You are on page 1of 10

ECONOMÍA DE FICHAS

I. CONCEPTO Y OBJETIVO
Es una técnica específica para modificar conductas o modificarlas y también
para disminuir conductas problemáticas.
Es un sistema de reforzamiento en el cual se ganan fichas por una variedad
de conductas y con las cuales se adquieren diversos reforzadores de apoyo.
Las fichas son puntos que se dan en distintos períodos en el día por seguir
las reglas de clase. Estos puntos se canjean por una variedad de
reforzadores que pueden ser materiales o acciones que resulten motivadores
o interesantes para el niño. La duración de su efecto es larga.
El objetivo de la economía de fichas es aumentar la probabilidad de emisión
de una respuesta de baja frecuencia.
II. DESCRIPCIÓN DE LA TÉCNICA
La técnica, aunque está basada en desarrollos muy anteriores, incluso del
siglo XIX, tales como el «sistema de monitores» del pedagogo inglés Joseph
Lancaster (1778–1838), fue formalizada como tal en la década de los años
70 por los autores T. Ayllon y N. H. Azrin y en lo esencial consiste en la
entrega de reforzadores positivos (las fichas o puntos) de manera contingente
a la aparición de la conducta esperada.

Al poner en práctica esta técnica se define una serie de conductas deseables,
que se esperan fomentar. Se define igualmente el reforzador simbólico (por
ejemplo, unas fichas, pero también pueden ser cruces en un cuadro, tabas o
pegatinas), así como las reglas y condiciones para el intercambio (por
ejemplo, se podrá canjear por un premio cuando se alcance una determinada
cantidad, premio que por lo general es inicialmente material o tangible y luego
se reemplaza por un reforzador social). Algunas variaciones de la técnica
requieren de la definición, también inicial, de las conductas negativas, puesto
que del mismo modo en que se recompensan las conductas deseables el
programa puede especificar contingencias de castigo directo (tales como
aislamiento) o bien pérdida o retiro de las fichas.

A principios de 1800 Joseph Lancaster desarrolló el “sistema de monitores” en educación. III. CONTEXTO DE APLICACIÓN . los premios y castigos se han utilizado como incentivos para el aprendizaje en todas las épocas. debe reforzarse contingentemente. Las primeras aproximaciones son de Thorndike y Pavlov. Tiene sus bases teóricas en épocas remotas. Sus paradigmas están basados en la asociación de distintos estímulos y respuestas. En China. desarrolló el “marksystem” o “sistema de marcas” como base para la rehabilitación y manejo de los presos en las prisiones existentes en aquel momento en Australia. etc. Alexander Maconochie. EVOLUCIÓN HISTÓRICA Se comenzó a utilizar en la Grecia clásica para premiar o castigar distintos comportamientos. En educación. En Estados Unidos se pone en marcha en 1985 un sistema en el que los estudiantes ganaban fichas por realizar conductas que se habían considerado como apropiadas. T. deberá reforzarse de modo intermitente. Las raíces directas de los sistemas de economía de fichas son las investigaciones realizadas con la aplicación de las técnicas del condicionamiento operante a partir de los estudios de laboratorio. entregando una ficha inmediatamente después y cada vez que ocurre la conducta deseada. desarrollaron el sistema de economía de fichas en su versión clásica. Skinner distingue entre dos tipos de respuesta: respondiente y operante. Azrin (1968). los soldados recibían títulos de distinción y honor por sus triunfos militares. de manera que los intervalos de intercambio se irán espaciando en la medida en que la conducta se consolide. IV. palomas. las cuales comienzan en 1930 con la utilización de chimpancés. Ayllon y N. Cuando la conducta ya se ha adquirido y se emite de manera más estable. es decir. en Australia. Al iniciarse el sistema de economía de fichas.

Ficha: o medio de intercambio. fáciles de mantener. e inocuos. Modelado. 2. objetivo y recompensas. 3. pagos y objetos que pueden comprar. VARIABLES QUE INFLUYEN EN LA EFICACIA DEL PROGRAMA  Selección de la conducta problema. incluyendo las instituciones dedicadas a la educación de personas con necesidades educativas especiales. Recompensa o refuerzo de respaldo: recompensa práctica. Fue y es usada en salas de psiquiatría.  Cambio de hábitat.  Feedback.  Situación. y el progreso. Reforzadores directos: reforzar al grupo en vez del individuo. COMPONENTES: 1. tiene que estar de acuerdo con las necesidades del sujeto o el grupo. Deben ser duraderos. será cualquier objeto que se podrá otorgar para posteriormente cambiarlo por un reforzador primario.  Contacto interpersonal. . 5. comprobación de la rutina de los sujetos.  La participación del equipo en la terapia. Multas: retiro de fichas para castigar conductas no deseadas. Conjunto de reglas: Conductas específicas para obtener fichas. Registro de datos: listado de las conductas esperadas.  La selección de la población.  Instrucciones al equipo.  Variables demográficas. También se pueden utilizar tarjetas donde deberán tener impresas las tareas. Para ello también se puede utilizar una hoja de control de Patterson. guardar. cárceles y reformatorios. se puede mediante dinero en vez de reforzadores secundarios. 6. VI. V. para describir conductas. durante los últimos 40 años aplicada a una inmensa cantidad de ambientes institucionales. en instituciones educativas desde el preescolar hasta la universidad. La economía de fichas ha sido. 4. reforzador material o social acordado.

Seleccionar los ítems que se convertirán en fichas. Las conductas objetivo deben describirse en términos objetivos. el manejo adecuado de las contingencias. Programa diario: registro por horario de las actividades programadas. 7. La premisa fundamental en la descripción de una conducta consistiría en que cualquier persona que leyera la descripción de la conducta pudiera identificarla y medirla durante su observación. está íntimamente relacionado con el tipo de conductas que se seleccionen como objetivo y con las características del niño o los niños. los reforzamientos que se administraran. Elegir el medio de intercambio (la ficha) En principio una ficha puede ser cualquier cosa. Teniendo en cuenta esto. Es decir que el profesor o la maestra pueda administrarlo en forma contingente a la conducta objetivo si alterar el funcionamiento áulico. Identificar la conducta objetivo Se deberán seleccionar una o varias conductas (en general no más de cuatro) que serán consideradas el objetivo de la intervención. temperamental o maneras de ser de cada uno. Tal vez ocurra que la mitad de la sala usa un sistema de economía de fichas y la otra mitad otro diferente. es decir que de ser efectivo aumentará la probabilidad de emisión de la conducta sobre la que es contingente. . PROCEDIMIENTO 1. cuantificables y sobre todo de manera positiva. Es fundamental considerar que el funcionamiento del sistema de economía de fichas debe complementarse plenamente con la dinámica y la estructura áulica. También para expresar los cambios en el programa. VII. El terapeuta y personal se reúnen semanalmente para poder acordar los cambios en las rutinas. las formas de tratamiento conductual. 2. etc. el cumplimiento de ellas. Es importante pensar que el sistema de economía de fichas es un sistema de refuerzo positivo. se puede decir que los criterios para seleccionar un ítem como ficha son: • Que sea de fácil administración. de manera que ayude a desarrollar los objetivos del curriculum y a dar sentido a la acción y el trabajo de los alumnos.

Se debe tener una lista amplia de reforzadores. 5. reforzadores de manipulación. Para seleccionar los reforzadores de apoyo se debe hacer una evaluación de los eventos (incluidos en cada una de las categorías) que son reforzantes para cada alumno. evitando así la saciedad que sobrevendría si se dispusiera de algunos pocos. que incluya muchos reforzadores distintos. Una vez hecha la lista. Establecimiento de la relación entre objetivos y reforzadores La consecución de un objetivo. conlleva la obtención de una ficha. El alumno debe saber que está sumando fichas y que en breve tendrá posibilidad de cambiarlas • Que sea fácilmente intercambiable por ítems o actividades deseadas. • Que sea fácilmente acumulable para el alumno tanto como claramente visible su acopio. para la elección del elemento que se convertirá en ficha. juguetes y comestibles que prefieren los alumnos para utilizarlos dentro del sistema de economía de fichas. reforzadores de actividad. reforzadores sociales. En este tablero el niño podrá ver claramente el premio que puede ganar. 3. o realizar una observación de aquellas actividades. 4. Lo ideal es confeccionar una lista que incluya reforzadores para todos los integrantes del grupo y si es posible de todas las categorías descriptas más arriba. evaluar cómo se realizará el intercambio. todo aquello que pasa a formar parte del sistema de economía de fichas. El alumno debe comprender que lo que obtiene está en directa relación con las fichas acumuladas. Elaborar una tabla de puntos. no debe estar disponible por otros canales para el alumno. reforzadores de consumo. cuánto lleva ganado y cuánto le falta. El niño tendrá que obtener un número determinado de antemano de fichas para . Para ello se puede consultar con los padres o con otros maestros. Es importante. Reforzadores de apoyo Los reforzadores de apoyo son aquellos por los cuales se intercambiará la ficha y pueden ser muy variados. hasta cierto punto se solapan. reforzadores de posesión. de manera que estén siempre disponibles para ser intercambiados. Los reforzadores positivos [de apoyo] pueden clasificarse en cinco categorías que.

si la conducta del niño es muy disruptiva. en ese caso retiraríamos dos fichas verdes. En casos extremos. para que se motive y aprenda que conseguir fichas tiene beneficios. se le retirarán las fichas correspondientes. Por eso es importante que el niño al principio acumule varias fichas. COSTE DE RESPUESTA: Normalmente. de la misma manera que en la economía de fichas. De otra manera. si el niño realiza una conducta no deseada. En lugar de un número de fichas determinado. sin haber terminado la comida. es imposible aplicar el coste de respuesta. además. aplicamos el tiempo fuera. junto con la economía de fichas se lleva a cabo el coste de respuesta. que consiste en retirar la posibilidad de que el niño consiga reforzadores durante un tiempo determinado: Por ejemplo. como levantarse de la mesa en pleno almuerzo. En el caso de niños muy pequeños. tendrá que conseguir fichas de diferentes colores. Para ello. se van a retirar por cada una. OBSERVACIÓN: Es importante que al principio del programa. Por ejemplo. Para establecer el coste de respuesta también es necesario concretar qué conductas son las indeseables y cuántos reforzadores. cuantas fichas. VIII. si el niño nos grita y discute cuando le decimos que tiene que lavarse los dientes. incorporaremos ese objetivo en nuestra lista y lo premiaremos con una ficha. si Gonzalo suele quitarse los zapatos y dejarlos recogidos. podemos cambiar el criterio. se puede aplicar también el tiempo fuera. FASES DEL PROCEDIMIENTO 1. conseguir el premio correspondiente. Durante ese día no podrá obtener reforzadores y si no realiza las tareas. IMPLANTACIÓN . hemos de incorporar un objetivo que el niño ya suela hacer con frecuencia antes de la implantación del programa: Por ejemplo. que consiste en la retirada del reforzador (la ficha) asociado a la emisión de una conducta que es inadecuada. el niño pueda conseguir fichas con facilidad.

Esto debe producirse. ya forman parte del abanico de conductas del grupo-niño/a. se tiene que proceder a la retirada gradual del sistema de fichas. DESVANECIMIENTO Tras la implantación del sistema de economía de fichas. Elegir el tipo de fichas (puntos. . Elaborar un registro para las fichas donde conste el número de fichas ganadas. También en este caso hay que atender a las características y la edad de los niños. que se canjearán por las fichas obtenidas. cuando los niños son pequeños el número de estímulos debe ser pequeño o medio. con los niños mayores los vales canjeables o los puntos tienen mayor poder de motivación y poder de atracción. a medida que se van haciendo mayores. Seleccionar los reforzador-objetivos. en cambio. Especificar las condiciones de canje: nº de estímulos necesarios para conseguir el reforzador objetivo. pegatinas) más apropiadas para cada grupo-niño/a: en niños más pequeños las pegatinas y estrellas son reforzadores simbólicos muy atractivos y motivantes. .. cuando son pequeños el registro debe ser grande (una cartulina). o en los niños mayores el número de puntos para cambiar por el reforzador debe ser mayor. 2. bien ordenado y organizado. . Identificar las conductas-objetivo del sujeto o del grupo. estrellas. es decir. a modo de hábito en el niño. que van a ser reforzadas. Para conseguir retirar y desvanecer la técnica se pueden aplicar diversas estrategias: . extraviadas y ahorradas. . En cambio los niños mayores. cuando las conductas-objetivo que queríamos instaurar y fomentar se producen de manera habitual y constante. Es muy importante atender a la edad del niño a la hora de establecer el cambio por el premio. no es necesario que el registro sea tan colorido. canjeadas. con colores y letras grandes. pero sí es imprescindible que esté muy bien explicado.

el niño de esta manera entiende que cada fase es más difícil y tiene que hacerlo mejor y superarse cada vez. En segundo lugar. y ya funciona mucho mejor. La línea base consiste en un registro de la frecuencia y/o la intensidad con la que el niño lleva a cabo los comportamientos objetivo en ausencia de intervención. el profesional debe prever la aparición de posibles dificultades en forma de: .Aumentar el tiempo entre las entregas de fichas. Incrementar el criterio para la obtención de fichas. Por ejemplo: en vez de entregar las fichas en el momento. la adecuada implantación de una economía de fichas obedece a varias normas. se debe diseñar de manera exhaustiva y atendiendo a todas las variables que puedan interceder en el adecuado funcionamiento del programa. A partir de este momento. En primer lugar. se ha mencionado que se trata de una técnica psicológica y. Empleando una metáfora como la superación de niveles en los videojuegos. hay que seguir avanzando y superando niveles. Es importante hacer este cambio de manera paulatina. Hay que explicarle que como ha superado la fase uno. se entregan al final del día o al final de la semana. especialmente si son niños pequeños. Todos estos cambios tienen que ser muy bien explicados al niño. Asimismo. es necesario establecer una línea base a fin de obtener datos cuantitativos que avalen la eficacia del programa. para que no sean rechazados. Los datos de la línea base son fundamentales para compararlos con el comportamiento del niño durante y tras la implantación del programa. Por ejemplo: para conseguir el objetivo ahora hay que conseguir más puntos o fichas que antes. En tercer lugar. para conseguir el reforzador objetivo hay que combinar dos conductas- objetivos. que antes se premiaban de manera independiente y ahora el premio se obtiene si se realizan en una secuencia completa y correcta. Por ejemplo: para conseguir la ficha. ahora hay que completar una secuencia de tareas. por lo tanto. En este sentido. sin prolongar el tiempo en exceso. es un psicólogo formado en modificación de conducta quien debe diseñarla. Aumentar el número de fichas necesario para ganar los reforzadores de apoyo.

X. IX. C E. Planteamiento De La Técnica: Resultados: .  Que el niño juegue con las fichas o las emplee como distracción de manera indebida.  Fracasos a la hora de comprar los reforzadores de apoyo (premios). CASO PRÁCTICO ( ejemplo) Datos Generales: el paciente es G.  Intentos del niño para conseguir fichas que no ha ganado o para acceder a premios para los que no tiene suficientes fichas.  Éstas y otras complicaciones se pueden evitar casi siempre con una planificación cuidadosa de la economía de fichas desde el principio. Los individuos incluidos en la economía de fichas pueden obtener fichas de forma no autorizada. Se individualiza y se flexibiliza el programa de reforzamiento Desventajas: Una vez que se han retirado las fichas puede declinar la conducta objetivo. VENTAJAS Y DESVENTAJAS Ventajas: Se potencia el valor de los reforzadores: el poder reforzante de un estímulo depende de variable como el estado del sujeto que lo recibe. especialmente al principio de la instauración del programa. Objetivo: eliminar su conducta de hacer berrinches para que le compren lo que desean.. Se reduce la demora en el reforzamiento.  Confusión. Y.  Escasez de plantilla (falta de disponibilidad del adulto para hacer las labores de supervisión). tiene 8 años y es de sexo masculino.

 Vigilar y atender las dudas que pueda presentar el niño sobre las tareas de clase XII.  Implicación en las actividades realizadas en clase.html https://es.  Eliminar los castigos físicos.com | Nº 10 Febrero 2011 .XI. RECOMENDACIONES PARA LOS PADRES  Evitar situaciones agresivas en casa.  Reunirse una vez a la semana con el profesor que le aplique el sistema de economía de fichas.com/document/379208809/52895806-TECNICA-ECONOMIA- DE-FICHAS-pdf https://www.org/web/articulo/tdah-estrategias-para-la- conducta-economia-de-fichas-como-convertirlo-en-un-sistema-eficaz-para- modificar-la-conducta.fundacioncadah.org/wiki/Economía_de_fichas 103 de 211 PublicacionesDidacticas. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Recuperado de: http://publicacionesdidacticas.scribd.com/hemeroteca/articulo/010032/articulo-pdf https://es.wikipedia.