You are on page 1of 6

INFUNDIR ESPERANZA EN EL ACONSEJADO

Un cambio bíblico no puede tener lugar en una persona si no hay esperanza


especialmente en las situaciones difíciles que debemos encarar como consejeros.

El énfasis bíblico sobre la esperanza

No se puede subestimar el papel que juega la esperanza en el proceso de la


santificación.
La escritura dice:
La esperanza produce un gozo que permanece aún en medio de las pruebas más
difíciles.

Contraste entre la verdadera y la falsa esperanza

- La mayoría de los consejeros, tanto cristianos como no cristianos entienden


que las personas con problemas necesitan esperanza.
Lo que muchos consejeros infunden es una falsa esperanza que descansa sobre
un fundamento no bíblico que inevitablemente se derrumbará.
Vamos a entender la diferencia entre la falsa esperanza y la verdadera esperanza
que describe la biblia.

CARACTERISTICAS DE LA FALSA ESPERANZA

La falsa esperanza:

Se basa en ideas humanas relacionadas a lo que es placentero y deseable


A veces el consejero anima o insinúa a la persona a pensar que obteniendo lo que
desea su situación cambiará, esto es un serio error, lo vemos cuando se ofrecen
cosas materiales o aún el obtener sus sueños personales.

- La falsa esperanza se basa en una negación de la realidad

 Cuando creemos tener talento para alguna actividad, o cuando


terminamos una relación, hay consejeros o personas que nos
ALIENTAN a pensar que si tenemos talentos, o que esa persona
volverá esta es una distorsión de la realidad porque ni se tiene el talento
ni el ser querido regresará

- La falsa esperanza se basa en pensamientos místicos o de magia

 Muchas personas y aún creyentes colocan sus esperanzas en fantasías


o en agüeros pensando que con esto les irá bien en todo lo que
emprendan. Ejm: Andan con el nuevo testamento en el bolsillo para que
los proteja
- La falsa esperanza se funda en un concepto extra bíblico de la oración

 Las personas que fundan su esperanza en que orando mucho


(continuamente) sus problemas se solucionarán están fuera de la
realidad, porque la oración por sí sola no mueve la mano de Dios. Él
espera mucho más de aquellas personas. Ejemplo:
Dios nunca prometió que podremos alcanzar la meta sin esfuerzo
intensivo

- La falsa esperanza se basa en una incorrecta interpretación de las


escrituras

 Algunos creyentes cometen graves errores al querer interpretar la Biblia


a su manera, sin estudiarla a profundidad, (mirando el contenido) y solo
tomando lo que ellos creen que Dios les está hablando , ejm: cuando
abrimos la biblia al azar – hay que leer todo el contexto

- Como consejeros debemos desalentar las falsas esperanzas de la gente,


sabremos que esto provocará desaliento o desánimo, ahora llevaremos a
las personas a mostrarles, enseñarles y reafirmarles en una verdadera
esperanza. Cristo.

- La verdadera esperanza es una expectación de algún bien basada en


la Biblia.

 Las promesas que encontramos en la Biblia para nosotros representa


una expectación. Es la esperanza de la fe, es la esperanza de la
salvación, es la esperanza de la segunda venida de Jesús, esto es algo
que esperamos con intensidad para todo creyente que está seguro de
la palabra de Dios.

- La verdadera esperanza es el resultado de una verdadera salvación

 Conociendo que Jesús es nuestra esperanza debemos enfocar al


aconsejado a que crea, conozca y tenga una intimidad con Cristo para
que pueda reafirmar su esperanza de salvación por medio del
entendimiento que por la muerte en la cruz Él nos dio salvación. Esta
esperanza de salvación la confirmará el Espíritu de Dios por medio del
nuevo nacimiento.
- La verdadera esperanza es global en su enfoque

Cuando Jesús estuvo aquí en la tierra vino con el propósito de cumplir el


plan de Dios para toda la humanidad (Judíos y Gentiles) puesto que Dios
no hace excepción de personas. Dios siempre ha tenido un enfoque total
para toda la humanidad, y es por medio de Jesucristo, quien supo soportar
todas las humillaciones y se entregó hasta cumplir cl propósito del Padre,
de que hubiese una esperanza eterna. El aconsejado debe conocer los
planes eternos de Dios para con su vida y que estos deben llevarse a cabo
desde ya (no esperar más tarde - mañana)

- La verdadera esperanza es realista

 Como consejeros debemos enseñar al aconsejado que la vida cristiana


no nos va a evitar ni el sufrimiento ni el dolor, puesto que Dios quiere
por medio de las pruebas desarrollar en nosotros una esperanza basada
en el poder de Dios. Así el aconsejado comprenderá cuan real es Dios,
al lograr transformar su vida de acuerdo a los planes de Dios.

- La verdadera esperanza debe ser renovadora diariamente

 Así como decimos diariamente: Señor aumenta nuestra fe, así mismo
debemos pedirle nuestra esperanza. Esta esperanza se manifiesta al
mantener una relación firme con Dios (constantemente por medio de la
palabra y la oración).

- La verdadera esperanza es el estudio de la palabra

 Debemos como consejeros ser diligentes en el estudio de la palabra y


pedirle a Dios que nos dé un correcto entendimiento de la misma para
así poder aconsejar por medio de la palabra. Cuando consejero y
aconsejado leen y estudian la biblia, ese diligente ejercicio lleva a
conocer la verdadera esperanza

- La verdadera esperanza es una cuestión de voluntad

 El ser humano es su libre albedrio tiene la oportunidad de escoger lo


que es correcto o incorrecto, esto es algo voluntario. Cuando
escogemos lo correcto tenemos esperanza, cuando se escoge lo
incorrecto viene la desesperanza. Necesitamos colocar nuestra
esperanza en Dios y su palabra la cual nos da los recursos para tomar
el camino correcto y esperar en sus promesas.
- La verdadera esperanza se basa en el conocimiento

 Si tenemos un verdadero conocimiento de la palabra ella nos mostrará


que las diferentes pruebas nos llevan a un conocimiento más profundo
de Dios. Estas verdades nos harán entender que en la palabra de Dios
viviremos esperanzados, aún en las peores circunstancias.

COMO INSPIRAR ESPERANZA

Para inspirar esperanza debemos conocer qué tipo de relación tiene el aconsejado
con Jesús. Vamos a encontrar 2 tipos de aconsejados, quien conoce a Jesús
(creyente) y aquel que no lo conoce (no creyente).

- Ayudar a la gente a crecer en su relación con Cristo

Para inspirar esperanza el aconsejado debe estar convencido que la


verdadera y única esperanza es Jesucristo (intima comunión)

 Como consejeros debemos conocer si el aconsejado conoce o no a


Jesucristo, puesto que vamos a encontrar creyentes que no tienen una
buena comunión con Cristo. Y encontraremos no creyentes que
primeramente debemos evangelizar, para que así tanto el uno como el
otro logren tener esa intimidad que se necesita para que su relación con
Cristo crezca.
Debemos no solo ayudar a la gente a iniciar una autentica relación con
Cristo, sino proveer esperanza a los verdaderos creyentes ayudándoles
a fortalecer su comunión con Él

- Enseñar a la gente a pensar Bíblicamente

 Cuando el aconsejado no tiene esperanza, es porque no conoce las


verdades de Dios, por tanto debemos ayudarles a pensar bíblicamente
en varios aspectos.

1. Pensar bíblicamente acerca de la situación específica: (la palabra


habla).

 La palabra de Dios es específica acerca de cada situación del ser


humano; la misma palabra da instrucciones específicas de que es una
fuente inagotable de esperanza.
2. Pensar bíblicamente acerca del carácter de Dios

 Por lo general los aconsejados necesitan ampliar o corregir sus


conceptos acerca de Dios. Cuando se conoce el carácter de Dios el
aconsejado verá beneficios y cobrará esperanza al aprender a pensar
bíblicamente.

3. Pensar bíblicamente acerca de las posibilidades buenas

 En medio de las circunstancias negativas el aconsejado debe aprender


a pensar que en medio de las circunstancias, Dios nos quiere enseñar a
crecer en su conocimiento. Cuando el aconsejado entiende el porqué
de las circunstancias, verá que hay una gran esperanza que los
sostendrá a través de la misma.

4. Pensar Bíblicamente de los recursos divinos

 En medio de las circunstancias Dios nos provee de recursos por medio


de su palabra, para que el creyente comprenda y se fortalezca a través
de Cristo; allí estará su confianza.

5. Pensar Bíblicamente acerca de la naturaleza y causa del problema

 El consejero debe llevar al aconsejado por medio del conocimiento que


la naturaleza y la causa de los problemas son básicamente espirituales,
por causa del pecado. Cuando el aconsejado logra entender y
reconocer que sus problemas están relacionados con el pecado, dará un
paso significativo para hacerse libre y no volver a pecar al conocer la
obra redentora de Cristo para con su vida; allí tendrá abundancia de
esperanza.

6. Pensar bíblicamente acerca de lo que dicen

 El aconsejado con la ayuda del consejero debe aprender que lo que le


dicen secularmente no le ayudará a tener una esperanza.

No puedo, no quiero, no entiendo, no sé cómo hacerlo, mi esposa me pone


furioso. El aconsejado deberá conocer que hay palabras bíblicas relacionadas con
el problema tales como pecado, temor, enojo, preocupación, codicia, amargura,
avaricia, envidia, celos y que éstos términos deben dirigirlos hacia Cristo y las
escrituras.
Proveer ejemplos piadosos a los aconsejados.

Otro medio que pueda inspirar a nuestros aconsejados, es demostrarles


esperanza a través de nuestras propias vidas o las de otros. Que mejor persona
para mostrarle ese ejemplo de esperanza que el mismo consejero.

Conclusión.

La única y verdadera esperanza es Jesucristo, por lo tanto hay que conocerlo y


tener una comunión con él, esto se logra por medio de la oración y el estudio de la
palabra para que así se produzca el nuevo nacimiento.