You are on page 1of 4

EVOLUCION PRESION TRIBUTARIA GOBIERNO CENTRAL

La presión tributaria es un indicador cuantitativo que relaciona los ingresos tributarios de una
economía y el Producto Bruto Interno (PBI). Permite medir la intensidad con la que un país
grava a sus contribuyentes a través de tasas impositivas. Este indicador ayuda al Estado en la
toma de decisiones y en la aplicación de políticas tributarias que resulten en cargas
equitativamente distribuidas entre los contribuyentes. También es muy útil en el análisis para
la adopción de políticas fiscales asequibles. Los principales impuestos que componen los
ingresos tributarios del Gobierno Central en el Perú son: el Impuesto a la Renta (IR), el
Impuesto General a las Ventas (IGV), el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) y el impuesto
a la importación (aranceles). La presión tributaria es mayor cuando menor son la evasión y
la informalidad de una economía. Las economías industrializadas suelen tener mayor presión
tributaria que las economías en desarrollo. Mediante esta grafica explicare brevemente la
Evolución Presión Tributaria desde el año 2010 hasta este año:

Evolucion Presion Tributaria


Gobierno Central (2010-2018)
16.6% 16.6%
16.1% 16.4%
15.4%
14.9%
14.0% 13.5%
12.6%

2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017 2018

Presion Tributaria
La Evolución de la Presión Tributaria Gobierno Central se dio desde el año 1980 (al terminar
la dictadura militar de Morales Bermúdez e iniciarse el periodo democrático con Belaúnde
Terry), la presión tributaria alcanzó el 18.2% del producto bruto interno (PBI). En el segundo
gobierno de García Pérez (2006 – 2011), mejoró la presión tributaria, que en promedio se
situó en los 15 puntos porcentuales con respecto al producto bruto interno. Alcanzó una
presión tributaria del orden de 16,02% del Producto Bruto Interno (PBI).
La recaudación tributaria acumuló un récord de S/.75.538 millones (US$28.081 millones) en
el 2011, un alza del 13,4% respecto del 2010, debido al buen comportamiento del precio de
los metales y al dinamismo de la economía local. Las cifras registradas superan los ingresos
proyectados en el Marco Macroeconómico Multianual que daban cuenta de un crecimiento
anual de 10,4%. La recaudación de tributos internos creció 16,1% en el 2011, en tanto que la
de tributos aduaneros avanzó 7,8%. Además, las devoluciones del año pasado registraron un
crecimiento de 18,2% en términos reales. El ente recaudador indicó también que con estos
resultados, se alcanzó en el 2011 una presión tributaria del orden de 16.1% del PBI. Esta cifra
también es superior al 15.4% obtenida en el año 2010.
En el año 2012 se alcanzó una presión tributaria del orden de 16,6% del Producto Bruto
Interno (PBI), de acuerdo a los resultados de recaudación obtenidos, informó la
Superintendencia Nacional de Administración Tributaria. Esta es la presión tributaria más
alta de los últimos 32 años, la mayor en la historia de la Sunat. Los resultados obtenidos
reflejan en gran parte el buen desempeño de la actividad económica y en particular de la
demanda interna, así como las mayores acciones de fiscalización y cobranza llevadas a cabo
por la Administración Tributaria destinadas a ampliar la base tributaria y reducir la evasión
y el contrabando.
Este crecimiento de la recaudación se dio en un contexto en que la minería tuvo su tasa más
baja de pago de impuestos en los últimos 15 años, debido a los menores precios de los
minerales.
Los Ingresos Tributarios del Gobierno Central ascendieron a S/. 89,397 millones en el 2013,
registrando un crecimiento real de 3,3% respecto al 2012, nivel de ingresos con el que se
habría alcanzado una presión tributaria del 16.4% del PBI por segundo año consecutivo.
Para la Sunat la "presión tributaria alcanzada es muy importante pues se ha obtenido en un
año marcado por menores exportaciones y caída de las cotizaciones de los principales
minerales".
Es así que la mayor recaudación del 2014 se logró por el mayor aporte de tributos de sectores
distintos al minero. La presión tributaria en el Perú también subió el año anterior al pasar de
16.3% el 2013 a 16.6% el 2014.
Este resultado se dio por un incremento en la base tributaria y las acciones de fiscalización
que desarrolló la Sunat a lo largo de todo el año que concluyó. Otro factor que contribuyó
con el resultado del 2014 fue el incremento del Registro Único de Contribuyentes (RUC),
que subió a 7.1 millones desde los 6.7 millones que se tenían en el 2013, es decir hay 400,000
nuevos contribuyentes.
En el año 2015, se alcanzó un nivel de presión tributaria de 14,9% inferior al 15%, proyectado
en la revisión de Marco Macroeconómico Multianual para dicho año. Dicho resultado reflejo
la ligera recuperación de la actividad económica nacional, donde el PBI reflejo el dinamismo
de la actividad de los sectores minerales metálicos y pesca, mientras que la Demanda Interna
fue impulsada por el crecimiento del consumo privado y público.
La presión tributaria medida como los ingresos tributarios como porcentaje del PBI durante
el 2016 se ha reducido a 14,0%, la tasa más baja de los últimos 12 años, incluso por debajo
de lo alcanzado en el 2009, año de la crisis financiera internacional (14,8%). El Instituto de
Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) señala que varios fueron los factores que
influyeron en estos resultados, como la desaceleración económica, mayores montos de
devoluciones de impuestos por recuperación anticipada del IGV, la menor inversión e
importaciones de bienes de capital que repercutió en lo recaudado por el IGV de origen
externo, más los desastres naturales que afectaron la recaudación de regiones específicas del
país.
La presión tributaria del gobierno central en el 2017 disminuyo a un 12.9% del PBI se dio
por el decrecimiento del 1.3% con relación a lo recaudado en el 2016. Entre los motivos de
esta baja han sido consideradas la menor actividad económica, los efectos del Fenómeno del
Niño, las mayores devoluciones de impuestos por exportaciones y pagos en exceso y/o
indebido.
La presión tributaria del país mejora en términos anualizados al primer trimestre del 2018 al
situarse en 13,6% del Producto Bruto Interno (PBI), desde un nivel anterior de 12,6% al
cierre del 2017, según información del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).
En los primeros tres meses de este año continuó la recuperación de los ingresos fiscales, que
mostraron un avance de 13% en términos reales, debido a los mayores ingresos tributarios,
según el reporte fiscal trimestral: seguimiento de las reglas macro-fiscales al primer trimestre
del 2018 del MEF.

Bibliografía:

Libro: Perú en Números 2016 (Estadística del Progreso) / Autor: Richard Webb

https://www.mef.gob.pe/es/

http://www.sunat.gob.pe/