You are on page 1of 28

Instituto Tecnológico Superior de

Coatzacoalcos
Ingeniería Mecánica

Unidad 1.- Mantenimiento a equipos hidráulicos.


1.1. Panorama general
1.2. Mantenimiento Diario
1.2.1. Verificación del nivel de aceite
1.2.2. Revisar el aspecto del aceite
1.2.3. Revisar el funcionamiento de la bomba de aceite
1.2.4. Verificar fugas de aceite
1.3. Mantenimiento Anual
1.3.1. Inspeccionar tuberías
1.3.2. Inspeccionar depósitos
1.3.3. Inspeccionar bombas
1.3.4. Inspeccionar válvulas
1.3.5. Inspeccionar motores
1.3.6. Inspeccionar circuitos de alarma
1.3.7. Inspeccionar cilindros
1.4. Lista de verificación

Semestre: 9 Grupo: C

Nombre del Docente: Cruz Martínez Víctor.


Asignatura
Apellido Paterno Apellido Materno Nombre(s)

Índice
Unidad 1.- Mantenimiento a equipos hidráulicos

Introducción………………………………………….……………………….………….
3
1.1. Panorama general………………………………………………….………………
4
1.2. Mantenimiento Diario…………………………………………………………….
7
1.2.1. Verificación del nivel de aceite……………………………………………….
10
1.2.2. Revisar el aspecto del aceite………………………..………………………..
11
1.2.3. Revisar el funcionamiento de la bomba de aceite………………………….
12
1.2.4. Verificar fugas de aceite………………………………………………..……..
13
1.3. Mantenimiento Anual……………………………………………..………………..
14
1.3.1. Inspeccionar tuberías……………………………………………………..…..
14
1.3.2. Inspeccionar depósitos……………………………………….……………….
16
1.3.3. Inspeccionar bombas………………………………………………...………..
19
1.3.4. Inspeccionar válvulas………………………………………………...……….
20
1.3.5. Inspeccionar motores………………………………………………...……….
21
1.3.6. Inspeccionar circuitos de alarma…………………………………………….
22
1.3.7. Inspeccionar cilindros………………………………………………...……….
23
1.4. Lista de verificación……………………………………………………....………..
24
Conclusión……………………………………………………………………...………..
25
Bibliografía……………………………………………………………………..………..
26

2
Introducción
Los sistemas hidráulicos y sus componentes se han vuelto más sofisticados con el
tiempo. Las presiones más altas de los sistemas y los tiempos de ciclo más rápidos
aumentan la tensión y el desgaste de los componentes, lo cual puede producir altos
niveles de contaminantes perjudiciales que causan fallas del sistema y las reparaciones
pueden ser costosas. En un esfuerzo para mantener los costos bajos con el tiempo, es
imprescindible seguir un cronograma estricto de mantenimiento del sistema hidráulico.

El filtro hidráulico es una parte importante del sistema hidráulico. Está diseñado para
extraer contaminantes perjudiciales del fluido antes de que alcancen a componentes
sensibles del sistema. Es importante utilizar el filtro hidráulico correcto (diseñado para
ese sistema específico) y mantener intervalos regulares de cambio del filtro hidráulico.

Las medidas que pueden tomarse para ayudar a mantener un sistema hidráulico limpio
son:

• Purgar todos los sistemas antes de la puesta en marcha inicial.


• En equipos nuevos, cambiar el filtro y fluido hidráulicos después del período de
operación inicial recomendado o con anterioridad.
• No dejar el sistema hidráulico abierto o expuesto a un entorno sucio.
• Mantener el nivel de fluido apropiado en el depósito hidráulico.
• Asegurarse de que los envases de fluido hidráulico, embudos y el área circundante al
depósito estén limpios.
• Asegurarse de que el fluido que se añada sea compatible con cualquier fluido restante
en el sistema.
• Seguir las directivas de temperatura del fabricante del fluido en cuanto a almacenaje.
• Asegurarse de que las mangueras hidráulicas de extremo abierto estén tapadas
cuando se reemplacen o reparen.
• Reparar las fugas.
• Solicitar que se analice el fluido al menos cada dos años o si sospecha un problema
de contaminación.
• Reemplazar el fluido de conformidad con la recomendación del fabricante o si se
produjo una falla del sistema.
• Si se observan depósitos de goma y laca sobre el filtro o dentro del mismo, esto indica
la necesidad de cambiar el fluido y el filtro con más frecuencia.
• Drenar y purgar el sistema según la recomendación del fabricante.

3
1.1. Panorama general
El mantenimiento de un sistema hidráulico

Los sistemas hidráulicos son utilizados en máquinas proporcionando a estas la fuerza


hidráulica necesaria para un funcionamiento productivo y eficaz. La energía hidráulica
utiliza un líquido denominado “fluido hidráulico” que aplica una fuerza a través de la
presión, y la transmite a los diferentes componentes del sistema hidráulico de la
máquina, por ejemplo, los motores y los cilindros. Estos líquidos usados en los sistemas
hidráulicos poseen algunas características ideales para ejercer su función de la manera
más eficaz (densidad y viscosidad apropiadas, incompresibilidad, buen poder
lubricante, etc.). Uno de los fluidos más usados es el aceite.

Además del fluido, los sistemas hidráulicos más comunes se componen de los
siguientes elementos:

 Tuberías
 Válvulas de control
 Filtros
 Tanques
 Bombas
 Accionadores o cilindros
 Válvulas de alivio
 Enfriadores

Las tuberías son los conductos por los que se distribuye el fluido. Pueden ser de
cualquier forma o largo, metálicas o flexibles (mangueras).

Las válvulas de control poseen un completo control sobre los fluidos y lo distribuyen
automáticamente por las tuberías transmitiendo la fuerza a cualquier punto de la
máquina.

Los filtros son los encargados de eliminar los residuos y contaminantes del fluido
hidráulico, para evitar daños en los distintos componentes del sistema.

4
Las función principal de un tanque hidráulico es la de almacenar el aceite hidráulico,
pero también ejerce otras funciones importantes como la de enfriarlo o permitir que el
aire se separe de este.

Las bombas son las encargadas de convertir la energía mecánica (generada desde
una fuente externa) en energía hidráulica con el fin de aumentar la presión de este. El
tamaño y la velocidad de la bomba determinan la velocidad del flujo.

Los cilindros hidráulicos son actuadores que convierten la energía hidráulica en


energía mecánica a través de la presión.

Las válvulas de alivio son las válvulas que controlan la presión del sistema para evitar
daños en los componentes. La válvula permanece cerrada si la presión no supera el
límite preestablecido, y se abrirá si este es superado, evitando así la sobrepresión del
sistema.

El enfriador elimina el calor del fluido hidráulico evitando calentamientos innecesarios.

Figura 1.- Elementos que componen un sistema hidráulico

El mantenimiento preventivo

Es importante mantener el sistema hidráulico de una máquina en las condiciones más


óptimas, para lograr así un funcionamiento eficiente y una máxima productividad al

5
menor coste posible. El mantenimiento apropiado de una máquina da como resultado
una máquina productiva. Si no se la mantiene correctamente, podría ofrecer poca
seguridad y sufrir averías. Un programa de mantenimiento periódico asegurará una vida
útil y prolongada del sistema y la seguridad del ambiente de trabajo.

Beneficios de efectuar un mantenimiento preventivo:

1. Producción eficiente.
2. Mejor utilización del personal interno de mantenimiento.
3. Reducción del inventario.
4. Reducción del tiempo de improductividad del equipo.
5. Reducción de los riesgos de seguridad.
6. Aumento de la vida útil del equipo.
7. Reducción de inversiones.
8. Menos gastos en reparación.

¿Cuándo y con qué frecuencia se deben efectuar las inspecciones periódicas y los
trabajos de mantenimiento? Dado que esto varía según el tipo de equipo, es
recomendable seguir los consejos que marque el fabricante de las máquinas tanto en la
parte mecánica como en la hidráulica.

Los trabajos de inspección están encaminados a reconocer el estado actual del


equipo. En grandes sistemas podremos encontrar puntos de inspección diarios,
mensuales e incluso anuales y, por supuesto, estos podrán ser modificados en
cualquier momento gracias a la experiencia del responsable o al resultado de la
información obtenida. Algunos puntos importantes de inspección podrían ser: la
verificación de los niveles de aceite en el tanque, la inexistencia de fugas, el estado de
los filtros, la temperatura del aceite, el estado de tuberías y mangueras, etc.

Los trabajos de mantenimiento son aquellos trabajos que se realizan para conservar
el buen estado y funcionamiento del sistema minimizando así los riesgos de averías y
aumentando su vida útil. En muchos casos estos trabajos pueden realizarse al mismo
tiempo que los trabajos de inspección.

6
1.2. Mantenimiento Diario

El campo de aplicación de los sistemas hidráulicos es infinitamente amplio. Pueden ser


muy simples como una bomba fija y un solo actuador y extremadamente complejos
como son los sistemas de múltiples bombas, usando hidráulica proporcional y con
funciones integradas de regulación. Por tanto se deben planear y ejecutar las medidas
preventivas y predictivas de estos equipos en función de la importancia y tiempo de
uso, de las consecuencias de su fallo (paro de una planta) y de las necesidades de
disponibilidad de la central hidráulica.
Inspección
Los trabajos de inspección están encaminados a reconocer el estado real del equipo
con la finalidad de conocer cómo y porqué avanza la reducción de la eficiencia y
fiabilidad del equipo dentro del proceso productivo del que se trate. Los puntos de
inspección, específicos de cada equipo, deben encontrarse claramente listados en la
denominada ruta de inspección.

Figura 2.- Inspección visual a máquina hidráulica

Como puntos importantes a inspeccionar podemos mencionar:

7
– Verificar niveles de aceite en el tanque: Pueden indicarnos fugas externas del
sistema, si el nivel baja, o fallos en intercambiadores térmicos aceite-agua, si el nivel
aumenta.
– Verificar la eficiencia de los intercambiadores de calor: Particularmente si se trata de
intercambiadores de aire-aceite en entornos muy sucios, pulverulentos y calurosos,
comprobando su correcta limpieza.
– Verificar la no existencia de fugas en el sistema: Deben inspeccionarse tuberías,
mangueras, bombas, armarios hidráulicos, bloques de válvulas y actuadores hidráulicos
para verificar la no existencia de fugas de aceite.
– Verificar la temperatura del aceite: Un incremento de la temperatura de servicio del
aceite puede indicar una reducción de la eficiencia de los intercambiadores de calor
(suciedad interior, polvo exterior, ventilador fuera de servicio, falta de alimentación de
agua, etc.).
– Verificar caudales del aceite de fugas: En ciertos elementos como son bombas,
motores hidráulicos, válvulas de control, etc. existe lo que llamamos caudal del aceite
de fugas.
– Verificar la limpieza del fluido: Mediante inspección visual sólo controlamos de forma
gruesa la limpieza o existencia de agua en el aceite.
– Verificar el grado de ensuciamiento de filtros: Esto es posible midiendo la presión
diferencial entre la entrada y salida del filtro o con el empleo de filtros con indicadores
ópticos de ensuciamiento. Un alto contenido de sustancias sólidas en el fluido provoca
un rápido desgaste de los componentes hidráulicos.

Trabajos de mantenimiento
Los trabajos de mantenimiento engloban aquellas tareas a realizar para conservar el
buen estado y funcionamiento de la instalación minimizando la reducción de su vida útil.
No están tan separados como pueda pensarse de los trabajos de inspección y
frecuentemente pueden realizarse a la vez, junto con las inspecciones periódicas.
Básicamente podemos enumerar los más importantes:

8
Figura 3.- Reparación de manguera de cilindro de un pistón hidráulico
– Reposición de aceite en la central: Deben utilizarse aceites de relleno exactamente
iguales a los existentes dentro de la central.
– Cambio del aceite hidráulico: Sólo en caso de la detección de cambios significativos
en su composición química o en su grado de limpieza fina que no sea posible eliminar
mediante equipos de filtrado externo (equipos más severos de limpieza).
– Sustitución de filtros: Cuando tengamos una indicación de filtro sucio deberán
sustituirse por filtros de iguales características.
– Reajuste de presiones: Ajuste de presiones en válvulas limitadoras, reductoras,
circuitos de mando de conexión y desconexión, etc.
– Eliminación de fugas: Con el sistema parado y sin presión deberán eliminarse todas
las fugas que existan sobre el sistema hidráulico, reemplazando para ello todos los
elementos de cierre (juntas, anillos, etc.) que sean necesarios.
– Limpieza de los equipos: Es importante mantener los elementos del sistema en
perfecto estado de limpieza, ello contribuye a realizar inspecciones más cómodas,
eficientes y a realizar intervenciones más seguras.
– Sustitución de vejigas y acumuladores: Si tras nuestra inspección hemos detectado la
existencia de vejigas y membranas de acumuladores dañadas habrá que reemplazar
estos elementos, cambiando las vejigas o sustituyendo aquellos acumuladores no
desmontables.
– Reemplazo de elementos hidráulicos: Sobre equipos sometidos a trabajo continuo y
de un alto grado de criticidad podemos aplicar un mantenimiento preventivo estricto
cambiando periódicamente aquellos elementos que, bajo nuestra experiencia, presente
un alto riesgo periódico de fallo.

9
1.2.1. Verificación del nivel de aceite

Los controles que se hacen en el líquido hidráulico son para garantizar su correcto
estado, ya que es la base para el buen funcionamiento del sistema hidráulico. El aceite
hidráulico puede trabajar a altas presiones teniendo unas características cada tipo de
aceite hidráulico que se adaptan al tipo de servicio y ambiente de trabajo. Los controles
que se realizan son de temperatura trabajando normalmente entre 40ºC y 90ºC horas,
aunque dependiendo del tipo de aceite la temperatura de trabajo no debe ser
demasiado alta, inferior a los 60ºC, ya que con temperaturas más elevadas pierde las
propiedades de una manera acelerada.

El nivel de aceite es importante controlarlo para evitar por falta de aceite entrada de
aire, aumento de la temperatura o fallos de la bomba.

El cambio del aceite o filtrado de agua se deben realizar cuando marca el fabricante,
realizándose un cambio en la puesta en marcha para eliminar las sustancias de origen y
después por años o horas de trabajo como indique el manual de mantenimiento de la
máquina. Estos cambios de aceite se pueden prolongar realizando mantenimiento
predictivo con controles de la calidad del aceite.

10
Figura 4.- Varilla con un tipo determinado de grabado, para determinar el nivel de
aceite.

1.2.2. Revisar el aspecto del aceite

Durante su utilización, el lubricante ve expuesto a sustancias extrañas, que, antes o


después, acaban afectándole, modificando sus características. Al contrario que la
temperatura o la velocidad de corte, esta modificación será permanente y progresiva.
La viscosidad de un lubricante puede disminuir a causa de:

 Base de baja calidad.


 Disolución por otra sustancia.

Y puede aumentar debido a:

 Base de baja calidad.


 Pocos aditivos
 Acumulación de contaminantes
 Oxidación.

Los factores anteriores pueden combinar su acción, de manera que incluso llegen a
anularse. Es decir, un lubricante puede perder viscosidad debido a una base de baja
calidad, y recuperarla por acumulación de suciedad. De cuallquier forma, esto implica
una degradación del lubricante, si bien es más preocupante una pérdida de viscosidad
que un incremento.

11
Figura 5.- Colores de los aceites hidráulicos

1.2.3. Revisar el funcionamiento de la bomba de aceite


Como se cuida una bomba de aceite y, a su vez, prolongar la vida útil del motor

Con el correr de los kilómetros, inevitablemente, las partes del motor, especialmente,
las que trabajan constantemente se van desgastando, también la bomba de aceite.
La consecuencia será una baja en la presión de aceite lo que provocará una lubricación
deficiente y mayor o prematuro desgaste de las piezas del motor en fricción.

Mientras el motor funciona, la combustión genera residuos (carbón), sumados a


pequeñas partículas provocadas por el desgaste de las partes en fricción (muy
abrasivas) y todo esto se deposita en el cárter lo que hace que la bomba succione a la
par que el aceite toda esta suciedad.

Esta extraña combinación de carbón con las partículas abrasivas termina disminuyendo
la eficiencia volumétrica de la bomba y provocan el desgaste de la misma.

¿Cuándo se deba cambiar una bomba de aceite?

12
En especial cuando no funciona o lo hace de forma deficiente (ver abajo presión de
aceite) y en general, cuando se repara un motor, sea de forma parcial o total (lo que se
llama hacer un medio motor: cambio de aros o todo el motor) se recomienda cambiar la
bomba de aceite.
Primero porque seguramente hace falta y segundo porque dentro del costo total del
trabajo la bomba no tiene mayor incidencia. Además, una vez que se abre un motor
cambiar la bomba asegura la inversión y no se pone en riesgo la funcionalidad del
mismo.

Figura 6.- Partes principales de una bomba de aceite tipo engrane.

1.2.4. Verificar fugas de aceite

Las fugas se dan a través de sellos y empaquetaduras; uniones de mangueras y juntas;


y por tuberías y tanques dañados, rotos y corroídos. Entre las principales causas de
fugas están la incorrecta selección, inapropiada aplicación, pobre instalación e
inadecuado mantenimiento que se le da a los sellos. Otras causas son el sobrellenado,
presurización por venteos obstruidos, sellos deteriorados y uniones dañadas por exceso
de torque. Entre las principales razones que hacen fallar un sello inicialmente y que
promueven la fuga del fluido, están la reducción de costos por parte de los ingenieros
diseñadores de la maquinaria, comisionamiento incompleto, deficientes procedimientos
de puesta en marcha de la planta, inadecuado monitoreo de condición y pobres
prácticas de mantenimiento.

Esta falta de atención a los detalles cuesta anualmente millones de dólares en aceite de
relleno, limpieza, disposición de aceite desperdiciado, tiempos de paro innecesarios,
daño ambiental y riesgos de seguridad.

13
Los filtros normales de flujo total tienen medias filtrantes de aproximadamente 10
micrones para los sistemas hidráulicos y en 40 micrones para los motores de
combustión interna, y no removerán esas partículas submicrón. Además, si los filtros se
tapan o la válvula de derivación permanece abierta por largos periodos de tiempo, por
ejemplo, durante los arranques en frío, se bombeará aceite contaminado a través del
sistema.

¿Es posible controlar las fugas?

Se estima que el 75% son corregibles. Se requiere que los ingenieros de diseño de la
maquinaria y el personal de mantenimiento sean mucho más estrictos y pongan
atención en la correcta selección y aplicación de sellos y materiales de sellado.

Figura 7.- Fuga de aceite por reten del cigüeñal.

1.3. Mantenimiento Anual

Plan de Mantenimiento.

Para un mayor control de los equipos a los que se les dará un mantenimiento
preventivo, se genera una división de la planta productiva en tres grupos:

 Producción: Todos los equipos que intervienen directamente en la producción ya


sean mecánicos, eléctricos, neumáticos, electrónicos, etc.

 Servicios: Son equipos que suministran servicios como agua, luz, aire, etc. que
no intervienen directamente en la planta productiva pero que son necesarios
para la producción.

 Edificios: Se refiere a las instalaciones compuestas de instalaciones eléctricas,


red de drenaje, agua, estructuras como oficinas, bodegas, almacenes, etc. Las
cuales requieren de mantenimiento de obra civil principalmente.

14
El mantenimiento que le aplicaremos a estos grupos de equipos lo desglosaremos en
tres campos de acción

1. Plan de Mantenimiento propiamente que contiene los formatos de operación por


equipo o máquina.
2. El calendario de actividades que nos indica la frecuencia en que se realizan los
trabajos.
3. La lista de Revisión (Check List), revisiones diarias al iniciar y finalizar
operaciones.

Plan de Mantenimiento. Formatos

Para generar el formato "Plan de mantenimiento" tomaremos como partida los


siguientes puntos:

1. Levantamiento de equipos, listado de maquinaria, equipos o sistemas


involucrados.
2. N° de operación. Se refiere al número de hoja y corresponde una hoja por
máquina o equipo.
3. Actividad. Especifica las revisiones, servicios, limpiezas, etc.
4. Realizo. Indica el encargado de realizar el trabajo.
5. Frecuencia. Con que frecuencia se realizan los trabajos, semanales, mensuales,
trimestrales, etc.
6. Periodo. Marca el día inicial y el final del trabajo que regularmente es en periodos
mensuales.
7. Observaciones. Espacio destinado para anotaciones de eventualidades o
reprogramaciones.
8. Elaboró. Nombre del operador.
9. VoBo. Nombre del encargado.

15
Figura 8.- ejemplo de formato de plan de mantenimiento.

16
1.3.1. Inspeccionar tuberías
ASPECTOS GENERALES

Las tuberías están sometidas, en forma permanente o temporal, a diversos esfuerzos


físicos, químicos, bioquímicos y biológicos, que pueden producir averías (en el sentido
de mantenimiento una avería es un estado que afecta la capacidad de funcionamiento,
o que puede conducir a que eso ocurra).

El tipo, la extensión y el momento en que se producen las averías se ven influidos por
varios factores, como lo son:

· Planificación.
· Materia prima.
· Tipo de construcción.
· Mantenimiento preventivo.
· Tipo y duración de la utilización.
· Elementos externos, como las fundaciones, el peso de los vehículos y otros.

MANTENIMIENTO

Es el conjunto de medidas para preservar y restablecer el estado ideal así como para
determinar y evaluar su estado real. Abarca las siguientes medidas:

· Mantenimiento preventivo: Conjunto de medidas para preservar el estado ideal.


· Inspección: Medidas para determinar y evaluar el estado real.
· Eliminación de las averías por:
· Reparación: Conjunto de medidas para restablecer el estado ideal.
· Saneamiento: Procedimiento para restablecer el estado óptimo de alcantarillas
dañadas por medio de reparaciones, manteniendo los materiales básicos existentes.
· Renovación. Procedimiento para construir nuevas alcantarillas. Las cuales van a
cumplir las funciones de alcantarillas antiguas que han quedado fuera de uso.

TIPOS DE AVERÍAS

· Fugas.
· Obstáculos en la salida.
· Desviaciones de ubicación.
· Desgaste mecánico.
· Corrosión.
· Deformación.
· Grietas.
· Ruptura de tubos.

17
INSPECCIÓN

La inspección debe llevarse a cabo con base en un plan, tomando en cuenta los
aspectos operativos y los relativos al estado de construcción.

Los resultados deben documentarse, de tal modo que con ellos se pueda elaborar una
clasificación de las averías. Con base en esto, deberá determinarse si los planes de
mantenimiento preventivo o de inspección deben cambiarse, o si deben introducirse
medidas para eliminar las averías.

ESTRATEGIAS DE MANTENIMIENTO

La evaluación del estado real y la estimación del peligro potencial de alcantarillas


dañadas, así como la elaboración de estrategias de mantenimiento preventivo
(reparación, saneamiento, renovación) exigen valorar los siguientes aspectos:

· Tipos.
· Ubicación.
· Extensión.
· Cantidad de averías.
· Causa y secuencia de las averías.
· Profundidad
· Edad, construcción y materiales.
· Averías anteriores y su eliminación,
· Grado de utilización hidráulica.

La valoración de las averías, tomando en cuenta estos criterios, posibilita definir


categorías de las alcantarillas dañadas según prioridades, en programas de eliminación
de daños.

Figura 9.- inspección visual de tubería.

1.3.2. Inspeccionar depósitos

18
El ojo humano es capaz de ver partículas de 40 micrones. Desafortunadamente, las
partículas que destruyen los sistemas son mucho más pequeñas que estas. De ahí, que
a pesar de que un aceite puede parecer limpio, la contaminación con partículas puede
estar corriendo muy rampante dentro del aceite.

Orígenes de la Contaminación
Un técnico entrenado debe comprender las dos fuentes principales de por qué y por
donde se origina la contaminación con partículas en los depósitos. Unas son originadas
por el propio sistema. Los contaminantes generados internamente crecen a partir de
partículas de desgaste, fugas de los intercambiadores de calor, paso a través de los
sellos, empacaduras rotas y residuos de las reparaciones.

La segunda fuente son los que ingresan a los depósitos desde el exterior a través de
respiradores abiertos sin protección, puertos de llenado, puertos de nivel, escotillas de
acceso, aceite nuevo sucio y deficientes prácticas para el relleno de aceite. Estas dos
fuentes actúan como dos frentes de contaminación, atacándolo en dos direcciones;
desde el interior y desde el exterior. Sin medidas de contención, el depósito de aceite
cae víctima de los contaminantes y al final falla.

Figura 10.-. Inspección de depósitos de aceite

19
1.3.3. Inspeccionar bombas
Mantenimiento

Ante la frecuencia de circunstancias que pueden dañar las bombas hidráulicas, es


siempre recomendable una inspección periódica de una forma bimestral o al menos
anual, según el tipo de servicio.

Todo ello con el objetivo de que su maquinaria funcione correctamente, prolongar la


vida de sus equipos y evitar paradas que le puedan acarrear averías y gastos
innecesarios.

Causas de desgaste:

Cualquier equipo o sistema hidráulica sufre, por el uso constante, un desgaste cuyas
causas son diversas.

Enumeramos y describimos brevemente las principales:

-Desgaste abrasivo: es el que se produce por cortes en el metal por partículas duras.
Puede reducirse removiendo los restos de manufactura antes de iniciar el trabajo.

-Mala lubricación: El desgaste por deslizamiento del pistón afecta al rendimiento del
plato y del eje del pistón.

-Oxidación del fluido: Las operaciones a altas temperaturas aceleran la formación de


ácidos en los fluidos debida a la oxidación

-Desgaste por erosión: Es el que tiene lugar por el líquido en contacto con la superficie.

-Desgaste adhesivo: cuando las asperezas de la superficie se someten a un contacto


deslizante bajo una carga

20
Figura 11.- Mantenimiento a bomba hidráulica
1.3.4. Inspeccionar válvulas
Las válvulas hidráulicas son mecanismos que sirven para regular el flujo de fluidos.
Pueden desempeñan distintas funciones, recibiendo en cada caso un nombre diferente.
Una posible clasificación sería:

 Válvulas distribuidoras: Su función es dirigir el flujo por el circuito según nos


convenga. Alimentan a los actuadores y a otras válvulas.
 Válvulas de cierre: Impiden el paso de fluido en un sentido, permitiendo la libre
circulación en el sentido contrario.
 Válvulas de flujo: Permiten modificar la velocidad de un actuador.
 Válvulas de presión: Limitan la presión de trabajo en el circuito, actuando como
elemento de seguridad. A su vez se pueden clasificar en:
o Válvulas limitadoras, cuando se supera un determinado valor de presión
descargan el circuito.
o Válvulas reductoras, limitan o reducen la presión. En ocasiones un
determinado componente del circuito necesita, para su correcto
funcionamiento una presión inferior a la del fluido, en esta situación se
utilizaría una válvula reductora.
 Válvulas secuenciadoras: En ocasiones dentro de un circuito interesa que dos
cilindros que se alimentan simultáneamente, deseamos que uno actúe antes que el
otro, en esta situación con el uso de una válvula secuenciadora se conseguiría
producir un desfase entre los cilindros.
 Válvulas de frenado: Son utilizadas para el retorno de los motores hidráulicos, ya
que evitan excesos de velocidad cuando el motor recibe una sobrecarga, así
mismo evitan que se produzcan sobrepresiones cuando se desacelera o se detiene
la carga.

Figura 12.- Inspección de válvula de seguridad


21
1.3.5. Inspeccionar motores
Un motor hidráulico es un actuador mecánico que convierte presión hidráulica y flujo en
un par de torsión y un desplazamiento angular, es decir, en una rotación o giro. Su
funcionamiento es pues inverso al de las bombas hidráulicas y es el equivalente
rotatorio del cilindro hidráulico. Se emplean sobre todo porque entregan un par muy
grande a velocidades de giro pequeñas en comparación con los motores eléctricos.

Sus componentes básicos son un recipiente, un filtro, una bomba, una válvula de
control del flujo y un actuador o cilindro.

El motor hidráulico funciona usando aceite para generar trabajo mediante la


transformación de la energía. Funciona mediante el paso de aceite que es impulsado
por una bomba de presión hacia unas tuberías que dan a parar al interior del motor. El
aceite es filtrado para evitar impurezas y posee una válvula de seguridad para el control
del caudal.

El sistema de accionamiento es por cilindros con movimientos lineales o por bombas


con movimientos rotativos.
Se clasifican según la velocidad, tamaño o desplazamiento, la fuerza y las limitaciones
de máxima presión.

Tipos de motores:

Motores HSLT (motores de velocidad alta y bajo par).


Motores LSHT (motores de velocidad baja y alto par).
Motores generadores de par. (rotación limitado).
Mantenimiento

Se debe hacer una prevención de la contaminación con polvo que pueda causar un
deterioro en las piezas hidráulicas. El funcionamiento básico de un motor hidráulico se
basa en la obtención de fuerza a través de la transformación de la energía de un fluido.

Un correcto mantenimiento es fundamental para alargar la vida de este tipo de motores.

22
Figura 13.- partes principales de un motor hidráulico.
1.3.6. Inspeccionar circuitos de alarma
La luz de advertencia del aceite de tu vehículo te avisa cuando la presión del aceite es
peligrosamente baja. A menudo confundido con una indicación del nivel de aceite, la luz
se activa cuando en realidad no hay suficiente presión para inyectar aceite en los
cilindros en el motor. Sin la lubricación que el aceite proporciona, los cilindros pueden
dañarse, lo cual lleva a requerir un nuevo motor. La luz de advertencia del aceite puede
encenderse a causa de varios problemas comunes.

Baja presión del aceite


Una baja presión del aceite es la razón más común por la cual la luz del aceite en tu
vehículo se enciende. Un sensor en el motor determina si el aceite se está bombeando
en suficiente cantidad como para canalizar a través de los orificios estrechos en los
pistones y otras piezas del motor. Sin una presión suficiente, el aceite no llega a las
zonas necesarias del motor. La fricción de las piezas del motor que frotan unas contra
otras dará lugar al calor y la abrasión, dañando de forma rápida el motor requiriendo
una reparación.

Figura 13.- Símbolo de aceite en el vehículo.

23
1.3.7. Inspeccionar cilindros
Los cilindros hidráulicos obtienen la energía de un fluido hidráulico presurizado, que es
típicamente algún tipo de aceite. El cilindro hidráulico consiste básicamente en dos
piezas: un cilindro barril y un pistón o émbolo móvil conectado a un vástago. El cilindro
barril está cerrado por los dos extremos, en uno está el fondo y en el otro, la cabeza por
donde se introduce el pistón, que tiene una perforación por donde sale el vástago. El
pistón divide el interior del cilindro en dos cámaras: la cámara inferior y la cámara del
vástago. La presión hidráulica actúa en el pistón para producir el movimiento lineal.

Figura 14.- Partes principales de un cilindro hidráulico

24
1.4. Lista de verificación

A continuación se sugiere la siguiente Lista de Verificación para ser implementada en


sus sistemas hidráulicos, también podemos emplear un sistema de gestión de
mantenimiento computarizado (CMMS) para ayudar a determinar el momento adecuado
y automatizar las tareas de mantenimiento. Y no se olvide de mantener siempre el plan
de Seguridad y Salud Industrial a la hora de consultar la lista.

25
Conclusión

Las presiones más altas de los sistemas y los tiempos de ciclo más rápidos aumentan
la tensión y el desgaste de los componentes, lo cual puede producir altos niveles de
contaminantes perjudiciales que causan fallas del sistema y las reparaciones pueden
ser costosas. En un esfuerzo para mantener los costos bajos con el tiempo, es
imprescindible seguir un cronograma estricto de mantenimiento del sistema hidráulico.

26
El filtro hidráulico es una parte importante del sistema hidráulico. Está diseñado para
extraer contaminantes perjudiciales del fluido antes de que alcancen a componentes
sensibles del sistema. Es importante utilizar el filtro hidráulico correcto (diseñado para
ese sistema específico) y mantener intervalos regulares de cambio del filtro hidráulico.

Bibliografía

 https://www.linkedin.com/pulse/make-mistake-student-debt-problem-national-
crisis-marta-l-tellado

 Máquinas hidráulicas
 Urbano Jesús Sánchez Domínguez

27
 Problemas de máquinas hidráulicas
 Blas Zamora Parra, Antonio Viedma Robles

 Teoría de máquinas hidráulicas - Página 12-5


 Antonio Viedma Robles, Blas Zamora Parra – 1997

 Operatividad con sistemas mecánicos, hidráulicos, neumáticos


 Pedro Bueno Márquez - 2014

28