You are on page 1of 5

HISTORIA NATURAL DE LA ENFERMEDAD Y NIVELES DE PREVENCIÓN

(Definición de Conceptos)

INTRODUCCIÓN

Cualquier enfermedad en el hombre es el resultado de un proceso dinámico, en donde diferentes


elementos ambientales y características propias del hombre entran en interacción y concluyen con
la ruptura del equilibrio llamado homeostasis.
Al ser parte de un proceso continuo que se origina antes o durante la concepción del ser humano,
la enfermedad responde al fenómeno de adaptación ecológica del organismos humano y a las
condiciones sociales y económicas que facilitan o dificultan el proceso adaptativo.
Entonces el proceso Salud – Enfermedad es una secuela de eventos previsibles sociales e
históricamente determinados. Es necesario considerar que tanto la salud como la enfermedad son
condiciones que tienen carácter de procesos cada “estado” constituye solo un instante de dichos
procesos por lo tanto cambian, se transforman mejorando o empeorando en sus diferentes
momentos o periodos.
Así por ejemplo el hombre es el reservorio del plasmodium, este al ser picado por el mosquito
anopheles (que está sano se convierte en un mosquito que lleva en el al plasmodium convirtiéndose
el en portador de a enfermedad que al picar a una persona sana, esta contrae la enfermedad) pero
la aparición de un nuevo caso de malaria depende de las características del huésped (hábitos,
costumbres), de las características biológicas del plasmodium (resistencia, patogenicidad, etapa de
su desarrollo, etc.) y de las características del ambiente (aguas estancadas, humedad, geografía,
clima, etc.), que facilitan la aparición del vector de la enfermedad, el mosquito Anopheles. Todos
estos factores cuya presencia e interacción están asociadas con un incremento en la probabilidad
de desarrollar enfermedad son llamados factores de riesgo y constituyen los elementos básicos del
período pre-patogénico de la enfermedad.
Plasmodium Protozoario que causa la enfermedad del paludismo o Malaria es transmitida por un mosquito)

No existe además un límite preciso entre salud y enfermedad, ya que ciertos eventos fisiológicos o
patológicos suceden silenciosamente durante períodos de latencia más o menos prolongados
durante los cuales el ser humano puede funcionar “saludablemente” dentro de su sociedad.
Sólo con fines prácticos se encasilla a unos individuos como enfermos y a otros como sanos y así
podemos calcular las llamadas tasas de morbilidad (posibilidad de enfermar que tiene un individuo).
Generalmente la definición de sano o enfermo es de tipo meramente clínico que muchas veces no
vislumbra la parte silenciosa del proceso salud-enfermedad.
Uno de los principales objetivos de la salud pública es, conocer a través de observaciones y de
investigaciones bien diseñadas, cada una de las diferentes etapas o componentes de ese proceso
con el propósito de intervenir lo más tempranamente posible y evitar que el deterioro de la salud
siga su curso. Estas intervenciones son de medidas preventivas es decir poner barrearas para evitar
el curso de la enfermedad en sus diferente periodo y etapas.
Toda esa red de interacciones ecológicas y humanas que concluyen finalmente con manifestaciones
clínicas, incapacidad o muerte es lo que se conoce como la HISTORIA NATURAL DE LAS
ENFERMEDADES (HNE). Y las medidas que se utilizan para evitar que ocurra la enfermedad o llegue
a etapas donde se deteriora la salud incluso llegar a la muerte se denominan NIVELES DE
PREVENCION. La HNE presenta dos periodos: Periodo Pre-patogénico y periodo Patogénico
1. PERÍODO PREPATOGÉNICO DE LA ENFERMEDAD

En este periodo de la HNE, el hombre es susceptible de entrar en relación son el agente


(causante de una enfermedad) que se ve favorecida por el medio. Esta etapa de su historia
natural de la enfermedad aún no se ha desarrollado como tal; es decir; las células, los líquidos
tisulares, los tejidos o los órganos del ser humano aún no han sido involucrados en el proceso,
pero el hombre como ente social comienza a formar parte de esa historia, al interrelacionarse
con el medio ambiente que lo circunda y con los agentes físicos, químicos, biológicos, sociales o
psicológicos presentes en su circunstancia ambiental. Podemos ver entonces que hay tres
elementos importantes interactuando en el período pre-patogénico de la enfermedad: el
huésped, el agente (animado o inanimado) y el medio ambiente.
AQUÍ ACTUA LA PREVENCIO PRIMARIA: promocionando y protegiendo la salud de las personas

ELEMENTOS DEL PERIODO PREPATOGENICO:

1.1. EL HUESPUED es todo organismo viviente capaz de albergar a un agente causal de


enfermedad.
1.2. EL AGENTE es cualquier sustancia, viva o inanimada, o una fuerza muchas veces intangible,
cuya presencia o ausencia es la causa inmediata o próxima de una enfermedad particular.

1.3. EL MEDIO AMBIENTE es el conjunto de condiciones o influencias externas que afectan la


vida y el desarrollo de un organismo.

2. PERÍODO PATOGÉNICO DE LA ENFERMEDAD


Si todas las circunstancias y características anteriores coinciden en un
huésped susceptible y en un momento determinado del tiempo, rompen el equilibrio ecológico
y el huésped es afectado directamente, aquí inicia el período patogénico con sutiles cambios
celulares y tisulares que en el caso de las enfermedades transmisibles debido a la rápida
multiplicación de los microorganismos, a su virulencia y a su capacidad de producir toxinas,
evolucionan rápidamente, mientras que en las enfermedades crónicas degenerativas y
mentales tales cambios pueden requerir meses o años, hasta producir signos y síntomas
manifiestos del proceso patológico.
Esta fase inicial del período patogénico que transcurre entre el momento del estímulo y la
aparición de síntomas y signos se conoce como período de incubación en las
enfermedades transmisibles y como período de latencia en las enfermedades crónicas tanto
físicas como mentales. Así, por ejemplo, el período de incubación de la gonorrea es por lo
general de 3 a 4 días, mientras que el período de latencia para la enfermedad ateroesclerótica
del corazón puede ser de 20 ó más años.
Cuando el agente o los agentes han producido suficientes cambios, anatómicos y funcionales,
sus manifestaciones son reconocibles por el propio huésped (síntomas) o por un observador
(signos). La presencia de ese primer síntoma o signo inicia el período clínico de la enfermedad.
Este período clínico amerita con fines médicos y epidemiológicos subdividirlo de acuerdo a su
estado de desarrollo. Así, en el caso de ciertos tipos de cáncer, se utiliza una clasificación según
su localización (carcinoma in situ, metástasis regionales o metástasis a distancia), cada una de
las cuales tiene diferente tratamiento y pronóstico, siendo indicativas además de diferentes
momentos en la evolución del período patogénico. Todo este proceso que tuvo su potencial
origen en el período pre-patogénico puede concluir con la curación, con la incapacidad o con la
muerte dependiendo ello de diversos hechos tales como: el tipo de enfermedad, las
características del huésped, la calidad de los servicios médicos y preventivos, las condiciones
socioculturales y el nivel de los conocimientos sobre la historia natural de la enfermedad.
Podemos entonces establecer etapas del desarrollo de la enfermedad que son:

2.1. Patogénesis temprana (etapa reactiva o periodo de incubación)


Caracterizada por haberse establecido la relación agente – huésped – ambiente y en sus
inicios por las reacciones que se producen en el organismo a consecuencia de la acción del
agente que ocasiona la enfermedad.
AQUÍ EMPIEZA A ACTUAR LA PREVENCIÓN SECUNDARIA

2.2. Enfermedad discernible tempranamente (etapa prodrómica o etapa subclínica)


Aquí son manifiestos los signos (fiebre pigmentación de la piel taquicardia, etc.) y síntomas
(dolor, astenia, etc.), constituyéndose un síndrome que va a generar una respuesta cultural
de la persona (consulta al médico, curandero o automedicación o simplemente negación).
De acuerdo a su percepción de salud será el tipo de respuesta que dé que tiene que ver
con la CAPATACION PREMATURA DE LA ENFERMEDAD.

2.3. Enfermedad avanzada:


Se caracteriza por toda la sintomatología específica de la enfermedad.
Hasta aquí la enfermedad ha hecho un proceso AGUDO a partir del cual el enfermo entra
en convalecencia y recuperación con secuelas o sin ellas (ejemplo de secuela extirpación
de útero en un proceso de cáncer) o pasa a ser un paciente crónico o muere.

AQUÍ EMPIEZA ACTUAR LA PREVENCION TERCIARIA

2.4. Convalecencia y recuperación:


Periodo en que el organismo repara los daños producidos por la enfermedad
restableciendo progresivamente las funciones normales. Este periodo puede ser breve
como en las enfermedades eruptivas de la primera infancia como el sarampión u puede ser
de tiempo prolongado como la hepatitis.

2.5. Cronicidad:
Se da enfermedades de larga duración con patologías irreversibles si bien controlables
como la diabetes HTA, reumatismo, etc

2.6. Muerte:
Es la cesación de la vida.
Se entiende que mientras más rápido se detecte la enfermedad mediante el DIAGNOSTICO
PRECOZ más fácilmente se podrá interrumpir su curso o proceso evitando las secuelas
cronicidad y muerte.
3. NIVELES DE PREVENCIÓN
Habíamos manifestado que la interrupción de la cadena de acontecimientos que constituyen la
historia natural de la enfermedad, y que conducen al deterioro progresivo de la salud, es uno
de los principales objetivos de la Salud Pública la cual incluye en tal responsabilidad a todos los
miembros de un equipo de salud ya que, como hemos visto, la enfermedad obedece a múltiples
causas o factores de riesgo interrelacionados cuyo control no puede ser abordado ni por una
disciplina en particular ni por diferentes disciplinas desvinculadas entre sí y del contexto
sociocultural en el cual trabajan. Se ha considerado que los equipos de salud deben estar
capacitados para colocar barreras en diferentes puntos del desarrollo de la enfermedad. Estas
barreras han sido llamadas niveles de prevención, siendo ellos los siguientes:

 Nivel primario de prevención


 Nivel secundario de prevención
 Nivel terciario de prevención

3.1. NIVEL PRIMARIO:


El nivel primario o nivel de prevención primaria actúa durante el periodo pre-patogénico
de la enfermedad y, como tal, está dirigido a eliminar o a disminuir la cantidad o la calidad
de los factores de riesgo presentes en la comunidad.
Este tipo de prevención puede lograrse con la promoción de la salud y con la protección
específica

3.1.1. LA PROMOCIÓN: Promover la salud, se realiza primordialmente con medidas


educativas, económicas y sociales y, por lo tanto, no está desvinculada de los
diferentes sectores de la economía y de la realidad sociocultural de una comunidad
en particular.
Medidas tales como la educación sanitaria, disponibilidad de alimentos para una
buena nutrición, provisión de vivienda adecuada, condiciones aptas de trabajo y
recreación, son importantes realizaciones de la promoción de la salud, pero pueden
quedar como simples recomendaciones académicas en comunidades con altos índices
de analfabetismo y desempleo y desequilibrada distribución del ingreso económico.

3.1.2. LA PROTECCIÓN ESPECÍFICA: Se refiere a aquellas medidas que en forma más directa
previenen el desarrollo de la enfermedad. así por ejemplo, las inmunizaciones son
medidas específicas que evitan que las enfermedades inmuno-prevenibles aparezcan
en la comunidad. Igualmente, programas específicos de nutrición y medidas
encaminadas a eliminar sustancias carcinogéneticas o sustancias alergénicas son
acciones de protección específica de la salud durante el período de pre-patogénesis.

Si las acciones de prevención primaria no han sido aplicadas o han sido deficientemente
desarrolladas, existe una alta probabilidad de que un huésped susceptible reciba el estímulo
nocivo e inicie el período patogénico. En este caso debe entonces recurrirse a la segunda
barrera o nivel de prevención para aplicar las medidas de prevención secundaria.
3.2. NIVEL SECUNDARIO:
Estas medidas tienen como fin el lograr un diagnóstico precoz y un tratamiento oportuno
y adecuado, además de limitar en lo posible la incapacidad y las secuelas que el proceso
morboso puede dejar. La investigación de casos individuales y en grupo, las encuestas
selectivas y los programas de crecimiento ayudan a detectar precozmente la enfermedad
y son de especial ayuda en la fase subclínica del período patogénico. Como ejemplo
podemos citar el de las clínicas para diabetes e hipertensión que logran descubrir un alto
por ciento de enfermedad subclínica no diagnosticada. La prevención secundaria durante
la fase clínica del período patogénico depende básicamente de la calidad y distribución de
los recursos físicos y humanos en los servicios de atención médica e igualmente de su
organización y administración. Podemos observar que en este Nivel tenemos tres acciones
que realizar que son:
3.2.1. DIAGNOSTICO PRECOZ Y OPORTUNO:
Diagnosticando precozmente la enfermedad, haciendo uso de todos los medios
necesarios para detectarla a tiempo por ejm. Examen físico detectando signos y
síntomas, exámenes de laboratorio, imagenología como Rx tomografías resonancia
magnética, etc.
3.2.2. TRATAMIENTO ADECUADO Y EFICAZ:
Una vez diagnosticada la enfermedad indicar el tratamiento adecuado para la
enfermedad.
3.2.3. LIMITACIÓN DEL DAÑO O INCAPACIDAD:
Son las mejores medidas preventivas en este momento del proceso para evitar su
continuación hacia las secuelas, la incapacidad o la muerte.
Si por las características particulares de una determinada enfermedad o por elfracaso de las
anteriores medidas preventivas se llega a las secuelas o la incapacidad, debe contarse con el
tercer nivel de prevención o prevención terciaria.

3.3. NIVEL TERCIARIO:


Este nivel está dado básicamente por la REHABILITACIÓN ya sea física o mental para lo cual
debe proveerse de adecuadas facilidades para la readaptación del incapacitado con miras
a recuperar sus cualidades remanentes y reincorporarlo a sus actividades habituales.