You are on page 1of 5

Contenidos semana 6

Puntuación y redacción

Puntuando para comunicar


Los signos de puntuación y sus reglas de uso tienen una sola gran función: ayudar en el proceso
comunicativo. Muchas veces se asociaba su uso a fenómenos físicos, como la respiración o las
pausas. Eso es real hasta cierto punto: las pausas que usamos y las inflexiones en la respiración
tienen un valor comunicativo.

La función principal de estos signos es la delimitación de unidades comunicativas, para mejorar la


comprensión de lo que quiero decir. Veamos y comentemos estos ejemplos:

Aunque no venga, su madre la espera / Aunque no venga su madre, la espera


No es verdad / No, es verdad
Cantó, lamentablemente / Cantó lamentablemente
Los excursionistas, que venían de Brasil, se detuvieron / Los excursionistas que venían
de Brasil se detuvieron

Comentemos: ¿Significan lo mismo?, ¿qué efecto produce la puntuación?

A continuación revisaremos ciertos usos de signos de puntuación, haciendo énfasis en los


principales y los que ayudan a hacer un texto más comprensible.

Importante Los signos de puntuación son herramientas a nuestro servicio. Es decir, no agregamos
una coma o un punto “porque debe ir ahí”. Al contrario, cuando queremos indicar o significar algo,
entonces agregamos un signo de puntuación. Aprender a puntuar es vital para organizar las ideas.

1. Punto. Su función principal es indicar el fin de un enunciado (u oración), un párrafo o un texto.


Recuerda que un párrafo está constituido por uno o más enunciados que entregan diversa
información.

Los Bunkers es una banda de rock chilena oriunda de la ciudad de Concepción. Se les
conoce por su estilo de rock contemporáneo, basado en sonidos de los años 60 en
adelante y de grupos desde Los Beatles hasta Los Tres. Adicionalmente, incorporan
sonidos provenientes de la raíz folclórica, fuertemente inspirados en la Nueva
Canción Chilena.

¿Qué función cumplen los puntos seguidos en el texto anterior?

2. Coma. Las comas sirven para delimitar diferentes elementos en un texto:


a) Los elementos de listados: Estos pueden ser partes de una oración o bien oraciones:

El estado está conformado por el poder ejecutivo, el poder legislativo y el poder


judicial. El ejecutivo ejerce el gobierno, el legislativo elabora las leyes y el judicial
administra la justicia.

b) Información intercalada: Las comas permite delimitar los elementos informativos que se
intercalan o rompen la unidad de una oración o enunciado en un texto. Para entender esta
función, debemos recordar cuál es el orden “normal1” de los componentes gramaticales de la
oración en castellano:

Sujeto ǀ Verbo ǀ Objeto Directo ǀ Complementos (Indirecto – Circunstancial)

En un ejemplo “normal”, tendríamos lo siguiente:

Juan compró un regalo para María esa mañana.

Sin embargo, en los textos reales, que buscan ser comprensibles y precisos para el Receptor,
muchas veces se requiere intercalar más información:

Juan, el administrador del edificio, compró un regalo para María esa mañana.

Lo que aparece subrayado es una información que el Emisor considera necesaria para la
comprensión del enunciado. Sin embargo, no forma parte de la estructura gramatical original, es
decir no cumple una función gramatical: no es sujeto, no es verbo, etc. Por esa razón, usamos
comas para delimitar e identificar esa información que determina o especifica quién es Juan (es
decir, para cumplir una función comunicativa). Obviamente, existen alternativas de redacción para
entregar la misma información:

Juan es el administrador del edificio. Compró un regalo para María esa mañana.

Veamos otros casos:

Cuando llueve, lamentablemente, las personas de los campamentos corren riesgos de


salud.

En este caso, lo que se intercala es una palabra -lamentablemente- que expresa la evaluación del
Emisor sobre lo que está diciendo. En este caso, tampoco la palabra destacada cumple una función
gramatical en ese enunciado (no determina a ningún elemento en particular), sino que cumple una
función de marcador discursivo: da una calificación a todo el enunciado. Gráficamente, lo
podemos ver así:

1
Decimos “normal”, porque es el orden neutro, cuando no se realizan reordenamientos comunicativos.
Cuando llueve, las personas de los lamentablemente
campamentos corren riesgos de salud (todo lo dicho es lamentable)

Otro caso es el de algunos complementos que empiezan con de y se anteponen al resto de la


oración:

De los 4 informes restantes, no se pudieron obtener mayores antecedentes.

c) Hipérbaton: Con este nombre se denomina el cambio de orden en los elementos de una oración
o enunciado. Como se indicaba en el punto anterior, en castellano existen un orden neutro (S. + V.
O.D. + C). Sin embargo, es factible -y muy utilizado- cambiar ese orden para dar más importancia
informativa a ciertos datos dentro de la oración. Veamos el siguiente ejemplo:

Durante todo ese año, las cosechas se vieron afectadas por la escasez de agua.

Si bien es un enunciado totalmente normal, el orden no corresponde al esperado (S. + V. O.D. + C).
En este caso, el complemento circunstancial de tiempo (“Durante todo este año”) antecede al
sujeto de la oración (“las cosechas”). ¿Por qué ocurre esto? Porque el emisor decidió darle
relevancia a la información del tiempo, por lo tanto lo cambia de lugar (al inicio de la oración, que
es un lugar relevante) y marca ese cambio o “quiebre” con una coma.

Otra “alteración” posible:

Las cosechas, durante todo ese año, se vieron afectadas por la escasez de agua.

Otro caso común es en los enunciados condicionales:

Si el congreso no apura la tramitación de esa ley, los trabajadores saldrán a


manifestarse a las calles.

d) Con el uso de ciertas conjunciones y conectores o marcadores discursivos:

Delante de las conjunciones pero, aunque, sino (que):

Las proyecciones económicas para este año son positivas, pero es necesario
monitorear el precio del cobre.

Los técnicos no solo tienen una gran responsabilidad en los países desarrollados, sino
que sus remuneraciones son acordes a esto.

Delante de conectores como así que, de manera que, etc.

El método científico ha demostrador ser una herramienta eficaz para investigar, de


manera que su uso es recomendable.

Detrás de conectores como además, sin embargo, es decir, esto es, en primer lugar, en segundo
lugar, en consecuencia, en conclusión, por el contrario, por otro lado, en relación a, etc.
En primer lugar, este curso abordará el proceso comunicativo desde una perspectiva
funcional. En segundo lugar, se centrará en los procesos comunicativos del área
laboral.

Los problemas sociales como la pobreza, el hambre o la redistribución de la riqueza


tienen una gran incidencia en cómo funciona la sociedad. Sin embargo, no se han
buscado soluciones a largo plazo.

En relación a las listas de espera, no queda claro que se hayan solucionado


totalmente.

Algunas veces, estos conectores están antecedidos por otros signos de puntuación (coma, punto y
coma, etc.):

La lectura y la escritura también funcionan como mecanismos cognitivos, es decir,


permiten aprender conceptos.

Cuando estos conectores cambian su ubicación y se “mueven” dentro del enunciado, llevan coma
antes y después:

En resumen, podemos decir que la industrialización sustentable de una economía es


el paso definitivo para el desarrollo / Podemos decir, en resumen, que la
industrialización sustentable de una economía es el paso definitivo para el desarrollo.

e) Para indicar elementos sobrentendidos. En particular, cuando se usa el mismo verbo para dos
oraciones relacionadas (pero distintas), la coma permite evitar la repetición:

El primer capítulo informará sobre el contexto histórico. El segundo, sobre las causas
más directas de la huelga.

En el lugar donde va la coma, se sobrentiende la ocurrencia de “informará”.

Importante: No se debe separar con coma los elementos de una oración que están unidos
gramatical y significativamente, como en los casos de Sujeto+Verbo o Verbo+Complementos.

3. Punto y coma. El uso principal del punto y coma es delimitar, en un listado, elementos que ya
contienen alguna coma en su interior:

El primer grupo preparará los informes de marzo, abril y junio; el segundo grupo hará
julio, agosto y septiembre; el tercero sintetizará toda la información en una sola tabla.

También permite unir dos enunciados que tienen relación suficiente como para no estar
separados por un punto seguido. Para entender mejor, veamos estos ejemplos:

Los alumnos están preocupados. El profesor dijo que el examen será muy difícil.

Los alumnos están preocupados; tendrán poco tiempo para el examen.


Analicemos y comentemos: ¿Por qué razón en un caso es recomendable el punto y coma y en el
otro el punto y seguido?

4. Dos puntos. Tienen un valor anunciativo. Lo que sigue a continuación de los dos puntos tiene
importancia y además se relaciona significativamente con lo que antecede. Sirve para anunciar
listados, citas, consecuencias, causas, definiciones, etc.

Los componentes básicos de la argumentación son: tesis, argumento, garantía y


respaldo.

Tal como lo dijo Demócrito: “Nada existe excepto átomos y espacio vacío; lo demás es
opinión".

Juan no escuchó el despertador esa mañana: llegó atrasado a la reunión.

Enunciar un mensaje es más que indicar datos: es realizar una acción.

5. Paréntesis. También delimitan información aclaratoria, pero menos relacionada con el mensaje
principal. Veamos algunos casos:

El tratado se firmó en Oslo (Noruega).

Las repercusiones positivas de la venta (de las negativas se habla en el anexo 3) son
variadas y muy importantes.

Recuerda: Los signos de puntuación son herramientas para que el Emisor decida cuándo usarlas.
No son reglas que deban ponerse ciegamente o automáticamente. Cada vez que redactamos un
texto y organizamos las ideas que lo componen, los signos de puntuación nos servirán para
comunicar exactamente lo que queremos y así evitar que el Receptor pueda confundirse.