You are on page 1of 1

La exclusión de genero, una realidad actual

Desde tiempo remotos se ha creído que la mujer es un objeto que solo sirve para la reproducción ,
pues el papel de madres las ha condenado a sufrir discriminaciones, tanto en el campo laboral ,
como en el religioso y aun mas, en el social, ya que desde la iglesia se ha mantenido esa ideología
de que la mujer depende del hombre por simplemente haber nacido de la costilla de él.

Pues bien, a pesar de estar en pleno siglo XXI, casi el 70 por ciento de la población femenina ha
experimentado maltrato psicológico o físico. Un ejemplo se puede encontrar en el campo laboral,
pues se está más propensa, ya que la remuneración económica puede ser menor a la de los
hombres, e incluso las horas pueden ser más extenuantes. Si no, recordemos el gran acontecimiento
sucedido el 8 de marzo de 1910: la rebelión contra las condiciones laborales, que eran pésimas, pues
las mujeres ejercían su trabajo en altas temperaturas, sin ni siquiera tener acceso al aire
acondicionado, y todo esto, por un salario deplorable.

A penar que las ONG se han pronunciado en este tema y han conseguido que se labore en mejores
condiciones, aún el derecho de equidad de género se queda corto ante la vida real, pues falta mucha
presencia en muchos campos , como lo es el de la política, terreneo en el que la participación
femenina es aproximadamente del 1 por ciento. Es decir, una minoría, a comparación de la de los
hombres. Esto se da porque aún la sociedad piensa que la mujer, por ser mujer, tiende a tener una
desventaja frente al hombre, puesto que aún no se concientizan de que sin ésta, la humanidad
dejaría de existir.