You are on page 1of 5

¿Qué es la Hipnosis Clínica?

Forma natural de procedimiento basado en un sistema metodológico de estrategias dirigidas al trance, estado
especial que implica un aumento de la productividad neuronal y psicológica, donde se aprende de manera
particular (sugestopedia) y que mantiene, dentro de sus constantes vitales, el ritmo necesario del sueño y la
vigilia, los sistemas del organismo (respiratorio, cardíaco, reproductivo, intestinal, endocrino, etc) y los
intercambios sensibles o afectivos con el medio en general, pudiendo manipular estos para conseguir la cura
terapéutica.

Esta conducta se da de forma espontánea, en mayor o menor grado. No supone poderes extraordinarios, de
origen desconocido, mágico o divino. La hipnosis como mero instrumento separado de otros ámbitos de la
realidad humana puede dañina (Benedi, 1996, y Cano, 2004)

Colorarios

 Mente Profunda: las instancias psíquicas comprendidas como un lago, la tierra o sembradero o de
un puente (extraer de; llevar hacia; sembrar; conectar; reconciliar; integrar).
 Reflexología: inhibición y excitación cerebral.
 Metáfora y PNL: redes neuronales; neuroplasticidad. La metáfora traspasa concepciones lógicas y
diluye barreras.
 Monodeísmo e ideodinamismo.
 Concentración y codici (o) ón (namiento); es una terapia progresiva, salvo en casos excepcionales.
 Procesamiento de información sin esfuerzo: bajo trance se procesa la información con gran
automaticidad, de manera rápida e involuntaria (Shiltain y Scheneider, 1997, y Lawrence y Perry,
S.f).
 La hipnosis posee dionisiacas; embriaguez divina, fertilidad de la naturaleza: se induce placer hacia
loa profundo para entregarse a la corriente sutil.
 La hipnosis es –da- amor incondicional a través del lenguaje; por tanto, confía en el potencial del
mismo. El cerebro puede considerarse como un sistema semiótico, Cobián.
 Actúa bajo afectoimaginería: a través de la visualización, devuelve el efecto al contenido en
defensa y en consecuencia al organismo materializando la palabra o cristalizando le sonido o la
vibración el sonido (es fundamental lograr una resonancia positiva).
 Alrededor del 70% de nuestro cuerpo es agua. El acto de vivir es un acto de fluir. Si se construye
una presa en un río para detener el flujo, el río morirá. De manera similar, si la corriente de sangre se
represa es una parte de nuestro cuerpo conllevaría a la enfermedad o al fin vital del organismo. Los
pensamientos y el lenguaje tienen un impacto en toda la vida y creación de nuestro mundo. Somos
los únicos seres capaces de usar palabras y esto nos permite alinear nuestras ondas con cualquier
cosa y con todo cuanto existe en el universo…
 Y este instantáneo: nuestras palabras pueden ir a cualquier parte y llegar a todos los seres en el
instante en que surgen. Las palabras que forman cristales hermosos son las que transmiten una
sensación de paz. Conforme continúo con mi diálogo con el agua, los cristales me enseñan sobre la
importancia de vivir en sintonía con la vida y la naturaleza, dejando hermosa a la Tierra para futuras
generaciones. El ato de vivir es un acto de fluir. “Puedes flotar si simplemente te entregas”, Emoto.
 El estímulo más potente es el elogio, Rogers.
Psicología y
psicoterapia Fisiología (Psicofisiología,
(Comunicación como reflexología; sistema
ciencia y arte, y segundo de señales,
Convicci Medicina estereotipos dinámicos,
estudio de la
ón inhibición y excitación
(Cura Clínica) personalidad)
Condició cerebral)
n

Sugestió Actitud
n Hipnosis clínica
Actitud basada en las
neurociencias y sus
aplicaciones
terapéuticas

De izquierda a derecha:
Esquema #1: Procesos multidireccional de tres factores para lograr un (a) condici (o) ón (amiento). Lisio, L. (2017;)
Esquema#2: Esencia y artística relacional de la hipnosis clínica basada en neurociencias. Lisio, L. (2017)

Empleo de Técnicas

 Relajación muscular progresiva, estiramientos y técnicas corporales para reducir resistencias,


autoscopia y visualización interna del cuerpo, técnica del espejo y del baúl.
 Cromoterapia: azul (fresco, tranquilo, compuesto, pacífico, ordenado, coherente, quieto, estado de
gracia): favorece el oxígeno y reduce el exceso de calor en el organismo, que calma y relaja el
sistema nervioso (color frío).
 Amarillo (vitalizador, altamente movible, energía pura, estimulante, activo, rápido,
vigorizante): trabaja con la fatiga, constipación (estreñimiento), artritis, rigidez muscular,
indigestiones y migrañas.
 Rosado (afectivo, tierno, amoroso, gentil, compasivo): combate la neurastenia, los pensamientos
negativos y regula y aumenta los estados de excitación y la excitación genital.
 Verde (equilibrio, estabilidad dinámica, organizado, balanceado): color refrescante y calmante.
Complemento del rojo-sangre vegetal, -clorofila, reduce la tensión sanguínea y purifica la sangre. Se
utiliza para el insomnio, dolores dorsales, hipertensión arterial, hemorroides.
 Blanco claridad, accesibilidad, trasluciente, permeado, incondicionado: tiene acción bactericida,
determina la asimilación, provoca la hiperemia (aumento de sangre en un órgano) y aumenta la
tonicidad.
 Violeta (Bendito, sublime, devótico, inspirador, dedicado): ejerce una acción calmante sobre el
corazón, favorece la eliminación de toxinas y estimula la producción de leucocitos, ayuda al cuerpo
en general para su propia defensa contra los microbios, ingestiones y diversas irritaciones en la
mucosa

Formación del Hipnólogo

 Amable pero firme; capaz de resolver cualquier situación con ingenio.


 Ágil pero cauto midiendo muy bien los movimientos y la coherencia del discurso, que ha de ser
preciso, ordenado, despacio, para digerir cada circunstancia.
 Presencia pacífica, motivadora y optimista que se mantiene serena ante los inseguros, los escépticos,
los curiosos y los bromistas.
 Voz alentadora y sedante, pero natural, que trasmita confianza, comprensión y una sensación de
respaldo paternal.
 El ambiente debe ser neutro para que la mayor influencia del mismo debe centrarse en el
hipnotizador.
 El lugar debe estar aislado de ruidos exteriores fuertes, con una temperatura entre 20 a 25 grados
centígrados. Se puede ambientar con colores azul o verde, o blanco (neutro). La iluminación será,
preferiblemente, blanca y fría.

Para el buen desempeño de la Hipnosis

 Evaluación psicológica previa para formar estrategias adecuadas y prevenir riesgos o fracasos. Tener
en cuenta los caracteres y la fisiognomía de la persona. Debe explicársele de manera sencilla en que
consiste la hipnosis.
 El descenso al sueño hipnótico es gradual, sin prisas. Nunca deberá forzarse la situación. Realizar
hasta tres intentos en los que el Hipnólogo debe mostrarse relajado y seguro.
 Vivir el estado emocional que se desea transmitir, normalmente de paz, para inspirar confianza.
Evitar dar muestras de cansancio e impaciencia.
 Excluir las bufonadas y respetar la intimidad mental, moral y la estima de la persona.
 Estar alerta para sacar al sujeto, con serenidad de cualquier experiencia excesivamente traumática o
peligrosa.
Condiciones para proceder al trance
 Aceptación voluntaria del sujeto.
 Susceptibilidad a la hipnosis (estimar el grado para moldear el empleo terapéutico).
 Rapport.
 Inhibición del pensamiento lógico para desarrollar la asociación imaginativa de respuesta.
 Monodeísmo emocional o concentración en una o más sensaciones íntimas.

Pruebas de susceptibilidad

 Movimiento pendular.
 Caída hacia delante o atrás.
 Oscilación del cuerpo.
 Brazo hacia arriba y abajo
 Caída por pérdida de fuerza (cabeza).
 Manos pegadas.
 Cuerpo pegado al asiento.
Evidencias del trance (depende del nivel)
 Respiración abdominal.
 Relajación de los gestos faciales.
 Reducción en la intensidad del tomo cutáneo.
 Movimiento ocular rápido (bajo el párpado).
 Brazos y manos sueltos y caídos.
 Rigidez muscular en estado cataléptico.
 Regresiones.
 Alucinaciones y anestesia.
 Sonambulismo.
 Clarividencia.
Fases del procedimeinto

 1. Toma de contacto.
 2. Preparación para la inducción
 3. Aplicación del método de inducción

Métodos de Inducción Fijados

Se comienza con los ojos abiertos:

 Péndulo o cualquier objeto


 La mirada
 Un punto hacia arriba, para que la vista se canse. Se puede usar un punto, preferiblemente azul.
 Las manos, comenzando por el dedo índice. También se puede realizar con otras partes del cuerpo de
la persona.
 Círculos concéntricos

Métodos de Inducción Imaginativa

Se comienza con los ojos cerrados:

 Números (también con los ojos abiertos)


 Colores y paisajes
 Conteo (también con los ojos abiertos)
 Mixto

Métodos de Inducción Directa

 Funcionan también para ablandar resistencias. Se trabaja con el cuerpo de la persona, con los ojos
cerrados:
 Elevación y caída del brazo
 Movimientos circulares con el brazo y otras ondulaciones
 Anestesia de guante (preferiblemente con la mano reflejo)
 Catalepsia
 Métodos semirápidos, rápido y de shock

Sofrología y Métodos de Inducción Espontánea

Sofrología: Focalización natural e intensa de la mente. El hipnotizador no ejerce una influencia


extraordinaria sobre los demás para convertirse en un colaborador, un guía experto. Para lograr buenos
resultados es fundamental la experiencia, conseguir soltura, espontaneidad, capacidad de improvisación y un
alto grado de empatía. Algunos son:

 Concentración hacia lo externo, concentración hacia lo interno, evocaciones idílicas, sensibilización


sensorial (masajes y otros estímulos hipógenos)
 Trances espontáneos y basados en experiencia pasadas (sentir el recuerdo de actividades que nos
acercaban al trance, como manejar una auto, leer o “de la nada, cuando…”)
 Autoinducción
Métodos de Profundización del Trance

 Concentración hacia lo externo, concentración hacia lo interno, evocaciones idílicas, sensibilización


sensorial (masajes y otros estímulos hipógenos)
 Anestesias
 Hiperestesias
 Letargia
 Catalepsias
 Sordera
 Risa

Abordajes (mensajes posthiptnóticos)

 Trastornos de ansiedad y depresión de la personalidad, adicciones, trastornos del sueño, disfunciones


sexuales, encopresis, enuresis, compensación de fobias, obesidad, preparación para el parto, dolores
y enfermedades psicosomáticas (quemaduras, inflamación y alteraciones nerviosas, articulares o
musculares, asmas amigdalitis, migraña, fibromialga, hipo e hipertensión diabetes, dermatopatías,
etc.)
 Reducción del disstrés, autoestima y motivación, potenciación de procesos cognitivos como el
aprendizaje, la atención, la creatividad y la memoria, desarrollo de la comunicación asertiva,
rendimiento deportivo, para procedimientos quirúrgicos, reducción de arrugas, ortodoncia (succión
digital, respiración bucal, lengua protráctil, reflejos vómitos) para mejorar posturas, hábitos, tics y
deflexiones. Su eficacia aumenta combinando otras terapias más debe ser de forma adecuada e
integral.

Contraindicaciones:

 Depresión mayor y episodios depresivos agudos y crónicos, pacientes neurológicos crónicos y


psicosis.