You are on page 1of 3

Celia Rodrigo Aguado

Economía y Trabajo
Máster en Género y Políticas de Igualdad
Universidad de Valencia
Curso 2017-2018

<<La subida de las pensiones y de los salarios de los
funcionarios impedirá cumplir la senda del
déficit>>
https://www.larazon.es/economia/la-subida-de-las-pensiones-y-de-los-salarios-de-los-
funcionarios-impedira-cumplir-la-senda-del-deficit-DM18416324

La noticia objeto de análisis, publicada por Roberto L. Vargas en la publicación digital de La Razón el 22 de
mayo de 2018, informa sobre la perspectiva del incumplimiento de los niveles de déficit a los que España se ha
comprometido con la Unión Europea para el período fiscal de 2018-2021. El motivo de este incumplimiento
sería la subida de las pensiones y de los salarios de los funcionarios, además de los gastos presupuestados para
sanidad y educación.

Los términos en los que el autor de la noticia se expresa, son estrictamente relativos a las pérdidas y ganancias
financieras, no haciendo referencia en ningún caso al impacto positivo o negativo que estas medidas pueden
tener en la sociedad, es decir, en las personas que la componen y no sus entidades financieras. Señala, por
ejemplo, que estas medidas introducen “una presión alcista en el gasto”, que “costarán entre uno y dos
puntos más de lo previsto por el Gobierno, o que el gasto sanitario y el de educación estarán “por encima del
que establece la APE”. Además, se refiere a la creación de puestos de trabajo y la recuperación de precios y
salarios como simples previsiones de más ingresos para el Estado, y no como una mejora para las vidas de
las personas que componen la sociedad española. De esta manera, se da una visión negativa de hechos que son
en realidad positivos para la población.

La perspectiva desde la que este artículo está pensado y redactado es la de la racionalidad económica
tradicional, en la que lo más importante para una sociedad sería el crecimiento económico y el aumento del
consumo y de la inversión, sin tener en cuenta en absoluto otros factores como el empobrecimiento que han
sufrido los pensionistas en los últimos años, con la congelación de las pensiones y viéndose en muchos casos

dado que todas las personas necesitamos. en el que el modelo económico ha crecido de espaldas a los límites físicos del planeta y los recursos que se consumen son más de los que el Planeta puede reponer. principalmente mujeres) y cuestiones de bienestar social. dado que nos encontramos en un momento de crisis civilizatoria. nuestras sociedades también se encuentran en una situación de crisis de los cuidados. en el que muchas personas han perdido su hogar y/o se han visto forzadas a mantenerse con la pensión de sus mayores o con otras pensiones o subsidios que para nada aseguran el derecho a una vida digna. dado que el sujeto de la misma es el hombre económico. principalmente en el norte global. la economía feminista plantea una nueva manera de entender la economía. de los cuidados de otras personas. ya que hay ciertos recursos que simplemente no son renovables. provocada por el olvido de la importancia y la necesidad de los cuidados. pero también pondría en un primer plano la urgencia de incorporar una perspectiva ecologista para el mantenimiento de la vida en nuestro planeta. para el sostenimiento de la propia vida humana. en diferentes grados dependiendo de las características de cada individuo y del momento vital en que nos encontremos. sujeto que además de a las mujeres. occidental y con las necesidades de cuidado cubiertas por otras personas. deja fuera a muchos grupos y minorías sociales. sino en la mayoría de las publicaciones referidas a asuntos económicos. olvido que se manifiesta en esta visión economicista del artículo referido. no se renuevan a la velocidad que el metabolismo capitalista los consume. y de que la vida humana es inviable si no es en comunidad. la importancia que tiene el gasto en sanidad y educación para los ciudadanos. La infravaloración de los cuidados parte de la base del olvido de la interdependencia de los seres humanos. Esta visión economicista es profundamente androcéntrica. necesaria por otra parte. Sin embargo. como la sostenibilidad del planeta.como sostenedores de sus hijos y sus nietos debido a la crisis. y el beneficio en términos de bienestar social que una subida de las pensiones. dejando en un segundo plano la ganancia monetaria y la acumulación de recursos en que la economía se basa actualmente y poniendo la vida y el sostenimiento de la misma en el centro del planteamiento. Además de la crisis ecológica. en el que la población bajo el umbral de la pobreza o en riesgo de pobreza ha aumentado considerablemente. especialmente tras un período de destrucción de empleo y encarecimiento de la vida. representa. Es decir. y de aquí que esta visión hegemónica de la economía sea profundamente . La idea de “poner la vida en el centro” incluiría tanto la vida humana en sentido estricto. pero no sólo en el mismo. y otros que aún siendo renovables. o la importancia de la creación de puestos de trabajo y la recuperación de los precios y los salarios para el desarrollo de la vida de las personas. Frente a esta visión. abarcaría cuestiones referentes a la conciliación de la vida profesional y laboral o la importancia de los cuidados para el sostenimiento de las sociedades (cuestión que ha sido ignorada por un sistema económico que tiene como sujeto a un hombre blanco.

por lo que en el momento en el que las mujeres salen de la esfera privada a la pública. sin ningún tipo de reconocimiento ni económico ni social. necesaria para el sostenimiento de las sociedades. etc. . otro objetivo de la economía feminista es visibilizar y dar valor al trabajo de cuidados y promover una división del trabajo y unos usos del tiempo más igualitarios.androcéntrica. sea posible. además de múltiples obstáculos. se genera una crisis en la cual. se enfrentan a dobles y triples jornadas. lo que incluye la manera en que se comunican las noticias económicas. empresas. Para concluir. y visibilizar y luchar contra las formas de discriminación que las mujeres sufrimos en el entorno laboral. estas necesidades de cuidado han sido históricamente cubiertas por las mujeres. sino la vida y el impacto que los sucesos económicos tienen en la misma. y/o delegan las tareas de cuidados que no pueden o no quieren asumir (y de las que sus compañeros tampoco se responsabilizan) en otras mujeres en situaciones más precarias que las suyas o en sus padres (relevo generacional de los cuidados). Por tanto. no sólo es importante incorporar la perspectiva de la economía feminista en la economía en sí. que no deberían poner en el centro las ganancias o pérdidas monetarias de las instituciones financieras. sino en la propia manera de entender la función de la economía para la sociedad. como la segregación horizontal y vertical y los mecanismos de promoción discriminatorios. diseñar un sistema en el que la conciliación..