You are on page 1of 4

PLAN, PROGRAMA, PROYECTO, ACTIVIDAD, TAREA

Si bien estos términos en el lenguaje corriente pueden utilizarse indistintamente, dentro de


la jerga de la planificación existe una convención internacional que le otorga alcances muy
diferentes. Si bien hemos de ser conscientes de que no siempre se hace un uso general
de la misma. Y aunque a la práctica en ciertos países no se atienen con frecuencia a este
canon, es conveniente saber que cada uno de estos términos indica distintos niveles de
concreción.

El alcance y el significado de plan, que es el término de carácter más global. Hace


referencia a las decisiones de carácter general que expresan los lineamientos políticos
fundamentales, las prioridades, la asignación de recursos, las estrategias de acción y el
conjunto de medios e instrumentos que se van a utilizar para alcanzar las metas y objetivos
propuestos. En otras palabras, el plan es el parámetro técnico-político dentro del cual se
enmarcan los programas y proyectos.

Un programa, en sentido amplio, hace referencia a un conjunto organizado, coherente e


integrado de actividades, servicios o procesos expresados en un conjunto de proyectos
relacionados o coordinados entre sí y que son de similar naturaleza. De este modo
podemos hablar de programa de la tercera edad, programa de construcción de escuelas,
programa de salud materno-infantil, etc. Puede decirse, asimismo, que varios programas
hacen operar un plan mediante la realización de acciones orientadas a alcanzar las metas
y objetivos propuestos dentro de un período determinado. Un programa está constituido por
un conjunto de proyectos.

Lo que se denomina proyecto, al igual que los programas se concretan a través de un


conjunto de actividades organizadas y articuladas entre sí, para alcanzar determinadas
metas y objetivos específicos. La diferencia entre un programa y un proyecto radica en la
magnitud, diversidad y especificidad del objetivo que se quiere alcanzar o la acción que se
va a realizar: si es compleja, habrá de ser un programa con varios proyectos; si es sencilla,
un simple o único proyecto podrá desarrollarla.

Avanzando en la concreción, tenemos también las actividades y tareas. La actividad es el


medio de intervención sobre la realidad, mediante la realización secuencial e integrada de
diversas acciones necesarias para alcanzar las metas y objetivos específicos de un
proyecto. Y la tarea es la acción de una actividad con un grado máximo de concreción y
especificidad. Un conjunto de tareas configura una actividad, entre las muchas que hay que
realizar para concretar un proyecto.
Un ejemplo ilustrativo podría ser:
Plan: Plan de educación.
Programa: Construcción de edificios escolares
Proyecto: Construir el edificio escolar X.
Actividad: Levantar las paredes.
Tarea: Preparar el mortero de hormigón.

tarea
Proyecto actividad tarea
Proyecto actividad tarea
PROGRAMA Proyecto actividad tarea
Proyecto actividad tarea
tarea

tarea
Proyecto actividad tarea
Proyecto actividad tarea
PLAN PROGRAMA Proyecto actividad tarea
Proyecto actividad tarea
tarea

tarea
Proyecto actividad tarea
Proyecto actividad tarea
PROGRAMA Proyecto actividad tarea
Proyecto actividad tarea
tarea
PLAN:

Es un documento de trabajo que recopila y concreta los objetivos que se desean alcanzar
durante un periodo de tiempo. Tiene como punto de partida un diagnóstico de la situación
que se va a enfrentar y una evaluación de las dificultades y detalla un conjunto de
acciones a realizar.

Se trata de un instrumento de trabajo de carácter global que expone una serie de medidas
y engloba un conjunto de programas y proyectos. La finalidad del plan es organizar,
programar y prever.

En su contenido se especifican prioridades, criterios, políticas, recursos, presupuesto,


calendario de actuación, responsables, métricas y evaluación.

Tipos de planes: Los planes de una organización según su alcance y plazo pueden ser
de 3 tipos: planes estratégicos, tácticos y operativos.

Planes estratégicos: Lideran estos planes las cúpulas jerárquicas (Alta Dirección). Se
formulan por un periodo de tres a cinco años y están orientados a cumplir las metas
trazadas por la organización. Consideran a la organización como un todo y definen el
rumbo de la misma.

Planes tácticos: Lideran estos planes los principales departamentos (Directores de


áreas). En éstos se determinan los temas y aspectos que se deben trabajar a mediano
plazo (de uno a tres años) y pretenden garantizar el mejor uso de los recursos, su
optimización; son liderados por directivos o gerentes de la empresa.

Planes operativos: Lideran estos planes los mandos medios (Jefes, coordinadores,
supervisores que tienen a cargo personas) Son formulados por los directores de área por
un periodo no superior al año. Tienen como fin determinar con anterioridad el rol de cada
individuo en las unidades operacionales donde trabajará y obedece a cuestiones tácticas
y estratégicas.

Conclusión

En un plan se consideran programas y proyectos. Los programas son amplios y los


proyectos concretos.

Un PLAN se implanta a través de diversos PROGRAMAS, y de la misma manera, cada


programa implica la puesta en marcha de diferentes PROYECTOS. Por último, los
proyectos se ejecutan a través de ACTUACIONES, unidad mínima de efectos de la
planificación; por debajo de estas estarían las TAREAS o ACTIVIDADES…”.

Por ejemplo, el plan estratégico de comunicación interna puede incluir: un programa de


responsabilidad social interna, proyectos de voluntariado; programas de digitalización,
proyectos de blog corporativo; programas de crisis, proyecto de formación de portavoces.