You are on page 1of 2

Ingrid Marcela Tafurt Granados

CODIGO: 1.144.130.473

“15.000 científicos vuelven a advertir a la Humanidad del daño a


la Tierra”

Síntesis

Muchos científicos, de la actualidad dan advertencia a la humanidad, de


que vamos por mal camino en cuanto el medio ambiente, donde
estamos sufriendo cambios o consecuencias debidas a las actividades o
intervesiones provocadas por el ser humano.

Entre las tendencias negativas que amenazan nuestro bienestar está el


calentamiento global y el cambio climático, que lo hemos estado
evidenciando con huracanas como Katrina y Sandy, el cual paso por
varios países latinoamericanos y otros cambios climáticos que han
surgido en varias ciudades del país de Colombia.

A mi parecer una fuerte tendencia que también es una fuerte amenaza,


es la sobrepoblación, que a medida que va creciendo para un futuro no
podrá ser tan sostenible.

Tenemos que concientizarnos y valorar más nuestro medio ambiente,


Reforzar y revalorizar los procesos de planificación ambiental y
ordenamiento del territorio para controlar y normar con criterios de
sustentabilidad, el crecimiento de zonas urbanas, agrícolas, industriales
y otras formas de desarrollo que generen impacto sobre los ecosistemas
naturales.

Debemos de Reconocer que la diversidad biológica debe ser protegida,


no sólo en las áreas naturales protegidas, sino en el resto del territorio
nacional. En tal sentido, desarrollar políticas de conservación de la
biodiversidad en áreas privadas, así como en tierras pertenecientes al
Estado.

Se deben Ejecutar programas dirigidos a la identificación y control de


especies exóticas tanto en áreas naturales como en ecosistemas
intervenidos y Desarrollar programas para la conservación de especies
amenazadas de extinción.

Fortalecer los programas de reforestación nacional para revertir las


tendencias de disminución de la superficie cubierta por bosques en el
país. Esta acción es crítica en la región norte‐costera del país, cuencas
hidrográficas y zonas con vulnerabilidad a inundaciones, deslaves y
otros eventos catastróficos.

Iniciar programas educativos a todos los niveles, dirigidos a la


valoración y conservación de la biodiversidad.

Fuentes.

http://carlosmaldonadonoguera.blogspot.com.es/