You are on page 1of 2

Problemas Filosóficos 1

Manuel Antonio García Durán

Dr. Mario Ruiz Sotelo

Este trabajo tiene por objeto hacer comparaciones entre el libro de los muertos, el código
Hammurabi y los escritos de Mo Ti, como eje unificador se tomarán conceptos de “El Mito del
Eterno Retorno” de Mircea Eliade, a través de las interpretaciones y estudios de este último
me propongo señalar las similitudes y diferencias de tres culturas que se desarrollaron en
diferentes tiempos y bajo distintas circunstancias.

A través de los años el hombre ha tenido una relación de arquetipos, en ocasiones más fuerte
unos que otros; mejor argumentados, con coherencia en función de determinados momentos,
etc. Estos arquetipos son elementos necesarios para el desarrollo de las culturas, de las
sociedades y de los individuos, podemos pensar que en esta sociedad aparentemente
civilizada y moderna estamos libres de estas prácticas y solo hace falta ver nuestro
comportamiento para darnos cuenta que no.

El primer libro a analizar bajo estos conceptos “ya superados” es “El Libro de los Muertos”, en
síntesis este libro fue hecho para preparar a las personas para cuando lleguen a la muerte, esta
preparación se hace durante la vida y va dirigida a todo mundo. Son paso por paso, las
instrucciones, cantos y comportamientos que debes de seguir durante tu traslado del mundo
de los vivos hasta la presencia del gran Dios. En sentido estricto no es un eterno pero por
supuesto está plagado de figuras míticas, tiempo discontinuo, arquetipos, etc., pero todas esas
cosas estaban ahí colocadas con un sentido.

El segundo libro es “El Código Hammurabi”, en lo personal considero que este código es una
clara respuesta de los problemas que se vivían en esa época, me refiero a que esta tan
detalladamente elaborado que no deja fuera situaciones normales en la vida de los babilonios.

Con este código podemos ver una ciudad llena de vicios, malos entendidos y malos manejos,
eso es lo que refleja el código; absolutamente lo distinto a lo que menciona Hammurabi al
principio. En este código podemos observar que si bien tiene fundamento penal civil y religioso
Hammurabi le da su lugar más o menos definid a cada institución, como la creencia sigue
siendo un factor importante y determinante en esta sociedad algunas resoluciones estarán en
función de que hables con “la verdad ante Dios”.

Es un paso muy importante respecto al libro de los muertos, en el primero estas sujeto a lo
que tú declares y los Dioses sabrán si mientes o no, Hammurabi deja de ser tan inocente en
muchos puntos en su código ya que en su mayoría solicita testigos y/o pruebas para poder
determinar un castigo.

Por ultimo esta Mo Ti, ese autor Chino es muy interesante por un hecho en particular, hace
propuestas de organización social que el día de hoy puestas en práctica serían bastante bien
aceptadas.
Mo Ti tiene muchos aciertos en cuanto a organización social se trata, habla de elecciones,
democracia, descentralización, ruptura de mitos para sí para a formas más lógicas de
organización. Por ese lado la apuesta de Mo Ti es loable y se reconoce pero a mi consideración
Mo Ti cae en un error muy inocente, la corrupción de la gente no la toma en cuenta, si es que
Mo Ti es quien más se acerca a empezar a historiar (alejándose de todas las categorías
marcadas por Eliade) cae en la paradoja de los “santos” emperadores.

Esta situación con Mo Ti es algo que Hammurabi y el Libro de los Muertos tiene cubierto con
una especie de ética arcaica, Mo Ti no.

En general podemos ver que a pesar de los diferentes contextos en que fueron escritos los
textos obedecen a cosas muy específicas, en este caso el más obvio el comportamiento
humano en sociedad, debemos pensar que eran pueblos en crecimiento que tenían que lidiar
con seres humanos que no estaban acostumbrados a seguir ordenes solo por el simple hecho
de vivir en sociedad…de alguna manera la ley del más fuerte estaba mutando a la ley del más
poderoso.

Los arquetipos, las discontinuidades de tiempo y demás las seguimos imitando en estas
sociedades modernas, parece que este carácter arcaico nos es propio para poder entender el
mundo, nos es propio el uso de héroes y la exageración de los acontecimientos para así no
perder la memoria colectiva y dejarle todo el trabajo a la impersonal Historia