You are on page 1of 14

colEcclÓtrl vlrvloRlAs DE LA nrpnrslÓtrl LOS TRABAJOS DE LA MEMORIA

1. Los trabaios de la memoria, Elizabeth Jelin'
2. Det estrado a la pantalla: Las imágenes del iuicio a los
ex comandantes en Argentina, Claudia Feld.
3. Las conmemoraciones; /as disputas en las ¡""¡25 "in-
ELrzneerH Jeuru
felices", Elizabeth Jelin (comp.).
4. Los archivos de la represión: documentos, memoria y
verdad, Ludmila da Silva Catela y Elizabeth Jelin
(comps.).

EN PREPARACIÓN

Luchas locales, comunidades e identidades, Elizabeth Jelin
y Ponciano Pino (comPs.).
Monumentos, memoriales y marcas territoriales' Victoria
Langland y Elizabeth Jelin (comps.).

Er-tzRspru JEuN es socióloga, investigadora del coNlcrr (Argen-
tina), proGsora de la lJniversidad de Buenos Aires y directora
académica del Programa <Memoria colectiva y represión patro-
cinado por el ssnc. Dirige el área de investigaciones en el Instituto
de Desarrollo Económico y Social (Buenos Aires). Entre sus múl-
tiples publicaciones están Los trabajos de la memoria, en esta co-
lección, y Pan y afectos: la transformacíón de lasfamilias, Buenos Aires,
Fondo de Cultura Económica, 1998.

. XI lntroducción 1 '1.. fo- 2. electrónico. A. Prohibida la rcoroducción total t-r parcial dc esta obra por cualquicr procedimiento (ya sea gráfico. s. 26. ElizabethJelin Referencias bibliográficas. s.. 26.. Las luchas políticas por la memoria 39 Historia y memoria social 63 5. 3.." 6 28037 Madrid Impreso en Closas-Orcoyen...junio 2002 6... .. etc... Transmisiones.) y el almacenamiento o transmisión de sus rias? 17 contenidos en soportcs magnéticos.995-2002 Fotocomposición: rNrotrlx.. herenc¡as. S. El género en las memorias . aprendizajes. Trauma. 7. L. L Julián Camarillo.. químico. siglo veintiuno de argentina editores Presentación vtl Agradecimientos IX Nota necesar¡a ... INDICE siglo veintiuno de españa editores. La memoria en el mundo contemporáneo 9 Todos los derechos rcserwados. Paracuellos dc Jarama (Madrid) .. 99 SI(]LO )O<I DE ESIáNA EDITORES.. visuales o de cualquier otro tipo sin permiso er?reso del editor. Polígono Igarsa.. 1. 117 Príncipe de Vergara. óptico...a.. mecánico.' 139 i)EREC]TJOS RTSERVADOS CONFORME A LA LEY Impreso y hecho en España Printed and made in Spain Diseño de la cubierta: Juanjo Barco/Alins Ilustración ISBN: 84-323-1093-X Depósito legal: M. 78. S. sonoros. ¿De qué hablamos cuando hablamos de memo- tocopia. 28006 Madrid En coedición con Social Science Research Council Reflexiones finales 135 O 2001.... testimonio y "verdad" 79 @ dc esta edición.

u. la memoria del pasado invadc.rr. I rrr.¡ sobre y con las memorias del pasado. ápor El tr'. algunos hechos vividos en cl pasado . penctrar.rs y tendencias coexistentes.stencias quc ésta suscita especic ciones.áer con tienen efectos en tiempos posteriores."-l un gasro de tiernio y d. elaborativ. prescnte y. a partir dc procesos l'. consecutivo r la pérdida de un ob¡eto de fijación. Implica podcr olvidar yir". Observadores y testigos secundarios también pueden .rrrr"n. y el de un olvido selectivo.r.. del duelo implica un (proceso intrapsíquilo. En estas situaciones.. de dicho en un lugar activo y productivo. la actua.l.s y scntimientos.ser un agente_ético y políticor 1L"C"pr". lg9r 436).rd. Seres r rnrclltc una repetición. Sin duda. como un intruso. 1l r¡rlerrchc y Pontalis. | .¡. en lr. Irsta nociítn puede ser aplicada y cxtendida fuera clel contexro Lln permanente retorno: la compulsión a la repetición. pero lr t r aba3o psíquico que pcrmitc al sujeio aceptar ciertos1. Hablar de trabajos de memoria requiere establecer algunas dis. El título de este libro alude a la mcrnoria como trabajo. y n. qué hablar de trabajos de la mcmoria? El trabajo como rasgo dis. hasta los procesos más personales e inconscientes li. ser partícipes de esta actuación o repetición. ( ( )st()sarnente como un ejercici.i analiza el duelo e'co'trastc co'ra rnerancolía.o'el peligro: el de un (exceso de pasador en la repetición ritualizada. ¡rr i'rid. ' l'r. 1981: 435).s nrácanismos repetitivos> es Ia de los sercs humanos activos en los procesos de transfor. especialmente en casos traumáticos. la conciencia. ¡'. objcto> (La_ ¡'l:rrche y Pontalis. Dc instrumcntalizado y manipulado.oi-rport" eI p. .s y librarse del dominio de l.q^uebrando la fijacitin ci el otro y cn el tinciones analíticas.rrf.la imposibilidad de separarse del objeto perdido. .1¡¡¡lg scr imaginaria y cl yo se ide'tifrca con er objcto perdido. la agencia o la cstrategia de los actores. elaborar.rbalo elaborativor> (working-through).. I{ay un tiempo de duelo. l'...icoeur. el tcma sc rcfiere al trabajo áe duelo.rdo' agrega valor. pero es a través de la elaboración que se adquicre la po_ el presente. La actividad . r. la nér- l': lr ¡'.rr" i. como huellas mnósicas r n ('l (proccso en virtud del cual el analizado'int. independientemente de la r. Ir rl)rc'tación y supcra las resi.1 ." y en el proceso se transfurma a sí mismo y al mundo..l. rr'rr'r clc ganar una distancia crítica sobre un problÉma y distinguir rrlrt' paszdo."..L1c. El trabajo claborativo es cier- mación simbólica y de elaboración de sentidos dcl pasado. que de identificación con las víctimas. 1976: 243).. LJno es agente de transformación.ada poi su dolor y rrrr"r. No se vive la distancia [. pero modificada por la interpretación y.de. dice LaCapra.l> (Freud.t'anisrltos rcpt'titivos (p.l"to.r r'.] puede haber otras porrUi_ con el pasado. que reaparece y se metc.rt.rlcto logra desprenderse progrcsivament. Este trabajo 1' lleva riempo. . io. accptando <la satisfacción que . Hay en esta situacicin un doblc ticnen quc lidiar. t. puedcn implicar una fijación. como silencios.q5r3 . La noción lreudiana de tra* gados a traumas y huecos.lt'l sujcto pasa de cstar (acapa.¡ cle respeto por el propio yo (Freud.r. rft't-t.r. 197(r). Su prcsencia pucde irrumpir. como haber perdido una gucrra y estar subordinados a poderes La actuación y la repetición pucden ser confrontaias con el cxtranjeros. en la compulsión que lleva al acto.y recuerdos cn lugar de re-vivir y actuar.futuro La repetición implica un pasaje al acto.ión constiruyen lrrr r/.. no cs objeto dc trabaj. bajo> es incorporarla al quchacer que genera y transforma el mun.1'rlr.'". la energíá priq)i.rtlt's. como compulsiones o repeti. susceptible de favorecer el traba¡o der sujéto frentc a Los hechos del pasado y laltgazón del sujeto con ese pasado.r.r.r¡rórrtico.rr cl plano individual. 437). En ésta. "tr'.tl. La cclntracara de esta presencia sin agcncia r.cura picza por. r"" clk).rba. hutnanos que <traba¡an..l. ¡11¡11. E' el trabajo elaborativo. consistc invadir el presente como un sinsentido. ¿hí i. rccobra su libertad y su desinhibición. actuación y .l t. 2001: 1i4)..É-".. l{eferirse entonces a que la memoria irnplica <tra.r. En t'l plano psicoanalítico..l:ru4. libcrador en la medida en que Esto sc manifiesta desde los planos más <objetivos) y socialcs ( ( )lrsiste en un trabajo de rccuerdor (lticoeur.r_ (R. 1999: 36).ryí" do social. LOS TRABAJOS DE LA MEMORIA in_ ( ()rporar memorias. 2000). En cse proccso."b"¡o ' dc duelo se revela voluntad. y pbr medio del cual el tintivo dc la condición humana pone a la persona y a la sociedad sr. (sc. concebida en un contexto tcrapéutico.gr" .14 Elizabeth Jelin l-a memoria en el mundo contemporáneo 15 Para salir de esta situacicin se requiere <trabajarr. <la persona ción (actíng-out).

r. son abiertos iatos moralei de recordar. hay fuerzas que enfatizan la fijación en la ictuación y. pero también hay emociones. <aprender a recordarD. y que manifiesta. que genera un doble encierro: Arrn cuando lógicamente no haya contradicción. Dentro de este marco de referencia ('n procesos de construcción de memorias. hay una tensión o l" tot"lirr. busca la salida en el intento de abandonar el acento en el pasado para ponerlo en el futuro (Todorov. I'r r'.."a. y otra. cura total.i.to Elizabeth Jel¡n 2. en dirección a algunas precisiones y puntos centrales.ión y el cierre que hay que resistir. Todorov.r c'lar una definición única y unívoca del significado de la palabra.. está en que un título así invita puesta posible. t.rn¡bión huecos y fracturas. . una ng. r rr-rnetodol6gica. .n l" repetición. Al mismo tiempo im- r. de memorias en plural.rlcs. el desafío es superar las re.1.l <cs>.. su uso (abuso. preocupado por los abusos de memoria (provocados por man. tot"li"ación. En principio. ¿DE OUÉ HABLAMOS CUANDO HABLAMOS DE MEMORIAS? peligro de que el trabajo de elaboración despierte un sentimiento ie tiaición y de ruptura de la fidelidad hacia 1o perdido.] . éQuién es? éEs siempre un individuo o es plica repensar la relación entre memoria y política.. sociales han dedicado muchas páginas.o especialmente a Ludmila Catela por su comentario y reflexión . Citemos en extenso una reflexión de LaCapra: En la crítica reciente (con la cual en parte estoy de acuerdo). Llevadas al plano ético y político. . viéndolas como maneras de prevenir cierres.. 1998)' r. en la com- pulsión a la repetición. Y esta visión a menudo se engarza con lrrl:rdes de trabajar con esta categoría: como herramienta teóri- una política apocalíptica o quizácon una política de la esperanzautópica. señalada por colegas r..r. sin sobre ese pasado y su sentido para el presente/futuro. entonces. Abordar la memoria involucra nes más que elaboraciones y que podrían igualmente extenderse l.rs cllle. intentaremos avanzar en cuestiones concep- iancia y al mismo tiempo promover el debate y la reflexión activa trr. una apertura hacia una utopía vacua sobre t r:rl y su pretensión de <verdadr. como categoría social a la (LaCapra. sllperar los olvidos y los abusos políticos.lrsciplinas y áreas de trabajo. hubo quizá demasiada tendencia a quedar fijados en la actuación. identificando simplemente a toda elaboración como . lt'r'irse a recuerdos y olvidos. sin otras alternativas. a partir de conceptualizaciones desde distintas que lleva a una postergación indefinida del cambio institucional [. la política se convierte a menudo en una cuestión de y dc disputas sociales acerca de las memorias. mismo movimiento. pero también. '. peticiones. en definitiva y por su propia complejidad. silencios y ges- a silencioi y olvidos). (lrr('se refieren (u omiten) los actores sociales. dominio total. tan rert. Y hay t. que implican generalmente repeticio- v tr('lrcn muchos puntos de fuga. su legitimidad so- esperanza vacía de futuro. narrativas y actos. y entre me- moria y justicia. nr('n'rora y olvida. I'rt'tcnder la exhaustividad o un abordaje completo y total de te- nr.rrrscncia) social y político. Esto implica un pasaje trabajoso para la subjetividad: la toma de t Jn primer eje que debe ser encarado se refiere al sujeto que distancii del pasado.. hay dos posibi- la que no se puede decir nada.icti ro. tomar dis- Irn lo que sigue. . armonizaciones o nociones simplistas de cura.' I lay en juego saberes. o actuar la compulsión ('ntre preguntarse sobre lo que la memoria es y proponer pensar a la repetición.rblc hablar de memorias colectivas? Pregunta a la que las cien- ' ¡. El resultado es un tipo paralizante de lógica de <todo o nadau. y en el lrl título del borrador de este capítulo era <iQué es la memoria?>. y las conceptualizaciones y creencias En el plano colectivo.".lr'l scntido común.. 2001:145). modos de eliminar u oscurecer cualquier otra res- Ll dificultad. .

se trata de mirar a la memoria y el olvido desde una pers- claves de activación de las memorias. cana y de los procesos más generales o macrosociales. . los enigmas no son menos. l'. huecos. 1995y 199\2.l. ' r' 1" t's rcinterpretada por el sujeto " en términos emocionales..rs sino insertos en redes de relaciones sociales.rr¡slr. Lo que más preocupa es no re. La pregunta sobre cómo se recuerda o se olvida surge de la an. ¡¡. de lo consciente y lo rrtcntan ubicar los centros de memoria en zonas del ceñbrá y inconsciente. iNi qué hablar de los temores a 'l' '¡'r. en tanto <facultad psíquica con la que se recuer. lil c¡. en los procesos mentales.('lrtc del pasado.rtkr del misterio. Hay también otras \"r .¡¡i1jn de este vasto campo de investigación. r'l rrlvido (Schacter.t emocionales y aGctivos. ( ()r'plementan con los abordajes de la psicología cognitiva que cibidos en la interacción social. el pasaje de lo individual a lo social e interactivo se nombre o una cita. I). creencias... morias.lvida. . en grüpos. el orvido es temido. centrando la atención en er papel der incons- y en función de expectativas futuras.r r¡trc volveremos más adelante.studian los procesos químicos involucrados en la memoria se tamiento. el psicoanálisis se ha preguntado sobre el otro El pasado que se rememora y se olvida es activado en un presente l. De inmediato y sin solución cordar.r su parte.. son centrales en este camDo. patrones de compor. para recordan (Moliner. mayor o menor."n_ de la interacción cotidiana. En lo individual y en el plano d. scncia amenaza la identidad.l(.r pcrsona tiene <sus propios recuerdos).lr. y la TRADICIONES INTELECTUALES.rr(r.ercicio de las capacidades de recordar y olvidar es singular.l . parecería l'\í(lricos ligados al desarrollo del yo y la noción de tiauma. lJn segundo eje se refiere a los contenidos.. que no puedá ser . Y también saberes.. como parte [Mencio'ado ¡ de su resumen de las líneas principales siedad y aun la angustia que genera la posibilidad del olvido. las investigaciones experimentales en el campo de la psi_ acompaña permanentemente. y repeticiones propia dinámica individual como de la interacción social más cer.llrilidad de activar el pasado en el presente I. l" n. Los desarrollos d.|()nes y culturas.?o.)n('. l. rrtcntan descubrir lo^s^<<senderor¡ y . a la cuestión En una primera acepción.¡1.'18 Elizabeth Jelin l. '1. sentimientos y emociones que son transmitidos y re. da o la <capacidad. en los procesos de socialización. y otros de silencios o aun de olvidos. no retener en la memoria. La influencia de procero.. o la cantidad y variedad de recuerdos <inútiles> lrrlr. ¡'sicología y la psiquiatría.urobioiogía que de lo manifiesto y lo latente o invisible. (llltad psíquica. cl yo consciente no puede controlar. lrr. Quienes tienen memoria y recuerdan son seres huma_ o de memorias que nos asaltan fuera de lugar o de tiempo. En l. rr. la memoria y en las prácticas culturales de un grupo. Tanto en términos de la r r(''tc en la explicación de olvidos. a que hay momentos o coyunturas de activación de ciertas me. el enigma de por qué olvidamos un r'rrrrl.. 1998: 318) (recordar: (retener cosas en la mente>). en palabras de Ricoeur (1999:16)_ Io que La memoria.'y relacionarlos privilegiado.-ori" com. ''.. y donde los rituales y 1o mítico ocupan un lugar rr '.. sino de ver los <cómo> y los <cuándó>. r r rrr l¡¡6¡e. de medir cuánto y qué se . TRADICIONES DISCI PLINARIAS _la -.rtl. o aun social o nacional.d" o performativo..r. ' I lrcrrr¡"1o. r l r. el eje de la pregunta está en la fa_ de qué se recuerda y qué se olvida. bien lo sabemos.. r . ya sean de carácter expresivo I'r'r tiva puramente cognitiva. Es esta singularidad de üs recuerdos. o sea.s procesos.r . la eterna tensión y t'l lnundo occidental contemporáneo. nos l'.r".r y Sivan (1999:12). su pre- el eterno dilema de la relación entre individuo y sociedad. . no ocurren en individuos desde siempre a Ia humanidad.r \\'rrrt. ha intrigado l's(. campo propio de la con todas las mediaciones y mecanismos de los lazos sociales.orr".o.l. ilr.cre.ridos a otros. . lrr¡t' la identidad personal y la continuidad del sí mismo'e.r t. Vivencias personales directas.rrl. rllritiva indican que la memoria arrtobiográfica tiene mayor durabiliiad la pérdida de memoria ligada a la vejez! En el plano grupal o r'|1' ¡¡rr'r".jcntplo. Están también el cómo y'el cuándo se recuerda y se olvida. á. y que es más densa cuanto más dramática es la experiencia vivida comunitario.¡.De qué hablamos cuando hablamos de memorias? 19 vez más y en un tema o campo específico.t' .

Dicho esto. se conrbinart el lrcmo psychologicus y el homo sociologicus (V/inter éSc puedc afirmar entonces la existencia de una memoria co_ y Sivan. vivíamos juntos esta erperiencia de la 1.1999).i :rg. [la rnuerte] la " r. ' Mie'tras trabajo sobre este capítulo y vuelvo a leer a Halbwachs. srr pr ofesor cle son portadores de la representación general de la sociedad. r ' acompairando su agonía.' llalbwachs interpretan su énfasis en lo colectivo como la afir- es posible construir dos modelos estilizados. que reproducen los r¡. " I't t'i'l't Y n*ry pronto me encuentro con Harbwachs. Semprún lo incorpora a su (memoria>. empiezo también a leer el libro de Semprúur. de la experiencia concentraclonaria buscando individuales están siempre enmarcadas socialmente. Estos marcos r l( rs r)crsonalizados. el signo cle per- parición de estos marcos o de parte de ellos [. el individuo. Se juntan . Las memorias '. Ricoeur. y es la noción de marco o cuadro social. Semorúrn samiento. lrs presta atención a la familia. Y esto implica la presencia de lo social. rr l. Si. rrrrlivicluos. rr. 19gg). La figura de Mau. t. aun cuando las memorias per.992: \72). prácticamente no habla de la relacit¡' trata de mitos y creencias colectivas. 1999). por el grupo.] Todos nosotros.r r)('rtcne'cia social. l: .¡r¡ scntido a las rememoraciones individuales3.1994. 1992. individuos. para é1.rt'itin de la existencia <real>.r . cómo I N.r. donde la memoria no tiene ' .. si en realidad se puede hablar de <memoria colectiva¡r o se ¡ ' '|rl r('r(-i:l de que en sus reflexiones. Estos marcos textos han producido muchas lecturas y relecturas. ( D('uentra lugar o sentido en ese cuadro es material para el olvido O sea.rscñaba la mirada de Maurice Halbwachs.rrt'r':r sirnultánea. reforzada lugar (Hynes.. la religión y la clase -Halo- social- lisis críticos (Coser.. ' l.t)e qué hablamos cuando hablamos de memorias? 21 nos. la cuestión y debatida ( ()s marcos son históricos y cambiantes. sonales son únicas y singulares-. Incluyen también la visión del mundo. <Nunca estamos solos)) no rr'.. ¡ '¡r' r. l()94). Namer.] El olvido se explica por la desa. Y encuentra en Flalbwachs. Hay un punto clave en su pen.1.. cuando estaba c'el campo de Bucllenward. ' .ra interpretación publicada en 1925) y la memoria colectiva (obra publicada des. por e] cóntrario.crte que avanzaba [. que a menudo están reforzadas específicos. a alguien en quien depositar los <restosr sus necesidades y valores. No es nuestra intención entrar en ese debate ni ofrecer una La escritura nueva lectura de Halbwachs. cin- animada por valores. I rr. ¡r. ¡'. así como aná- 'r. -planteada es el peso relativo rr()na es una reconstrucción más que un recuerdo.. de la memoria colectiva. Lo individual se desdibqia en lo colectivo.rl se ubican los recuerdbs individuales.1997). r. se pone rice Halbwachs ocupa el centro de esta escena. Apunta entonces a establecer la rnatriz grupal áentro de pués de la muerte de Halbwachs) (Halbwachs. visitá'dolo.tlició' humana. siempre ubicados en contextos grupales y sociales rlilnersos en narrativas colcctivas.]> (Halbwachs.nizando en el campo. 2000)..i) . Sus I r r rr.994 Olick.r' aquí esto significa que <sólo podemos recordar cuando es posible re. toda me_ reiteradamente en los textos sobre el tema. I r . lo personalizado y la destitución cuperar la posición de los acontecimientos pasados en los marcos I lr "'r¡tlició' humana en el campo. la clave de nuestro destir-ro. I tlnfasis en la noción de <marco social> es la visión que trabajos sobre los marcos (cadres) sociales de la memoria (obra r( -que "lrlta más productiva para nuestro objetivo. r" 'r l.r'| r'r tlc nuestra fraternidad. como (cosa> independiente de los debates entre tradiciones sociológicas clásicas. para usar la feliz expresión de un texto reciente.rrrrer. de una sociedad o grupo.1. 1998a. aun en los !!'''| rr( (st:r compasión. tomo tiva.... La memoria social e s. que íbamos a morir. N'estro ser estaba definido por eso: estar junto al momentos más <individualesr. I t. 1. Los puntos de debate son varios: si Halbwachs deja o no espacio para individualidades en el campo de la memoria colec. y reflexiona: <Era ésta de la memoria colectiva [. ylo que no del contexto social y de lo individual en los procesos de memoria.rir()s después. . lo individual y lo colectivo. rogró quebrrr h disciplina lr rrr'rsiflcació'de lo <invisible. áqué es la memoria colectiva? Algunas lecturas áCómo pensar lo social en los procesos de memoria? Aquí ..rrrlri¿r. Esos recuerdos personales están ¡.. de 'r' la Sorbonne ¡rr. r'r 'r l¿r comunidad de los vivos. Es imposible recordar o recrear el pasado sin apelar t'r¡ rituales y conmemoraciones grupales (Ricoeur. Elizabeth Jelin z.r . agonizando> (Semprún.r r¡rrt'. r r ( r lclnoria y sufrirniento o trauma. Eso es lo los códigos culturales compartidos. ir 'lrr" ¡':1¡¡1fx5. en realidad. Y !iy"l si es así. a partir de sus .l. Como a estos contextos. Para Flalbwachs. '. hablándole. había- recuerda solo sino con la ayuda de los recuerdos de otros -unoy con "rriclo la fraternidad de esta rnuerte por amor a la libertad.

Esta concepción surge de una in. que con entidad propia. -y. que deben dis- '. con alguna organización social rr ( r()rcs orientadas a dar sentido al pasado.rias se construyen y cobran por los acontecimientos que han afectado al curso de la historia de los sentido en cuaclros sociai... r r.r(l()s de valores y de necesidades sociales enmarcadas en vl- cuerdos comunes con motivo de las fiestas. en consecuencia. lr. por supuesto. y aun el conocimiento v la teracciones múltiples.¡5.r'. la existencia de ar- sentido de memorias compartidas.'|r'|i r'. no garantizan su evocación. r('¡)r'cscntaciones en consecuencia.r¡r¡ tt'. tigación empírica la existencia o no de memorias dominantes.r i.l.22 Elizabeth Jelin r. los ritos y las celebraciones . grupos implicados que tienen la capacidad de poner en escena esos re. como entidad reificada que existe por encima rrrrPlica la evaluación de lo reconocido y en consecuencia y separada de los individuos..s y centros de documentación. guardados pasivamente. de memoria>..scribe en una representación del tiempo y del espacio.r'. para no caer en lrr ('trl()centrismo o un esencialismo etremos. in. ' rli. en reaiidad. En un segundo movimiento.r.r' firera de ese marco social y del proceso de <encuadra- sólo como datos <dados).lr. 1999: 19).rción de un ítem referido al pasado) y la euocación (recall. Y si hay historia. de la actividad humana en relación l¡. y señalan que terpretación durkheimiana extrema (tomar a los hechos sociales l.lrv. lr. es una permanente repetición y reproducció' . t.. 1 r rrr l.161O variables Hay otra distinción importante para hacer en los procesos de lrr'. Lo colectivo de las memorias es el entretejido 'r¡r)()rtes reconocidos. en esta instancia. en r r rrrc son activadas por el sujeto. r'l'r'rrración sobre el pasado.. públicas (Ricoeur. l¡r. interpretándolo y tra- gunas voces son más potentes que otras porque cuentan con-al. rrt'lr. en formatos electrónicos y en i "r' lrrr.son culturalmente y qué es ¡r. encuadradas en marcos sociales y en re. la propia noci^ón de hegemónicas.. en un primer movimiento. rr ¡r r. Llevado al plano social.] la n-remoria colectiva sólo consiste en el conjunto de huellas dejadas I r'.r.r. la investigación antropológica e histórica clama en archivos públicos y privados.y con alguna estructura.. Pueden existir restos y rastros I r. También permite dejar abierta a la inves. . En el plano individual. del trabajo. paratraer al escenario la diversidad de ma_ bibliotecas. r. Esta perspectiva permite tomar las memorias colectivas no 'r. Las nociones de tiempo parecerían.rr. en diálogo con otros.'' clr cscena. en registros. producto de in. ¡ 'r r.r" sc i. ¡ t'' lr distinción entre el reconocímiento (una asociación. únicas u <oficiales>. de conceptualizar analistas (Nora especialmente) a hablar de una <sobreabundancia ! rr r.. rr 'l ¡.l tt'rtra. r. En la medida de tradiciones y memorias individuales. La antropología clásica se construyó.rtcgorías de análisis utilizadas por investigadóres y ana_ almacenados. []nu nota de cautela se hace necesaria aquí. la propia noción de <memoria colectivo tiene se.. 1989). r. . Pero éstos son reserworios pasivos.ry que tomar en consideración _como ya lo hizo ¡ Halb_ actores sociales (inclusive a los marginados y excluidos) y a las . Era el estudio de los <pueblos en sin tinguirse del uso.. l. que las propias nociones de tiempo y espacio son cons_ disputas y negociaciones de sentidos del pasado en escenarios di. sin em_ los procesos de su construcción.. ¡ir' ' . formación archivada en la mente de las personas.presente. Son huellas de un pasado que han llevado a algunos "'r r' '¡lr' ¡r1'¡¡s¿¡ el tiempo y.quii. esas evocaciones cobran yor acceso a recursos y escenarios.l)e qué hablamos cuando hablamos de memorias? 23 En verdad. se la puede interpretar también en el '¡rr. Esto implica dar lugar a distintos l' ¡ ¡. Reconocer que [.'las del segundo.rcs sociales.l'. r¡tr'. dada . r(.o. cle las memorias.ma. presente r lrrrr¡¡. ¡¡' scntada una clara y única concepción de pasado. con ellos. 'n('s clcl mundo puede implicar. r. Sin embargo. r 1r'' i I r)r'cscntc'. en la medida en que se la entienda como algcr trf it'.r.' (l... no puede haber memoria histórica.nto. .. al escenario del drama presente. Si bien todo proceso de construcción de mc- versos (Pollak. y esto incluye. sino también centrar la atención sobre r¡rrr nt(. por códigos culturales compartidos..rlidad en el proceso de interacción social.rrnente construidas. saberes reconocibles. I r¡ r'"rt' p. sltperpuestas. los psicólogos cognitivisras ha. en que son motorizadas en estado de flujo constante..'rt'iír'a la historia. la iden- rios problemas.r:' lrucllas mnémicas del primer tipo tienen mayor perdurabiliáad como cosa). sus huellas en distintos tipos de laciones de poder. rlc ull esfuerzo más activo por parte del sujeto). las memoria: lo activo y lo pasivo.

cuando las memorias y las identidades están . que im- aunque no Io sean para los propios actores. una r '.¡l con algunos y de diferenciación con (otros)) para definrr radas como prácticas cotidianas. pollak privado y clandestinamente algunas prácticas judías tradicionales.te del sentimiento de continuidad y de coherencia de de los españoles a México (Todorov. tanto para las personas como para los grupos Hay un plano en que la relación entre memoria e identidad es ' l'. se convierten en marcos stciales para ginal se ha perdido en el devenir y los cambios históricos del tiempo. el reconocimiento y lr de las memorias y de las identidades se alimenta' l'rr r. vertirse al catolicismo (los llamados <marranos>).'s :r crperiencias vividas por la-persona o transmrtidas por pieza profunda de las casas los días viernes en algún pueblo del . Sahlins mrlestra cómo <Cook era una tradición para los hawaianos antes de ser un hechou I r rr. MEMORIA E IDENTIDAD Lr *. l" rrl)()ftante es que permiten mantenei un mínimo de cohe- r'|.l. l)rrcdcn estar empíricamente interior de Brasil o estrellas de David en tumbas católicas en al. necesarios para el mantenimiento del sen- rrrr( nto rlc identidads. rlr. La lim- Irr'.rl. En muchas sociedades del pasado y del presente.1('('illtientos. original.r' ".r. Estos parámetros.¡s.rr r-icrtos parámetros de identidad (nacional. son (nuevas) '' ciertos hitos. ciértas memori^ . estas prácticas pueden haberse función: . 1988: 135). Poder recordar ' I'r¡ rl. En^los la reflexión: el núcleo de cualquier identidad individual o grupal ¡'. La inquisición. dc oue mismidad) a 1o largo del tiempo y del espacio. no es estática.l)e qué hablamos cuando hablamos de memorias? 25 del pasado. gunos pueblos de Portugal son algunos ejemplos. pol?tica es el marco cultural de interpretación. sino el tiempo 1{ iillis. existen tradiciones y costumbres incorpo. rtr.orr. i"'r'' ¡¡¡. '|lrr " rl( rr) gr". La relación es de murua constitución en la sub- mítico que remite permanentemente.'. no tienen existencia fuera de estructuras de sentido preexistentes. i'dividual o colectivo. herramienta que permite r lt' . como tales.' rr.{ ':l(lrar las memorias.. sino cosas r(r. l.nu('lltc. t':rll'os. instituidas y amarradas. la institucionalización. personas o personajcs. FIay. rrrrrlr.r de los cuales se organizan las memorias..24 Elizabeth Jelin r. lo y rcrncmorar algo del propio pasado es lo que sostiene la identidad vivido como <reab> no es la temporalidad histórica. No se trata de la a-his- toricidad. de género. nuestras relaciones sociales y nuestras historias> en mitos.. pueden estar mantenido..ntinuidad. que la re-presentación lrsta relación de mutua constitución implica un vaivén: para del mito es cambioa. en rituales y repeticiones. l:rs lnemorlas no son cosas sobre las que pensamos. de identiñcación ¡1r rr¡r.rrr ¡. La performance ritualizada ¡r'tividad. vistas desde afuera. ' . pa. es una alteración> (Sahlins. por ejemplo. períodos <calmos> casi banal. 19BB: 139).l rurru.rr¡t t. a un momento fundacional.¡'s6lLlc¡r no provocan urgencias de reordenar o de l'.Ir('l() ponen en relación con (otros).r. pero desprovistas de sus sentidos iniciales. . en elementos uinvariantes. icclades. r. y lugares.tl.r.:. Algo análogo ha sido planteado en relación a la llegada extrema- l'::" rrr' ¡¡¡¡¡11¡¡tu. y mantener en ó fijos. fundados en hechos . 1994).1¡1'¡111¡:rl como colectivo. 1995). en la medida en que es un factor (Sahlins. ya que ni las memorias ni la identidad son (cosas)) u . que pueden estar ancladas nu('stra política. cuyo sentido ori- l"'.ria es un elemento constitutivo del sentimiento cre icrentidad. Algunos de estos hitos se tornan.rrtill(l.stitución.s que pensamos. r. r'lr'.r y c.rlrjct. no reflexivas.rlt'z. . 1o que se (recuerda)) lr¡. f rllr tut':u-. lilritcq de la identidad. 1994:5).tro tipo) el suJeto selecciona interpretar circunstancias que. .s materiales que se encuentran o pierden.llevó a muchos judíos a con. 191)2:2047.proyecciones o idealizaciones a partir de otros eventos. y sin embargo importante como punto de partida para y períodos dé crisis.rr._ 1" 1' t. Alternativamente. En casos de este tipo.rrr :rl mismo tiempo resaltar algunos r"rgo. La memoria y la identidad pueden trabajar por sí * En su análisis del sentido de la muerte del capitán Cook en Hawai.l .1. Hacerlo implica que <toda reproducción de la cultura 1t irllis.". <Las identidades del mito.'.r trcs tipos de elementos que pueden cumplir esta ltooz¡ Después de varias generaciones. sino de que los acontecimientos (nuevos> se insertan en \.rpo en su reconstrucción de sí mismo> (pollak. los cuestionamientos está ligado a un sentido de permanencia (de ser uno mismo.. sin embargo...

Hábitos del vestir y de la mesa. l)rocesos de negociación. ()tra.zo Elizabeth Jelin /. El acto de remerrrorar presupone rener unas generaciones a otras a través de la vida de un pueblo. . son a la vez individuales . . El acontecimiento o el momento cobra momentos en que puede haber una vuelta reflexiva sobre el pa. que im- sado. no muy frecuentes. del sujeto. se asocia la práctica cotidiana con el recuerdo de algún accidentc | )r\ ( rs()s mecanismos sociales y psíquicos entran en juego. el pasado . LAS MEMORIAS. La lista de comportamientos aprendidos . . Las excepciones.. convierten en hábito y en tradición. I' nlrnlcrosas investigaciones sobre el tema en Europa del Este sona. Están incorporados de manera singular para cada per.rl t'n el proceso de recordar o rememorar. 1998: 1273). son compartidos y repetidos por todos los miembros dc un grupo social. se producen cuandcr . morias.r st' trata necesariamente de acontecimientos importantes en tiempos pasados y haber sido transmitida de unas generaciones I nusnlos. La memoria de identidad colectiva y de la memoria (Pollak. No hay nada <memorable> en el ejercicio cotidiano de estas me. rrr! nrlrAtivas privadas y discursos públicos. las conmemoraciones públicas. costumbres y creaciones artísticas co.r¡rsforma esos momentos y los hace <memorablesr¡.. lectivas>. esta interrogación sobre el pasado es un tidos. . rn.r. . libidinal. en una labor de mantenimiento de la [. I'r. El acontecimiento rememorado también cuestionar y redefinir la propia identidad grupal. aprendidos y repe. rlt' rnzr1cra diferente. como lo muestran y sociales. de noticias..¡¡ . es siempre activo y construido socialmente. sino que cobran una carga afectiva y un sentido es- a otras) (Moliner.¡ ¡r' il. <circunstancia de tener una cosa su origen o raíces en I l.. '.. l l.' rrr srrfrimiento. (l(. . que siempre implican |. ..tr)0. en los permisos y en los silen- tido de Halbwachs) socialmente en la familia. de aprendizaje personal.r sentido en su enlace con el presente en el acto de reme- La vida cotidiana está constituida fundamentalmente por rutinas. ( n lo que se puede y no se puede decir. en la clase y err ... identificatorio.rrr . po o de amenazas externas generalmente implican reinterpretar (lu('pueden empujar a la reflexión y a la búsqueda de sentido. no reflexivos. la memoria y cuestionar la propia identidad. Los períodos de crisis internas de un gru.r ('xperiencia pasada que se activa en el presente.1. lo que él tolera ignorar y conocer de éste> (En- r. .r. claramente <enmarcados> (en el sen. 1992).li:ílogo e interacción.i l.l. convir- ll( r(l()se en la manera en que el sujeto construye un sentído del pasado. en palabras de Enriquez. acompañados o sucedidos por crisis del sentimiento t r .u/olvidar. .rs.¡r1'r-t1¡ de ese pasado. Allí se juegan los afectos y sentimientos... Son parte de la vida <normal>.r. Primero. unidos a veces a la intención de comunicarla. a extraños y a cercanos.. Son los r'. reinterpretaciones y revisionismos. de un fantasma o d" mancjos corporales en público y en privado.as rupturas en esas rutinas esperadas involucran al sujeto coherencia y la unidad.do acontecial. rrr.r lt'rnemoración es el resultado de un proceso psíquico operante que formas de saludar a hombres y a mujeres. en las disyunciones las tradiciones de otras instiruciones.r nreffroria que se expresa en un relato comunicable. Estos períodos son t orrro señala BaI (1999: viii) es este compromiso afectivo lo que precedidos. una ilr..ysu problemática donde funciona rutinariamente una <memoria habitual> es in. y sobre sí mismas. El pasado del aprendizale y el presente de la memoria se l'rix ('s() subjetivo. se transforma. .rrulr un (compromiso nuevo) entre el pasado y el presente6.uls:rn una búsqueda de sentido.1)e qué hablamos cuando hablamos de memorias? solas. con un | | rnlnro de coherencia. Las en la rutina aprendida o de algún avatar infantil en el proceso r rr Lrtrvils socialmente aceptadas. Al mismo tiempo.r rl r. LOS OLVIDOS Ilsta construcción tiene dos notas centrales. l'st:r memoria narrativa implica.r( (. formas de expresiílr . comportamientos habituales. 121). etc. ' '. (n(()llces una vigencia asociada a emociones y afectos.n tnbajar los restos de un recuerdo pantalla. .. Segundo. ¡rr r r.nlanera de construir un compromiso nucvo entre lo que reprc_ de los sentimientos. I l. por un deseo familia. entendida como <paso de ' rr . r. .ilt('rnorableu será expresado en una forma narrativa. terminable. rr. i. r r¡t utdramientos sociales y las censuras dejan su impronta Estos comportamientos.

liH: l¿ cabcza desc--rrbir:rtr.. . cl gorro e'le c--abez:r y los carr:rracl:ls.r. b:rr¡. t.s cic'tos crc r¡rilcs de pcrso':rs quc lre':rba.rrrr* t'liversos (usos)) y sentidos. gorro cre picres pidiendo así recupcracioncs de mcmorias clr ci futuro y sc'lo colocír e.. el olvido y el silencicl ocrlpall lrr-r lugar ccntral..rrrtes dificultades ticnen cn constituir su sentido y armar su .. re c:rbeza a (]otnvald.i. de rr'pahci.... r lliil. Es la prcsencia dc esa ausencia.". donde cre silc'cios y vacíos políticos.aldr (I{. a krs i'icirl dc' l:r rir¡nt trt rd ri-¡a y cr oruido: <E' féb¡-cro de quc no se lcs había dado nirrgún significado durante décadas el líclcr-c..rlrrrerrtc portantc aqr-rí. conrcr hacc rur plantco lesumido de lo desalr-ollado en el libro postcrior-.p. y qltc jarnás dc¡rlrt:ir'e'to de propaqe'dr l. cstán las quc puede.plgar¡d¿ cil cri'rtos dc rrrires dc c'jer'prares rr fbtografír difulrdi(r -recor- demos la célebrc frasc cle Hirnrnler cn el . cl gorro cn la cabez¿ clc (i. ill."T.i... su mismo éxito intpidc o construir los sentidos dcl pasaclu y su comprobaciírn. t. sin enrbargo.. '94u. Dcntro dc cllas.tis ro ¡c'saror crc tr. cltlc'qttcclti de (llerncntis lire en protirndiclad en llicocur-. 1999 (pp 103 y ss..¡¡¡q_ tilvidaclcls <definitivarncntcD reaparccen y cobran nLlcva vigencra lnorias hcridas> (csta írltir-na.. h prrz:r Las borraduras y olvidos pueden tambión ser producto de una dc le (lirrdld VicJa [. :r ') EIr el aito 20(X) sc dc'sarrollír cn el }{cino Unido un jtricio rcleciorr:rclo . c.-').u'rativa.cxistiirrd. Las rcpeticiones y dranla- L.1'J. A sr vcz.. con el fin dc pronlovcr olvidos cri' Err el sitio cr el qrre c'. hay L1n acto político volrrntaricr dc' des- dc.. es la inrp. sll cuando declaró qtrc la <solución finalu fuc una <página gloriosa lado. dc ause... c.nciar..'.rris.juicio dc Nurernberg..1 )e qué hablamos cuando hablamos de memorias? 29 ' . manifestaciír' clel . dc pr.rru'ist:r l{li-rre't (}ottwald saliir al [¡arcó. sc q'rtti s.. 1992. hay viverrcias pasadas quc reaparecer r.. er. sclectiva. A mcnudo... las . producidos en cl propio dcvenir histtiricos.s act'rntecil'ient-s trarrr'átic. Esto in-rplica un prirner sencia de l.rrrr()r)i()s de sobrcvivientes de calnpos de c_-o'certra_ r.i.l. irr_. El cleparterrcnt. negada.5..p". 1984:9).rriUiiii"a En todo csto.5iLr'lpfc t.ttw. (lu:rtro liros'ís t:rrder a c)e.. le rristoria y.:u..::'[Jtl.i.."ti?l:l*.. 'I'ocla narrativa pcrsistc'te y srr nra'ifcstación en síntonras.c.:":l:J.t.. y rcpeticioncs..i.'¡. Son las situaciones donde la reprcsiírn y la disociación de diversas r' títan como rrtecan i smos psíquicos que pr()v( )can i lt tcrrupci ( )ncs .taba crcrrie'tis aparccc sírlo la parccr vacía del p"l". Es la foto rro hay un único tipo de olvido. Son las segundas las pasado.).'¡1a.icve rcvolotcrn. clc todas Ias rirtogrlfías.lciones traunráticas son <trágicamente scllitarias..i. irn- Clc'rrrcrtrs. r..spcci.rrr ¿tc'to. que no ha sido janrírs cscrita.dn.. j (]cithv¿lcl cstatr¡r rodeaclt voluntad o política dc olvido y silencicl por parte dc actorcs que a su l¿cl. llarnémoslo <de- En kr cJicho hasta aho¡a sc pucden distinguir flllitivo>. En casos así.-.. dcl pasado inrplica una selección..iJ"d l. La memclria es lo que indiia l.:rr.rtrl.las nheridas OC l:l nlclD. por srlprrcsto...i conllevan griet"s ::.s()s c--:rr¿cterización quc sigue la tonr¡rnos de Ricr¡cur. Ilay un prirncr tipo de olvido profur. La paradoj. pcrcr quc cstaba y ya no está.t...:.L:.r.il: t rr. 19g9 y úV0¡.rt--itin y Io ccllgarclrr.rdo. pasados que parccían -tcrna t. hucc--os cn ra rnel.. la llenrori:r total es imposiblc. ( l'. con cn las cxpcrienci:rs clíricas e' la fornra d"i.rsst'r irri.rc.. la fanros:i fi¡tt¡ c-n l¿ c¡Lrc lrotsky:rcorrr¡uñllrl Lcnin. r" r( .-rrcontrar cs quc si esta supresiítn total es exitosa. cxpresi<in a partir de canrbios en los fflarcos culturales y socialcs quc int- de Ricoeur. cronr. prr.rr_ dera. L)csde e'tonces (i.i:JJ:f v lllrccc'rs traunráticcts cn la narrativa... I)r¡g¿ par¡ dirigirsc r r. i". borrada.'rirri. dcl barcí'r de'clc'cr'q'e Gcittw:rld.r otros (llal. tatnbién pollak.ttw:rrcr est:í s.".. 7 La esccra prtlsan :r rcvisar y dar nuevo scntido a huellas y rcstos.J. claboran cstrategias para ocultar y destrr:ir prucbas y rastros. la.... En cste nivel. silc'c-iada dc I{urdcra com.'{ay rrrrcrrrs otr()s c..oria. dt'incorprrr'rrlo n¿rrativanr('ntc. sibilidad dc dar selrticlo al acct'tecinticrrt . Elizabeth Jelin .lvido DO cs alrsencla trpo de olvido <nccesarioir para la sobrevivencia y el funciona- o vacío.i. .. br¡rrír i'r'ccliatarnc'te El 1. Ias habituales y .representacrón de algo rrriento dcl sujeto individual y dc los grupos y comunidades. cre o siglos.i"tt. habl:r. La.:. 1999). tr..r. que rcspondc a la borr¿rdura de hcchos y procesos del dos tipos dc lrlcmorl¿ls. 2(XX) L.:?1. tuacioncs en las cualcs se manifiestan olvidos y silencii-rs. . micntras que t. traur'ático.l. sino una multrplicidad de si- vacío . iOll¡. verenlos..ls narratrvas....r quc nos intcrcsan.. n El tcrna clel olvidt¡ sc desarrolla Lo únic.rs mcrnorias narrativas son constrllcciones socialcs comunicables 'arrativa. irn_ lllís qUt.1 de nucstra historia.ir. e' cr bar_ trucciín dc prucbas y hucllas..

que r. . r . sacar a la luz 1o encubierto. t. de no contar o transmitir. .r:.ry otra lógica en el silencio. ('\l)l-csión del deseo de no herir ni transmitir sufrimientos. ¡.r- . al seleccionar huellas para preservar.rrr'r"t. sujetar.lrr:.l1r'j:r un intento de no recordar lo que puede herir. ndetene. hasta el crimen perGcto deja huellas en el asesin.. Tareas en las que se ha especializado el psi. de evadirse de los sentido.rlcs de diverso tipo. lo que impli.( r()s ligados a situaciones límite en los campos. t''cerradas en espacios inaccesibles.rfchivos históricos. con- rrr.rrré..en que la voluntad de reconstrucción es vivida comcr . La tarea Iill cste punto.r. mantenidos y firmada por Hitler sobre la <solución final>. no constituyen <memoria> trolcs sociales.. cohibin.'tltl. ' . en las huellas <mnésicas> del sistema neurolósico hu- mano. En este sentido. a los propios historiadores e inves_ Lr rrrcmoria> y eL espíritu memorialista de los que hablan Nora. 1990).':rnálisis para la recuperación de memorias individuales. paralizar. 'rn.r. tigadores que eligen qué contar. En Argentina aparecen de vez I'rr.rs sc quebraron con el cambio de régimen... en la dinámica psíquica de las personas. il.rlr'n('i()s impuestos por temor a la represión en regímenes dic_ rrr()r.. de la acumulación servar o conmemorar.rrl cie silencio. que generan entre quienes a menos que sean evocadas y ubicadas en un marco que les dé lr. rr'iules de su exterminio fisico). toda política de Una reacción social al temor a la destrucción de huellas se servación y de memoria.. 1999: 105).lr'.. en cuando testimonios de vecinos (y a'n de los propios represores) que denur. y colectivos. . de guardar las trucción de documentación y la supresión -incluyendo de los cuerpos de los detenidos-de- saparecidos. hasta los argurnentaba su delensa sobre l¿ b¿se de lJ inex¡stenciJ de una orden escntl rl.'lrrrl.ut() clfcontrar del otro lado lavoluntad de escuchar (Laub.y del desplazamiento (que rlrrrrunilnte.1)c qué hablamos cuando hablamos de memorias? 31 selectivos a partir de la eliminación de pruebas documentales. También hay . es denunciados antes. los recuerdos y memorias de protagonistas y testigos I'rtirr algunas nuevas corrientes de la historiografia para procesos no pueden ser manipulados de la misma manera (excepto t. 30 Elizabeth Jelin ..rliza varios tipos de silencios de sobrevivientes de la Shoah. . . ¡ r rrrscntirrliento tácito.(. en el mundo sim.. en un relato. por supuesto. cómo superar las dificultades y acceder a esas huellas. tiene implícita una voluntad de olvido.rr. ll.. Es conocida ra cuidadosa borradura de pruebas y de huellas de la represión especialmente la des- l'lr l ( vrt:rr culpar a las víctimas (Pollak. (atravesar .. Estas denuncias muestran es bic¡r ¡'t'r'f ..rr() clt Chile a fines de los ochenta o en la Francia dc la Corno muestra Dostoievsky. la contracara del olvido es el silencio. Es la <obsesión de Esto incluye. en las ruinas y marcas ma_ lrstá también el olvido que Ricoeur denomina (evasivo). " con_ '. personales y públicos. . ll. En estos casos. cian la existencia de campos de detención clandestinos que no habían sid.rr. y de diverso tipo). sino también en relaciones entre grupos sociales.l .. I'r'r i. ..rr sufrido la voluntad de no querer saber.urificsta en la urgencia de la conservación. mentos para acceder a sus huellas.o que el pasado deja son huellas. Pero esos silencios de la conciencia ideas o deseos rechazablesr. qué representar o qué escribir t irllis y Huyssen. Para relatar sufrimientos... masacres y genocidios. Se da es- teriales. en sí mismas. Existen es entonces la de revelar. ocasionados por los meca_ . 1989: 5). . por haber sido campos de aniquilamiento totar.. para cuidar a los otros.. y tam- Sin embargo. presenciaron su deportación>. Los silencios durante la España fran- 9l qu¡o que nos separa de esas huellasr¡ (Ricoeur. en los distintos sentidos de la palabra l¡r( r() l)ura ser expresados> (Pollak.en las dictaduras del cono Sur. l'ollak. la Unión Soviética stalinista o las dictaduras latinoame_ La dificultad no radica en que hayan quedado pocas huellas. en el cual una de las partes '1. Se plantea aquí una segunda cuestión ligada il olnido' |{ ( rl('fdos para poder seguir viviendo (Semprún. I{ay coyunturas políticas de transición -corno co¡rocido por la literatura policial.rlrnente en períodos históricos posteriores a grandes catás- bólico. ¡ 1' ¡¡ ¡g¡1¡rias disidentes no sólo se dan en relación a un Estacio -<expulsar impedir. . I. sino en los impedi. ca la inexistencia de sobrevivientes. po- provoca distorsiones y transformaciones cn distintas direcciones ll rl . o que el pasado haya sufrido su destrucción. Pero esas huellas.'l'rt'viven recuerdos dolorosos que (esperan el momento pro_ nismos de la represión. 1997).. 1989:6).que no es fácil lograr el <crimen perfecto)).rlc t¡rriencs regresan a sus lugares de origen y necesitan en_ .ll' tut modus uiuendi con sus vecinos que <sobre la forma con la interpretación de la Shoah en un libro.

más que recuerdos lo La ficbre memorialista der presente tiene otras características. y de aquí que el progreso lado. y a menudo intentan transmitir ciedades e' pleno co'flicto tras la Revolución Industrial y la "i". tema que rernite necesariamente al debate de ese trauma manifiestas en conductas o aun patologías actuales acerca de los <abusos de la memoriu.¡s. un simple <olvido>). libro de Todorov (1998). que libera de la carga y único de una erperiencia. Si hablamos de olvido. histórica y al reclamar un olvido que permita vivir. para operación de dar sentido al pasado.r memoria de un hecho pasado es vista como una instancia de prendido también lleva a silencios. Para este grupo. título dcl pequeño y provocador (y.. Todorov. El abuso de memoria que el autor categoría: son (otros/as>.. el origen de este planteo esrá en Nierzsche. En verdad.. Si se trató de un acontecimiento traumático. los Fstados-nación imperiales y para brindar cohcsión . donde En el plano de las memorias individuales. ro concruce más de pensar la experiencia o la memoria en su dimensión inter- arlá subjetiva.ro r. una memoria que es posible porque citado cn Pollak... la erperiencia cs intransitiva. vivido puede ser un hito central de su vida y su memoria. cesario> en la vida individual. que pennita ver las cosas sin la carga pesada de la hlstoria.rp"rr. un uso <ejemplan. Y propone. El olvido. experiencias vividas (en carne de los estudios históricrs sea frec'enrerxente .o p". social. la memoria es una re- cáden" es el quc se basa en preservar una memoria nliterar..io' colorrial (Huyssen.i. se trata En ese caso. que se puede vivir es un hueco. la memoria comc-r Sirwiír para inventar tradiciones nacionares en Europa. cuando la escena política ya está armada: están de más> (Namer. Esta caracterización debe acompañarse con un reconocimiento de la pluralidad de Como lo planteó en su momento Rcnan: (otros)) y de la compleja dinámica de relación entie el sujeto y la alteridad. cuanclo la batalla por la mernoria ya cornenzó. . las menos de las veces. ar condenai tí néur. cadenan unas a otras. un silencio o las huellas y otros peligros.. 1989: 6). a laiecuperación Están también quienes no tuvieron la <experiencia pasadar dcl pasado. Sólo podemos recordar gracias al hecho de que alguien . G. y aun imponer sentidos del pasado a otros... Esta ñlta de experiencia los pone en una aparente orra con interescs propios. Retomaremos este punto en el próximo capítulo. de diversos grupos propia. sino a su utilizació¡ por p". haberlo 2000: 56). oporr. tuaciones nuevas. o defiende.iturar . 2t cDe qué hablamos cuando hablamos de memorias? El¡zabeth Jelin contradictoria con mensajes ligados a los horrores del pasado 10. " <[.orrr.. agentes activos que recuerdan. 2000: 26). Esa fiebre histórica DISCURSO Y EXPERIENCIA que. las memorias se en- r') (1945 orgarriza el olvido dc la deportación.ttr p"irg. está el olvido liberador. l. Para quienes vivieron un evento o erperiencia. doncre presentacíón de! pasado construida como conocímiento cufuural compartido las víctimas y los crímencs son vistos como únicos e irrepetibles. el temor . Es el olvido <ne_ rnoria. o como modelo para comprender si- cidad de escuchar es central en er proceso de quebrar sirenci.>. para las comunidades y grupos. i. Los deportados retornan cuan. tlc sí misma. un vacío. Los sujetos pueden elaborar sus memorias do las ideologías ya están establccidas. por generaciones sucesiuas y por diuersos/as <otrosfas¡. hay pasados autobiográficos. evoca otra mernoria. cono reflexiona Huyssen: Volvamos a la noción central de este abordaje. Volveremos a este tema al hablar dei testimonio...] una memoria de ot¡a memoria.r. 1983. e incluso diría que el error histórico son un fáctor áQué pasado es el que va a significar o transmitir? por un esencial en la creació'de una nación. Como señala Passerinill. éQuiénes deben darle sentido? legitimar aQué pasado? Son individuos y grupos en interacción con otros. Encontrar a otros " con capa_ una categoría más general. para tornar más productiva a la me- del pasado para así poder mirar hacia el futuro. Io que se está proponiendo es el olvido (político) de lo singular Finalmente. con agentes diferentes. i" iacionalidad propiu..

Li t#:::|iT: pectiva que queremos adelantar."-'t.'1"r"¿1"."i'. Implica tarnbién prestar atención a los procesos de construcción del re- recordó a'tes qre nosorros. otorgado socialmente por el grupo al cual se dirige.ri. contradicciones dentro de cada uno. Itdad. La recepción de palabras y actos no es un proceso pasivo conro urra relación fuertemente inter-subjctiva! (passerini.n. rupturas del funcionamiento de la memoria habitual. en la confusión. 1999:77). púúlir.nda de (-e. Por el contrario. .l'cull. Pero además.:"ttltjt:" i^':' palabras para expresar y representar lo sucedido y estamos frente directas. sino en la autoridad que representan y en del lengua¡c ya había sido -:r. En la si- su propia vida. Í En el mismo sentido. l.'l)c qué hablamos cuando hablamos de memorias? 35 y lo. | .'^--_'"^'. esras carásrrotés pueden entre la memoria individual y las púctica... le otorga o niega poder y lo/a autoriza a pronunciar las palabras. I . Se trata de múltiples sistemas discursivos y múltiples signi- Esto ocurre cuando. expres''. il los procesos ligados a las instituciones que las legitiman (Bour- dieu.:j^t_t-:1. múltiples sig- rillcados de los conceptos.rgcntes sociales con capacidad de respuesta y transformación.. Í^f1t'n p":?:" . sino su- rushalmi. l('t()s cuya agencia se crea a través de situaciones y status que se les . subjetivametrt. .rec()nocida por el mis/]r'""" ^¡0 En un pasaje -.* . no se encuentran las perienciar? En ei sentido común.. .::t La memoria como construcción social narrativa implica el es- permite reconstruir el pasado> (Halbwachs. . gl2: l' t . en las intergeneracional. :r manifestaciones del trauma. áA qué te "'jl.'l' ^^' . | FlalDWaCnS.^r^ --" ^' .lt-:"i"j_. que ejercen la voluntad libre.r r¡uietud por algo que empuja a trabajar interpretativamente para y elI orvrclo personal de eventos quc uno h. la eficacia del discurso perfor- rácter social (Ricoeur.s '-o". Pero una reflexión sobre el concepro dc. en la in- vorvamos por un Inomento a la clilerencia er'..rúvqe! \^ .ffi-!l-t:tY:tl" I . l'r('(:ondición para el proceso en el cual se construye la subje- rrviclad.onrritutiv/Ílcnte -aun ya que. teP'-tllt"r licados. debido . Recordar dc'":'" ' conocimiento legítimo. el silencio o l" m." . a.*fct]. rr9b).'.pt1t. Y los sujetos tienen agencia.rstcrnas discursivos.rs sujetos son constituidos discursivamente.. 1989a: 18).expr' _"_^ "' ':'^: |ffi:. inmediatas.r.: j::l pectiva que centra la atención exclusivamente sobre el discurso.T"j?il"tj. jetivo. indiferencia o inclolencia 4:.on pocas veces citado. podríamos estar frente a una pers- que ésta no clcpendc directa y lincalmcnt. mativo es proporcional a la autoridad de quien lo enuncia. No es ésta la pers- marco cultural inierpretativo cn el qrÉ . que en el pasado orra gente ru. pero hay conflictos entre alguna catástrofe histórica que inrerrumpió el curso" í. .io. como señala Bourdieu. Elizabeth Jelin . . esta perspectiva plantea la dispo- narrativas porque hubo otros que lo han hecho ¡rrtes' han rrrlrilidad de herramientas simbólicas (lenguaje. L::::' sobre la narración y el <poder de las palabras>.'^q:.nti. tecimiento.t1L::t' l-t:1:t:t:t t". Í:::rt:*:iij.i.t se conceptualiza (Scott. cultura) como grado transmitirlas y dialogar sobre ellas."pPl. 1985). melnorl.tftl. 1999).rrfieren (Scott. Si no se califica lo anterior.nciones sociales asociadas .l ol. en las palabras mismas. ( ()lDo Señala Scott: Aparece cuando cierros grupos humanos no logran sivamente.. tudio de las propiedades de quien narra.t1 " ritualización.res polítir¿sl ..l?. Halbwachs sellji".:r .'ry. . Pero el proceso no es sencillo y lineal. sino que está mediati""a" po.T.lividuos autónomos.'. Hn términos más amplios. Po- transmlslon tlría entonces plantearse que la subjetividad emerge y se mani- entrañar silencios y líneas de ruptura en el procesd dc llcsta con especial fuerza en las grietas. y la memoria social. 1999 . por rechazo.t: ."ll_.: |la mcdracrón . Y anAlphen. ji.onii. unificados. lenguajó y i"r r. la más individual y privacla.t cncontrarle el sentido y las palabras que lo expresen.' . .. de la institución que lirrgiiística y narrativa implica quc .fr fy"l. El poder de las palabras no está r ¡ r ' r . los sujetos no son receptores pasivos sino ticas colectivas predominan la 11:-t- formación o disiorsión. 1992: | "r'^' :::^"^_:. No son in- transmitir a la posteridad lo que aprendieroy' e-.._ '.l. Como ya se vio.rido social tamb iéP " lnter-suD. la muerte y el terror sobre la base de sus memorias. r.^- tuación extrema de ruptura y confusión. e"p.

cxperiencia y la meuroria individuales no existen en sí. Las vivencias individuales no se acepten y hagan propia la narrativa que se intenta difundir. (Estc tema será Partiendo del lenguaje. Las inscripciones subjetivas de ll experiencia no son nunca reflejos especulares de los aconte- eventos y acontecimientos que nos uchocan. contradictoria. o la presencia de una memoria única. si toda erperiencia está mediada y no es la que activa cl pasado. por el contrario. es decir. museos. En resumen. Es la agencia humana En segundo lugar. la para (ganar adeptos>. permite articular los niveles individual y co- cha. antes que Esto lleva a reconceptualtzar lo que en el sentido común re-presentar el pasado. un acto de reconocimiento hacia quien realiza la transmisión (Hassou n. tensiones. temporalidad de otros procesos psíquicos y la memoria no los pueáe tomar. lidad social es compleja. Aun pasado en diversos productos culturales que son concebidos co- aquellos que vivieron el acontecimienlo áeben. uehículos de la memoria. transmitir o comunicar lo vivido. y éstos son siempre colectivos. el proceso por el cual se construve Alphen. se (()flra entonces una tarea analítica significativa.idad tradicciones. centracras en la lu. grar posiciones de autoridad. Pensar en los mecanismos de transmisión. tema sc n-ranifiestan y se tornan colectivas en el acto de compartir. identificándáre con ella. También implici una esrrategia ('ursos culturales. películas o libros de historia. la experiencia individual constrlrye comunidad en el acto en ras memorias. La rea- La memoria queda desarticulada y sólo aparecen huellas dolo. encontramos una sltuaclón rt'tomado en el capítulo 7. no se puede esperar una relación lineal o directa Primero.a- mediaión hay agentes sociales que intcntan <materializar)) estos sentidos del de mecanismos de transmisión y apropiación simbólica.s y . Faltan las palabras. para poder trans_ rno.implican. Una de li. patologías y silencios. Hay con- de <ser hablado> o contado. entonces. i" . un conocimiento c'ltural compartido rigado a una visión del pa- sado. silencios. faltan los recuerdos. o que se convierten en.por el poder. disyuncio- de representacicin psíquica. es tr:rnsforrnan en erperiencias con sentido sin la presencia de dis- parte de estas luchas. por parte de los diversos actores.. se pro- la supuesta distancia y diferencia entre los procesos de recuerdo y orüdo duce en tanto hay sujetos que comparten una cultura. lo incorporan performativamente (Van se de_ nomina <transmisión>. 36 Elizabeth Jetin ¿.rtouiog.r. por lo que no podcrros esperar encontrar cara. creando un hueco en la capacidad rnorias públicas. corporeizado en los contenidos culturales (pura)) o dirccta. entre memorias individualcs y me- del ir¡r- pacto que provocan. 1997). llena de tensiones y con- rosas. estrategtas para son simultáneamente individuales y sociales. Lo traumático altera la flictos. culturalmente compartida y compartible.Jti. para construir la experiencia y li subletrvrdad a partir de lo cntre 1o individual y lo colectivo. La memoria no es una excepción. La memoria. sino que que la incorpora como propia.Se provoca un agujero . monumentos. encontrar las palab. nes.) de luchas por las representaciones del pasado. vivido. bién se manificsta en actuaciolles y er?resitlnes que. en aprendizajes y en la conformación de tradiciones. cimientos públici'rs. por la legitimidad y el reconocimiento. así como lugares de encuentro y aun <integración>. entonccs. En tercer lugar. ._ terísticas de las experiencias traumáticas es la masividad tuna <integración> o <ajustc.. A su vez. importa tener o no tener palabras para expresar . lt'uldos. ya que en la medida <oficializan o <institucionahzar> una (su)narrativa del pasádo."are en libros. la <expcriencia. nrrrativo compartido. conflictos. en tanto ficos y los procesos socioculturales compartiáos por la". Esras Icctivo o social de la memoria y la experiencia. es vivida subjetivamente y es no puede recuperar. huecos.'Lo_ ('rr quc las palabras y la comunidad de discurso son colectivas. tales como formarlo en experiencia. ampliar el círculo que accpta y legitima"urr" . O al cual volveremos al encarar las cuestiones institucionales sca.lje oué hablamos cuando hablamos de memorias? 37 sino."r. Tam- un marco cultural que haga posible la comunicación y la transmisión. en el narrar y el escuchar.rbi. 7996). o lograr que quienes las ocupan l:r cxperiencia también lo es. Las memorias luchas. en herencia.r". se hace neccsario repensar (discursos en un sentido amplio). áQué importa todo esto para pensar sobre la memoria? Sin embargo.rr."p".