You are on page 1of 5

ALEACIONES NO FERROSAS

Son aleaciones que no contienen fierro, o contienen cantidades relativamente pequeñas


de hierro, algunos ejemplos, aluminio, cobre, zinc, estaño y níquel. Sus propiedades son
lata resistencia a la corrosión, elevada conductividad eléctrica y térmica, baja densidad
y facilidad de producción.

Una aleación es una mezcla sólida homogénea de dos o más metales, o de uno o más
metales con algunos elementos no metálicos.

Estas aleaciones pueden ser por tratamiento térmico o por precipitación.

ALEACIONES DE COBRE.

El cobre posee una densidad de 8.93 g/cm3 y una temperatura de fusión de 1083 C. su
conductividad eléctrica es excelente, y se puede mejorar mediante procesos de afino, lo
que hace de las aleaciones de cobre un material idóneo para la fabricación de cables
eléctricos. Su excelente conductividad térmica permite su uso de radiadores o
cambiadores de calor.

Cristaliza en la red fcc, por lo que es fácilmente deformable y tiene una buena
conformabilidad en frío, no tanto en caliente, por el excesivo aumento del tamaño de
grano. Posee una resistencia media (entre 200 y 350 MPa) y se puede obtener
alargamientos a rotura de hasta el 40 por 100. Es un metal criogénico, y a -196 C la
resistencia mecánica se incrementa un 50%. Excelente resistencia a la corrosión en agua
de mar y otros ambientes corrosivos, es atacado por los halógenos en húmedo. Siempre
está recubierto de una capa protectora de óxido, que crece con la temperatura y puede
llegar a descamarse. Al oxidarse, se cubre de una pátina verdosa, y esta coloración hace
que se emplee en decoraciones. No se mecaniza por ser excesivamente blando.
La adición de aleantes busca la mejora de las propiedades mecánicas y la resistencia al
desgaste, aunque perjudicarán la conductividad del cobre. Todas sus aleaciones
endurecen por acritud.

Los latones son aleaciones de cobre en las que el zinc es el soluto por sustitución
predominante. El intervalo de solidificación es muy pequeño. Hay al menos 3 familias de
latones. Los latones (0-36% de zinc) y red fcc. Específicos para trabajar en frío. Se
utilizan en bisutería, tuberías, instrumentos musicales, monedas, o en arquitectura. La
máxima maleabilidad se alcanza con un 30% de Zn. El latón con un 15% de Zn tiene un
color muy parecido al oro. Los latones poseen contenidos de zinc entre (47-55% de zinc),
se caracterizan por formar a baja temperatura una fase ordenada, dura y frágil, latones
(36-45%), excelentes para trabajar en caliente y pueden ser forjados o laminados, es
más fácil de mecanizar y latones, con un porcentaje de zinc superior al 60%, no se usan
industrialmente por su fragilidad.

Los bronces son aleaciones de cobre-estaño, la resistencia a tracción del cobre mejora
hasta un máximo en torno al 20% de estaño, y las aleaciones con más de 8% de Sn no
puedan ser conformadas en frío. Los bronces se dividen en 2 grupos: monofásicos,
formados por una fase fcc, y los de estructura compleja, se emplean para moldeo, en la
fabricación de cojinetes. Los monofásicos son deformables y se emplean para la forja.
Los bronces son más resistentes a la corrosión que los latones, y son criogénicos, su
comportamiento mejora al disminuir la temperatura. Existen otras aleaciones de cobre
de hasta un 25% de otro elemento que también se les llaman bronces, por ejemplo
bronces al plomo, contenidos en Pb inferiores al 7% mejoran la maquinabilidad, y pueden
actuar como lubricante. Bronces al fósforo, pequeñas cantidades del este elemento en
solución sólida aumentan las propiedades mecánicas. La dicción de Zn en los bronces
al zinc mejora la colabilidad y abarata el bronce, y los bronces al níquel, buenas
propiedades mecánicas y pueden ser conformados en caliente.
Los cuproaluminios son aleaciones de cobre-aluminio (5 a 11% Al), combinan buenas
propiedades mecánicas con una resistencia a la corrosión, principalmente intergranular.
Se emplean en forja y en moldeo.

Los cuproberilios (0.4-2% de Be), tratamientos térmicos de solución y maduración


posterior, permiten obtener las aleaciones más resistentes de cobre, comparables con
los aceros de alta resistencia. Su principal inconveniente es su alto precio.

Las aleaciones de cobre-níquel (2 a 30% de Ni) se denominan cuproníquel, se utiliza en


evaporadores, tubos de condensación, transformadores de calor y equipos marinos, no
se pueden ser tratados en caliente.

ALEACIONES DE BASE NIQUEL.

Fácilmente deformable por su red fcc, posee un excelente comportamiento a corrosión,


oxidación a alta temperatura, buena resistencia mecánica a altas temperaturas, alta
conductividad eléctrica y propiedades magnéticas. Las aleaciones de base níquel tienen
como objeto mejorar las características de tracción, fluencia, fatiga y estabilidad
superficial del material.

SUPERALEACIONES.

Se les conoce como superaleaciones ya que resisten las condiciones más críticas,
cargas elevadas, alta temperatura y un ambiente agresivo, son caros pero su aplicación
se ha ido extendiendo.

La aleación de níquel-aluminio se llama duraníquel, alta resistencia a la corrosión y gran


resistencia mecánica similar a los aceros, el permaníquel es una aleación de níquel-
cobalto-fierro-carbono-manganeso-silicio-titanio-magnesio, buena resistencia a la
corrosión, buena conductividad eléctrica y térmica y propiedades magnéticas, pero
disminuye su dureza al aumentar la temperatura.
Las superaleaciones de base níquel como Inconel (níquel-cromo-hierro), Hastelloy
(níquel-molibdeno-hierro-cromo) o Nimonic, que incorpora titanio, son ejemplos de
superaleaciones base níquel. Se emplean en cámaras combustión, alabes de turbinas,
toberas y en la industria aeroespacial.

SUPERALEACIONES BASE COBALTO.

La adición de ciertos aleantes, como fierro y níquel, hacen disminuir la temperatura de


transformación alotrópica. Estas superaleaciones presentan ventajas respecto a las de
níquel, como la mayor temperatura de fusión, la superior resistencia a la corrosión y la
oxidación en caliente debido al mayor contenido en cromo (del 20 al 30%), y en general
mayor resistencia a la corrosión-fatiga. Son resistentes al choque térmico y pueden
obtenerse por moldeo. El aluminio refuerza el comportamiento a oxidación y corrosión.

También existen superaleaciones de base hierro, la mayor parte aceros inoxidables


auténticos reforzados con carburos (so aleaciones Fe-Ni-Cr).

ALEACIONES DE ZINC, PLOMO Y ESTAÑO.

El zinc, plomo y estaño son metales pesados y con un bajo punto de fusión. Poseen una
temperatura de recristalización muy próxima a la ambiente. Su dureza y resistencia
mecánica son bastante bajas.
El zinc es un metal blanco azulado, es muy sensible a la corrosión electroquímica, y es
atacado por la humedad. Se emplea en procesos de galvanizado de aceros, para obtener
latones y en pinturas. Las aleaciones de zinc que incorporan cobre y aluminio son
fácilmente moldeables debido a su baja temperatura de fusión y a la ausencia de
reacción con los crisoles y matrices de acero. Se utilizan en piezas de automóviles.

El plomo es muy resistente al agua, es el metal que mejor resiste al ácido sulfúrico.
Absorbe radiación, tienen una colabilidad excelente y se obtiene fácilmente por moldeo.
Se emplean en baterías, aleado con calcio o antimonio, en soldadura aleado con estaño,
en elementos de protección contra la radioactividad, o en estructuras de control sonoro.
Su desventaja es su alta toxicidad.
El estaño, es muy resistente a la corrosión ambiental y a los ácidos orgánicos, por lo que
en contacto con los alimentos no resulta toxico. Muy deformable en frío arriba de 15 C,
pudiendo obtenerse láminas muy delgadas, de hasta 0.0025mm de espesor. Se utiliza
en recubrimientos, sus elementos de aleación más importantes son cobre, plomo y
antimonio, que elevan sus propiedades mecánicas. Las aleaciones de estaño también
se emplean como materiales antifricción. Metal para moldeo de precisión, por su baja
temperatura colada.

Grupo n°2

INTEGRANTES:

-Lopez Rimache Jesus Fernando 15????

-Quisana Vilca Hennry 153122

-Fuentes Cruz Jose Daniel 153065

-Yusepi David Cutipa Quispe 154025

-Balcona Mamani Gerson Enoc 153141