You are on page 1of 12

LA CIUDAD DE BARRO

Vista de las excavaciones de Çatal Hüyük.


El yacimiento se encuentra en Turquía, a
unos 40 kilómetros al sureste de la ciudad de
Konya. Aunque ya había sido localizado en
1952, su excavación no comenzó hasta 1961,
de la mano del británico James Mellaart.
L A P R I M E R A C I U DA D D E L A H I S TO R I A

ÇATAL
HÜYÜK
Hace 9.000 años, en un montículo rodeado de
humedales, surgió uno de los asentamientos más
antiguos de la humanidad: el lugar que ha pasado a los
libros de historia con el nombre de Çatal Hüyük

CRISTINA BELMONTE
ARQUEÓLOGA. MIEMBRO DEL ÇATALHÖYÜK RESEARCH PROJECT
MARION BULL / ALAMY / ACI
C R O N O LO G Í A

Dos mil
años de
historia
10000 a.C.
En el Próximo Oriente se
desarrolla la revolución
neolítica, que permitirá el
surgimiento de pequeñas
aldeas sedentarias
dedicadas a la agricultura.

7400-6500 a.C.
Ocupación del montículo
oriental de Çatal Hüyük.
Sus habitantes aprovechan
los recursos naturales del
territorio y se benefician de
un clima húmedo y lluvioso.

6500-5900 a.C.
Período de auge de
Çatal Hüyük, en el que se
detecta un aumento del
número de edificios y
de población, que quizá
llega a las 8.000 personas.
UN MIRADOR n la planicie de Konya, en Turquía,

E
EN LA LLANURA
se elevan dos montículos de algo
5900-5500 a.C. Arriba, las dos áreas
Las gentes de Çatal Hüyük de Çatal Hüyük:
más de veinte metros de altura.
empiezan a dispersarse hacia el montículo oriental Hace casi sesenta años, un pe-
otros lugares de la llanura de (a la derecha) y el queño camino hizo una horquilla
Konya, entre ellos el vecino montículo occidental, entre ambos promontorios, y el más grande
montículo occidental, al otro a la izquierda del
lado del río Çarsamba. empezó a ser conocido como çatal hüyük,
camino que separaba
ambas elevaciones. palabras turcas que significan «horquilla»
y «montículo». Aquel camino lo trazaron
5500-5100 a.C. los arqqueólogos que empezaron a excavar
El montículo occidental see en aquuel lugar en 1961, y hoy Çatal Hüyük
ocupa hasta inicios de la Edad
E
del Cobre. La sociedad se es el noombre de todo el conjunto. Es un ya-
transforma: no hay entierrros ni cimien nto fundamental en el estudio del
pinturas murales en las caasas. Neolíttico: la época en la que nacieron las
Primeras diferencias de clases. primeras sociedades sedentarias, que
teenían su sustento en la agricultura y la
5100-5000 a.C. ganadería. Con ellas empezó a quedar
Çatal Hüyük es abandonaado, atrás el modo de vida nómada de los
aunque las comunidades cazadores-recolectores, que caracteri-
circundantes utilizarán du
urante zabba a la humanidad desde hacía cientos
milenios el montículo orieental
para enterrar a los muertoos, lo de miles de años.
que da cuenta de su caráccter
simbólico para los lugareñños. LABOORES DOMÉSTICAS. A LA IZQUIERDA, ÚTILES HECHOS EN
HUESOO PARA COSER Y TEJER, HALLADOS EN ÇATAL HÜYÜK.
MUSEO DE LAS CIVILIZACIONES ANATÓLICAS, ANKARA.
NATHAN BENN / GETTY IMAGES
DEBBIE GIBBONS / NGM
Çayönü
ÇATAL
HÜY Ç mi
ev
emrik
amel h
re
Abu Hureyra II Jar

Mar
Mediterr´aneo

E
´ u
fr

Tig
Aswad at
es
Ain Mallaha s

i r
m h K

Dhra
Ain Ghazal
EUROP
EEURO
OPPA ASIA
S IA
Beidha

Cultura natufiense Neolítico Precerámico A ÁFRICC A Neolítico Precerámico B


(13000-10000 a.C.) (10000-8500 a.C.) (8500-6250 a.C.)

EL ESCENARIO
LA PRIMERA ECONOMÍA AGRÍCOLA de la historia se desarrolló du-
rante el Neolítico, en el amplio territorio que denominamos Cre-
ciente Fértil, una media luna que comprende Palestina, el sureste
IMAGES & STORIES / ALAMY / ACI

de Turquía y las cuencas del Tigris y el Éufrates. Los arqueólogos


han localizado numerosos asentamientos de esa época, de los
que Çatal Hüyük es uno de los más notables.

Más de 8.000 personas vivieron en las 13 una llanura semiárida, con pastos, juncias y
hectáreas que ocupa Çatal Hüyük. Allí, en ca- pequeños arbustos, pero también zonas pan-
sas pegadas las unas a las otras, se desarrolló tanosas y varios ríos. Çatal Hüyük se levantó
una sociedad de talante igualitario, que dejó sobre un montículo en el margen derecho del
la huella de sus creencias en pinturas murales río Çarsamba (que hoy, ya canaalizado,no fluye
y en engimáticas figuras, y que enterró a sus por el lugar) y en medio de marismas.
m Esto
muertos cerca de los vivos, en sus propias ca- ofrecía a sus pobladores una amplia
a gama de
sas. Fue el arqueólogo británico James Mella- recursos alimenticios silvestrres,como man-
art quien empezó las excavaciones, en 1961. En zanas, almendras, pistachos, p peces y huevos
los cuatro años que permaneció al frente de los de aves acuáticas, además dee materiales de
trabajos documentó 14 niveles de ocupación y construcción como cañas, yeso y barro.
hasta 160 viviendas. Desde 1993, Ian Hodder Sorprendentemente, los estudios de la
ha excavado otros cuatro niveles y 80 casas. vegetación en esa época sugiieren que la al-
dea no estaba cerca de sus culltivos. ¿Podría
Nacen las sociedades sedentarias una comunidad agrícola de 8..000 personas
De los dos montículos de Çatal Hüyük, el vivir lejos de sus campos? Seggún Hodder y
mayor estuvo ocupado entre 9.400 y 8.000 su equipo, una de las respuesstas estaría
años atrás, durante el Neolítico, y el menor fue en el abundante uso del yeso o y la ar-
ocupado un poco después, durante el Calcolí- cilla en la aldea. Si ésta se hu
ubiera
tico o Edad del Cobre. Los pobladores de Çatal situado en las colinas boscosas
Hüyük cultivaban cereales y legumbres, pas- próximas, donde había tierras
toreaban ovejas y cabras, y cazaban animales
salvajes como bisontes, ciervos, alces, jaba- HOMBRE BARBADO. LA FIGURA, INACABADA,
T
PARECE REPRESENTAR A UN PERSONAJE QUE ESTÁ OJE
C
PR
líes o pájaros. Durante el Neolítico, la zona era RECLINADO. FUE HALLADA EN ÇATAL HÜYÜK, EN 20009. AR
CH
R ESE
YÜK
LHÖ
N/ ÇATA
J. Q UINLA
EL HASAN DAGI, AL FONDO DE LA IMAGEN,
ES EL SEGUNDO MONTE MÁS ALTO DE
ANATOLIA CENTRAL: MIDE 3.253 METROS.

EL PRIMER REPORTAJE GRÁFICO DE LA HISTORIA

La imagen
de un volcán
en erupción
EL HASAN DAGI, o monte Hasan, es un antiguo
volcán situado a unos 130 km al noroeste de Ça-
tal Hüyük, cuyos habitantes solían ir allí a bus-
car obsidiana –una roca volcánica– para hacer
herramientas. En la década de 1960 se descubrió
en Çatal Hüyük el mural que vemos junto a es-
tas líneas. ¿Representaba un volcán en erupción
o una piel de leopardo? En 2014, el vulcanólo-
go Axel Schmitt demostró que la última erupción
del Hasan tuvo lugar hacia 6600 a.C., lo
que coincide con la datación del edificio
del mural. Schmitt considera esta pintu-
ra el mapa más antiguo del mundo, con
el volcán activo y, en su base, una vista
de pájaro de las casas del lugar. Así pues,
éste podría ser el primer paisaje pintado
(y el primer noticiero) de la historia.
JASON QUINLAN / ÇATALHÖYÜK RESEARCH PROJECT

secas, sus habitantes habrían tenido cul- de los arqueólogos. Suelos, paredes y re- CUIDADOS
tivos y madera a su alcance, pero deberían presentaciones artísticas necesitaban una DE BELLEZA
haberse trasladado a buscar la arcilla para renovación continua, que debía hacerse al El singular espejo
que vemos arriba,
sus casas, y las cestas de junco que usaban menos una vez al año, y en algunos casos, cuidadosamente
para el transporte no eran aptas para man- una vez al mes; en algunos edificios se han fabricado en
tenerla húmeda ni para acarrear las grandes documentado más de 450 niveles de enye- obsidiana,
cantidades de material que necesitaban para sado fino en tan sólo diez centímetros de es uno de los
enyesar y pulir paredes y suelos. pared. Cada una de estas capas ofrece infor- dos que aparecieron
en el año 2012 en
Era más sencillo transportar las cosechas y mación sobre la época en que se construyó una tumba de
almacenarlas; por otra parte,las subidas esta- el edificio, y a veces nos proporciona sutiles Çatal Hüyük,
cionales del río en primavera habrían permi- detalles sobre la vida cotidiana, como las como parte
tido llevar flotando los troncos de los bosques impresiones que dejaron cestas o alfombras del ajuar funerario.
ARRIBA: BRUNO COSSA / FOTOTECA 9X12. ABAJO: MAURICIO ABREU / AWL-IMAGES

cercanos para la construcción de viviendas. en suelos aún frescos.


Desde luego, desplazarse no era un problema Gran parte de la vida eco-
para las gentes de Çatal Hüyük, que se dedi- nómica, social y ritual de
caron al comercio a larga distancia: las hojas Çatal Hüyük se organizó alrede-
de palmera datilera que también se usaban en dor de la casa. Las viviendas, muy
las cestas procedían de Mesopotamia o del similares, acogían a familias de en-
Levante, las conchas sugieren que comercia- tre cinco y diez personas, y tenían
ban con el mar Rojo y el Mediterráneo, y la una vida útil de entre cincuenta y cien
obsidiana provenía de Capadocia. años. Generalmente disponían
El uso de la arcilla y el yeso como mate-
riales constructivos fue clave para el creci- ELEMENTOS PARA LA APLICACIÓN
DE COSMÉTICOS PROCEDENTES DE
miento del lugar, y ha favorecido el trabajo ÇATAL HÜYÜK.
CASAS, ANIMALES, LINAJE

La cultura de
Çatal Hüyük
Las actividades rituales (y, por tanto, la
religión) giraron en torno a la caza, la muerte
y los animales, tres elementos básicos en
la simbología del lugar. Así, los toros que se
cazaban eran recreados en los altares de
las casas. La importancia de la herencia y
el linaje se demuestra con el entierro de los
DIVERSOS ÚTILES TALLADOS EN SÍLEX (LOS DOS DE LA IZQUIERDA) Y EN OBSIDIANA
antepasados en los suelos de las casas. (LOS DOS DE LA DERECHA PROCEDENTES DE ÇATAL HÜYÜK.
JASON QUINLAN / ÇATALHÖYÜK RESEARCH PROJECT

D OS ED I F I C I OS
EM B L EM ÁTI COS 1
El edificio 80 1 es el
prototipo de vivienda de
Çatal Hüyük: cuenta con
dos estancias, además
de bancos, plataformas,
hornos y paredes
blancas enyesadas
y con decoraciones
geométricas. Bajo sus
suelos, los antepasados
enterrados en sus
tumbas debían de sentirse
orgullosos de su legado.
En el edificio 77 2
apareció una plataforma
con dos pedestales con
cuernos de toro; ante 2
ellos, en la pared, había
el cráneo de un uro o
buey salvaje cubierto de
yeso, que representaba la
cabeza del animal (abajo).
ALAMY / ACI

JASON QUINLAN / ÇATALHÖYÜK RESEARCH PROJECT


Casas históricas. Eran espacios
como el edificio 77, con elementos
simbólicos como cuernos de toro, E L VAL
A OR D E
y edificados una y otra vez sobre L A COMUN IDAD
ciertos lugares de enterramiento.
relattiva falta de
Viviendas.
jjeerarquí
raa ía y cereemonial
Pegadas unas úblico se sustituyó por
a otras, eran el ellaborrado si bolismo
rectangulares.
No había calles d laa cassa. Ello estaría
y la gente se rela
el cionaado con el
desplazaba por
los tejados. gim nto de una gran
g meraación de gente
que vivíaa junta para
tir valo es de tipo
Interior. La estancia principal a it y comunitario.
incluia un hogar, un horno y
RECONSTRUCCIÓN DE LAS VIVIENDAS
plataformas para descansar, bajo DE ÇATAL HÜYÜK HACIA 6000 A.C.
las que se enterraba a los muertos. FERNANDO G. BAPTISTA / NGS

L A PRESENCIA DE LOS ANIMALES


La mayoría de animales representados en Çatal Hüyük eran salvajes. En los
murales se muestra su relación con las personas, como sucede con las escenas
de caza 1, o simplemente los vemos mirándose cara a cara, como estos
guepardos 2. También se han recuperado cientos de figurillas o amuletos con
forma de toro, venado, jabalí... y piezas como este sello en forma de oso 3,
hallado en 2005. Los animales salvajes, en cuanto caza, estaban presentes
en los banquetes, y también simbolizaban el valor y quizás el linaje.

1. Y 2. ALAMY / ACI. 3. JASON QUINLAN / ÇATALHÖYÜK RESEARCH PROJECT


DE CAMINO AL MÁS ALLÁ
Junto a los restos humanos de este
enterramiento infantil de Çatal Hüyük
se aprecian cuentas de piedra y de
hueso depositadas como ofrendas.

VINCENT J. MUSI / ALAMY / ACI

de una habitación principal y de una o más PAREJA se enyesaban con más frecuencia. Aquí se
habitaciones laterales que servían como al- ABRAZADA concentraban los entierros de jóvenes y adul-
macenes y lugares para otras tareas domés- Tallada en piedra, tos, así como las expresiones artísticas.
fue descubierta
ticas. Las paredes, de adobes, carecían de en Çatal Hüyük. Las pinturas y los relieves, normalmen-
ventanas y medían medio metro de grosor Hacia 6000 a.C. te en rojo o negro, comprendían motivos
y 2,50 de altura. Museo de las geométricos, manos, animales salvajes... La
Civilizaciones relaci n con estos últimos debió de ser un
Una sociedad igual de Anatolia, elem to poderoso en las creencias religio-
Ankara.
Se entraba en las casas diante una escale- s lo les. Hay representaciones de leopar-
ra de madera, por una a ertura en el tejado. do jabalíes, osos... Pero quizás el más
Debajo de ese agujero e taban el horno y el im ortante fue el toro salvaje: sus cuer-
hogar, que utilizaban a l orificio para la no se colocaban sobre plataformas u
salida de humos. Esta rte de la sala ot s puntos de la casa, e incluso se mo-
principal, ubicada al sur, era la zona de a su cabeza con arcilla. Los huesos
«sucia» por efecto de la cenizas y nimales salvajes, habitualmente de
la actividad cotidiana.Aq se talla ma ho,solían depositarse como ofren-
ba obsidiana y se cocina usando s cuando se levantaba o abandonaba
bolas de arcilla cocida, qu se intro una sa.¿Con ello se pretendía superar
ducían en los recipientes para ca el m do a la Naturaleza salvaje, o estar
lentar los líquidos. Tamb én era el rca e su poderoso espíritu?
lugar donde se enterraba a bebés y En Ç al Hüyük no había construcciones
neonatos. Bancos o platafo as sepa mo t plos o grandes edificios comuni-
raban esta zona de la parte «limpia», tarios, ni zonas de enterramiento; de ahí que
al norte, donde los suelos, anco s arqu logos crean que se trataba de una
N. BENN / GETTY IMAGES
LOS DIFUNTOS,
PASTO DE
LOS BUITRES

U
na de las representaciones mu-
rales mas impactantes de Çatal
Hüyük es la de figuras humanas
sin cabeza devoradas por buitres.
Se cree que podrían representar un ritual
funerario: los difuntos se debían de colocar
en posición fetal sobre los tejados de las ca-
sas, lejos de otros carnívoros; allí, los buitres
limpiaban los huesos y tal vez llevaban la
carne del difunto al otro mundo. Sabemos
que los buitres eliminan las partes blandas
de un cuerpo en horas, dejando el esqueleto
en gran parte articulado. Este proceso ha-
bría reducido el olor a descomposición, y los
DAVID TIPLING PHOTO LIBRARY / ALAMY / ACI

huesos descarnados, envueltos o atados, se


enterrarían bajo el suelo de las casas, como
para mantener cerca el alma del difunto. Es-
te ritual se ha documentado en Anatolia y
otras sociedades antiguas de Europa y Asia.

sociedad igualitaria. Esto confería a la casa gaciones recientes. También son muchas las UNA ESCENA
ENIGMÁTICA
un papel aún más importante, como el lugar incógnitas sobre el abandono de este enclave,
En los muros de
donde se transmitían las tradiciones y los aunque parece que el sistema social se fue algunas viviendas
recuerdos. Todo aquello que debía pasar de descomponiendo por cambios en la activi- de Çatal Hüyük se
generación en generación. Se han detectado dad humana y en el clima. En el período final, pintaron escenas con
edificios con más entierros y de arquitectura los arqueólogos han detectado un consumo humanos y animales
como ésta, en la que
más elaborada, en los que destacaba la pre- más intenso de plantas y animales domesti- aparece un buitre
sencia de cuernos de toro sobre pedestales cados, y una disminución de la dependencia junto a cuerpos
u otros elementos. Estas casas solían estar de animales salvajes. Las casas dejaron de ser humanos sin cabeza.
en uso durante más tiempo, y a veces inclu- el centro de las relaciones rituales y sociales
so se repetían las decoraciones y esculturas y se convirtieron en centros de producción y
del edificio demolido previamente; pero sus consumo. Además, empezó un período más
habitantes no controlaban la producción o el propicio a la sequía y los humedales se seca-
almacenamiento de alimentos ni tenían se- ron, lo que condicionó la vida en el lugar. De
pulturas más elaboradas que otras personas. todas formas, sólo se ha estudiado el cinco por
Se considera que su poder era simbólico, y ciento de la superficie de Çatal Hüyük, así que
tenían la función de mantener viva la me- miles de edificios siguen ocultos bajo tierra, a
moria histórica y cultural de la comunidad. la espera de dar respuesta a estas incógnitas.
Mellaart llamó «santuarios» a estas vivien-
das, y Hodder, «casas históricas». Para ENSAYO
Los orígenes de la civilización
¿Por qué creció tanto Çatal Hüyük? Quizá saber Charles Redman. Editorial Crítica,
más Barcelona, 1990.
las «casas históricas» fueron un elemento in- INTERNET
tegrador, y a su alrededor se fueron constru- http://www.catalhoyuk.com
(web oficial del sitio arqueológico)
yendo más edificios, como sugieren investi-
FIGURA FEMENINA HALLADA
POR JAMES MELLAART EN UN
RECIPIENTE PARA ALMACENAR ¿ERAN
GRANO. MIDE 20 CM. MUSEO
DE LAS CIVILIZACIONES DE
ANATOLIA, ANKARA.

EN EL AÑO 2016 SE DESCUBRIÓ


LA FIGURA INFERIOR, EN PIEDRA
DIOSAS
CALIZA, DE POCO MÁS DE
1.000 G DE PESO Y UNOS 17 CM
DE ALTURA. RESPONDE A LA MADRE?
TIPOLOGÍA QUE EN INGLÉS SE
CONOCE COMO «LAS TRES B»:
BELLY (BARRIGA), BUTTOCKS James Mellaart interpretó las
(NALGAS) Y BREASTS (PECHOS).
figurillas femeninas descubiertas en
Çatal Hüyük como representaciones
de una diosa madre, fruto de una
sociedad matriarcal. Pero Ian Hodder
ha recuperado más de 2.000
figurillas, muchas de forma animal
o masculina, tanto en nuevas zonas
excavadas como en los depósitos de
tierra de la excavación de Mellaart,
donde habían sido desechadas. De
todas ellas, sólo un cinco por ciento
son figuras femeninas.
NI MA
ATRIARC ADO, NI PATRIARC ADO...
Con loos resultados de las últimas excavaciones, Ian Hodder cree que no hay datos suficien-
tes para definir la sociedad de Çatal Hüyük como matriarcal o patriarcal, sino que las eviden-
cias apuntan más bien a que era una sociedad igualitaria. Las figuras debieron de cumplir
la funcción de amuletos; en todo caso, se cree que las femeninas eran símbolo de fertilidad.
Quizás una de las piezas mas famosas sea la que vemos arriba: la escultura en arcilla de una
mujer madura y voluptuosa sentada entre dos leopardos y que apoya las manos sobre las
cabezas de los animales, cuyas colas se enroscan en sus hombros; podría tratarse de una
estatuuilla que fue objeto de culto doméstico. En la original faltaban la cabeza de la mujer, su
mano derecha y una de las cabezas de leopardo, elementos que fueron reconstruidos.

ARRIBA: VINCENT J. MUSI / ALAMY / ACI. ABAJO: JASON QUINLAN / ÇATALHÖYÜK RESEARCH PROJECT

Related Interests