You are on page 1of 4

UNIVERSIDAD NACIONAL DE INGENIERIA

FACULTAD DE INGENIERIA CIVIL- UNIDAD DE POSTGRADO

MÉTODO DE FRACTURACIÓN HIDRÁULICA
En los últimos años, la técnica de fractura hidráulica se ha vuelto popular para determinar el
campo de las tensiones in situ (a grandes profundidades), sin embargo, el método ha sido aplicado
en menor medida, a proyectos de minería e ingeniería civil

Consideraciones teóricas

La figura N° 1. resume los elementos básicos del método de fractura hidráulica. La premisa
fundamental que subyace a la aplicación de la fracturación hidráulica es que uno de los principales
componentes de tensión es coaxial con el orificio de prueba.

Esto se puede considerar una suposición razonable en muchos casos de la situación común donde
se usa una perforación vertical para la prueba. En el caso normal de desarrollo de grietas verticales
en un agujero de prueba vertical es una práctica común aceptar que esta presión de cierre a largo
plazo se aproximará razonablemente a la magnitud del componente de tensión horizontal más
pequeño (σ2) siempre que la iniciación de la grieta continúe propagándose en un plano normal
en la dirección de σ2 , En ausencia de cualquier control de la estructura de la roca sobre el inicio
de grietas, una grieta vertical generalmente tenderá a iniciarse en un plano normal a σ2 (paralelo
a σ1)

Figura N° 01

Elementos básicos de fractura hidráulica
σ1 = Tensión máx. horiz
σ2 = Tensión min. horiz
P es la presión de cierre es de presión en la grieta cuando el sistema está sellado.

En el caso de iniciación de grietas verticales en materiales poroelásticos, la magnitud del
componente de tensión horizontal más grande puede determinarse a partir de la expresión:

Carlos Antonio Núñez Vargas

UNIVERSIDAD NACIONAL DE INGENIERIA FACULTAD DE INGENIERIA CIVIL. Esto asegura que cuando se produce el inicio de grietas. El bombeo se detiene tan pronto como se forma una grieta (caída repentina en la presión de la sección de prueba) para preservar la geometría inicial (según lo registrado por el empacador de impresión) y para permitir que se registre una primera presión de cierre. La fracturación inicial se logra de forma concurrente.UNIDAD DE POSTGRADO 𝜎1 = 3𝜎2 + 𝑆 − (2 − 𝐶1 )𝑃1 + 𝐶1 𝑃0 … … … … … (1) Donde: σ2 = Se estima por la presión de cierre S = Resistencia a la fractura de la pared de Roca. Una tasa de presurización relativamente lenta (aproximadamente 5 Carlos Antonio Núñez Vargas .0 (y de C1 =1. generalmente como se revela en la pared del agujero mediante un análisis de la impresión realizada después de la finalización de la prueba. se minimiza el nivel de incertidumbre con respecto a la presión de iniciación. presión de poro devuelta a P 0) antes de la Re-presurización. 1978) ha demostrado que. La orientación de σ1 está dada por la orientación de la fractura. aumentando la presión en los empacadores y el intervalo de prueba mientras se mantiene el mínimo exceso de presión del empaquetador en proporción a la contención del fluido en el intervalo de prueba. Procedimiento de prueba El procedimiento de prueba de campo adoptado por los autores generalmente implica una fase de fractura inicial seguida de una serie de ciclos de re-presurización intercalada con la descarga del intervalo de prueba. la ecuación (2) se puede reducir a la forma simplificada: 𝜎1 = 3𝜎2 + 𝑆 − 𝑃1 − 𝑃0 … … … … … (3) Un medio alternativo para determinar el valor de σ1. En este caso. pero de forma independiente. Pr.0 a 2. P1 = Presión de inicio de la grieta P0 = Presión de poro ambiental y C1= Es una constante que refleja el efecto de la penetración del fluido (constante poroelástica) La ecuación (1) puede expresarse alternativamente en la forma más sencilla: 𝜎1 = 3𝜎2 + 𝑆 − (𝐾1 )𝑃1 − (2 − 𝐾1 )𝑃0 … … … … … (2) Donde:K1=2-C1 La experiencia general (Haimson. un valor de K1=1. aunque el valor de K1 puede variar teóricamente de 1. es haciendo ruso de la presión de reapertura de grietas.0.0) es una suposición razonable para la mayoría de los materiales. 𝜎1 = 3𝜎2 + 𝑆 − (𝐾1 )𝑃𝑟 − (2 − 𝐾1 )𝑃0 … … … … … (4) La ecuación (4) presupone previamente que la grieta iniciada se cierra completamente durante una fase de drenaje entre ciclos de presurización y cualquier interferencia transitoria a la presión de poro disipada (es decir.

la grieta iniciada conserve su geometría inicial durante la primera fase de cierre. El intervalo de prueba se libera la presión entre los ciclos de presurización para permitir que se cierre la grieta inducida. Sin embargo. cuando la grieta mantiene la misma orientación durante la propagación. UNIVERSIDAD NACIONAL DE INGENIERIA FACULTAD DE INGENIERIA CIVIL. Tal cambio en la orientación de la grieta puede reflejarse en cambios sistemáticos en la presión de cierre de un ciclo a otro. en la experiencia de los autores. la liberación de presión continúa hasta que este fenómeno cesa. El método de "doble tangente" empleado por los autores generalmente arroja estimaciones de σ2. Se ha encontrado que las tasas de presurización más rápidas hacen que una grieta cambie su orientación antes de que se pueda establecer una presión de cierre inicial. se debe tener cuidado al Carlos Antonio Núñez Vargas . Una cantidad de investigadores en el campo utilizan uno u otro método para para interpretar el punto de inflexión de la presión registrada durante el "cierre". Las grietas a menudo pueden iniciarse debajo de las ubicaciones del empacador y luego extenderse longitudinalmente para ingresar al intervalo de prueba. En la experiencia de los autores. en la medida de lo posible. la cual cambia a medida que se propaga. en acuerdo razonable con mediciones independientes. los diversos métodos de estimación de la presión de cierre generalmente dan aproximadamente el mismo valor. Se usan ciclos adicionales de presurización y desfogue para determinar la presión de reapertura de grietas y para medir si la orientación de la grieta. mientras que la iniciación de fractura debajo de un empacador generalmente resulta en una caída más gradual en la prueba de presión). Interpretación de datos Existe una cierta discusión sobre los medios apropiados para interpretar los valores críticos. sin embargo. Una acumulación de presión en el intervalo de prueba al liberar temporalmente la presión del sistema ("rebote" de presión) se toma como evidencia el flujo continuo de fluido desde una grieta de cierre. y usan el valor de presión en ese punto como el instantáneo. Para minimizar el error potencial que puede surgir de la elección incorrecta de la presión de iniciación. Un medidor de flujo de fondo de pozo puede hacer que el inicio del flujo en una grieta de apertura sea más fácil de detectar. se ha encontrado que la presión de cierre a largo plazo (después de varios ciclos de presurización) da la mejor estimación de σ2. La interpretación de la presión de apertura de grietas puede ser relativamente simple o algo difícil dependiendo del campo de tensión predominante (específicamente las relaciones de componentes de tensión) y la geometría de grietas. estos métodos de interpretación con frecuencia sobreestiman el valor de σ2 en comparación con las estimaciones independientes del campo de tensiones. siempre que se emplee la presión de iniciación adecuada. es importante que la presión de prueba y la presión del empacador se mantengan lo más cerca posible durante la presurización. particularmente la presión de cierre.UNIDAD DE POSTGRADO MPa/minuto) normalmente se emplea para garantizar. La elección de la presión de iniciación adecuada debe guiarse por la geometría de la fractura revelada por el empacador de impresión y la forma del registro de presión (el inicio de fractura dentro del intervalo de prueba normalmente informa una caída repentina de presión. La experiencia de los autores es que pueden obtenerse estimaciones accidentales de σ1 incluso cuando se produce el inicio de grietas bajo un empacador. En esta situación.

En otros casos.  Rotación de grietas durante la propagación (generalmente de axial a transversal) con un cambio marcado en la presión de cierre de presurización de ciclo a ciclo. la información obtenida se limita estrictamente a la estimación de la magnitud del componente de tensión orientado de forma normal a la disposición de la fractura.UNIDAD DE POSTGRADO interpretar la presión de reapertura y usar este valor para el análisis. la técnica se limita a proporcionar información sobre el campo de esfuerzos verticales de cierre de presión. debe excluirse el término de presión de poro.  Otra preocupación es la estimación de un valor apropiado para la presión de poro ambiental. Carlos Antonio Núñez Vargas . las principales desviaciones de la técnica desde la comprensión más simple han sido causadas por:  Iniciación de fractura transversal en lugar de axial. y cuándo no incluir un término de presión de poro en el análisis. Las bases de análisis sobre la presión de reapertura solo deben aceptarse cuando los resultados obtenidos son consistentes si se basan en el análisis con presión de inicio de grietas. En la experiencia de los autores. En los casos en que esto ocurre. Los valores de resistencia a la fractura y constante poroelástica requeridos para el análisis se pueden obtener a partir de pruebas de "mini fractura" en laboratorio en las que las muestras de núcleo están restringidas externamente (presión radial y carga axial) a varios niveles de tensión y luego presurizadas en un diámetro pequeño central (axial) agujero hasta que se produce el inicio de la fractura. se ha encontrado que es posible estimar la magnitud del componente de tensión normal a la orientación de grieta iniciada (como se ve en la pared de la muestra analizada) usando la presión de cierre inicial. particularmente cuando se trabaja en perforaciones verticales en tipos de roca sedimentaria horizontales. En este caso. En este caso. UNIVERSIDAD NACIONAL DE INGENIERIA FACULTAD DE INGENIERIA CIVIL. En algunos casos. Normalmente se ha encontrado razonable suponer que la presión de los poros es equivalente a la presión de la napa freática estancada.  La influencia de la estructura de la roca y las debilidades en la orientación de iniciación / propagación de grietas. En la experiencia de los autores. es posible realizar estimaciones limitantes de los tres esfuerzos dimensionales a partir de la información obtenida de una serie de pruebas en las que las características con un grupo de orientaciones controlan el desarrollo de fracturas. siempre que se detenga el bombeo y se establezca inmediatamente en el primer signo de caída de presión. Esto se ve facilitado por el monitoreo de la presión en el fondo de la perforación y las tasas de presurización relativamente bajas. un gráfico de la presión de inicio de la fractura versus la presión radial externa permite la definición de la resistencia a la fractura (intersección) y la constante poroeléctrica (pendiente). debe incluirse un término de presión de poro en cualquier caso donde la roca tenga una permeabilidad apreciable.