You are on page 1of 109

INTRODUCCIÓN

¿SE PUEDE REALMENTE PREDECIR EL COMPORTAMIENTO DE
UN INCENDIO RURAL?

“¿Se puede realmente predecir el comportamiento de un incendio rural? Ello
depende en que tan exacta espera que sea la respuesta. Minuto a minuto, el
movimiento de un incendio probablemente nunca será predecible, ciertamente no a
partir de condiciones climáticas pronosticadas varias horas antes de la ocurrencia del
incendio.” Así dice la introducción en la publicación de Richard C. Rothermerl en su
libro Como Predecir la Propagación e Intensidad de Incendios Forestales y de
Pastizales fechado Junio, 1983.

En un artículo escrito por Carl C. Wilson, investigador forestal del Servicio Forestal
de EE.UU., titulado Incendios Forestales Fatales y Casi Fatales, Los Denominadores
Comunes, bajo el título “Factores Sorprendentes” nota:

Muchos combatientes se sorprenden aprender que
incidentes fatales y casi fatales ocurren en
combustibles relativamente livianos, en incendios
pequeños o sectores aislados de incendios grandes, y
que el comportamiento es relativamente quieto justo
antes de producirse el incidente.

EL SISTEMA CAMPBELL DE PREDICCIÓN significa el proceso de hacer aquellas
predicciones de cambios comportamiento del fuego que pueden ocurrir en cualquier
momento, y haciéndolo en la línea de fuego. Usted puede sorprenderse que sencillo
sea lograrlo. Algunos combatientes experimentados utilizaron varias de estas
técnicas, pero sin tener un lenguaje no pudieron comunicar sus ideas para enseñar a
otros.

He utilizado este sistema de predicción durante muchos años en la línea de fuego.
Con el objeto de enseñar a otros como hacer predicciones de comportamiento en la
línea de fuego, he desarrollado herramientas, creado diagramas para ilustrar puntos
técnicos y he escrito un lenguaje de comportamiento de fuego.

Ahora es posible que usted aprenda estas lecciones valiosas y un lenguaje sencillo
para comunicar predicciones de comportamiento de fuego en incendios rurales.

¿PARA QUIEN ES ESTE LIBRO?

Este libro se escribió para aquellos que quieren saber porqué, cuando y donde el
comportamiento de fuego puede cambiarse. Mientras la mayoría de la capacitación
en comportamiento de fuego provee un buen fundamento, queda corto de una
explicación plena del cuando y donde puede cambiarse el comportamiento del fuego.
Las generalizaciones usuales hechos acerca del comportamiento en las
capacitaciones de combatientes no forman parte de esta publicación.

1
El foco aquí es en los métodos disponibles que permiten a un combatiente predecir
cuando y donde el comportamiento potencial del fuego es diferente. Un lenguaje de
comportamiento de fuego se presenta que faculta combatientes comunicar sus
predicciones.

Si los combatientes pueden hacer predicciones acertadas acerca del momento y
lugar específicos donde ocurrirán cambios en el comportamiento del fuego, entonces
ningún ataque debería fallar, ningún combatiente perdería su vida o ser lesionado
por el fuego. Si fuesen exitosos más ataques iniciales, el resultado sería menos daño
y menos pérdida de recursos. Si hubiese una forma más específica para ajustar las
tácticas para incorporar nuestra capacidad de identificar y por lo tanto regular la
intensidad de fuegos prescriptos, habrán muchos menos fracasos de fuegos
prescriptos.

A la mucha gente que continuaron alentarme a escribir este libro, dedico este libro a
ustedes, y ofrezco mi sincera gratitud.

Mi agradecimiento especial va para el Jefe y mucho personal del Departamento de
Bomberos del Condado de Ventura quienes ofrecieron la oportunidad y la
retroalimentación que hizo posible este esfuerzo. Ellos financiaron la primera prueba
de un programa de entrenamiento y aportaron críticas y consejos valiosos. El
Servicio Forestal de los EE. UU. Y el Departamento Estatal de Forestación y Fuego
también me dieron la oportunidad de observar incendios que me ayudaron
desarrollar y probar mi sistema bajo condiciones reales de operaciones en incendios
rurales. Esto me ha dado la oportunidad de comprobar que el SCP funciona para los
combatientes en el campo, en la línea de fuego.

El contenido de este libro incluye material gratuito que correlaciona con un curso de
8 horas que suma segmentos de video, gráficos y otros refuerzos de capacitación.
Estas clases son disponibles y dictadas personalmente por el autor del Sistema
Campbell de Predicción (SCP).
Doug Campbell

2
CONTENIDO

Capítulo 1
Aprendiendo el Tema........................................................................... 1

Capítulo 2
Algunas Percepciones Comunes de los Combatientes............................... 8

Capítulo 3
Información Pertinente del Manual de Meteorología del Fuego .................. 12

Capítulo 4
La Aplicación Práctica De La Investigación De Countryman ...................... 20

Capítulo 5
La Predicción del Comportamiento del Fuego Utilizando la
Tarjeta de Inflamabilidad..................................................................... 25

Capítulo 6
Un Lenguaje para el Comportamiento del Fuego..................................... 28

Capítulo 7
¿Y Ahora Qué Hago?......................................................................... 35

Capítulo 8
No me Moleste Ahora......................................................................... 49

Capítulo 9
Herramientas Nuevas......................................................................... 52

Capítulo 10
El Incidente Fayette........................................................................... 57

Capítulo 11
Coloreálo de Amarillo......................................................................... 88

Glosario........................................................................................... i

3
Capítulo 1

Aprendiendo el Tema

La Formación de un Combatiente de Incendios Rurales

Me acuerdo un incidente que me hizo curioso por siempre acerca de los incendios
forestales. Durante el verano cuando tenía más o menos seis años, mi madre
manejó nuestro Chevrolet ’38 por la autopista Donner en el norte de California. El
camino fue bordeado por árboles de pino y abeto en ambos lados.

Ella paró el coche cuando llegábamos al borde de un incendio forestal que quemaba
con furia en ambos lados del camino. Me impresionó notablemente el espectáculo
imponente ante mis jóvenes ojos. En el incendio ruidoso, árboles enteros fueron
envueltos en llamas. Una cascada de chispas cayó en los árboles que serían los
próximos en encenderse.

Desconociendo porque mi madre había parado, le pregunté que hacíamos ahí. Me
contestó que traía algo que mi padre necesitaría. Cuando le pregunté donde estaba
mi padre, ella indicó con la mano la bola de fuego incandescente que ahora
consumía árboles a una velocidad tremenda. “Está ahí adentro en alguna parte,” dijo.
Me aterrorizó la idea que mi padre se encontraba ahí adentro. Seguramente se
habrá quemado pensé. Pero a través del torbellino de humo y chispas lo veía
caminando por el camino de ripio hacía el coche. “¿Cómo hizo eso?” me pregunté.

Durante estos momentos cortos, vi mi primer incendio forestal, aprendí que mi padre
estaba adentro de él, había concluido que nunca más lo iba a ver, y luego atestigüé
de un “milagro” cuando salió caminado de las llamas vivo. ¡Eso debe haber tenido
algún efecto sobre mí!

Me crié en la zona de incendios rurales de California, experimentando una juventud
normal. Atendí la escuela secundaria en Santa Ynez viajando todos los días desde el
pequeño pueblo de Paradise unos 32 kilómetros al norte de Santa Bárbara. En ese
lugar vagaba por las colinas y ríos con mis amigos de la infancia y pasé algunas de
las horas mejores de mi vida rebuscando en el basurero del Servicio Forestal local.
De vez en cuando encontrábamos tesoros como por ejemplo una vieja herramienta
de mano, una cantimplora o linterna de casco. La mayoría de ellos fueron rotos o
completamente desgastados, pero nosotros pensamos que era muy divertido buscar
estos premios.

El 2 de Julio, 1950, el día de mi decimosexto cumpleaños, vi una columna gruesa de
humo sobre Santa Bárbara. Fue al norte de la ciudad, aparentemente cerca de la
comunidad de Paradise. Estuve de compras con mi madre en ese momento, a pesar
de que odiaba hacer eso porque me sacaba del bosque que me gustaba más que el
pueblo.

Convencí a mi madre pasar por la Estación de Guardabosque de Los Prietos para
preguntar acerca del incendio. Uno de mis mejores amigos, Ronnie Cline, estaba
también para preguntar por el incendio.

4
De alguna forma nosotros dos adolescentes conseguimos trabajo y fuimos
asignados al incendio. Recuerdo cuando se había disminuido la excitación inicial
algunas horas más tarde, me pregunté cómo había llegado aquí en el medio de la
nada caminando atrás de una topadora que estaba cortando un cortafuego y
cubriendo Ronnie y a mí con una gruesa y asfixiante capa de polvo. No sabía que
teníamos que hacer, tampoco Ronnie sabía más que yo. Después de que cayó la
noche, la topadora paró para hacer combustible y tomamos un descanso de caminar
por la larga loma hacía Pine Mountain. En un pequeño montículo dentro del
quemado vi un grupo de combatientes regulares sentados alrededor de un fogón con
una lata de 20 litros balanceada sobre unas rocas y emitiendo un olor delicioso de
café. Estos hombres estaban exhaustos después de una batalla de 16 horas, y
tendrían que levantarse y volver a la lucha en un corto tiempo.

Cuando extendí mi mano para la lata de café mi pie desalojó una de las piedras que
soportaba la lata, y cayó todo derramando el precioso café y apagando el fogón. Se
me erizó el pelo mientras Ronnie me pegó y gritó “¡Corre!” Congelado en el lugar,
registré las distintas expresiones de los hombres ahora parados y noté que eran
todas antipáticas. Escuché algunas palabrotas pero de alguna forma sobreviví mi
primer encuentro con los viejos combatientes. Más tarde esa noche estábamos
buscando un lugar para descansar un rato, pero ni Ronnie ni yo teníamos equipo de
campamento, solo la ropa que teníamos puesta. El maquinista de la topadora cavó
una zanja y estacionó la máquina arriba. Nosotros nos arrastrábamos por debajo de
la topadora y pasamos la noche cómodos en el hoyo hasta la luz del alba reveló
innumerables escorpiones entre nosotros.

Así empezó mi carrera con el Servicio Forestal. Para cuando terminé la secundaria,
un año de universidad y un período en la Armada de los EE.UU. como meteorólogo,
ya tenía varias temporadas de incendios en mi haber. La mayor parte del
entrenamiento que recibí fue en la línea y bajo la supervisión de uno de los Jefes de
Cuadrilla.

Jimmy Waller, uno de mis jefes, quiso enseñarme como enlazar un ternero con un
lazo. Me hacía correr alrededor del patio de la estación de bomberos de San Marcos
y enlazaría mis pies. Si enlazaba un solo pie brincaría en la otra pata, pero cuando
enlazaba los dos pies, me tiraba bruscamente y caía como el ternero que imitaba.

Waller está todavía en el área de Santa Bárbara creo. En aquellos días se vistió muy
bien y fue el guardabosque más impecable de la estación. Sus botas de vaquero
fueron lustradas, su cabello peinado, sus pantalones y camisa planchados y su
insignia del Servicio Forestal brillaba. Los días domingo el se mostraba
especialmente elegante.

Un domingo, cuando el cruzaba por la esquina de la base vieja, yo tiraba el lazo
como me había enseñado y yo enlazaba sus pies con una precisión perfecta. Tiré el
lazo y cayó ese petimetre en la suciedad del patio justo en frente de la base. Yo, sin
embargo, pasé el resto del día escondido arriba del tanque de agua con la escalera a
mi lado para que podía subir hasta tanto se había calmado algo.

5
Fue en uno de mis primer incendios forestales mientras fui asignado a una cuadrilla
con autobomba que Jimmy me enseño acerca de los rescoldos. Nos enviaron a un
incendio en el Monte Figueroa durante el varano del ’51 con la vieja autobomba
Green Hornet. Fue un camión Ford 1948 de 1.5 toneladas con un tanque y una
bomba. Llegábamos después de un par de horas en el camino y cuando estábamos
la escena del fuego, recuerdo que el incendio se ubicaba en el lado de arriba del
camino angosto de cornisa por encima nuestro.
Intentábamos mantener el incendio del lado de arriba del camino con algo de éxito
cuando algún jefe de línea en la escena gritó la orden que no trasladáramos
rápidamente con la autobomba a un foco secundario en el lado de abajo del camino.
Fuimos al lugar y ubicábamos el vehículo en el medio de una curva del camino
sinuoso arriba del foco. El Jefe que gritaba órdenes agarró la punta de la devanadera
y saltó el borde del camino directamente al fuego. Arranqué la bomba y di 7 kilos de
presión a la línea. ¡Cuando miré sobre el borde del camino, el fuego se propagaba
rápidamente por el cañadón hacía nosotros y el tipo que hacía de punta de lanza
había desaparecido! La manguera que había llevado fue abandonada.

Antes de poder controlar mi temor y confusión, regué el cielo. Jimmy saltó adentro de
la cabina del camión lleno de humo y con llamas entrando por la puerta. Tenía coraje
ese vaquero. Cerrando las ventanas, trató de arrancar el vehículo. El camión fue
reacio a arrancar (usted probablemente recuerda como los Ford les gustaba
mantenerle en suspenso), pero después de unos segundos de rechinar arrancó el
camión. Yo cubría el lado de las llamas, agachado al lado de la rueda trasera con
miedo de los gases que escapaban por la tapa de nafta y mirando como la pintura
empezaba a levantarse por el calor mientras tiraba agua como un loco de una lanza
de 1/8”.

Jimmy nos sacó de ahí y salvó el camión, pero nunca más vi al tipo que saltó el
borde del camino hacía las llamas de ese foco segundario. Más tarde, cuando las
cosas se habían calmado Jimmy me enseñó acerca de los rescoldos calientes.
Indicó un círculo de ceniza blanca entre unos pinos y me ordenó llevar la manguera y
tirar con chorro pleno a aquellos pequeños círculos blancos para liquidar el incendio.
Cumplí con la orden y aprendí que al tirar el agua bajo presión a las cenizas, explotó
una masa de vapor y cenizas que cubría mi cara. En consecuencia Jimmy se mataba
de risa.

En el año 1959 trabajaba como capitán de una compañía de autobomba en el
Bosque Nacional Cleveland en la Estación de Guardabosques Descanso. Fui
creyente en el entrenamiento de la cuadrilla. Nos entrenábamos y entrenábamos
desarrollando las habilidades y técnicas para utilizar al máximo el equipamiento.
Consideré que la cuadrilla fue la mejor entrenada y más hábil de todas. Descubriría
más adelante que todavía tenía mucho para aprender. El despacho se produjo una
tarde calurosa de verano. Conducíamos hacía el borde de un incendio rural por un
camino de ripio en un filo. Una cisterna – nosotros las llamábamos cisternas nodrizas
– venía en marcha atrás desde el lugar del incendio tapando nuestra entrada. El
chofer era más viejo que yo y aunque no fue tan experimentado que yo en el
combate de incendios, fue buen chofer e integraba mi cuadrilla. Me gritaba que
debería para y replegar. El incendio estaba haciendo un corrida hacía el camino. No
reconocí ningún peligro en la escena así que continué hacía el incendio.

6
Ubicando la autobomba justo fuera del camino, extendíamos las mangueras hacía el
incendio con la intención de pegar la base de las llamas cuando el fuego llegaba a la
cima del filo adelante nuestro. El incendio envolvió a mí y mis hombres en una ola de
fuego, arqueándose sobre nosotros y atacando como a lengüetadas al vehículo atrás
nuestro. El bombista era un joven agresivo llamado Chuck Mills. El se había
comprometido mantener el flujo de agua, y para hacer ese trabajo tenía que
agacharse debajo del camión para protegerse de las llamas. Cada tanto saldría de
abajo del camión para apagar foquitos en el depósito de mangueras, y después
volver a zambullirse debajo del camión. De alguna manera deteníamos el incendio
como habíamos planeado y considerábamos que habíamos hecho un buen trabajo
ese día.

Más tarde, el Guardabosque del Distrito, Ed Heilman, me llamó y me dio un discurso
preventivo acerca de ser demasiado agresivo en el ataque. Yo tenía demasiado
orgullo de mi cuadrilla para tomarlo en serio, una actitud bastante común entre
combatientes creo. Estaba a punto de recibir otra lección de vida. Un sábado, Chuck
Mills y yo estábamos vagando en la base donde vivíamos charlando de hidráulica o
algo similar cuando recibíamos un aviso de incendio. Los dos vestíamos remeras y
jeans y no dudábamos en salir al incendio en la ropa de calle.

Levantábamos un par de combatientes que se encontraban en la barraca y salíamos
Código 3 (disparando) al lugar. Ubique el camión en un flanco y aseguré la posición
de la autobomba. Inicié una línea de agua a través de la zona quemada al otro flanco
del incendio donde colocaríamos un bifurcador para tener agua en los dos flancos.
Chuck Mills era punta de lanza tirando agua y agregando mangueras a la línea.
Cerca de una roca grande con mucho matorral sin quemarse nos señaló para que
cortáramos el agua mientras agregaba dos bifurcadores a la línea de manguera de 1
½”. Llevaría 15 segundos de acuerdo a nuestras prácticas de competencia en la
base. En el momento que se cortaba el agua el arbusto al lado de la roca explotó en
llamas que envolvieron a Chuck. Resolló e inhaló los gases calientes. Se desplomó y
gateaba hacía la seguridad del camión. Corrí hacía él y lo llevé a un patrullero para
evacuarlo al hospital.

Chuck casi murió ese día. No tenía ninguna quemadura, pero los gases calientes
que inhaló casi lo mataron. Después de eso dejó de fumar, diciendo que había
inhalado suficiente huma para toda una vida.

Por consiguiente me empecé a darme cuenta que algo de capacitación faltaba.
Conocíamos nuestro equipo tan bien como cualquier cuadrilla. Éramos fuertes y
agresivos y éramos capaces de vencer la mayoría de los incendios. Pero ahora
existían algunas dudas. Un pequeño llamarada casi me costó un buen amigo y
compañero.

Me estuve poniendo un poco más prudente y más cauteloso con cada nueva
experiencia. Cuando gané una nueva promoción, acepté un nuevo tipo de destino.
Me nombraron Superintendente de la cuadrilla “Hot Shot” de El Cariso, con base en
El Cariso cerca de Lago Elsinore, CA. En el año 1959, los Hot Shots de El Cariso
habían sido atrapados en el incendio Decker. Cinco combatientes fallecieron. Me
hice cargo del puesto y me juré de recordar las lecciones del pasado. Puse todo mi

7
empeño a la seguridad de la cuadrilla durante los dos años que quedé como
Superintendente.

Durante ese período de dos años entre 1961 y 1962, Gordon King y yo
empezábamos hacer predicciones de comportamiento en la línea de fuego. Solíamos
ir a un mirador desde donde pudimos ver el sitio donde la cuadrilla fue atrapada
durante el incendio Decker. Empezábamos a practicar la disciplina de asegurarnos
que nuestras tácticas se desarrollaron después de haber hecho la predicción en la
línea de fuego. Tuvimos nuestras situaciones de peligro durante esos dos años, pero
finalizábamos sin pérdidas. Seguí subiendo la escalera de la organización del
Servicio Forestal y en 1966 me encontraba el Jefe de Incendios de un distrito del
Bosque Nacional Sequoia. Ese verano los Hot Shots de El Cariso sufrieron otra
atrapada y perdieron 13 buenos combatientes en las llamas. Gordon King, el Jefe de
Cuadrilla, tenía experiencia extensa y había trabajado en cuadrillas Hot Shot durante
11 años. Después de la tragedia estaba devastado, nunca se recuperó de su
angustia. Creo que me di cuenta por primera vez que es podría haber pasado a
Gordon King, podría pasar a cualquier persona.

MÁS PARA SABER – LA OTRA MITAD DE LA HISTORIA

La importancia de conocer las capacidades de la cuadrilla y el equipo para combatir
incendios es evidente; pero si no sabe que va a hacer el fuego, no es suficiente.

La cuestión adelante nuestro ahora es, “¿Cómo mantienen una situación segura de
trabajo los combatientes participantes en operaciones en un incendio rural?”
¿Suerte?” Seguramente los veteranos que vieron muchos de los incendios históricos
sabrían. Yo conocí tales personas. Stubby Mansfield era uno de ellos. Tenía un
sentido especial para el fuego. Sabía que hacer y cuando hacerlo. Lo he visto en
acción. De hecho, parece que una cantidad de otros combatientes experimentados
sabían que haría el fuego y también a largo plazo. Mantenían un buen nivel de
seguridad a pesar de gran exposición.

¿Qué es que saben, este Charly Caldwell, Mark Linane, y otros duraderos Jefes de
Cuadrilla de Hot Shots?

Y así empezó mi búsqueda de conocimientos para la predicción en la línea de fuego.
Encontré que la gente que tenía conocimiento del fuego y era capaz de evitar peligro
no contaba con un lenguaje con que comunicar ese conocimiento a otros. Piense en
esto un momento. ¿Cómo explica usted, como combatiente, a otros qué piensa que
va a cambiar? ¿Hace uso de alguna capacitación de comportamiento de fuego
anterior? No es fácil relacionar capacitación de comportamiento del fuego a las
predicciones prácticas que hubiesen evitado las lesiones de Chuck Mills, prevenido
Gordon y su cuadrilla de angustia y la muerte, o impedido la tragedia que enfrentó
Danny Street cuando perdió sus hombres en el incendio Decker. ¿Habrían sido
previsibles por los combatientes en la línea estos cambios en el comportamiento del
fuego? No puedo evitar pensar que algunos de los veteranos hubieron evitado el
peligro.

8
A pesar de que asistí a los cursos de comportamiento del fuego ofrecidos durante mi
carrera, no encontré las respuestas que necesitaba en el material. Los cursos me
enseñaron el comportamiento del fuego del punto de vista de un planificador en vez
de un combatiente. Y no había visto ningún planificador en los informes de
accidentes que involucra personal cercado por el fuego. Más bien, necesitaba saber
como predecir los cambios en el comportamiento del fuego mientras uno se
encuentra ocupado en los trabajos de supresión. Y a pesar de que apliqué los
conceptos de la capacitación de especialista en comportamiento del fuego a
incendios forestales, nunca sentí que la predicción del largo mínimo, máximo y
promedio de las llamas, o de la tasa de propagación fue de mucho valor para los
usuarios de la información. Incluso la predicción del futuro perímetro del fuego no fue
especialmente importante la mayoría de las veces. Parecía más una curiosidad para
el Jefe de Operaciones.

Por lo tanto continué mi búsqueda por un sistema de predicción del comportamiento
del fuego práctico que podría evitar accidentes. Mientras leía un documento de
investigación escrito por Clive Countryman, un investigador forestal del Servicio
Forestal, encontré algo de la información que llevaría a un sistema de predicción
totalmente nuevo. El Concepto del Ambiente del Fuego publicado en 1966 reveló
una metodología para la creación del lenguaje del comportamiento del fuego faltante.
Desde el día que leía ese documento hasta este mismo momento, he trabajado para
aplicar la idea básica de las diferencias de temperatura de los combustibles en
distintos aspectos y horas para desarrollar una herramienta de predicción que puede
utilizarse el combatiente en la línea como así también cualquier otra persona.

En los años 1987 y 1988 después de haberme jubilado del Servicio Forestal por un
período de cuatro años, el despachador me llamó para preguntarme si estuviera
disponible para ir a incendios como Analista del Comportamiento del Fuego. Acepté
con algunas reservas ya que había pasado cuatro años desde la última vez que
estuve en servicio activo.

Recibí las ordenes de viaje y subí a un vuelo al norte de California. Cuando finalizó
esa asignación, había trabajado 80 turnos en los incendios del 1987. En la próxima
temporada me convocaron otra vez. Esta vuelta me enviaron a Yellowstone donde
trabajé durante 20 turnos como Analista del Comportamiento del Fuego.

Ya que no poseía computadora para practicar los procesos normales de un Analista
del Comportamiento del Fuego, trabajé desde la base de mi experiencia y utilicé el
nuevo sistema de predicción que estuve desarrollando.

El personal en la sección de Planes y en la línea de fuego respondieron con aliento.
Me apoyaron y me dieron buena puntuación por mi esfuerzo en el trabajo.

Después de la temporada ’88, empecé a escribir el programa de capacitación que es
ahora el Sistema Campbell de Predicción (SCP). El SCP revela como el combatiente
de línea podría haber predicho situaciones donde personal fue cercado por el fuego,
e incorpora un nuevo lenguaje que hasta este momento no existía.

Mi esperanza es proveer una base para que combatientes y otros que tiene interés
pueden predecir cambios en el comportamiento del fuego. Si se hiciera predicciones

9
exactas de cambios en el comportamiento del fuego, no debiera haber situaciones
donde el personal se encuentra atrapado por el fuego. Ningún combatiente debiera
ser tan agresivo que él o ella corriera el riesgo de que ellos mismos o sus cuadrillas
quedan atrapados por el fuego para proteger cualquier propiedad. Ningún
combatiente debiera atacar antes de realizar una predicción del potencial de cambio
en el comportamiento del fuego.

Realmente creo que sé cuales eran aquellas observaciones que los combatientes
veteranos utilizaban. Y con un lenguaje, el sistema de predicción se convierte en
“enseñable” por fin.

10
Capítulo 2

Algunas Percepciones Comunes de los Combatientes

¿Qué hace que cosa a que cosa?

He dado la siguiente prueba a muchos combatientes y siempre logro similares
resultados. Tome un minuto para contestar las preguntas más abajo para probar sus
percepciones del comportamiento del fuego.

1. ¿Qué define mejor el comportamiento del fuego? (Marque una o
más)

A. La tasa de propagación
B. La intensidad
C. Los variables de A y B

2. ¿Cómo se expresan los cambios en el peligro de incendios?
(Marque una)

A. Por mediciones meteorológicas
B. Por cálculo de la tasa de propagación
C. Por números, planificación o frase clave, como “bajo”, “moderado”,
“extremo”

3. ¿Cómo predice cambios en la intensidad o tasa de propagación de
un incendio? (Marque una)

A. Por mis instintos
B. Utilizo mi experiencia de situaciones similares
C. Utilizo los datos meteorológicos que tomo en el sitio

4. ¿Cómo afecta a los combustibles el aire caliente y seco? (Marque
una o más)

A. Calienta a los combustibles
B. Seca a los combustibles
C. Enfría a los combustibles

5. ¿Qué trata de llegar al equilibrio? (Marque una)

A. El combustible
B. El aire

La capacitación en comportamiento del fuego incluye mucha información acerca del
efecto del tiempo atmosférico sobre el comportamiento del fuego. De alguna manera
los aprendices concluyen que el aire afecta a los combustibles y los combustibles se

11
secan, causando un cambio en el comportamiento del fuego. Deducimos que el
aumento de la temperatura del aire causa la desecación de los combustibles
forestales incrementando la intensidad del fuego. Formamos la opinión que los
combustibles forestales están reaccionando a la condición del aire.

Nos enseñan a utilizar mediciones atmosféricas para realizar predicciones del
comportamiento del fuego. Correlacionamos la humedad relativa al grado de
intensidad del fuego y a veces predecimos la extinción desde pronósticos de la caída
de roció en la zona incendiada.

¡Hay algo incorrecto con estas percepciones! Las predicciones de comportamiento
del fuego de cuando y donde la intensidad del fuego podría cambiarse basadas en
pronósticos de los cambios en la temperatura o la humedad relativa son demasiado
generalizadas para ser útiles para las tácticas. Las diferencias de comportamiento
del fuego existen bajo todos los rangos de la temperatura del aire y de la humedad
relativa. La temperatura del aire y la humedad relativa son ELEMENTOS DEL
PELIGRO DE INCENDIOS, no son ELEMENTOS DEL COMPORTAMIENTO DEL
FUEGO.

TRATAMOS DE HACERLO CORRECTAMENTE ESTA VEZ

Primero atendemos al PELIGRO DE INCENDIOS. El PELIGRO DE INCENDIOS se
expresa utilizando palabras como “extremo, alto, moderado o bajo.” Esto significa el
peligro relativo de la ignición y la intensidad de incendios. Estas palabras se derivan
de una escala de mediciones atmosféricas que incluyen la temperatura del aire, la
humedad relativa, contenido de humedad de palitos de combustible, velocidad del
viento, etc.

El grado de PELIGRO DE INCENDIOS no explica las variaciones en intensidad del
fuego. Estas variaciones de intensidad del fuego – o COMPORTAMIENTO DEL
FUEGO – ocurran bajo todas las designaciones de PELIGRO DE INCENDIOS.

A medida que el PELIGRO DE INCENDIOS aumenta, la variación del
comportamiento potencial se turna más extremo. La temperatura, la humedad
relativa o las mediciones de contenido de humedad de los combustibles y los
pronósticos son factores del PELIGRO DE INCENDIOS y no explican las variaciones
exhibidas en el COMPORTAMIENTO DEL FUEGO.

¿Cuál es la información necesaria para que nosotros podemos determinar la
variación potencial de intensidad del fuego? Imagine una cama de combustible de 30
cm2 consistiendo de acicalas de pino. Al alba, el aire es templado y la humedad en
su punto máximo; puede haber algo de roció en el combustible. Asume que esta
porción de combustible se encuentra en la misma temperatura que el aire con que
está en contacto. El aire y los combustibles están en equilibrio.

Luego imagine que el sol saliente irradia su calor hacía la tierra. Los combustibles
expuestos expelan vapor de agua a medida que aumenta su temperatura.

12
Piense en el ORDEN en el cual estos cambios ocurren. ¿El sol calienta el aire,
aumentando la temperatura del aire, disminuyendo la humedad y secando los
combustibles? Si, todo eso pasa, pero no en ese orden.

¿Cuál es la orden real de la acción y la reacción? El sol calienta el combustible por
radiación. El aire no se afecta por la luz del sol por lo tanto no es calentado por
radiación. La temperatura del combustible aumenta y expela la humedad. El aire en
contacto con el combustible que se calienta se calienta por conducción; su
temperatura aumenta pero se queda atrás con respecto a la temperatura del
combustible. En esta etapa el combustible y el aire no están en equilibrio. El aire
intenta alcanzar la temperatura del combustible y es, por lo tanto, el elemento que
está fuera de equilibrio.

La porción del combustible a la luz del sol se calienta hasta 17, 23 y luego 28 grados
más alto que la temperatura del aire sobre el combustible. Toque las acículas que se
encuentran al sol y se dará cuenta en seguida que el combustibles tiene mayor calor
que el aire.

Por lo tanto nuestra percepción de que la atmósfera es el elemento que calienta y
seca los combustibles forestales no es correcta.

En realidad, el aire enfría a los combustibles. El aire recibe el calor de los
combustibles por conducción. Por lo tanto en el intercambio de calor, el aire enfría
al combustible.

El conocimiento de cómo usar la información meteorológica y de peligro de incendios
es importante. Utilizando la información correctamente es necesario para que
nosotros podemos predecir cambios en el comportamiento basados en nuestras
observaciones.

En una cama de combustible las diferencias en la inflamabilidad de los combustibles
superficiales se deben en gran parte a las diferencias en la temperatura de los
combustibles.

Los combatientes usualmente consideran que el combustible delante de un incendio
como un elemento estable. Es decir, piensan que el combustible no cambia su
inflamabilidad hora por hora, y no es de inflamabilidad variable. ¡Están
equivocados!

Para poder predecir los cambios en el comportamiento del fuego desde la línea de
fuego, uno debe aprender a considerar el combustible como un elemento
inestable. Porciones de la cama de combustible se calienta por la radiación solar
mientras otros combustibles cercanos pueden estar en la sombra y por lo tanto más
templados. La temperatura de los combustibles finos pueden mostrar variaciones
mayores a 28º C durante un día caluroso y seco de verano.

13
Los Combustibles CALIENTES son Más Inflamable que los Combustible FRÍOS

La cama de combustible es afectado por las variaciones de exposición solar y
sombra durante todo el día a medida que el sol recorre el cielo.

No hay solamente diferencias de inflamabilidad producidas por la exposición,
además crea diferencias de inflamabilidad en la cama de combustible la sombra
producida por los árboles, el humo, las nubes, o la topografía. Puede estar más
inflamable un lado de un arbusto que el otro. El combustible es un elemento
inestable en el triángulo del fuego. Aprende utilizar los padrones de exposición al
sol y la sombra observados para ver las variaciones de inflamabilidad de los
combustibles. Prevé el potencial del comportamiento del fuego basado en sus
observaciones.

Quizás quiere rever algunos pasajes pertinentes del Manual de Meteorología del
Fuego. El Manual del Servicio Forestal Nº 360 publicado por el Departamento de
Agricultura de los EE.UU. es una buena fuente de material de lectura y contiene
información básica para verificar y probar las conclusiones del autor en cuanto a la
relación entre la temperatura del combustible y del aire. El Capítulo 3 contiene la
información relevante del Manual de Meteorología del Fuego; si usted no conoce
esta fuente, léalo ahora y tendrá un buen fundamento en la física básica del fuego
que encaja con las necesidades de un combatiente.

14
Capítulo 3

Información Pertinente del Manual de Meteorología del Fuego

Temperatura

La temperatura se define como el grado de calor o de frío de una sustancia. El
atmósfera se calienta solamente un poco (0.27º C o 0.55º C por día) por la radiación
solar directa – en gran parte ondas cortas. La mayor parte del calentamiento se
desarrolla a través de la conducción y convección de la superficie calurosa de la
tierra, y por radiación de ondas largas de la superficie terrestre.

Verá más adelante que la temperatura tiene efectos de largo alcance sobre la
circulación atmosférica general, la formación y movimiento de masas de aire, y los
padrones climáticos regionales. Estos son elementos importantes de la meteorología
del fuego. Pero con la meteorología del fuego también estamos interesados en
padrones a escala más pequeña, aquellos que cambian hora por hora, de una
pendiente a otra, de un combustible forestal a otro, de un bosque con dosel cerrado
a una abertura en el bosque, etc. En estos padrones de escala chica, las variaciones
en la temperatura son a menudo el factor dominante.

Los padrones climáticos a gran escala se identifican comúnmente por muestreo del
tiempo atmosférico en estaciones meteorológicas regulares. Los padrones de escala
chica con sus múltiples variaciones, no se pueden derivar de los datos tomados en
estaciones meteorológicas que generalmente se encuentran muy distantes entre sí.
A veces instrumental portátil permite la toma satisfactoria de datos, pero más
frecuentemente, las variaciones locales deben identificarse por criterio basado en el
conocimiento técnico de la manera en que los materiales superficiales y el aire a su
alrededor se calienta y se enfría, y como la energía termal se transfiere entre la
superficie terrestre y el aire a bajas alturas.

El siguiente texto trata de las variaciones en las temperaturas de la superficie y del
aire, y porqué ocurren.

Un termómetro empotrado en un sólido o sumergido en un líquido rápidamente llega
a una temperatura de equilibrio con la sustancia e indica la temperatura real de la
sustancia. Es más difícil medir la temperatura del aire. Por ejemplo, durante las horas
del día si la luz del tocara el bulbo del termómetro, le resultado será más alto que la
temperatura del aire debido a la radiación directa. Durante la noche si se expusiera
el bulbo al cielo nocturno, la medición será afectada por la radiación saliente del
bulbo, y será menor que la temperatura del aire. Por lo tanto la mayoría de los
termómetros son protegidos de la radiación a fin de maximizar su precisión a través
de de la minimización del factor de error producido por el calor radiante, dejando sólo
el calentamiento por conducción para confundir la lectura real de la temperatura del
aire. Un instrumento estándar provee semejante protección en lugares fijos mientras
permite un flujo libre de aire alrededor del termómetro adentro. Un termómetro de
mano debe ser sacudido para bajar la columna y ubicado en un lugar sombreado
para asegurar una medición precisa.

Mediciones Representativas

15
Para el uso óptimo en el control de incendios, la temperatura medida en una estación
meteorológica tendría que ser representativa de las condiciones circundantes. Como
verá, muchos factores afectan a la temperatura del aire incluyendo el tipo de
superficie terrestre, edificios o árboles cercanos, la topografía local, y la distancia
desde el suelo del instrumento de medición.

Para asegurar la comparación entre las estaciones meteorológicas para incendios,
se desarrollaron algunas normas. Las mediciones se toman a una altura de 1,37 m
del suelo. Se evita ubicaciones cerca de edificios u otras obstrucciones, como así
también superficies como concreto o asfalto que pueden afectar dramáticamente las
mediciones de temperatura. Se evita cuando sea posibles afectos puramente
locales.

Las variaciones locales de temperatura que faltan cuando se utilizan las mediciones
para pronósticos meteorológicos para incendios o para calcular el peligro de
incendios se turnan más importantes cuando se debe estimar el comportamiento del
fuego en un sitio y momento específicos. En ese momento es necesario obtener
varias mediciones en un tiempo reducido para revelar las variaciones de
temperatura, o usar el criterio basado en el conocimiento personal de donde y
porque estas variaciones pueden ocurrir.

Las causas de estos cambios de temperatura son muchas y variadas, pero tres
procesos muy importantes subrayan todas las causas:

♦ El calentamiento y el enfriamiento de la superficie terrestre debido a la
radiación
♦ El intercambio de calor entre la superficie y el aire encima de la misma
♦ La conversión de la energía termal de la atmósfera a otras formas de
energía, y viceversa.

Los tres procesos varían continuamente.

TEMPERATURAS DE LA SUPERFICIE TERRESTRE

Los Efectos de la Radiación Solar

Las temperaturas de la mayoría de los materiales que forman la superficie terrestre
(con la excepción del agua y hielo) tiene un rango más amplio de temperaturas que
el aire. La temperatura de los materiales superficiales es especialmente importante
porque el aire se calienta y se enfría principalmente por su contacto con superficies
calentados o enfriados. Algunos factores afectan a las temperaturas superficiales
porque influyen en la cantidad de radiación solar que toca la superficie o porque
ayudan a atrapar el calor radiante de la tierra.

Un ángulo menor del sol resulta en la recepción de menos radiación solar por unidad
de área, y una temperatura menor de superficie. Más horas de luz diurna se
convierte en mayor calentamiento solar y mayores temperaturas superficiales. A la
inversa, más horas de oscuridad resultan en más enfriamiento y menores

16
temperaturas superficiales. La topografía también juega un rol importante en las
variaciones de temperaturas locales. Las diferencias en la topografía causan
variaciones en el ángulo al cual la radiación solar pega al suelo superficial. Tanto el
empinamiento y el aspecto de una pendiente afectan al calentamiento y el
enfriamiento de la superficie. Las superficies que interceptan la radiación solar en
forma más bien perpendicular reciben más calor por unidad de área que aquellas
más cerca de ser paralelas a la radiación entrante. A medida que el sol viaja por el
cielo, sus rayos son prácticamente perpendiculares a pendientes individuales y
aspectos a distintas horas.

Las laderas con exposición al norte, las cuales recolectan más radiación directa del
sol en nuestro hemisferio sur durante la mayor parte del día que las laderas con
exposición al sur, pueden alcanzar temperaturas superficiales en pleno verano de
79.4º C. Superficies planos alcanzan su máxima temperatura alrededor de mediodía,
pero la temperatura máxima en una pendiente depende en la inclinación, y la
orientación de la misma, y la hora del día. Consecuentemente, las pendientes con
exposición al este alcanzan sus máximas temperaturas relativamente temprano en el
día; las de exposición al oeste logran sus máximas temperaturas durante las últimas
horas de la tarde. Generalmente, las temperaturas superficiales más altas se
encuentran en pendientes con exposición al noroeste.

El sombreado y dispersión de cualquier manera incluyendo nubes, humo o bruma en
el aire, u objetos como árboles, disminuyen la radiación solar que llega la superficie
del suelo. En regiones de colinas o montañosas, los filos más altos sirven de escudo
para las superficies de elevaciones menores contra la radiación entrante por tanto se
reduce las horas de sol.

Toda la vegetación crea algo de sombra, pero la variación en el tipo y la densidad
causa diferencias locales en la temperatura de la superficie. En bosques abiertos, la
temperatura cambia durante el día en las áreas sombreadas versus las áreas sin
sombra de acuerdo a la posición del sol. Las temperaturas de la superficie responde
rápidamente a estos cambios. Por ejemplo, el piso de un bosque con un padrón
moteado de sol y sombra puede tener variaciones de temperatura durante el verano
de tanto como 28 a 33º C dentro de una distancia de pocos metros.

Las gotitas de agua líquida en las nubes tanta como el vapor de agua en la
atmósfera afectan directamente a las temperaturas superficiales. Ambos absorban
algo de la radiación entrante, y las nubes reflejan mucha de la radiación solar.
Cuanto más gruesas las nubes y cuanto menos su altura, menos radiación llega a la
superficie. Las temperaturas de superficie pueden disminuir tanto como 28º C dentro
de los tres minutos cuando una nube gruesa pasa por el cielo en un día claro de
verano. Las gotitas de agua en las nubes y el vapor de agua invisible en el aire
también influyen sobre el enfriamiento nocturno de la superficie. Ambos absorben
mucho de la radiación termal saliente la cual es reflejado de vuelta hacía la tierra.
Por eso las temperaturas superficiales generalmente son muchos menores durante
las noches claras que durante noches nubladas. La falta de vapor de agua en el aire
es una de las razones porque las temperaturas superficiales en el desierto bajan
tanto durante la noche.

17
De la misma manera, como las nubes, una capa de humo de un incendio forestal
puede resultar en temperaturas superficiales diurnas significativamente menores y
mayores temperaturas nocturnas que con el cielo despejado.

Efectos de las Propiedades de la Superficie

Cuando la radiación pega a una superficie, existen varias propiedades de la
sustancia superficial que afecta a su resultante temperatura.

La primera es la capacidad de una sustancia a absorber o reflejar la radiación.
Materiales oscuras generalmente absorben la mayor parte de la radiación en las
ondas visibles, mientras materiales claros reflejan hacía el espacio la mayor parte de
esta radiación. Dado que suelos oscuros y el piso de los bosques son buen
absorbentes (y pobres reflectores) de la radiación, se calentarán más que suelos
claros. El pavimento oscuro también se tuena bastante caluroso durante un día de
sol. La temperatura de las copas de los árboles aumentaría también, pero no tanto.
Algo de la radiación se utiliza en otros procesos distintos al calentamiento, como la
producción de alimento y la vaporización de la humedad expulsada mediante la
transpiración.

Las sustancias que son buenos radiadores de radiación de ondas largas emitan calor
rápidamente de sus superficies durante la noche cuando expuestos a un cielo
despejado. Si no reciben un aporte de calor desde adentro, estas superficies se
turnan bastante frías durante la noche. Las copas de los árboles, el pasto, los
campos arados y la arena son todos buenos radiadores.

La cualidad de absorción y emisión de una superficie varía con el largo de onda de la
radiación y la temperatura. Pero con largos de onda y temperaturas idénticas la
absorción y la emisión se asume son también idénticas.

La nieve es una sustancia interesante ya que sus propiedades difieren mucho a
distintos largos de onda. En la porción visible del espectro, la nieve reflejará 80 a 85
porciento de la radiación entrante. Por ese motivo es de color blanco. Para radiación
en ondas largas, sin embargo, la nieve tiene un alto poder absorbente y es un
radiador casi perfecto. Por consiguiente, una superficie nevada se calentará poco
durante el día, pero se enfría extremadamente bien durante la noche. Verá más
adelante que estas características hacen que la nieve es ideal para la formación de
masas de aire frías y secas.

Una segunda propiedad de los materiales superficiales que afecta la temperatura es
la transparencia. El agua es primordialmente transparente a la radiación entrante,
mientras los materiales opacos no lo son. El calor absorbido por las sustancias
opacas se concentra en una capa delgada superficial, por lo menos inicialmente.
Pero la radiación penetra profundamente en el agua, calentando un volumen mayor.
Esta es una de las razones por que las sustancias como la tierra se calientan más
durante el día que el agua. (Esta no es la razón más importante, sin embargo: La
combinación del agua caliente de superficie por la moción de turbulencia con el agua
fría de profundidad es la forma más importante de distribución del calor entrante a
través de un volumen grande.)

18
Una tercera propiedad es la conductividad de la sustancia. Cuando la radiación
entrante pega a un buen conductor, como el metal, rápidamente transmite el calor a
través del material, aumentando la temperatura del metal a un nivel uniforme. La
misma energía radiante aplicada a un mal conductor tiende a concentrar el calor
cerca de la superficie, aumentando la temperatura superficial a un nivel mayor que la
temperatura interior.

Por ejemplo la madera es un mal conductor y el calor aplicado a la misma concentra
en la superficie y solamente penetra lentamente a calentar el interior. El humus es
otro conductor pobre. Las rocas comunes, el suelo húmedo y el agua – aunque no
son conductores tan eficientes como los metales – son muchos mejores conductores
que la madera, otros combustibles orgánicos o suelos secos. El aire es un conductor
muy pobre, por lo tanto las sustancias porosas como el humus con muchos espacios
de aire impedirán el pasaje del calor superficial al suelo inferior.

Durante la noche cuando las superficies se enfríen por radiación, las superficies de
buenos conductores no se enfríen tan rápidamente como las de malos conductores
mientras queda calor interior para reponer lo que se pierde en la superficie por
radiación. Por ejemplo, una tabla estacionada dispuesta en el suelo abierto, y sin
cobertura puede mostrar escarcha visible cuando no ha formado escarcha en el
suelo alrededor.

Calor Específico

Distintas sustancias tienen distintas capacidades de calentamiento, pero el CALOR
ESPECÍFICO de una sustancia es la relación de su capacidad de calentamiento con
la del agua. Entonces el CALOR ESPECÍFICO, es otra razón porque la temperatura
superficial de las sustancias varían bajo similares condiciones de radiación entrante
y saliente.

Una sustancia con un CALOR ESPECÍFICO bajo se calentará rápidamente mientras
se lo aplica calor, simplemente porque necesita menos calor para cambiar su
temperatura. El agua tiene un CALOR ESPECÍFICO alto, y su temperatura cambia 1
grado C cuando 1 K/cal de energía calórico por kilogramo se gana o se pierde.

La madera, que tiene aproximadamente la mitad del CALOR ESPECÍFICO del agua,
cambia 2 grados C con un cambio de 1 K/cal por kilogramo. Materiales como el
carbón de leña, cenizas, arena, greda y piedra cambian alrededor de 5 grados C.
Superficies de humus compuestas de hojas secas, acículas y pasto tienen poca
capacidad de calentamiento, y como se mencionó más arriba, son pobres
conductores de calor.

Ya que el agua cuenta con un CALOR ESPECÍFICO alto y es un conductor
relativamente bueno, las temperaturas superficiales de la sustancias se influyen en
gran medida por la presencia de humedad. Superficies húmedas, comparadas con
superficies secas, no alcanzarán temperaturas tan altas durante el día, ni
temperaturas tan balas durante la noche. Esto es otro motivo porque áreas áridas y
semiáridas, comparadas con regiones húmedas, alcanzan temperaturas superficiales
diurnas más altas y temperaturas superficiales nocturnas más bajas.

19
La presencia de la humedad es importante también debido al calor que se utiliza en
la evaporación y que se libera como condensación. Hemos visto que mientras 1
K/cal aumentará la temperatura de un litro de agua 1 grado C, se necesitan casi
1000 para evaporar un litro de agua bajo condiciones normales de presión y
temperatura. Por lo que cuando se evapora el agua de una superficie, se produce
enfriamiento sobre la superficie con el correspondiente reducción de la temperatura
superficial. Esta es otra razón porque las superficies de sustancias húmedas
mantienen temperaturas diurnas más bajas que sustancias secas. Durante la noche,
si condensara el vapor, una cantidad similar de calor se libera para calentar la
superficie.

El Efecto del Viento

Fuertes vientos diurnos cerca de la superficie tienden a prevenir temperaturas
superficiales altas. La transferencia de calor entre la superficie y el aire se mejora
con la mezcla, que lleva el calor de la superficie calentada. Este movimiento del aire
también transporta la humedad, aumentando la evaporación de las superficies
húmedas y por lo tanto aumentando la temperatura. A la noche, el efecto de los
vientos fuertes es prevenir temperaturas superficiales bajas a través de la mezcla de
aire más calido hacia abajo llevándolo a contactarse con la superficie, donde algo del
calor puede transferirse al suelo por conducción. Entonces el viento tiene una
influencia moderadora sobre la temperatura superficial.

La Temperatura del Aire

El intercambio de temperatura entre el aire y las superpies sobre las cuales fluye es
el “controlador maestro” de la temperatura del aire.

Este intercambio es un proceso continuo que se
lleva a cabo permanentemente en todos lados.

Como se Calienta el Aire

La radiación solar entrante calienta el aire directamente solamente 0,25 a 0,5 grados
C por día, dependiente mayormente de la cantidad de vapor de agua presente. El
restante del calentamiento viene de abajo, la mayor parte por conducción, a través
del contacto directo con la superficie terrestre calentada.

El aire calentado superficial se hace boyante y es forzado a subir por el aire más frío
y denso. Esta convección puede distribuir el calor a través de una profundidad de
varios miles de metros durante el día.

La profundidad final a través de la cual el calor superficial se distribuye a través de la
atmósfera será afectada por el tiempo de retardo del aire. Si el tiempo de retardo
fuese estable a través de una capa profunda, la mezcla y el calentamiento diurno del
atmósfera se confinará a una capa de relativamente poca profundidad de quizás 300
a 600 metros, y la temperatura de esta capa incrementará rápidamente. Si a través
de una capa de aire de varios miles de metros de profundidad, el tiempo de retardo

20
de la temperatura se acerca a la tasa adiabática seca, parcelas de aire caliente
subirán a alturas más altas. Entonces el calentamiento y la mezcla se llevan a cabo a
través de una capa profunda, y el aumento de temperatura cerca al suelo será menor
y más lento. Por lo tanto, podemos ver que la temperatura característica de una
masa de aire a varios miles de metros de altura es importante en la estimación de la
temperatura máxima del aire cerca de la superficie.

El efecto general del viento sobre el calentamiento del aire es de estabilidad. Vientos
fuertes causan mayor turbulencia y mezcla de modo que el calor se distribuye a
través de una capa más profunda y el incremento de la temperatura del aire cerca de
la superficie es menor. Los aumentos mayores de temperatura son el resultado del
calor superficial que no se enfría ni se mezcla por vientos ligeros.

Otro factor en el calentamiento del aire cerca de la superficie que no debe olvidarse
es la absorción de la radiación de onda larga terrestre por el vapor de agua. Ya que
la mayor parte del vapor de agua se concentra en las capas inferiores del atmósfera,
estas capas inferiores se calientan por absorción de la radiación terrestre tanto como
por conducción y por convección.

Como se Enfría el Aire

El aire se enfría durante la noche por los mismos procesos de transferencia del calor
– conducción, radiación y convección – que lo calienta durante el día. La superficie
empieza enfriarse primero por radiación enfriando el aire que se encuentra en
contacto con ella. Durante las noches despejadas y calmas, esta es el método
primario de enfriamiento. Principalmente es la capa superficial de aire que se enfría
mientras el aire a mayor altura puede mantener su temperatura diurna.

El vapor de agua y las nubes también pierden calor hacía el cielo a través de su
propia radiación, pero a una tasa menor que la pérdida de calor cerca de la
superficie a través del aire claro y seco. Cuando están presentes nubes o vapor de
agua significante, mucha de la radiación saliente desde abajo se intercepta y re-radia
hacía la superficie. De esta manera la superficie se enfría más lentamente.

Los vientos nocturnos también disminuyen el enfriamiento del aire superficial por
bajar y mezclar el aire más calido desde arriba. Este proceso no retarda el
enfriamiento superficial radiativa, pero dispersa sus efectos sobre la temperatura del
aire a través de una capa más profunda. En el promedio, sin embargo, la diferencia
entre las temperaturas diurnas y nocturnas del aire es mucho mayor cerca de la
superficie que en altura.

Los Efectos del Bosque sobre las Temperaturas cerca del Suelo

En todas las situaciones, la vegetación modera la temperatura dentro de la capa
vegetativa. Esto pasa por varias razones.

Primero, intercepta tanto la radiación entrante como la saliente y, por lo tanto tiene
un efecto marcado sobre la temperatura superficial. En segundo lugar, el follaje
verde no se calienta tanto como el suelo o el humus seco. También, las superficies
de las hojas intercambian el calor con el aire a través de un límite más profundo y

21
menos restringido. Estos efectos dan como resultado cambios de temperatura
menos pronunciados cuanto más distantes del suelo.

En toda cobertura vegetal, la distribución de la temperatura depende de las
características y densidad de la vegetación. En plantas como arbustos bajos, las
hojas forman una capa superior casi continua, y esta superficie hace las veces de la
superficie efectiva del suelo. Las temperaturas máximas diurnas y las mínimas
nocturnas se encuentran en la parte superior de los arbustos o de la cobertura
vegetal densa, aunque las temperaturas cerca del suelo no son muy diferentes.

Las copas de los árboles en un bosque denso forman una cobertura casi continua,
por lo que la bóveda se convierte, en efecto, la superficie de contacto con el aire. Las
temperaturas máximas diurnas se encuentran en la parte superior de las copas, y la
temperatura se disminuye gradualmente entre este nivel y el suelo. Las temperaturas
máximas cerca de las copas de los árboles pueden alcanzar entre 10 y 11 grados C
más que las temperaturas cerca del suelo. Por encima de las copas de los árboles,
la temperatura disminuye bastante rápidamente con la altura, aunque nunca tan
rápidamente como sobre el suelo descubierto. Esto es verdadero porque las
temperaturas de la superficie de las copas de los árboles en contacto con el aire son
menores que las del suelo descubierto y porque la circulación del aire alrededor
estas superficies es mejor.

La vegetación menos densa permitirá mayor radiación solar penetrar hasta el suelo
que una cobertura densa. El grado de sombreado parcial del suelo provisto por la
vegetación menos densa determina la distribución de la temperatura del aire entre el
suelo y la parte superior de la bóveda. Su rango será entre lo que se encuentra
sobre el suelo descubierto y lo que se encuentra bajo el dosel cerrado.

El aire en la región de las copas registra temperaturas diurnas más altas que el aire
por debajo de las copas. Las temperaturas nocturnas en bosques densos tienden a
registrar sus mínimos valores cerca de la parte superior de las copas, en donde se
lleva a cabo la radiación principal.

Las temperaturas en el bosque a una altura estándar de 1,37 m durante la tarde
podrían llegar hacer entre 3 a 4 grados C menores de las temperaturas en claros
cercanos. Los claros en un bosque moderado a denso pueden convertirse en
bolsones de aire caliente durante el día. Estos sitios abiertos actúan a menudo como
chimeneas naturales y pueden acelerar la tasa de propagación de incendios
superficiales que se encuentran suficientemente cerca para ser afectados por estas
“chimeneas.”

Las temperaturas nocturnas en bosques densos tienden a llegar a sus niveles
mínimos cerca de la parte superior de las copas donde se lleva a cabo la radiación
principal. Algo de aire templado de las copas desciende a la superficie, y existe algo
de enfriamiento adicional en la superficie por radiación hacía las copas que se están
enfriando. En bosques abiertos u otra vegetación meramente disminuye la fuerza de
la inversión justo encima de la superficie del suelo.

22
Capítulo 4

LA APLICACIÓN PRÁCTICA DE LA INVESTIGACIÓN DE COUNTRYMAN

Como Ayuda el Concepto del Ambiente del Fuego en Predicciones del
Comportamiento del Fuego

En el año 1966, C. M. Countryman, un Investigador Forestal, publicó un trabajo a
través de la Estación Experimental de Bosque y Pradera del Sudoeste Pacífico. Su
investigación aportó información sobre como el ambiente del fuego se relaciona al
comportamiento del fuego. La información presentada por Countryman proveyó gran
conocimiento para los combatientes en la línea pero no contó toda la historia. Los
siguientes son extractos del trabajo de Countryman y mis explicaciones y
amplificaciones de este trabajo importante.

La Interrelación de los Componentes
Por C. M. Countryman

El ambiente del fuego no es estático, sino varía ampliamente en el espacio horizontal
y vertical, y en el tiempo. Los componentes del ambiente del fuego y muchos de sus
factores son estrechamente interrelacionados. Por lo tanto, el estado corriente de un
factor depende del estado de los otros factores. También, un cambio de un factor
puede iniciar una cadena de reacciones que puede afectar a otros factores.

Por ejemplo, considere el factor sencillo topográfico del aspecto de la pendiente. La
cantidad de calentamiento del combustible por el sol en una pendiente depende
parcialmente del aspecto.

Una pendiente con exposición al este empieza a calentarse primero, y su
temperatura máxima ocurre temprano en el día.

Una pendiente con exposición al norte logra su máxima temperatura alrededor de
dos horas más tarde, y es más alta que la máxima de la pendiente con exposición al
este.

Una pendiente con exposición al oeste llega a su máxima temperatura aún más
tarde, y esta máxima es más alta que las de las pendientes con exposición al este y
al norte. Las pendientes con exposición al sur y los llanos también tienen sus
tendencias diurnas características.

¿Cómo Afecta Esto al Comportamiento del Fuego?
Por Doug Campbell

La intensidad del fuego varía debido a las diferencias en la inflamabilidad de los
combustibles. El combustible que ha sido calentado (sin tomar en cuenta la fuente)
es más inflamable que un combustible que no ha sido calentado.

El sol es una fuente de calor poderosa que calienta el combustible tanto como 38º C
por encima de la temperatura del aire. A medida que cada aspecto se calienta y se

23
enfría, la inflamabilidad de los combustibles también incrementa y disminuye. Cada
aspecto tiene su propio pico (período de tiempo) de inflamabilidad. El potencial de
comportamiento extremo del fuego a menudo coincide con la sombra más corta en el
aspecto. Yo llamo a este evento de la sombra más corta el pico de la curva de
inflamabilidad.

El Fuego y el Ambiente del Fuego
Por C. M. Countryman

¿Dónde se encaja el fuego en el cuadro? En un ambiente sin fuego, la energía
radiante del sol es casi la única fuente de calor. Esta energía calienta la superficie
terrestre y hasta cierto punto el aire por encima de ella. La mayor parte de la energía
que modifica directa o indirectamente la masa de aire y los componentes del
combustible del ambiente del fuego viene de la superficie terrestre caliente. Debido a
las diferencias en la pendiente, el aspecto y la cobertura vegetal, el calentamiento
por el sol no es uniforme; algunas áreas se calientan más que otras. Esta variación
en las fuentes locales de calor crea la variabilidad de las condiciones locales del
tiempo atmosférico y de los combustibles.

Combustible Caliente, Combustible Frío
Por Doug Campbell

Al observar el comportamiento del fuego, busque las diferencias causadas por las
variaciones en la temperatura/inflamabilidad de los combustibles. A través de la
observación la sombra formada por el combustible, uno puede ver fácilmente cual de
las camas de combustible es más caliente y más inflamable.

Una vez que los combatientes aprenden a identificar las camas de combustibles
calientes y fríos, pueden predecir fácilmente las variaciones en el fuego. ¿Se pondrá
más intenso el comportamiento del fuego? Se pondrá más intenso si avanzara hacía
combustible más caliente. ¿Se pondrá menos intenso el comportamiento del fuego?
Se pondrá menos intenso si avanzara hacía combustible más frío.

¿Qué Hay de la Temperatura del Aire y la Humedad Relativa?
Por C. m. Countryman

Cuando se calienta la superficie de una pendiente, transmite este calor al aire por
encima de él por conducción, convección y radiación. El incremento resultante de la
temperatura del aire cambia la humedad relativa. Adicionalmente, los vientos locales
son afectados fuertemente también por las diferencias en la temperatura del aire que
resultan del calentamiento diferencial de pendientes de distintos aspectos.

Vamos a Poner Estas Cosas en Su Lugar
Por Doug Campbell

La secuencia de eventos que llevan a cambios en las condiciones atmosféricas
como el viento, la temperatura del aire y la humedad relativa, inician con el
calentamiento de la tierra por la energía radiante del sol. El sol calienta la tierra y los
combustibles que se encuentran sobre ella, y la tierra y los combustibles calientan el

24
aire lo que resulta en una reducción de la humedad, un incremento en la temperatura
del aire y en el viento.

A esta altura usted debe estar empezando a ver que a través de la observación las
variaciones en la temperatura de los combustibles o la inflamabilidad de los
combustibles para predecir los cambios en el comportamiento del fuego es muy
superior a intentar utilizar la humedad relativa para realizar predicciones del
comportamiento del fuego a corto plazo. La inflamabilidad de los combustibles varía
a través del terreno, pero la humedad se considera constante.

El sol calienta el combustible que se torna más cálido y seco debido al calentamiento
solar. El aire en contacto con los combustibles luego reacciona, tornándose más
cálido y seco. El combustible calentado fue el factor primario en el cambio dentro del
micro clima. En realidad, la temperatura del combustible es el agente causante de la
condición del aire. La temperatura del aire y su contenido de humedad reaccionan a
los cambios en la temperatura del combustible.

¿Comportamiento del Fuego o Peligro de Incendio? Haciendo una Distinción
Por Doug Campbell

Las predicciones del comportamiento del fuego utilizando los datos de la temperatura
del aire y la humedad relativa de una ubicación representativa son falladas porque se
hace la suposición de que la inflamabilidad del combustible es estable. Esto es
definitivamente incorrecto. Las condiciones atmosféricas sobre el área incendiada
son condiciones generales. En otras palabras, las condiciones atmosféricas indican
el nivel del PELIGRO DE INCENDIOS. El comportamiento del incendio siempre
tendrá un rango de intensidades del fuego bajo todas las condiciones climáticas. Se
debería aplicar los datos atmosféricos solamente a las condiciones generales bajo
las cuales se quema el incendio – el PELIGRO DE INCENDIOS.

¿Cómo Empiezo Usar las Observaciones de Inflamabilidad del Combustible
Para Hacer Predicciones del Comportamiento del Fuego?
Por Doug Campbell

Al hacer sus observaciones acerca de un incendio, los combatientes deberían
determinar el grado de las diferencias de inflamabilidad de los combustibles bajo las
condiciones actuales de peligro de incendios. Si el viento soplara a menos de 30 kph
a la altura de media llama, y el sol puede calentar la superficie de la tierra en el
camino del incendio, entonces es seguro presumir que existe una diferencia en la
inflamabilidad de lo0s combustibles en los distintos aspectos.

Busque aspectos opuestos dentro del área del incendio. Clasifique uno como
caliente y el otro como frío. Observe el incendio quemando en el combustible
caliente y luego en el combustible frío y compare las intensidades. Mire el fuego sin
pendiente o sin el efecto del viento. Observe la inflamabilidad del combustible en
combustibles calientes y fríos. La diferencia en intensidad es la respuesta a cuanta
variación es causada por la inflamabilidad del combustible.

¿Se Predice que el Comportamiento del Fuego Será Mejor o Peor?
Por Doug Campbell

25
Los combatientes deben mantenerse conscientes de la dirección en la cual se
mueve el comportamiento del fuego. Es importante saber, con el pasaje del tiempo,
si el comportamiento del fuego se tornará más o menos intenso. Se podría evitar
muchos accidentes si hiciese esta sencilla observación antes del cambio en el
comportamiento del fuego a fin de poder tomar acción evasiva.

Empiece con el conocimiento de que cada aspecto tiene una curva de inflamabilidad
que corresponde a la cantidad de energía radiante recibido por los combustibles. En
un punto del día, cada aspecto se encuentra en la mejor exposición para recibir la
máxima radiación del sol. Ese momento es el período cuando el aspecto ha logrado
su máxima, o pico de, inflamabilidad.

Después del pico, la inflamabilidad del combustible desciende por la curva,
tornándose menos inflamable. Todo combatiente debería darse cuenta de la hora en
la cual el aspecto donde estar parado llega al pico de inflamabilidad.

¿Cómo se Expresan las Predicciones?
por Doug Campbell

Es de poco beneficioso poder realizar predicciones del comportamiento del fuego y
no poder comunicarlas a otras personas de tal forma que ellas entienden la
situación. Decir simplemente que usted piensa que el incendio se va a crecer más
allá de su capacidad de controlarlo dentro de poco tiempo puede no ser creíble. La
dependencia en el poder de comando solamente para dirigir las acciones de
supresión tampoco es una buena solución.

El combatiente que realiza las predicciones para planificar y llevar a cabo las tácticas
seguras y efectivas debe aprender como comunicar no solamente la predicción del
comportamiento del fuego, sino también el fundamento de tal predicción. El SPC
transmite la predicción en dos partes:

La primera es la fundamentación de la predicción; la segunda es la propia predicción.
Cuando se comunique efectivamente ambas partes, todos los involucrados pueden
entender el fundamento de la conclusión. El cambio o ajuste de las tácticas se
atiende luego de realizar la predicción completa.

Por ejemplo:

Parte 1: “El incendio se propaga desde un aspecto con exposición al este hacía un
aspecto con exposición al norte a las 12:00 de mediodía. El aspecto norte se
encuentra en su pico de inflamabilidad.”

Parte 2: “El comportamiento del fuego se va a empeorar y sobrepasar nuestra
posibilidad de control si lo permitiésemos establecerse en el aspecto norte.”

Conclusión: “Necesitamos pedir apoyo aéreo para frenar la propagación mientras
se encuentra en combustible FRÍO a fin de controlarlo sobre este aspecto. De lo
contrario, perderemos el control cuando el incendio llega al combustible CALIENTE
sobre el aspecto norte.”

26
Resumen

El combustible forestal es un elemento inestable debido a la diferente cantidad de
calor superficial recibido del sol. Visualizar la cama de combustible de esta manera
es una ayuda porque el fuego se propaga en forma distinta en combustibles
CALIENTES que en combustibles FRÍOS.

Conociendo y comunicando el incremento o decrecimiento potencial en la intensidad
del fuego relativo al pasaje del tiempo es vital para el ajuste exitoso de las tácticas.

La capacidad de comunicar las causas de los cambios en el comportamiento del
fuego es un talento que debería ser desarrollado.

Fundamente su acción sobre el conocimiento del comportamiento potencial del fuego
en el área del incendio.

Normas de Supervivencia del Comportamiento del Fuego

1. Cuando la hora o la topografía cambien y se encuentra
Trabajando hacía combustible CALIENTE, debe reconocer el
incremento en el potencial del comportamiento del fuego. No
juegue su vida de que el viento se mantendrá constante;
aminorase su exposición al fuego.

2. Cuando el fuego entra en combustible FRÍO, reconoce que
se mejora la oportunidad para lograr el control.

3. Mire las diferencias en el comportamiento del fuego mientras
está en el incendio. Identifique cuales son las fuerzas y
alineamientos que crean esas diferencias. Fundamente sus
predicciones en estas observaciones.

4. Conoce la hora y en cuales condiciones se encontrará en su
peor situación el potencial del comportamiento del fuego.
Asegúrese que su selección de una táctica de supresión no
pone en peligro a usted y a sus combatientes durante ese
período o en ese lugar.

5. Cuando falla un ataque, considerarlo una falla de la
predicción del comportamiento del fuego o de su capacidad
estimada de supresión. Si predijese correctamente el
comportamiento del fuego y la capacidad de supresión de
sus fuerzas, el ataque debería ser un éxito.

6. Siempre trate de explicar las causas para el cambio en el
comportamiento del fuego predicho. Aliente a otros hacer lo
mismo. Esto aumenta el entendimiento de todo el mundo de
los fundamentos de la predicción en la línea de fuego, y
comunica la lógica del pronosticador. Si pudiese reconocer y

27
comunicar los factores que son precursores del cambio, es
más fácil convencer otros de la necesidad de cambiar una
táctica.

7. Continuamente pregunte a sí mismo: ¿Cuáles son las fuerzas
que están cambiando y que cambiarán el comportamiento del
fuego? ¿La hora, la topografía, o las condiciones
atmosféricas?

Capítulo 5

La Predicción del Comportamiento del Fuego Utilizando la Tarjeta de
Inflamabilidad

Más Sobre la Temperatura del Combustible e Inflamabilidad

Los cambios de la temperatura del combustible causan variaciones en la
inflamabilidad del combustible. Salvo que puede desecharlo a través de un proceso
de razonamiento bien pensado, debe considerar que la inflamabilidad del
combustible sobre un terreno es una condición inestable y variable.

El fundamento para muchas predicciones de comportamiento realizadas en la línea
de fuego es el conocimiento de donde y cuando existen, u ocurrirán, diferencias en la
inflamabilidad de los combustibles. Bajo lo que se considera condiciones “estables”
de PELIGRO DE INCENDIOS, la inflamabilidad del combustible cambia
constantemente.

En el momento y el sitio que la inflamabilidad del combustible es alta, las
intensidades del fuego será consecuentemente altas. Cuando y donde la
inflamabilidad del combustible es baja, la intensidad del comportamiento del fuego
será correspondientemente baja. Sabiendo cuando y donde las diferencias de la
inflamabilidad del combustible ocurrirá es sencillo al usar la Tarjeta de Inflamabilidad.

Las temperaturas del combustible pueden variar tanto como 38º C desde la salida
del sol hasta el momento del pico de inflamabilidad. La ignición de los combustibles
disponibles es generalmente por debajo de los 250º C. En días muy cálidos y secos,
los combustibles sombreados están casi a la misma temperatura que el aire;
mientras los combustibles al sol se acercan a los 82º C. A 82º C, estos combustibles
se encuentran dos veces más calientes que los combustibles sombreados. Esto
explica uno de los mayores variables en las intensidades que ocurran bajo las
mismas condiciones de peligro de incendios.

La Curva de Inflamabilidad

El sol asciende transfiriendo calor a los combustibles forestales por radiación.
Cuando las sombras aumentan, la temperatura y la inflamabilidad decrece también.
Los aspectos llegan a su pico de potencial de inflamabilidad en el momento que las
sombras son más cortas.

28
Los combustibles en cada aspecto (N, S, E, O, y Llano) experimentan su hora única
para la salida del sol, pico de inflamabilidad y ocaso. Los aspectos del este se
calientan primero, llegan al pico primero y se enfrían primero. Los aspectos del norte
siguen, y así sucesivamente.

La Tarjeta de Inflamabilidad del Sistema de Predicción Campbell

El gráfico de Inflamabilidad abajo ilustra las variaciones potenciales de temperatura
de combustible/aspecto en los cinco aspectos principales: N, S, E, O y llanos. La
hora pico potencial de la temperatura del combustible es idéntico al pico de
inflamabilidad del combustible. Cuando sale el sol y calienta la superficie de la tierra,
calienta a la misma vez el combustible expuesto. En la medida que cambie el ángulo
del sol, las sombras se hacen más cortas, y luego más largas en la medida que la
temperatura de la superficie de la tierra aumenta, llega a su pico y luego disminuye.
Las variaciones en la intensidad del fuego sigue el mismo camino. En la medida que
las sombras se acortan la intensidad del fuego aumenta. Cuando las sombras están
en su mínima longitud, la intensidad potencial del fuego llega a su máxima. En la
medida que las sombras se alargan, disminuye la intensidad del fuego.

LA TARJETA DE INFLAMABILIDAD

Mientras avanza el día, las variaciones de la temperatura del combustible son muy
similares a la inflamabilidad del combustible. Se puede medir la temperatura del
combustible en la misma forma que la temperatura del aire, pero su rango de
temperaturas es más extremo. Mientras la temperatura del aire sobre varios
aspectos es de 27º C y se considera un constante a través de la topografía, la
variación de temperatura del combustible puede alcanzar desde 27º a 82º C de
un aspecto a otro y rara vez debe ser considerado constante.

El uso de los datos de la temperatura del aire para predecir los cambios en el
comportamiento del fuego resulta en generalizaciones y no indica ni cuando ni
donde pueden ocurrir variaciones en el comportamiento del fuego. Pero utilizando
las variaciones de la temperatura del combustible como variables de la inflamabilidad
del combustible y comparando las intensidades del comportamiento del fuego con
las diferencias de inflamabilidad del combustible, el combatiente puede predecir
cambios en el comportamiento del fuego. Por este motivo la Tarjeta de Inflamabilidad
desarrollada por los Sistemas Campbell de Predicción forma parte del equipo de
muchos combatientes.

29
Utilizando correctamente la Tarjeta de Inflamabilidad, los cambios potenciales en el
comportamiento del fuego se calculan fácilmente. Cuando el comportamiento del
fuego potencial es previsible, las tácticas pueden cambiarse según las necesidades
para asegurarse que corresponden a la situación en evolución. Un cambio de
aspecto seguramente indicará un cambio distintivo de inflamabilidad. Al progresar el
día, la inflamabilidad de los combustibles aumentará y decrecerá sobre el mismo
aspecto. Se puede realizar predicciones de donde y cuando el comportamiento del
fuego cambiará fundamentándose en las variaciones de la temperatura del
combustible.

Utilizando la Tarjeta en el Campo – Algunos Ejemplos

Un solo foco secundario ha ocurrido en un aspecto al oeste a las 13:00 horas.
¿Cómo será el comportamiento del fuego? ¿Se está mejorando o empeorando el
comportamiento del fuego? Mire la Tarjeta de Inflamabilidad y deduce donde se
encuentra el aspecto al oeste en la curva. El aspecto y el combustible se están
calentando, turnándose más inflamable con el tiempo. El potencial se califica
correctamente como “empeorando con el tiempo.”

¿Qué táctica es apropiada en esta situación? ¿Un ataque agresivo? ¿O una postura
defensiva?

¿Considere que si se seleccione un ataque agresivo y la situación se está
deteriorando (subiendo la curva de inflamabilidad), puede ser prudente buscar más
focos secundarios? La táctica seleccionada para su implementación debería tomar
en cuenta el empeoramiento de las condiciones esperado durante las próximas dos
o tres horas. El siguiente ejemplo demuestra como un Jefe de Cuadrilla podría
utilizar la Tarjeta de Inflamabilidad muy favorablemente.

Situación de Ataque Inicial

Se informa de un incendio de matorral a las 13:00 en un aspecto al norte en la base
de una montaña grande. El cielo es despejado y el viento moderado.

¿Dónde se encuentra el área del incendio en la curva de inflamabilidad? El aspecto
está en el PICO DE LA CURVA. ¿Cuál es la posibilidad que este incendio supera el
ataque inicial? Es alta. Este incendio se quema en una pendiente CALIENTE en el
pico de la curva de inflamabilidad. El pedido de recursos debería reflejar el
comportamiento del fuego potencial.

Otro ejemplo sería un incendio denunciado a las 16:00 propagándose desde un
aspecto al norte hacía un aspecto al este con un viento moderado. Este incendio se
propaga hacía combustible TEMPLADO y se encuentra PASADO DEL PICO de la
curva de inflamabilidad. El pedido de recursos debería reflejar esta predicción del
comportamiento del fuego.

30
Capítulo 6

Un Lenguaje para el Comportamiento del Fuego

Como Decir lo que se Sabe

Para combatir incendios en forma segura, los combatientes deben aprender sacar
ventaja de las observaciones del comportamiento del fuego y realizar predicciones
del comportamiento del fuego “en la líneas de fuego.” Adicionalmente, deben poder
comunicar el fundamento o las razones de la predicción a otras personas. Los
combatientes deben aprender que los cambios son inevitables, y deben aprender
anticipar los cambios si quisieren sobrevivir en el ambiente tan hostil cual es un
incendio rural.

A fin de anticipar los cambios en el comportamiento del fuego, debemos ver
claramente el fundamento de la predicción; y ser capaces de explicar la predicción y
su fundamento a los planificadores y los combatientes. Si no fuésemos capaces de
anticipar los cambios en el comportamiento del fuego, nos limitamos nuestra propia
capacidad de control por solamente reaccionar después del cambio en el
comportamiento del fuego con un margen de seguridad muy reducido.

Los siguientes son algunos ejemplos de frases que deberían usarse para comunicar
información crítica. Este lenguaje se diseñó para estandarizar los mensajes entre los
combatientes y sus supervisores.

“¿Dónde se encuentra el combustible en
la curva de inflamabilidad?”

Esta frase le pide a identificar donde el combustible en cuestión se
encuentra en la curva de inflamabilidad. ¿La exposición “SUBE LA
CURVA, BAJA LA CURVA, o SE ENCUENTRA EN EL PICO DE LA
CURVA?” Observe la hora del día, el aspecto y el largo de la sombra. No
lleva mucho tiempo para determinar si la exposición en cuestión “SUBE,
ESTÁ EN EL PICO, o BAJA” por la curva de inflamabilidad.

Es importante saber donde se encuentra el combustible en la curva de inflamabilidad
para poder predecir como cambiaría la intensidad del fuego y su potencial. Si una
exposición no hubiese llegado al pico de su temperatura realmente existe el
potencial para el desmejoramiento del comportamiento del fuego. Se espera que un
incendio que quema combustibles que se encuentran más allá del pico de la curva
de inflamabilidad se moderará o se aplacará. Un incendio que se encuentra en el
pico de la curva de inflamabilidad estará en su peor potencial.

Es imperativo que antes de atacar cualquier incendio rural, un tendría que ser
consciente de – y comunicar a los demás – como será el comportamiento futuro del
fuego. Es vital para la selección de tácticas exitosas saber si la situación se mejora o
se empeora. No hacer esto no es profesional.

31
“Combustible Caliente – Combustible
Frío

En una situación donde las predicciones del comportamiento del fuego se
fundamentan en las diferencias de la inflamabilidad del combustible,
utilice palabras que ayudan a otros entender las causas de un cambio en
una predicción del comportamiento del fuego y un cambio en las tácticas.
Por ejemplo:

El observador de una cuadrilla informa que hay un foco secundario el otro lado de
línea de defensa. Ahora, si el observador incluye las palabras “EN COMBUSTIBLE
CALIENTE” el mensaje transmite un significado diferente que si el observador
reporta que el foco secundario se encontrara “EN COMBUSTIBLE FRÍO.”
COMBUSTIBLE CALIENTE quiere decir peligro. El supervisor de la cuadrilla que
escucha que el incendio ha producido un foco secundario en COMBUSTIBLE
CALIENTE reaccionará a la amenaza rápidamente y sin más justificación debería
predecir el potencial para la ocurrencia de más focos secundarios.

“¿La Inflamabilidad del Combustible se
Empeora o se Mejora?”

Pregúntese esta cuestión antes de atacar el incendio. Si la inflamabilidad
se incrementa, entonces es razonable predecir que el comportamiento
potencial del fuego se empeorará. Las predicciones del comportamiento
del fuego deberían incluir el motivo del cambio predicho para que otras
personas pueden observar las intensidades cambiantes del fuego y
relacionarlos a la causa de los cambios. El sentido de la inflamabilidad
para un incidente es un factor importante saberlo y comunicarlo a otras
durante las actividades de supresión. Es un factor en la planificación de
acciones y tácticas seguras que son apropiadas para la duración y
ubicación de la tarea en el incendio.

“Las Fuerzas están (EN) o (FUERA) de
Alineamiento”

Esta frase expresa el alineamiento del viento, la pendiente y la
inflamabilidad del combustible. Cuando se encuentran alineadas, la
intensidad del fuego se encuentra en su punto máximo. Cuando se
encuentran completamente fuera de alineamiento, la intensidad se ubica
en su mínima expresión. Esto explica algunas variaciones cuando las
condiciones atmosféricas son estables.

Considere esta situación: Un incendio se quema en la base de una pendiente, con el
viento atrás de él a las 13:00 horas en un aspecto al sudoeste. En el próximo
diagrama se encuentran tres flechas que representan la pendiente, la dirección del
viento y la inflamabilidad del combustible. Las flechas se apuntan en el mismo

32
sentido, alineadas con la cabeza del incendio. En realidad es por eso que es la
cabeza del incendio.

Todas las fuerzas que crean las diferencias en el comportamiento del fuego están
alineadas en la cabeza del incendio. La cabeza del incendio se quema con la mayor
intensidad. En la cola, dos de las tres fuerzas se encuentran fuera de alineamiento
en 180º. En la cola, el fuego se propaga contra el viento y retrocede por la pendiente
en el pico de la curva de inflamabilidad. La intensidad mínima ocurra en la cola del
incendio. Los flancos del incendio se encuentran fuera de alineamiento en 90º para
dos de las tres fuerzas. Los flancos se queman con menos intensidad que en la
cabeza pero con más que en la cola.

Alineación de Fuerzas

Para transmitir esta información, utilice las frases “EN PLENO ALINEAMIENTO,
FUERA DE ALINEAMIENTO, o EN MEDIO ALINEAMIENTO” para avisar de cambios
potenciales en el comportamiento del fuego causados por el grado de alineación de
las fuerzas primarias, el viento, la pendiente y el pico de inflamabilidad.

Por ejemplo: Si el viento cambiase en 90º, el flanco del incendio exhibido en el dibujo
se convertiría en la cabeza con intensidades casi tan altas como en la cabeza. El
flanco tendrá dos de las tres fuerzas (el viento y el pico de inflamabilidad) en pleno
alineamiento. La cabeza perderá la fuerza adicional del viento y tendrá dos de las
tres fuerzas actuando en alineación. El resultado puede ser intensidades iguales en
un flanco y la cabeza. Si el incendio propagase a otro aspecto, las fuerzas de
alineación deben redeterminarse y motivará una predicción del cambio de intensidad.

Uno debería ser consciente del alineamiento de las fuerzas actuando sobre las
exposiciones alrededor del perímetro del incendio. Si el incendio moviese a otro
rasgo topográfico donde el alineamiento de fuerzas actuando sobre el incendio son
diferentes, entonces inicie la predicción del comportamiento del fuego con un
anuncio del cambio de alineación. Una explicación sencilla del PORQUE uno piensa
que el incendio va a causar más problemas en un flanco que en el otro sería una
novedad fuera de lo común.

33
“Sobrepasa la Posibilidad de Control”

Es una frase que expresa una condición del comportamiento del fuego
que se encuentra más allá de la capacidad de las fuerzas de supresión
controlarlo. Utilice esta frase para explicar el motivo de sugerir un cambio
en las tácticas que sería más apropiado para una situación de un
comportamiento del fuego que sobrepasa la posibilidad de control.

A través de la observación de las condiciones alrededor suyo y puliendo su
capacidad de predicción, puede reconocer donde, cuando y bajo cuales condiciones
el comportamiento se encontrará más allá de la posibilidad de control. Aprende a
reconocer la combinación de fuerzas que crean estos eventos y aprende a predecir
cuando y donde ocurrirá LÍMITE DE CONTROL. Una vez más, es una ayuda a otras
personas recalcar la causa, la ubicación y el período en donde el incendio repetirá el
comportamiento más allá de la posibilidad de control. A fin de aprender rápidamente
reconocer el comportamiento potencial del fuego, observe las fuerzas, alineamientos
u otros factores que se desarrollan durante un evento más allá de la posibilidad de
control. Aprende clasificar los combustibles expuestos a través de la identificación de
las diferencias entre las áreas que se queman en formas distintas. Una vez que
aprende leer el potencial del comportamiento de un incendio topográfico, puede
fácilmente realizar las predicciones. He aquí otro ejemplo:

El observador llama al supervisor de la cuadrilla e informa que hay un foco
secundario al otro lado de la línea. El próximo mensaje amplia diciendo que el foco
secundario se encuentra en COMBUSTIBLE CALIENTE, y en EL PICO DE LA
CURVA, y en la base de un aspecto al oeste o un aspecto CALIENTE. El supervisor
de la cuadrilla sabe a partir de observaciones recientes del comportamiento del
fuego durante el día que esta situación resultará en un fuego demasiado intenso
para manejarlo. “EL COMPORTAMIENTO DEL FUEGO SOBREPASARÁ LA
POSIBILIDAD DE CONTROL.” El supervisor debería tomar una postura defensiva y
buscar la próxima oportunidad cuando y donde el incendio vuelve dentro de la
posibilidad de control. Esto no es el momento de atacar el foco secundario
ciegamente. Ahora es el momento para ahorrar esfuerzos y recursos para las
batallas que puede ganar.

“Esta Operación Asignada Necesita una
Etiqueta de Horario”

Es una frase que expresa la necesidad de identificar el período durante el
cual mantienen su validez las tácticas planificadas. Vamos a suponer que
las condiciones del comportamiento del fuego indican que es probable
que durante el turno su área tendrá un comportamiento del fuego que
sobrepasa la posibilidad de control. Es prudente seleccionar tácticas
alternativas para esa condición y ese período de tiempo. Las tácticas
utilizadas anteriormente pueden ser inseguras en condiciones tales como
“EN EL PICO DE LA CURVA DE INFLAMABILIDAD.”

34
Ayuda a los combatientes escuchar un comentario como el siguiente: “Esta táctica es
válida solamente hasta las 12:00 cuando el aspecto al norte se acerca a su pico de
inflamabilidad.”

Por ejemplo, el observador ha informado de la ocurrencia de focos secundarios más
frecuentemente durante las últimas dos horas. En la exposición en la cual está
trabajando la cuadrilla todavía terminaron la línea y no ha llegado a su pico la
inflamabilidad del combustible. Para ayudar a otras personas entender tal situación,
es menester utilizar una frase sencilla como: “SE LE VENCIÓ EL PLAZO PARA
ESTA TÁCTICA.” Esto indica que el control es marginal, la situación se empeora y
que se necesitan nuevas tácticas para estas condiciones que se degeneran. Es fútil
e inseguro continuar aplicando tácticas vencidas. Como supervisor, debería evitar
que el incendio le “echa” de un área a través del conocimiento del comportamiento
del fuego y anticipando mentalmente la situación. Cambie su actitud acerca de
mantenerse en la línea hasta que el incendio le expulsa; esta actitud es peligrosa.

“Las Tácticas Asignadas no Concuerdan
con las Condiciones Pronosticadas”

Es una frase que expresa la necesidad de reevaluar las tácticas
seleccionadas a la luz de nuevas o cambiantes condiciones.
Inmediatamente al llegar al lugar, los combatientes deberían evaluar
rápidamente la situación para asegurarse que la táctica u operación es
válida para el período identificado.

Usted aprenderá más sobre tácticas en el Capítulo 7, pero cualquiera que sea la
táctica, debe poder comunicar si la táctica seleccionada fuese apropiada o no para
las condiciones observadas o pronosticadas.

Capítulo 7

¿Y Ahora Qué Hago?

Seleccionar las Tácticas Apropiadas Para el Incendio

Al decidir sobre la forma de proceder para combatir un incendio rural, debería estar
consciente de que no todas las oportunidades aparentes para iniciar un ataque son
apropiadas. Sucedieron muchos accidentes porque alguien ignoró el comportamiento
potencial previsible del fuego.
Es un buen supervisor que
Bajo condiciones de baja intensidad del fuego,
entiende que los
un ataque directo cuesta abajo puede aparecer
una buena oportunidad de control. Pero si el combatientes pueden tener
desarrollo de la intensidad del fuego estuviese que cambiar el plan original
aumentando a un comportamiento que para acordar con las
sobrepásese la posibilidad de control, es una predicciones del
mala selección o a lo mejor una buena táctica comportamiento del fuego
aplicada en mal momento. Se necesita una
hecha en la línea de fuego.

35
etiqueta de horario para identificar el momento de finalizar el esfuerzo de supresión
en ataque directo antes de que el evento del comportamiento del fuego que
sobrepasa la posibilidad de control ocurriese. (Existe una regla general para evitar la
construcción de líneas de defensa cuesta abajo; pero esto no todas las veces puede
evitarse.)

Tácticas Según el Comportamiento del Fuego Versus Tácticas de Oportunidad

Hay dos tipos de tácticas utilizadas en el combate de incendios rurales: la TÁCTICA
DE OPORTUNIDAD y la TÁCTICA SEGÚN EL COMPORTAMIENTO DEL FUEGO.
La TÁCTICA DE OPORTUNIDAD solo requiere el reconocimiento de cuando o
donde un esfuerzo de supresión puede realizarse. La TÁCTICA SEGÚN EL
COMPORTAMIENTO DEL FUEGO, en cambio, es una táctica seleccionada debido
al comportamiento previsto del fuego, la intensidad o la tasa de propagación del
incendio en el momento y en el lugar de la acción.

Debería tener en mente cual es la táctica a usarse. ¿Es la TÁCTICA DE
OPORTUNIDAD o la TÁCTICA SEGÚN EL COMPORTAMIENTO DEL FUEGO?

Las TÁCTICAS SEGÚN EL COMPORTAMIENTO DEL FUEGO deben considerarse
para evaluar la probabilidad del éxito de la TÁCTICA DE OPORTUNIDAD. Se han
quemado muchos combatientes en buenas ubicaciones de oportunidad durante los
peores períodos del comportamiento del fuego. El carácter del comportamiento del
fuego del incendio rural puede imposibilitar algunas oportunidades durante algunos
períodos de tiempo. Asegúrese de identificar y reconocer estas situaciones.

Si el incendio hubiese propagado cuesta abajo hacía
Las tácticas del Plan de su ubicación durante todo el día y usted está ubicado
Acción del Incidente en una línea hecho por una topadora alejado del borde
puede necesitar del incendio (llamada una línea indirecta) con un
revisiones durante su pronóstico que indica que el viento traería el fuego
período operacional. hacía su posición, la TÁCTICA DE OPORTUNIDAD
¿Cuándo debería debería cambiarse por una TÁCTICA SEGÚN EL
reevaluar el plan? COMPORTAMIENTO DEL FUEGO antes de que el
incendio vence su línea.
Se puede imputar
algunos accidentes al Esta fue una táctica planeada que fue apropiada hasta
seguimiento de un plan que se recibió el pronóstico. Tales fueron las
de supresión que fue circunstancias en el incendio Romero cerca de
revisado al recibir Carpintería, CA. Cuatro combatientes se quemaron
información relevante porque continuaron implementando una táctica a la
de predicción. cual se le había agotado el tiempo.

Las Tácticas Deben Vincularse a las Condiciones

Este concepto reconoce que las tácticas deben ajustarse a las condiciones. Al
cambiar las condiciones o al pronosticar un cambio, la táctica debe evaluarse para
determinar si fuese apropiada a la luz de las nuevas condiciones.

36
Un ejemplo: Una cuadrilla que construye una línea indirecta tiene la orden de hacer
una quema de ensanche una vez completada. El tiempo necesario para construir la
línea se estima en ocho horas; es el turno diurno. Al iniciar el turno, la situación del
comportamiento del fuego favorece a la cuadrilla. El incendio quema en contra del
alineamiento de fuerzas, cuesta abajo y contra el viento hacía la cuadrilla. Pero un
pronóstico meteorológico predice un cambio fuerte en la dirección y velocidad del
viento que convertiría el incendio de un incendio influenciado por la topografía a uno
influenciado por el viento, venciendo de esta manera el efecto de la pendiente.
También se pronostica vientos del valle. Es su tarea determinar si las tácticas
indirectas siguen vigentes para la nueva condición pronosticada.

Semejante cambio mayor en el alineamiento y fuerza del viento dicta una
reevaluación de las tácticas y una determinación de cuando debería cambiarse la
táctica. Si eligiese esperar hasta que le saque a la fuerza, puede ser muy tardes para
evitar un incidente de quema del personal.

Los cambios de tácticas deberían basarse en un pronóstico y en una acción
realizada antes de los cambios en el comportamiento del fuego. Cuando esto pase,
es útil al supervisor escuchar la frase, “las tácticas asignadas actualmente no
acuerdan con las condiciones pronosticadas.” Después de alertar el supervisor a la
situación, puede sugerir ajustes tácticos que acuerdan con las condiciones
pronosticadas.

Un camino que podría servir de cortafuego hecho y puede usarse para acceder a un
ataque frontal es una oportunidad, pero la pregunta que hay hacerse es “¿Será
apropiada esa táctica para el comportamiento del fuego esperado durante todo el
período de la acción de supresión?” Si a mí me asignara esa oportunidad y esperaba
que el comportamiento del fuego iría más allá de la posibilidad de control durante el
ataque, llamaría al Jefe de Operaciones y utilizar algunas frases apropiadas listadas
en el Capítulo 6 para cambiar las expectativas del supervisor. Suponiendo que a mí
me diera esa tarea, me preocuparía si la táctica no estuviera con etiqueta de horario
para el período “cuando baja la curva de inflamabilidad.”

Tácticas Basadas en Predicciones del Comportamiento del Fuego

¿En cuál sentido va la intensidad del fuego, para arriba o para abajo?

Es importante tener en mente el potencial del comportamiento del fuego. ¿Se mejora
o se empeora? ¿Los combustibles adelante del fuego se tornan más o menos
inflamables?

He visto seguir usando tácticas de supresión de incendios que se encontraban en
total oposición al comportamiento del fuego previsible. Esto ocurre cuando la gente
haciendo el trabajo no se dan cuenta del cambio en la inflamabilidad del combustible
y el incremento potencial en la intensidad del fuego.

Durante un proyecto de quema controlada en Kern Canyon en el Bosque Nacional
Sequoia, la cuadrilla de quema estaba quemando los combustibles debajo del
camino. El combustible fue pasto y matorral mediano con alguno que otro pino bull
(toro). La exposición fue Monte Breckenridge, una pendiente larga y abrupta con

37
aspecto al oeste. Como de costumbre, la quema durante la mañana iniciaba
lentamente pero se incrementaba llegando a intensidades aceptables un poco antes
del mediodía. Un poco después del mediodía el fuego prescripto generó un foco
secundario más arriba del camino.

En este momento alguien debería haber preguntado; ¿La inflamabilidad se va
empeorar entre mediodía y las 16:00? Sí, se va empeorar; Está subiendo la curva
de inflamabilidad.

La cuadrilla controló el foco secundario arriba del camino y volvió a la tarea de
quema para terminarla. Otra vez ocurrió un foco secundario, pero esta vez fue más
difícil controlarlo. Como yo recuerdo fue alrededor de las 14:00 cuando el fuego llegó
al límite de posibilidad de control, generando más focos secundarios que podría
contener la cuadrilla. Se escapó de todos los esfuerzos para pararlo y corrió hasta la
cima de la montaña. El resultado fue un ataque ampliado que se originó en una
quema prescripta. ¿Fue previsible su potencial de escape? Fue previsible si acepte
el factor importante de la inflamabilidad del combustible.

La inflamabilidad en el aspecto al oeste llega a su pico alrededor de las 15:00
sosteniendo altas intensidades hasta después de las 17:00. Combatientes que
agregan fuego en la base de una pendiente CALIENTE cuando ya han ocurrido
focos secundarios, fallan en la previsión de los resultados de su acción. El costo de
tal error fue substancial.

Otro ejemplo que ofrezco es la situación durante un incendio de ataque ampliado
causado por un acampante negligente en el Kern Canyon del Bosque Nacional de
Sequoia. El incendio inició en la base de una pendiente con exposición al sudoeste
durante la tarde de un día caluroso de verano. Para las 12:00, se habían quemado
casi 324 hectáreas.

Se prendió un foco secundario a las 16:00 en la vegetación en la costa rocosa de un
río unos 400 metros de la pendiente quemada. Las partes llanos se estaban
enfriando por esta hora; una cuadrilla con herramientas de mano y una topadora
contuvieron el foco en media hectárea aproximadamente.

El Jefe de Operaciones, Marv Stout, ordenó a la topadora y una cuadrilla chica con
herramientas manuales quedarse durante la noche. Las órdenes para la cuadrilla
diurna asignada al foco secundario fueron de mantenerse durante la parte más
calurosa del día y liquidar cualquier humo en la zona quemada.

El día fue extremadamente caluroso. Las temperaturas alcanzaban más de 37º C en
el lugar del incendio. Alrededor de las 12:00, el supervisor sudoroso de la cuadrilla
aseguró al Comandante que todo andaba bien en el foco secundario. El Comandante
dio autorización para que la topadora y la cuadrilla se repliegue del fondo del río.

Ahora, aquellos llanos del fondo del río estaban tan calientes como podrían ser
cuando la topadora trepaba por el área rocosa cubierta de matorral y se dirigía al
lugar de concentración de recursos. Las orugas rechinaban en las rocas, cortando
escamas metálicas que estaban azul de calor de la fricción.

38
Tal como un Scout prendiendo fuego con piedra y
Es importante que un
acero, el metal caliente cortado de las orugas inició
supervisor efectivamente
otro fuego. En este momento, los llanos estaban
haga acordar las tácticas
en el pico de la curva de inflamabilidad. Como
con las condiciones para
dicen, “Vimos el enemigo y lo fuimos nosotros.” El
poder mantener la
incendio consumió cerca de 120 hectáreas al lado
seguridad relativa de su
del incendio de 324 antes de que lo controlaron. La
personal. Deben poder
única buena noticia es que ya estaba establecido
predecir los cambios en el
el campamento, el incendio principal estaba
comportamiento del fuego
controlado y las fuerzas de supresión se
y enmendar las tácticas
encontraban en el sitio.
existentes cuando la
situación así lo demanda.
¿Cómo se podría haber evitado esta situación?
Fácilmente, sencillamente sacar la topadora
cuando el combustible se encontraba más fresco y menos inflamable. Como se
puede ver, pequeñas negligencias pueden costar caro.

Unas Cuantas Reglas Básicas Acerca de la Selección de Tácticas

Las tácticas seleccionadas para su implementación deberían fundamentarse en una
predicción del éxito. No deberíamos combatir incendios sin realizar predicciones de
éxito, sino estaríamos combatiendo incendios solamente para gozar de la excitación
de la batalla. Intentos sin éxito de supresión de incendios deben considerarse un
error de criterio.
Al recordar mis días de
Las tácticas de oportunidad son apropiadas: combatiente, me doy cuenta
que a menudo actué sin
 Cuando el incendio es estable y cuando los contemplar suficientemente
variables de comportamiento se ubican por el comportamiento potencial
debajo del límite de la posibilidad de del fuego.
control.

Se necesitan las tácticas basadas en el comportamiento del fuego:

 Cuando los variables del comportamiento pueden exceder el límite de la
posibilidad de control.

Al seleccionar las tácticas tenga en cuenta las lecciones de ayer. ¿Funcionó la
táctica previamente bajo circunstancias similares? Si surgiesen situaciones donde
las condiciones están fuera de fase con las tácticas, accidentes pueden suceder (y
suceden).

La Comprensión de cómo se Desarrollan las Tácticas

Primero examinaremos como se desarrollan las tácticas que se escriben en el Plan
de Acción del Incidente para grandes incendios de ataque ampliado.

Cuando el ataque inicial fracasa en la contención de un incendio rural, la mayoría de
las agencias de supresión de incendios preparan un plan de acción para el incidente.
Este plan se llama el Plan de Acción del Incidente. El Plan de Acción del Incidente

39
detalla la situación, la organización, los recursos, la cadena de mando y más. En el
Servicio Forestal la planificación se inicia horas antes de su implementación en
incendios rurales de ataque ampliado.

Todos aquellos que participen en las tareas de supresión en grandes incidentes de
incendios rurales deberían entender la anticipación que requieren las unidades
funcionales de operaciones, logística y planeamiento para hacer un buen trabajo.
Algunos de los detalles que deben cumplirse antes de desplegar las cuadrillas son:

□ El perímetro del incendio debe proyectarse y exponerse en mapas

□ Los recursos (combatientes, autobombas, aeronaves, alimento,
transporte, etc.) deben ser identificados y dados suficiente tiempo para
congregarse y prepararse

□ El Jefe del Incidente y sus ayudantes deben juntar y presentar la
información, preparar estrategias y llegar a un acuerdo en tiempo y
forma para posibilitar la preparación del Plan de Acción del Incidente

Una vez revisado y aprobado el Plan de Acción del Incidente, se organiza una
reunión informativa. El personal jerárquico asignado asiste a la reunión informativa,
evalúa el plan, junta sus respectivos recursos y va a sus ubicaciones asignadas.
Durante el período operativa, ellos evaluarán la situación en su porción de la línea de
fuego para asegurase que las condiciones se mantienen compatibles con las
acciones estipuladas en el Plan de Acción.

Solamente si las condiciones sean compatibles, el personal jerárquico iniciará el plan
táctico. Los combatientes que ejecutan el plan deben entender la necesidad
imperiosa para la planificación en tiempo y forma, aunque las circunstancias pueden
cambiarse durante su período operacional.

Es peligroso hacerse inflexible tácticamente al combatir incendios rurales. Por
ejemplo, seguir la construcción de una línea indirecta cuando las condiciones se
están empeorando puede causar accidentes de quema del personal.

Un desastre puede acechar a los combatientes que siguen utilizando tácticas que
han dejado de ser seguras debido a un cambio en las condiciones. Simplemente por
formar parte del plan no quiere decir que los combatientes deben continuar utilizando
una táctica que se ha convertido en no productiva o insegura. Los supervisores en la
línea de fuego deberían hacer cambios tácticos porque las condiciones han
cambiado durante el período operacional.

Planificando un Turno Nocturno Típico

Con el objeto de mejor entendimiento de porque algunas tareas en incendios
fracasan o a veces resultan en una tragedia, veremos como se arman los planes que
llevan a cabo los combatientes. La siguiente es una secuencia de eventos que
ocurren cuando se planificar un turno nocturno típico.

40
Las unidades de combate del fuego diurno van a la línea a las 06:00 donde evalúan
la tarea asignada; inician su período de 12 horas de trabajo en la línea de fuego.

En algún momento entre las 10:00 y mediodía, el personal jerárquico del Comando
del Incidente debe iniciar el proceso de planificación para plan del período
operacional del turno nocturno. Este plan se utilizará para identificar los recursos y
trabajos nocturnos, y proveer información y objetivos. Ahora deben hacerse
proyecciones de las líneas de defensa que se construyeron y se mantuvieron, las
potencialidades de escapes y la situación potencial a las 18:00 de la tarde. El
personal jerárquico asignado al incendio debe usar su experiencia del
comportamiento del fuego y de las capacidades de supresión para proveer las
estimaciones necesarias.

Antes que el turno diurno llega a la mitad de su período Operaciones debe
desarrollar la información necesaria a fin de planificar eficientemente el despliegue
de los recursos, y desarrollar las tácticas para el turno nocturno. El Jefe de
Operaciones debería esbozar la ubicación probable del borde del incendio entre las
18:00 y las 06:00 del día siguiente. Luego se realiza una estimación de la cantidad
de línea de defensa construida y mantenida durante el turno diurno. El Jefe de la
Sección de Operaciones puede pedir al personal jerárquico su evaluación de la
situación que va a enfrentar el turno nocturno durante el próximo período de 24
horas. Es factible que el Jefe de Operaciones solicitaría a los Supervisores de
División una recomendación de de empeño de recursos para sus secciones de la
línea de defensa; o el Jefe de Operaciones puede preferir hacer el pedido y la
planificación de recursos para el próximo turno sin el aporte de otra información.

Si la línea de defensa estuviera construida y el incendio estuviera contenido, es
sencillo planificar el próximo turno. Pero cuando las líneas fracasan en la contención
de la propagación del incendio, no es tan sencillo. El personal jerárquico de
Operaciones debe estar dispuesto y capaz de predecir la situación táctica con seis
horas de antelación de la llegada de la cuadrillas de relevo.

A las 13:30, el Jefe del Incidente y sus ayudantes convocan una reunión de
planificación para escuchar el aporte de la Plana Mayor y para aprobar los planes
para el próximo período operacional. El Jefe del Incidente aprueba el aporte para el
Plan de Acción del Incidente del turno nocturno a las 14:00 aproximadamente. El
personal de Planificación completa los formularios de pedido de recursos y chequean
la disponibilidad de los recursos solicitados. Si fuese necesario más recursos, se
inician las órdenes para obtenerlos.

La Plana Mayor presenta su plan escrito a la unidad de Planificación dentro de la
hora. La unidad de Planificación hace suficiente copias del Plan de Acción del
Incidente del turno nocturno para su distribución. A las 17:00, se convoca al personal
jerárquico del turno nocturno a una reunión informativa y se les da el Plan de Acción
del Incidente del turno nocturno. Media hora más tarde, los supervisores de línea se
juntan y se reportan a sus sitios de trabajo para iniciar su turno de combate. Este
proceso de planificación funciona mejor cuando las estimaciones del personal
jerárquico son correctas. Las estimaciones son más acertadas cuando la situación
del incendio es estable.

41
Cronograma de la Plana Mayor

06:00 – 08:00 Informes de progreso y plan de 24 horas para control
08.00 – 10:00 Juntar información para Plan del Turno Nocturno
10:00 – 13:00 Período de descanso
13:00 – 15:00 Obtener detalles para turno nocturno; completar
Planes del Turno Nocturno
15:00 – 16:00 Informes de Inteligencia requieren ajustes en el Plan
del Turno Nocturno
16:00 – 16:30 Reunión informativa con personal jerárquico del turno
nocturno
18:00 Recursos cambian de turno

El punto significante en esta historia, sin embargo, es que las tácticas del Plan de
Acción del Incidente son más débiles en aquellas secciones del incendio que están
cambiantes o sin control. Aquellos combatientes involucrados en la implementación
del plan deben evaluar la situación y cambiar el plan cuando sea necesario. La no
comparación de la situación corriente o real con la situación proyectada en el Plan de
Acción del Incidente para el turno es un descuido serio. Cuando existiesen
diferencias entre el plan y la realidad del incendio, las acciones tomadas sin el
beneficio de esta comparación pueden resultar en una tragedia. Cuando el plan no
refléjese la situación real, los combatientes deben reevaluar la situación aunque
deben desviarse del plan. Esta situación puede ocurrir al inicio del turno, o en
cualquier momento durante el turno.

Los Supervisores Deben Conocer las Capacidades de sus Recursos

Preparándose para convertirse en un supervisor calificado para supervisar trabajos
de supresión de incendios es importante. Supervisando cuadrillas, aeronaves y
equipos ocupados en el acto de combatir incendios rurales es ciertamente complejo.
Los supervisores deberían ser capaces sacar el mayor rendimiento de sus recursos
sin agotarlos. Esto requiere al menos un conocimiento práctico de las capacidades
de los recursos.

¿Cuáles son los antecedentes necesarios para convertirse en un oficial de incendios
rurales de calidad? Existen dos importantes etapas: Una es familiarización con las
capacidades de los recursos puede tener que supervisar. La segunda involucra la
observación y aprehensión de las lecciones del comportamiento del fuego a través
de la observación de incendios rurales.

La familiarización con los recursos disponibles es primordial en el manejo del
personal y los bienes de una agencia de supresión de incendios. ¿Cuántos metros
de línea de defensa puedes construir las cuadrillas de herramientas manuales en
distintos tipos de combustible y bajo condiciones adversas de tiempo atmosférico y
de terreno? ¿Cuántos metros de línea pueden defender cuadrillas de autobomba
bajo condiciones variables? ¿Cuáles son las capacidades de una topadora D-6 en
terreno desconocido?

42
El entrenamiento de las cuadrillas en las técnicas de combate de incendios es una
de las mejores formas de aprender la capacidad de la cuadrilla y su equipamiento.
Puede usar estas prácticas para desarrollar las habilidades que le permite estimar
efectivamente la capacidad de trabajo. También se puede aprender mediante la
observación en incendios. Puede llevar años antes de que es experto en ejercicios;
pero aún no es el final. Chuck Mills, una vez víctima de accidente en un incendio, dijo
“Nosotros pasamos todo nuestro tiempo entrenándonos para entender lo que
podemos hacer a los incendios, y poco tiempo en lo que los incendios pueden hacer
a nosotros.”
Para hacerse plenamente
Preparándose para hacerse competente en la competente como oficial
supresión de incendios rurales requiere la de incendios rurales, uno
inversión de tiempo adicional y el desarrollo de debe adquirir el
habilidades especializadas. El camino desde un conocimiento y las
oficial de incendios tipo instructor, a un oficial de habilidades para poder
incendios rurales proficiente es normalmente largo hacer predicciones del
y peligroso. Durante el viaje, enfrentará nuevas comportamiento del fuego
situaciones de fuego en una orden fortuita de en la línea de defensa, y
severidad. En esta carrera, le dirán mayor comunicar la causa y
autoridad y responsabilidad. efecto a otras personas.

Puede ser que nunca va a “ponerse la corriente” suficientemente para sentir listo
para el próximo gran incendio. Parece que muchos combatientes pasan todas sus
carreras con ese sentimiento.

La próxima destreza que uno debería adquirir es aquel del conocimiento de qué
cambiará. He estado en situaciones donde un oficial de incendios dio la orden de
evacuar del área. El había visto el peligro venidero y reaccionó con la orden. Muchos
combatientes nunca saben que ven estos hombres o como predicen los cambios en
el comportamiento del fuego. ¿Cuántas veces tendría que experimentar algo así
antes de darse cuenta que hasta que aprenda el arte, está en peligro? ¿Por qué ese
combatiente no me dijo qué fue que causó la explosión de fuego y cómo lo previó?

El Lado Técnico del Combate de Incendios

Ahora es el momento que la parte académica de la física del fuego, el
comportamiento del fuego, clima, topografía y combustibles debería usarse para
permitirle que factores están a punto de cambiarse en la situación del fuego. A la
medida que usted avanza en la aplicación de este conocimiento en la línea de fuego,
debería desarrollar la habilidad de observar la mezcla de fuerzas actuando sobre el
fuego, y poder predecir el resultado. Los supervisores deberían desarrollar las
habilidades para permitirles relacionar la causa y el efecto de las fuerzas naturales
donde se encuentran en batalla. Si usted no pudiese mirar a un lugar que se
quemará en el futuro cercano y predecir el cambio del comportamiento del fuego que
puede sucederse, no es competente todavía como combatiente.

Durante el tiempo que los combatientes están en la línea, la situación cambia
continuamente. La ubicación de la cuadrilla relacionada con la posición del fuego
cambia. La topografía en la cual trabaja la cuadrilla cambia mientras la cuadrilla se

43
mueve, y el comportamiento del fuego cambia. Esta situación en evolución es muy
distinta comparada a un ejercicio en la cancha de fútbol local.

Muchos combatientes dependen en su habilidad de reaccionar a un cambio del
comportamiento del fuego. La reacción es su margen de seguridad. Esta es una
práctica peligrosa y a veces mortífera. Es mucho más preferible prever los cambios
en el comportamiento del fuego. De esta manera tiene tiempo adicional – y tiempo es
una protección.

Todos los incendios rurales muestran diferencias en el comportamiento. La tasa de
propagación y los largos de llama cambian de extremas altas a bajas. Ocurren
aunque las condiciones de peligro de incendio son estables y no cambiantes.
Algunos cambios se producen debido a transformaciones del tiempo atmosférico;
pero el fuego puede cambiarse cuando no cambiase el tiempo atmosférico. Cambios
también ocurren debido a diferencias en el tipo de combustible. Cambios se
producen por diferencias en la topografía, pero el comportamiento del fuego cambia
también sin cambios en la topografía. Cada sitio donde quema un incendio contiene
variables que crean cambios en la intensidad del fuego.

Para poder sobrevivir, el combatiente hoy en día necesita hacer de lo complejo lo
sencillo. Los cambios en la intensidad del fuego, la tasa de propagación, y los largos
de las llamas son factores que interesan a los combatientes. Cuando sea posible
anticipar los cambios, convierte la situación en algo más seguro.

Una vez asistí a clases de comportamiento del fuego donde listaron todas las cosas
que cambian el comportamiento del fuego. Sentí que el instructor había abierto un
bolsón, arrojaba el contenido en mi falda y decía, “Ordénelo usted.” No podría
retener todas esas cosas en mi mente y combatir un incendio también. Entonces
intentaremos por otra vía; vamos a aislar la fuerza que domina el fuego y
simplificaremos lo complejo mediante el ordenamiento y nombramiento de las
fuerzas mayores que tienen el poder de control del incendio.

Clasificaciones de Incendios – Una Ayuda para la Selección de Tácticas
Los cambios en el comportamiento del fuego son causados por el cambio
en una o más de estas tres condiciones:
VIENTO: su fuerza y dirección actuando sobre el incendio

COMBUSTIBLE: cambios en su tipo o inflamabilidad en el camino del fuego

TOPOGRAFÍA: variaciones en el camino del incendio

Muchas veces dos condiciones se combinan para influenciar el comportamiento del
fuego. La clasificación de la condición reinante ayuda a simplificar la generación de
buenas predicciones del comportamiento del fuego. Esto permite al táctico ignora
aquellos factores que son irrelevantes para los cambios de intensidad del fuego, y a
aislar y concentrar en unos cuantos factores pertinentes que son los causantes los
cambios en la intensidad.

44
Los incendios corriendo adelante de un viento Santa Ana (fohn) son incendios
impulsados por el viento. Incendios quemando en bosques viejos, como los del norte
de California en el año 1987, parecían desafiar la topografía; ellos fueron incendios
dominados por el combustible. Muchos incendios, incluyendo las operaciones de
quemas prescriptas, son afectados mayormente por la topografía, por lo que se los
denominan incendios impulsados por la topografía.

¿Cuáles son las tácticas mejores para usarse contra estos tres tipos de
incendios?

Combatiendo Incendios Impulsados por Viento

Los incendios impulsados por el viento son incendios que reaccionan principalmente
a la fuerza del viento, corriendo adelante del viento, pero sin cambios significantes
debido a variaciones en el combustible o la topografía. Los pronósticos del viento
son la clave para la predicción del comportamiento de fuegos impulsados por el
viento. El viento es realmente el resultado de más de una fuerza singular. Es
necesario aprender acerca de estas fuerzas y entender qué tan fiable o poco fiable
son la fuerza y dirección del viento. Si cambiase la dirección del viento, el flanco del
incendio puede convertirse en la cabeza.

Cuando un incendio es dominado por el viento, la táctica preferida es anclar la cola y
establecer líneas por los flancos en un ataque directo. Sea rápido en la
reconsideración o la predicción de cuando el viento cesará dominar el incendio. Otra
condición ocupará su lugar y la táctica debe reevaluarse.

Incendios Dominados por el Combustible

Los incendios dominados por el combustible son aquellos que queman en un tipo de
combustible que se encuentra en tal condición que cuando arde, se crea tanta
intensidad que se imposibilita el control hasta tanto el fuego sale de ese tipo de cama
de combustible en particular.

Los incendios en el Parque Nacional Yellowstone en 1988 fueron difíciles de
controlar porque una sequía extensiva había secado los bosques viejos de pino
contorta. Incendios ardiendo en estos combustibles desprenden suficiente energía
para crear un microclima que se extiende una distancia significante adentro de las
áreas no quemadas.

Fue en el Bosque Nacional Klamath que acuñamos la frase “El roció no lo hará.”
Aunque había roció en los combustibles en proximidades del incendio, el roció no
pudo formar en los combustibles cerca del borde del incendio debido a la existencia
del microclima del fuego. Al observar el comportamiento del fuego en un incendio
dominado por el combustible, es muy evidente que la topografía y el clima son
factores secundarios.

Una mañana me di cuenta que mi bolsa de dormir estaba empapada con el roció,
pero sin embargo el incendio siguió ardiendo cuesta abajo como lo había hecho
durante el día. ¿Por qué? Finalmente comencé a entender que los combustibles
cerca del incendio se encontraban dentro del ambiente del fuego. ¡Esto es lo que

45
escribió el Señor Countryman! El sobre ambiental del incendio prevenía al roció
formarse en los combustibles en su interior.

A veces el sobre ambiental se extiende a través de las líneas de defensa y aquellas
áreas se convierten en indefendibles por los combatientes. Esta fue la situación
durante los incendios de Yellowstone en 1988. Las tácticas planificadas requirieron
que las fuerzas de supresión defendieran una zona de seguridad grande, pero no se
dieron cuenta de la extensión del sobre ambiental dentro del cual no podían trabajar
efectivamente los combatientes.

El pico de la curva de inflamabilidad es el momento principal para grandes
desprendimientos de energía y los sobres ambientales extendidos.

Para la predicción del comportamiento del fuego bajo estas condiciones, saque las
cartas de tipos y clases de edades de combustibles. Estas cartas se convierten en el
elemento clave para la predicción. Los pronósticos del viento son importantes porque
un cambio de viento dictará la dirección de propagación y la distancia de generación
de focos secundarios. Observaciones de la extensión del sobre ambiental deben
incluirse.

Las tácticas más exitosas a utilizarse bajo estas condiciones son quemas de
ensanche a partir de líneas indirectas en combustibles ligeros, o quemas de
ensanche a partir de barreras naturales. Si no fuese posible construir líneas anchas
en los flancos, entonces aléjese del tipo de combustible que resiste el control, y haga
un quema de ensanche de los flancos o espere que las condiciones climáticas
modifican el comportamiento del fuego y luego busque los puntos calientes.

He visto cuadrillas perder sus líneas día tras día, y luego reciben ordenes de intentar
de nuevo. Esto revela una falla en el entendimiento del comportamiento del fuego y
la capacidad de las cuadrillas a defender las líneas. Si una táctica (como por ejemplo
una línea zanjeada en un incendio de bosque) no fuese exitosa durante un turno, es
importante preguntarse ¿cómo se puede esperar que ese mismo esfuerzo sea
exitoso en el próximo turno?

Esa es una pregunta que suplica una respuesta. Un plan que forma parte de las
órdenes del día para una división es difícil cambiar en una reunión informativa a las
05:00. Nueva información es de más valor cuando se la recibe temprano en el
cronograma de planificación. He encontrado que existe otra táctica que se utiliza a
menudo y que no toma en cuenta las mejores posibilidades de éxito de los
combatientes: es lo que llamo la táctica política. Esta táctica es solamente para el
espectáculo. Se la utiliza para tranquilizar al público o los medios. Tales tácticas,
mientras útiles para este propósito limitado, frustrarán a cada combatiente con ganas
de ganar.

El Incendio Impulsado por la Topografía

El fuego impulsado por la topografía es aquel donde la mayor influencia sobre el
comportamiento del fuego es la variación en la topografía. En otras palabras, los
cambios de intensidad del comportamiento del fuego pueden predecirse si
entendiese el efecto de la topografía sobre la inflamabilidad del combustible, los

46
vientos y el potencial de la propagación del incendio. Para hacer predicciones para
este tipo de incendio, la clave es la topografía. Saque el mapa topográfico o el mapa
de relieve que yo prefiero utilizar. Dibuje el perímetro del incendio en el mapa.

El conocimiento de la influencia topográfica sobre el comportamiento del fuego es un
elemento clave para la realización de buenas predicciones del comportamiento del
fuego. Muchos incendios caen dentro de esta categoría. Quemas prescriptas son
uno de este tipo.

Al observar el comportamiento del fuego pregúntese, “¿Cuál es la causa de las
variaciones en el comportamiento del fuego?” ¿Son los cambios climáticos, las
diferencias de combustibles o variaciones en la topografía? Lo más probable, si los
cambios de clima y combustible no sean las fuerzas que empujan el incendio, es un
incendio impulsado por la topografía.

Resaltando el Potencial Variable del Incendio Impulsado por la Topografía

Fue en septiembre durante la temporada de
Incendios impulsados por la incendios del 1987 que utilicé por primera vez el
topografía son uno de los MAPA DE PENDIENTES CALIENTES. Fui
tipos de incendio donde los asignado al incendio Mooreville de 490
efectos de la variación de la hectáreas. Se ubicaba en el Condado de Plumas
inflamabilidad de los en tierras del Bosque Nacional, pero un equipo
combustibles es muy de supervisión del Departamento de Bosques de
aparente. En este caso, la California estaba al mando. Me llamaron después
hora del día, el aspecto y la de tres años de retiro para trabajar como Analista
ubicación del incendio en la del Comportamiento del Fuego para el equipo.
topografía son los No tenía equipo, computadora y enfrenté una
ingredientes claves en la situación incómodo. Hubo incendios por todo el
predicción de los cambios estado, una mala temporada de incendios.
en el comportamiento del Llegué al puesto de comando en la mañana
fuego. temprano y me presenté y expliqué mi misión a
un grupo de desconocidos. Pedí a Ben Steuart, el Jefe de Planes, un mapa con
contornos del área del incendio y conversé brevemente con las otras personas en
Planes. Estudié la situación en el mapa del incendio y veía que el incendio se
encontraba en una buena posición para hacer una corrida a través de una pendiente
larga con exposición al sudoeste.

Solicité información acerca de la táctica de control y las tareas de la división y
encontré que no estaba reforzada de ninguna manera. Me di cuenta que el equipo no
veía el potencial de este incendio; necesitaba comunicar rápidamente. Encontré un
resaltador amarillo, y empecé a colorear las pendientes CALIENTES de la tarde en el
mapa. Coloreé las pendientes con exposición al oeste, sur y los llanos amarillo. Este
fue el primer mapa de inflamabilidad de los combustibles o mapa de las
PENDIENTES CALIENTES que conozco, y se lo utilizó para comunicar la situación
pendiente al personal jerárquico.

Me encontré con los Jefes del Incidente, Bill Sager y Frank Bates, y les indiqué el
MAPA DE PENDIENTES CALIENTES. Les expliqué que los vientos se alinearían
con las pendientes y que a partir de la 12:00 y hasta las 16:00 existiera el potencial

47
de que el incendio se duplicaría su tamaño si estuviera dejado ubicarse en la base
de la pendiente.

Los Jefes del Incidente inmediatamente tomaron las decisiones que mejor
prevendría el escape del incendio a la pendiente CALIENTE que yo había coloreada
con amarillo. Esto lo había hecho sin haber visto personalmente el incendio, y
solamente utilizando el mapa y la información sobre los recursos. Me apuré a ver el
incendio desde el terreno y desde el aire para confirmar mis sospechas. El
reconocimiento en el campo verificó mis predicciones. Las cuadrillas mantuvieron el
incendio en las pendientes FRÍAS y evitaron la ocurrencia del escenario peor. Luego
pasé algún tiempo charlando con el Jefe del Incidente Bill Sager acerca de los
efectos del calentamiento solar sobre los distintos aspectos.

En las últimas horas de una tarde, Bill me pidió que volara a otro incendio que se
había reportado en la vecindad. Subimos a un helicóptero del CDF y
sobrevolábamos el incendio. En ese momento hubo muy pocos recursos en el
incendio. Bill me preguntó qué haría el incendio. Pensé “Ahora te metiste en líos,
¡estás corriendo el riesgo de una caída!” Pero seguí adelante y hice lo mejor que
pude para predecir el potencial del nuevo incendio. Vi que el incendio se ubicaba
cerca de la base de una pendiente larga con exposición al sur y que se estaba
haciendo muy poco para evitar la propagación en esa dirección. Las otras partes del
incendio se dirigían hacía pendientes que serían FRÍAS durante la tarde o se
quemaban contra viento. Le dije a Bill que si no se estableciera el control en la parte
norte del incendio se propagará por la pendiente con exposición al sur y que sería
CALIENTE durante la tarde antes del mediodía del día siguiente.

Efectivamente, el día siguiente apareció una gran columna convectiva visible desde
nuestra área de incendio. Bill confirmó lo que yo había predicho. El incendio había
subido la pendiente con exposición al sur y se quemaba alegremente. Antes de
terminar este sitio de fuego, yo había pasado más de 20 días con el equipo de Bill y
otros 20 días en otros incendios en el norte de California. Fue en el humo y fuego
que empecé a desarrollar este sistema de predicción que es el SPC.

Las tácticas para un incendio impulsado por la topografía cubren toda la gama.
Ataque directo, ataque indirecto, ataque en paralelo, contrafuego o quemas de
ensanche. Todas las tácticas pueden ser seguras y efectivas, o algunas tácticas
pueden convertirse en inseguras en alguna ubicación o durante un período en
particular. Esto es el motivo de que los incendios impulsados por la topografía son
tan peligrosos. El incendio cambia constantemente de posición en la topografía al
mismo tiempo que cambia la hora. La inflamabilidad de los combustibles no es
constante durante períodos largos, y son CALIENTES o FRÍOS en varios aspectos.
Las temperaturas de los combustibles varían entre la temperatura del aire en lugares
sombreados a combustibles de 65º C en la luz del sol.

Cuando cambiasen la topografía, el clima, la hora del día y la posición del incendio
en la topografía, habría que reevaluar las tácticas para asegurase que siguen
seguras y eficientes.

48
Capítulo 8

No me Moleste Ahora

La Evitación de Accidentes

No es suficiente tener conocimiento de incendios; varios combatientes expertos y
hábiles son ahora estadísticas de accidentes. ¿POR QUÉ?

Cuando las intensidades del fuego aumenta, combatientes tienen la tendencia de
concentrarse mucho en el intento de “ganar la batalla.” En vez de evaluar el potencial
del fuego, concentran toda su atención en ganar otro metro de línea de defensa o en
la defensa la línea que han construido. El acto de dejar de hacer una predicción de
un cambio obvio en el comportamiento del fuego debido a la distracción del combate
del fuego es lo que yo llamo el Factor de Distracción.

El Factor de Distracción

Cuando su cuadrilla está ocupada volteando árboles, construyendo línea, o
quemando, es fácil distraerse totalmente de los signos que presagian el futuro.
Cuando pareciera que las copas de los árboles estuvieran prendiendo con mayor
frecuencia, que las llamas estuvieran más largas y el control más difícil, el supervisor
no debería distraerse de la responsabilidad de ajustar las tácticas para acordarse
con la condición en el futuro cercano del incendio. El reconocimiento de la situación
global es parte de la tarea. El incendio sisea su mensaje a todos que serán atentos,
“Voy a coronar y correr por la pendiente. Quiero ese terreno.”

Recuerdo los incendios infames que acabaron con las vidas de mis pares. Los
incendio Decker, El Loop, El Elizabeth, El Romero, El Steward, El Inaja y El Dude
quemó 28 combatientes. Otros que los sobrevivieron se les cambiaron de alguna
manera. Sé que yo me cambié. ¿Cuántas víctimas hubo? Más que los fallecidos,
algunos no pudieron seguir como combatientes.

Estos incendios y otros revelan un común denominador mortífero: No se predijo el
comportamiento fatal a tiempo para escaparse. ¿Cómo puede un combatiente
obedecer la norma de seguridad a “iniciar toda acción basada en el comportamiento
actual y futuro” si no pudiese predecir el cambio?

Un ataque fallido a un incendio debería considerarse un error más que una acción
corajuda.

Conocimiento de los Picos de Inflamabilidad

Al trabajar en un incendio bajo condiciones de significantes diferencias de
temperatura/inflamabilidad de los combustibles, los combatientes y supervisores
deben mantenerse conscientes del período de tiempo cuando la exposición llega al
pico de inflamabilidad.

Como ya ha aprendido, esto es el momento del día en el cual el área estará en su
pico máximo extremo de la curva de inflamabilidad. Durante este período, el

49
combustible alcanza su temperatura máxima. Este es el momento de mayor peligro
para encontrarse en el camino del incendio, es el momento para seleccionar tácticas
defensivas.

No puedo imaginarme trabajando en un incendio sin tener esta información crucial
en la cual puedo fundamentar las Manténgase consciente de su
tácticas. Usted debería aprender ubicación física en la exposición y
adelantarse mentalmente al potencial. La su relación a la curva de
observación del incendio le indicará su inflamabilidad. Tome nota de si la
estado actual; usted debe ubicar pendiente subiera o bajara la curva
mentalmente al incendio en su tiempo, de inflamabilidad para determinar si
condición o posición nuevos, y luego la topografía se hiciera más o
determinar su potencial. Para lograr esto, menos inflamable en el futuro
debe comparar las condiciones del futuro cercano.
con las condiciones corrientes
observadas. Si las condiciones fuesen Si la inflamabilidad incrementase,
tales que la ventaja perteneciera al las tácticas correctas para tal
incendio, entonces es obvio que la situación deberían iniciarse; si la
predicción será de un comportamiento inflamabilidad retrocediese
del fuego en deterioro (extremo). (haciéndose menos intensa) se
Debemos leer los signos disponibles a puede considerar tácticas más
nosotros y predecir el flujo y reflujo del ofensivas.
comportamiento del fuego.

Muchos de los Accidentes de Quema se Producen Cerca del Pico de la Curva
de Inflamabilidad

Cada vez que leo sobre una situación de un accidente de quema, he adquirido el
hábito de preguntar, “¿Dónde se encontraba la exposición en la curva de
inflamabilidad cuando se produjo el incidente?”

Muchas veces he leído en los informes que existían los signos del comportamiento
cambiante. Para esto ofrezco algunas reglas prácticas:

1. Compare regularmente las TÁCTICAS y CONDICIONES por su compatibilidad
2. PREDIGA para adelantarse al evento y crear el tiempo de anticipación
necesario para proveer la seguridad
3. CAMBIE NUESTRAS TÁCTICAS fundamentado en nuestras predicciones
4. COMUNIQUE en el LENGUAJE DE PREDICCIÓN

Las tácticas que se puede utilizar exitosamente cuando la inflamabilidad de los
combustibles se encuentra en la parte baja de la curva pueden ser peligrosas cerca
del pico de la curva de inflamabilidad. Las tácticas deben ajustarse a la medida que
cambien las condiciones.

Revise las tácticas a la medida que cambie la inflamabilidad de los combustibles
durante el día o la noche. Buenos tácticos tendrían que poder fijar un cronograma
para tácticas potencialmente peligrosas. Ataque “INDIRECTO, SECUNDARIO, EN

50
PARALELO, Y QUEMAS” son todos potencialmente peligrosos y deberían tener
etiquetas de horario. La etiqueta de horario es la frase que utilicé para describir el
período de tiempo durante el cual la táctica es segura. El período de tiempo se
determina por el punto en el cual el comportamiento del fuego pasa de “factible” a
“fuera de control” o más allá de la capacidad de los combatientes. Es una conjetura
educada, pero debe hacerse.

A veces cuando es designado observador, se dará cuenta de los cambios de las
condiciones. En otras oportunidades, las condiciones cambiantes podrían ser más
generales como en el caso de un cambio en las condiciones climáticas como una
tormenta eléctrica. Para ilustrar el punto, describiré una situación que es bastante
usual para los combatientes de incendios rurales.

Una cuadrilla con herramientas manuales fue asignada a una división en el incendio
con instrucciones de construir una línea a mano hasta el relevo o hasta que se
juntara con la línea de otra división. Pasaron la mañana construyendo una línea
directa por el borde del incendio. El incendio tenía muchos dedos, y la línea
avanzaba torcidamente por la topografía. El día fue caluroso y seco. Durante el día,
la cuadrilla cruzó muchos aspectos y características topográficas: hondonadas,
cañadones, pendientes en cuesta ascendentes y descendentes. El pronóstico
meteorológico habló de tormentas eléctricas durante la tarde.

Cerca del mediodía, la cuadrilla se encontraba en un aspecto con exposición al
sudoeste con nubes de tormenta formándose en el cielo. Al avanzar la tarde, el
comportamiento del fuego se empeoraba y las nubes de tormenta parecían
amenazadoras. Se apilaban las condiciones adversas del incendio indicando una
situación potencial de pasar el límite de posibilidad de control. La situación debería
reevaluarse porque se ha pronosticado un cambio en las condiciones de un incendio
impulsado por la topografía a un incendio impulsado por la tormenta eléctrica y el
viento agravado por las direcciones variables del viento.

La cuadrilla se encuentra en una pendiente CALIENTE cerca del pico de la curva de
inflamabilidad. Las nubes de tormenta contiene el potencial de descendientes
violentos al cambiarse de dirección el viento después del paso de las nubes. Si la
posición de la cuadrilla fuese mínimamente vulnerable a una corrida del fuego
causado por los descendientes, es el momento de actuar. La ubicación segura de
la cuadrilla debería ser la mayor prioridad.

Cuando las condiciones se están cambiando para peores, el lenguaje correcto a
usarse en este caso sería: “Están presentes las fuerzas que crean un
comportamiento extremo del fuego y no va haber disminución durante tres o
cuatro horas. Las tácticas que fueron apropiadas durante la mañana son
ahora calificadas como inseguras.”

Si fuera adoptado este Sistema Campbell de Predicción práctico para su uso futuro,
las instrucciones de la cuadrilla incluirían la consideración de la predicción de la
tormenta eléctrica durante la tarde en la parte más alta del período de quema,
agravado por los descendientes potenciales de la tormenta eléctrica. Las
instrucciones identificarían el periodo del pico de intensidad del fuego para la
División y un mensaje de seguridad para aquellos que tiene la tarea de ser agresivos

51
temprano y tarde, pero que deberían adoptar tácticas defensivas al acercarse el
máximo potencial de comportamiento del fuego.

El espacio horario para las tácticas defensivas dependería del horario del pico de
inflamabilidad de la exposición de los aspectos, la alineación de las fuerzas del
viento y de la pendiente, y la posición del incendio relativa a la ubicación de la
cuadrilla. Debería preguntarles a los pronosticadores meteorológicos el horario
esperado para la ocurrencia de los descendientes.

El Jefe de operaciones debería `preparar el repliegue de las cuadrillas a un lugar
seguro durante el tiempo en el cual el potencial se encuentra en su máxima
expresión, y luego volver a combatir el incendio una vez que el peligro haya pasado.
Los supervisores en la línea deben preguntar, “¿Qué haría el viento de una nube de
tormenta?” y “¿Estaría amenazada la cuadrilla?” Esto se llama el mantenimiento
del control sobre su personal, es lo que quiero decir cuando digo que LAS
TÁCTICAS DEBEN TENER UNA ETIQUETA DE HORARIO.

Capítulo 9

Herramientas Nuevas

Mapas de Relieve

Los mapas de relieve son una herramienta muy
buena que agrega perspectiva a las tácticas y el incendio Klamath en 1987.
ayuda al combatiente visualizar los efectos del Una vez dibujados los
viento y la topografía sobre el comportamiento perímetros del incendio en el
del fuego. Se puede comprar estos mapas en mapa, cerca del 80% de la
las librerías mayores por un costo de alrededor zona quemada correspondía
de U$S 15. a aspectos CALIENTES. La
mayoría de las corridas
Introduciendo el Amarillómetro largas ocurrieron cerca del
pico de la curva de
Como se describió en el Capítulo 7, el inflamabilidad de los
Amarillómetro es un resaltador utilizado para aspectos CALIENTES de la
marcar en un mapa topográfico del área del tarde: el sur, los llanos y el
incendio para indicar las pendientes oeste. El incendio corrió por
CALIENTES. las pendientes dentro de una
hora cada lado del pico de la
El Amarillómetro ayudó a resaltar la curva de inflamabilidad.
propagación potencial haciendo visible las
pendientes CALIENTES y FRÍAS para los períodos de la mañana y la tarde. Otra
herramienta, el Sombraómetro, se utiliza para determinar el período pico de
inflamabilidad de cada aspecto.

Se Crea una Herramienta Nueva – El Sombraómetro

Esta herramienta sencilla ahora se construye en plástico con la parte superior plano
y los cuatro costados con una pendiente de 45º. Cada aspecto tiene un agujero en el
centro que contiene un perno utilizado para echar una sombra. Usando un marcador

52
de fibra para marcar el largo de las sombras cada hora es posible determinar el
momento cada aspecto llegará al pico de la curva de inflamabilidad. La sombra más
corta indica el momento cuando un aspecto dado se encuentra en su pico. Para
utilizar efectivamente el Sombraómetro, debe cuidarse de orientarlo al norte
verdadero, caso contrario el horario del pico estaría erróneo.

La información aportada por el Sombraómetro se puede utilizar para predecir el
horario más probable del comportamiento extremo del fuego.

Gorroneé una caja de cartón y pegué los costados con cinta para lograr ángulos de
aproximadamente 45 º. Pegué clavos en cada aspecto, y puse una brújula en un
borde para orientar el aparato al norte verdadero. Luego venía la parte difícil;
convencí al grupo de finanzas a marcar el largo de la sombra cada hora en los cinco
aspectos de la caja con un marcador. Al final del día tenía la información que
necesitaba y procedí a dibujar un gráfico de inflamabilidad para el incendio.

Fue durante el sitio de fuego en el norte de California en el 1987 donde primero
decidí hacer a medida las curvas de inflamabilidad para el complejo de fuego en el
cual estuve trabajando. Como había aprendido, el pico de la curva ocurre cuando el
ángulo del sol con el aspecto de la pendiente es lo más próximo a perpendicular (la
sombra más corta). El incendio que estábamos combatiendo explotó cada tarde
alrededor de las 14:00. Observé el comportamiento del fuego en los aspectos sur y
oeste tomé el horario de las corridas grandes que consumían muchos hectáreas.

Las condiciones climáticas se mantenían estables y no causaron cambios
significantes en el comportamiento del fuego. La topografía y el calentamiento de las
pendientes fueron los motivos principales para los cambios del comportamiento del
fuego. Encontré que el comportamiento del fuego que pasaba las posibilidades de
control ocurrió en los aspectos sur y oeste dentro de las 1 – 2 horas del pico de la
curva de inflamabilidad del área. Esto hizo previsibles las corridas del fuego.

Más tarde, medí las temperaturas superficiales en los aspectos CALIENTES y
FRÍOS para cuantificar la diferencia en temperatura e inflamabilidad de los
combustibles. Hay una diferencia significativa en la intensidad del fuego con una
diferencial de sólo 16º C. Aquí la varianza entre las superficie a la luz del sol y en la
sombra alcanzaba a veces 39º C.

¿En Cuánto Afecta la Temperatura a la Inflamabilidad?

Extraído del cuaderno serie #47 de datos químicos de Materiales Peligroso de Frank
L. Fire: “Una regla general en el control de reacciones químicos dice que para cada
incremento en temperatura de 10º C, la velocidad de la reacción se duplicará.”

Es fácil entonces entender porque la temperatura de combustibles forestales se hace
un factor significante en la inflamabilidad de los combustibles. Generalmente, mis
mediciones de combustibles CALIENTES y FRÍOS muestra una diferencial en el
rango de 16 a 33º C. Usando la regla sencilla mencionada arriba, es posible
determinar que con una diferencial de 33º C, la intensidad se duplicaría tres veces.

53
La aplicación de esta información en una manera útil en el incendio fue el próximo
paso.

Se convirtió en sencilla la predicción del horario y lugar de la condición de mayor
inflamabilidad de las exposiciones del fuego. Resaltando los aspectos con exposición
al sur y al oeste y determinando si la posición del incendio fuese alineada con el
viento y la pendiente hizo fácil la identificación de áreas con problemas. Los
supervisores recibieron esta información y fueron avisados sobre la probabilidad de
extremos de comportamiento del fuego para cada aspecto. Se le asignaron etiquetas
de horario a los planes de quema basadas en la ubicación de cada pendiente en la
curva de inflamabilidad. Al planificar las quemas, la inflamabilidad de los
combustibles revistió importancia para la selección del sistema de ignición para cada
operación. No funcionaron las quemas en las pendientes FRÍAS. Las quemas
realizadas cerca del pico de la curva sí funcionaron. Los focos secundarios
que se produjeron en el otro lado del filo iniciaron en combustibles FRÍOS y
fueron más controlables.

Prediqué sobre pendientes CALIENTES, pendientes FRÍOS, combustibles
CALIENTES, combustibles FRÍOS, y el alineamiento de las fuerzas en cada reunión
informativas y los incluí en los planes de acción del incidente.

Un supervisor de cuadrilla, un corredor de ultra maratones, me dijo de su experiencia
con el nuevo lenguaje. Quiso llevar su cuadrilla y construir una línea de defensa
cuesta abajo por un aspecto con exposición al oeste hacía el Cañón Ten Ball. El
incendio venía ardiendo en el cañón cada día. No se había establecido ningún tipo
de control sobre el borde de la cabeza del incendio en el cañón. Los aspectos de los
costados del cañón tenían aspecto al oeste y al este. Yo había predicho que el
incendio correrá cuesta arriba por el cañón cada día a las 14:00 cuando el aspecto al
oeste se calentaba lo suficiente para que el incendio coronara y corriera. La
intensidad del fuego en el aspecto al oeste creará un ambiente que arrastraría el otro
lado. Una vez que el humo daba sombra a los combustibles adelante del borde del
incendio, se frenaría y pararía dentro de los 800 metros.

Este combatiente y yo habíamos charlado sobre la TÁCTICA DE OPORTUNIDAD y
nos acordábamos que seguramente no quisiéramos estar en frente del incendio
entre el mediodía y las 18:00. Emplazó su cuadrilla en el filo del aspecto al oeste y
cuidadosamente bajó hacía el fondo del cañón. Se encontraba en alguna parte del
fondo del cañón cuando – justo en horario – el incendio se revivió e hizo una corrida
cuesta arriba por el cañón. Las cuadrillas se encontraban aisladas visualmente de su
supervisor y transmitieron por radio su preocupación acerca de su seguridad. No
nada más preocupante que escuchar una llamada de auxilio y viendo que se alza
una columna gigante de humo.

Todas las demás actividades de supresión se pararon y toda la atención fue puesta
para encontrar el hombre perdido. Salió sano y salvo por sus propios medios.
Cuando le pregunté acerca del incidente, dijo que quiso ver con sus propios ojos la
situación, pero había decidido no obligar a las cuadrillas bajar hasta tanto no hiciera
un reconocimiento del cañón. Relató que tan agradecido estaba de haber dejado a
las cuadrillas en un lugar seguro por el día. Confesó seriamente que nunca se
olvidará la experiencia y que se había convertido en creyente de las inflamabilidades

54
de los combustibles y en este método de predicción del comportamiento del fuego.
Cuando no despedíamos, yo sabía que el haría un mejor trabajo en el futuro de
acordando las tácticas con las condiciones.

¿Qué Tan Caliente Llega a Ser el Combustible?

El próximo aparato que agregué a mi colección creciente de herramientas de
predicción fue un Instrumento para medir la Temperatura del Combustible. Esto es
un ítem comercialmente disponible que se puede utilizar para determinar la
temperatura de los combustibles y la diferencia de temperaturas entre los
combustibles sombreados y los combustibles calentados por el sol.

Con este instrumento, puedo estimar el rango de las diferencias de temperatura en el
área del incendio dado las condiciones predominantes. Normalmente, cuando más
alto el peligro de incendios, mayor es dispersión de temperaturas entre los
combustibles CALIENTES y FRÍOS.

La Necesidad de Contar con una Referencia Práctica de las Curvas de
Inflamabilidad Engendra el Desarrollo de la Tarjeta de Inflamabilidad

Esta tarjeta de referencia es una
tarjeta genérica de temperatura
de combustible/aspecto/horario.
Uso esta tarjeta conveniente de
tamaño bolsillo para acordarme
de la posición de la exposición en
la curva de inflamabilidad, y para
comunicarlo a otros.

En el próximo cuadro, la topografía revela sus pendientes CALIENTES y FRÍAS a
través de la sombra y el sol. Cada aspecto se cambia con el paso del sol.
La parte superior del cuadro es el norte. El horario es a media tarde; los aspectos al
este ya se han enfriados, los aspectos al sur han pasado el pico y se enfrían, y los
aspectos al oeste se acercan al pico de inflamabilidad.

Al “insertarse” un incendio en este cuadro, usted debería poder predecir el sentido de
las intensidades del comportamiento a partir de las observaciones del incendio y la
comparación con la inflamabilidad de las pendientes expuestas.

Por lo tanto, un incendio que se propaga del aspecto al sudoeste al aspecto al este
donde los combustibles son más frescos se frenará.

Desde el alba hasta la noche, es evidente el potencial de intensidades variables del
fuego. Aprende a ver los cambios potenciales y a comunicar el comportamiento
futuro del fuego.

55
A las 14:00 se informa de un foco secundario. Usted lo investiga y observa; el foco
secundario se generó en el aspecto al oeste que está subiendo la curva de
inflamabilidad y alcanzará su pico alrededor de las 16:00. El incendio seguramente
va a acelerar en ese aspecto. Usted vea que las fuerzas del viento, de la pendiente y
del pico de inflamabilidad están casi en pleno alineamiento encima y pendiente arriba
del incendio. La pendiente con aspecto al sudeste en primer plano en el cuadro ya
ha pasado el pico de inflamabilidad y se pondrá más fresco de ahora en adelante.

Esta pendiente es menos inflamable y puede proveer una oportunidad de control
desde un lugar estratégico por el filo (a la derecha) hacía el sudoeste si los recursos
fuesen suficientes para construir una línea indirecta e iniciar una quema dentro de
las cuatro horas con las 18:00 como hora de inicio. Si se tomara la decisión de usar
este lugar para enfrentar el incendio, sabemos que a la medida que avanza el día el
combustible en esta pendiente se tornaría más fresco mientras descendiera la curva
de inflamabilidad. Pero si eligiésemos la construcción de una línea y hacer una
quema, debemos planificar un horario cuando la quema arderá con suficiente
intensidad para cumplir su propósito.

Deberíamos asegurarnos de observar el incendio en los aspectos al sudeste bajo
condiciones similares a las que prevalecen en esta pendiente para identificar el
período óptimo para hacer la quema. La quema habría que hacerse cerca del pico de
la curva de inflamabilidad, y no en el período de incremento de la misma. De esta
manera estamos confiados que la pendiente se tornaría más fresco y no más
caliente. Sabemos, entonces, si la quema se escapara, estaríamos trabajando en
condiciones de mejoría en vez que se empeorará. En otras palabras, el incendio
estaría perdiendo en vez de ganando en intensidad. Una táctica viable sería de
construir la línea un día y hacer la quema de ensanche al día siguiente alrededor de
la 11:00. Ahora hemos identificado tácticas del comportamiento del fuego con
etiquetas de horario, y no solamente Tácticas de Oportunidad.

El desarrollo de un plan de ignición y su cronograma para una quema se puede
lograr de manera similar. El Proyecto de Quema Cheeseboro ayudará a ilustrar el
procedimiento. El plan de la secuencia de ignición y su cronograma se desarrollará
con los siguientes objetivos:

♦ Quemar contra el viento.

♦ Quemar las áreas cuando son más inflamables y la exposición es menos
inflamable.

♦ Utilice dos cuadrillas de quema.

♦ Asegúrese que los sistemas de ignición generan suficiente calor para cumplir
el trabajo en horario estipulado.

♦ Muestre los aspectos a quemar a la mañana y a la tarde.

Durante la operación de quema, observe los niveles de intensidad del fuego. Si fuera
deseable reducir o incrementar la intensidad del fuego, hay acciones que pueden
tomarse ¡(en vez de esperar un cambio climático)!

56
Tome nota de donde las intensidades figuran en la curva de inflamabilidad, y observe
en que parte de la curva las intensidades se encuentran fuera del rango deseable.

Capítulo 10

El Incidente Fayette

Un Estudio de Caso o la Prueba del SPC

De vez en cuando se presenta un gran desafío. A veces requiere gran resistencia,
persistencia, la habilidad de predecir el comportamiento del fuego, o la capacidad de
vencer grandes dificultades.

Este incendio rural de 15.400 hectáreas fue El Grande para muchos de nosotros. No
fue el incendio más grande que he visto con mucho, pero este incendio fue un de los
más resistentes al control que había visto durante mis 35 años de supresión de
incendios. Este incendio fue afectado por la sequía de 5 años que deshidrató la
mayoría del oeste de los Estados Unidos; fue muy peligroso combatirlo.

El propósito de este capítulo es mostrar como se puede ganarle aún a los incendios
más complejos cuando estrategias de ataque indirecto no son exitosas. Además
revela como utilicé mi entrenamiento en el comportamiento del fuego y mi
experiencia en la línea para identificar las tácticas apropiadas para varias
situaciones. Por lo tanto contaré esta historia en etapas.

Es importante ser flexible a la medida que cambien las condiciones. Los tácticos
claves en un incendio rural son el Jefe de Operaciones y el Analista del
Comportamiento del Fuego. Estos individuos identifican las acciones que son
apropiadas para las condiciones del comportamiento del fuego como así también la
capacidad de los combatientes asignados a las tareas de supresión. A menudo
escuchamos que no es tan importante si ganáramos o perderemos, es como
jugamos el juego. No es verdad en la supresión de incendios rurales: Queremos
GANAR.

La Primera Etapa es la Etapa de Situación

Un incendio rural que se denominaba el Incidente Fayette se encendió el 21 de
agosto, 1988 cerca del Lago Fayette en el Bosque Nacional Bridger Tetón en
Wyoming. La velocidad y la intensidad del incendio fueron mayores a la capacidad
de combate de las fuerzas de supresión, y por ende el incendio se escapó del
control. El Equipo de Manejo del Incidente asignado trabajó en la organización y la
dirección de las actividades de supresión inicial. Durante los próximos siete días el
incendio ganó más terreno que los combatientes, haciéndose cada vez más
complejo y consumió un área grande cada día.

El día 28 de agosto, se decide reemplazar el equipo de manejo existente con un
equipo Clase I. Tres días después de que se hizo cargo el nuevo equipo, el incendio
hizo una corrida mayor duplicando el tamaño a 8.100 hectáreas. Ahora se había

57
establecido dentro del Área Natural Protegido Bridger. Debido a que el incendio se
ubicaba en un ANP, se restringió el uso de herramientas mecánicas como topadoras.

Es una política general del Servicio Forestal de los EE. UU. Que no serán utilizados
equipos motorizados en un ANP. El equipo de manejo tenía que solicitar
autorizaciones especiales para poder utilizar motosierras, motobombas, derechos de
aterrizaje de helicópteros y para el uso de todo otro equipo de supresión. Se impartió
la orden a las cuadrillas que construyeron líneas de defensa que hagan el menor
daño posible al lugar. La sensibilidad pública al daño que podría infligir los esfuerzos
de supresión sobre el ANP se alzaron. No se autorizó el uso de topadoras.

Los combatientes tenían que aguantar esta política anticuada y ver el incendio
escaparse, sabiendo que podría haberse controlado bajo reglas distintas de
supresión. Tal es la situación en un ANP. Se escuchó a un combatiente exclamar en
voz alta, “Es como participar en un concurso de patadas de culo con una pata
atada.”

Un incendio de este tamaño en un ANP áspero sin caminos es un desafío muy
grande para la sección de logística. El personal de logística debe proveer todo el
personal, el equipamiento, e insumos utilizados para combatir el incendio. Debe
abastecer el campamento principal y muchos pequeños campamentos dispersados
por la zona del incendio. Si el humo oscureciera el cielo y no pudiesen volar los
helicópteros, los hombres trabajando en lugares remotos sufren. Los turnos de
trabajo duran 12 horas y la fatiga aumenta día tras día. Los combatientes llegan a
ser menos productivos cada día pero el incendio sigue ardiendo. Esta situación del
incendio ya había existido durante tanto tiempo que se dio la orden que los
combatientes deben tener un franco por cada siete días de trabajo, y después de un
número específico de días deben rotarse a campamentos de descanso.

Etapa 2: Viajando al Sitio del Incendio

Mientras los numerosos incendios del 1988 ardieron fuera de control dentro y
alrededor del Parque Nacional Yellowstone, yo disfrutaba de mi retiro del Servicio
Forestal de los EE.UU. y mis 30 años de combatir incendios rurales. Yo había estado
divirtiéndome con mi hobby/negocio de armería en Ojai, CA.

Me habían llamado durante 40 días en el 1987 para trabajar en los peores incendios
de la historia del norte de California. Durante ese período, había implementado mi
propio sistema de predicción de comportamiento del fuego, el SPC. Fue tan exitoso
que escribí un curso para enseñar el sistema a combatientes. Tuve nuevas
herramientas y nuevas ideas que ayudaban a predecir cuando y donde se cambiaría
el comportamiento del fuego. Este sistema funcionó mucho mejor para los
combatientes que el sistema tradicional del USDA que es la materia prima de los
otros Analistas del Comportamiento del Fuego.

El 2 de septiembre de 1988, recibí una llamada del Despachante Forestal
solicitándome que acepte trabajar en un incendio en Wyoming como Analista del
Comportamiento del Fuego. Tenía especial interés en esos incendios porque eran
eventos históricos que presentaban grandes desafíos. Acepté el trabajo y recibí mi
número de orden y mi horario de vuelo. Saldría el día siguiente a las 13:00.

58
Empaqué mi bolsón de incendios y junté mis herramientas de comportamiento del
fuego que había inventado durante el sitio de fuego del 1987 y mi fui al aeropuerto
de Santa Bárbara, CA. El viaje me llevó la mayor parte del día, pero cuando el avión
se acercaba a Wyoming pude ver muchas columnas de humo que se levantaban al
cielo. Mis ordenes decían que debería reportarme al comando de área en Jackson
Hole, WY para asignación a uno de los muchos incendios que ardían en la zona.
Siempre me pregunto en este momento de mis trabajos si voy a poder cumplir con la
tarea. Quizás que son las dudas que refuerzan mi decisión, la verdad que no sé.
El avión aterrizó y esperaba un chofer quien me llevo rápidamente a la sala de
Estatus de Recursos ubicado en una casilla estacionada en la Seccional de
Guardabosque de Jackson Hole.

Habían cartas colgadas en la pared que mostraban más área quemada que había
vito hasta entonces. Mirando más de cerca podría ver donde algunos focos se
habían juntado creando incendios más grandes aún. Podría imaginarme el problema
que esto causaba a las organizaciones de supresión mientras trataban de
acomodarse a la situación siempre cambiante.

Esta gente en la casilla adornaban la sala con todo tipo de pequeños mensajes en
las paredes que habían estado hace tiempo. La palabra santa era que un turno de 30
días fue lo normal para aquellos involucrado en el sitio. En realidad la situación ya
había cubierto más de tres meses. Me sentí cómodo con el turno de 30 días porque
no tenía otras tareas juntándose en casa como la mayoría de los empleados
regulares. Firmé la entrada y producía mi orden de viaje.

Un administrativo me registró poniendo mi nombre y número en una tarjeta T que lo
ubicaba en el tablero del Estatus de Recursos bajo el título de “Disponible.” Me
dieron una llave de motel y me avisaron de presentarme la mañana siguiente para
recibir más instrucciones. Gocé de una buena comida en Jackson Hole y las cosas
dignas de ver que ofreció la ciudad.

Según las instrucciones recibidas, me presenté en la casilla del Estatus de Recursos
a las 06:00. “Espere en el patio.” Me dijeron. Hizo tanto frío que me paré al lado de
una estufa en uno de los garajes, pero no pasó mucho tiempo hasta que me
llamaron del patio y me entregaron mis órdenes. Me asignaron al Incidente Incendio
Fayette cerca de Pinedale, WY.

Mi kit de herramientas de comportamiento del fuego que había entregado a la
aerolínea junto con mi equipo personal no había llegado aún y estaba preocupado
que en el medio de este escenario caótico no lo encontraría jamás.
Afortunadamente, me encontré con un viejo conocido, y el hermano de un amigo que
trabajaba en el área de transporte. Ron Raley me garantizaba que él encontraría mi
equipo y me lo entregaría donde me encontraba en esta maraña de incendios. Sabía
que Ron conocía el tema y dejé mi problema en sus manos hábiles. Lo hizo también;
dentro de los dos días mi bolso llegó a la Base del Incidente.

Me transportaron en un combí junto a cinco personas más que estaban asignadas a
varios incendios por nuestro camino. El combí pasó a través del Parque Yellowstone
dejando los otros en varios campamentos por el camino. Todavía tenía un pequeño

59
pero muy real nudo en el estomago como es usual para mí en un nuevo sitio de
incendio antes de que la distracción del trabajo ayuda disolverlo.

Pasábamos por Pinedale, un pequeño pueblo al lado de un pequeño río lejos de
otros pueblos. Pasando por una guardaganado y a través de unos kilómetros de
campo cubierto de matorrales de Artemisia, podría a ver humo del incendio Fayette.

Llegábamos a la Base del Incidente y el Puesto de Comando cerca del mediodía.
Cargando mi mochila de incendios con mi ropa y una carpa al hombro, caminé del
área de estacionamiento a las carpas del Puesto de Comando.

Después de mis treinta años de trabajar en incendios todavía tengo los mismos
sentimientos. Hay la anticipación de encontrarme con viejos amigos, la ansiedad de
entrar en una nueva situación y el condenado nudo en el estomago que relaciono
con las dudas – preguntándome si pudriera cumplir con la tarea asignada. ¿Qué tipo
de jefe me tocaría? ¿Va ser una persona que sirve de ayuda o será difícil trabajar
con él? Normalmente enfoco primero en la gente y la relación de trabajo y en
segundo lugar en el problema del incendio. Si pudiera entablar un amistad y
establecer un buen entendimiento mutuo con las personas, es mucho más fácil hacer
el trabajo. La organización nacional de incendios había hecho un trabajo excelente
de hacerme llegar a este lugar. Había un solo problema: no tenía las herramientas
que necesitaba.

Evaluando la Situación y Conociendo la Gente

Me registré, firmé el formulario en la oficina de Estatus de Recursos y solicité
indicaciones de cómo encontrar la Unidad de Planes donde trabajaba los analistas
de comportamiento del fuego asignados al incidente. Al encontrarme con algunos del
equipo de Manejo del Incidente ahí, descubro que el equipo de manejo está
compuesto de gente con que he trabajado a través de los años con la excepción de
mi supervisor directo. Los Jefes del Incidente y los Jefes de Operaciones me dan la
bienvenida calurosamente. Charlo con ellos y trato de entender su percepción de la
situación del incendio. Recibo la impresión que está bien organizativamente, pero no
está logrando control del incendio y no tienen un estimación del tiempo de control.
Después de explicar que mi bolso de herramientas de comportamiento del fuego no
me había alcanzado todavía, pregunté al Jefe de Planes que quería que haga
primero. Me dijo presentarme a la gente y hacer un reconocimiento para empezar.

Levanté una copia del Plan de Acción del Incidente que contenía el plan de acción
para el período operacional y lo leí. Me di cuenta que el Incidente ya contaba con
dos Analistas de Comportamiento del Fuego. Decidí empezar ahí. Encontrando una
carpa con un cartel diciendo que era la Unidad de Meteorología del Fuego y de
Comportamiento del Fuego, entré y me presenté. Ellos, por supuesto, querían saber
porqué me habían enviado a un incidente donde ya estaban trabajando dos analistas
de comportamiento del fuego. No sabía y no pude contestarles la pregunta. Quizás
esperaban un relevo. ¡No es usual para que se asignan dos analistas a un incendio,
mucho menos tres!

Necesitaba de todas maneras aprender todo lo posible acerca del comportamiento
del fuego y la situación, por lo que decidí tomar la iniciativa. Jim Bishop era un oficial

60
del CDF asignado como uno de los analistas de este incendio. Todavía estaba
inseguro de cómo iba encajar en la organización, pero sabiendo que necesitaba
evaluar el incendio con mis propios ojos, hice planes para juntarme con él el día
siguiente.

La siguiente mañana, Jim y yo nos encontrábamos en el helipuerto para volar a un
punto de observación el había seleccionado. La sección de transporte aéreo estaba
muy ocupada moviendo combatientes frescos a nuevas posiciones alrededor del
incendio. Insumos cargados en dos y a veces tres redes debajo de los helicópteros
eran despachados. El Grupo de Helitack funcionaba bien. Pude ver que estaban
manejando la situación bien. Las cargas se pesaban, se registraban, y se los
etiquetaban para su destino. Los combatientes se juntaron y los revisaban sus
equipos de seguridad. Se completaban los manifiestos y las cuadrillas fueron
cargadas y volaron a sus destinos prefijados.

Aunque la mayoría de los vuelos eran planificados con anticipación, el Grupo de
Helitack debería responder a llamadas de ayuda desde la línea de defensa. Agua o
retardante podría necesitarse para aplacar un punto caliente o foco secundario, o
una evacuación médica para un combatiente lesionado. Los requerimientos
especiales de la línea de defensa y reconocimientos de oficiales debían ser
entreverados entre los vuelos programados. Tal operación puede convertir el
esfuerzo en el incendio en un éxito o arruinarlo. Esta unidad, pude ver, funcionaba
bien.

Despegando en el Bell 206 dimos una vuelta del campamento base y luego,
ascendiendo a una altura bastante por encima del terreno ascendiente, volábamos al
centro del flanco sur del incendio. El sitio de aterrizaje fue una roca del tamaño de
una casa grande en el borde de un cañón profundo. Me di cuenta que si no pudiera
volver a buscarnos, no sería posible salir de ahí a pié. Me habían dejado colgado
muchas veces antes esperando un helicóptero al fin del día que debería responder a
un requerimiento prioritario. Supe que fácilmente podríamos pasar la noche aquí.

Jim hizo mediciones de la temperatura y de la humedad cada hora anotándolos en
su libreta. Él buscaba una correlación entre la humedad y el comportamiento
extremo del incendio. Dedujo que cuando la humedad se bajaba por debajo del 20%,
el comportamiento del fuego podría convertirse en extremo.

Por otra parte, yo buscaba la relación entre la hora y el aspecto, intentando encontrar
la hora y el aspecto donde el incendio se convertía en extremo. Grabé en video los
cambios en el comportamiento del fuego que ocurrieron durante el día. Llegué a la
conclusión que el incendio se convertiría en extremo solamente se estableciera en la
base de una topografía con exposición al sur, sudoeste, u oeste a partir de las 12:00
y hasta las 18:00.

En nuestro único punto de acuerdo, Jim y yo decidimos que si auméntese la
velocidad del viento, el incendio correría a favor del viento y se generarían focos
secundarios adelante del borde ardiente.

61
El incendio se mantuvo bastante calmo durante la mayoría del día aparte de algunas
pendientes aisladas en las cuales el incendio hizo corridas hasta el filo y luego se
aplacó.
Jim quiso quedar con su teoría de la humedad, y yo quise desarrollar los conceptos
de inflamabilidad del combustible que utilicé durante los incendios del ’87. Nos
acordábamos a disentir.

Ya estaba tarde en el día y el helicóptero llevaba atraso. Empecé hacer planes en
caso que tendríamos pasar la noche en esa roca. Sería una noche incómoda sin
exageración alguna. No hubo comida, quedaba poco agua y no hubo reparo o ropa
abrigada para el frío. Y supimos que existiera la posibilidad de una prioridad más alta
para el helicóptero, también podrían haber vencido el tiempo de vuelo del piloto o
podría haber experimentado una falla mecánica.

Lo escuchábamos antes de verlo, sus rotores golpeando el aire apareció en el
cañón. Fue un Bell 206. Cuando subí y abroché el cinturón de seguridad en la butaca
delantera derecha, el piloto hizo el truco de ascender un poco y luego tirarse al
vacío. Fantástico. Mi estomago siempre pega una vueltita al volar sobre barrancos
abruptos, para mí es como lanzarse de un precipicio de 300 metros en una soga.
Afortunadamente mi estomago aterrizó correctamente al sentir el helicóptero pasar
del despegue al vuelo normal en el aire libre. Examiné por encima otra vez el
incendio y luego me relajé y gocé de la vista del paisaje durante el viaje a la base.

Ahora yo había visto al incendio y conocí el equipo. Necesitaba una posición y más
información acerca de las tácticas de supresión y las capacidades. Me tomé asiento
con los dos analistas mientras preparaban su pronóstico del comportamiento del
fuego para el turno nocturno. Nadie pensaba que el incendio hará gran cosa durante
la noche. El pronóstico meteorológico no predecía vientos para empujar el incendio a
través del campo, tampoco se preveía lluvias para extinguirlo. La humedad relativa
estaba en 35% y aumentando como se esperaba, por lo que se esperaba que el
incendio se mantendrá calmo. Quizás el roció lo apagaría a la mañana.

Esa tarde, Jim Bishop, Mark Beighley y yo discutíamos durante un par de horas
como se relacionaba la situación del incendio con los pronósticos del
comportamiento del fuego. Intenté convencer a estos ACF que tuve un nuevo
enfoque que funcionaría en estas circunstancias. Sentí resistencia por parte de Jim
principalmente. No le gustaba la idea de usar las temperaturas del combustible en
las predicciones de comportamiento. Yo tuve que haber sabido que no fue buen idea
tirar a alguien al agua profunda cuando se encontraba en una situación de esta
naturaleza. Discutíamos, luego argumentábamos, y finalmente nos gritábamos. Esto
siguió hasta que me aseguré que Jim y Mark estaban de acuerdo entre ellos y fue
obvio que yo fui el que sobraba.

¿Ahora cómo podríamos operar? Fue necesario que cooperáramos. Estuve
obstinadamente seguro que podría hacer algo bueno utilizando mi sistema si me
permitiesen.

Escuché mi nombre por el altoparlante avisándome que busque un paquete en
transporte. Después de caminar los 400 metros por el camino de ripio a la unidad de
transporte, encontré que por fin habían llegado mis herramientas de comportamiento

62
del fuego. Bien hecho Ron Raley. El había cumplido conmigo. Al caminar a la carpa
de comportamiento del fuego para configurar mis herramientas, me pregunté si la
exhibición causaría ataques nuevos a mis ideas. “Ah bien,” pensé, “Ya estoy metido,
qué diablos.” Guardé el maletín con mis herramientas al lado de los instrumentos
meteorológicos para la noche y salí a comer.

Las comidas eran servidas por una empresa de catering desde un trailer. Llenando
mi plato con bifes, caminé hasta la mesa de campamento con cuatro asientos y me
encontré con un viejo amigo de los incendios y empezábamos a recordar historias.
Después de comer pasé por la unidad de duchas, y me sorprendí ver que era la
unidad de duchas de Vince Mecina de Buelton, CA. Fue un largo viaje para esa
unidad. La movilización necesaria para cumplir con los requerimientos de las
unidades de logística estaba estirada al máximo. Ya comido, retorné al Puesto de
Comando del Incidente y me junté con el Jefe de Planes para que me diera mayor
definición de que podría hacer para el incidente. Me presentó a Gerry Gielock del
Bosque Nacional Sequoia en Porterville, CA.

A Gerry lo habían asignado a una unidad especial de planes que se utilizó una sola
vez anteriormente durante el incendio Wheeler en 1985 en Ojai, CA. Esta unidad se
denominaría la Unidad de Especulación. Esta unidad desarrollaría vistas a largo
plazo para ser presentadas al Jefe del Incidente y su plana mayor.

Gerry quería que uno de los ACF trabaje con él en la Unidad de Especulación. Yo
me ofrecí para la tarea rápidamente, apresurándome aprovechar la posibilidad de
trabajar solo sin que mis pares discutirán mis ideas heterodoxas. Gerry aceptó mi
ofrecimiento y me encontré en la segunda Unidad de Especulación activada. ¡Esto
dejaba marca en la historia! Los miembros de la unidad incluyeron un procesador de
imágenes y un gerente de campamentos bases quien se encargaba de la situación
de los sub-campamentos, y a mí, el analista de comportamiento del fuego.

¿Cuál sería la capacidad de la fuerza de supresión en las líneas de defensa? Es una
cosa saber que puede hacer el incendio, pero es tan importante saber que capacidad
tienen los combatientes. Esta comparación establezca el límite de posibilidades de
control. Una vez que uno conoce esto se puede recomendar las tácticas apropiadas.
Hablo de las tácticas para ganar. Hasta el momento no habían podido ganar las
cuadrillas tratando de controlar la cabeza de este incendio.

Pedí autorización a Gerry para un sobrevuelo del área del incendio con el Jefe de
Operaciones a fin de poder apreciar la situación. Me autorizó y planifiqué el
reconocimiento para el día siguiente. El sobrevuelo en el avión de ala fija se canceló
debido a las prioridades de las actividades de supresión del fuego. Contacté al Jefe
de Operaciones y el acordaba dejarme examinar la peor sección del incendio con él.

El Jefe de Operaciones en el turno era un Oficial de Manejo del Fuego Distrital del
Servicio Forestal de los EE.UU. llamado Bob Johnson. El otro Jefe de Operaciones
era Rich Wand del Bosque Nacional Cleveland. Bob y yo habíamos trabajado en
varios incendios juntos como Jefes de Operaciones y supe que era uno de los
mejores oficiales de incendios en la actividad. Rich también tenía experiencia, él se
encargaba del turno nocturno; Bob tenía el turno diurno.

63
Bob arregló un vuelo en helicóptero a la cabeza del incendio Fayette y salíamos del
campamento base rumbo a uno de los sub-campamentos a una altura de 3000
metros. Al aterrizarnos en una pradera cerca del Lago George, vi los insumos para el
sub-campamento George apilados en el claro. Acercándome al campamento, me di
cuenta que no hubo exceso de insumos aquí; fue el mínimo indispensable para
sobrevivir.

Bob Johnson estaba constantemente ocupado contestando llamadas en una de las
dos radios portátiles que llevaba en el hombro. Se comunicó con Operaciones
Aéreas acerca de información y preguntas sobre las prioridades de lanzamientos de
retardante y con el personal jerárquico de línea sobre insumos o cuestiones tácticas.

Salíamos caminando del sub-campamento a la línea de defensa con rumbo al sur.
Grabé en video la caminata por la línea y estuve contento de haberlo hecho. El video
ha sido muy útil en mis clases de entrenamiento.

La caminata en la línea de defensa con Bob Johnson fue una de las cosas más
importantes que hice mientras estuve en el incendio. Quería saber la capacidad de
las cuadrillas asignadas a construir la línea de defensa. Bob estimaba que las
cuadrillas que él había juntado podrían construir línea a un cuarto de la velocidad de
las cuadrillas Hot Shot del Servicio Forestal. Estas eran las únicas cuadrillas que
pudo conseguir. Las cuadrillas disponibles para el incendio eran minimamente
competentes y con el mínimo de entrenamiento. Estas cuadrillas podrían aguantar
largos de llama de 60 centímetros y no por mucho tiempo. Contaban con algunas
motobombas portátiles para ayudar en la supresión y la liquidación. Las cuadrillas
recurrieron a tirar tierra con las palas para aplacar las llamas, y cubrir los rescoldos
con tierra para liquidar los puntos calientes. Otra táctica empleada fue de alejarse del
borde del incendio y construir la línea de defensa y luego quemar el área entre la
línea y el borde del incendio. La mayoría del trabajo fue defensivo en su postura.

A continuación, puse mi atención en el potencial del incendio. Quise investigar que
tan previsible era el incendio. ¿Qué eventos podrían predecirse? ¿Cómo los podría
predecirse?

La situación era tan compleja como cualquiera que Bob o yo habíamos visto antes. A
menudo el incendio correría varios kilómetros; y otro día se quedaría en una sección
y hacer una corrida en otra. La ocurrencia de vientos fuertes siempre resultó en
corridas del incendio y vientos fuertes fue una ocurrencia diaria. Las cuadrillas de
supresión no pudieron controlar el incendio en los días de viento. Cuando el viento
se calmara el incendio entró dentro del límite de las posibilidades de control, pero el
área fue demasiado grande y las zonas quemadas tan descontinuos para poder
terminar el trabajo antes que viniera el próximo evento.

Los lanzamientos de retardante desde el aire no pudieron apagar el incendio. Las
cuadrillas inexpertas no pudieron construir suficiente línea de defensa para contener
la cabeza, y no pudieron encontrar ni contener todos los focos segundarios adelante
del incendio principal.

¿Estaríamos aquí hasta el invierno? Esto parecía una posibilidad real salvo que
pudiéramos hacer algo para ganar.

64
La cabeza del incendio era una zona de focos segundarios móviles. Los restos
vegetales en el suelo adelante del incendio eran envejecidos y muy secos. La sequía
había desecado los combustibles muertos hasta que la mayoría de los combustibles
superficiales eran susceptibles a ignición por brasas. Bajo condiciones climáticas
más normales, solo una porción de los combustibles se encendería por brasas. Pero,
casi todo los restos superficiales eran propensos a la ignición por chispas en este
bosque desecado. Bob raspó el suelo con la punta de su bota y comentó, “Mire la
capa de humus, es más profunda que uno piensa. Es totalmente orgánico y ardería
entre diez a quince centímetros por debajo de la superficie.”

Empezaba a pensar que salvo que la línea de defensa podría construirse más allá de
la zona de focos segundarios y luego hacer la quema de ensanche, no hubo forma
que las cuadrillas tendría éxito. La mayoría de las veces, los intentos de quema de
ensanche no lograron una quema suficiente completa para resultar en una línea de
control efectiva.

Mientras caminábamos por el borde del incendio, Bob y yo charlábamos de la táctica
de quema. Bob había dado instrucciones para construir línea de defensa.
Adicionalmente al cortafuego de tres metros, quisiera que se podarían las ramas de
los árboles dentro de 50 metros de la línea de defensa en el lado del incendio
principal. Cortaron las ramas hasta la altura que podría alcanzar un combatiente con
hacha. La intención de este trabajo era prevenir la subida del fuego desde el suelo a
las copas de los árboles. Si pudiera mantener el incendio en superficie y con la línea
cavada hasta suelo mineral, se contendría en la línea. Pregunté a Bob cómo se
llamaba este trabajo. “Silvicultura,” me contestó.

Hasta ahora, habíamos caminado cerca de una milla sin haber visto una cuadrilla u
otra persona en la línea. El número de cuadrillas fue aún más limitado a la medida
que el incendio se expandiera. La mayoría del esfuerzo se expendió construyendo la
línea y reconstruyendo las líneas perdidas. No quedó mucha mano de obra
disponible para patrullaje o la defensa de la línea y para liquidación. Entendí porque
el control de este incendio fue tan difícil.

Llegábamos a un sitio donde el incendio había quemado caliente y limpiamente. Las
llamas deben haber tenido 30 metros de altura cuando pasaban por ahí. Esta zona
se había quemado de la misma forma que las corridas grandes. Quise saber qué
combinación de fuerzas había creado esta quemada caliente y limpia. Si fuera
posible a identificar los factores que causaron el evento, podríamos predecir el
evento. En tal situación no buscamos las diferencias en la temperatura del aire o de
la humedad relativa para aportar las respuestas, razoné.

Le pregunté a Bob cuál era su opinión acerca de la combinación de eventos o
fuerzas que causó esta intensidad extrema del fuego. Después de pensar un poco,
Bob empezó a juntar las piezas. “¿Esta parte se quemó hacen 2, no 3 días?” Lo hizo
como pregunta. “El incendio se ubicaba en la base de una pendiente con exposición
al oeste con el viento atrás suyo cuando pasó por aquí. Generó focos secundarios
delante de él, y luego se quemó todo el área donde se iniciaron los focos
secundarios. Ardió con mucho calor, hasta alrededor de las 02:00.”

65
Le pregunté a Bob si pudiera decirme qué fue que hizo correr el fuego en primer
lugar. Me contestó, “Parece que la pendiente tuvo mucho que haber.”

Luego le pregunté si creyera que el porcentaje de la pendiente o el aspecto de la
pendiente fue la clave. Pausó unos segundos y luego contestó, “Tanto pendiente
como aspecto tuvo que haber. Era una pendiente abrupta, con aspecto al oeste con
el viento a favor y la corrida empezó alrededor de las 17:00 quemando hasta la cima
y dispersando brasas en los combustibles adelante. Luego se quemó toda la zona.
Se ardió caliente toda la noche.”

Siempre supe que a mí me gustaba ese hombre, pero hasta ahora no apreció
completamente sus habilidades de memoria. Él me había recitado la clave para
predecir donde y cuando el incendio haría una corrida.

Ahora sentí seguro que para que ocurriera este comportamiento extremo del fuego,
que la mayoría de las fuerzas que ayuda a la quema se encontraban en plena
alineación. Las pendientes que no estaban alineadas con el viento o el pico de
inflamabilidad de los combustibles para su aspecto no quemarán con su máximo
potencial de intensidad. Esto sería verdadero tanto para las quemas de ensanche
como también el mismo incendio. Todas las fuerzas tenían que ser alineadas para
hacer que el incendio se levanta y corra. Algunas áreas arderán lentamente y se
propagarán imperceptiblemente al mismo tiempo y bajo las mismas condiciones
meteorológicas que otra parte del incendio se explotara.

Observaciones de la posición del incendio, la hora del día, lo abrupto de la pendiente
y la dirección del viento fueron una guía para predecir el grado de las intensidades
del comportamiento del fuego. Cuando una parte del incendio se encontraba en un
posición para correr cuesta arriba, y la pendiente fue una pendiente caliente de la
tarde a la hora del pico de la curva de inflamabilidad y con el viento alineado; dado la
asistencia de la pendiente, el incendio podría correr hasta la cima y generar sus
focos secundarios a través del terreno adelante suyo.

Para agravar el problema, la velocidad del viento aumentaría suficientemente cada
tantos días para empujar el viento delante de él, a pesar de la falta de alineamiento
de las otras fuerzas. En este momento, el incendio se convertiría en un incendio
impulsado por el viento.

Para poder predecir eventos impulsados por el viento en este incendio superficial,
supe que tendríamos poder predecir cuando vientos en exceso de 24 kph afectarían
al incendio.

Mientras el incendio fue influenciado por fuerzas ajenos al viento, sería un incendio
impulsado por la topografía. Para estos días y noches, necesitábamos observar la
posición del incendio dentro de la topografía, el aspecto de la pendiente y la curva de
inflamabilidad para poder predecir los cambios de intensidad. Cuando estas fuerzas
se alinean aún con poco viento, el incendio tendería a correr.

Quise averiguar en que parte de la curva de inflamabilidad se iniciaría una corrida del
incendio. ¿Dónde en la curva de inflamabilidad estarían suficientemente frescos los

66
combustibles para que la intensidad bajaría a valores dentro del límite de
posibilidades de control por parte de las cuadrillas?

Acomodándose con el Comportamiento del Fuego

He aprendido ver los combustibles adelante del incendio como nuevos combustibles
calientes que incrementan la tasa de propagación, o como combustibles fríos que
resisten la ignición y retardan la propagación del incendio. ¿Qué tan exacto tiene que
ser la alineación de las fuerzas para crear un comportamiento del fuego más allá del
límite de posibilidades de control? ¿La pendiente o la fuerza del viento son alineados
para ayudar la propagación del fuego, o son fuera de alineamiento y por lo tanto
frenando su desarrollo? Todas las variaciones topográficas tienen distintas
alineaciones e inflamabilidades variables.

En cada instancia donde la relación entre el incendio y la topografía es diferente, se
puede predecir un cambio en el comportamiento del fuego. Con el lenguaje que he
desarrollado, ahora puedo comunicar a otros el fundamento del comportamiento del
fuego esperado. Yo había estado usando el lenguaje en mis charlas con Bob y él lo
entendió. Sabía que tendríamos que enseñar a los supervisores como anticipar estos
cambios del comportamiento del fuego. Mientras Bob y yo caminábamos a través del
área del incendio, observaba las varias intensidades y comportamientos del fuego y
comparándolos a alineación de fuerzas. Sabía de mirar el comportamiento del fuego
cómo reaccionaría el incendio si fuera reubicado aquí o allá. Podría visualizar si el
comportamiento potencial del fuego se convirtiera en más o menos extremo. Sentí
cómodo aquí en la línea de defensa; estuve haciendo al comportamiento de este
incendio.

Bob y yo habíamos pasado la mayor parte del día en la línea de defensa y había
llegado la hora de volver al sub-campamento George para el vuelo de regreso al
campamento base. Durante el regreso, noté que las intensidades del fuego
aumentaban. Algunas copas de los árboles se prendían. Tomé nota de la hora: Eran
las 15:00. Se acercaba al horario pico de calentamiento para los aspectos al
sudoeste. La situación del incendio continuaría a deteriorarse a partir de ahora y
hasta la puesta del sol.

Escuchábamos una cuadrilla trabajando más adelante y cuando llegábamos a su
lugar de trabajo, encontrábamos que el incendio había cruzado la línea después de
pasar más temprano en el día. La cuadrilla reconstruía la línea con motosierras y
pulaskis. Yo sabía que la línea entera que recién habíamos caminado fue tan
vulnerable como esta parte. Dejábamos la línea vieja y pasábamos por el nuevo foco
y al subcampamento George. Me preguntaba si los combatientes supieran que la
situación empeoraría durante las próximas dos horas.

Le pegué un vistazo al área del incendio mientras volábamos de vuelta bajando la
montaña al campamento base. El humo había incrementado a la medida que se
acercaba el período pico de inflamabilidad del día. Recuerdo pensando, “Me juego
que no se ha cambiado mucho la humedad.”

67
Al regreso al Puesto de Comando del Incidente, me reporté con Gerry Gelock y
registré mis anotaciones hechas durante la caminata con Bob Johnson.

El Próximo Paso: El Valor de Registrar Sus Anotaciones Diarias

Y por lo tanto escribí:

1. Los combustibles son secos y se prenderán fácilmente de pavesas.
2. Las barreras de rocas y los combustibles ininterrumpidos no
retardan la propagación del incendio.
3. El éxito de la construcción de la línea en la zona de focos
secundarios es improbable.
4. Los intentos de quema en horario inapropiado no serán quemas
limpias, y será como combatir focos secundarios con más focos
secundarios. Las quemas deben hacerse bajo condiciones donde las
fuerzas están en plena (o casi plena) alineación, o con un viento de
una dirección favorable de más de 32 kph.
5. La dirección del viento es el factor mayor en la dirección de
propagación, ya que el incendio se propaga principalmente debido a
las pavesas volantes.
6. El humus es tan profundo y seco que el rocío en la superficie no
prevendrá la propagación del incendio por debajo de la capa húmeda
en la superficie. (¡El rocío no lo hará!)
7. La capacidad de supresión de las cuadrillas es un 25% de las
expectaciones normales de una Cuadrilla Tipo 1. No hay Cuadrillas
Tipo 1 disponibles, tampoco se puede esperar su disponibilidad en el
futuro.
8. El potencial de propagación del incendio se encuentra más allá de la
posibilidad de control de toda combinación de capacidad de
supresión. Aún durante los períodos de poca propagación, el
incendio pasa las líneas establecidas en forma superficial o
subterránea obligando las cuadrillas a reestablecer nuevos
cortafuegos. A la medida que se agranda el incendio, las cuadrillas
ceden terreno.

Utilizando la Información

Gerry y yo hablábamos de la situación y decidimos que registraría mis
averiguaciones como un análisis a largo plazo de la situación. Esto se completó y se
lo entregó al Jefe de Planes para su uso en las reuniones de planificación.

Durante los siguientes días, escribí 10 de tales trabajos para el esfuerzo de
Planificación a Largo Plazo de la Unidad de Especulación.

68
Ahora estuve en onda y me quedaría en onda para la duración del incendio.
Evaluaría el incendio y los esfuerzos de su supresión con el Jefe de Operaciones y
otros, y hacer recomendaciones tácticas acorde a la situación.

El 5 de septiembre, el ACF Mark Beighley y yo sobrevolábamos el incendio en un
avioneta de ala fija. El aire fue muy inestable y el viaje no fue placentero.

La zona incendiada fue difícil verlo debido al humo grueso sobre el área.
Esperábamos ver claramente el terreno y los combustibles adelante del incendio. Lo
que pudimos ver no fue fácil analizarlo. El incendio de más de 8.100 hectáreas no
contaba con bordes perceptibles, salvo en cercanías de Lago Fayette donde se
inició. Hubo humos por aquí y por allá sin una conexión visible entre ellos. Nos
descorazonó ver semejante vista ya que tiende a hacer uno sentir que no puede
hacer ninguna sugerencia táctica para acabar con el monstruo.

Una de las áreas que vimos fue un intento de quema en la zona donde había
caminado el día anterior. La quema no fue limpia, y no crearía la barrera necesaria al
frente del incendio. Las fuerzas no estaban bien alineadas para una quema. Cuando
aterrizábamos, Mark y yo conducíamos de vuelta al campamento base del
aeropuerto de Pinedale. Mark se fue a su lugar de trabajo, y yo preparé el próximo
trabajo de planificación a largo plazo.

Escribiendo Notas y Recomendaciones Para un Incendio Fuera de Contención

INCENDIO FAYETTE 05/09/88

Tema: Planificación a Largo Plazo

Título: Opinión y Relación del Comportamiento del Fuego

La salida al campo a Divisiones U y V reveló los siguientes hechos e
impresiones: Este incendio es una zona móvil de focos secundarios.

¿Por qué? Combustibles no continuos, combustibles muy viejos, humus que
está muy seco y tierra con un alto porcentaje de materia orgánica, combinado
con barreras rocosas en todos lados con bosquetes de árboles y muchos troncos
caídos. Resistente a la introducción de humedad menos. La capa profunda de
humus arde por debajo de la capa húmeda.

Resulta en: Retención obstinada del fuego en la cama de combustible. El rocío
no lo apaga. ¡El rocío no lo hará!

Tácticas de Quema: No se puede esperar que las quemas produzcan líneas
negras largas y parejas para hacer barreras al avance del incendio. Al contrario
la quema más probablemente resultaría en focos secundarios como el mosaico
de quema. Estos focos secundarios pueden convertirse en amenazas después.
No combate focos secundarios con más focos secundarios.

Dirección del Viento: Un factor principal en el avance del incendio tanto debido
a focos secundarios, como a través de una quema diseñada para establecer una
línea quemada adelante del incendio.

69
Oportunidades: Las quemas hechas cuando la dirección del viento es favorable y
las velocidades del viento son considerables, y en el horario apropiado deberían
usarse para ganar aunque sea pequeñas ventajas. Una quema a gran escala
hecha fuera de la ventana de oportunidad incrementará la incidencia de fracasos.

Identifique las Ventanas de Oportunidad: Ubique etiquetas con la dirección del
viento favorable en la carta. Muestre la dirección del viento necesaria para cada
división.

Tácticas de Quema Para Ganar Pequeñas Ventajas

1. Queme concentraciones pesadas de combustibles que desprenden alta
energía y pavesas, durante períodos de condiciones pobres para quemar.
2. Queme bosquetes durante períodos de condiciones pobres para quemar.
3. Queme restos vegetales y matorral bajo que se encuentran entre la línea de
defensa y el incendio principal durante períodos de buenas condiciones de
quema y en un horario cercano al pico de la curva de inflamabilidad.
NOTA: Los rancheros locales dicen que la Grouse Wortleberry (Vassinium
scoparium) normalmente no soporta el fuego sino es una barrera al fuego.
También es el principal combustible que conecta las islas dentro del área
quemada.
4. Pode y queme desde la línea de defensa estando dentro de la ventana de
oportunidad para la quema.
Trabajo Necesario del Plana Mayor
1. La fuerza del viento es muy importante. Todo personal jerárquico en las
reuniones informativas o de planificación debería hacer aquellas cosas que
ayudan visualizar la dirección del viento, por ejemplo utilice flechas en las
cartas.
2. Los Analistas del Comportamiento del Fuego deben trabajar en conjunto
con el pronosticador para conseguir los mejores pronósticos del viento.
Muestre diariamente el pronóstico en el tablero de información. Utilice cartas
meteorológicas en la muestra.
3. Los Jefes de Operaciones y los ACF deberían solicitar por lo menos
pronósticos del viento a 3 días. La antelación es muy importante en esta
situación de logística exigida; lleva tiempo para preparar los recursos.
4. Mantenga un modo de ataque apropiado al comportamiento del incendio.
Espere, detecte y encargase de los focos secundarios adelante del incendio
principal solamente con tácticas que tendrán éxito.
5. Utilice el Analista del Comportamiento del Fuego de la Unidad de Planes
para agregar inteligencia y para refinar el pronóstico meteorológico.

70
Los Extremos del Comportamiento del Fuego

Este incendio se arrastra, genera focos secundarios, y prende a copas solas la
mayoría de los días. Cuando se alinean las fuerzas ayudando al incendio, se
corona en el bosque abierto y corre a favor del viento.

La identificación de las fuerzas y el reconocimiento de las alineaciones que crean
el ambiente para comportamiento extremo del fuego es importante para todos los
combatientes.

Tenemos la capacidad con las cuadrillas y los helicópteros asignados para ganar
pequeñas ventajas salvo durante eventos de comportamiento extremo del fuego.
Las fuerzas de supresión deberían mantenerse en el modo de ataque únicamente
cuando pueden triunfar. Cada supervisor debería identificar y comunicar las
condiciones que indicarían una táctica defensiva. El cambio a un modo de ataque
debería basarse en una predicción de éxito.

Asegúrese que Sus Sugerencias son Utilizables para Operaciones

Antes de entregar mis evaluaciones a Gerry, repasaría mis conclusiones con los
Jefes de Operaciones. Este procedimiento fue necesario para asegurar que antes de
hacer una sugerencia, había recibido información y sabía que el Jefe de
Operaciones podría implementar el plan. Que yo sepa, el Jefe de Operaciones nunca
rechazó ninguna de las sugerencias de planificación a largo plazo que hicimos
durante el incidente.

Configurando el Área de Trabajo – y los Implementos del Analista de
Comportamiento del Fuego

Armé mis herramientas de comportamiento del fuego cerca de la carpa del
pronosticador. Las herramientas incluyeron el Sombraómetro, el instrumento de
temperatura del combustible, y una pantalla solar conectada a una rueda que giraba
con la energía creada por la pantalla. Utilicé el Sombraómetro para identificar los
horarios picos de la curva de inflamabilidad para cada uno de los cuatro aspectos y
los llanos.

La Colección de Datos Pertinentes a la Situación del Incendio

Grafiqué las curvas de inflamabilidad para el incendio Fayette y coloqué el gráfico en
el tablero de información. Los aspectos al sur y al oeste parecían ser los que
tendrían las intensidades más extremas del fuego en los días sin viento. Me pregunté
porqué este incendio tuvo corridas del fuego tan tarde en los días hasta que vi que el
aspecto al sur llegaron al pico a las 14:00 y los aspectos al oeste llegaron al pico a
las 17:30. Esto, para mí, explicó las corridas tardías.

71
Haga Algunas Conclusiones Definidas Acerca de sus Datos

Este incendio se hizo más peligroso entre las 13:00 y las 18:00. La mayoría de las
corridas del incendio se esperaría entre estas dos horas salvo que vientos fuertes
predominaban en otros horarios. La diferencial de temperatura entre los
combustibles al sol y en la sombra fue significante.

La diferencial de temperaturas más grande de los combustibles superficiales estaban
ocurriendo durante las tardes. La diferencia entre temperaturas fueron tan altas
como 28º C. Los combustibles al sol fueron mucho más inflamables debido a su
temperatura elevada.

Esto fue importante porque los árboles en el área adelante del incendio estaban
dispersos y un gran porcentaje del área superficial se encontraba al sol. Las pavesas
que caen sobre combustibles calientes son más propensas a prenderlos; había un
gran porcentaje de combustible expuesto al sol adelante del incendio.

Dónde Frecuentar y Cómo Usar su Tiempo Libre

Ray Shank, un combatiente paracaidista en la década del ’50 lo llamó “acuclillarse.”
Pasé mucho tiempo cerca de mi Sombraómetro educando a aquellos que mostraron
interés. La pequeña pantalla solar con su rueda giratoria llamó la atención a algunos
de ellos. Y invariablemente preguntarían, “¿Qué cuernos es eso?”

Entonces empezaría mi cuento, con una propaganda de cinco minutos sobre
combustibles calientes y fríos y como los combustibles calientes fueron más
inflamables aunque no cambiara la humedad relativa. Explicaría que aún con el
100% de humedad relativa, vemos diferentes intensidades de fuego. La
inflamabilidad del combustible varía de un sitio a otro debido a la variación del ángulo
de incidencia de la energía solar. La radiación caliente los combustibles al sol entre
28º y 44º C por encima de aquellos combustibles ubicados en la sombra o protegido
de otra manera de la radiación solar. Esto es el motivo, expliqué, del porque los
combustibles calientes son más inflamables.

Luego mostraría el instrumento de medición de las temperaturas de los combustibles
calientes y fríos que estaba sobre la mesa cerca del Sombraómetro. Uno de los
sensores se ubicaba en el lado sombreado de un pequeño tronco y el otro se había
fijado con cinta al lado soleado. La pantalla digital escaneaba los lados caliente y frío
registrando las temperaturas e indicando la diferencia entre las dos. El aparato
mostró los datos cíclicamente cada tantos segundos. Lo denominé el Flama-nama-
mómetro.

Expliqué que esto fue la causa de la variación en las intensidades del fuego para las
cuales no podría explicar la temperatura del aire ni la humedad relativa. A
continuación, expuse sobre el tema avisando como las pendientes calientes y frías
queman con diferentes intensidades tal como los combustibles calientes y fríos.
Hablé de la importancia de saber cuando ocurrirán los picos de temperatura en una
exposición dada.

72
“Ustedes verán,” le dije, “cuando el potencial del incendio llega a su pico a través de
la observación de cuando las sombras están en su punto más corto en el
Sombraómetro. Si el calor en el aspecto auméntese (o subiese la curva de
inflamabilidad), la pendiente se hace más inflamable y las condiciones se empeoran.
El Sombraómetro ayuda a establecer el horario del pico de inflamabilidad en varios
aspectos,” les dije apurado.

Las tácticas deben fundamentarse en el potencial del incendio. Por lo tanto el
conocimiento de si su área se hiciera más o menos inflamable puede ser muy
importante. Explique cómo esta información podría ser ventajosa.

La planta Grouse Wortleberry (Vassinium scoparium) no llevaría el fuego. Nuestro
horario para quemarlo fue muy importante. Quemando en el momento que se
encontraba muy bajo en la curva de inflamabilidad resultaría en un fuego de baja
intensidad. Aún con el uso de sistemas de ignición pesados como el heli-antorcha no
se garantizaba el éxito. Una vez que el combustible del sistema de ignición se
quemó, no seguiría el fuego. A través de la fijación del horario de aquellas
operaciones de quema en la parte de la curva de inflamabilidad que crea la
intensidad deseada del fuego, resultaría en quemas exitosas.

La Próxima Etapa

Situación: Sin Vistas del Control

1. Ningún método de predicción del comportamiento del fuego en los libros
parece apropiado para esta situación
2. El complejo de combustibles sostiene el fuego en el humus y en el suelo
orgánico durante las noches, reviviéndose al día siguiente. Las temperaturas
de punto de rocío alcanzados en el área del incendio no resultó en la extinción
como se esperaría normalmente.
3. A la medida que aumenta la inflamabilidad de los combustibles, la planta
Grouse Wortleberry (un combustible superficial predominante), anteriormente
resistente al fuego, se prende, dispersando las llamas que a su vez causan la
ignición de las copas de los árboles. A la medida que sigue incrementando la
inflamabilidad de los combustibles, incrementa el número de árboles que se
prenden. Dentro de una hora del pico de la curva de inflamabilidad, las
pendientes están en su pico de inflamabilidad y se encuentran en su máximo
potencial para arder. Cuando es presente un viento y el incendio prende a una
pendiente caliente, se desarrollan corridas mayores del incendio. Las pavesas
que vuelen con el viento a más de 800 metros generan focos secundarios
adelante del incendio principal.
4. Estos extremos de inflamabilidad no han sido reconocidos todavía como el
fundamento para la selección de las tácticas. Los pronósticos meteorológicos
y los descriptores del peligro de incendios no son suficientes para la
predicción de los variables del comportamiento del fuego.

73
Como Mejorar la Pronosticabilidad del Comportamiento del Fuego: Entender la
Inflamabilidad de los Combustibles

Identifique la información correcta que se necesita para ayudar en la predicción de
varias intensidades del comportamiento del fuego. Recuerde que el ambiente
atmosférico es el resultado del calentamiento superficial diferencial. Existen
diferentes (o variables) temperaturas superficiales.

El uso de la temperatura del aire y los valores de humedad para explicar los
variables de intensidad del fuego es malgastar las herramientas. Necesitamos varias
herramientas para ayudarnos predecir donde y cuando las diferencias en el
comportamiento del fuego son causados por combustibles calientes y fríos. La
observación es el mejor método para adquirir el concepto de la inflamabilidad del
combustible: Usted puede ver las diferencias tan fácilmente como puede diferencia
entre el sol y la sombra sobre los combustibles.

Nosotros tuvimos que identificar los puntos en la curva de inflamabilidad en los
cuales la Grouse Wortleberry sostendrá el fuego en forma limpia. Esta información se
requeriría para desarrollar el conocimiento del horario para las operaciones de
quema que dependía del arbusto para sostener el fuego.

Vientos

La precisión de los pronósticos del viento fue importante para la selección de las
tácticas para la supresión de este incendio. Dependíamos en los pronósticos para
planificar las tácticas. Las tácticas requieren un tiempo de antelación y por lo tanto la
precisión de los pronósticos fue una preocupación mayúscula. Para nuestros
propósitos, necesitábamos pronósticos meteorológicos que empezaban con los
vientos gradientes y que incluyeron la dirección y la velocidad de los vientos para
poder planificar adecuadamente las operaciones de quema para las divisiones
designadas.

Las Tácticas Apropiadas para el Incendio Fayette

Se consideraban dos tácticas apropiadas para esta situación: tácticas de quema y/o
la supresión de focos secundarios individuales.

♦ Si se seleccionara las tácticas de supresión de focos secundarios
individuales como la estrategia de control, las operaciones continuarán
hasta que la nieve cubría el área del incendio.
♦ Si se pudiera defender los flancos del incendio y se completara una
operación de quema anclada en el Cordón Montañosa de Wind River,
podríamos controlar el incendio en dos días.

La Información Requerida para La Quema

Para una operación de quema exitosa se necesitaba saber ciertos datos.
Necesitábamos conocer la ventana de oportunidad para una operación de quema
exitosa en los dos lados del incendio.

74
Queríamos tener el viento a favor nuestro y suficientemente fuerte para asegurar una
quema limpia en un área de tal magnitud que el cortafuego evitaría la generación
futura de focos secundarios. Esto nos obligó a indicar la ventana de oportunidad del
viento en el mapa del incendio para cada división.

Necesitábamos contar con pronósticos buenos y fiables que tomaban en cuenta los
efectos topográficos sobre la velocidad y dirección del viento gradiente. Sugeríamos
que nos proporcionarían una estimación del porcentaje de posibilidad de la
ocurrencia de oportunidad para cada día. Para tener éxito, necesitábamos vientos
del norte y del sur.

Se Necesitan Dos Diferentes Direcciones del Viento Para Lograr las Quemas

En el flanco norte, necesitábamos un viento del cuadrante norte o cercano al norte.
En el flanco sur, necesitábamos un viento del cuadrante sur o cercano al sur.

Las divisiones seleccionadas para las operaciones de quema debían identificarse en
los mapas utilizados en el incendio. Sugeríamos que se escribe un gran “BO” cerca
del número de división en el mapa para identificar las división como candidato para
una operación de quema.

El grupo de operaciones estaba listo para activar la fuerza de tareas de quema en
suficiente número para lograr las operaciones de quema dentro del tiempo de
oportunidad.

Aún cuando la operación de quema está en marcha el jefe de la quema tiene algo de
control sobre la intensidad del comportamiento del fuego. Si requiriera mayor
intensidad para una quema más agresiva, puede calcular el tiempo de ignición
durante el momento (punto) de la curva de inflamabilidad para crear las condiciones
deseadas. El jefe de quema también puede introducir el fuego en el terreno con un
alineamiento deseado de la pendiente, el viento y la inflamabilidad para ayudar en
crear una quema limpia. Este sentido de alineación de fuerzas es especialmente útil
en el control de quemas o de quemas de ensanche que se prenden.

Escribí estas ideas y las presenté a Gerry con algo de desconfianza. Sabía que fue
algo del mejor trabajo que había hecho, pero los conceptos de inflamabilidad de los
combustibles, alineación de las fuerzas, la ventana de oportunidad y otras cosas
eran nuevos para la mayoría del personal. Había hecho lo imposible para llevarlos a
la fuerza a la muestra de mi Sombraómetro y enseñarles. Miré las caras de los
oficiales en la sesión informativa conducida por Gerry. Uno del grupo se dio vuelta y
me miraba bastante fijamente; parecería que no le gustó lo que escuchaba.

Yo había preparado a los Jefes de Operaciones para el contenido, y parecieron estar
de acuerdo con el concepto. Eso fue el momento cuando supe que las charlas
anteriormente con ellos realmente estaban dando resultados. Este fue el día que el
Jefe me agradecería profusamente o me despediría. No fui un empleado regular
como otros en el equipo; era un jubilado y no revestía ningún estatus en cualquier
servicio de incendios. Me pagaron por día, un trabajo temporario. Me podrían
mandar al centro de automotores para hacer cambios de aceite si quisieran.

75
Los otros miembros del equipo del Incidente aportaron ideas en la reunión de
planificación y se levantó la sesión. Gerry y yo volvíamos a nuestro lugar de trabajo –
una carpa chica con una sola lámpara y una mesa. Esperé que Gerry mostrara algún
signo de insatisfacción con mi trabajo no dijo nada. Estuve bastante inquieto por esa
persona con la mirada fea en la reunión. Esa mirada me persigue hasta el día de
hoy. Tal es mi suerte, grabé la reunión en video, por lo que esa mirada perturbador
está grabada eternamente.

El día siguiente el viento soplaba fuertemente suficiente para revivir el incendio. El
pronóstico meteorológico contenía la predicción del paso por el área de un frente frío
con vientos de 96 kph. Hubo informes de un incendio al norte nuestro propagándose
por todo el terreno con el viento. El Meteorólogo pareciera tener dificultad en fijar el
horario del pasaje del frente.

Los Jefes de Operaciones habían preparado todo y estaban listos para conducir las
operaciones de quema si hubiera una oportunidad adecuada. Frentes traen
consigo un cambio de viento de 180 grados: Esta podría ser nuestra
oportunidad para liquidar el incendio.

En mi equipo de comportamiento del fuego llevo algo de información sobre
meteorología, combustibles y otras cosas generalmente extraída de publicaciones de
interés. Tenía un diagrama gráfico de un frente frío en el cual figura los cambios de
dirección del viento. Coloqué la tarjeta en el mapa e indiqué al Jefe de Operaciones
el cambio del viento que ocurriría cuando el frente pasaba sobre el incendio.
Pudimos ver que hubo una posibilidad que ambos lados del incendio estarían dentro
de la ventana de oportunidad del viento requerida para una quema exitosa de los
flancos directamente al filo rocoso. Si funcionara podríamos contener el incendio.

Solamente uno de los equipos operacionales había controlado uno de los 26
incendios ardiendo en el área. Mientras otros sentían destinados al fracaso por el
pasaje del frente frío, nosotros teníamos esperanzas que resultaría en una situación
favorable para una buena oportunidad de quema. Necesitábamos poner en práctica
tácticas basadas en un pronóstico.

Los dos Jefe de Operaciones empezaron a planificar para la posibilidad. El
Meteorólogo, los tres Analistas de Comportamiento del Fuego y los Jefes de
Operaciones estudiaron el mapa del incendio calculando la cantidad de línea de
defensa a construirse y de que dirección soplarían los vientos. El meteorólogo habló
rápidamente y divagó un poco. No estaba seguro de sus pensamientos, pero podría
contar lo que su oficina central le había contado.

Esta sesión de planificación estaba haciéndose humorosa rápidamente. El Jefe de
Operaciones estaba pidiendo una evaluación de, ¿qué pasaría si prendiera fuego a
una línea, y luego el fuego sobrepasara la línea en el otro lado antes que cambiara la
dirección del viento? El Meteorólogo tartamudeaba. Pareciera que no tenía una
buena sensación acerca de esta situación. Y yo sabía que esta podría ser nuestra
única oportunidad hasta que cayera la nieve.

76
Grabé esa sesión también y cada vez que lo veo me recuerdo que este es un tema
complejo y todo tenemos mucho que aprender. Quizás los frentes son difíciles de
predecir en esa región. Quizás meteorólogos traídos de lejos sufren de una falta de
confianza.

Operaciones estaba preparada. Habían escrito el plan de quema y tenían los
recursos alistados. Los equipos de quema estaban listos. Ahora lo único que
necesitábamos era saber el horario en el cual el frente afectaría la dirección del
viento en cada flanco. El equipo desarrolló su mejor estimación. Estábamos a punto
de combatir el incendio con fuego en su punto de máxima intensidad. Esto no fue un
evento común y corriente.

Los combatientes preparaban los cortafuegos desde los puntos de anclaje en cada
lado del incendio hasta el Cordón Wind River. Aquellas rocas iban a ser la barrera
natural y pararán el incendio.

El frente se acercaba, causando a los otros incendios en la región correr adelante del
viento en forma descontrolada. Fue un período caótico para gran número de
combatientes. Incendios amenazaban a comunidades y el Yellowstone Lodge.
Ocurrieron tormentas de fuego en muchos lugares. En el campamento algunas
carpas fueron derribadas por el viento y se veían las carpas tipo iglú utilizadas por
las cuadrillas rodar como cardos rusos.

El mapa estaba preparado con las letras “BO” anotadas al lado del identificador de
las divisiones y también para cada división el porcentaje de probabilidad de entrar a
la ventana de oportunidad. El flanco norte mostró un 90% probabilidad de
experimentar su ventana de oportunidad. El flanco sur ofreció sólo un desalentador
25% de probabilidad. El frente causaría un cambio del viento del oeste al sur antes
de llegar, y a la medida que pasaba los vientos cambiarían al noroeste. Por lo tanto
se planeó prender primero el flanco sur y luego en una operación pos-frontal,
prender el flanco norte.

El Frente Frío Acercándose al Incendio Causará al Viento Soplar del Sudoeste

77
El incendio va a ser empujado al norte luego al sur, luego al este y habrá
incrementado su tamaño considerablemente para mañana, u Operaciones y los
combatientes lo vencerán. No a través de la fuerza bruta, sino a través de planes
bien ejecutados.

Después del paso del frente, los vientos cambiarán y soplarán del noroeste

El flanco sur se debe prender antes del cambio del viento. ¿Habrá suficiente tiempo
y recursos para cumplir con la tarea? El día 8 de septiembre, inició la quema. Los
incendios rugieron con vida mientras el viento inclinó a los árboles y llevo brasas
ardientes a las nubes de humo y subieron a la altura de nubes de tormenta. Los
combatientes exhaustos – algunos de ellos habían estado en otros incendios antes
de ser asignados a éste – buscaron nuevos esfuerzos adentro de ellos para poder
seguir.

¡La operación de quema estaba funcionando! ¡Se mantenían las líneas de defensa!

La cabeza del incendio llegó rugiendo al cordón montañoso de Wind River y quedó
sin combustible en las barrancas estériles. Ahora el frente frío nos había pasado.

El 9 de septiembre, nuestra situación había cambiado. Ahora la tarea era mantener
las líneas de defensa que nos había costado tanto establecer. Emití otro informe.

78
Se discutió el contenido
Una Etapa en Incendio:
Nueva del la reunión Analice
de planificación de lade
las Tácticas tarde. El día siguiente,
Mantenimiento
hice una comprobación del desarrollo del trabajo de supresión del incendio con el
Jefe
Losde Operaciones.
hechos históricos:

• Los focos secundarios afuera de las líneas de defensa han sido un
problema aún semanas después de establecer el control.
• La cama de combustible ha sido seco y es extremadamente resistente a los
esfuerzos de liquidación en seco.
• Cada vez que se aumenta el viento el humus que arde lentamente se
reaviva las llamas.
• Ningún tratamiento simple utilizado durante la historia del incendio ha sido
100% efectivo en la extinción del humus ardiente.

La Proyección del Comportamiento Futuro del Incendio

1. Si el tiempo atmosférico no se convirtiera en húmedo con la caída de
considerable precipitación, el incendio continuará requiriendo la detección y
supresión de focos secundarios.
2. La cama de combustible resistirá lluvias moderadas y volverá a encenderse
luego de una lluvia a penas que se seque la superficie.
3. Si ocurrieran vientos de 30 – 60 kph y el contenido de humedad de los
combustibles se mantienen bajos, los focos secundarios sin contención
podrían convertirse en corridas de fuego.

Acciones para Considerarse

El reconocimiento de posibilidades futuras que podrían reducir el costo de las
futuras operaciones son:

1. Considere la provisión de aparatos de infrarrojo a las cuadrillas para
aumentar su capacidad de ubicar puntos calientes escondidos.
2. Aditivos como agua mojada y espuma usados en las operaciones de
liquidación mejorarán las propiedades de extinción de agua simple. Esto
resultaría en menos rebrotes.
3. Debería incrementarse la movilidad de los recursos de supresión para
disminuir el tamaño de nuevos puntos calientes a través de acciones más
rápidas. El incendio tiene 20 kilómetros de largo por 11 kilómetros de ancho.
4. La priorización de focos para el ataque, en vez de la actitud de prioridad
para el primero que aparece reducirán las hectáreas perdidas.
5. Capacitación en seguridad para combatientes prevendrá accidentes y
reducirá los costos. El incendio sigue siendo peligroso hasta que se lo
apaga. El ataque a los focos secundarios tiene sus riesgos.

79
Las cuadrillas estaban defendiendo la línea de defensa establecida anteriormente.
La tarea difícil de liquidación fue la operación mayor ahora. Necesitaba enfocarme en
la situación a largo plazo ahora; el 10 de septiembre concentré en la liquidación.

La Etapa de Liquidación
Las Tácticas de Liquidación para el Incendio Fayette
Planificación a Largo Plazo

Hay algunas áreas claves a considerarse que maximizan las ventajas de supresión
durante la etapa de liquidación de un incendio.

• La detección de focos secundarios. Capacite a equipos de búsqueda en los
métodos de la detección de focos secundarios. La vista y el olfato son
herramientas importantes. Patrones de búsqueda basados en la
inflamabilidad de los combustibles son mejores que patrones de búsqueda
al azar. Considere las unidades portátiles de IR para ayudar en la ubicación
de puntos calientes que no se pueden ver. (Creo que no aportó nunca
Abastecimiento las unidades de infrarrojo.)

• Capacite las cuadrillas en los procedimientos de liquidación y que los
supervisores revisen el trabajo para asegurarse que está bien hecho.

• Utilice agua mojada o espuma para mejorar el efecto del agua puro. El
Incendio Fayette está más bajo en prioridad ahora y la obtención de los
aditivos va a ser difícil. Todos los demás incendios son claramente en una
situación más desperada que la nuestra en este momento.

• El Plan de Acción del Incidente debe enfocarse en la movilización de todos
los recursos
La cantidad disponibles
de precipitación nopara aprovechar
ha sido este período.
lo suficiente para apagar el incendio. Las
líneas de control envuelven una serie de focos secundarios, y entre medio hay
• Secombustible
bastante debe desarrollar un plan
sin quemar y en de abandono de
proximidades de combustible
secciones de la línea de
ardiente.
control y el fundamento del plan debe darse a conocer.
La capa de humus es profunda y se mantiene seca. Hay casi 50 kilómetros de
línea para patrullar. El humus ha escondido fuego subterráneo por períodos de
Elmás
11 de
de septiembre
una semana. empezó a llover enlocales
Los residentes el campamento base y nevar
nos han advertido en los sub-
de períodos de
campamentos a más altura. Las cosas andaban tan bien que escribí
sequía y vientos fuertes luego de una lluvia como hemos experimentado la próxima
entrega para la Unidad
recientemente. ¿Cómodevamos
Planificación
a poderaterminar
Largo Plaza. Se lo detallo a continuación.
este trabajo?

En aquellas áreas donde De la Lluvia
hacemos a la Eternidad
liquidación, ésta debe hacerse correcta y
Planificación a Largo Plazo
finalmente. La destreza en la liquidación es lo más importante para enfatizar a fin
de que podemos avanzar en esta situación.
El Objetivo: Para aumentar el éxito de la liquidación y bajar la incidencia de
rebrotes.
El personal jerárquico debería alentarse para evaluar el problema de liquidación
mediante la inversión de tiempo de hacer la liquidación ellos mismos en ciertas
Las
áreascondiciones
hasta que actuales
adquierennoun
nosentendimiento
dejan apagar pleno
fácilmente
de laeste incendio.de hacer el
complejidad
trabajo correctamente.

Los supervisores deben dar capacitación personalizada al personal de supresión si
sea lo que se necesita para obtener resultados. Los jefes de cuadrilla deben
revisar el trabajo antes de recomendar la degradación de la línea de control al nivel
de patrullaje o abandono.

Todo el personal de manejo en el incendio80 deberían preguntarse quien debería
formar el liderazgo del equipo. El liderazgo debería alentar destreza de calidad y
eso lo debería reflejar el Plan de Acción del Incidente.
El pronóstico meteorológico del día siguiente previó la continuación de la lluvia y
nieve. Tuve otra idea que derivó en otro escrito que formaba parte del esfuerzo del
Grupo de Planificación a Largo Plazo.

La situación estaba cambiando a una prueba de supervivencia para los combatientes
trabajando cerca de los sub-campamentos a grandes alturas. Si continuara nevando
en los sub-campamentos, no íbamos a poder apoyarlos por aire. La tropilla de mulas
ya estaba exigida al máximo y no pudo llenar el hueco. Los combatientes tendrían
frío y hambre, y no podrían trabajar. El incendio no escapará bajo estas condiciones,
por lo que hice las siguientes recomendaciones a Planes:

• Tendríamos que replegar nuestros combatientes de la montaña lo antes
posible. Tendríamos que enviarlos al pueblo para descansar y
recuperarse. Si se mejorara el tiempo, tendríamos combatientes
refrescados y descansados para volver a combatir el incendio.

• Deberíamos planificar tener los recursos necesarios ubicados para
aprovechar lo antes posible para pegar fuerte al incendio con tropas
frescas mientras el incendio se encontrara débil.

Se hizo caso rápidamente a estas sugerencias ya que nuestro campamento se
estaba humedeciendo. Como siempre pasan estas cosas, estábamos hablando de la
implementación de este plan protegidos de la lluvia por una lona. Norm Silver, del
CDF percibió un bulto en la lona arriba. Debe haber estado distraído cuando

81
engancho su dedo en la lona creando un embudo para el agua que se derramó
sobre su cabeza y su ropa. Linda manera de inicia su día.

Ya tenía listo mi equipo esperando el traslado al pueblo. Luché con mi mochila y el
maletín del Sombraómetro resbalando y deslizándome por el camino mojado a la
unidad de transporte. Busqué una camioneta que podría llevarme, y fui rápidamente
promocionado a chofer de un colectivo escolar. Acepté contento el trabajo y el
colectivo se llenó rápidamente con personal del campamento. Conduje el colectivo
pesado por el camino al pueblo y anduvimos despacio con la parte trasero del
vehículo deslizándose de un lado del camino al otro.

El grupo de avanzada se había apoderado de un edificio de escuela declarado
cerrado en el pueblo. Lamentablemente, en principio no nos dejaban armar nuestras
carpas en el césped. Pero esa situación duró poco; existía alguna ordenanza
municipal que prohibía dormir afuera de los edificios en el pueblo.

A pesar de la lluvia, las carpas nos mantenían secos y bastante calientes. Me quedé
un día ahí y luego me enviaron al Comando del Área en Jackson para otro trabajo.

Dos días después, me iba al incendio Huck-Mink. Parecería que el incendio de Huck
se había juntado con el de Mink y ahora nadie sabía que llamarlo. Allí encontré mi
viejo amigo Steve Gallegos que era el Jefe de Incidente. Me hizo acordar que yo fui
el primer capataz en su carera.

Esta danza del fuego nuestro sigue.

Lo siguiente es el Resumen del Informe preparado por el
Jefe de la Unidad de Especulación, Gerry Gelock, para la
firma del Jefe del Incidente Incendio Fayette.

Este informe verifica el uso exitoso del SPC en este
incidente

Incendio Fayette

Resumen del Informe de la Planificación a Largo Plazo
De la Unidad de Especulación

Septiembre de 1988

Situación:

El Incidente Fayette inició el 21 de agosto y inicialmente fue manejado por un Equipo
de Manejo de Incidente Tipo 2. El 28 de agosto, las complejidades del incendio eran
tales que se le asignó un equipo Tipo 1 al incidente. El incendio exhibía

82
comportamiento errático, incluyendo la generación de focos secundarios y
coronamientos. No se pudo lograr el control. El 31 de agosto, el incendio hizo una
corrida mayor, casi duplicando su tamaño a más de 8.100 hectáreas. Estaba
ardiendo en el Área Natural Protegida de Bridger y presentó problemas complejos de
logística y de manejo. Las condiciones del incendio eran: temperaturas altas,
humedad relativa y condiciones del contenido de humedad de los combustibles
bajas, y vientos significantes. El terreno dentro del ambiente del incendio fue
extremadamente accidentado (pendientes abruptas, escabroso y rocoso, con
numerosas cuencas y combustibles pesados). Las tácticas de supresión (el trabajo
diario) demandaban prácticamente todo el tiempo y la energía del equipo. No estaba
previsto un punto final para lograr el control. La situación indicó la necesidad de
planificación para eventualidades.

Los Jefe del Incidente reconocieron esta situación. Para ellos, la planificación
estratégica y para contingencias a largo plazo fue sub-utilizada. La magnitud de la
situación inmediata del incendio, sin embargo, prevenía al Equipo de Mando de
separarse del incidente para el tiempo suficiente para encarar esta tarea importante.
Ellos entendieron que una situación especial se había presentado y se justificó la
creación de una Unidad de Especulación en la Sección de Planificación. Se solicitó
un Jefe de Planes, un Analista de Comportamiento del Fuego (ACF) y un Procesador
de Imágenes. A fin de reforzar la Sección de Logística, solicitaron un Gerente de
Campamentos Base con experiencia en el manejo de sub-campamentos.

El fundamento de la composición de este equipo se basó en:

• La tasa extrema de propagación exhibida

• La dificultad en el establecimiento de líneas de control

• Los limitantes impuestos por la política de supresión de incendios en el
ANP

• La disponibilidad limitada de cuadrillas del Tipo 1

• El tamaño potencial del incendio y las complejidades del apoyo logístico
(sub-campamentos, limitaciones en el abastecimiento y faltante de
helicópteros)

Se cumplió con la solicitud.

Organización y Ubicación Dentro del Sistema de Manejo de Incidentes

La Unidad de Especulación fue integrada en la Sección de Planes de la
Organización del Comando del Incidente. Esto funcionó bien y no presentó
problemas organizativos. Resultó una buena oportunidad para coordinar el apoyo de
mapeo y de meteorología que también se ubicaban en la Sección de Planificación.

83
Podría dudar si fuese apropiado que el Jefe de la Unidad de Especulación se
considera como un miembro de la Plana Mayor directamente dependiente del Jefe
del Incidente. Esto fue apropiado ya que el Jefe de la Unidad de Especulación
participa a menudo en las reuniones de la Plana Mayor cuando se revisan y se
discutan proyectos a largo plazo. Algunas ventajas de esta estructura organizativa
son:

• Una distracción menos para el Jefe de la Sección de Planificación que ya está
muy ocupado.

• Contacto directo con el JI. No existió el filtro del Jefe de Planes, que sirvió
para un tiempo de reacción más rápido y comunicaciones más claras.

En el lado negativo, esta estructura:

• Aumenta el tamaño de la Plana Mayor

• Aumenta el límite de control del JI

• Posiblemente separa y/o causa duplicación de esfuerzos e información de la
Sección de Planificación

La Unidad de Especulación (UE)
Como Funcionó

La UE invirtió alrededor del 75% de su tiempo adquiriendo una apreciación plena de
una variedad de situaciones involucrando docenas de personas asignadas al
incidente.

Escuchando, preguntando y discusiones fueron acciones esenciales – y sin esta
inversión, los productos de la UE habrán faltado realismo y probablemente hubieron
sido mal implementados. El tiempo compartido con Operaciones en la línea fue
crítico para el entendimiento del Analista de Comportamiento del Fuego de las
complejidades de la presente tarea. Una proyección corriente y clara a largo plazo de
los requerimientos de las cuadrillas y de las áreas de contención prioritaria fue
indispensable también.

Las directivas para la UE fueron generalmente amplias y no específicas. Esto no
sorprende ya que este aspecto del SMI no es bien definido. En este caso, la UE
rápidamente desarrolló una comprensión y apreciación de la situación y necesidades
del incendio. El ambiente abierto y amistoso del equipo alentó un funcionamiento
innovador. En la mayoría de los casos, las necesidades se identificaron a través de
coordinación y discusiones abiertos con una amplia gama de personas en el
incidente. Estas discusiones y la información aportada fueron utilizados y finalmente
organizados en 13 trabajos de hechos y/o recomendaciones (vea el resumen o

84
listado de Acciones de la UE). En general, la UE se concentró en áreas claves e
intentó comunicar las diferencias importantes aparentes en el Incendio Fayette. El
elemento clave para el éxito de la operación de la UE – sin tomar en cuenta la
ubicación física de la organización – es el historial y el conocimiento de la gente
involucrada.

Las características deseables para un integrante de la UE incluye:

Antecedentes amplios como recursos

Antecedentes amplios en incendios, incluyendo SMI

La habilidad de discernir entre información importante y sin importancia –
reconocimiento precoz de los elementos claves

La habilidad de prever y visualizar situaciones potenciales y enfocarlos.

Autosuficiente y capaz de funcionar con un mínimo de supervisión

Podría ocurrirse una sobrecarga de supervisión si los individuos en la UE no
poseyeran estas características. La mayoría de los productos de la UE fueron un
acuerdo con los otros involucrados, y fueron generalmente organizados y
presentados en un formato ya conocido a ser aceptable y utilizable. La UE coordinó
innumerables pensamientos, intuiciones, y datos con historia y pronósticos en áreas
claves de preocupación.

Un Listado de las Acciones de Planificación a Largo Plazo de la UE

Fecha
03/09 1 Una proyección a 48 a 96 horas de la organización y situación del
incendio.
03/09 2 Una predicción a 5 días de la situación de la supresión y las cuadrillas;
Reunión informativa para el Superintendente del Bosque.
04/09 3 Análisis de áreas problemáticas del incendio y prioridades para
supresión.
05/09 4 Punto de vista y relaciones del comportamiento del fuego (desarrollo de
la Ventana de Oportunidad).
05/09 5 Actualización del punto 1 (proyección a 48 a 96 horas).
06/09 6 Comportamiento del fuego y su relación con las tácticas (desarrollo de
oportunidades de quema y pronóstico codificado utilizado en el
desarrollo de un nuevo Análisis de la Situación del Escape del
Incendio).
07/09 7 Prescripción de quema; desarrollo de la curva de inflamabilidad, una
herramienta de predicción de comportamiento del fuego.
08/09 8 Plan de Evacuación por Mal Tiempo, implementado el 10/09/88.

85
09/09 9 Probabilidades claves del comportamiento del fuego (usadas en la
reunión informativa con el representativo del Comando del Área). Un
argumento clave que ayudó en retener nuestro personal de combate. El
Comando del Área quería llevar nuestro personal para combatir otros
incendios.
09/09 10 El ofrecimiento por parte del Comando del Área de canjear topadoras
por cuadrillas con herramientas manuales. Estudio de factibilidad por el
ACF.
10/09 11 El comportamiento del fuego y las tácticas de liquidación después de la
lluvia.
11/09 12 Liquidación, Desde la Lluvia a la Eternidad, esbozando las necesidades
del liderazgo.
12/09 13 Toma de Control por Bosques Nacionales, la organización necesaria.

Varios tipos de información se pegaron en los tableros informativos incluyendo el
gráfico de características del incendio (mostró el rango de intensidades del incendio
y la capacidad de las fuerzas de supresión). Entre otra información exhibida hubo
gráficos mostrando la cantidad de personal de línea con los pronósticos
meteorológicos sobrepuestos. Estos ayudaban en la visualización de un plan de
evacuación a usarse en el supuesto de mal tiempo.

Las siguientes comunicaciones eran elementos claves en nuestros esfuerzos para
describir el incendio y nuestras acciones de supresión en el Incidente Fayette:

“El rocío no lo hará.” Esta fue la afirmación utilizada para resaltar las condiciones
de extrema sequía del humus y para limitar las suposiciones erróneas acerca de la
relación de la humedad a la extinción del incendio en los combustibles finos que
mantienen el incendio activo y riesgoso.

“Las quemas en realidad son el combate de focos secundarios con focos
secundarios.” Esta fue una afirmación que enfatizó que esta situación de incendio
requirió tácticas apropiadas para poder ganarle.

“Este incendio es una serie de focos secundarios.” Para poder contener
exitosamente este incendio se necesitaría una zona de control en vez de los típicos
cortafuegos utilizados en la mayoría de los incendios. Los combustibles y la tierra
eran tan secos y orgánicos que el incendio cruzaría lentamente por una zanja de 10
centímetros de profundidad, y prácticamente todas las pavesas generarían focos
secundarios.

“Para extinguir este incendio, debería maximizarse las oportunidades para
ganar pequeñas ventajas.” Una afirmación diseñada para ayudar a subrayar el
hecho que las técnicas normales de supresión en gran escala no tendrían mucho
éxito en este incidente debido a las condiciones de extrema sequía y el tiempo
extendido necesario para las actividades de liquidación y la prevención de escapes
debido a explosiones de fuego.

86
“Retírese del combate de mala gana.” Una afirmación que resalta la necesidad de
seguir con las tácticas apropiadas de supresión de focos secundarios hasta que
fuera evidente que fue una causa perdida. Replegando demasiado temprano hubiera
resultado en la perdida de algunas de las pequeñas ventajas y ganancias.

Los conceptos de la inflamabilidad de los combustibles se introdujeron y se
enfatizaron como una herramienta de predicción para la supresión y las tácticas de
quema. Esto permitió a la UE concentrarse en las divisiones específicas del incendio
e identificar la ventana de oportunidad necesaria para habilitar a Operaciones utilizar
las quemas exitosamente. Se desarrolló información adicional para facilitar las
quemas y utilizarlos con éxito para reforzar las líneas o zonas de control. De esta
manera se identificaron los aspectos, el viento, períodos picos de quema y el horario
óptimo para las quemas.

Recomendaciones:

Establezca una UE cuando las oportunidades de control/contención no sean obvias,
la tasa de propagación sea extrema, existieran situaciones únicas de quema y/o el
incendio fuera más complejo de lo normal, por ejemplo coordinación de
multiagencias y unidades gubernamentales.

Ubique la UE donde mejor encaja en el modo de trabajo del equipo.

Utilice la UE para analizar todas las proyecciones a largo plazo, incluyendo tales
consideraciones como desmovilización, comportamiento del fuego, líneas de control
finales, y problemas especiales (desde un punto de vista de combustibles y control
de incendios).

Resumen

El esfuerzo de especulación a largo plazo utilizado en el Incidente Fayette contribuyó
significativamente al éxito del manejo. Los conceptos, estimaciones, predicciones y
la información desarrollada ayudó al Equipo de Manejo del Incidente a través de su
pensamiento a futuro. Esto resultó no sólo en mejores esfuerzos tácticos, sino en
ahorros de costos también.

Adicionalmente, proveyó la información necesaria para responder correctamente a
tanto el Comando del Área como al Superintendente del Bosque Nacional Bridger
Tetón durante una de las situaciones más extremas de incendios en la historia.

Finalmente, permitió a los integrantes del equipo a concentrarse en las complejas
necesidades diarias para el manejo del incidente. Los aportes de la UE fueron
considerados y aceptados por el Comando y la Plana Mayor, y el personal de la UE
sintió que el esfuerzo y los productos valían la pena, fueron necesarios y
generalmente apreciados.

Capítulo 11

Coloréalo de Amarillo

87
El 06 de julio del 1994 las noticias de la tarde reportaron la peor fatalidad en
incendios forestales durante décadas; catorce combatientes muertos. Miraba
atentamente a los informes. Inmediatamente sentí una sensación de disgusto y
tristeza, y hubo una mala sensación creciendo en la boca de mi estomago.

Catorce combatientes se habían quemado y muerto en Colorado. El incendio fue
pequeño en ese momento y tenía solamente cerca de 49 combatientes en las líneas
de defensa cuando hizo una corrida por la cima de Monte Storm King en una sola ola
de calor ardiente.

Ya sospeché que el incendio se encontraba en una pendiente CALIENTE y en el
pico de la curva de inflamabilidad cuando hizo su corrida. Más tarde leí el Informe de
la Investigación del Incendio de South Canyon y me di cuenta que mi sospecha era
correcta. El incendio corrió cuesta arriba por una pendiente con exposición al oeste a
las 16:00, con tal velocidad e intensidad que rebasó a catorce combatientes
quemándolos a muerte y lesionando a otros. Los combatientes que se escaparon lo
hicieron por un pequeño margen y se los consideraron afortunados de haberse vivido
a través de la experiencia. Todos los combatientes pertenecientes del sistema
sintieron el golpe. Dijeron que aquellos que murieron eran de los mejores. Si esto
fuera verdad estamos en serios problemas, y enfrentaremos incidentes similares en
el futuro.

¿El Incendio Dillon Fue Otro South Canyon?

El 20 de julio de 1994 un incendio en el Bosque Nacional Klamath empezó a crecer a
un incidente de ataque ampliado. El 08 de agosto de 1994 me contactó Ron Raley, el
Jefe del Incidente. Me preguntó si aceptaría el trabajo de Analista del
Comportamiento del Fuego en el Complejo Dillon. Las fatalidades del South Canyon
estaban frescos en mi mente, y con desgana acepté. Empaqué mi bolsón rojo y
recibí mis órdenes del despachador local en Goleta, CA.
Después de un viaje de toda la noche, llegué al campamento base alrededor de las
02:00 del 09 de agosto de 1994. Una guardia de seguridad me indicó al área de
descanso del equipo de manejo del incendio. Armé mi carpa cerca del Río Klamath
en un bosquete.

Dormité hasta que los sonidos de la mañana en el Campamento de Incendio me
avisaron que era hora de levantarme. Las cuadrillas marcharon al trabajo y los
vehículos se encendieron para mover lo que los vehículos mueven. Estas son
sonidos familiares de la mañana para un combatiente.

Abriendo mi carpa, extendí la mano para recoger mis botas cerca de la carpa. Las
puse, até los cordones en la oscuridad. Encontré mi linterna y caminé hacía las luces
del campamento.

Asistí a la reunión informativa de las 06:00 celebrada entre un montón de carpas y
casillas rodantes que hacían las veces de hogar para el personal del equipo. Ron
Raley, el Jefe del Incidente, juntó un grupo reducido y me presentó a ellos. Estuve
muy contento saber que el Jefe de Operaciones era J. W. Allendorf porque era un
oficial de incendios rurales muy competente con un interés especial en la seguridad.

88
J. W. había asistido a una de mis clases de capacitación y tenía muchas ganas a
aplicar la información a este incendio. Indicó que usaría mi sistema de predicción
(SPC) para ayudarle formular el plan táctico de este incendio.

Después de reportarme, pasando por los procedimientos normales como todos los
combatientes, desayuné y organicé mi lugar de trabajo en la casilla del Jefe de
Operaciones.

El incendio se propagaba al norte y al este y contaba con 16 kilómetros o más de
líneas de defensa. El tiempo estaba estable, sin vientos fuertes, el cielo estaba
despejado y no se pronosticaba ningún cambio importante. La inversión matinal fue
gruesa y atrapaba el humo. Estudiábamos el mapa con contornos para
familiarizarnos con la información mostrada. El plan consistía en quemar desde el filo
principal al noreste, seguir hacía el sur, creando una línea de fuego cuesta abajo por
un espolón adentro del Dillon Creek. Si esto se lograra y podría mantenerse las
líneas de contención, el incendio estaría 90% contenido.

El próximo paso era de sobrevolar el incendio para evaluar la factibilidad del plan de
líneas indirectas y quema. Jim Barry, el secundo Jefe de Operaciones, Dick Booth, el
Oficial Distrital de Combustibles, y yo hicimos un vuelo de reconocimiento y tomamos
notas para una discusión futura.

Tendríamos que construir casi trece kilómetros de línea de defensa y luego
ensancharlo con la quema antes de que el incendio saliera del Dillon Creek.

Pero en seguida el incendio cruzó Dillon Creek y se estableció en las laderas debajo
del sitio de la operación de quema propuesta. Los tipos de combustible eran
manchas alternadas de matorral y bosque a través de las laderas.

Preguntas a contestar

• ¿Los combatientes pueden completar las líneas perimetrales antes de
que sale el incendio rugiendo del cañón abajo?

El personal de Operaciones hará un reconocimiento de las líneas para poder estimar
el tiempo y recursos necesarios para construir las líneas. Necesitamos poder
predecir donde y cuando el incendio está en una posición para poder vencer las
líneas y poner en peligro los combatientes.

• ¿La operación de quema quemará suficiente área por debajo de las
líneas para ensanchar suficientemente el cortafuego para prevenir el
escape del incendio?

Dick Booth hará correr un modelo del incendio y yo usaré los métodos del SPC para
emitir una opinión y recomendar “quemar” o “no quemar.” Pedí a Booth que
prendiera una quema de prueba. Evaluaría la quema para determinar si en realidad
la operación de quema funcionaría. Quemas de prueba son la verdad y los modelos
son generalizaciones.

89
La quema de prueba nos dijo lo que necesitábamos saber. Indicó que la quema se
propagaría cuesta abajo hasta que el combustible que se enfriaba evitó más
propagación. Se prendió la quema de prueba en un aspecto con exposición al sur al
mediodía (que era el pico de la curva de inflamabilidad). Los largos de llamas en la
cabeza eran de 2.5 a 4 metros, sobre los flancos se produjeron llamas de 1 a 1.2
metros y en la cola las llamas alcanzaron 30 centímetros.

• ¿Qué ha hecho este incendio? ¿Cuál es su carácter? ¿Cuándo, dónde y
cuáles condiciones se combinan para despertar este incendio y hacerlo
correr?

Yo podría ver las combinaciones de pendiente, viento y precalentamiento que
causaron las variaciones en la intensidad del fuego y de la tasa de propagación. A
partir de mis observaciones del comportamiento del fuego, este incendio corrió
solamente si lo impulsara el viento o se moviera a una pendiente CALIENTE y podrá
propagarse cuesta arriba. Lo que me contaba el incendio era que mientras no hubo
un pronóstico de viento para afectar al incendio, correría por las laderas con
exposición al sur o al oeste durante las tardes.

• ¿Cuánto tiempo teníamos para implementar el plan?

Necesitábamos buen inteligencia sobre el incendio para poder contestar esta
pregunta. Los vuelos con aparatos de infrarrojo proveerían inteligencia adecuada.
Mientras se mantenía el patrón meteorológico estable y no se convirtiera en un
incendio impulsado por el viento, la topografía mandaría al incendio.

¿Cuánta línea tendría que construirse y cuánto línea podría mantenerse con el
uso de retardante como la línea de defensa?

Se decidió que no se ubicaría ningún combatiente directamente encima de la cabeza
del incendio principal. Esta área se trataría con retardante y la ignición sería
mediante el uso de aeronaves. No se obligaría a ninguna cuadrilla de mantenimiento
participar en la operación de quema en el filo principal. La línea de defensa del
flanco de este debería construirse a mano porque pasaba por combustible tipo
bosque donde las líneas de retardante sólo no serían efectivas.

Aerotanques lanzarían retardante sobre el filo principal y terminarían antes del
mediodía para asegurarse que el helicóptero podría lanzar fuego durante el período
pico de inflamabilidad de los combustibles. Este cronograma de trabajo era
importante en el combustible tipo matorral. Teníamos solamente una ventana de
oportunidad de cuatro horas durante la cual el combustible soportaría el fuego. Una
vez que saliera del matorral, el fuego prosperaría bajo el dosel del bosque porque
hubo mucho combustible allí.

Los combatientes trabajaron sin parar y para el 12 de agosto completaron la
línea e hicieron la quema. Una parte del incendio principal había corrido desde el
fondo del cañón y pegó contra la cima en el extremo noroeste donde paró en las
rocas. El área interior por debajo del borde indirecto continuó a arder y se
observaron corridas del incendio durante la tarde. Mantuve una vigilancia de cerca

90
del comportamiento del fuego para detectar cualquier amenaza a los combatientes
en las líneas. Ataque aéreo llamaría a comportamiento del fuego para evaluaciones
de la situación del interior del incendio. Entonces yo sobrevolaría el área y
recomendaría acción de ataque aéreo si viera una amenaza a la operación o a la
seguridad de los combatientes. Ningún combatiente tuvo que escaparse durante la
construcción de las líneas desde el filo principal hasta adentro del Dillon Creek en las
Divisiones R-1, R-2 y A/M (Ave María) denominado así por su caída abrupta a Dillon
Creek desde el punto de abastecimiento Nº 9.

La reunión informativa de la mañana del 13 de agosto se había completado. Las
cuadrillas se habían desplegado en las líneas en las Divisiones R-1, R-2 y A/M. La
información del vuelo de infrarrojo (IR) que se hizo durante las horas tempranas de la
mañana llegó al campamento y se lo analizó. La inteligencia mostró que el incendio
se había establecido en el aspecto al este de una pequeña colina en el fondo de la
División A/M y Dillon Creek. Ubicando este sitio en el MAPA DE PENDIENTES
CALIENTES de la tarde fue todo lo que se necesitaba para darse cuenta del
potencial de una corrida del incendio hasta la cima del filo durante la tarde.

Nosotros creíamos que el incendio se movería por el flanco siguiendo el sol por la
colina. Para mediodía, el incendio se ubicaría en la base de la pendiente principal,
debajo de aspectos con exposición al sudoeste.

El MAPA DE PENDIENTES CALIENTES de la tarde, preparado días antes, reveló
una senda ininterrumpida de pendientes CALIENTES por encima de la posición
probable del incendio de la tarde. El área entre el incendio y los combatientes estaría
en plena alineación para la tarde. ¡Ahora tenemos ante nosotros otro desastre
potencial!

De manera similar al incendio fatal de South Canyon del mes anterior,
tenemos combatientes arriba de un incendio que está a punto de estar en
una posición de plana alineación: La pendiente, el viento y el combustible
precalentado se han juntado apuntando en la misma dirección, y los
combatiente de las divisiones R-1, R-2 y A/M se encuentran en el camino de
una corrida potencial del incendio.

En la reunión de planificación de las 08:00 el MAPA DE PENDIENTES CALIENTES
permitió a todos ver el potencial y entender el problema que nos enfrenó.
Operaciones se acordó de poner una etiqueta de horario para la táctica para las tres
divisiones. Uso esta frase para alertar a otros que las tácticas son amenazadas en
ciertos momentos. Los combatientes serían enviados a los lugares de concentración
en el este.

El incendio tuvo gran potencial para pegar fuerte al filo y establecerse al otro lado de
las líneas. El Supervisor de quemas, Booth, intentaría introducir fuego en hileras
hacía el fondo para debilitar la corrida desde el cañón abajo.

91
Los combatientes deberían salirse de las líneas de R-1, R-2 y Ave María para
mediodía debido al potencial del incendio de cruzar sus posiciones durante la tarde.

El incendio estaría en una alineación más allá del límite de posibilidad de control
entre las 12:00 y las 18:00 ese día. El incendio seguiría un camino de 3.200 metros
desde el fondo de Dillon Creek hasta DP-6 en la cima del filo. Los vientos cuesta
arriba creados por el calentamiento empujaría el incendio a través de combustibles
CALIENTES continuos. El trabajo en la línea de defensa debe etiquetarse con el
horario. Pausábamos para hacer un repaso, “¿Es esta la táctica correcta, evacuar
las Divisiones R-1, R-2 y Ave María?” Absolutamente. No debería haber nadie
adelante del incendio después de mediodía.

Algunos de los combatientes se quejaron de las órdenes de replegarse de la división
Ave María poco después de haber llegado.

El camino fue escarpado, hubo humo en el aire y se les cortó la respiración. Les
alentábamos de no retrasarse, no hacer ningún trabajo, solo caminar y estar fuera de
la línea para mediodía.

Operaciones mantuvo comunicación constante. Combatiente podrían morir si algo
fracasara ahora. Un esguince en el tobillo, calambres de las piernas, una lesión de la
caída de piedras, combatientes encontrando trabajo interesante por el camino,
cualquier retraso podría a ser un retraso mortífero. Más combatientes podrían
lesionarse tratando de rescatar a otros. Fue una mañana tensa. Alrededor de las
14:00, se transmitió la noticia de los Supervisores de División: Todos los
combatientes de las tres divisiones habían replegado al lugar de concentración.

El Meteorólogo de Incendios John Snooks y yo fuimos en camioneta hasta la cima
del filo para observar el área del incendio en cuestión. Yo había jugado con Snooks
que el incendio correría alrededor de las 16:00. A las 17:00 nos preguntábamos si en
algún momento del día corriera. Estuve a punto de tirar la toalla, cuando a las 17:32,
se levantó una columna de humo al cielo. ¡El incendio había iniciado su corrida!

El tráfico radial que escuchábamos fue diferente a lo que usualmente escucho.
Normalmente, hay mucho tráfico radial cuando el humo se levanta al cielo. Hay
muchos ajustes tácticos ordenados y reportados. Pero esta vez, no hubo sorpresa en
las voces. Hubo alivio y hasta un tono de victoria ya que el incendio se había movido
y nadie se encontraba en peligro hoy.

Un supervisor de división vio que el incendio se había cruzado su línea mientras las
llamas de 45 metros surgieron sobre el filo. Su línea estaba amenazada y llamó por
radio informando que estaba organizando un ataque. J.W., el Jefe de Operaciones,
paró esta acción con un mensaje definitivo para que se quedaran en el lugar de
concentración. El incendio se aplacaría al moverse a las pendientes con aspecto al
norte y este y se encontraría fuera de alineación. Atacaríamos los derrames de fuego
durante la noche. No irían a ningún lado. Los derrames de fuego no eran gran
problema, y el resto de las líneas se mantuvieron. Por fin habíamos doblado la
esquina en este incendio rural.

El Muestreo Visual usado para Aviso Temprano

92
Nuestra carta de información incluyó las variaciones del límite de la posibilidad de
control en el lugar del incendio como así también la ubicación del incendio.
Necesitábamos saber donde y cuando el incendio alcanzaría intensidades más allá
de nuestra capacidad de controlarlo. Las observaciones del incendio nos indicó cual
de la información tenía importancia y cual no. Este incendio continuará ardiendo, por
lo tanto se movería sobre la topografía hasta que se frenara en una barrera.
Ocurrieron las corridas de calor intenso cuando el incendio se ubicaba en una
posición sobre una pendiente que favorecía corridas cuesta arriba.

El horario de las corridas del incendio fue durante las tardes, y era común que estos
eventos se produjeron en los aspectos al sur y el oeste. El calentamiento superficial
durante el día creó vientos cuesta arriba en los cañones y en las pendientes que se
sumaron a la receta para comportamiento más allá de la posibilidad de control en las
laderas por debajo de las líneas de defensa. Aparentemente las variaciones en el
tipo de combustible no influyó de manera importante en el horario de las corridas del
incendio.

La carta de información del comportamiento del fuego mostró los aspectos
CALIENTES de la tarde resaltados con amarillo. La ubicación de los puntos
amenazados en el perímetro se detectaron mediante el descubrimiento donde el
incendio tomara posición por debajo de una pendiente CALIENTE de la tarde. El
incendio correrá cuando y donde encuentra las fuerzas alineadas. El incendio se
frenará cuando y donde encuentra las fuerzas fuera de alineación. El mapa resaltado
muestra cuando y donde las fuerzas están suficientemente alineadas para esperar
una corrida del incendio. La información para el grado de alineación de las fuerzas
vino de observaciones hechas del incendio.

Las variaciones del límite de posibilidad de control en el lugar del incendio son
aquellas combinaciones de pendiente, viento y precalentamiento del combustible que
cuando alineados, crean intensidades del comportamiento del fuego más allá de las
capacidades seguras del control.

La humedad relativa pronosticada se ubicaba entre 15% y 25% para la tarde del 13
de agosto. La humedad relativa era similar a los días anteriores, por lo que
entendíamos que el horario de la corrida sería similar a aquellos observados
previamente.

Vemos el Potencial en el Lugar del Incendio. ¿Y Ahora Qué?

¿Sin la etiqueta de horario, eran correctas las tácticas para la situación potencial del
incendio? ¡No! Estábamos desplegados por el filo arriba de pendientes CALIENTES
de la tarde con vientos cuesta arriba y el incendio por debajo nuestro. El
comportamiento del fuego anterior para estas condiciones pasaba los límites de
seguridad. El incendio rebasaría la cima del filo y sobre los combatientes que se
encontraban en las líneas de defensa. Su presencia no cambiaría nada cuando el
incendio se acercaba a sus posiciones. Formarían parte del problema salvo que se
los evacuara. La pregunta era cuando evacuarlos de las líneas de defensa.

Utilice una Etiqueta de Horario Cuando el Momento Indica un Cambio Táctico

93
La decisión de fijar una etiqueta de horario a la táctica fue tomada con poco tiempo
sobrante. Nuestras tácticas fueron seguras únicamente para el horario identificado.
Decisiones tardíos este día podrían habernos llevado a un desastre como el incendio
de South Canyon. Las rutas de escape y las zonas de seguridad seleccionadas para
el día no hubieran sido adecuadas si el incendio rebasara las líneas de defensa. Las
tácticas hay que ajustarlas fundamentándose en el comportamiento potencial en vez
del comportamiento observado del fuego.

La fijación de etiquetas de horario a las tácticas de acuerdo al potencial es una forma
de cambiar la actitud de “lo podemos hacer de cualquier forma” a una actitud
ganadora y una estrategia basada en el potencial comportamiento del fuego.

La clave para entender el cálculo de tiempos necesario para la supresión segura de
incendios es la variación de inflamabilidad de los combustibles a través del tiempo.
Aunque el combustible sea del mismo tipo y no cambian los elementos del tiempo
atmosférico, el combustible vegetal no es un elemento estable del triángulo del
fuego. Su inflamabilidad es variable – muy variable.

La posibilidad del potencial fatal de esta corrida del incendio se evitó gracias a que
todo el mundo involucrado en este esfuerzo cooperó y se comunicó libremente. El
Equipo de Mando del Incidente del Complejo Dillon conoce su oficio. Sentí premiado
y honrado de poder trabajar con profesionales tan dedicados y probar el SPC en el
lugar del incendio otra vez.

A veces parece que cosas pequeñas pueden hacer diferencias grandes: el truco fue
colorear los aspectos CALIENTES de amarillo.

EL INCENDIO MANN GULCH

El fuego por debajo de los paracaidistas no se había visto. Desconociendo que había
más que un incendio en el filo seleccionaron un lugar de aterrizaje arriba de los
incendios. Hubo más incendios debido a una tormenta eléctrica. La percepción que
hubo un solo incendio grande los llevó al desastre.

Esta posición táctica ha llevado la vida de muchos combatientes. Esta es la misma
posición relativa al incendio donde se encontraban los combatientes en el incendio
Loop en 1966, en South Canyon en 1994, en el Glen Alen del 1994 y quien sabe
cuantos más.

LA TRAMPA DEL INCIDENTE CALABASAS

El 22 de octubre de 1996, diez combatientes se lesionaron cuando el incendio
debajo de ellos corrió cuesta arriba y rebasó su posición. Las agencias de incendios
del Condado de Los Ángeles, la Ciudad de Los Ángeles y la Ciudad de Glendale
publicaron un informe completo en enero de 1997. Aquellos que tienen interés en

94
nuevas e innovativas formas de informar sobre accidentes y en determinar medidas
atenuantes diseñadas para prevenir que otros hagan la misma equivocación,
deberían obtener y leer el informe completo.

Los siguientes puntos se ofrecen para demostrar el valor del lenguaje del SPC y del
mapa de Pendientes Calientes en este tipo de situación.

El fallo de reconocimiento del potencial del incendio de rebasar las posiciones
defensivas fue un error significante. (D-2, f Reconocimiento de Peligros.)

La mayoría de los elementos de comportamiento del fuego fue reconocida
individualmente pero los sitios y el período de tiempo en los cuales se combinaron
estas fuerzas para crear intensidades extremas de fuego no se reconocieron. (A-6
pp-3) Los observaciones del comportamiento anterior no se utilizaron como
anticipación del comportamiento futuro del fuego.

Posiciones defensivas asignadas a partir de un Plan Pre – Ataque pueden no ser
seguras. En este caso los hogares y las calles en el aspecto sur de Malibu Bowl no
fueron seguros durante el período de tiempo en el cual el viento, la pendiente y el
precalentamiento solar se encontraban alineados.

Capacitación en este tipo de técnica de evaluación ha iniciado en el Departamento
de Bomberos del Condado de Los Ángeles como resultado de su reconocimiento del
valor del Sistema Campbell de Predicción. (E-2-3ª, d & g – Ítems de Capacitación.)

Cuando unidades de bomberos se despliegan para proteger estructuras se
encuentran limitadas por las calles y las ubicaciones de las estructuras. El incendio
en cambio no se encuentra limitado y tiene libertad para organizarse en una variedad
de alineaciones. Cuando el incendio puede ganar una posición donde y cuando el
terreno entre el incendio y los combatientes está alineado con el viento, la pendiente
y el precalentamiento solar, el potencial de intensidades extremas del fuego está
emplazada y la posición no sigue siendo segura.

Existe una necesidad para un lenguaje de extracción tanto como uno de
demostración que comunicará la lógica usada en el ajuste de posiciones bajo
condiciones de tiempo y circunstancia.

El Mapa de Pendientes Calientes indica las variaciones de tiempo y potencial de
eventos de comportamiento del fuego. En el centro del mapa, busque el curso
resaltado en amarrillo desde el fondo del Corral Canyon cuesta arriba hasta la parte
más al este del sistema de caminos del Malibu Bowl. Las áreas resaltadas de
amarrillo son los sitios donde el precalentamiento solar de la tarde se maximiza en
los aspectos del sur y del oeste. Las posiciones ubicadas por el camino en la cabeza
del bol no serán seguras entre las 10:30 y las 16:00horas. Esta es la etiqueta de
horario correcta para limitar la ocupación del área indicada.

Cuando el incendio se reubicó desde el lado este del cañón al lado oeste el viento ya
soplaba del sur y estaba alienándose con la pendiente. En este momento el área
resaltada con amarrillo se encontraba alineada con la pendiente, el viento y el
precalentamiento solar. El ángulo de la pendiente era de 80% que es muy abrupto.

95
El combustible estaba calentando y secándose con el sol y fue el receptor principal
de focos secundarios. El viento llevó pavesas arriba en la columna convectiva y
cayeron al azar adelante del incendio al salir de la corriente convectiva. Los focos
secundarios causaron la ignición en muchos puntos lo que resultó en la “ignición
del área,” Creándose longitudes de llamas de 30 a 45 metros.

Este comportamiento del fuego no se mostró únicamente en el sitio del accidente. Se
observaron estas intensidades en varios momentos y lugares y esto se puede ver en
grabaciones en video del incendio. Cada incendio tiene su comportamiento
característico que demuestra su potencial y los combatientes deberían prestar
atención a lo que el incendio les dice.

El incendio fue dominado por vientos del noreste desde su principio debido a una
condición de Santa Ana a partir del primer día. El pronóstico para el día 22 de
octubre, el segundo día, indicó un giro del viento desde el mar en el sur alrededor del
mediodía. La alineación del viento se cambiaba de una favorable a una desfavorable
para las defensas del Malibu Bowl.

Para las 11:00 del día 22 el incendio estaba en transición de un incendio impulsado
por el viento a uno dominado por la topografía. Anteriormente, los vientos fuertes
nivelaron las variaciones de la pendiente y el precalentamiento solar del lugar del
incendio. Ahora la velocidad menor del viento dejó que el calentamiento superficial
llega a su máximo nivel y los aspectos del sur y el oeste se convirtieron en más
peligrosos que los otros aspectos.

Las predicciones para incendios dominados por la topografía deberían determinar
cuando y donde la alineación de las fuerzas del viento, la pendiente y
precalentamiento estarían en una relación peligrosa a la ubicación de los
combatientes.
Deberían cambiarse las tácticas cuando la fuerza dominante del incendio se cambia.
Cuando no se modifican las tácticas cuando se produce un cambio en el pronóstico
meteorológico el resultado puede ser un desastre.

96
GLOSARIO DE LOS TÉRMINOS DEL SPC

RESUMEN

• La Alineación de Fuerzas

• El Viento, la Pendiente, y la Temperatura del Combustible

• Información del Peligro de Incendios

• Información del Comportamiento del Fuego

• Intuición

• La Lógica del Terreno del Incendio

• La Situación se Mejora o se Empeora

• Combustible Caliente o Combustible Frío

• Subiendo o Bajando la Curva

• Tipos de Incendio: Impulsado por el Viento, Combustible, Topografía

• Tácticas con Etiqueta de Horario

• ¿Qué le Cuenta el Incendio?

• Afirmación de Tácticas del Comportamiento del Fuego

• El Límite de Posibilidad de Control

• El Amarrillómetro

• Tácticas de Oportunidad o Tácticas del Comportamiento del Fuego

• El Sombraómetro

• El Combustibletempómetro

• El Velómetro

• Un Mapa de Predicción del Incendio

i
Descripción y Referencias

La Alineación de Fuerzas (páginas 28 – 33)

Es una manera sencilla de ver el terreno del incendio y explicar como cambiará la
intensidad del fuego.

Un segmento de un incendio rural ganará en intensidad y velocidad donde encuentra
un momento o lugar de alineamiento más favorable. A fin de comunicar este cambio
diga; “El incendio se alinearía mejor con…” (nombrando las fuerzas de cambio.)

Existen tres fuerzas causativas principales que influyen en las variaciones de
intensidad y tasa de propagación de un incendio rural. A la medida que el incendio
arde por la topografía, las fuerzas cambian independientemente. Cada fuerza puede
ayudar o retardar la propagación. Las tres fuerzas usualmente asociadas al
comportamiento del fuego son Clima, Topografía y Combustible, también conocidas
como el triángulo del comportamiento del fuego.

Hay muchas maneras de interpretar la información acerca del clima, la topografía y
el combustible y esto puede hacer compleja una predicción del comportamiento del
fuego. ¿Cómo hacerlo sencillo? El SPC aísla los elementos causativos que cambian
la intensidad del fuego. Esto reduce los datos que hay que considerar para hacer
predicciones de cambios. Las fuerzas principales que causan cambios en los
incendios rurales son las variaciones en el viento, la pendiente y la temperatura del
combustible. Observaciones de cómo varían estas fuerzas en el camino del incendio
son los primeros pasos en la predicción de cambios en el comportamiento potencial
del fuego. Una regla muy buena para empezar es combatir el incendio donde se
encuentra fuera de alineación.

Las Fuerzas del Viento, la Pendiente, y el Precalentamiento (página 33)

Un incendio que se mueve a través de las variaciones de la topografía cambiará de
velocidad y dirección de acuerdo con la combinación del empinamiento de la
pendiente, la velocidad y dirección del viento, y el precalentamiento o la
inflamabilidad del combustible. Las predicciones de los cambios del comportamiento
del fuego pueden hacerse mediante la observación de la alineación y pujanza de
estas fuerzas en el camino del incendio. Donde las fuerzas se encuentran mejor
alineadas, la intensidad del fuego aumentará. Donde las fuerzas se encuentran una
alineación menos agradable, la intensidad del fuego disminuirá.

Información del Peligro de Incendios (página 25)

Esta es información útil para la planificación pero no tan útil para predicciones del
comportamiento del fuego.

La información del peligro de incendios es útil para anticipar las necesidades de
recursos porque es un indicador de la dificultad del control de un incendio rural. Los
valores de la masa de aire y el contenido de humedad de los combustibles
corresponden a la información de peligro de incendios. Los valores se combinan en

ii
una fórmula que al calcularlo, resulta en un punto en una escala de peligro de
incendios que va de bajo a extremo. La disparidad de la intensidad del fuego
aumenta a la medida que incrementa el peligro de incendios. Las fluctuaciones de la
temperatura del aire, la humedad relativa, el contenido de humedad de los
combustibles finos y de 10 horas se generalizan para representar las condiciones en
el área del incendio. Las variaciones de microclima dentro de estos valores
normalmente no se miden y no son fáciles de observar.

El SPC no utiliza estos datos para hacer predicciones de los cambios de intensidad
del fuego.

Los números de peligro de incendios ni los ingredientes que son la temperatura del
aire y la humedad para nombrar mis favoritos, no explican las variaciones ocurriendo
en un único punto en el tiempo en el perímetro del incendio porque son un valor y no
representan el grado de variación que ocurre bajo cualquier condición de peligro de
incendio.

Información del Comportamiento del Fuego (página 25)

Las variaciones del viento, la pendiente, calentamiento solar de los combustibles
(temperatura de los combustibles) son informaciones del comportamiento del fuego.
Las variaciones de estas fuerzas son la causa directa de cambios en el
comportamiento del fuego. Estas variaciones son observables.

La información del comportamiento del fuego excluye las generalizaciones hechas
para expresar las condiciones en el área del incendio como la temperatura del aire,
la humedad relativa, el contenido de humedad de los combustibles, el contenido de
humedad de los combustibles vivos, y la velocidad del viento a 6 metros.

Para poder hacer predicciones del cambio en la intensidad del fuego y para
determinar donde y cuando estos pueden ocurrir es relevante cierta información
selecta. La identificación de la información necesaria es importante para permitir un
enfoque correcto. La información del comportamiento del fuego reduce la cantidad
de datos comúnmente asociados a la predicción del comportamiento del fuego.
Simplifica la predicción introduciendo la mínima cantidad de información acerca de
aquellos factores que realmente causan las variaciones en velocidad e intensidad en
un segmento específico del incendio.

Las intensidades y tasas de propagación observadas en un incendio fuera de control
describen adecuadamente como el peligro de incendios afecta al incendio
actualmente. Para poder predecir un lugar o una hora de un cambio en la intensidad
del incendio, el observador debe identificar qué cosas son distintas adelante del
incendio.

Cuando las condiciones son tales que sólo se puede encargarse exitosamente de
una parte del variable de comportamiento del fuego, el oficial de incendios debe
determinar los puntos débiles del incendio y atacar el incendio en aquellos puntos. El
táctico puede lograr eso utilizando solamente la información del comportamiento del
fuego.

iii
Intuición (Clase de SPC)

Es fantástico tenerlo pero es una herramienta pobre de comando para el combate de
incendios rurales. Las diferencias en las opiniones basadas en intuición entre la
gente no se resuelven muy a menudo. La intuición del oficial de mayor rango dirige la
operación.

El Jefe de la división, el supervisor de la cuadrilla como así también algunos
integrantes de la cuadrilla pueden no estar de acuerdo con las tácticas. ¿Quién tiene
razón? ¿Es importante actuar sobre la opinión de la persona que tiene razón? ¿Por
qué tiene razón?

Los oficiales de mayor rango no tienen el privilegio de tener conocimiento superior,
más inteligencia ni experiencia en situaciones. El oficial de mayor rango puede no
actuar en base de la opinión del oficial de menor rango aunque su intuición puede
ser más correcta para la situación. Muchos supervisores de cuadrillas tiene mayor
experiencia que su oficial de mando en la situación que pueden enfrentar.

Intuición es la percepción directa de información independiente de algún proceso de
razonamiento, es una habilidad predictiva no enseñada. Las diferencias en opiniones
intuitivas entre la gente solamente se resuelven a través del rango. El de mayor
rango es el responsable de la toma de decisiones. El oficial de mayor rango no usará
normalmente la opinión de la persona de menor rango sin entregar el mando.

La Lógica del Terreno del Incendio (Clase de SPC)

La lógica utilizada para explicar el fundamento de las opiniones.

La Lógica del Terreno del Incendio incluye información de valor en la solución de
problemas tácticos mientras la intuición rechaza el desacuerdo. El asunto principal
es darse cuenta que son cambios en la tasa de propagación o en la intensidad del
fuego que hacen peligroso un incendio.

Existen dos maneras para encargarse con los cambios del incendio.

Una es designar un observador y reaccionar al cambio. Este es el método primitivo,
ensayado y fracasado, que se piensa en muchos niveles del servicio forestal provee
suficiente margen de seguridad. Se habla mucho de la designación de un observador
y poco de lo que puede hacer el observador salvo dar aviso cuando pasa algo.

La segunda manera de encargarse de cambios en un incendio que lo hace peligroso
es diseñar la táctica de ataque a partir del conocimiento del comportamiento
potencial del fuego. Cuando el potencial llega al límite de la posibilidad de control se
desiste del ataque y se logra la evacuación de los combatientes. Esto pone a salvo a
los combatientes a tiempo pero puede estar mal visto si el incendio no hiciera su
corrida. Sin embargo, es la única manera que algunos de los accidentes podrían
haberse evitado.

El uso lógico de la información básica causativa (información del comportamiento del
fuego) permite a uno predecir diferencias en las intensidades del fuego a través de la

iv
comparación del comportamiento y las alineamiento de las fuerzas observados con
el alineamiento de las fuerzas en el terreno en el camino del incendio.

La intensidad observada en los varios alineamientos es de manera que se puede
pronosticar lo que se repetirá cuando el terreno donde se ubica el incendio y el
incendio están en alineaciones similares. Los cambios del tiempo atmosférico
pronosticados puede o no ser significantes y pueden incluirse o excluirse como
información útil a la predicción de cambios.

Ejemplo:

De repente se detecta un foco secundario. ¿Actúe o haga predicciones? ¿Habrá otro
foco secundario? ¿En qué sentido van las condiciones?

Vamos a suponer que el foco secundario se generó en un incendio ardiendo en un
aspecto al este y se inició en un aspecto al oeste a las 16:00 horas. ¿Comparado
con la intensidad del fuego en el aspecto al este, se empeorará o se mejorará el
comportamiento del fuego? ¿Se producirán más focos secundarios?

Las tácticas se deberían determinar a partir de la respuesta. Las tácticas deberían
ser defensivas en este caso. La comunicación táctica debería incluir el razonamiento
detrás de la opinión.

La Situación se Mejora o se Empeora (página 25)

Aprenda como hacer esta predicción clave antes de determinar la táctica a emplear.

La seguridad en el combate de incendios depende del conocimiento y la
comunicación de esta predicción sencilla del potencial del incendio. Es la porción
central de una afirmación completa de evaluación.

“El incendio va a entrar en alineamiento, se empeora, necesitamos ajustar las
tácticas para armonizar con las condiciones.”

Esta predicción sencilla le pone mentalmente delante de los peligros de los cambios
de intensidad del incendio. Actuando sobre la base de esta predicción es mucho más
seguro que reaccionando después de que cambie la intensidad del fuego.

La cuestión más básica a preguntar es, ¿En qué sentido se va cambiando el
comportamiento del fuego, se empeora o se mejora con el tiempo? Si no se
contestara esta pregunta, las acciones no pueden basarse en el comportamiento
esperado del fuego, lo que es una de las 10 normas de seguridad.

Combustible Caliente o Combustible Frío (página 24)

Esta es una frase que cuenta de los cambios potenciales en la intensidad del fuego
causados por la entrada del incendio en una cama de combustible con una
temperatura más alta o más baja que aquella en la cual se encuentra actualmente.
La temperatura del combustible es mucho más variable que la temperatura del aire y

v
es la temperatura del combustible que determina su contenido de humedad y su
inflamabilidad.

Aunque la temperatura del aire y la humedad relativa se mantienen estables sobre
una cama de combustible, la temperatura superficial de la cama de combustible
puede ser muy variable y por lo tanto su inflamabilidad también puede ser muy
variable.

Durante las horas del día el combustible cambia constantemente de templado a
caliente y de vuelta a templado. Usted debería saber en que sentido va. Describe el
combustible al sol como combustible caliente y el combustible en la sombra como
combustible frío.

El combustible al sol a menudo alcanza 80º C debido a la radiación solar y se pone
muchas veces más inflamable que los combustibles templados a la sombra. Las
camas de combustible sujetas a variaciones del calentamiento solar no son un
elemento estable. Son un elemento altamente variable en el triángulo del fuego. Las
mediciones de la temperatura del aire y la humedad relativa no revelan esta
variación de la temperatura del combustible. La temperatura del aire y la humedad
relativa son solamente una reacción a las condiciones del calentamiento superficial y
no son una causa de la variación de la inflamabilidad del combustible.

Cuando una parte de un incendio se propaga hacía combustible caliente, donde
tiene mayor potencial, explique; el incendio se propaga hacía combustible caliente, y
haga la predicción, “se va a empeorar.”

Subiendo o Bajando por la Curva (página 31)

Es una frase que identifica el período de tiempo del pico de inflamabilidad del
combustible en los varios aspectos. ¿Dónde se encuentra el combustible en la curva
de inflamabilidad? La inflamabilidad del combustible es mayor a la medida que su
temperatura aumenta. La temperatura de combustibles al sol pueden aumentar en
26º C por encima de la temperatura de los combustibles en la sombra. Cada aspecto
tiene un período pico de calor como así también un período de calentamiento y un
período de enfriamiento. A la medida que el combustible en estos aspectos se
calienta, se dice que está subiendo la curva de inflamabilidad.

A la medida que el combustible recibe menos radiación solar y se enfría con el
tiempo, el combustible está bajando la curva de inflamabilidad. Esta frase facilita la
comunicación del motivo de que se empeora o se mejora la situación.

Otra buena regla para observar es no tener combustible sin quemar entre usted y el
incendio durante el horario pico de la curva de inflamabilidad del aspecto. Muchos
han pagado el precio más alto por no prestar atención a esa regla básica de
seguridad.

Tipos de Incendio: Impulsado por el Viento, Combustible, Topografía (páginas
44 – 48)

vi
Identifique el tipo de incendio para alertar a la gente sobre la necesidad de elegir una
táctica apropiada.

Hay ciertas tácticas que aparentemente funcionan mejor en un tipo de incendio. A
veces las tácticas se convierten en peligrosas porque desde el principio la táctica no
fue la correcta para el tipo de incendio. Otra variación en la situación se produce
cuando el incendio se cambia de un tipo a otro en el medio de su turno y la táctica de
repente no se conlleva con la situación.

Cada tipo de incendio tiene una táctica conjuntada que es apropiada.

1. Las tácticas para incendios impulsados por el viento son anclar la cola y hacer
ataque directo a los flancos, evitando un ataque a la cabeza salvo en el uso
del espacio defendible para proteger estructuras.

2. Las tácticas para incendios impulsados por el combustible que son demasiado
calientes para un ataque directo son ataque indirecto y luego una quema del
área.

3. Las tácticas para incendios impulsados por la topografía deben tener en
cuenta las variaciones en el terreno del incendio. Estas tácticas deben
basarse en predicciones racionales y cambiar antes que se cambia el
incendio.

Otra idea básica es de ver el tiempo como un factor importante en incendios
topográficos por la variación en el calentamiento solar del aspecto. Esta variación
causada por el cambio del tiempo es el origen de la etiqueta de horario.

Deberían considerarse etiquetas de horario tácticas al asignar cuadrillas a las líneas
abiertas en todos los incendios topográficos.

Etiquetas de Horario Tácticas (página 34)

Es una frase que predice el período de tiempo durante el cual una táctica se pone
potencialmente peligrosa y debe alterarse.

Utilizando el SPC es posible predecir cuando y donde un evento de comportamiento
del fuego más probablemente ocurrirá, cuando y donde el incendio ganará pleno
alineamiento de las fuerzas. Esto ocurrió en el Incidente Dillon el 13 de agosto de
1994, vea página 120. La táctica de mantenimiento indirecto y de quema se etiquetó
para finalizarse a las 11:00 horas. Los combatientes fueron replegados de la línea
antes de que el incendio hizo una corrida de alta intensidad desde abajo. Esto se
convierte en un ejemplo de cómo hacerlo bien.

Si hubieron hecho esto en muchos incendios del pasado, se podría haber evitado
que se queme personal. Los ejemplos son el Incendio de Griffith Park que quemó
críticamente a 100 combatientes y mató a 33, el incendio de Mann Gulch de 1949
que mató a 14 combatientes, el incendio Loop de 1966 que mató a 13, el incendio de
Spanish Ranch que mató a 4 combatientes en 1979, el incendio de South Canyon de
1994 que llevó 14 vidas, el incendio fatal de Glen Alen en 1994 que quemó una

vii
cuadrilla chica y mató a 2, y el incendio de Calabasas de 1996 que lesionó a 10
combatientes.

¿Qué le Cuenta el Incendio? (Ejercicio de la clase de SPC)

Lo que hizo ayer puede repetirse hoy. ¿Qué le dice el historial del incendio acerca
del incendio de South Canyon en página 123? El incendio ardió durante 3 días
moviéndose cuesta abajo, fuera de alineamiento. ¿Qué podemos entender de esto?
No se va apagar solo. El incendio continuará ardiendo mientras está fuera de
alineamiento aún durante la noche. ¿Qué quiere decir esto? El incendio continuará
viajando hasta que se encuentra una posición para entrar en alineamiento y
entonces cambiará su tasa de propagación e intensidad para lo peor.

El esfuerzo de supresión fracasó en el control del incendio mientras se encontraba
fuera de alineamiento. ¿Qué quiere decir eso? Quiere decir que el incendio es
resistente a los esfuerzos actuales de control. Nada que nos cuenta el incendio es
buena noticia y el razonamiento presumiría una situación “que se empeora.”

El incendio se mueve mientras está fuera de alineamiento y quemando por debajo
del matorral de roble. Las copas del matorral son ahora cocinadas y seco similar a
roble secado por la helada. El combustible está preparado y listo para volver a
encenderse.

El incendio se encuentra por debajo de las copas muy inflamables y se encuentra en
alineación para quemar las copas. El incendio se arrastró fuera de alineamiento
desde el 2 de julio hasta el 6 de julio ardiendo despacio cuesta debajo de la cima de
una colina. Cuando el incendio hizo su primera corrida el 6 de julio de 1994 re-
quemó una franja de copas de roble que estaba en pleno alineamiento. Esa corrida
debería habernos indicado el potencial que tenía el incendio cuando se encontraba
en pleno alineamiento. Deberíamos haber entendido que el incendio se encontraba
en pleno alineamiento para quemar el dosel y estaba a punto de cruzar el cañón y
ganarse una posición de pleno alineamiento para correr por las laderas calientes al
noreste. El comportamiento del fuego mostró suficientemente acerca del potencial de
cambio desde un incendio subrepticio a un infierno como para servir de aviso
adecuado para aquellos con habilidades de observación para entender lo que el
incendio nos estaba diciendo. Solamente a través de la percepción del
comportamiento potencial del fuego y cambiando las tácticas antes de que el
incendio se encontraba en alineamiento se podría haber evitado esta tragedia.

Aprenda a usar lo que le dice el incendio para planificar tácticas exitosas. ¿Se
generan focos secundarios, empieza a coronarse o hacer corridas chicas? ¿En qué
sentido va el comportamiento del fuego? ¿Se empeora o se mejora? Cuando se
mueve el incendio o el sol, usted necesita saber en que sentido va el
comportamiento del fuego y ajustar las tácticas para acordarse con el potencial.

Afirmación de Tácticas de Comportamiento del Fuego (Ejercicio de clase de
SPC)

Es una afirmación que dirige los recursos en un segmento de un incendio. Se lo
utiliza cada vez que recursos entrantes reportan que están “en escena.”

viii
Deberían planificarse cuidadosamente las asignaciones para el combate y el logro
de control de un incendio rural. Si todo que escuchara es la orden de combatir el
incendio el plan puede no ser bien elaborado. Si el oficial no pudiera explicar como
se decidió la selección de la táctica entonces el oficial puede desconocer los
peligros.

Debería ser imperativo implementar una táctica que es viable bajo la condición del
comportamiento del fuego. A fin de que el oficial a cargo del combate sepa que el
plan ha sido bien elaborado el oficial al mando debe comunicar la lógica antes de la
orden de combatir el incendio.

La táctica debe tener una base de lógica y contener la causa del cambio de
intensidad del fuego o contener la base lógica que explica que el incendio no
cambiaría de intensidad durante el combate. El lenguaje del SPC permite al
supervisor comunicar la lógica detrás de la táctica seleccionada.

Después de hacer la evaluación instrucciones deben darse a los combatientes que
llegan a la escena. El SPC enseña como comunicar la situación global que existe, el
potencial para cambio y la táctica seleccionada. El siguiente es un ejemplo de una
afirmación completa de tácticas de comportamiento del fuego. Esto no es un informe
de condiciones y una solicitud de recursos adicionales.

Una afirmación completa incluye:

Una descripción de la escena del incendio que incluye el tipo de incendio, el
segmento del incendio en la topografía y como se alinea con las fuerzas de la
pendiente, el viento y el precalentamiento como así también cuando y donde puede
cambiar.

Un ejemplo:

“Este incendio es impulsado por la topografía. El incendio se propaga cuesta
arriba en combustible caliente, está alineado con el viento y genera longitudes
de llama de 12 metros que se encuentra más allá de nuestro límite de
posibilidad de control. El incendio va a pasar al otro lado del filo y va a
encontrarse fuera de alineamiento con el viento, la pendiente y en
combustibles templados dentro de una hora y entonces va estar dentro de
nuestro límite de posibilidad de control. Utilicen sus recursos para atacar el
incendio directamente donde y cuando sale de alineamiento.”

El Límite de Posibilidad de Control (página 34)

Es el nivel de intensidad y tasa de propagación del fuego que está a punto de estar
dentro o más allá de la capacidad de los combatientes para contenerlo.

El Amarillómetro (página 47)

Un resaltador grande amarillo.

ix
Se lo utiliza para delinear la variación en la inflamabilidad de los combustibles en un
mapa de contornos. El mapa se llama un mapa de pendientes calientes y el área de
combustibles calientes se identifica por aspecto y horario. Usualmente un mapa de
pendientes calientes de la tarde se utiliza para identificar la topografía con exposición
al norte, oeste y los llanos, donde hay mayor precalentamiento solar durante la tarde.

Tácticas de Oportunidad o Tácticas de Comportamiento del Fuego (página 36)

Dos tácticas utilizadas en incendios rurales.

Tácticas de oportunidad Son tácticas basadas en la oportunidad para combatir el
incendio. Las tácticas de oportunidad son aceptables cuando el comportamiento del
fuego no es un factor de la situación en el terreno del incendio. Cuando el incendio
se está cambiando, las tácticas deben reconocer y basarse en el comportamiento del
fuego para ser seguras y efectivas.

Un oficial competente en entrenamientos puede usar muy bien las tácticas de
oportunidad.

Tácticas de comportamiento del fuego Son tácticas determinadas a partir de las
observaciones hechas del comportamiento del fuego – como combatir el incendio
depende más de la predicción de donde y cuando habrá variaciones en el incendio.

Solamente un oficial de incendios experimentado puede implementar las tácticas del
comportamiento del fuego. El SPC se diseñó para enseñar esta habilidad para
acortar la curva de aprendizaje.

El Sombraómetro (páginas 52 – 53)

Es una herramienta que utiliza una sombra como indicador similar a un reloj de sol,
para indicar el período de tiempo de cada aspecto que se calienta.

Viene en dos tamaños, grande para capacitación y para usar en el campamento y un
tamaño de bolsillo para usar en la línea de defensa.
Con esta herramienta usted puede asombrar a sus amigos con su habilidad
predictiva en la línea de defensa. Cuando la sombra apunta a la dirección cardinal
del aspecto está en su pico de la curva de inflamabilidad. No es la única manera de
identificar los aspectos calientes pero es una ayuda visual.

El Tempómetro del Combustible (página 52)

Es un sensor electrónico que escanea la diferencia en temperatura entre combustible
calentado por el sol y combustible en la sombra.

Esta herramienta se utiliza para recolectar datos para poder hacer predicciones del
comportamiento del fuego. Cuando la temperatura del combustible pasa los 49º C la
Artemisia arderá cuando la humedad relativa está por encima del 70% y la
temperatura del aire por debajo de los 18º C. ¿Cómo puede ser? Se lo probó en la
quema prescripta Sexton II en 1996 llevada a cabo por el Departamento de
Bomberos del Condado de Ventura.

x
Yogi Berra lo dijo así, “Dijeron que no se lo pudo hacer, pero eso no siempre
funciona.”

El Velaómetro (Ejercicio de clase de SPC)

Es un aparato que usa velas para demostrar el fenómeno de cómo puede ocurrir
comportamiento extremo del fuego. Esta tabla con velas demuestra la variabilidad de
la intensidad del fuego mientras todos los factores son iguales salvo el arreglo del
fuego en la tabla. Una línea de fuego tiene una longitud de llama característica
mientras una zona de fuego tiene otra. La diferencia está causada por las diferencias
en precalentamiento que produce cada arreglo. La longitud de llama de la línea de
fuego puede inducirse a factores de diez. Tenga cuidad con el aparato de aspersión
automática en la sala al demostrar este efecto.

La idea es entender como está arreglado el fuego hace una gran diferencia en la
producción de llamas. El próximo paso es poder prever esto pasando en el terreno
del incendio y moverse fuera de su camino.

Luego de eso, prepara el terreno al entendimiento como manejar las intensidades y
el consumo de combustible en operaciones de quemas prescriptas al máximo grado.

El Mapa de Predicción de Incendios (páginas ¿ – ¿)

Es una exhibición de la variación potencial del comportamiento del fuego utilizada
para informar al personal jerárquico del incendio.

El mapa de base es una carta estándar de contornos que muestra el perímetro del
incendio. Si el mapa incluyera el historial de propagación del incendio aún sea mejor.
Agregue la dirección del viento al mapa para mostrar la fuerza y dirección del viento.
Agregue al mapa en la capa de la tarde los aspectos sur, oeste y los llanos calientes
coloreándolos con el Amarillómetro.
El mapa ahora muestra el alineamiento de las fuerzas para la tarde, el período de
mayor peligro de comportamiento extremo del fuego. Identifique los alineamientos
cuando ocurrieron corridas. Identifique donde el borde del incendio se va alinearse
durante el próximo turno de trabajo y dibuje una flecha en donde las fuerzas se
encontrarían en alineación. Este es el rumbo de otra corrida potencial del incendio.
Esto sería el fundamento para fijar la táctica con etiqueta de horario.

Describe el potencial y revise el despliegue táctico de las fuerzas de supresión para
asegurarse que nadie se encuentra delante de la corrida potencial durante el período
pronosticado para la corrida.

Puede que usted recuerda el video del Incendio Butte cuando 73 combatiente
tuvieron que desplegar sus carpas de seguridad. Este trampeo se debía a un plan
táctico mal elaborado basado en la suposición de que una quema podría ensanchar
una línea en el bosque encendiéndolo cuando estaba fuera de alineamiento durante
el período cuando el incendio tendría la ventaja de pleno alineamiento y que las
zonas de seguridad se encontrarían fuera del ambiente del incendio y por lo tanto
serían seguras.

xi
La ubicación del perímetro del incendio debería ser conocida y dibujada exactamente
en el mapa. El sistema de GPS aéreo es la tecnología que garantiza que la ubicación
de las líneas de defensa es acertada.

Este mapa de predicción del SPC ha sido utilizado en un número de incendios
grandes y complejos y ha recibido aceptación por el personal de planificación y de la
línea.

Aprende del pasado – Prediga el futuro

Manténgase al tanto de las nuevas innovaciones visitando la página Web de los
Especialistas en Incendios Rurales. www.dougsfire.com

Evaluación del Comportamiento del Fuego

• Haga observaciones y recuerde las características del incendio. La
característica es como varían las intensidades cuando el incendio se mueve a
diferentes alineamientos.

• Identifique el tipo de incendio y la fuerza dominante, el viento, la pendiente o
el combustible.

• Determine donde el incendio se encontrará dentro del límite de posibilidad
de control y donde el incendio se encuentra fuera del límite de un ataque
razonable.

Evaluación Táctica

• La seguridad de la cuadrilla depende del mantenimiento de una posición
correcta en relación del incendio. Determine con antelación lo que es seguro y
lo que no lo es.
• Determine con antelación y prediga que intensidad tendrá el incendio en
puntos importantes como por ejemplo en las posiciones de la protección de
estructuras.
• Comunique la evaluación y el plan táctico a los combatientes.
• Jefes de Incendios deben asegurarse que estos procedimientos se cumplen.

Discusiones para llevarse a cabo en el sitio:

1. Este incendio es peligroso cuando se pone en alineamiento.
2. El incendio tendrá esta intensidad si llegara a este punto en la topografía y se
encontraría (fuera de – dentro de) nuestro límite de posibilidad de control.
3. Cuando el incendio llega al punto previsto nos moveremos.

xii
4. Vamos a poner una etiqueta de horario a esta táctica y no moveremos a la
hora preseleccionada.

Es una condición insegura cuando no prediga el comportamiento del fuego.
Después de la evaluación es el momento de practicar el procedimiento LCES.

xiii