You are on page 1of 3

Arboles y ejes

Los árboles (o flechas) son elementos de máquinas destinados a transmitir potencia y los ejes sólo
a soportar cargas, en la mayoría de los casos son de sección cilíndrica.

El diseño recién se puede hacer luego de un trabajo preliminar que involucra el cálculo de
engranajes, acoplamientos, correas, levas, ubicación tentativa de apoyos, distancias a cubrir,
limitaciones de espacio, etc.. La configuración geométrica, en general, es la de una barra cilíndrica
maciza con escalones, debido a que los elementos deben estar ubicados con precisión y si hubiese
carga axial transmitirla al apoyo correspondiente

Consideraciones para el diseño de arboles y ejes

1. Establecer la ubicación relativa de los distintos elementos

2. Definir el montaje a utilizar para el conjunto, considerando las piezas a colocar, la ubicación y
tipo de apoyos no más de dos por tramo. Es recomendable tener en cuenta la forma de armado,
mantenimiento y desarmado

3. Establecer distancias tentativas entre elementos, utilizando un criterio racional

4. Hallar las reacciones en los apoyos

5. Realizar los diagramas de esfuerzos actuantes, en los planos correspondientes

6. Localizar las secciones más solicitadas

7. Adoptar el material, hacer un precalculo a esfuerzos combinados mediante la fórmula de ASME


y un perfilado tentativo

8. Elegir y dimensionar los elementos de sujeción, chavetas, prisioneros, roscas, etc

9. Determinar los concentradores de tensiones existentes.

10. Verificar toda la pieza a esfuerzos combinados con cargas de fatiga por flexión alternativa
según el método de SODERBERG

11. Adecuar la pieza a las medidas comerciales y efectuar el perfilado definitivo

12. Verificar que las deformaciones estén dentro de lo aconsejado de acuerdo al funcionamiento y
a los elementos montados, de no ser así redimensionar

UBICACIÓN DE LOS ELEMENTOS

Quedará determinado por las condiciones de diseño, tareas que se le impongan al mecanismo,
dimensiones de la estructura, ubicación de los componentes para un fácil desarmado, si hay que
proteger algún componente de golpes, de salpicaduras por agua, distancias a cubrir, necesidades
de montaje, dimensiones a respetar, etc.. Son las primeras restricciones que se imponen y que de
no resultar aceptables deberán ser modificadas si ello es posible.
MONTAJES DE ELEMENTOS SOBRE UN ÁRBOL

Los elementos a colocar sobre un árbol deben tener una posición determinada que debe
garantizarse, por tal motivo éstos deben inmovilizarse en sentido axial (para el correcto
posicionado y para transmitir la carga axial si la hubiere) y en sentido circular (para que se pueda
transmitir la potencia). En general la ubicación axial se logra con un resalte (salto en el diámetro) o
se puede reemplazar por una aro con apriete (tubo sin costura), separadores, aros seguer; en
todos los casos el elemento a montar se puede colocar con o sin ajuste, dependiendo de las
condiciones de funcionamiento.

UBICACIÓN DE LOS APOYOS

Este suele ser un interrogante difícil de responder, ya que no se debe sólo tener en cuenta las
disponibilidades de espacio, peso de los elementos, facilidad de armado, etc., es necesario
efectuar un análisis con un acertado criterio de ingeniería. Se pueden presentar que las piezas
estén entre apoyos o en voladizo.

Piezas entre apoyos

La norma de diseño será establecer que los rodamientos, cojinetes o bujes tengan igual vida, con
el mismo o distinto tamaño. Para conseguir lo anterior se puede dar el caso de tener iguales cargas
(en módulo) en los apoyos lo que implicará, por ejemplo, colocar rodamientos iguales, o que sean
diferentes, en cuyo caso lo más racional será colocar rodamientos distintos.3

Piezas en voladizo

De optarse por el montaje en voladizo de una pieza, se debe tomar una decisión respecto a la
distancia a adoptar entre apoyos. La carga sobre estos depende de la relación entre la distancia
entre ellos y la longitud del voladizo.4

Como regla general la distancia entre los apoyos se recomienda que sea el triple que el voladizo,
(mínimo el doble).

Hay que tener en cuenta que siempre que sea posible se debe evitar éste montaje 5, en caso
contrario se debe hacer un cuidadoso diseño 6

REACCIONES EN LOS APOYOS

Como se ha indicado, antes de efectuar el cálculo en sí es necesario haber diseñado la manera en


que se armarán los elementos sobre el árbol, así como haber definido la ubicación y tipo de
apoyos necesarios ( se aconseja no más de dos por tramo, ya que de no ser así es muy difícil
alinearlos).

Por ejemplo, si se tuviese que armar un piñón helicoidal y una corona de dientes rectos, una
alternativa sería la mostrada a continuación, colocar ambos engranajes entre apoyos donde la
carga axial la absorbe un rodamiento especial colocado en el apoyo opuesto a donde se origina
dicho esfuerzo, ya que constructivamente es lo más aconsejado y además, en general, aumenta la
resistencia del árbol, ya que disminuye la tensión normal de tracción.

En consecuencia serán dato las cargas que actúan sobre el árbol, acciones y reacciones, distancias
correspondientes, de manera que se tiene sobre el árbol el siguiente esquema de solicitaciones

A los efectos del cálculo es necesario llevar todas las cargas aplicadas al eje de simetría, por lo
tanto se debe evaluar la implicancia del traslado de cada fuerza en el espacio, y en que plano
genera momento flector. Hasta ahora se tiene pre-perfilado el árbol en forma cualitativa, ya que
se desconocen los diámetros mínimos en cada sección de acuerdo a la magnitud de los esfuerzos
actuantes.

Se debe tener especial cuidado de identificar adecuadamente la posición en que actúan las fuerzas
en función de la ubicación de los otros componentes de la transmisión. En el ejemplo mostrado el
piñón de dientes rectos por donde ingresa el movimiento y la corona de dientes helicoidales por
donde egresa, están colocados en la parte superior.

DIAGRAMAS CARACTERÍSTICOS

Paso siguiente es imprescindible conocer la variación de los esfuerzos a lo largo del árbol, dado
que el diámetro de las distintas secciones dependerá de las tensiones combinadas que surjan. Para
esto es aconsejable, como un paso previo al dimensionado, construir los diagramas de esfuerzos
de todas las cargas actuantes, debiéndose incluir el peso propio y de los distintos elementos a
intercalar si éstos se consideran de importancia en general cuando superen el 10% de la carga
actuante. Esto implica el análisis de los diagramas de momento torsor y momentos flectores en los
planos que actúen.

SECCIONES MÁS SOLICITADAS

Es necesario determinar cual o cuales serán las secciones más solicitadas o sea donde la suma de
esfuerzos haga presuponer que las tensiones actuantes serán mayores que en el resto de la pieza,
para así poder calcular el diámetro mínimo de cada una de ellas. Para su elección hay que localizar
un valor importante de momento flector (o el máximo) y/o de momento torsor. Se deben
individualizar las secciones donde se obtengan los mayores valores de tensiones (simple o
combinada), lo cual es muy fácil de ver efectuando un gráfico o diagrama, aunque sea realizado en
forma cualitativa.