You are on page 1of 88

RESUMEN

LOS SECRETOS DE UNA MENTE


MILLONARIA
Tabla de Contenidos

RESUMEN
LOS SECRETOS DE UNA MENTE MILLONARIA
Tabla de Contenidos
Introducción
AGRADECIMIENTOS
Capítulo I: Tu patrón del dinero
Capítulo II: La Importancia del patrón del dinero
Capítulo III: Las raíces crean frutos
Capítulo IV: Un poderoso secreto para el cambio: Las declaraciones.
Capítulo V: Cuál es tu patrón del dinero y cómo se ha formado
Capítulo VI: ¿Para qué está programado tu patrón del dinero?
SEGUNDA PARTE Los Archivos de la Riqueza
17 formas de pensar y actuar de la gente rica distintas de las de la gente pobre y de clase media.
Archivo de Riqueza 1
Archivo de Riqueza 2
Archivo de Riqueza 3
Archivo de Riqueza 4
Archivo de Riqueza 5
Archivo de Riqueza 6
Archivo de Riqueza 7
Archivo de Riqueza 8
Archivo de Riqueza 9
Archivo de Riqueza 10
Archivo de Riqueza 11
Archivo de Riqueza 12
Archivo de Riqueza 13
Archivo de Riqueza 14
Archivo de Riqueza 15
Archivo de Riqueza 16
Archivo de Riqueza 17
¿Y qué hago ahora?
Introducción

El presente libro trata acerca de la manera como las personas deben modificar el
enfoque de todo lo relacionado con los aspectos materiales de la vida para
mejorar el proceso de toma de decisiones acerca del manejo de activos partiendo
de la necesidad de reprogramarse mentalmente mediante la internalización de lo
que el autor llama “declaraciones”, la adopción de principios, la realización de
acciones que ayuden a fijar en esos principios en la mente del interesado y la
repetición de lemas que ayuden a modificar las ideas que se tienen y
reemplazarlas por las nuevas con el fin de conformar otra mentalidad.
Continuamente apela a sus experiencias en los seminarios que suele dictar y las
cartas de agradecimiento recibidas de muchas personas que consideran que la
asistencia a los mismos y el contacto con los materiales proporcionados
resultaron de gran importancia en el proceso de tránsito hacia una vida próspera.
AGRADECIMIENTOS

El autor inicia manifestando la esperanza de ser leído por millones de personas y


agradece a todo el equipo que a su juicio resultaron importantes para realizar la
tarea de redactarlo y publicarlo. Tal agradecimiento va dirigido a su esposa,
Rochelle, a sus hijos Madison y Jesse así como a sus padres Sam y Sara,
hermana Mary, cuñado Harvey por lo que el califica como interminable amor y
apoyo.
Además agradece a Gail Balsille, Michelle Burr, Shelley Wenus, Robert y
Roxanne Riopel, Donna Fox, A. Cage, Jeff Fagin, Corey Kouwenberg, Kris
Ebbeson y todo el equipo de Peaks Potential Training por su trabajo y
contribución positiva a crear herramientas que mejoren la mentalidad de las
personas que quieren cambiar su vida.
Dedica unas líneas a su agente literaria que ella califica como extraordinaria,
llamada Bonnie Solow por la ayuda que le presta, por sus ánimos y guía en el
negocio editorial. Unas gracias “grandes” para el equipo de Harper Business en
cabeza de su editor Steve Hanselman por la visión, tiempo y energía dedicado al
proyecto, a su corrector Herb Schaffner, al director de mercadotecnia Keith
Pfeiffer, al director publicitario Larry Hughes, por su continuo apoyo y amistad a
sus colegas Jack Canfield, Robert G. Allen y Mark Victor Hansen.
Por último, a todos los asistentes al seminario Peak Potentials, personal de
refuerzo y socios de las empresas asociadas. Sin ellos, en su opinión no habría
ningún seminario “promotor de cambio de vida”.

¿Quién es T. Harv Eker y porqué leerlo?


El señor Harv Eker inicia diciendo algo que sorprende: “No crean una palabra de
lo que voy a decir”. ¿Por qué? Porque el solo puede hablar de su experiencia.
Sus expresiones no necesariamente ciertos, falsos, correctos o incorrectos.
Simplemente reflejan los resultados que ha obtenido en lo personal, como
también en miles de alumnos asistentes a sus seminarios. Tiene la convicción
que los conceptos expuestos en el libro transformarán sus vidas. Invita a leerlo
como si su vida dependiera de ello, probar los principios y si funcionan seguir
haciéndolo y lo que no, desecharlo.
El autor afirma reconociendo lo temerario de su expresión que en materia de
dinero es el libro que más importante con el que el lector haya tenido contacto.
Calificando su obra como el eslabón entre el deseo de lograr el éxito y el propio
éxito y que en la mayoría de las ocasiones la reacción el contacto que se tiene
con material de éste tipo es de una pequeña euforia que pasa con el tiempo.
La diferencia de éste libro con otros que se refieren a lo mismo, es que trata de
que el lector se reprograme y mientras ese proceso no ocurra, las condiciones
serán las mismas.
En las páginas del libro, el autor manifiesta que develará las razones por las que
algunos están destinados a ser ricos, mientras otros parecen condenados a vivir
en permanente emergencia financiera. Una vez entendidas éstas razones, el
lector estará listo para iniciar una nueva vida.
El autor tiene la teoría de que parte del problema de la estrechez de recursos para
la vida parten de la introducción en la mente de las personas de una serie de
mensajes negativos que condicionan sus decisiones financieras y lo mantienen
en ese estado.
Con las declaraciones, se cambiarán los modos de pensar improductivos por
archivos de riqueza que ayudarán a pensar y actuar como ricos, además de
estrategias prácticas para incrementar los ingresos y construir riqueza.
En la introducción, el autor explica que la primera parte tratará como todos están
condicionados en lo que respecta a pensar y actuar sobre el dinero y presentará 4
estrategias para corregir el patrón mental.
En la segunda parte, hace una diferencia entre lo que piensa la gente rica, la de
clase media y la pobre proporcionando diecisiete actitudes y acciones que de
adoptarse conducirán a cambios en la vida económica.
A lo largo del libro irá compartiendo con el lector unos pocos ejemplares de las
miles de cartas y correos que suele recibir de los participantes en sus seminarios
intensivos mente millonaria y que han logrado resultados extraordinarios en su
vida.
En un tono reflexivo, el autor confiesa que tenía un gran “potencial” pero que le
reportaba muy poco rendimiento. Leía todos los libros, escuchaba todas las citas
y asistía a todos los seminarios porque deseaba ser próspero sin saber si éste
deseo era producto de su gusto por el dinero en sí o por demostrarle a sus padres
lo que valía.
Obsesionado con ser un hombre de “éxito”. Entre los 20 y 30 años, emprendió
varios negocios sin obtener resultados. Trabajaba mucho y conseguir que el
saldo de su cuenta bancaria aumentara. Dice que padeció la enfermedad del
monstruo del lago Ness.
Todo el mundo dice que existe, pero nadie lo ha visto. Por mucho esfuerzo, no
veía la recompensa esperada. Solo creía que era una cuestión de no haberle
atinado al negocio correcto al mismo tiempo que se preguntaba por qué otros
triunfaban en el mismo negocio y se preguntaba por la ubicación de su “gran
potencial”.
Empezó a reflexionar acerca de sus fallidas experiencias. Examinó sus creencias
y aunque concluía que de verdad quería ser rico acumulaba muchas
preocupaciones. Sentía miedo a fracasar y peor aún, a triunfar para después
perderlo todo por lo que se sentía como un imbécil por haberse consumido todo
su gran potencial. Se cuestionaba si realmente tenía lo necesario para triunfar y
si acaso su destino sería vivir una existencia agobiado por los apuros financieros.
Un día, en la tercera ocasión que regresaba a casa de sus padres luego de otro
emprendimiento fracasado recibió unos consejos de un amigo de su padre que
era muy rico. El supone que su padre lo había informado de su nuevo infortunio,
además de apreciar en su rostro una especie de luto.
El amigo de su padre inició su relato, consolándolo al decirle que a su edad había
pasado sus mismas penurias, luego de escuchar consejos de otras personas que
cambiaron su vida y que estaba dispuesto a compartir con él.
Tras ello, el Sr. Herv se manifestó escéptico creyendo que era un nuevo sermón
de una persona mayor a otra más joven. Lo primero que le soltó fue: “Si no te va
todo lo bien que te gustaría es porque hay algo que aún no sabes”, para luego
continuar “¿Sabías que la mayoría de los ricos piensan en forma parecida?”,
posteriormente remató: “Si pensaras como lo hacen los ricos e hicieras lo que
ellos hacen, ¿Crees que tú también podrías hacerte rico?” a lo que él respondió
afirmativamente. El amigo de su padre le ripostó: “Lo único que tienes que hacer
es copiar el modo de pensar de la gente rica”.
Venciendo su escepticismo Harv se atrevió a preguntarle:” ¿Qué piensas en este
momento?”, la respuesta del señor fue: “Los ricos cumplen sus compromisos y
ahora tenía un compromiso con los muchachos y tus padres que me esperan para
jugar cartas”. De esa manera, se despidió.
A partir de ese momento, el autor se dedicó a estudiar la manera de pensar de la
gente rica concentrándose en la psicología del dinero y del éxito concluyó que
sus propios pensamientos lo estaban alejando apartado de la riqueza y aprendió
estrategias para reprogramarse y pensar como los ricos.
Luego decidió pasar de la teoría a la práctica, por lo que pasó a emprender un
nuevo negocio. Ya que estaba muy familiarizado con lo relacionado con la salud
y el fitness abrió unas tiendas las personas con ese tipo de intereses. Tomó
prestado 2.000 US$ de su tarjeta de crédito VISA para iniciar el negocio y las
ideas que había aprendido de analizar la conducta de los ricos.
Se comprometió a alcanzar el éxito y a jugar para ganar. Juró enfocarse en el
negocio y no abandonarlo hasta conseguir el objetivo propuesto, lo que era
totalmente diferente a lo que solía hacer como pensar siempre a corto plazo,
desviarse de su meta bien sea para “aprovechar” nuevas oportunidades o porqué
las cosas se complicaban.
Además, puso a prueba su nuevo enfoque para evitar desviarse con actitudes
económicamente contraproducentes. Confiesa que en el pasado, partía del
principio de que lo que pensaba era la verdad. De todo éste proceso, entendió
que su mentalidad era el principal obstáculo para alcanzar el éxito por lo que
decidió ponerse fuera del alcance de aquellas ideas que desestimularan la visión
de la riqueza. En fin, puso en práctica los principios que en lo sucesivo vendrán
en el presente libro afirmando que en su caso funcionaron.
Funcionaron muy bien. Las ideas hicieron que su nuevo negocio experimentara
un crecimiento sorprendente expresado en abrir diez tiendas en dos años y medio
para luego asociarse con otra empresa al venderle la mitad de sus acciones por
1.600.000 de US$.
Se mudó a San Diego, se tomó dos años sabáticos para replantear sus estrategias
y empezar a hacer labores de consultoría empresarial, actividad en la que
continuaron sus éxitos, pues no cesaban de llegarle referidos por sus clientes que
ya habían tenido experiencias positivas con sus consejos hasta verse entrenando
grupo de 20 personas.
Uno de sus clientes le sugirió abrir una escuela de negocios por lo que le tomó la
idea y abrió la Street Smart Business School para enseñar a miles de personas de
los Estados Unidos estrategias empresariales para alcanzar el éxito rápidamente.
En sus viajes por la Unión Americana, pudo notar que teniendo a dos personas
en la misma habitación, recibiendo la misma información ellas podían tener
resultados diferentes. A su juicio, concluyó que existe en ciertas personas un
agujero pequeño en la cabeza a la que denomina como “caja de herramientas”
que representaba un problema que se expresaba en una distorsión respecto a las
herramientas proporcionadas.
Por eso, diseñó un programa titulado “Mente Millonaria Intensiva” basado en el
juego interior del dinero y el éxito. La combinación de la caja de herramientas
con las herramientas los resultados de todos los participaban mejoraban. El autor
promete que esa conexión se aprende con la lectura del presente libro que se
trata fundamentalmente de dominar el juego del interior del dinero para ganar el
juego del dinero.
A la pregunta que suelen hacerle acerca de si la naturaleza de su éxito es
producto de la suerte el responde que usando los principios que ha enseñado ha
ganado millones de dólares, que es varias veces multimillonario y que tanto sus
inversiones como sus empresas despegan sin dejar de subir.
Ante el calificativo de Rey Midas, responde que es simplemente tener un patrón
financiero programado para tener el éxito que es lo que se obtendrá luego de
entender y asumir los principios establecidos en la presente obra.
Al comienzo de su Seminario Intensivo Mente Millonaria pregunta al auditorio:
¿Cuántos están aquí para aprender? Reconociendo que se trata de una pregunta
que encierra una trampa. Citando a Josh Billings: “No es lo que ignoramos lo
que nos impide prosperar; lo que resulta el principal obstáculo es lo que creemos
que sabemos”. Éste libro, según el autor es mas para desaprender que para
aprender. Por ello, es necesario reconocer las viejas formas de pensar y actuar
que llevan al lector al lugar donde se encuentra actualmente.
Si eres rico y feliz, muy bien. Pero de no ser así, lo invita a considerar las
posibilidades que no coincidan con lo que se piensa que no está bien incluyendo
lo que es adecuado para el. El autor sugiere que no crean ni una palabra de lo
que le dicen y pide un voto de confianza para las ideas que están leyendo porqué
miles de personas han modificado su vida como resultado de éstas.
Luego pasa a contar un chiste: “El hombre camina por un precipicio, resbala y
cuando está a punto de caer en el vacío logra tomarse a una roca saliente tras lo
cual grita: ¿Hay alguien allá arriba que pueda ayudarme? consiguiendo como
respuesta una voz poderosa que le responde: Soy Dios. Suéltate y confía. A
continuación, el hombre colgado vuelve a preguntar: ¿Hay alguien arriba que
pueda ayudarme?.
La moraleja de éste chiste es: Si el lector quiere pasar a otro nivel de vida, debe
liberarse de los antiguos modos de pensar y adoptar otros nuevos. Los resultados
serán evidentes.
Capítulo I: Tu patrón del dinero

El mundo está lleno de dualidades. Claro y oscuro. Arriba y abajo. Así como hay
leyes externas, también hay leyes internas. En las primeras hay cosas como la
administración financiera, técnicas empresariales y estrategias de inversión. En
las segundas está el juego interior.
El autor hace una comparación con el caso de un carpintero y sus herramientas.
Tener herramientas es importante, pero tener la destreza para manejarlas lo es
mucho más. El autor dice que no basta estar en el lugar adecuado, en el
momento adecuado. Hay que ser la persona adecuada en el lugar adecuado en el
momento justo.
¿Quién eres? ¿Cómo piensas? ¿En qué crees? ¿Cuáles son tus hábitos y tus
¿rasgos de carácter? ¿Cómo te sientes respecto a ti mismo? Tu carácter, tu forma
de pensar y creencias forman parte de una estructura que determina el nivel de
prosperidad.
Stuart Wilde dice: “La clave del éxito es elevar tu propia energía. Cuando lo
hagas, vendrá a ti de forma natural. Cuando se pongan a tiro: ¡Pásales la factura!
PRINCIPIO DE RIQUEZA:
¡TUS INGRESOS CRECERAN HASTA DONDE CREZCAS TU!
Capítulo II: La Importancia del patrón del dinero

Hay personas que después de tenerlo todo, lo pierden. Visto desde afuera, parece
mala suerte, una coyuntura económica, un pésimo socio. Por dentro, se trata de
otro asunto y es la falta de preparación para entrar en contacto con grandes
cantidades de dinero sin tener la mentalidad necesaria para ello.
La mayoría de las personas no están preparadas para producir y mantener
grandes sumas de dinero, ni para afrontar los retos que vienen con el éxito. Esa
es (Según, Harv) la razón por la que no tienen más dinero.
Hay muchas personas que se ganan la lotería. La mayoría vuelven a su estado de
penuria que tenían previa al golpe de suerte por ser la situación que le resulta
más cómoda de manejar.
En los millonarios, ocurre exactamente lo contrario, cuando pierden su dinero lo
recuperan rápidamente y pone como ejemplo a Donald Trump quién luego de
poseer una enorme fortuna la perdió, pero en poco la recuperó e incrementó.
¿Por qué ocurre esto?, pregunta el autor. Porqué aún cuando perdió su riqueza,
no perdió su mentalidad de millonario. En el caso de Mr. Trump, él no puede
dejar de ser mil millonario pues no tener una fortuna de esas dimensiones lo
haría sentir muy mal.
Los termostatos financieros de los millonarios están colocados para ser producir
y manejar millones de dólares. Los de la mayoría de las personas lo están para
producir unos miles de dólares, los de otros apenas cientos, mientras otros se
encuentran sencillamente congelados sin tener la mas mínima idea de porqué.
La mayoría de las personas no alcanza su verdadero potencial. El 80% de los
individuos no alcanza la libertad financiera que les gustaría tener y ni siquiera
son felices. La razón es muy sencilla; la mayoría de la gente es inconsciente. Van
dormidos frente al volante, trabajan y viven en una vida superficial basada solo
en lo que ven.
Capítulo III: Las raíces crean frutos

Imaginemos el árbol de la vida, los árboles suelen tener frutas. En la vida a los
frutos se les denomina “resultados”. Vemos los frutos y no nos gustan porqué
son muy pocos y no saben bien. Entonces, ¿Qué hacer? La mayoría pone su
atención en los frutos sin tomar en cuenta que lo que crean los frutos son las
semillas y las raíces. Lo que está debajo del suelo es lo que define lo que ésta en
la superficie.
PRINCIPIO DE RIQUEZA.
Si se quieren más y mejores frutos, es necesario modificar las raíces. Si quieres
cambiar lo visible, debes cambiar lo invisible. Muchos dicen que hay que ver
para creer.
La pregunta que Harv plantea es: ¿Por qué se molestan en pagar la luz? Aunque
no se pueda ver la electricidad se puede utilizar la potencia, basta con introducir
el dedo en el enchufe para sentir sus efectos.
En opinión del autor; es más poderoso lo que no se puede ver que lo que se
puede ver. Independientemente de que estén de acuerdo o no, en la medida en
que no se comprenda ésta idea se confrontarán problemas en la vida por ir contra
de las leyes de la naturaleza y como seres humanos formamos parte de ella.
En la medida que nos alineamos con las leyes de la naturaleza, la vida fluirá.
Cuando no se hace la vida se complica. Por eso es inútil poner atención en los
frutos que se han cultivado ya que no se pueden modificar. Para hacerlo hay que
cavar debajo del suelo y fortalecer sus raíces.
La vida no se vive en un solo plano. Según el autor, hay por lo menos cuatro
mundos o planos distintos que son: El físico, el mental, el emocional y el
espiritual. La mayoría de las personas no comprenden que el plano físico es una
impresión de los otros tres.
El autor expone el siguiente ejemplo: Escribes una carta en la computadora y se
presiona el botón de imprimir y la carta sale por lo impresora. Al revisar la copia
impresa, encuentras un error tipográfico que tratas de borrar con una goma. El
error se corrigió, pero al imprimir, el error vuelve a aparecer.
¿Cómo es posible si acabas de corregirlo? Porqué el problema no está en la hoja
sino en la información almacenada en la computadora. El problema físico (La
impresión) no puede corregirse hasta que no se modifique la información (Los
mundos mental, emocional y espiritual)
PRINCIPIO DE RIQUEZA
El dinero, la salud, la riqueza, la enfermedad son resultados. Se vive en un
mundo de causas y efectos. El autor pregunta: ¿Has oído alguna vez a alguien
afirmar que tenía el pequeño problema de la falta de dinero? A ella responde: La
falta de dinero es un efecto, causado por el mundo interior que debe ser
transformado. Si las cosas no van bien en tu vida exterior es porque no van bien
en tu vida exterior.
Capítulo IV: Un poderoso secreto para el cambio: Las
declaraciones.

En sus seminarios, el autor emplea técnicas de “aprendizaje acelerado” que


residen en la “implicación” siguiendo el viejo dicho: “Lo que oyes lo olvidas, lo
que ves lo recuerdas, lo que haces lo entiendes”.
Por eso el autor pide que cada vez que el lector llegue a un principio
fundamental; se ponga una mano en el corazón, haga una declaración verbal, se
toque la cabeza con el dedo índice y haga otra declaración verbal. Una
declaración es una sentencia positiva hecha con énfasis, en voz alta.
Las declaraciones son herramientas valiosas porqué están hechas de energía. La
energía viaja en frecuencias y vibraciones. Cada una de ellas, tiene su frecuencia
vibratoria. Cuando la haces en voz alta, la energía hace vibrar cada fibra del
cuerpo haciendo sentir su resonancia mandando un poderoso mensaje al
subconsciente.
La diferencia entre una declaración y una afirmación es que la afirmación es una
sentencia positiva que afirma que se está llegando a un objetivo que se quiere
alcanzar. Una declaración, es la manifestación oficial de la intención de
emprender un curso de acción o adoptar una posición concreta.
Existe otro concepto importante: La acción, pues debe emprenderse para hacer
realidad la acción. Por eso, es necesario pronunciar las declaraciones en voz alta.
Cada mañana y cada noche; debe articularlas frente al espejo y eso acelerará el
proceso.
En principio, al Sr. Harv le parecía una tontería ese ritual, pero como estaba sin
dinero concluyó que no le haría ningún daño y empezó a hacerlo. Ahora siendo
una persona con dinero cree que son eficaces.
Ahora practique. Ponga una mano en su corazón y repita:
Declaración: “Mi mundo interior crea mi mundo exterior”
Ahora tóquese la cabeza y diga: “Tengo una mente millonaria”.
Como bonificación, si va a la página www.millionairemindbook.com y hace
click en FREE BOOK BONUSES y encontrará un listado gratuito en inglés que
aparecen en éste libro presentadas en caligrafía, en formato imprimible y listo
para enmarcar.
Capítulo V: Cuál es tu patrón del dinero y cómo se ha
formado

PRINCIPIO DE RIQUEZA
“Si me das cinco minutos, puedo predecir el futuro económico que tendrás el
resto de tu vida”.
En una breve conversación puede identificar cuál es su patrón del dinero y del
éxito. Ya traemos uno grabado en el subconsciente y es lo que determinará su
destino económico.
El patrón del dinero es como el plano de una casa, el programa o modo de ser en
relación con el dinero. Ahora pasa a explicar el “Proceso de Manifestación”:
PRINCIPIO DE RIQUEZA.
“Los pensamientos llevan a sentimientos. Los sentimientos llevan a acciones.
Las acciones llevan a resultados.”
El patrón financiero es una combinación de pensamientos, sentimientos y
acciones en relación con el dinero. ¿Cómo se formó? De la información que
hemos recibido desde niños.
¿Quiénes fueron las fuentes de ese condicionamiento? Padres, hermanos, figuras
de autoridad, profesores, líderes religiosos, medios de comunicación y la cultura
por mencionar a algunos.
Empecemos con la cultura; cada cultura tiene maneras distintas de pensar y tratar
con el dinero. A cada niño se le enseña a como pensar y actuar en relación con el
dinero. Esas enseñanzas se convirtieron en condicionamientos que generan
reacciones automáticas que se repiten a lo largo de la vida.
Por eso, hay que revisar los archivos mentales relacionados con el dinero y eso
es lo que va a hacer éste libro y lo que hacen en el Seminario Intensivo Mente
Millonaria.
¿De dónde vienen los pensamientos? ¿Por qué piensas de forma distinta a los
demás? Los pensamientos vienen de los archivos de información que usted tiene
en el armario de su mente.
¿De dónde viene esa información? De su programación pasada. Su
condicionamiento pasado determina cada uno de sus pensamientos. A esto se le
llama “mente condicionada”.
La fórmula del proceso de manifestación queda de la siguiente manera:
Programación
Pensamientos Sentimientos Acciones = Resultados
La programación lleva a pensamientos, estos a sentimientos, estos a acciones lo
que lleva a un resultado. Igual se hace con un ordenador, al cambiar la
programación; se cambiarán los resultados que arroja.

Programación verbal ¿Qué oías cuando eras pequeño?

Modelos de referencia ¿Qué veías cuando eras pequeño?

Incidentes concretos ¿Qué experimentaste cuando eras pequeño?

Es importante, entender estos tres aspectos del condicionamiento por lo que se


examinará cada uno de ellos. En la segunda parte del libro; se aprenderá a
reorientar la mente para la riqueza y el éxito.
Primera influencia: La programación verbal.

¿Qué oías en tu infancia acerca de la gente rica? ¿Oíste alguna vez expresiones
afirmando que el dinero y todo lo que está relacionado con él es malo? Esas
expresiones que quedan grabadas en su subconsciente formando parte del patrón
que rige su vida económica. El condicionamiento verbal es muy poderoso.
En el seminario intensivo mente millonaria; se presentó el caso de Stephen.
Stephen era una persona que su problema no era hacer dinero, sino conservarlo.
El solía escuchar de su madre que los ricos eran avaros y que su dinero salía del
sufrimiento de los pobres. Este mensaje, estaba incrustado en la mente de
Stephen condicionándolo, por lo que al lograr acumular dinero lo despilfarraba
para no parecer un avaro que se aprovecha de los más pobres.
PRINCIPIO DE RIQUEZA
“Cuando el subconsciente debe elegir entre emociones arraigadas y las
emociones lógicas siempre ganan las primeras.”
Gracias a las técnicas empleadas en el curso los resultados de Stephen
cambiaron. Se convenció que las ideas que le inculcaron desde niño no eran
suyas sino de su madre, por lo que crearon una estrategia para modificarlas que
consistía en comprar un apartamento en el lugar favorito de ella: Hawaii y la
enviaría allá cada invierno. Ambos están en la gloria. Ella en su lugar favorito y
encantada con tener un hijo rico y el descansando de ella durante seis meses del
año.
El autor luego expone un caso personal. Sus negocios empezaron a producir,
pero sus inversiones en acciones no prosperaban. Recordó que las inversiones en
acciones eran fuentes de irritación en el carácter de su padre, que además
consideraba que era preferible invertir su dinero apostando en un casino de Las
Vegas. En lo que sacó esa hiedra venenosa que significaba el prejuicio de su
padre empezó a ver los resultados esperados.
El condicionamiento subconsciente determina el pensamiento, éste las
decisiones y éstas las acciones que tienen un resultado. Existen cuatro elementos
claves para el cambio:
La conciencia: No puedes cambiar algo a menos que conozcas su existencia. El
segundo es la comprensión, que es el proceso de saber de dónde viene su forma
de pensar. La tercera clave es la disociación; que es el proceso de identificar las
ideas que no son propias y romper con ellas y el cuarto es el
reacondicionamiento que es el proceso que se abordará en la segunda parte del
libro mediante la presentación de los archivos mentales que generan riqueza.
Si entra en la página web www.millionairemindbook.com y usted hace click en
FREE BOOK BONUSES puede suscribirse al pensamiento de la semana de la
mente millonaria y todas las semanas recibirá una lección que contribuirá en su
prosperidad.
Pasos para el cambio: Programación verbal.

Conciencia: escribe todas las ideas que solías oir acerca del dinero cuando eras
niño.
Comprensión: Escribe como crees que eres y como las afirmaciones han
afectado tu situación económica.
Disociación: Darte cuenta que esas afirmaciones no son tuyas y las puedes
cambiar hoy mismo si quieres.
Declaración: Pon tu mano sobre el corazón y di:
“Lo que he escuchado acerca del dinero no es necesariamente cierto. Decido
adoptar nuevas formas de pensar que contribuyan a mi felicidad y a mi
prosperidad”
Tócate la cabeza y di:
“Tengo una mente millonaria”

Segunda influencia: Los modelos de referencia.

Tiene que ver con “Nuestros modelos”. ¿Cuál era la relación de tus padres y
allegados con el dinero?, ¿Cómo lo administraban?,¿Invertían?, ¿Ahorraban? ¿El
dinero llegaba fácil a la familia o siempre faltaba?
¿Por qué es importante esa información? Porque los humanos actuamos de
acuerdo a modelos. De allí el dicho: “De tal palo, tal astilla”. En el ámbito del
dinero, solemos adoptar el modelo de nuestros padres o una combinación de
ambos.
El autor relata que su padre era constructor. Durante el desarrollo de un proyecto
inmobiliario, sus recursos estaban dedicados a finalizarlo y durante esa fase del
mismo el dinero en su casa escaseaba. Al terminarlo y empezar a vender el
dinero empezaba a entrar en grandes cantidades, para ir paulatinamente
mermando hasta comenzar un nuevo desarrollo.
Ese patrón de altibajos emocionales relacionados con el dinero, lo repitió el
autor hasta que entendió que su situación no tenía que ver con el contexto sino
con que inconscientemente repetía el modelo de su padre.
Por eso, reacondicionó su mente y aunque de vez en cuando aparece el impulso
de auto sabotearse ha cambiado ciertos archivos en su mente que hacen que se
centre nuevamente en la tarea.
Luego pone el ejemplo de un asistente a sus seminarios que le relataba haber
pasado mucho tiempo formándose académicamente en administración de
empresas para entender el mundo de los negocios y conseguir el objetivo
deseado pero sin resultados positivos más allá de una pared llena de diplomas
hasta que gracias a la presentación del Sr. Harv entendió que su falta de éxito se
debía al patrón que había dominado su conducta. Tenía los conocimientos, pero
le faltaba la actitud.
Las personas que vivieron los tiempos de la Segunda Guerra Mundial o la Gran
depresión de 1929 tienen una relación difícil con el dinero. El tiempo de
estrechez se prolonga porque siempre están guardando para la época de las vacas
flacas. Si siempre piensas en las vacas flacas eso será lo que verás.
Por eso, las personas deben enfocarse más en conseguir los recursos para
alcanzar la libertad financiera que en ahorrar para los tiempos de penuria, ya que
en virtud de la ley de intención obtendrás exactamente lo que esperas.
Pasando a otro plano del discurso. Así como alguien copia el modelo de sus
padres en relación con el dinero, otros hacen exactamente lo contrario. ¿Porqué?
Por un asunto de ira o rebeldía.
En caso de que alguien sea lo suficientemente precoz para detectar que los
padres no hacen lo correcto en materia financiera, no tiene la opción de sentarlos
y explicar lo que hacen mal por lo que sencillamente se oponen a todo lo que
ellos hagan y tienen una conducta distinta.
Muchas personas provenientes de familias humildes se llenan de motivación y
salen de casa para convertirse en seres prósperos. Sin embargo, el autor comenta
que ellas tienen lo que denomina un bache: Tal vez consigan el objetivo de
superar ampliamente la condición económica de los padres mas no consiguen ser
felices por la principal motivación es la ira. Entonces, riqueza e ira tienen un
matrimonio perverso.
Mientras más dinero consigan mayor será su ira, hasta que llegue un momento
en el hastiado de ese sentimiento adverso en el que deseen conseguir paz interior
por lo que en búsqueda de ella empiezan a desprenderse del dinero al que juzgan
como el responsable de su nivel de ira por lo que la ira es doble. Aparte de
iracundos están arruinados.
La motivación para hacer dinero es importante, de allí viene otro Principio de
Riqueza que dice:
“Si tu motivación para adquirir dinero o éxito proviene de una raíz no
productiva como el miedo, la ira o la necesidad de “demostrar lo que vales” el
dinero nunca te reportará felicidad”.
¿Por qué? Porque esas cuestiones no se solucionan con dinero. El autor propone
como ejemplo analizar el miedo. En sus seminarios suele preguntar al público:
¿Cuántos de ustedes citarían el miedo como su principal motivación para
alcanzar el éxito? Muy pocos levantan la mano.
Luego pregunta: ¿Cuántos de ustedes citarían la seguridad como uno de sus
motivadores principales para el éxito? Todos levantan la mano. No obstante,
tanto el miedo como la seguridad tienen la misma motivación. Buscar la
seguridad viene de la sensación de inseguridad, lo cual a su vez se basa en el
miedo.
Ahora, reflexiona a partir de otra pregunta: ¿Más dinero disipará el miedo? La
respuesta es: No. Porque el dinero no es la raíz del problema. El miedo es
además del problema es un hábito. Tener dinero, solo cambiará el tipo de miedo.
Cuando se carece de dinero el temor es no conseguirlo nunca o no tener el
suficiente. Cuando se llega a tener el temor es: ¿Y si pierdo lo que he ganado?
Hasta que no se llegue a la raíz del miedo y se arranque no habrá cantidad de
dinero suficiente que ayude.
Es inútil enfrascarse en tener dinero para “demostrar que vales”. Tu valor m
viene de ello, pues el dinero no te convertirá en lo que ya eres. Estar siempre
demostrando lo mucho que vales se convierte en un hábito por lo que ninguna
cantidad de dinero será suficiente.
Se trata de ti mismo, afirma el Sr. Harv al mismo tiempo que recuerda que el
mundo exterior es el reflejo del mundo interior. Si crees que no eres suficiente,
lo aceptarás y nada hará que eso cambie. Si crees que vales, validarás esa
creencia y crearás abundancia. El mucho será la raíz y la razón de ser.
Librarte de esos miedos y resentimientos hará posible instalar nuevos vínculos
que harán posible construir una vía a la prosperidad mediante la instalación de la
intencionalidad, la contribución y la alegría.
Ser rebelde, solo por querer ser distinto a tus padres no es malo si se trata de
tener un patrón de conducta distinto en él relación con el dinero, pero serlo si tus
padres tienen una buena relación con el dinero solo creará dificultades
económicas.

Pasos para el cambio: Modelos de referencia

Conciencia: Considerar las formas de ser y los hábitos de sus padres en relación
con el dinero. Escribe de qué modo puedes identificarte o diferenciarte de ellos.
Comprensión: Escribe el efecto que han tenido esos modelos de referencia en tu
vida financiera.
Disociación: Identifica que ese modo de ser no es propio sino aprendido y
entender que ese modo puede cambiarse.
Declaración: Pon la mano sobre el corazón y di:
“Lo que tomé como modelo en torno al dinero era la forma de actuar de ellos.
Ahora yo decido la mía”
Tócate la cabeza y di:
“Tengo una mente millonaria”

La tercera influencia: Incidentes concretos

¿Qué experimentaste cuando eras joven respecto al dinero, la riqueza y los ricos?
La importancia de ésta respuesta radica a que la experiencia vivida es la que da
forma a las creencia o ilusiones en la que ahora basas tu vida.
Al seminario intensivo mente millonaria asistió una dama que era enfermera
quirúrgica y que tenía unos ingresos excelentes, pero se gastaba todo el dinero.
La dama recordó, que en una ocasión sus padres discutían acerca del uso del
dinero y en medio de la discusión su padre cambió de colores y se desplomó.
Ella, a pesar de hacer lo que indicaba el procedimiento de resucitación
cardiopulmonar aprendido en sus clases de natación no logró revivirlo por lo que
su el señor falleció en el sitio.
A partir de ese momento, el dinero para la profesional de la salud estaba
asociado con la tragedia, por ello; deshacerse de todo el dinero era liberarse de
una pérdida dolorosa y probablemente sea la causa por la que decidió hacerse
enfermera pues inconscientemente estaba tratando de salvar a su padre de la
muerte.
Josey (Así se llamaba la enfermera) identificó su patrón del dinero y lo corrigió.
Hoy (Según el autor) es una persona financieramente libre y dejó de ser
enfermera. Ahora sigue ayudando a la gente como planificadora financiera
haciéndole comprender como su condicionamiento derivado de sus experiencias
con el dinero puede ser modificado.
Otro ejemplo que alude el autor para mostrar su punto es uno relacionado
directamente con su vida personal. El Sr. Herv, relata que su esposa cuando niña
tenía la costumbre de pedirle dinero a su madre cada que escuchaba la campanita
con que el heladero anunciaba su paso. La respuesta de su madre era: “Lo siento,
cariño. Ve a pedírselo a tu Papá”. Su padre le daba el dinero y ella compraba su
helado.
¿Qué aprendió su esposa de ésta escena repetida? Que las mujeres nunca tienen
dinero, que el marido debe proporcionárselo y que debe gastarlo todo. Por ello,
es necesario identificar los patrones financieros, cambiarlos para adoptar uno
con el que ambos se sientan cómodos.
Los conflictos matrimoniales giran alrededor no del dinero en sí, sino en el modo
que tiene cada uno de los miembros de la pareja en relacionarse con él. En el
seminario intensivo mente millonaria, se enseña a identificar los patrones y a
crear uno nuevo.
Pasos para el cambio: Incidentes concretos.

A continuación, se propone un ejercicio a realizar con la pareja o el socio. Deben


sentarse a hablar del historial y aporte a sus pensamientos respecto al dinero. Lo
que oían cuando eran más jóvenes, modelos de referencia familiares y cualquier
incidente emocional que estimaran relevante. Que significa el dinero para cada
uno de ustedes. Esto les ayudará a identificar el modelo de conducta respecto a
él.
Luego hablen acerca de lo que desean, como pareja o socios. Deben ponerse de
acuerdo sobre los objetivos y actitudes respecto al éxito. Hacer una lista en la
que coincidan, escribirla y colgarla en la pared. Si en algún momento surge una
discrepancia recordarse los puntos de la lista que establecieron cuando
decidieron cambiar los patrones de conducta.
Conciencia: Tomar en consideración el incidente concreto que se experimentó
durante la juventud.
Comprensión: Escribe como pudo afectar ese incidente tu vida económica
actual.
Disociación: ¿Ves que de éste modo de ser fue adoptado y no tiene nada que ver
con tu forma de ser?
Declaración: Pon tu mano en el corazón y di:
“Libero mis experiencias con el dinero no productivas del pasado y creo un
futuro nuevo y rico”
Tócate la cabeza y di:
“Tengo una mente millonaria”
Capítulo VI: ¿Para qué está programado tu patrón
del dinero?

La anterior pregunta es la del millón de dólares. ¿A qué resultados te lleva


subconscientemente? ¿Estás programado para el éxito, la mediocridad o el
fracaso económico? ¿Para la holgura o los apuros económicos? ¿Estás preparado
para trabajar muy duro o equilibradamente? ¿Para ingresos constantes o
esporádicos?
Primero tienes, después no tienes, luego vuelves a tener, por último lo pierdes
todo. Estas fluctuaciones no proceden del mundo exterior. Tenías un buen
empleo pero la empresa quebró. Inicié mi propio negocio, las cosas iban bien
pero el mercado se agotó. Inicié otro negocio en el que me iba de maravilla, mi
socio decidió otra cosa y se inició la debacle. Eso es parte del patrón.
¿Estás programado para ganar 20.000 o 250.000 dólares al año? Escoja cualquier
cifra entre esas dos. Unos años atrás, al seminario que dicta el Sr. Harv, entró un
caballero muy bien vestido que al terminar la actividad se le acercó para
preguntarle si ese seminario de tres días podía hacer algo por el teniendo en
cuenta que ganaba 500.000 al año desde hace más de 7 años.
El Sr. Harv le preguntó porque no estaba ganando 5 veces más y le indicó que el
seminario era para personas que quieren alcanzar su pleno potencial económico.
Le pidió que considerara porqué estaba estancado en esa cantidad. El elegante
señor decidió participar.
Un año después, el conferencista recibió un correo en el que el “estancado” le
pareció increíble el programa pero que cometió un error: Se programó para ganar
apenas 2 millones de dólares al año y ya está en ese nivel por lo que piensa
asistir nuevamente para reprogramarse y ganar 10 millones al año.
Las cantidades no importan. Lo que importa es que la persona desarrolle todo su
potencial económico. ¿Por qué necesitaba tanto dinero? Si hace esa pregunta,
necesita con urgencia una reprogramación de patrón. La razón por la que
necesitaba ese dinero era su intención de financiar una obra benéfica. No sigan
creyendo que toda la gente rica es egoísta.
¿Estás programado para ahorrar o para gastar? ¿Para administrarlo bien o mal?
¿Para escoger inversiones ganadoras o perdedoras? El lector podría preguntarse:
¿Es posible que ganar o perder dinero forme parte de mi patrón del dinero? La
respuesta es: ¿Quién escoge las acciones o propiedades? Usted. ¿Quién escoge
cuando venderlas? Usted. Algo tiene que ver con el resultado.
Un conocido del escritor del presente libro cuenta que tiene un conocido en San
Diego llamado Larry que es un imán para el dinero, pero en lo que se refiere a
invertirlo resulta un desastre. Lo que compre baja de precio inmediatamente, tal
y como le ocurría a su padre. Larry es el ideal para saber que no debe hacer en
esa materia.
Mientras hay otros que parecen que lo que tocan lo convierten en oro. Tanto el
caso de Larry como los discípulos del Rey Midas son manifestaciones de
patrones financieros. El patrón del dinero condicionará su situación económica.
Si se trata de una persona programada para generar pocos ingresos atraerá otras
con el mismo programa pues es su zona de comodidad financiera.
La mayoría de las personas creen que su éxito en los negocios depende de sus
aptitudes, conocimientos empresariales y el don de la oportunidad. El Sr. Harv
dice que son tonterías. Él dice que es consecuencia del patrón del dinero.
Si tiene programado ganarse 50.000 dólares en alguna actividad, pero se
presenta la oportunidad de ganar 90.000, seguro que ocurrirá algo que algo
ocurrirá o sobrevendrá un año en el que los gastos se multiplicarán y le harán
perder ese dinero.
Si está programado para ganarse los 50.000 y lleva dos años pasando por una
aguda crisis económica, el asegura que lo recuperará todo. Es la ley del
subconsciente de la mente y el dinero. De algún modo, terminará obteniendo
exactamente la cantidad que tiene programada.
¿Cómo saber cuál es su programación? Observe el saldo de sus cuentas
bancarias, sus ingresos, la fortuna neta, las inversiones, los negocios, si gasta
mucho o ahorra, si obtener el dinero le resulta fácil o complicado, tiene un
negocio o un empleo.
El patrón es como un termostato. Trabajará para que la temperatura de la
habitación se mantenga en ese valor; pero si hay una ventana abierta y la
temperatura externa es de 18 grados, el termostato elevará la temperatura para
llevarla al valor con el que está programado. Lo contrario pasaría si hay una
ventana abierta y la temperatura externa es de 25 grados.
PRINCIPIO DE RIQUEZA
“La única manera de cambiar la temperatura de la habitación es programar el
termostato. De igual forma, la única manera de cambiar el nivel de prosperidad
económica es reprogramar el termostato económico.”
Puedes probar cualquier cosa. Desarrollar conocimientos en mercadeo, ventas,
negociaciones y administración. Convertirse en experto inmobiliario o en el
mercado bursátil. Todas herramientas formidables, pero sin una caja de
herramientas internas grande y fuerte para poder producir dinero en grande todas
las herramientas resultarán inútiles.
El patrón personal del dinero permanecerá con la persona el resto de su vida,
hasta que pueda identificarlo y cambiarlo. El primer elemento de todo cambio es
la conciencia. La auto-observación, analizar los propios pensamientos, miedos,
creencias, hábitos, acciones resulta importante.
La mayoría creemos que nuestra vida va en función de elecciones. Durante un
día corriente tomamos muy pocas decisiones que nos reflejen como somos.
Somos robots que actuamos con nuestro condicionamiento pasado y nuestros
viejos hábitos. Ahí entra la consciencia.
PRNCIPIO DE RIQUEZA
“Ser consciente es observar tus pensamientos y acciones de modo que en el
momento actual puedas vivir eligiendo verdaderamente en lugar de ser dirigido
por las programaciones del pasado.”
Debemos ser capaces de responder adecuadamente a las situaciones
aprovechando las opciones y el talento en lugar de reaccionar erróneamente,
arrastrado por la inseguridad aprendida y el miedo.
La genética puede desempeñar un papel, así como los aspectos espirituales, pero
gran parte de lo que somos proviene de lo que hemos aprendido de otras
personas, por eso hay que liberarse de la cultura aprendida para sustituirla por
otra que sirva de caja de herramientas para trabajar en el alcance de la
prosperidad deseada.
En los cursos que promociona el autor, parten de la filosofía de que todo
pensamiento paga un alquiler, pues tiene en si una inversión o un costo por que
te llevará a la prosperidad o la ruina.
SEGUNDA PARTE
Los Archivos de la Riqueza
17 Formas de pensar y actuar de la gente rica
distintas de las de la gente pobre y clase media
17 formas de pensar y actuar de la gente rica distintas
de las de la gente pobre y de clase media.

Durante la primera parte del libro, el autor se centró en el Proceso de


Manifestación. Este proceso indica que hay un mecanismo de transmisión que
empieza en el pensamiento que luego se traduce en sentimientos y de éstos a
acciones que en última instancia conduce a resultados.
Es importante entender como los pensamientos se traducen en resultados. La
mente es un gran armario archivador. Toda la información se organiza en
carpetas de manera que resulte sencillo encontrarlas en caso de que se necesiten.
Si estás considerando una oportunidad económica, su mente va a los archivos
con la etiqueta “Dinero” y con la información contenida allí decide que hacer.
Tal vez esa decisión sea la correcta, mas no quiere decir que sea la que conduzca
al éxito.
El autor, pone como ejemplo el caso de una dama en éste caso su esposa que
paseando por un centro comercial, ve la cartera verde que combina con unos
zapatos de ese color que se compró recientemente y que además tiene un
descuento del 25%. Su mente le ordena que se lo compren y ella obedece. Toma
el artículo y se dirige a la caja a pagarlo.
La compra es una ganga y mientras espera su turno para pagar va pensando: “Si
bien es cierto que es la cartera que estaba buscando, tengo una deuda de 3.000
US$. Será mejor que no lleve nada”. A ella no se le ocurrió ese razonamiento
porque su archivo personal no tiene una condición que diga: “Si estás endeudada
no compres nada”.
Si en su armario, usted tiene solo pensamientos que no conducen al éxito
económico, todas sus decisiones estarán destinadas al fracaso financiero. Su
forma de pensar lo llevará a la prosperidad y pone el ejemplo de Donald Trump
que su forma de pensar siempre conducirá a la creación de riqueza.
Por eso, resulta necesario que las personas piensen del mismo modo como
piensan los ricos lo que resulta posible. El primer paso para el cambio debe darse
en la conciencia. Los ricos piensan de manera muy distinta al resto de la gente en
todos los aspectos de la vida.
Por esto, en la segunda parte del libro, examinará algunas de éstas diferencias
como parte del reacondicionamiento mental que consiste en la instalación de
diecisiete archivos de riqueza, luego de lo cual podrá identificar cuando esté
pensando como pobre o como clase media para cambiar de manera consciente a
la forma de cómo piensan los ricos.

PRINCIPIOS DE RIQUEZA
“Puedes adoptar las actitudes que contribuirán a su felicidad y prosperidad
desechando aquellas que no contribuyan a esos objetivos.”
El autor empieza advirtiendo en primer lugar que su intención no es afirmar que
las personas que no son ricas son inferiores a los que lo son y no merecen
compasión y para dejar claro sus puntos tomará ejemplos que puedan parecer
extremos.
En segundo lugar, cuando hace la diferencia entre los ricos y el resto se refiere a
su mentalidad; de la manera cómo piensan y actúan y no a la cantidad de dinero
que posean.
En tercer lugar, generalizará “cantidad” entiendo que no todos los ricos y todos
los pobres son como el los describe. El objetivo es asegurarse de que se entiende
y se implementa adecuadamente la idea planteada.
En cuarto lugar, no se referirá a la clase media de forma directa, puesto que su
mentalidad es una mezcla de la de los ricos y la de los pobres. En este caso, su
intención en hacerlos tomar conciencia sobre la escala a la que pertenecen y
hacerlos pensar como los ricos, si el objetivo es crear más riqueza.
En quinto lugar, puede crearse la impresión de que los principios que se ponen
son más hábitos y acciones que modos de pensar. El invita a recordar que las
acciones vienen de los sentimientos que a su vez derivan de los pensamientos,
por lo que toda acción “rica” viene de una forma de pensar “rica”.
Finalmente, el autor conmina a dejar de pensar en hacer lo correcto. es decir, que
deje de hacer las cosas a su manera porqué hacerlo así es lo que lo tiene en esa
situación de la que quiere escapar. Si aún no es rico, ya es hora que vaya
considerando hacerlo todo de una manera distinta. De usted depende.
Los conceptos que vienen a continuación, son sencillos pero profundos
destinados a producir cambios reales para personas reales. Su empresa Peak
Potential Training recibe miles de cartas y correos electrónicos contando como
los archivos de riqueza han transformado a la gente. Si los aprende y utiliza
también lo harán con la suya.
Al final de cada sección encontrará una declaración y un movimiento físico con
el cual anclarla a su cuerpo además de acciones que de ser emprendidas lo
ayudaran a fijar ese archivo de riqueza. La acción debe hacerse a la brevedad de
tal manera que se fije a nivel físico y celular para que empiecen a generar los
cambios.
Somos criaturas de hábitos existiendo dos tipos de ellos los de hacer y los de no
hacer. Todo lo que no estés haciendo ahora mismo son hábitos de no hacer. El
único modo de convertirlo en uno de hacer es empezar a hacerlo.
Leer ayuda, pero hay que pasar al hacer para conseguir un mundo distinto. Si has
decidido cambiar a una vida próspera pruébalo y empieza a realizar las ideas
sugeridas.


Archivo de Riqueza 1

“La gente rica piensa: Yo creo mi vida.


Los pobres piensan: La vida es algo que me sucede”
Para crear riqueza es necesario que se empiece por convencerse que usted está al
volante de su vida financiera, de no ser así; usted tiene una actitud de pobre. La
gente pobre suele gastar mucho dinero jugando a la lotería.
Creen que la riqueza depende de un golpe de suerte que “algún día” les llegará.
La gente rica suele jugar pero por diversión. No se gastan parte de su sueldo en
juegos de azar. La lotería no es su estrategia para crear riqueza.
Es necesario pensar que la misma persona crea su prosperidad o su mediocridad
material. Ya sea consciente o inconscientemente usted sigue siendo usted. La
gente pobre en lugar de tomar el control de su vida, termina asumiendo el papel
de víctima, razón por la que consiguen estar siempre igual.
¿Cómo se reconocen? Por tres pistas
Pista Nº 1 de la víctima: La culpa.
Cuando analizan la razón por la cual no son ricos, señalando a todos con el
índice pero nunca a sí mismos. No es buena idea estar cerca del reparto de
culpas, pues todos recibirán su ración. Culpan a la economía, a el gobierno, a sus
padres y hasta a Dios. Siempre hay alguien a quién culpar.
Pista Nº 2 de la víctima: Las justificaciones.
Cuando no está culpando a alguien razonando su situación rematando: “El
dinero no es importante”. El autor pregunta: ¿Si afirmaras que algún ser querido
no es importante para ti; alguno de ellos quisiera estar contigo? ¿La respuesta es
no? Pues el dinero tampoco.
En sus seminarios muchos se le acercan para decirle que el dinero no es
importante a lo que el responde: ¿Estás en la ruina? La respuesta más común:
“Estoy pasando por apuros económicos, pero…” Esos apuros no son de ahora.
Son de siempre” luego se van a sus asientos entendiendo el daño que esa idea le
ha hecho a su vida y se sientan para empezar la reprogramación.
¿Tendrías una mascota si no fuese importante para ti? ¡No! Entonces si el dinero
no es importante para ti, tampoco vendrá. Si mañana un amigo te dijera: “El
dinero no es importante” ponte una mano en la frente y como si visualizaras le
respondes: No tienes dinero. Si tu amigo te responde: ¿Cómo lo sabes?, usted le
extiende la mano diciéndole: Si quieres saberlo, son 50 US$.
En términos sencillos; quién diga eso es porque no tiene dinero. Los ricos le dan
mucha importancia al dinero. El dinero es importante en la realidad y quién
afirme lo contrario solo está expresando su incapacidad para obtenerlo. El amor
puede mover al mundo, pero no sirve para pagar cuentas.

PRINCIPIO DE RIQUEZA:
“El dinero es extremadamente importante
en las áreas en las que funciona, y extremadamente
poco importante en las que no.”
Pista Nº 3: Las quejas
Quejarse no sirve de nada. Aquello en lo que te centras se expande. Cuando te
quejas, te centras en lo que va mal en tu vida. Según la Ley de la Atracción
“Semejante atrae a semejante”. Cuando te quejas lo que traes a tu vida más
desgracias.
PRINCIPIO DE RIQUEZA:

“Cuando te estas quejando te conviertes en


un imán viviente para la desgracia.”

Los que se quejan suelen tener una vida dura. Cuando todo parece ir mal,
realmente se pondrá peor. Si les sugieres no quejarse, ellos responden: “Claro
que me quejo ¿No ves la porquería de vida que tengo? La respuesta debe ser:
“Tu vida es una porquería debido a tus quejas”. Por eso, es necesario alejarse de
los que se quejan, si resulta imposible usa un paraguas de acero para que la
desgracia que atraen no te alcance.
La energía negativa es infecciosa, sin embargo hay mucha gente que disfruta
andando con los quejosos. ¿Porque? Porque apenas le cuentas alguna
contrariedad ellos ripostarán con una mucho mayor que la tuya y pueden pasar
horas hablando de eso.
Por eso es importante que realice la siguiente tarea que el autor promete que
cambiará sus vidas: Pase siete días sin quejarse. Ni a viva voz, ni mentalmente.
Cerciórese de hacerlo durante los 7 días completos, porque en esos siete días es
posible que sigan llegando “restos de porquería”.
Es asombroso los resultados que suele arrojar éste sencillo ejercicio. En lo
sucesivo, desista de quejarse. Si lo que desea es generar prosperidad y atraer
cosas buenas no puede hacerlo invocando calamidades, por eso es importante
escoger cada palabra, cada pensamiento.
Según el autor; uno de los secretos mejores guardados del mundo es: “No hay
víctimas ricas”. Sus eventuales problemas se reducen a: “Mi yate tiene un
arañazo” y, ¿A quién le importa?

PRINCIPIO DE RIQUEZA:
“No existe ninguna víctima que sea rica!”

Lo único que saca la víctima es atención. Es casi imposible conseguir ser feliz
para alguien que necesite permanentemente de atención. Esa necesidad, hace que
la persona dependa de otros y por esa atención termina complaciendo a todos
buscando aprobación.
Es necesario, disociar la atención del amor. Al lograr esa disociación; será más
próspero, más feliz y alcanzará el amor verdadero. Es el momento de decidir: O
es rico o es víctima, pero ambas cosas al mismo tiempo es imposible
Declaración: “Yo creo el nivel exacto de mi prosperidad económica”
Tócate la cabeza y di: “Tengo una mente millonaria”
Acciones de la mente millonaria:
1.- Cada vez que se sorprenda quejándose pásese el dedo índice por la garganta
como si se estuviera degollando.
2.- Haga un informe. Al final de cada día escriba algún en el que le haya ido bien
y otro en el que le haya ido mal. Luego escriba la respuesta a la siguiente
pregunta: ¿Cómo he creado cada una de estas situaciones? Si hay otras personas
implicadas, pregúntese: ¿Cuál ha sido mi cuota de responsabilidad?
Este ejercicio lo hará sentirse en control de su vida además de hacerle saber que
está haciendo bien y que está haciendo mal.
Bonificaci6n especial: entra en www.millionairemindbook.com y haz dic en
FREE BOOK BONUSES para recibir gratuitamente tus «recordatorios de
acci6n» (en inglés) de la Mente Millonaria.
Archivo de Riqueza 2

“La gente rica juega el juego del dinero para ganar
la gente pobre juega el juego del dinero para no perder”

El autor pregunta cuál sería la probabilidad de ganar si usted tuviese que jugar
un deporte a la defensiva. El mismo responde que son mínimas. Pues, esa es la
manera como la mayoría de la gente asume el juego del dinero ya que su
principal preocupación es la supervivencia y lugar de ser la riqueza.
Ahora pregunta: ¿Cuál es tu meta? La meta de la gente rica es vivir en la
abundancia. La meta de la gente pobre es tener lo suficiente para pagar las
cuentas pendientes y hacerlo puntualmente sería un milagro.
Aquí entra en escena el poder de la intención. Si esperas ganar mucho dinero o
apenas lo suficiente para pagar las cuentas eso es lo que usted obtendrá. La clase
media va un paso más allá, lástima que sea un paso de hormiga. Su meta es su
palabra favorita: Comodidad. Él dice odiar dar la noticia de que hay una gran
diferencia ente estar cómodo y ser rico.
Odio tener que darte la noticia, pero hay una enorme diferencia entre estar
cómodo y ser rico. El autor admite que no siempre supo eso. Él tiene la
experiencia de pasar por esas tres vallas.
Ha estado sin un centavo, sin tener como ponerle gasolina a un carro que ni
siquiera era de su propiedad por lo que se vió obligado a pedir prestado y éste le
fue entregado en cuatro monedas de 25 centavos y esto a su juicio es algo
embarazoso, de hecho recibió una mirada de compasión del joven del surtidor.
Lo recuerda como uno de sus peores momentos económicos de si vida.
Luego pasó al nivel de comodidad. Iba a restaurantes decentes pero pedía lo más
barato del menú. En ese nivel se ve primero la columna de los precios y luego la
de los platos para pedir nuevamente pollo como lo que ha comido en toda la
semana.
No se atreve a mirar la parte inferior de la carta para no encontrarse con las
temidas palabras por la clase media: Precios de mercado. Por mucha curiosidad
que se tenga, jamás preguntará por ese precio. Porque sabe que no podrá pagarlo
y porque no quiere oír ese dato. Una de las mejores cosas de ser rico es no tener
que mirar los precios de la carta.
PRINCIPIO DE RIQUEZA
“Si su meta es estar cómodo lo más probable es que jamás sea rico. Si su meta es
ser rico, lo más probable es que termine siendo inmensamente cómodo.”

Uno de los principios que se enseñan en los programas que el autor promociona
es: “Si aspiras a las estrellas alcanzarás cuando menos la luna”. La gente pobre
ni siquiera aspira al tejado de su casa, y después se pregunta porque no prospera.
Si quiere hacerse rico, su meta no puede ser pagar las facturas o tener lo
suficiente para pedir pollo en un restaurant elegante. Su meta debe ser rico de
verdad.
DECLARACION: Ponga una mano sobre el corazón y diga: Mi meta es
convertirme en millonario y más!
Tócate la cabeza y di: ¡Tengo una mente millonaria!

ACCIONES DE LA MENTE MILLONARIA

1. Anota dos objetivos econ6micos que demuestren tu intención de crear


abundancia, no mediocridad ni pobreza. Escribe metas para tus:
a. Ingresos anuales
b. Fortuna neta
Haz que estas metas sean alcanzables en un tiempo realista, pero al mismo
tiempo acuérdese de «aspirar a las estrellas».
2. Ve a un restaurante de categoría y pide una comida a “precio de mercado” sin
preguntar cuánto cuesta.
P. D.: ¡Nada de pollo!
Archivo de Riqueza 3

“La gente rica se compromete a ser rica.
La gente pobre desea ser rica.”

Si se le pregunta a la gente si desea ser rico, la respuesta inmediata será: “Claro”.


Esta respuesta no es sincera. La mayoría no quiere ser rica, porqué su mente está
llena de archivos que dicen que ser rico no está bien.
En el Seminario Intensivo Mente Millonaria una de las preguntas que se hacen a
la gente es: “¿Cuáles con los aspectos negativos de ser rico?”. Las respuestas
más repetidas son:”¿Y si pierdo todo?”, “No sabré si gusto a la gente por mi
mismo o por mi dinero”, “Todo se me irá en impuestos”. Entre otras tantas.
Todos tenemos una serie de ideas negativas acerca del deseo de ser rico y serlo.
Hay mensajes contradictorios como: Ser rico debe ser muy divertido, pero tendré
que trabajar como un burro. Mientras una parte de usted dice: Podré viajar por
todo el mundo”, la otra dice: “Me envidiarán”
Los mensajes contradictorios parecen inocentes, pero son las principales razones
por las que mucha gente nunca llega a ser rica.
El “poder superior”, es como un departamento de ventas por correo.
Constantemente se reparten acontecimientos y objetos para ti. Usted hace el
pedido enviando mensajes al universo basados en sus creencias.
Según La Ley de la Atracción, el universo hará cuanto sea posible para darle lo
que pides, pero a partir de mensajes contradictorios es difícil para saber lo que
quieres.
Hoy usted le dice al universo que quiere ser rico y el empieza a trabajar en eso
de repente empieza a decir que los ricos son avaros y el empieza a cohibirse de
la acción anterior que había emprendido. La mayoría de la gente no obtiene lo
que quiere porque no está claro en sus deseos.

PRINCIPIO DE RIQUEZA:
La gente rica sabe lo que quiere y están comprometidos con ello.

Los pobres tienen motivos de sobra para no hacerse rico por todos los problemas
que ese status genera. Su mensaje a los demás es confuso. ¿Por qué es confuso?
Porque siempre obtienen lo que quieren subconscientemente, no lo que dicen
que quieren.
Ellos pueden negarlo y responder: “¿Yo quiero pasar apuros?». Si no obtiene la
riqueza que dices desear, es porque, subconscientemente no quieres tenerla y
está dispuesto a hacer lo que haga falta para crearla.
Existen, tres niveles de “Querer”. El primer nivel es “Quiero ser rico”. Eso es
otra forma de decir: «Si me cae como llovido del cielo, lo tomaré». Querer por si
solo sirve de poco y no lleva necesariamente a tener El segundo nivel de querer
es “Elijo ser rico”.
Elegir es una energía fuerte y conlleva a ser responsable de crear tu realidad. El
tercer nivel de querer es “Me comprometo a ser rico”. Significa estar dispuesto a
hacer lo que haga falta durante el tiempo que haga falta. Sin excusas.
Con ésta expresión muchos se sienten poderosos, otros, intimidados. La mayoría
de las personas no se comprometen a ser ricas. Si les preguntas es: “¿Serás rico
en menos de diez años?”, la mayoría dirá: “No” porque la gente no se
compromete en ser rica y es muy probable que no llegue a serlo.
La gente no prospera porqué tiene límites en lo que están dispuestos a hacer, a
arriesgar y a sacrificar así piensen que hacen lo necesario, al profundizar en las
preguntas el autor encuentra que ponen muchos límites sobre lo que están
dispuestos a hacer para triunfar. El lamenta decirlo, pero hacerse rico no es fácil
y quién te diga lo contrario, no tiene idea de lo que dice.
Según la experiencia del autor; hacerse rico requiere enfoque, valor,
conocimientos y pericia, el 100% de tu esfuerzo, no rendirse nunca y la
disposici6n mental de serlo.
PRINCIPIO DE RIQUEZA:
“Si no estás completa, total y verdaderamente
comprometido a crear riqueza, lo mas
probable es que no lo consigas.”

¿Está dispuesto a trabajar dieciséis horas, los siete días de la semana, la mayoría
de tus fines de semana, sacrificar ver a tu familia, a tus amigos, y a tus
actividades recreativas y pasatiempos? ¿Estás dispuesto a arriesgar tiempo,
energía y capital inicial sin garantía de devolución? La gente rica si. Durante un
tiempo, los ricos están dispuestos a hacer todo lo mencionado en el
anteriormente.
Tal vez usted sea afortunado y no le resulte necesario trabajar mucho tiempo ni
sacrificar nada. La gente rica está lo suficientemente comprometida y decidida a
hacer lo que que haga falta. Una vez que te comprometes, el universo hará todo
por apoyarte.
DECLARACIÖN: Pon la mano sobre el coraz6n y di: “Me comprometo a ser
rico».
Tócate la cabeza y di: “tengo una mente millonaria!”

ACCIONES DE LA MENTE MILLONARIA
1. Escribe un párrafo corto explicando porque es importante para ti crear riqueza.
Se concreto.
2. A un amigo o familiar que esté dispuesto a apoyarte le dices que quieres
evocar el poder del compromiso con la finalidad de crear un mayor éxito. Ponte
la mana en el corazón, mira a esa persona a los ojos y repite la siguiente
afirmación:
«Yo, [tu nombre], me comprometo a convertirme
en millonario antes de _ [fecha]».
Pídele a tu amigo que afirme: «Yo creo en ti».
Después di: «Gracias».
P.D.: Para reforzar tu compromiso, te invito a que te comprometas directamente
conmigo en www.millionairemindbook.com, y que luego imprimas tu
compromiso y lo cuelgues en la pared.
P. D: Compara cómo te sientes después de tu compromiso con cómo te sentías
antes de hacerlo. Si experimentas una especie de sensación de libertad, significa
que estás en el camino correcto. Si sientes un cierto matiz de miedo, significa
que vas bien. Si no te molestaste en hacerlo, te encuentras aun en la fase de «no
estar dispuesto a hacer 10 que haga falta» a en la fase de «yo no necesito hacer
ninguna de esas casas raras». En cualquier caso, deja que te recuerde que “Tu
manera de hacer las cosas” te ha traído exactamente al lugar donde estás ahora
mismo.
Archivo de Riqueza 4

La gente rica piensa en grande.


La gente pobre piensa en pequeño.

El autor relata que en una oportunidad invitaron a impartir uno de sus seminarios
a alguien que, en tres años, pasó de tener una fortuna de 250.000 dólares a más
de 600 millones. Cuando se le preguntó el secreto, dijo: “Todo cambió en el
instante en que comencé a pensar en grande”. Según la Ley de Ingresos.

PRINCIPIO DE RIQUEZA:
La Ley de Ingresos: «Se te pagara en proporci6n
directa al valor de lo que das, según el mercado».

La palabra clave aquí es valor. Hay cuatro factores que determinan tu valor en el
mercado: oferta, demanda, calidad y cantidad. Según la experiencia del autor, el
mayor reto para la mayoría es la cantidad.
Dicho factor significa ¿Cuál es el valor que entregas al mercado? Otra forma de
decirlo es: ¿A cuanta gente sirves? En su negocio, continúa el autor, por ejemplo,
hay formadores que prefieren enseñar a grupos de veinte personas, mientras
otros se sienten mejor can cien asistentes, a otros les gusta tener una audiencia
de quinientas personas y otros a los que les encantan las audiencias de entre mil
y cinco mil individuos.
¿Hay diferencia entre los ingresos de estos formadores? ¡si! ¿Hay diferencia de
ingresos entre alguien que supervisa diez personas y alguien que lo hace con
diez mil? ¡Si! El autor posee una cadena de tiendas de fitness, su intención
inicial era tener cien tiendas sirviendo a varios miles de personas.
Su competidor, empezó seis meses luego que él se fijó el objetivo de tener una
tienda que funcionase bien. El autor se hizo rico, su competidor vive
decentemente. ¿Quieres vivir en grande o en pequeño? Usted elige. Muchos
eligen quedarse en pequeño por temor al éxito.
La gente elige quedarse en pequeño por ser un reflejo de su personalidad. Se
siente pequeña, piensa que no es capaz de influir en otras personas. El autor
sugiere vivir en función de la misión de estar en el mundo, pide que intente
agregar una pieza más al rompecabezas del mundo.
Mucha gente se estanca en su ego y todo gira en torno al yo, yo y más yo.
Hacerte rico significa añadir valor añadido a la vida de los demás. Uno de los
más grandes inventores de nuestro tiempo, Buckminster Fuller, dijo: «La
finalidad de nuestra vida es añadir valor a la gente de esta generación y de las
siguientes».
Todos vienen con talentos naturales, con dones que le fueron dados por algo:
Para ser usados y compartidos con los demás. Los estudios muestran que las
personas felices son las que utilizan plenamente su talento. Una de las misiones
en la vida debe ser compartir dones y valor con la mayor cantidad de gente
posible.
¿Qué es un empresario? Según la definición que usa el autor en sus seminarios
es: “La persona que soluciona problemas a la gente obteniendo por ella una
ganancia». ¿Prefiere solucionar problemas a mucha o a poca gente?
Si respondes a mas, indica que debes pensar en grande y ayudar a muchas más
personas: miles, millones. La consecuencia de ellos será que mientras a más
gente ayudes serás mental, emocional, espiritual y económicamente más rico.
Todas las personas vienen al planeta con una misión. A Richard Bach, en su libro
Juan Salvador Gaviota, se le pregunta: “Como sabré que terminé mi misi6n?”.
¿La respuesta?: “Cuando dejes de respirar”.
El autor ha observado que hay mucha gente sin realizar su cometido, sin cumplir
con su dharma, como se diría en sanscrito. Demasiadas personas jugando a un
nivel microscópico, y demasiada gente que deja que su yo egocéntrico, basado
en el miedo, lo rija.
Somos demasiados los que no estamos viviendo a nuestra plena capacidad, tanto
de nuestra propia vida como de nuestro aporte a los demás. Un inversor
inmobiliario compra propiedades para rentarlas y tener dinero. ¿Cuál es tu
misión? ¿Cómo ayudas? posiblemente usted suma valor a su comunidad
ayudando a familias a encontrar una casa que pueda pagar y que de otra manera
no podrían encontrar.
Ahora la pregunta es: ¿A cuántas personas puede ayudar? ¿Puedes ayudar a diez,
a veinte, a cien? A esto es que el autor se refiere a jugar en grande. El mundo
necesita más personas que jueguen a ser grandes. Llegó el momento de necesitar
menos y liderar más. Es momento de compartir tus dones dejando de fingir que
no existen.
Los pensamientos y las acciones mini llevan a arruinarse y a sentirse
insatisfecho. Los pensamientos y las acciones maxi llevan tanto a tener dinero
como significado. ¡Elige!
DECLARACIÖN: Ponga la mano sobre su corazón y diga: “¡Pienso en grande!
¡Elijo ayudar a miles y miles de personas!”
Tocate la cabeza y di:” ¡Tengo una mente millonaria!”.

ACCIONES DE LA MENTE MILLONARIA


1. Anota los que creas que son tus “talentos naturales”. Se trata de cosas que
siempre se te hayan dado bien por naturaleza. Escribe también como y donde
puedes utilizar mayor cantidad de estos dones en tu vida; especialmente, en tu
vida laboral.
2. Anota con un grupo de gente como puedes solucionar los problemas a diez
veces más personas de las que ahora abarcas en tu empleo 0 negocio. Debes dar
al menos con tres estrategias distintas.
Archivo de Riqueza 5

“La gente rica se centra en las oportunidades.


La gente pobre se centra en los obstáculos.”

Los ricos ven crecimiento potencial. Los pobres, pérdida potencial. Los ricos ven
recompensas. Los pobres, riesgos. Hablando de su perspectiva del mundo ¿El
vaso está vacío o lleno? La gente pobre decide en base al miedo. Su mente
analiza que no va bien y que podría ir mal de cualquier situación.
Su principal disposición mental es que el negocio no va a funcionar. La clase
media es algo más optimista, su disposición es “yo espero que esto funcione”.
Los ricos, dicen “Funcionará porque yo haré que funcione”. Tienen confianza en
sus capacidades y creatividad y creen que si las circunstancias fueran
desfavorables, encontrarán otro modo de tener éxito.
Cuanto mayor es la recompensa, mayor es el riesgo. Ven oportunidades y están
dispuestos a arriesgar. Creen que, si las cosas no salen del bien, podrán recuperar
su dinero. Los pobres, esperan el fracaso. Carecen de confianza en sí mismos y
en sus capacidades.
Piensan que si las cosas no saliesen bien sería terrible, ven obstáculos, no están
dispuestos a arriesgar. Y si no hay riesgo no hay recompensa. La gente rica
asume riesgos con base. Esto significa que investigan y averiguan lo que tienen
que averiguar y toman decisiones basándose en información y en hechos en el
menor tiempo posible, y después deciden si meterse en el asunto 0 no.
Los pobres afirman que están preparándose para cuando llegue la oportunidad y
se andan con rodeos llenos de miedo, semanas, meses, años y para entonces la
oportunidad desaparece. Dicen “Me estaba preparando” y mientras estaban en
eso, el rico entró y ganó otra fortuna.
Hay un elemento que mucha gente denomina suerte asociado con el hecho de
hacer dinero o prosperar en cualquier cosa. En el fútbol americano, el jugador
del equipo contrario que llega dando tumbos a pisar tu propia línea cuando
queda menos de un minuto para acabar el partido, permitiendo que gane su
equipo.
En el golf la bola loca que da contra un árbol fuera de los límites y rebota en el
césped, a centímetros del agujero. En los negocios, ¿Cuántas veces has oído
hablar de un tipo que gasta dinero en un lejano trozo de tierra y diez años
después algún grupo de empresas decide construir allí un centro comercial 0 un
edificio de oficinas? Por lo que el inversor se hace rico.
¿Fue una jugada brillante o solo suerte? El autor que ambas cosas. El tema es:
¿Cómo puedes tener suerte sin tomar ninguna acción? Y cuando la tomas, un
poder superior que usted puede llamar como quiera lo apoyará. Otra clave es
centrarse en lo que quiere como los ricos y no como los pobres se centran en lo
que no quiere, como los ricos se centran en las oportunidades; éstas abundan
para ellos mientras los pobres se centran en los obstáculos.
El autor no dice que no existan los problemas, solo que deben manejarse en la
medida que vayan apareciendo, pero manteniendo la meta. La vida no debe
transcurrir apagando fuegos.
El tiempo, energía mental y física deben emplearse en avanzar. Si quiere ser rico,
enfócate en conservar e invertir. Si quiere ser pobre, céntrese en gastar el dinero.
Lea mil libros, asista a cien cursos sobre éxito y prosperidad, pero todo se reduce
a lo que reza la ley de la atracción: “Aquello en lo que te centras se expande”.
La gente rica comprende que no puede tener la información completa. En uno de
sus programas llamados La Formación del Guerrero Ilustrado se prepara a los
participantes para acceder a su poder interior rápidamente. ¿Cuál es el
procedimiento?
Prepararse bien en el menor tiempo posible para pasar a la acción e ir
corrigiendo en el camino. Siempre hay y habrá imponderables, es imposible
protegerse de ellas. La vida no se mueve en líneas rectas.
Si usted va en una carretera, ésta tiene curvas y seguirás viendo curvas en la
medida que vaya avanzan. Si no las pasa, no sabrá lo que viene a continuación,
es lo que el autor llama lanzarse al ruedo.
Pone como ejemplo el interés que tenía en abrir una cafetería-pastelería en Fort
Lauderdale, Florida. Estudió ubicación, equipamiento, tipos de pasteles, helados
y cafés disponibles, pero descubrió que si quería mantenerse en el negocio tenía
que meterse en el y entró en el ruedo consiguiendo un empleo en ese campo,
luego de unos días de asistir regularmente a su empleo, preguntar y aprender
obtuvo una porción de torta y un ascenso de su modesto puesto a cajero,
generosa oferta que rechazó por dos razones: No sería mucho lo que aprendería
sentado tras la caja y sentía que había aprendido lo suficiente además de haber
hecho los contactos como para poner a funcionar el negocio. Una vez terminada
su experiencia laboral en la pastelería, el pastelero lo llamó para hacerle saber de
la existencia de una máquina de preparación física conocidas como “Botas de
inversión” y conocer si estaba interesado en verlas. Las vio y les parecieron que
tenían potencial comercial por lo que las empezó a vender a tiendas de material
deportivo, en el tour de ventas concluyó que el material de preparación física era
un espanto, percibió una oportunidad, empezó a abrir tiendas al detal de fitness
en Estados Unidos y conseguir su primer millón.
Es cuestión de echarse al ruedo, una vez dentro se podrán tomar decisiones,
hacer correcciones e ir ajustando las velas. Los pobres no confían en sus
capacidades, no mueven un dedo mientras los ricos pasan a la acción y ganan.
Declaraciones: pon una mano en el corazón y di
“Me centro en las oportunidades por encima de los obstáculos”
“¡Me preparo, disparo, apunto!”.
Tocate la cabeza y di: “Tengo una mente millonaria”

ACCIONES DE LA MENTE MILLONARIA.


1.- Entra en el juego. Piensa en un proyecto que hayas querido poner en marcha
y olvida cualquier cosa que estés esperando. Comienza desde donde estés y con
lo que tengas. De ser posible hazlo mientras estés trabajando para otra persona
para aprender cómo funciona todo. Si ya estás enterado, basta de excusas. ¡A por
ello!
2.- Practica el optimismo: Reformula como una oportunidad un problema.
3.- Céntrate en lo que tienes y no en lo que no tienes. Haga una lista de diez
cosas por las que debes estar agradecido, léela en voz alta cada mañana y por 30
días.
Archivo de Riqueza 6

“La gente rica admira a otra gente rica y próspera,


A la gente pobre, le molesta la gente rica y próspera”.

Los pobres miran el éxito de otros con resentimiento, lo critican. Si su visión de


la gente rica no es buena y quiere ser una buena persona, nunca será rico. No es
posible ser lo que se odia, pensar que ellos lo tienen todo porqué se lo han
quitado a usted, es caer en el discurso de la víctima.
El autor cuenta una anécdota relacionada con su experiencia personal. Recuerda
que cuando era pobre y andaba en un carro modesto, muchos le cedían el paso en
el tráfico, al hacerse rico se compró un Jaguar y el resto de los conductores le
cerraban el paso y hasta le arrojaban objetos. Todo porqué tenía un carro nuevo y
lujoso.
Luego, relata que viendo la TV una entrevista que Oprah Winfrey le hacía a la
actriz Halle Berry, ésta última le contaba que había conseguido en contrato de 20
millones de US$ que realmente a ella no le importaba el dinero. El Sr. Harv.
Escuchó y sorna empezó a comentar dentro de sí: “Si, claro” poniendo en duda
la declaración de la artista.
Tras reflexionar brevemente cayó en cuenta que estaba con la actitud que
siempre criticó y que lejos de criticarla debía aplaudirla por haber conseguido
ese contrato porqué lo que el pensara no influye en la riqueza de la Sra. Berry,
pero si en la suya al enviarse mensajes negativos que no contribuyen a su
prosperidad.
Los pensamientos por sí solos, no son buenos, ni malos; pero al entrar en tu vida
pueden influir en su felicidad. No es necesario ser perfecto para hacerse ricos,
más si es necesario identificar aquellas formas de pensar que no resultan
estimulantes.
Mientras más estudie éste libro y asista al seminario mente millonaria más
rápido verá los resultados.
Pruébate algunas de estas características, a ver cómo te quedan: positivo, fiable,
centrado, decidido, persistente, trabajador, enérgico, bueno con los demás,
comunicador competente, medianamente inteligente y experto en, al menos, un
área 0 un tema concreto.
Cuando el autor se mudó a vivir a un vecindario elegante de San Diego, se sintió
inquieto porque no conocía a nadie y temía no encajar con esos vecinos que
anticipaba que eran prepotentes y superficiales. Sin embargo; sus hijos de siete y
cinco años salieron una tarde e hicieron un montón de amigos.
En una ocasión, fue a llevar a los niños a jugar en casa de unos vecinos. Luego
de tocar la imponente puerta de seis metros de altura, le abrió una dama
sonriente y cordial que lo invitó a pasar para que tomara un refrigerio, el marido
de la dama lo invitó a una parrilla que tendrían en el patio de su casa en la noche
de ese día, lo invitó al club de golf.
El Sr.Harv y su esposa atendieron la invitación, los anfitriones los presentaron al
resto de la concurrencia y se encontró con personas sonrientes, sociables,
amables. Lo contrario a los que había imaginado.
En la reunión, se recolectaron fondos para una campaña benéfica, conoció a un
cotizado cirujano que cobraba entre 5 y 10 mil dólares por intervención, las
cuales ejecutaba entre 8 y 10 diarias, tomando en cuenta se tomaba un día a la
semana para operar gratis a quiénes no tenían la posibilidad de costearse una
operación de ese tipo.
A partir de ese día, cambió absolutamente la percepción que tenía de los ricos.
Tener prejuicios acerca del modo de ser de los ricos es una forma de permanecer
en la ruina, por eso el autor sugiere practicar la admiración por las personas
acaudaladas, sugiere que practique la bendición y el amor hacia ellos.
Así inconscientemente sabrás que cuando te hagas rico, muchas personas lo
admirarán, bendecirán y amarán en lugar de sentir emociones negativas hacia
ellos.

PRINCIPIO DE RIQUEZA.
La sabiduría Huna, pide bendecir todo aquello que deseas tener.

DECLARACIONES:
Ponga una mano sobre su corazón y diga:
«iAdmiro a la gente rica!».«¡Bendigo a la gente rica!».«¡Amo a la gente rica!».
«¡Y Yo tambien voy a ser una de esas personas ricas!».
Tócate 1a cabeza y di:
«¡Tengo una mente millonaria!»

ACCIONES DE LA MENTE MILLONARIA


1. Practica la filosofía Huna de “Bendice aquello que quieras”. Date una vuelta
en coche 0 compra revistas, mira casas bonitas, coches lujosos y lee sobre
negocios prósperos. Bendice lo que te guste de todo lo que leas, y también a
quienes lo posean
2. Escribe y envía una carta breve 0 un correo electrónico a alguien de quien
sepas (no tienes por qué conocerle personalmente) que es sumamente prospero
en cualquier terreno, diciéndole cuanto le admiras y le honras por sus logros.
Archivo de Riqueza 7

“La gente rica se relaciona con personas positivas y prosperas.
La gente pobre se relaciona con personas negativas y sin éxito.”

Los que tienen éxito se motivan admirando a las personas prósperas. Los
modelos de referencia son una forma de aprender, además agradecen que hayan
alcanzado sus objetivos de prosperidad porque así les mostraron el camino hacia
la riqueza.
Los pobres cuando oyen las historias de éxito las cuestionan, se burlan y sacan a
colación alguna leyenda negra alrededor del personaje. El autor dice que cuando
conoce una persona rica, busca la manera de acercarse a ella para conocerla y
hacerse su amigo personal. La energía positiva es contagiosa.
Un día una dama le preguntó: Si soy positiva y mi marido no: ¿Qué puedo
hacer? La respuesta que le dio fue: No te molestes en tratar de que tu marido
cambie.
Lo que te corresponde es utilizar lo que has aprendido para mejorar. Sé un
modelo de referencia de prosperidad y felicidad para convertirte en un ser de luz
y si ellos te preguntan por tu secreto compártalo con ellos. Ten presente que todo
sucede por una razón y esa razón está ahí para ayudarlo.
Las personas negativas están ahí como una prueba, si puedes mantener tu
espíritu a pesar de estar rodeada de personas negativas te harás indestructible. El
autor sugiere enmarcar la negatividad como un ejemplo de lo que no debemos
ser sin condenarlos ni despreciarlos por ser así. Hacer otra cosa sería ponerse a
su nivel y decidir por una vida pobre.
Según la experiencia del autor, la gente rica no se inscribe en un club de campo,
solo para jugar golf. Lo hace para juntarse con otras personas ricas, por lo que
debemos procurar relacionarnos con personas positivas y prósperas además de
retirarnos de situaciones tóxicas. De estas, solo salen chismes y malas
vibraciones.
Hay una anécdota ocurrida a Perdita Felicien durante los Juegos Olímpicos del
2004, para entonces campeona mundial de los 100 metros con vallas para damas.
En la final, chocó con la primera valla y se cayó. Muy enojada por no terminar la
carrera declaró en una rueda de prensa: “No sé cómo ocurrió, pero ocurrió y voy
a usarlo para centrarme más, trabajar más durante los próximos 4 años. De haber
ganado, tal vez hubiese perdido la motivación. Hoy tengo más ganas que nunca”.
La gente rica anda con ganadores, los pobres con perdedores por una cuestión de
comodidad. Los pobres se sienten rechazados y como que no pertenecieran a la
misma raza de los ricos. Si quieres ser rico, debes creer que cada centímetro de ti
es tan bueno como el de cualquier millonario.
Cuando alguien se le acerca al Sr. Harv en sus seminarios le preguntan si pueden
tocarlo, el responde: “Yo no soy mejor que tú y mientras no entiendas eso te
quedarás en la ruina para siempre”. En lugar de burlarse de los ricos, estúdialos y
tenlos como modelos a imitar

DECLARACIONES: Ponga una mana sobre el corazón y diga:


«Imito a la gente rica y prospera».
«Me relaciono con gente rica y prospera».
«Si ellos pueden yo puedo».
Tócate la cabeza y di:
«Tengo una mente millonaria»

ACCIONES DE LA MENTE MILLONARIA


1. Vaya al Internet y lea una biografía de alguien que sea 0 fuese
extremadamente rico y pr6spero. Warren Buffett, Jack Welch, Bill Gates y Ted
Turner son unos cuantos buenos ejemplos. Utiliza su historia para aprender
estrategias de éxito y copiar su disposición mental.
2. Apúntese a un club de alta gama. Tenis, salud, negocios, golf. Mézclese con
gente rica en un entorno rico. 0 si no puedes apuntarte a un club de esos, te en el
hotel con más clase de tu ciudad. Observa a los clientes, fíjese en que no son
distintos a usted.
3. Identifica una situación 0 a una persona negativa en tu vida. Retírese de esa
situación 0 de esa relación. Si se trata de alguien de la familia, opta por estar
menos tiempo en su compañía.
4. Deje de ver «talk shows» y manténgase alejado de las malas noticias.
Archivo de Riqueza 8

“La gente rica está dispuesta a promocionarse ella misma


La gente pobre piensa de forma negativa en lo referente
a la venta y la promoción.”

El autor refiere que su compañía, Peak Potentials Training, mas de una docena
de programas. Durante el seminario Mente Millonaria Intensivo hace una
mención de algunos de los cursos disponibles y ofrecen a los participantes tarifas
y bonificaciones especiales.
La gente queda entusiasmada. Aprecian el hecho de oír de que tratan los otros
cursos y recibir un precio especial. Otras no se entusiasman tanto: les molestan
las promociones, así los beneficien. Si tu actitud es parecida es un síntoma que
debes advertir.
Sentir contrariedad ante una promoción constituye uno gran obstáculo para el
éxito. Las personas que padecen éste mal suele ser pobre. ¿Cómo puedes crear
ingresos en tu negocio 0 como representante de uno si no quieres dar a conocer
tu existencia 0 la de tu producto 0 servicio? Incluso como empleado, si no estás
dispuesto a promocionar tus virtudes, alguien que si lo esté lo verá por encima
de usted en el escalafón de la empresa.
Hay varias razones por las que esto ocurre: En primer lugar, posiblemente tuvo
una mala experiencia con personas que se promocionaron a sus expensas de
forma indebida; se sintió víctima de una venta agresiva.
En segundo lugar, es posible que haya vivido una experiencia desagradable al
tratar de vender algo a alguien y ser rechazado por esa persona. En tercer lugar,
tu problema podría proceder de la programación de tus padres. A muchos de
nosotros se nos dijo que es de mala educación «ensalzar lo propio».
Los ricos están dispuestos a ensalzar sus virtudes que tenga a bien escucharlos y
harán negocios con ellos. Finalmente, hay personas que por arrogantes sienten
que lo referente a promoci6n está por debajo de ellas. La verdad es que el
mercado está abarrotado de productos y si los suyos puedan ser los mejores
nadie lo sabrá.
Los ricos casi siempre son excelentes promotores. Pueden y están dispuestos a
promocionar sus productos, sus servicios y sus ideas con pasión y entusiasmo.
Robert Kiyosaki, autor del superventas Padre rico, padre pobre, señala que toda
empresa, incluida la de escribir libros, depende de la venta.
Las personas ricas son, líderes, y los líderes son grandes promotores. Para ser un
líder tienes que ser experto en vender, inspirar y motivar a la gente para que se
haga participe de tu visión para que estas sean puestas en práctica. Resumiendo,
cualquier líder que no pueda 0 no quiera promoción no será líder durante mucho
tiempo, ya sea en política, negocios, deportes 0 incluso como padre o madre.
PRINCIPIO DE RIQUEZA:
“¡Los lideres ganan una barbaridad
de dinero más que los seguidores!”

¿Crees de verdad en tu valía? ¿Crees de verdad en el producto 0 servicio que
estas ofreciendo? ¿Crees de verdad que lo que tienes resultara de provecho a
quienquiera que sepa de su existencia?
Suponga que tuviese una cura para la artritis y te encontraras a alguien que
estuviese sufriendo de esa enfermedad: ¿Se lo ocultarías? La gente que tiene
problemas con la promoción no cree del todo en su producto ni en sí mismo.
Si crees que lo que ofreces puede ayudar a la gente, es tu deber hacer que todos
se enteren, De este modo no solo ayudas a la gente: ¡te haces rico!
DECLARACIÓN: Ponga una mano sobre su corazón y diga: «Promociono mi
valía con pasión y entusiasmo».
Tóquese la cabeza y diga: «Tengo una mente millonaria!».

ACCIONES DE LA MENTE MILLONARIA
1. Puntúe del 1 al 10 el producto que ofrece (0 que estás planeando ofrecer) en
términos de cuanto crees en su valor (el 1 es el más bajo y 10 el más alto). Si el
resultado de tu puntuación está entre 7 y 9, haga las modificaciones oportunas a
tu producto 0 servicio para aumentar su valor. Si es 6 0 menos de 6, deja de
ofrecer ese producto 0 servicio y empieza a representar algo en 10 que
verdaderamente creas.
2. Lea libros, escuche audios y CDs, asiste a cursos sobre mercadotecnia y
ventas. Hazte experto en estos dos campos con el objetivo promocionar tu valor
con éxito y con el cien por cien de integridad.
Archivo de Riqueza 9

La gente rica es más grande que sus problemas.
La gente pobre es más pequeña que sus problemas.

Hacerse rico es un viaje lleno de curvas y obstáculos y por eso la mayoría de la
gente no lo toma. La gente no quiere problemas. Los pobres harán cualquier cosa
para evitar problemas. Ven un reto y huyen. La irónico evitando problemas
consiguen el mayor problema de todos: Sin dinero y amargados.

PRINCIPIO DE RIQUEZA:
“El secreto del éxito no es tratar de evitar los
problemas ni deshacerte de ellos; tampoco acobardarte
ante ellos. El secreto es hacerte más grande que cualquier problema.”

En una escala del 1 al 10, en la que el 1 es el más bajo, imagínate que eres una
persona con carácter y con actitud de nivel 2 con problema de nivel 5. ¿Cómo te
parecería ese problema, grande 0 pequeño? Sin duda, parecería un gran
problema. Ahora imagina que creciste eres una persona de nivel 8, con el mismo
problema de nivel 5, ¿Sería un problema grande 0 pequeño? Ahora un problema
idéntico al anterior ahora es un “pequeño problema”.
Imagina que trabajaste tanto en ti y eres alguien de nivel 10, ¿Este problema de
nivel 5 es grande o pequeño? La respuesta es que ni siquiera puede ser llamado
problema. Es un incidente que puedes manejar.
Seas rico o pobre, grande o pequeño los problemas estarán ahí. El tamaño del
problema no es importante si usted es más grande que él. Si tiene un gran
problema en su vida es porqué usted no ha crecido lo suficiente.
Si quiere un cambio permanente, deje de centrarse en el tamaño del problema y
enfóquese en el suyo.
PRINCIPIO DE RIQUEZA:
“Si tienes un gran problema en tu vida,
significa que ¡estas siendo
una persona pequeña!”

El autor en sus seminarios sugiere que cuando se sienta como si tuviese un gran
problema, señálese a sí mismo y grite: “¡Pequeño yo, pequeño yo, pequeño yo!”.
Eso le despertará y dirigirá de nuevo su atención hacia donde corresponde: Usted
mismo.
Después, desde “yo superior”, haga una inspiración profunda y decida ahora ser
una persona más grande que no permitirá que ningún problema lo saque su
prosperidad.
Cuanto más grandes sean los problemas que puedas resolver, mayor será el
negocio que podrás manejar; cuanto mayor sea la responsabilidad que puedas
asumir, a más empleados podrás dirigir; cuantos más clientes tengas, más dinero
podrás manejar y, en última instancia, más riqueza podrás administrar. El autor
reconoce que perdió el primer millón de dólares que ganó, muy rápido porque no
había crecido lo suficiente, le faltaban herramientas a su caja.
Gracias a los principios de la mente millonaria se reprogramó, logró recuperar el
millón, producir unos cuantos más y hasta ahora no han dejado de crecer.
Imagínese un contenedor. Si es pequeño, no podrá contener la cantidad de dinero
que va a producir por lo que éste se rebosará y lo perderá. Si es grande,
producirá el dinero y no lo perderá porque es capaz de almacenar todo lo que
produzca.
Las personas ricas se orientan hacia las soluciones; emplean su tiempo y su
energía en resolver problemas. La gente pobre está orientada hacia los
problemas, ni hacen nada para asegurarse de que no vuelva a suceder.
Los ricos son guerreros económicos. En nuestro Campo de Entrenamiento del
Guerrero Ilustrado, definimos guerrero como “Aquel que se conquista a sí
mismo”. El resultado final es que, si te conviertes en un experto en manejar
problemas y superar cualquier obstáculo nada le impedirá
DECLARACIONES: Ponga una mano sobre su corazón y diga:
«Yo soy más grande que cualquier problema».
«Puedo manejar cualquier problema».
Tóquese la cabeza y diga: «¡tengo una mente millonaria!».

ACCIONES DE LA MENTE MILLONARIA


1. Si se sientes a disgusto por un «gran» problema, señálese a sí mismo y diga:
«¡Pequeño yo, pequeñ0 yo!». Luego haga una inspiración profunda y dígase a
usted mismo: «Puedo manejar esto. Yo soy más grande que cualquier problema».
2. Describa por escrito un problema que esté teniendo en su vida. A
continuación, enumere diez acciones que pueda tomar para resolver 0 para
mejorar la situación. Pasará de pensar en el problema a pensar en la solución. Es
muy probable que lo solucione. Segundo, se sentirá mucho mejor.
Archivo de Riqueza 10

Los ricos son excelentes receptores.


Los pobres son malos receptores.

¿Por qué la mayoría de la gente no alcanza su pleno potencial económico?


Porque la mayoría de la gente es mala “receptoras”. Pueden ser buenas dando,
pero en lo que a recibir se refiere dejan mucho que desear. ¿Por qué son malas
recibiendo? En primer lugar, se sienten indignas 0 no merecedoras. ¿De dónde
procede esta baja autoestima?
Por su condicionamiento. De tanto oír “Lo estás haciendo mal”, “Eres estúpido”;
es decirnos que no somos buenos y se refuerza con el castigo que solíamos
recibir por no llenar las expectativas de nuestros mayores, pero como adultos,
eso está “superado”.
Pues no, el castigo está tan arraigado que al no tener a quién castigar el niño
castigado de ayer se convierte en el adulto que se autocastiga
subconscientemente.
Cuando eran niños el castigo les venía en la modalidad: “Te has portado mal. No
hay caramelos”. Hoy adopta la forma “Te has portado mal. No hay dinero”. Por
eso, hay personas que limitan sus ganancias y otras sabotean
subconscientemente su prosperidad.
Un solo error y está condenado a llevar la carga de pobreza para siempre. La
mente condicionada es una carpeta de archivos llena de programación pasada.
He aquí algo que enseña el autor en sus seminarios y que podrían hacerle sentir
mejor que es estar convencido del valor propio no es necesario para hacer
fortuna.
Hacerse rico para demostrar lo mucho que vale no necesariamente le hace más
feliz, así como la ausencia de méritos tampoco le impedirá ser rico. Reconocer lo
valioso que usted es o no es no es otra cosa que una historia inventada. Las cosas
tienen el valor que nosotros le damos.

PRINCIPIO DE RIQUEZA:
“Si tú dices que eres valioso, lo eres. Si dices que
no eres valioso, no lo eres. De cualquier modo,
vivirás dentro de tu propia historia.”

¿Por qué la gente se hace esto a si misma? Es parte de la naturaleza de la mente
humana, para protegerse de lo malo que éste por venir. Una ardilla no se
preocupa por eso. Se imaginas una ardilla que diga “Este año no recolectaré
nueces para el invierno porque no valgo nada” solo lo hace el ser más
evolucionado del planeta, el hombre.
“Si un roble de treinta metros de altura pensara como un hombre, solamente
crecería tres metros». Su sugerencia es: Como resulta más fácil cambiar la
historia que el obstáculo, modifica la primera. Es más rápido y barato.
Invéntese una historia nueva y mucho más productiva, solo para hacerlo sentir
mejor, sigamos y el autor hará por usted lo que suele hacer con los participantes
en el Seminario Intensivo Mente Millonaria: yo personalmente te ungiré.

PRINCIPIO DE RIQUEZA:
«Si un roble de treinta metros de altura
tuviese la mente de un ser humano,
¡solamente crecería hasta una altura de tres metros!».
T. Harv Eker

Es una ceremonia especial. Así elimine cualquier distracción y deje lo que esté
haciendo. Hínquese sobre una rodilla, por favor e incline la cabeza
respetuosamente:
“POR EL PODER QUE SE ME HA CONFERIDO, YO TE UNJO COMO
"PERSONA MUY VALIOSA" A PARTIR DE ESTE MOMENTO Y PARA
SIEMPRE JAMAS!»

¡Listo! Levántese y mantenga la cabeza en alto porque ya es digno y valioso. ¡Ya


no tiene por qué dedicar ni un minuto más a pensar si es «valioso» 0 «no
valioso» y a emprender las acciones necesarias para hacerse rico!.
La segunda razón fundamental por la que a la mayoría de la gente le supone un
problema recibir es porque siguen el principio: “Es mejor dar que recibir”. El
autor dice al respecto: “¡Vaya estupidez!” La idea es absurda. Dar y recibir son
dos caras de la misma moneda. Quien quiera que decidiese que es mejor dar que
recibir, tiene un escaso dominio de las matemáticas.
PRINCIPIO DE RIQUEZA:
“Por cada uno que da debe haber uno que recibe,
y por cada uno que recibe debe haber uno que da.”

Dar y el recibir deben igualarse siempre mutuamente, han de ser también iguales
en importancia. Además, ¿Qué sensación produce dar? Produce una sensaci6n
maravi110sa y de plenitud. ¿Cómo te sientes cuando quieres dar y la otra
persona no está dispuesta a recibir? Una sensación terrible.
Grabe esto en su mente: Si no está dispuesto a recibir, está «arrancando de
usted» a quienes quieren darle. Está negándole el gozo que proviene de dar y,
por tanto, se sienten fatal.
¿Por qué? Porque todo es energía, y cuando quieres dar pero no puedes, esa
energía no consigue expresarse y se estanca en ti. ¡Para empeorar las cosas,
cuando no estás dispuesto a recibir plenamente le está diciendo al universo que
no le dé!
Esa es una de las razones por las que los ricos se hacen más ricos y los pobres,
más pobres: Están dispuestos a recibir mientras la mayoría de la gente pobre no
lo está. Lo que ocurre es esto: si alguien no está dispuesto a recibir la parte que
le corresponde, esta irá a parar a quienquiera que lo esté.
En el Seminario Mente Millonaria, el autor enseña a la gente una oración
especial de su inspiración:

“Universo: Si hay algo grande y bueno que esté llegando a


alguien que no se halle dispuesto a tomarlo, ¡Mándamelo
a mí! Yo estoy abierto y dispuesto a recibir todas tus
bendiciones.
Gracias”.

El hace que todos los asistentes lo repitan esto y se emocionan porque hallarse
dispuesto a recibir es una sensación increíble. Decir lo contrario es una historia
que no te sirve ni a ti ni a nadie.
La gente rica trabaja mucho y cree que es perfectamente apropiado ser bien
recompensada por sus esfuerzos y por el valor que aporta a los demás. La gente
pobre trabaja mucho, pero, debido a sus sentimientos de falta de mérito, cree que
no es apropiado que sea bien recompensada por sus esfuerzos y el valor que
aporta. Hay muchos pobres que realmente creen que son mejores personas por
ser pobres.
Esto me lleva a una cuestión importante: si posee los medios para tener mucho
dinero, póngase manos a la obra. Hágase muy rico y ayude a la gente que no
tiene la oportunidad que usted tuvo. Por supuesto, alguien dirá: «El dinero me
cambiará. Si me hago rico, podría convertirme en alguien mezquino y avaro».
En primer lugar, los únicos que dicen eso son los pobres. Es otra justificación
para su fracaso, y proviene de una de las malas hierbas de su jardín financiero.
En segundo lugar, es necesario que pongamos las cosas en su sitio. El dinero
únicamente potenciará los rasgos de su carácter si eres mezquino, te ofrecen la
oportunidad de serlo más; si eres amable, te dará la oportunidad de ser más
amable; si en el fondo eres un estúpido, con dinero puedes serlo aún más; si eres
generoso, tener más dinero te permitirá, simplemente, ser todavía más generoso.

PRINCIPIO DE RIQUEZA:
“El dinero únicamente potenciara
los rasgos de tu carácter.”

¿Cómo convertirse en un buen receptor? En primer lugar, comienza por
«cuidarte». Un elemento importante de la administración del dinero del
Seminario Intensivo Mente Millonaria es tener una cuenta de la que llegues a
gastar dinero en cosas «que te gusten» y que te permitan «sentirte millonario».
La idea de esta cuenta es mejorar tu sentimiento de que te mereces 10 mejor y
fortalecer tu «músculo receptor».
En segundo lugar, quiero que practiques el volverte loco de emoción y gratitud
cada vez que encuentres 0 recibas algo de dinero. Ahora que soy rico recojo
cualquier cosa que se parezca siquiera al dinero. Le doy un beso de buena suerte
y declaro en voz alta: «Soy un imán para el dinero. Gracias, gracias, gracias».
Si quieres crear riqueza, es crucial estar abierto y dispuesto a recibir. Y también
lo es si quieres conservarla. Si eres mal receptor y tropiezas con una sustanciosa
cantidad de dinero, lo más probable es que desaparezca rápidamente. Para
empezar, amplía tu «caja» receptora; y observa cómo llega el dinero.
El universo detesta ver un vacío y el espacio vacío debe ser llenado. Una vez
expandida tu capacidad de recibir, recibirás. Asimismo, una vez que te abras a
recibir, e1 resto de tu vida se abrirá. No solo recibirás más dinero, sino también
más amor, paz y felicidad.
PRINCIPIO DE RIQUEZA:
El modo en que haces cualquier cosa
es el modo en que lo haces todo.

Tal como eres en una cierta área eres en todas. Si has estado bloqueándote ante
1a posibilidad de recibir dinero, lo más probable es que hayas estado
bloqueándote a recibir lo demás de bueno que tiene la vida.
Si eres mal receptor, lo eres en todas las áreas. La buena noticia es que cuando te
conviertas en un receptor exce1ente, lo serás en todas partes y estarás abierto a
recibir todo cuanto el universo tiene que ofrecerte en todas las áreas de tu vida.
Ahora lo único de lo que deberás acordarte es de seguir diciendo «gracias» a1
recibir todas tus bendiciones.
DECLARACIÓN: Ponga una mano sobre su corazón y diga: «Soy un excelente
receptor. Estoy abierto y dispuesto a recibir enormes cantidades de dinero en mi
vida».
Tocate la cabeza y di: «¡Tengo una mente millonaria!».

ACCIONES DE LA MENTE MILLONARIA
I. Practica las actitudes que te convertirán en un excelente receptor. Si te hacen
un cumplido di, simplemente, «gracias». No devuelvas el cumplido. Esto
permite recibir el cumplido en lugar de «desviarlo», como hace la mayoría.
2. Celebra cualquier cantidad de dinero que te encuentres o recibas sin importar
el lugar. Grita: «Soy un imán para el dinero. Gracias, gracias, gracias». El
universo te está ayudando.
3. Mímate. Al menos una vez al mes, haz algo especial que te guste a ti y que le
guste a tu espíritu: un masaje una cena extravagante, haz que alguien te lleve el
desayuno a la cama. Haz cosas que te permitan sentirte rico y merecedor.
Archivo de Riqueza 11

Los ricos eligen que se les pague según los resultados.


Los pobres eligen que se les pague según el tiempo empleado.

¿Has oído alguna vez?: «Ve a la escuela, saca buenas notas, consigue un buen
trabajo con un sueldo fijo, se puntual, trabaja mucho... y vivirás feliz toda tu
vida»? Este sabio consejo procede del Libro de cuentos de hadas, Volumen 1.

PRINCIPIO DE RIQUEZA:
“No hay nada malo en obtener un sueldo fijo,
a menos que interfiera en tu capacidad de
ganar lo que mereces. El problema es
que, generalmente, interfiere.”

La gente pobre prefiere que se le pague un salario fijo. Necesitan saber que está
entrando la misma cantidad de dinero en el mismo tiempo, un mes sí y otro
también. Esa seguridad tiene un precio, y el coste es la riqueza. Vivir con
seguridad es vivir con el miedo.
Los ricos, por lo general, poseen sus propios negocios. Los ingresos les vienen
de sus beneficios, creen en sí mismos. Creen en su valor y en su capacidad de
entregarlo. La gente pobre, no, por eso necesita garantías. Los pobres canjean su
tiempo por dinero.
El problema de esta estrategia es que tu tiempo es limitado. Eso significa que
invariablemente acabas transgrediendo la Regla de la Riqueza que dice:

PRINCIPIO DE RIQUEZA:
“Jamás pongas techo a tus ingresos.”

Esta regla puede aplicarse a los negocios de servicio personal, en los que
generalmente se te paga por tu tiempo: por eso los abogados, contables y
asesores que no son aun socios de su firma se ganan la vida de una forma
moderada.
Analiza el siguiente caso hipotético: Te dedicas negocio de los bolígrafos y
recibes un pedido de 50 000 unidades. Si este fuese el caso, llamas a tu
proveedor, pides 50 000 bolígrafos, los despachas y contabilizas los beneficios.
Ahora, eres un terapeuta que tiene 50000 personas haciendo cola frente a tu
puerta porque todos quieren que una sesión con usted.
¿Qué hace? ¿Explicar a la última persona de la cola que puede que vayas «un
poco retrasado», puesto que tiene hora el martes a las tres y cuarto, ¡Dentro de
cuatro décadas! No estoy sugiriendo que haya nada malo en el servicio personal;
simplemente, no esperes hacerte rico demasiado pronto, a menos que idees un
modo de duplicarte a ti mismo.
En los seminarios, el autor se encuentra con empleados asalariados 0 que cobran
por horas que se quejan de que no se les está pagando lo que merecen. Según mi
experiencia, la mayoría de las personas que se hallan estancadas en la rutina del
sueldo fijo tienen una programación pasada que les dice que eso es lo normal.
Como ya descubriste, cualquier trabajo que no proporcione un sueldo fijo
generalmente provoca la infame reacción de los progenitores: Yo también te
animo a que trabajes «para ti»: pon en marcha tu propio negocio, trabaja a
comisión, obtén un porcentaje de ingresos 0 de los beneficios de la compañía.
Todo el mundo debería poseer su propio negocio, ya sea a tiempo parcial 0
completo. La primera razón es que la mayoría de los millonarios llegaron a
hacerse ricos llevando su propio negocio.
La segunda raz6n es que resulta extremadamente difícil crear riqueza cuando
Hacienda está arrebatándote la mitad de lo que ganas. Cuando posees un negocio
puedes ahorrar una pequeña fortuna en impuestos desgravando una parte de tus
gastos por cosas como el coche, los viajes e incluso tu casa.
Si no tienes una idea brillante para un negocio, no hay de qué preocuparse:
puedes utilizar la de otro haciéndote vendedor por comisiones si eres bueno,
puedes amasar una fortuna.
Puedes unirte a una compañía de mercadotecnia en red, convertirte en
distribuidor y tener todos los beneficios de poseer un negocio ahorrándote
muchas de las complicaciones administrativas.
En cualquier caso, el simple hecho de firmar y convertirte en distribuidor a
tiempo parcial te proporcionara algunas excelentes ventajas fiscales. Otra opción
es cambiar tu situación de «empleo» por una de «contrato»: si tu empleador está
dispuesto, puede contratar a tu compañía en lugar de a ti para hacer básicamente
lo que estás haciendo ahora, probablemente, la empresa que opte por contratarte
como asesor independiente en lugar de tenerte como empleado se ahorre hasta
un 50%. Por supuesto, no tendrás derecho a muchos de los beneficios que tenías
como empleado, pero solo con lo que te ahorras en impuestos ya obtienes un alto
beneficio.

El único modo de ganar lo que realmente mereces es cobrar en funci6n de tus


resultados.
DECLARACIÓN: Póngase una mano sobre el corazón y diga:
«Elijo que se me pague de acuerdo con mis resultados».
Tóquese te la cabeza y diga:
«¡Tengo una mente millonaria!».
ACCIONES DE LA MENTE MILLONARIA
1. Si te encuentras cobrando un sueldo 0 salario por horas, proponle a tu
empleador un plan que te permita cobrar, sobre la base de tus resultados. Si
posees tu propio negocio, crea un plan de retribución que permita a tus
empleados cobrar basándose en sus resultados y en los de tu empresa. Pon estos
planes en acci6n de inmediato.
2. Si actualmente eres empleado y no se te está pagando lo que mereces según
los resultados que estas produciendo, plantéate iniciar tu propio negocio.
Podrías unirte a una compañía de mercadotecnia en red, crear un negocio de
asesoría enseñando a otros lo que sabes u ofrecer tus servicios independientes a
la empresa para la que trabajabas originalmente, pero esta vez cobrando por el
rendimiento y los resultados, en lugar de hacerlo solamente por su tiempo.
Archivo de Riqueza 12
Los ricos piensan: Las dos cosas.
Los pobres piensan: Esto o lo otro.

La gente rica vive en un mundo de abundancia. La gente pobre, en un mundo de


limitaciones, la diferencia se halla en su punto de vista. Los pobres y la mayoría
de la gente de clase media vienen de la escasez; viven según divisas como: «Solo
hay lo justo para todos, nunca hay suficiente, y no se puede tener todo».
Y es posible que no puedas tenerlo «todo», desde luego, puedes tener «todo lo
que de verdad quieras». Puedes tener una carrera con éxito y una estrecha
relación con tu familia, centrarte en los negocios y pasarlo bien, hacer dinero y
significado en tu vida
Los ricos entienden que con creatividad casi siempre puedes dar con un modo de
tener lo mejor de ambos mundos. Cuando enfrentes una alternativa de «una cosa
0 la otra», la pregunta que debes hacerte es: «¿Cómo puedo tener ambas?» debes
pasar de una vida de escasez a una de abundancia Esto es válido para todas las
áreas de la existencia.
Los pobres y la clase media creen que tiene que elegir entre el dinero y otros
aspectos de la vida. Han racionalizado una postura según la que el dinero no es
tan importante como otras cosas. ¡El dinero es importante! El dinero es un
lubricante que permite ir por la vida en lugar de ella llevarlo a usted. El dinero
aporta libertad para comprar, hacer lo que quiera. y le ofrece la oportunidad de
ayudar a otros, la felicidad también importante. Y aquí es donde la gente pobre y
de clase media se confunde: muchos creen que o tiene dinero o es feliz esto es
solo una mala programación

PRINCIPIO DE RIQUEZA:
“Los ricos creen que pueden tener el pastel
y comérselo.
La gente de clase media cree que
el pastel es demasiado rico", así que solo
toma un trocito.
Los pobres no creen que merezcan pastel,
de modo que piden una rosquilla, se centran en
el agujero y se preguntan por qué no tienen nada”

La idea de que la gente adinerada, en cierto modo, acapara todo el dinero, de


forma que no queda nada para nadie más, es ridícula. En primer lugar, esta
creencia da por supuesto que hay unas existencias de dinero limitadas. Otra cosa
de la que no parece darse cuenta la gente es que el mismo dinero puede
emplearse una y otra vez, para crear valor para todo el mundo.
En nuestros seminarios. Invito a cinco personas a que entren en escena y traigan
algo consigo, se ponen en círculo, le doy un billete de cinco dólares a la primera
persona, le digo que compre algo con ese dinero a la persona número 2. Suponga
que compra un bolígrafo: así pues, ahora la persona número 1 tiene un bolígrafo
y la número 2 tiene los cinco dólares.
Ésta emplea el mismo billete de cinco dólares para comprar, digamos, un clip de
sujetar papeles a la persona número 3. Luego esta utiliza el mismo billete de
cinco dólares para comprar una libreta a la número 4, el mismo billete de cinco
dólares sirvió para proporcionar un valor a cada persona que lo tuvo.
Las lecciones de esto son claras. La primera es que el dinero no se agota; La
segunda es que cuanto más dinero tienes, mas puedes introducir en el círculo, Te
insto encarecidamente a que disipes el mito de que el dinero es malo ser amable,
generoso y afectuoso Ser puro y espiritual no tiene nada que ver con lo que haya
0 deje de haber en tu cuenta bancaria: son atributos que provienen de lo que hay
en tu alma. Si realmente quieres vivir una vida sin límites, sea cual sea la
situaci6n, despréndete del modo de pensar «0 una cosa 0 la otra» y mantén la
intenci6n de tener «las dos cosas».
DECLARACIÓN: Ponga una mano sobre su corazón y diga: «Yo siempre
pienso "las dos cosas"».
Tócate la cabeza y di:
«¡Tengo una mente millonaria!».

ACCIONES DE LA MENTE MILLONARIA

1. Practica pensar y crear modos de tener «las dos cosas». Pregúntate: «¿Cómo
puedo tener las dos cosas?».
2. Cada vez que te gastes dinero, di para ti: «Este dinero pasara por cientos de
personas y creara valor para todas ellas».
3. Piensa en ti como un modelo de conducta para otros, demostrando que puedes
ser amable, generoso, afectuoso
¡Y rico!
Archivo de Riqueza 13

“Los ricos se centran en su fortuna neta.


Los pobres se centran en lo que ganan con su trabajo.”

Es típico que la gente de nuestra sociedad pregunte: «¿Cuánto ganas?». Raras
veces: «¿Cuál es tu fortuna neta?». En los clubes de campo la discusión
financiera se centra casi siempre en torno a la fortuna neta. En el club de campo
no oyes: Han ascendido a José y le han aumentado un 2% por encima de la
inflación».

PRINCIPIO DE RIQUEZA:
“La verdadera medida de la riqueza es la
fortuna neta, no los ingresos del trabajo.”

La fortuna neta es el valor económico de todo cuanto posees. Para determinar tu
fortuna neta, suma el valor de todo lo que posees, incluyendo tu dinero en
efectivo y tus inversiones, tus acciones, tus obligaciones, tus bienes inmuebles,
el valor actual de tu negocio si posees uno, el valor de tu residencia si es de tu
propiedad, y después resta todo lo que debes.
La fortuna neta es la máxima medida de riqueza porque, en caso de que fuese
necesario, lo que posees puede, en última instancia, ser convertido en dinero en
efectivo. La gente rica comprende la distinción entre los ingresos del trabajo y la
fortuna neta.
Los primeros son importantes, pero son solamente uno de los cuatro factores que
determinan tu fortuna neta. Estos cuatro factores son: Ingresos, Ahorros,
Inversiones, Simplificación. Los ricos entienden que una fortuna neta elevada es
una ecuación con estos cuatro elementos.
Los ingresos vienen en dos formas: ingresos de trabajo e ingresos pasivos. Los
primeros son el dinero ganado con el trabajo activo, es decir el salario, en el caso
de un empresario los beneficios obtenidos de un negocio.
Los ingresos del trabajo requieren que estés invirtiendo tu propio tiempo y
esfuerzo para ganar dinero. Si no intervienen otros factores, cuantos más
ingresos del trabajo tengas, mas podrás ahorrar e invertir. Si bien este tipo de
ingresos es de fundamental importancia, su valor real es solo el hecho de ser una
parte de la ecuación total de tu fortuna neta.
Lamentablemente, la gente pobre y la de clase media se centra exclusivamente
en los ingresos del trabajo. Por consiguiente, acaban teniendo una fortuna neta
baja 0 no teniendo ninguna. Los ingresos pasivos son dinero ganado sin que tu
trabajes activamente. Los ahorros son imprescindibles. Puedes ganar dinero a
montones. Pero si no guardas nada de ese dinero, jamás crearas riqueza.
Sin crear ingresos para llenar el embudo y ahorros para mantenerlos allí, es
imposible encarar el siguiente factor de la fortuna neta. Una vez que has
comenzado a ahorrar una parte decente de tus ingresos, puedes pasar a la
siguiente fase y hacer crecer tu dinero invirtiéndolo.
Generalmente, cuanto mejor seas invirtiendo más rápido crecerá tu dinero y
generará una fortuna neta mayor. La gente rica emplea tiempo y energía en
aprender cómo invertir. La gente pobre piensa que las inversiones son
únicamente cosa de ricos, de modo que nunca aprenden. sobre ello y siguen
arruinados.

Nuestro cuarto factor de la fortuna neta se trata de la «simplificación» e implica


crear conscientemente un estilo de vida en el que necesites menos dinero para
vivir. Reduciendo tu costo de vida, aumentas tus ahorros y la cantidad de fondos
disponible para invertir.
Los ricos juegan al juego del dinero montados en cuatro ruedas: por eso su
trayecto es rápido, suave, directo y relativamente fácil.

PRINCIPIO DE RIQUEZA:
«Allí donde va la atención, fluye la energía
y aparecen Los resultados».

Siga la pista a su fortuna. Suma los activos, resta las deudas cada 90 días. Al
hacer esto estará centrándose en ella y, todo aquello en lo que te centras se
expande, tu fortuna neta se expande. Por cierto, esta ley vale para tu vida.
El autor exhorta a buscar un buen planificador financiero. Estos profesionales
ayudan a manejar su fortuna y conocen los distintos instrumentos de ahorro e
inversión que le harán alcanzar sus objetivos.
DECLARACIÓN: Ponga una mano sobre el corazón y diga:
«¡Me centro en construirme una fortuna neta!».
Tóquese la cabeza y diga:
«iTengo una mente millonaria!».
ACCIONES DE LA MENTE MILLONARIA
1. Céntrese en los cuatro factores de la fortuna neta: incrementar tus ingresos, tus
ahorros y tus rendimientos de inversión, y reducir tus gastos simplificando tu
estilo de vida.
2. Averigue su fortuna neta. Para ello, sume el valor de sus activos y reste el
valor total de su pasivo. Comprométase a seguir la pista y revisar su situación
cada trimestre.
3. Contrate a un planificador financiero que trabaje con una compañía de
renombre y acreditada.
Bonificación especial: Entra en www.millionairemindbook.com y haz dic en
FREE BOOK BONUSES para recibir gratuitamente tu «hoja de seguimiento de
la fortuna neta».
Archivo de Riqueza 14

La gente rica administra bien su dinero.


La gente pobre administra mal su dinero.

Thomas Stanley, en su libro The Millionaire Next Door (El millonario de allado),
entrevistó a millonarios de toda Norteamérica para conocer sus historias
personales y hábitos. El resultado puede resumirse en una sola frase: «Los ricos
administran bien su dinero».
No estoy afirmando que las personas adineradas sean más listas que las pobres:
solo tienen hábitos distintos respecto al dinero. Así pues, si no está
administrando de manera adecuada tu dinero probablemente fuiste programado
para hacerlo así.
Es seguro que no sabes cómo administrar tu dinero de un modo que resulte fácil
y eficiente. En la escuela a la que asistía el autor no se dictaba la asignatura de
Administración del Dinero, pero si le hablaron mucho acerca de la Guerra de
1812, conocimiento que usa muy poco.
Todo se reduce a que la única diferencia entre la riqueza y la pobreza está en lo
bien que pueda administrar su dinero. Hay muchas personas a las que no les
gusta administrar su dinero porque, dicen que hacerlo limita su libertad y, que no
tienen suficiente dinero que administrar.
Administrar el dinero no restringe tu libertad; al contrario, la incrementa. Para la
segunda razón, el autor dice que están viendo por el extremo equivocado del
telescopio. Cuando empiece a administrarlo empezará a sobrarle. Así ocurre con
el universo.

PRINCIPIO DE RIQUEZA:
Hasta que demuestres que sabes manejar
lo que tienes, ¡no obtendrás mas!

Antes de empezar a correr se debe caminar. Somos criaturas de hábitos y que el
hábito de administrar su dinero es más importante que la cantidad.

PRINCIPIO DE RIQUEZA:
El hábito de administrar tu dinero es
más importante que la cantidad.

En el Seminario Intensivo Mente Millonaria se enseña un método sencillo y
eficaz de administración del dinero del que el autor proporcionará instrucciones
esenciales: Abra una cuenta bancaria aparte, a la que llamará Cuenta de la
Libertad Financiera. En este fondo colocará el 10% de todo lo que reciba (tras
descontar los impuestos). Este dinero es para destinarlo únicamente a
inversiones, crear ingresos pasivos y que nunca se gastará porqué es para
utilizarla cuando llegue el momento del retiro
No importa si ahora mismo tienes una fortuna o no. Lo importante es que
comiences a administrar lo que tengas, y se sorprenderá de los resultados. Aún
cuando estés recibiendo poco dinero debe administrar pues lo que está en juego
más que un principio del mundo «físico»: se trata de un principio espiritual. Una
vez que demuestres al universo que sabes manejar adecuadamente tus finanzas,
se producirán milagros.
Además de abrir una cuenta bancaria para la Libertad Financiera, crea una
alcancía de la Libertad Financiera en tu casa y colócale dinero todos los días
diez, cinco, uno, un centavo solo importa es el hábito. La clave es poner
diariamente «atención» en el objetivo de llegar a ser económicamente libre.
El dinero atrae dinero. Deje que ésta alcancía se convierta en tu «imán de
dinero», atrayendo a tu vida cada vez dinero y oportunidades de llegar a la
libertad financiera.
Luego debes tener una cuenta idéntica y contraria destinada a «pulirte» el dinero
y a jugar. Uno de los secretos para administrar el dinero es el equilibrio: por un
lado, quieres ahorrar lo máximo para poder invertirlo y hacer más dinero; por
otro, necesitas poner otro 10% de tus ingresos en una cuenta «para jugar y
divertirse».
Tenemos una naturaleza holística: no puedes influir en una parte de tu vida sin
que las demás se vean afectadas. Hay gente que ahorra, ahorra, ahorra, mientras
que su yo lógico y responsable está realizado, su espíritu interior no lo está. El
lado del espíritu que busca diversión se rebelará y saboteará el proceso.
El saldo de la cuenta para jugar y divertirse deberá gastarse íntegramente todos
los meses en hacer cosas especiales que usted disfrute; además de calmar al
espíritu que vive en usted y busca diversión se entrenará para calmar su músculo
receptor. Además de éstas cuentas mencionadas, el autor sugiere crear 4 cuentas
más:

- 10% en tu Cuenta de Ahorros a Largo Plaza para Gastar.


- un 10% en tu Cuenta para Formación.
- un 50% en tu Cuenta para Necesidades Básicas.
- un 10% en tu Cuenta para Donativos.

PRINCIPIO DE RIQUEZA:
O controlas el dinero 0 el
dinero te controlara a ti.

Una vez que comienzan a administrar adecuadamente su dinero las personas
dicen sentirse más confiadas con relación sí mismas y ésta confianza se traslada
a otras partes de su vida y mejora su felicidad, sus relaciones y su salud.
DECLARACIÓN: Ponga una mano sobre su corazón y diga:
«Soy un excelente administrador del dinero».
Tocate la cabeza y di:
«¡Tengo una mente millonaria!».

ACCIONES DE LA MENTE MILLONARIA
1. Abra tu cuenta bancaria de la Libertad Financiera. Ponga un 10% de todos tus
ingresos (tras descontar los impuestos) en esta cuenta. Este dinero no ha de
gastarse nunca: únicamente, invertirse para que produzca
ingresos pasivos para tu jubilaci6n.
2. Crea una alcancía de la Libertad Financiera en tu casa y colóquele dinero
todos los días. No importa el monto. Lo que pueda. Esto fijará diariamente su
atención en su libertad econ6mica, y allí donde se dirige la atención aparecen los
resultados.
3. Abra una cuenta para jugar y divertirse 0 ten en tu casa un bote para lo mismo
donde guardes un 10% de todos tus ingresos. Además de dicha cuenta y la de tu
libertad financiera, abre cuatro más y deposita en cada una los siguientes
porcentajes:
- un 10% en tu Cuenta de Ahorros a Largo Plazo para Gastar
- un 10% en tu Cuenta para Formaci6n
- un 50% en tu Cuenta para Necesidades Básicas
-un 10% en tu Cuenta para Donativos
4. Tengas el dinero que tengas, comienza a administrarlo ahora. No esperes un
día más. Aún cuando poseas solamente un dólar, adminístrelo. Tome diez
centavos y póngalos en su alcancía para la CLF, y otros diez y ponlos en su otra
alcancía para jugar y divertirse. Esta única acción enviará al universo un mensaje
de que estás preparado para recibir más dinero.
Archivo de Riqueza 15

“Los ricos hacen que su dinero trabaje mucho para ellos.


Los pobres trabajan mucho por su dinero.”

La mayoría de las personas, crecieron recibiendo la programaci6n de que «tienes
que trabajar mucho para conseguir dinero», pero nunca le dijeron había que
hacer que su dinero «trabaje mucho para usted». Nadie duda que es importante
trabajar, pero por si solo jamás lo hará rico.
Basta ver alrededor, hay miles de millones de personas trabajando días enteros y
no son ricas. Muchas de ellas cerca de la ruina. ¿Cuántos están en los clubes de
campo del mundo, jugando golf, tenis, de tiendas y de vacaciones? Muy pocos y
muy ricos. La idea de que tienes que trabajar mucho para hacerte rico es falsa.
Los ricos se pasan los días divirtiéndose porque trabajan inteligentemente. Según
la experiencia del autor, hay que trabajar duro por el dinero, pero para la gente
rica es una situación temporal, ellos piensan que cuanto más trabaje tu dinero
menos tendrás que trabajar tú; para la gente pobre es permanente. Cuando se
trata del juego del dinero, la mayoría de la gente no tiene idea de que hace falta
para ganar. Para el Seminario Intensivo Mente Millonaria el objetivo del juego
del dinero «no tener que trabajar nunca más a menos que tu elijas hacerlo».
Es decir, que si trabajas «por elección, no por necesidad», en otras palabras el
objetivo es ser «económicamente libre» lo más rápido posible. La definición de
libertad económica del Sr. Harv es sencilla: es la capacidad de vivir el estilo de
vida que desees sin tener que trabajar ni depender de otros para obtener dinero.
El término que utilizamos para referirnos a los ingresos sin trabajo es el de
ingresos pasivos. Llegas a ser financieramente libre cuando tus ingresos pasivos
son superiores a tus gastos. Hay dos fuentes principales de ingresos pasivos. La
primera es «el dinero que trabaja para ti»: donde se incluyen las ganancias
procedentes de inversiones en acciones, obligaciones, letras del Tesoro,
mercados monetarios, fondos de inversión inmobiliaria, así como poseer
hipotecas u otro activo que pueda ser liquidado por dinero en efectivo.
La segunda fuente principal de ingresos pasivos es «el negocio que trabaja para
ti»: bienes inmuebles en alquiler; derechos de autor de libros, música o software;
registrar tus ideas; convertirte en franquiciador; poseer unidades de almacenaje;
poseer distribuidores automáticos u otros tipos de máquinas que funcionen con
monedas, y la mercadotecnia en red, por nombrar solo unos cuantos.
El asunto es sencillo: sin ingresos pasivos jamás podrás ser libre. ¿Sabías que la
mayoría de las personas lo pasan mal creando ingresos pasivos? Existen tres
razones. Primera, el condicionamiento. La mayoría de nosotros fuimos, de
hecho, programados para no obtener ingresos pasivos.
La segunda razón es que a la mayoría no se nos enseñó nunca como obtener este
tipo de ingresos. la tercera razón es que, puesto que nunca se nos mostró ni se
nos enseñó nada sobre los ingresos pasivos y sobre inversiones, nunca les hemos
prestado mucha atención. Hemos basado en gran medida nuestra carrera y
nuestras opciones profesionales en generar ingresos de trabajo.
Eligiendo oportunidades profesionales que de forma inmediata o a la larga
produzcan ingresos pasivos, tendrá lo mejor de ambos mundos: ingresos del
trabajo ahora e ingresos pasivos más adelante. El autor remite a revisar unos
cuantos párrafos atrás para repasar algunas de las opciones de ingresos
profesionales pasivos que ha mencionado. Por desgracia, casi todo el mundo
tiene un patrón del dinero programado para generar ingresos del trabajo y en
contra de generar ingresos pasivos.
La gente rica piensa a largo plazo: equilibra su gasto en disfrute de hoy con
invertir para la libertad de mañana. La gente pobre piensa a corto plaza: dirige su
vida basándose en la satisfacci6n inmediata. Para aumentar tu riqueza tienes que
ganar más o vivir con menos.
Deje que su dinero trabaje para usted como usted lo hace por el, para eso debe
ahorrar e invertir en lugar de que gastarlo. La gente rica tiene mucho dinero y
gasta poco, mientras que la gente pobre tiene poco dinero y gasta mucho.
Los ricos lo hacen a fin de ganar dinero para crear inversiones, que pagaran su
futuro. La gente rica cosas que tengan probabilidades de aumentar de valor; la
gente pobre objetos que disminuirán de valor.
Como reza el dicho: «No esperes a comprar bienes inmuebles; compra bienes
inmuebles y espera».

PRINCIPIO DE RIQUEZA:
La gente rica ve cada dólar como una
«semilla» que puede plantarse para ganar
cien d6lares mas, que después se pueden sembrar
de nuevo para ganar mil más.

El truco es informarse y aprender sobre el mundo de la inversión, con los
instrumentos financieros, hipotecas, acciones, obligaciones, divisas. Elija una
zona de actividad y conviértase en experto para comenzar a invertir en esa ella
zona y luego diversificarse
DECLARACIÓN: Ponga una mano sobre su coraz6n y diga:
«Mi dinero trabaja para mí y cada vez gana más dinero».
Tóquese la cabeza y diga: «¡Tengo una mente millonaria!».

ACCIONES DE LA MENTE MILLONARlA


1. Infórmese. Asista a seminarios sobre inversiones. Lea al menos un libro sobre
este tema al mes, lea revistas financieras. El autor sugiere que se familiarice con
las opciones financieras que existen. Después elija un terreno en el que
convertirse en experto y comience a invertir en esa área.
2. Cambie su enfoque de los ingresos «activos» a los ingresos «pasivos». Haga
una lista de al menos tres estrategias con las que podría crear ingresos sin
trabajar, ya sea en e1 campo de 1a inversi6n 0 en el de los negocios. Comience a
investigar y después pasa a la acción sobre estas estrategias.
3. No esperes a comprar bienes inmuebles. Compra bienes inmuebles y espera.
Archivo de Riqueza 16

“Los ricos actúan a pesar del miedo.


Los pobres dejan que el miedo los detenga.”

En las primeras páginas de este libro hable del Proceso de Manifestaci6n.
Repasemos la f6rmula: los pensamientos conducen a sentimientos; estos, a
acciones, y estas, a su vez, a resultados. Hay millones de personas que «piensan»
en hacerse ricas, y miles y miles de individuos que realizan afirmaciones,
visualizaciones y meditaciones para hacerse ricos.
Las afirmaciones, las meditaciones y las visualizaciones son herramientas
maravillosas, pero, tienes que pasar a la «acción» real. ¿Porque tiene la acción
una importancia tan fundamental? Los pensamientos y sentimientos forman
parte del mundo interior. Los resultados forman parte del mundo exterior.

PRINCIPIO DE RIQUEZA:
La acción es el «puente» entre el mundo
interior y el exterior.

Si la acción es tan importante, ¿Por qué cuesta tomar acciones? ¡El miedo! El
miedo es uno de los mayores obstáculos para el éxito y la felicidad. Los ricos
también tienen miedo, pero ese sentimiento no le impide accionar, mientras los
pobres se paralizan ante el. El error más grande que comete la mayoría de la
gente es esperar que la sensación de miedo desaparezca antes de estar dispuestos
a actuar. Esta gente, por lo general, espera toda su vida.
Uno de los seminarios que promociona el autor, llamado el Campo de
Entrenamiento del Guerrero Ilustrado enseña que un verdadero guerrero puede
«domar a la cobra del miedo».

PRINCIPIO DE RIQUEZA:
Un verdadero guerrero puede «domar
a la cobra del miedo».

Es necesario practicar la acción a pesar del miedo


PRINCIPIO DE RIQUEZA:
Si está dispuesto a hacer s6lo lo que sea fácil,
la vida será dura. Pero si está dispuesto a
hacer lo que sea duro, la vida será fácil.

¿Por qué es necesario actuar en caso de estar cómodo? Porque lo cómodo es


donde estás ahora. Supongamos que actualmente está llevando una vida de nivel
5 y quieres pasar a una de nivel 10. Los niveles del 5 para abajo están en su zona
de comodidad, pero del 6 hacia arriba están su zona de «incomodidad”. Para
llegar a una vida de nivel 10 desde una de nivel 5 tendrás que atravesar tu zona
de incomodidad. La gente pobre y la mayoría de la gente de clase media no está
dispuesta a estar incómoda. Hallarse cómodo está sumamente sobrevalorado.
Puede que el hecho de estar cómodo te hace sentir arropado y no te permite
crecer: para crecer como persona tienes que expandir tu zona de comodidad.
Todo es incómodo al principio, pero si no abandonas y continuas, al final
cruzaras la zona de incomodidad y lo lograrás. Entonces tendrás una nueva zona
de comodidad que se habrá expandido y se habrá convertido en una persona
«más grande».

PRINCIPIO DE RIQUEZA:
La única ocasión en que de verdad estás
creciendo es cuando te sientes incómodo.

Si quieres ser rico y próspero, sería mejor que te fuese resultando cada vez más
cómodo el hecho de estar incómodo. Prueba conscientemente a introducirte en tu
zona de incomodidad y hacer 10 que te asusta. He aquí una ecuación que debe
tenerse presente:
ZC = ZR.
Significa que su zona de comodidad (ZC) equivale a tu zona de riqueza (ZR).
Expandiendo la primera se expandirá el tamaño de tu zona de ingresos y riqueza.
Cuanto más cómodo esté, menos riesgos estará dispuesto a asumir. Cuanta más
prioridad se le da a la comodidad, más pequeño te vuelves por el miedo. Por el
contrario, cuando esté dispuesto a expandir su zona de oportunidad, y esto te
permite atraer y retener más ingresos y riqueza.
La comodidad mata. Si su objetivo en la vida es estar cómodo, ocurrirán dos
cosas: Jamás será ni rico, ni feliz. La felicidad viene como consecuencia de
hallarnos en nuestro estado natural de crecimiento y vivir de acuerdo con nuestro
máximo potencial.
Cuando se sienta incómodo de retirarte a la seguridad, vaya hacia adelante,
reconozca que es únicamente una sensación, y que no tendrá el poder de
detenerle. Si prosigue a pesar de la incomodidad, al final alcanzará el objetivo.
Practique la acción, el autor lo insta a hacerlo a pesar del miedo y enseguida
pasaras a un nivel de vida más elevado.

Su mente inventa relatos increíbles, generalmente basadas en situaciones que


jamás han ocurrido y nunca ocurrirán. Mark Twain dijo: «He tenido miles de
problemas en mi vida, la mayoría de los cuales nunca sucedieron en realidad».

PRINCIPIO DE RIQUEZA:
Entrenar tu propia mente y mandar sobre ella
es la habilidad más importante que podría poseer jamás
tanto en términos de felicidad como de éxito

Fíjese en como produce pensamientos que no contribuyen a su riqueza ni a su
felicidad que debe sustituir conscientemente por otros más estimulantes En éste
libro, dice el autor puede conseguirlos. Cada una de las declaraciones de esta
obra constituyen una forma de pensar estimuladora y que funciona. Adóptelas
como propias sin esperar una invitación formal.
Decida que a partir de ahora sus pensamientos no lo dirigen. De ahora en
adelante, su mente trabaja para usted. Robert Allen, que es un autor famoso dijo
«Ningún pensamiento vive en tu cabeza sin pagar alquiler». Lo que esto
significa es que usted pagará el precio de los pensamientos negativos.

DECLARACIONES: Ponga una mano sobre su corazón y diga:


«Actúo a pesar del miedo».
«Actúo a pesar de la duda».
«Actúo a pesar de la preocupación».
«Actúo a pesar de los inconvenientes».
«Actúo a pesar de la incomodidad».
«Actúo cuando no estoy de humor».
Tóquese la cabeza y diga:
«¡Tengo una mente millonaria!».

ACCIONES DE LA MENTE MILLONARIA


1. Anota tus tres mayores preocupaciones, inquietudes 0 temores relativos al
dinero y a la riqueza. Para cada uno, escribe lo que haría si la situaci6n que
temes se produjese de verdad. Lo más probable es que las respuestas sean que
sí. Entonces deje de preocuparse y empiece a hacerse rico.
2. Practica salir de tu zona de comodidad. Toma de manera intencionada
decisiones que te resulten incomodas.
3. Emplea el «pensamiento de poder. Obsérvate a ti mismo y estudia tus patrones
de pensamiento. Alberga pensamientos que contribuyan a su felicidad y a su
éxito.
Desafíe a la vocecita de tu cabeza cuando le diga: «No puedo», «No quiero» 0
«No me apetece». No permitas que esa voz basada en el miedo y en la
comodidad le gane la batalla. Haga consigo mismo el pacto de que siempre que
la voz trate de impedirle hacer algo que contribuiría a su éxito lo hará
igualmente, para mostrar a tu mente que usted es el jefe y no ella. No solo
incrementará su confianza de un modo espectacular, sino que al final esta voz se
quedará cada vez más callada al reconocer que causa poco efecto sobre ti.
Archivo de Riqueza 17

“Los ricos crecen y aprenden constantemente


Los pobres creen que lo saben todo”

Existen tres palabras peligrosas: Ya lo sé. Para poder saberlo, tienes que vivirlo.
Si no eres rico y feliz, aún le quedan cosas por aprender sobre la vida. Gracias al
consejo que le dio al autor un amigo multimillonario.
El susodicho le dijo lo siguiente: “Si no estás lo bien que tú quieres algo te falta
por saber”. De allí, el autor pasó de ser un sabelotodo a un apréndelo todo. Los
pobres, con frecuencia “demuestran” que tienen razón como si estar arruinados
fuera consecuencia de una racha de mala suerte.

PRINCIPIO DE RIQUEZA:
Puedes ir tirando 0 puedes ser rico,
pero no las dos casas.

«Si sigues haciendo lo de siempre, siempre obtendrás lo mismo». El autor refiere
que el objetivo de éste libro es ofrece archivos mentales nuevos que significan
una forma de pensar distinta y por ello, nuevos resultados. Por eso, es necesario
continuar aprendiendo y creciendo. Según Eric Hoffer: «Los que están
aprendiendo heredaran la Tierra, mientras que los que ya saben estarán
perfectamente equipados para vivir en un mundo que no existe”. El
conocimiento es poder y el poder no es otra cosa que la capacidad de actuar.
En la experiencia del autor dictando el curso Intensivo Mente Millonaria
consigue que las personas que están arruinadas dicen que no necesitan el curso o
que no tienen tiempo, mientras de los ricos que se inscriben dicen que aprender
algo nuevo o mejorar algún aspecto ya valió la pena. Si usted no tiene tiempo
para hacer lo que sea necesario para salir de su situación se ha convertido en un
esclavo moderno, más si carece del dinero para para aprender cómo ser próspero.
El éxito es una habilidad que se aprende, usted puede aprender a triunfar en lo
que sea desde ser pianista hasta ser rico siempre y cuando esté dispuesto a
aprender

PRINCIPIO DE RIQUEZA:
«Todo maestro fue alguna vez aprendiz».
T. Harv Eker

Si te cultivas hasta crecer y convertirte en una persona próspera, en adquirir


fuerza y carácter triunfará de cualquier cosa que emprenda. Si no hace el trabajo
interior sobre sí mismo y recibe luego mucho dinero lo las probable es que lo
pierda. Si prospera por dentro y por fuera, lo conservará, lo hará crecer y será
feliz. El orden para tener éxito es: Ser, hacer, tener. Para no tener éxito es tener,
hacer, ser. El objetivo de todos los objetivos es cultivarse como persona y ser lo
mejor que se pueda ser.
Mientras los ricos se hacen expertos en su campo, la clase media es mediocre en
el suyo y los pobres muy malos en todo. ¿Eres bueno en lo que haces?

PRINCIPIO DE RIQUEZA:
Para cobrar la mejor paga debes ser el mejor.

Este principio es aplicable en cualquier área. Desde el deporte, hasta las


finanzas pasando por emprendimientos de cualquier naturaleza incluyendo todas
actividades que hemos enumerado en éste libro para producir ingresos. Por eso,
hay que aprender de los mejores en su área
El autor sugiere como parte del método Mente Millonaria de Administraei6n del
Dinero, colocar el10% de sus ingresos en un Fondo de Formación. Cualquier
método que elija, el fondo le garantizará los medios para el crecimiento personal

DECLARACIÓN: Ponga una mano sobre su corazón y dígase: «Me comprometo


a aprender y crecer constantemente».
Tócate la cabeza y di: «¡Tengo una mente millonaria!».

ACCIONES DE LA MENTE MILLONARIA


1. Comprométase en tu crecimiento. Lea algún libro, escuche un CD educativos
o haga seminarios sobre el dinero, los negocios 0 el desarrollo personal.
2. Plantéese contratar a un preparador personal que lo mantenga en guardia.
3. Asista al Curso Intensivo Mente Millonaria. Este evento ha transformado la
vida a miles y miles de personas ¡y transformara la suya!
¿Y qué hago ahora?
¿Por dónde empezar? El autor lo ha dicho antes «Hablar es fácil». El autor tiene
la esperanza de que haya disfrutado leyendo éste libro espero que hayas
disfrutado leyendo este libro, pero lo importante es usar estos principios para
mejorar, pues leer por sí solo no traerá los resultados que desea, son sus acciones
las que cuentan.
En la primera parte del libro le presentaron su concepto de patrón del dinero. Su
patrón del dinero marcará su destino financiero. Realice las declaraciones todos
los días.
En la segunda parte, aprendió diecisiete modos concretos en que los ricos
piensan de forma distinta a los demás. El autor recomienda memorizar cada uno
de los archivos de riqueza, repetir sus declaraciones para fijarlas en su mente. Al
final verá el dinero de un modo diferente y empezará a tomar nuevas opciones,
nuevas decisiones, nuevos resultados.
Para acelerar el proceso, realice los ejercicios de acción que están al final de
cada uno de los archivos de riqueza para la reprogramación mental y lograr que
el cambio sea permanente.
Nada de escuchar la vocecita interna de su mente condicionada diciéndole:
“Estás perdiendo el tiempo”. Relea el libro de principio a fin, una vez al mes
durante el siguiente año.
La razón es que la repetición es la madre del aprendizaje. Visite
www.millionairemindbook.com, haga clic en FREE BOOK BONUSES para
recibir valiosos regalos, como un listado de declaraciones imprimibles listas para
enmarcar, el «pensamiento de la semana» de la Mente Millonaria, el
«recordatorio de acción» de la Mente Millonaria, la «hoja de seguimiento de la
fortuna neta» de la Mente Millonaria, una impresión de tu «Compromiso para
con la Riqueza». el autor dice que su misión es «formar e inspirar a la gente para
que viva mejor en función del coraje, la decisión y la alegría en lugar de hacerlo
basándose en el miedo, la necesidad y la obligación» y le agradece utilizar su
valió tiempo en la lectura de éste libro.