You are on page 1of 10

Técnicas de laboratorio y de tomas de muestreo

Tomas de muestras de suelo en parcelas de demostración para análisis de laboratorio, Siria


Para medir las propiedades del suelo correctamente se requiere unas técnicas de laboratorio
estándar y métodos de muestreo precisos. En el pasado se han propuesto varios métodos
de laboratorio para medir el mismo parámetro de suelo y por veces ha llevado a resultados
distintos y contradictorios (frecuentemente por la falta de acuerdo en el tamaño de la fracción
de arcilla es uno de los ejemplos más irritantes en este aspecto). La mayoría de los métodos
químicos han sido corregidos y automatizados con los años en tal grado que su variabilidad
en los resultados se ha disminuido. Sin embargo, los análisis comparativos de los resultados
obtenidos de diferentes laboratorios aun demuestran diferencias significantes, por veces se
destacan más que el cambio en las características con el tiempo (por ejemplo el carbono
orgánico, fósforo).

Otros parámetros del suelo presentan poca variabilidad comparando los resultados de
diferentes laboratorios (por ejemplo el pH y CE). No obstante las diferencias pueden ocurrir si
las tomas de muestreo del suelo han sido extraídas en distintas épocas del año. Más recién el
interés en las pruebas de muestreo se ha realzado en dirección de nuevos métodos
automatizados como la espectroscopia que permite la medición de un numero de propiedades
del suelo en manera uniforme tornándose así un método de bajo costo en comparación con
los métodos tradicionales.

UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALAFACULTAD DE AGRONOMLAAREA


TECNOLOGICASUBAREA DE MANEJO Y CONSERVACION DEL SUELO Y AGUALABORATORIO DE
EDAFOLOGIA IAux: P. Agr. Cesar TorresPRACTICA No. 1TOMA Y PREPARACION DE MUESTRAS
DE SUELOI. INTRODUCCION

El análisis del suelo es una técnica de gran utilidad para prevenir o buscarsolución a problemas
que puedan presentarse en los suelos de una región o área enparticular.El análisis químico de
los suelos, sin embargo, no capacita a las personas pararesolver todos los problemas
relacionados con el desarrollo y producción de las plantas,ya que existen varios factores del
suelo que influyen en el crecimiento de las mismas,tales como: concentración de oxigeno,
temperatura, agua, pH, disponibilidad denutrimentos (deficiencia, desbalance y toxicidad)
acumulación de sales, drenaje,presencia de capas compactadas y actividad microbiológica.
Además vale mencionarotros factores ajenos al suelo, siendo éstos los siguientes: luminosidad,
temperatura,humedad relativa, vientos, plagas y malezas, etc. En la mayoría de los casos,
lasplantas se ven afectadas negativamente, no por un factor, sino por la asociación
einteracción de varios.La confiabilidad de los resultados del análisis depende de la seriedad de
loslaboratorios y de la calibración de metodologías y estudios de correlación entre
losresultados de los análisis y los rendimientos de los cultivos de una región o área
enparticular, puesto que las metodologías de análisis varían para las diferentes regiones,según
las características de los suelos.La toma de muestras de suelo merece mucha atención, puesto
que el resultadode análisis tendrá validez únicamente si la muestra analizada es representativa
del áreade estudio Para esto se debe tomar en consideración la variabilidad de los suelos,
tantoen la profundidad como en el área sobre el terreno.Debe tenerse en cuenta que no existe
una metodología universal para la tomade muestra pues los detalles para el muestreo están
determinados por el propósito de lamisma en cada caso particular.

II. MARCO CONCEPTUAL

La toma de muestras de suelos debe llevar un propósito. En la actualidad serealizan muestreos


de suelos con diferentes finalidades. Entre las más importantes seencuentran:

Toma de muestras con fines de clasificación de suelos

Toma de muestras con fines de fertilidad de suelos

Toma de muestras con fines de riego

Toma de muestras con problemas específicos (salinidad, toxicidad, etc.).

En este caso se va a considerar la toma de muestras de suelos para determinarlas propiedades


de los mismos que tienen influencia sobre los rendimientos de loscultivos o sea muestras con
fines de fertilidad.

Toma de muestras con fines de fertilidad de suelos

El objetivo principal del análisis químico de una muestra de suelo, es determinarla capacidad
de éste para suministrar los nutrientes esenciales en las cantidadesadecuadas para todo el
ciclo del cultivo.

Época y frecuencia de muestreo

En general, la mayoría de los campos de cultivos deben ser muestreados antesde la siembra,
cada 2 o 3 años, pero en suelos bajo uso intensivo, el muestreo debe serrealizado antes de la
siembra cada año. Las muestras deben tomarse en cualquierépoca del año, pero es deseable
que el suelo tenga cierto grado de humedad(capacidad de campo es ideal).Para que los
resultados de los análisis químicos de suelos sean eficientes en lasolución de problemas
nutricionales, éstos deber ser complementarios con unainformación sobre las características
físicas y químicas del suelo y un amplio historialsobre los cultivos anteriores.

Toma de muestras de suelo para una sola planta

La toma de muestras de suelo para establecer correlación del suelo con una solaplanta se
limita a la toma de 3 a 5 submuestras alrededor del tronco de la planta a unadistancia de 30 a
60 cm del tronco, según el tipo de la planta. Esto representa la unidadde muestreo mínima
para una planta aislada, pero si se juntan 15 a 30 muestras,automáticamente sé esta tomando
muestra compuesta. Este muestreo se realiza parael caso de cítricos, aguacates, cafetales, etc.

Historial del suelo y cultivo

Para hacer una recomendación adecuada de uso de fertilizantes en base a lainterpretación de


análisis de suelos, es necesario que la muestra de suelos se hagaacompañar de la información
siguiente:

Fertilizantes o enmiendas aplicados con anterioridad

Profundidad de aradura

Drenaje del suelo (bueno, medio o pobre)

Cultivo previamente establecido (anterior)

Cultivo a establecer

Producción anterior y esperada

Cualquier otro factor que pudiera ser limitante para el desarrollo de las plantas.

Toma de muestras en suelos problema

Las áreas de terreno con problemas específicos conducen a un muestreo desuelos con fines de
diagnosis. Como ejemplo de suelos problema podemos mencionar:suelos ácidos, salinos,
sódicos, salino-sódicos, rocosos compactados e impermeables.Se pueden tomar de 15 a 30
submuestras a distancia de dos o más metros entresi, en cada área representativa. Esta
primera muestra debe corresponder a la capa

superficial del suelo (Horizonte Ap o Al). Luego tomar submuestras del subsuelo paracada
horizonte del perfil hasta un metro de profundidad aproximadamente, según elespesor de
cada horizonte.Los depósitos de sales (costras) que aparecen en la superficie de suelos
salinossódicos, deben muestrearse por aparte. Un horizonte alterado por efectos de la
acidesigualmente debe muestrearse separadamente.Es recomendable tomar una o varias
muestras de perfiles adyacentes normales,con el propósito de determinar en el análisis las
propiedades del suelo que seanresponsables de los problemas.
III. OBJETIVOS

Que el estudiante:

Comprenda la importancia del muestreo de suelos para análisis con fines defertilidad.

Conozca la metodología para el muestreo de suelos y el manejo que se le debe dara las
muestras antes de ingresar al laboratorio.

IV. MATERIALES

Se necesita contar con:- Barreno o pala- Bolsas de papel, de plástico o de manta- Machete-
Etiquetas- Lápiz grueso de color obscuro.

V. METODOLOGIA

Antes de proceder a la toma de muestras, deben delimitarse las áreas que setomarán como
unidades de muestreo. Para esto se elabora un mapa o croquis decampo, tomando en cuenta
la productividad del suelo, topografía, textura, estructura,drenaje, color, vegetación
dominante, manejo y cultivo anterior.

Si se tiene un suelo que sea uniforme, se procede a tomar una muestra la cual debecontener
por lo menos 15 a 30 submuestras para un área máxima de 4 a 6hectáreas, pero si hay mucha
variabilidad el terreno se divide de acuerdo a loscriterios antes mencionados.

La profundidad del muestreo varia de acuerdo al sistema radicular del cultivo aestablecerse, en
general, las muestras se toman desde la superficie hasta el inferiorde la capa arable, en la
mayoría de los casos es de 0-30 cms.

Terrenos situados a inmediaciones o cercanos a edificaciones, zonas marginales delos campos,


caminos o carreteros se encuentran en condiciones anormales y sedeben excluir del muestreo
o muestrearse por ejemplo, cuando sea necesario.

El muestreo en suelos que han estado bajo fertilización en bandas o posturas


debenmuestrearse con especial cuidado, tratando de obtener un volumen igual tanto deáreas
fertilizadas como no fertilizadas.
Las submuestras se toman cada 15 a 20 pasos, siguiendo un Zig-zag y utilizandopara ello un
barreno, tubo de muestreo (Tubo Hofter), pala, piocha o machete. Lasrebanadas de suelo que
se toman deben ser delgadas para no formar muestras muygrandes las submuestras se deben
colectar en una cubeta, bolsas de plástico u otrorecipiente. Se mezcla bien el suelo y se aparta
de una a dos libras que se guardanen una bolsa de plástico o polietileno debidamente
identificadas y etiquetadas.

El suelo debe guardar la humedad que tiene en el campo.

Para hacer una recomendación adecuada de uso de fertilizantes en base a lainterpretación de


análisis de suelos, es necesario que la muestra de suelos se hagaacompañar de la información
siguiente: lugar de origen de la muestra, fertilizantes oenmiendas aplicados con anterioridad,
profundidad de aradura, drenaje del suelo(bueno, medio o pobre), si se riega o no, cultivo
previamente establecido (anterior),cultivo a establecer, producción anterior y esperada y
cualquier otro factor quepudiera ser limitante para el desarrollo de las plantas.

Manejo de Muestras en el Laboratorio

Antes de su ingreso al laboratorio para el análisis respectivo, las muestras tienenque ser
secadas, molidas, tamizadas, homogenizadas, cuarteadas y correctamenteidentificadas, según
el objetivo que se persiga con ellas.

a. Secado

Las muestras que se piensen almacenar durante algún tiempo antes de concluirlos análisis, se
deben secar previamente para evitar cambios químicos que se puedanproducir al almacenarlas
húmedas durante mucho tiempo Debido a las rápidasvariaciones que se producen en las
condiciones químicas del suelo durante ladesecación, algunos análisis se recomiendan hacerlos
usando muestras húmedas pocodespués de haber sido tomadas en el campo. Los valores que
pueden sufrir cambiosdurante el desecado son los que corresponden a pH, P, N, K, Mn, Cu y Zn
disponibles.Muchas determinaciones no se afectan significativamente al ser secadas al airecon
el fin de almacenarlos. Para el secado, las muestras se extienden en una superficieplana sobre
bandejas o papel limpio, en un local bien ventilado. Se debe evitar elsecado brusco utilizando
altas temperaturas.

b. Molido y tamizado

Ya sea que se utilicen con la humedad del campo o secadas al aire, lasmuestras se pueden
pasar por un tamiz de 2 mm; las partículas de grava, rocas, raícesu otras impurezas se deben
eliminar con la mano para lograr una mejor pureza yuniformidad de la muestra. Los agregados
del suelo o terrones que no pasen por eltamiz, deben molerse con rodillos de madera o con
morteros y luego tamizarsenuevamente, hasta que pase toda la muestra.

c. Homogenización

Las muestras se deben mezclar mediante un proceso de balanceo que puedeser de la manera
siguiente: se toma una tela o cartulina colocando la muestra al centro,se mueve
diagonalmente tratando de que la muestra sea rodada hacia el vérticeopuesto, luego se hace
el mismo movimiento en dirección contraria. Se repite elproceso hasta que el suelo quede bien
homogenizado (15 a 25 movimientos).

Técnica del muestreo

Además de elegir el plan de muestreo para reducir la variabilidad al mínimo, los errores de
muestreo pueden ser minimizados siguiendo técnicas de muestreo adecuadas. En primer
lugar, siempre es bueno asegurarse la limpieza del muestreador, en lo posible fabricado en
acero inoxidable, libre de herrumbre o cromados, en especial para el análisis de
micronutrientes. En segundo lugar, dicho barreno debe estar en lo posible bien afilado para
producir un corte uniforme de todo el perfil de muestreo.

Tanto el tiempo, como la frecuencia y la profundidad dependen de la movilidad del nutriente.


Para nutrientes móviles como el nitrato o sulfato, el muestreo debe realizarse con una
frecuencia anual a una profundidad de 60 cm o mayor en algunos casos. El momento de
muestreo debe ser lo más cercano a la siembra, o cuando se reduce la actividad biológica
(temperaturas del suelo < 5°C). Para aquellos nutrientes poco móviles, como fósforo y potasio,
es suficiente con una profundidad de 15 cm y no es necesario una frecuencia anual de
muestreo.

Luego de la toma de muestras, las mismas deben ser conservadas en frío o transportadas
inmediatamente al laboratorio. Algunos laboratorios exigen el secado al aire previo de las
muestras extendiéndolas en capas finas. Tanto el secado al aire como el enfriado persiguen el
mismo objetivo, que es prevenir la alteración en la concentración de algún nutriente por los
microorganismos.

Los laboratorios de análisis de suelos proveen guías completas de las técnicas del muestreo de
suelos. Recordemos que por lo general una muestra pesa aproximadamente 500 gramos, o sea
el 0,00005% del peso medio de la capa superficial de una hectárea. La importancia de obtener
una muestra de suelos representativa y manejarla adecuadamente no debe ser desestimada.

MUESTREO DE SUELOS

En el desarrollo de un proyecto civil, se requiere conocer previamente las condiciones del


terreno donde se apoyara la estructura, o si la estructura a desarrollar es construida con tierra
o roca, además de las condiciones del suelo es necesario conocer las posibles fuentes de
material.

Cuando se analiza una estructura, desde el punto de vista de la mecánica de suelo, se puede
hablar de tres categorías:
Estructuras donde el problema básico es el entendimiento de la interacción de la estructura
con el suelo. Dentro de estas estructuras se incluyen: Fundaciones, estructuras de retención,
líneas de túneles o sistemas de conducción

Estructuras construidas en tierra como vías, carreteras, presas de tierra o pedraplenes, bases y
sub bases para pavimentos.

Estructuras de tierra o rocas en condiciones naturales, en estas incluimos los taludes naturales
o los cortes generados ante alguna obra o acción desarrollada por el hombre.

En cualquiera de estos casos, el entendimiento de las propiedades del suelo ayuda a la mejor
comprensión de los posibles problemas o situaciones generadas, de esta manera los diseños o
acciones seguirán las condiciones de seguridad y economía de la obra.

Debido a que en la mayoría de los casos los costos del estudio de suelo son los mas exigentes
al inicio de cada obra y que se debe asegurar siempre que los estudios cubran toda la zona de
influencia de esta, es necesario desarrollar un adecuado programa de exploración y muestreo
del área de interés.

Los procedimientos para obtener información de las características del suelo se pueden dividir
en dos categorías:

Métodos indirectos: Dentro de estos se incluyen fotografías aéreas, mapas topográficos,


interpretación de mapas e informes de reportes geológicos o estudios de suelo previamente
desarrollados.

Métodos directos: Realmente son los mas importante y los que mas información suministran
desde el punto de vista del estudio de suelos, son:

Reconocimiento geológico de la zona. Incluye la inspección visual directa por un profesional de


las condiciones de los materiales en su estado natural, visitando laderas de ríos o quebradas,
cortes existentes de vías, túneles o conducciones naturales.

Realización de apiques, perforaciones, trincheras, que permitan la recuperación de muestras


alteradas o inalteradas de la zona de interés.

Ensayos preliminares in-situ los cuales permiten correlacionar los resultados obtenidos con las
propiedades ingenieriles o la información general obtenida.

Ensayos detallados in-situ, estos permiten medir directamente en campo las propiedades de
los suelos.

El propósito de este primer aparte es presentar la información respecto a las diferentes


técnicas y métodos de recuperación de muestras tanto alteradas como inalteradas para la
posterior evaluación de sus propiedades tanto física como mecánica.

2. Tipos de muestras
Las muestras obtenidas en un proceso de muestreo son clasificadas en dos categorías
dependiendo de la alteración que sufren al ser retiradas de su lugar original: Muestra alteradas
y muestras inalteradas.

a. Muestras Alteradas: Una muestra alterada se define como aquella donde parte de ella o
toda, ha sufrido una alteración tal que ha perdido la estructura que poseía in-situ, estas
muestras no representan de forma real las propiedades ingenieriles de resistencia y
permeabilidad del suelo. Una muestra inalterada generalmente es usada para los procesos de
identificación y caracterización del suelo. Las muestras inalteradas también son usadas para
preparar especimenes de laboratorio y evaluar en ellos propiedades de permeabilidad y
resistencia mecánica, cuando la destinación del suelo sea como elemento de construcción.

b. Muestras Inalteradas: Son aquellas muestras obtenidas por medio de muestreadores y


usando técnicas en las cuales es posible preservar de la estructura natural del material;
aunque se use la expresión “inalterada” se debe tener en cuenta que una muestra de suelo al
ser retirada de sus condiciones naturales sufre algún tipo de remoldeo o alteración, se
denomina así por que representan fielmente las condiciones del suelo in-situ. En estas
muestras se realizan todos aquellos ensayos que permiten evaluar las condiciones de
resistencia del suelo y comportamiento ingenieril y las propiedades de permeabilidad, además
determinar la humedad natural y todos los demás ensayos que se pueden ejecutar en las
muestras alteradas.

Del tipo de muestra requerida dependerá el tipo de proceso de muestreo a planear.

3. Recolección de muestras

3.1 Muestras Alteradas: El proceso de muestreo debe efectuarse según el fin que se persiga.
Normalmente la recuperación se puede hacer de dos maneras diferentes:

3.1.1 Muestras obtenidas de sondeo a cielo abierto: Generalmente son excavaciones que
se realizan para permitir la exposición de la configuración del terreno, el procedimiento para la
recuperación es el siguiente:

Se retira la primera capa que se encuentra en el suelo y se deposita aparte, en el proceso de


muestreo nunca se desecha ni se contamina con la que se encuentra mas abajo. Esta primera
capa es de espesores variables, de color oscuro y olor a materia orgánica, es sobre la cual se
desarrolla la vida, esta capa sirve de nutrientes a las plantas y de hogar a muchos animales. En
los proyectos para el desarrollo de obras civiles esta primera capa se le conoce comunmente
como “capa estéril” debido a que no aporta nada al desarrollo del proyecto, pero en casos
donde el objetivo del trabajo son procesos de recuperación de suelos o desarrollo de zonas de
cultivo, esta es la capa mas importante a estudiar.

Se toma muestras individuales de cada una de las capas a estudiar, este proceso se lleva a
cabo con ayuda de palas, cuchillos, barras, siempre procurando no contaminar las capas entre
si.

Las muestras son almacenadas en bolsas o recipientes cerrados, debidamente rotulados que
permitan la plena identificación de la muestra. Posteriormente son enviados al laboratorio.

Es común que en vez de tomar muestras individuales se requieran muestras integrales, o sea
de todo el perfil de suelo observado, para ello es necesario almacenar en un solo recipiente la
muestra tomada de todo el perfil. En cualquiera de los casos es necesario tapar la excavación
realizada una vez finalice el proceso, dejando siempre para ubicar el suelo orgánico en la
superficie.

3.1.2 Muestreo por barrenos: Es muy común que en vez de realizar una excavación, se
realicen pequeñas perforaciones con ayuda de barrenos, el procedimiento es el siguiente:

Con el barreno se avanza a lo largo del terreno extrayendo el suelo arrancado del perfil.

Se separa en montículos el material retirado, separándolos a medida que se observen cambios


en el material extraído.

Los montículos se almacenan en bolsas o recipientes cerrados y rotulados, para luego ser
enviados al laboratorio.

Si el objetivo es recuperar muestras integrales, se deposita todo en un solo montículo y es este


el que se guarda y envía al laboratorio.

3.2 Recolección de muestras inalteradas: El caso mas simple corresponde al de cortar un


determinado trozo del suelo deseado cubriéndolo con parafina para evitar perdidas de
humedad y empacándolo debidamente para enviarlo al laboratorio. El proceso para obtener
este tipo de muestras es el siguiente:

Se limpia y pule la superficie del terreno y se marca el contorno del trozo.

Se excava una zanja alrededor del trozo deseado.

Se ahonda la excavación y se cortan los lados del trozo empleando un cuchillo de hoja delgada.

Una vez tallada la muestra, de corta el trozo y se retira del hoyo. La cara del trozo que
corresponda al nivel del terreno se marca con una señal cualquiera para conocer la posición
que ocupaba en el terreno. Luego se aplican dos o tres capas de parafina caliente, se rotula y
se envía al laboratorio.

Si la muestra no va a ser usada pronto, necesita una protección adicional además de las capas
de parafina. Esta protección consiste en envolver la muestra en una tela blanda, amarrándola
con un cordel, hecho esto se sumerge la muestra entera en parafina en repetidas ocasiones,
de tal manera que se alcance un espesor mínimo de 3 mm, suficiente para garantizar su
impermeabilidad.

En algunas ocasiones es conveniente además, empacar la muestra en una caja de madera para
transportarla al laboratorio.