You are on page 1of 70

MIS PRIMEROS PASOS CON LA BIBLIA

CATEQUESIS DE ADULTOS
DIOCESIS DE COLIMA
3
“DISCIPULOS MISIONEROS”

1
PRESENTACIÓN
Los miembros de la experiencia diocesana de “encuentros misioneros”, queremos contribuir, en éste AÑO
JUBILAR DE NUESTRO OBISPO D. JOSÉ LUIS AMEZCUA MELGOZA, por sus 50 años de vida sacerdotal, al gusto
por la Palabra de Dios, en nuestra Iglesia particular; porque a propósito de ésta fiesta nos hemos dado a la
tarea de fundar una escuela bíblica a nivel diocesano, que cuente con alumnos a distancia, y esto nos permita
más miembros de la Iglesia tengan gusto por la reflexión-oración bíblica, y hagamos carne los consejos
evangélicos, para contribuir a la construcción de nuevas estructuras que favorezcan la paz y el Reino de Dios.
Como miembros de “encuentros misioneros”, buscamos avivar la permanente misión de todos los
bautizados; y éste material nos servirá para dar paso al segundo ciclo de catequesis que llamamos:
COMUNIÓN, y que nos llevará a consolidar “las comunidades en las casas” y fortalecer la vida de cada una de
nuestras parroquias, en toda la diócesis.

Es cierto que como “misioneros” no queremos reducir nuestra acción cristiana, solo al interior de los
diversos grupos, que hay en todas las parroquias de la diócesis. Queremos estar al servicio de la diócesis; por
eso, este material nos ayudará a realizar una semana bíblica, en nuestra propia parroquia, para captar más
alumnos que guiados por la ESCUELA BIBLICA DE LA DIOCESIS, y coordinados por el Consejo de Pastoral
Diocesano, sean luz y fermento que propicie una pastoral eficaz, en bien de todo el pueblo de Dios; por eso,
los temas que vamos a tratar, en la semana bíblica, cuyos tiempos pondrá cada parroquia son:

 1.- ¿Qué es la Biblia?

 2.- La palabra de Dios se hace lenguaje humano.

 3.- El Canon Bíblico.

 4.- ¿Qué mensaje debemos buscar en la Biblia.

 5.- Aprendamos a manejar la Biblia.

 6.- Y, la entronización de la Biblia en los hogares (para lo que viene un subsidio al final de este libro).

Nos alegra celebrar de esta manera el servicio ministerial de nuestro Obispo; por eso, todos los miembros
de ésta experiencia diocesana buscaremos apreciar más la Sagrada Escritura, de la que luego iremos
profundizando métodos de lectura, para que sea la luz que ilumine nuestro caminar y en éste segundo ciclo de
catequesis, sea la Biblia nuestra base para conocer más a Cristo, Sacramento del Padre; a María, portadora de
Jesús y nuestra oración sea respuesta al Padre de Jesús. Este material tiene como base la Catequesis de
Adultos, de la V Vicaría Episcopal de México, en el apartado “Biblia 1” y “la Entronización” del material de la
zona valle de Tecomán de septiembre del 2008.

¡Felices pascuas a todos! Y que éste material, publicado en nuestro “primer congreso misionero de la
Diócesis” impulse el caminar, para que sea posible la consolidación de equipos eclesiales, en cada zona.

“Cristo los ama y yo también”


Pbro. Javier Armando Espinosa Cárdenas
2
INDICE
1.- ¿Qué es la Biblia? 4

2.- La Palabra de Dios se hace lenguaje humano 6

3.- El Canon Bíblico 8

4.- ¿Qué mensaje debemos buscar en la Biblia? 10

5.- Conozcamos los géneros literarios de la Biblia 12

6.- El género histórico bíblico: una Historia de Salvación 14

7.- Conozcamos la poesía, la profecía y la sabiduría bíblica 16

8.- El mensaje de la ley, la apocalíptica, la carta y el género evangélico 18

9.- ¿Qué quiere decimos Dios en su Palabra? 20

10.- Queremos estudiar la Biblia, pero, ¿cómo? 22

11.- Aprendamos a manejar la Biblia 26

12.- El país de la Biblia: Israel 30

13.- Los comienzos de la historia de Israel 33

14.- La liberación de Israel: el Éxodo 35

15.- La entrada a la Tierra Prometida 37

16.- El pueblo le pidió a Dios un rey 39

17.- La división del pueblo de Dios 42

18.- Conozcamos los cinco primeros libros de la Biblia 44

19.- ¡Iniciémonos en la lectura del Pentateuco! 47

20.- Hagamos una buena lectura de los libros históricos y proféticos 49

21.- Leamos los libros sapienciales 51

22.- El pueblo de Dios lucha y ora 54

23.- "Comienzo del Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios... “(Mc. 1,1) 56

24.- Leamos los Hechos, las Cartas y El Apocalipsis 60

25.- Entronización de la Biblia 65

3
1- ¿QUE ES LA BIBLIA?
Objetivo: Valorar la Biblia, para tenerla en un lugar especial de nuestra
propia casa.

1.- Ambientación:
a.- Canto: “Tu palabra me da vida”.
b.- Nos vamos pasando la Biblia de mano en mano, mientras cantamos, y la besamos.
c.- Cuando todos la hemos besado, se pone la Biblia al centro de la reunión y se encienden dos velas.

2.- Oración: Un miembro del grupo anima la oración inicial.


3.- Elementos de la Realidad:
a.- Se pregunta si todos, en casa, tienen Biblia. Y ¿En cuántas casas de amigos hemos visto que tienen
Biblia? (Se hace recuento, para visitarlos después y ayudarles a valorar la Biblia.
b.- Todos tenemos en nuestras casas una Biblia. A veces la leemos, la ponemos en algún altarcito o la
discutimos" con algún cristiano separado. En estos tiempos notamos que hay un gran interés por conocer y
vivir la Palabra de Dios.

Si tomamos el libro notaremos que son muchos en uno.

 ANTIGÜO TESTAMENTO
 LEY LIBROS HISTORICOS
 LIBROS SAPIENCIALES y PROFETICOS NUEVO TESTAMENTO
 HISTORICOS , CARTAS, APOCALIPSIS
La palabra Biblia significa "libros" porque es una pequeña biblioteca. Se le llama la Sagrada Escritura, Libro Santo,
Escrituras. Es una colección de libros variados, de diversos autores, que nacieron a lo largo del tiempo. Presentan temas,
contenido y escritores variados. Sin embargo, llegan a nosotros en un solo libro.

A través de este libro, Dios se nos revela como un Dios de Amor, Amigo y Salvador de los hombres. Su tema fundamental
es la Historia de la Salvación, la historia de las relaciones de Dios con los hombres.

c.- Pregunta: ¿En cuántas partes se divide la Biblia? (Damos una pausa, para esperar respuestas, y luego
el coordinador (a) agrega:
La Biblia se divide en dos grandes partes: Antiguo Testamento, que tiene 46 libros, y Nuevo
Testamento, que tiene 27 libros.
d.- ¿Por qué les llamamos Antiguo y Nuevo Testamento?

Cuando hablamos de Testamento no pensamos en el testamento que alguien hace de sus cosas para
heredárselas a sus deudos al morir. No es eso. La palabra "Testamento" aquí se refiere a la palabra "alianza o
"trato" entre Dios y nosotros. Un pacto de amor.

El Antiguo Testamento nos habla de este pacto de Dios con su pueblo Israel, y el Nuevo Testamento nos habla
del pacto o alianza entre Jesucristo y su Iglesia. Al quedar estas dos partes por escrito en sus variados libros, se

4
les llamó Antiguo y Nuevo Testamento respectivamente. El Nuevo Testamento completa el Antiguo y lo
supera, porque Cristo mismo es su centro.

e.- La Inspiración Bíblica: Los cristianos, y en parte los judíos, veneramos la Biblia como Palabra de Dios
inspirada, que tiene a Dios como su autor principal, quien se vale del hombre para ponerla por escrito en sus
libros santos. De esta manera Dios, el autor principal, guía al escritor sagrado para consignar sólo lo que El
quiere que se escriba. La misma Biblia dice que: "los hombres de Dios hablaron movidos por el Espíritu Santo"
(ver 2 Pedro 1 ,2-21)

Escriben, ciertamente, "movidos" por Dios, pero lo hacen como judíos, con su manera de hablar, su
mentalidad, su cultura, su mente y sus facultades, su lenguaje y su religión, su estilo, etc., como verdaderos
autores literarios de cada libro bíblico.

4.- Elementos para Reflexionar:


¿Cómo redactaron la Biblia los autores sagrados?

La Biblia tiene diversos autores y se fue formando poco a poco. No cayó del cielo. Pasaron años y siglos
entre un libro y otro, hasta llegarse a completar.
“En la composición de los libros, Dios se valió de hombres elegidos, que usaban de todas sus facultades y
talentos. De ese modo, obrando Dios en ellos y por ellos, como verdaderos autores pusieron por escrito todo y
tan solo lo que Dios quería”. (Concilio Vaticano II, Constitución sobre la Divina Revelación No. 11).

El Autor principal es Dios, pero sus redactores son verdaderos autores.

Se trata aquí, al hablar de que la Biblia es inspirada, de que Dios interviene de una forma especial en estas
personas. Es un influjo específico positivo en los autores y en su mente, de tal profundidad y eficacia, que
podemos decir que la obra escrita tiene al Espíritu Santo como autor principal. Pero el autor humano no es un
secretario o mecanógrafo al que Dios dicta y ordena que escriba talo cual cosa.
Son dos niveles diferentes pero muy unidos Entre sí: Dios y el hombre. Dios en su sentido más pleno, sí,
pero valiéndose del hombre, de su inteligencia y de su capacidad para componer el Libro Santo que es la
Palabra de Dios.

5.- Preguntas para reflexionar y compartir:

1.- ¿Qué significa la palabra “Biblia”? ________________________________________________________


___________________________________________________________________________________
1. ¿En cuántas partes se divide la Biblia?_____________________________________________________
___________________________________________________________________________________
2. ¿Quién es su autor principal?____________________________________________________________
___________________________________________________________________________________
3. ¿A qué llamamos "Testamento" en la Biblia?________________________________________________
___________________________________________________________________________________

6.- ORACIÓN: Gracias te damos, Señor, por tu Palabra que nos has dejado escrita en el Libro Santo y que
podemos leer en tu Iglesia. Que sea para nosotros una luz en nuestro caminar hacia Ti Por Jesucristo
Nuestro Señor. Amén.
5
2. - LA PALABRA DE DIOS SE HACE LENGUAJE HUMANO
Objetivo: Descubrir que la fe la expresamos con palabras propias, para
reconocer que la Biblia es expresión de la fe de un pueblo.

1.- Ambientación: Hacer un canto conocido.


a.- ¿Qué idiomas sabes que existen en el mundo?
b.- ¿Quién de ustedes puede hacer un gesto acorde a una palabra extranjera?

2.- Oración:
a.- Un miembro del grupo hace la invocación al Espíritu Santo.
b.- Concluimos todos: Dios te salve María…

3.- Elementos para ubicar la realidad Bíblica:


El pueblo de Jesús hablaba el hebreo. La Biblia se escribió en hebreo y en griego. Al hebreo se le llama
lengua semítica antigua (de los pueblos que vivían alrededor de Palestina) y tiene una escritura cuneiforme
(en forma de cuña).

El Antiguo Testamento, en su mayoría, se escribió en hebreo (o en arameo, una lengua parecida al hebreo).
El Nuevo Testamento se escribió en griego, la lengua que se hablaba en Grecia y en el mundo Mediterráneo.
En los tiempos de Jesús, se hablaba un griego más sencillo, más común, y se le llamaba "koiné" que quiere
decir común y no tan refinado como el griego clásico. El Nuevo Testamento está escrito en ese estilo de lengua
griega. La mayoría de nosotros no conocemos esas lenguas (hebreo y griego), pero gracias a las traducciones
(o versiones) hechas a nuestro idioma español o en otros idiomas del mundo, es que conocemos la Biblia.

a.- ¿Cómo nacieron los escritos bíblicos?


Antes de que fueran puestos por escrito los libros bíblicos, el pueblo de Dios ya vivía su fe, la celebraba, la
comentaba. Al principio les importaba vivir los acontecimientos de salvación; ya con el tiempo, se pusieron a
escribirlos. Lo mismo pasó en los primeros años de la Iglesia, en que los cristianos celebraban su fe en Jesús
Resucitado, vivían unidos, etc.... Primero estaba la vivencia de la fe; así ocurrió con el Antiguo Testamento, el
cual primero constituyó la experiencia de fe del pueblo con Dios, que luego fue escrita. De la misma manera
sucedió con la fe de la primera comunidad cristiana
La Biblia nació a través de relatos orales (de boca en boca) que se pasaban generaciones enteras de padres a
hijos, de hijos a nietos, etc.; en efecto, tenían mucha capacidad para memorizar y eran capaces de recitar, sin
fallar, relatos que tal vez habían escuchado una sola vez. Luego rezaban, se los pasaban entre ellos, y ya con el
tiempo los ponían por escrito. Muy pocas personas sabían escribir. Estos se llamaban "escribas". Pero de
hecho llegó el momento en que tuvieron que escribir para conservar el mensaje.
Como ya se dijo, el Nuevo Testamento fue escrito en griego. Pero también dos siglos antes de Cristo, los judíos
que vivían fuera de Palestina, usaban el Antiguo Testamento traducido al griego, porque ya no sabían hebreo.
Su traducción se llamaba "de los Setenta", porque una leyenda decía que fueron 70 ancianos quienes la
tradujeron al griego.
Al pasar el tiempo, la Biblia fue traducida al latín. La traducción latina más famosa, fue la que hizo San
Jerónimo y se llamó 'Vulgata". Fue la más conocida entre los siglos IV y V después de Cristo, es la que ha
llegado a nosotros y la que más se utilizó en la liturgia y en los estudios bíblicos.

b.- ¿Cómo se pudo hacer el libro como tal?


6
En los tiempos bíblicos no existían libros tal y como los conocemos hoy día. La gente escribía en piedra (ver
Éxodo 31, 18) también en cuero, en forma de rollo. Se usó mucho el papiro, una planta egipcia de la cual se
sacaban hojas en las que se podía escribir y se guardaba en forma de rollos. También se usó el pergamino,
fabricado con cuero de animales, que luego sustituyó al papiro. También la "vitela", un pergamino más fino
para los manuscritos de lujo.
Pero la Biblia en papel nació con el invento de la imprenta. La primera se llamó la "Biblia de Gutenberg"
impresa hacia el año 1455, y se le llamó así por el apellido del inventor de la imprenta. Era "la Vulgata", esto
es, la Biblia traducida al latín. De esta manera la Palabra de Dios se hizo palabra humana, usó un lenguaje
como el nuestro y nació en una comunidad. ¿En qué lenguas se escribió la Biblia?
Meditemos la Palabra de Dios en la Iglesia y comprometámonos a ponerla en práctica todos los días de
nuestra vida.

4.- Para reflexionar, compartir y concluir:

1.- ¿En qué lenguas se escribió la Biblia?_____________________________________________________


____________________________________________________________________________________
2.- ¿Qué es una ‘traducción’ de la Biblia?____________________________________________________
____________________________________________________________________________________
3.- ¿Cómo nació la Biblia en el pueblo de Dios?_______________________________________________
____________________________________________________________________________________
4.- ¿Qué materiales usaban en la escritura del texto sagrado? ___________________________________
____________________________________________________________________________________

5.- Oración:

Te damos gracias, Señor, porque tu Palabra escrita nació en el pueblo de Israel y en la Iglesia, el Nuevo Pueblo
de la alianza. Que al leerla, meditarla y vivirla, nos ayude a encentrarnos con tu Hijo, que es la Palabra hecha
vida y nos ayude a profundizarla en la comunidad. Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor.

6.- Tarea: Anota tres ideas que te hayan parecido más importantes de este tema:

a.- ___________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

b.- ___________________________________________________________________

____________________________________________________________________

c.- ___________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

____________________________________________________________________
7
3. - EL CANON BÍBLICO
Objetivo: Lograr distinguir la Biblia protestante de la Católica, para superar
algunas confusiones.

1.- Ambientación: Hacer un canto conocido.


a.- ¿En qué se distingue la visita a una casa de un protestante a un católico?
b.- ¿Qué pasaría si los católicos llegamos a tener la cultura de visitar familias para compartir la fe?

2.- Oración: Nos entrelazamos para hacer una oración que quía un miembro del grupo.

3.- Elementos para ubicar la Biblia católica:


Ya sabemos que la Biblia es una colección de libros en uno solo. Llamamos Canon Bíblico a la lista de libros
bíblicos, tanto del Antiguo Testamento como del Nuevo Testamento. "Canon" es regla, lista.
El criterio para saber qué libros le pertenecen a la Biblia y cuáles no, se llama "canonicidad". Y es la Iglesia
la que, guiada por el Espíritu Santo, guarda sus libros santos y decide cuáles están inspirados, cuáles le
pertenecen y cómo va descubriendo en ellos a un Dios que le habla y la guía.
Ya sabemos que el Antiguo Testamento se escribió en hebreo. A la lista de esos escritos la llamamos
"libros protocanónicos" o ''primera lista", es la que se ha tenido desde el principio y de la cual nunca se dudó.
Estos libros fueron escritos en Palestina, en la misma tierra de Israel.
Los judíos que vivían fuera de Palestina tenían el Antiguo Testamento traducido al griego, y llamaban esta
versión "versión de los Setenta"
Como ya se dijo. Pero además, en ella incluían otros libros escritos tardíamente en griego (dos siglos
antes de Cristo) que llamaremos "deuterocanónicos" (eso significa "segunda lista'') y son los siguientes:
Tobías, Judit, Baruc, Primero y Segundo libro de los Macabeos, Sabiduría y Eclesiástico, libros que fueron
compuestos fuera de Palestina, dos siglos antes de Cristo. Quiere decir que ambas comunidades judías, tanto
en Israel como fuera, tenían la Biblia (Antiguo Testamento) y no se habían pronunciado sobre la lista definitiva
de libros.

a.- ¿Qué sucedió al escribirse el Nuevo Testamento?


Cuando los apóstoles, después de la muerte y resurrección de Jesús, salieron a predicar y evangelizar,
adoptaron la traducción griega de los Setenta, en la que venían los libros deuterocanónicoso A partir del
Nuevo Testamento, (que junto con el Antiguo Testamento completó la Biblia), la Iglesia determinó su lista
oficial de libros santos.

b.- ¿Qué hizo la Iglesia?


Poco a poco se fue dando un criterio en lo que respecta a estos libros y hasta el año 382 después de
Cristo, el Papa Dámaso presentó una lista oficial para la Iglesia, con todos los libros que pertenecen hoy a la
Biblia Católica. El Concilio de Trento, en el año 1546, debía dar un criterio seguro para los católicos, a raíz de la
Reforma Protestante iniciada con Lutero; por eso proclamó dicha lista como definitiva.

C.- ¿Cuál fue la posición judía? Y ¿Qué traducción adoptó la Iglesia?


Los judíos, por otra parte, en el año 95 después de Cristo, se organizaron; unos sabios judíos se re-
unieron en Jamnia y definieron una lista: el Canon Hebreo. Pero ya para este tiempo existía la Iglesia, ella
estaba usando la versión de los Setenta (en griego) y a ella le correspondía decidir en este asunto. Así que se

8
siguió usando la traducción de los Setenta (con los deuterocanónicos) y el Nuevo Testamento, tanto en la
Iglesia occidental como en las Iglesias ortodoxas, hasta nuestros días.

d.- ¿Qué hicieron los hermanos separados?


En el siglo XVI, en que los protestantes se separaron de la Iglesia, asumieron para el Antiguo
Testamento la lista o canon de los judíos de Palestina, en la cual faltan los deuterocanónicos. Por eso les faltan
esos libros en sus Biblias.
Para el Nuevo Testamento siguieron el canon de la Iglesia Católica.
La Iglesia los reconoció como inspirados y canónicos. Tan es así, que en el mismo Nuevo Testamento se deja
notar su influencia. Por ejemplo, el libro de la Sabiduría, en el Evangelio de San Juan, al hablar de la
encarnación de Jesucristo, Palabra del Padre (ver Sabiduría 9, 9-14 Y Juan 1,1-15).

e.- ¿Qué son los libros apócrifos?


Finalmente, hablemos de los libros apócrifos ("ocultos", por tanto, dudosos) que surgieron entre los
siglos segundo antes y segundo después de Cristo, y que no fueron recibidos como canónicos ni por los judíos,
ni por los cristianos y, por lo tanto, no están ni en el Antiguo Testamento, ni en la Biblia cristiana (católica o
protestante). Algunos se llaman: Odas de Salomón, Testamento de Moisés, Asunción de Isaías, IV libro de Ma-
cabeos y del Nuevo Testamento: Evangelio de Tomás. Son muchos y muy variados. ¡No los confundamos con
los libros deuterocanónicos, que sí están en el canon de la Biblia católica.
La Biblia que poseemos, ¿es completa? ¿es una versión aprobada por la Iglesia Católica? Si no lo es,
busquemos una que nos presente todo el "canon bíblico "y si ya la tenemos, reflexionémosla y proclamémosla
en la Comunidad.

4.- Para reflexionar y compartir:


1.-¿Qué es el "canon" de la Biblia? _____________________________________________________________
_________________________________________________________________________________________
2.- ¿A qué le llamamos "canonicidad"?__________________________________________________________
_________________________________________________________________________________________
3.- ¿Qué son los libros "deuterocanónicos" y Cuáles son? ___________________________________________
_________________________________________________________________________________________
4.- ¿Qué son los libros Apócrifos?_______________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
5.- Comenten un poco la historia del canon en la Iglesia. ___________________________________________
_________________________________________________________________________________________

5.- ORACIÓN
Señor, has dejado a tu Iglesia la alegría de saber que la Biblia le ha sido confiada para guiar a tu pueblo en el
amor y en el conocimiento de Jesucristo. Ayúdanos a amar tu Palabra, para que seamos testigos de lo que ella
nos enseña. Por Jesucristo, Nuestro Señor. Amén.

6.- Tarea: Anota tres idear que te parecen centrales de este tema.
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
9
4.- ¿QUÉ MENSAJE DEBEMOS BUSCAR EN LA BIBLIA?
Objetivo:- Reconocer que la Biblia no es un libro sobre horóscopos, para
superar la idea de que contiene fechas del fin del mundo.

Material: Llevar diversas Biblias, algunas de ellas protestantes.

1.- Ambientación:
a.- Hacemos un canto conocido.
b.- Hacemos presentación de distintas Biblias.
c.- Preguntamos: ¿Por qué son tan diversas las Biblias?
d.- ¿Qué hace que una Biblia sea valiosa?

2.- Oración: Abrimos todos una Biblia y recitamos juntos el Salmo 67 (66).
3.- Ubicarnos en la realidad Bíblica:
Hay gente que busca en la Biblia cosas ajenas a su mensaje. Por ejemplo, desean que la Biblia les conteste
sobre el horóscopo, sobre el fin del mundo con fechas exactas; o buscan en ella datos de ciencias naturales, de
química, o historia, de literatura como tal; de astronomía, o de estudios sociales, ¿No ha sido usted uno de
ellos?
Tal vez se nos ha olvidado lo que significa la Biblia como libro de Dios. Por eso, es bueno que recordemos que
la Sagrada Escritura, No es un libro de ciencia. No nos habla de la evolución del hombre, entendida
científicamente, porque sus autores no sabían de ciencia, ni ésta era su preocupación, del hombre y la mujer
como seres creados por Dios, utilizando las imágenes sencillas (barro o costilla) de su tiempo y no con criterios
científicos. Por ejemplo, si vemos Gén. 2, no sería adecuado entender este relato como una descripción
científica de la creación del mundo y del hombre.

a. No es un libro de astronomía. Su visión del mundo y del universo es distinta a la nuestra. Para sus
autores la tierra es plana, es el centro del universo. Ya sabemos que no es así. Lo importante es que el
mundo y el universo son creación de Dios; este es el mensaje fundamental. La Biblia no nos da una
clase de astronomía. Veamos la ilustración, y comparémosla con lo que sabemos de ciencia.

b.- No es un libro de historia, de historia exacta. Es una historia de salvación, historia de Dios con el
hombre. Ya veremos esto con detalle cuando hablemos de los géneros literarios, el género histórico-
bíblico.

c.- Tampoco es un libro de moral. Es cierto que en algunos pasajes se nos ofrecen prescripciones de
carácter legal o moral. Pero muchas veces nos contarán cosas que nos pueden chocar o escandalizar, por
ejemplo: las matanzas que hicieron los hebreos al entrar a Canaán (ver Josué 6,17-26); el voto de Jefté al
sacrificar a su hija (Jue. 11, 2940); las mentiras de Abraham o de Jacob (ver Génesis 12, 1-20 Y Génesis 27). Y
así por el estilo.
Hay que tomar en cuenta que el autor, en la mayoría de los casos, no reprueba ni recomienda la
conducta moral de aquellas personas. No nos presenta a los personajes bíblicos como hombres ejemplares en
todo, ni mucho menos "santos, como pensamos nosotros, ni "inmaculados".
Dios se valió de ellos para salvar a sus hermanos y para comunicarse con nosotros, pese a las debi-
lidades, fallos y pecados que, como todos nosotros, ellos también tuvieron.

10
Ahora bien, la pedagogía de Dios no iba a exigirles a ellos una conducta moral como nos la pide a
nosotros a la 1uz de las enseñanzas de Cristo. Comparemos lo que dice Gén. 4, 2-24 sobre la venganza; lo que
dice Levítico 24,19-20 sobre la ley del talión; y lo que dice Jesús en Mateo 5,38-42 o Mateo 18,21-22 sobre el
perdón ilimitado.
La moral de la Biblia nos pide una respuesta amorosa a Dios, amándolo y amando a los demás, como nos
lo pide el mismo Jesús. Podemos decir entonces que:

d.- La Biblia es un libro religioso. Su mensaje es religioso, de salvación. La verdad que nos comunica es la
Verdad misma: Jesucristo. No le interesa damos datos o verdades científicas, ni es para llevarla a una clase de
geografía o de ciencias. La historia bíblica es la Historia de Salvación, y trata de la Salvación, de lo que es
necesario para que el hombre pueda encontrar el camino de la Salvación que Dios le ofrece, especialmente
en la persona de su Hijo, el Salvador, Jesucristo.
Es un libro que nos ayuda en nuestro camino, es Luz y Sabiduría de Dios, para que confiemos en El que
nos ama y nos hace sus hijos adoptivos en Cristo Jesús.

4.- Elementos para compartir con los hermanos y crecer juntos:


1. ¿Por qué la Biblia no es un libro de ciencia?

2. ¿Qué clase de libro es la Biblia?

3. ¿Qué clase de historia nos presenta la Biblia?

4. ¿Qué es lo central de toda la Biblia?

5.- Oración:
Señor, que tu palabra nos ayude a entender que tu mensaje es de salvación. Ayúdanos a descubrirte en los
acontecimientos de nuestra vida, pero más en la vida y entrega de tu Hijo por nosotros. Por el mismo
Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

6.- Tarea: Anota tres ideas que te parezcan centrales de este tema:

a.-

b.-

c.-

11
5.- CONOZCAMOS LOS GÉNEROS LITERARIOS
Objetivo.- Reconocer que en la Biblia se han recogido diversas formas de
hablar, para atender a la época en que fue escrito y entender mejor.

Material: Solicitar al presbítero del lugar, una copia de las primeras páginas del
del Documento sobre La Divina revelación, del Concilio Vaticano II.

1.- Ambientación:
a.- Hacer un canto conocido.
b.- Decir algunas expresiones típicas de nuestra cultura actual.
c.- ¿Qué pensamiento se encierra en esas expresiones?
d.- ¿Cuáles usan más y por qué?

2.- Oración: Recitamos todos el texto de Jeremías 19, 7-13.


3.- Ubicar la realidad Bíblica:
También los judíos, el pueblo de Dios, en donde se escribió la Biblia, tenían su manera de hablar y de
expresarse, tenía su propia cultura, muy distinta a la nuestra, por cierto. Eran orientales y tenían su manera de
ver el mundo, las cosas, la gente, a Dios mismo.
Esto es importante que lo entendamos, ya que la Biblia, como libro sagrado y Palabra de Dios, está escrita
con esta forma de pensar de los autores sagrados. Y Dios respetó las formas de hablar y de expresarse de este
pueblo, en el que nació Jesús de Nazaret, buen judío que tenía su manera "judía" de pensar, hablar,
expresarse y predicar: dichos, parábolas, imágenes, que nos han llegado a nosotros a través de las diversas
enseñanzas del Evangelio.
Todos esos elementos del lenguaje empleado por Jesús, es necesario saber interpretarlos; ¿sabemos qué
quiere decir, entre nosotros, por ejemplo: "A ver de qué cuero salen más correas "?
Cualquiera de nosotros puede entender esta expresión poética de Carlos Salazar Herrera, en uno de sus
cuentos. "Por las noches la ciudad se ve como un montón de estrellas caídas... ", ¿Es falso lo que dice? Es falso
si lo tomamos al pie de la letra; pero si buscamos su significado, no lo es, pues quiere decir: "lo bonito que se
ve una ciudad de noche vista desde lo alto. ¿No es cierto? Se ven muchas luces.

¿Qué son los géneros literarios?


Los géneros literarios son las diversas formas de hablar y escribir que tienen las personas y los pueblos de cada
época y cultura, para transmitiros un mensaje que quieren llegue hasta otras personas, de épocas y pueblos
diferentes. Los autores bíblicos usaron los géneros literarios de su tiempo. De esta manera, para decimos que
"Dios nos salva", que "Dios nos perdona", ellos narran un hecho histórico, otras veces escriben un poema o
una novela.(Veamos, por ejemplo, Ex. 14 a115 ó el libro de Jonás).
Es preciso saber en qué género literario está escrito cada libro o cada párrafo, para saber interpretar la Biblia.
Si no sabemos, nos equivocaremos o pondremos a la Biblia a decir lo que ella no dice, o bien, lo que a nosotros
se nos antoje, y corremos el riesgo de falsear la imagen o el mensaje de Dios. Así que ¡ojo!
Nos dice el Concilio Vaticano II que "para descubrir la intención del autor, hay que tener en cuenta, entre otras
cosas, los géneros literarios. Pues la verdad se presenta y se enuncia de modo diverso en obras de diversa
índole histórica, en libros proféticos o poéticos, o en otros géneros literarios. El intérprete indagará lo que el
autor intenta decir, según su tiempo y cultura, por medio de los géneros literarios propios de su época
(Constitución sobre la Divina Revelación N° 11)
12
Por eso en este estudio bíblico iremos conociendo los géneros literarios más importantes de la Biblia.

4.- Elementos para compartir con los hermanos y crecer juntos:


1.- De éste texto: "y se dejará guiar por un niño pequeño" (Is. 11.6). ¿Creen que se cumplirá al pie de la
Letra este texto o quiere decir otra cosa? ___________________________________________________
_____________________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________________
2.- ¿Por qué es tan importante que conozcamos la manera de ser y de pensar del pueblo de la Biblia?
_____________________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________________
3.- ¿Qué es un género literario? _____________________________________________________________
______________________________________________________________________________________
______________________________________________________________________________________
4.- ¿Qué pide la Iglesia en el documento sobre la Revelación, en el N° 1 para la interpretación bíblica?
______________________________________________________________________________________
______________________________________________________________________________________
______________________________________________________________________________________

5.- ORACIÓN
La ley del Señor es perfecta: es descanso para el hombre, el mandato del Señor es firme; hace sabio al
ignorante; los preceptos del Señor son rectos: dan alegría al corazón... Son preferibles al oro, al oro más fino, y
más dulces que la miel, más que las gotas del panal. (Salmo 19, 8.9.11). Padre nuestro…Ave María…

6.- Tarea:

1.- A manera de ejercicio, busque en la Biblia: Isaías 11,28; léalo y trate de entender lo que significan las
imágenes del texto._________________________________________________________________________
_________________________________________________________________________________________
____ _____________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________

2.- Anota cuatro ideas, que te parezcan las más importantes de este tema:

a.-

b.-

c.-

d.-

13
6- EL GÉNERO HISTÓRICO BIBLICO:
UNA HISTORIA DE SALVACIÓN
Objetivo.- Tomar en cuenta los distintos géneros de escritos que han
en la Biblia, para su interpretación.
1.- Ambientación:
a.- Hacer un canto del tiempo de la revolución mexicana.
b.- ¿Qué trata de conservar este canto en la memoria del pueblo?
c.- ¿De qué héroes de la historia se acuerdan? Y ¿Cómo se representan cada una de ellos?
d.- ¿Cuál de todos ellos produjo un verdadero cambio y éste como es recordado por el pueblo?

2.- Oración: Demos gracias a Dios, por los esfuerzos de nuestros héroes y pidamos a Dios surjan hoy
Héroes que le den un cambio auténtico a nuestra historia.

3.- Ubicar la realidad Bíblica:


Hay en la Biblia muchos y variados géneros literarios. Los principales son: el histórico, el profético, el
sapiencial, el jurídico, el poético, la carta o género epistolar, el apocalíptico, el evangélico. Comencemos por el
género histórico o la historia bíblica.

El género histórico bíblico: Es probablemente el más usado y el más interesante de todos los géneros en la
Biblia, o tal vez, el que necesitemos entender mejor.

Es bueno saber que el concepto de historia hoy día no es el mismo que el de antes. Hoy entendemos por
historia "la narración verídica y ordenada de hechos acaecidos con sus causas y sus consecuencias". Los
antiguos no la entendían así y ellos, escribiendo historia, se permitían mezclar leyendas, consejos, derecho,
interpretaciones. Sus libros fueron, además, escritos con sus propios esquemas orientales, de hace muchos
siglos a los autores bíblicos no les interesa contamos historia por historia, para describir qué fue lo que pasó.
Nos cuentan una Historia de Salvación, y por eso seleccionan los datos y los interpretan desde su intención,
que por lo general es teológica.

Entonces podríamos preguntar: ¿no hay historia en los libros históricos (Génesis, Éxodo, Números, Levítico,
Deuteronomio, Josué Jueces, 1-2 Samuel, 1-2 Reyes, Rut, Ester, Tobías, 1-2 Macabeos, los Evangelios y los
Hechos de los Apóstoles)? Sí la hay, pero no está escrita como lo hacemos hoy nosotros, sino que sus autores
la escribieron con una mirada religiosa y de fe. Por ejemplo: (Josué 6, 20: “El pueblo grito y se tocaron las
trompetas. En ese mismo momento se derrumbaron los muros de la ciudad”
¿Qué intención tendría el autor del relato de la caída de Jericó al presentamos este pasaje bíblico? _______________
____________________________________________________________________________________________
Hablemos de algunas formas de historia:

a.- La épica o epopeya, es aquella que nos cuenta los hechos de algunos héroes o protagonistas,
engrandeciéndolos y ampliándolo, incluso llegando a exagerar. Se le llama "hipérbole" histórica, o
"exageración". Una historia épica sería el peregrinar de los aztecas en busca del lugar prometido por sus
dioses: donde encontraran un águila devorando una serpiente. Este género se utiliza mucho en la Biblia, por

14
ejemplo en el libro del Éxodo (Ex. 3-15), El libro de Josué, Jueces, partes del libro del Deuteronomio.
Compruébelo leyendo, del libro de los Jueces, del cap. 13 al 16, sobre la historia de Sansón.

b.- También la narración libre o novelada, propia de diversos libros, compuestos con una finalidad
didáctica, (enseñanza) o moral, o para sacar una lección, cuyos hechos son parcial o totalmente inventados,
para damos una enseñanza religiosa. Ahí no hay engaño, porque lo importante no es leer lo que dice; por
ejemplo, "la ballena se tragó a Jonás", sino el mensaje: "el Dios de Jonás es bueno y misericordioso".
Comparemos el relato del libro de Jonás y la parábola del hijo pródigo (Lucas 15, 11-31), que es un relato
inventado por Jesús, para damos un mensaje bello sobre Dios y nosotros.

Libros "novelados" son los de Tobías, Judit, Ester, Rut, el de Jonás, parte del libro de Job (capítulos 1 al 2 y
el capítulo 42).

4.- Elementos para compartir y reflexionar con los hermanos:


1.- ¿Qué entendemos nosotros por "historia"? ___________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
2.- ¿Qué es un género histórico bíblico y qué Finalidades tiene?______________________________________
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
3.- Comenta, con la ayuda del libro de Jonás (4,2), el género novelado y su intención catequética. __________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________

5.- ORACIÓN
¡Alabad al Señor todas las naciones, aclamad lo todos los pueblos! Grande es su amor hacia nosotros, y la
fidelidad del Señor dura por siempre. ¡Aleluya! (Salmo 11, 7).
¿Qué más le pueden ustedes agregar a esta oración?_______________________________________________
_________________________________________________________________________________________
_________________________________________________________________________________________

6.- Tarea: Anota tres ideas que te hayan parecido importantes de este tema:
a.- _____________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
b.- _____________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
c.- ______________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________

15
7. - CONOZCAMOS LA POESIA,
LA PROFECÍA y LA SABIDURÍA BÍBLICA
Objetivo.- Descubrir que el género literario, en la Biblia, toma
elementos de la realidad para verlos desde la fe.

1.- Ambientación:
a.- Invitarlos a decir, quien guste y sepa alguna poesía, que la diga en voz alta.
b.- Entre todos vamos descubriendo ¿Qué se quiere decir con esa poesía?
c.- ¿En qué se parece una poesía de una parodia?
d.- Nos ponemos de acuerdo y cantamos una poesía.

2.- Oración:
a.- Recitamos juntos el Salmo 42 (41).
b.- De éste salmo ¿Qué frases nos llaman la atención y por qué?
c.- Si alguien sabe la tonada del canto que se hizo basándose en este salmo, que nos la enseñe.

3.- Ubicar la realidad Bíblica:


El género histórico (mítico y sapiencial). Cuando hablábamos del género histórico, decíamos que era
histórico religioso, que no es historia como tal (qué fue lo que pasó), sino los hechos interpretados a la luz de
la fe en Dios. También la narración novelada es así, y su finalidad es dar una enseñanza moral o religiosa.

En el género histórico mítico sapiencial, que aparece en el libro del Génesis, del cap. 1 al ll, el autor
sagrado "coge prestados" los relatos mítico s de otros pueblos vecinos (Babilonia, Egipto, Mesopotamia) para
hablar de los orígenes del mundo y del hombre. Pero lo hace adaptándolos a la fe del pueblo de Israel, que es
estrictamente monoteísta (creencia en un solo Dios).

Los relatos míticos hablan de las luchas entre los dioses al crear el mundo. En cambio la Biblia no.
También hablan del diluvio (hay un poema babilónico llamado "Gilgamés" que cuenta de un diluvio). La Biblia
habla también del diluvio (Gén. 28), pero presenta un relato de la catástrofe dentro de una perspectiva
religiosa y de salvación: Dios, a pesar del pecado del hombre, quiere salvarlo y lo hace con Noé y su familia.

Decimos que estos relatos del Génesis (1-11) presentan una reflexión sapiencial, porque el autor sagrado
se pregunta como nosotros, ¿de dónde venimos, a dónde vamos, por qué el sufrimiento la vida, la muerte?
¿Por qué ese misterioso atractivo entre los sexos?, ¿cuál es la relación del hombre con Dios, con la naturaleza
(el trabajo), con los demás?.. De aquí se deducen sus enseñanzas sobre el mundo, sobre Dios y el hombre.

Así que no se trata aquí de hacer un reportaje "en vivo y a todo color", ni una enseñanza sobre historia o
geografía, sino una enseñanza de fe, una catequesis que nos enseña que Dios, nuestro Creador, es Dios de
amor y tiene un plan para salvamos.

a.- El género lírico o poético. Este género existe en todas las literaturas. Entre nosotros también, cuando
queremos expresar alegría, tristeza, admiración, gozo, amor, etc., lo hacemos en una forma bella: cantando,
componiendo poemas, canciones, párrafos llenos de inspiración poética.

La Biblia contiene muchos poemas. Algunos libros son pura poesía lírica. El Cantar de los Cantares, habla
del amor humano, que es símbolo del amor que Dios tiene a su pueblo. Los Salmos, son las oraciones del
16
pueblo de Dios. Las Lamentaciones, son los cantos fúnebres con los cuales los judíos lloraban la destrucción de
Jerusalén (Cfr. Jer. 1, 9).

b.- La Literatura profética: El profeta no es el que adivina el futuro, sino el que habla en nombre de Dios.
Es un enviado o mensajero suyo. Es un orador (no tanto un escritor) que habla, denuncia, interpela al pueblo y
a sus reyes, denuncia los pecados y anuncia la salvación, siempre llama a la conversión y exhorta a la
esperanza. Los profetas actuaron en los momentos más importantes de la historia de Israel, luchando contra
toda forma de idolatría, defendiendo el monoteísmo, amparando a los débiles del abuso de los poderosos. En
la Biblia conservamos los escritos de muchos profetas. En algunos casos, quienes coleccionaron sus oráculos,
fueron sus mismos discípulos.

c.- El género sapiencial: Hay frases que constituyen "dichos" o "refranes"; ellos expresan la sabiduría de la
vida y la experiencia que hacemos de las cosas; esto mismo nosotros lo expresamos con el refrán: "No por
mucho madrugar amanece más temprano". Nosotros sabemos qué queremos decir con "más sabe el diablo
por viejo que por diablo ", o "al que madruga, Dios lo ayuda". En efecto, nosotros nos expresamos a través de
muchos refranes: "el hombre propone y Dios dispone" y "a palabras necias, oídos sordos", no hay peor sordo
que el que no quiere oír", etc. Este es el fruto de la experiencia de muchas generaciones y va pasando de
padres a hijos, de los viejos a los muchachos. Los refranes, proverbios o dichos, expresan esta manera de Vivir.
Esta experiencia, que no se aprende en los libros sino en el arte de vivir cada día, la Biblia nos la presenta en
forma de consejos, refranes, sentencias o dichos, que se llaman "masal", los cuales invitan a ser sensatos,
prudentes. Abarcan todos los temas de la vida: la juventud y la vejez, el bien y el mal, el placer y el dolor, saber
hablar o callar, la abundancia y la pobreza.

Esta sabiduría de la vida práctica del pueblo israelita la podemos apreciar en los libros sapienciales:
Proverbios, Eclesiastés (o Qohelet), Sabiduría, Eclesiástico (o Sirácide). Algunas de estas experiencias y
expresiones lo fueron tanto de Palestina como de otros pueblos de oriente.

4.- Elementos para compartir y reflexionar con los hermanos:


1.- ¿Qué enseñanza nos presentan el género histórico y el mítico sapiencial?____________________________
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
2.- Comenta brevemente los géneros poético, profético y sapiencial.__________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
3.- Busca en la Biblia: Sal 122, Cant 1, 1-4; Lam 2: Prov 8. Coméntalos y di a cuál género literario pertenecen
estos textos: Salmo 122_________________________________ Lam. 2 _______________________________
Y Prov. 8 ______________________________________________________.

5.- ORACIÓN
Envía tu sabiduría desde el santo cielo, desde el trono de tu gloria mándala, para que me asista en mi tarea y
sepa yo lo que te es agradable. Porque ella, que todo lo sabe y lo comprende, me guiará con acierto en mis
empresas, y con su gloria me protegerá. (Sabiduría 9, 10-11).

6.- Tarea: ¿Cuáles son las ideas centrales de este tema: ____________________________________
________________________________________________________________________________________

17
8.- EL MENSAJE DE LA LEY, LA APOCALÍPTICA, LA
CARTA Y EL GÉNERO EVANGÉLICO
Objetivo.- Reconocer que las leyes nos ayudan a relacionarnos mejor,
para que no olvidemos las intenciones originales y hagamos vida los
deseos de Dios, que se nos recuerdan de muchos modos.
1.- Ambientación:
a.- Recordar los mandamientos de la ley de Dios.
b.- Explicar entre todos, al menos cinco de ellos:
c.- ¿Saben en dónde y a quién se los dio Dios?
d.- Hacemos un canto: “No hay Dios tan grande como tú”

2.- Oración: Leemos Éxodo 20, 1-17


Y le pedimos a Dios nos ayude a cumplir sus mandamientos.

3.- Ubicar la realidad Bíblica:


a.- La Ley. El género legislativo es aquel que está en la Biblia presentado como colecciones de normas y
costumbres, principios y decisiones, ordenanzas y preceptos por ordenanzas y preceptos por los que el pueblo
al que pertenecen se rigió a través del tiempo.
La ley no figura en la Biblia en libros independiente, como sucede normalmente en los códigos legislativos
antiguos y modernos (como la Constitución o el reglamento de tránsito nuestros), sino que se encuadra entre
los recuerdos de los orígenes del pueblo.
Es parte de lo que constituye su fundamento o constitución. La ley se encuentra en todos los libros del
Pentateuco, excepto en el libro del Génesis; muy en especial, en el libro del Levítico. En el Éxodo podemos ver
que entre la historia de Israel y los acontecimientos se entremezclan leyes (ver Ex. 19 - 40).

b.- El género apocalíptico. El término apocalipsis es de origen griego y significa revelación, pero revelación
¿de qué? Lo que se revela es el futuro, lo que sucederá en los últimos tiempos, lo que será al final de la
historia. Y al final es el triunfo de Dios sobre las fuerzas del mal.
Timos tiempos, lo que será el final de la El género evangélico. La palabra Evangelio significa buena noticia. En
este caso, la historia noticia más linda que hemos escuchado: la de Jesús, Mesías e Hijo de Dios (ver Mc 1,1).
No es una simple noticia, es la de la salvación que ha aparecido en Jesús de Nazaret y. Y este final es el triunfo
de
La literatura apocalíptica es así, consoladora; no se escribió para metemos miedo ni asustamos; todo lo
contrario, se escribió para animar a los creyentes desesperanzados y atribulados en las situaciones dramáticas
por las que puede atravesar el pueblo de Dios. Es por esto que surgió esta literatura apocalíptica en tiempos
de persecución, cuando los creyentes no sabían qué camino tomar y se sentían derrotados. Y sus autores
empleaban, como medios literarios, símbolos, visiones y sueños; el lenguaje era en clave y también se utiliza-
ban simbólicamente números, colores, imágenes y, en general, un estilo alegórico o simbólico. El libro más
representativo de este género en el Antiguo Testamento es el libro de Daniel. En el Nuevo Testamento
tenemos el Apocalipsis, atribuido a San Juan, escrito para los cristianos perseguidos por el Imperio Romano.

c.- La Carta. Esta palabra designa la comunicación íntima y amistosa, muchas veces familiar, que se realiza
por escrito entre dos o más personas. El mismo término se emplea, a veces, con el nombre de "epístola", para
indicar un género literario. En este caso es un recurso para desarrollar un tema cualquiera. Este género
abunda mucho en la literatura bíblica, y a veces está metido entre libros de género histórico (ver 2 Sam 11,14

18
ss; l Re 21, 8-11) o de género apocalíptico (por ejemplo: las cartas del Hijo del Hombre a las 7 iglesias en el
libro del Apocalipsis). Veintiuno de los escritos del Nuevo Testamento son cartas, dirigidas a individuos par-
ticulares o a comunidades cristianas. Las más conocidas y densas son las de San Pablo.

4.- ¿Qué son los Evangelios para nosotros?


a.- El género evangélico. La palabra Evangelio significa Buena noticia. En este caso, la noticia más linda que
hemos escuchado: la de Jesús, Mesías e Hijo de Dios (ver Mc. 1,1). No es una simple noticia, es la de la
salvación que ha aparecido en Jesús de Nazaret había sido anunciada y prometida en el An~ tiguo Testamento
(ver Is. 52, 7). Un creyente ve en Jesús de Nazaret al Salvador, y escribe el Evangelio para ayudar a creer en el
Señor (Jn. 20, 3-31) . Pero primero es el anuncio de la salvación (Me. 1,15; Mí. 4, 23) que hace Jesús hablando
de la Buena Nueva del Reino; luego este Evangelio predicado por los apóstoles y discípulos a todos los pueblos
(Mc 16,15; Rom 1,13) es consignado por escrito en los cuatro evangelios: Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

Los Evangelios escritos no son una "biografía" o vida exacta de Jesús; no intentan ser una historia de Jesús,
aunque cuenten hechos históricos. Los evangelistas no pretenden reconstruir ni presentamos "fotos" de la
vida de Jesús.
Más bien, los evangelios son una catequesis sobre Jesucristo, un anuncio de su persona, una proclamación,
o pregón sobre Jesús para que acojamos su persona, su vida y sus palabras, como fuente de vida y de
salvación. Evangelio es la Buena Noticia de que Dios nos quiere y de que nuestra historia no es ajena a su
voluntad de amor y salvación; y es tanto para nosotros, como para toda la humanidad. Los Evangelios son "li-
bros de fe" y así es como debemos leerla (ver Jn 20,30-31).

b.- Finalmente, hay otros géneros en la Biblia como:


La Leyenda, que aparece en los relatos del Génesis hablando de los orígenes del pueblo de Dios. Gén. 12-
50, para dar una enseñanza religiosa
La Etiología, que nos narra el origen de un nombre, persona, lugar o situación (Babel: Gén 11; Betel: Gén
28: Israel: Gén 32,20)
La Fábula: animales o cosas que hablan: (Gén 3,1-7, Núm 22, Jue. 9, 8-15), redactada con el fin de darle
más realce al acontecimiento o al relato histórico.
El Midrash, que es un comentario edificante de la Biblia variando o modificando libremente un texto
para la instrucción religiosa (ver Sab 1-19 con Ex 7-12). Un midrash es catequesis, una actualización del texto
bíblico para enseñanza.
Aunque hay otros géneros más, ya hemos mencionado los más importantes.

5.- Elementos para reflexionar y compartir con los hermanos:


1.- ¿Qué es la ley como género literario? ________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
2.- Qué finalidad tiene el género apocalíptico? ___________________________________________________
______________________________________________________________________________________
3.- Lee 1 Cor 1,1 - 17 Y busca la finalidad que tenía Pablo al escribirle a los Corintios esta primera carta.
Ayúdense con la introducción que la Biblia tenga de esta carta. ______________________________________
_______________________________________________________________________________________
4.- ¿Qué es el Evangelio? ¿Para qué fueron escritos los evangelios? (Lean Jn. 20, 30-31) __________________
________________________________________________________________________________________

5.- ORACIÓN (Pueden hacerla de manera espontánea)


19
9.- ¿QUÉ QUIERE DECIRNOS DIOS EN SU PALABRA?
Objetivo.- Reconocer que necesitamos de la comunidad, para comprender la
palabra de Dios y no interpretarla a nuestro gusto.

1.- Ambientación:
a.- ¿Por qué consideran que la Biblia no la entendemos luego luego?
b.- Leer hechos 8, 30-31 para decir: ¿En qué se parece esta situación a la nuestra?
c.- y si Hechos 9, 2-40 fue la conclusión; esto que idea les da, para tratar a quien lee la Biblia?
d.- Hacer un canto conocido.

2.- Oración:
a.- Leer Sabiduría 11, 20, 26
b.- A la luz de este texto hacerle una petición a Dios.

3.- Ubicar la realidad bíblica:


1.- La interpretación de la Biblia
La Biblia no es un crucigrama, ni un libro de adivinanzas, ni es un libro cerrado que nadie puede leer.
Todo lo contrario, la Iglesia recomienda a sus fieles que lean las Sagradas Escrituras. Leamos para el efecto, el
Concilio Vaticano II en su documento "Dei Verbum" sobre la Divina Revelación, (No. 21 y 22) que nos
recomienda leer la Biblia.
Muchos pasajes puede entenderlo s hasta un niño, o personas con poca formación cristiana. Pero
también hay partes de la Biblia que son difíciles de entender y que, como dice la Segunda Carta de Pedro, las
personas ignorantes y poco firmes en la fe, tuercen estos puntos de difícil comprensión, lo mismo que las
demás Escrituras, para su propio perjuicio (2 Pedro 3,16). Es por eso que surgen grupos cristianos -cada uno
con su Biblia y su manera de interpretación- que pueden confundimos. Es necesario tener en cuenta lo si-
guiente: Los libros bíblicos son libros antiguos, escritos en una tierra distinta de la nuestra y escritos por unos
autores y para unos lectores que vivieron hace muchos años y que pensaban y sentían muy distinto que
nosotros, hombres y mujeres que vivimos en el siglo XX.
Ya vimos que la Biblia, aunque sea la Palabra de Dios, es también palabra humana, escrita por
hombres con su manera de ser y de pensar, insertos en su mundo, en su cultura, etc. Nos dice el Concilio
Vaticano II en el documento Dei Verbum (No. 12), que "Dios habla en la Escritura por medio de los hombres y
en lenguaje humano; por lo tanto, el intérprete de la Escritura, para conocer lo que Dios quiso comunicarnos,
debe estudiar con atención lo que los autores querían decir y Dios quería dar a conocer con dichas palabras".

2.- ¿Cómo trabaja el intérprete de la Biblia?


Actualmente en la Iglesia hay una manera de trabajar, por así decirlo, con los textos bíblicos para
descubrir su verdadero sentido, puesto que la Biblia es un libro humano que es Palabra de Dios y a la vez
palabra humana. A está manera de tratar con respeto y veneración al libro sagrado se le llama exégesis, que
quiere decir interpretación. La exégesis, como ciencia, tiene sus leyes y sus normas, su manera de trabajar,
como un estudiante estudia un libro, como un profesor explica a sus alumnos una clase, o como cualquiera de
nosotros trabaja: usa unos métodos, unas reglas, etc., o como un ama de casa hace su tarea o un oficinista o
agricultor su oficio. Así pasa también con el trabajo de la interpretación bíblica.

20
3.- El exégeta o intérprete trabaja por pasos. Veamos:
A) Comienza con la crítica textual, que es la ciencia que trata de reconstruir el texto original bíblico, tal
vez alterado por haberse copiado tantas veces. Esta ciencia buscará con la mayor exactitud posible el texto
más próximo al original.

B) Luego hace la crítica literaria, estudiando quién es el autor, cuál es su estilo, qué fuentes ha usado
(libros o documentos), en qué época escribió, a quiénes dirige su obra, cuál es el objetivo que se propone, qué
género literario emplea.

C) Luego se hace la crítica histórica, que analiza el valor que tienen los libros bíblicos en cuanto
documentos históricos y trata de proporcionamos una visión del mundo en el que los autores sagrados
redactaron los textos bíblicos y la manera de pensar y de vivir de sus lectores u oyentes inmediatos. Hay
también ahora otras ciencias que ayudan al intérprete bíblico a conocer mejor la Biblia, como la arqueología,
la gramática, la lingüística, la psicología, la sociología, la crítica del lenguaje, etc., que ayudan a penetrar mejor
en el mundo en que se escribió la Biblia.

D) Luego el intérprete analiza cada palabra, en su sentido literal o simbólico, no en forma aislada, o
cogiendo las palabras por las palabras nada más, sino dentro del contexto en que está la palabra o el pasaje
bíblico en el conjunto total de la Biblia, y no se puede estudiar un pasaje por sí solo si no 10 ubicamos en toda
la Biblia misma.

4.- La Biblia y el Magisterio de la Iglesia


Ahora bien, el intérprete de la Sagrada Escritura debe tomar en cuenta algo que es muy importante: la
Biblia nació en la Iglesia y es dentro de la Iglesia que ha de leerse e interpretarse. Dice el Concilio Vaticano 11
que: "La Escritura se ha de leer en el mismo Espíritu con que fue escrita; por lo tanto, para descubrir el
verdadero sentido del texto sagrado hay que tener muy en cuenta el contenido y la unidad de toda la
Escritura, la Tradición viva de toda la Iglesia, la analogía de la fe. (Dei Verbum no 12 c).
La Iglesia ha recibido los libros bíblicos con el compromiso de conservarlos e interpretarlos según el
pensamiento católico, la Iglesia tiene derecho a hacer un juicio definitivo sobre el sentido que corresponde a
cada texto bíblico.
Es verdad que de hecho, el Magisterio de la Iglesia sólo ha definido el significado de muy pocos pasajes.
Pero la posibilidad de hacerlo está reconocida por todos los teólogos y fue proclamada por última vez, en el
Concilio Vaticano II. De lo que se trata aquí es de buscar su sentido teológico, que ilumine al hombre de hoy,
ya que la Biblia es Palabra de Dios y lo que quiere darnos a entender es que Dios se revela al hombre, que su
mensaje es mensaje de salvación, que es un libro básicamente religioso, etc. Que si, por ejemplo, Jesús come
con publicanos y pecadores (Mt.1-3)10 que se nos quiere decir es que Dios es bueno y se manifiesta así a
través de su Hijo, que el Reino de Dios está abierto a todos, que Dios es un Dios de misericordia y de perdón
para los pecadores.
No caigamos en el error de creer que por nosotros mismos podemos interpretar el mensaje de Dios en la
Biblia. Así lo proclaman muchos hermanos que militan en las filas de las sectas fundamenta listas. Sigamos los
pasos indicados, contando también con la ayuda de quienes nos guían en la Iglesia.

4.- Elementos para compartir y reflexionar con los hermanos:


1.- Comenten el texto de Hechos 8,/32-40 y vean la necesidad de una correcta interpretación bíblica._______
_________________________________________________________________________________________
_________________________________________________________________________________________
21
2.- Busquen la cita de Is 53, 7-8 y comparen ambos textos.__________________________________________
_________________________________________________________________________________________

3.- ¿Qué es la exégesis bíblica? ________________________________________________________________


_________________________________________________________________________________________

4.- ¿Qué pautas sigue el exégeta para la interpretación?____________________________________________


_________________________________________________________________________________________

5.- Busque el No. 12 del documento Dei Verbum (sobre la Divina Revelación, pueden pedirlo al sacerdote del
lugar, para sacarle una copia y comentarlo:_______________________________________________________
_________________________________________________________________________________________

5.- ORACIÓN. Le dan gracias a Dios por lo que entendieron de este tema: anotar algunas ideas.

10. - QUEREMOS ESTUDIAR LA BIBLIA, PERO ¿CÓMO?

Objetivo.- Reconocer que el estudio de la Biblia requiere de un método, para


superar interpretaciones subjetivas.
1.- Ambientación:
a.- ¿Qué pasa cuando leemos la Biblia y decimos: “yo creo que a mí me dice”?
b.- Si la Biblia es la experiencia de fe de un pueblo, ¿qué ambiente debemos hacer para leerla?
c.- Por lo que hemos reflexionado ¿Consideras que es un libro de recetas para la vida personal?
d.- ¿Qué cosas no debemos descuidar en el estudio de la Biblia?

2.- Oración:
a.- hacemos un canto: “Dios es amor” u otro conocido.
b.- Un miembro del grupo nos invita a abrir el corazón para comprender y no olvidar los pasos que
debemos tener presentes ante el estudio de la Biblia.
c.- Terminamos con el Padre nuestro… y Ave María…

3.- Ubicarnos ante la realidad de la Biblia, para reconocer los pasos a dar:
Lo que nos interesa es tener un fácil acceso a la Sagrada Escritura, como lo recomienda el Concilio
Vaticano 11 (Dei Verbum 22). No somos especialistas en exégesis o teología bíblica, sino catequistas,
maestros, o cristianos que deseamos estudiar con sencillez la Biblia, sin mayores complicaciones.

22
Hay muchas formas de leer y estudiar la Biblia; para estar más seguros, podemos seguir estos pasos.
Hemos de tener en cuenta que la Biblia nació en la Iglesia, está destinada a hacer comunidad, y sólo puede
leerse dentro de una comunidad que es la Iglesia de Jesucristo.

1- Cada texto bíblico debe leerse en su contexto. Una frase sola o aislada del contexto se puede prestar a
una falsa interpretación. Contexto es todo lo que se dice antes y después del texto citado, todo el
capítulo y a veces todo el libro. Es bueno consultar las introducciones a cada libro bíblico que traen las
ediciones católicas y leer los comentarios a cada pasaje que también traen las biblias católicas.

2- Tener en cuenta el género literario utilizado por el autor, para poder entender mejor lo que se nos
quiere decir en el texto. Por eso dedicamos un capítulo a este tema.

3- Hay que situar el texto mismo en su circunstancia histórica, humana, vivencial comunitaria, geográfica y
con relación al autor mismo o grupo de personas de las que el texto habla. Consulte para ello las
introducciones de cada libro bíblico.

4- La lectura bíblica, hemos de hacerla siempre dentro de Iglesia. Aunque usted la estudie solo, en su casa,
en la calle o en el campo, debe sentirse unido a la Iglesia y a sus Pastores Si estudia e interpreta la Biblia
aisladamente, y si la interpretación que usted hace se aparta de la fe y de la enseñanza de la Iglesia, esa
interpretación será falsa o errónea.

5- Ponerse en actitud de escucha, de diálogo, de acogida Esto supone una mirada hacia la propia situación
de la persona o comunidad que lee la Palabra, dejando que ésta interpele, ilumine y haga presente a
Jesucristo en la realidad más profunda de su existencia, haciendo así de la Palabra de Dios una palabra de
salvación.

6- Usar una buena edición de la Biblia, aprobada para el uso en la Iglesia Católica. Para elegirla, no fijarse
tanto en las ilustraciones o adornos que presente, sino en sus introducciones, comentarios, esquemas,
índices, mapas. Es posible, consultar algún comentario bíblico sencillo. Así, para cualquier duda,
preguntar al sacerdote o al animador del curso bíblico. Las ediciones bíblicas traen la firma
("Imprimatur") de los Pastores de la Iglesia, con introducciones y comentarios que nos pueden ayudar a
diferenciarla.

También hemos de evitar caer en algunos errores:

• Evitar hacer una interpretación "fundamentalista" de la Biblia, o sea, tomarlo todo al pie de la letra, sin
tener en cuenta, los géneros literarios, ni el contexto bíblico en el que está una frase o un pasaje. Por ejemplo:
"Condenar" las imágenes, por lo que dice Éxodo 20, 4... , hay que ubicar el texto.

• Evitar hacer una interpretación "ideologizada" de la Biblia, que consiste en leer un texto o pasaje bíblico
para justificar una determinada ideología o partido político o posición social. Esto sería manipular la Biblia.

• Evitar hacer una interpretación "intimista" o "sentimentalista" de la Biblia. Es leer un texto y decir: "¡a mí
me dice!”... "¡yo siento que!”... O "jugar a las cartas" con la Biblia como es tenerla cerrada y abrirla al azar para
ver qué me dice Dios. La Biblia no es eso, que por casualidad o a la suerte hemos leído. Puede uno equivocarse
"jugando" con la Palabra. Leer la Biblia es escuchar al Señor, y no lo que queremos oír nosotros.
• Evitar hacer una interpretación "moralista" o lo peor, "condenatoria". La Biblia es un libro santo que
ilumina las diversas situaciones humanas con la luz de Jesucristo para hacer descubrir la presencia de Dios en
ellas. Pero no es un libro de moral ni de leyes, ni es para acusar a nadie, ni para amenazar con castigos.
23
Exhorta a vivir el Evangelio. No nació para alimentar sentimientos "justicieros" o condenatorios. Cristo vino a
salvar y no a condenar. ¿Acaso no hemos visto personas, sobre todo en lugares públicos "condenando" a los
demás, con una Biblia en la mano?

Ante todo, leer siempre la Sagrada Escritura en su unidad básica, sabiendo que está inspirada por Dios y
que sus libros tienden, unos a prometer a Jesucristo (Antiguo Testamento), y otros a presentarla como
acontecimiento de salvación (Nuevo Testamento). Buscar en ellos lo que nos quieren decir acerca de Cristo. El
centro de la Biblia es Jesucristo y su Evangelio, mensaje de salvación y esperanza.

Pautas para una lectura personal de la Biblia

a).- Dedicar cierto tiempo a la lectura diaria de la Biblia. Antes de tener hábito de la misma, no trate de leer
demasiado de una vez. No se trata de "tragarse" la Biblia, ni leérsela en pocos meses. Es imposible. Vaya poco
a poco.

Normalmente de 30 a 40 minutos diarios, ya sea por la mañana, por la tarde o por la noche. Cuanto más lea y
asimile, apreciará mejor el valor del libro santo.

b).- Trata de buscar un clima de reposo, de oración, de quietud y tranquilidad, ya sea en su casa o en otro
sitio, lejos de ruidos o cosas que lo distraigan.

c).- Es bueno comenzar la lectura bíblica con el Nuevo Testamento, especialmente el Evangelio de Marcos,
siguiendo luego el de Lucas, Mateo y el Libro de los Hechos.

d).- Luego, el Antiguo Testamento, despacio, sin prisas:

 Los relatos sobre Abraham y los demás patriarcas (Génesis 12-50).

 El libro del Éxodo, hasta la alianza del Sinaí (Éxodo 1-24) y luego los capítulos 31 al 35.

 Del libro de los Números se pueden leer 11, 24 a 14,35 y el capítulo 16; de Josué los capítulos del 1 al
10 y el capítulo 24; de Jueces los capítulos 2 al 16; enteros los dos libros de Samuel; siguiendo luego
con 1 Reyes del 1 al 13 y del 16, 29 a 22, 40; del segundo libro de los Reyes, capítulos del 2 al 11 y 17 al
25; luego Tobías, Rut y Ester.

 Leer algo de la literatura profética; Amós, Isaías capítulo 1-12; 40-45, 49-55, Miqueas, Daniel capítulo 1
al 9.
 Volver luego al Nuevo Testamento: las cartas de San Pablo siguiendo un orden convencional: la
Tesalonicenses, la y 2a Corintios; Filipenses, Gálatas, Romanos, Efesios y Colosenses; 2a Tesalonicenses
y Cartas Pastorales.

 Luego el Evangelio de San Juan y sus cartas, seguidas de las "católicas" (Santiago, la y 2a de Pedro y
Carta de Judas) y el Apocalipsis.

 Termínese luego la lectura del Antiguo Testamento: Gén. 1 al 11; Jeremías con Deuteronomio;
Ezequiel, con el Levítico; los restantes profetas; luego Esdras, Nehemías, 10 y 2° libros de los
Macabeos; finalmente, los libros sapienciales.

24
- El Salterio (libro de los Salmos) no es simplemente para leerlo, sino para orar con los
salmos día a día, para empaparse del espíritu de la ORACIÓN bíblica.
- Pero ante todo, hemos de buscar en la Biblia una lectura espiritual y teológica. No
busque en ella historias, cuentos, o cosas de ciencias, sino la Palabra de Dios, de Cristo a
la Iglesia y a nosotros; su mensaje de salvación, para encontramos en la fe con el Señor y
tener esperanza y certeza en su salvación.
- También puede buscar alguna edición especial de la Biblia, destinada a niños, jóvenes o
para la catequesis, cuyos textos faciliten a ellos (y a Ud.), la lectura.

Para un estudio de la Biblia en forma grupal


a.- Procurar que el grupo no sea ni muy grande ni muy pequeño y que uno de sus participantes coordine las
diversas aportaciones.
b.- Si estamos iniciándonos, no está de más seguir algunos pasos para facilitar el acceso al texto bíblico y a su
sentido más profundo. Estos podrían servir:

1.- Breve silencio y ORACIÓN introductoria.


2.- Lectura grupal del texto.
3.- Lectura personal reposada.
4.- Narrar con las propias palabras lo leído, tratando de reconstruirlo entre todos.
5.- Señalar los diversos personajes que intervienen y sus actitudes.
6.- Enunciar los temas dominantes en la lectura.
7.- Aplicar a la propia vida el mensaje descubierto.
8.- Buscar nuevas actitudes para orientar la vida cotidiana.
9.- ORACIÓN final.
En el caso de que el texto leído sea narrativo, como por ejemplo, discursos o trozos de una carta, se suprimen
los pasos cuarto y quinto.

Dimensión evangelizadora y catequística de la Escritura


Es bueno para una reflexión bíblica provechosa: poner mucha atención a la homilía que se hace en la
Eucaristía y en la celebración de los sacramentos.

A.- Al primer anuncio, que se hace en nuestras comunidades para despertar la fe de aquellos que no han
tenido una vivencia de fe en Jesucristo, o se han alejado de la Iglesia (jomadas, connivencias, retiros, etc.).

B.- A la catequesis, que se fundamenta en la Palabra de Dios para permitir a los cristianos crecer
progresivamente en la fe.

Pero ante todo, hemos de recordar que la Palabra de Dios viene a decimos que Dios se hace presente en
nuestras vidas y que tiene actualidad entre nosotros, como hizo Jesús en la sinagoga de Nazaret (Lucas 4, 24):
ella nos interpela y nos compromete en la Iglesia. Entonces somos nosotros los primeros que tenemos que
oírla y vivirla en la fe, para luego comunicarla a los demás. No ser cristianos que simplemente estudian la
Biblia, sino cristianos que viven la Palabra.

La lectura de la Biblia nos ha de llevar a la celebración Litúrgica. A partir del Concilio Vaticano II se ha
procurado que en las celebraciones litúrgicas haya una preferencia oportuna, variada y abundante de la
Sagrada Escritura. De esta manera, una persona, al participar diariamente en la celebración de la Eucaristía,
puede tener una visión general de la Biblia en el transcurso de dos años. Si participa en la celebración
25
dominical, en tres años tendrá una visión sintética de ella, siempre que se preocupe de leer y profundizar
personalmente las lecturas que la liturgia nos ofrece.

No podemos olvidar que en la liturgia "Dios habla a su pueblo", Cristo sigue anunciando el Evangelio
(Vaticano II Constitución sobre la Sagrada Liturgia N° 33) Y la Palabra que se proclama es manifestación del
proyecto salvador de Dios, de su obra de salvación, que se celebra y se hace presente en la liturgia.

4.- Elementos para compartir y reflexionar con los hermanos:


1.- ¿Qué es el contexto bíblico? _______________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
2.- ¿Por qué se debe evitar el fundamentalismo Bíblico?____________________________________________
________________________________________________________________________________________
3.- ¿Qué opina usted de las personas que leen la Biblia por su cuenta, solos, y no participan de la fe de la
comunidad, no celebran la Eucaristía, ni se sienten parte de la Iglesia de Cristo? _________________________
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________

5.- ORACIÓN
Señor, tu Palabra fue dada a tu pueblo: primero a Israel, luego a la Iglesia, para ser luz de todos los pueblos.
Ayúdanos a leer la, meditarla y vivirla dentro de nuestra comunidad, unidos a nuestros Pastores, para que
seamos verdaderos discípulos de tu Hijo Jesucristo, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

6.- Tarea: ¿Qué te quedó más claro de este tema? ______________________________________________


________________________________________________________________________________________

11.-APREDAMOS A MANEJAR LA BIBLIA


Objetivo.- Aprender nombres y abreviaturas de los libros de la Biblia, para
manejar bien la Biblia y estudiarla con mayor seguridad.

1.- Ambientación:
a.- ¿Cómo se representan los capítulos en la Biblia?
b.- y ¿A qué se le llaman versículos, en la Biblia?
c.- ¿Para qué consideran se hacen estas distinciones en la Biblia?

2.- Oración:
a.- Le pedimos a Dios nos de su Espíritu Santo para comprender y amar la Sagrada Escritura.
b.- Hacemos un canto, que nos disponga a iniciar esta lección.

3.- Ubicarnos en la realidad de la Biblia:


A.- Abramos nuestra Biblia

26
En tiempos antiguos el texto impreso de la Biblia venía, como decimos nosotros, "de corrido". Ahora la
Biblia viene dividida en sus libros, y éstos, por capítulos y versículos. Al principio no se dividía así, sino que
para facilitar su lectura, a partir del siglo XI, un señor llamado Esteban Langdon la dividió en capítulos. Lo hizo
en París con la Biblia Vulgata, a la cual se llamó "Biblia de París". Desde entonces, esta división se hizo
universal.

La división posterior en versículos o frases cortas numeradas, fue obra de un señor llamado Roberto
Estienne, en 1551. Es por eso que tenemos nuestras Biblias así:

• un número grande para indicar el capítulo

 Y los números pequeñitos entre el texto, para indicar los versículos.

Abramos la Biblia en cualquier libro y aparecerán los capítulos y los versículos.

B.- ¿Cómo manejar la Biblia?

En este capítulo incluimos la lista de los libros bíblicos, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento.
De todas maneras, toda Biblia los trae en el índice, ya sea al principio o al final.

Pueden copiar la siguiente lista, para que se aprendan los nombres, lo mismo que sus correspondientes
abreviaturas. Por ejemplo: Mateo se escribe abreviado así: Mt.; Juan, se escribe Jn.; Lucas, se escribe así: Lc.
Etc.

C.- Abreviaturas de los libros bíblicos, en orden alfabético: (¡Anímate a aprenderlos de memoria!)

Libro Abreviatura Libro Abreviatura


Abdías Abd 2 Corintios 2 Cor

Ageo Ag 1 Crónicas 1 Cro

Amós Am 2 Crónicas 2 Cro

Apocalipsis Ap Daniel Dan

Baruc Br Deuteronomio Dt

Cantar de los Cant Eclesiastés Ecl


Cantares

Colosenses Col Eclesiástico Eclo

1 Corintios 1 Cor Efesios Ef

27
Libro Abreviatura Libro Abreviatura Libro Abreviatura
Esdras Esd Lamentaciones lam Santiago Sant

Ester Est Levítico Lv 1 Timoteo 1 Tim

Éxodo Ex Lucas Lc 2 Timoteo 2 Tim

Ezequiel Ez 1 Macabeos 1 Mac Tito Tit

Filemón Flm 2 Macabeos 2 Mac Tobías Tob

Filipenses Fip Malaquías Mal

Gálatas Gal Marcos Mc

Génesis Gen Mateo Mt Eclesiastés (Ecl) o

Habacuc Hab Miqueas Miq Qohelet (Qo)

Hebreos Heb Nahum Nah

Hechos de Hch Nehemías Neh


Los Apóstoles

Isaías Is Números Nm Eclesiástico (Eclo) o

Jeremías Jr Oseas Os Sirácida (Sir).

Job Jb 1 Pedro 1 Pe

Joel Jl 2 Pedro 2 Pe

Jonás Jon Proverbios Prov

Josué Jos 1 Reyes 1 Re

Juan Jn 2 Reyes 2 Re

1 Juan 1 Jn Romanos Rom

2 Juan 2 Jn Rut Rt

3 Juan 3 Jn Sabiduría Sab

Judas Jds Salmos Sal

Judit Jdt 1 Samuel 1 Sm

Jueces Jue 2 Samuel 2 Sm

28
Sigan estas pequeñas Reglas y aprenderán a manejar la Biblia

a).- Mt 5,1: léase Evangelio de Mateo, capítulo cinco, versículo uno. El primer número es el capítulo y el que le
sigue después de la coma es el versículo.

B).- Mt 6,1-2: léase Evangelio de Mateo, capítulo seis, versículo uno al dos. El guión entre los números significa
"al".

C).- Jn 8, 5.7: léase Evangelio de Juan capítulo 8, versículos 5 y 7. (El punto entre los números significa "y". No
hay que leer los otros versículos).

D.- Lc 3: léase Evangelio de Lucas, capítulo 3 (todo el capítulo).

E).- Ecl 3-4: léase libro del Eclesiastés, capítulos 3 al 4. Recuerde que el guión entre números significa "al".

F).- 1 Sam 3,1-6; 4,1-5: léase Primer libro de Samuel, capítulo 3, versículos 1 al 6, luego capítulo 4, versículos 1
al 5. El punto y coma indica separación, de manera que el siguiente número es un nuevo capítulo con sus
correspondientes versículos.

G).- Dt 5,33s: léase libro del Deuteronomio, capítulo 5, versículo 33 y siguiente. La "s" es siguiente. Si la "s"
está repetida (por ejemplo Dt 5,33 ss) debe leerse "siguientes" (34 y 35). También a veces aparece así: Dt 5,33
sgte. Es lo mismo que s. O también sgtes", que es lo mismo que "ss".

H).- Dt 6, 4a. Significa: libro del Deuteronomio capítulo 6, versículo 4 en su primer parte (a). Se designan por a,
b y c las frases diversas de un versículo. En este caso Dt 6, 4a corresponde a la frase "Escucha Israel".

I).- Dn 2; 4; 5: léase libro de Daniel capítulos 2; 4; 5. El punto y coma indica separación. De manera que hay
que leer cada uno de esos capítulos con todos sus versículos.

J).- Sal 16,/1-5: léase salmo 16, versículos 1 a15.


Los salmos no tienen capítulos, sino versículos.

Los pasajes paralelos


En todas nuestras Biblias vienen estos pasajes llamados "paralelos" que son aquellos pasajes de un texto
que también aparecen en otros lugares de la Biblia. Pueden ser capítulos enteros o versículos. En nuestra
Biblia aparecen citados ya sea al margen del texto, bajo un mulo o en otro estilo de letra. Lea su Biblia y
aprenda a utilizarlos. Ejemplo:

- Las palabras de Jesús en la cruz en Mc 15, 35 tienen su pasaje paralelo en el Sal 22, 2.

- El relato de la tempestad calmada de Mt 8, 2327 tiene sus pasajes paralelos en Mc 4,35-41 Y Lc 8, 22-25.

Por lo general, son citas textuales (al pie de la letra) o con algunas variantes, o del pensamiento del texto.
Lo importante aquí es descubrirlas, leerlas, para ayudarse en la comprensión del pasaje bíblico.

4.- ORACIÓN
Gracias te damos, Jesucristo, Palabra eterna del Padre, que en el libro santo nos das tu mensaje de amor.
Haz que te escuchemos y que toda nuestra vida sea seguirte y amarte en los hombres, nuestros hermanos,
como nos lo pides en el Evangelio. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

29
5.- Tarea: Practica con alguien el buscar citas bíblicas.
Uno dicta las citas y el otro las busca y luego cambian de actividad.

12. - EL PAÍS DE LA BIBLIA: ISRAEL


Objetivo.- Conocer el ambiente histórico y cultural de Israel, para entender
mejor a Jesús, el Hijo de Dios que asumió y vivió una realidad concreta.

1.- Ambientación:
a.- ¿Cuál es nuestra mayor característica de mexicanos?
b.- y como de la región de occidente, ¿qué nos distingue de los chilangos?
c.- ¿Qué es lo que más admiramos de nuestra región?

2.- Oración:
a.- Como miembros de la diócesis de Colima: ¿Qué le podemos decir a Dios, distinto de otros lugares?
b.- ¿Qué le pedimos para poder entender un poco la Sagrada escritura?
c.- Hacemos un canto, conocido.

3.- Ubicarnos en la realidad bíblica:


A.- Dios se revela en la historia:
A la hora de comunicarse Dios con los hombres, pudo haberlo hecho de muchas maneras: a través de la
sabiduría humana (la filosofía, la ciencia, la especulación) o de hechos portentosos que dejaran al hombre
convencido de su existencia y anularan así su libertad. En fin, de muchas otras formas, El se haría presente a
nosotros.
Pero no fue así. Los cristianos creemos que Dios se hace presente al hombre a través de aconteci-
mientos humanos y más concretamente a través de la vida, los sufrimientos, los fracasos y los éxitos de un
pueblo, llamado Israel. Es que Dios toma muy en serio la historia de los hombres y lo que vamos haciendo y
construyendo. Pues bien, vamos a conocer un poco de este pueblo del que nos vino la fe en Jesucristo y en
donde se vivió de forma especial los comienzos de nuestra salvación.

B.- El pueblo de Israel


Es un pueblo con una tierra concreta: Palestina o Tierra Santa, como la llamamos, y se encuentra en el
oriente Medio.
Al principio fue un pueblo nómada (iban de aquí para allá) y utilizaban en sus viajes los itinerarios de la
época, entre Mesopotamia y Egipto. Cuando se asentó lo hizo en Canaán o Palestina. A Tierra Santa se le ha
llamado con diversos nombres:
Canaán, por ser la tierra de los cananeos, que la habitaban antes de llegar los israelitas; Palestina, por
ser el país de los filisteos, enemigos constantes de los hebreos; Israel, que es el nombre actual del estado
judío, aunque en la época del Antiguo Testamento, era sólo la parte norte del territorio de Palestina.

30
C.- Extensión y límites de Israel
Palestina es pequeñita, tenía en el tiempo bíblico unos 25.000 Km., ahora es un poco más grande
(25.817 kms2). Limita al norte con el Líbano, al sur con Egipto, al este con el río Jordán y el desierto de Siria y
Arabia, al oeste con el Mar Mediterráneo. Se extiende "desde Dan hasta Bersebá" (Jue 20, 1; 1 Sam 3, 20; 2
Sam 24, 2) según el texto de la Biblia, aunque ya ahora llega hasta el Sinaí. ¿Tiene su Biblia un mapa de Israel?

D.- Tierra de contrastes:


 Hebreos: la raíz de este nombre significa ''pasar''. En tiempos de los patriarcas fueron hombres
de paso, verdaderos nómadas.
 Israelitas, hijos de Israel, que fue el segundo nombre de Jacob y significa "has luchado con
Dios". Así fue el pueblo: luchó con Dios y estuvo siempre con El.
 Judíos, o hijos de Judá; este nombre quiere decir "alabar" o "celebrar". Así se llaman ahora. Los
nombres indican diversas disposiciones del espíritu: "estar de paso".

Si vamos a Tierra Santa encontramos de todo: playas, desierto, montañas. Este territorio tiene cuatro
zonas bastante diversas entre sí:
 La costa mediterránea, una llanura muy fértil y zona agrícola por excelencia.
 Las montañas, que nacen en el monte Hermón al norte y terminan al sur en Samaria y Judea.
 La ''fosa'' del río Jordán, como un enorme hueco que hace este río, desde que nace al norte, a
los pies del Hermón, atravesando una llanura y pasando por los lagos de Hule, el de Galilea o
Tiberíades, bajando y bajando hasta desembocar en el Mar Muerto (se le dice así porque tiene
tantísima sal que es imposible la vida en sus aguas) que está a 400 metros bajo el nivel del Mar
Mediterráneo.
 La meseta transjordana (o al otro lado del Jordán) antiguamente cubierta de bosques, aunque
todavía bastante fértil y llena de pastos. Pero en general, el territorio es desértico, de estepa.

E.- Rasgos característicos de Israel: el nombre.


En la Biblia, se les llama de varias maneras a los miembros del antiguo pueblo de Dios:
Era un pueblo nómada al principio, de pastores que ya luego se hicieron sedentarios, coinvirtiéndose en
agricultores y viviendo en pequeñas ciudades. La población estaba compuesta por ricos (comerciantes,
terratenientes) y pobres (campesinos, asalariados, artesanos) dándose una fuerte división social.
Era un pueblo teocrático, pues su gobierno estaba basado en su Dios Yavé y en el rey, representante de
Dios. Su esperanza se basaba en la idea del Mesías, enviado de Dios que establecería su reino definitivo y los
salvaría de sus enemigos. Era una comunidad fundamentalmente religiosa, y sus asuntos los regían su Ley y
sus sacerdotes. El Antiguo Testamento era y es su Libro Sagrado.
Su capital era Jerusalén, la ciudad santa, y su Templo, lugar de la presencia de Dios, lugar sagrado,
centro de su religión, desde que fue construido por Salomón y destruido varias veces, a través de su historia.
Era atendido por el Sumo Sacerdote, y sus ayudantes los levitas y otros sacerdotes "menores".
Cultivaban la higuera, la viña (uvas), el trigo y la cebada; los peces, sacados del Mar de Galilea, eran su
alimento. Aprovechaban animales como el cordero y la cabra por su carne, su piel y su leche; el burro como
animal de carga y transporte, como se ve hoy día. Se ha dicho que hablar de Tierra Santa, es ir a la cuna de
nuestra fe, puesto que el conocer la tierra de Jesús nos ayuda a conocer al mismo Jesús.

F.- Vida Social y Religiosa


Israel era un pueblo con ánimo festivo, como todo pueblo oriental buscaban pastos para sus ganados.
Celebraban fiestas religiosas, entre las cuales se destacaban:
31
 El sábado, el día de descanso obligatorio;
 La Pascua, que celebraba su liberación de la esclavitud de los egipcios y era la más importante;
 La de Pentecostés, en la que se recordaba la Ley de Dios dada en el Sinaí,
 la de las Chozas, que recordaba el tiempo que Israel vivió en tiendas de campaña en el de-
sierto.
 La de la Expiación, que recordaba el perdón de Dios a su pueblo. Y otras más que también Jesús
celebró, como buen judío que era.
 La del Año Nuevo, que recordaba el don de la creación.

4.- Elementos para reflexionar y compartir con los hermanos:


a.- Si Jesús se identificó con la cultura y ambiente de su país: ¿Cómo debemos vivir los católicos? ________
______________________________________________________________________________________
b.- ¿Qué deberes patrios son los que más descuidamos hoy? ______________________________________
______________________________________________________________________________________
c.- Si amamos a la patria, hoy ¿qué es lo que debemos denunciar y no seguir haciendo nosotros? ________
______________________________________________________________________________________
d.- ¿Qué debemos purificar hoy para imprimirle el espíritu del evangelio? ___________________________
______________________________________________________________________________________

5.- Oración:
a.- Leer Juan 12, 20-26.
b.- A la luz de éste texto ¡qué le decimos a Dios y de qué le agradecemos?

6.- Tarea: Anota dos ideas que te parecieron importantes de este tema:
a.- _____________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
b.- _____________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________

32
13. - LOS COMIENZOS DE LA HISTORIA DE ISRAEL
Objetivo.- Tratar algunos acontecimientos de la historia de Israel, para
comprender las bases que le dieron identidad.

1.- Ambientación:
a.- ¿De la historia de México que les parece lo más significativo?
b.- ¿Estos acontecimientos qué características propias nos dieron a todos los mexicanos?
c.- ¿En qué cosas ven que se trata de grabar estos acontecimientos para que no se olviden?
d.- ¿Qué canciones son las que más te reviven esos acontecimientos?

2.- Oración:
a.- Leer Isaías 2, 16-19
b.- A la luz de éste texto hacemos una oración de petición el Señor.

3.- Ubicar la realidad bíblica:


A.- Los relatos patriarcales: Primera etapa de la historia Bíblica
La historia del pueblo de Dios comienza con los patriarcas: Abraham, Isaac, Jacob y José. Los primeros
capítulos del Génesis (del 1 al 11) nos hablan de los orígenes del mundo y del hombre, de la entrada del mal
en el mundo y del designio de salvación de Dios para con su creatura. Pero a partir del capítulo 12 se inicia la
historia de Israel, con sus antepasados más remotos: los patriarcas.

B.- Los patriarcas en la historia


Abraham era un amorita (o amorreo) que entró en la historia hacia el año 1700 a.C., cuando en
Mesopotamia hubo movimiento de pueblos y culturas, que desde los comienzos del segundo mi1enio se
desplazaban de Arabia hasta las mesetas del actual Irán, hacia occidente, en busca de tierras favorables,
comida yagua. Tanto Abraham, como Isaac y Jacob, vivieron por allí de los siglos XVIII y XIX antes de Cristo.

Los relatos o ciclos de los patriarcas los tenemos en el Génesis. Para Abraham, los caps. 12 al 25, de Isaac
los caps. 26 al 38 (incluyendo el relato de Jacob) y hasta el cap. 50 se nos habla de José. Tres ideas
fundamentales podemos descubrir en estos relatos:

 La creencia en un único Dios: "de Abraham, Isaac y Jacob";


 La promesa de una descendencia;
 Y el don de la tierra prometida.

C.- Abraham
Los autores bíblicos centran su atención en Abraham, que es el hombre de la fe por excelencia, el hombre
de la elección gratuita por Dios, al que Dios le promete descendencia. Lo bendice y en el futuro, le asegura que
le dará una patria para sus descendientes. Un hombre de una intimidad especial con Dios, y de una obediencia
y fe confiadas aún en los momentos más difíciles como cuando Dios le pidió el sacrificio de su propio hijo (Gén.
22).

El camino señalado con flechas es el que recorrió Abraham cuando se marchó de Ur, en Caldea, hacia
Egipto. Tuvo que pasar por la tierra de Canaán, dividida entre numerosos "reyes" amorreos y heteos. Esa iba a
ser la Tierra Prometida.

33
Yavé es el nombre del Dios de la Biblia. Yavé hizo alianza con Abraham. Aunque en estos relatos no se ve
claro, sino poco a poco, se irá formando la conciencia de que El (Dios) es el mismo Yavé que sacó a Israel de
Egipto. Cada patriarca, con su clan o su tribu invoca al Señor como EI-Olam (Dios eterno), El Sadai (Dios
Todopoderoso) o El Elyón (Dios Altísimo). Estos son diversos nombres del Dios de la Biblia en el Antiguo
Testamento. La promesa de Dios se fue cumpliendo al nacer Isaac y sus descendientes: Esaú y Jacob, los hijos
de Israel.

La alianza se renovará en el monte Sinaí y la promesa de la tierra prometida se realizara con la entrada del
pueblo de Dios en Canaán, bajo la guía de Josué.

D.- Isaac, Jacob y Josué.


Luego, tenemos las historias de los otros patriarcas descendientes de Abraham: Isaac, Jacob (que dio
origen a la tribus) y José, por quien los clanes hebreos entraron en Egipto. Todo esto lo leemos del cap. 21 al
50 del Génesis. Jacob luego se llamó Israel (Gén. 32, 29).

E.- ¿De qué nos hablan estos relatos patriarcales?


Son historias bellísimas, anécdotas, mezcla de leyenda e historia, pero no historia "exacta", sino historia de
familia, que recoge recuerdos de antepasados ilustres, historias populares que se entretienen en sucesos
personales y detalles pintorescos, sin importar las fechas o la topografía; una historia religiosa, hace intervenir
a Dios en los momentos más importantes. Los acontecimientos son providenciales; los hechos y las cosas que
pasan están en función de una creencia firme: Dios, Yavé, es el sólo Dios, que ha elegido a un pueblo, el de
Israel, y le ha dado la tierra, que es Canaán.

F.- ¿Cómo aparece Dios en estos relatos?


Este Dios es un Dios bondadoso, protector, compañero, amigo del pueblo (clanes, tribus, familias); un Dios
familiar, cercano. Es también creador y omnipotente, sus acciones salvadoras están a favor de los antepasados
y del pueblo elegido. Es un Dios que se preocupa por los suyos y no los abandona. Si estudiáramos bien este
capítulo, no lo podemos terminar sin pensar un poco en nuestra vida de cada día, ya sea en un santuario, en la
noche o en el amanecer en la cárcel, como en el caso de José. Está en todo momento como aliado del hombre
creyente y es fiel a sus promesas.

G.- En síntesis, se puede decir...


Que "estos capítulos de los patriarcas son históricos en el sentido de que narran a su manera hechos
reales y dan una imagen fiel de los orígenes y las idas y venidas de los antepasados de Israel, de su marco
geográfico y étnico, de su comportamiento moral y religioso. Así nos 10 afirma un historiador del pueblo de
Israel, el padre Vaux.

4.- Elementos para reflexionar y compartir con los hermanos , para terminar este breve estudio de
los patriarcas:
1.- Leamos, en la carta a los Hebreos (11,12) en qué consistió la fe de Abraham y comentemos en qué nos
puede ayudar a nosotros. _____________________________________________________________________
_________________________________________________________________________________________
2.- ¿Cuál fue el compromiso de Dios con Abraham? Leamos Gén 17, 1-8; especialmente Gén 15,4-5; 18,10.
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________

34
3.- Conozcamos algo de las historias de Isaac (Gen. 21) y Jacob, especialmente su historia tan humana, sus
luchas y sus esperanzas, el ser bendecido por Dios (Gén. 32). ________________________________________
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
4.- De la historia de José (Gén. 37-50) salvo los caps. 38 y 39 ¿Qué actitud podemos aprender de José, pero
sobre todo, de Dios? (ver Gén. 45,7). ___________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________

5.- ORACIÓN
El Señor tomó de la mano a Israel, su siervo, acordándose de su misericordia, como lo había prometido a
nuestros antepasados, en favor de Abraham y de sus descendientes para siempre.
(Del Cántico de la Virgen María. Lc. 1, 54-55)

6.- Tarea:
Subraya en tu libro las ideas que consideres más importantes y compártelas con un hermano (a).

14. - LA LIBERACIÓN DE ISRAEL: EL ÉXODO


Objetivo.- Comprender que Dios vive cercano a nosotros, para
reconocer que es sensible a nuestros sufrimientos.

1.- Ambientación:
a.- ¿Por qué tienes confianza en Dios?
b.- ¿En qué ocasiones has notado que Él te escucha?
c.- Entonces: ¿Qué puedes decir de Dios?

2.- Oración:
a.- leamos Éxodo 3, 7-9
b.- ¿Qué podemos pedirle hoy a Dios?
c.- Hacemos un canto: “Caminaré en presencia del Señor”.

3.- Ubicar la realidad bíblica:


En el tema anterior estudiábamos los patriarcas, en los orígenes del pueblo de la Biblia. Ahora entramos
en la segunda etapa, que es la salida de Egipto, que los judíos celebraron corno la liberación de su esclavitud:
el suceso más importante en su historia, con el que se inició su existencia corno pueblo elegido.

A.- El Éxodo:
La historia de los patriarcas terminó en Egipto. Leamos los relatos de José y su familia cuando se fueron a
vivir allí (Gén. 42-50). Era común en aquellos tiempos que grupos semitas que andaban cerca de Canaán,
bajaran a Egipto buscando agua y comida en la región del Nilo, o una mejor situación para sus familias en
tiempo de sequía y hambre. El Éxodo pudo suceder en los tiempos de la invasión de los hicsos, unos pueblos
35
nómadas que primero llegaron calmadamente a Egipto y luego se hicieron dueños del país (de los años 1720 a
1580 a.C). Mantuvieron buenas relaciones con los pueblos que llegaban a Egipto a vivir y prosperar. Pero la
cosa llegó a su fin: los egipcios se obstinaron y echaron a los hicsos.

B.- Los clanes hebreos esclavos en Egipto:


Hasta allí llegó la suerte de los hebreos que vivían en Egipto: fueron reducidos a la esclavitud. Con José
todo había ido muy bien, pero luego comenzaron a recibir maltratos, siendo condenados a trabajar corno
esclavos (Ex. 1, 8-12; 2, 11-15) Y siendo amenazados con exterminarlos (Ex. 1, 122). Fue en ese momento que
Dios "se acordó" de ellos y suscitó a Moisés para sacarlos de la esclavitud.
Probablemente hubo varias "salidas" o "éxodos" de las tribus hebreas hacia Canaán. La narración bíblica
da lugar a pensar que a veces fueron expulsados (Ex 12, 31-32) Y otras veces huyeron (Ex. 12, 38) siguiendo
diversos itinerarios o rutas que es imposible trazar.

C.- ¿Cuándo sucedió la salida de los hebreos de Egipto?


Probablemente se dio el éxodo por ahí del año 1250 a.C. En tiempos del faraón Ramsés n, que los había
tenido esclavizados para la construcción de las pirámides de Pitón y Ramsés (Ex. 1,1) pero llegaron a Canaán
mucho tiempo después. Lo importante no es si hubo una o varias salidas, sino que Dios sacó a su pueblo de la
esclavitud, hizo una alianza con ellos y los guió hasta la tierra prometida, constituyéndolos en pueblo elegido,
pueblo suyo.
La Biblia nos presenta esta historia como la acción salvadora de Dios, aunque haya una serie de
acontecimientos históricos difíciles de descubrir con detalle, los cuales abarcaron varios siglos de duración.

D.- La liberación:
Fue preparada por Dios llamando a Moisés, poniéndolo al frente como libertador de su pueblo. Moisés
primero se hizo presentar al faraón, al que pidió dejar a su pueblo libre, "presionándola" con las famosas 10
plagas, que aunque fueron fenómenos naturales, fueron los signos salvadores de Dios para sacar a Israel de su
esclavitud. Algo pasó, no sabemos qué importante es la acción del Señor. Luego, celebraron el rito de la
Pascua y salieron en dirección del mar Rojo, donde el Señor los liberó. El paso por el mar es narrado de
diversas maneras (ver Ex 14).
Los egipcios habían salido a perseguir a Israel y es aquí donde milagrosamente pasaron los hebreos el mar
seco a pie. No importa mucho si fue un maremoto, un terremoto, o se atascaron los egipcios en el barro; o si
fue el viento del desierto que "secó" la parte más estrecha del mar. Lo importante es esto: una intervención
especial de Dios que salvó a su pueblo.
Yavé estaba con ellos, y era un Dios Salvador. Recordemos que estos relatos son épicos; en ellos no se
trata de presentar el hecho como tal (lo que pasó) sino un acontecimiento para la fe: El pueblo fue rescatado
por Dios y ahora es un pueblo libre.

E.- El desierto:
No bastaba con pasar el mar. Había que llegar, sin perder tiempo, a la tierra prometida. Pero quedaba el
desierto. Allí sucedieron varias cosas. El desierto fue un tiempo de prueba, donde el pueblo aprendió a confiar
en Dios, y donde hizo su alianza amorosa con Yavé. Veamos qué experiencias vivió Israel durante ese tiempo:
a).- No tenían agua ni comida, pero Dios los alimentó con agua de la peña y maná (ver Éxodo 16-17; Núm.
11; 20, 1-13).
b).- Hicieron una alianza con Yavé comprometiéndose a guardar sus mandamientos (Ex. 1920).
c).- Pelearon con los pueblos enemigos que les salían al paso, pero los vencieron (Ex.17, 8-12) Israel
experimentó que Dios es el Vencedor.
36
d.- Enfrentaron otros peligros, como las serpientes (Num. 21, 6), la "maldición" de Balac (Núm 22, 5), las
diversas etapas durante "40 años", saliendo adelante, sanados, curados y bendecidos.

El desierto, un camino de prueba, de miedo y de esperanza. Así, de victoria en victoria, los hebreos
llegaron a la Tierra Prometida. Moisés murió en el monte Nebo (Dt. 34), dejando a Josué, su sucesor, como
jefe del pueblo israelita.

4.- Elementos para reflexionar y compartir con los hermanos:


1.- Leer el paso del mar Rojo (Ex. 14) y compararlo con el salmo 78. __________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
2.- Conversar: ¿Cómo vivimos nosotros la nueva Pascua? __________________________________________
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________

5.- ORACIÓN
Cantaré al Señor, por la gloria de su victoria; caballos y jinetes precipitó en el mar. Mi fuerza y mi poder es el
Señor. El fue mi salvación. El es mi Dios, yo lo alabaré; el Dios de mi padre, yo lo ensalzaré. (Éxodo 15, 1-2).
Nosotros: ¿Qué le podemos decir a Dios después de haber comprendido este tema?

6.- tarea: Leer y comentar con algunos hermanos (as) los textos bíblicos que se recomiendan en este tema.

15.- ENTRADA A LA TIERRA PROMETIDA


Objetivo.- Descubrir los esfuerzos que hizo el pueblo de Israel, para llegar a la
tierra prometido y valorar su fe y confianza en Dios

1.- Ambientación:
a.- ¿Qué esfuerzos has hecho en tu vida, que te han llevado a tener mucha seguridad?
b.- ¿Qué cosas consideras vale la pena luchar, para conquistar?
c.- ¿En qué decides desgastar tu vida, para animar a los demás a no desesperarse?

2.- Oración:
a.- leer 1 Samuel 12, 1-5
b.- Pidamos a Dios nos ayude a tener siempre una vida de honestidad.

3.- Ubicar la realidad bíblica:


Continuando con la historia de Israel, los libros de Josué y Jueces nos cuentan la llegada de las tribus
hebreas a Canaán, la Tierra Prometida. El libro de Josué nos presenta, bajo una historia épica y sagrada, esta
llegada de los israelitas, como una gran conquista hecha a sangre y fuego, al mando de Josué, sucesor de

37
Moisés. Una conquista exitosa, en la que los hebreos salieron victoriosos, y sintieron que su Dios, Yavé, estaba
con ellos.

A.- ¿Cuál es la intención del redactor del libro de Josué?


El libro trata de demostrar así que efectivamente Dios estaba cumpliendo su promesa, al entregar la tierra
prometida a Israel y sus antepasados. Enfrentan una guerra en la que llegan arrasando y conquistando
ciudades como Jericó, Ay, Merom... Los vencedores se reparten el botín y la tierra conquistada.
Pero, ¿fue realmente así? Recordemos que es una historia de salvación; no historia exacta, sino una historia de
fe en la que ellos confiesan la ayuda de Dios en esos momentos. Su poder y su fuerza se manifestaron
ayudando a un pueblo ya sin fuerzas, aunque en la realidad la conquista fue lenta y pacífica. Sólo que algunas
tribus, desunidas y cada una por su lado, usaron la fuerza en casos de necesidad.

B.- ¿Qué decir de las matanzas que hicieron los hebreos?


La forma tan sanguinaria que notamos en los relatos, es producto de sus creencias religiosas: lo saqueado
(personas, animales y cosas) pertenecen a Dios y hay que sacrificárselo. Eso para nosotros es chocante. No
podemos analizado con nuestra mentalidad cristiana, porque ellos todavía eran un pueblo bárbaro, poco
civilizado, igual que eran nuestros indígenas, que sacrificaban personas a sus Ídolos.
A veces presentan esta entrada como una procesión, llevando el Arca de la Alianza, todo Israel unido en tomo
a sus caudillos, pero en especial a su Dios, que les concedía la victoria.

C.- ¡Pero en los relatos vemos muchos milagros!


Los fenómenos extraordinarios que nos cuentan: el paso del río Jordán a pie seco, como en el Mar Rojo; el
sol que se detiene sobre Gabaón, lo que da a entender que Dios socorría a Israel en esos momentos... No
tenemos que esforzamos por encontrar una explicación de si el sol se paró realmente o las aguas
retrocedieron ante el pueblo. Es una historia épica, y lo que le interesa al autor es celebrar las hazañas del
Señor para con Israel.

D.- ¿Cómo nos presenta la conquista de Canaán el libro de los Jueces?


A diferencia del libro de Josué, el de los Jueces nos cuenta que la conquista fue lenta y difícil, que logró
terminarse al cabo de dos siglos y que cada tribu actuaba por su cuenta, que es lo más probable. Al asentarse
en Canaán, los hebreos tuvieron que enfrentarse a pueblos enemigos que trataron de molestados y de
echados: los cananeos, los filisteos, los madianitas; pueblos que también querían repartirse la tierra prometida
con los hebreos.

E.- ¿Quiénes eran los jueces?


Los jueces eran los caudillos o jefes que surgieron en esos años para ayudar a los hebreos en esos apuros.
Pese a que Israel a veces se contaminó con la idolatría cananea, clamaban al Señor y El "corría" a ayudarlos
mediante sus jefes, que eran más bien héroes, no magistrados ni abogados. Unos nos parecerán muy torpes,
como Jefté o Sansón. Otros tuvieron una fe más afinada, como Gedeón. Entre ellos hay una mujer, Débora. A
través de ellos, el Señor lleva a cabo su obra, aunque a nosotros nos parezcan las personas menos indicadas.
Dios elige a quien quiere.
Vale la pena luchar y conquistar metas. Cada día que vivimos luchando contra el pecado, es una verdadera
conquista. Y cuando vencemos nuestros defectos, la satisfacción nos inunda. Animémonos en nuestra lucha
cotidiana, porque Dios no dejará de recompensar ninguno de los esfuerzos que hacemos mientras luchamos
por seguir a Jesús y parecernos a Él.

F.- ¿Quién fue Samuel?


38
Hacia el año 1030 a.C. Los filisteos siguieron molestando a los hebreos instalados en Canaán. Surgió, en
este tiempo, un gran hombre de Dios, Samuel. Habrá recibido la vocación de unificar a su pueblo; servía al
Señor en una capillita en Siló, en el centro del país.

G.- Los comienzos de la monarquía


Samuel se dio cuenta de que Israel estaba desorganizado y necesitaba un jefe político y militar. La gente le
pidió un rey "como lo tienen los demás pueblos" (1 Sam 8) pese a que sabían que sólo Yavé era Rey. Eligieron
a Saúl, y con él comenzó la monarquía en Israel. Al principio les fue bien, pero luego el rey se excedió en sus
derechos. Fue luego sustituido por David.

4.- Elementos para reflexionar y compartir con los hermanos:


1.- Leer, del libro de Josué, los capítulos 7-9 y los finales (23-24), los comienzos de la conquista y la
organización de las tribus. ¿Qué idea te deja? ____________________________________________________
________________________________________________________________________________________
2.- Leer, del libro de los Jueces, el sentido del libro (Jue 2,6-23) y para disfrutar un rato, la leyenda de Sansón
(lue 13-16). ¿Cómo sintetizarías estas lecturas? ___________________________________________________
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
3.- Leer del Primer libro de Samuel, la infancia y vocación del joven Samuel (1 Sam. 3,1-19) Y la institución de
la realeza (1 Sam 8-10). ¡Qué resaltas de éstas lecturas? ____________________________________________
________________________________________________________________________________________

5.- ORACIÓN Mi alma se alegra en Yavé, mi fuerza está en mi Dios, ahora puedo responder a mis enemigos
pues me siento feliz con tu auxilio. Yavé da la muerte y la vida, hunde en el abismo y saca de él. Levanta del
polvo al desvalido y de la basura al pobre. (1 Samuel2, 1.6.8). Ustedes ¿qué más puedes agregar a esta
oración?

6.- Tarea: Lee 2 Samuel 11, hasta el 12, 25 y has un comentario, escrito, de esa lectura.

16. - EL PUEBLO LE PIDIÓ A DIOS UN REY


Objetivo.- Reconocer que Dios siempre lleva adelante su proyecto de
salvación, a pesar de que las personas fallemos

1.- Ambientación:
a.- ¿Qué cosas ves que Dios nos ha confiado a los humanos?
b.- ¿De qué personajes se ha valido a lo largo de la historia?
c.- ¿Cuál consideras debe ser la característica de una persona a quien Dios le confía su obra?

2.- Oración:
a.- Dios también a nosotros nos ha confiado su obra de salvación. Pidamos perdón por las fallas.
b.- Ahora pidamos la fuerza de su espíritu, para responderle y reconocer que sólo Él nos hace caminar
con fidelidad.
39
c.- Recitamos juntos el Credo.

3.- Ubicar la realidad bíblica:


A.- De los jueces a los reyes…
Entre los años 1250 y 1050 a.C. Los israelitas van penetrando poco a poco en las tierras de Canaán y se van
instalando en ellas. Independientes unas de otras, las doce tribus que se dicen descendientes de Jacob están,
sin embargo, unidas por una misma fe en "el Dios de los padres". Se reúnen con ocasión de algunas fiestas,
para celebrar juntas el culto a aquel Dios, salvador de su pueblo.
Por otra parte, los hijos de Israel tienen conciencia de que Dios continúa actuando en su favor, suscitando
de vez en cuando algunos "jueces" o caudillos militares, que intervienen para liberar a sus hermanos cuando
es demasiado fuerte la presión de los agresores.

B.- Los filisteos


Allá por el año 1050 a.C., la amenaza de los invasores filisteos se hizo muy fuerte, moviendo a las tribus a
agruparse bajo una autoridad única. Esto era bastante serio, pero más para Samuel, sacerdote, juez y profeta.
¿Será Israel un pueblo como los demás? ¿Escoger un rey? ¿No será como "renegar" del Señor, que es su
verdadero rey? Pero Dios mismo les dio la oportunidad de elegir su propio rey.

C.- Los comienzos de la monarquía: Saúl y David.


El primer ensayo de monarquía con su primer rey, Saúl, no tuvo mucho éxito, pero preparó el camino a
David. El joven pastor de Belén fue escogido por Dios para apacentar a su pueblo, no precisamente por su
prestancia, sino por su corazón.
Convertido en rey de las tribus del Sur, y luego también de las del norte (Israel y Judá), David conquistó a
Jerusalén e hizo de ella la capital de su reino. El mismo la organizó al estilo de un estado centralizado,
aprovechándose de la debilidad momentánea de las grandes potencias cercanas.

D.- David: el ungido o Mesías de Dios


David se consideró como el "hijo" y el lugarteniente de Dios en la tierra. Le hubiera gustado construir una
"casa" para el arca de Dios, un templo en su capital, pero Dios no quiso. Esto se lo hizo saber por medio del
profeta Natán. Más bien, será Dios mismo el que le construirá a David una "casa", o sea, una descendencia, ya
que desea ser compañero y padre de David y de su pueblo, y morar en él.

E.- David se confió a Dios en sus debilidades...


Es también el profeta Natán el que, en otro momento, tuvo que llamarle la atención a David para
reprocharle un doble crimen (adulterio y asesinato) y recordarle que, aunque fuera rey, él estaba sometido a
las exigencias de la alianza.
El arrepentimiento de David, hizo que se le atribuyera un salmo que todos podemos rezar cuando nos
sintamos pecadores (el salmo 51) y tener, como David, la experiencia del perdón y de la misericordia del
Señor. La vejez de David se vio ensombrecida por pleitos entre sus herederos.

F.- Los descendientes de David


David permaneció en la memoria del pueblo como el "rey según el corazón de Dios". Muchos de sus
descendientes decepcionaron por no haber sido buenos reyes. Por eso, el reino se dividió y acabó
desapareciendo. Las decepciones sucesivas hicieron nacer en el pueblo, el deseo de otro rey, "el mesías", el
"Cristo" o el "Ungido", hijo de David e Hijo de Dios. Jesús resucitado inauguró este Reino en forma inesperada
y totalmente nueva.
40
G.- David, poeta y cantor...
La tradición bíblica recuerda las cualidades de músico y poeta que tenía David. Por eso le atribuyó la
composición de 73 salmos, de los 150 que tiene la Biblia. Es una manera de honrar a uno de sus mejores reyes,
poetas, modelo del verdadero creyente en Dios, fiel a la Alianza.

4.- Elementos para reflexionar y compartir con los hermanos:


1.- Leer la unción de David en Belén (1 Sam 16,12-13) y la profecía de Natán (2 Sam 7). ¿Qué consideras
valioso de esto? ____________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
2.- Leer los textos de Isaías 9, 4-6 y 11, 1-9 Y preguntarse ¿a quién anuncian estos textos?_________________
________________________________________________________________________________________
3.- ¿Por qué la gente llamaba a Jesús "Hijo de David"? Consulte estos textos: Mt 9, 27: 2 1, 9, Lc 18,38,
ayudándose con el comentario del texto en su misma Biblia. ________________________________________
________________________________________________________________________________________
4.- Lea y comente estos salmos: el 45 (44) y el 72 (71). ¿Qué elementos importantes encuentran’ ___________
________________________________________________________________________________________
5.- Qué cualidades debe tener el Mesías Rey? ¿Las tenía David o se cumplieron plenamente en Jesús? (Lc 1,32-
33: Mt 21,8-9) ______________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________

5.- ORACIÓN
Cantaré eternamente el amor del Señor, anunciaré por siempre tu fidelidad. Proclamaré que tu amor está
asentado para siempre, que tu fidelidad está establecida desde los cielos. He sellado una alianza con mi
elegido, he jurado a mi siervo David: "Estableceré tu linaje para siempre; asentaré tu trono por todas las eda-
des”. (Salmo 89, 1-4).

6.- Tarea: Lee 2 Samuel 11 hasta el 12, 25 y el Salmo 51 (50). Anota tus ideas centrales: ________________
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________

41
17.- LA DIVISIÓN DEL PUEBLO DE DIOS
Objetivo.- Descubrir las causas de la división de Israel, para comprender la fidelidad de
Dios y favorecer siempre la unidad que es voluntad de Dios.

1.- Ambientación:
a.- ¿Cómo te experimentas en un ambiente donde hay división?
b.- ¿Por qué consideras que la división es contraria a la voluntad de Dios?
c.- ¿Qué actitudes se deben guardar para jamás caer en división?

2.- Oración:
Pidámosle a Dios nos dé siempre capacidad para mantenernos unidos y esto favorezca su Reino de amor.

3.- Ubicar la realidad bíblica:


A.- Salomón
Al rey David le sucedió su hijo Salomón, rey sabio y magnífico. Engrandeció su corte, y le dio a su pueblo
tiempos prósperos. Era famoso por su sabiduría y por su forma de administrar justicia; por eso los libros
sapienciales (Eclesiastés, Cantar y Sabiduría) se le atribuyeron a él, aunque los escribieron otros. Su fama se
extendió más allá de sus fronteras, en especial por haber construido el famoso Templo de Jerusalén, una de
las maravillas del mundo antiguo. Pero también cometió sus errores: una tremenda burocracia en su gobierno,
impuestos excesivos al pueblo, centralización excesiva de la política y la religión, contaminación de la fe
yavista con cultos paganos. Todo esto llevó a la ruina al pueblo de Dios.

B.- La división del Reino: Israel y Judá


A la muerte de Salomón (año 931 a.C.) El pueblo de Dios se dividió en dos reinos: Israel, al norte, con diez
tribus). Judá, al sur, con dos.
El reino de Israel duró más o menos dos siglos (932-721 a.C.), el de Judá casi cuatro siglos (932-587 a.C.).
En el reino del norte, su primer rey, Jeroboam I mandó poner dos terneros en sendos santuarios en Dan ( al
norte) y Betel (casi al centro) Para que la gente no fuera a dar culto al Señor en Jerusalén. Una táctica política y
religiosa que aumentó más la división. Además, al pasar los siglos, se dieron luchas y pleitos por el poder y
cierta prosperidad, que dañaba a los pobres pero beneficiaba a los reyes. Esto lo denunciaron Oseas y Amós,
profetas de Dios.
Por otra parte, también por parte de los profetas hubo una reacción fuerte tratando de purificar la fe en
Dios, que estaba en peligro de desviarse tras otros dioses, como Baal. Elías y Eliseo se propusieron hacerlo.
Pero ya era muy tarde. En el año 721 a.C. El reino de Israel, con su capital Samaria, cayó en manos de Asiria,
siendo llevados sus habitantes a Media, al otro extremo del Imperio Asirio; mientras tanto Israel fue repoblado
con extranjeros que, mezclándose con los pocos que quedaron, dieron origen a los samaritanos; éstos
constituyeron un pueblo "mestizo" tanto racial como religiosamente, que fue enemigo acérrimo de los judíos,
hasta en los tiempos de Jesús.

C.- ¿Qué pasó con el reino del sur, Judá?


El reino de Judá trató de mantenerse fiel a la dinastía de David y su alianza con Yavé. Aunque sufrió graves
crisis religiosas, tuvo una serie de reyes malos, y se vio acosado militarmente en diversos momentos. En Judá
hubo pocos reyes buenos: Ezequías y Josías, piadosos y reformadores de la fe en Dios. Hubo reyes malos,
como Acaz y Manasés, que favorecieron la idolatría. Josías se propuso reformar el culto y la ley, en el año 633
a.C. (ver 2 Re 22).
42
Pero el reino de Judá estaba ya condenado a la destrucción. En el año 597, Nabucodonosor, rey del nuevo
imperio Babilonio, hizo su primera entrada en Judá, deportando a la familia real a Babilonia y dejando un rey
"títere" en Jerusalén, esto es, a Sedecías. Este se rebeló luego contra el rey babilonio, lo que provocó la
segunda deportación de gente a Babilonia, con la destrucción de Jerusalén y el incendio del Templo, en el año
587 a.C. El pueblo de Dios había perdido su tierra, su rey y su templo. ¿Qué se podía hacer si hasta la fe en
Dios estaba por el suelo?

D.- El destierro
Tras la invasión del año 587, Judá quedó hundida y su gente en Babilonia hasta el año 583 a.C. Esos años
lejos de su tierra, le permitieron al pueblo judío "renacer de sus cenizas" Fue una dura prueba, de la cual
salieron purificados y afianzados en su fe.
Nació, por un lado, la comunidad de la Diáspora o judíos que vivieron fuera de su tierra, acomodándose a
su nueva situación. A la religión judía se le llamó Judaísmo, una nueva forma de vivir la fe: practicaban el culto
en la sinagoga, daban importancia a la Ley, la lectura sagrada y al rito de circuncisión, que les hada sentir su
pertenencia al pueblo santo.

E.- El Imperio Persa


Pero la situación cambió notablemente. Era el año 53. Ciro, rey de Persia tomó Babilonia, y le dio la
libertad a los judíos para regresar a casa y reconstruir Jerusalén, su templo y comunidad. Así lo hicieron,
gracias al empuje de Ageo, Zacarías y a la nueva organización que les dieron sus líderes: Esdras y Nehemías,
que crearon un nuevo "Estado" judío basado en la ley y en la religión.

F.- Grecia y Roma...


Pero Israel ya no sería independiente. Cuando Alejandro Magno destruyó y conquistó Persia, el pueblo
elegido entró bajo un nuevo dominio, el griego o helénico. Antíoco IV Epífanes impuso a los judíos tanto la
cultura como la religión Griega, provocando la rebelión del pueblo y la persecución de este rey a los judíos. Sus
sucesores pasaron luchando entre ellos por poder, cosa que aprovecharía, finalmente, el Imperio Roma no
para terminar de dominar al pueblo judío, hasta los tiempos del Nuevo Testamento. Pompeyo entró en
Jerusalén en el año 63 a.C., destruyéndola e incendiando el Templo, con lo que Palestina quedó incorporada a
la provincia romana de Siria. Herodes el Grande fue nombrado rey de Judea, por los romanos. Estos hechos
nos los cuentan los dos libros de los Macabeos. Ya estamos en los tiempos de Jesús. Aquí terminamos, por lo
tanto, la historia de Israel.

4.- Elementos para reflexionar y compartir con los hermanos:


1.- Leamos en 1 Re 3, 4-15 la sabiduría de Salomón; y su ORACIÓN al consagrar el Templo de Jerusalén en 1 Re
8, 22-30. ¿Qué te llama la atención? _________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
2.- Leamos el relato de la división del Reino en 1 Re 12. ¿Qué perdieron y porqué? _____________________
________________________________________________________________________________________
3.- También podemos leer en 2 Re 17 la caída de Samaria, y en 2 Re 24-25 el destierro de Judá a Babilonia,
comp1ementándo10 con el salmo 137, que habla del pueblo desterrado en Babilonia. ¿Cuál era su estado
de ánimo? ______________________________________________________________________________
4.- Conozcamos algo de la historia de la resistencia judía contra los griegos, leyendo 1 Mac 1-4. Y esto ¿a qué
los llevó? _______________________________________________________________________________
5.- ORACIÓN

43
Cuando el Señor cambió la suerte de Sión creíamos soñar. Se nos llenaba la boca de risa, y los labios de
alegría. Las naciones decían de nosotros: "Maravillas del Señor". El Señor hizo de nosotros maravillas,
rebosábamos de gozo. (Salmo 126, 1-3).
Y, nosotros: ¿Qué le podemos decir al Señor, a propósito de alguna dificultad que nos haya ayudado a
superar?

6.- Tarea:
a.- Lee y meditemos el texto de 1 Re 11,29-39 con Lc 1,3-33 y Jn 11,45-52.
b.- Comparte con dos hermanos (as) tu reflexión y hagan una conclusión: ¿Estará todo perdido? ¿Cumplió
Dios su promesa a Israel?

18. - CONOZCAMOS LOS CINCO PRIMEROS LIBROS DE LA


BIBLIA
Objetivo.- Tomar conciencia de las diversas fuentes que influyeron en la
formación del Pentateuco, para admirar la presencia de Dios que guía al
hombre.

1.- Ambientación:
a.- ¿Quién conoce bien la Constitución Política de nuestro país?
b.- ¿Saben si se le han hecho modificaciones y éstas en orden a qué se hacen?
c.- ¿Es correcto decir que como no la conocemos: ¡no nos importa!?

2.- Oración:
a.- Pidamos perdón al Señor, porque no nos preocupamos por conocer las intenciones originales de Dios, ni
de nuestra Constitución Política.
b.- Recitamos todos el Yo confieso…
c.- Hacemos un canto conocido.

3.- Ubicar la realidad bíblica:


A los cinco primeros libros de la Biblia los llamamos Pentateuco, que significa "5 rollos" y son: Génesis,
Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio. Los judíos lo llaman "Torah", que significa "Ley". Ley que no
significa imposición o reglas, o una palabra legalista o juridicista, sino que es un camino, una orientación, una
luz en el comportamiento de Israel, en su alianza con el Señor. Leamos algo del salmo 119, el más largo de la
Biblia, que nos presenta la ley del Señor de una forma muy agradable.

A.- ¿Quién fue el autor de estos libros?


Durante mucho tiempo se pensó que el autor del Pentateuco había sido Moisés. Así lo afirmaban, hasta
hace poco, tanto la religión judía como la cristiana; pero hoy día ya se ha superado esta teoría.
Más bien parece que el Pentateuco es el resultado de la unión de varias tradiciones, en cuya formación
siempre estuvieron presentes el acontecimiento del Éxodo y la personalidad de Moisés.

44
B.- ¿Cómo fue el proceso de formación del Pentateuco?
Parece ser que al principio se compusieron pequeños trozos de relatos, leyes, celebraciones litúrgicas,
etc., que se transmitieron de forma oral (hablada) o por escrito. En distintas épocas, grupos de escribas,
profetas, sacerdotes o sabios reunieron estos trozos para hacer relatos continuados, naciendo así cuatro
tradiciones que se fundirían con posterioridad en un solo documento. Este documento constaba de cinco
"rollos" o volúmenes, y por eso es llamado "Pentateuco". Las cuatro tradiciones que lo constituyeron son las
siguientes: la yahvista, la elohísta, la deuteronomista, la sacerdotal

C.- La tradición Yahvista (J):


Llamaba a Dios "Yahveh". Se escribió en la época de esplendor del reinado de David y Salomón en el siglo
X a.C. Y presenta a Yahveh-Dios como Señor y Soberano. Es la más antigua del Pentateuco. Nos presenta
narraciones muy vivas y coloridas. Dios se presenta muy cercano al hombre "dialogando directamente" con él.
Por ejemplo, los capítulos 2 al 11 del Génesis, en gran parte son relatos yahvistas. El yavista interpreta la
historia como historia de salvación: frente al caos del pecado se acentúa la salvación de Dios, frente a la culpa
humana se levanta la esperanza, (Ver Gén 3).

D.- La tradición Elohísta (E):


Llamaba a Dios "Elohím". Se compuso en el siglo VIII a. C., en el reino del Norte (o Israel), donde no había
templo. El pueblo había recaída en la idolatría y en la injusticia.
Debido a esta situación, recogió la voz de los profetas, denunciando los desórdenes religiosos y sociales, al
tiempo que recordaba el amor entrañable de Dios.

E.- La tradición Elohísta:


Aparece en las historias de los primeros tiempos y en los datos patriarcales. El nombre de Yahveh (y no
Elohim) aparecerá en Éxodo 3, 13-15. Al monte de Dios lo llama Horeb y no Sinaí. El Elohísta, al hablar de Dios
acentúa su grandeza y su ascendencia divina. Dios está a distancia del hombre, no se le puede representar,
nadie lo puede ver. Dios no habla directamente con los hombres, sino a través de sueños o de ángeles.
Contiene más leyes que la tradición yahvista, por ejemplo, el Código de la Alianza (Éxodo 20, 22 hasta 23; 33).
Es más legal y moral, lo cultual lo deja en un segundo plano. La unión entre Dios y los seres humanos se realiza
por medio de la alianza.

F.- La tradición Deuteronomista (D):


Nació en el reino del Norte como respuesta a la necesidad de reajustar la ley a la situación del pueblo del
siglo VIII a.C. Fue llevada al reino de Judá por unos levitas que se refugiaron en Jerusalén, cuando cayó Israel
(con Samaria su capital) . Se terminó de componer al regreso del destierro (siglo VI a.C.). Además del libro del
Deuteronomio, abarcó los libros de Josué, Jueces, 1-2 Samuel y 1-2 Reyes. Para esta tradición sólo debe haber
un Dios, un pueblo, un santuario y una ley, en una sola fe y culto. Hay que ser fiel a la Ley; ser fiel a Dios es ser
fiel a la Ley, porque Dios es un Dios de amor y por amor eligió a Israel. Este, junto con Judá, fue desterrado por
haber desobedecido a la Ley de Dios dada en el Sinaí, por haber roto la alianza.

G.- La tradición Sacerdotal (P):


Nació en el destierro de Babilonia, en el siglo VI a.C., en medio de una gran desolación. Ante tan gran
desaliento, los sacerdotes releyeron las tradiciones de su pueblo
Para mantener la fe y la esperanza de sus hermanos, haciendo hincapié en las señales de la fe (la
circuncisión, el sábado, el templo).

45
El interés de esta tradición, por tanto, es cultual, aunque también trae cronologías (indicaciones de tiempo)
o genealogías (listas de familias) y explica el origen de las instituciones del pueblo de Israel, haciendo
remontar todas éstas al mismo Moisés.
El cap. 1 del Génesis es sacerdotal; también parte de las narraciones del diluvio y de la creación. La
tradición sacerdotal es todo un programa para reconstruir el Templo y la comunidad. El Levítico es sacerdotal,
su nombre lo indica (levitas = sacerdotes) y un buen número de leyes del libro de Números, también.
Para el redactor Sacerdotal, Dios es Otro, Trascendente, se manifiesta en su gloria a través de la nube, que
a la vez lo manifiesta y lo oculta. El abismo entre Dios y el hombre sólo puede ser llenado, o puede
restablecerse por medio del sacerdote como mediador (cf. Núm 2). Dios sólo habla al pueblo por medio de
Moisés y Aarón, como ministros suyos.

H.- ¿Cómo quedó resumido todo este trabajo?


El trabajo de unir estas cuatro tradiciones probablemente se terminó hacia el siglo V a.C.; tal vez Esdras el
sacerdote, se encargó de hacerla.

4.- Elementos para reflexionar y compartir con los hermanos:


1.- ¿A cuál fuente pertenecen estos textos: Gén 2 (la creación), Gén 3 (la caída) y la historia de Caín (Gén 4)?
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
2.- Busquen Gén 1 y Gén 9, 1-17 Y diga, ¿de cuál fuente son ambos textos? ____________________________
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
3.- Gén 40 y Ex 3, ¿de qué fuente son? Para este trabajo, busquen en su Biblia la introducción a estos libros, o
la introducción al Pentateuco, o bien, vean el comentario al pie de página de los textos. _______________
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________

5.- ORACIÓN
Señor, ¡cuánto amo tu Ley! Pienso en ella el día entero. ¡Ayúdame, Señor, y seré salvo, y siempre me deleitaré
en tus leyes! (Salmo JJ9, 97). Ustedes, ¿qué pueden agregar a esta oración, a propósito de la ley?

6.- Tarea:
Amar es cumplir la ley entera, dice San Pablo (Rom 8, 10). La lectura del Pentateuco, la Ley de Dios, ha de
llevarnos a servir a Dios y al prójimo, a la manera como nos lo enseñó Jesús. Platica con tres familias: ¿qué
sentido tiene la ley de Dios, qué conocen de ella? Y anota tus conclusiones: ___________________________
_________________________________________________________________________________________
_________________________________________________________________________________________
_________________________________________________________________________________________
_________________________________________________________________________________________

46
19. - ¡INICIÉMONOS EN LA LECTURA DEL PENTATEUCO!
Objetivo.- Conocer de conjunto el Pentateuco, para saber interpretar la voluntad de
Dios, de acuerdo a los cambios y forma de ser del pueblo.

1.- Ambientación:
a.-¿Cuál fue la intención de Dios al crearnos?
b.- ¿En qué nos hemos desviado y de qué urge el señor nos saque?
c.- ¿Consideran que hoy hay unidad entre los preceptos culturales y los morales?
d.- ¿Qué exigencias tiene hoy la Iglesia para que el número de fieles hagamos realidad los planes de Dios?

2.- Oración:
a.- Pidámosle a Dios nos de su Espíritu, para que como católicos seamos testigos de Jesús.
b.- Hacemos un canto: “Cristo está conmigo”.

3.- Ubicar la realidad bíblica:


En éste y en los temas sucesivos, vamos a leer los textos bíblicos que consideramos suficientes para tener
un conocimiento básico de la Biblia. Comencemos con el Pentateuco.

El libro del Génesis: su nombre significa "origen". Nos habla de los orígenes del mundo, del universo y de la
humanidad. Del capítulo 1 al 11 se llama "protohistoria" (primera historia) y de los capítulos 12 al 50 se nos
habla de los comienzos del pueblo de Dios, Israel. Los once primeros capítulos no nos narran acontecimientos
históricos en sentido estricto, sino que revelan cuál es la situación del hombre dentro del universo creado.

El mensaje fundamental del Génesis es: que Dios, que es Bueno, es el Creador de todo lo que existe y que el
hombre es su creatura predilecta, llamado a colaborar y a ser su amigo y aliado en la creación. Que el hombre,
pese a ser imagen y semejanza de su Creador, se vio involucrado en el mal, y su pecado es el causante de
todos los males del mundo desde el principio; pero Dios quiere salvarlo. Que del seno de la humanidad
pecadora, el Señor escoge a un elegido (Abraham), y de él hará nacer el pueblo de la alianza, Israel, del cual
nos vendrá Jesucristo el Redentor.

A.- El libro del Éxodo:


Nos cuenta la salida del pueblo de Dios de la esclavitud egipcia. Por eso Éxodo significa "salida". Es el
acontecimiento más grande que vivió Israel y fue el modelo de toda liberación. El Señor sacó a su pueblo del
poder opresor (Egipto), lo condujo por el desierto, lo hizo nacer como pueblo, le confió una alianza de amor, le
regaló su Ley y lo llevó a la tierra de Canaán, que había jurado entregada en posesión, a Abraham, Isaac y
Jacob.

B.- El libro del Levítico:


El libro del Levítico compuesto por los sacerdotes o levitas (de la tribu de Leví = de allí su nombre),
Contiene una serie de leyes que fueron una guía en el comportamiento religioso de Israel, preocupándose por
las normas del culto y del templo, y haciéndole ver al pueblo la necesidad de ser santo; organizándolo en tomo
a la alianza de amor con su Dios. Los preceptos cultuales tienen que ir de la mano con los preceptos morales,
amor al Señor y amor al prójimo.

C.- El libro de los Números:


Continúa los relatos del libro del Éxodo, presentándonos unas "listas" de las tribus que tomaron parte en
la larga marcha por el desierto. Por eso se le nombró así: "Números". El libro comienza diciendo "En el desier-
47
to”... Nos da una serie de genealogías de toda la gente que llegó a la Tierra Prometida, pareciendo un
"batallón" enorme, que avanzaba como una gran procesión. Nos presenta relatos encantadores de las pruebas
sufridas y los obstáculos, las recaídas del pueblo y la fidelidad de Dios, que nunca lo abandonó a su suerte.

D.- El libro del Deuteronomio:


Su nombre significa "segunda ley". Después de andar "40" años por el desierto, el pueblo hebreo llegó
finalmente a la frontera oriental de Canaán. Allí murió Moisés sin poder entrar a la tierra prometida. Por eso,
el Deuteronomio nos habla de sus últimos discursos sus advertencias y su testamento espiritual, aunque el
libro como tal se escribió mucho más tarde. Básicamente lo que al Deuteronomio le interesa presentar es la
necesidad de que el pueblo tenga un sólo Dios, un sólo culto, un santuario, una tierra y una sola Ley; que
ayude a todos a ser fieles todos al Señor en su alianza; Dios es Bueno y fiel, pese a los pecados que Israel ha
cometido desde el principio.

4.- Elementos para compartir con los hermanos:


1.- Del libro del Génesis, leer poco a poco: Los relatos de los orígenes: Gén 1 - 2, 4a: primer relato de la
creación. ¿Qué les parece más significativo? ______________________________________________________
________________________________________________________________________________________
2.- Gén 2, 4b-24: segundo relato de la creación. Gén 3-4: los orígenes del pecado y del mal en el mundo. ¿Por
qué es la obra central de todo lo creado? ________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
3.- Gén 12: la vocación de Abraham y el sacrificio de Isaac en Gén 22 ¿Por qué es muy valiosa la fe de
Abraham? _________________________________________________________________________________
4.- Lean las bendiciones de Jacob: (Gén 49) y su muerte (Gén 50). ¿Qué les llama la atención? _____________
________________________________________________________________________________________

5.- Oración:
a.- Leer Éx 3 (la revelación de Dios en el Sinaí a Moisés. Éx 13, 17-14,31(El paso por el mar Rojo) y Éx 16, 1-31
(el mana y las codornices).
b.- Después de leer éstos textos: ¿Qué le pueden decir a Dios?

6.- Tarea: Júntate con dos familias de hermanitos, para leer y hacer la siguiente tarea: (hagan una síntesis).
1.- Del libro del Levítico pueden leer:
Un poco del ritual judío en Lev 1, 1-9; 2, 1-3; 5, 1-18.
El capítulo 16 que nos habla del "Yom Kippur" o día del Perdón, todavía vigente hoy entre los judíos, y el
capítulo 19 que nos habla de lo más importante del libro, especialmente Lev 19,2.

2. Del libro de los Números leamos:


Las etapas en el desierto (Núm 11-14). La marcha desde Cadés hasta Moab (Núm/20-25).
Una descripción de las fronteras de la tierra Prometida dada por el Señor en Núm 34, 1-15.

3. Del libro del Deuteronomio pueden leer: El credo de Israel (Dt 6, 4; 20-25).
La elección del lugar de culto (Dt 12, 13-18). El verdadero profeta (Dt 18,14-18).
El relato de la muerte de Moisés (Dt 32, 4852; 34,5-9).

48
20. - HAGAMOS UNA BUENA LECTURA DE LOS LIBROS HISTORICOS Y
PROFÉTICOS
Objetivo.- Conocer las virtudes y aciertos de nuestros antepasados,
para dar mejores respuestas hoy.

1.- Ambientación:
a.- ¿En qué cosas ven que hoy nos desviamos de la voluntad de Dios?
b.- ¿A qué se debe esta situación?
c.- ¿Qué podemos hacer para que el pueblo nos mantengamos fieles a Dios?

2.- Oración:
a.- Pidamos a Dios su Espíritu, para ser valientes en la misión que nos ha confiado.
b.- Digamos al Señor lo que nos proponemos hacer para que el pueblo no se pierda
c.- Cantamos juntos: “Gloria al Señor…”

3.- Ubicar la realidad bíblica:


A.- Los libros de Josué y de los Jueces
En los libros de Josué y de Jueces, nos encontramos con la entrada del pueblo de Israel en Canaán y la
conquista de la Tierra Prometida. Ambos libros nos cuentan lo mismo, pero de dos maneras:

 El libro de Josué nos narra una guerra relámpago entre los hebreos y los cananeos, y el
exterminio de ciudades como Jericó y Ay, consiguiendo los hebreos una victoria fulminante.

 El libro de los Jueces, presenta más bien una manera lenta y progresiva de logros, una co-
lonización paso a paso y una ocupación de Canaán que va enfrentando a los hebreos con las
tribus que viven allí; destaca la ayuda que Dios brinda a su pueblo en los momentos difíciles,
por medio de jueces, caudillos o héroes guerreros, dotados del espíritu de lucha y del poder del
Señor. Pero, pasado el tiempo, el pueblo necesitó organizarse, ya que vivían en la anarquía: en
Israel cada quien hacía lo que le daba la gana.

B.- Los libros de Samuel, Reyes y los profetas de Israel.


Con el tiempo, nació la monarquía, que es lo que nos cuentan los dos libros de Samuel.
La monarquía fue una institución muy importante en Israel, que luego fracasó en muchos de sus reyes,
quedando a salvo sólo algunos reyes buenos, hasta la caída de Samaria (año 721 a.C.) Y la caída de Judá (año
587 a.C.).
Los dos libros de los Reyes nos cuentan estas vicisitudes por las que pasó el pueblo de Dios, reconociendo a
sus soberanos, tanto buenos como malos, y viendo venirse abajo tanto la institución, como gran parte del
pueblo. En esos momentos difíciles, cuando parecía que todo estaba perdido, fueron surgiendo los profetas.
Hombres de Dios que:

 Sirviendo al Señor, fueron portavoces de su palabra (profeta: es el que habla en nombre del
Señor,
 Denunciaron las infidelidades de los reyes y pastores de Israel y Judá en contra de la Alianza, y
anunciaron que el castigo de Dios vendría sobre el pueblo si no obedecían los mandamientos
del Señor.
49
El pueblo y sus gobernantes no hicieron caso a los profetas. Y sobrevino la catástrofe. Tanto Israel como
Judá, ya divididos, sucumbieron ante Asiria y Babilonia, marchando al destierro. Se cumplió así la palabra de
los profetas. Pero también, en medio de aquella oscuridad, los profetas anunciaron la esperanza y la salvación,
haciéndolos ver a todos que Dios nunca había olvidado a su pueblo, que los seguía amando, que perdonaba
sus pecados y que los hacía volver a su tierra. En fin, el Señor nunca condenó a su pueblo, más bien lo salvó, lo
hizo renacer de sus cenizas, le prometió su ayuda, su amor y su misericordia, que son eternos. Suscitó en ellos
la esperanza mesiánica: les enviaría un Salvador, al Mesías, para ayudarles a instaurar el verdadero Reino, el
de la justicia y la paz.

C.- ¿Quién es el verdadero Mesías?


Los cristianos hemos visto en Jesucristo a ese Mesías esperado, que no solamente ha salvado a Israel, sino
también a todos nosotros, haciéndonos hijos de Dios, salvándonos del pecado por su muerte y resurrección,
también integrándonos en el nuevo pueblo de Dios, la Iglesia que es servidora del Reino. El Señor es un Padre
amoroso que se preocupa de todos y ha hecho con Israel y nosotros esta historia de salvación que leemos en
la Biblia, y que descubrimos en nuestra vida.

4.- Para compartir con los hermanos:


1. Del libro de Josué, leer: Jos 3: paso del Jordán y Jos 6, la toma de Jericó. ¿Qué les llama la atención, de estas
lecturas?________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
2.- Ahora lean: “la asamblea de Siquem” en Jos 24, 1-28. ¿Qué anotan aquí como valioso?_________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________

5.- ORACIÓN
¡Aclama al Señor, tierra entera, con gritos de alegría! Canten salmos al Señor tocando el arpa, aclámenlo con
cantos y música. Aclamen con trompetas y con cuernos al Señor nuestro rey. (Salmo 98, 4-6). Qué elementos
nuevos pueden ustedes agregar a esta oración:

6.- Tarea: Reúnete con algún amigo (a) para leer los siguientes textos y hagan una síntesis de lo leído.
1.- Del libro de los Jueces, leer:
Jue 26, 23 el sentido del libro y su interpretación religiosa.
También Jue 19-21 la anarquía que se vivió en esos tiempos.
2.- Del Primer libro de Samuel, leer:
1 Sam 8-10 institución de la realeza. 4. Del Segundo libro de Samuel:
2 Sam 7 la institución de la dinastía, especialmente la profecía de Natán.
3.- Del Primer libro de los Reyes, lean:
La sucesión de David y los comienzos del reinado de Salomón
1 Re 1-3; 5, 1-14. El cisma del pueblo de Dios en 1 Re 12-13. Algo del profeta Elías en 1 Re 17-19.
4.- Lean algo de los profetas de esos años:
Amós, el profeta de la justicia social (Am 26) Y Oseas, el profeta del amor del Señor a su pueblo, profeta de
la ternura (Os 2-4 su drama personal) y Os 14 que habla de la conversión de Israel.
Leer de Isaías, el libro llamado del Emmanuel (Is 7-11) que tiene profecías mesiánicas También el anuncio
del resto que quedará de la catástrofe (Is 8, 1-15).
También lean, de Miqueas, Miq 5,1-3.

50
21. - LEAMOS LOS LIBROS SAPIENCIALES
Objetivo.- Aprendamos de la historia la lección, para que nuestra respuesta a
Dios sea más auténtica y libre.

1.- Ambientación:
a.- ¿Qué acontecimientos ves que nos han dado identidad, en la vida cristiana?
b.- ¿Sabes algo de la Cristiada? ¿Cuáles fueron las causas de esta persecución?
c.- ¿En qué favoreció o perjudicó esta etapa de nuestra historia patria?

2.- Oración:
a.- Agradezcamos a Dios, por la vida de los 24 santos que vivieron en la época de la Cristiada, de entre los
se encuentra el santo de nuestra diócesis: San Miguel de la Mora.
b.- Prometámosle a Dios vivir los consejos evangélicos que nos dio Jesús.

3.- Ubicar la realidad bíblica:


Así fue la fe de Israel: una experiencia de amor a Dios. Así es la nuestra: una experiencia de amor a
Jesucristo en nuestra comunidad, que nos enseña a ser mejores creyentes y más sabios.
Dios no se olvidó de los suyos. Entre los desterrados iba el profeta Ezequiel, que le hizo saber al pueblo que
Dios moraba con ellos en Babilonia, y que su presencia se sentía más allá del Templo, donde quiera que
estuvieran. Por otra parte, el judaísmo, esa nueva forma de vivir la religión judía, que le da la importancia a la
ley, al culto, la sinagoga, el sábado y la circuncisión; una religión nueva, nacida en el destierro.

A.- Del destierro, de nuevo a su patria...


Aún en lo profundo de su angustia, que nos cuenta el salmo 137, Israel vislumbró la esperanza. La primera
expresión de dolores que nos narra esta experiencia de destrucción del pueblo es el libro de las
Lamentaciones. Pero también un profeta, que lo llamaremos "el Segundo Isaías" (ls 4ss) se puso a consolar al
pueblo y a decide que Dios es más poderoso que los caldeas, y que restaurará al pueblo, y que lo salvará por
medio de Ciro, rey de los persas, que les dará oportunidad de volver a Jerusalén. Pero que enviará a su siervo,
un elegido humilde, que renovará a todos desde dentro y que dará su vida por todos. Este siervo aparece en
cuatro poemas: en Is 42,1-7; 49,1-7; 50, 4-9 Y 52, 13-53. Se le llama el "siervo de Yavé", que es como un
profeta enviado por Dios para ayudar a su pueblo.

B.- El regreso...
En el año 539 a.C. Judá regresó a su tierra (Esd 1, 2-4; 6, 2-5), pese a que muchos judíos se quedaron en
Babilonia. Los profetas Ageo y Zacarías se propusieron organizar al pueblo, para que levantaran el templo y se
organizaran como nueva comunidad en tomo al culto y a la ley, pero transformando el corazón de Judá y
Jerusalén, por la acción de Dios.
También un profeta anónimo, llamado "el Tercer Isaías" (Is 56-66) intentó devolver la confianza de los que se
sintieron desanimados, invitándolos a confiar en Dios como Padre que nunca se cansa de perdonar, porque el
Señor eligió a Israel como pueblo y siempre lo ha amado.

C.- Esdras y Nehemías en tiempo de los persas.


Con el tiempo, dos judíos que fueron funcionarios de la corte persa prosiguieron la obra de restauración
del pueblo. Ellos eran Esdras y Nehemías, uno sacerdote y el otro arquitecto y restaurador. Pero esos años de
relativa calma con los persas, pasarán...

51
D.- La invasión griega: Libros escritos en esos tiempos
En el año 333 a.C. Comienza a surgir el Imperio Griego, con las incursiones de Alejandro Magno, rey de
Macedonia. Este se propuso extender la cultura helénica o griega, pero sus generales, a su muerte, se
repartieron las tierras conquistadas, entre ellas Palestina, que quedó bajo el dominio griego.
En esos años nacieron algunos libros: la obra del Cronista, cuyos libros son 1-2 Crónicas, Esdras y
Nehemías. Los dos primeros nos cuentan los hechos de los libros de Samuel y de Reyes, y centran su reflexión
en el culto y en el templo. Escritos de género novelado fueron el libro de Rut, que destacando la tribu de Judá,
de la que nació David, es un relato que nos habla de la moabita de ese mismo nombre, antepasada de David,
que viene a decimos que el Dios de Israel ya no es sólo para el pueblo, sino para todos los pueblos. Cuando el
pueblo de Judá ya había regresado de Babilonia, surgieron los últimos escritos proféticos:

 Abdías, que es una protesta contra los edomitas que maltrataron a Judá, y se unieron a los
caldeas que saquearon Jerusalén.

 El profeta Joel, nos habla de una terrible plaga de chapulines que asoló al pueblo, y le sirve para
hablar del "día del Señor" y de la obra del Espíritu.

 También el libro de Malaquías, que invita al pueblo a vivir su culto de forma auténtica, basado
en el amor.

E.- Los comienzos de la literatura de los sabios. Las narraciones noveladas


Otro profeta que llamaremos el "Segundo Zacarías" (Zac 9, 9-14) subrayó la humilde llegada del Mesías,
que reunirá a las ovejas perdidas del pueblo de la alianza.
También va surgiendo la literatura sapiencial. Estos sabios cultivaron la sabiduría como reflexión acerca de
los grandes problemas de la vida, refiriéndose a la experiencia vivida, a la mejor manera de vivir y a cómo
adquirir un conocimiento práctico de las leyes del mundo y de la vida. Es toda una enseñanza basada en el
"temor del Señor" yen la fidelidad a su Ley.
Estos sabios escribieron todo esto en sentencias (dichos, refranes) poesías o pequeños relatos simbólicos o
morales que revistieron, más o menos, una apariencia "histórica".
Lo mismo nos hace saber el libro de Jonás, una novela didáctica que enseña otro tanto: el Dios de Israel es
Bueno y ama a todos los pueblos de la Tierra. Por lo tanto, que los judíos no sean tan "cerrados", y que dejen
de pensar que Dios es sólo para ellos. Esta novela aparece en la Biblia como un libro profético.

F.- ¿Qué libros sapienciales se escribieron?


 El libro de Job, que es un libro que se interroga sobre el problema del mal y del sufrimiento.
 El libro de los Proverbios, que reúne una serie de refranes basados en la experiencia de todos
los días.
 El libro del Eclesiastés, que siendo un tanto pesimista, nos invita a ver la vida como es y a no
hacemos falsas ilusiones o seguridades.
 El Cantar de los Cantares, que es un canto al amor humano.
 El libro de Tobías, una novela que nos hace ver que Dios nunca abandona a los desvalidos, en
especial a los justos.
 El libro del Eclesiástico: un sabio se pone a pensar en la sabiduría de Dios, presente en la
creación del mundo, y la alegría del sabio que busca la sabiduría. También reflexiona sobre las
diversas circunstancias de la vida.

52
La sabiduría de Israel nos ayudará a preparar nuestro corazón a la verdadera sabiduría, que es Cristo. Es
preciso, además, que abramos la mente y el corazón a todo consejo que proviene de esa sabiduría, aún
cuando no nos agrade.

4.- Elementos para compartir y reflexionar con los hermanos:


1.- Del "Segundo Isaías" leamos: Is 40-41 y los poemas del siervo de Yavé: Is 42, 1-7; 49,19; 50,4-9; 52,13-
53,12.
2.- ¿Qué ideas les quedan de estas lecturas? _____________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________

5.- ORACIÓN
Que Dios me conceda hablar con inteligencia, y tener pensamientos dignos de sus dones, porque él es quien
guía a la sabiduría y quien dirige a los sabios. (Sabiduría 7, 15). Ustedes, ¿Qué pueden agregar a esta oración,
después de haber concluido esta lección? ________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________

6.- Tarea: deben reunirse con dos familias, para llevar a cabo esta tarea. Hagan síntesis de ésta lectura:
1.- De la obra del "Cronista": Compararlo con Cron 17, 1-15, con 2Sam 7, 1-17; 1Cron 15-17 y 22-29; Esd 1, 1-7;
3, 3-4 Y Neh 1, 1-7;5; 10,29-37.
2.- Los libros de Abdías y Joel pueden leerse enteros.
3.- También leerse a Malaquías completo y del "Segundo Zacarías": Zac 9 ,9-10.
4.- Leerse completos los libros de Rut y de Jonás. Del libro de Job: Job 1-2 y 42, 16-17 (la trama del libro); Job
3, 6-7; 29-30 (descripción de la desesperación de Job). Leerse todo el bellísimo poema del Cantar de los
Cantares.
Y de manera personal, en otro día puedes leer:
- Del profeta Zacarías: Zac 1,8-16; 3; 8.
- Del "Tercer Isaías": Is 60-62; 66, 5-16.
- Del libro de Tobías: Tob 3,11-15 y Tob 8.
- Del libro del Eclesiástico: Eclo 1, 11 -20; 4, 11-1 9; 24.
- Del libro de los Proverbios: Prov 1-9; Prov 31. Del Eclesiastés: Ecl 1; 3, 1-15; 8; 11, 7-12, 14.
- Del libro del Profeta Ezequiel: Ez 1; 36; 47,112.

53
22. - EL PUEBLO DE DIOS LUCHA y ORA
Objetivo.- Reconocer que la fe se expresa en canciones, poemas, etc.,
para que no perdamos el gusto por expresar en nuestra cultura la fe.

1.- Ambientación:
a.- ¿Conocen algunas canciones o poesías, que expresen la fe del pueblo?
b.- ¿Por qué consideran es importante nuestra cultura sea expresión del evangelio?
c.- ¿Qué expresiones hablan de que no hemos evangelizado la cultura?

2.- Oración:
a.- Pidamos perdón al Señor, porque hoy muchas personas cantan a la muerte y adoran la santa muerte.
b.- ¿Qué le prometemos al Señor, para que la cultura en nuestra casa sea expresión evangélica.
c.- Rezamos juntos el Padre nuestro… y Ave María…

3.- Ubicar la realidad bíblica:


A.- Los libros que nacieron en el tiempo de la dominación griega
Ya hemos visto que por la escena de la historia de Israel han desfilado diversos imperios: Asiria, Babilonia y
Persia. Ahora hablaremos de Grecia, que al mando de su rey Alejandro Magno destruyó a los persas y convirtió
a Palestina en una Provincia griega palestina, en el siglo II a.C. Fue dominada por Antíoco IV Epifanes, que
quiso imponer a la fuerza en Israel la cultura helénica o griega. Así las cosas, se dieron dos reacciones: una
armada y otra pasiva. La resistencia armada la dieron los Macabeos y la resistencia pasiva, los protagonistas
del libro de Daniel y Ester: oración y acción.

B.- Los libros que se escribieron en esos años de lucha...


El primer libro de los Macabeos, escrito hacia el año 100 a.C. Nos cuenta las hazañas de sus héroes; Judas
Macabeos, Jonatán y Simón. La intención del autor de este libro es mostrar a los judíos dispersos y
desalentados, que Dios sigue actuando en la historia y libera a su pueblo de la situación de horror en que lo
tiene hundido el pecado. Es un libro que propone el verdadero sentido de la fe en el único Dios. Para su autor,
el helenismo es un verdadero mal. Rechaza así, del todo, la cultura griega. Este libro es deuterocanómco.

Los libros de Judit y de Ester (ambos deuterocanónicos), son dos pequeños relatos novelescos que
encarnan la lucha armada o la resistencia pasiva del pueblo de Dios ante sus enemigos. Sus protagonistas son
mujeres que simbolizan en la debilidad la fuerza que tuvo Israel, y su fe en el Señor que actúa y salva a su
pueblo a través de ellas.

C.- El segundo libro de los Macabeos (también deuterocanónico)


Es el resumen de una obra de cinco volúmenes, escrita por un tal Jasón de Cirene, escritor que vivía fuera
de Israel. El autor, creyente, habla de un Dios que interviene en los acontecimientos humanos. Su escrito a
veces se parece más a un sermón, que a un relato histórico. Ve que los sufrimientos de los justos tienen
sentido al saber que Dios los premiará. El libro habla claramente de la resurrección.

D.- El libro de Daniel


Hacia el año 164 a.C., cuando la persecución de Antíoco N se hizo más violenta, apareció el libro de Daniel.
Se dice que fue escrito por este profeta en tiempos del destierro de Babilonia (claro está que el destierro fue
mucho antes, en el 587a.C.). Escribe, en una forma simbólica, los acontecimientos que el pueblo está viviendo,
y anuncia una liberación próxima. Su mensaje es recogido con alegría, porque es un mensaje de esperanza.
54
Utiliza dos géneros literarios o maneras de expresarse diferentes, que son: historias piadosas o haggadás,
como dicen los judíos (Dan 1-6; 13-14) y el género apocalíptico (Dan 7-12) que trata de infundir valor en el
pueblo, haciéndole ver que Dios lucha contra todos los poderes enemigos de Israel, y los vencerá.
También apareció el libro de Baruc (deuterocanónico) que nos habla de la esperanza del pueblo judío,
perdido en el mundo pagano. Trata de alentar al pueblo y dirigirlo al futuro. A lo mejor se escribió por allí del
año 100 a.C.
E.- ¿Se empeñó el pueblo de Dios en defenderse del helenismo?
No todo fue rechazo de la cultura griega. Hubo creyentes que se abrieron a los valores de esta cultura,
naciendo así el libro de la Sabiduría (deuterocanónico) compuesto a mediados del siglo 1 a.C. En que se había
dejado de pelear contra los griegos. Aquí se unieron la fe de Israel y la sabiduría griega, para afirmar que la
sabiduría es una realidad oculta en el corazón del mundo, que ha actuado en la creación y en el mundo. Nos
dice que la existencia de Dios puede ser conocida por la razón humana, como pensaban los sabios o filósofos
griegos. Esta obra fue tan genial que influyó en los primeros cristianos al hablar de Cristo, como Palabra del
Padre y Sabiduría de Dios. Especialmente lo hizo San Juan en el Evangelio (Jn 1,1-14; 1 Corl, 23-24).

F.- La carta de Jeremías


También se escribió la carta de Jeremías (o Baruc 6) un escrito deuterocanónico que lo que hace es
ridiculizar a los Ídolos de Babilonia (en el fondo a los dioses griegos) criticando 1 a vanidad de los Ídolos. Está
en el libro de Baruc.

G.- El libro de los Salmos: la oración del pueblo de Dios


Para terminar el Antiguo Testamento, hablemos brevemente de Los Salmos, que son plegarias nacidas de
una profunda experiencia de Dios que hizo Israel a lo largo su historia. Salmo significa "cantar tocando" ... El
Salterio (salmos) fue atribuido a David, poeta y cantor. Ya sabemos que él no los compuso todos, sino que los
salmos nacieron a lo largo de la historia de este pueblo.
Para el siglo III a.C. Ya había colecciones de salmos y algunos escribas las recogieron y coleccionaron,
dándoles forma definitiva en la liturgia oficial de Israel. El pueblo es famoso porque le gustaba cantar, era un
pueblo orante y poeta a la vez. Cantaban en todo momento de la vida: una fiesta familiar, una peregrinación,
una fiesta religiosa, un funeral, en el trabajo, en la cosecha, en las bodas. Siempre estaban con el arpa en la
mano. Por eso, los salmos fueron sus oraciones predilectas.

H.- ¡Clasifiquemos los Salmos!


El libro de los Salmos contiene diversos tipos de cantos:
 Cantos de alabanza y aclamación (Sal 8; 103; 11 2; 150...)

 Cantos de súplica y acción de gracias (Sal 4; 6; 21; 50; 29; 31; 39; 106 ... )

 Cantos diversos: como cantos reales (Sal 2; 44; 71) cantos de meditación (Sal 1; 33; 118), cantos
graduales o de peregrinación (Sal 125; 126; 127; 130). Y así muchos otros más.

Los salmos son la ORACIÓN de un pueblo, la ORACIÓN por excelencia. Reflejan la experiencia humana
desde la cual podemos rezar, alabar, dar gracias, pedir, suplicar, reconocer; en fin, en ellos nos reflejamos
nosotros, con nuestras alegrías, esperanzas y tristezas. Jesús rezó con los salmos, como buen judío que era. Y
la Iglesia, al rezarlos hoy, alaba y suplica a Dios mientras camina entre gozos y esperanzas.

4.- Elementos para compartir con los hermanos:


1.- Del primer libro de Macabeos: 1 Mac 1-4 ¿Qué encuentran de valioso? _____________________________
55
________________________________________________________________________________________
2.- Del segundo libro de los Macabeos: lean en particular el cap. 10. Y digan: ¿Qué lección sacan de esta
vigorosa fe? ____________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
3.- Lean el conjunto del libro de Ester hasta el cap. 9. Y digan: ¿Qué es lo valioso de esta fe? ______________
________________________________________________________________________________________
5.- ORACIÓN
Te alabaré, Señor, entre los pueblos. Te cantaré himnos entre las naciones. Porque tu bondad llega hasta el
cielo y tu fidelidad toca las nubes. (Salmo 108,4-5) ¿Qué podemos agregar a esta oración? ________________
_________________________________________________________________________________________
_________________________________________________________________________________________

6.- Tarea: Júntate con tu propia familia, para realizar la siguiente tarea. Hagan una síntesis de lo que
entendieron, de todas éstas lecturas.

- Del libro de Baruc: leer Baruc 3, 32 - 4, 14 y Baruc 6.


- Del libro de Judit: leer el discurso de Ajior (5,5-21) el de Judit (8, 11-27) y la plegaria que ella rezó (9, 2-14).
- Del libro de Daniel: leer las haggadás o historias piadosas (Dan 1-3 y 5-6) y del Apocalipsis, de Daniel, leer
sobre todo: Da cap. 7 y 12.
- Del libro de la Sabiduría: reflexiones sobre el justo (Sa, 1-2; 5,1-6), reflexiones sobre la sabiduría (Sab 7, 22-
81) reflexiones sobre el amor de Dios (Sab 11,21-12, 1- 12, 15-22).

23.- COMIENZO DEL EVANGELIO DE JESUCRISTO,

HIJO DE DIOS (Mc. 1,1)


Objetivo.- Reconocer que Jesús, el Hijo de Dios, es la gran buena nueva de toda
la historia, para hacer carne su palabra.

1.- Ambientación:
a.- ¿Quién es Jesús, para cada uno de nosotros?
b.- ¿Qué mensaje nos trajo y cuál fue la transformación que produjo su entrega en la cruz?
c.- ¿En qué se puede descubrir que para ti es el centro de tu vida?

2.- Oración:
a.- ¿Qué le podemos decir a Jesús, antes de profundizar el tema de hoy?
b.- ¿Qué estamos dispuestos a realizar para que la buena nueva, Jesús, sea vivida por más personas’
c.- Hacemos un canto conocido sobre Jesús.

3.- Ubicar la realidad bíblica:


Cuando experimentamos que Cristo es la Buena Nueva del Padre, la alegría de saber que trabajamos por
llevar su mensaje, es todavía más desbordante.

56
A.- ¡Ha llegado para nosotros la Buena Noticia! (Mc. 1,1)
Hacia el año 30 de nuestra era, un hombre llamado Jesús de Nazaret anunció la llegada del Reino de Dios
a través de su vida, sus acciones y sus palabras. Le siguieron un grupo de hombres y mujeres, sus discípulos,
que vieron cómo las autoridades civiles y religiosas de su tiempo le condenaron a muerte, quedando en una
cruz sus esperanzas de una nueva vida.
Sin embargo, esos discípulos, los que fueron testigos de su crucifixión, comenzaron a proclamar, poco
después, que su Señor estaba vivo, que era el Hijo de Dios. Los escritos del Nuevo Testamento son resultado y
expresión de la fe de esos discípulos. Ellos nos anuncian el acontecimiento, la buena noticia que transformó
sus vidas: un Evangelio.

B.- Del Evangelio a los Evangelios


La palabra Evangelio, escrita con mayúscula y en singular, no designa un libro, sino que quiere decir
mensaje gozoso, Buena Noticia. En la antigüedad, por ejemplo, el nacimiento de un hijo del emperador era un
evangelio. Para los cristianos, la palabra Evangelio designa la Buena Noticia de que estamos salvados en
Jesucristo. En cambio, llamamos evangelios, con minúscula y en plural, a cuatro libros que recogen el mensaje
de Jesús y que contienen fielmente la Buena Noticia, de nuestra salvación. (Mc 1, 1-15).
No vamos a pensar que los cuatro evangelistas, Mateo, Marcos, Lucas y Juan, escribieron los cuatro
evangelios de una vez. Por el contrario, en la formación de los evangelios se recorrieron tres etapas que vamos
a presentar a continuación:

C.- Jesús de Nazaret (6 a.C.-30 d.C.)


Nació bajo el reinado de Herodes el Grande, seguramente seis años antes de nuestra era. Vivió en Nazaret
la mayor parte de su vida, hasta que alrededor del año 30 recorrió los caminos de Palestina, proclamando, con
sus palabras y hechos de su vida, la llegada del Reino de Dios. Vivió con un grupo de discípulos que le seguían,
y nunca escribió nada. Fue condenado a muerte por las autoridades civiles y religiosas de su pueblo.

D.- Los Apóstoles


Después de la resurrección de Jesús obedecieron su mandato y predicaron por todo el mundo conocido el
mensaje de salvación, el Evangelio (Mt 28, 19). Cuando las personas que aceptaban la predicación y se
convertían preguntaban a los Apóstoles qué tenían que hacer para seguir el camino de Jesús, éstos les
recordaban algunos hechos y dichos de Jesús. No les preocupaba tanto el lugar o las circunstancias concretas
en que el Señor las había dicho, cuanto que sirvieran para responder y dar luz a los problemas que se plan-
teaban los cristianos en las comunidades.
Los Apóstoles transmitían el mensaje de Jesús a través de su enseñanza, de las celebraciones y de la vida.
Para guardar esta enseñanza con mayor fidelidad, los cristianos comenzaron a recoger en pequeños escritos lo
más importante de la predicación apostólica: primeramente, los relatos de la pasión y resurrección del Señor;
después, parábolas y relatos de milagros de Jesús; finalmente, algunos episodios de su infancia. Estas tradicio-
nes no son todavía los evangelios, pero los evangelistas las tuvieron en cuenta para redactar los evangelios.

E.- Los Evangelistas


Empezaron a escribir los evangelios por inspiración del Espíritu Santo unos cuarenta años después de la
muerte de Jesús. No dicen todo lo que Jesús hizo y enseñó, sino que escogen algo de lo mucho que se
transmitía de viva voz o en pequeños escritos. A veces reducen los datos de la tradición, o los amplían más, es
decir, adaptan el mensaje de Jesús a las necesidades del grupo de cristianos a quienes éste va dirigido. Pero
todos ellos conservan el estilo de la predicación de los Apóstoles: de ella nacieron y a ella quieren servir. No
olvidemos que fueron los primeros catequistas.
57
G.- ¿Son históricos estos relatos?
Lo dicho hasta aquí no significa que los evangelios sean indiferentes a la realidad histórica que relatan. Al
contrario, la tienen en cuenta pues comunican siempre «lo verdadero y auténtico sobre Jesús» (Dei Verbum
19), pero están más atentos a resaltar el sentido de las palabras y los hechos de Jesús que a transcribir unas y
otros con exactitud de detalle.
H.- Los evangelios sinópticos
A los tres primeros evangelios, Mateo, Marcos y Lucas, se les llama evangelios sinópticos. La palabra
"sinopsis" en griego significa ''perspectiva común”. Estos tres evangelios son los llamados sinópticos porque
cuentan la vida y actividad de Jesús de una manera bastante semejante, y además, porque en muchas frases y
pasajes enteros coinciden, hasta el punto de utilizar las mismas expresiones y palabras. Estos tres evangelios
se atribuyen a Mateo, Marcos y Lucas. De los tres, el más antiguo es el de Marcos, que posteriormente fue
recogido y elaborado por Mateo y Lucas.

I.- En la redacción de los evangelios, ¿qué otras fuentes utilizaron?


Además del material que encontraron en Marcos, los evangelistas Mateo y Lucas poseen abundante
material común, que está ausente en Marcos. Se supone que ambos lo tomaron de una fuente de escritos
anteriores, que suele designarse con la letra "Q" (de Quelle, "fuente" en alemán). Esta fuente Q no se ha
conservado independientemente, por lo que no es fácil precisar su contenido. Parece ser que este documento
formaba parte de un conjunto de escritos cristianos que circularon entre los años 30 al 50 entre las
comunidades. A este material, Mateo y Lucas añadieron informaciones propias, procedentes bien de
materiales escritos, bien de tradiciones orales.

J.- El evangelio según Marcos: ¿A quiénes escribió Marcos?


Las comunidades en las que surge el evangelio de Marcos parecen ser de origen pagano, por lo que su
autor se entretiene en explicar las costumbres judías. Todo parece indicar que vivían en una situación difícil en
la que se critica su fe.
 Fecha de redacción y autor
Probablemente este evangelio terminó de redactarse en su forma definitiva hacia el año 70,
poco antes de la destrucción del Templo de Jerusalén. La tradición lo atribuye a Juan-Marcos,
compañero de Bernabé y Pablo, y posteriormente lo atribuye a Pedro (1 Pe 5, 13).
 La intención de Marcos al escribir...
Es un evangelio que nos presenta a un Jesús tremendamente cercano a nosotros, que enseña
más con los hechos que con las palabras. Utiliza la geografía teológicamente, oponiendo
Galilea, imagen de los paganos, a Jerusalén, el pueblo judío que rechaza al mesías.

El proyecto de este evangelio es que el lector confiese, junto con el soldado romano al pie de la cruz,
"verdaderamente este hombre era hijo de Dios" (Mc 15,39).

H.- El evangelio según Lucas: ¿A quiénes escribió Lucas?


Este evangelio está dirigido a las comunidades cristianas de Siria, de Grecia o de Asia Menor, que eran
tremendamente pobres. Hay que tener en cuenta que es la primera parte de una obra en dos tornos:
Evangelio y Hechos de los Apóstoles. Adquirió su forma definitiva en tomo al año 80, y parece tener corno
autor a Lucas, compañero de Pablo y griego de lengua, cultura y formación.
Es un evangelio que insiste mucho en el cariño entrañable de Dios por todos los hombres, en especial por
los más pequeños, pobres y desamparados. Al mismo tiempo, da el título de Señor a Jesús, no sólo resucitado,

58
sino ya en su vida mortal. Para sus comunidades, que vivían en ciudades donde se daba culto al emperador,
esto tenía especial significación. Presenta al Resucitado insistiendo especialmente en su corporalidad,
haciendo ver que es toda la persona la que resucita, y no sólo el alma lo que permanece, según creían los
griegos de su tiempo.

J.- El evangelio según Mateo: ¿A quiénes escribió Mateo?


Las comunidades de Mateo parecen compuestas por cristianos procedentes del judaísmo, que vivían en
Siria Palestina, por lo que utiliza la Escritura más que los otros evangelistas.

K.- Autor y fecha de composición: Situación de la Iglesia


Son comunidades que han entrado en conflicto con el judaísmo oficial, herederos de la promesa y que se
abren a los paganos. En su base está la personalidad de Mateo, aunque su última y definitiva redacción se
llevará a cabo entre los años 80 y 90. Mateo es el apóstol que nos habla Mt 9, 9y Mc 2,13.
Este evangelio está preocupado por la enseñanza, por lo que agrupa las palabras de Jesús en cinco grandes
discursos; al mismo tiempo también habla en tomo a la organización, la vida fraternal, etc. De la Iglesia, por lo
que se le ha llamado también "el evangelio eclesial".
Hay tantas personas que necesitan el Evangelio, la Buena Noticia del amor de Dios, en especial los que
sufren. La lectura atenta, reflexiva, interiorizada de los cuatro evangelios, debe llevarnos al compromiso de
comunicar ese mensaje a todos aquellos que nos rodean, y en especial a aquellos que, por alguna razón, más
lo necesitan.

4.- Elementos para compartir con los hermanos:


1.- Lean Mt 5, 1-10 y digan: ¿Qué relación encuentran entre las bienaventuranzas y los mandamientos?
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
2.- Leer Lc 4, 16-22 y digan: ¿Cuál es la misión de Jesús, según este texto? ______________________________
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
3.- Leer Mc 8, 34-35, para que digan: ¿Qué supone seguir a Jesús? ___________________________________
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________

5.- Oración
Te pido que todos sean uno. Padre, lo mismo que tú estás en mí y yo en ti, que también ellos estén unidos a
nosotros; de este modo, el mundo podrá creer que tú me has enviado. (Juan 17, 21). ¿Qué otras palabras de
Jesús recuerdan? ________ ¡hagamos oración con esas palabras!

6.- Tarea: Reunirse con tres familias. Dos de misioneros y otra de amigos no misioneros.
a.- Leer Jn 4, 1-42; y atendiendo al tema 10, hagan el siguiente ejercicio:
b.- Escribir lo que entre todos han entendido de este texto bíblico.
c.- ¿Qué mensaje pueden hacer a la luz de este texto bíblico?

59
24. - LEAMOS LOS HECHOS, LAS CARTAS Y EL APOCALIPSIS
Objetivo.- Valorar las cartas como escritos que animan la vida de la naciente
Iglesia, para inspirarnos en ellas e impulsar “las comunidades en las casas” de
los misioneros.

1.- Ambientación:
a.- ¿Consideran que los apóstoles solo formaban comunidades y no las acompañaban?
b.- ¿Qué hacían los apóstoles ante las dificultades que pasaban las comunidades que formaban?
c.- ¿Cómo animan ustedes la vida de “las comunidades en las casas”?

2.- Oración:
a.- Leer Gálatas 6, 1-9
b.- ¿Qué consejo podemos dar nosotros a alguna de las comunidades de hermanitos?
c.- Presentemos esos consejos al Señor y pidámosle nos haga crecer en la responsabilidad de
acompañarnos, como miembros de una misma familia.

3.- Ubicar la realidad bíblica:


A.- Los escritos paulinos
Las cartas de San Pablo son los primeros escritos del Nuevo Testamento: probablemente Pablo ha muerto
antes de que el primer evangelista, Marcos, haya escrito su evangelio.

Esquema de las cartas de Pablo


Se trata de unas cartas escritas al estilo de la época. Comienzan indicando las personas que escriben y a
quienes dirigen su carta: "Fulano a Mengano, que está en tal ciudad... “A continuación expresan una acción de
gracias a Dios por medio de Jesucristo. Posteriormente pasan al cuerpo de la carta, en la que se encuentra una
parte doctrinal, donde Pablo desarrolla un aspecto esencial de la fe o que los cristianos de la comunidad a la
que se dirige suelen olvidar. De allí deduce una segunda parte, en la que concreta un conjunto de
consecuencias para la vida personal y comunitaria. Termina con algunos saludos y noticias de carácter
personal.

¿Pablo redactó todas sus cartas?


Probablemente Pablo no escribía las cartas de su puño y letra, sino que el discípulo que firma con él debió
tomar parte importante en su elaboración.
A través de sus cartas, podemos percibir cuatro momentos en su pensamiento. Veamos algo de su
pensamiento y el orden de las cartas según se fueron redactando.

1a y 2a los Tesalonicenses: escritas en tomo a los años 50-51. En ellas se afirma que el cristiano ha sido
llamado por Dios para entrar en su Reino. Esta llamada Dios la realiza a través de Jesucristo, del Evangelio, que
hace vivir, a quien lo acoge, la nueva realidad de la vida cristiana. En estas cartas, Pablo toca el tema del final
de los tiempos, de la escatología. El, como la mayoría de los cristianos de su tiempo, está convencido de que
está cerca la segunda venida de Cristo. Pero esta esperanza no inmoviliza al cristiano, sino que le hace vivir y
trabajar con alegría, aguardando la parusía, es decir, la entrada del nuevo Emperador:
Jesucristo, el Señor.

1a y 2a Carta a los Corintios; Gálatas, Romanos y Filipenses, que se escribieron entre los años 56-58. En ellas
Pablo trata de explicar el significado que tiene el afirmar que el cristiano es salvado en Jesucristo. En la

60
primera carta a los Corintios se abordan numerosos problemas de carácter práctico. En Corinto, ciudad por
entonces de 600,000 habitantes, de los cuales 400,000 eran esclavos, se vivía con una gran permisividad mo-
ral. La comunidad cristiana, que fue fundada entre los más pobres y formada por ellos, tenía dificultades a la
hora de vivir según Cristo y no según las costumbres y los usos propios de la sociedad en que vivían. Pablo les
amonesta, les persuade y les lleva al centro de su fe: Jesucristo.

La segunda carta a los Corintios es, en su mayor parte, una reflexión sobre el ministerio apostólico tal como lo
vive Pablo. Las cartas a los Gálatas y a los Romanos tratan de persuadir a los cristianos de estas comunidades
del sentido indicador de la ley. Esta tan sólo era un pedagogo, un acompañante que nos lleva Cristo. El cre-
yente en Jesucristo vive en el Espíritu Santo: ya no hay más Ley, que queda derogada siempre que nos
dejemos guiar por el Espíritu derramado en nuestros corazones.

La carta a los Filipenses no tiene un motivo especial. Pablo, prisionero, abre su corazón a los cristianos de
Filipo, a los que ama entrañablemente. A ellos les dice que, pese a su prisión, se siente feliz de participar en los
sufrimientos de Cristo.

Colosenses, Efesios y Filemón son unas cartas escritas en tomo al año 62 en Roma. Pablo lleva cuatro largos
años de prisión y en ellos ha reflexionado profundamente sobre el lugar importantísimo de Cristo en la Iglesia,
como Señor del conjunto de la historia y del universo. La carta de Filemón es casi como una tarjeta de Pablo,
pidiéndole a Onésimo su esclavo.

Tito, 1 Y 2 Timoteo o Cartas Pastorales, probablemente fueron escritas por un discípulo de Pablo. En ellas se
expresa la preocupación por organizar la Iglesia y mantener el depósito de la fe. Escritas para estos pastores
de la Iglesia.

B.- Los escritos joánicos o escritos del apóstol Juan


Con el nombre de "corpus joannicum" se hace referencia a las cinco obras incluidas en el Nuevo Testamento
que se atribuyen al apóstol Juan.

Autor y fecha de composición del evangelio


El evangelio de Juan fue compuesto con toda probabilidad entre los años 95-100. Parece cierto que en su
redacción está la personalidad de Juan Zebedeo, cuya enseñanza fue organizada y dispuesta como nos llega a
nosotros, mediante un grupo de discípulos suyos.

¿Qué nos habla este evangelio?


Si algo parece evidente en este evangelio es la presencia del Resucitado en los sacramentos. La referencia a la
celebración del bautismo (nacer de nuevo, agua, luz, espíritu) y a la eucaristía (pan, vino, cuerpo, sangre) son
constantes.

Los temas del evangelio de Juan


Al autor del cuarto evangelio le gustan los grandes conjuntos unificados en tomo a un milagro ampliamente
explicado, que es oportunidad para una catequesis. El hilo conductor de este evangelio progresa en espiral, de
manera que en cada conjunto se encuentra todo el misterio de Jesucristo, que será profundizado, desde otro
aspecto, en el conjunto siguiente.
En este desarrollo se parte siempre de realidades concretas y conocidas (el agua, el pan, la luz... ) que nos
hacen subir a un plano superior, y nos permiten crear un vínculo con el mundo de Dios, del que son símbolos
(lo que une). El libro puede dividirse en dos momentos distintos:
61
I- Libro de los signos, que abarca los doce primeros capítulos y en el que Jesús vive y manifiesta todo lo
que se va a llevar a cabo cuando llegue su «hora» (caps. 2-12).
II- El libro de la hora de Jesús (caps. 13-20) en el que Jesús se despide de sus discípulos, les da las últimas
recomendaciones y vive su Pascua, su paso de la muerte a la vida, en el que es juzgado el mundo y
brota la Nueva Creación en el Espíritu.

Las cartas de Juan


Las cartas de Juan expresan un solo tema, que podría resumirse como sigue: Dios nos ha amado primero, ya
sabemos esto porque el Espíritu nos hace descubrir el reflejo de su amor en Cristo que se entrega. Este amor
de Dios hacia nosotros nos lleva a la comunión con los hermanos, prueba máxima de la presencia de Jesús en
la comunidad de sus seguidores.

El Apocalipsis de San Juan


El Apocalipsis, o libro de la Revelación, parece escrito a finales del siglo 1, pudiendo ser su autor el mismo Juan
Zebedeo u otro Juan del que apenas sabemos nada. En él se afirma algo que nos llena de esperanza: las
historia tiene sentido, la humanidad, que camina hacia la felicidad, en medio de múltiples luchas y desvelos, se
ve arrastrada hacia su plenitud por la Iglesia que ora diciendo: "Ven Señor Jesús". En este libro podemos
distinguir tres partes:
 La Iglesia encarnada (capítulos 1 a 3). Las cartas a las siete Iglesias, esto es, a toda la Iglesia que
está presente en unas comunidades concretas, que son un auténtico examen de conciencia.

 La Iglesia comprometida (capítulos 4 a 20), en la que se nos presenta la relación existente entre
la Iglesia e Israel (4-11) Y las luchas que la comunidad cristiana tiene con los poderes de este
mundo.

 La Iglesia transfigurada (capítulos 21 y 22), en la que se vislumbra el término de esta historia de


amor: la Iglesia, novia de Dios, purificada por Cristo, se adorna con los dones maravillosos que
El le da.

C.- Hechos de los Apóstoles


Este libro, escrito hacia el año 80 por el autor del tercer evangelio (Lucas), traza los rasgos de los primeros
treinta años de la Iglesia. Los Hechos de los Apóstoles abren el tiempo de la Iglesia, y Lucas quiere afirmar la
presencia de Cristo en sus discípulos por medio del Espíritu que les anima.

División del libro


El libro de los Hechos puede dividirse en dos grandes partes:
 Desde los orígenes de la Iglesia al Concilio de Jerusalén, en el que se narra la vida en la primitiva
comunidad de Jerusalén (Hech 1-5).

 El paso hacia una Iglesia abierta (Hech 6-15,35).

La buena nueva predicada por Pablo llega hasta Roma, el corazón del mundo conocido, señal de que llegará
el día en que sea evangelizado todo el mundo.
Desde el principio, la Iglesia conoció la tentación de centrarse en sí misma, pero el Espíritu lanzará fuera a
los discípulos, los empujará cada vez más allá, a predicar a la luz del día en Jerusalén, luego fuera de la ciudad,
a Samaria, Antioquía, al Asia Menor, a Grecia, a Roma...
62
D.- La carta a los Hebreos y las Cartas Católicas
La carta a los Hebreos es más bien un sermón dirigido a un grupo de cristianos desorientados, judíos que en
medio de las dificultades del seguimiento de Jesús, vuelven sus ojos hacia el culto y ceremonias del Templo. Se
escribió por ahí del año 70, aunque hay serias discusiones en torno a la fecha y se supone que el autor pudo
haber sido un discípulo de Pablo.

 En las llamadas "cartas católicas" están incluidas las dos cartas de Pedro. La 1 Pedro está es-
crita en Roma, en torno al año 65. En ella se da una profunda catequesis bautismal a los creyen-
tes en Jesús que viven en las naciones, en donde habitan sin pertenecer a ellas. Son miembros
del nuevo Pueblo de Dios y su vida ha de testimoniarlo.

 La 2a carta de San Pedro es muy posterior, de comienzos del siglo Il, e invita a los seguidores de
Cristo a permanecer fieles a la vocación que han sido llamados, pese a los falsos predicadores y
al retraso de la venida de Cristo.

 Las cartas de Santiago y Judas se escribieron en torno al año 80 y se atribuyeron a "Los her-
manos del Señor". Mientras que la de Santiago recuerda la profunda implicación que tiene para
la vida la fe en Jesús, en la de Judas se previene a los cristianos contra las falsas doctrinas. Estas
cartas las llamamos "católicas" porque se dirigen a la iglesia en general.

Hemos terminado este estudio bíblico inicial. Ahora hemos de evaluar a nivel personal y grupal, qué tanto
estas páginas, a través de muchas horas de reflexión, nos han acercado más a Dios, a su Iglesia ya los
hermanos.
Si ello es así, el dinamismo que llevamos dentro, por la fuerza de la Palabra, nos transformará en
mensajeros, portadores de la Buena Nueva en todos los ambientes en donde vivimos, trabajamos, nos
trasladamos, nos divertimos y descansamos. Con San Pablo diremos cada día. "Ay de mí si no evangelizo". (1
Cor 9,16).

4.- Elementos para reflexionar con los hermanos:


1.- leer de la Primera Carta a los Corintios: 1 Cor 5; 6-7; 12-14; ¿Cómo define a la Iglesia? _________________
Y ¿Cuál tiene que ser el quehacer de los que la integramos? _______________________________________
________________________________________________________________________________________
2.- Leer Hebreos 9, 11-10,18; 10, 19-31, para que digan: ¿Qué conciencia tienen de Jesús y a qué animan a los
Miembros de la comunidad? _______________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________
3.- Leer Hechos 9, 1-18, para decir: ¿Qué entendió Pablo de la presencia de Jesús y eso a qué lo llevó? ______
________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________

5.- Oración:
Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que desde lo alto del cielo nos ha bendecido por medio
de Cristo con toda clase de bienes espirituales. El nos eligió en Cristo antes de la creación del mundo, para que
fuéramos su pueblo y nos mantuviéramos sin mancha en su presencia. (Efesios 1, 3-4).

63
Y nosotros, ¿Qué podemos agregar a esta oración?

6.- Tarea: Reunirse con amigos, que no sean misioneros, para reflexionar en el evangelio de San Juan, todo
el capítulo 17, y sacar una conclusión: ¿Ante esto qué debemos hacer?. Consientes que está conclusión es
la más importante, pero ayudarles a profundizar todos los aspectos de este evangelio.

Tarea, para tus tiempos libres:

1.- De la Segunda Carta a los Corintios: 2 Cor 3,6; 5, 6-7, 21; 8-9.

2.- - De la Carta a los Gálatas: Gál 2; 5

3.- De la Carta a los Efesios: Ef 1; 5, 24-33

4.- De la Carta a los Filipenses: Filip 2, 5-11

5.- De la Carta a los Colosenses: Col 1; 2,3; 3, 10-17

6.- De la Primera Carta a los Tesalonicenses: toda.

7.- De la Segunda Carta a los Tesalonicenses: 2 Tes 2; 3, 6-12

8.- De las Cartas Pastorales: 1 Tim 2, 1-7; 2 Tim 2,1-13; Tit 1,3-4; 2-10

9.- Leer entera la Carta a Filemón.

10.- De las Cartas Católicas: Sant 2, 1-10; 2, 1416; 5, 13-18; 1 Pe 2,22-24; 3, 13-16;
2 Ped 2; 3,1-10.

11.- 1 de Jn 2, 12-17; 3, 1-3.

12.- las cartas 2 y 3 Juan y la de Judas, leerlas enteras,

13.- Del Apocalipsis: Ap 1,1; 12; 13; 17-18; 19; 22-20

14.- Del Evangelio de Juan: Jn 1, 1-14; 2; 6; 12; 13; 18; 20; 31

15.- De los Hechos de los Apóstoles: Hech 2; 15, 1-29; 27-28

Pascua 2012.

Primero de cuatro, del segundo ciclo de “Encuentros Misioneros”

Diócesis de Colima – 29 de abril de 2012.

64
Subsidio para entronizar la Biblia

Preparar:
 Adornar el lugar del barrio o la calle, donde se va a hacer la celebración, con carteles alusivos a
la Palabra: (prever: sonido, sillas, aseo, agua fresca y quienes recojan).
 Un cartel grande, colocado al frente, con frases adecuadas, ejemplo: “Tu Palabra me da vida”.
“Tu Palabra es luz en mi sendero”. “Tu palabra es espada de dos filos”.
 Una mesa adornada, donde se encuentran las Biblias de los vecinos, o quienes han participado
en la semana de la Biblia (Se les pide con tiempo o se busca adquirir a quien no tenga).
 Un atril o ambón, adornado con alguna tela y cartel, donde está la Biblia más grande. Y si es
posible, prever incienso, para cuando se presente la Biblia.
 Estar atentos a la forma como se propone la lectura del Santo Evangelio.
 Llevar hojas de entronización, para que en cada familia, según su tiempo, durante la semana, el
día y la hora más propicia, realicen en su propia casa la entronización, con la participación de
todos los miembros de la casa.

1.- Primer momento de la Celebración de barrio, o vecinos que participaron en la semana:


A.- Monición de entrada:
Estamos reunidos como comunidad cristiana. Queremos celebrar el encuentro con la Biblia, el libro que
contiene la Palabra que Dios nos dice. Vamos a venerar el libro de la palabra, las Sagradas escrituras, porque
ahí encontramos claramente el plan de Dios sobre todos y cada uno de nosotros.
El Concilio vaticano II nos dice: “La Iglesia siempre ha venerado la Sagrada Escritura como lo ha hecho con
el Cuerpo de Cristo. Sobre todo en la liturgia, nunca ha cesado de tomar y repartir a sus fieles el pan de la vida
que ofrece la mesa de la Palabra y del Cuerpo de Cristo” (Dei Verbum 21).
Hoy queremos hacer un gesto especial de veneración del libro que nos presenta el mensaje de Dios a la
humanidad. Con profundo amor, respeto y veneración, comencemos esta celebración.

B.- Canto: “Tu Palabra me da vida”

C.- Saludo del que preside la celebración (un laico).


¡Bienvenidos, hermanos a esta celebración solemne de la Palabra de Dios!
Queremos realizar este acto de veneración de la Palabra, porque a través de ella el Señor nos transmite su
mensaje y nos da su fortaleza.
En el nombre del Padre, y el Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Que la Palabra de Dios, hecha carne en Jesús, habite siempre en sus corazones, para que sea luz y fortaleza
en su camino hacia la Patria eterna, por los siglos de los siglos. Amén.

D.- Otra persona invita al Perdón:


Supliquemos al Señor perdón, porque no hemos apreciado, ni acogido, ni venerado muchas veces la
Palabra de Dios.
 Porque no escuchamos con atención la Palabra de Dios como el mensaje de amor que el Padre
nos da a cada uno de nosotros. Todos: Padre, ten piedad.
 Porque en nuestras familias no fomentamos la lectura y el estudio de la Palabra de Dios, ni nos
reunimos en comunidad para reflexionarla. Todos: Cristo, ten piedad.

65
 Porque no oramos orientados por la Palabra de Dios, para que anime nuestra vida de familia,
barrio y sociedad. Todos: Señor, ten piedad.

Concluye el que preside la celebración:


Padre, que te has dignado comunicarte con los hombres, por medio de tu Palabra, hecha carne
en tu Hijo Jesús, has que tengamos más aprecio por tu Palabra y nos empeñemos en ponerla en
práctica, todos los momentos de nuestra vida.

E.- Monición al Evangelio:


El mismo Jesús nos explica qué hace la Palabra en nuestra vida. La parábola del sembrador nos presenta al
mismo Dios que siembra su Palabra en el corazón de cada persona. De cada uno depende el fruto que la
palabra produzca.

F.- Proclamación del santo evangelio según san Marcos (4, 1-9).
En aquél tiempo, Jesús se puso a enseñar a la orilla del lago. Acudían a Él tanta gente, que tuvo que subir a
una barca que había en el lago y se sentó en ella, mientras toda la gente permanecía en tierra, a la orilla. Les
enseñaba muchas cosas por medio de parábolas.
Les decía, enseñándoles: “¡escuchen!, salió el sembrador a sembrar”.
(Están preparadas dos macetas delante de la mesa o escenario. Sale una persona que la hace de sembrador. Va
colocando unas semillas, primero en el suelo, luego sobre algunas piedras).

Y sucedió que al sembrar, parte de la semilla cayó al borde del camino. Vinieron los pájaros y se la
comieron.
(Se acerca una persona. Hace como que recoge y come los granos, luego se retira).

Otra parte cayó en terreno pedregoso, donde no había mucha tierra; brotó enseguida, pero la tierra era
poco profunda y en cuanto salió el sol, se marchitó y se secó, porque no tenía raíz.
(Las piedras pueden estar en el suelo. Una persona levanta una flor como brotando de las piedras. Otra, se acerca son
un sol grande, de papel, y se aproxima a la planta. Y así, la flor se dobla, por el calor del sol. Y se retiran las dos
personas).

Otra parte cayó entre la maleza, y cuando la maleza creció, asfixió la semilla que no dio fruto.
(Alguien se acerca y planta unas matas en la maceta. Viene el sembrador y echa la semilla. El que ha plantado
levanta las macetas, y quedan las plantas en su sitio. Pero enseguida se doblan y caen).

Otra parte cayó en tierra buena y creció, se desarrollo y dio fruto: el treinta, el sesenta y hasta el ciento
por uno.
(El sembrador deposita la semilla en otra maceta, con tierra buena. Otra planta flotes de colores diversos y naturales
que permanecen ahí).

Y añadió ¡quien tenga oídos para oír que oiga! Palabra del Señor.

Todos: Gloria a Ti, Señor Jesús.

66
G.- Reflexión:
1.- Un sembrador:
El sembrador es el mismo Dios, que sembró en la tierra humana la mejor de las semillas: su Hijo Jesús,
convertido en el Verbo, en su Palabra.
Jesús fue enviado a sembrar el Reino, la salvación, con su generosa entrega. Es el Buen Pastor, el
sembrador. El hortelano, que con extraordinaria paciencia, sigue sembrando en el surco de nuestra historia.
Sin descanso, Jesús es la semilla definitiva y total del Padre. El mismo, con su Espíritu, está fecundando el
mejor fruto. La palabra divina ahondada en los corazones.

2.- Unas semillas:


Las semillas del verbo han sido sembradas en la conciencia de cada persona, de cada pueblo, de cada
cultura. Para que vayan germinando en frutos de buenas obras. Es la acción de Dios y de la colaboración del
hombre. La palabra produce fruto. Cuando dios pronuncia su palabra, hace lo que dice.
La semilla sembrada en el amplio camino de la historia humana, parece perdida. Es la imagen de Jesús,
enterrado en la oscuridad de la muerte y de la tumba. Pero Jesús resucitado emerge de las entrañas de la
tierra, de lo más hondo de la condición humana. Salió a sembrar. Y con él se abrió la era de la siembra y de la
cosecha espléndida.

3.- Un campo:
La acción de Dios resplandece, pero está limitada a las condiciones del terreno, de la libertad humana.
La palabra debe ser acogida en buena tierra para producir fruto. Pero la tierra está condicionada a la apertura
del terreno, a su bondad o a su maldad. Nada puede Dios ante un corazón endurecido. Mientras sea el tiempo
de la sementera, dios sigue sembrando generosamente. Al final de la historia, está la plenitud del reino, donde
Dios será todo en todo.
La actitud de cada cristiano, de cada persona, ha de ser la de María Virgen, que conservaba todos estos
recuerdos y los meditaba en su corazón.

H.- Monición (Puestos de pie).


Vamos a recibir, de pie, la Biblia, el libro sagrado, que contiene la palabra de Dios. Nuestra actitud ha de
ser: Venerar la Palabra de Dios, acogerla en nuestro corazón con terreno dispuesto a meditarla, al menos un
día a la semana.

Nota: Uno del grupo trae le Biblia, del ambón o atril, acompañado de dos que llevan velas encendidas, y hacen un
recorrido solemne entre los participantes. Cuando vuelven al atril o ambón, la entregan al que preside la celebración.
Éste la muestra en lo alto a los participantes, quienes en gesto de veneración se inclinan y la vuelve a dejar en el atril.

I.- Compromiso con la Palabra (La hace el que preside).


Hoy proclamemos nuestra fe en la Palabra de Dios, que es viva y eficaz, como fue viva y eficaz al crear los
cielos y la tierra. Con gozo y decisión afirmemos nuestra fe en la Palabra de Dios.

 ¿Creen en Dios Padre, cuya Palabra sostiene la vida de los hombres y su trabajo creador?. Si,
creemos.
 ¿Creen en el Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, la Palabra total, que el Padre pronuncia para
nuestra salvación?. Si, creemos.
 ¿Creen en el Espíritu Santo, que nos da la vida de Dios y que pone en nuestros labios la mejor
oración para invocar a Dios como Padre? Si, creemos.

67
 ¿Creen en la Iglesia, puesta al servicio de los hombres, mensajera viva de la Palabra que salva y
libera a los hombres? Si, creemos.
 Esta es nuestra fe que se sustenta en la palabra de Dios, que es veraz y creadora. Esta es
nuestra fe, que nos hace renacer a la vida verdadera. Esta es nuestra fe, que nos manifiesta la
vida del Padre, con el Hijo y el Espíritu Santo. Esta es nuestra fe, que nos anima y nos sostiene
en nuestro peregrinar hacia la Patria eterna. Esta es nuestra fe, que nos da en Jesucristo,
Palabra del Padre, la salvación para siempre. Amén.

J.- Entrega de la Biblia a cada participante:

Monición: En este momento nos disponemos a recibir la Biblia, el libro sagrado que contiene la Palabra de
Dios. No es un libro cualquiera, puesto que en los diferentes libros que componen la Biblia está el mensaje
vivo del plan de Dios sobre la humanidad. La historia de la salvación, la alianza de dios con los hombres, las
voces de los profetas. Y sobre todo, contiene la plenitud de la revelación y de la salvación que nos trajo Jesús.
La debemos acoger con todo respeto, veneración y aprecio. Es como la carta que el Padre, en su amor, le
escribe a cada uno de nosotros.

Quien preside la celebración va entregando la Biblia a cada uno:


Cada persona que la recibe dice. Amén, a las palabras que le dice el que entrega la Biblia y la besa. Si cree oportuno
se puede hacer un canto alusivo a la Palabra de Dios; pero conviene que todos los presentes oigan las palabras que se
dicen al entregarles la Biblia, al menos a tres o cuatro personas.

Dice el que preside la celebración, al ir entregando la Biblia:


Recibe, hermano 8ª) el Libro sagrado, de la Palabra de Dios. Que sea para ti luz en el camino, consuelo en
las penas y alegría constante. Amén

K.- Acción de gracias.


 Con todo el Antiguo Testamento, que ha llevado la fe y cuidado de la vida, proclamemos:
 Te damos Gracias, Señor.
 Con Jesús enviado de Dios que vivió la fe como se da la vida, proclamemos:
 Te damos Gracias, Señor.
 Con el Espíritu Santo, que fecundó a la Virgen María, para darnos al verbo, hecho carne, proclamemos:
 Te damos Gracias, Señor.
 Por eso, porque tu Palabra, señor, es vida para nosotros, porque nos hace capaces de acoger tu
palabra y porque la Iglesia nos alimenta con tu Palabra y nosotros mismos crecemos, al calor de tu
palabra, te alabamos y te bendecimos siempre, proclamado las maravillas de tu palabra. Terminamos
cantando: “Te damos gracias, Señor”.

Segunda parte:
1. Entregamos una hoja, de la siguiente parte que es la ENTRONIZACIÓN, para que durante la semana,
cada uno haga la entronización de la Biblia, en su casa, pero junto con toda su familia. Las dos hojas
siguientes son las de la entronización y se pueden sacar copias para dar a las personas.

2. Y terminamos ésta celebración con una convivencia. Tomando juntos agua fresca.

68
Entronización de la Biblia en casa

1.- Ambientación del lugar:


 Preparar el lugar de honor donde va a estar la biblia.
 Puede ser una repisa, escritorio, librero, mesa de centro, etc.
 Adornar con flores, alguna veladora y mantel.

2.- Se toma la Biblia y se eleva: Lo hace el papá o responsable del hogar.


Monición por parte del que levanta la Biblia:
Hoy nos hemos reunido en nombre del Señor, para prometerle que la Biblia, donde se contiene la
Palabra de Dios, va a ser la luz que ilumine nuestra vida familiar.
A esta celebración le llamamos ENTRONIZACIÓN DE LA BIBLIA, porque de aquí en adelante la palabra de
Dios ocupará un lugar central en nuestra vida familiar, ya que nos disponemos a leerla juntos, al menos un
rato al mes o a la semana, para que el ambiente familiar sea movido por los consejos evangélicos que aquí
Dios nos da, y esos nos lleven a hacer carne la Palabra.

 Cantamos: “Dios está aquí”


 Se baja la Biblia y nos santiguamos: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo

3.- Compromiso con la Palabra:


3.1.- Monición: la realiza un miembro de la familia.
Queremos hacer un compromiso personal y familiar ante la Palabra de Dios.
Queremos abrir nuestro corazón y nuestra vida al mensaje del Señor, para que reine en nuestro hogar.
Queremos ofrecer a la Palabra un terreno fértil, para acogerla y producir frutos de vida en nuestra conducta
personal, familiar y comunitaria: por eso, hoy nos vamos a comprometer a leer la Biblia, para que nos oriente
y fortalezca nuestros pasos.

3.2.- Profesión de fe: (la coordina alguno de los hijos o bien el papá o la mamá).
 ¿Se comprometen a tomar más en serio la lectura y estudio de la Biblia, donde está la palabra de Dios?
Todos: Si, nos comprometemos.
 ¿Se comprometen a escuchar con atención la Palabra de Dios que se proclama en la Celebración de la
Eucaristía y de los sacramentos?
Todos: Si, nos comprometemos.
 ¿Se comprometen a reflexionar, meditar y orar con la Palabra de Dios, para que ilumine nuestra vida?
Todos: Si, nos comprometemos.
 ¿Se comprometen a confrontar su vida a la luz de la Palabra y a comportarse según su mensaje?
Todos: Sí, nos comprometemos.
 ¿Se comprometen a ser misioneros y servidores de la Palabra, en la familia y en la comunidad
cristiana?
Todos: Sí, nos comprometemos.
 ¿Se comprometen a que un día a la semana, como familia, reflexionemos la Palabra de Dios?
Todos: Sí, nos comprometemos.

4.- Canto: “Tu Palabra me da vida”.


69
Mientras se canta, el responsable del hogar pasa a depositar la Biblia en el lugar de honor,
para que para esta ocasión se haya preparado.

5.- Tomados de la mano, rezamos juntos el Padre nuestro…

6.- Bendición final:


El responsable del hogar toma la Biblia, para dar con ella la bendición a los miembros de la familia, con
las siguientes palabras:

 Que los bendiga a todos el Padre, que con su Palabra creo el universo y al hombre a su imagen.
Todos: Amen.
 Que los bendiga el Hijo, quien es la Palabra de Dios hecha carne, entre nosotros, para que nuestra
condición humana sea siempre expresión de la ternura divina.
Todos: Amén.
 Que el Espíritu Santo los bendiga siempre, el que pone en nuestros labios la oración perfecta.
Todos: Amén.

7.- Finalmente nos damos un abrazo todos.


(Se puede cenar juntos o comer, de acuerdo a la hora que se lleve a cabo la entronización en casa).

Pascua 2012.

Diócesis de Coima, en el año jubilar de nuestro obispo d. José Luis Amezcua Melgoza.
70