You are on page 1of 2

¿Qué es el síndrome de Guillain-Barre?

El síndrome de Guillain-Barre (SGB) es un problema en el sistema nervioso. Este puede


ocasionar debilidad muscular, pérdida de reflejos y entumecimiento u hormigueo en el
cuerpo. Puede llevar a la parálisis, la cual es usualmente temporal.
La mayoría de personas logran recuperarse, incluso en casos severos. Los datos indican
que el 85% de personas que ha padecido de SGB logra una completa recuperación entre
6 a 12 meses. Lograda la recuperación las probabilidades de recaer son muy pocas.
Causas
Esta enfermedad puede atacar a cualquier persona, pero es más común en mayores de 50
años.
Se desconoce si un germen o un virus, como el virus del Zika, ocasiona esta enfermedad.
Se cree que algunas enfermedades alteran las células nerviosas y por ello el sistema
inmune las empieza a ver como una amenaza. Se plantea también que el sistema inmune
olvida que células no debe atacar.
La enfermedad usualmente se manifiesta unos cuantos días o semanas después de un
resfriado, una infección estomacal por un virus, o una gripe. Excepcionalmente, una cirugía
o una vacunación pueden provocarla. Usted podría escuchar a su médico decir
“campilobacter” que es bacteria vinculada al SGB.
Síntomas
El SGB ataca rápidamente. Con frecuencia, los primeros síntomas se manifiestan en los
brazos y piernas. Se puede experimentar debilidad o un punzante hormigueo en las manos
y pies, que posteriormente se desplaza hacia el abdomen. Se puede sentir un inusual
cansancio y los reflejos se tornan lentos.
Algunas personas solo sienten una ligera debilidad. Otros pueden quedar completamente
paralizados y pueden tener problemas para comer o respirar. Si usted siente más que una
ligera debilidad debe llamar a emergencia. Los síntomas pueden empeorar rápidamente.
La mayoría de las personas experimentan la etapa de mayor debilidad 3 semanas después
de que los síntomas aparecen.
Tratamiento
Si su médico cree que usted padece de SGB, podría realizarse una prueba para evaluar el
desempeño muscular y nervioso. Se podría realizar una punción lumbar, en la cual el
médico introduce una aguja en la parte baja de la espalda para tomar una pequeña cantidad
de líquido espinal (cefalorraquídeo). Este servirá para verificar en nivel de proteínas, el cual
es elevado en personas que padecen de SGB.
Si usted es diagnosticado con SGB, siga el tratamiento correctamente.
En algunos casos, para acelerar la recuperación, su médico extraerá sangre de su cuerpo
para limpiarla y posteriormente se la regresará. Este proceso se llama plasmaféresis.
El médico puede proporcionarle inmunoglobulinas o anticuerpos. Usted recibirá altas dosis
de células sanas por vía intravenosa. Estas ayudan a disminuir el ataque del sistema
inmune al cuerpo.
Algunas personas con SGB necesitan ser hospitalizadas por unos días, mientras que otros
permanecen por varias semanas.
Usted necesitará ayuda hasta que recupere el control total de su cuerpo. Una enfermera o
un ser querido podrían ayudarlo a ejercitar los brazos o piernas.
¿Qué esperar?
Podría tomarle un tiempo sentirse bien nuevamente. Después de la hospitalización, podría
sentirse débil y necesitaría una silla de ruedas o un andador para discapacidad para
movilizarse. Podría requerir terapia física para recuperar su fortaleza. Un pequeño número
de personas adicionalmente resultan con daños permanentes a los nervios.
El SGB usualmente dura entre 14 a 30 días. Si los síntomas continúan por un tiempo mayor
usted podría estar sufriendo una forma crónica de SGB llamada polineuropatía
desmielinizante inflamatoria crónica y necesitará un tratamiento más intenso