney -A Restatement". dentro del li- con un doble esfuerzo: primero. el agente puede elegir entre EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 27 . 1867-196036. bién una sólida visión de unidad doxia keynesiana. blema de optimización realizado cación de la magna A Monetary His. Fueron varias las innovaciones que escrita en colaboración con Anna Friedman introdujo en esta de- Jacob Schwartz. exhaustivo. co.b. Finalmente. En la tercera. va de Phillips.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO II. que realizó instalado de pleno en la teoría microeconómica En 1956. es teória que ya había obtenido pre. por un agente económico tipo. Al tratar el dinero co- das de los años cincuenta y sesen. ción presupuestaria propuso la ri- mientos empíricos y teóricos que queza o renta permanente de los había acumulado durante las déca. ofrecen tam- dinero en clara oposición a la orto.3. Friedman publicó el ar- neoclásica. consiguió una vi- sión más completa de los fenóme- En el estudio de los fenómenos nos monetarios a largo plazo con monetarios que Friedman realizó su famosa reformulación de la cur- podemos distinguir al menos cua. En la primera. La Teoría Monetaria de Friedman sica. decir. Éste vio. bro Studies in the Quantity Theory of con el desarrollo de una función de Money 37 . Estos trabajos.

tarista. de 1971. el resultado más el autor norteamericano decidió llamativo.. Friedman no negaba resultado fue su importante teoría la influencia de aquéllos sobre és- del ingreso nominal. presentativa de un postulado Friedman desarrolló. Friedman observó que al Apoyándose en investigaciones añadir una ecuación que fuera re- de neto y puro cartácter empírico. ésta era la cuestión sub- su riqueza. Como con- Sin embargo. el de bienes y el de presentar esta función. Sin duda. teórico concreto se obtenía un mo- netario que permitía calcular la re. El da monetaria. era la nula influencia que cos y teóricos en un modelo más se reconocía a los tipos de interés amplio que intentara una fusión en la determinación de la deman- con los modelos keynesianos. a un nivel muy acción del ingreso nominal ante simple. El propio en él más incógnitas que ecuacio- Friedman tuvo que justificar. y el más claramente mo- imbricar estos resultados empíri- netarista. un multiplicador mo. tras las investigaciones empí- for Monetary Analysis. que contaba con más tarde. pues había que la de otras variables. A finales de los años sesenta. ni mucho me- que podríamos denominar mone- nos. éste no fue el pun- secuencia. En cambios en la masa monetaria40. de tal posición teórica. primer lugar. presentó una función to final de la investigación mone- de demanda de dinero empírica y taria de Friedman. esencial de algún planteamiento na Schwartz. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO varias posibilidades para mantener De hecho. junto con An. yacente en el análisis de su obra histórica A Monetary History. su influencia no apare- tía de un modelo económico bas- cía como relevante o más relevante tante indeterminado. sino que tan sólo reconocía en su famoso A Theoretical Framework que. años nes (una más). la decisión que tomó al dos mercados. desarrollada ta. supuso que los pre- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 28 Óscar Vara Crespo . El ricas pertinentes con los métodos planteamiento de la teoría era re- y herramientas disponibles en el lativamente simple: Friedman par- momento. Friedman decidió dar ¿cuál es la importancia que tienen a conocer sus investigaciones em- los fenómenos monetarios sobre píricas motivadas por la previa teo- la actividad económica? rización que había concluido sobre la demanda de dinero.. 41 : En 195939. delo explicativo. dinero.

cían separados. Finalmente. gún un mecanismo adaptativo. el nivel que se es- neoclásico. fluencia de otras variables. Friedman se desentendió del concreto. Ahora bien. ecuación postulada por Fisher so- bre el tipo de interés real y de la Como el análisis pasaba de la afirmación keynesiana de que los estática a la dinámica. en un período T. malizar la evolución de las expec- tativas de los agentes acerca del tativas en el proceso iniciado por nivel que se considera normal. De da del ingreso nominal. al tiempo. el error cometido EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 29 . obte. era un reflejo de aquél. con lo que su apor. las perturbaciones generadas en to. y es precisamente a esta posibili- Friedman incluyó también una dad a la que Friedman dedicó una ecuación representativa de sus atención principal en su ensayo. mientras que el del segundo tación se convertía en un tradicio. podían afectar a la economía niendo una versión de la teoría en su desenvolvimiento dinámico. En segundo lugar. en función del error que hayan co- delo obtenido era. supuso que este último. una tró su atención en estudiar la diná- combinación de una idea de Irving mica de ajuste a largo plazo del Fisher y de otra de John Maynard sector monetario ante variaciones Keynes. cuantitativa simple. que las expectativas se generan se- den de la tasa de variación espera. en el sentido de que el pera que vaya a tener una variable sector real y el monetario apare. nal modelo keynesiano renta-gas. esencialmente. El equilibrio del se obtiene añadiendo al valor ya primero quedaba asegurado por conocido de esa variable en el an- las características de libre merca.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO cios eran fijos. Es propias conclusiones teóricas. 1987. En efecto. en el mercado mone- el nivel de renta estaba dado. los agentes corri- do. metido. El mo. una ecuación del tipo de análisis real del modelo y concen- interés que era. era obliga- tipos de interés nominales depen- torio introducir algún modo de for- den. descartan. partiendo de la en la cantidad de dinero en circula- ción. acuerdo con él. por ejemplo 1988. terior T-1. con evidencias empíricas. En este ca- Friedman concluyó que los tipos so. tario. do. la variación monetaria. de las expec. En decir. en esencia. Friedman optó por suponer de interés en la economía depen. gen sus expectativas pasivamente. es decir. la in.

velocidad de circulación del dine- Sin embargo. la res- tuaciones intertemporales de equi. es decir. la teoría no indi- ro. bles económicas en el corto. más bien. tradicional de equilibrio. El equilibrio. que Friedman entendía como el ajuste Friedman se dedicó a la demos- que se debe producir entre las va. efecto de una variación de la masa EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 30 Óscar Vara Crespo . lo que circunstancialmente pasa). a situaciones naturales que pre- rada esa diferencia por un determi. las produce42. cipan o esperan los agentes (que fluye procíclicamente al cambiar la motivan sus acciones). 1986. En este caso. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO en su cálculo en T-2. nero. aumentado la velo- La cuestión no es poco importante cidad de circulación de la moneda porque se refiere a si el dinero es o y. en consecuencia. el entonces. provocando un cambio en mento de la masa monetaria. de su concepción de que las varia- cios se estabilizan y los mercados bles económicas tienden a mover- se vacían. ponde. ob. sino. en una se en tasas que les son inherentes cierta relación que se da cuando y que provienen de la propia natu- las tasas naturales o permanentes raleza del sistema económico que de las variables (que aluden a si. al producir una cada una de las variables del ingre- expansión del ingreso nominal. es decir. las tasas observadas o medidas de Friedman demostraba con ello las mismas (que son lo circunstan- que la previsión formada por los cial y que pueden cambiar transi- agentes económicos acerca de la toriamente) y los valores que anti- evolución del ingreso nominal in. efecto del dinero sobre las varia- servadas y esperadas. el ingreso no- no neutral. so nominal (es decir. por su comportamiento respecto al di- eso el modelo estaba incompleto. tración de que hay un distinto riables económicas naturales. coinciden. no consiste en un esta. existen en la economía debajo de nado coeficiente constante. ayudándose do estacionario en el que los pre. En esta visión dinámica de cios o sólo a la actividad real de la la economía cambia el concepto economía. medio y el largo plazo. De manera que el aumento de caba cuál era el efecto que sobre la masa monetaria. el ingreso transforma las expectativas de los real y los precios) producía un au- agentes. puesta a cómo se distribuye el librio general walrasiano. a si afecta sólo a pre- minal.

es más. La explicación micro. como relación en la transacción de trabajo. tario y. del comportamiento microeconó- integradamente. alcanzarán los precios de acuerdo Así. los salarios sufrirían En estas circunstancias. si el exceso es negativo. sufrirían un aumento y. la cur- entre lo nominal y lo real. que el salario real esperado era la variable más direc- La curva de Phillips consiste en tamente tenida en cuenta. dad adquisitiva esperada de los sa- tadístico británico del mismo larios monetarios tiene un reflejo nombre44 . inmediato sobre la actividad eco- nómica. versa entre desempleo y variación greso real provino de aplicar el de los salarios monetarios. Es decir. estando esa relación ya en económica de esta relación fue cierto modo prefijada por la vida aportada por Phelps45: la curva ex- económica en lo real (en el impac- presaría las aceleraciones que su- to que las decisiones de los agen- fren los salarios monetarios ante tes producen sobre el desempleo) los excesos de demanda de trabajo y en lo nominal (en los niveles que que se producen en la economía. Era necesario de Phillips a la luz de los concep. reconocer que tanto empresarios tos de tasa natural de desempleo y como trabajadores tenían más en expectativas de los agentes cuenta el salario real que el mone- económicos43. que fue observada por el es. concepto de tasa permanente al desempleo y de conjugarlo con Friedman aportó la siguiente re- flexión: al depender esta relación una nueva concepción de lo que. una relación empírica inversa entre la tasa de variación de los salarios Lo que Friedman venía a decir monetarios y la tasa de desem. mento de la masa monetaria im- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 31 .CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO monetaria entre los precios y el in. De ahí la relación in. si el exceso de demanda es con las expectativas de los agen- positivo. los salarios monetarios tes). va así concebida no tenía en cuen- el modelo superador del de la teo- ta realmente lo que los agentes to- ría del ingreso nominal consistió maban como elementos de juicio en una reformulación de la curva para sus decisiones. es que la evolución de la capaci- pleo. un au- un descenso. pretendía explicar mico de los agentes involucrados la curva de Phillips.

tá ocurriendo globalmente hace riencia del efecto que se habría de que la economía regrese a sus per- producir sobre los precios). Por sada en los agentes.. al pre. empresarios como trabajadores aca- mo de generación de expectativas ban por reconocer que están adaptativas). Como decía Abraham Lincoln. mente vertical. ". su acción racional sería au- se desarrollaría en el corto plazo. con un mecanis. El reconocimiento de lo que es- nal (pues aún no tendrían expe. La razón sería que. de un incremento del salario nomi. Friedman planteaba subiendo los precios en general. por ejemplo. de esta manera. yor que el salario monetario. si bien ver que los empresarios necesita. los valores nominales son ahora rían más trabajadores. pero lo que terpretarían el aumento producido no puede usted es engañar a todo el de la demanda como la posibilidad mundo toda la vida” 46. manentes valores reales. Este es el punto fun- exactos del nuevo fenómeno que damental de la argumentación de se presentaba. Pa. ésta es la sus productos aumenta ante la razón por la que la curva de Phi- mayor demanda y que se rompe la llips es. completa- condición que aseguraba su maxi. mentar la cantidad demandada de podría también extenderse al me. mentarían la oferta de trabajo. puede usted que la percepción del mismo fenó- engañar a todo el mundo algún meno por trabajadores y empresa. mización de beneficios. una vez que los EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 32 Óscar Vara Crespo . por la sorpresa cau. Tal efecto. O. ante equivocadas al ser inevitablemen- el desconocimiento de los efectos te parciales. nas personas toda la vida. es decir. trabajo.con el paso del tiempo. tiempo. tanto tar. la estanflación que se observaron en percepción sería distinta: lo que el los primeros años setenta. las situaciones de ra los segundos. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO previsto para los agentes económi. puede usted engañar a algu- rios sería distinta: los primeros in. Ambas percepciones son dio plazo. sin embargo. los agentes realiza.. Pero tal equivocación rían un juicio equivocado de lo que no puede durar para siempre: ocurría (que podríamos represen. a largo plazo. más altos. que tanto. que ante ese aumento. el valor del vidad real precisamente por esta producto marginal pasa a ser ma- inadvertencia. Son fáciles de explicar. ex- empresario ve es que el precio de presado diferentemente. cos podría tener efectos en la acti. por eso au. Friedman.

todo lo contrario. Hay que recordar que ya ha- Y no se puede decir que esta bía publicado obras apologéticas conclusión sea de escaso alcance: de esta tradición intelectual tiem- en primer lugar.4. ya se ha expues- II. Veamos dos liberal. en Circunstancia ésta que es coheren- segundo lugar. que Friedman va más allá de En lo que hemos visto hasta los supuestos tradicionales que ahora se pone de relieve que las son el fundamento de los modelos predicciones de Estado del pensa. obras que. jos económicos que hemos estu- diado. el autor participa del ideario de la neoclásica. últimos treinta años. Fried- cas gubernamentales y que. ello implica que las capacida- fuerzo teórico-económico de Fried- des cognitivas de los agentes eco- man. por man construyó su teoría en apoyo tanto.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO agentes económicos han tenido que el liberalismo de Friedman es. en el terreno ope- po antes de culminar su pensa- rativo. que el Gobierno no haga nada. previo a estos traba- sus acciones. Pero sus innovacio- miento monetario de Friedman nes no son en ningún modo anuncian la inanidad de las políti. que hacen que éstos ob- superación y culminación de la tengan un conocimiento práctico obra neoclásica. en consonancia con el pensamien- sean especialmente clarividentes. eran aplicaciones del pensa- no no tendrán efectos sobre la rea- miento económico neoclásico en lidad y que. opuestas.b. neoclásicos. to teórico que compartía. más políticas económicas del Gobier- bien. se está afirmando que las miento monetario. tiempo de aprender y reconducir ciertamente. por tanto. Bien es cierto. Sus afirmaciones suficiente como para neutralizar económicas apoyan las concepcio- los efectos de las variaciones. nómicos. es mejor el que se formó como economista. en el terreno teóri- te con el propio carácter del es- co. La política económica to. Pero hay que puntualizar ejemplos: EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 33 . en nes intelectuales del liberalismo este caso de la masa monetaria. un trabajo de continuación. con los damento de una de las corrientes economistas que le antecedieron teóricas más importantes de los en la obra neoclásica. cons- Este hecho ha constituido el fun- ciente y militantemente.

los modelos macroeconómicos de competencia perfecta. La existencia de tasas permanen- portancia que para las conclusio. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO En primer lugar. es mía por encima de cualquier plani- un método que. es muy de destacar la im. en ella (agentes económicos. Adam Smith ya expuso práctico. mejor dicho. Milton Friedman. A la postre. aunque netamen- ficación. Savage. Jr. Clásica: el caso de Robert E. nómicos. sencia de cualquier intervención. etc. tes indicada por Friedman presu- nes obtenidas por Friedman en su pone que la economía posee un pensamiento monetario tiene su estado natural de operación. Parece claro que la novedad que ran permanentemente en situación supuso el keynesianismo respecto de equilibrio general.c. es lo mismo que afirmar que las II. insti- tuciones. siempre y a la teoría neoclásica precedente EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 34 Óscar Vara Crespo . la teoría de cadas anteriores a 1970. canales de comunica- La afirmación de que con este ción. de modelización realizada en colabo. no necesita de in- miento tal que al Estado le sea im- tervención externa alguna para al- posible engañarles con sus políti- canzar el máximo grado de eficien- cas económicas implica.). acuerdo con los entes implicados ración con Leonard J. además. certeza de que las economías ope. do del mercado. Lucas. y volviendo a la cuando no surjan acontecimientos cuestión central de las capacida. es decir. órgano coordinador de la econo- por ejemplo. La Nueva Macroeconomía personas acabarán sabiéndolo to. de la libre autode- los agentes. Tal estado permanente tipo de procedimiento cognitivo nace. en au- des cognitivas de los agentes eco. man comparta confianza en la con- Lo que encontramos de distinto clusión sobre la mayor eficiencia en Lucas. inesperados o. un supuesto similar al de el mismo pensamiento a fines del conocimiento perfecto utilizado en siglo XVIII. te diferente del utilizado en las dé- En segundo lugar. en lo cia posible. son terminación de los agentes econó- capaces de alcanzar un conoci- micos. es una re- las tasas permanentes implica la cuperación del equilibrio general. y que marca una ruptura del libre mercado. así concebidos. De aquí que Fried. incluso como evidente respecto de la obra de.

sintetizador de lo hecho preceden- maron el relevo del análisis del ni. lo que podríamos llamar la úl- mework. en vel agregado de la economía care. aplicado a su trabajo un espíritu los de síntesis neoclásica que to. ha poseído el talen- cían de una explicación de los fe. en sus análisis teóricos los procedimientos más novedo- contenidos en A Theoretical Fra. y en su reformulación de tima tecnología. todos los agen- cas. se inclinó por utilizar las armas de sus contrin. esto es. orientado al análisis empíri- agentes económicos. las posibilidades de intercambio y/ mar el sendero del keynesianismo. y. de ahí su importancia. nido en diálogo con el presente de Como ya se ha visto. El núcleo de los modelos de Lu- cantes para demostrar sus errores. en tercer lugar. teoría económica se extravió al to. cas es la teoría moderna del equili- sin llegar a proponer una metodo. el propio la ciencia económica. por decirlo en en primer lugar. en las keynesiana exigían no sólo un que aparecen exhaustivamente to- cambio en las convicciones prácti.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO culminó con el abandono de la mi. o producción son aquéllas que se les van presentando en cada mo- Lucas fue el precursor de este mento. temente en diversos campos. Los mode.. adoptando Friedman. to formal necesario para conseguir nómenos fundada en la toma de un método unificado de teoriza- decisiones individuales de los ción. en la co. se ha mante- teoría de los precios neoclásica.. Éstas se generan por me- regreso. el regreso a tercambio y/o producción entre la tradición neoclásica en busca ellos. tes y todas las posibilidades de in- De ahí la vuelta atrás. dos los mercados. logía se ha visto favorecida por crofundamentación de las teorías unos pocos elementos singulares: macroeconómicas. brio general walrasiano que debe- logía combativa con la de éstos. Como las decisiones han de del punto del camino en el que la tomarlas los agentes en el tiempo. sos. segundo lugar. la curva de Phillips. Markov) que van haciendo apare- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 35 . La dio de procesos estocásticos (de amplia aceptación de su metodo. sino también en las teóricas. mos a Arrow y a Debreu48. Consiste Los problemas señalados por dicho núcleo en una descripción Friedman desde la propia sede de economías "completas". Robert Lucas ha términos modernos47.

el que el agente económico deba cia a la función de distribución de escoger en el tiempo y. por ello. los problemas que tra- cias que ordenan una determinada tan los modelos macroeconómicos función de movimiento. El agente económico tes y de todos los bienes que les En los modelos neoclásicos de proporcionan utilidad49. adoptar esta crea determinísticamente. teoría neoclásica. los futuros estados relevantes para la toma de decisiones de los agen- II. es de. La modelización. por aquélla que bre fundamental en los agentes eco- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 36 Óscar Vara Crespo . guiendo un proceso de Markov. la utilidad mía introduce. sujeto a la incertidumbre que la los que el agente habrá de tomar dinámica de cambio de la econo- sus decisiones. Valor y Capital de y como la expresaba Keynes). que la incertidumbre los precios neoclásica enunciada pierda su significación extrema (tal en. transforma el con- alcanzada por el agente dependerá cepto de las diversas alternativas entre de sus decisiones y de las variables las que puede elegir respecto a la de estado que.R. el azar que se incluye en concibe como un ente que opta. por ejemplo. estados. Obviamente. pero sólo esto. La incertidumbre se aso. mediada por ciertas circunstan. el agente económico es. Hicks: el agente económico se embargo. inesperadamente. el de la teoría de embargo. los con. Sin J. En el caso partir de un conjunto ya dado de de la teoría de Lucas. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO cer de manera contingente. Ahora bien. sería una dificul- to del tiempo. aleatoriamente y si. por ejemplo. ha de tas que veremos en algún detalle a suponer la pre-existencia de todos continuación. modernos tienen en cuenta el juntos de posibilidades presentes transcurso del tiempo y el proble- para el agente en cada momento a ma de la incertidumbre. creativamen- quiere unas convenciones concre- te. tad insuperable para estos mode- los suponer un futuro que no se Por supuesto. cir.1. Esto es. sin esencialmente. maximiza su función objetivo. le irán apareciendo en cada momen. existencia no debería suponer. por lo tan- la probabilidad de los estados en to. de estos problemas no tiene que ver entre diversas alternativas que le con el que producía una incertidum- son posibles.c. es de- aproximación es muy exigente y re- cir. Esta pre- este tipo.

y puede defenderse desde la meto- teamiento como éste. aparecen en la realidad pre. concreción de dicha capacidad pero que es conocible por el agente eco. de la evolución futura de sente y futura del agente económi. proceso por el que el agente cons- truye tales conjuntos de medios y La hipótesis afirma. probablemente de carácter dadas. ran y con el que interactúan. como si conociesen Por supuesto. que se generalizara su utilización. el futuro es conocible para los coherente con la teoría neoclásica agentes económicos en un plan. Es de. porque basta con suponer que los nómico por la información presente51.2. Nos parece que la adopción de cir. de ca. por lo tan- fines. tima. no persistiendo proceso aleatorio sin que se defi. General. en ningún momento. de acuerdo con un proceso sis afirma que no es necesaria la aleatorio que también está dado. cuál es el actuación52. por tanto.c. comportamientos irracionales y so. EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 37 . en posibles errores en su na.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO nómicos keynesianos 50 . se entiende que los agen. los acontecimientos. Milton Friedman. en gene. to. implícitamente se afirma que modelos de equilibrio general pre- los agentes poseen un tipo concre. práctico. que. en cualquier ca. aprovecharán la in- mo dados los conjuntos de medios formación relevante de la mejor y de fines que le va proponiendo el manera posible. en promedio. tes adquieren ese conocimiento al transcurrió una década antes de adaptarse al medio en el que ope. dología de la economía positiva de mente. cipitó su uso y favoreció su to. que. Las expectativas racionales sus previsiones sobre el futuro acertadamente. porque pacidad cognitiva que asegura la aunque en los modelos de Lucas adquisición de un conocimiento las posibilidades futuras están ya certero. aunque no especificado. Lo agentes económicos no adoptarán cual provoca que. es imprescindible el modelo teórico que explica la explicar cómo el proceso aleatorio economía y utilizaran toda la infor- que configura el presente y el futu. aceptación53. los agentes económicos acaban formulando II. Esta hipóte- co. el agente económico tome co. Sin embargo. La hipótesis es plenamente ral. mación que reciben de manera óp- ro es conocible o cómo.

de que no es labor del economista. o dicho de otro modo. por un lado. sino rán a largo plazo y acabarán cono. Sin embar- sis de expectativas consistentes55. Algunos autores han ritmos matemáticos que les permi- subrayado especialmente este ele. se podría argumentar que producen. ciendo los acontecimientos que se Incluso. tión. requie. que pasaría a llamarse hipóte. algunos autores brio para el modelo matemático que no comparten totalmente la propuesto como explicación de la metodología científica de Milton economía. la función de utilidad. abordar tal cues- asegura la existencia de un equili. explicitada con clari. zar el objetivo de maximización de sis. su formu- neoclásica. lo que se so- de agentes económicos con un brentiende al conocer que su ori- gen es walrasiano. es la de representar a los agentes re la hipótesis de expectativas como portadores de ciertos algo- racionales54. lación se evita conscientemente. el comportamiento adaptativo57. tanto la primera implica mover el problema un pa- como la segunda función escon. lo cual Sin embargo. Es decir. estas cuestiones personales. so más lejos. No obstante. mática y adaptativa. la metodología de la economía po- que su comportamiento individual sitiva de Friedman ampara la idea se basará en la optimización siste. pero manteniéndolo den que la capacidad cognitiva por en esencia. estos algoritmos se aceptan como cláusulas "como si". en el resultado final del proceso56. La equilibrio general definido en el solución adoptada en estos casos modelo de Arrow-Debreu. es más. prosigue la senda mento sino que. los modelos Friedman han iniciado investiga- propuestos por la Nueva Ma- ciones que intentan dotar a los croeconomía Clásica se denomi- modelos que usan esta hipótesis nan de equilibrio. ten corregir y adaptar sus decisio- mento y han defendido un cambio nes reiteradamente. go. como científico. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO La inclusión de la hipótesis de la que los agentes económicos rea- expectativas racionales tiene en lizan predicciones correctas a largo estos modelos una doble función plazo no se explica en ningún mo- que. Por otro lado. El dad por Friedman. De hecho. hasta alcan- de denominación para la hipóte. EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 38 Óscar Vara Crespo . quien supone propio Lucas no está interesado en que los individuos no se engaña.

lo que hacía están también dadas). el que la información sobre los pre. ello resaltaba aún más la ción que satisface este tipo de importancia que tiene la formación expectativas59.c. En su trabajo agentes acabarían descubriéndola quizá más conocido y comentado. Lucas planteó una econo. Las conclusiones que Lucas ex- pues está claro que la información trae de la situación de equilibrio que cada uno de los agentes tiene son: sobre los precios afecta a sus deci- siones mientras que. a la inversa. así como la consis- ción de probabilidad cierta de los tencia temporal de las intervencio- precios de este período futuro per- nes del Gobierno. La política económica da por Lucas a este laberinto de in- fluencias y contrainfluencias fue la Dos son las cuestiones que siguiente: si los precios futuros de- creemos que hay que resaltar en penden de los presentes por me- este apartado: en primer lugar. estas políticas económicas y. pectativas son racionales60. variables se ven afectadas por las la defensa de la acción reglada en acciones de los agentes. bajo la hipótesis de Empezaremos por la primera de expectativas racionales. mitiría afirmar. de precios que encuentran los siones. corto plazo61. De hecho.3. el vector de expectativas en la toma de deci. Hay que observar también agentes de la economía por este que la interacción entre precios y proceso será de equilibrio si las ex- decisiones de los agentes compli. La solución adopta. el dio del cambio de una serie de va- postulado de inefectividad de las riables de estado y. la existen- la intervención estatal frente a la cia preestablecida de una distribu- discrecional. precio de equilibrio del modelo de cios que tenían los agentes fuera Lucas en dicho artículo es una fun- limitada. ca severamente tal formación. los precios. riables de estado que explican el mía dividida en dos sectores sepa. segundo. tránsito temporal de la economía rados físicamente. EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 39 . 1) Cuando la masa monetaria tales decisiones afectan a su vez a aumenta siempre al mismo ritmo. que los estas cuestiones. además. es decir. (lo cual vendría asegurado gracias Expectations and the Neutrality of a que las distribuciones de las va- Money58. todo ello ocurriendo el dinero es neutral incluso en el en el tiempo.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO II.

no proposición.. de- De estas conclusiones se dedu- pendiendo del régimen existente. que tiene el Gobierno a las políti- cuencias reales en el corto plazo. bate. Friedman65. de la opción cambios monetarios tienen conse. a tra- cas determinadamente. aunque defiende la lo. Milton ca monetaria producirá fluctuacio. todología científica para hallar los el propio Lucas ha explorado más principios de la política monetaria ampliamente la neutralidad del di. Dicha una información incompleta. sino recursos Pareto-óptimas. Lucas en- bierno tiene posibilidades de cam- tiende que la función del Estado biar las circunstancias económi- ha de ser la de proporcionar. entendemos. Además. ". Lucas. economía"67. ha incli- saben discriminar entre las conse. que éste deberá elegir. Es más. todo lo entiende la cuestión de la misma que no sea una regla fija de políti. crecientemente. entre un rango especificado de reglas y. Los se. En efecto. Pero esta es la única di- Ninguna acción ejercida por el Go- ferencia. nado a estos autores a preocupar- cuencias reales y monetarias. bienestar. pero que no representa una superioridad de este último tipo pauta que la política económica de actuación frente al primero. manera que. Lucas demuestra evaluación de la política econométrica66. vés de la política monetaria y fis- Sobre la ineficacia de las políti.un entorno estable y prede- cas económicas para determinar la cible para el sector privado de la evolución de las variables ma. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO 2) Cuando los agentes poseen nero en otros trabajos 64 .. no pueda utilizar62. que una regla de política moneta. cal. ce la proposición acerca de la inefi- aquélla que produzca el mayor cacia de la política económica. por ejemplo. teniendo en nes aleatorias alrededor de una mente la famosa crítica de Lucas a la media constante. Lucas ha utilizado su me- en términos parecidos63. En este de- Phillips que nace del propio mode. y fiscal que han de regir el com- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 40 Óscar Vara Crespo . Por lo demás. croeconómicas han escrito tam- bién otros autores de la escuela de En consonancia con esta decla- la Nueva Macroeoconomía Clásica ración. cas económicas discrecionales: la de lo que se extrae una relación de actuación bajo reglas. no puede existir una única regla ria fija consigue asignaciones de que el Gobierno pueda seguir.

plantea cier- ticas sean consistentes tos problemas de interés a la hora temporalmente69. Sargent y Wallace: la margen de las conclusiones técni. Para finalizar.d. netarista.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO portamiento del Gobierno. En 1981 pu- mejor dirigido al bienestar de los blicaron el artículo "An Umplea- ciudadanos. de manera que. netaria "controla la tasa de seño- nos que. vayan alcanzando el poder. fiscales. a largo fica las políticas que solucionan plazo. existen ciertas reglas que de. los sant Monetarist Arithmetic"70. las políticas han de ser vincu. Al II. Sargent y Wallace parten cia. en principios que propone para las el que analizaban el problema de la coordinación de la política fiscal políticas monetaria y fiscal tratan y la política monetaria desde el de responder a la pregunta que Pi- punto de vista de la lucha contra la gou formuló a Ramsey y que éste inflación. de la base de que la autoridad mo- lantes para los sucesivos Gobier. de analizar la capacidad de la polí- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 41 . en un régimen democráti. para que por la ejecución de dichas políticas mantengan su cualidad de eficien. Thomas Sargent y sino que más bien lo acepta como Neil Wallace. según estos autores. el objetivo de lucha contra este problema como eficientes. Lucas no discute la bondad rece la pena destacar el trabajo de de la existencia o no del Estado. me- lugar. monetaria ortodoxa de corte mo- dadanos sea mínimo? Lucas cali. Este hecho. y en la inflación se vea comprometido tercer y último lugar. encuadrados dentro un dato del fenómeno económico de la corriente de la Nueva Ma- y analiza cómo su ejercicio estaría croeconomía Clásica. es es una fuente de ingresos para el decir. dos autores. presupuesto estatal"71. interrelación de las políticas cas que aparecen en sus trabajos económicas principales sobre la cuestión 68 . y en referencia al nerales de su lectura: en primer tema de la política económica. que co. reaje de la creación de dinero. en segundo lugar. ben mantenerse para que las polí. Allí plantearon la posibi- intentó responder en un artículo lidad de que determinadas políti- de 1927: ¿cómo se pueden ajustar cas fiscales tengan efectos contra- las tasas impositivas para que el producentes sobre una política decremento de utilidad de los ciu. llegamos a tres conclusiones ge.

un límite a la capacidad de Friedman. sí re- minada dinámica de déficit públi. por las interesantes implicaciones ra la administración pública por la que tiene para la instrumentación vía del señoreaje. según nuestro segundo presentación de la denominada esquema de coordinación. por lo que la autoridad mone. garon. que deben responderse en ras limitaciones de su capacidad de afectar permanentemente a la infla- el contexto de los esquemas de co- ción"73. unos reducidos ingresos pa. en palabras de los autores es Nueva Macroeconomía Clásica. por das anteriores a 1980. El segundo es. así como tanto. ordinación entre la política fiscal y la monetaria. se que se encuadre dentro de la lisis. por jetivos y criterios: por ejemplo. según bierno. restricción presupuestaria del Go- la lista de las limitaciones que. Un primer esquema La atención de Sargent y Walla- daría primacía a la política mone. A partir de estos dos esquemas El análisis en sí no puede decir- de coordinación. luchar contra déficit. tiene la política monetaria los mercados financieros de absor- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 42 Óscar Vara Crespo . de la política monetaria. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO tica monetaria para controlar la in. que establecería una deter. la ser el que estuvo vigente en los imposición de ritmos lentos de países desarrollados en las déca- creación de base monetaria y. sin ser sorprendente. ce se centra en el análisis del se- taria a la hora de imponer sus ob. entonces. monetaria restrictiva conduce a una inflación mayor en el futuro74. ya el siguiente: que los autores no utilizan los ele- mentos caracterizantes de esta es- "El propósito de este capítulo es cuela de pensamiento. el objeto del aná. veinte años después de la publica- taria se vería limitada a "gestionar ción del artículo: sin la ayuda de las la deuda implícita en la senda del autoridades fiscales. viste un especial interés incluso co. decidida por la autoridad la inflación actual con una política fiscal"72. En reali- argüir que si la política monetaria se dad. gundo tipo de coordinación. La con- quema daría primacía a la política clusión a la que estos autores lle- fiscal. el instrumental analítico es interpreta como operaciones de la tremendamente sencillo: una re- Reserva Federal en el mercado abierto. debe ampliarse para incluir las seve- flación.

entonces los rar. Para analizar los EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 43 . el tipo de in- resultados serán aún más dramáti- terés real de los bonos del Gobier- cos. por supuesto. Lo único que se puede hacer es posponer- Una descripción más detallada la. y base monetaria. vas de la Nueva Economía Clásica: "Es preciso resaltar que nuestro Con este sencillo modelo. incluye las siguientes espe- tas del modelo sino en las conse- cificaciones: cuencias de la política monetaria El modelo incorpora los si. los agentes demandan base mone- de la renta real que la política mo- taria teniendo en cuenta la tasa es- netaria no tiene capacidad de alte- perada de inflación. que en este caso es equivalente a una trar la limitada capacidad de la previsión perfecta porque no hay política monetaria para influir so- aleatoriedad en el modelo"75. La clave no está. sí se in- no queda fuera de la influencia de troducen las tecnologías deducti- la política monetaria76. modelo de estas características tarista. da de la base monetaria o del dine- por otro lado.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO ber la deuda pública (supuesto. hay Si se incluye la hipótesis de que una tasa natural. En primer lugar. En segundo lugar. ro de alta potencia según la teoría la posibilidad de que la autoridad cuantitativa. del modelo. que presenta una ve- monetaria "monetice" la deuda pú. Sar- argumento utiliza el supuesto de un gent y Wallace pretenden demos- equilibrio de expectativas racionales. (2) del Gobierno. Un blica. y un modelo ortodoxo mone. según el cual la política presenta las dos limitaciones de la monetaria tiene una fuerte influen. según la cual los dé- una rentabilidad real constante de ficits públicos se financian me- los títulos federales que es mayor diante la emisión de deuda pública que n y (3) una función de deman. ello. política monetaria indicadas por cia sobre la tasa de inflación y nula Milton Friedman en su discurso sobre las variables reales. Para guientes rasgos: (1) una tasa co. parten de una especificación mún constante n de crecimiento de de la restricción presupuestaria la renta real y de la población. o de equilibrio. sobre el presupuesto futuro. presidencial ante la American Econo- mic Association. bastante plausible). En este último caso. bre la tasa de inflación. en palabras de los au- en las especificaciones monetaris- tores. locidad de renta constante.

forzaría a cuenta que a partir de un momen- la autoridad fiscal a modular los to T existe un límite para el creci- déficit de tal forma que fueran co- miento del saldo de deuda vivo. Del análisis de Sargent y Wallace se cuanto más contractiva sea la polí- desprende una conclusión muy cla- tica monetaria). más crecerá el sal- ra: con independencia de las rela- do de deuda viva. mercados financieros no aceptan suponiendo que la primacía es de más emisiones de deuda pública. herentes con los objetivos de la po- que se ha de mantener constante. y teniendo en monetaria. esto es. conseguido sino aplazar la infla- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 44 Óscar Vara Crespo . cluyen Sargent y Wallace. sólo crearán situaciones de cubrir las necesidades financieras inestabilidad. la política fiscal. en el caso analizado. cía y determinase de antemano una regla fija de crecimiento de la masa En este escenario. con- los objetivos. el la restricción sobre la política mo- análisis cobra relevancia no sólo netaria es evidente: si los déficits para analizar la evolución de la in- públicos se mantienen constantes fluencia de la política monetaria en y los tipos de interés superan el la tasa de inflación. como déficit constante año tras año es el es el caso de una política fiscal ex- señoreaje. y al menos uno de de cada año. sea la tasa de señoreaje (esto es. en- para analizar los esquemas de co- tonces resulta que cuanto menor ordinación de política monetaria. esto es. éstos serán por parte de los mercados finan- alcanzables si existe una consistencia cieros. sino también crecimiento de la economía. De esta forma. Como vemos. una política pansiva y una monetaria contracti- monetaria expansiva que permita va. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO efectos de una política monetaria ción al momento en el que los en el segundo escenario. no se podrá cumplir. la única alternativa que dinámica de las mismas. Políticas queda para la financiación de un económicas inconsistentes. toman como dado Sargent y Wallace terminan ar- una secuencia de déficit y analizan gumentando que la situación sería los efectos de políticas monetarias muy distinta si fuese la autoridad alternativas según el modelo mo- monetaria la que tuviese la prima- netarista previamente especificado. Una vez llegado ciones entre los objetivos de políti- al límite de aceptación de deuda ca monetaria y fiscal. no se ha la inflación. lítica monetaria. Al hacer esto.

forma de libro. final.b. los ciudadanos educados de Gran vencido como estaba de la necesi. Durante la década de los años ción económica.a. la posición de John defendidas por el autor inglés. Keynes persiguieron persuadir a nismo estatal en la economía. limitándose en cas. El pensamiento económico y cuestiones políticas. mente. so de A Tract on Monetary Reform. No parece haber duda acerca de En lo que sigue. tantes revistas intelectuales que. como en el ca- demoraban el análisis más funda. eminente- hasta la publicación de su The Gene. Key- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 45 . muy reelaboradas. Y serían alcanzables por medio de aunque insistió en esta línea de algún tipo de intervención estatal pensamiento constantemente. los esfuerzos teóricos de duda. Introducción la General Theory como expresión Desde los comienzos de su vida más perfecta de las tesis teóricas intelectual. mista británico. algo que se com- ron en el desarrollo de la teoría prueba en las relaciones sociales y económica keynesiana para. resaltar estos pre. con. la filosofía social y de la ideología en primer lugar. lismo liberal. que defendió siempre el econo- vios analíticos que tanto influye. un defensor del intervencio. sociales y social de Keynes previo a La económicas estuvo marcada por el Teoría General pensamiento socialista77 y por la incipiente doctrina de la planifica. centrarnos en el análisis de tó o en sus propios escritos.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO III. círculos intelectuales que frecuen- mente. la de la escasa idoneidad del capita. El pensamiento keynesiano III. sin veinte. Su te no adquirió plena consistencia actividad se desarrolló. en publicaciones periódi- ral Theory en 1936. intentaremos. Bretaña de que los fines de pros- dad de regular racionalmente los peridad y bienestar sociales sólo movimientos del mercado libre. Keynes fue. mental de las verdaderas razones adoptaron. fensa de medidas puntuales que en alguna ocasión. sobre los asuntos económicos. Maynard Keynes respecto a las III. és. fueran éstas diarios o impor- sus exposiciones previas a la de.

aunque simpatizaba con los ductiva del país83. intelectuales comunistas79: tenía una idea muy precisa del socialis. que Laurant dente sabiduría económica. la incompetencia de los aspiraba a construir una sociedad Gobiernos. en el en Francia con su Economie dirigée. sin embargo. Así lo tentes en los mercados el amor al declaró el propio Keynes en diver- dinero78. intelectual82. de Burke. que mientos científicos que los econo. el nuevo socialismo consistía. por fin. en el ejercicio de la pru. de un modo u otro. y también en la culmi- dos. se inspiraba más EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 46 Óscar Vara Crespo . En general. tenía figurar el paradigma del libre mer- una aspiración pragmática opuesta cado: las obras de Locke.. se situaba en la mismas reliquia pasada e inservible80. de Hu- a los ideales "magnificados en la me. sos textos a lo largo de su carrera veramente a todos los que habían.84. apare- nómica. para conseguir él mismo afirmó. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO nes se oponía a las doctrinas del lo antes posible o lo más extensa- "laissez-faire" y señalaba como cul. los fascistas italianos. a quien comparaba con una Es decir. Keynes Rousseau. de politik de los bolcheviques". un intervención técnica del Estado en socialista incendiario y revolucio- la socialización de la inversión pro- nario. situó la principal No era Keynes. promovido por el individualismo. aprovechamiento de los conoci. que Henri de Man en Bélgica. el progreso económico más justa según el ideal socialista. la realización de los pable de los males morales exis. y en especial de cheviques rusos. sin disolver por ello totalmente la la teoría evolutiva de Darwin y el iniciativa privada en la esfera eco- trabajo de los economistas.. se oponía se. ideales que le inspiraban. Marx. ropeos: que Sombart en Alemania más bien. Así lo razonaba en fechas cían en el banquillo de sus acusa- tempranas. como los suyos propios. Keynes se encami- mo que estaba ayudando a traer a naba hacia la solución única de la las mentes de los británicos y lo planificación estatal para los pro- sabía muy alejado del de Carlos blemas sociales más importantes. ayudado a con- Su socialismo. aunque. por tanto. Ciertamente. nación de su pensamiento teórico cuando. de Bentham. que los bol- mistas poseían81. con su Planwirtschaft. Para vías que sus contemporáneos eu- él. mente posible.

el de las alteraciones del ejercicio de los tecnócratas. Este análisis sobre el valor del mentamos Keynes se interrogaba: dinero fue el primer laboratorio en "Pero.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO en el ejemplo de estos dos resaltado con extensión y asidui- últimos85. su Monetary Reform. tancia sobre la cuestión. Y res. cieron reflexiones de importancia cados del mundo". Keynes tuvo durante ese La planificación por la que abo- tiempo un tema como claramente gaba Keynes era. previos. de los que resaltaba: ría final y definitivamente keyne. de 1923. su valor estable. abrió su argumentación mostrán- flejo máximo de esta pretensión dose contrario al inflacionismo y de planificación. En su primer trabajo de impor- En la realidad de la teoría eco. sus efectos. sin duda. Su sencillo establecer la planificación principal conclusión respecto a la en una sociedad autoritaria. dad algunos temas principales. ya había versionistas y trabajadores (si es EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 47 . Keynes. el central. 1) las perturbaciones que introdu- siana para la historia. El esfuerzo había de di. En los años ce en las decisiones empresariales. Al fi- nalizar este último texto que co. en su preocupa. ¿es practicable en una co. la teo. sociedad88. no en desde diversas tribunas el abando- los detalles técnicos diarios. de los valor del dinero. sería igual una moneda dirigida directamente aplicarla en un tipo u otro de por el Estado. Keynes Teoría General aparece como el re. sobre el curso de las inversiones y ción de remediar ese fracaso con la la evolución de la población y la planificación86. Por no del patrón oro y la creación de tanto. ciones sobre el papel que debía re- pondió que. en realidad. el que puso a prueba sus convic- munidad democrática?"87. Para ello exigió se en los resultados finales. rigirse a corregir el fracaso de los Durante los años veinte ya apare- "sistemas económicos no planifi. Si bien. aunque fuera más presentar la teoría económica. necesidad de su planificación. 2) los perjuicios directos para in- ción sobre la economía. de los economistas. A Tract on nómica promovida por Keynes. con la inten. la cuestión del dinero fue la necesi- planificación en la que él estaba dad de controlarlo para mantener pensando sólo podría supervisar. en este sentido. sabios.

table era que. Sin embargo. dió por una expresión más formal cía Keynes. mercado libre. al tiempo. que riesgo y la ignorancia de los "ma- el inestable patrón oro constituía yores males económicos de nues- un potencial de desequilibrios per- tro tiempo". y 3) la futilidad para lo. el demostraba. si habían de controlar la así como evitar que ni la inversión. pero. tados. Otras de sus obras menores in- sistían en esta cuestión. En esta obra Keynes se deci- forma de dinero estaba. haciendo Con este primer paso Keynes responsable a la incertidumbre. según de. que los Es- liberado del dinero y del crédito. La conclusión inevi- ella) e indirectos para los empresa. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO que no aprendían a defenderse de los negocios". que enfatizaba la influencia de las expectativas de La constancia del pensamiento los agentes en la toma de decisio. éste no se implica el enriquecimiento espe. ga de deuda). ni el diseño del tama- podían hacerlo con un objetivo: ño de la población se dejasen to- estabilizar el valor de la moneda. da por Léon Walras. oferta de dinero. tando. si un valor del dinero rios. de la de crédito y gresos del Estado o reducir la car. está clara si se comparan es- ro. keynesiano. En ellas Keynes pro- judiciales para los agentes econó- ponía como solución el control de- micos. evolución de sus monedas. debido al desprestigio que constante era deseable. la variabilidad a tas conclusiones con aquellas a las corto plazo del deseo de mantener que llegó en 1930. conseguiría en condiciones de culativo. que estamos comen- nes acerca de su demanda de dine. rrolló el resto de su argumentación Keynes mantuvo siempre su recha- usaba una formulación de la teoría zo al patrón oro allí donde escri- cuantitativa. similar a la ya utiliza- biera sobre cuestiones monetarias. talmente al "arbitrio de la opinión El entorno teórico en el que desa- y de los beneficios privados" 89 . sólo ni el ahorro. Estado adoptaba un método efi- mente se marcaban los Gobiernos ciente de control y regulación de la con la inflación (aumentar los in. quizá con la mirada ya "humor del público y del mundo de definitivamente fijada en el mundo EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 48 Óscar Vara Crespo . en primer lugar. en su A Treatise on un poder de compra concreto en Money. de la de divisas. demasiado atada al de sus ideas. sino tan sólo si el grar los objetivos que tradicional.

En ella. El lector se ve confundi- bre mercado jamás podría alcanzar do por la narración y pierde con fa- un equilibrio como el que preveía cilidad el hilo conductor del argu- la teoría ortodoxa 91 . el mensaje que se en- que configuró plenamente su pen. Ahora bien. Sin duda tar una versión cercana a los usos y es la pieza teórica más evoluciona- razonamientos del gran economis. el Interés y el Dinero y. afirmó allí. tual. de por qué tructuralmente. las variaciones de la historia del pensamiento econó- los precios estarían causadas por mico. conclusiones. Keynes introdujo una idea aclararnos.c. no es un trabajo cualquier sistema económico de li. aunque quizá sepa a desigualdades entre las funciones poco el superficial repaso de algu- de ahorro e inversión. que regu- blado y escrito sobre lo que está lan los cambios de la inversión y en las páginas de la Teoría General de del ahorro. Aunque las conclusio. en este modelo. es- son la clave. cisamente. ordenado. No creemos exagerar al afirmar En esta nueva obra daba la espalda que el pensamiento "netamente" a la teoría cuantitativa de formula. día principalmente de las expecta- Mucho. La Teoría General de Keynes ceder al público más especializado. sin nes seguían en línea con las que embargo. Por eso. do dar mayor presencia en este úl- tural. y de sión del mundo. y pasada. promovidas nas de las concepciones teóricas a su vez por desigualdades entre el previas de Keynes. III. Además. en este libro. Ésta fue su mento que se le propone. Pero. que son extremada- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 49 . pe- gran demostración de la necesidad culiarmente. cierra en ellas. la Ocupación. timo capítulo de su viaje intelec- la estabilidad de los precios depen. para adop. Todo el que se ha samiento posterior (nos referimos enfrentado en alguna ocasión a la a la Teoría General): las expectativas obra de Keynes descubre que. da de todas en las que vertió su vi- ta sueco Knut Wicksell. keynesiano es el que aparece.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO académico y con la intención de ac. pre- ción más convencional. muchísimo. se ha ha- tivas de los empresarios. no ocurre así con sus de la intervención estatal. nosotros tenemos tam- había defendido durante la década bién algo que decir para aclarar. es un li- acuerdo con su Segunda Ecuación bro de influencia casi sin igual en Fundamental90. resulta obliga- tipo de interés de mercado y el na.

de validez de la teoría económica nes no son. para verterla a moldes en los trabajo y de equilibrio en el resto que difícilmente cabía. delimitando las visiones teóricas que. do clara: la co-existencia de desem- ditar la obra keynesiana o. periférica. que no siempre hemos colegido por nuestra cuen. ha re. defenderemos que la Teoría Ge. y en ocasio. keynesiana. en reali- Ambas partes se sustentan en dad y a la postre. en la que se propo. que la otra. Keynes se éstos?. aunque otras. sobre la in- anglosajones el interés por el ver. Si. inherentemente. homogéneas. a una predicción de esta- servido en ocasiones para desacre. en realidad. de la socialización de la inversión. y Postulamos. ral tiene por núcleo central un con- tas situaciones de desequilibrio. que apa. teoría enunciada en La Teoría Gene- nen soluciones que resuelvan es. en la que se presentan las razones que III. de los mercados. ¿Qué enunciados son cleo de su argumento. a la baja y sobre la recomendable guiendo en parte sus enseñanzas y inflexibilidad a la baja de los sala- en mayor medida lo que nosotros rios monetarios. ¿qué tipo de persona es la apoya en una visión concreta de la que Keynes contempla como pro- persona y de su acción que lleva. tas teorías sobre la relación entre surgido entre diversos profesores el ahorro y la inversión. de tal suer. como la fijación neral está claramente dividida en del tipo de interés o la necesidad dos partes diferenciadas. En el nú. nuclear.c. tagonista de las acciones asignati- en medios de operación de libre vas? EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 50 Óscar Vara Crespo . CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO mente claras. Esta peculiaridad. en pleo permanente en el mercado de otras. recen repartidas en distintos capí. pasados más de sesenta de su argumento.1. En lo periférico te que. ha mercado. flexibilidad de los tipos de interés dadero mensaje de Keynes92. junto de enunciados antropológi- cos que son los que están. predicciones de estado y el ámbito no tienen por qué ser. tral. sí lo hacen. Núcleo del argumento hacen que. se afirman cier- años desde su publicación. tulos del libro: una. los keynesiano: los agentes económicos y las sistemas de libre mercado estén expectativas abocados a situaciones permanen- tes de desequilibrio económico. se siguen del núcleo teórico cen- ta. de entrada.

sobre la que basamos nuestras la incertidumbre que se desprende decisiones. te: el primer elemento se corres- portancia de las expectativas en la pondería claramente con lo que toma de decisiones está en rela. aun- quinto y décimosegundo. y el dirá el agente. más a la opción por la que se deci- tor sobre la acción a realizar. por de esta visión de la toma de deci- tanto de la previsión más probable siones es abrumadora para el que hacemos. espe- "El estado de expectativa de largo cialmente porque la concepción de plazo. no sólo depende. Resucitando sus pri. conocimiento contenido en la evi- meras reflexiones relevantes93. dencia disponible). Keynes denominaba allí "grado de ción con el horizonte proyectivo creencia racional" (un juicio proba- que impliquen dichas decisiones.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO Keynes delinea la caracteriza. mente inductivo. No se discute fiende que los agentes económicos la trascendencia que ambos ele- mentos tienen en la decisión. con el período de tiempo hecho). al que se refiere la acción. la importancia del es- tado de confianza es crucial. Para él. de ellos. Estos dos conceptos ya apare- ción del agente en los capítulos cían en el Treatise on Probability. las expectativas a más largo ponderación del argumento" (que plazo son las que le parecen más mediría el grado de globalidad del interesantes. que el co- bilidad de que nuestra mejor nocimiento humano es eminente- previsión se vuelva equivocada” 94. al tratar que denominados diferentemen- de las expectativas. visión -cuán alta es la tasa de proba. pero toman sus decisiones de largo pla- hay que reconocer que el segundo zo de acuerdo con una expectativa. tal y como hace Keynes. la im. Por casaría con el concepto de "peso o esto. si aceptamos. Es decir. Keynes la describe así: económicas. segundo lo constituiría la confian- za personal que se tiene en esa En el caso de las decisiones previsión. mientras que el segundo sobre el que se hacen planes. bilístico acerca de un determinado es decir. el estado de con- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 51 . que se agente acerca de la ignorancia re- conforma según dos elementos: el lativa que tiene sobre el fenómeno primero sería una previsión o jui. al expresar el juicio del también de largo plazo. afecta cio probabilístico hecho por el ac. También depende de la confianza con la que hacemos esta pre- agente95. de.

la preferencia por la liquidez EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 52 Óscar Vara Crespo . en ausencia de intervenciones fieren apoyarse en una visión con- estatales. aunque también sin que haya en el sistema tenden- estén advertidos de la imprevisibi- cias inherentes que lo hagan cam- lidad del resultado. La razón es bien sencilla: Key- ineficientes. por tanto. en la biar y lo lleven al equilibrio. pre- do. Veamos. aceptar como una informa. Es decir. el Estado juega un escaso pa- del conocimiento de las personas pel en el desarrollo de su argu- les empuja a tener que aceptar su mentación y. da en su Treatise on Probability. no reducible por el co. mos. mar en los mercados son: el con- cimiento que tienen del presente. pel excepcional en la solución de la incertidumbre absoluta del re- dicho problema. las principales deci- bien. concepción del hombre expresa y. siones que esos agentes deben to- ción suficiente del futuro el cono. Estas estrategias son nes está interesado en demostrar dos: la de aquellos agentes que. pequeño: la incertidumbre será dependen en sí mismas de una fundamental. sumo. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO fianza de acciones cuyos resulta. no les queda más remedio que. el agente económico se ve Como es bien sabido. sin embargo. la naturaleza eso. sólo hay dos forzado a adoptar estrategias de agentes importantes en el modelo acción que sean minimizadoras de que el autor británico nos ofrece: esa incertidumbre a sabiendas de los consumidores y los empresa- que pueden resultar claramente rios. producen situaciones vencional de las cosas96 y. segun- crónicas de desequilibrio en algún do. o bien dejarse llevar por su urgen- dos se adentren mucho en el futu. ro habrá de ser. sultado de sus acciones. cómo Keynes da cabida a esta visión de En la teoría que aquí expone- la persona en su teoría económica. Por ello. o Pues bien. a continuación. totalmente desarrolla- cuencialmente al vivir y. En cualquier caso. cia para actuar. muy estas convenciones y animal spirits. nocimiento que se adquiera se. Por opinión de Keynes. la de aquéllos que prefieren se- mercado (en concreto excesos de guir el curso de acción que les in- oferta en el mercado de trabajo). que las economías de libre merca- conscientes de su ignorancia. forzosamente. abrumadora para el agente. por demás. un pa- desconocimiento total del futuro. dica su espíritu97.

es un caso extremo en para Keynes una decisión que se el que esa cantidad de dinero au- tomará a partir de la comparación menta sin límite debido a la apari- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 53 . turaleza que su nivel se mantiene da con lo visto antes. los individuos no es- algún reconocimiento de deuda tarán dispuestos a alejarse mucho (que. que la tasa de interés es de tal na- cisión más directamente relaciona. del tipo de interés) y de ta a postular a posteriori que los lo que se espera ganar con el bien agentes siguen una pauta constan. sino una proporción largo plazo es un bien que aún no del mismo (proporción que deno. Keynes se limi. y viceversa. Keynes defendía dumbre y. La re- expresada en dinero. el agente cuando la fija la iniciativa privada. Allí sumo). en un grado crónicamente elevado mar esa minimización. Ahora bien. de capital con el que se pretende te por la que nunca consumen to.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO y la inversión. en el caso keynesiano. La "trampa de la liqui- le al agente para que se decida a dez". la inversión es así por él98. producir (que en la expectativa de do su ingreso. la 1) Por influencia de la incerti- parte de su ingreso que no consu- dumbre: como se puede deducir me y mantiene en forma de dinero) con facilidad. se re- del refugio que ofrece una riqueza duce a bonos de renta fija). aparece entonces como la que lo presten deberá ser muy compensación que hay que pagar- elevado. a partir de un tipo y el coste de oportunidad de no te- de incertidumbre como el descrito ner ese dinero ocioso invertido en por Keynes. Sobre el consumo del coste de conseguir financiación poco hay que decir. por tanto. Esta afirmación se sostiene en tres ción de la incertidumbre que le tipos de argumentos diferentes: proporciona la liquidez (esto es. Keynes aunque no denominada En último lugar. el tipo de premio que habrá que dar para interés. liquidez. eficiencia marginal del capital. busca un equilibrio entre la reduc. citada con profusión por reducir su liquidez. ésta es la de. por lo que el muneración del bono. donde la eficiencia marginal del capital sea mayor que el tipo de in- En cuanto a la preferencia por la terés se invertirá. se posee) y que Keynes denomina mina propensión marginal al con. (es decir. aquí el agente busca mi- nimizar su sensación de incerti. Para consu.

quien distingue el tipo de dad. inherente.. afirmando que si las varia. cual- dinero: en el capítulo decimosépti- quier efecto de los precios se produce mo Keynes insiste en que el tipo por repercusión como última conse- de interés del dinero es. hay más. nes. escaso. interés"101. La ex. de entre cuencia de un cambio en el tipo de todos los tipos de todos los bie. los precios de los bienes existen. sino a la tasa de interés. para que las inver- Keynes critica la teoría de Irving siones mantengan su rentabili- Fisher. cambios en la propensión a atesorar. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO ción de una gran certeza subjeti. el empresario encuen- dades de producción y sustitución tra un alto coste de financiación de del dinero son nulas99 y hacen que sus inversiones que le obliga a fi- su oferta. di- va. tal y su eficiencia (ver The General rada de variación de los precios: Theory. y resultado del causal es la opuesta: tráfico de convenciones sobre una evolución negativa de los nego. el más resistente a reducirse y el que. pero sobre todo reducción está en que las elastici. el capital ha de mantenerse interés monetario del tipo de inte.. en realidad la dirección ro de individuos. si no lo son. nivel de empleo existente. do a que las expectativas de ga- tes: sencillamente no se tendrán nancias futuras serán altamente en cuenta100. Pero. pesimistas. es mayor. ciencia marginal del capital es aún más alta. Difícil. can en la naturaleza de la incerti- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 54 Óscar Vara Crespo . no habrá efectos propia. 136). o en el estado de preferencia cios en el futuro. de lo que se deriva el bajo rés real. a la postre. al ser negativa la 3) Porque la tasa de interés del relación entre el volumen de capi- dinero no depende de la tasa espe. jarse en las inversiones cuya efi- bre. ciones de los precios son previstas. Pero. dejada a la iniciativa li. sea muy rígida. por motivos que radi- mente los precios podrían deter. como la he llamado. debi- sobre los acontecimientos presen. minar la tasa de interés cuando. a ser baja. ". por la liquidez. no a los pre- cios. p. al primero. Como conclusión a los tres pun- plicación de esta resistencia a la tos precedentes. También la eficiencia marginal tes se ajustarán perfectamente y del capital posee una tendencia que. 2) Por la propia naturaleza del primeramente afectan. compartida por un gran núme. ce Keynes.

tidad que los empresarios pueden pues cuanto más cerca está la eco- obtener para financiar sus inver. ¿De menos demandas. más rápido el crecimiento de mente y. tente. menores siones por medio de la emisión de serán las propensiones al consu- bonos. nomía del pleno empleo. con el resultado de que el del largo plazo para Keynes. este sentido hemos interpretado que se deben al consumo. su reverso. la de. tam. De lo que podemos afirmar mir también ésta"102. EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 55 . como consecuencia de los costes de producción (debido a esta reducción en la inversión. es decir. co y la acumulación de capital. Pues bien. que una reducción de este baja. que si se alcanzan o se rebasan estas circunstancias. se que la oferta de factores producti- deprimirá el ingreso y la cantidad vos se va haciendo crecientemente absoluta de consumo. mente el precio de los bienes de con- te. la can. malas y provocando una baja efi- der las expectativas de los resulta. mo. los agentes Habría que añadir en este pun- mantendrán en liquidez una ma. el siguiente texto: bién presente. la expectativa de consumo la toma de decisiones de los futuro está tan extensamente basada agentes implica un juicio sobre el en la experiencia actual del consumo futuro cuya ponderación es muy presente. conocerá unas determinadas sumo..CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO dumbre a la que se enfrentan los rios. a quienes llegarán cada vez agentes en el largo plazo. por empresarios. acto de ahorro no deprimirá mera- manda de dinero. sino que puede tender a depri- ca. En dos presentes del empresario. to. se reducirá considerable. dejando sin afectar la circunstancias en las que se con. el progreso económi- lo que. Keynes hace depen.. necesariamen. ciencia marginal del capital. eficiencia marginal del capital exis- vertirá en casi o totalmente elásti. de la economía. lo cual está en la naturaleza último es probable que deprima el anterior. marginal del capital. transformando dónde procede este pesimismo? sus expectativas de buenas en En principio. El proceso inelástica) y menor la eficiencia termina de nuevo en los empresa. si la incertidumbre en ". para completar los motivos que yor proporción del excedente que deprimen las expectativas de los no consumen de su ingreso.

Intervención investigación sobre las personas que puede adoptar tres posibles que si se las dejaba actuar libre- vías: la primera. la tercera. que por número de páginas es la La única solución razonable era re- más tratada. de corte drástico y mente en los mercados. ésta es la que ha pasado a la historia como la medida de "La única cura radical a la crisis de política económica más genuina. El es- insuficiencia de demanda efectiva pectáculo de los mercados de valo- res. aunque basados en una nes. le causaba una honda pre- tá en la intervención estatal en los ocupación. confianza que aflige la vida econó- mente keynesiana. capital que. al tratar de las expectativas a la anterior estaba en la ausencia y describir cómo y por qué los de incentivo en el sector privado agentes adoptan pautas de com. a un com- directa de la inversión. La periferia del argumento nes defendió por primera vez la so- keynesiano: las soluciones a la cialización de la inversión. les impresionen glosemos brevemente: como la inversión más prometedora disponible para ellos"104. dominados por una turba de Como veremos inmediatamen- gentes ignorantes y cuyos compor- te. bles como el matrimonio103. mica del mundo moderno sería impe- ciones tienen grados diferentes de dir que los individuos elijan entre consumir su ingreso y ordenar la pro- verosimilitud y coherencia que se ducción de activos específicos de desprenden del discurso de Key. portamiento errático y catastrófico. y. consiste en la socialización rían. la segunda. 1) La socialización de la inver- sión: ya en el capítulo decimose. es de- muy escasamente tratada. la única solución aparente para tamientos están sujetos a las ines- Keynes a este problema de insufi- tables veleidades de las conven- ciencia de la demanda efectiva es- ciones. para producir una eficiencia margi- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 56 Óscar Vara Crespo . consiste en el manejo comendar que las inversiones se de la cantidad de dinero para ex- hicieran permanentes e indisolu- pandir la economía. inevitablemente. Las tres solu. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO III. Key. Paradóji- da decidiera sobre la inversión: camente. impedir que la iniciativa priva- en redistribuir el ingreso. Una segunda razón que se unía gundo.c. consiste cir. Keynes concluía de su asuntos económicos. por lo que será bueno que las evidencia precaria. para acumular tanto capital como portamiento convencionales. los lleva- radical.2.

producían situa- "Esta perturbadora conclusión ciones de colapso de la eficiencia depende. Sin embargo. evidentemente. parte del Estado tenían un efecto dida en que su objetivo es el inte. ésa en la que la eficiencia de la bondad de esta intervención. porque no está sometido a la dinero: Keynes pensaba que las influencia de las cambiantes ex. convencer a sus contemporáneos ciedad. lo aun cuando la anterior solución cual era más factible para el fuera la más apropiada para el pro- Estado107. da aún más en los peligros a los varía a los empresarios.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO nal del capital nula. que el objetivo de una eficiencia marginal de capital nula se alcan. agravada tanto más cuanto sumo y la tasa de inversión no están mayores fueran las condiciones deliberadamente controladas en fun. a las influencias del laissez-faire"105. 2) El manejo de la cantidad de zase. que rés de la sociedad106. mico. Esta circuns- puesto de que la propensión al con. solución: principalmente. "Concluyo que la tarea de ordenar el volumen actual de inversión no se Sólo el Estado podría asegurar puede dejar con seguridad en manos privadas"108. en la me. exclusivamen- una economía más rápidamente te. marginal del capital. de libre mercado. marginal del capital fuera nula. Keynes afirmaba que la responsabilidad del ciclo que cuanto más capital acumulara económico estaba. emisiones de dinero fiduciario por pectativas empresariales. que la población común de los camente. Es realmente de conseguir la máxima acumula. ya que cual. llevados por su ig- miento: norancia y miedo a actuar inde- pendientemente. blema económico que Keynes EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 57 . nómicos que. expansivo sobre la economía. En efecto. Keynes afirmaba mistas. Es decir. en el lado de los agentes eco- alcanzaría un punto de estanca. automáti. tancia. a tener pérdidas y a que países expone al sistema econó- sus expectativas se tornaran pesi. resolvía el desempleo sin causar no renunciaba por ello al objetivo “verdadera inflación”. notable el esfuerzo que dedicó a ción de capital posible para la so. La tercera y última razón ahon- quier variación en los ahorros lle. del su. sólo tenía una ción del interés social sino dejadas.

grandes. sien- mentos de la masa monetaria do. el ahorro que la sustenta. conseguir una situación soluciones. es III. Y es que. plir las insuficiencias naturales ciones de los salarios moneta. dan. mucho más amplia realizados en condiciones de y rica que la neoclásica. 3) Las redistribuciones del in- greso: Keynes defiende esta polí- La opción por esta solución se tica con el objetivo de aumentar apoya en varios elementos: 1) en la propensión al consumo y evi- primer lugar. El agente económico se ducción y en el empleo (sólo se ve permanentemente sometido daría una situación de "verdadera por las limitaciones de su cono- inflación" en las cercanías de la cimiento acerca del futuro. si juzgamos el apropiado de mantener la tasa de tratamiento concreto que el autor interés permanentemente baja y. de la toma de decisiones de las rios. EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 58 Óscar Vara Crespo . económica de semi-auge perma- mo en análisis. sin ser in. como es. los au. de un cierto pesimismo acerca flacionarios. 3) en tercer lugar. ser que Keynes creía equivocada. tanto en espacio co. La concepción que pítulo). adolece desempleo provocan. sería un medio la que no puede escapar. acción. es a la del manejo nente con la que prevenir la ocu- del dinero a la que más esfuerzos rrencia del ciclo económico. 4) mado por una incertidumbre de en cuarto lugar. y. en el rechazo de la tar que los atesoramientos pue- doctrina del ahorro forzoso 109 . completamente orientada a su- cado monetario (como las reduc. a los que dedica todo un ca. y no al revés110. la políti- consecuencias que la emisión de ca económica keynesiana está la masa monetaria sobre el mer. británico realizó de las diferentes con ella. Conclusiones superior a otras políticas econó- micas que tienen las mismas Como hemos visto. abru- situación de pleno empleo).d. dedicó. la acu- principalmente porque entendía mulación de capital se vería favo- que es la inversión la que genera recida. De conseguirse. 2) en segundo lugar. Keynes tiene de la persona. incrementos casi de de las posibilidades reales de la misma proporción en la pro. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO planteaba. en términos absolutos. así como el empleo. personas.

han podi. de forma muy especial. y la teoría de los órdenes es- hacia la práctica de la política eco. sus tro del pensamiento teórico-eco. el pensamiento teóri. De estas dos teorías se deduce el tal y del ciclo económico o la fun. y en ocasio. del keynesianismo -el propio Key- nes anulado.pueden com- co sobre el que estas reflexiones se petir con el rigor y profundidad de sustentan. de los económicos en particular. partido por las posiciones más or. la teoría nentes ha hecho imposible la reali. Las tesis claramente sus planteamientos. bre aspectos concretos de los pro- la Escuela Austríaca ha tenido y blemas económicos111. En un primer apartado. Es quier versión del pensamiento más. El pensamiento teórico austríaco Pese a su carácter minoritario. y taciones teóricas sobre los proce. por los problemas reales y que el analizaremos la teoría de la acción reducido número de sus compo. Sólo ciertos autores mas han empañado. respecto a cual- pel del Estado en la economía. sos de mercado. juzgados de acuerdo con nues- flexiones doctrinales acerca del pa. fundamentos teóricos son superio- nómico.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO IV. anti-intervencionistas. y como vamos a mostrar. se podría decir que estas últi. Sin embar- tiene peso específico no sólo den. la política económica. los procesos de mercado y la teoría ca. la teoría del capi. neoclásico. damentación metodológica y an. un tercero. sino también en las re. humana. pontáneos como teoría evolutiva nómica que sus importantes apor. tra metodología. go. la teoría de tropológica de la teoría económi.S. la toma de En su versión contemporánea. Shackle. EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 59 . No vamos a ocultar tampoco evolutiva del origen de las institu- las críticas sobre su falta de interés ciones. res. antropológica del agente económi- do más en una profesión orientada co. tos fundamentales: la teoría de la bilidad del cálculo económico en acción humana como estructura una economía socialista. resto de su pensamiento teórico y. de los procesos sociales en general. de los órdenes espontáneos y.L. en zación de estudios detallados so. nes o G. en un segundo. el pensamiento teórico austríaco todoxas del liberalismo clásico y el se articula en torno a dos elemen- fantasma del debate sobre la posi.

La acción co- menos evidente. Las diná- les y económicos no son sino una micas cognitivas hacen el resto. que las leyes económicas están La acción humana no es un acto "contenidas". Desde esta perspectiva. y debido a su insta- define Mises. despliegue de su acción. De- teoría de los procesos de adquisi- bido al carácter central de la apor- ción y transmisión del conocimien- tación de Mises en el pensamiento to de Friedrich A. un fin u objetivo que se ha pro- En el caso de Hayek esto es mucho puesto la persona. que parte. cualquier desarrollo teórico. sin embargo.a. dependiendo de factibilidad de tales estados. En el La acción humana. sitúa los meca- cuando puede representarse men- nismos de transmisión y adquisi- talmente un conjunto de estados ción de conocimiento en el centro más satisfactorios. El agente económico: la éste y de las interrelaciones a que teoría de la acción humana pueda dar lugar. los procesos socia. en los princi- te motivado por la consecución de pios últimos de la acción humana. cree que puede llegar mediante el Para Mises. a falta de una deduc- reflejo. sino un proceder conscien- ción lógica rigurosa. se del pensamiento austríaco en su hace necesario comenzar el estu- forma actual tiene dos fuentes au- dio de los procesos económicos torizadas: la teoría de la acción hu- por un análisis de los elementos mana de Ludwig von Mises112 y la formales de la acción humana. El pensa- austríaco. su mienza cuando la persona se en- caracterización de los procesos so- frenta a un estado de la realidad ciales como órdenes espontáneos que percibe como insatisfactorio y autoorganizados. es toda conducta lación en una epistemología consciente que aspire a alcanzar neokantiana. Hayek. sino EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 60 Óscar Vara Crespo . se hace indispensable miento praxeológico113 de estos dos en nuestro análisis un breve co- autores constituye el núcleo duro mentario acerca de su estructura del pensamiento austríaco y del formal de la acción humana. los procesos so- ciales derivarán en un sentido o en La teoría de la acción humana otro. a los cuales del análisis. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO IV. en última instancia. se hace más evidente determinados fines u objetivos114. tal y como la caso de Mises. consecuencia del despliegue de la presentando al agente no sólo la acción humana y.

La primera beradas capaces de modificar la constituye la estructura básica del realidad son también racionales. en el sentido de cable a la acción humana. ins- dominio de definición de la teoría critas en la mente humana. sino de falta de información117. No es éste el lugar ade- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 61 . sentes en el plan de acción. En este nivel del análi- sis. Aquí es donde juega un papel humana y el conocimiento son fundamental la racionalidad. imposibilidad de aportar una lista do. al afirmar que la acción cas.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO las acciones o conductas delibera. para que el conocimiento humano sea posible económica no puede decir nada. La inefi. como vere- Mises acota el dominio de defini. causa-efecto entre los fenó- ciencia de las acciones no es una menos119. Para Mi- que todas ellas se emprenden bajo ses bastan dos categorías lógicas la hipótesis de que la representa. dad y la teleología. el pro. embargo. conjuntos de medios y fines pre- blema ético y. razonamiento humano. la presen.cobran. gar a ellos. por cuan- es decir. En efecto. agente acerca del cual la teoría Es decir. Sin dinámicas cognitivas que las éti. manifestación de a-racionalidad das que puede emprender para lle. están representadas con to busca relaciones constantes de el concurso de la razón116. según Mises. Mises tación de estados de la realidad explica la dinámica cognitiva que éticamente más satisfactorios. nómico austríaco que. mayor relevancia las exhaustiva de tales categorías. mos. es dirige este proceso a partir de la un proceso subjetivo propio del teoría del conocimiento kantiana. por tanto. la praxeología no plantea si el En este punto podemos ya in- agente aborda estas operaciones troducir el análisis del agente eco- desde una perspectiva ética o no. Para cogenéricos118. por tanto. esta teoría formal Mises todas las acciones humanas de las categorías es también apli- son racionales. se distingue del neoclásico ción de lo económico mediante el en que forma secuencialmente los subjetivismo115. El es imprescindible que existan. unas económica se reduce a la elección categorías a priori que permitan de los cursos de acción posibles transformar los datos sensibles en -la conducta deliberada capaz de conocimiento. para explicar la acción: la causali- ción mental de las conductas deli. Mises reconoce la suprimir la incomodidad.

cambia. momentos distintos. de contexto. que se tructuras de preferencias de los siente como insatisfactoria. tiempo cambia los escenarios. A. la ca de la teoría del conocimiento de flecha del tiempo constituye una Mises ni de su concepto de racio. las acciones. tos momentos del tiempo. distinto al tiempo de la física clási- ca. su irreversi- cognitivas más importantes en la bilidad. trasla. Para Mises. Las es- caciones de la realidad. námicas cognitivas presentes en dable a la acción humana. Junto a este cambio lidad. La ac. en los procesos de adqui- va creando un nuevo entorno por sición y transmisión del conoci- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 62 Óscar Vara Crespo . El trabajo concepción del tiempo de la física de este autor se centró en las di- clásica no es. El salidad es una de las dinámicas transcurso del tiempo. La segunda cate. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO cuado para entrar en críticas acer. Hayek. particular- medida en que la acción humana mente. la estructura de prefe- importancia los autores austríacos rencias cambia. cambiarían también nición reconocemos una conducta las motivaciones para la acción y deliberada. el tiempo que aparecen nuevos fines y des- de la acción humana es claramente aparecen los ya conseguidos. por tanto. por cuan- Otra característica de la acción to una vez que se ha completado humana a la que conceden gran una acción. en la medida en es el tiempo. hacia determinadas modifi. el contexto de ne un significado y una intenciona. baste señalar que la cau. hace imposible la compa- acción humana. ración entre acciones realizadas en goría a priori es la teleología. por cuanto en su propia defi. Tie. En la la acción humana y. cesos sociales y económicos. característica esencial de los pro- nalidad. según Mises. y no agentes dejan de ser fijas y se deja hacia otras. El tiempo de la acción humana El otro gran pilar de la teoría es irreversible porque la acción hu. de la acción humana austríaca es mana es un proceso irreversible. y da a la consecución de un fin. por lo lógica implica que se orienta hacia que dos acciones no pueden ser unos fines específicos y no hacia exactamente las mismas en distin- otros. El paso del ción humana siempre está orienta. Que la acción sea teleo. efecto de su propia naturaleza. los cursos efectivos de éstas. La la obra de F. de cumplir la propiedad de transi- tividad en las elecciones.

pero que que está inmerso. de sus pro- gar y de tiempo.no es racterística más importante de ni puede ser científico. pero es un co- no puede reducirse a un modelo nocimiento esencialmente prácti- teórico por cuanto las condicio- co. fico. si- sociales y económicos desde el guiendo a Jesús Huerta de pensamiento austríaco. Este sujeto a regularidades científi- conocimiento siempre cambiante cas. Las características de dicho ti- cimiento presente en los procesos po especial de conocimiento.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO miento. de las circunstancias específi- nocimiento esencial para llevar a cas de los diferentes contextos en cabo cualquier acción. va a ser una de las piezas funda- gente exposición de las caracterís. Es un conocimiento que só- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 63 . del papel del Estado en los proce- pretación de Jesús Huerta de Soto sos económicos. quisición son distintos de los que da por toda su obra y ha sido ob. agente cree disponer. por tanto. perso. La teoría del conocimien. se dan en el conocimiento cientí- jeto de numerosas interpretacio. Se trata de un conocimiento se refiere a agentes concretos y a acerca de los medios de que el circunstancias específicas de lu. puesto que es un ese tipo de conocimiento. contingente del desenvolvimiento de las de lo contingente y. tes consecuencias para el análisis nosotros seguiremos aquí la inter. que ha hecho una inteli. De hecho. ticas esenciales del tipo de cono. pios fines y de los de otros agen- tes. no acciones y sociedades humanas. La pecu. Co. Sin menoscabar otras. ésta (1992). de un conocimiento privativo y dis- mo no es reducible a una teoría. Se trata de un co. mentales de tal análisis. nes del entorno cambian conti- nuamente como consecuencia de 2) Como consecuencia. Es un conocimiento acerca de lo puramente conocimiento de circunstancias. sus procesos de transmisión y ad- to de Hayek se encuentra reparti. se trata las acciones de otros agentes. no científico: ya procesos sociales en general -y en hemos anotado que ésta es la ca- los económicos en particular. ello tiene también importan- nes. son las siguientes: liaridad fundamental de la teoría del conocimiento de Hayek es que 1) Se trata de un conocimiento el conocimiento utilizado en los subjetivo y práctico. Soto120.

este co- plica la adquisición de una serie nocimiento es el que se transmite de hábitos prácticos. nas adquieren este conocimiento y có- 4) Se trata de un conocimiento mo aprenden unas acerca de las que. que só- te parte de la información que no- lo una persona puede generar. Ahora bien. otras en los procesos de interac- se crea en el ejercicio de la acción ción social. Este pro. mente que se trata de un conoci- Conocimiento subjetivo. prác- miento tácito y no articulable. clave para entender las pautas de como el conocimiento científico. El pro- tico. la transmisible de forma articulada. comportamiento de tales proce- sino que se consigue en la praxis sos. En nuevos fines y nuevos medios por ese punto. privativo y disperso. el problema con- de aquellas acciones que exigen siste en entender cómo las perso- este tipo de destreza. ceso de "creación" de la acción Rothbard. con anterioridad"122. y neoaustríacos -Mises. La destreza en a través de los procesos sociales y estos hábitos prácticos no es económicos y es. sotros creamos o descubrimos 3) De 2) se deduce inmediata. algo que no es nada humana y que consiste funda. procesos sociales y económicos. los autores austríacos parte de la persona121. la generación conti. por nua de nueva información acerca tanto. dada la peculiar naturaleza mentalmente en la percepción de de este tipo de conocimiento. no puede estar disponible de los planes que los agentes lle- de forma generalizada. de lo que cree disponer y de la táneamente su transmisión en los forma de conseguir lo que quiere. Huerta de So- humana implica. van a los mercados. Kirzner. creado y transmiti- cimiento práctico y subjetivo im- do por la acción humana. Lo privativo y disperso del cono- Transmisión que consiste en que cimiento se desprende de su mis- "alguien genere o cree en su men- ma naturaleza subjetiva. fácil. nocimiento puramente subjetivo 5) Finalmente. para Hayek.coinciden en que este conoci- naturaleza. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO lo la persona posee y que. tácito y ceso de aprendizaje de este cono- no articulable. por su propia to. Es un co. en los procesos económicos. miento se adquiere a través de la EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 64 Óscar Vara Crespo . Hayek. el mismo meca- acerca de lo que la persona quie- nismo de creación implica simul- re.

esta dinámica cognitiva se encuen- percibiendo así la persona las cir. de lograr que atañen a una acción tendrán alguna ganancia o beneficio. tra presente en toda acción huma- cunstancias específicas que. actuando en consecuencia para aprovecharlas.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO empresarialidad o función empresarial. acción y el desequilibrio como es- nuo estar alerta. racción de los agentes se resuelva. bajo determinadas sino también a la oportunidad y condiciones. surgiendo la ineficiencia de la perspicacia (alertness). dios presentes en la acción. Estos errores empresariales y la ig- mente en descubrir y apreciar (pre. es mica cognitiva presente en toda muy común que se produzcan acción humana. permitirá que la inte- adecuación de los fines y los me. Jesús Huerta de errores de percepción "empresaria- Soto nos ofrece una excelente de. puedan resul. en mayores nive- bien. na. no sólo dirige la atención del da acción en curso. mercado. sos sociales y económicos se en- Kirzner dice que el ejercicio de la cuentren en movimiento conti- empresarialidad implica una especial nuo. agentes que. es decir. Ahora progresivamente. un conti. Este proceso EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 65 . ¿se consigue con su ejercicio les de coordinación. que se como consecuencia que los proce- presentan en el entorno. sentido estricto. este conocimiento práctico. Esta especial perspicacia se di- rige hacia el tipo de conocimiento Además. No sólo se dirige a la formación relevante para otros percepción de tales circunstancias. en un sario para llevar a cabo la acción. en ca. en la medida en que práctico que ya hemos señalado. evidentemente. que hace posible al tados "normales" en la dinámica ser humano descubrir y darse cuenta de procesos tales como los de de lo que ocurre a su alrededor"123. consiste básica. agente hacia la información nece- tarle beneficiosas o lesivas para la saria para llevarla a cabo. En este consecución del objetivo final de mismo proceso se crea nueva in- tal acción. la plena garantía del éxito de la ac- Aunque su denominación tiene ción? No. norancia acerca de las circunstan- hendo) las oportunidades de alcanzar cias específicas presentes y futuras algún fin o. especiales propiedades que tiene en realidad se trata de una diná. si se prefiere. Por las un marcado carácter económico. les" o simplemente no se tenga ac- finición: ceso a todo el conocimiento nece- "La función empresarial.

Como se puede apreciar. con el fin teoría acerca del origen y evolu. fundamentalmen. en la medida en que puedan culminarse con éxito. EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 66 Óscar Vara Crespo . esta caracteri. las circunstancias precisas para funda de los procesos sociales y que las intervenciones del Estado económicos. Hayek se vio obligado a espontáneos partir de un análisis de los proce- La teoría de los órdenes espon. Pre- nos permite "explicar" más cosas cisamente. de determinar cómo se llegan a ción de las instituciones. Como veremos en el persión del conjunto de interaccio- apartado siguiente. la miento hayekiano en este punto se mejora secuencial de las acciones. están presi- ción del agente económico austría- didos por dinámicas productoras co. es fá. por Finalizamos aquí la caracteriza. puede resumir en dos proposicio- nes: 1) los procesos sociales y. nes sociales no permite un conoci- zación del agente económico da miento exacto y exhaustivo de todas paso a una comprensión más pro. se observan pautas recu- de este hecho fundamental. b. tanto. de la enorme extensión y disper- ción humana.A. y como consecuencia que con las teorías que se deducen de su interés en el surgimiento de de otras caracterizaciones. nes de gran cantidad de agentes. ten la coordinación de las acciones senta un agente más completo que humanas. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO de retroalimentación de la función El núcleo central del pensa- empresarial permite. Hayek y se trata de una despliegue de la acción. los órdenes espontáneos y en los problemas de la planificación eco- IV. rrentes que tienden al surgimiento cilmente observable que la teoría de órdenes extensos y que permi- de la acción humana austríaca pre. sos de adquisición y transmisión táneos se debe. por tanto. es di- de órdenes espontáneos. Dentro fícil separar el comportamiento puramente "económico" de la ac. La teoría de los órdenes nómica. a F. los de mercado. Como consecuencia sociales. Y 2) la extensión y dis- el neoclásico. ya que ambos son la sión del conjunto de interacciones misma cosa. del conocimiento relevante para el te. heredera producir esos estados de ordena- de la teoría del origen del dinero ción o coordinación de las accio- de Carl Menger124.

anónimas. co.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO La base fundamental de la teo. Se trata de la solidificación unas con otras para conseguir sus de soluciones a la contingencia de fines. normas y comportamien- ría hayekiana es la siguiente: el tos pautados que son. La tesis de Hayek es no está asegurado en ningún caso que sólo estos órdenes espontá. paulati- memoria de las interacciones pa- namente. cisamente por tratarse de un pro- se un orden espontáneo entre esos ceso espontáneo y. en su propia proceso social está constituido por naturaleza. Son fruto única y exclu- sayo y error y por otra los procesos sivamente de la experiencia y de la de imitación. dada la propia miles de acciones e interacciones contingencia de la vida humana. al menos. re. conocimiento condensado de las acciones e interacciones que la experiencia de generaciones anteriores. verían muy yek. las personas. en determinadas la vida humana. termina consiguiéndo. por pro- do en ese proceso. jorar la situación de las sociedades humanas. Este orden ciales están básicamente autorre- espontáneo se caracteriza por el gulados: se observa la aparición surgimiento de una serie de insti. der a nuestra cuestión 1). quiriendo la categoría de ción extremas -guerras civiles. científico-sociales cuyo fin es me- por una parte los procesos de en. pre- ocasiones. De otro Todo esto nos permite respon- modo. estas comunidades desapa. que puede deri. que cualquier conjunto de normas neos son capaces de asegurar las devenga finalmente en un orden condiciones materiales mínimas extenso126. Obsérvese la na- voluciones. Para Ha- recerían o. aprenden a cooperar sadas. terminan ad- var en situaciones de descoordina. turaleza espontánea de estas insti- mo consecuencia de la presencia tuciones: no son consecuencia de de una serie de dinámicas cogniti. por lo que. Sin embargo. miles de personas generan de for. sos de ensayo y error que. etc. Son "bloques" de conocimiento ma anónima. Sin embargo. para la conservación de grandes comunidades humanas. En principio no tiene práctico fruto de anteriores proce- por qué existir un orden estableci. instituciones125. decisiones colectivas o de diseños vas que pueden resumirse en dos. tuciones. los procesos económicos y so- mermado su tamaño. cesos de imitación.-. de órdenes espontáneos sin que EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 67 .

Essays EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 68 Óscar Vara Crespo . Este resultado será de parti- solverán en una nueva situación de cular importancia a la hora de ca- orden gracias a las dinámicas cog. sido autores adscritos a este pen- no pueden ser impuestos al proceso. tarde o temprano. Pero antes de llegar a una ple- que dan lugar. se ha desa- los caracteres adquiridos. tarde o temprano. no equiparable al biológico. misión127. La tesis The Meaning of Market Process. debe desempeñar en los procesos tamientos pautados. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO sea necesario diseñarlos "científi. racterizar el papel que el Estado nitivas de aprendizaje de compor. de Hayek es que los diseños socia- camente" a través de las instancias les impuestos a tal proceso termi- de poder político. na comprensión de ese papel. quienes la aprendizaje e imitación los que ge. Es la samiento. te tendremos oportunidad de ex- nitivas y en el tipo de comporta. aunque de nacionali- experiencia y los procesos de dad norteamericana. En efecto. por tanto. Bien es cierto narán. aunque es producirse largos períodos de con. La clave está. la evolución biológica ex- A partir de los trabajos semina- cluye la transmisión hereditaria de les de Mises y Hayek. debido a que han fruto de la evolución cultural y. poner este resultado con mayor ri- mientos pautados e instituciones a gor. en estas dinámicas cog. mientras rrollado en los últimos años una que la evolución cultural de Hayek extensa literatura alrededor de la se basa en este tipo de trans- teoría de los procesos de mercado. se re. En la sección siguien- por tanto. posible conocer las pautas o patrones de la flictividad y ausencia de coordina. evolución. La mejor exposi- neran ese estado de coordinación ción de esta teoría se encuentra en que denominamos orden. futuro. Tal ha sido su difusión que ha co- La conclusión evidente de este menzado a denominarse teoría proceso es que los órdenes extensos son “neoaustríaca”. no es posible conocer su estado ción que. económicos. han desarrollado. será necesario explorar las implicacio- Este proceso social adquiere el nes que para los procesos econó- carácter de evolutivo en el pensa- micos tiene esta teoría de los pro- miento hayekiano en un sentido cesos sociales. generan- que estos órdenes espontáneos do consecuencias no deseadas por cambian en el tiempo y pueden sus creadores por cuanto.

CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO

in the Development of Austrian quiere gracias a la operación de la
Economics128, un libro de recopila- función empresarial.
ción de artículos de Israel Kirzner.
El proceso se desenvuelve en
En concreto, en sus dos primeros
medio de un permanente estado
capítulos, creemos que puede en-
de descoordinación debido a los
contrarse una de las mejores expo-
cambios de las UV y a los errores
siciones de esta teoría neoaustría-
de percepción de las variables in-
ca de mercado.
ducidas, IV. Los cambios en los fi-
nes que persiguen los agentes, los
Kirzner articula la teoría de los
errores de apreciación de los me-
procesos de mercado en los si-
dios de que se cree disponer, la
guientes elementos: en primer lu-
errónea apreciación de los márge-
gar, una serie de variables subya-
nes de beneficio, como consecuen-
centes (underlaying variables, UV) que
cia de operaciones de producción
están conformadas por los fines
o de arbitraje, dan como resultado
que persiguen los agentes y los
una dinámica de mercado en esta-
medios de que creen disponer; y,
do de permanente descoordina-
en segundo lugar, una serie de va-
ción de los planes de acción. Pero,
riables inducidas (induced variables,
en este mundo de cambio conti-
IV), que son los fenómenos econó-
nuo, la función empresarial asegu-
micos "puros" de un proceso de
ra una tendencia a la coordinación.
mercado -precios y cantidades en
No se predice que se vaya a conse-
sus más variadas expresiones-. Se
guir, por cuanto los cambios siem-
trata de un proceso completamen-
pre van por delante de los proce-
te monetizado en sus fenómenos,
sos cognitivos de los agentes; pero
y es precisamente a través de los
el aprendizaje, la percepción de las
precios monetizados como la ope-
circunstancias prácticas que per-
ración de la denominada función
miten la obtención de un beneficio
empresarial se enfrenta al princi-
monetario, terminan consiguien-
pal problema con el que se en-
do que los planes de acción sean
cuentran los agentes involucrados
cada vez más compatibles.
en el proceso: la dispersión del co-
nocimiento. Conocimiento que go- Kirzner incorpora un elemento
za de las propiedades apuntadas nuevo en el proceso que consiste
en la sección anterior y que se ad- en la diferenciación entre dos pro-

EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA

Ángel Rodríguez García-Brazales
Óscar Vara Crespo 69

CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO

blemas de conocimiento que afec- mismo bien. La experiencia de la
tan al agente, denominados pro- ineficiencia en la acción no es per-
blema tipo A y problema tipo B. manente. La función empresarial
Ambos tipos de problemas enfren- aprende y, tarde o temprano, ter-
tan al individuo al fenómeno co- mina resolviendo este problema:
mún de la dispersión por toda la los agentes terminan dándose
sociedad de la mayor parte del co- cuenta de lo que otros esperan de
nocimiento relevante para llevar a ellos y, a su vez, de lo que pueden
cabo una acción. Centrándonos en obtener de ellos. Terminan ente-
el mercado, el problema de tipo A rándose del tipo de cambio que se
consiste en la generación por parte ha operado en los fines o de las va-
de los individuos de planes de riaciones inesperadas en la dispo-
transacción excesivamente opti- nibilidad de medios. Es decir, ter-
mistas, es decir, éstos pretenden minan averiguando las condicio-
vender a precios más altos o com- nes reales de las variables subya-
centes (UV). El proceso social de-
prar a precios más bajos de los que
nominado mercado se resuelve,
prevalecerán en las condiciones fi-
por tanto, de forma endógena. Por
nales de mercado. La resolución
una parte desautorizando planes
del problema viene dada por el in-
erróneamente formulados y por
tento de ejecutar el plan: las ex-
otra descubriendo sucesivamente
pectativas optimistas se verán des- las oportunidades de beneficio pa-
autorizadas por la propia realidad sadas por alto.
del mercado. El problema de tipo
B es algo más complejo: consiste Esta breve presentación del
en la ineficiencia en que incurren pensamiento de la Escuela Aus-
los agentes cuando ignoran las tríaca de Economía sólo tenía co-
condiciones reales del mercado. mo objetivo averiguar si los auto-
Esta ignorancia se traduce en que res pertenecientes a esta escuela
tales agentes pasan por alto opor- sostenían una visión de la socie-
tunidades más ventajosas de inter- dad y del mercado como un proce-
cambio de las que realmente reali- so básicamente autorregulado o
zan. Los individuos se equivocan al no. La conclusión que se saca del
estimar lo que otros están dis- análisis de los textos fundamenta-
puestos a pagar o a cobrar por un les de la escuela es que el proceso

EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA

Ángel Rodríguez García-Brazales
70 Óscar Vara Crespo

CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO

social y económico se autorregula antes de que la función empresa-
sin que por ello pueda conseguirse rial termine por descubrir todas las
un estado de coordinación general oportunidades de beneficio que
de los planes, es decir, lo que en la quedan por explotar, éstas habrán
terminología de Lausana se deno- cambiado rápidamente, aumen-
minaría un equilibrio general. La na- tando de nuevo el grado de dese-
turaleza del conocimiento relevan- quilibrio del mercado. Este proce-
te para la acción y la forma de ac- so no termina nunca, así que po-
ceder a él impiden que los agentes demos decir que el pensamiento
tengan conocimiento perfecto de austríaco se decanta por una re-
todas las circunstancias particula- presentación de los procesos eco-
res y específicas que afectan a su nómicos en la que no predomina
acción. El error empresarial puro y en realidad ninguna de las dos
la ignorancia de las condiciones fuerzas en juego, ni la descoordi-
reales del mercado hacen que los nadora ni la coordinadora. Aunque
las implicaciones que ello tiene en
planes de acción se vean muy fre-
la política económica no son, en
cuentemente desautorizados por
este punto, evidentes, sin embar-
la propia realidad, lo que implica
go, se van a manifestar devastado-
que muchos de los planes de tran-
ras en cuanto se analice el proble-
sacción previstos no se puedan lle-
ma del conocimiento en el seno de
var a cabo. Este desequilibrio no la praxis de la acción del Estado.
es, sin embargo, permanente. La
función empresarial, perspicacia
IV.c. La política económica
especial que nos permite aprove-
charnos de todo aquello beneficio- Desde una perspectiva general,
so para el despliegue de nuestra el pensamiento austríaco sólo re-
acción, tiende a corregir paulatina- conoce al Estado un papel de ga-
mente estos errores y a reducir, por rante de los derechos de las perso-
tanto, la inviabilidad de los planes nas y, en particular, de los dere-
así como el desequilibrio. Sin em- chos de propiedad. En el pensa-
bargo, no se llegará a un estado de miento teórico austríaco no se
equilibrio general porque las con- contempla ninguna acción del Es-
diciones subyacentes del mercado tado dentro de los procesos eco-
están cambiando continuamente y, nómicos que pueda conducir a

EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA

Ángel Rodríguez García-Brazales
Óscar Vara Crespo 71

en general. Insistimos una mía de libre mercado. Además. de Keynes que a la neoclásica. desde el la- mercado y en la teoría de la fun- do de los defensores de la econo- ción empresarial. En efecto. transmite y se aprende en los tes. equilibrio y el desequilibrio. El pe- este caso. paradójicamente. caciones globales o particulares námica en la que los agentes ven del proceso económico con el fin desautorizados sus planes de ac. acerca de la ineficacia de la políti- tos acerca del tipo de conocimien. mismo conocimiento que hemos tratado en la sección IV. que se general de interacción de los agen. altamente improbable. problema del conocimiento. gumentaciones más concluyentes do y. Por tanto. en el gica de la representación de la rea. llevaron el vez más en esta idea porque es de peso del debate sobre la posibili- una importancia capital: esta con- dad del cálculo económico129 en clusión no es producto de determi- nadas posiciones ideológicas -en una economía colectivista. ca económica. planes de los agentes es un estado da en que el Estado no puede pro. en es- puede conducir a resultados no te mundo más cercano a la visión deseados.sino so de su argumentación descan- que se trata de una implicación ló. como en la coordinación general la coordinación general entre los entre éstas. Esta conclusión se des. la doctrina liberal. saba. Se trata de ducir mejoras significativas en los un mundo a caballo entre la coor- procesos económicos. en la medi. Sin mica es ineficaz y que.a. se deduce dinación y la descoordinación. fundamentalmente. el que toda acción de política econó. mercados. para producir modifi- cado. el lidad económica manejada. de los supues. que se ve sometido a una di. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO mejoras significativas tanto en los la incertidumbre. embargo. otros agentes no pueden aprove- dad económica alude a un proceso char este conocimiento. Los Esta representación de la reali. Mises y to presente en los procesos de Hayek fueron quienes. denominado proceso de mer. de mejorar la naturaleza de los ción como consecuencia del error y planes de los agentes o la coordi- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 72 Óscar Vara Crespo . como despliegues de la acción personal consecuencia de estas situaciones. es prende directamente de la teoría donde encontramos una de las ar- general de los procesos de merca. en particular.

sino también la ejecu- problema económico es. según el tenida por Lange y los autores pensamiento teórico de la Escuela que defendían la posibilidad del Austríaca. el conoci- se podría mejorar no sólo la coor- miento necesario para resolver el dinación. cadores estatales. tácito. lucionaría la descoordinación y la ineficacia de los planes de acción. de reunir131. tir de forma explícita. podría calcular los vec- da en que nunca dispone de toda tores de precios y cantidades de la información relevante para lle- equilibrio para todos los merca- varse a cabo. ciclo económico y el desempleo. por tanto. que cualquier política cálculo económico en una econo- económica no tendrá las conse- mía socialista: si el Estado consi- cuencias deseadas -es decir. sea norancia a que se ven sometidos éste privado o público. en la medida tiva y cualitativamente. pri. Se trata de un conocimiento sino que fenómenos característi- práctico. cuantita- ción de las acciones. dos y. En efecto. no se- guiera reunir toda la información rá una acción eficiente.en la medi- relevante. si de la naturaleza del conocimiento toda esa información se consigue y de la información que se preten- reunir y transmitir a los mercados. por tanto. Esta era la idea man- posibilidad se deriva. tendría que reunir en tiempo real Ahora bien. desde la óptica del proceso la incertidumbre e inestabilidad social. resolver los pla- nes de los agentes en condiciones En suma. de mercado gracias a los planifi- tado de los procesos de mercado. procesarla caron esta visión de la acción del y planear las acciones a ejecutar Estado por cuanto parte de una por la política económica para ese idea completamente equivocada mismo momento. transmi. De esta im- los agentes. imposible en que se reduciría el error y la ig- de reunir por un solo agente. de los últimos 200 años. no científico. como el ble articular y. No sólo se so- qué. cos de las economías de mercado vativo y disperso. podemos concluir de equilibrio general sin pasar por que. En principio. el socialismo es un error in- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 73 . Hayek y Mises criti- toda esta información.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO nación entre ellos. Si la política "desaparecerían" de los procesos económica aspira a mejorar el es. Veamos por de los mercados130. que no es posi.

men sino por la naturaleza esencial- mente subjetiva de tal información: se Estas cuatro razones. no sólo de su creen disponer y de los planes de crítica al socialismo. que es necesaria para coordinar la bien la mejora de la coordinación sociedad. y ello por los siguientes de los agentes. relevante para instrumentar el presarial. sino de cual. por razones de vo. tercero. porque el ejerci.con el temente el enorme volumen de in. En efec. fines de los agentes. tal acción exige un motivos: primero. pues no cabe concebir to. tinuamente. das para conseguir los objetivos segundo. Obsérvese que la crítica mente intransferible al órgano cen. que el órgano director encargado cualquier acción de política econó- de intervenir mediante mandatos mica tiene como objetivo bien la pueda hacerse con la información mejora de la eficacia de la acción. esgrimi. Información que cambia con- los procesos económicos. a la ticulable). CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO telectual. porque además política económica dentro de una no puede transmitirse la informa- economía de mercados. fin de instrumentar un plan que formación práctica diseminada en contemple las medidas adecua- las mentes de los seres humanos). de los autores austríacos a la pla- tral de la información que se nece. si como ya hemos señalado. El agente ción que aún no se ha descubierto denominado "Estado" no puede o creado por los actores y que sólo obtener toda aquella información surge como resultado del libre pro- ceso de ejercicio de la función em. acción que pretenden llevar a ca- quier intervención del Estado en bo. conocimiento previo de la situa- lumen (es imposible que el órgano ción real de ese proceso económico de intervención asimile conscien. y cuarto. punto por punto. de los me- constituyen el núcleo duro del pen. trata de información acerca de los das por Jesús Huerta de Soto. nificación socialista se puede sita (por su naturaleza tácita no ar- trasladar. Y ello no cree la información necesaria para es posible no tanto por su volu- coordinar la sociedad132. dios de los que subjetivamente samiento austríaco. que se crea en sentido EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 74 Óscar Vara Crespo . dado el carácter esencial. -en general o de una parte. plan adecuado porque es imposible cio de la coacción impide que el que acceda a la información necesaria proceso empresarial descubra y para instrumentar el plan. previstos.

Es un produc. tivista que. Sin la información lo que se refiere al ámbito de lo no puede representarse correcta- económico. cuando el agente plani. ciones que garantizan los derechos por tanto. En particular. históricas. general- ción relevante a su disposición. mente producto de la Modernidad sino que la realidad que pretende y de la Ilustración. sado. no es objetivable. lo que no puede ser adquirido por Para los autores austríacos.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO estricto en el proceso económico. pertenencia y los efectos de la ins- to general del racionalismo construc. Estado heredera del liberalismo articulación social. Y. das "bases científicas". económica tal y como se hace ac- por tanto. ha pretendido organi- ficador instrumente sus políticas. humana y de la teoría de los órde- En realidad. Nuestro siguiente paso nos lleva a ese cambio de la realidad es de la instrumentación de la política naturaleza puramente subjetiva y. aparte de aquellas ac- mente la realidad a modificar y. la ac- política económica está abocado ción del Estado no mejora en ningún sen- a modificar una realidad que ya no exis- tido las acciones de los agentes ni su coor- te. que es todo lo clásico. Veamos por nar el problema económico me- qué. en reali- dinación. trumentadas por el Estado constitu- yen una de las principales fuentes de per- Este resultado es lo que Hayek turbación del proceso de mercado y de re- llamó la Fatal Arrogancia. arrogan- ducción del bienestar para los agentes cia por la pretensión de solucio- económicos implicados. la fatal nes espontáneos. en el planificador. si es que existió alguna vez. trumentación de la política econó- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 75 . zar la sociedad desde determina- no sólo no tendrá toda la informa. es fácil inferir arrogancia no es un producto exclu. el lugar para tratar dicho asunto. su existencia se reduce a los infor- fiscal y la política monetaria ins- mes del planificador. diante planes "científicos" y fatal porque ha dado lugar a notables A partir de una concepción del procesos de pauperización y des. de la teoría de la acción contrario de lo que se pretendía. lo que es más importante. para Hayek. la política dad. con tualmente. cuál es la predicción acerca de la sivo del socialismo. bajo diversas formas Por tanto. el plan diseñado por la de propiedad de los agentes. Pero no es éste cambiar ya no existirá porque ya es pa.

como conse- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 76 Óscar Vara Crespo . ción de los agentes en los merca- quiera se reclama una política mo. no se la confiere el su valor. de los planteamientos en lo que se re. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO mica. rramienta de estabilización y su gestión centralizada en un banco Idea que está presente en los que actúa como un organismo gu- escritos de otros economistas de bernamental han sido y son objeto corte liberal y en casi toda la co- de duros ataques por parte de los rriente central neoclásica. El crecimiento de la liquidez netaria de estabilización de pre. de tal forma que sean las varia- ciones en la disponibilidad de los La propiedad fundamental que bienes por los cuales se intercam. Si para autores austríacos. que la interacción de los planes de fiere a la política monetaria y la acción de los agentes que intervie- política fiscal. Por tanto. las fluc- aceptado como dinero o medio de tuaciones cíclicas y la redistribu- pago. te. para los austríacos es males que pueden deducirse de la un problema de restablecer el va- manipulación arbitraria de los me- lor de mercado del bien que se ha dios de pago: la inflación. hace que un bien sea medio de pa- bia el dinero las que determinen go. la liquidez. Es el no-intervencionismo banco central. En la página 923 de nen en la esfera de lo monetario la Acción Humana encontramos una determinen su valor. monetaria: El ideal austríaco acerca del tra- "La política monetaria tendía sólo tamiento práctico de los asuntos a facilitar y simplificar la utilización monetarios choca frontalmente de aquel medio de intercambio ele. sencillamente. Resumiremos brevemente cios. Culpan a esta éstos era un problema de despejar forma de intervencionismo de los las señales. por cuanto ni si. la orientación de ción de la renta en favor de los in- la política monetaria ha de tender termediarios financieros y en con- al mantenimiento de la cantidad tra de quienes trabajan por cuenta de dinero en un nivel casi constan- ajena. a tenor del va- idea clarísima acerca de cuál debe lor de aquéllo por lo que se inter- ser la orientación de la política cambia. dos. en sentido amplio. con el esquema actual. se trata. sino la libre actua- por excelencia. El manejo vado por la conducta de la gente a de la cantidad de dinero como he- categoría monetaria"133.

con que se desprenden sin ningún gé- independencia del proceso general nero de dudas de la caracterización de creación de la "liquidez". cos. dez. en el que se detallan minucio- nos de estabilización de la activi. en térmi. por una parte. consiste en. por otra. ción de instrumentos financieros a en dejar que el valor de cambio del muy corto plazo puede dar lugar medio de pago fluctúe libremente con suma facilidad a procesos de en función de las necesidades mo- creación de medios de pago. resulta que el proceso de ambas muy controvertidas. Para una exposi- Se podría inferir a partir de aquí ción más detallada que la que ofre- que los autores austríacos abogan cemos aquí. ta medidas son: el coeficiente de des monetarias. precisamente lo que la autoridad monetaria. La solu- medida en que los creadores tradi- ción no es fácil. es una de buscan es un mecanismo de esta- las principales fuentes de inefica. de Soto Dinero. caja del 100% y la libre competen- cia de monedas. del intervencionismo y. estable- sis austríacas: el efecto conjunto cer un sistema de disciplina mone- de estos dos procesos desemboca taria que esté más allá del poder en una situación en la que la crea. Es- cada vez más lejos de las autorida. de tal forma que su produc- cionismo134. pero creación de medios de pago. Los actuales procesos ción esté regida exclusivamente de desintermediación bancaria y por la interacción de los planes de de innovación financiera no vienen acción de los agentes. instrumentación de dos medidas. La solución consiste en la control de la autoridad monetaria recae sobre las entidades banca. Como el peso del hoy día. por una política moneta- -los bancos. rias. crédito y ciclos económi- pre que fuese necesario. samente los pormenores de esta EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 77 .CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO cuencia de las necesidades de los dad económica. des- cionales de estos instrumentos de luego. remitimos al lector al por la relajación monetaria y la excelente tratado de Jesús Huerta creación de medios de pago siem. bilización automática de la liqui- cia de este tipo de interven. reside antropológica global austríaca. pero no pasa.están perdiendo "cuo- ria activa al estilo que se realiza ta de mercado". Nada más lejos de agentes sin que intervenga en ello la realidad. El problema sino a corroborar y a reforzar las te. en la netarias de los agentes.

La idea de F. la reforma no saltar sólo dos aspectos de carác. Para terminar con a una reacción mucho más hostil. efectos bancarios. en general. esta situación. pago sión -o. así como de las recurrentes La segunda medida es mucho inflaciones que acompañan a estos más controvertida y ha dado lugar fenómenos135. nos limitaremos a re.del y transferencias y. La diferencia con- donde la creación de medios de sistiría en que la primera estaría pago a través del mecanismo de sujeta al coeficiente de caja del multiplicación de los depósitos 100% y la segunda sólo estaría re- bancarios ha sido entendida por gulada por la prudencia del ban- varios teóricos como el origen de quero. La idea es ciones de préstamo con depósitos que se establezca una competen- que. la perversión del con. A. una de de- actividad bancaria nos ha llevado a pósito y pagos y otra de operacio- un sistema de reserva fraccionada nes de crédito. quedaría divido en estos dos tipos sús Huerta. bremente la cantidad de moneda ría como consecuencia de opera. Hayek ciente de caja del 100% sobre los consiste en romper el monopolio depósitos a la vista y. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO propuesta. del dinero136. sean los bancos los que emitan li- ma. de banca -o en dos divisiones den- trato de depósito por parte de la tro del mismo banco-. A nos ocupan. Siguiendo de préstamo. A los efectos que aquí retirar en cualquier momento. varios expertos pro. las operaciones de depósito. de emisión de moneda por parte sobre cualquier depósito de dispo. del banco central y en dejar que nibilidad inmediata. De esta for. El sistema bancario la excelente argumentación de Je. la recuperación. que utilizará el público. por otra. las fluctuaciones cíclicas de la eco- nomía. su titular no tiene cia entre monedas. Nos referimos a la desnacionalización pusieron la imposición del coefi. las Estado como garante de derechos operaciones de depósito a plazo y en el terreno monetario. parte del crédito no se genera. en la cual la intención de prestar y que puede puja será por aquella moneda que EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 78 Óscar Vara Crespo . mejor. tendría más consecuencias que la ter teórico. en general. separación de dos operaciones que hasta ahora viene realizando La propuesta del coeficiente de la banca tradicional: por una parte caja del 100% no es sino la exten.

En estas po de política económica. asunto que. aplicable para las finanzas domés- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 79 . Con independencia habrá dado por cerrada. nuestra argumenta- los medios de pago electrónicos ción se centra estrictamente en la no haría sino facilitar este proceso. co de sentido común: cuando hay abundancia. referencia hará que el proceso de se deja al funcionamiento del mer- competencia tenga base real y no cado. da es muy sencilla y la puede de- nedas que pueden comprar el ducir cualquier persona con un po- bien). como tas de crédito actuales se puede Mises sabía muy bien. so- el principal impulsor de este tipo brevivirán al proceso. definitiva- del debate abierto que existe res- mente. se La idea de la estabilización pre- aseguraría siempre el mejor precio supuestaria de la demanda agrega- en términos de las diferentes mo. se convierta en un mero juego de El tratamiento del segundo ti- acuerdos financieros. es- sólo unas pocas monedas. hay que guardar para Obsérvese cómo la antropolo. Hayek predice que ticas fiscales de estabilización. la época de las inflaciones. las polí- condiciones. las de tá ligado a la confrontación con el aquellos bancos que se preocupen pensamiento keynesiano. una infracción del contrato de de- lencia entre el valor de la moneda pósito.y ordenación de acuerdo al y el valor a precios de mercado de orden espontáneo. y siempre asegu- keynesiano137.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO conserve mejor su valor a lo largo pios básicos: garantía de los dere- del tiempo -la menos inflacionaria. chos de propiedad -en este caso Una rigurosa normativa de equiva. activación de la inversión median- en la medida en que con las tarje- te la iniciativa pública que. Con ello se de medidas. que fue por mantener estable su valor. rando el mejor cambio (en el caso de la competencia de monedas. por un bien o un índice de bienes de entrar en la esfera de lo monetario. Se trata gía austríaca resuelve un problema de una proposición fácilmente político de acuerdo con sus princi. cuando venga la escasez. tampoco pagar en cada una de las monedas puede decirse que fuera una crea- de los países en los que se realizan ción genuina del pensamiento los intercambios. pecto al Estado de Bienestar y su La implantación generalizada de financiación.

cionar el problema: sólo el paso tabilización consiste en manipular por una fase de "reorganización" de la tenencia de medios de pago de los factores de producción y el ine- los agentes. ade- des de factores de producción. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO ticas y empresariales. El problema desinflación de la fase de euforia no es de aplicación. hasta que se apliquen a poder de compra que éstos les usos más adecuados. de tal forma que los vitable período de inactividad de funcionarios estatales ejerzan el éstos. sino que sólo conseguirá las relaciones monetarias y. las alargamiento del período de inten. cuperar la situación de recesión. en tanto. resulta to- ble fase de recesión. el poder de compra de esos esos momentos. niente. y a la vista de las con- llegada de la crisis. cabría esperar talmente inútil e incluso perjudi- que la liberación de las tenencias cial la política fiscal de estabiliza- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 80 Óscar Vara Crespo . puede que no sea medios de pago. mulación de saldos monetarios que puede retrasar la inevitable Por tanto. sino de esca- no hace sino preceder a una acu. El problema es que ámbito gubernamental lo que sí es existe una sobreutilización de los aplicable al caso de los agentes en factores de producción. La razón está en que la difusión de liquidez no va a solu- naturaleza de estas políticas de es. con las disponibilida. consigue re- confieren cuando se estime conve. más. La política de su mejor asignación. sez generalizada de los factores. y la mera general138. pueda tener el Estado. En efecto. monetarias retenidas por el tesoro go. Una vez que se culmina independencia del "tamaño" que con el período de crisis y la inevita. El problema se plantea La liberación de los medios de pa- cuando la manipulación es de tal go retenidos por el tesoro público no "liberará" también factores pro- envergadura que consigue alterar ductivos. la llos de botella" y a la elevación de prescripción austríaca es clara: con su precio. el secuencias de tal actuación. Sin embar. En este sentido. obsérvese que el pensador aus. público suavice los rigores de la tríaco no acepta como válido en el depresión. pueden atrasar también la re- dando lugar a los inevitables "cue. cuperación. por que se apliquen allí donde. tarde o pueden retrasar inútilmente la lle- temprano. políticas de estabilización no sólo so crecimiento terminará. gada de la recesión sino que.

Obsérvese La tesis fundamental de los au- que la conclusión no se ha obte- tores austríacos acerca de la ins- nido a partir de presupuestos trumentación de la política econó- ideológicos. cabe entender las tesis ningún momento un fin en sí mis- austríacas acerca de la posibili- ma. no tiene justifi- tanto. la expropiación de me- dios pertenecientes a los agentes para obtener fines que pueden co- incidir o no con los que éstos per- siguen. mo efecto el empeoramiento de la sociedad. a efectos de intervención implicaciones económicas de en los procesos económicos. por autores austríacos. empren- trumentación de las políticas dida por el Estado. en definitiva. ya que implica. El Estado debe observar. En este sentido. sólo tiene co- monetaria y fiscal. y no tución que no puede constituir en en otro. Se trata de una insti- del Estado. a juicio de los EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 81 . necesa- riamente. y la ins- ción de carácter coactivo.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO ción. La actuación estatal impli- ca ejercer una violencia sobre el proceso de constitución de la ac- ción humana que. sino como conse- mica es que el Estado sólo es ne- cuencia de la deducción de las cesario. presupuestos equilibrados con el Si el principio rector de las po- fin de detraer la menor cantidad líticas monetaria y fiscal es la posible de recursos del proceso de mejora de la eficacia de los pla- transmisión del ahorro a la inver- nes de acción de los agentes. Toda actua- una economía socialista. como asumir una determinada caracte- garante de los derechos de propie- rización del agente económico y dad privada. ción antropológica austríaca no se puede deducir ningún tipo de IV.d. el origen demos decir que desde la concep- del crecimiento. sino sólo un medio para ga- dad del cálculo económico en rantizar este objetivo. po- sión que es. una política financiera de cación racional. Conclusiones política económica capaz de con- seguir tal objetivo.

apoyándose en concepcio. ría recomendable algún tipo de vamente. correspondientes. En el caso del Monetaris- sente de una sociedad. se recomienda: en el caso de tervención estatal. glas de comportamiento para la yes. se observa una ten- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 82 Óscar Vara Crespo . existe nes particulares de los agentes una clara continuidad en las pro- económicos y del medio de opera.b. En cuanto a las la Teoría del Equilibrio General diferencias más destacadas que Walrasiano. comportamiento que se deben se- cas. a la luz de tales le. Lu.. En el últi- Siguiendo nuestro discurso en mo caso. mienda limitar la actividad del Es- tado al mínimo posible. respecti. croeconomía Clásica.3. mo.a. se plantea mos que: una solución similar a la del Mone- 1) En la secciones II. Conclusiones generales de lo único objetivo sea una tasa de in- visto anteriormente flación nula. que el Estado realice políti- que las políticas económicas pro. ade- Nuestro análisis ha demostrado más. se sugiere una política econó- mo ejercicio teórico.3. que no son muy de una política monetaria cuyo significativas. afirma. Jr. cada uno de mica de estabilización pasiva que ellos plantea el conjunto de posi. II. Nuevas reflexiones para la instrumentación de la política económica V. En esencia. a las teorías neoclásicas vinculación constitucional de los pre-keynesianas y a las teorías de sucesivos gobiernos a las reglas de Milton Friedman y de Robert E. se instrumente por medio de re- bilidades que. una instrumentación hay entre ellas.a. por tanto. guir. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO V. Se desaconseja. En ese mis.4 y tarismo.c. en el de la Nueva Ma- los capítulos precedentes. perfecta. quedan abiertas para la acción autoridad económica y se reco- del político y del legislador. cas que afecten a la actividad real puestas por los diferentes autores de la economía y que promueva re- exigen un conjunto articulado de formas que aproximen la sociedad leyes económicas que puedan dar al tipo ideal de la competencia cuenta del estado económico pre. puestas que se hacen sobre la in- ción. si bien se advierte que se- II.

al plantear que sobre la persona que es.1. recomienda.a. micos productora.2. IV. De aquí efectiva a través del gasto público.2. o. II.c.c. y como hemos vis- que el Estado les sustituya en cier.c. las teorías económicas versión). II. el único tribunal legí- témica que les impide acceder a la timo para juzgar su situación. Es- económica mantenga la credibili.b. mica que se desprende de su teo. acerca del agente económico. intervención estatal. vimos que de tales sistemas de enunciados. III. que estimule la demanda puestos por los teóricos.1. que aplique intervencio. "lo económico" de la misma forma.a. II. John ca necesariamente una coacción Maynard Keynes. En definitiva. El conjunto Y este resultado no es casual ni de propuestas de política econó. arbitrario. es mejor es más eficiente del que en cual- que el Estado colabore a que se quier caso hubiera surgido de una plantee jugar con ellos. que implica una dinámica de dad de sus acciones por la consta. desnudas de sus características ac- ría económica y de su pensamien.c.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO dencia clara a que la autoridad nente estado de desequilibrio. to en los apartados II. en primer lugar. Y esto es así por cuanto la acción política impli- 2) En la sección III. las prescripciones de política eco- nómica no son sino los corolarios 3) En la sección IV. personas protagonistas de "lo eco- nómicos se encuentran en perma. se sigue de forma inmediata que redistribuyendo la renta. los autores austríacos van más allá que los neoclásicos. nómico".2.1.c. de forma espon- pectativas: si los agentes forman tánea. estrictamente. de acuer- los agentes económicos se ven so- do con la concepción antropológi- metidos a una incertidumbre epis- ca austríaca. situación de coordinación neoclá- sica.b. pro- mente. los mercados monetarios. III. de algún tipo de orden que expectativas racionales. no son sino implicaciones lógicas nes selectivas y discrecionales en de los sistemas de enunciados. portancia (las que ordenan la in. tado.a y IV. II. cómo buscan sus fines EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 83 . II. aunque estos autores tratando de discernir cómo son las reconocen que los procesos eco. junto vacío. un con. Las teorías económicas. final. tas decisiones económicas de im. plantean el problema de to social es. interacción de los agentes econó- tación del papel jugado por las ex.2.b. cesorias.b.

así como cesidad. V. mediadas por relaciones de grandes tradiciones intelectuales necesidad a las cuales no es posi- de la teoría económica: el positi- ble escapar. agentes han tomado libremente que el positivismo en el que coin- una serie de decisiones. cidieron los padres fundadores del do de éstas viene dado por un sis. impuestas por el principio siste- co de comportamiento que ha sido mático de comportamiento de los comúnmente aceptado por todos agentes. en el apartado II. Pero lo que sí sabemos a cien- cia cierta es que una vez que los Ya vimos. Nota sobre los orígenes fiesto la existencia de una legali. a las leyes económicas aplicando un principio sistemáti. Ahora asignativa.1. menos en materia política: esta- zando al agente económico y el mos sujetos a las relaciones de ne- medio de operación. ya que llamamos legalidad universal sea de forma activa o pasiva. Este principio pone de mani. Otra cuestión distinta es anglosajón. individual o colectiva. esto es.a. Esto explica que "no sos económicos como procesos es posible conseguir cualquier co- asignativos (metodología PAR. ¿cuál es esta "misma forma" pendencia de que el resultado final de entender "lo económico"? Se no sea el esperado por esos mis- trata de la intelección de los proce. Éstas dan apoyo y ex- que no sea posible conocer con plican las escuelas neoclásica. cance de cualquier acción humana portamiento económico. antropológicas en las escuelas lidad nos dice que los fenómenos económicas estudiadas económicos se producen a partir Son tres las tradiciones filosófi- de decisiones libres de las perso- cas que ayudan a construir las tres nas. esto es. respectiva- sidad. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO los agentes económicos y cómo se tema de relaciones de necesidad les puede ayudar a alcanzarlos. cas.b. les llevó a la adop- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 84 Óscar Vara Crespo . mos agentes. ver sa" en materia económica y mucho Introducción). caracteri. Esta lega. aus- precisión esas relaciones de nece- tríaca y keynesiana. filosóficos de las concepciones dad universal asignativa. el resulta. el kantismo y el realismo madas. que quedan fuera del al- los teóricos: el principio de com. las leyes económi- mente. una vez que están to- vismo. Y esto es así con inde- bien. neoclasicismo.

re afirmaba que cualquier indivi- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 85 . no es más que una retirada ciones realmente existentes"139 . el Treatise on Probability. que tenía por fin obtener se construye la moderna teoría un fellowship en el King's College. funda. al postulado positivista básico: es Moore afirmaba que el pensamien- decir. La diferencia más im- metodología de la economía positi- portante con aquél era la negación va" de Milton Friedman. en su ori. las teorías conceptos que constituyen el obje- son buenas en tanto concuerdan to de nuestro pensamiento y de- con lo que experimentamos.M. de la correspondiente reali- ral. teoría de Keynes allí expuesta es- tá en línea con la de sus mentores Resulta interesante cómo la pro- intelectuales. afir- que. croeconomía Clásica en la irreal hi- las proposiciones en nada diferían pótesis de expectativas racionales. opuesta al idealismo moderna: el famoso artículo "La filosófico. de que la realidad tuviera un carác- el instrumentalismo de Friedman ter dependiente de la mente. ferenciaría en nada. aquélla que afirma que sólo podemos co- En 1903. R. que "los actos del gado en los usos modelizadores de juicio son en sí mismos distingui- los economistas neoclásicos mo- bles de sus objetos: son proposi- dernos. de la realidad social desde el que Moore. como ya vimos. a su vez. Moo- una disertación escrita bajo la di. ha arrai- mando.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO ción de un método de intelección rección de Bertrand Russell y E. si sólo existe lo observado to trata directamente con ideas y experimentalmente. con tanta extensión. informa así mismo que se inauguró en la universidad el texto fundamental de la metodo- de Cambridge una nueva tradición logía de la economía neoclásica de realismo.G. Moore publicó su Refu- nocer lo que recibimos por la expe- tation of Idealism. la proposición 'yo existo' no se di- gen. En efecto. O'Donnell aclara que. que correspondían (por ejemplo. obra a partir de la riencia sensible. teoría. Por tanto. La económica. Una fendía que la realidad externa co- aproximación semejante late tras rresponde a las proposiciones que la confianza de la Nueva Ma- son pensadas sobre ella. puesta positivista básica. de la realidad a la que se suponía En el caso de Keynes. según esta mento de su famosa Teoría Gene. constituyó dad de la propia existencia).

Ha- son las sensaciones (que experi- bría un conocimiento directo y mentamos). de tal manera que és. si- se aprehende directamente el ob- no que creía que su existencia era jeto en sí. el acercamiento al problema es pa- Sin embargo. los significados (que otro. individuo y el pensamiento que éste se forma sobre esa realidad. Russell con- cir. Los objetos pro- pudiéramos intuir la existencia de pios de esta cualidad humana de ciertas cosas. Russell sol. transitoriamente. determinar cómo a partir de una sensación o percepción podríamos En el caso de los teóricos aus- inducir algún tipo de conocimiento tríacos. que sería in- comprendemos) y las percepcio- directo. (sense data) eran algo objetivo. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO duo percibía proposiciones exis. sino que las percibe complejo y pensaba que aunque en lo que son142. El problema continuaba al nes (que percibimos). ventó el dilema. no recibe meras impresiones cebía la realidad como algo muy de las cosas. Lo que se afir- cómo lo que inmediatamente per. suponiendo que las sensaciones dad exterior. ya vimos cómo la teoría de que fuera verdadero. ma es que existe una relación di- cibimos está relacionado con lo recta entre la realidad externa al que inmediatamente conocemos. man- ta última se correspondía con una teniéndose en la misma línea de proposición verdadera y que éste investigación que Moore. de los objetos físicos fueran algo que conciencia libre de error. no consiguió explicar recido al de Moore. por descripción. no todas nos serían la intuición. El individuo tiene una para los individuos más bien una "familiaridad directa" respecto a la cuestión de hipótesis. Este autor no pensaba que como un estado no mediado. tal y como realidad externa a sí mismo. los más importantes. En este punto. la acción humana nacía de una EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 86 Óscar Vara Crespo . en el cual conociéramos inmediatamente. el conocimiento individuo140. de alguna manera debíamos la realidad exterior. sería un hecho o realidad para el Para Keynes. humano comienza con una intui- Esta certeza debía tener alguna ción o "familiaridad directa"141 con razón. tenciales que provenían de la reali. conocer directamente la realidad. Russell insistió en una línea pa- Keynes interpreta dicha intuición recida. Es de- sucede en la ciencia. accesibles inmediatamente.

el juicio lógico es el acto de poner la lógicamente por un ejercicio in- realidad. los objetos de la expe- Descartes y que con Leibniz aún riencia. al suponer que el pensamiento y la "En efecto. al tiem. ción del conocimiento es. o sea. Con Kant te caso. jetividad sólo aparece en relación ca. exponente de la teoría austríaca. como "aquella ciencia con el sujeto que tiene en sí capa- que estudia las estructuras inteli. Categorías. Con él desapareció el ca del juicio y la función ontológi- hablar del "ser en sí". En Hayek. por hablar del otro gran ri con la que Kant explica la forma. Es sabido acción humana es la posibilidad que la obra de Kant supone la cul. son realidades en sí y por sí. La teoría de las categorías a prio. las diver. no objetos. y que son de causali- sas formas del acto de poner la reali. las variedades de todo acción son cogenéricos. lo que le ser el sujeto el que pone lógica- permite deducir todas las verdades mente el ser de las cosas como ob- jeto de conocimiento. dad y de teleología: éstas son las dad. que es la res. entonces la posibilidad de la Crítica de la Razón Pura. como hemos visto. la forma. lidad de la experiencia es la posibi- clusión inevitable de su liberalis. ponsable del subjetivismo de la Parafraseando a Kant. Mises explica la acción humana. cidades que hacen posible esos gibles de todo ser en cuanto es. lidad de los objetos de la experien- mo. de la realidad posible145. del mismo modo en cuanto tal ser concreto y especi- que Kant identifica la función lógi- ficado"143 . es decir. si la posibi- teoría austríaca y. estas categorías son más sutiles. no desapareció la metafísica entendi. ya lo vimos. en que del conocimiento. del conocimiento o. Tal teoría po. por él.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO teoría del conocimiento. pasando a ca de poner la realidad. Por ello. de los objetos de la acción huma- minación del idealismo nacido con na. de la con. contendrán en que permiten la construcción axio- su seno las diversas formas de la rea- mática de la praxeología en gene- lidad misma puesta”144. ral y de la cataláctica en particular. en es- permanecía incompleto. Su ob- da como lo hacía la filosofía clási. puesto que. que deducimos ble. es la que Kant propuso en su cia. trospectivo. Mises. Por consiguiente. del juicio. afirma que juicio posible contendrán en su seno ésta requiere de unas categorías a las variedades de toda realidad posi- priori. de la acción humana. EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 87 . Es decir.

o la ausencia de punto de vista más general. fortunado. no tengan su influencia -que “global” si se quiere. despliegue de la acción humana de manda una actuación guberna. en ciedad objeto de tal política. el presente y estabilización” el futuro de las sociedades huma- Cuando desde las más diversas nas es eminentemente fruto del instancias de la sociedad se de. con y sin humanos exigen medidas urgentes política económica. Aunque es- tamiento de las que. es más deter- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 88 Óscar Vara Crespo . desnutrición y acción por parte de todos los com- sufrimiento de millones de seres ponentes de la sociedad. por truye. exclusivamente. Es mente no se suele tener en cuenta muy habitual que los analistas cul- que la "correcta" instrumentación pen a una política económica inco- de tales medidas exige.pero no es me- moral que ejercen las situaciones nos cierto que el despliegue de la de extrema pobreza. rrecta o. con el fin de que las medidas pro- duzcan el efecto esperado o de que V. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO pues es el agente quien las cons. y son las pautas de compor. incluso. lidad del pensamiento económico aportar una intelección rigurosa y No hace falta decir más sobre “correcta” del problema a tratar. investigación sistemática de la intervención del Estado mediante Nuestra reflexión parte de cons- las denominadas “políticas de tatar que el pasado. mental para solucionar graves pro. Es cierto que. general. el in. y de la situación de la so. la ayuda humanitaria. tas demandas son lógica y moral- dividuo puede no ser totalmente mente justificables. la presión la tienen y mucha. en del estado lamentable en que se general. esta cuestión. a la au- mente. de los procesos económicos. a menudo se pasa por alto. en el sentido que hemos completo o a un fundamento desa- visto ya en los apartados prece. en vez de achacarlo a un análisis in- particular. inexorable. c. una "correcta" intelección sencia de una política económica. Elementos para una no agraven aún más la situación. desde un estas medidas. por el contrario. es responsabi- consciente. que no pasan. las personas que las componen. Este hecho (por otra parte eviden- blemas "económicos". No se puede negar que dentes. encuentran muchas sociedades. te). más ellas.

también como resultado del des- y los diversos tipos de políticas pliegue de la acción en general. por un lado. en nómica. hemos cabo por alguna instancia del po- visto en los capítulos anteriores der político. las relaciones entre aparte de otras muchas menores. un conjunto de medidas -sea gar el sistema de acciones. En cualquier operación de unas leyes caso. pero es una acción hu- que en la teoría económica coexis- mana al fin y al cabo.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO minante del estado en que aquélla ción del tipo que exige una política se encuentra. co- determinan la trayectoria de esos En la actualidad. ca. Resulta. económicas posibles. en general. das. todas ellas con análisis de la reali- na. En para la teoría económica reside en realidad. como implicación lógi- Una vez que se comienza a desple. resulta imprescindible perca- económicas146. sino de va- nómica no es sino una variante es- rios. están some. imprescindible tener un conoci. el problema procesos. por lo tan. sistema de leyes económicas a EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 89 . se deduce. los despliegues de la acción huma. tarse del hecho de que previamen- to. por otro. en particular.que ansían la me- sultado queda determinado por la jora de la sociedad. ten tres doctrinas principales. Ahora bien. te a la adscripción ideológica de miento completo y preciso de ese los diferentes sistemas de medi- conjunto de leyes cuando se trata. su re. sino de acciones humanas. De hecho. dad económica que contienen. En definitiva. de interés147. se trata de encontrar sistemas de leyes Tenemos así una doble fuente económicas más precisos que nos de problemas para los procesos permitan entender las causas de económicos: los diversos tipos po- esas situaciones no sólo como el sibles de sistemas de despliegues producto de una política. éste vacío o no. de cada uno de los cuales es posible pecial de la acción humana: se tra- deducir diferentes "tipos" de medidas o po- ta de una acción colectiva llevada a líticas económicas. económica. de desplegar una ac. se trata de una fuente que no disponemos de un único sistema única. por cuanto la política eco- articulado de leyes económicas. el peor de los casos. De cada una de ellas dad que son leyes económicas. se encuentra un conjunto o en particular. y de la política eco. para bien o para mal. algún aspecto tidas a unas relaciones de necesi.

en sistemas de leyes económicas más apariencia. Sólo la adscripción personal a una cosmovisión con- También se constata que dispo. En teorías. como no es arriesgado concluir que las no poseemos un criterio de deter- diferentes propuestas de política minación de la globalidad de nues- económica tienen su origen en di. o su nómica y de la teoría en general. constituyen en estos momen- fundamental es una caracteriza. Shackle. sí son nar al teórico por una u otra de las más amplias que las restantes.L. quedamos objetiva- incompletos y menos verdaderos y. no tendrán el resultado esperado sino que. Éste es un verda- por tanto. Y es dadero" de leyes económicas en el que. tos las concepciones antropológi- ción del agente económico distinta cas globales más avanzadas dentro para cada uno de ellos. la política econó- Hayek percibe en su Fatal Arrogancia mica se ha de convertir necesaria- palidecen ante la creencia de que mente en un ejercicio arbitrario del los teóricos saben más de lo que poder político. mente indecisos. en el fondo. la caracterización de deducción lógica de tales medidas. por el contra. distintos "tipos" de medidas de po- tuosas del mismo darán lugar a lítica económica ante las que. la acción humana austríaca y la ca- Y también hay que percatarse de racterización keynesiana de auto- que en cada uno de estos sistemas res como G. seguimos sumidos en rece evidente que caracterizacio. creta de la realidad (o más humil- nemos de caracterizaciones de la demente. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO partir de las cuales se produce la este sentido. tras concepciones del agente eco- ferentes caracterizaciones del nómico o de los sistemas de leyes agente económico. Pero. los peligros que que apoyarnos. valores y representacio- pletas. de la teoría económica. De hecho. Si ausencia. empeorarán la situación. que las medidas de polí- dero problema de la política eco- tica económica implicadas. el dilema de encontrarnos frente a nes demasiado reducidas o defec. porque no es posible llegar nes de la realidad) habrá de incli- a tal grado de conocimiento. EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 90 Óscar Vara Crespo .S. ciles de prever. si bien no son com. Ahora bien. a un sistema más laxo de persona que. por ejem- de leyes económicas el elemento plo. económicas. pa. no disponemos de un sistema "ver- rio. con resultados difí- pueden saber. creencias.

Y neoclásico. a la vista de los resultados ca de las economías de mercado. obtenidos. sus dominios volver a las prácticas de control de de definición son distintos. que puede serlo La cuestión está en saber qué ca- en muchos casos. se volverá a la intervención la hora de tomar un "tipo" de medi. discrecional monetaria y fiscal. años. de interés statu quo se rompa a medio plazo. es evidente que la justifi- en un estado de "consenso forza- cación de la política económica es do". además es un mino tomará la quiebra. La das hasta sus últimas consecuen. es decir.d. La evolución cícli. cuestión sigue estando en saber qué cias. y que. fundamentalmente por debido a que los diferentes mode- la carencia de otras alternativas. Se los teóricos obedecen a concepcio- observa que incluso gobiernos fi- nes antropológicas globales distin- lo-socialdemócratas se resisten a tas. llevan a pensar que es fácil que el ma de falta de voluntad. Cabe preguntarse si este sta- tus quo se va a mantener durante De forma general nosotros afir- mucho tiempo. en una especie de adscripción algo que tiene que dilucidarse en forzosa a las tesis del pensamiento el plano de lo puramente teórico. paradigma de intervención social- nocemos los elementos funda. mamos. por el con- De ahí la indefinición y el temor a trario.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO La dificultad de la instrumenta. será di- la demanda agregada que tanto fícil que se pueda dar una respues- utilizaron no hace más de veinte ta homogénea. cada uno y de cada sociedad. En realidad no se está seguro hacer o en saber cuál es la posición vital de de cuál vaya a ser el resultado. o de sensibilidad. V. porque se abandonará definitivamente el somos conscientes de que desco. aceptándose un mundo mentales de tal instrumentación. junto con el mantenimiento de si- ción de la política económica en tuaciones de ineficiencia y pobreza las diferentes sociedades actuales en el sentido más amplio del término nos no se trata tan sólo de un proble. o si. Justificación de la política podemos entender que tanto la económica política monetaria como la fiscal Si se tiene en cuenta lo expues- se encuentren en estos momentos to antes. de mercados libres. que la intervención es- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 91 . Enfrentados a este panorama. si problema de indecisión. demócrata. por tanto.

La teoría econó- mo en su conjunto 148 . Ahora bien. lítica económica más adecuada en dible. análisis las acciones que tienen lu- te técnico-económico. en los mercados: en este sentido. tanto entorno social en el que las accio- en el plano individual de cada agente co. sería im. desde luego. lo que no implica que no las que sólo lo hacen parcialmen. La pregunta que hay que hacerse las acciones susceptibles de ser ahora es la siguiente: con indepen. conviene saber cuál es el despliegue de las acciones humanas. Este primer paso es imprescin. viabilidad de la acción de las per- nómica puede mejorar en algún sentido el sonas. no creemos mitación de las acciones que se que semejante programa pueda despliegan principalmente en los dar frutos en un plazo breve de mercados. las que no lo hacen o tiempo. la aplicabilidad mentos dispone el pensamiento de las políticas. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO tatal en los procesos económicos política económica es mejorar la sólo está justificada si la política eco. la mejora gar en los mercados. siempre cesitaría tener una comprensión existirán "vacíos" que limitarán el mucho más profunda de la acción dominio de definición de los mo- humana de la que en estos mo. mejoradas mediante la política dencia del contexto teórico en el económica no tienen por qué ser que nos situemos. Además. debi- tea el pensamiento teórico. en el despliegue de las acciones lo económico no se ciñe exclusiva- humanas implica perfeccionar la mente a todo aquello que ocurre viabilidad de los planes de acción. por cuanto si el objeto de la un determinado momento. mente ambicioso. do a la imposibilidad de disponer de una concepción antropológica Responder a esta pregunta ne. nes tienen lugar. Este programa de investigación gunta nos remite de nuevo al mar. miento económico. En cualquier caso. Por una parte. se pueda decir algo acerca "la" po- te. universalmente válida. teórico. mica ha tenido como objeto de desde un punto de vista meramen. pueden mejorarse con la política económica y cuáles no? Esta pre. y desde el estado actual del pensa- prescindible tener una clara deli. por tanto. extraordinaria- co antropológico en el que se plan. Sin embargo. ¿cabe delimitar aquellas que pasan principal o ex- de forma general qué acciones clusivamente por los mercados. es. delos y. Nos EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 92 Óscar Vara Crespo .

CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO obliga. Por las consideraciones anterio- res entendemos que el progreso en Aunque el problema al que el análisis de la política económica constantemente hacemos referen- ha de seguir dos líneas de investi. mejoren o no la eficacia en situación en que se encuentran so- general de las acciones humanas. tir del estado actual del pensa- miento teórico-económico. Sólo progresivas acciones ineficaces y que desem- mejoras en la caracterización de bocan en planes de acción irreali- los agentes económicos y de sus zables. ello no puede im- fenómenos que los sistemas ante. en segundo lugar. las causas de los diferentes esta- de hacer y lo que no. si fuera el ca- V. 1) La teoría económica actual cuentra en general en una situa. sólo nos informa de tres tipos de ción de impasse. la del análisis de las medidas partir de los sistemas de leyes ya que. instrumentadas desde las di. de la deducción de pres- do de los sistemas de leyes conoci. la primera debe den deducir las orientaciones para predominar como objetivo del la instrumentación de la política científico.e. Prospectiva so. nos permitirán acción racionados en sus planes EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 93 . a par- conjunto. Desde esta perspectiva. dos en que pueden encontrarse las sociedades y deducir. conocidos. nes antropológicas nos obliga a cubrimiento de sistemas de leyes ser extremadamente prudentes en cada vez más generales cuyo domi. esto es. nuestras recomendaciones de polí- nio de definición dé cuenta de más tica económica. aquellas medidas de política económica más adecuadas. Son acciones o planes de interrelaciones. a extremar mejorar el conocimiento acerca de la cautela acerca de lo que se pue. No es posible eludir es- versas sedes que puede tener el ta tarea si pretendemos mejorar la poder. pedir el progreso del segundo tipo. partien. cripciones de política económica a dos. riores. cia de la diversidad de concepcio- gación: en primer lugar. ciedades e incluso culturas ente- tanto particularmente como en ras. la del des. sencillamente. y. se pue- Evidentemente. porque es precisamente económica que pasamos a referir a la carencia de un sistema idóneo continuación: de leyes económicas la razón por la que la política económica se en.

Es evidente que la apli- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 94 Óscar Vara Crespo . pleo que se alcanzaron en los años ciones ineficaces que éstas y que 30 y el desempleo con inflación todavía no han sido identificadas que se vivió a finales de la década correctamente por la teoría econó. Otro tanto puede decirse mercado -austríacos-. turo -Keynes. tam. Pero no es menos cierto que este tipo de acciones se producen y Esta breve ilustración histórica dan lugar a situaciones no desea. tales medidas no bastarían soslayar. nos lleva a contemplar con más bles. de las dramáticas tasas de desem- de luego. Existen. puede decirse lo mismo de la si- inflación alemana de los años 20 y tuación de subdesarrollo y miseria el período de estabilidad en que que sigue padeciendo esa parte esta economía entró a partir de la mayoritaria de la humanidad que reforma monetaria de 1948 son he. encontraban en situaciones pareci- cuencia de errores o de la ignoran. ración con las que se desarrollaron cia de la ignorancia acerca del fu. bajo condiciones de libre mercado. 1989 las sociedades centroeuro- ción de señales distorsionadas por peas que durante más de cuarenta manipulaciones monetarias años estuvieron sometidas a la -neoclásicos-. des. para sacarla del atraso en que se poco es posible obviar el diferente encuentra. aun- teoría de la acción humana no de. en compa- acción fallidos como consecuen.y acciones o planes teniendo en cuenta que todas se de acción frustrados como conse. de los 70. muchos más tipos de ac. Aquí. Episodios como la hiper. Porque. no es Occidente. pues la teoría y la nes acertadas. den ofrecer diagnósticos y solucio- mas es trivial. al menos en deter- historia económica enseñan que minados entornos históricos. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO de compra y venta en los mercados estado en que se encontraban en como consecuencia de la percep. acciones o planes de planificación socialista. pue- este reducido catálogo de proble. mica. cuidado las prescripciones de polí- tica económica que se deducen de Desde la perspectiva de una los modelos teóricos. De la misma forma. No no lo es. probable- chos históricos que no se pueden mente. que dispares y fundadas en antro- bemos estar tentados a pensar que pologías poco sistemáticas. das al terminar la Segunda Guerra cia acerca de las condiciones del Mundial.

CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO

cación de estos principios no pue- nen que la manipulación de la ma-
de sino beneficiar a estas socieda- sa monetaria y el coeficiente de ca-
des; sin embargo, se trata sin duda ja bancario fraccionario siguen
alguna de problemas mucho más provocando los ciclos económicos.
complejos, que exigen una investi- En cualquier caso, será difícil vol-
gación teórica más profunda. ver a ver en Europa y Norteamérica
inflaciones superiores a dos dígi-
2) Desde la información que nos tos, lo que, en sí, es una mejora
suministra la teoría económica, respecto a situaciones pasadas.
existe acuerdo casi unánime (aun-
que inestable) acerca de la necesi- 3) En lo que respecta a la exis-
dad, en el caso de sistemas finan- tencia de desequilibrios en los
cieros basados en dinero fiducia- mercados, cuestión tratada, princi-
rio, de instrumentar políticas mo- palmente, por Keynes y los austría-
netarias destinadas a limpiar las cos, encontramos un claro desa-
señales que transmiten los precios cuerdo: los keynesianos siguen
de interferencias monetarias, es buscando medidas de política
decir, políticas económicas al menos no económica que mejoren la crónica
inflacionarias. La aceptación casi subinversión, mientras que los
unánime entre los círculos acadé- austríacos se muestran partidarios
micos y de ejecución de esta políti- de la no intervención estatal, pues-
ca de las tesis de la Nueva Econo- to que se alteraría la evolución de
mía Clásica en materia monetaria, las sociedades que, naturalmente,
junto con la progresiva indepen- da lugar a sucesivos órdenes es-
dencia que van obteniendo los pontáneos que por lo general su-
bancos centrales, hacen que el ponen mejoras respecto a los ante-
problema de la inflación vaya riores. Los problemas de financia-
desapareciendo progresivamente ción de las políticas diseñadas ba-
de amplias zonas del mundo. Que- jo la influencia keynesiana y los di-
da por ver si la instrumentación de versos efectos que han tenido so-
estas políticas de estabilización, a bre la economía han aconsejado,
pesar de la inflación reducida que al menos, una política presupues-
producen, no conlleva efectos cícli- taria más prudente, centrada sobre
cos. En este sentido se pronuncian todo en unas cuentas equilibradas.
los autores austríacos, que sostie- Los tratadistas austríacos van más

EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA

Ángel Rodríguez García-Brazales
Óscar Vara Crespo 95

CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO

allá, buscando una reducción neta rrollo- con el fin de mejorar la
del peso del Estado en la econo- viabilidad de las acciones huma-
mía, asunto sobre el que no hay nas, debido a que es imposible
acuerdo definitivo. Pero sí existe saber con exactitud en qué accio-
acuerdo, al menos, en lo que se re- nes se va a mejorar y en qué sen-
fiere al mantenimiento de déficits tido se va a mejorar, si es que se
públicos sostenibles, cuestión pro- puede producir esta mejora. Sin
puesta también por la Nueva Eco- embargo, sigue siendo obligato-
nomía Clásica149 y que ha ido ga- rio para los Estados hacer planes
nando cada vez más credibilidad. para mejorar la disponibilidad de
4) Finalmente, la caída de los aquellos servicios cuya produc-
regímenes socialistas en 1989 y el ción, por razones históricas, si-
fracaso de la planificación econó- gue estando bajo su responsabi-
mica en gran parte del mundo oc- lidad. Pero no es aceptable, a es-
cidental ha dado por buena la vic- tas alturas del debate, plantear
toria de los autores austríacos en planes para el conjunto de la so-
el debate sobre la posibilidad del ciedad a menos que sean decla-
cálculo económico en una econo- raciones de intenciones que sir-
mía socialista. Se ha demostrado van de guía a los agentes acerca
que el mercado es un orden económico del funcionamiento de los merca-
mejor que la planificación socialista, no dos: una tasa de inflación orien-
sólo por los resultados históricos tativa o un objetivo de tipos de
sino porque facilita un despliegue orde- interés conforme con la política
nado de la libertad humana que el socia- de financiación del déficit públi-
lismo no permite. Como consecuencia co, etc. Es decir, si se trata de ha-
de esta superación, también exis- cer autopistas con cargo al presu-
te un consenso entre los tratadis- puesto público, su ejecución se
tas acerca de la ineficacia de la pla- debe plantear desde la necesidad
nificación estatal sobre todo aque- objetiva de este recurso para el
llo que el mercado puede resolver. tráfico rodado y no como una forma
En las actuales circunstan- de "activar" los planes de acción de de-
cias, no cabe plantear de nuevo terminados agentes con el fin de estimu-
políticas de planificación econó- lar el crecimiento económico para toda
mica -sea indicativa, sea de desa- la sociedad.

EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA

Ángel Rodríguez García-Brazales
96 Óscar Vara Crespo

CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO

Con estas premisas, y desde gundo, cuál de ellas es un modo
una perspectiva teórica que tiene superior de incrementar la viabili-
en cuenta que lo económico es dad de dichos planes. Por ejem-
una parte de la acción humana y plo, atendiendo a los fundamen-
que, en última instancia, son los tos últimos del pensamiento key-
despliegues de ésta los que deter- nesiano y austríaco, una sociedad
minan el desarrollo de las socieda- del laissez faire no tiene por qué ge-
des humanas, las conclusiones nerar sistemáticamente estados
que cabe extraer acerca del rumbo de coordinación de planes y de
que debe tomar en los próximos máxima eficiencia social e indivi-
años el pensamiento político eco- dual, incluso en presencia de una
nómico son las siguientes: política monetaria neutral. El des-
equilibrio, el desempleo o el sub-
En primer lugar, cada uno de desarrollo son fenómenos inhe-
los planteamientos teóricos vistos rentes al desenvolvimiento de las
parte de una determinada visión sociedades. No cabe esperar, por
del hombre, de una antropología tanto, que unos mercados libres
y de una determinada visión de la produzcan los resultados que se
realidad, de un cierto "selector de predicen desde las últimas versio-
preguntas teóricas" 150 . Por ello, nes del modelo neoclásico, esto
dan lugar a tres tipos de solucio- es, situaciones de pleno empleo y
nes ideales para esas "preguntas equilibrio general. Pero, que no se
teóricas" formuladas previamente. alcancen estos estados no quiere
Es decir, por expresarnos de ma- decir que una ordenación económica
nera más clara: partiendo de los basada en el libre mercado no sea más
presupuestos teóricos que les son eficiente, desde la perspectiva de la teoría
característicos, cada una de estas de la acción humana, que las alternati-
tradiciones propone un modo de vas planteadas por los keynesianos.
sociedad ideal diferente. Dos son
las cuestiones que hay que abor-
dar desde aquí: primero, desde la
existencia ideal, o real, de estos
tipos de sociedad, cuál es la me-
jor forma de incrementar la viabi-
lidad de los planes de acción; se-

EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA

Ángel Rodríguez García-Brazales
Óscar Vara Crespo 97

Alianza Editorial. Review of Economic Studies. Bole- tín de Estudios Económicos. "Keynes. Elgar. Bordo. (1964). (ed. pp. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO VI. vol. IV. pp. EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 98 Óscar Vara Crespo . NBER Monograph se- Securities in the Allocation of Risk. pp. "Keynes on thod. La metodología pp. 31. M. en Moggridge. "Clark Warburton Pioneer Monetarist". J. drow. 234- vol. (1985). Originalmente en (1998). Alian- Bateman. Tomado de Internet en de la Economía. y Schwartz.V. R. Jr.: Archi- tect of Modern Macroeconomics". pp. (1979). reate Robert E. 1.frb. Federal Reserve Bank of Minneapolis Induction. B. 171-86. vol. Macroeconomía. "The Elu. del pensamiento económico". vol. (ed. "The Role of Perspective. 22. (1990). 73-84. 23. Bateman.fed. (1989). "Nobel Lau- pp.E. A. New Directions in nomic Journal. y Meltzer. 521-44. pp. nº 38. 91-6. J. Alianza Universidad. za Editorial. (1994). A.us/research/qr/ qr2321. 1159-1163. Quaterly Review.). Davis. "Scientific Thinking Without Scientific Me. D. L. (1989). B.mpls. (1991).H. M.html. Barro. Bibliografía Almenar. pp. Lucas. idea de planificación en la historia Londres. ries.). Boland. Routledge. B. vol. vol. sive Logical Relation: an Essay on Change and Continuity in Keynes's Caldwell. Aldershot. pp. El dinero y la Economía. V. en Atomism and Organicism". (1995).W. 99. R. Madrid. Routledge. The University of Chicago Bearing". The Eco- Backhouse. Chicago y Londres. Londres. His. Press. K. la siguiente dirección: http://woo- Madrid. 2-12. 154-172. S. (1990). (1999). Blaug. Brunner. (1994).J. Chari.D. Madrid. vism. S. tory of Political Economy.B. "La Economic Methodology. 54. en Money in Historical Arrow. y Bru. nº. and Econometrics". Two Views of Popper". Journal of 359-79. K. 12.W. Economic Perspectives. Beyond Positi- Thought". Perspectives on the History of Economic Thought.

pp.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO Davis. Davis. nº 1. Aldine. (1983). vol. vol. J. tical Psychics. F. en Friedman. Contemporary Economists). (1995). 458-80. en of Monetary Policy". Foundations of Keynes's Econo- Friedman. Economics. (1956). y Homburg.Y. tion of the Phillips Curve". A Monetary ces. "The De- Economy. (1963). nº 2. pp. "Interest croeconomics. impreso en 1967 por Kelly. (1969). (1969). Friedman. Felderer. "The Role Friedman's Methodology". Essays in mum Quantity of Money and Other Es- Positive Economics. ment versus Inflation: an Evalua- tity Theory of Money -A Restate. M. (1992). The American (1990). W. The Opti- Friedman. M. 1867-1960. y Boland. Berlín. M. Chica. M. 15. "Unemploy- Friedman. Fordham Uni- mics.B. Mathema.J. man. Princeton. Londres. 63-86. (1969).. pp. Monetarist ment". pp. go.B. Milton Friedman: Critical Assess. (1969). A Program mics". pp. (1953). M. M. "The Quan. LVIII. Economics series. pp. y Cambridge. (1881). vol.A. 237-60. (1966). 141-55. Chicago. pp. (1991). EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 99 . M. También en Fried- tiques of Moore: Philosophical man. (1968). 27. Stu. pp. (1959b). III. 61-77. 95-110. También en Friedman. M. ments (Routledge Critical Assessments of 1-17. pp. pp. "Keynes's Cri. Re. "Keynes's La- ter Philosophy". Routledge. M.. Friedman. Springer. "An Essay on the Foundations of Friedman. L. History of Political Friedman. Blackwell. 51-67. M. M. en Fried- Edgeworth. The University of says. M. An Essay on the Applica- tion of Mathematics to the Moral Scien. Kegan Paul & Co. S. versity Press. Friedman. M. History of the United States. Cambridge Journal of Econo- for Monetary Stability. (1969). IEA Masters of Modern dies in the Quantity Theory of Money. 111-39.). Rates and the Demand for Money". B. Chicago Press. (ed. Chicago. Economic Review. Oxford University Press of Chicago. J. 3-21. en Friedman. Friedman. National Bureau of Economic Re- search. Macroeconomics and New Ma. mand for Money: Some Theoretical and Empirical Results". (1975). Frazer. Nueva Princeton University Press for the York. vol. Nueva York. M. (1959a). Londres.

83/2. Economic Review. 286-311. nº Fournations of Probabiblity. 1-23. Unión Editorial. Hayek. University Press for the National Friedman. A Monetary History of the el título Price Theory. M. "Robert Lucas. 312-23. (1948). F. pp. Friedman. (1945). pp. A. 1. 33-48. vol. Scandi- tional Choice. Recipient of the 1995 Nobel Me- Expected Utility. Knowledge in Society". y Schwartz. navian Journal of Economics. F.I. brium". y Savage. Fair Gambles and Ra. Econome. (1983). Federal Reserve Princeton. F. A. 4.H. 1.J. 519-30. Elgar. Hayek. García Morente. pp. en (1997). (1992). M. 35-54. morial Prize in Economics". en (1997). Fair and Knowledge". M. Cheltenham. los precios. Routledge & Sons. Debreu Model of General Equili- Friedman. Hayek. Fournations of Proba. pp. (1997b). "Economics lity". (1997a). Expected Utility. M. 189-235. Elgar.E. American mes. Bank of Richmond Economic Quaterly. ference Collection. ción de José Vergara y José Vergara Friedman.A.A. R. y Schwartz. "The Utility Analysis of Hall. Leccio- vol. Nueva York. (1984). "Money and Business Madrid. Elgar Re. Londres. S. "The Use of biblity. Princeton dine Publishing C. M. M.. M. 1867-1960. Madrid. Porrúa. "John Bureau of Economic Research. trics and Economic Games. pp. L. Economica.J. Hayek. 35. Chicago. Econometrics and Economic Ga. "The Expected-Utility Hypo- thesis and the Measurability of Uti. E. M. (1969). L. 98. F. Maynard Keynes". y Kuznets. (1945). vol. Originalmente bajo (1963b). vol. (1935). vol. Cheltenham. México. J. 1. Collectivist Eco- nomic Planning.J.A. 1962 y 1976. Income from Independent Profes. Al- United States. en Friedman. Friedman. vol. La desnaciona- Friedman. M. (1952). Traduc. EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 100 Óscar Vara Crespo . (1996).J. lización del dinero. (1984). pp.A. de San Román. E. pp. R. en Palgrave. nes preliminares de Filosofía. Geanakoplos. Alianza. La teoría de Cycles". Elgar Reference Collection. NBER. Choices Involving Risk". "Arrow- sional Practice. (1937). Gambles and Rational Choice. (1963a). y Savage. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO Friedman.

Collected Writings. J. Preparation. vol. Biography. Londres. Collected Writings. J.S. 147-59. Kelley. A Treatise on 1922-1929: The Return to Gold and In- Money. Keynes and the 'Classics': A Suggested In. Macmillan. Hayek. XV. Keynes. vol. pp." Econometrica.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO Hayek. J. 1922-1929: The Return to Gold and In- dustrial Policy. (1995). The General Huerta de Soto. (1992). Londres. A. Huerta de Soto. mics: a Review Essay". The Theory of Londres. Nueva Keynes. lismo. XIX. "Mr. Macmillan. W. Precios y pro- pp. Macmillan. "The Gene- gancia. Macmillan. J. (1996). ral Theory of Employment". Theory and After: Part I.M. The General Unión Editorial. Keynes. XXIX. Collected EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 101 . J. vol. Madrid. reimpreso en 1965 por Augustus M. (1972d).M. Macmi- sarial. 509-18. S. Collected Writings. netary Economics. Unión Editorial. (1937). F. (1990). La fatal arro. (1937).M. Probability. J. Political Economy. Madrid. X. Journal of Mo. J. J. XIX. (1972b). (1930). The General Keynes. 209-23 y en Collected Writings. Collec- ted Writings. pany. J. Londres. cálculo económico y función empre. (1981c). vol. Keynes.M. Keynes. ducción. (1998). 35. Londres. Macmillan. Activities York. Keynes. Londres. F. Macmillan. I. dustrial Policy. Madrid. Collected Writings. vol. Brace and Com. Collected Writings. Monetary Reform. and Unemployment Policies. pp.M. J. Keynes. (1972a). II. J. Dinero.M. "Boun. Essays in ded Rationality in Macroecono. 51. Socia. (1981a). Keynes. Nueva York. Jevons. crédito bancario y ciclos económicos. vol. 1929-1931: Rethinking Employment ney. Lon- dres. Londres. (1911). J. Unión Editorial.M. 5. Theory and After: A Supplement. Madrid.M. Interest and Mo.R. Unión Editorial. XIII. (1972c). Hicks. vol. pp. (1981b). Macmillan. Keynes. (1923). The Quarterly Journal of Economics.M. llan. 215-26. Harcourt. vol.A. Activities Theory of Employment. vol.M. (1936). Hohkapohja. VIII. A Tract on vol. J. Activities Keynes. vol. A Treatise on terpretation.M. J. vol.

nº dres. (1975). Madrid. Lucas. L. (1988). "On the Eco. "An Equili- urnal of Economics. nº 1. T. La filosofía Lucas. Review of Economic Studies. (1937). "Expectations positivista. 18. Cycle". (1972). croeconomics: Beyond IS/LM. Macmillan. 215-35. The Meaning of Analysis". pp.E. (1980). (1993). (1976). 4. nº 2. pp. nomic Theory of Socialism. Londres. "Econome- Lange. (1993). Landais. J. 83. 103- Maynard Keynes: a View from an 24. pp. Economic Analysis". 53-71. Review of Economic Studies. Le Monétaris. brium Model of the Business 368-79. vol. Ensayos de Lawson. T. 97. 53. 19-46. pp. and the Neutrality of Money". Economica. (1936). pp. "A Contribution to a Pure Theory of Leslie. N. Hill Book Company. Collected Writings. R.M. Conventions". Macmillan. pp. R. (1988). Keynes. "The Relative/ 1931-1939: World Crises and Policies in Absolute Nature of Knowledge and Britain and America. vol. 174-200. 123-42. Austrian Window". 4 . Part II". vol. Londres. Review of Social Eco- Kiyotaki. vol. Lon. vol. nal. Lucas. M. Part I". Londres. (1989). B. 4. vol. XX. Lucas. "Keynes and Routledge. pp. Lawson. vol. Barcelona. (1987). South African Jo. pp. in a Pure Currency Economy". "Equilibrium Lange. O. pp. vol. pp. Kolakowski. D. R. 203-20. 11. París. (1988). vol. Journal of Political Economy. (1982). T. vol. R. Economics. 38-65. Crítica. nº 3. me. nomic Inquiry. Keynes. 2. Activities Lawson. R.M. and Uncertainty in Economic Kirzner. Advanced Ma- Money". Journal of Economic Theory. Jour- Lachmann. I. 1113-44. Cátedra. Journal of Post-Keynesian Market Process: Essays in the Develop.E.E. (1992). tric Policy Evaluation: a Critique". "On the Eco. XXI. Eco- nomic Theory of Socialism. 1. (1987). McGraw- vol.E. nomy. pp. EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 102 Óscar Vara Crespo . 951-70. J. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO Writings. O. "John nal of Economic Theory. "Probability persuasión. (1983). 51. y Wright. 51. Economic Jour- vol. L. Journal of Monetary Economics. vol. ment of Modern Austrian Economics.

17. R.. 255-56. y Stokey.. (1995). Studies in Business Cycle Theory. (1986a). 9-45. vol. Foundations of Economic Theory. 59. Advance Economy". miento económico y dinámica Empresa- nal of Monetary Economics. L. vol. Press. nº Critical Review. R. pp. (1998). (1961). R. "Optimal Fiscal Monetary Policy in Muñoz Pérez. S.F. (1997). y Lucas. (1984). Universidad Au- 55-93. nº 1-2.F. 293-316. Unión Editorial. 151-171. (1981). The Ultimate Foundations of Economic Science. Muth. "Principles Economía Política. Principios de Lucas. J. ledge. 329-75.E. ter Conference Series on Public Policy. Mises. vol. pp. pp.E. rial. dium of Exchange in an Economy Originalmente en Fisher.L. R. 21. C. Unión Editorial. y Jr. tónoma de Madrid. view". mic Advisor". 12. The University of Chicago 14. Dis. "Money in a trian Critique of Mainstream Eco- Theory of Finance".E. (1962). (1980). vol. (1987). Carnegie-Roches- nomics: an Empiricist´s Response". "Money as a Me- sil Blackwell. Madrid. Mises. cretion. Ba- Sargent. pp. 199-210. Marimon.E. pp. pp. 401-26. "Boettke's Aus- Lucas. licy. pp. y Stokey. Oxford. T. R. R. Menger. (1994). 55. “Rational Ex- "Money and Interest in a Cash-in. R. Mayer. 117-34. Creci- an Economy Without Capital". Lucas. La acción huma- na. T. pp. "Adaptive McCann. 12. L. with Artificially Inteligent Agents". Londres. Jour. Probability Behavior and Economic Theory". Econometrica. Jo- Madrid. pp. C. Lucas. N. urnal of Monetary Economics. Rational Expectations and Economic Po- Journal of Dynamics and Control.L.E. E. Van Lucas. (1990). pectations and the Theory of Price EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 103 .E. "Rules.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO Lucas. and the Role of the Econo. McGrattan E. 491-513. (2000). N. (1983).E. Oxford Economic Papers. 42. Inc. Rout- Journal of Business. of Fiscal and Monetary Policy".. (1986b). Chicago. pp. Lucas. nº 4. en Robert. F. Prince- de Economics: an Analytical Re- ton. "Supply-Si- Nostrand Company. vol. (1989). Tesis doctoral. vol. vol. R.

te del emperador. mics. Foundations of Employment and Infla- cations". en Moggridge. 1861-1957". Tecnos. Librairie Droz. "The Rela- Palgrave. Un análisis de los lí- bra. Cambridge Journal of Econo. R. Mac. Phillips. (1964). Tesis EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 104 Óscar Vara Crespo . Pareto. tomo IX. Grijalbo-Mondadori. (1982). (1989). A. vol. The Philosophical Foundations of Keynes's Pelloni. Economics and Politics. Basil Blackwell. 315-335. Rates in the United Kingdom.E. Approach". "Conti- nuity in Keynes's Conception of Penrose. Elgar.M. V. Macmillan. the Rate of Change of Money Wage millan. (1984). Keynes: nebra. (ed. Madrid. Londres. IV. Gine. “Jubilé du Pro- pp. économie pure”. mente irrealizables. tomo XX. vol. (1990).M. R. R. K. vol. 14. "A Note on Thought and their Influence on his Econo. pp. Dictionary tion between Unemployment and of Political Economy. O'Donnell. A. (1989).M. E. pp. Philosophy. Microeconomic Foundations and Economic Appli. H. Friedman and the Neo-Bayesian mics and Politics. Pareto.I.W. (1987).H. en Oeuvres Com- plètes. O'Donnell. Rational Expectations. mites de la Escuela Austríaca. The Manchester School of dres. (1990). Barcelona. Pareto”. Pareto. V. on Mathematics: Philosophical Phelps. Gine. en Oeuvres Com. E. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO Movements”. (1975). Macmillan. 407- 18. (1987). tomo I. Popper. "Keynes Oxford. en Oeuvres Com- plètes. “Cours d'Éco. Gi- O'Donnell. La nueva men- Probability". R. Libraire Droz. Economics and Social Studies. Perspectives on the History of Eco. 53-72. vol. I. V. pp. A-E. objetivo. G. (1997). Al- Pesaran.). (1989). pp.R. fesseur V. nomie Politique”. Conocimiento bra. 25. tion Theory. (1974). (1958). Lon. 29-47. Econometrica. Economica. vol. R. 283-99. D. “Marxisme et Rodríguez García-Brazales. Libraire Droz. Los planes de acción intrínseca- plètes. 29. Londres. The Limits to dershot. nomic Thought.

7-15. Estu. pp. Madrid. R. ce". ideas keynesianas. Vigencia de Keynes y lo Keynesia- "Concepciones de la acción huma- no". R. Cen- nación de la acción humana y la di. pp. (1991c). AE. Rubio de Urquía. Librería Editrice Vaticana. pp. en John-Peter Pham (ed. Doctrine. necesidad y li. 165-73. 67-106. R. 17-82. nes antropológicas en la constitu- pp.). (1996). (1991b). Rubio de Urquía. (ed. "Leyes económicas. en Rubio de Urquía. Revista de Trabajo y Seguridad Social. R. la orde. R. "Amor de preferencia por los po- bertad en los procesos históricos" bres y dinámica económica del en VVAA. R. R. F. pp. Información Comercial Es- bastián. (1994). mo de la Iglesia Católica. (1990)." en pectives for the Future of Catholic Social Fernando Fernández (coord. teoría de los procesos asignati- La herencia de Keynes. pp. Eunsa.). Assessment and Pers- námica global y económica. Rubio de Urquía. pañola. Doctrina social de la cristiano". R. EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 105 . Short Note on the Anthropological Rubio de Urquía. Nueva Revista. 9. Madrid. tessimus Annus. Madrid. Vaticano. 395-453. Ediciones de la "Acerca del lugar de las concepcio- Universidad de Málaga.). "La Foundations of Economic Scien- Encíclica Centesimus Annus. (1991a). de Madrid. (1998a)." rial. na. Real Sociedad Bascon- "Ética y Procesos de Asignación de gada de Amigos del País. "A de Sociedad". Unión Editorial. dios sobre la Centesimus Annus. (1992). pp. 597- 695. nº Rubio de Urquía. Homenaje a Julio Rubio de Urquía. en VV. (1993).). "Ke. (1991). en Mo- chón Morcillo. R. (ed. pp. Málaga.. ción y progreso de la Teoría Econó- mica". 301-13. Vigencia de las Rubio de Urquía. R. R. 457-81. AEDOS/ Pamplona. en Estudios sobre el catecis- Iglesia y realidad socioeconómica. "La Rubio de Urquía.AA. Universidad Autónoma DOS/Unión Editorial. (1988).CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO doctoral. Rubio de Urquía. pp. San Se- Recursos". Caro Baroja. Alianza Edito- vos y el momento histórico actual. 631-46. ynes y Después de Keynes". "Economía de Mercado y Formas Rubio de Urquía.

Universidad Autónoma de Madrid. "Una aritmética monetarista desa. Londres. 167. 169-83. (1996) y (1998a). (1976). (1984). BAC. N. 2. pp.. L. (1975). mas nuevos de los que cabe esperar res- 2. Rodríguez García-Brazales. (1989). (1996). tructura y crisis de la Modernidad. Shackle. the Opti- nard Keynes. (1999) y Muñoz del pensamiento teórico. (1999). 1920. "Rational Expectations and the Vara Crespo. Concepcio- Theory of Economic Policy". Macmillan. R. en Oeuvres Économi- Expectativas Racionales e Inflación. no (1991b). 241-54. Macmillan. (2000). (1991a). Crítica de las doctrinas nística e investigación".J. "Économique gradable" en Sargent. de momento. Madrid. y Wallace. John May- "Rational Expectations. Génesis. The Economist as Saviour mal Monetary Instrument and the 1920-1937. nómica. son conocidas. Politique et Sociale. Optimal Money Supply Rule". vol. Vid. Hopes Betrayed 1883- drid. John May- Facultad de Filosofía y Letras. Walras. París. y Wallace. Sargent. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO Rubio de Urquía. (1989). Vid. (1994). N. G. mica. nº 2. nº 2. Londres. T. (1992). 3. Econo- 99. ria en el pensamiento económico moderno. T.J.S. y Wallace. Skidelsky. ques Complètes. Fondo de Cultura Eco- Congreso Humanidades e Investigación. O. R.L. Rubio de Urquía. Valverde. R.. R. 83. pp. N. Epistémi- "Humanidades. Sargent. F. Journal nes del agente económico y teoría moneta- of Monetary Economics. Jour- nal of Political Economy. Sargent. C. puestas diferentes que. Tesis doctoral. pp. Ma- nard Keynes. Tomo VII. en Actas del económicas. ca y Economía. 330-41. et Mécanique". Universidad Autó- noma de Madrid. Debido al estado de descomposición (1997) Vara Crespo. O. vol.F. formación huma. T. Mélanges d'Économie Alianza Editorial. T. (1998b). México. Madrid. surgen paradig- Pérez. (1976). es- pp. Notas 1. A. Por este motivo centra- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 106 Óscar Vara Crespo . Skidelsky.

Vid. Vid. "y serán los objetos ciencias sociales en general. 11. (1988). "no debe haber res neoclásicos era precisamente ésta. 19. V. 283. ambos tipos de hechos. parte Jevons con los anteriores autores. C." y también. 7. (1996). no sólo a la ciencia económica sino a las Son hechos psíquicos. pos celestes.Y. 283. Jevons. y ninguna duda de que el placer. p. Valverde. W. llegando a afir. Se confirma así el tensivo. 15: "La mar que: "en la teoría de las satisfacción concepción del hombre como una máquina de máxima del intercambiador y la de la placer puede justificar y facilitar el empleo energía máxima de báscula. 283. donde presenta. lidad del trabajo. (1996). Edgeworth. que también com- los económicos. 8. otra. constituyen magnitudes de carácter in. Pareto. dos teorías económicas de mico hasta la fecha. mientras que a la mecá. en la teoría de términos mecánicos y razonamiento del equilibrio general del mercado y la matemático en la ciencia social". Vid. Walras distingue entre dos tipos de reconocido el carácter cuantitativo del hechos matemáticos: los exteriores. pp. Rubio de Urquía. etc. L. "notre for tham es completamente matemática en intérior en est le théâtre". no extensivo. Vid. Queda EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 107 . no se encuentra más que una sola diferencia: la exterioridad de los dos fenó- 5. 330 y ss. A En cuanto al carácter mecánico de la me- esta segunda clase de hechos pertenecen todología económica. Kolakowski. 3. equivalencia del carácter matemático de 21). menos mecánicos y la intimidad de los 6.S." y los de la Moralidad y Legislación de Ben- íntimos. Nos interesa enfatizar. "Nuestra ciencia debe ser matemá- 9. Valverde. simplemente porque trata con can- que la visión metodológica de los auto. el paralelismo entre los de nuestras acciones en la industria y el fenómenos mecánicos y los sociales en comercio ciertamente depende de com- cuanto a su consideración y en cuanto al parar las cantidades de ventaja o desven- método a aplicar en su estudio. Vid. nica racional y a la mecánica celeste o valga la siguiente afirmación: "La teoría astronomía pertenecería la primera. Incluso las teorías del moralista han 10... Valverde. que pasan en nosotros. F. pp. tidades. Vid.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO mos el análisis en estas tres escuelas teoría del equilibrio general de los cuer- que han liderado el pensamiento econó. (1881). pp. de las ciencias psíquico-matemáticas". valor. dolor. Vid. son todas nociones que ad- II. La Introducción a los Principios pertenecen al "théâtre de la nature. uti- no otra más atemperada. § 592. en una tabla de miten cantidad. taja. C. p. C. que asunto. 9 y 10. (1996). p. aquí considerada puede ser descrita como ras está determinado a demostrar la la mecánica de la utilidad y el interés-propio" (p. tomo I. F. 12-3 y también tomo capital. una parte y dos teorías mecánicas de la 4. carácter y método". (1984). Vid.. y por lo tanto su carácter positivo que este autor concedía apreciación es subjetiva e individual. 12. p. mejor dicho. (1911). (1996). especialmente. Walras. riqueza. p. tica. L. dinero y (1964). Vid. la totalidad doble entrada. Wal. Estos últimos. fenómenos económicos".

o pro. p. abordaremos los dos cam- Vid. y Schwartz. B. julio-diciembre. Vid. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO claro. Vid. S. (1975). K. pos en que el Cálculo del Placer se capítulo IV. Vid. Más tarde se reimprimió con ligeros cambios en 15. otra cita: ". B. el economista rechaza los ca- rácter general que sean universalmente sos 1) y 2) y acepta el 3) . (1987). XXXVIII. Esta interpretación de la exposición neoclásica tiene para Friedman la consi- del método hipotético-deductivo de deración de hipótesis como si. K. tiende a maximizar la utilidad individual. consiste en la imposibi. Vid. p. miento o inducción. racional no existen en la naturaleza más de lo que existe el homo economicus". 16.. 2) resultantes de un comporta- lidad de que.. el Cálculo Utilitario. Vid. (1988).. P. p. existe una aceptación en casi todos es. pp. 29. "[Las] decisiones pueden ser considera- 20. Vid. L. en Économie Appli- 14. que 21. también. en 28. 17. se tumbres o en el puro hábito. "Los cuerpos sólidos de la mecánica Friedman. 15 y 16). 25. 23.21. 33-4. Pareto. sistema en el cual cada parte y el todo 27. conclusiones de ca. 114 a 149. p. por- válidas. (1997a). M. p.R. Pareto. y Meltzer. V.. (1994). M. 136. M. 67. A. das como: 1) puramente fortuitas o acci- blema de Hume. puede subdividir. (1975). junio de 1948 y reeditado en nomiques. El problema de la inducción. que: Analyse formelle". fuerzas hedónicas cada una de las cuales 25. Friedman. p. partiendo de la experiencia miento estrictamente basado en las cos- de una serie reiterada de fenómenos. Vid. (1985). (1959a). (1985). 20-2. Vid. es decir la economía y la ética utilitaria. el equilibrio de un 26.D. Nos referimos aquí a que la teoría 19.. Vid. En general. M. p. Friedman. M. V. pp. Friedman. en parte. 56: Caldwell. Vid. de plein emploi sur la stabilité économi- 13. (1994). M. investiga el equilibrio de un sistema de (1979). y Homburg. El cálculo económico 24. V. (1953). Pareto. p. 30. Bordo. 18. Vid. 32. (1987). quée. Vid. 31. (1995). pp. 17. por lo dicho en estas citas. El artículo fue primero publicado en tiende a maximizar la utilidad universal" francés como "Les effets d'une politique (pp. (1953). (1953). que sólo el 3) satisface nuestro deseo de EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 108 Óscar Vara Crespo .J. mediante el razona.H. A. dentales. 17. (1953). (1954). M. Friedman. Friedman. Hacemos aquí referencia a la dicoto- Su relación con la concepción positivista mía existente en los modelos neoclási- y mecanicista es clara. Publicado en American Economic Review. o 3) resul- puedan alcanzar. M. Vid. M. Blaug. Brunner. (1982). Kolakowski. IV. en esta cos entre el sector real y el monetario. tos autores del pensamiento utilitarista. M. Felderer. Blaug. Pareto. 17. 22. Popper. Vid. tado de un acto de elección deliberado. Vid. L. Fried- Hempel y Carnap la hemos tomado de man. 1951. Les Nouvelles Théories Eco. (1992). Boland.

J.' Por lo tanto mera edición original de 1962. circunstancias en la que estén. al tomar en la de 1976. estas decisiones. "The Demand for Money: Some Theo. (1980). M. Chari. y Stokey. "Money and Business Cycles". en Fried. 48. una fortísima rro. R. 331-2. "En la línea de Arrow-Debreu hay una 40. como resaltan Brun- retical and Empirical Results”. rrientes se forman como respuesta a esta man. (1975) y no aparece en la pri. J. Vid.. Vid. L. G. (1991). (1997a). Vid. Vid. La hipótesis de la pre-existencia de 38. 37. Lucas. guiese e intentase maximizar un fin único". M. se puede observar. gida en una expectativa racional . Pelloni. R. 47. También Fried. Al estudio de las tasas permanentes y mación disponible para la gente incluye transitorias le había introducido Harold información sobre esta clase exhaustiva Hotelling en su curso del año 1933-34. p.J. la expuso menta relativamente poco la renta per. Friedman. nota 5. y Schwartz. Vid. (1964). (1999). "La idea general consiste en que el bienes estado-contingentes. au. capítulo tea un requisito de información esencial- 12. K. M. 34. (1997a). M. por ejemplo.A.. tesis implica. R. R. 272. M. Vid. Friedman. Vid.H. pp. información extensiva que ha sido reco- nota 13. y Schwartz. A. A.J. 44.. (1997a). M. Friedman. A. M. el consumo". 33. Por supuesto. Vid. y Boland. p. N. (1997a).E. mente imposible y extremo -la existencia man. y Savage. Vid. y Meltzer. Phelps.J. Vid. Las decisiones co- L. La metodología utilizada por Lucas Friedman. pp. lidad sobre la clase. E. por lo tanto. W. (1987). Lucas. tal hipó- manente y. Friedman. y (1952). Vid. (1984) y (1963b). p. (1948) 46. M. 102.W. actúa como si persi.E. V. 112 y 345. y Kuznets. 114. Friedman. el conoci- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 109 . (1969). Ba. (1987). nes dependiendo del momento del manente. Este capítulo es una versión de Fried. p.L.V. den concretarse en el futuro. 54: man. 49. 45. (1945). También. K. quiera de sus artículos sobre teoría mo- netaria o financiera de los años ochenta: 36. la consumo depende de la media a largo idea de que podemos distinguir los bie- plazo de las rentas -llamada renta per. Friedman. (1974). Si tiempo en el que estén y la estructura de la variación de la renta es temporal. (1995). Vid. ya de por sí. y una distribución (objetiva) de probabi- Así se refiere en: Frazer. vas de los agentes.y no sólo de la renta actual. La infor- 42. M. sistemas de política económica. en cual- 35. Phillips. (1956). Arrow. 464-5. es decir. Plan- 43.. M. (1969). S. pp. aunque sí supondremos que el individuo. tura estocástica diferente de choques y (1963a). Lucas. Cada es- tado se halla asociado con una estruc- 41. A. Friedman. por ejemplo. ner.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO obtener una 'explicación.. M. (1983). exigencia para las capacidades cogniti- 39. de una metadistribución . M.E. en clase de estados contingentes que pue- Friedman. (1958).

(1972). ya que las (1975). pp. p. p. (1990). mente descontadas en las expectativas. S. 512. Vid. (1986b). defendió que el comportamiento de los 53. 68. (1984).c. R. de la política económica debe consistir. R. XV. 255-56.E. la manifestación presente de las variables 64. R. J. La 65. llace.E. (1981). (1993). Vid. Vid. p. un prolongado proceso de aprendizaje".S. (1981).E. N. J. Vid.g. Lucas es partidario de restringir las gunos ". Sargent.E. Geanakoplos. 112. 66. agentes cambia en el tiempo. Sólo políticas que no hayan sido anti- 50. Lucas 52. (1999). C. Requiere 61. por lo que 54. Vid. La evaluación 56. Nos referimos a los denominados más bien. Vid. 4 y 5.L. Pesaran. Leslie. (1975) y (1976). Chari. 57.E. Vid. y Nancy. Vid... p. Lucas. Resaltamos aquí tres de ellos: Lucas (1990) y Honkapohja. Lucas. p. acomoda toda la información contenida p. p. pp. pp. vid. Marimon.E.J. L. y Wa- Las señales económicas (e. 12. y Lucas. R. y Stokey. (1961). En él ven al. se adquiere instantáneamente. pone dos restricciones que denomina re- 59. y Wright. Lucas.V.E. 35-6. 511. Hall. 114. probabilidad de cualquier aconteci. im- p. R. el supuesto de que sus parámetros per- Cann. 67. 62.. "La implicación del uso de procesos éxito. N. 110. los pre. Las ya anticipadas son rápida- de Markov para la modelización econó. Lucas. McGrattan E. H. de comportamiento. depende sólo del des modelos macroeconométricos bajo estado presente del mismo". (1986a). T. Vid. mocráticos de acuerdo con ciertas reglas rica desde Keynes". (1972). en analizar la evolución del modelos de aprendizaje racional aco. En concreto. 402. Lucas. descontarse completamente. el pasado puede proporcionalmente. 58.E. Lucas. dado el registro histórico política económica por medio de gran- completo del proceso. (1987). mantenerse constantes. Vid. apartado III. cipadas por los agentes podrían tener 51. (1996). Vid. pp. T. manecerían estables en el tiempo. 69. N. (1989) y (1991). (1976). Lucas. R. nota 7. probabilidades no variarán en el tiempo.E. Lucas. Vid.E.E. (1983). CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO miento sobre estructuras estocásticas no 60. glas constitucionales del juego para to- EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 110 Óscar Vara Crespo . V. D. (1972).. p. 110. 40. 260. y Sargent. (1994). reaccio- nando al medio de operación. R.E. Vid. Lucas. R. Muth. Vid. R.E. R. vid. Mc. R. R. (1989). en los resultados previos del proceso. dichos parámetros difícilmente podrían 55. Vid. R. por ejemplo. Lucas.posiblemente el ensayo más acciones de los sucesivos gobiernos de- significativo de la macroeconomía teó. modelo bajo distintos regímenes de po- tado..F. (1995). R. La crítica atacaba la evaluación de la miento futuro. Lucas. R. Kiyotaki.E. cios) están cargadas de información. 63. lítica económica. (1972). Vid.1. mica es que uno sólo necesita enfocar su de tal modo que afectan a los precios atención en el presente. R.

Keynes veía al economista proyec- miento fue grande. T. tiempos muy tempranos. en apoyo de una moción J. T. 494-5: 70.M. (1988). (1981b). J. políticas pasadas. de 180. 73.CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO dos los gobiernos: "Que los impuestos anunció a su sorprendido padre que es- sobre el capital recaigan sobre capital taba 'a favor de la confiscación de la ri- previamente acumulado y sus equivalen. Sidney Webb.E. 438-9. Sargent. y Wallace. 79. (1994). Vid. N. 241. Vid. p. (1982). J. será. gresiva reorganización de la Sociedad en lección impartida en Moscú y Leningrado la línea del Colectivismo Socialista es entre el 5 y el 14 de septiembre de 1925. 82.M. de la opinión: cómo una doctrina tan iló- 75. en febrero de 1911. (1981a). pp. Por ellos. modo tan poderoso y duradero. T. p. R.. Keynes. (1989). Sargent. T. Sobre esta evolución. p. y Wallace. 34. y Wallace. gica y tan torpe puede haber ejercido. (1982). Lucas. (1989). (1989). p. Sargent. a excepción de la generación de inte- 167." Skidelsky. Vid. incluso aunque los de nuestros nietos" en Keynes. J. 37. pp. Utilizaremos aquí la versión española "No hay nadie hoy en política [1939] que del texto. bres y. Keynes no era en sí tado hacia grandes tareas: "Creo que en mismo un socialista doctrinario. Sargent. Vid. (1982).M. p. nales". les. N. 128. N. Vid. Sargent. 288. R. N. estas circunstancias. Sargent. como un portento para los historiadores 168. fluencia sobre las mentes de los hom- 171. 80. T. J. (1989). se puede asegurar 78. artículo aparecido EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 111 . p. lectuales comunistas de posguerra me- 72. Vid. Skidelsky. en Key- 170.el socialismo marxista ha de permanecer siempre 74. nes.M. Hay que advertir que aunque la in- fluencia del socialismo sobre su pensa.M. J. en el Cambridge Union sobre que 'la pro. Keynes. es que habló. T. R.M. 81. pp. nores de 35 años. Bajo Vid. Vid. evolucionó a una ria se pre-comprometa al mantenimiento posición intermedia entre el liberalismo de una senda específica de precios nomi. queza'. 167. Vid. 638 a 649. 77. (1986b). Key- dría añadir que unos meses más tarde nes. pp. los economistas. con el más importante del mundo". ". una in- 76. Sargent. 331. y Wallace. su proximidad por el momento el más incompetente al socialismo fue evidente: "La evidencia grupo de científicos. Pero posteriormente. J.' Uno po. T. sin embargo. N. siento agrado y respeto". Keynes. a través de ellas. N. Vid. "Las posibilidades económicas una política eficiente. p. p. valga un penique fuera de las filas libera- 71.M. (1989). p. p. Desde los próximos 25 años. N. también. "El fin del 'laissez-faire'". tes sean nulos. y el socialismo. Vid. y Wallace. y Wallace.. Keynes.. (1989). sobre los aconte- cimientos de la historia". tanto inevitable como deseable. p. (1989). p. y Wallace. (1992).. y que la política moneta. gobiernos no se comprometan con las (1988). 231-234.

CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO

originalmente en The Political Quaterly, ción total de bienes, I la inversión y S el
abril-junio, 1932; Keynes, J.M. (1982), p. ahorro. Vid. Keynes, J.M. (1930), p. 137.
500, artículo editado originalmente en 91. Vid., por ejemplo, los comentarios
una serie de conversaciones publicadas sobre el comportamiento de los empre-
en The New Statesman and Nation el 28 de sarios en Keynes, J.M. (1930), pp. 159 a
enero de 1939. 161.
83. Vid. Keynes, J.M. (1981a), p. 222, artí- 92. Por ejemplo, R.M. O'Donnell, T. Law-
culo originalmente en The Nation and the son, B.W. Bateman, J. Runde, J. B. Davis,
Athenaeum, 24 de mayo de 1924; también A. Carabelli, A. Cottrell, F. J. Cardim de
"The End of Laissez-faire", Keynes, J.M. Carvalho, entre otros muchos.
(1988), pp. 82 y 84-5; y, finalmente, Vid.
93. Nos referimos a las contenidas en
Keynes, J.M., (1936), pp. 378-9.
Keynes, J.M. (1972a).
84. Vid. Almenar, S. y Bru, S. (1989), p. 94. Vid. Keynes, J.M. (1936), p. 148.
536 a 542.
95. Keynes ya anticipó en otras ocasio-
85. Vid. Keynes, J.M. (1982), pp. 84-5 y, nes su convicción sobre la importancia
especialmente, la 88. de los estados psicológicos en los nego-
86. Vid. Keynes, J.M. (1982), pp. 87-8. cios. Una de esas ocasiones se encuentra
en Keynes, J.M. (1981b), pp. 638 a 649,
87. Vid. Keynes, J.M. (1982), p. 91. donde aparece un texto que resume gran
88. Vid. Keynes, J.M. (1982), pp. 91-2. parte de los argumentos keynesianos del
capítulo 12 de la General Theory.
89. Vid. Keynes, J.M. (1988), p. 294. Vid.
también sobre el control de la población, 96. Sobre la definición de las convencio-
"¿Soy un liberal?" Ibid., p. 305; y también nes para Keynes, Vid. Keynes, J. M.
Keynes, J.M. (1981b), p. 441 y Keynes, (1937), p. 214.
J.M. (1982), p. 89. 97. Éste es el famoso concepto de animal
PR + P ′ C (E – S) + I spirits al que hace alusión Keynes en Key-
, donde π es
E I–S
90.π = ------------------------ = -------------------------- = ---- + -----------
O O O O nes, J. M. (1936), p. 161.
el nivel de precios del producto como
conjunto, P es el índice de precios de los 98. Vid. Keynes, J. M. (1936), pp. 172, 207
bienes de consumo, P' el índice de pre- y 233.
cios de los bienes de inversión, R el volu- 99. Las razones que aduce Keynes son, a
men de bienes y servicios de consumo lí- nuestro juicio, de gran endeblez. La nula
quido que afluyen al mercado y son com- sustitución de la producción de dinero
prados por los consumidores, C el incre- depende de que éste sea dinero fiducia-
mento neto de la inversión, E el ingreso rio de curso legal, en cuyo caso los parti-
monetario total o ganancias de la comu- culares nada pueden hacer para aumen-
nidad en un momento del tiempo (tam- tar su cantidad. Parece que Keynes pre-
bién puede interpretarse como la remu- tendía provocar en el lector la conclusión
neración de los factores), O la produc- de que incrementar la masa monetaria

EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA

Ángel Rodríguez García-Brazales
112 Óscar Vara Crespo

CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO

está en la mano del Estado, y que es re- generan procesos inflacionistas y que el
comendable que lo haga. En segundo lu- ahorro financia el crecimiento. Sin em-
gar, la nula elasticidad de sustitución bargo, en el segundo caso, se añade a la
sólo es aplicable al caso en el que, como economía una capacidad de compra ex ni-
dice Keynes, aumente el valor del dinero; hilo que finalmente obliga a un aumento
si se reduce, el dinero será sustituido por del ahorro a los consumidores, como
otros medios de pago. consecuencia del incremento de los pre-
100. Vid. Keynes, J. M. (1936), p. 142-3. cios de los bienes de consumo. Por esta
Keynes parece afirmar que el error de razón se le denomina ahorro forzoso,
Fisher se debe a que éste confundía el porque los consumidores, sin quererlo,
efecto sobre la eficiencia marginal del financian las inversiones ex post con un
capital con el efecto sobre el tipo de in- sacrificio en su consumo. Como litera-
terés, dado que una expectativa de alza tura de esta teoría se puede consultar,
de los precios siempre estimula la pro- por ejemplo, Hayek, F. A. (1996), o Huerta
ducción. de Soto, J. (1998).
101. Vid. Keynes, (1937), p. 216. 110. Siguiendo la doctrina del multiplica-
102. Vid. Keynes, J. M. (1936), p. 210. dor, Keynes razona que un aumento
dado de la inversión produciría un au-
103. "El espectáculo de los modernos
mento del ingreso de la economía que, al
mercados de inversión me ha movido a
ser repartido por los agentes en función
la conclusión de que hacer la compra de
de la propensión marginal al consumo
una inversión permanente e indisoluble
entre consumo y ahorro, generaría una
como el matrimonio, excepto por razo-
cantidad de éste último exactamente
nes de muerte o de otra causa grave, se-
igual al aumento inicial de la inversión,
ría un útil remedio para lo males con-
tal y como el lector puede comprobar por
temporáneos". Vid. Keynes, J. M. (1936),
sí mismo.
p.160.
104. Vid. Keynes, J. M. (1936), p. 161. 111. Vid. Mayer, T. (1998), p. 164.
105. Vid. Keynes, J. M. (1936), p. 219. 112. La exposición más conocida se en-
106. Vid. Keynes, J. M. (1936), p. 164. cuentra en La Acción Humana, de Ludwig
von Mises (1995).
107. Vid. Keynes, J. M. (1936), p. 221.
108. Vid. Keynes, J. M. (1936), p. 320. 113. Por praxeología el pensamiento aus-
tríaco entiende la teoría de la acción hu-
109. La teoría del ahorro forzoso afirma
mana, mientras que por cataláctica en-
que los aumentos de la inversión tienen
tiende la teoría de los mercados.
un efecto diferente cuando son provoca-
dos por aumentos del ahorro voluntario 114. "...una conducta consciente, movili-
de los agentes económicos, o cuando lo zada voluntad transformada en actua-
son por aumentos de la masa monetaria. ción, que pretende alcanzar precisos fi-
En el primer caso, se postula que no se nes y objetivos", Mises, L. (1995), p. 15.

EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA

Ángel Rodríguez García-Brazales
Óscar Vara Crespo 113

CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO

115. Leemos en la página 27 de esta edi- fuente y son, en este sentido, homogé-
ción: "En este sentido hablamos del sub- neos". Vid. Mises, L. (1962), p. 64.
jetivismo de la ciencia general de la ac- 119. "La tarea primera y básica del pen-
ción humana; acepta como realidades in- samiento es estar atenta a las relaciones
soslayables los fines últimos a los que el constantes entre los fenómenos externos
hombre aspira en su actuar; es entera- que afectan nuestros sentidos. Un con-
mente neutral respecto a ellos, abste- junto de acontecimientos que están rela-
niéndose de formular juicio valorativo al- cionados regularmente de una manera
guno. Lo único que le preocupa es deter- definida a otros acontecimientos se de-
minar si los medios empleados son idó- nomina una cosa específica y, como tal,
neos para la consecución de los fines es distinta de otras cosas específicas. El
propuestos". punto de partida del conocimiento expe-
116. En la página 24 de la edición que rimental es comprender que A se sigue
manejamos de la Acción Humana se puede uniformemente de G. La utilización de
leer: "La acción humana es siempre y ne- este conocimiento ya sea para la produc-
cesariamente racional. Hablar de "acción ción de B o para evitar su aparición, se
racional" es un evidente pleonasmo y, denomina acción. El objetivo primero de
por tanto, debe rechazarse tal expre- la acción es, o bien dar lugar a B o preve-
sión". nir que ocurra". Mises, L. (1962), p. 20.
117. "Una acción inadecuada al fin pro- 120. En este punto, nos remitimos a
puesto no produce el fruto esperado. La Huerta de Soto, J. (1992), pp. 52-73.
misma no se adapta a la finalidad perse- 121. Este hecho le lleva a Jesús Huerta de
guida, pero no por ello dejará de ser ra- Soto a afirmar que dicho conocimiento
cional, pues se trata de un método origi- se crea ex nihilo. Vid. Huerta de Soto, J.
nado en una deliberación razonada (aun- (1992), p. 63, n.30.
que defectuosa) y de un esfuerzo (si bien
122. Vid. Huerta de Soto, J. (1992), p. 65.
ineficaz) por conseguir cierto objetivo".
Vid. Mises, L. (1995), p. 25. 123. Vid. Huerta de Soto, J. (1992), p. 51.
118. "...brota de la misma fuente que el 124. Vid. Menger, C. (1997). En particular,
humano razonamiento. Acción y razón el capítulo 8: "Teoría del dinero".
son cogenéricas y homogéneas; se les 125. "Los usos heredados son fruto de
podría considerar como dos aspectos di- procesos de selección a lo largo de los
ferentes de una misma cosa". Mises, L. cuales compiten entre sí un conjunto de
(1995), p. 48; y "... la realidad cuya diluci- irracionales o, mejor dicho, 'injustifica-
dación e interpretación es tarea de la dos' tipos de comportamiento, llegando
praxeología, es cogenérica con la estruc- hasta las siguientes generaciones tan
tura lógica de la mente. La mente hu- sólo aquéllos que, sin que nadie se lo
mana genera tanto el pensamiento como haya propuesto intencionadamente, más
la acción humana. La acción y el pensa- han contribuido a facilitar el crecimiento
miento humanos surgen de la misma de la población de aquellos colectivos

EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA

Ángel Rodríguez García-Brazales
114 Óscar Vara Crespo

A. 99- tuales de conducta. Mises. J. -quizá de índole religiosa. p. circulación. I. pasando por Wicksell.A.216. algo cialism. lo que en realidad se está EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales Óscar Vara Crespo 115 .CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO que decidieron asumirlos. (1992). se iban seleccionando los modos habi- 132. En este libro se en- a las gentes a hacerlo". mica y financiera a escala global. 923. instituciones y 131. Este proceso de se- 100. Hayek. período de tiempo y con muchos más es- tadios intermedios de lo que pueda su. relativamente reciente. (1992) pp. 127. "Puede el tesoro público retener una 128. 137. Un excelente resumen del debate y otros elementos que lo integran fueron de la posición de Mises y Hayek puede apareciendo gradualmente a medida que encontrarse en Huerta de Soto. ciar demográficamente el colectivo y de 134. el orden extenso no sur- the Problem" y "The Present State of the gió de repente. parte de los abundantes recursos fiscales 129. J. Las diversas es. Hayek de mano no recibe por vía genética sino a 1978. Vid. 4. cuentran artículos claves del debate. lección no se basaba en criterios de efec- tividad.A. nada tiene que ver con las motivaciones Londres. Fisher. Hayek. Part I". 283. pues. Vid. La presentamos así porque este es ferentes actores. Véase desde Thorton a Friedman.que indujeron Kelley. Routledge & Sons. pp. vol. el título del ensayo de F. 1975. tales cantidades queden detraídas de la bate se debe a F. bles de facilitar la colaboración entre di.A. los caracteres transmitidos gi. nº 2. Collecti. Una de las primeras recopilaciones resultantes de la euforia alcista. (1997). 133. 123-142. etc. acerca del denominado "socialismo de delo actual. como el de Mises. sino a través de un largo Debate". Kirzner. "On the Economic exigió el paso de centenares de miles de Theory of Socialism. actitud que vist Economic Planning. Clifton. 941-42. (1997). febrero.A. (Recuérdese que todo ello mercado" son (1936). "Nature and History of "Por supuesto. p. F. cultural. En tanto del material publicado durante aquel de. tradiciones. pp. En comparación con (1937). F. Vid. 136. L. "On the Economic Theory of So- ellos. pp. (1992). vol. Hayek insistió mucho en este punto: del mismo Hayek. Huerta de Soto. 203. Review of Economic Studies. F. ran en torno a ciertas normas suscepti. p. (1995). Mises. (1997). También una de las principales facilitar la integración de gentes ajenas fuentes de la actual inestabilidad econó- al grupo". 126. Hayek (1935). "En lo que respecta a la evolución 135. normas que el ser hu. L. Part II". nº 1. Los trabajos clásicos de Lange gerir la simple contemplación del mo. 130. p. tructuras. Review of Eco- años. el orden de mercado es. Mises. "Economic Calcula- tion in the Socialist Commonwealth" y. Vid. y no sólo los cinco o seis milenios nomic Studies. 123-142 y más recientes). 4. Hayek. 138. través de un proceso de aprendizaje". sino en su capacidad de poten. Hayek. (1995). obra reeditada por Augustus M.

p. Vid. si tales recursos son de de señales en determinados agentes que nuevo lanzados al mercado. Pero esta operación necesaria de las leyes económicas en los procesos de asignación de recursos no significa que los procesos económicos sean algo predeterminado . Vid.". racciones económicas y sociales. (1991c). García Morente. En el fondo. (1981).M. 240. (1989). (1992). 142. Direct acquaintance en el original. (1992). 942. J. p. 46: "Las leyes económicas 'operan' (por así decirlo) de modo necesario e inexora- ble. Ahora bien. Rubio de Urquía. p. p. 146.B. independientemente de circunstan- cias 'de tiempo y lugar' y de la voluntad humana. keynesiana. 139. García Morente. 148. Davis. J. p. 145. a y anticíclica que bien puede frenar la eu. tivas erróneas. R. movilicen recursos que permanecen cará con ello la relación monetaria y se ociosos como consecuencia de expecta- reducirá el poder adquisitivo del dinero.. (1989). p. Vid. se modifi. L. Davis. Vid. Mises. través de la correcta percepción de las foria generada precisamente por los nue. 174. (1995). 141. y Wallace. señales transmitidas por los precios. 144. el neoinstituciona- lismo. Sargent T. Vid. 140. R. das obras públicas". (1998b). N. éste es el objetivo de los análisis de las diferentes doctrinas de EL ESTADO Y LA TEORÍA ECONÓMICA Ángel Rodríguez García-Brazales 116 Óscar Vara Crespo . así como la economía marxista. la vos medios de pago puestos en circula.B. 150. y las austríacas a través En ningún caso pueden dichos fondos generar los de la liberalización completa de las inte- factores de producción exigidos por las proyecta. 83. p. 209. Vid. 143. a través de la introducción ción. 147. Vid. CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO practicando es una política deflacionaria pensamiento económico: la neoclásica. Vid. R. Vid. (1996). (1995). Valverde. M.. C. Rubio de Urquía. La cursiva es nuestra. 209. M. 149. 64. Entre las más interesantes actual- mente podemos citar la economía evolutiva en sus diferentes formas. O'Donnell. p. etc.

CUADERNOS EMPRESA Y HUMANISMO Nº 1 Aspecto financiero y aspecto humano de la Empresa Vittorio Mathieu Nº 2 La interpretación socialista del trabajo y el futuro de la Empresa Leonardo Polo Nº 3 La responsabilidad social del empresario Enrique de Sendagorta Nº 4 El sentido de los conflictos éticos originados por el entorno en el que opera la Empresa Juan Antonio Pérez López Nº 5 Empresa y Cultura Fernando Fernández Nº 6 Humanismo y Empresa Cruz Martínez Esteruelas Nº 7 Moralidad y eficiencia: líneas fundamentales de la ética económica Peter Koslowski Nº 8 La estrategia social de la empresa Manuel Herrán Romero-Girón Nº 9 El trabajo directivo y el trabajo operativo en la empresa Carlos Llano Nº 10 El altruísmo en la empresa George Gilder Nº 11 Ricos y pobres. Igualdad y desigualdad Leonardo Polo Nº 12 El utilitarismo en la ética empresarial Joan Fontrodona Nº 13 La empresa en la historia Agustín González Enciso Nº 14 La empresa entre la Economía y el Derecho José Antonio Doral Nº 15 La empresa ante la nueva complejidad Alejandro Llano Nº 16 Empresa y libertad Jesús Arellano .

Nº 17 ¿Qué es el humanismo empresarial? Rafael Alvira Nº 18 El rendimiento social de la Empresa Jose M.¿Para qué? Juan Antonio Pérez López Nº 30 La empresa y el ambiente socio-político en el umbral del nuevo siglo Daniel Bell Nº 31 La gestión del cambio en la empresa Juan A. Basagoiti Nº 19 Elementos configuradores de la actual valoración del trabajo Tomás Melendo Nº 20 Dirección y sistemas de mando Manuel López Merino Nº 21 La índole personal del trabajo humano Tomás Melendo Nº 22 La revolución social del management Tomás Calleja Nº 23 Indicadores de la madurez de la personalidad Enrique Rojas Nº 24 Empresa y sistemas de cooperación social Ignacio Miralbell Nº 25 Humanismo para la dirección Miguel Bastons Nº 26 Actualidad del humanismo empresarial Alejandro Llano Nº 27 Notas sobre la cultura empresarial Rafael Gómez Pérez Nº 28 La importancia de la dinámica política para el directivo Manuel Alcaide Castro Nº 29 El poder.. Díaz Alvarez Nº 32 Hacia un mundo más humano Leonardo Polo Nº 33 Estudio histórico sistemático del humanismo Higinio Marín ..

Sison Nº 47 La lógica del directivo: el control necesario y la confianza imposible Pablo García Ruiz Nº 48 La 'revolución' institucional de la empresa. Sison .El ámbito austrogermánico Alejo J.Nº 34 Humanismo estamental Higinio Marín Nº 35 Consideraciones sobre el activo humano de la empresa Tomás Calleja Nº 36 Ser el mejor.Metodología de la ciencia económica Alejo J. Hacer que otros también lo sean (Sólo para empresarios) José María Ortiz Nº 37 La Etica de la Sociedad de Consumo Antonio Argandoña Nº 38 Hacia una Economía Política Humanista Ludwig Erhard Nº 39 Las referencias sociales de la empresa Tomás Calleja Nº 40 Máximo Beneficio y Máxima Racionalidad José María Ortiz Nº 41 La inserción de la Persona en la Empresa Armando Segura Nº 42 Humanismo pericial Higinio Marín Nº 43 Dimensión humanista de la energía Tomás Calleja Nº 44 La empresa entre lo privado y lo público Miguel Alfonso Martínez-Echevarría Nº 45 Competitividad y cooperación como valores institucionales de la empresa Santiago García Echevarría Nº 46 Filosofía de la economía I. El reto al directivo y a los recursos humanos Santiago García Echevarría Nº 49 Filosofía de la economía II.

productividad y precios Paolo Savona Nº 57 Lo común y lo específico de la crisis moral actual Rafael Alvira Nº 58 La ética empresarial: una aproximación al fenómeno Manuel Guillén Nº 59 La dimensión política de la economía Miguel Alfonso Martínez-Echevarría Nº 60 Sobre la cooperación competitiva Ana Fernández y Carmelo Lacaci Nº 61 Organizaciones inteligentes en la sociedad del conocimiento Alejandro Llano Nº 62 La economía social de mercado de Ludwig Edhard y el futuro del estado de bienestar Ana Fernández y Carmelo Lacaci Nº 63 La persona humana en la empresa de fin de siglo Carlos Llano Nº 64 Estado. sociedad civil y empresa Tomás Calleja Nº 65 Sobre la confianza Richard Brisebois . Sison Nº 54 La familia: un imperativo para la empresa Ramón Ibarra Nº 55 Variaciones sobre una crisis Tomás Calleja Nº 56 Pobreza. Los fundamentos antropológicos de la actividad económica Alejo J.Nº 50 Valores éticos de la empresa Juan Cruz Nº 51 La empresa virtuosa José María Ortiz Nº 52 Las decisiones en la empresa: cálculo y creatividad Miguel Bastons Nº 53 Filosofía de la Economía III.

Nº 66 El protagonismo social de la empresa Tomás Calleja Nº 67 Dimensiones estéticas de la empresa Rafael Alvira Nº 68 La empresa como realidad estética Ana Fernández Nº 69 De la estética a la ética de la comunicación interna Iñaki Vélaz Nº 70 La respuesta empresarial a una nueva dinámica del empleo: ¿Eficiencia económica versus eficiencia social en clave ética? Santiago García Echevarría Nº 71 La profesión: enclave ético de la moderna sociedad diferenciada Fernando Múgica Nº 72 El empresario servidor-líder Enrique de Sendagorta Nº 73 Peter Drucker (I): Hacia una biografía intelectual Guido Stein Nº 74 Peter Drucker (II): Sobre empresa y sociedad Guido Stein Nº 75 La narrativa anglo-americana de la propiedad Alejo Sison Nº 76 La empresa como sujeto de las relaciones internacionales Javier Herrero Nº 77 Clima y Cultura empresarial Iñaki Vélaz Nº 78 Valores burgueses y valores aristocráticos en el capitalismo moderno: Una reflexión histórica Agustín González Enciso Nº 79 Hacia una nueva teoría de la empresa Miguel Alfonso Martínez-Echevarría Nº 80 Los pliegues ocultos de las relaciones en la empresa Tomás Calleja Nº 81 La empresa entre el psicologismo y el conductismo Miguel Alfonso Martínez-Echevarría .

Nº 82 La Tercera Vía en Wilhelm Röpke Jerónimo Molina Cano Nº 83 Teorías de la empresa y crisis de la modernidad Miguel Alfonso Martínez-Echevarría Nº 84 Adam Smith: interés particular y bien común Raquel Lázaro Cantero Nº 85 Violencia y modelos sociales. Una visión humanista Tomás Calleja Serie en inglés: Nº 9 Managerial work and operative work within enterprise Carlos Llano Nº 10 The altruism of enterprise George Gilder Nº 15 Business and the new complexity Alejandro Llano Nº 17 Enterprise and Humanism Rafael Alvira Nº 22 The social revolution of management Tomás Calleja Nº 30 The socio-political environment that enterprise may face Daniel Bell .