You are on page 1of 21

UNIVERSIDAD NACIONAL

“SANTIAGO ANTÚNEZ DE MAYOLO”


FACULTAD DE CIENCIAS DEL AMBIENTE
Modelación hidráulica

CURSO : Mecánica de Fluidos


CICLO :V
DOCENTE : ING. BAYONA ANTUNEZ REMO CRISANTO
ALUMNAS : Armas Ramírez Lisbeth Nelva
Márquez Mejía Heidy
Milla Alegre Mayli Jhosara

Huaraz- 2018

pág. 1
INTRODUCCIÓN
La modelación se ha desarrollado notablemente en el campo de la hidráulica, existen
evidencias de estudios de diseños hidráulicos realizados desde tiempos antiguos,
mediante pequeñas representaciones de estructuras y máquinas, por los cuales se ha
llegado a enunciar principios fundamentales en la hidráulica; sin embargo hasta hace
poco tiempo la experimentación hidráulica se llevaba a cabo habitualmente a escala real
ya sea en vertederos, canales, tuberías y presas construidas sobre el terreno. Es durante
el último medio siglo, cuando se han desarrollado métodos por los cuales, como
resultado de experimentos realizados en modelos a escala reducida, es posible predecir
la conducta de una estructura o prototipo. El sistema semejante reducido o simplificado
es lo que llamamos modelo, frente a la realidad que llamamos prototipo.
El estudio del análisis del prototipo es la base del desarrollo de la ingeniería de los
muchos campos que abarca; puesto que los modelos a escala son más fáciles de
manipular y por tanto es más fácil su estudio y análisis.
En la mecánica de fluidos es uno de los campos más importantes ya que toda obra de
ingeniería en la que es aplicada la mecánica de fluidos; primero es estudiado mediante
modelos a escala y luego aplicados a la realidad. Sin duda, debido a los altísimos costos
de muchos aparatos como barcos aviones y cohetes se requieren diseños preliminares
cuidadosos y ensayos sobre modelos antes de que pueda concretarse y hacer realidad
del proyecto para evitar en lo mínimo cualquier defecto del modelo real.
La base del estudio de prototipos es obtener la similitud dinámica, aunque no se obtenga
con precisión una igualdad geométrica a escala.

pág. 2
ÍNDICE

OBJETIVOS..................................................................................................................................... 4
Modelación hidráulica .................................................................................................................. 5
1. Similitud geométrica, cinemática y dinámica. ................................................................. 5
1.1. Leyes de similitud. Condiciones de Froude, Reynolds y Euler................................ 8
1.2. Planeación y construcción de modelos hidráulicos ............................................... 12
2. Flujo en orificios, compuertas y vertedores .................................................................. 13
3. Dispositivos de medición (tubo de Venturi, tubo de Pitot, rotámetro) ....................... 16
Tubo de Pitot ...................................................................................................................... 16
Tubo de Venturi .................................................................................................................. 16
rotámetros .......................................................................................................................... 17
4. APLICACIÓN Y APORTE DE LOS MODELOS HIDRÁULICOS ............................................. 18
5. VENTAJAS DE LOS MODELOS HIDRÁULICOS .................................................................. 19
6. IMPORTANCIA DE LOS MODELOS HIDRÁULICOS EN LAS CONSTRUCCIONES ............... 19
CONCLUSIONES ........................................................................................................................... 19
BIBLIOGRAFÍA ............................................................................................................................. 21

pág. 3
OBJETIVOS
 Comprender la importancia de los modelos a escala en proyectos de ingeniería
en los que se aplique la mecánica de fluidos y en general para cualquier otro tipo
de proyecto.
 comprender la aplicación de los conceptos estudiados mediante el trabajo que
se realizará.
 Demostrar que la base del modelo a escala debe representar los mismos ímpetus
que se aplican en el modelo real.

pág. 4
Modelación hidráulica
La modelación se ha desarrollado notablemente en el campo de la hidráulica, existen
evidencias de estudios de diseños hidráulicos realizados desde tiempos antiguos,
mediante pequeñas representaciones de estructuras y máquinas, por los cuales se ha
llegado a enunciar principios fundamentales en la hidráulica; sin embargo hasta hace
poco tiempo la experimentación hidráulica se llevaba a cabo habitualmente a escala real
ya sea en vertederos, canales, tuberías y presas construidas sobre el terreno.
Es durante el último medio siglo, cuando se han desarrollado métodos por los cuales,
como resultado de experimentos realizados en modelos a escala reducida, es posible
predecir la conducta de una estructura o prototipo. El sistema semejante reducido o
simplificado es lo que llamamos modelo, frente a la realidad que llamamos prototipo.
Los principios en que se basa este procedimiento incluyen las teorías de similitud
hidráulica. El análisis de las relaciones básicas de las diversas cantidades físicas incluidas
en el movimiento y la acción dinámica del fluido denominada análisis dimensional. En la
actualidad, se diseñan y construyen pocas o ninguna estructura hidráulica importante,
sin estudios preliminares de modelos, más o menos extensos.
Los modelos hidráulicos han encontrado creciente aplicación para controlar y modificar
diseños analíticos de estructuras hidráulicas. Mediante el uso de modelos físicos es
posible experimentar a costos relativamente bajos y con economías substanciales de
tiempo, hasta obtener condiciones óptimas.

1. Similitud geométrica, cinemática y dinámica.


Similitud geométrica
Considere dos flujos, como los mostrados en la fig. 5. 1, que se designaran como modelo
y prototipo. Mientras que el primero tiene, en general, dimensiones menores que el
segundo y es el que se reproduce en el laboratorio, el segundo representa la estructura
real por construir.

pág. 5
Figura 5.1. Similitud dinámica entre dos flujos del modelo y el prototipo (a y b)
La similitud geométrica implica, de un modo estricto, que sea igual la relación de todas
las longitudes homologas en los dos sistemas. Esto es, si dentro de los flujos ciertas
dimensiones se seleccionan y además, se designan con p al prototipo y con m al modelo
(Fig. 5.1), la similitud geométrica significaría, por ejemplo, que
𝑆𝑝
𝑙𝑒 =
𝑆𝑚
Donde 𝑙𝑒 es la escala de líneas que cuantifica el tamaño relativo de los dos sistemas.
Una consecuencia de la similitud geométrica exacta es que la relación de áreas y
volúmenes en ambos sistemas se puede expresar en términos del cuadrado y del cubo
de 𝑙𝑒 , esto es:

𝐴𝑒 = 𝑙𝑒2

𝑉𝑐 = 𝑙𝑒2
En algunos casos, es factible que la similitud geométrica exista solo en lo que se refiere
a las dimensiones sobre planos horizontales y las dimensiones verticales pueden quedar
distorsionadas con otra escala de líneas (como el caso de los modelos de ríos o de
puertos) donde el conservar la misma escala de líneas en las tres direcciones significaría

pág. 6
tener tirantes muy pequeños en los modelos. Se tendrían así, por ejemplo, escalas de
líneas de dimensiones verticales y horizontales, como sigue:
𝐻𝑃 𝑆𝑝
𝑙𝑒𝑣 = = …
𝐻𝑚 𝑆𝑚
𝐵𝑣
𝑙𝑒ℎ = …
𝐵𝑚

La similitud geométrica se extiende también a la rugosidad superficial de las paredes


que limitan al flujo, pues si el modelo tiene un tamaño igual a un décimo del prototipo
(𝑙𝑒 = 10) , entonces la altura de las proyecciones de las rugosidades debe estar en la
misma relación. Esto es difícil de lograr en la práctica, por lo que en ocasiones es
necesaria una distorsión geométrica en la dimensión longitudinal de la conducción
respecto a las otras dos dimensiones, con objeto de lograr la misma relación de pérdidas
de energía en ambas estructuras.

 Similitud cinemática y dinámica.

La similitud cinemática entre dos sistemas de flujo se interpreta como la semejanza


geométrica entre líneas de corriente de ambos flujos, sin distorsión o con ella. La
similitud dinámica implica que haya similitud dinámica implica que haya similitud
geométrica, o bien, distorsionada, además que sea la misma relación de las fuerzas
dinámicas en puntos homólogos.
En la similitud dinámica al igual que en la similitud geométrica, existen escalas de
velocidades, viscosas, de fuerzas, tiempos, densidades, viscosidades, etcétera, que
miden la relación entre las características de los flujos o propiedades de los fluidos
utilizados en los mismos y referidas a dos puntos R homólogos, que se designaran con
el símbolo hasta ahora utilizados, pero añadiendo el subíndice e (escala).por ejemplo
𝑝𝑒 , 𝜇𝑒 , 𝑣𝑒 se refieren a los propiedades de los fluidos que se utilicen en el prototipo y el
modelo.
Además, por definición sabemos que:
(5.1a)
𝑙𝑒
𝑣𝑒 =
𝑡𝑒
(5.1b)

pág. 7
𝑙𝑒
𝑡𝑒 =
𝑣𝑒
(5.1c)

𝑄𝑒 = 𝐴𝑒 𝑉𝑒
(5.1d)
𝑙𝑒
𝑎𝑒 =
𝑡𝑒2
(5.1e)
𝑦𝑒
𝑝𝑒 =
𝑔𝑒
(5.1d)
𝜇𝑒
𝑣𝑒 =
𝑝𝑒
Con las definiciones de escala antes dadas, la ecuación equivalente para el prototipo es
(5.2)

𝑣2
𝜕( 2𝑚 ) 𝑙𝑒 𝜕𝑣𝑚
= +( )
𝜕𝑠𝑚 𝑣𝑒 𝑡𝑛 𝜕𝑡𝑚
Los términos entre paréntesis, de esta ecuación, relacionan las diferentes escalas
utilizadas y es igualmente valido utilizar los recíprocos (exceptuando el ultimo). por
ejemplo, igualando el primero con el que corresponde al de la aceleración convectiva
(de valor de 1), por definición de escalas, resulta lo siguiente:
(5.3)
𝑝𝑝 𝑣𝑝2 𝑃𝑚 𝑣𝑚
2
=
𝑝𝑝 𝑝𝑚

Esto es, para que haya similitud dinámica, por lo que respecta a la fuerza de presión, es
necesario que el parámetro 𝐸𝑢 = 𝑝𝑣 2 /𝑝 sea el mismo en el modelo y en el prototipo.
En general, p representa la diferencia de presiones Δp, entre dos puntos de flujo o entre
un punto y la presión atmosférica. Este parámetro es adimensional y es la relación entre
la fuerza de inercia y la debida al gradiente de presiones.

1.1. Leyes de similitud. Condiciones de Froude, Reynolds y Euler

Cuando se divide la fuerza que actúa en un fenómeno hidráulico por la fuerza de inercia
(siempre está presente), se obtiene un numero adimensional el cual debe ser el mismo
en el modelo y prototipo en punto homólogos, cuando se cumpla la similitud dinámica.

pág. 8
Las expresiones adimensionales, en el lenguaje hidráulico se les designan como leyes de
similitud.

Por medio de un razonamiento análogo se obtuvieron cuatro parámetros


adimensionales a saber:

𝑓𝑢𝑒𝑟𝑧𝑎 𝑑𝑒 𝑖𝑛𝑒𝑟𝑐𝑖𝑎 𝑝𝑣 2
𝐸𝑢 = =
𝑓𝑢𝑒𝑟𝑧𝑎 𝑑𝑒 𝑝𝑟𝑒𝑠𝑖𝑜𝑛 ∆𝑝

𝑓𝑢𝑒𝑟𝑧𝑎 𝑑𝑒 𝑖𝑛𝑒𝑟𝑐𝑖𝑎 𝑣𝑙 𝑣𝑙
𝑅𝑒 = = =
𝑓𝑢𝑒𝑟𝑧𝑎 𝑣𝑖𝑠𝑐𝑜𝑠𝑎 𝜇/𝑝 𝑣

𝑓𝑢𝑒𝑟𝑧𝑎 𝑑𝑒 𝑖𝑛𝑒𝑟𝑐𝑖𝑎 𝑣2
𝐹𝑟 2 = =
𝑓𝑢𝑒𝑟𝑧𝑎 𝑔𝑟𝑎𝑣𝑖𝑡𝑎𝑐𝑖𝑜𝑛𝑎𝑙 𝑔𝑙

𝑎𝑐𝑒𝑙𝑒𝑟𝑎𝑐𝑖𝑜𝑛 𝑙𝑜𝑐𝑎𝑙 𝑙
𝑆= =
𝑓𝑢𝑒𝑟𝑧𝑎 𝑑𝑒 𝑖𝑛𝑒𝑟𝑐𝑖𝑎 𝑣𝑡

El primer parámetro de los obtenidos arriba se llama número de Euler y rige aquellos
fenómenos donde son preponderantes los cambios ∆𝑝 de las presiones. Con 𝑝 = 𝛾/𝑔
y ℎ = ∆𝑝/𝛾, se escribe comúnmente así:
(5.4)
𝑝𝑣 2 𝑣 2
𝐸𝑢 = =
∆𝑝 𝑔ℎ
Parámetro que tiene importancia en fenómenos de flujo ocasionados por una gradiente
de presiones donde la densidad y la aceleración del fluido intervienen primordialmente
en el fenómeno y las fuerzas viscosas pierden importancia.
Es decir, el movimiento depende de la forma del flujo, con una configuración
prácticamente invariable de las líneas de corriente. Esto ocurre en problemas de flujo a
presión como en la tubería, orificios, válvulas, compuertas, distribución local de
presiones sobre un obstáculo, etcétera.

 El segundo número se llama de Reynolds y se acostumbrar a escribir:


(5.5)
𝑣𝑙
𝑅𝑒 =
𝑣
Es válido en aquellos flujos a poca velocidad donde las fuerzas viscosas son las más
importantes. Un número de Reynolds grande indica una preponderancia marcada de las

pág. 9
fuerzas de inercia sobre las viscosas, como por ejemplo - el flujo turbulento, en que la
viscosidad tiene escasa importancia y el fenómeno depende solo del número de Euler.
Cuando este es pequeño depende de ambos números.
El número de Reynolds se usa a menudo como el criterio de semejanza en la prueba de
modelos de naves áreas, cuerpos sumergidos en un flujo, medidores de gasto,
transiciones en conductos, etcétera, en los cuales las características del flujo están
sujetas a efectos viscosos.

 El tercer número se llama de Froude y en general se representa como la raíz


cuadrada de la relación de fuerzas, es decir:
𝑣
𝐹𝑟 =
√𝑔𝑙
El número de Froude tiene importancia en flujos con velocidades grandes que ocurren
por la acción exclusiva de la gravedad; tal es el caso del flujo turbulento a superficie libre,
donde los efectos viscosos son despreciables. A medida que aumenta el número de
Froude, mayor es la reacción inercial de cualquier fuerza; en tanto disminuye, mayor es
el efecto de la fuerza gravitacional. Cuando el flujo es horizontal, la acción del peso
desaparece y con ella la influencia del número de Froude.

 Finalmente, en aquellos problemas de flujo no permanente en los que la


periodicidad del fenómeno es importante, el número llamado de Strouhal
caracteriza su acción. Si se considera que la frecuencia del fenómeno periódico es
f=1/t, se tiene que

(5.7)
𝑓𝑙
𝑆=
𝑣
Donde t representa una dimensión típica del cuerpo obstruyendo el flujo y v una
velocidad típica dentro del flujo. Este número es importante en flujos relacionados con
la formación de vórtices, movimiento de ondas, efectos de vibración en cuerpos
colocados en un flujo, etcétera y representa la raíz cuadrada de la relación de una fuerza
hidro aerodinámica (que actúa para restaurar el equilibrio en la configuración de un
flujo) y la fuerza de inercia de la masa oscilante del fluido.
Como ya se había señalado, para lograr similitud dinámica es necesario que los números
antes definidos resulten iguales en el modelo y en el prototipo. En la práctica no se
pueden satisfacer todos los parámetros de manera simultánea y se da preferencia a
aquel o aquellos que tengan mayor importancia en el flujo.

Sistemas de presión. En este caso, los cambios de presión se deben a una combinación
de los efectos dinámicos producidos por la aceleración, viscosidad y gravedad. En el caso
común de un flujo de densidad constante, el efecto de gravedad es una distribución de

pág. 10
presiones hidrostáticas, superpuesta a una presión variable debida a otros efectos, de
ahí que el número de Reynolds sea el más importante y deba ser igual en modelo
prototipo, esto es:
(5.8)
𝑉𝑒 𝑙𝑒
=1
𝑣𝑒
Donde 𝑉𝑒 es la escala de velocidad y 𝑣𝑒 de viscosidad cinemática; resulta entonces lo
siguiente:
(5.9)
𝑉𝑒 𝜇𝑒
𝑉𝑒 = =
𝑙𝑒 𝑝𝑒 𝑙𝑒
La escala de tiempos es
(5.10)
𝑙𝑒 𝑙𝑒2
𝑡𝑒 = =
𝑉𝑒 𝑣𝑒

La de aceleraciones
(5.11)
𝑉𝑒 𝑣𝑒2 𝜇𝑒2
𝑎𝑒 = = 3 = 23
𝑡𝑒 𝑙𝑒 𝑝𝑒 𝑙𝑒
La de las fuerzas viscosas
(5.12)
𝜇𝑒2 𝜇𝑒2
𝐹𝑒 = 𝑚𝑒 𝑎0 = 𝑝𝑒 𝑙𝑒3 =
𝑝𝑒2 𝑙𝑒3 𝑝𝑒
Y por último depresiones
(5.13)

𝐹𝑒 𝜇𝑒2
𝑃𝑒 = =
𝐴𝑒 𝑝𝑒 𝑙𝑒2
Al utilizar el criterio de semejanza de Reynolds puede demostrarse que las fuerzas
gravitacionales se anulan y no tiene, por lo tanto, efectos sobre las características del
flujo. Sin embargo, en la mayoría de los estudios con modelos el número de Reynolds
varía desde 1 𝑥 106 a 20 𝑥 106 , por la cual la utilización de este criterio de semejanza
es poco usual en la práctica. (AVILA, 1995)

pág. 11
1.2. Planeación y construcción de modelos hidráulicos

El uso de modelos físicos a escala reducida, llamados simplemente modelos hidráulicos,


implica que éstos deben ser semejantes al prototipo, para lo cual debe satisfacerse las
leyes de similitud Geométrica, Cinemática y Dinámica, que en conjunto relacionan
magnitudes físicas homólogas definidas entre ambos sistemas.
Cuando se va a realizar una comparación con respecto a la similitud geométrica se
definen puntos homólogos sobre los cuales se definen magnitudes tales como velocidad,
presión, etc.; de igual manera se definen lados, superficies y volúmenes homólogos. La
similitud geométrica implica una relación constante para cualquier longitud L, esta
relación es denominada escala de líneas de longitudes. Cuando la comparación entre el
prototipo y modelo es con respecto a un movimiento, se establece entonces la similitud
cinemática; ésta se cumple cuando los patrones la forma de los patrones de flujos
homólogos son iguales en cualquier tiempo, es decir, hay similitud en el movimiento de
los sistemas. Es por esto que la relación de velocidades entre estos puntos debe ser
constante y es denominada escala de velocidades. Es un requisito que se cumpla con la
similitud geométrica para que se cumpla la similitud cinemática.
El movimiento de un fluido en el modelo y el en el prototipo, para que sea similar en
forma completa, no es suficiente con que se cumpla con las similitudes geométrica y
cinemática, también es necesario tomar en consideración la acción de fuerzas sobre las
partículas de un fluido, tales como fricción, tensión superficial, gravedad o peso, fuerzas
de inercia, de Coriolis, etc. Lo anterior implica que la relación de fuerzas homólogas
también debe ser constante, estableciéndose así la escala dinámica de fuerzas.
(ARTURO, 1965)
En el diseño de estructura hidráulicas comunes se ha determinado cuales son los
factores típicos que gobiernan su comportamiento y por lo tanto su modelación y
diseño. A continuación, se presentan algunos ejemplos:
Tipo de estructura factores de diseño típicos

1. ESTRUCTURAS DE CONTROL Descarga niveles de agua.


a. tomas Velocidad, pérdidas, presión.
b. Muros de contención (fuerzas), vibraciones, inestabilidades
c. Compuertas Vórtices, demanda de aire, sedimentos.
d. Ataguías Hielo, cavitación, oleajes.
e. Divisoras de aguas Patrones de flujo

pág. 12
2. CONDUCCION Niveles de agua, perdidas.
a. Vertederos Velocidades, perdidas, entrada.
b. Canales De aire, cavitación.
c. Túneles

3. DISPARADORES DE ENERGIA Niveles de agua, perdidas.


a. Ampliaciones abruptas Presión, vibración, demanda de aire.
b. Difusores Cavitación, abrasión, oleaje.
c. Pantallas

2. Flujo en orificios, compuertas y vertedores

Con el fin de tomar en cuenta los parámetros no considerados en la formulación teorice


de un fenómeno, suelen considerar coeficientes de corrección a los valores teóricos
obtenidos que proporcionen valores reales. (AVILA, 1995)
El flujo a través de orificios, vertederos y compuertas son ejemplos típicos donde estos
coeficientes encuentran aplicación.
- Coeficiente de descarga.
El coeficiente de descarga “Cd” es la relación entre el caudal real que pasa a través de
un dispositivo y el caudal real.
Cd= caudal real/caudal ideal
- Coeficiente de velocidad.
El coeficiente de velocidad “Cv” es la relación entre la velocidad media real en la sección
recta de la corriente y la velocidad media ideal que se tendría son rozamiento.
Cv= velocidad media real/velocidad media ideal
- Coeficiente de contracción.
El coeficiente de contracción “Cc” es la relación entre el área de la sección recta
contraída de una corriente y el área del orificio a través del cual fluye el fluido.
Cc = área de flujo contraído/área de orificio
Se cumple que Cd= Cv*Cc

pág. 13
Flujo en orificios

Flujo en compuertas.
Q=Cd b*a √2*g*y1
Cd = coeficiente de descarga
B = ancho de compuerta
A = abertura de compuerta

pág. 14
Y1 = profundidad del flujo aguas arriba de la compuerta.

Flujo en vertederos

b = ancho del vertedero


h = carga de aguas arriba del vertedero
Cd = coeficiente de descarga (en un vertedero son contracciones laterales puede
emplearse Cd = 0.61 + 0.08 h/w).

pág. 15
3. Dispositivos de medición (tubo de Venturi, tubo de Pitot, rotámetro)

Tubo de Pitot

El tubo tiene una forma de L y al introducirse en el líquido en movimiento (como las


aguas de un río), debido a la presión, el agua se eleva en el tubo hasta alcanzar cierta
altura sobre la superficie de la corriente. Conociendo esta altura, la velocidad del fluido
se obtiene con el Teorema de Torricelli:

V1= 𝑐 √2𝑔𝐻

Dónde:

H es la carga total que produce el flujo en m (altura de líquido)

C es el coeficiente de descarga, puede escribirse en relación con el coeficiente de


velocidad y al de contracción.

Tubo de Venturi
El efecto Venturi (también conocido tubo de Venturi) consiste en que un fluido en
movimiento dentro de un conducto cerrado disminuye su presión al aumentar la
velocidad después de pasar por una zona de sección menor, llamada “garganta”. Si en
esta parte estrecha se introduce el extremo de otro conducto o tubo, se produce una
aspiración del fluido contenido en él. Este efecto, demostrado en 1797, recibe su
nombre del físico italiano: Giovanni Battista Venturi (1746-1822).

pág. 16
Se puede deducir una expresión para la rapidez de flujo v1 en función de las áreas
transversales A1 y A2 y la diferencia de altura h en los tubos verticales, quedando

2𝑔∆𝐻
𝑣2 =
√ 𝐴 2
(1 − (𝐴2 ) )
1

De esta fórmula, podemos concluir que entre mayor sea la diferencia de alturas entre
los dos tubos, mayor debe ser la velocidad del fluido en el estrechamiento. También
podemos ver (un poco más difícilmente) que a mayor diferencia entre las áreas 1 y 2, es
mayor la velocidad en la parte estrecha.

Se pueden medir directamente las presiones en la parte normal y en la parte angosta


del conducto, colocando manómetros en dichas partes. Se puede demostrar que
aplicando la ecuación de Bernoulli, la velocidad del líquido se obtiene con la siguiente
expresión:

Además de determinar la velocidad de los fluidos en un conducto, el efecto Venturi tiene


otras aplicaciones: el suministro de gasolina de un motor con carburador se consigue
utilizando un tubo de Venturi; los rociadores o atomizadores, como los utilizados para
pintar, también aplican este efecto.

rotámetros

Este instrumento es un medidor de caudal en tuberías con caídas de presión constante


y de área variable. Consiste en un flotador que funciona como indicador y se mueva
libremente en el interior de un tubo vertical cónico, el tubo posee un extremo angosto
en la parte inferior. Por este extremo se encuentra la entrada del fluido, cuando el flujo
se activa, en ese momento el flotador comienza a funcionar hasta que el área anular,

pág. 17
entre la pared del tubo y el flotador, sea tal que la caída de presión dentro del tubo
vertical sea suficiente para equilibrar al flotador.

Cuando se trata de presiones bajas, el tubo cónico es de vidrio y para hacer mediciones
cuando existen presiones altas, el tubo es de metal, este se encuentra graduado con una
escala lineal. Dependiendo de la posición en la que se indique que se equilibre el
flotador, el caudal o gasto del fluido en la tubería será distinto.

El fundamento sobre el funcionamiento del rotámetro se basa en que el empuje


realizado es directamente proporcional al desplazamiento del émbolo, basándose en el
principio de Arquímedes que dice: “Todo cuerpo sumergido en un líquido, experimenta
un empuje vertical y hacia arriba al peso del líquido, desalojándolo”. La altura en la que
se desplace el flotador será equivalente a un determinado flujo. Cuando aparte del
caudal es necesario conocer la velocidad del desplazamiento, se puede despejar V en la
fórmula de la continuidad, la cual es: Q=VA, despejando la velocidad, queda: V=Q/A; en
esta fórmula, Q=caudal, V=velocidad, A=Área del rotámetro.

4. APLICACIÓN Y APORTE DE LOS MODELOS HIDRÁULICOS


En hidráulica, la modelación se usa para la simulación de situaciones reales que se
producen en el prototipo y cuyo comportamiento se desea conocer; puesto que modelo
y prototipo están ligados el uno con el otro, las observaciones y estudio del modelo
constituyen la información necesaria para comprender la naturaleza del prototipo,
debiendo para ello, estar ambos relacionados.
Debido a que las simulaciones se producen bajo condiciones controladas de laboratorio
los modelos hidráulicos tienen múltiples aplicaciones.

pág. 18
Tenemos que los modelos hidráulicos, se usan para la solución de problemas
relacionados con las estructuras hidráulicas, fenómenos de infiltración o tramos de ríos,
etc. (MATAIX, 1993)

5. VENTAJAS DE LOS MODELOS HIDRÁULICOS

La Hidráulica tiene la gran ventaja de poder representar físicamente, a escala, la mayor


parte de sus modelos. Para lo cual se ha desarrollado una disciplina específica que es la
Teoría de Modelos, la que consiste básicamente en aceptar el principio de similitud,
llamado también de semejanza. El principio de similitud consiste en aceptar que las
conclusiones obtenidas del análisis de un fenómeno son aplicables a otro fenómeno. Por
ejemplo, del estudio del salto hidráulico que ocurre en un modelo se pueden obtener
conclusiones aplicables al salto hidráulico que ocurre en la naturaleza. Cuando esto es
cierto se dice que entre ambos fenómenos hay similitud.

6. IMPORTANCIA DE LOS MODELOS HIDRÁULICOS EN LAS CONSTRUCCIONES

Los modelos hidráulicos basan su importancia en la complejidad que representa el tratar


temas que abarquen a los fluidos reales. Dicha complejidad se presenta en la aplicación
de problemas de hidromecánica, de los cuales para llegar a una solución se han tenido
que introducir hipótesis simplificadoras, lo que conlleva a un grado de incertidumbre en
el diseño, es aún más evidente la necesidad de los modelos hidráulicos cuando se hace
uso indiscriminado de coeficientes, constantes y manuales de diseño sin siquiera tener
el respaldo teórico de dichas fórmulas. Pero a la aplicación de los modelos hidráulicos
no se queda ahí, son también una herramienta de investigación, a la cual si se la brindara
todos los recursos y el apoyo que necesita, podría llevar a las universidades y por ende
al país un desarrollo tecnológico propio

CONCLUSIONES
 la importancia de los modelos hidráulicos se ve con mayor frecuencia en los
ingenieros ya que estas se pueden usar en vertederos, canales, tuberías y presas
construidas sobre el terreno.
 Los modelos hidráulicos poseen todas las capacidades necesarias para realizar
una simulación en las condiciones previstas en el estudio, tiene una de las
mejores funciones de pre y post procesamiento.
 Aunque los estudios con modelos son muy importantes y valiosos, es necesario
que utilice su propio criterio a la hora de transferir resultados del modelo al

pág. 19
prototipo. No siempre es necesario o deseable aplicar esas relaciones
adimensionales en todos los casos.

pág. 20
Bibliografía
ARTURO, R. F. (1965). Consideraciones Generales sobre los modelos. Lima: Boletín Nº 2.

AVILA, G. S. (1995). HIDRAULICA GENERAL. MÉXICO: EDITORES NORIEGA.

MATAIX, C. (1993). MECANICA DE FLUIDOS Y MAQUINAS HIDRAULICAS, SEGUNDA


EDICION. MADRID: EDICIONES CASTILLO.

 MECANICA DE FLUIDOS APLICADA -ROBERT L.MOTT EDITORIAL PEARSON, -


cuarta edición universidad de Dayton

 Coriolis en los modelos hidráulicos. Boletín Técnico Laboratorio Nacional de


Hidráulica, Lima, 1966.

 Los modelos y su importancia para el diseño de estructuras hidráulicas. Revista


“El Ingeniero Civil”. N° 74 Lima, 1991.

pág. 21