You are on page 1of 7

ESCUELA NACIONAL DE NAUTICA ¨MANUEL BELGRANO¨

CURSO ESPECIALIZACIÓN BUQUES GASEROS

LOS GASES Y SUS CARACTERISTICAS

Los límites de inflamabilidad en porcentaje en volumen de aire son 2% y 15% referidos al aire con
un contenido del 21 % de oxígeno, pero el nitrógeno del gas natural al diluirse en el aire hace disminuir estos
porcentajes de forma tal que para una contenido de oxígenos del orden del 13 % la mezcla de Metano es
inflamable cualquiera que sea su contenido de dicho gas. Esta característica implica la construcción de buques
provistos de sistemas avanzados de seguridad para la prevención y lucha contra el fuego.

Por último la relación gas/líquido es tal que 632 metros cúbicos de gas en condiciones normales se
convierten en un metro cúbico de GNL, lo cual es una característica muy favorable para su transporte en fase
líquida.

CARACTERÍSTICAS FÍSICAS DE LOS PRINCIPALES HIDROCARBUROS

Componente Punto de Fusión Punto de Ebullición Relación Límites de


Gas / Líquido Inflamabilidad
Metano -182,5 °C -161,5 °C 632 5 % a 15 %
Etano -183,3 °C -88,6 °C 400 3 % a 13 %
Propano -187,7 °C -42,1 °C 314 2 % a 9,5 %
Butano -138,3 °C -0,55 °C 236 1,8 % a 8,5 %
Pentano -129,7 °C +36,1°C 207 1,4 % a 8 %

Del análisis de estas características y ante la necesidad de transportar el gas natural por vía marítima
al objeto de alcanzar lugares de gran consumo, se llegó a la conclusión de construir buques metaneros que
aunque muy costosos resultan útiles y rentables por lo que su utilización ha ido en aumento a partir de 1964.

Por lo que se refiere a otros gases susceptibles de ser transportados a granel por vía marítima, el
código Internacional de Gaseros de la OMI relaciona 30 productos y 4 tipos de buques tanque en función de
las características del gas licuado.

El propano y el Butano que son los más comunes, se transportan en buques gaseros semejantes a los
metaneros pero con unos requerimientos de diseño y construcción ligeramente inferiores debido a que
solamente se precisan temperaturas del orden de 42°C bajo cero.

ESTADOS

Introducción:

Se acostumbra clasificar a la materia, considerada macroscópicamente en sólidos y fluidos, Un fluido


es una sustancia que puede fluir. Por lo tanto, el término fluido comprende a los líquidos y gases. Tales
clasificaciones, no están siempre bien definidas. Algunos fluidos, tales como el vidrio o la brea, fluyen tan
lentamente que se comportan como sólidos, durante los intervalos de tiempo en que ordinariamente
trabajamos con ellos, El plasma, que es un gas extraordinariamente ionizado, no entra fácilmente en ninguna
de estas categorías; a menudo se le llama “cuarto estado de la materia” ... para distinguirlo del estado sólido,
del líquido y del gaseoso. Es además la forma más abundante de nuestro universo, ya que constituye la masa
solar. Inclusive, la distinción entre un fluido y un gas no está perfectamente definida, porque al variar la
presión y la temperatura en forma adecuada, es posible transformar un líquido (digamos agua) en un gas
(vapor). La cohesión molecular, cumple aquí un importante papel.

EL ESTADO GASEOSO

Introducción:
Las sustancias gaseosas difieren de las sustancias en estado líquido o sólido; principalmente en el
modo de comportarse frente a las variaciones de presión y temperatura.
ESCUELA NACIONAL DE NAUTICA ¨MANUEL BELGRANO¨
CURSO ESPECIALIZACIÓN BUQUES GASEROS

Todos los gases, sea cual fuera su composición química son muy semejantes en su comportamiento
físico, bajo condiciones similares de presión, temperatura y concentración.

Teoría cinético molecular:

Las propiedades físicas y químicas de una sustancia son reflejos del comportamiento de las partículas
elementales, que constituyen dicha sustancia. La diferencia física principal entre los tres estados de la materia,
consiste en la libertad de movimientos de sus moléculas. Este hecho da lugar a la teoría cinético-molecular de
la materia. En los sólidos o en los iones o las moléculas que forman una red cristalina, se sostiene rígidamente
en posiciones fijas, o al menos tiene solamente una limitada libertad de movimiento, mientras que en el estado
gaseoso este movimiento está limitado por las paredes del recipiente que los contiene, careciendo de volumen
propio.

Temperatura y movimiento molecular:

Muchas veces se ha usado el concepto temperatura. Se puede definir dicho concepto, en función del
comportamiento molecular. La evidencia experimental, indica que la temperatura, es directamente
proporcional a la energía cinética media entre las moléculas: cuanto mayor es la temperatura , mayor es la
energía cinética. Por lo tanto, debe existir una temperatura, para la cual la agitación molecular alcance un
mínimo. Esta temperatura es llamada CERO ABSOLUTO.

Esta probado que sería –273,16°C = -459,7°F, temperatura enormemente baja, En el cero absoluto,
todas las sustancias existirán en forma sólida independientemente de las demás condiciones, a excepción de la
temperatura. La única salvedad es el helio; que debe someterse a una presión considerable para solidificarlo.

Las leyes de los gases:

El volumen de una masa de gas depende de la temperatura y la presión a que está sometido. Esto
significa que el comportamiento físico de una masa de gas puede describirse, n función de estas variables:
presión, volumen y temperatura.

Se denomina volumen de una sustancia, al espacio que ocupa, en el caso de un gas igual al del
recipiente que lo contiene (cuantitativamente se mide en ml, l, cm3, o m3).

Es muy frecuente la confusión entre los conceptos calor y temperatura. El calor mide la cantidad de
energía, mientras que la temperatura mide la intensidad o nivel calorífico, La unidad de medida del calor es la
caloría (cal). A veces conviene más utilizar la kilocaloría (kcal).

Las escalas cuantitativas:


ESCUELA NACIONAL DE NAUTICA ¨MANUEL BELGRANO¨
CURSO ESPECIALIZACIÓN BUQUES GASEROS

La presión, es una propiedad que mide el sentido del flujo de la masa; a menos que otra causa la
impida, la metria tiende siempre a desplazarse desde donde está sometida a mayor presión, hacia donde la
presión es más baja. Por ejemplo, aire que escapa de un neumático de automóvil; se desplaza del interior,
donde la presión es mayor, al exterior donde es menor. La presión se define cuantitativamente como la fuerza
por unidad de superficie.

Ley de Boyle – Mariotte:

Los gases presentan una propiedad sumamente característica, su gran compresibilidad. Este
comportamiento se expresa cuantitativamente por la ley: los volúmenes ocupados por una masa de gas a
temperatura constante son inversamente proporcionales a las presiones que soportan.

La ley de Boyle se representa por una gráfica P-V (el volumen en función de la Presión). La curva
resultante es una hipérbola equilátera.

La ley de Boyle y Mariotte puede expresarse matemáticamente: P.V = k = P´. V´

4,003 g de Helio a 0°C

Presión Volumen Producción


En ATM en litros P.V
1,002 22,37 22,41
0,8067 27,78 22,41
0,6847 32,73 22,41
0,5387 41,61 22,41
0,1937 63,10 22,41

Los datos para el helio, se representan gráficamente en una curva que por referirse a temperatura
constante constituyen una ISOTERMA.

En realidad el producto P.V no es absolutamente constante para todos los gases. Cualquiera sea el
gas, la cumple lejos, cuantas más bajas sean las presiones y más altas la temperaturas, mientras que si las
condiciones son opuestas aparecen con frecuencia desviaciones.

Un gas que se supone cumple la ley de Boyle y Mariotte se conoce como gas perfecto, o mejor, gas
ideal. El helio es el gas que mas se aproxima a un comportamiento ideal, no obstante la presión debe ser baja.

Ley de Charles:

Otra propiedad característica de los gases es su expansión ( o dilatación) térmica. Al igual de la


mayoría de las sustancias; todos los gases, aumentan de volumen cuando se temperatura se eleva.

Realizando una gráfica representativa de la función V-T con datos típicos, se observa que los puntos obtenidos
se encuentran sobre una recta; hecho demostrativo que el volumen es función lineal de la temperatura, el gas
pasa el estado líquido y ya no es posible obtener más puntos (experimentalmente), pero sí prolongar
(extrapolar) la recta para temperaturas más bajas aún, hasta alcanzar un punto que corresponde a cualquier
cero.
ESCUELA NACIONAL DE NAUTICA ¨MANUEL BELGRANO¨
CURSO ESPECIALIZACIÓN BUQUES GASEROS

La temperatura en la cual esto sucede, es de –273,16°C, siendo significativo el hecho, que este valor
no dependa del gas ni de la presión. Parece razonable establecer como cero absoluto, esta temperatura de
–273,16°C, puesto que a temperaturas más bajas, los volúmenes correspondientes debieran ser negativos.

Si la gráfica estuviera realizada en función del volumen y la temperatura absoluta, se observarían que
los volúmenes ocupados por una masa gaseosa a presión constante son directamente proporcionales a las
temperaturas absolutas.

VARIACIÓN DEL VOLÚMEN DE HIDRÓGENO CON LA TEMPERATURA

En la gráfica se puede observar que las líneas cuyas pendientes (constante k) es más elevada cuanto
mayor es la masa y más baja la presión. Por referirse a puntos de presión constante se llaman isobaras.

Una expresión también conocida como la ley de Charles – Gay Lussac, es la que dice, que al
volumen de la constante, la presión de una masa dada de gas, es directamente proporcional a la temperatura
absoluta.

Ecuación general de los gases


ESCUELA NACIONAL DE NAUTICA ¨MANUEL BELGRANO¨
CURSO ESPECIALIZACIÓN BUQUES GASEROS

Con frecuencia, el volumen de una masa determinada de gas, varía, por modificarse simultáneamente
la presión y la temperatura; entonces la relación que existe entre el volumen final y el volumen primitivo, será
igual a la relación adecuada de las presiones (correspondientes al cambio primero de presión a temperatura
constante) por la relación conveniente de temperaturas absolutas (debido a ña variación ,mantenida
constante). Esto es:

La constante k de la ecuación, depende de la masa de cualquier gas; pero como el volumen de una masa de
cualquier gas, a temperatura u presión dadas, depende del número de moléculas (Principio de Avogardo), para
un número determinado de éstas, la constante es independiente de la naturaleza del gas. Para un número de
moléculas igual, a 6,0235 10 potenciado a la 23 se conoce como número de Avogardo Na y corresponde a un
mol, de cualquier gas; la constante toma valor, R esto es PV = RT, siendo R = 0,082 atm litros sobre °K mol.

Este expresión se denomina ecuación general de los gases o ecuación de estado. Esta ecuación es
exacta únicamente para un gas, supuesto ideal; si bien los gases reales la cumplen con bastante exactitud.

Ley de Balton para las presiones parciales:

La ley de gases ideales se aplican lo mismo a gases individuales que a mezclas gaseosas. El
comportamiento de las mezclas gaseosas, puede expresarse mediante la ley de Dalton que dice: en una mezcla
gaseosa cada gas ejerce una presión parcial igual a la que tendría, si ocupara sólo el mismo volumen a la
misma temperatura; y la presión total de la mezcla, es igual a la suma de las presiones parciales de todos los
gases que la componen.

Difusión de los gases:

Todos los gases se difunden rápida y totalmente unos en otros independientemente, de su densidad.

No obstante, la velocidad de difusión, no es la misma cuando un gas puede escapar a través de una
pequeña abertura. Se sabe que la velocidad con que sale, depende de su densidad. Un gas se difunde tanto más
rápidamente cuando menor es su densidad.

El hidrógeno, siendo el gas más ligero de todos es el que tiene mayor velocidad de difusión.

Gases Reales:

Se ha indicado que los gases cumplen aproximadamente pero no exactamente, las leyes de Boyle –
Mariotte y de Charles – Gay Lussac, y como consecuencia de esto, la ecuación de los gases derivada de ellas.
Si una masa dada de un gas cualquiera se lo somete a cambio de presión sin variar la temperatura, el producto
PV no es absolutamente constante. O sea que hay una desviación del comportamiento ideal, que depende del
gas, de la presión a la cual esté sometido y de su temperatura.

A temperaturas ordinarias, son inicialmente más comprensibles que lo exigido por la ley de Boyle y
Mariotte; hasta llegar a una presión, a partir de la cual, el gas se comporta opuestamente; comprimiéndose
menos de lo que podría suponerse. El producto PV disminuye al principio; pasa por un mínimo y después
aumenta para llegar incluso, a ser mucho mayor que el valor primitivo. El hidrógeno, el helio y el neón son en
todo momento menos comprensibles, ya que el producto PV, aumenta siempre al elevar la presión; pero si las
temperaturas son suficientemente bajas, se comportan en forma similar a los demás gases. También estos, a
temperaturas altas llegan a ser siempre menos comprensibles que lo exigido por el comportamiento ideal.

Entonces, los gases reales, dejan de obedecer la ecuación de los gases ideales, por lo que, tanto el
valor de la presión y del volumen, deben ser corregidos para pequeñas cantidades. La presión observada de un
gas real, es más baja que la presión esperada para un gas ideal. Así también, el volumen debe ser corregido y
el volumen de un gas real es mayor que el esperado para un gas ideal. Este volumen no es despreciable aún
ESCUELA NACIONAL DE NAUTICA ¨MANUEL BELGRANO¨
CURSO ESPECIALIZACIÓN BUQUES GASEROS

para presiones moderadas. Por lo tanto, para cualquier cálculo preciso de la relación presión – volumen a altas
presiones, debe indicar esta corrección que se efectúa por la ecuación de estado de Van der Waals, que es la
siguiente:

en la cual, P yV son la presión y el volumen experimental, respectivamente; y “a” y “b” son las
constantes para cada gas real.

Entonces la derivación de un gas real de la idealidad, depende de la naturaleza del gas y de la


temperatura.

Licuación de los gases

Condiciones críticas

Para cada gas, existe una temperatura por encima de la cual, no se puede provocar la licuación por
muy grande que sea la presión a la que se lo someta denominándose temperatura crítica de una sustancia, y se
la define como tal aquella en la que a partir de la misma, solo puede existir en estado gaseoso. Junto con el
correspondiente concepto de temperatura crítica, se puede hablar de la presión crítica la que es necesaria, para
provocar la licuación a temperatura crítica.

Sustancia Fórmula Temperatura Presión Crit. Dens. Crít. en


Crit. En °C en atm g/cm 3
ACETILENO CH 36 62 0,231
AGUA HO 374,2 218,4 0,33
AMONÍACO NH 132,4 111,5 0,235
BOTANO CH 32,1 48,8 0,21
ETILENO CH 9,7 50,9 4,47
HIDRÓGENO H -239,9 -12,8 0,031
METANO CH -82,5 45,8 0,162
PRPANO CH 96,81 42,01 0,226

Enfriamiento por expansión:

Las sustancias cuya temperatura crítica es alta, son fáciles de licuar aumentando la presión; en tanto,
si aquella es baja, deben enfriarse primero, si es que se quiere lograr su licuación.

El gas oxígeno, no puede convertirse en líquido a temperatura ambiente (25°C); sino que es
necesario enfriarlo por debajo de los (-1189°C). Tal enfriamiento, sería difícil, de no ser por la característica
de los gases, de que se enfrían “ a veces “ al expandirse. Esta expresión “a veces”, se refiere al hecho, de que
el enfriamiento no tiene lugar a cualquier temperatura, sino solo, por debajo de la inversión, que para la
mayoría de los gases, es seis veces el valor de la temperatura crítica.

Por encima de la temperatura de inversión, un gas se calienta al expandirse bruscamente, mientras


que por debajo, se enfría. Dado que la mayoría de las temperaturas de inversión, son superiores a la usual del
medio ambiente, es obvio que los gases se enfrían al expandirse a esta última temperatura; mientras que se
calientan, si se los comprime. Pero en los casos del hidrógeno y el helio, las temperaturas de inversión (-78°C
y –228|C, respectivamente) están por debajo de temperatura ambiente, de donde se deduce que ambos gases
se calentarán si se expanden en el vacío.

La licuefacción industrial de gases, se basa en el enfriamiento por expansión.


ESCUELA NACIONAL DE NAUTICA ¨MANUEL BELGRANO¨
CURSO ESPECIALIZACIÓN BUQUES GASEROS

Así, para licuar el aire (luego de haberse separado por absorción el vapor de agua y dióxido de carbono) se lo
somete primero a una presión elevada, enfriándolo con ayuda de un refrigerante, a fin de eliminar el calor que
acompaña a la compresión; luego, se le permite expandirse. Una parte del aire, se licúa como consecuencia de
la expansión, y el resto, se hace pasar por cámaras, que rodean a los conductores de entrada, por donde pasa el
aires comprimido; que de este modo, se enfría aún más, obteniéndose un líquido azul pálido, casi tan denso
como el agua.