You are on page 1of 238

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN

Segunda Etapa / Año 2015 / Vol. 25/ Nº 46. Valencia, Julio - Diciembre
Publicación Semestral
UNIVERSIDAD DE CARABOBO
©FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN
VALENCIA, EDO. CARABOBO. VENEZUELA.
Depósito Legal: PP199002CA66
ISSN: 1316-5917
Código Revencyt: RVR031
FONACIT: Reg-2006000004.
DIRECCIÓN DE LA REVISTA
Campus Bárbula, Facultad de Ciencias de la Educación, Edif. Administrativo, Piso 1, Na-
guanagua - Edo. Carabobo, Venezuela. Telefax: (0241) 615.63.30 (0241)-6005000 e -mail:
revistafaceuc@gmail. com.
La Revista Ciencias de la Educación puede ser consultada en las direcciones electrónicas
http://servicio.cid.uc.edu.ve/educacion/revista/ y http://www.cid.uc.edu.ve/ Se encuen-
tra indexada en el Índice de Revistas Venezolanas de Ciencia y Tecnología REVENCYT
FUNDACITE MÉRIDA. Código: RVR031. Asimismo, reingresó en el Registro de Publicacio-
nes Científicas y Tecnológicas 2005, cuyo número de registro asignado es: Reg-2006000004,
y está incluida en los siguientes índices de revistas digitales especializadas en educación:
REVENCYT: Revistas Venezolanas de Ciencia y Tecnología:
http://servicio.cid.uc.edu.ve/educacion/revista/index.htm
IRESIE: Índice de Revistas de Educación Superior e Investigación Educativa (México).
www.unam.mx/cesu/iresie
DIALNET: Servicio de Alertas informativas de acceso a la literatura científica hispana.
Universidad de La Rioja. España.
http://dialnet.unirioja.es/servlet/listarevistas?tb=MATERIA&cb=20&i=251
CREDI-OEI: Centro de Recursos Documentales e Informáticos. Organización de Esta-
dos Iberoamericanos. (Colombia). http://www.oei.es/crvenezuela.htm
Biblioteca Universidad de Lund, Suecia:
http://www-doaj.org/doaj?func=openurl&genre=journal&issn =13165917
LATINDEX: www.latindex.org
CLASE: http://dgb.unam.mx/clase.html
SCIELO: http://www2.scielo.org.ve/scielo.php
Esta publicación se produce como resultado de la ejecución de la Política Editorial del Fondo
de Publicaciones del Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico de la Universidad de
Carabobo CDCH-UC, y la subvención de FONACIT.
Los términos empleados, los datos, el estilo y el contenido en general de los trabajos que
aparecen en la Revista Ciencias de la Educación de la Facultad de Ciencias de la Educación
de la Universidad de Carabobo, son de la entera responsabilidad de sus autores, por lo que
en ningún momento comprometen al Equipo Editor ni al CDCH-UC, institución encargada de
su subvención. El Comité Editorial autoriza la reproducción siempre y cuando se mencione
el lugar de procedencia.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

2
AUTORIDADES DE LA REVISTA
CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN
AUTORIDADES UNIVERSIDAD DE CARABOBO
Jessy Divo de Romero Brígida Ginoid Sánchez de Franco
Rectora Decana-Presidenta
Ulises Rojas Facultad de Ciencias de la Educación-UC
Vicerrector Académico Martha Cecilia Santos
José Ángel Ferreira Editor-Jefe
Vicerrector Administrativo Directora
Pablo Aure Facultad de Ciencias de la Educación
Secretario Hilda Pérez
FACULTAD DE CIENCIAS Asesora Jurídica – UC
DE LA EDUCACIÓN COMITÉ EDITORIAL
Ginoid de Franco Dra. Brígida Ginoid de Franco / U.C. FaCE
Decana Dra. Alba Caroccio/ Universidad Central de Venezuela
Asistente de la Decana Dra. Coral Delgado/U. Simón Bolívar
María Auxiliadora González Dr. Gabriel Parra/ U. Simón Rodríguez
Asesor de la Decana Dra. Amada Mogollón / FaCE-UC
José Luis García Dr. Wilfredo Illas/ FaCE-UC
DIRECCIONES Dra. Thairy Briceño/ FO-UC
Magaly Rojas Dra. Thairy Briceño. UJAP
Dirección de Escuela COMITÉ EDITORIAL INTERNACIONAL
Elizabeth Martínez Dra. Adriana Santos/ Universidad Nacional de Colombia.
Dirección Académica (Colombia)
Rosa Amaya Dr. Gustavo Ángeles/Universidad
Dirección de Gestión Administrativa de Guadalajara. (México)
Medardo Sánchez ASISTENTES AL EDITOR-JEFE
Dirección de Planificación María Adilia Ferreira/ Facultad de Ciencias
Zoraida Villegas de la Educación-UC
Dirección de Investigación y Producción Liliana Mayorga / Facultad de Ciencias
Intelectual de la Educación-UC
Yarimar Requena ADMINISTRACIÓN SOFTWARE
Dirección de Asuntos Estudiantiles PLAGIARISM CHECKER X
Teresa Mejías Carlos Moniz / Facultad de Ciencias de la Educación-UC
Dirección de Asuntos Profesorales Árbitros de esta Edición
Francisco Malpica Gabriel Parra, Wilfredo Illas, Martha Santos, Jesús
Dirección de Biblioteca Puerta, Magalis Pérez, Samir El Hamra , María Domínguez,
Marilín Durant Alba Caroccio, María Ferreira, Samar Rodríguez, Jorge
Dirección de Extensión Pedagógica Borges, Fredy Narea, Steele Stanley, Flor Gallego, José
José Tadeo Morales Hernández, Manolo Martínez, Zoraida Villegas,
Adriana Santos, Liliana Mayorga
Dirección de Estudios para Graduados TRADUCTORAS
Nolberto Goncalves Dra. Omaira Chacón
Dirección de Tecnología e Información Dra. Alehem Fernández
Martha Cecilia Santos APOYO TÉCNICO, LEVANTAMIENTO DE INFORMACIÓN,
Dirección de la Revista Ciencias de la Educación DISTRIBUCIÓN Y CANJE
Wilfredo IIlas María Adilia Ferreira/ Facultad de Ciencias
Dirección de la Revista Arjé de la Educación-UC
Liliana Mayorga / Facultad de ciencias
de La Educación-UC

Ulises Rojas
Vicerrector Académico UC
Presidente CDCH-UC
Dra. Ana Rita de Lima
Directora Ejecutiva CDCH-UC

3
PROPÓSITO DE LA REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN
DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN

La Revista Ciencias de la Educación es el órgano divulgativo de los trabajos académicos


de la Facultad de Ciencias de la Educación, con opción para el resto de la comunidad univer-
sitaria tanto de la Universidad de Carabobo como de otras universidades. En ella han tenido
y tienen cabida, investigaciones nacionales e internacionales. Es una revista arbitrada e
indizada, de cobertura internacional adscrita al Consejo de Desarrollo Científico Humanístico
y Tecnológico de la Universidad de Carabobo (CDCH-UC) y resultado de su política editorial,
registrada bajo el ISSN Nº 1316-5917, se ubica además, en formato electrónico.

Visión
Ser un órgano de difusión, de los aportes investigativos ubicados filosófica y pedagógica-
mente en el campo de las Ciencias Sociales, con altos niveles de calidad académica.

Misión
Promover y facilitar la difusión de las producciones investigativas tanto de los profesores
de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Carabobo, como de otras
universidades nacionales e internacionales. Velar por la calidad de las publicaciones y coor-
dinar esfuerzos para elevar el nivel académico del personal docente a partir del desarrollo de
la investigación como función esencial de la Universidad.

Objetivos

1. Propiciar espacios para la producción de conocimientos actualizados e investigaciones no-


vedosas dentro del ámbito de las Ciencias Sociales y, más aún, en el campo de la educación.
2. Difundir los trabajos surgidos de la investigación, para que sirvan de orientación teórica y prác-
tica a la comunidad académica que se desenvuelve en el contexto de la formación humanística.
3. Ofrecer un espacio para el encuentro e intercambio de visiones, reflexiones, considera-
ciones y cuestionamientos en torno al hacer educativo.

4
PRESENTACIÓN
Con este nuevo número de la Revista Ciencias de la Educación, ponemos en manos
de nuestros lectores y de toda la comunidad académica nacional e internacional, una
selección rigurosa de significativos y trascendentes productos científicos, cuyo interés no
sólo se orienta hacia la reflexión en torno al fenómeno educativo en sus múltiples
formas, manifestaciones y dinámicas emergentes; sino además, en pensar el tejido social
como instancia fundamental en la que se fraguan relaciones del hombre consigo mismo,
con los otros y con el entorno, para generar entonces, un interés inaplazable en relación
al carácter humano que se erige como piedra angular de todo esfuerzo que materialice
las búsquedas, ideales y propósitos de la educación.rte científico que también resulta
inacabado dado que se constituye en instancia para pensar, dialogar y generar nuevas rutas
epistémicas que posibiliten una reflexión abierta, integral y constante en torno a los rumbos
e incertidumbres que demarcan y reconfiguran progresivamente el mapa de la educación
en sus diversas problemáticas y en sus constantes desafíos.
Aparecen reunidos en este número para el renglón ponencia las propuestas de Amanda
Rodríguez en relación al aporte de la tecnología para sustentar la enseñanza de la lectura
y la escritura desde el reconocimiento de las inteligencias múltiples en contextos educativos
orientados al reconocimiento de la diversidad funcional; y de Christian Farías, en atención
al carácter reflexivo que implica asumir desde las fronteras históricas, políticas y
estructurales el desarrollo cualitativo de la educación. En el ámbito investigativo, se
presentan los resultados y las transiciones teóricas y metodológicas que nos plantea Kelly
Bravo a partir de un estudio en el que la autora conjuga la tríada conceptual conectividad,
aprendizaje y ciencia, para transformar y reactualizar los propósitos de la
educación superior.

En el renglón de artículos, la oferta se encuentra más nutrida; y es que el temario


proyecta múltiples perspectivas epistémicas que van desde la tecnología al servicio de la
mediación de aprendizajes hasta la integración de contenidos como base para sustentar la
adquisición de una segunda lengua, pasando además por el empoderamiento de la
evaluación en el aprendizaje autónomo, por el aporte de la psicología de la Gestalt en
el aprendizaje del dibujo para la carrera de ingeniería y por la actuación del defensor
escolar como figura mediadora de los contratos que sustentan las relaciones pedagógicas.
No menos importantes son otras ofertas temáticas compendiadas en esta sección como: el

5a
sujeto visto desde el psicoanálisis en la dicotomía ser y deber ser que, de soslayo, fluctúa
en la sustancia del hecho educativo; la enfermedad advertida, desde un tratamiento
estético, en la creación literaria; y, la actitud que exhiben los estudiantes ante la mediación
educativa con mapas mentales para generar un aprendizaje significativo de la cinética y el
diseño.

En la sección ensayo, presentamos un cuerpo constituido por cinco productos:


componentes estructurales de la tesis doctoral, procedimientos de muestreo en procesos
investigativos, lo práctico y lo teórico en términos lingüísticos-conceptuales en el campo
filosófico del derecho y la moral, optimista visión de calidad a partir de una propuesta de
cambio centrada en la educación para el trabajo y, finalmente, perspectivas de la
motivación en estudiantes universitarios. Con esta gama de interesantes aportes, se
presenta una edición constituida por la amplitud temática, la rigurosidad científica y el
profundo interés reflexivo que se constituye en instancia fundamental de diálogo y apertura
tanto en la construcción como en la difusión de saberes.

Martha Cecilia Santos Martínez


Editor-Jefe Directora
Revista Ciencias de la Educación

5a
TABLA DE CONTENIDO
TÍTULO PRODUCTO-AUTOR
Presentación…………………………………………………………………………………………....5

PONENCIA
Material educativo computarizado orientado a la diversidad funcional basado en las
inteligencias múltiples para la enseñanza de la lectura y escritura
Educational material oriented computer based functional diversity in multiple intelligence: for
teaching reading and writing.
Rodríguez, Amanda.…………………………………………………………….……………… 9-13
La calidad educativa como problema histórico-estructural
Education quality as historical structural problem
Farías, Christian……………………………………………………………………………....... 27-37
INVESTIGACIÓN
Conectividad en la educación universitaria. Una nueva visión en el aprendizaje de ondas
y óptica
Connectivity in university education. A new vision in wave and optics learning
Bravo, Kelly………………………………………………………………………….......……… 38-48

ARTÍCULO
Criterios para el uso del correo electrónico en procesos de medicación del aprendizaje.
Criteria for the use of e-mail whithin the learning mediation processes
Manzano, Juan / Alonso, José………………..................................……………………… 49-59
Integración de contenidos como estrategia motivadora para la compresión de la lectura
en inglés en la Facultad De Ciencias de la Educación de la Universidad de Carabobo.
Contents integration as a motivating strategy for english reading comprehension at the
faculty of education of the university of carabobo
Guanchez, Sergio…………………………………………………………….………………… 60-70
Empoderamiento de la evaluación en el aprendizaje autónomo
Empowerment of self-assessment on learning
Taberneiro Rosa ……………………………………………………………………………….. 71-82
Psicología de la gestalt relacionada al aprendizaje, comprensión y utilización de las
normas y técnicas del dibujo de ingeniería de la Universidad de Carabobo
Gestalt psychology related to learning, compression and use of technical standards and
engineering drawing University of carabobo
Severían, Neyda / Lin, Hurtado……………………………………………………………… 83-93
Actuación del defensor escolar en la protección del niño, niña y adolescente
Defender in school performance child protection, and adolescents
Franco, Ginoid Nazareth……………………………………………………………......…… 94-103

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

6
Hacia los avatares del sujeto que se encuentra entre el “deber ser “de lo educativo y el
“ser” del psicoanálisis
Subject to avatars which lies between the “ought” of educational and “being” of psychoa-
nalysis
Tovar, Zulay……………………………………………………………………..…………… 104-117
Enfoque literario de la enfermedad a través del tiempo en varios autores.
Literary approach over time in various authors
Romero Trina …………………………………………………………………………...…… 118-128
Actitud de estudiantes de ingeniería química ante la enseñanza de cinética y diseño de
reactores a través de mapas conceptuales
Attitude of chemical engineering students to the teaching of kinetics and reactor design
concept maps through
Bastidas Gilberto / Rafael Hernández…………………………………………………… 129-137

ENSAYO
Componentes estructurales de la tesis doctoral (II)
Structural components of the doctoral thesis (II)
Mogollón, Amada ……………………………………………………………………..……. 138-150
Procedimientos de muestreo
Sampling procedures
Corral, Yadira / Corral, Itzama / Franco, Angi …………………………………............ 151-167
Lo práctico y lo teórico en términos lingüísticos-conceptuales en el campo filosófico
del derecho y la moral
The practical and the theoretical in terms language-philosophical concepts in the field of law
and the moral
Piña, José…………………………………………………………………………………….. 168-178
Optimista visión de calidad: una propuesta de cambio centrada en la educación para el
trabajo
Optimistic vision of quality: a proposed change focus on education for work
Osabarrios, María…………………………………………………………………....……… 179-196
Perspectiva de la motivación en estudiantes universitarios para el logro de metas
académica
Perspective of motivation in university students for academic achievement goals
La Rosa, Cleidy..............................................................................................................197-213
Índice acumulado ....................................................................................................... 214-237

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

7
NORMAS ESTABLECIDAS PARA LA PUBLICACIÓN EN LA
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN
La Revista Ciencias de la Educación es el órgano difusor de los trabajos académicos de
investigación en el campo de las Ciencias Sociales, de los profesores de la Facultad de
Ciencias de la Educación, con opción para el resto de la comunidad universitaria tanto de
la Universidad de Carabobo como de otras universidades. Su filosofía se ubica en el ámbito
humanista, para proyectar el pensamiento reflexivo sobre temas de interés para profesores
y alumnos, que conduzca al conocimiento profundo del hombre que se desea educar y la
sociedad requiere. En esta Revista han tenido y tienen cabida, investigaciones nacionales
e internacionales. Sus objetivos están centrados en prestar un servicio divulgativo de las
investigaciones realizadas y servir como estímulo para la producción de conocimientos ac-
tualizados e investigaciones novedosas, todo dentro del ámbito de las Ciencias Sociales.

NORMAS PARA PUBLICAR:


Instrucciones para los Autores
Revista Ciencias de la Educación
1.Todos los trabajos deben ser originales e inéditos y no haber sido publicados ni estar
siendo arbitrados por otras revistas. Si el trabajo se presentó en algún congreso o evento
similar, se deben suministrar los detalles correspondientes (nombre completo, fecha, lugar,
institución organizadora).
2.Entregar un (1) CD del trabajo en tamaño carta, márgenes superior e izquierdo 3 cm.,
derecho e inferior 2,5 cm. grabado en Word bajo ambiente Windows.
3.La primera página del ejemplar con identificación personal debe contener título, autor(es),
correo electrónico (indispensable), institución de procedencia laboral, Ciudad-Estado, País,
una breve reseña curricular que no exceda las 40 palabras, la Sección* en la que será
publicado el trabajo y el correspondiente resumen en español y en inglés (título y abstract).
4.*Secciones:
I. Investigación. Proyecto en proceso o concluido. Indicar Tipo de investigación.
II. Diseño Instruccional
III. Ponencia / Conferencia.
IV. Artículo.
V. Ensayo
VI. Reseña Bibliográfica
5. La extensión en trabajos de investigación, ponencias o diseños no debe exceder las
veinticinco (25) páginas, incluida la bibliografía; para todas las secciones de la Revista se
admiten trabajos de menor extensión.
6. Los trabajos deben estar escritos a fuente Times New Roman, tamaño: doce (12) puntos,
traer resumen en español y traducido al idioma inglés, el cual no debe exceder de 180 pa-
labras e interlineado a espacio sencillo. Incluir al final del mismo, de 3 a 5 Palabras Clave
(que faciliten la búsqueda en la red). El interlineado del desarrollo del trabajo debe ser 1,5
líneas. Apego estricto a las normas de estilo, redacción, citas y bibliografía establecidas por

8
las normas A.P.A. (American Psychological Association) vigentes. En cuanto a la bibliogra-
fía, el autor debe incluir sólo la citada en el texto.
7. Criterios para la elaboración de un resumen
Para una Investigación Empírica:
Problema y objetivo general, descripción del enfoque teórico, tipo de investigación, mé-
todo, técnica y procedimiento. Resultado del análisis de los datos incluyendo niveles de
significación estadístico, cuando proceda. Conclusiones y recomendaciones.
Para una Investigación Documental:
Objetivo de la investigación, descripción del tópico, enfoque epistemológico, metodología,
constructo, alcance, fuentes utilizadas, conclusiones.
8. Cada miembro del Comité de Arbitraje, enviará a la Dirección de la Revista, un informe
escrito con su evaluación y las respectivas observaciones realizadas al trabajo arbitrado,
dicho informe será absolutamente confidencial. El veredicto de los Árbitros es inapelable y
debe coincidir con algunos de los criterios siguientes:
a) No publicar b) Corregir exhaustivamente
c) Corregir y publicar d) Publicar
La Dirección de la Revista recibirá los informes de los Árbitros y elaborará el definitivo que
se hará llegar al autor, quien tendrá diez (10) días hábiles para entregar la versión corregida
cuando corresponda al literal b ó c. En el caso del literal a, la Dirección de la Revista no
informará ni mantendrá, posteriormente, ningún tipo de correspondencia con los autores.
9. No se devuelven los textos originales.
10. Para su publicación se respetará el orden de consignación de los trabajos, dependiendo
d su adecuación a la normativa y calidad académica.
11. No se aceptarán trabajos que hayan sido elaborados por más de tres (3) autores, ex-
ceptuando los Diseños Curriculares.
12. Los términos empleados, los datos, el estilo y el contenido en general, de los trabajos
publicados en la “Revista Ciencias de la Educación”, de la Facultad de Ciencias de la Edu-
cación de la Universidad de Carabobo, son de la entera responsabilidad de sus autores,
por lo que en ningún momento comprometen al Equipo Editor ni al CDCH-UC, institución
encargada de su subvención.
13. En caso de no cumplir con las normas anteriormente establecidas, favor abstenerse de
consignar el trabajo.
14. Los autores sólo publicarán nuevamente después de transcurridas cuatro ediciones de
la Revista Ciencias de la Educación
Los trabajos deberán ser enviados o entregados en sobre a: Oficina Sede de la “Revista
Ciencias de la Educación”, Edif. Administrativo, Piso 1, Facultad Ciencias de la Educación
(Nueva Sede), Universidad de Carabobo. Bárbula, Naguanagua, Edo. Carabobo, Venezue-
la. e-mail: revistafaceuc@gmail.com Telf.: 0241- 615.63.30 (0241)-6005000.

9
PUBLICATIONS NORMS: Instructions to Authors
“Revista Ciencias de la Educación”
The “Revista Ciencias de la Educación” publishes the academic papers related to the social
sciences field, produced by the academic staff who works at the Faculty of Educaction. It also
gives the opportunity to other academic members from different universities worldwide. Its phi-
losophy is placed under the humanistic area. This journal tries to project the reflective thought
on topics of interest for teachers and students. It aims to lead the deep knowledge that the
man needs and our society requires.. Its objectives are focused on providing an informative
service of several researches in the social sciences field. It also provides a stimulus for the
production of knowledge and innovative research.

lnstructions to Authors
1) Papers should not have been published before nor be currently under consideration by
other journals. If the paper has already been submitted to a Scientific Meeting and Sympo-
sium, it is necessary to include details such as: name, date, place, and organizing institution
of the event.
2) Papers should be submitted in one CD, recorded as 97-2003 word format, in separate
files, leaving 3 cm for left and superior margins and 2, 5 cm for right and inferior margins.
3) The first page of the copy which has the author’s identification, should include the title of
the paper , the complete name/s (name and surname), number identification, the telephone
number, fax or E-mail of the author/s, the name of the institution or place of work (also, add
the city where this is located), a brief résumé of no more than 40 words, containing academic
information (degrees, affiliations , research experience on the subject under discussion), the
section * in which the paper will be published and the abstract. Papers which do not include
these requirements will not be accepted.
4) The Sections *:
I RESEARCH: Either in progress or concluded
II INSTRUCTIONAL DESIGN
III LECTURE
IV ARTICLE
V ESSAY
5) Papers (Research reports, articles , designs, etc .) should have (15 pages in length mini-
mum) and (25 pages in length maximum), including the references .
6) Papers should be written in 1/5 intermediate spacing, using 12-pt Arial and be preceded
by an abstract of no more than 180 words with one line space , in both languages Spanish
and English with their respective titles. Between five and three key words should be included
at the end of each abstract in the respective language. All papers have to get strict adheren-
ce to the rules of style, writing, quotations and references established by American standards
of Psychological Association (A.P.A.). In relation to references, the author must include only
what was cited in the text.

10
7) Abstracts should present the following characteristics:
Abstracts of a report of an empirical study:
Problem and general objective, description of the theoretical approach, research type,
method and design (description of the sample or participants, techniques, procedures or
instruments for data gathering). Results (analysis, including statistical levels when neces-
sary), conclusions and recommendations.
Abstracts of a documental study:
Research objective or purpose, description of the topic, epistemological approach, cons-
truct, scope of the study, sources and conclusions.
8) Every member of the Evaluation Committee will send a written evaluation report to the
Editorial Board of the Journal with the correspondent remarks that he/she considers the
paper deserves. This evaluation will be absolutely confidential. The results of the evaluation
should coincide with one of the following criteria:
The article is not publishable
The article is publishable but it requires substantial modifications
The article is publishable but it requires slight modifications
The article is publishable No modifications are required
9) Papers are never returned to authors.
10) The publication date of the paper depends on its submission date, as well as on its
adequacy to the norms and on its academic quality.
11) Papers that have been made from more than (3) authors will not be accepted, except
the curriculum design papers.
12) All the terms used in a paper, date, style and content published in the “Revista de Cien-
cias de la Educación” Faculty of Education Sciences at the University of Carabobo, are the
sole responsibility of their authors, so that the team editor or the CDCH -UC , institution are
not responsible for their writings.
13) The authors can only publish their new papers again after four editions of the “Revista
Ciencias de la Educación “.
14) Please abstain to send all papers that do not match to the established standards of
publications, mentioned above.
NOTE: Papers should be mailed in separate files to : “Revista Ciencias de la Educación”,
Edif. Administrativo, Piso PB, Facultad Ciencias de la Educación, Universidad de Carabo-
bo. Bárbula, Naguanagua, Edo. Carabobo, Venezuela. E-mail: revistafaceuc@gmail.com
Telf. 0241-615.63.30

11
INSTRUCCIONES PARA LOS ÁRBITROS
Comité de Arbitraje
Los Árbitros tendrán como misión:
Evaluar, en un tiempo no mayor a diez (10) días hábiles -contados a partir de la fecha
de recibido para arbitrar-, los trabajos presentados para ser publicados en la Revista, de
acuerdo a la normativa establecida previamente.
Informar al(a la) Director(a)-Editor(a) de los resultados del arbitraje, mediante un informe
escrito -absolutamente confidencial-, con su evaluación, las observaciones que le merece
el trabajo y la respectiva sugerencia, la cual debe coincidir con alguno de los siguientes
criterios:
a) No publicar b) Corregir exhaustivamente
c) Corregir y publicar d) Publicar
Funciones del Comité de Arbitraje Interno:
a) Orientar la política que debe seguir la Revista.
b) Elaborar y/o actualizar el baremo para la evaluación de los trabajosa publicar.
c) Dictaminar sobre actualización y profundización de las temáticas planteadas en cada
una de las publicaciones.
d) Evaluar la acreditación científica de los autores.
e) Evaluar los trabajos propuestos por los investigadores, a los fines de su publicación,
los cuales serán editados bajo la responsabilidad de sus autores.
f) Aceptar o rechazar los artículos presentados para su publicación en la Revista, cuando
no cumplan con el perfil exigido.
g) Entregar a la Dirección de la Revista, un informe escrito referente a cada trabajo arbi-
trado, en el tiempo establecido.
h) Mantener un registro actualizado de los índices acumulados impresos en las diferentes
publicaciones de la Revista.
i) Las demás que asigne el(la) Director(a)-Editor(a).

12
UNIVERSIDAD DE CARABOBO
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN
ESCUELA DE EDUCACIÓN
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN

INFORME DESCRIPTIVO DE LOS RESULTADOS DEL ARBITRAJE


REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN
CÓDIGO DE ARBITRAJE: _____________
FECHA: _____________

Estimad@ Profesor@:
La Dirección de la Revista Ciencias de la Educación, ha considerado seleccionarlo para
integrar el equipo de árbitros. El siguiente instrumento le guiará en la realización del trabajo
de manera sistemática. Le recomendamos señalar en el texto papel o electrónico las indi-
caciones, para que el autor pueda comprender y hacer los correctivos indicados por Usted.
Dispone de hasta 10 días hábiles para hacer entrega de las observaciones. Una vez que
consigne la producción evaluada, podrá retirar la constancia de Arbitraje. Agradecemos su
colaboración.
TÍTULO DE LA PRODUCCIÓN INTELECTUAL:

SECCIÓN:
CRITERIOS A EVALUAR: INDICAR MARCANDO CON “X” UN SI O UN NO LOS SIGUIEN-
TES ASPECTOS:

13
Nota: Todo artículo será verificado mediante el sofware antiplagio, para garantizar las publi-
caciones inéditas. Según su consideración el trabajo arbitrado:

Funciones de los Árbitros Externos:


a) Evaluar los trabajos, a publicarse en la revista, asignados por el Comité Editorial cuan-
do el tema por su contenido especial así lo amerite.
b) Dictaminar sobre actualización y profundización de la temática planteada en cada una
de las publicaciones.
c) Evaluar la acreditación científica de los autores.
d) Evaluar los trabajos propuestos por los investigadores, a los fines de su publicación,
los cuales serán editados bajo la responsabilidad de sus autores.
e) Aceptar o rechazar los artículos presentados para su publicación en la Revista, cuando
no cumplan con el perfil exigido.
f) Entregar a la Dirección de la Revista, un informe escrito referente a cada trabajo arbi-
trado, en el tiempo previsto.

14
MATERIAL EDUCATIVO COMPUTARIZADO ORIENTADO A LA DIVERSIDAD FUNCIO-
NAL BASADO EN LAS INTELIGENCIAS MÚLTIPLES: PARA LA ENSEÑANZA
DE LA LECTURA Y ESCRITURA
EDUCATIONAL MATERIAL ORIENTED COMPUTER BASED FUNCTIONAL DIVERSITY
IN MULTIPLE INTELLIGENCE: FOR TEACHING READING AND WRITING
II Congreso Internacional de Educación Orientación e Intervención Psicopedagógica.
Universidad Francisco de Paula Santander. Cúcuta Colombia

*Amanda Rodríguez
Correo: amandanelyda@gmail.com
Facultad de Ciencias de la Educación
Universidad de Carabobo

Profesora Ordinaria de Universidad de Carabobo Maestría en Educación mención Orienta-


ción. Universidad de Carabobo. Licenciada en Educación Mención Orientación. Universidad
de Carabobo. Profesor de Estado en Educación General Básica Mención Ciencias Naturales.
Universidad de Chile. Especialidad en Tecnología de la Computación para la Educación.
Universidad de Carabobo. Coach Vibracional, Internacional Círculo de Realización Personal.
Arbitro interno de Revista de Educación. Universidad de Carabobo.

Sección: Ponencia

RESUMEN

Nace este proyecto de la necesidad de los docentes de la Asociación Carabobeña de Padres


y Amigos de Niños Excepcionales (ACAPANE), de crear nuevos modelos didácticos que
despierten el interés y motiven el proceso educativo de sus estudiantes. La intencionalidad
de la autora, es diseñar un material educativo computarizado (MEC), con estrategias peda-
gógicas apoyadas en las Inteligencias Múltiples que le permita al docente el éxito en la ense-
ñanza de la lectura y escritura. Se establece entonces, una propuesta para la digitalización
del material basado en un diseño centrado en el usuario (Negrete, 2002) y en la interacción
que ofrece la interfaz, donde los estudiantes participan a través de sus propios mouse, gra-
cias al programa de Microsoft Mouse Mischief. De acuerdo con el diseño Instruccional, se
aspira que este producto se convierta en un aporte significativo para el docente y le garantice
al estudiante el aprendizaje de las competencias comunicacionales para su adaptación e
incorporación como sujetos productivos a la sociedad.

Palabras clave: Material Educativo Computarizado (MEC), Estrategias Pedagógicas, Diver-


sidad Funcional, Microsoft Mouse Mischief.
Recibido:Febrero 2015
Aprobado:Abril 2015

15
Material educativo computarizado orientado a la diversidad funcional basado en las inteligencias
múltiples: para la enseñanza de la lectura y escritura.
ABSTRACT

This project was born of the need for teachers in the Carabobeña Association of Parents and
Friends of Exceptional Children (ACAPANE) to create new teaching models that arouse the
interest and encourage the education of their students. The intent of the author, is to design
a computerized educational materials (MEC), with teaching strategies supported by multiple
intelligences that allows the teacher’s success in teaching reading and writing. A proposal for
digitizing based on a user-centered (Negrete, 2002) and interaction that provides the interface
design material where students participate through their own mouse, thanks to Microsoft Mou-
se program is then set Mischief. According to the Instructional designs is drawn that this pro-
duct will become a significant contribution to the teaching and ensure the student learning the
communication skills for adaptation and incorporation into society as productive individuals.
Keywords: Educational Material Computer (MEC), Strategies Pedagogical, Functional Diver-
sity, Microsoft Mouse Mischief.

Introducción
Si las nuevas tecnologías crean nuevos lenguajes y formas de representaciones permi-
tiendo diversos escenarios de aprendizajes entonces, las instituciones educativas no pueden
permanecer al margen de ello, necesariamente deben conocer y utilizar estos avances tec-
nológicos.
La educación tiene la responsabilidad de ayudar a todos los niños, niñas, adolescentes
y demás actores que lo requieran a desarrollar sus potencialidades, al mismo tiempo debe
prepararlos para enfrentar los cambios científicos y tecnológicos de la nueva era, permi-
tiéndoles desarrollar habilidades técnicas comunicativas para aprender a pensar y a actuar
creativamente, para adquirir una conciencia social global que les facilite la inserción en la
sociedad que les corresponde vivir.
El dominio progresivo de las habilidades lingüísticas, de la lectura y escritura son factores
decisivos para el desarrollo integral, de tal manera que la combinación de ellas representa el
instrumento más privilegiado de la comunicación humana a través del cual se vinculan los
contenidos culturales y se hace posible el aprendizaje.
Actualmente en Venezuela, las instituciones que atienden a niños (as) con necesidades
educativas, no cuentan con un programa de estudio específico, sino que, deben adaptar
el propuesto para la educación primaria. Entonces, las estrategias de enseñanza y recur-
sos para el aprendizaje de la lectura y escritura no siempre son los más idóneos. Tal es el
caso de la institución objeto de esta investigación, los esfuerzos que realizan los docentes
no siempre se llegan a cristalizar por la carencia de recursos y especialmente de recurso
tecnológico.
La educación ha sido influenciada por la tecnología tanto en su sistema formal como en
lo no-formal e informal. La propuesta de la utilización de estrategias que se rela-
cionan con el uso de la tecnología ha despertado grandes expectativas en todos los actores
vinculados con este quehacer, así tenemos que diferentes autores han venido apoyando ésta
idea, entre ellos (Márquez, 2002) quien afirma:
…en la actual era de la información permanente, las tecnologías proporcionan numerosos
instrumentos que facilitan una mayor autonomía en los aprendizajes y la personificación de
la enseñanza, además de facilitar también, al centro educativo una posibilidad de relación

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 15-26

16
Amanda Rodríguez
sincrónica y diacrónica con otros, el acceso a la información, dar a conocer sus productos
y sus servicios. Esto constituye un verdadero recurso educativo, un recurso para el apren-
dizaje o una verdadera herramienta de trabajo como vía de accesibilidad a situaciones de
enseñanza y aprendizaje.(p.68)
La lectura y escritura preceden a la era de la informática no obstante, sabemos que la
computadora en la escuela es una herramienta importante en esta actividad. Su valor en
educación de niños con necesidades educativas es muy particular, cabe destacar que estos
niños se fatigan con facilidad, su umbral de atención es bajo y en general les cuesta tener
iniciativas propias en los trabajos en el aula. El uso de un software o entorno abierto de
trabajo les permitirá interactuar con la máquina y sacar conclusiones de los efectos de su
accionar. Por su parte, Rivera (2000) proporciona algunas de las ventajas que ofrecen las
tecnologías de información y comunicación (TIC) a esta población:
a) La posibilidad de segmentar el aprendizaje en sus componentes siguiendo una secuen-
cia lógica. b) La posibilidad de realizar prácticas repetitivas y variadas de destrezas necesa-
rias para consolidar diversos aprendizajes. c) Las ayudas que ofrecen para el aprendizaje
de conceptos esenciales en las diferentes áreas del currículo, tales como simulaciones,
animaciones o videos. d) El potencial que tienen para compensar diferencias en áreas del
desarrollo sensorial, motriz, cognitivo o comunicativo. (p.72)
La experiencia en esta materia que ha tenido Colombia nos provee de un marco referencial
para la implementación de los recursos tecnológicos digitales, a través de estrategias inte-
ractivas multimediales proyectándose un estilo cognitivo y pedagógico con una nueva visión
en la relación de aprendizaje.
Henao, Ramírez, y Giraldo (2009) trabajaron sobre un diseño y experimentación de una
propuesta didáctica apoyada en la tecnología multimedia para el desarrollo de habilidades
comunicativas en niños con síndrome de Down, donde exploraron las posibilidades que
ofrecen algunos recursos audiovisuales e informáticos para estimular el desarrollo cognitivo.
En el estudio participaron diez jóvenes con discapacidad intelectual en edades comprendidas
entre 10 y 15 años, pertenecientes a una Institución Especializada en la ciudad de Medellín,
como resultado se obtuvo que los estudiantes que empezaron escribiendo a partir de mo-
delos, avanzaron hasta la escritura por medio del dictado y lograron construir textos cortos
y sencillos con un mínimo apoyo, los estudiantes lograron algunas destrezas mínimas para
consultar información en fuentes impresas y multimediales, se evidenciaron mayores niveles
de atención y concentración en los estudiantes cuando escribían con el apoyo del computa-
dor, que cuando lo hacían en forma manuscrita, la estación matemática no despertó mucha
motivación en los estudiantes ya que los ejercicios o actividades les resultaban muy com-
plejos. Estas experiencias demuestran que la utilización de recursos de manera adecuada
puede convertirse en un andamiaje poderoso para diseñar entornos y estrategias didácticas
que estimulen el desarrollo de habilidades cognitivas y comunicativas en esta población.
De manera semejante, la investigación realizada por Giraldo (2008) titulada: El Computa-
dor en el Aula de Preescolar, una Herramienta más de Escritura, quien trabaja con la escritura
emergente con un grupo de nueve niños de preescolar, dos con necesidades educativas.
Las actividades se realizaron durante un año escolar incorporando un computador en el aula
y utilizándolo como una estación de trabajo. De esto se desprende que la incorporación del
computador en el aula favoreció la integración de los niños con necesidades educativas,
quienes al igual que sus compañeros lograron generar textos utilizando el computador, los
niños se apropiaron fácilmente del computador como herramienta de escritura, mostrando
buena motivación y disposición para abordar las tareas de escritura con esta herramienta,
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 15-26

17
Material educativo computarizado orientado a la diversidad funcional basado en las inteligencias
múltiples: para la enseñanza de la lectura y escritura.
asumieron la escritura como un juego de mecanografía en sus primeras aproximaciones a la
herramienta, moviendo los dedos sobre el teclado y observando el resultado en la pantalla. El
trabajo colaborativo por pareja formadas por un niño SNE y otro con CNE fue especialmente
visible en este estudio.
Otro aporte lo realiza Sánchez (2007) en su trabajo titulado: Una experiencia del uso del
computador en educación especial. Incorporó el computador al trabajo con niños que pre-
sentaban discapacidad intelectual utilizando varios programas que estimulan el desarrollo
perceptual a través de la discriminación y clasificación de figuras por tamaño, color, forma,
posición espacial y direccionalidad. La experiencia la realizó con treinta y seis estudiantes
entre 8 y 18 años durante un período de 18 meses. Entre los resultados de esta investiga-
ción se destacaron los siguientes: Los estudiantes mejoraron la atención y concentración,
disminuyeron el umbral de fatiga frente al trabajo, desarrollaron habilidades motrices para el
manejo del ratón y el teclado, lograron mejores niveles de integración en el desarrollo de las
actividades escolares.
Se deja ver entonces, que la incorporación del computador en el aula favorece de una ma-
nera significativa no solamente la integración del individuo a las actividades, sino el incentivo
cognitivo que le proporciona la motivación y disposición al abordar las tareas a través de este
medio, esto es precisamente lo que se pretende con este proyecto, proporcionarle al docente
estrategias que pueda desarrollarlas a través de un computador.
Actualmente en Venezuela, se están produciendo grandes transformaciones, que buscan
la equidad social, uno de esos cambios tiene que ver con el beneficio que aporta la tecnolo-
gía al proceso de enseñanza y aprendizaje, observándose una disposición del docente de
incursionar en el uso de este recurso como medio de reforzamiento en los aprendizajes de
sus estudiantes.
Ahora bien, la problemática que enfrenta la Asociación Carabobeña de Padres y Amigos
de Niños Excepcionales (ACAPANE) está precisamente, en los escasos modelos didácticos
empleados por los docentes, apoyados en estrategias poco atractivas, y netamente conven-
cionales o tradicionales. Muchas veces no porque el docente lo quiera así, sino que se ve li-
mitado al no contar con material didáctico de calidad y actualizado para hacer del proceso de
enseñanza y aprendizaje de la lectura y escritura una actividad atrayente para los educandos.
El basamento teórico está sustentado por un fundamento Psicológico y Pedagógico en
base a la teoría Socio-cultural de Lev Vigotsky (1934) y a la teoría de las Inteligencias Múlti-
ples de Howard Gardner (1983) respectivamente.
Teoría Socio-cultural. Lev Vigotsky(citado por Schneuwly y Bronckart, 2008), demostró
que, “desde el punto de vista ontogenético y filogenético, el lenguaje es la fusión de dos
raíces psicológicas independientes: el pensamiento pre-verbal (la representación) y, el pen-
samiento pre-intelectual (la comunicación)” (p.136).
Para que esta fusión se realice, los autores antes mencionados, definieron las condiciones
biológicas y sociales necesarias:
La comunicación; es decir, la acción de un individuo dirigida a otro dentro del marco de las
relaciones sociales de un grupo dado, debe superar el nivel de las acciones concretas en las
que esta se inserta y convertirse en una acción independiente de las que la provocaron. Ello
implica particularmente que ésta se sitúa con respecto al contexto que la suscita y al que
por tanto representa.(p.140)
En este sentido se puede decir que la fusión de las dos raíces por las que se forma el
lenguaje acontece bajo la forma de: representaciones comunicables y comunicación repre-
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 15-26

18
Amanda Rodríguez
sentada. El lenguaje, capacidad o facultad general de la especie, se concreta en la lengua,
es decir, el sistema de signos y el conjunto de formas de comunicación inherente a un grupo
social.
Vigotsky (citado por Schneuwly y Bronckart, 2008) considera el aprendizaje como uno
de los mecanismos fundamentales del desarrollo. En sus obras maneja varios términos que
constituyen sus posiciones teóricas, entre ellos: herramientas psicológicas, mediación e inter-
nalización, pero el más relevante para esta investigación, es el que llamó Zona del Desarrollo
Próximo (ZDP), en el que distingue un primer nivel correspondiente al desempeño actual del
niño (a), donde resuelve problemas o tareas sin la ayuda de otro, correspondiente al Nivel
de Desarrollo Real (NDR). Y un segundo nivel denominado Nivel de Desarrollo Potencia
(NDP), en el cual el niño (a) alcanza las competencias cuando es guiado o apoyado por otra
persona. La brecha o diferencia entre estos dos niveles constituye la Zona del Desarrollo
Próximo.(p.142)
Al vincular esta teoría con el proyecto en el nivel de desarrollo potencial (NDP), es ne-
cesario pensar que en los aprendices con diversidad funcional se les dificulta ir de la
señalización a la significación, ya que la organización de las funciones cerebrales no están
del todo desarrolladas y por ende sus habilidades en el lenguaje se ven alteradas, por lo que
necesitarán del apoyo de otro ya sea de sus pares o del docente, para lograr las competen-
cias deseadas.
El fundamento Pedagógico está sustentado por la Teoría de las Inteligencias Múltiples
desarrollada por Howard Gardner en 1983 (Gardner, 1995) quien nos brinda una visión
diferente de lo que se ha venido manejando como inteligencia, para él la Inteligencia es: “la
capacidad para resolver problemas cotidianos, la capacidad para generar nuevos problemas
para resolver y la capacidad de crear productos u ofrecer servicios valiosos dentro del ámbito
cultural”(p.52).
Aunado a esto, Campbell, Campbell y Dickinson (2000), hacen referencia a esta inteli-
gencia humana concebida por el doctor Gardner, basada en dos supuestos fundamentales:
…que la cognición humana es unitaria y que es posible describir adecuadamente a los
individuos como poseedores de una inteligencia única y cuantificable, además cada inteli-
gencia debe poseer una característica evolutiva, debe ser observable en grupos especiales
de la población tales como prodigios o “tontos sabios”, debe proporcionar una evidencia
de localización en el cerebro y disponer de un sistema simbólico o representativo. (p. 4)
Si bien la mayoría de las personas cuenta con la totalidad del espectro de inteligencias,
cada individuo revela características cognitivas particulares. Todos poseemos diversos gra-
dos de las ocho inteligencias que Gardner reconoce y, las combinamos y utilizamos de mane-
ra profundamente personal. Cuando los programas de enseñanza se limitan a concentrarse
en el predominio de las inteligencias lingüística y matemática, se minimiza la importancia
de otras formas de conocimiento. Es por ello que muchos estudiantes no logran demostrar
dominio de las inteligencias académicas tradicionales, reciben escaso reconocimiento por sus
esfuerzos y su contribución al ámbito escolar y social en general se diluye. De hecho, las
investigaciones de Gardner (1995) revelaron:
No sólo una familia de inteligencias humanas mucho más amplia de lo que se suponía,
sino que generaron una definición pragmática renovada sobre el concepto de inteligencia.
En lugar de considerar la “superioridad” humana en términos de puntuación en una escala
estandarizada. (p.186)

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 15-26

19
Material educativo computarizado orientado a la diversidad funcional basado en las inteligencias
múltiples: para la enseñanza de la lectura y escritura.
A continuación, una breve descripción de las ocho inteligencias:
*Inteligencia lingüística consiste en la capacidad de pensar en palabras y de utilizar el len-
guaje para expresar y apreciar significados complejos.
*Inteligencia lógico-matemática permite calcular, medir, evaluar proposiciones e hipótesis y
efectuar operaciones matemáticas complejas
Inteligencia espacial proporciona la capacidad de pensar en tres dimensiones. Permite al
individuo percibir imágenes externas e internas, recrearlas, transformarlas o modificarlas,
recorrer el espacio o hacer que los objetos lo recorran y producir o decodificar información
gráfica.
*Inteligencia corporal-kinestésica permite manipular objetos y perfeccionar las habilidades
físicas. En la sociedad occidental, las habilidades físicas no cuentan con tanto reconoci-
miento como las cognitivas, aun cuando en otros ámbitos la capacidad de aprovechar las
posibilidades del cuerpo constituye una necesidad de supervivencia, así como también una
condición importante para el desempeño de muchos roles prestigiosos.
*Inteligencia musical resulta evidente en los individuos sensibles a la melodía, al ritmo, al
tono y a la armonía.
*Inteligencia interpersonal es la habilidad para establecer contacto con otras personas,
relacionarse y trabajar cooperativamente en equipo.
*Inteligencia intra-personal se refiere a la capacidad de una persona para construir una
percepción precisa respecto a sí misma y de utilizar dicho conocimiento para organizar y
dirigir la propia vida.
*Inteligencia naturalista consiste en observar los modelos de la naturaleza, en identificar y
clasificar objetos y en comprender sistemas naturales y aquellos creados por el hombre.
(Gardner, ob. cit., p.226)
Gardner considera que las ocho inteligencias carecen de valor intrínseco, debido a que
cada una de ellas puede ponerse al servicio de buenos o malos propósitos. Tanto Goeb-
bels como Gandhi poseían profunda inteligencia interpersonal, pero la aplicaron de maneras
diametralmente opuestas. La forma en que un individuo se mueve dentro de la sociedad
utilizando su inteligencia constituye una cuestión moral de fundamental importancia. (p.230)
Al respecto, Brites y Almoño (2008) nos hacen ver que, existen múltiples maneras de
enseñar para diferentes maneras de aprender, y pluralidad de cogniciones para multiplicidad
de métodos. Hay personas que desarrollan capacidades que son importantes para su modo
de vida, como la habilidad manual y espacial en el caso de los cirujanos, las destrezas físicas
en los atletas, la capacidad de comprender a las personas en el caso de los psicólogos y
maestros.(p.235)
El aporte de esta teoría de las inteligencias múltiples (IM), a través de la nueva concep-
ción de entender y desarrollar la inteligencia, permite a esta investigación apoyar al docente
para que sea capaz de determinar la naturaleza de las inteligencias más desarrolladas y de
las menos desarrolladas, valorar las necesidades dentro del contexto del aula, destacando
los puntos fuertes, ayudando a los estudiantes a aprender mediante la interacción aprendiz
– docente – máquina en un ambiente colaborativo donde cada participante se sienta parte
activa tanto de la relación de aprendizaje como de su evaluación.
En relación a la relevancia y significancia de un material educativo computarizado (MEC)
o software educativo; Gisbert, Barroso y Cabero (citado por Cabero, 2006) afirman que tiene
que ver en gran medida con el grado de atención que este material dé al campo vital del
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 15-26

20
Amanda Rodríguez
aprendiz, a su entorno psicológico, sus experiencias previas, sus expectativas, motivadores
internos, actitudes y aptitudes. No obstante, psicólogos de la Gestalt y miembros de otras
corrientes cognitivas han asegurado esto desde hace cuatro décadas atrás, sin embargo,
muchos de los MECs se hacen centrados en el contenido, en lo que se desea que aprenda
el usuario, en la funcionalidad que subyace a la estructura de aprendizaje y en las caracte-
rísticas que se espera tenga en función del tipo de software que se desea construir. (p.245)
Nos interesa entonces, agregar valor educativo a quien hace uso del material, por lo que
se trata de hallar las condiciones para lograr que las experiencias que ofrezca el material
educativo computarizado (MEC) tenga sentido, motive y enganche al aprendiz con diversi-
dad funcional en el proceso de construir su aprendizaje. Para ello no hay receta, pero apo-
yándose en los principios que propone Galvis - Panqueva (2003), se puede entender y dar
vida a este proceso: “(1) use un enfoque estratégico, (2) apóyese en marcos tecnológicos
compartidos y (3) halle requerimientos a partir de necesidades relevantes” (p.p. 122, 123).
De las experiencias tenidas por el autor en colegios del Distrito Capital de Santafé de
Bogotá se puede deducir que no es el MEC por sí mismo lo que produce diferencias en
términos de resultados cognitivos y afectivos sino, la manera cómo el docente lo articula y
utiliza en la relación de aprendizaje.
Para diseñar un MEC, no se requiere tener grandes conocimientos informático sin em-
bargo, es necesario conocer todos aquellos elementos que rodean este proceso, objetivos
claros, explícitos y posibles de cumplir, dignos de hacer parte de los escenarios educativos.
A saber, en la construcción de un software educativo es necesario tener en cuenta tanto
aspectos pedagógicos, como técnicos. Su desarrollo consiste en una secuencia de pasos
que permiten crear un producto adecuado a las necesidades que tiene determinado tipo de
aprendiz, necesidades que deben ser rigurosamente estudiadas por la persona que elabora
el material y que se deben ajustar a las metodologías de desarrollo de software educativo
presentes en el momento de iniciar dicho proceso.
El alcance de las nuevas tecnologías es ilimitado, el presente proyecto se apoya en las
bondades que nos ofrece Microsoft Mouse Mischief en el aula, como un complemento del
programa de Power Point, se usa para crear y reproducir presentaciones interactivas para
varios mouse. Cada aprendiz participa en las presentaciones con su propio mouse, con esta
aplicación se puede transformar la enseñanza y el aprendizaje en el aula, es aplicable tanto
en Microsoft PowerPoint 2007 como en Microsoft Office PowerPoint 2010, esto lepermite al
docente crear presentaciones interactivas atractivas, divertidas y motivadoras, manteniendo
la atención de los educandos.
La Propuesta: Diseño Instruccional
Diseño Centrado en el Usuario (DCU). Atendiendo a lo que dice Negrete (2002), es una
metodología de trabajo de diseño de interfaces basadas en la investigación y participación de
quienes serán los usuarios finales de un sitio web, software o aplicación.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 15-26

21
Material educativo computarizado orientado a la diversidad funcional basado en las inteligencias
múltiples: para la enseñanza de la lectura y escritura.
Gráfico Nº 1: DiseñoInstruccional Centrado en el Usuario (DCU)

Fuente:Negrete (2002)
En este diseño centrado en el usuario, Negrete (2002) contempla: “la Planificación, el
Diseño, la Evaluación de usuarios potenciales y luego la Implementación y Evaluación de
usuarios reales.La Planificación la concibe como el proceso que se sigue para determinar en
forma exacta lo que la organización hará para alcanzar sus objetivos” (p.20).
Dentro de la propuesta de este proyecto se contempla una planificación que arranca con
una justificación, objetivos, análisis de requisitos, título del trabajo, áreas de recolección de
datos, descripción del lugar en estudio, análisis contextual de las tareas y perfil del usuario.
El Diseño es la fase del proceso productivo en el cual se definen todas las características
de un producto (visual, formal, tecnológico, utilitario, constructivo, material, entre otras), su
forma de producción, distribución y consumo, previo a la producción material. (Negrete,ob.
cit.; p.21).
El éxito de los diseños de cualquier aplicación web está determinado por la satisfacción del
o los usuarios finales, dado que serán estos los que modelen la interacción entre usuario(s)
y aplicación. Para conseguir la satisfacción de él o los usuarios es imprescindible que el di-
seño sea fácil de usar, amigable, claro, intuitivo y sencillo de aprender, para ello además de
contar con un buen diseñador es importante contar con técnicas adecuadas, procedimientos
y métodos, que estén en correspondencia con las necesidades y habilidades del usuario final.
El diseño del proyecto contempla en primer lugar el Diseño Educativo con un guión de
contenido a través de un plan de trabajo docente, luego lo conforma el guión técnico donde
se desarrollan: guía de estilo, guía de contenido, guía comunicacional y guía de interacti-
vidad, además el diseño de la actividad, el diseño de la información y finalmente el análisis
de la interfaz.
La Evaluación determina el grado de eficacia y eficiencia con que han sido empleados los
recursos destinados a alcanzar los objetivos previstos, posibilitando la determinación de las

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 15-26

22
Amanda Rodríguez
desviaciones y la adopción de medidas correctivas que garanticen el cumplimiento adecuado
de las metas propuestas. (Negrete,ob. cit.; p.22)
La evaluación de la propuesta se realizará en el año lectivo 2014 – 2015 una vez que
se aplique el software en la Institución. (ACAPANE). Cabe destacar que se diseñaron dos
Manuales, uno para el docente contentivo de 76 diapositivas, donde se le explica el manejo
del programa de Power Point, el manejo del Microsoft Mouse Mischief, un taller sobre
Inteligencias Múltiples y toda la didáctica con cada una de las clases. Y el Manual para el
estudiante llamado Cuaderno de Tareas, donde cada uno de los participantes interactuará
con el material de acuerdo a las oportunidades que la docente le proporcione.
Análisis de la interfaz
A continuación se describe la interfaz del material educativo computarizado correspon-
diente al Manual del docente. La intención de este análisis es conocer la distribución de los
elementos en pantalla y la funcionalidad de ellos.
- Las zonas de la interfaz
- Las secciones del material
- Los recursos de presentación de la información
- Los iconos de funcionalidad
La elaboración del diseño de cada una de las pantallas, conllevan a la definición de un
modelo al cual se adapten las variables computacionales propias de este tipo de recurso, ello
significa que la ayuda pedagógica se debe ajustar a las particularidades de las herramientas
tecnológicas disponibles.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 15-26

23
Material educativo computarizado orientado a la diversidad funcional basado en las inteligencias
múltiples: para la enseñanza de la lectura y escritura.
Iconos para las inteligencias múltiples

Guía Comunicacional:
Zonas de comunicación entre el usuario y el programa:
La pantalla indica:
Imagen alusiva al tema
Menú principal e iconos de las inteligencias múltiples
Medios Instruccionales:
Cualquier forma de instrumento o equipamiento que se utiliza normalmente para transmitir
información. Los utilizados para el contenido son:
Introducción, Objetivos, Clase Introductoria, Power Point Mouse Mischief, Taller Inteligen-
cias múltiples, Primera clase, Segunda Clase. Los utilizados para ir a cada una de las in-
teligencias son:Inteligencia lingüística, Inteligencia espacial, Inteligencia musical,Inteligencia
lógica-matemática, Inteligencia kinestésica, Inteligencia interpersonal, Inteligencia Intraperso-
nal, Inteligencia naturalista ccorresponde a la zona de control del programa, le proporciona al
usuario todo el contenido y cómo tener acceso a él.
Lenguaje de interfaz:
La interfaz será textual y gráfica, constituida por una serie de menús, iconos y textos
que representan las opciones que el usuario puede tomar dentro del sistema. En la pantalla
presentada tenemos: el Menú principal, la botonera para las acciones adelante, atrás, página
de inicio y salir del programa y los iconos de las inteligencias múltiples.
Tipos de navegación:
Representada por la estructura de los botones e iconos El usuario al hacer click en el menú
lo llevará al sitio indicado El tipo de navegación está diseñado para apoyar el aprendizaje
asociativo mediante la presentación de los iconos de las inteligencias múltiples.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 15-26

24
Amanda Rodríguez
Toma de decisiones por parte del usuario.
El diseño de menús e hipertexto se realiza para que el usuario vea en pantalla toda la
información necesaria y para que opere e interactúe en ella a través del ratón, el teclado
opciones del menú. El usuario podrá visualizar el destino o destinos posibles de cualquier
enlace para saber hacia dónde se desplazará en caso de optar por esa conexión

CONCLUSIONES
El Material Educativo Computarizado (MEC) diseñado bajo la concepción de lo que Gard-
ner (Gardner, 1995) entiende por inteligencia y construido utilizando las ocho (8) inteligencias
que el autor propone, viene a potenciar y plantear nuevas estrategias para una nueva manera
de enseñar y nueva manera de aprender.
El software educativo permite nuevos estilos cognitivos y pedagógicos a través de he-
rramientas ofimáticas multimediales. Al poner en contexto las actividades y los recursos de
evaluación y enseñanza, estos se traducen en experiencias significativas, motivadoras e
interesantes de aprendizaje en la adquisición de la lectura y escritura para los estudiantes
de la Asociación Carabobeña de Padres y Amigos de Niños Excepcionales (ACAPANE).
En el diagnóstico aplicado a los docentes de la Institución, estos revelaron su disposición
a cambiar el modo y manera de enseñar, esta actitud positiva beneficia y optimiza la relación
de aprendizaje. El docente está dispuesto a introducir cambios desde la organización del
aula hasta las estrategias de instrucción que desea utilizar.
Al estructurar el aprendizaje apoyándose en las inteligencias múltiples no se debe perder
de vista que las inteligencias son independientes (Gardner, 1995), es decir que un alto nivel
en una de ellas, por ejemplo la lógica matemática, no requiere un nivel igualmente alto en
otra inteligencia, como en la lingüística o musical. La independencia contrasta con las medi-
das tradicionales del CI. (Prieto y Ferrándiz, 2001; p. 110)
El producto final no solo incluye estrategias de aprendizaje cooperativo, orientadas a
favorecer las interacciones socio-cognitivas dentro del aula, sino que también, favorece el
desarrollo psicomotriz de los aprendices a través de los modelos de interfaz y la utilización
de los múltiples mouse, permitiéndoles señalar, escribir, dibujar, compartir ideas y/o tomar
decisiones respecto a las situaciones planteadas.
En la interacción entre aprendiz - docente – ordenador, se establecen relaciones entre
las habilidades actuales del estudiante y el potencial a desarrollar, lo que Vigostky llama
Nivel de Desarrollo Potencial (NDP), (Schneuwly y Bronckart, 2008), donde la mediación del
docente o de un compañero de clase es fundamental para que el estudiante logre realizar
con éxito la tarea. Se requiere por tanto, diseñar procedimientos y tratamientos adecuados a
las individualidades y necesidades de cada uno de los estudiantes.
La innovación de este tipo de estrategias para el aprendizaje en el nivel especial de la
educación da respuesta a nuevos emergentes sociales, incorporando la tecnología a la en-
señanza a través de la riqueza audiovisual con imágenes, sonidos, movimiento y el poder
interactivo que le proporciona el uso del mouse mischief, transformándose en una opción
para la población de niños, niñas y adolescentes con necesidades educativas.
La factibilidad técnica demuestra la viabilidad del proyecto, por una parte el software edu-
cativo posee los criterios de optimización que corresponden aplicar en la educación especial
y por otra parte, el hardware no requiere de equipos de alta tecnología, sino de una confi-
guración básica que permita conectar tantos mouse como estudiantes se desee atender.
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 15-26

25
Material educativo computarizado orientado a la diversidad funcional basado en las inteligencias
múltiples: para la enseñanza de la lectura y escritura.
REFERENCIAS

Brites, G. yAlmoño, L. (2008) Inteligencias Múltiples. Quinta edición. Buenos Aires:Bonum.


Cabero, A. (2006). NuevasTecnologíasaplicadas a laEducación. Madrid: McGraw-Hill/Intera-
mericana de España, S.A.U.
Campbell, L., Campbell, B., Dickinson, D. (2000). InteligenciasMúltiples. Usos Prácticos de
Enseñanza – Aprendizaje. Buenos Aires Argentina:Troquel. Documento en Línea.Dis-
poniblehttp://www.lapaginadelprofe.cl/UAconcagua/formacionprofesional/lasinteligen-
ciamultiples.pdf(consultado Marzo 22, 2013)
Galvis-Panqueva, A.(2003). Micromundos Lúdicos Interactivos: Aspectos Críticos en su Di-
seño y Desarrollo. Colombia. Revista de Informática Educativa, Uniandes -Lidie. San-
tafé de Bogotá.
Gardner, H. (1995) Inteligencias Múltiples. La teoría en la práctica. Barcelona, Paidós
Ibérica, S.A.
Giraldo, L. E. (2008) El Computador en el Aula de Preescolar, una herramienta de la escritura.
Medellín. Facultad de Educación. Universidad de Antioquia. Siglo del Hombre.
Henao, O., Ramírez, D., y Giraldo, L. (2009) Diseño y Experimentación de una Propuesta
Didáctica apoyada en Tecnología Multimedia para el Desarrollo de HabilidadesComuni-
cativas en Niños con Síndrome de Down. Colombia.
Márquez, R. (2002). Tecnología y Educación. (2da Ed.) Buenos Aires: Editorial Paidós.
Microsoft Corporation.(2010) Microsoft, Mouse Mischief. Documento en Línea. Disponible en
http://microsoft-mouse-mischief.softonic.com/ (consulta Marzo 22, 2013)
Negrete, P. (2002) Diseño Centrado en el Usuario. Perú. Documento en Línea. Disponible
en http://www.slideshare.net/percynegrete/diseo-centrado-en-el-usuario.2293066.
(consulta Enero 01, 2013)
Prieto, M. y Ferrándiz, C. (2001) Inteligencias Múltiples y Currículum Escolar. Málaga: Edi-
ciones Aljibe.
Sánchez, R. (2007) Una Experiencia del uso de Computador en Educación Especial. Bogotá:
Informática Educativa.
Schneuwly, B. yBronckart, J. (2008).VigotskyHoy. Madrid: Popular.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 15-26

26
LA CALIDAD EDUCATIVA COMO PROBLEMA HISTÓRICO-ESTRUCTURAL
EDUCATION QUALITY AS HISTORICAL STRUCTURAL PROBLEM
III Encuentro Nacional de Investigadores para la transformación educativa Venezolana.
UNELLEZ, CIM. Barinas del 19 al 21 de marzo de 2015
*Christian Farías
Correo: cfarias@edu.ve.uc
Facultad de Ciencias de la Educación
Universidad de Carabobo

*Licenciado en Educación Mención Lengua y Literatura, Magíster en Literatura Venezolana,


Doctorando en Ciencias Sociales mención Estudios Culturales (U.C. Venezuela). Docente or-
dinario del Departamento de Lengua y Literatura de la Facultad de Ciencias de la Educación
de la Universidad de Carabobo. Ensayista y conferencista. Autor del libro de ensayo, La van-
guardia Literaria subversiva: El techo de la ballena, Víctor Valera Mora y Tarek Williams Saab
(2008) y del poemario En el borde del oleaje (2012) con el cual obtuvo el Premio Nacional
de Poesía del Concurso Literario del IPASME 2009. Miembro de la Academia Venezolana de
la Lengua Capítulo Carabobo.

Sección: Ponencia

RESUMEN

La calidad educativa como problema histórico-estructural, implica un abordaje desde la pers-


pectiva del desarrollo histórico-social sobre los cuales se han estructurado y sustentan los
sistemas y modelos educativos. Siguiendo este método, la exposición se estructura en dos
partes: la educación en el contexto histórico-teórico-cultural de la modernidad capitalista; y
la transformación de la educación en Venezuela: inclusión masiva y calidad educativa para
la liberación y el buen vivir de la población. La calidad educativa es una exigencia histórica-
estructural ineludible del modelo educativo bolivariano que responde a la democracia partici-
pativa y protagónica orientada por los objetivos del Plan de la patria. El referente de l debate
teórico y la reflexión crítica, se ubica en la realidad concreta. En ese sentido, la observación
analítica y crítica, más que las estadísticas, constituye la base de datos para la interpretación
desde una perspectiva epistemológica dialéctica, dialógica y, esencialmente, política.

Palabras clave: subordinación, dialéctica, calidad educativa, democracia, Plan de la patria.


Recibido: Febrero 2015
Aprobado:Abril 2015

27
La calidad educativa como problema histórico-estructural
ABSTRACT

The quality of education from the perspective of socio-historical development which are struc-
tured and sustain educational systems and models our society. Following this method, the
exhibition is divided into two parts: the education in the cultural-theoretical-historical context
of capitalist modernity; and the transformation of education in Venezuela: inclusion and quality
for release and good living. The quality of education is now an essential requirement of the
Bolivarian educational model guided by the objectives of the Plan of parental participatory
democracy. The referent of this theoretical debate on this critical reflection, is located in the
concrete reality. In that sense, analytical and critical observation rather than statistics, is the
database for the interpretation of this problematic from an epistemological dialectic, dialogic
and essentially political.
Keywords: subordination, dialectic, educational quality, democracy, Plan of the country.

I.- La educación en el contexto histórico-teórico-cultural de la modernidad capitalista


Con el desarrollo de la civilización actual, puesta en marcha desde Europa y sustentada
en el modo de producción capitalista y la hegemonía de unas cuantas potencias imperiales
sobre el resto de las naciones y pueblos del mundo, la educación escolar o sistemática se
convierte en un problema estructural de múltiples dimensiones; a diferencia de la antigua
sociedad feudal en donde la educación era solo para las pocas familias de terratenientes y
las oligarquías que detentaban todos los privilegios económicos, sociales, políticos y cultu-
rales. Desde los siglos XV y XVI, época del Renacimiento europeo, pasando por el periodo
de la Ilustración del siglo XVIII y la era del industrialismo, el desarrollismo, las revoluciones
socialistas y la revolución tecnológica de las telecomunicaciones a lo largo del siglo XX y
lo que va del XXI, se ha producido, en el seno de la civilización occidental, un sostenido e
interesante proceso de socialización de la educación bajo el impulso dinámico del desarrollo
económico-social, las investigaciones científicas-tecnológicas, las revoluciones y los cambios
socio-políticos, las creaciones estéticas y las renovaciones e innovaciones de la didáctica y
la pedagogía modernas.
En el caso de Venezuela y las naciones americanas en general, subordinadas a los cen-
tros hegemónicos de Europa y Estados Unidos, existió una clara diferencia entre la llamada
sociedad letrada, dueña de los conocimientos, del manejo e interpretación de las leyes y de
la cultura en general; y la sociedad iletrada, conformada por la mayoría del pueblo esclavi-
zado y excluido (Rama, 1985). Durante la gesta de la Independencia, el Libertador Simón
Bolívar decretó la libertad de los esclavos en 1816 y la Educación pública por la que abogó
incansablemente. Sin embargo, durante la nueva etapa republicanay casi todo el siglo XIX,
prevaleció el antiguo modelo colonial, feudal y oligárquico, que mantuvo la esclavitud y la
negación de los derechos del pueblo, incluyendo el derecho a la educación. En 1864, queda
abolida definitivamente la esclavitud y con el gobierno de Guzmán Blanco se establece la
gratuidad de la enseñanza por parte del Estado.
Existe una extensa literatura en torno al temade la educación, que abarca las diversas
conceptualizaciones y fundamentos filosófico-doctrinarios, teorías y métodos de aprendiza-
je, objetivos, contenidos, estrategias pedagógicas; en fin, todo un inventario de modelos y
programas educativos, de acuerdo con las circunstancias históricas concretas, los modos de
producción social y los modelos socio-políticos. En tal sentido y a los efectos de ubicar el

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 27-37

28
Christian Farías
problema en el contexto de la modernidad capitalista occidental y la dominación imperialista,
reseñamos a continuación cuatro momentos históricos fundamentales del proceso evolutivo
de la educación formal en correspondencia con el proceso de desarrollo económico-social.
El primero tiene como referencia el movimiento de la Reforma en el seno de la Iglesia
católica alemana que produce la primera ruptura con el viejo modelo educativo religioso-
conservador-colectivista de la vieja sociedad feudal e inaugura el nuevo espíritu religioso-
modernizador-individualista de la sociedad capitalista-burguesa moderna. Siguiendo a Max
Weber (2011), tenemos que “Históricamente, el calvinismo fue uno de los más firmes apoyos
de una educación en el espíritu capitalista” y que “la pequeña y media burguesía que as-
cendía socialmente hasta la dirección de las grandes empresas, era precisamente el típico
titular de la ética capitalista y de la Iglesia calvinista”; de donde se concluye que aunque en
todos los tiempos ha habido grandes poseedores de capitales monetarios y comerciantes; “la
organización racional capitalista del trabajo industrial burgués es el producto de la evolución
de la Edad Media a la Edad Moderna” (p. 80).
De manera que el cisma de la reforma protestante luterana y calvinista dentro de los con-
ventos de la Iglesia católica, considerados como el único sistema de educación formalmente
establecido en la Edad Media, se conecta directamente con el desarrollo y consolidación
histórica del capitalismo. Desde el Renacimiento europeo, la ética protestante es el funda-
mento filosófico-religioso de la nueva racionalidad individualista de la burguesía que deviene
ideología dominante de la sociedad burguesa para imponer una forma de conocimiento y de
educación en correspondencia con los intereses del capital que ulteriormente triunfa y se
extiende por toda Europa, América y el mundo.
Más tarde, como segundo momento, aparece la figura de René Descartes (1979) quien
introduce la visión filosófica-metódica del racionalismo individualista y pone en marcha la
primera sistematización de un método para la educación científica que se fundamenta en
la separación del sujeto (la res cogitan) del objeto (la res extensa) y en sus cuatro famosos
preceptos: primero, la duda metódica que consiste “en no admitir jamás nada por verdadero
que no conociera que evidentemente era tal” (p. 23); segundo, “dividir cada una de las dificul-
tades que examinara en tantas partes como fuera posible y necesario para mejor resolverlas”
(p. 24); tercero, “conducir por orden mis pensamientos, comenzando por los objetos más
simples y más fáciles de conocer para subir poco a poco...hasta el conocimiento de los más
compuestos” (p.24); y cuarto, “Hacer en todo enumeraciones tan completas y revisiones tan
generales que tuviese la seguridad de no omitir nada.” (p.24).
Con Descartes, el desarrollo del conocimiento y la nueva educación burguesa, da el salto
definitivo de la racionalidad religiosa y metafísica a la racionalidad objetivista y metódica-cien-
tífica. Con esto, el desarrollo de la conciencia individualista-burguesa, sigue siendo el campo
común del protestantismo y el racionalismo cartesiano. La importancia de estas dos fuentes
de la modernidad capitalista europea es que siguen aún predominando en la base episte-
mológica de la ciencia y la cultura que se transmiten en los actuales sistemas educativos de
nuestras sociedades. Siguen siendo paradigmas, estructuras o sistemas ideológicos-políticos
predominantes en nuestra academia e instituciones escolares, a pesar de los efectos ne-
gativos y frustrantes para el desarrollo definitivo de un nuevo tipo de educación, así como
el respeto a la pluralidad cultural, científica y tecnológica y su liberación de la hegemonía
perversa del capital. El positivismo de Auguste Comte, el funcionalismo de Émile Durkheim
y todo lo que es el estructuralismo y demás corrientes afines del siglo XX, constituyen las
derivaciones más trascendentes del individualismo protestante y del paradigma cartesiano.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 27-37

29
La calidad educativa como problema histórico-estructural
El tercer momento corresponde al surgimiento del método dialéctico en la filosofía de
Hegel y en el pensamiento de Marx. Para el primero, la dialéctica responde a la relación
contradictoria de la realidad material con su negación en la conciencia, de donde surgen
los cambios como resultado de la lucha de los contrarios en el plano de la razón. Para el
segundo, las contradicciones y los cambios son el resultado del desarrollo histórico-social- de
la realidad concreta y se expresan de determinadas maneras en la conciencia de las clases
sociales en pugna dentro de una sociedad dividida en clases sociales, en explotado sy ex-
plotadores. Razón y Revolución se convierten en los conceptos paradigmáticos de estas dos
dialécticas. Mientras para Hegel, la revolución francesa representa el triunfo definitivo de la
Razón sobre la irracionalidad metafísica del pasado; para Marx, es el triunfo de la revolución
burguesa y el capitalismo sobre la vieja monarquía de la sociedad feudal. Para Marx, la razón
idealista de Hegel no reconoce a la clase de los proletarios. En consecuencia, él asume la
filosofía de la razón como una filosofía de la liberación del proletariado, que en la práctica se
convierte en una teoría social revolucionaria (Cfr. Marcuse, H., 1980).
La importancia de esta actualización de la dialéctica consiste en que rompe la visión po-
sitivista, objetivista, simplista, reificadora y estática del desarrollo histórico-social; y postula
una concepción dinámica y confrontacional de la historia y la totalidad social. La dialéctica
se funda en el reconocimiento de las contradicciones entre lo general y lo particular, la forma
y el contenido, el fenómeno y la esencia, el desarrollo social de las fuerzas productivas y
las condiciones sociales de vida, el poder y el no poder, los explotados y los explotadores,
la burguesía y el proletariado, el capitalismo y el socialismo, dependencia e independencia.
Si Hegel propone la fenomenología del espíritu como fundamento de una dialéctica de la
Razón que funciona como el motor del conocimiento y la ciencia en general; Marx descubre,
en la fenomenología de la historia del desarrollo económico-social, la dialéctica de la lucha
de clases como motor de la historia y el desarrollo de la conciencia social. Por eso, en el Ma-
nifiesto del Partido Comunista, Marx (1975) afirma categóricamente que “La historia de todas
las sociedades que han existido hasta nuestros días, es la historia de las luchas de clases”
(p.32); y en la Ideología alemana sentencia que: “No es la conciencia la que determina la
vida, sino la vida la que determina la conciencia” (p. 26). Estos dos aportes de Marx son im-
portantes porque, por un lado, introduce una nueva concepción del desarrollo histórico-social
y de la historia misma que ya no es vista como un simple desarrollo evolutivo, sino como
un proceso dinámico y contradictorio fundamentado en el modo de desarrollo de la actividad
económica productiva y las relaciones sociales de producción; y como consecuencia de ello,
coloca la determinación de la conciencia en el contexto de la realidad concreta de la vida
materia, social y económica.
Si la dialéctica de Hegel constituye el paso de la filosofía metafísica a la filosofía racional -
científica, o mejor dicho, la transformación de la filosofía en ciencia dentro de la tradición del
idealismo histórico; la dialéctica de Marx pone en marcha una verdadera sociología científica
dentro de la tradición del materialismo histórico y militante en la defensa de los intereses
históricos del proletariado europeo e internacional frente a la burguesía dominante. En tal
sentido, en oposición al poder del capital, Marx propone la liberación del trabajo. En conse-
cuencia, desde esta perspectiva, el problema de la educación se plantea como un escenario
socio-pedagógico-productivo de conocimiento y saberes en el contexto político, ideológico,
científico, y cultural de la lucha de clases. Desde esta perspectiva, la educación no puede
seguir siendo un simple instrumento de dominación al servicio de las clases explotadoras,
del capital nacional y trasnacional. Se plantea, entonces, un viraje crítico que transforme la
educación para que sea un escenario liberador del ser humano, en tanto que le facilita su for-
mación moral, ética, científica, corporal, estética y espiritual, dentro de una visión crítica del
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 27-37

30
Christian Farías
mundo y sustentada en la equidad, la justicia, el respeto, la dignidad, la convivencia y la paz.
El cuarto momento se ubica en nuestro presente histórico caracterizado por el capitalismo
globalizado, bajo la hegemonía de la concepción neoliberal y un centro imperial que ha lle-
gado a su etapa de decadencia; pero con un poder tecno-científico-militar sin precedentes,
que le permite imponer guerras e invasiones militares donde sus intereses estratégicos así
lo requieran; como por ejemplo, en Irak, Afganistán, Libia. El ascenso del neoliberalismo
económico estuvo acompañado de la caída del bloque de naciones adverso a la hegemonía
norteamericana y la OTAN, agrupados en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas,
URSS; y con ello el fin de la época de la guerra fría. En este contexto, precedido por la crisis
de las ideologías y el resurgimiento de las religiones, toman vuelo también la tesis neoliberal
del fin de la historia, las posturas postmodernas y el pensamiento complejo. Sobre la con-
tradicción dialéctica o más allá de ella, se imponen temporalmente las ideas relacionadas
con el pensamiento único, la diversidad, el todo vale, la interculturalidad, la dialogicidad, la
complejidad, el caos, etc.
En ese marco de neoliberalismo económico-teórico-cultural, el paradigma privatizador do-
minante concibe la educación como un negocio bien rentable a escala mundial.
Cuando Diez, Enrique (2008) publica su libro Globalización y educación crítica:
Para el capital financiero la educación mundial representa uno de los últimos grandes mer-
cados, un fabuloso tesoro que se cifra en 2 billones de dólares al año según la Unesco y
éste es un “suculento pastel” al que no están dispuestos a renunciar (p. 260).
Imaginemos en cuanto ha ascendido esa cifra hoy. Este es el nuevo “sentido común”,
impuesto por el capital para la educación, convertida en cosa rentable, y para todos los
demás servicios públicos. Así se profundiza la reificación y mercantilización de la existencia
humana, donde la industria cultural ejerce su hegemonía para banalizar y vulgarizar la vida
social a través de la mediación de sus instrumentos tecnológicos: televisión, radio, prensa,
cine, Internet y la gran publicidad.
Sin embargo, frente a esa realidad, se levantan propuestas alternativas de gobiernos
patrióticos, populares y democráticos que restituyen y hacen valer la educación como un
derecho humano universal garantizado por el Estado que asume su rectoría. De manera
que ser un derecho social universal para todos los ciudadanos del mundo; o un negocio y
un privilegio para pocos, pasa a ser la contradicción principal en materia educativa. En el
caso de Venezuela, esa contradicción está resuelta en el texto constitucional de 1999, que
en su Artículo 102 establece que “La educación es un derecho humano y un deber social
fundamental, es democrática, gratuita y obligatoria.”
Para cerrar esta primera parte de este trabajo, es importante destacar que frente al avance
de la doctrina del neoliberalismo capitalista globalizado en la educación; existe una alterna-
tiva identificada como pedagogía o educación crítica que tiene sus fuentes en la tradición
crítica, liberadora y emancipadora de Nuestra América. La doctrina y la praxis educativa de
Don Simón Rodríguez, el gran filósofo venezolano del siglo XIX y principal maestro del Li-
bertador, es sin duda la primera fuente de esa tradición, seguida de las ideas educativas de
Simón Bolívar. En la actualidad, hay un conjunto de propuestas y experiencias “que tratan de
construir otro tipo de educación en y para otro mundo posible” (Díez, 2011: 404). Entre esas
propuestas destacan las siguientes:
La pedagogía de la liberación de Paulo Freire, la pedagogía progresista de John Dewey, la
pedagogía científica de María Montessori, la pedagogía libertaria, la Escuela Moderna de
Ferrer Guardia, la pedagogía de Barbiana de Lorenzo Milani, la pedagogía de los centros

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 27-37

31
La calidad educativa como problema histórico-estructural
de interés y los métodos globales de Ovide Decroly, la pedagogía marxista de Antón S.
Makarenko, la pedagogía antiautoritaria de Alexander S. Nelly, la psicología constructiva de
Lev S. Vigotsky y Jean Piaget, la cooperación educativa de CélestinFreinet, la propuesta
desescolarizadora de IvanIllich, la sociología de la educación de BasilBernstein y Pierre
Bourdieu, tec. (p. 405)
Lo que unifica a esta diversidad de propuestas es la crítica a la civilización occidental y el
esfuerzo teórico-práctico por construir nuevos modelos de educación con base en nuevas pe-
dagogías que faciliten y ayuden a construir un mundo mejor, diferente y alternativo al mundo
desigual, injusto, destructivo, alienante, explotador y depredador que hoy reina en el planeta,
afectando por igual a las naciones poderosas y los pueblos más débiles.
II.- La transformación de la educación en Venezuela: inclusión y calidad para la libera-
ción y el buen vivir.
La herencia histórica: las dos tradiciones y una sola víctima.
Inclusión y calidad: la larga lucha del siglo XX
Durante la primera mitad del siglo XX, cuando se pone en marcha la primera fase del
proceso de modernización capitalista de la sociedad venezolana, bajo los impulsos de la
explotación petrolera, la penetración imperial del Norte y el pensamiento positivista, al Estado
venezolano se le plantea el problema de la educación en su doble dimensión cuantitativa
y cualitativa. De un lado, la cantidad de escuelas, liceos y universidades necesarias para
escolarizar, formar, instruir y profesionalizar a la población; y del otro, la calidad de lo que se
enseña, cómo hacerlo y para cuál modelo de país; bajo cuáles principios filosóficos, éticos,
morales, pedagógicos y didácticos. La pregunta clave, a lo largo del siglo, siempre ha sido
¿Quién garantiza y dirige la educación de las grandes mayorías del pueblo venezolano? Por-
que es evidente, y nunca ha estado en discusión, que los ricos y las élites socio- culturales,
se la han garantizado y siguen garantizándose ellos mismos su educación, dentro del país
o en el extranjero.
Pero, al lado de la inclusión y la calidad educativa, están otros dos problemas: uno, la
corrupción, que exige sanear moral y éticamente el ejercicio de la responsabilidad del Esta-
do-docente, hacer menos burocrática y autoritaria su rectoría política y combatir los delitos
y vicios económicos, administrativos y académicos; y dos, enfrentar la influencia negativa,
racista, discriminatoria, neoliberal, manipuladora y extranjerizante de muchos sectores em-
presariales de la educación privada que se burlan y no cumplen con los objetivos y metas
del proyecto educativo nacional.
Es necesario insistir en el hecho de que nuestro pueblo no fue nunca sujeto protagonis-
ta de su propia educación; sino objeto pasivo y manipulable de una filosofía educativa de
esencia autoritaria y antidemocrática, que se corresponde con prácticas pedagógicas y didác-
ticas bancarias, conductistas, acríticas y reproductoras del orden social capitalista-burgués
dominante. Es a partir de la Constitución de 1999 que esta constante histórica se revierte
con base en los conceptos de participación y protagonismo que el pueblo asume con una
conciencia cada vez más madura y firme.
El viejo paradigma educativo, que aún persiste y se resiste a morir, limita y cercena al
sujeto activo, creador y liberado hasta convertirlo en un objeto pasivo, repetidor y dominado
Esta inversión de valores explica la paradoja de la escuela que se subsume en la igno-
rancia, que fomenta la violación de los derechos humanos más elementales y promueve la
burla, el fraude, el fracaso y la manipulación. Tanto desde el actual Estado burgués, con
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 27-37

32
Christian Farías
su ineficiencia, su corrupción y su burocratismo; como desde la empresa privada, con su
discriminación, su exclusivismo perverso, corruptor y su manipulación ideológica capitalista
extranjerizante.
Ideología y educación o la necesidad de trascender el pasado de opresión desde un
presente liberador
En cuanto al tema de la ideologización que la oposición política venezolana denuncia de
manera irracional como una supuesta característica negativa del modelo educativo bolivaria-
no, cabe preguntarles: ¿No es precisamente una posición ideológica la que los lleva a emitir
tales señalamientos? ¿Acaso no saben que toda educación está sustentada o fundamentada
en una concepción filosófica, política, doctrinaria y metódica, que de ordinario se reconoce
como “ideológica”? Igual que en la era antigua, hoy, Europa y Estados Unidos educan para
reproducir ideológicamente su papel hegemónico de potencias del mundo con derecho a
dominar y explotar a los otros pueblos de la Madre Tierra. Por ejemplo, en textos norteameri-
canos de la escuela primaria, se les muestra a los niños que la Amazonía suramericana está
amenazada por tribus de salvajes que rivalizan y se matan entre ellos; y que por tal razón, el
oxígeno, el agua y todas las riquezas que allí existen deben ser protegidas por las autori-
dades del mundo civilizado encabezadas por ellos, los gringos. ¿No es esto una preparación
ideológica para que esos norteamericanos, adultos del mañana, sigan ejerciendo su dominio
imperial contra Nuestra América?
La educación no es neutra. Ya Émile Durkheim (s/f), ideólogo de la sociología funcionalista
burguesa, afirmaba que la educación “Tiene por objeto suscitar y desarrollar en el niño cierto
número de estados físicos, intelectuales y morales, que exigen de él la sociedad política en
su conjunto” (p. 9), agregando que el medio y el “ideal de la educación es, a la vez uno y
diverso”; pero, advirtiendo además, que sila educación no está dirigida y orientada por el Es-
tado, “ésta se pondría necesariamente al servicio de creencias particulares, y la grande
alma de la patria se dividiría y se resolvería en una multitud incoherente de pequeñas
almas fragmentarias, en conflicto unas con otras” (p. 13). En consecuencia, para que esto no
ocurra, es decir, para que la educación privada o de las minorías no fracture el alma de la
patria, ni el Estado se convierta en una autoridad única y absoluta, Durkheim invoca el acuer-
do con base en los siguientes principios comunes a la civilización bajo la égida del Estado:
“respeto a la razón, a la ciencia, a las ideas y a los sentimientos que están en la base de la
moral democrática. La función del Estado es abrir paso a estos principios esenciales, hacer
que sean enseñados en las escuelas, velar para que en ninguna parte se consienta quelos
ignoren los niños, porque en todas partes se hable de ellos con el debido respeto” (p. 16)
Por su parte, el teórico marxista-estructuralista Louis Althusser (1973) caracterizó la edu-
cación como aparato ideológico del Estado; mientras que el latinoamericano Paulo Freire
nos dejó el legado teórico-práctico de la educación liberadora con base en el compromiso
cristiano militante a favor de los oprimidos; y nuestro gran maestro Luis Beltrán Prieto Figue-
roa (1980), ubicado en una perspectiva humanista, democrática y constitucional, defendió
y promovió la validez y legitimidad del Estado–docente, precisamente para garantizarle al
pueblo el derecho a la educación.
Es pertinente recordar el debate de la Asamblea Nacional Constituyente de 1947 en torno
al tema educativo de la nueva Constitución que se planteaba en esa época. El excelente
historiador y maestro Guillermo Luque (2013), en su libro Educación, Estado y Nación, nos
aporta dos datos bien interesantes. El primero es una cita de quien fuera historiador y dipu-
tado de Acción Democrática, J.M. Siso Martínez, que dice lo siguiente:

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 27-37

33
La calidad educativa como problema histórico-estructural
Nosotros sustentamos el criterio de que un Estado democrático debe responder a una
educación democrática; y sustentando la libertad de enseñanza hacemos plena fe de que
esa libertad de enseñanza debe estar intervenida por el Estado, para que el Estado le dé
la definitiva orientación; porque no es posible que en un momento dado, que en nombre de
la libertad de enseñanza, se vaya a envenenar la conciencia de los hombres que forjarán
mañana el futuro de la nación.(…)
Para nosotros la educación es un todo armónico en todos sus ciclos. Por eso pensamos
que la educación, desde la primaria hasta la superior, sea impartida por el Estado y orien-
tada también definitivamente por el Estado. (p. 353)
Siendo ésta una postura evidentemente encuadrada en la filosofía de Durkheim, nosotros
hacemos nuestra esta posición doctrinaria de Siso Martínez, expresada hace 67 años en el
Parlamento. Con ella se muestra que ayer como hoy el debate es el mismo entre quienes
siempre hemos defendido la patria y quienes siempre la han entregado a los intereses del
capital privado nacional o extranjero. No se trata, entonces, de eliminar o cercenar la demo-
cracia y la libertad de enseñanza en el proceso educativo; sino que el Estado actual, dirigido
por el gobierno bolivariano que representa el poder político de la mayoría del pueblo y que,
por tanto, rige los destinos de la patria, ejerza su potestad de orientarla y no dejarla a merced
o al envenenamiento del capitalismo pervertido y apátrida que hoy reina en nuestra sociedad.
El segundo dato es el documento del 22 de febrero de 1947 del Consejo Central de la
Federación Venezolana de Maestros, enviado a la Asamblea Constituyente, en el cual ex-
ponen sus principios doctrinarios sobre política educacional aprobado por la XI Convención
Nacional del Magisterio Venezolano. Dado que este documento contiene lo que ya es Ley
en nuestro país, es interesante citarlo en su totalidad para que reflexionemos en cuanto a su
cumplimiento o realización en nuestra práctica educativa. Pero, además, es pertinente hacer-
lo como una apropiación oportuna y necesaria para reafirmar el legado y la tradición histórica
en la cual se inscribe el proyecto educativo general y las políticas educativas sectoriales de
quienes dirigen hoy la educación que se imparte en el país desde el Estado venezolano. El
documento dice así:
1.- La educación venezolana estará orientada a formar individuos de mentalidad científica
aptos para el ejercicio de la democracia, a fortalecer las relaciones culturales que necesita
la nación para su unidad y progreso y acrecentar el espíritu de solidaridad humana.
2.- La educación venezolana es función propia del Estado, quien está en la obligación de
crear el número de instituciones suficientes para que el pueblo adquiera una cultura com-
patible con la vida democrática.
3.- Los venezolanos gozan de la libertad de enseñanza, dentro de las condiciones de
orientación y de organización que fije la Ley. En consecuencia, podrían funcionar escuelas
particulares previa autorización del Estado.
4.- La formación del magisterio y de los profesionales universitarios es función exclusiva
del Estado.
5.- La educación primaria es obligatoria y nadie podrá eximirse de recibirla.
6.- La educación suministrada por el Estado será gratuita en todos sus ciclos.
7.- La educación estará a cargo de personas con idoneidad docente comprobada por el
Estado.
8.- El Estado facilitará los medios para que los individuos que carezcan de recursos puedan
cumplir la obligación escolar y proseguir, sin más limitaciones que las capacidades demos-

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 27-37

34
Christian Farías
tradas, estudios que se consideren necesarios para el progreso nacional.
9.- El estado venezolano reconoce y valora los fundamentos culturales de América Latina y
mediante la educación cooperará a su desarrollo en el plano continental. (idem)
He allí el pensamiento de la generación liderada por el insigne Luis Beltrán Prieto Figueroa,
quien fue fundador y defensor irreductible, primero de la Sociedad Venezolana de Maestros
de Instrucción Primaria (SVMIP) y luego de la Federación Venezolana de Maestros (FVM),
instrumentos de lucha del magisterio venezolano durante el tiempo de la dictadura militar
como de la democracia representativa. Esta doctrina educativa de la FVM sigue los funda-
mentos filosóficos del pensamiento de Simón Rodríguez y la doctrina del Libertador Simón
Bolívar. De manera que es necesario reconocer que el actual gobierno bolivariano no está
inventando ni imponiendo adoctrinamiento extraño alguno; y mucho menos dictatorial. Todo
lo contrario, hay una intención clara y bien fundamentada de rescatar y poner en práctica el
legado de la tradición educativa popular y democrática que, desde sus precursores (Rodrí-
guez y Bolívar) y pasando por la generación del maestro Prieto y sus seguidores y segui-
doras, no ha sido posible ponerla totalmente al servicio de la formación integral de nuestra
población estudiantil en función de su mejor crecimiento bio-psico-social para potenciar al
máximo el desarrollo profesional, científico, cultural, deportivo y espiritual de toda nuestra
población, sin lo cual no es posible hablar de un proyecto de desarrollo económico, científico
y tecnológico del país.
En tal sentido, es indudable que el proyecto educativo de la Venezuela de hoy, no obedece
ni se debe a los caprichos de una élite o de sectores dominantes extraños a la nacionalidad.
Muy por el contrario, el actual proyecto educativo bolivariano tiene una fundamentación y un
sentido profundamente popular, enraizado, además, con la tradición histórica de igualdad,
de justicia y de paz. En tal sentido, la gran tarea histórica que se plantea como un reto in-
soslayable para quienes ejercemos la docencia, es formar integralmente a nuestra población
estudiantil en la perspectiva del nuevo republicano, del nuevo ser humano, que reclama este
nuevo tiempo histórico, no solo de nuestra sociedad venezolana, sino de la sociedad plane-
taria, para que sea posible el surgimiento de un nuevo protagonismo social, con un nuevo
sujeto histórico que libere a la sociedad de las amenazas de su propia destrucción ambiental,
política, tecnológica y militar.
Esto, que parece una utopía, es posible convertirlo en una realidad significativa que desde
hoy se puede describir y cuantificar en sus primeros e incipientes resultado a partir de la
aplicación de lo que establece la Carta Magna de la República. Al nuevo proyecto educativo
no le está permitido que su tarea histórica sea frustrada o fracase, como lo fue en la época
de la Independencia del siglo XIX y como le sucedió a la generación del maestro Prieto en
el primer periodo de la modernización que se llevó a cabo en el siglo XX. Son 200 años de
fracasos y de atraso que llevamos a cuesta en el contexto de los avances indiscutibles que
se han logrado bajo el sistema democrático. Por eso, es oportuno recordar el alerta dado
por Simón Rodríguez cuando advirtió que para tener una República es necesario formar a
los republicanos. Pues hoy, la revolución bolivariana ha retomado esa responsabilidad y ese
compromiso de formar al nuevo republicano democrático, participativo y protagonista de su
propio desarrollo, de su propia historia sustentada en los valores universales e irrenunciables
de independencia, justicia y paz.
Igualmente, se asume la doctrina del Maestro de Jerusalén en su esencia más profunda
de compromiso liberador con los pobres; la educación crítica y liberadora de Paulo Freire; la
teoría crítica decolonial de América latina, representada en pensadores como Enrique Dussel
(2005), que reivindica nuestras culturas originarias y su emancipación en un contexto de
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 27-37

35
La calidad educativa como problema histórico-estructural
diálogo de las culturas, transmodernidad e inter-culturalidad; la teoría social de Marx, sus-
tentada en la dialéctica materialista para emancipar el trabajo de toda forma de explotación
y enajenación; y el pensamiento complejo y dialógico de pensadores críticos como Edgar
Morín (2001) y otros. En consecuencia, es legítimamente válido y necesario, que el proceso
educativo se proponga impulsar y estimular la liberación de nuestro pueblo; transmitir los
valores de una conciencia republicana para la construcción de un país donde reine el buen
vivir y la máxima felicidad posible para todos, en igualdad, justicia y paz.
Ello implica trascender definitivamente las fijaciones históricas del pasado conservador
y de permanente discriminación social, étnica y cultural. Para ello es igualmente necesario
superar la estructura capitalista dependiente que nos ha dominado durante más de un siglo
de nuestra vida republicana. Se trata, entonces, de inaugurar definitivamente, una praxis
educativa alternativa, más propia de nosotros mismos, en el marco de esta nueva época de
desarrollo socio-cultural, científico y tecnológico en condiciones de independencia nacional
y de igualdad social. Es necesario tener conciencia de que los modelos educativos nortea-
mericanos o franceses que nos impusieron en el proceso modernizador del siglo XX, nos
llevaron al fracaso cualitativo y cuantitativo y por ello son cosa del pasado que no debe ni
puede repetirse. Estamos en las puertas de un nuevo siglo en condiciones distintas a las del
pasado que nos permiten fijar rumbos propios, sustentados en la soberanía y la equidad, la
eficiencia y la calidad educativa.
Por último, es necesario decir que más allá de las normales y legitimas diferencias políticas
partidistas, así como de la diversidad de perspectivas teóricas, el modelo educativo necesario
es el que contribuya a construir y fortalecer el actual proyecto de país que fue puesto en
marcha a partir de 1999 con la nueva Constitución de la República Bolivariana de Venezuela
y hoy se rige por el Plan de la Patria, aprobado por la mayoría del pueblo venezolano en las
dos últimas elecciones presidenciales: la de Hugo Chávez en 2012 y la de Nicolás Maduro en
2013. Es, pues, a partir de estas reflexiones críticas y autocríticas y estas consideraciones
doctrinarias, que debemos ubicar el tema de la calidad educativa como un asunto histórico y
estructural, sustentado en una perspectiva teórica, metódica y política que nos permita tras-
cender el pasado de opresión, construir un presente de justicia y desarrollo independiente,
para garantizar un futuro de seguridad y bienestar integral de toda la población. Ello es posi-
ble solo en el marco constitucional de la democracia participativa y protagónica; y el ejercicio
de una praxis pedagógica liberadora y emancipadora, venezolanista y latinoamericanista,
como la han pregonado y practicado los grandes maestros de la humanidad.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 27-37

36
Christian Farías
REFERENCIAS

Althusser, L. (1973) Ideología y aparatos ideológicos de Estado. Caracas: Ediciones


Movimiento.
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. (1999). Gaceta Oficial Nº 36.860.
(Extraordinario) del 29 de Diciembre. Caracas.
Descartes, R. (1979).El discurso del método. Bogotá: Linotipo LTDA.
Díez, E. (2008). Globalización y educación crítica. Caracas: El perro y la rana.
Durkheim, É. (s/f).La educación, su naturaleza y su función. Documento en línea. Disponible:
www.antorcha.net/biblioteca_virtual/pedagogia/ensayos.
Dussel, E. (2005) Transmodernidad e interculturalidad (interpretación desde la
filosofía de la liberación). UAM-Iz., México City.
Luque, G. (2013).Educación, estado y nación. Caracas: Ministerio del Poder
Popular para la Educación.
Marcuse, H. (1980).Razón y revolución. (trad. Julieta Fombona de Sucre). Madrid:
Alianza.
Marx, K. y Engels, F. (1975).Manifiesto del partido comunista. Pekin: Ediciones en lenguas
extranjeras.
Marx, K. y Engels, F. (s/f) La ideología alemana. (en fotocopia de DossierSeminario Funda-
mentos de teoría social de Antonio Romero Milano.Doctorado en Ciencias Sociales de
la Universidad de Carabobo)
Morín, E. (2001).Introducción al pensamiento complejo. (Trad. Marcelo Pakman). Gedisa edi-
torial.
Prieto Figueroa, L.B. (1980).El Estado y la educación en América Latina. Caracas.
Monte Ávila Editores.
Rama, A. (1985).La crítica de la cultura en América Latina. Caracas: Biblioteca
Ayacucho
Rodríguez, S. (1992).Inventamos o erramos. Caracas. Monte Ávila Editores.
Rosenblat, A. (1977).Los conquistadores y su lengua. Caracas. Universidad Central de Vene-
zuela, Ediciones de la Biblioteca.
Weber, M. (2011).Ética protestante. (Trad. Alicia Varela). Argentina. Gradifco SRL.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 27-37

37
CONECTIVIDAD EN LA EDUCACIÓN
UNIVERSITARIA. UNA NUEVA VISIÓN EN EL
APRENDIZAJE DE ONDAS Y ÓPTICA
CONNECTIVITY IN UNIVERSITY EDUCATION.
A NEW VISION IN WAVES AND OPTICS LEARNING
*Kelly Bravo
Correo: kellybravo753@hotmail.com
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN
UNIVERSIDAD DE CARABOBO

Profesor Ordinario de la Facultada de Ciencias de la Educación de la Universidad de Carabo-


bo, adscrita al Departamento de Matemática y Física. Cursante de la Maestría en Investiga-
ción Educativa (FaCE-UC). Investigadora asociada al Centro de Investigaciones Médicas y
Biotecnológicas de la Universidad de Carabobo (CIMBUC). Investigadora A-1 del Programa
de Estímulo a la Innovación e Investigación (PEII). Ponente y Conferencista a nivel Nacional
e Internacional.

Sección: Investigación.

RESUMEN

La conectividad en la Educación Universitaria puede permitir que los docentes en forma-


ción construyan y distribuyan sus propios aprendizajes para la adquisición del conocimiento.
Cuando el mismo se adquiere en forma digital puede ser combinado fácilmente con un nuevo
conocimiento. No obstante, los ambientes de aprendizaje virtual son quienes hoy en día dan
respuesta a la sociedad del conocimiento, al potenciar la comunicación con el uso de las
Tecnologías de Información y Comunicación y sus diferentes lenguajes. En este estudio, se
diagnosticó en los docentes en formación del séptimo semestre de la Facultad de Ciencias
de la Educación, mención Física la necesidad de un ambiente de aprendizaje virtual en la
asignatura Ondas y Óptica. Se empleó como técnica la encuesta con una escala de actitudes
tipo Likert. La intención de esto fue minimizar la brecha entre lo presencial y lo virtual, para
contribuir a la construcción y fortalecimiento de la sociedad de la información del mundo, en
pleno siglo XXI al adquirir los conocimientos necesarios en esta área.
Palabras Clave: Aprendizaje, Conectividad, Educación Universitaria.
Recibido: Febrero 2015
Aprobado:Abril 2015

38
Kelly Bravo
ABSTRACT
Connectivity University Education may allow student teachers to build and distribute their own
learning for knowledge acquisition. When the same is acquired in digital form it can easily
be combined with new knowledge. However, virtual learning environments are the ones who
today give response to the knowledge society, to enhance communication with the use of
Information and Communication Technologies and their different languages. In this study, was
diagnosed in training teachers in the seventh semester of the Faculty of Education Sciences,
Physics mention the need for a virtual learning environment in the Waves and Optics subject.
It was employed as a technical survey with a Likert scale of attitudes. The intention of this was
to minimize the gap between the classroom and the virtual, to contribute to the construction
and strengthening of the information society in the world in the XXI century to acquire the
necessary knowledge in this area.
Keywords: Learning, connectivity, higher education.

Introducción
Hoy por hoy, las sociedades actuales han traspasado el proceso de modernización, lo-
grando un nivel de organización y progreso, permitiendo obtener cierta estabilidad en su
evolución, dándoles mayor seguridad a sus protagonistas a través de los continuos cambios
en todos sus ámbitos. En este contexto, la educación juega un papel sumamente importan-
te, “tanto como catalizadora del tránsito, como activadora de los resortes que ayudan a los
sujetos a su adaptación a las nuevas exigencias” (Manual de la Educación, 2003, p. XIII).
Asimismo, con respecto a esta temática Ferreira (2011) afirma:
…es un agente primordial en el desarrollo del ser humano; la misma, está presente en sus
acciones, sentimientos y actitudes asumidos en una sociedad con características culturales
particulares, que le permiten al ciudadano transmitir el acervo cultural, los valores y los co-
nocimientos adquiridos durante su formación, a través de competencias básicas, objetivos,
contenidos, criterios metodológicos y de evaluación que privilegien el aprendizaje desde la
cotidianidad y la experiencia (en línea)
Lo antes expuesto permite corroborar, la educación acepta cambios de cultura permanen-
temente innovadoras, al profundizar en aquellos conocimientos que configuran su activo en
el ámbito del saber y las ciencias, donde la tarea más ardua es guiar a sus estudiantes en la
adquisición y dominio de los mismos. En este sentido, el progreso apresurado de la ciencia y
sus nuevas aplicaciones han traído como consecuencia nuevos retos que se deben enfrentar
para evitar convertir en seres anacrónicos todos aquellos individuos dentro de un mundo en
constante evolución educativa, científica y tecnológica.
Es evidente la existencia de diversos problemas en la práctica educativa, específicamente
en los docentes en formación, el modelo de enseñanza actual sigue siendo el tradicional,
donde “…el docente dicta una clase que ilustra la explicación del concepto que pretende en-
señar. Es la llamada enseñanza por transmisión, donde el alumno es un receptor pasivo de
conocimientos que debe memorizar” (Fundación Empresas Polar, 2009, p. 4). Es por ello, al
efectuarse el proceso de enseñanza y aprendizaje en la práctica educativa dentro del aula de
clase, debe desarrollarse en forma eficaz e inteligentemente un conjunto de conocimientos,
aplicando diversas estrategias y opciones que deben conjugarse en el marco de una inter-
vención cambiante y compleja.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 38-48

39
Conectividad en la educación universitaria. Una nueva visión en el aprendizaje de ondas y óptica
Por otra parte, los estudiantes universitarios vienen del subsistema de Educación Básica,
específicamente en el nivel de Educación Media, mención Ciencias, teniendo síntomas espe-
cíficos que dan origen al problema, como lo son:
- La persistencia de las ideas alternativas en la interpretación de fenómenos.
- Las dificultades de aprendizaje, tanto intrínsecas como extrínsecas.
- Las dificultades para transferir lo aprendido a otro contexto que no sea el que se ha
aplicado en clase.
- La tradicional resolución mecánica de problemas en el papel como aplicación de una fór-
mula con el resultado de un algoritmo, sin que se haga un análisis cualitativo de los mismos.
- Los trabajos prácticos, a modo de receta, que no se plantean con diferentes grados de
investigación.
- La necesidad de desarrollar actitudes positivas y críticas hacia la ciencia y la falta de
motivación que presentan algunos estudiantes.
- La ausencia de conexión entre la ciencia pura y la ciencia aplicada.
- El modelo y el tipo de estrategias que se usan, lo que condiciona el tipo de actividades
realizadas y el tipo de evaluación. (Manual de la Educación, 2003, p.385).
No obstante en este sentido, se hace necesario una nueva perspectiva a nivel de la Edu-
cación Universitaria, donde a pesar de estar en pleno siglo XXI existe un desplazamiento
entre el binomio aprendizaje y conocimiento. En relación a esto, el problema en este estudio
radica, pues no se evidencia el conocimiento alcanzado en los y las estudiantes en forma
significativa sobre la materia de Ondas y Óptica, correspondiente a la Licenciatura de Edu-
cación, mención Física; quizás esto se deba, que en dicha asignatura por su contenido no
se logran observar de forma directa los fenómenos físicos dentro del aula de clase. En este
sentido Briceño (2011) señala: “…el lugar, donde se imparte enseñanza tradicional conocido
como aula de clases, puede ser sinónimo de ambiente, escenario o espacio de aprendizaje,
puesto que, allí es donde se produce un acercamiento vivencial de los actores del proceso…”
(p.55); a pesar de ser el aula de clase un ambiente instruccional, en él se desarrollan los
procesos que permiten administrar la enseñanza para propiciar escenarios de aprendizaje,
desplegando diversas relaciones comunicacionales.
Los ambientes de aprendizaje son definidos como un “conjunto de recursos ambientales,
objetos, personas, situaciones, interacciones, actividades y estrategias que van a facilitar
el proceso de aprendizaje del niño. Comprende la organización del espacio, el tiempo, los
materiales y las interacciones entre las personas” (Cardona, Cardona y Reina, 2011, p.22).
Posiblemente en un ambiente de aprendizaje en forma virtual, con los avances tecnológicos
de simulación, se logren evidenciar estos hechos o fenómenos físicos, como por ejemplo la
descomposición del espectro electromagnético.
Es por ello, la práctica educativa enfocada hacia la ciencia en el aula de clase debe
desarrollarse en forma eficaz e inteligentemente, pues ésta constituye un reto difícil para el
docente, el cual se ve obligado a poner en juego un conjunto de conocimientos, estrategias
y opciones que deben conjugarse en el marco de una intervención cambiante y compleja, al
efectuarse el proceso de enseñanza y aprendizaje en forma significativa.
Para nadie es desconocido que la Educación Universitaria debe centrarse en una ense-
ñanza mediante diferentes métodos, procedimientos, estrategias y recursos específicos en
el área, donde se transmita el conocimiento en forma crítica los elementos centrales de la
experiencia, los fenómenos físicos y químicos que le rodean. Es decir, la enseñanza es un
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 38-48

40
Kelly Bravo
“proceso por el cual se modifica el entorno de un sujeto o de varios individuos, para ponerlos
en condiciones de aprender a desarrollar comportamientos, o de responder adecuadamente
en situaciones y condiciones específicas” (Cardona, Cardona y Reina, 2011; p.144). Por
tanto, se requiere de una enseñanza en forma integrada, donde se incluyan problemas de
la vida real que unan algunos aspectos del pensamiento científico y la física con la teoría,
predicción, escepticismo y métodos para evaluar las evidencias.
Por otra parte, el aprendizaje por ser un proceso mediante el cual el sujeto incorpora o
modifica una experiencia a su presente conocimiento; éste
…se produce cuando un conocimiento nuevo se integra en los esquemas de conocimiento
previos llegando incluso a modificarlos. Para que esto suceda, el aprendiz tiene que ser ca-
paz de establecer relaciones significativas entre el conocimiento nuevo y los que ya posee
(Cardona, Cardona y Reina, 2011; p.34).
Lo cual implica, la necesidad de producir un desajuste entre las competencias, los cono-
cimientos previos y las obras propuestas; es decir, que los estudiantes puedan constituir el
desafío de adquirir nuevos conocimientos a través de tareas no absurdas, sino significativas
para ellos.
En la búsqueda de alcanzar un aprendizaje significativo, se requiere relacionar la nueva
información con algunos aspectos ya existentes y notables que permitan la adquisición en las
estructura cognitiva del sujeto. Para ello, se deben cumplir dos condiciones: “a) El contenido
ha de ser potencialmente significativo desde su estructura interna (significativamente lógica)
y su posible asimilación (significativamente psicológica); y b) El estudiante ha de estar moti-
vado, ha de mostrar una actitud favorable para aprender significativamente” (ob.cit., p.36); así
el aprendizaje, puede ser relativamente permanente, cambiando el comportamiento de los y
las estudiantes a través de la experiencia.
Incluso, se ha podido evidenciar que cuando los estudiantes aprenden a usar una com-
putadora, no pierden esas habilidades, a pesar que en algún momento cometieron algunos
errores en su uso. Por consiguiente, usar ambientes de aprendizajes virtuales podría ser una
solución al problema de la adquisición de conocimientos en el área de la Física, específica-
mente en la asignatura ondas y óptica.
El aprendizaje virtual se obtiene mediante ambientes de aprendizaje con presencia de
nuevas tecnologías, en concreto de la informática y las telecomunicaciones, o Tecnologías
de la Información y la Comunicación (TICs); y también utilizando el conectivismo; la cual es
una teoría del aprendizaje que consiste en la integración de los principios explorados por la
teoría del caos, las redes neuronales, complejidad y auto-organización. En este sentido, el
aprendizaje por ser un proceso que ocurre dentro de una amplia gama de ambientes que no
están necesariamente bajo el control del individuo, el conocimiento puede residir fuera del
ser humano y se enfoca en la conexión especializada en conjuntos de información que nos
permiten aumentar cada vez más el estado actual de los conocimientos.
Para llegar al nacimiento del conocimiento en las ciencias experimentales, se deben utilizar
laboratorios o salidas fuera del centro de estudio, pero esto cada día es más difícil hacerlo;
por lo cual, un ambiente de aprendizaje virtual podría ser la solución al problema de este
estudio; por ser la física una ciencia que estudia las propiedades de la naturaleza de los
cuerpos, pues está se encarga de analizar las características de la energía, el tiempo y la
materia, así como los vínculos que se establecen entre ellos.
Ahora bien, son objetos de constante preocupación por parte de los docentes del área de
las ciencias experimentales, específicamente en la disciplina física, pues en ella los proble-

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 38-48

41
Conectividad en la educación universitaria. Una nueva visión en el aprendizaje de ondas y óptica
mas relacionados con la enseñanza y aprendizaje son totalmente diferentes a las de otras
disciplinas; por lo tanto, se requiere de una metodología propia, la cual permita conseguir los
objetivos propuestos mediante estrategias de mediación diferentes. En consiguiente,
El papel del enseñante en la sociedad del conocimiento es un debate pendiente de resolver
y que puede abordarse desde diferentes perspectivas, pero siempre hay que hacerlo desde
un enfoque abierto, flexible y –sobre todo-en clave cultural, sin caer en el error del análisis
fragmentado por ámbitos, que durante mucho tiempo ha potenciado una percepción muy
distorsionada de la realidad, con la tecnología por delante de todo. (Badia, Barba, Barlam,
Fernández, Fuentes, González, López, Márquez, de Miguel, Pérez, Prat, Temprano, Torres-
cassana, 2010, p. 35)
De modo que, la enseñanza y aprendizaje de la asignatura Ondas y Óptica debe realizarse
bajo ambientes de aprendizaje significativos donde se presenten condiciones, circunstancias,
objetos, factores que rodeen al individuo, desarrollando paralelamente destrezas y habilida-
des en la adquisición de nuevos conocimientos en el área de la Física.
Objetivos del Estudio
Objetivo General
Proponer un ambiente de aprendizaje significativo en la asignatura Ondas y Óptica desde
la visión del conectivismo en la Educación Universitaria, un estudio a nivel de pregrado del
séptimo semestre de la Facultad de Ciencias de la Educación, Universidad de Carabobo.
Objetivos Específicos:
1. Diagnosticar en los docentes en formación del séptimo semestre de la Facultad de
Ciencias de la Educación, mención Física la necesidad de un ambiente de aprendizaje virtual
en la asignatura Ondas y Óptica
2. Determinar la factibilidad de diseñar un ambiente de aprendizaje en la asignatura
Ondas y Óptica mediante la conectividad desde la perspectiva de George Siemens.
3. Diseñar un ambiente de aprendizaje en la asignatura Ondas y Óptica mediante la
conectividad desde la perspectiva de George Siemens, que permita generar un aprendizaje
significativo.
Relevancia del Estudio
Es necesario resaltar, con la apertura de las diferentes estrategias de implementación tec-
nológicas en los planes de estudio como un instrumento de apoyo, garantizará un desarrollo
armonioso, justo y equitativo para todos y todas, donde se exija un compromiso sólido de las
partes interesadas, incluyendo a la educación.
Lo antes expuesto, permite exigir una reestructuración desde el currículo mismo, incorpo-
rando el valor racional de la tecnología, de manera que no sea un contexto único de apren-
dizaje, pero sí una de las vías de acceso al conocimiento y la información; permitiendo en
los ambientes de aprendizaje plantear metas y objetivos, donde convergen la intención de
enseñar e instruir bajo nuevos paradigmas, teorías y métodos. Es desde esta percepción
donde Briceño (2011) afirma: “el quehacer educativo es factible de gestarse con una nueva
mirada hacia los mecanismos de producción del conocimiento, de los modos de entender su
transformación, e inclusive de las formas de concebir su transmisión” (p.57).

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 38-48

42
Kelly Bravo
Antecedentes de la Investigación
Para que se dé el proceso de relación entre la información adquirida y la nueva, se ne-
cesita un ambiente, el cual consiste en un espacio vital en el que se desarrolla el sujeto; de
allí, se define el ambiente de aprendizaje como el conjunto de recursos ambientales, objetos,
personas, situaciones, interacciones, actividades y estrategias que van a facilitar el proceso
de aprendizaje del estudiante, en este caso específico los y las docentes en formación. A
propósito Lanz (2003), esboza lo siguiente: “Los ambientes de formación, significa que no
hay aulas, en el sentido estricto; hay ambientes que se van transformando, se van cambiando
y se van modulando, en función de los requerimientos de cada una de las experiencias de
formación” (p.8).
En la actualidad, los avances tecnológicos han permitido que la gran mayoría de los
profesionales en formación no trabajen con objetos tangibles; es por ello, las instituciones
educativas del subsistema universitario, han repensado los nuevos pensum de estudio desde
comunidades de aprendizaje virtuales. Según Gibelli y Chiecher (2012), en su trabajoEstrate-
gias de aprendizaje y autorregulación usando TIC, proponen un plan de investigación donde
aborden la problemática que generan las formas tradicionales de enseñanza y aprendizaje
que vienen siendo superadas por los escenarios socioculturales donde estas se plantean.
Son estas comunidades de aprendizaje las que programan velar por la formación de sus
miembros; las mismas, se conciben como un espacio donde se hace una construcción diaria
del conocimiento, de cualquier modalidad; se reflexiona de manera cotidiana y permanente
para asegurar la diversidad y con ella la riqueza de la formación profesional.
En el proceso de enseñanza y aprendizaje desde una comunidad de virtual subyace “la
implicación activa del que aprende y donde la línea divisoria entre el que aprende y el que
enseña no sólo es muy delgada, sino que es absolutamente permeable, promoviendo el
constante intercambio de roles” (Rubio, Alalde, Buitago,Castanys, Fálces, Flecha, González,
Jaussi, Lavado, Odina, Ortega, Palencia, Planes, Puigdellívol, Ramis, y Wells, 2006, p.45).
Esta concepción, permite que el proceso de enseñanza y aprendizaje evolucione desde una
percepción individual a una compartida, donde el aprendizaje se convierte en colaborativo,
cuyo modelo se basa en los principio de comunicación, interacción, cooperación y diálogo.
Son las comunidades de aprendizaje virtual quienes hoy en día dan respuesta a la socie-
dad del conocimiento, al potenciar la comunicación con el uso de lasTICs y sus diferentes
lenguajes; de manera que, promuevensegún (Rubio y otros, 2006)
…la integración de lo que ocurre en el entorno, fuera del aula, en el proceso de enseñanza-
aprendizaje, fomentando la búsqueda del interés por enseñar y aprender, favoreciendo la
participación de todos los integrantes en el proceso de aprendizaje y buscando la innova-
ción y la experimentación como estrategias para aprender.(p. 46)
Por tanto, el aprendizaje no solo se puede lograr con las interacciones que el alumno re-
cibe en el aula ni con sus conocimientos previos que posea en un área específica, más bien
se puede afirmar, el proceso de enseñanza y aprendizaje quizás se logre alcanzar mediante
la integración con la tecnología.
El uso de las TICs en la educación, ha generado un notable impacto en la sociedad del
conocimiento; la cual debe tener la capacidad de generarlo, apropiarse y utilizarlo en aten-
ción a sus necesidades en pro de su desarrollo, convirtiendo la creación y formación del
conocimiento en una herramienta de la sociedad para su propio beneficio; de allí que, las
tendencias actuales están relacionadas a través de tres procesos dinámicos.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 38-48

43
Conectividad en la educación universitaria. Una nueva visión en el aprendizaje de ondas y óptica
En consecuencia en los últimos años, se ha podido visualizar el uso del computador como
una herramienta necesaria en la educación del nuevo milenio. Es por ello, se ha visto for-
zada a integrar el uso del mismo en diferentes áreas curriculares. Según Oliveros (2013),
El uso del computador como herramienta va a permitir que el estudiante aprenda a utili-
zar como instrumento de medida y de análisis de datos experimentales en el laboratorio,
preparándose para diseñar prácticas de laboratorio, mediante programas de simulación de
procedimientos experimentales. (p. 162)
Es necesario resaltar el hecho que trabajar con diversos programas interactivos podrá ayu-
dar a fomentar actividades en los docentes en formación el intercambio de ideas e intereses
hacia el aprendizaje de ondas y óptica, como una de las asignaturas que abarca la ciencia
pura como lo es la física. Al respeto López (2005) afirma:
Tras el análisis de recursos realizado se llegó a destacar que las aplicaciones informáticas
que presentan mayor interés para la enseñanza de las ciencias en la actualidad son los
programas de simulación y los sistemas tutoriales integrados, que incluyen contenidos
teóricos, simuladores de fenómenos, ejercicios y pruebas de evaluación del aprendizaje,
aunque a corto o medio plazo cabe esperar que este tipo de recursos informáticos pasen a
transformarse en tutoriales inteligentes y sistemas adaptativos multimedia, a medida que se
vayan generalizando los llamados sistemas de autor, junto con las aplicaciones educativas
de la Inteligencia Artificial. (p. 932)
Por ser la física una asignatura que complementa la enseñanza de la ciencia a través de la
descripción de las experiencias, las cuales siguen un esquema de observación, predicción y
explicación, permite ésta, desarrollar avances argumentativos y de interpretación, apoyándo-
se en los hechos, conceptos y teorías de una forma adecuada con programas de simulación
y tutoriales de los fenómenos físicos que se puedan presentar.
Fundamentos Teóricos
La educación promueve la generación del conocimiento, así como la valoración construc-
tiva de los avances tecno científicos; de allí, las TICs abren un nuevo panorama, las cuales
deben estar al servicio de la educación y de la sociedad misma. Por consiguiente, los estu-
dios generales en cada una de las universidades deben tener como propósito la formación
integral del estudiante al relacionarlo con los diferentes campos del saber científico, huma-
nístico e interdisciplinaria, en busca de una formación personal y profesional. Para lograr lo
antes expuesto en el siglo XXI, se amerita destacar el sentido democrático relacionado con
el derecho a la educación en la era digital, donde se legitima por el acceso especializado a
la red y el manejo de los recursos que las plataformas promueven en tiempos de la globali-
zación y crecimiento de las competencias.
Sin embargo, estos ideales confrontan a la cultura de la pobreza que actúa como agente
condicionante de la inclusión y participación en los avances tecnológicos y sociales; ya que
las personas se mantienen al margen por la falsa creencia de no poseer características eco-
nómicas, sociales y personales requeridas para proceder en los escenarios públicos y gene-
rales comunes para todos. Desde esta postura es importante destacar que la cultura según
González (2006) “es toda actividad humana en cuanto construye un mundo para ser habitado
por las personas; la recibimos de los antepasados, es modificada de acuerdo al modo de vida
y las acciones, para así transmitirla a las siguientes generaciones” (p.25).
Dentro de esta perspectiva, la inclusión de la era digital bajo las conexiones como acti-
vidades de aprendizaje, empiezan a incursionarse en la educación desde el conectivismo.
Éste se define como la integración de principios explorados por la teoría de caos, redes,
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 38-48

44
Kelly Bravo
complejidad y auto-organización (Siemens, 2010).
La conectividad permite que los individuos creen y distribuyan sus propios materiales e
identidad. Ya no contemplamos un todo sino muchas piezas que componen el todo, y
como individuos creamos una versión del todo que se adapta a nuestras necesidades e
intereses. (p. 73).
Cuando el conocimiento deja de existir en espacios físicos podemos conectar entidades
en espacios múltiples. No obstante, la configuración mundial actual de disponibilidad en
estas tecnologías evidencian una distribución desigual de las mismas, especialmente en los
sectores más pobres de la sociedad, donde por lo general los sectores de mayor nivel socioe-
conómico son los que concentran el acceso y la propiedad de las tecnologías. De allí, han
surgido diversos planes de acción cuyo propósito es minimizar esta brecha para contribuir a
la construcción y fortalecimiento de la sociedad de la información del mundo.
El aprendizaje es definido como un cambio relativamente permanente de la conducta del
ser humano, el cual podría determinarse por la experiencia y la práctica; no obstante los cam-
bios conductuales tienen lugar en el sujeto, pues se manifiestan con frecuencia en conductas
observables. El aprendizaje es de forma significativo cuando se relaciona la nueva informa-
ción con algún aspecto ya existente y relevante para la nueva adquisición en la estructura
cognitiva. Esta adquisición, recrea no solamente el aprendizaje anterior, sino que, también
promueve y condiciona las adquisiciones posteriores.
Al buscar las leyes que permiten sustentar la presente investigación, se pudo evidenciar
en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999), en el artículo 108 lo
siguiente:
Artículo 108: Los medios de comunicación social, públicos y privados, deben contribuir a la
formación ciudadana. El estado garantizará servicios públicos de radio, televisión y redes
de bibliotecas y de informática, con el fin de permitir el acceso universal a la información.
Los centros educativos deben incorporar el conocimiento y aplicación de las nuevas tecno-
logías, de sus innovaciones, según los requisitos que establezca la ley. (p.82)
Por otra parte, en la Ley Orgánica de Educación (2009), se establece las directrices y
bases de la educación venezolana, esto se puede evidenciar en el artículo 14:
La educación es un derecho humano y un deber social fundamental. Debe ser integral, gra-
tuita, inclusiva y de calidad, permanente, continua e interactiva y promover la construcción
social del conocimiento, la valoración ética del trabajo, la formación de nuevos republica-
nos y republicanas para la participación activa, consciente y solidaria en los procesos de
transformación individual y social; consustanciada con los valores de la identidad nacional,
con una visión latinoamericana, caribeña indígena, afrodescendiente y universal. La edu-
cación regulada por esta Ley, se fundamenta en la Doctrina Bolivariana, Robinsoniana, en
el humanismo social y es abierta a todas las corrientes del pensamiento. La didáctica está
centrada en procesos que tienen como eje la investigación y la innovación. Esto permite
adecuar las estrategias, los recursos y la organización del aula, a partir de la diversidad de
intereses y necesidades de los estudiantes. (p.10)
Con estos basamentos legales se puede vislumbrar el interés del Estado en lograr alcanzar
diferentes estrategias que permitan junto con los diversos recursos y una buena organización
del aula a través de ambientes de aprendizaje, una diversidad de intereses y necesidades
en los docentes en formación con didácticas centradas en procesos que tienen como eje la
investigación y la innovación.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 38-48

45
Conectividad en la educación universitaria. Una nueva visión en el aprendizaje de ondas y óptica
Materiales y Métodos
En toda investigación, se hace ineludible, que los hechos estudiados y los resultados
obtenidos tengan relación con el problema evidenciado; para lo cual, se requirió delimitar
los procedimientos de orden metodológico, pues éstos dieron respuesta a la problemática
planteada. Por ende, en la metodología del presente estudio se propuso diagnosticar en los
docentes en formación del séptimo semestre de la Facultad de Ciencias de la Educación,
mención Física la necesidad de un ambiente de aprendizaje virtual en la asignatura Ondas
y Óptica
El presente estudio estuvo enmarcado en una investigación no experimental; en atención
a esto, Hernández, Fernández y Baptista (2010) señalan: “Podría definirse como la inves-
tigación que se realiza sin manipular deliberadamente variables” (p.205), pues en esta no
se construyó una situación, sino que se observaron escenarios ya evidentes. Asimismo, es
transeccional descriptivo, según como lo plantea el autor antes citado “… tiene como objetivo
indagar la incidencia de las modalidades o niveles de una o más variables en una población”
(ob.cit., p.210), el cual se desarrolló para evaluar el fenómeno o contexto en un punto del
tiempo. Por otra parte, por ser este un avance de una investigación tecnicista, según Oroz-
co, Orozco y Palencia (2002) la misma consistirá en: “…hallar la solución de un problema
práctico (…), o satisfacer una necesidad detectada mediante la puesta en funcionamiento de
un programa, plan, estrategia” (p. 21). Se logró evidenciar la necesidad de un ambiente de
aprendizaje virtual en la asignatura Ondas y Óptica en los y las docentes en formación del
séptimo semestre de la Licenciatura Educación, mención Física del período 1-2015, a través
de unaencuesta de actitudes tipo Likert, estructurada con diecinueve (19) ítems, cuyas opcio-
nes de respuesta fueron: Totalmente de Acuerdo, Medianamente de Acuerdo, Escasamente
de Acuerdo y En Desacuerdo.
Por consiguiente, para la validez del instrumento de investigación fue necesario tomar en
cuenta el grado en que los ítems fueron una muestra de todo el contenido que se deseaba
medir; es decir, el instrumento medió lo que se esperaba. La validez de este instrumento se
realizó mediante el juicio de expertos profesionales en el área de la física, metodología y
lingüística, con la finalidad de validar los criterios de redacción y pertinencia de cada ítems
según los objetivos específicos del estudio.
La confiabilidad del instrumento se determinó a través del coeficiente Alfa de Cronbach,
el cual permitió medir la consistencia interna del instrumento. Según Hernández, Fernández
y Baptista (2010) afirmaron que el método de cálculo en este caso “requiere de una sola
administración del instrumento de medición” (p.290). De esta manera, los autores antes
mencionado señalan: “Todos estos coeficientes oscilan entre 0 y 1, donde un coeficiente de
0 significa nula confiabilidad y 1 representa un máximo de confiabilidad -confiabilidad total-”
(ob.cit., p.439).
Posteriormente, para calcular la confiabilidad del instrumento fue necesario en primera
instancia aplicar el instrumento a una muestra piloto conformada por dos (2) docentes en
formación pertenecientes al pregrado en Educación, mención Física. Dicha muestra se esco-
gió de tal manera que no existiera la posibilidad de que estos elementos formen parte de la
muestra definitiva. Se confirmó, de ser aplicado el instrumento en otros grupos los resultados
serían similares porque la confiabilidad sobrepasa el 80,1% de los casos. Posteriormente,
la información fue analizada estadísticamente atendiendo a un diagnóstico descriptivo de
campo, obteniendo como resultados la necesidad de un ambiente de aprendizaje virtual en la
asignatura Ondas y Óptica en los docentes en formación del séptimo semestre de la Facultad
de Ciencias de la Educación, mención Física, el cual permita la adquisición del conocimiento
en esta área.
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 38-48

46
Kelly Bravo
REFERENCIAS

Arias, F. (1999). El Proyecto de Investigación. Guía para su elaboración. Tercera Edición.


Caracas: Texto, C.
Badia, A., Barba, C., Barlam, R., Fernández, A., Fuentes,M., González, I., López, Ma., Már-
quez, C., de Miguel, C., Pérez, M. del Mar, Prat, A., Temprano, A. Torrescassana, Ma.
(2010). Escuela y cultura digital. Internet como recurso. Barcelona: GRAÓ.
Briceño, T. (2011). El uso del error en el aprendizaje. Una posible construcción pedagógica
argumentativa. Venezuela: Corporación ASM, C.A.
Cardona, Ma., Cardona, M. y Reina D. (2011). Diccionario de Educación Especial. Colombia:
Continente de editores S.A.
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. (1999). Gaceta Oficial Nº 36.860.
(Extraordinario) del 29 de Diciembre. Caracas.
Ferreira, M. (2011). Episteme Multidimensional en el aprendizaje de la Geometría des-
de la Conectividad en la Educación Universitaria. Disponible: http://wikieducator.org/
images/4/4e/-_Maria_Ferreira-Ep%C3%ADsteme.pdf. [Consultado: 2015, enero, 18].
Fundación Empresas Polar (2009). Ciencia para Nosotros. Caracas: Autor.
Gibelli, T. y Chiecher, A. (2012).Estrategias de aprendizaje y autorregulación usando TIC.
Disponile: http://sedici.unlp.edu.ar/handle/10915/26521. [Consultado: 2015, noviembre
17].
González, T. (2006). La Tecnología Educativa y el Trabajo Colaborativo. Perspectivas Docen-
tes, Nº 32.
Hernández, R., Fernández, C. y Batista, P. (2010). Metodología de la Investigación. Cuarta
Edición. México: McGraw-Hill.
Lanz, R. (2003). El arte de pensar sin paradigmas. Conferencia pronunciada en la Universidad
Fermín Toro. Barquisimeto, Venezuela.
Ley Orgánica de Educación. Gaceta Oficial de la República de Venezuela, 5.929 (Extraordi-
nario), Agosto 15, 2009.
López, S. (2005). Los recursos tecnológicos y los medios de Comunicación en la Escuela.
Enciclopedia de Pedagogía Práctica. Tomo Nº 4. Estrategias Didácticas.
Manual de la Educación (2003). España: Océano.
Oliveros, S. (2013). Enfoque Gnoseológico en la enseñanza y aprendizaje de la Física a nivel
de Educación Universitaria. Revista Ciencias de la Educación, Segunda Etapa, Vol. 23,
Nº 42, Venezuela.
Orozco, C., Orozco, M. y Palencia, A. (2002). Metodología. Manual Teórico Práctico de Me-
todología para Tesistas, Asesores, Tutores y Jurados de Trabajo de Investigación y
Ascenso. Venezuela: Ofimax de Venezuela
Rubio, A., Alalde, A., Buitago, M., Castanys, M., Fálces, M., Flecha, R., González, P., Jaussi,
M., Lavado, J., Odina, M., Ortega, S., Palencia, A., Planes, L., Puigdellívol, I., Ramis,

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 38-48

47
Conectividad en la educación universitaria. Una nueva visión en el aprendizaje de ondas y óptica
M. y Wells, G. (2006). Transformando la Escuela: comunidades de aprendizaje. Espa-
ña: Laboratorio Educativo.
Siemens, G. (2010). Conociendo el Conocimiento.Disponible: http://www.nodosele.com/edito-
rial. [Consultado: 2015, enero, 22].

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 38-48

48
CRITERIOS PARA EL USO DEL CORREO ELECTRÓNICO EN LOS PROCESOS
DE MEDIACIÓN DEL APRENDIZAJE
CRITERIA FOR THE USE OF E-MAIL WHITHIN THE LEARNING
MEDIATION PROCESSES
*Juan Luis Manzano
Correo: jmanzano@uc.edu.ve
** José Gregorio Alonso Hernández
Correo: alonsojg@gmail.com
Facultad De Ciencias de la Educación
Universidad de Carabobo

Licenciado en Educación Mención Lengua y Literatura (UC-1997). Magíster en Lectura y


Escritura (UC – 2001). Profesor ordinario adscrito al Departamento de Lengua y Literatura
de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Carabobo. Docente en las
asignaturas Literatura Venezolana, Gramática I y Castellano Instrumental.
**Licenciado en Educación Mención Matemática (UC-2001). Magíster en Educación Matemá-
tica (UC – 2007). Profesor ordinario adscrito al Departamento de Informática de la Facultad
de Ciencias de la Educación de la Universidad de Carabobo. Docente en las asignaturas
Informática Básica, Matemática Discreta, Investigación Educativa y Seminario Proyecto de
Investigación.

Sección: Artículo

RESUMEN

Partiendo del análisis de los procesos de mediación para el aprendizaje en el contexto del
Departamento de Informática de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad
de Carabobo, específicamente en la asignatura Seminario Proyecto de Investigación, se
detecta la necesidad de mejorar las condiciones de comunicación docente – estudiantes a
partir del correo electrónico como herramienta efectiva para tal fin. Por ello, se propone un
estudio cuantitativo, de campo, no experimental que pretende proponer criterios para el uso
del correo electrónico con fines didácticos en los estudiantes de informática. Se consideró
una muestra de 17 sujetos que cursaron la mencionada asignatura. Se obtuvo una matriz
cuantitativa que sintetiza la frecuencia de mensajes electrónicos enviados, mensajes recibi-
dos y la correlación entre ambas categorías. Se concluye con una propuesta de criterios de
evaluación para el uso del correo electrónico como canal para la mediación del aprendizaje
de los estudiantes.
Palabras clave: Aprendizaje, correo electrónico, investigación, mediación, tecnología.
Recibido: Febrero 2015
Aprobado:Abril 2015

49
Criterios para el uso del correo electrónico en procesos de medicación del aprendizaje
ABSTRACT

Starting from the learning mediation process analysis, in the context of the Information Tech-
nology (IT) Department, of the Faculty of Educational Sciences of the University of Carabo-
bo, specifically, in the course Research Project Seminar, the need to improve the teacher-
students communicational skills is detected, starting with e-mail as an effective tool for the
purpose. Based on that, a quantitative study is proposed, a non experimental field study that
tries to propose criteria for the use of e-mail with didactical purposes for IT students. A 17
subject sample was considered, from students that took the same course. The quantitative
matrix obtained, synthesizes the frequencies of electronic messages sent, received and the
correlation between both categories. It is concluded with a proposal of evaluation criteria for
the use of electronic mail as a channel for the learning mediation process of students.
Keywords: learning, electronic mail, research, mediation, technology.

Consideraciones preliminares
En el contexto del Departamento de Informática de la Facultad de Ciencias de la Educa-
ción de la Universidad de Carabobo, se forman los futuros docentes que promoverán en las
escuelas y otras instituciones educativas conocimientos y saberes vinculados con las tecno-
logías de la información y la comunicación; sin embargo, muchos estudiantes se concentran
en el conocimiento tecnológico y dejan de lado la didáctica para la divulgación de esos co-
nocimientos en pro del aprendizaje de los estudiantes que estarán bajo su responsabilidad.
Considerando esta realidad se detectó la necesidad de mejorar las condiciones de comuni-
cación docente – estudiantes a partir del correo electrónico como herramienta efectiva; por
ello, se desarrolló un trabajo de tipo cuantitativo, no experimental que explorara los criterios
para el uso del correo electrónico con fines didácticos en el contexto de los estudiantes de in-
formática. Para ello, fue seleccionada una muestra de estudiantes que cursaron la asignatura
Seminario Proyecto de Investigación; se analizaron los mensajes enviados para establecer
vínculos a través de procedimientos de la estadística descriptiva. Seguidamente, se aborda
el proceso que permitió llegar a conclusiones significativas vinculadas con el uso adecuado
del correo electrónico con fines didácticos.
Contextualización de la situación problemática
Los estudiantes de informática deben cursar como asignatura obligatoria para la obtención
de su título universitario un conjunto de asignaturas que los forma como investigadores y que
consolidan en ellos competencias de gestión de la información, procesamiento de contenidos
e intercambio de saberes para la investigación. En este contexto, un facilitador combina la
investigación, la tecnología y la didáctica para integrar como un todo sistemático un conjunto
de competencias en los futuros docentes de informática.
Uno de los medios más utilizados para el intercambio de información entre estudiantes y
docentes en las asignaturas relacionadas con la investigación es el correo electrónico, por-
que se considera una herramienta accesible, económica, ecológica y efectiva para el proce-
samiento de información en conjunto a través de los procesos tutoriales; sin embargo, existe
un conjunto de condiciones que deben considerarse para que un mensaje digital remitido por
correo electrónico sea efectivo:
Debe poseer una identificación formal, con nombre y apellido de la persona. La configura-
ción de datos personales e información del usuario debe corresponder con la persona.
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 49-59

50
Juan Manzano • José Alonso
Como primer paso para el envío de un mensaje, debe figurar un asunto claro que debe
incluir, en este caso, el nombre de la institución abreviado con una breve descripción del con-
tenido del mensaje electrónico. Los mensajes deben ser enviados desde la cuenta personal
de cada estudiante, no desde las cuentas de terceros.
En el contenido del mensaje, debe estar presente un saludo formal. Posteriormente, se
debe exponer la finalidad del mensaje y el desarrollo de contenido, así como un cierre con
una oración de despedida; también se deben considerar normas de ortografía y redacción
caracterizada por la unidad y la coherencia en los mensajes que se desean enviar.
Una vez remitido el mensaje, se espera que se emita un acuse de recibo. Igualmente, se
aspira una respuesta que no sobrepase las 48 horas de espera.
Aunque los docentes durante el proceso de inicio de los semestres recuerdan las condi-
ciones que deben caracterizar un adecuado mensaje electrónico, se ha observado que la
mayoría de los estudiantes no consideran esas recomendaciones, lo que genera barreras de
comunicación e inconvenientes en el desarrollo de las actividades que se planifican para ser
desarrolladas en forma semipresencial por medio de la herramienta de correo electrónico.
Entre las debilidades que se han observado figuran las siguientes:
En lo que respecta a la configuración de cuentas, los estudiantes utilizan identificación
de cuenta de correo electrónico con palabras inadecuadas e, incluso, soeces, en algunos
casos; además, se evidencian nombres y otros datos personales que no corresponden con
los registros formales de la Universidad.
El envío masivo de mensajes electrónicos sin asuntos claros y sin descripción de los
mismos abundan. En la mayoría de los casos no se registra en el asunto los datos institu-
cionales. En muchas ocasiones, los estudiantes envían mensajes y documentos a través de
cuentas de terceros, en forma anónima con documentos sin identificación, que son desco-
nocidos para el docente.
En la redacción de los mensajes, se obvian los componentes formales de saludo y descrip-
ción o finalidad del mensaje; lo que atenta contra la organización y la claridad del contenido.
En muchas ocasiones sólo se adjunta la actividad. Se deja, en muchas ocasiones el espacio
para el asunto y el contenido del mensaje en blanco.
Los estudiantes no acostumbran a emitir un mensaje de respuesta que confirme que han
recibido las pautas o informaciones que el docente ha remitido ni que permita conocer al
facilitador si el estudiante revisó las recomendaciones para lograr una mejor comunicación
productiva para futuras actividades.
Por las razones anteriormente expuestas, se hace necesario proponer criterios para el uso
del correo electrónico con fines didácticos en los estudiantes de informática, aportes que per-
mitirán optimizar la comunicación docente – estudiantes y potenciar los procesos de apren-
dizaje en forma efectiva con el uso de una herramienta sencilla, clara, ecológica y práctica.
Experiencias previas
El desarrollo de investigaciones previas sobre la temática vinculada con tecnología, correo
electrónico, didáctica e investigación dan una base epistemológica que permite verificar la
vigencia y la pertinencia de la presente investigación.
Riccetti (2009), en Argentina, propuso una investigación titulada Uso del correo electrónico:
una experiencia en el Profesorado en Educación Física de la Universidad Nacional de Río
Cuarto. El objetivo de este trabajo fue el de promover el uso del correo electrónico como
parte de una nueva configuración de los procesos de enseñanza y aprendizaje a partir del
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 49-59

51
Criterios para el uso del correo electrónico en procesos de medicación del aprendizaje
uso de las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación), en los que el estudiante
pasa a ser protagonista de su propio aprendizaje y el docente el mediador, proporcionando
experiencias significativas para que los alumnos tomen contacto con las nuevas tecnologías.
Los sujetos que participaron de la experiencia cursaban una asignatura perteneciente al
segundo año del plan de estudio de la carrera Profesorado en Educación Física. La expe-
riencia fue realizada durante un cuatrimestre, la misma inició y finalizó conforme al calendario
académico de la Facultad de Ciencias Humanas.
El trabajo fue desarrollado sobre la base de un paradigma positivista, como una investi-
gación cuantitativa y no experimental. Los resultados arrojaron criterios de uso del correo
electrónico para mejorar la interacción y ofrecer un medio de comunicación efectivo para
el facilitador y los estudiantes en formación. Considerando estos aportes, se valora este
trabajo como parte central de los antecedentes del presente estudio por razones temáticas
y metodológicas.
Puerta y Sánchez (2010) desarrollaron un estudio titulado El correo electrónico: herra-
mienta que favorece la interacción en ambientes educativos virtuales. Esta investigación se
desarrolló considerando el objetivo general de formular estrategias de interacción digital de
acuerdo con el contexto, el género textual, el medio y el público al cual va dirigido el mensaje,
específicamente, haciendo énfasis en este caso al correo electrónico.
De esta manera, se analizan las interacciones educativas en dos cursos virtuales (En-
foques de la investigación y Didáctica de la lengua castellana II, de la Católica del Norte
Fundación Universitaria), mediante el uso del correo electrónico entre el facilitador y los
estudiantes, con el fin de formular estrategias para mejorar el uso de éste como herramienta
de enseñanza-aprendizaje. La metodología utilizada fue de tipo cualitativa con base en el
análisis lingüístico de la comunicación mediatizada. Uno de los principales hallazgos de este
trabajo indica que el estudiante al redactar el mensaje, en muchas ocasiones, no tiene en
cuenta aspectos ciberpragmáticos, de género textual, de micro-redacción y macro-redacción.
Existen relaciones expresas entre la investigación propuesta por Puerta y Sánchez (2010)
y el presente estudio, ya que se consideran aspectos de contenido y de producción de los
mensajes en el contexto de la herramienta que representa el correo electrónico para los
procesos educativos contemporáneos.
Una visión epistemológica
Uno de los primeros aportes más significativos que vinculaban el correo electrónico con
la educación, se generó en Argentina, como un trabajo desarrollado por la red Porteña Te-
lemática de Educación. Tascón (2000) caracterizó al correo electrónico como una sencilla
herramienta que, a través de Internet, permite enviar cartas inmediatamente a cualquier
parte del mundo , con el agregado de adjuntar a ella cualquier tipo de archivo, sea este un
video, música, una planilla de cálculo, otro archivo de texto.
El mismo autor enumera nueve ventajas del uso del correo electrónico, entre las que des-
tacan la no interrupción de las actividades laborales en los espacios cotidianos de trabajo, el
reciclaje de la información, la rapidez, la economía y la eficiencia, la posibilidad de desarrollar
grupos de trabajo sin espera, la característica de generar síntesis conceptual en sus conte-
nidos y la visión ecológica, ya que se pueden leer los mensajes sin utilizar papel. En este
primer intento sistematizado de promoción del correo electrónico, se explicó a los usuarios la
estructura y la dinámica de envío y recepción, así como los diferentes servicios que ofrecen
la posibilidad de una cuenta en la red.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 49-59

52
Juan Manzano • José Alonso
Años más tarde, en México, Roquet (2004) desarrolló un material de autoinstrucción sobre
el correo electrónico para La Universidad Nacional Autónoma de México, específicamente
para la Facultad de Filosofía y Letras, Colegio de Pedagogía. En este trabajo, el correo
electrónico fue categorizado como un medio de comunicación diacrónico. Se desarrollaron
aspectos educativos que oscilaron desde su estructura, su importancia en la educación y
las formas de comportamiento que se derivan de su uso. Afirma este investigador que la
dinámica que se daba en los cursos originales de educación a distancia que utilizaban el
correo tradicional como medio de interacción, se agilizó y se dinamizó con la aparición de
las tecnologías y con la inserción del correo electrónico como herramienta más eficaz en los
contextos educativos.
Con la evolución de la red de Internet y las diferentes visiones de los usuarios, Dorfsman
(2012) propone un trabajo que tituló La profesión docente en contextos de cambio: el docente
global en la sociedad de la información. En esta propuesta teórica, el investigador propone
como realidad emergente una dimensión digital:
Considerando las nuevas condiciones creadas en la Sociedad de la Información, se ha
generado un replanteo del significado de esas dimensiones favoreciendo el surgimiento
de una nueva que, si bien no está aun suficientemente consolidada, la denominaremos
dimensión digital. (p. 2)
Se desarrollan en este trabajo las ventajas de la WEB 2.0; sin embargo, se deja entrever
que la vigencia del correo electrónico persiste por necesidad en los usuarios, aporte que da
vigencia y pertinencia a la presente investigación.
Metodología
Se asumió un paradigma positivista, que concuerda con el desarrollo de un trabajo de
tipo cuantitativo, que según Palella y Martins (2012), corresponde con una concepción de
la ciencia que se despliega en el uso predominante de lo que se ha dado en llamar las me-
todologías que no es otra cosa que la forma como se lleva a la práctica el método hipotético
– deductivo con el apoyo de la estadística descriptiva.
El diseño seleccionado fue no experimental, ya que no se consideró la manipulación de
variables. La muestra fue censal o poblacional porque se asumió todo un grupo conformado
por diecisiete sujetos inscritos en una misma sección, considerado como muestra no aleato-
ria e intencionada. Se realizó un análisis de frecuencias de envío y recepción de mensajes
vía correo electrónico y se estableció un estudio correlacional entre estas frecuencias para
determinar la efectividad en el uso de la herramienta.
Análisis de los resultados
Al considerarse una muestra censal o poblacional con diecisiete (17) sujetos, se asumió
la organización estadística por datos directos desde el sujeto 1 hasta el 17. Para el análisis
de los mensajes enviados, no se establecieron rangos, se utilizó la variable discreta repre-
sentada por la cantidad de veces que se enviaron mensajes a los estudiantes, tal como se
refleja en la tabla N° 1.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 49-59

53
Criterios para el uso del correo electrónico en procesos de medicación del aprendizaje
Tabla N° 1: Mensajes enviados.

Número de envíos Frecuencia


1 0
2 0
3 0
4 0
5 0
6 0
7 0
8 0
9 0
10 3
11 3
12 11
Gráfico N° 1: Mensajes enviados

Fuente: Alonso y Manzano (2014)

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 49-59

54
Juan Manzano • José Alonso
Obsérvese que durante el proceso de desarrollo del semestre, el docente envió entre diez
(10) y doce (12) mensajes por correo electrónico y la mayor proporción de envíos, realizada a
once de los diecisiete (17) participantes, fue de doce (12) mensajes. Seguidamente, se ofrece
un análisis de los mensajes recibidos.
Tabla N° 2: Mensajes recibidos

Número de mensajes Frecuencia


recibidos
1 1
2 1
3 1
4 1
5 3
6 3
7 2
8 0
9 5
10 0
11 0
12 0

Gráfico N° 2: Mensajes recibidos

Fuente: Alonso y Manzano (2014)


REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 49-59

55
Criterios para el uso del correo electrónico en procesos de medicación del aprendizaje
Durante el proceso de desarrollo del semestre, ningún participante envió más de nueve
mensajes al docente. Se registra una frecuencia de cinco (5) estudiantes para la categoría
de nueve mensajes, mientras que la mayor proporción de mensajes recibidos se concentran
entre cinco (5) y seis (6) mensajes enviados por seis personas. Considerando la frecuencia
de los mensajes enviados a los estudiantes, los recibidos podrían valorarse como insuficien-
tes para garantizar una adecuada interacción de los estudiantes con el docente facilitador.
Sobre la base de los datos anteriormente descrito, se ha propuesto el desarrollo de un es-
tudio correlacional:
Tabla N° 3: Índice de correlación de Pearson

Fuente: Alonso y Manzano (2014)

Se observa que análisis del índice de correlación de Pearson arroja un valor negativo, que
puede interpretarse como inverso, y muy bajo; lo que implica que en una proporción poco
significativa, mientras más mensajes envía el docente por correo electrónico, recibe menos
de ellos por parte de los estudiantes. Estos resultados pueden apreciarse en el gráfico N° 3:

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 49-59

56
Juan Manzano • José Alonso
Gráfico N° 3: Correlación entre mensajes enviados y mensajes recibidos

Fuente: Alonso y Manzano (2014)


Los resultados del estudio correlacional dejan claro que es preciso evaluar los criterios
para el uso del correo electrónico para el proceso de mediación de los aprendizajes, debido
a que la forma como se está llevando esta intervención no resulta productiva ni significativa.
Los aportes del presente estudio se centran en el manejo de una tabla de criterios que se de-
terminaron gracias a la aplicación de una guía de observación en tres momentos didácticos:

Tabla N° 4: Evaluación de criterios para el uso del correo electrónico


en los procesos de mediación del aprendizaje.

Fuente: Alonso y Manzano (2014)

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 49-59

57
Criterios para el uso del correo electrónico en procesos de medicación del aprendizaje
Reflexiones de cierre
La presente investigación representó una experiencia que aportó criterios para el uso
del correo electrónico en el proceso de mediación de los aprendizajes para la formación de
competencias de investigación en estudiantes de informática. La formación de los futuros
docentes exige que en la contemporaneidad se fijen criterios de comunicación para el trabajo
a distancia y la posibilidad de potenciar los aprendizajes desde una perspectiva horizontal
asincrónica; de esta manera se fijarán las bases para el futuro auto-aprendizaje y la gestión
de la información sobre la base de la consolidación de una cultura.
De la misma forma, es preciso promover valores éticos a la hora de generar, compartir y
promover información, ya que la planificación del correo como un acto lingüístico y comunica-
tivo es una realidad que se materializa cuando se organiza el mensaje y se consideran todas
las partes esenciales que deben constituirlo. Otro aspecto significativo en estos contextos
de comunicación caracterizados por la dinámica de la tecnología y sus características es la
posibilidad de respuesta.
La tensión y el efecto del mensaje dependerán de la capacidad de respuesta y recepción
que le impongan los productores – intérpretes de los mensajes electrónicos y de la valoración
que se les dé a los mismos. La responsabilidad de crear conciencia al respecto, es en un
primer momento del facilitador de los aprendizajes, quien debe dar las pautas y explicar al
inicio de los procesos de mediación el por qué y el para qué de los criterios de configuración
previa, organización y producción de los contenidos y de las respuestas que de parte de
todos los usuarios exige el uso del correo electrónico con fines didácticos.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 49-59

58
Juan Manzano • José Alonso
REFERENCIAS

Dorfsman, M. (2012). La profesión docente en tiempos de cambio: el docente global en la so-


ciedad de la información. Murcia – España: Red docencia universitaria en la sociedad
del conocimiento. N° 6 – Año XI.
Palella, S. yMartins, F. (2012). Metodología de la Investigación Cuantitativa. Caracas:
Fedupel.
Puerta, C. y Sánchez, A. (2010). El correo electrónico: una herramienta que favorece la inte-
racción en ambientes educativos virtuales. Colombia: Revista virtual de la Universidad
Católica del Norte. N° 30.
Riccetti, A. (2009). Uso del correo electrónico: una experiencia en el profesorado en Educación
Física de la Universidad Nacional de Río Cuarto. Argentina: Digital. N° 14.
Roquet, G. (2004). El correo electrónico en la educación. Material de autoinstrucción. México:
Universidad Nacional Autónoma de México.
Tascón, F. (2000). El correo electrónico. Posibles usos educativos. Argentina: Secretaría de
Educación. Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 49-59

59
INTEGRACIÓN DE CONTENIDOS COMO ESTRATEGIA MOTIVADORA
PARA LA COMPRENSIÓN LECTORA EN INGLÉS EN LA FaCE
DE LA UNIVERSIDAD DE CARABOBO
CONTENTS INTEGRATION AS A MOTIVATING STRATEGY FOR ENGLISH
READING COMPREHENSION AT THE FACULTY OF EDUCATION OF THE
UNIVERSITY OF CARABOBO
*Sergio A. Guánchez C.
Correo: sguancolombet@yahoo.com
Facultad de Ciencias de la Educación
Universidad de Carabobo

Licenciado en Educación, Mención: Inglés, Universidad de Carabobo. Especialista en Ge-


rencia Educativa, Universidad Pedagógica Experimental El Libertador. Profesor Agregado de
la Cátedra de Lengua Extranjera, Inglés en la FaCE- UC. Jefe de Departamento de ldiomas
Modernos de la FaCE-UC.

RESUMEN

El propósito del presente artículo es presentar la integración de contenidos de la uni-


dad curricular Lengua Extranjera Inglés y las diferentes disciplinas de la FaCE-UC,
como estrategia motivadora para la comprensión de la lectura en inglés. La investiga-
ción está basada en una revisión documental y bibliográfica sobre el análisis de
necesidades, considerando los aportes de las teorías de aprendizaje: Significativo,
cognitivo y constructivista. El estudio se apoya en los lineamientos del Marco Común
Europeo de Referencia (MCER, 2001) y en los resultados de un diagnóstico acerca
de los intereses de los estudiantes de Educación con respecto al inglés, realizado por
el investigador. Tales datos demostraron la preferencia de los estudiantes por interactuar
con textos académicos relacionados con el área educativa, a través de los cuales
adquirirían información útil para un mejor desempeño durante el proceso de aprendizaje
y así, un alto nivel de competencia como profesionales.
Palabras clave: Integración, Contenidos, Motivación, Estrategia, Comprensión.
Recibido: Febrero 2015
Aprobado:Abril 2015

ABSTRACT

The purpose of this article is to present the content integration of the curricular unit LenguaEx-
tranjeraInglés with different subjects of the Faculty of Education Sciences of the University of
Carabobo as a motivating strategy for English reading comprehension. The research is based
on a literature and bibliographic review about needs analysis, considering the contribution of
the learning theories: Significative, cognitive and constructive. The study is supported by the
scheme of the Common European Framework of Reference and the findings of a diagnosis
about the students´interest of the Faculty of Education Sciences regarding English learning,

60
Sergio Guanchez
carried out by the researcher. Such data showed their preference for interacting with acade-
mic texts related to the educational area through which they could get useful information for
a best performance during their learning process and thus, a high level of competence as
professionals.
Keywords: Integration, Contents, Strategy, Motivation, Comprehension.

Introducción
La formación de los futuros profesores debe responder a las necesidades contextuales
de acuerdo al ámbito educativo en el cual ocurre tal proceso. Esto requiere el trabajo coo-
perativo entre profesores para el logro del trabajo interdisciplinario, en el que se evite un
curriculum fragmentado y desconectado, y que responda a una concepción sociocrítica que
promueva el aprender a ser, conocer, hacer y convivir (Delors,1996). La interdisciplinariedad
es un proceso en el que intervienen dos o más disciplinas, con el objeto de generar
formas y maneras de hacer ciencia con la finalidad de solucionar problemas sistemá-
ticamente, cuyos beneficios redunden en el bienestar individual y colectivo de determinada
comunidad (Torres,2000). Al respecto, Uribe (2011) afirma que “la interdisciplinariedad no se
decreta, es óptima cuando surge de iniciativas de abajo hacia arriba, pero tampoco ocurre
por generación espontánea; hay que poner las condiciones para que ella tenga lugar. Pero sí
se puede inspirar y promover a través de políticas, estrategias y estructuras” (p. 64)
Así como sostiene Perrenoud (2004), es preciso entender la realidad educativa en su ca-
rácter multidimensional que conduzca a la integración de saberes y al análisis para la resolu-
ción de problemas y la transformación social, por lo que se trata de reflexionar sobre el saber,
saber hacer, el ser docente, es decir, trabajar en función de las interacciones comunicativas
que ocurren en el contexto educativo, para comprender cómo se construye el conocimiento
sobre la profesión docente.
Ante lo antes expuesto, y como respuesta a los requerimientos de una generación de
personas que conocían las razones por las cuales estaban aprendiendo un idioma, y de una
sociedad que, cada vez más, exige la especialización de sus profesionales en distintas
áreas, las universidades venezolanas han incluido en sus pensa de estudio a los idiomas
extranjeros. Esto ha hecho que los responsables del diseño curricular de las carreras ofre-
cidas por dichas instituciones, le hayan otorgado la importancia que merece el dominio
instrumental de una lengua extranjera en muchas de sus facultades.
Por ello, la Facultad de ciencias de la Educación (FaCE) de la Universidad de Carabobo
(UC) ha incluido, desde hace mucho tiempo, la asignatura Inglés Instrumental como parte el
componente general común para todas las menciones. En la actualidad, esta es denominada
Lengua Extranjera Inglés (LEI), perteneciente al Departamento de Idiomas Modernos, y su
objetivo es proveer, al estudiante de Educación o de las distintas menciones, de estrategias
cognitivas que le permitan resolver problemas en el proceso de la comprensión de textos
escritos en inglés.
En base a lo expuesto, este estudio se llevó a cabo bajo la modalidad de proyecto factible,
por cuanto es una propuesta en torno a la problemática relacionada con la comprensión de
la lectura en inglés. La misma está apoyada en una investigación de tipo documental. En
este sentido se aborda este hecho, en primer lugar, a través del análisis de las necesidades
e intereses de los estudiantes de la carrera de Educación, y se toma en cuenta el indicador
de logro de la unidad curricular LEI para la propuesta de la estrategia de integración de con-
tenidos, con el propósito de que ellos sean capaces de manejar destrezas de lectura que
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 60-70

61
Integración de contenidos como estrategia motivadora para la compresión de la lectura en inglés en la
Facultad De Ciencias de la Educación de la Universidad de Carabobo
les permitan obtener información específica de textos de su interés.
El conocimiento del idioma Inglés se ha convertido en uno de los requisitos indispensables
para el desempeño en muchos campos de trabajo o áreas profesionales. En los últimos años,
el mundo ha demandado profesionales que no solamente lo dominen, sino que también es-
tén preparados en áreas determinadas. Así, al ellos estar conscientes de esto, se interesan
en el idioma, pero especialmente en el área en la cual se están preparando y en el campo
laboral en el que se desempeñarán.
Lo antes expuesto lleva a considerar el valor que tiene el querer obtener algo práctico o
concreto del estudio de otro idioma. Un estudiante que quiere aprender algo, se siente gra-
tificado al trabajar con un material retador e interesante que satisfaga sus necesidades de
crecer (Gardner,1988). Igualmente, se aborda lo relacionado con la factibilidad de la propues-
ta y la contribución que ésta ofrece, tanto al estudiante, como a aquellos que en un futuro
estarán bajo su orientación que, a su vez, ayudará a solventar diversos problemas dentro
del ámbito educativo. Asimismo, se tomará en cuenta las delimitaciones de las capacidades
que el aprendiz de un idioma debe controlar como agente social y miembro de un campo
de acción concreto.
Por otra parte, se trata el análisis documental para profundizar la información, apoyado
en las teorías del aprendizaje significativo, cognitivo y constructivista, y complementado con
los resultados de un diagnóstico realizado por el investigador, referente a las necesidades e
intereses de los estudiantes con respecto a sus estudios de inglés. En base a todo lo antes
expuesto, se constata la preferencia de los estudiantes por interactuar con textos aca-
démicos relacionados con especialidades distintas a las suyas, de los cuales puedan adquirir
información valiosa para su formación como profesionales competentes, y consecuentemen-
te, su mejor desempeño en el campo laboral.
Necesidades e intereses de los estudiantes
Las necesidades e intereses del aprendiz son de vital importancia para el éxito o no de
una experiencia de aprendizaje de una lengua, lo cual conduce a mencionar a uno de
los más importantes factores dentro del desarrollo de los idiomas para fines específicos: La
motivación, deseo de perseverar en una tarea, lo cual impulsa a una persona a actuar de
cierta forma. La enseñanza de la destreza de la lectura y comprensión de textos escritos en
otro idioma, requiere de una didáctica integral, que sea capaz de relacionar los contenidos
y objetivos que persigue la enseñanza del idioma con el resto de las asignaturas que cursa
el estudiante, para que éste sienta que los conocimientos que está adquiriendo, no estén
deslindados de su área de estudio. Esto requiere que la selección del material de lectura
reúna ciertas características que sean del interés del estudiante y que asegure una efectiva
interacción entre él y los textos (Gardner, 1988).
Es imperativo hacer referencia al indicador de logro de la unidad curricular Lengua Ex-
tranjera Inglés, para apoyar lo afirmado anteriormente: Desarrollar estrategias de aprendizaje
cognitivas y metacognitivas con el fin de resolver problemas de comprensión de la
lectura en función de las necesidades propias de un lector crítico, independiente y autoges-
tionado, relacionadas con su área de especialidad (Areba y Mórquez, 2001). Por todo esto,
se hace necesario encontrar una estrategia que satisfaga lo requerido por los estudiantes de
LEI, por lo que su programación didáctica debe ser coherente en el discurso con los conte-
nidos de las diferentes áreas curriculares, como un paso a una didáctica más integradora de
los conocimientos, destrezas y estrategias de las otras disciplinas de la carrera de Educación.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 60-70

62
Sergio Guanchez
De lo expuesto anteriormente, se derivaron las siguientes interrogantes: ¿Es posible rela-
cionar el aprendizaje del idioma inglés con el contenido programático de otras disciplinas?
¿Cuáles principios teóricos justifican el diseño de materiales didácticos bajo la perspectiva
de lo ya expuesto? ¿Es necesario integrar el contenido de LEI con el resto de las asignaturas
que conforman el pensum de estudios de la FaCE-UC?
Implicaciones
La integración de contenidos en el proceso de enseñanza y aprendizaje del inglés a nivel
instrumental, contribuiría a dar solución a una problemática existente en el ámbito educativo
relacionada a las necesidades de los estudiantes. La práctica de esta estrategia estaría
vinculada al quehacer docente en relación al diseño de estrategias instruccionales dirigidas
a articular los objetivos y contenidos de una unidad curricular con el resto de las que con-
forman el pensum de estudio de cualquier institución. Desde el punto de vista metodológico,
contribuirá a la estandarización de procedimientos a seguir, para alcanzar la integración de
materiales bajo la perspectiva de la transversalidad curricular.
Con respecto a la relevancia social, su aplicación implica proveer al estudiante-participante
de un ambiente comunicativo que posibilita la interacción con otros aprendices, facilitado-
res y otras personas que puedan intervenir tanto en el aprendizaje del idioma como en la
adquisición de conocimiento relacionados con otras disciplinas que forman parte del pensum
de estudio. Es así, ya que se promueve el trabajo colaborativo y cooperativo amplio, pro-
piciador de negociación y solidaridad en distintos entornos socioculturales. Esta afirmación
se fundamenta en los principios de la teoría constructivista impulsada por Vygotsky, (1978)
al sostener que el desarrollo intelectual del ser humano está determinado por la interacción
con otras personas.
A través de la integración de los contenidos, también se intenta promover la conformación
de los valores de responsabilidad y cooperación, por medio de la interrelación de la teoría y
la práctica, al manejar textos significativos con sentido crítico. Asimismo, se promueve la for-
mación del docente y su actualización en diversos tipos de conocimientos al servicio del
colectivo. Los estudiantes-participantes al adquirir conocimientos en cuanto a la comprensión
del inglés, recibirían al mismo tiempo, una formación que podrán transferir a otros contextos
durante sus estudios y en su futuro desempeño profesional. Esto, en vista de que el conteni-
do de los textos utilizados en el curso de inglés estaría relacionado con otras disciplinas del
pensum de estudio de la carrera de Educación.
Además de estas implicaciones, se demuestra la importancia que tiene el hecho de que
los estudiantes de inglés se sientan como parte central del desarrollo del currículo. De
esta manera, se sentirán motivados hacia la lectura y comprensión de textos académicos,
cuando estos estén relacionados con un tema que les sea interesante, de donde puedan
extraer información de utilidad.
Competencia Lingüística y el Marco Común Europeo de Referencia
Para el desarrollo de este estudio, es necesario mencionar lo planteado por el Marco
Común Europeo de Referencia (MCER) para las lenguas, creado por el Consejo
Europeo en 1991, el cual fue publicado en 2001, como parte del proyecto “Aprendizaje de
Idiomaspara la Ciudadanía Europea”. Es un documento de 260 páginas que proporciona las
bases para la elaboración de temarios, curricula, exámenes, textos y otros materiales
didácticos en toda Europa, el cual define la competencia lingüística de los estudiantes y
describe lo que él debe hacer para comunicarse a través del idioma en estudio (Marco
Común Europeo de Referencia, 2001). El MCER delimita las capacidades que el alumno
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 60-70

63
Integración de contenidos como estrategia motivadora para la compresión de la lectura en inglés en la
Facultad De Ciencias de la Educación de la Universidad de Carabobo
debe controlar para las categorías comprender, hablar y escribir. Con respecto a la catego-
ría comprender, que es a la involucrada en este estudio, integra la comprensión auditiva y
de lectura. Su enfoque se centra en la acción, al considerar a los usuarios y alumnos que
aprenden una lengua, como agentes sociales que desarrollan una serie de competencias
generales y comunicativas.
Lineamientos del MCER
Entre los lineamientos del marco, están las competencias generales de los alumnos o
usuarios de la lengua compuestas por sus conocimientos, destrezas, capacidad de aprender
(saber aprender), y la habilidad para descubrir lo que es diferente, ya sea otra lengua, cul-
tura, personas o nuevas áreas de conocimiento. Esto moviliza a la competencia existencial
(saber ser), considerada como la suma de las características individuales, los rasgos y las
actitudes de la personalidad, lo que tiene que ver, por ejemplo, con la autoimagen y la visión
que se tiene de los demás y con la voluntad de entablar una interacción social con otras
personas. La capacidad de aprender, igualmente, moviliza los conocimientos declarativos
(saber) entendidos como aquellos conocimientos derivados de la experiencia (empíricos) y de
un aprendizaje más formal (académicos). Las destrezas y habilidades (saber hacer) también
son movilizadas por la capacidad de aprender y dependen más de la capacidad de
desarrollar procedimientos que de los conocimientos declarativos. Estos aspectos conside-
rados por el marco sirvieron de base para el desarrollo del presente estudio (Marco Común
Europeo de Referencia, 2001).
Es preciso señalar que la definición de integración del leguaje y los contenidos tiene su
origen en tres importantes programas de enseñanza lingüística entre los años sesenta y
ochenta: LosProgramas deInmersión en Canadá y los Estado Unidos, diseñados como una
respuesta a los problemas de aquellos estudiantes que tenían que aprender simultáneamente
el idioma y las materias curriculares en un contexto de segunda lengua; la aparición
del movimiento del Lenguaje a través del Currículum en Gran Bretaña; y el Desarrollo de los
Enfoques deLenguas para Fines Específicos, como una manera de cubrir las necesidades
de grupos concretos de estudiantes que no estaban satisfechos por los cursos generales de
lenguas extranjeras (Marco Común Europeo de Refernecia.2001).
A partir de estas tres líneas de innovación, la enseñanza basada en contenidos ha evo-
lucionado hasta funcionar en contextos de segunda lengua como de lengua extranjera y ha
incorporado elementos de otros enfoques innovadores como el aprendizaje experiencial o el
aprendizaje globalizado (García, 2001).
Teorías que sustentan el estudio
Teoría del aprendizaje significativo
Ausubel (1986) sostiene que el aprendizaje tiene lugar en el organismo humano a través
de un proceso significante, que consiste en relacionar nuevos conocimientos con los con-
ceptos cognitivos. Cualquier situación puede ser significativa si el individuo tiene una razón
para obtener cierta información relacionada con su estructura cognitiva. Esto depende de
dos factores principales que intervienen en el establecimiento de esta clase de relación,
es decir, tanto la naturaleza del material, como la de la estructura cognoscitiva del alumno
en particular. Éste no debe ser ni arbitrario, para que pueda relacionarse de modo intencio-
nado y sustancial con el conocimiento previo, y es lo que determina que el material sea o
no significativo.
Así, para que ocurra realmente el aprendizaje significativo, es necesario que tal contenido

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 60-70

64
Sergio Guanchez
exista en la estructura cognoscitiva del alumno. Su disponibilidad es una de las variables
determinantes y decisivas de la significatividad potencial del material de aprendizaje, de la
cual se distinguen dos dimensiones: Significatividad lógica: Coherencia en la estructura
interna del material, secuencia lógica en los procesos y consecuencia en las relaciones en-
tre sus elementos componentes; Significatividad psicológica: Los contenidos y materiales
deben ser comprensibles y significativos, respectivamente, y la disposición del individuo
hacia el aprendizaje debe ser positiva para que éste se logre (Ausubel, 1986). Por todo esto,
esta teoría presupone que el estudiante manifieste una actitud positiva hacia el aprendizaje
significativo, es decir, una disposición para relacionar, no de manera arbitraria, sino, sustan-
cialmente, el material nuevo con su conocimiento previo.
Teoría del aprendizaje cognitivo
Ausubel (1986) sostiene que desde el punto de vista cognitivo, el aprendiz es considerado
como un procesador activo de información y se requiere que él aplique su capacidad
mental, con el fin de llegar a una regla sobre la cual se pueda trabajar, derivada del conjunto
de datos presentados. Aprender es, entonces, un proceso en el cual el estudiante trata
activamente de dar sentido e interpretación significativa a los datos obtenidos, para que,
luego, analice las situaciones donde la aplicación de la regla pueda ser útil. El punto de vista
cognitivo en el aprendizaje ha tenido gran impacto en la adquisición de un idioma con fines
específicos, a través del desarrollo de cursos para enseñar estrategias de lectura.
Por ello, para este estudio son relevantes los principios de esta teoría, determinantes en el
proceso de comprensión global del texto, considerado en el enfoque del proceso de enseñan-
za y aprendizaje del inglés instrumental. Éste enfatiza el esquema de contenido de la lengua
para la comprensión de un texto escrito, proceso en el que intervienen los procesos cogni-
tivos y metacognitivos, los cuales apoyan las estrategias que llevan a la metacomprensión,
a la toma de conciencia de los procesos que intervienen en la comprensión (Morles,1985).
Análisis de necesidades
A través del análisis de necesidades, se relaciona la definición de objetivos con la selec-
ción de los contenidos de un programa. En el campo de enseñanza de la lengua, este
análisis, como fase en el diseño curricular, se consolida en la etapa de los enfoques comu-
nicativos (Cfr. Munby (1978)). Según Richterich (1985), las necesidades objetivas nacen de
las condiciones socioculturales y educativas de los alumnos, de su nivel de competencia en
la lengua que van a estudiar y del uso que vayan a tener que hacer de esa lengua o los ob-
jetivos para los que aprenden; y las subjetivas se relacionan con los factores de aprendizaje.
Este análisis está vinculado a los currículos centrados en el alumno, al desarrollo de la
autonomía en el aprendizaje y al trabajo con las estrategias cognitivas y metacognitivas. Su
aplicación es necesaria para identificar y determinar su magnitud, por lo que este proceso fue
fundamental para el diagnóstico de las necesidades de los estudiantes involucrados en este
estudio, en el que fue preciso diagnosticar las necesidades e intereses de los estudiantes
con el fin de obtener los datos necesarios para continuar con el desarrollo de la investigación
(Hernández y col. 1995).
Teoría Constructivista
Para el psicólogo Vygotsky (1978) el aprendizaje posee un fuerte componente social,
colectivo y comunitario que negocia significados con otras personas dentro de un ambiente
democrático. El psicólogo considera la influencia del contexto en el proceso de aprendizaje
y destaca el papel de quien enseña mientras se desarrolla las actividades mentales del

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 60-70

65
Integración de contenidos como estrategia motivadora para la compresión de la lectura en inglés en la
Facultad De Ciencias de la Educación de la Universidad de Carabobo
estudiante de manera natural a través de la construcción de significados, los instrumentos
para el desarrollo cognitivo y la Zona de Desarrollo Próximo (ZDP). De acuerdo a esto, cada
estudiante es capaz de aprender una serie de aspectos que tienen que ver con su nivel de
desarrollo; pero existen otros fuera de su alcance, los cuales pueden ser asimilados con la
ayuda de otro. Este espacio, entre lo que el estudiante puede aprender por sí solo y lo que
puede aprender con ayuda, es lo que se llama ZDP. Esto quiere decir que se aprende con
mayor eficacia cuando se hace de manera cooperativa.
Hernández, (1991) afirma que la postura constructivista en la educación se alimenta
de las aportaciones de diversas corrientes psicológicas: La teoría cognitiva, la del aprendizaje
significativo, y la psicología sociocultural vygotskiana, así como otras teorías instrucciona-
les. Todas ellas comparten el principio de la importancia de la actividad constructivista del
alumno en la realización de los aprendizajes, lo cual representa el punto de partida de este
estudio.
El docente debe promover el proceso de socialización y permitir al aprendiz construir su
identidad personal en el marco de un contexto social y cultural determinado. La finalidad
última de la intervención pedagógica es desarrollar en el alumno, la capacidad de realizar
aprendizajes significativos por sí solo, en una amplia gama de situaciones y circunstancia
(aprender a aprender). La teoría constructivista destaca así, la importancia que tienen los
intereses, necesidades, motivaciones, el componente afectivo y social de los estudiantes
dentro del proceso de enseñanza y aprendizaje (Hernández, 1991).
Estudio de factibilidad
La estrategia motivadora de la integración de contenidos en la unidad curricular Lengua
Extranjera Inglés es factible, ya que se corresponde con la necesidad de implementar nue-
vas estrategias motivadoras para la comprensión de la lectura en inglés, por parte de los
estudiantes que se beneficiarán del mismo, al que cursar dicha unidad curricular en cada
período lectivo de la FaCE. En el plano institucional, se garantiza su aplicación, ya que el
estudio se sustenta en los principios del Inglés con Fines Específicos, los cuales responden
a la enseñanza de la lengua con fines primordialmente utilitarios o instrumentales, sobre
los cuales se fundamentan otros contenidos programáticos del pensum de estudio de
la mención Inglés de la Facultad de Ciencias de la Educación y del curso de Inglés
Instrumental del área de estudios de postgrado de la Universidad de Carabobo, cuyo do-
minio es imprescindible para los aspirantes a cursar estudios de cuarto nivel en la institución.
En cuanto al recurso humano, la unidad curricular Lengua Extranjera Inglés cuenta con
la cantidad suficiente de profesores preparados y necesarios para la incorporación de la
estrategia de integración de contenidos y para el diseño del material didáctico adaptado a
ella, así como para la planificación y elaboración del material, selección de instrumentos y
estrategias para la evaluación formativa y sumativa del contenido programático, y lo más
importante, proponer los objetivos y metas que satisfagan las necesidades e intereses de
esos estudiantes. Todo esto obliga a hacer una revisión de todo el contenido programático,
partiendo del indicador de logro de la unidad curricular LEI, en función a las necesidades e
intereses de los lectores, relacionadas con el área de su especialidad
De este modo, la factibilidad de su aplicación en la programación está garantizada al
contar con el apoyo de la jefatura de la cátedra y la receptividad y asesoría de los docentes
que la conforman, lo que garantiza la integración de contenidos. Asimismo, por el compro-
miso docente de lograr que el estudiante logre cumplir con el perfil del egresado, un
profesional con una formación y enfoque holístico, transdisciplinario, comprometido con un

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 60-70

66
Sergio Guanchez
alto sentido de servicio ético y moral, lector crítico, promotor social y pluricultural, democrático
y respetuoso de la diversidad. Adicionalmente, para la implementación de la integración de
contenidos, se debe tomar en consideración las estrategias cognitivas y metacognitivas que
forman parte del proceso de comprensión de la lectura y se aplican en la realización de una
tarea en cada fase de la lectura:
Prelectura: Momento en el que se activa el conocimiento del estudiante sobre el tema y
en el que se motiva al aprendiz a querer leer el texto. Su experiencia afectará la comprensión
del material; Lectura : Fase en la que se ayuda al estudiante a comprender el contenido es-
pecífico y percibir la estructura retórica del texto, momento en el que se formulan preguntas
sobre lo leído, se establece la idea central y las relaciones semánticas y referenciales entre
las ideas; Postlectura: Momento en el que el lector repasa el contenido, organiza la informa-
ción, parafrasea la idea, realiza resúmenes y reflexiona sobre el contenido del texto (Dubin
y Biana,2001).
Diagnóstico que sustenta la propuesta
Los resultados obtenidos de la aplicación de un instrumento tipo cuestionario, contentivo
de diez (10) preguntas con cuatro (4) alternativas de respuesta, el cual fue respondido por
41 estudiantes que conformaron la muestra de estudio, cursantes de Lengua Extranjera
Inglés en las secciones 72 y 73 del turno de la tarde del segundo semestre de la FaCE-
UC, y su análisis e interpretación, evidenciaron la necesidad y el interés de los estudiantes,
en interactuar con textos académicos cuyos contenidos se relacionan con otras disciplinas
correspondientes al diseño curricular de la carrera de Educación. Por ello, se pudo aseverar
que el empleo de un material didáctico que satisfaga las aspiraciones de los estudiantes,
resulta significativo y motivador para el logro de la comprensión de textos escritos en inglés.
Aspectos preliminares de la propuesta
Objetivo general: Aplicar la integración de contenidos a la programación de la unidad
curricular Lengua Extranjera Inglés, como estrategia motivadora para la comprensión de la
lectura.
Población: Está representada por todos los estudiantes inscritos formalmente y cursantes
de la unidad curricular Lengua Extranjera Inglés del segundo semestre de la FaCE-UC.
Fundamentación teórica: La propuesta se fundamentó en el análisis de necesidades y en
las teorías de aprendizaje: Significativo, cognitivo y constructivista.
Aspectos didácticos: La selección de los textos académicos adecuados a la integra-
ción de contenidos se debe basar en el enfoque instrumental del proceso de enseñanza
y aprendizaje del inglés, enmarcado dentro del estudio del Inglés con Fines Específicos
utilitarios o instrumentales, con un propósito definido con referencia a algún requisito ocu-
pacional, entretenimiento vocacional o algún estudio académico o profesional. Asimismo, es
imprescindible tomar en consideración, tanto las necesidades lingüísticas, comunicativas y
culturales de los estudiantes, como los tres esquemas de la lengua, que se activan durante
el proceso de comprensión de la lectura; a saber: El discursivo, relacionado con los aspectos
globales del texto, tales como su modo de organización y tipología del texto, y las estrategias
cognitivas y metacognitivas que se utilizan en el proceso de la lectura; ellingüístico, referente
a los aspectos propios de la gramática, como la morfología y sintaxis; y el de contenido,
concerniente a las ideas contenidas en el texto, como el tópico y las relaciones semánticas
y referenciales (Crystal,1995).
Además de lo señalado anteriormente, se involucran fundamentalmente aspectos como la

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 60-70

67
Integración de contenidos como estrategia motivadora para la compresión de la lectura en inglés en la
Facultad De Ciencias de la Educación de la Universidad de Carabobo
coherencia y la cohesión del texto; las relaciones entre los elementos y mecanismos forma-
les que se manifiestan lingüísticamente en forma lineal y global a través de las ideas de
un texto, los mecanismos lingüísticos que permiten percibir las relaciones entre las ideas, la
estructura y unidad del texto; y los elementos lingüísticos que establecen relaciones y signi-
ficado entre enunciados distintos, tales como, conectores de adición, oposición, causalidad,
explicación, entre otros.
Estrategias para laplanificación de las actividades
Morles (1985) especificó cinco estrategias que un docente puede considerar durante la
planificación de actividades de comprensión de lectura para abordar un texto:
Organización: Dotar a la información de un orden distinto al del texto para hacerla más
significativa. El lector puede organizarla en orden cronológico, jerárquico, inductivo, deducti-
vo, causa-efecto, entre otros.
Elaboración: Relacionar el contenido del texto con elementos externos, facilitando la infor-
mación y las ideas previas del lector, entre otros.
Focalización: Permitir al lector centrar la atención en la lectura, desde una finalidad deter-
minada, globalizando la idea o resumiendo la información.
Integración: Permitir al lector unir las partes en un todo coherente, integrando los elemen-
tos del texto en unidades más globales y sintéticas.
Verificación: Comprobar que la representación mental del texto por parte del lector, sea
coherente con sus conocimientos previos y la lógica del tema.
En los momentos descritos anteriormente: Antes (prelectura), durante (lectura) y después
(postlectura), el lector aplica estrategias cognitivas y metacognitivas para lograr la compren-
sión del texto escrito. El término metacognición se refiere a la conciencia que tiene una
persona acerca de sus propios procesos cognitivos que utiliza en la realización de una
tarea, cuando el estudiante deberá realizar actividades de control, es decir, verificación,
rectificación y revisión de lo realizado. La etapa de evaluación incluye, además del monitoreo
en busca de errores en la comprensión o producción de material nuevo, la autoevaluación
del propio progreso a lo largo de todo el proceso de aprendizaje. La decodificación de la
lengua extranjera y la comprensión de la lectura en inglés son abordadas en forma explícita
en la realización de las estrategias instruccionales del material didáctico, lo que permitirá al
estudiante la construcción del saber a través de diversas experiencias (Díaz, 1989).
Los objetivos del docente facilitador en este proceso no se limitarían a brindar información,
sino, guiarlo durante el proceso y estimularlo para la autogestión del aprendizaje y convertirlo
así, en un lector autónomo y eficaz, capaz de extraer el significado del texto o de sus partes
de manera inteligente. Las actividades a ser realizadas por los estudiantes en su proceso
de aprendizaje deben ser seleccionadas, diseñadas y adaptadas de manera consciente,
controlada e intencional, considerando al estudiante como centro del proceso educativo. Las
actividades incluyen estrategias cognitivas para el procesamiento de textos escritos, tomando
en cuenta las fases de la lectura, las estrategias metacognitivas y el aprendizaje cooperativo.
Consideraciones finales
Basado en el análisis documental, sustentado en las teorías referidas anteriormente y en
el análisis e interpretación de los datos arrojados por la aplicación del cuestionario, se puede
interpretar que existe la necesidad y el interés de los estudiantes en trabajar con textos con
los cuales puedan adquirir información y conocimientos útiles para un mejor desempeño
durante la carrera y, posteriormente, favorecer su competencia en el campo laboral.
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 60-70

68
Sergio Guanchez
Por lo antes expuesto, se puede concluir que la integración de contenidos en el proceso
de enseñanza y aprendizaje del inglés a nivel instrumental en la FaCE-UC, es una estrategia
didáctica innovadora, contextualizada y motivadora de nuevos saberes y aprendizajes
que promueve la interacción entre los estudiantes, y entre ellos y el docente-facilitador, para
el logro de la comprensión de la lectura en inglés.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 60-70

69
Integración de contenidos como estrategia motivadora para la compresión de la lectura en inglés en la
Facultad De Ciencias de la Educación de la Universidad de Carabobo
REFERENCIAS

Areba, A. y Mórquez, J. (2001). Programa Analítico. Asignatura: Lengua Extranjera


Inglés y Francés, FaCE-UC.
Ausubel, D (1986). Psicología Educativa. Un Punto de Vista Cognoscitivo. 2da
Edición. México: Trillas.
Crystal, D.(1995), The Cambridge Encyclopedia of the English Language. Cambridge.
Delors, J. (1996). Los Cuatro Pilares de la Educación, La Educación Encierra un
Tesoro. Informe a la UNESCO de la Comisión Internacional Sobre la Educación
para el Siglo XXI. Madrid, España: Santillana / UNESCO. pp. 91-103.
Díaz, B. (1989). Estrategias Docentes para un Aprendizaje Significativo. Editorial
McGraw-Hill. 2da edición.México S.A. de C.O.
Dubin y Byana (2001) Academic Reading and the ESL/EFL Teacher. Londres: Prentice Hall.
García, L. (2001). La Educación a Distancia: De la Teoría a la Práctica, Madrid.
Gardner, R. (1988).Motivation in Second Language Learning.Londres. Prentice Hall.
Hernández, R. (1991). Metodología de la Investigación. México: McGraw Hill
Hernández, Fernández y Baptista. (1995). Metodología de la Investigación. Mc Graw Hill. 2da
edición. México S.A. de C.O.
Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas Europeas. Consejo Europeo (2001).
(Consulta: 12 de octubre de 2014). Recuperado: www.cvc.cervantes.es/bref/mara
.Morles, A. (1985). Capacidad Lectora y Comprensibilidad del Material Escrito. Madrid.
Munby, J. (1978). Communicative Syllabus Design.Cambridge University Press.
Perrenoud, PH. (2004). Desarrollar la Práctica Reflexiva en el Oficio de Enseñar. Profesiona-
lización y Razón Pedagógica. Barcelona: Madrid: Morata.
Programa Analítico de Lengua Extranjera Inglés/Francés (2001). Universidad de Carabobo.
Facultad de Ciencias de la Educación. Valencia, Venezuela.
Richterich, R. (1985) BesoinsLangagier et Objectifsd´Apprentissage, Parissi Hachette.
Torres, J. (2000). Globalización e Interdisciplinariedad: El Curriculum Integrado. Madrid: Mo-
rata.
Uribe, C. (2011). La Interdisciplinariedad en la Universidad Contemporánea: Reflexiones y
Estudios de Caso. Pontificia Universidad Javeriana, Bogotá.
Vygotsky, L. (1978). Obras Escogidas, Tomo I, Desarrollo de las Funciones Psíquicas Su-
periores.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 60-70

70
EMPODERAMIENTO DE LA EVALUACIÓN EN EL
APRENDIZAJE AUTÓNOMO
EMPOWERMENT OF SELF-ASSESSMENT ON LEARNING

* ROSA TABERNEIRO PARDO


Correo: rotapa@hotmail.con
Facultad de Ciencias de la Educación
Universidad de Carabobo

*Docente Ordinario. Evaluación de los Aprendizajes. FACE Universidad de Carabobo, Depar-


tamento de Evaluación y Medición. Valencia, Carabobo, Venezuela.
Licenciado en Educación. Universidad de Carabobo, Especialista en Gerencia de Recursos
Humanos, Doctor en Educación: Innovaciones Educativas, (UNEFA). Docente Ordinario
Pregrado FaCE UC y docente del Ministerio de Educación.

Sección: Artículo

RESUMEN
El aprendizaje se concibe como una experiencia de por vida, para conseguir que el estu-
diante se discipline, parte por inculcarle la importancia del aprendizaje autónomo y el em-
poderamiento de la evaluación. Desde un enfoque holístico, este artículo enmarcado dentro
de las líneas de investigación del Departamento de Medición y Evaluación de la Facultad de
Ciencias de la Educación de la Universidad de Carabobo, bajo la temática Evaluación de los
procesos de enseñanza y aprendizaje en los diferentes niveles y sistemas educativos, tiene
como objetivo realzar la importancia del aprendizaje autónomo fomentando en el estudiante
ser dueño de su propio desarrollo a través del empoderamiento de la evaluación desde el
aprender a aprender para un aprendizaje para todo la vida, orientando a los estudiantes
para que incrementen y analicen sus propios valores y prejuicios, sus ideas y conductas
críticas, y afronten opiniones que son nuevas para ellos desde una evaluación auténtica. En
la actualidad ofrecer una evaluación basada únicamente en el esfuerzo y la calificación ya
no es suficiente, porque los estudiantes no han de ser objetos de enseñanza, sino sujetos
de aprendizaje.
Palabras Clave: aprender a aprender,aprendizaje autónomo,empoderamiento de la
evaluación,evaluación auténtica.
Recibido: Febrero 2015
Aprobado:Abril 2015

71
Empoderamiento de la evaluación en el aprendizaje autónomo
ABSTRACT

Learning is conceived as a lifelong experience, getting the student to discipline for that part
to instill the importance of autonomous learning and empowerment evaluation. From a holistic
approach, this article framed within the research of the Department of Measurement and
Evaluation of the Faculty of Education at the University of Carabobo, under the thematic eva-
luation of the processes of teaching and learning at different levels and educational systems,
aims to highlight the importance of autonomous learning by encouraging students to their
own development through empowerment of evaluation from learning to learn for learning
throughout life, guiding students to increase and examine their own values and biases, ideas
and critical behaviors, and cope opinions that are new to them from an authentic assessment.
At present one based solely on the qualification effort to offer is not enough, because students
do not have to be objects of teaching but learning subjects.
Keywords: Learn to learn, Self-regulated learning.Empowermentevaluation, Authenticas-
sessment.
Introducción

El informe DeSeCo (2005), (Defining and Selecting Key Competencies), plantea una pre-
gunta directa al comienzo del resumen ejecutivo: “¿qué competencias necesitamos para el
bienestar personal, social y económico?” (p.20). A pesar de constatar que hoy en día las
personas necesitan un amplio rango de competencias para enfrentar los complejos desa-
fíos – individuales y colectivos– del mundo presente y futuro, se centra en un número muy
reducido de categorías, interrelacionadas entre sí: Usar herramientas de manera interactiva,
Interactuar en grupos heterogéneos; Actuar de forma autónoma.
En una situación de aprendizaje para toda la vida, el aprender a aprender se convierte
en una destreza necesaria en sí misma. El estudiante debe ser capaz de definir sus obje-
tivos de aprendizaje en consonancia con sus valores y su situación, de desarrollar un plan
para alcanzarlos, de aplicar el esfuerzo y voluntad necesarios y de evaluar los resultados
de su aprendizaje. Ser capaces de aprender autónomamente es una garantía de desarrollo
personal, mayor espacio de libertad interior y exterior y mejor adaptación a un ambiente en
continuo cambio.
Desde una perspectiva holística, el estudiante debe tomar conciencia de cómo es su
aprendizaje, se refiere al proceso que ocurre en el individuo para el reconocimiento, acep-
tación y apropiación del conocimiento. Es indiscutible que la pedagogía tradicional ofreció un
aporte valioso a la educación, pero las transformaciones de la sociedad y su continuo cambio
esperan tanto de los estudiantes como de los profesores innovación en sus metodologías
para adaptarse a nuevas formas de aprendizaje como el aprendizaje autónomo. Sobre la
importancia del aprendizaje autónomo, aprender a aprender o aprendizaje a lo largo de la
vida, son de destacar en este momento, desde una perspectiva global, las aportaciones rea-
lizadas por parte de Rué (2009) sobre la consideración de los procesos de auto regulación
destacamos el trabajo de Nicol y MacFarlane (2006) y Nicol (2010), y desde el campo de la
evaluación, son remarcables las aportaciones Boud y Falchikov (2007).
En este sentido, la evaluación implica valorar cómo el trabajo de los estudiantes responde
satisfactoriamente a las exigencias académicas. Los docentes han sido tradicionalmente
los encargados de llevar a cabo esta responsabilidad. No obstante, los propios estudiantes
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 71-82

72
Rosa Taberneiro
necesitan desarrollar la capacidad de valorar tanto su propio trabajo como el de los demás,
para de esa forma poder convertirse en buenos aprendices profesionales y a lo largo de toda
la vida, para ello necesita empoderar la evaluación para reconocer cuáles son sus alcances
y satisfacción por la calidad de su propio aprendizaje, convirtiendo a estudiantes y profesores
en socios responsables en el aprendizaje y la evaluación.
El empoderamiento es poder y Montero (2003) sugiere que “el poder es un logro de la
reflexión, conciencia y acción de las personas interesadas” (p. 62), en este contexto empo-
derar la evaluación es ubicarse en un estudiante crítico y reflexivo ante su aprendizaje, de tal
manera que problematice, cuestione, desafíe y proponga cambios con responsabilidad hacia
sí mismo y hacia sus compañeros para transformar y transformarse.
Ante estas consideraciones este artículo enmarcado dentro de las líneas de investigación
del Departamento de Evaluación y Estadística, bajo la temática evaluación de los procesos
de enseñanza y aprendizaje en los diferentes niveles y sistemas educativos, tiene como obje-
tivo presentar la importancia del empoderamiento de la evaluación por parte de los estudian-
tes desde un aprendizaje autónomo, asumiendo el control de su aprendizaje mediante una
evaluación crítica y reflexiva de su desempeño donde el profesor, desde su rol de facilitador,
oriente y retroalimente las fortalezas y debilidades de sus estudiantes mediante herramientas,
criterios e indicadores que faciliten la construcción del conocimiento, estimulando el creci-
miento personal y académico desde una evaluación auténtica.
La Evaluación en el Contexto Universitario
La noción de sociedad del conocimiento emergió hacia finales de los años 90 en medios
académicos como alternativa a sociedad de la información. La UNESCO, en particular, ha
adoptado el término sociedad del conocimiento o su variante, sociedades del saber, dentro
de sus políticas institucionales para desarrollar una reflexión en torno al tema que incorpore
una concepción más integral, no ligada a la dimensión económica y a la revolución tecnológi-
ca, así lo expresa Sanabria (2007), para quien la sociedad del conocimiento es una sociedad
con capacidad para generar, propiciar y utilizar el conocimiento para atender a las necesida-
des de su desarrollo y así propiciar su propio futuro, convirtiendo la creación y la transferencia
del conocimiento en herramienta de la sociedad para su propio beneficio.
Una de las características de la sociedad del conocimiento es el fortalecimiento de los pro-
cesos de aprendizaje como medio para asegurar la apropiación social del conocimiento y su
transformación en resultados útiles, donde la educación juega un papel importante y desde la
universidad, en concordancia con Fandiño (2011), la educación universitaria deberá superar
el afán desmedido por una formación profesional actual que sólo sabe separar o romper la
complejidad del mundo en fragmentos simplificantes y desunidos (p.6). En lugar de separar
las disciplinas y desunir los problemas, las universidades deben enseñar a los estudiantes
diferentes posibilidades de comprensión y de reflexión para integrar las concordancias de las
disciplinas y la complementariedad de los problemas e incorporar oportunidades para ejercer
y desarrollar un juicio pertinente y una visión a largo plazo.
Ante estos desafíos la mayoría de las universidades han revisado y adaptado los currícu-
los hacia un enfoque por competencias para acoplarlos a las nuevas demandas y, tal como
sugiere Mateo y Martínez (2008) deben organizarse no únicamente desde la lógica de la
construcción del conocimiento, sino también simultáneamente desde la lógica de su aplica-
ción a realidades de complejidad creciente (p. 10), en este aspecto es necesario tomar en
cuenta las palabras de Gulikers et al (2004) “aprendizaje y evaluación son dos caras de la
misma moneda e influyen fuertemente el uno en el otro” (p. 68), rescatando así la función
pedagógica y la función social dentro de la evaluación.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 71-82

73
Empoderamiento de la evaluación en el aprendizaje autónomo
Función pedagógica de la evaluación tiene que ver directamente con la comprensión, regu-
lación y mejora de la situación de enseñanza y aprendizaje. En este sentido se evalúa para
obtener información que permita en un momento determinado saber qué pasó con el apren-
dizaje de los estudiantes y con las respectivas estrategias de enseñanza asociadas a éste,
para que en ambos casos puedan hacerse las mejoras y ajustes necesarios, dándole paso
a una genuina evaluación continua; esta función es muchas veces solapada por la función
social de la evaluación, que tiene que ver con cuestiones tales como la selección, promoción,
acreditación, certificación; ambas funciones son importantes pero la función pedagógica es
la que asegura la construcción del conocimiento y el aprendizaje para toda la vida, si esta
función es realizada con conciencia y coherencia la función social se da en correspondencia.
La gran cantidad de estudiantes y el tiempo limitado con que se cuenta para desarrollar los
contenidos conspiran contra una utilización más provechosa de las instancias de evaluación.
Asimismo, existe entre los profesores una creencia generalizada –aunque no explícita– de
que a nivel superior puede soslayarse el carácter formativo de la evaluación sin que por ello
se vea perjudicada la calidad educativa: se da por sentado que los estudiantes poseen ya
cierta autonomía para regular sus aprendizajes y que la misión del profesor es, ante todo, la
de proveer información disciplinar, por lo general de manera expositiva, para luego certificar
que los estudiantes han alcanzado los objetivos de conocimiento mediante el empleo de
herramientas de evaluación que requieren respuestas más o menos rutinarias y mecánicas.
En el contexto universitario depende del profesor si evalúa para calificar o para ofrecer
información y tomar decisiones, el uso más generalizado es evaluar para calificar eligiendo
los mejores instrumentos que evidencien de forma rápida y sencilla el aprendizaje de los es-
tudiantes, al respecto, con esta práctica no se evidencia si el estudiante comprende y analiza
los contenidos sino la promoción de la materia o asignatura; lo importante de la evaluación,
como señala Coronel (2007), es que “ la evaluación no es un sistema para detectar lo que
el estudiante no sabe, sino para ayudarle a asentar lo que sabe y a incentivarle para que
aprenda lo que desconoce” (p. 22).
Incentivar al estudiante para que aprenda, es el desafío del profesor que sabe cómo atraer
y retar a los estudiantes provocando en ellos respuestas apasionadas y, sobre todo, creen
firmemente dos cosas: que la enseñanza importa y que los estudiantes pueden aprender,
generando en ellos compromiso e implantando estrategias que le permitan al profesor obte-
ner información sobre cómo se desarrolla el aprendizaje en sus estudiantes a través de una
evaluación formativa y continua.
Es cierto que en las universidades existen estudiantes que se conforman con un aprendi-
zaje superficial dirigido a obtener su calificación con un mínimo esfuerzo, quizás impulsados
por profesores apegados a viejas técnicas de evaluación que no proporcionan alternativas
de participación sino de memorizar lo más importante o relevante, centrando la atención en
los hechos, datos o principios aislados tal como apunta Bain (2006,) sobre esos estudiantes:
En el aula, se convierten a menudo en aprendices superficiales, nunca se ponen en dispo-
sición de invertir lo suficiente en ellos mismos para comprobar en profundidad un asunto,
ya que temen al fallo, y por tanto se conforman con ir arreglándoselas, con sobrevivir. A
menudo recurren a la memorización y sólo intentan reproducir los que han oído. (p.52).
Por ello es importante que los profesores universitarios no pierdan de vista el enfoque
multidimensional de la evaluación como lo considera Barberá (2006), enfatizando en cuatro
dimensiones que considera básicas, para una práctica evaluativa completa: evaluación del
aprendizaje, evaluación para el aprendizaje, evaluación como aprendizaje y evaluación desde
el aprendizaje (p.6), cuyas características se describen en la siguiente tabla (1).
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 71-82

74
Rosa Taberneiro

Tabla 1. Dimensiones de la Evaluación. Fuente: Barberá, (2006)

Este enfoque multidimensional es lo que da coherencia al hecho evaluativo, facilitando el


cambio educativo en los contextos formales de enseñanza y aprendizaje, trasladando tanto a
los estudiantes como a los profesores hacia la evaluación auténtica.
La Evaluación Auténtica
El elevado número de estudiantes por curso o semestre –que dificulta el seguimiento indi-
vidual– así como los escasos márgenes de tiempo con que se cuenta para el desarrollo de
los contenidos previstos llevan a que, por lo general, según Seminara y Del Puerto (2014),
en el ámbito universitario no se evalúen los procesos de aprendizaje sino que se obtenga
la calificación de los estudiantes exclusivamente mediante evaluaciones parciales y finales
(p.114), desaprovechando la rica información que provee una evaluación periódica, así como
el trabajo que podrían realizar los alumnos sobre sus propios errores.
Centrar el trabajo pedagógico en el aprendizaje más que en la enseñanza, exige desarro-
llar estrategias pedagógicas diferenciadas, adaptadas a los distintos ritmos, estilos de apren-
dizaje y capitales culturales de un grupo estudiantil heterogéneo. También implica reorientar
el trabajo pedagógico desde su forma actual, predominantemente discursiva y basada en
destrezas, a una modalidad centrada en actividades de exploración, de búsqueda de informa-
ción, de construcción y comunicación de nuevos conocimientos por parte de los estudiantes,
tanto individual como colaborativo.
La evaluación auténtica responde a este cambio de paradigma dado que se centra en
un estudiante real, considera sus diferencias, lo ubica en su propio contexto y lo enfrenta a
situaciones de aprendizaje significativas y complejas, tanto a nivel individual como grupal.
Evaluación alternativa y auténtica se sustenta teóricamente en los principios constructivistas
del aprendizaje y la enseñanza. Al respecto, Molina y Vallejo (2014) manifiesta que la eva-
luación auténtica sería la reacción ante una tradición pedagógica muy extendida en la que el
estudiante se limita a escuchar, repetir, copiar y memorizar (p. 15), una tradición en la que la
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 71-82

75
Empoderamiento de la evaluación en el aprendizaje autónomo
evaluación es, ante todo, sumativa, y responde a criterios de uniformización que persiguen
clasificar a los estudiantes en función de los resultados obtenidos y mediante exámenes
basados en la repetición de contenidos trasmitidos durante las clases.
Siguiendo a Molina y Vallejo (ob. cit,) a la evaluación autentica se le vincula con varios
enfoques: la evaluación alternativa, performance assessment, la evaluación basada en pro-
blemas y la evaluación formativa (p. 14), aunque algunas de ellas presentan características
diferenciales a la evaluación auténtica. Para Bañales (2011), la evaluación auténtica es “una
forma de evaluación en la que se pide a los estudiantes que realicen tareas del mundo real
para que demuestren la aplicación significativa de los conocimientos y habilidades esencia-
les” (p. 2). El carácter auténtico de la evaluación queda definido por su vínculo con el mundo
real, con la vida cotidiana. Otra cuestión esencial que explica lo auténtico en la situación de
evaluación es la naturaleza de las demandas cognoscitivas, las cuáles deben corresponder
a necesidades reales para el desenvolvimiento de los estudiantes como ciudadanos o como
futuros profesionales.
En este sentido, Ahumada (2005) considera la evaluación auténtica como un aspecto
inseparable de la enseñanza y del aprendizaje constituyéndose en una acción destinada a
regular los aprendizajes; es decir, que los estudiantes eleven sus niveles de comprensión
asegurando su permanencia y posterior aplicación (p. 14), bajo condiciones y supuestos
representados en la Figura 1.
Figura 1. Condiciones y supuestos de la evaluación auténtica.

Fuente: Ahumada, (2005)

Asumir el proceso evaluativo en función de que el estudiante asuma responsabilidad sobre


sus aprendizajes conlleva a replantear la función de la evaluación ya que la misma como
señalan Molina y Vallejo (0b. cit) supone garantizar la adquisición de una serie de competen-
cias personales y profesionales que permitan al estudiante desempeñar adecuadamente sus
funciones profesionales y su perfil de ciudadano (p.15) y para lograrlo es necesario promover
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 71-82

76
Rosa Taberneiro
entre los estudiantes el aprendizaje autónomo y a través del mismo lograr el empoderamiento
de la evaluación por los mismos. El objetivo formativo de la evaluación supone la adquisición
de conocimiento, el desarrollo de habilidades y la capacidad de aplicar estos recursos de
forma adecuada a cada una de las situaciones que se presenten.
En el contexto actual en que una gran cantidad de instituciones ha modificado sus planes
curriculares a un sistema “centrado en competencias”, Ahumada ob.cit) señala que, el profe-
sorado que es el mismo y que no siempre ha sido capacitado para realizar una evaluación del
desempeño, propia de un modelo centrado en competencias, sigue evaluando en función de
un enfoque “centrado en objetivos” (p.20). Si realmente se desea enseñar a los estudiantes
a pensar, decidir y actuar en el mundo real, la tarea de evaluación que se proponga debe
requerir, en algún momento, una demostración activa de su capacidad de poner en acción el
conocimiento, en lugar de hablar o escribir sobre él.
Aprendizaje Autónomo
En esta sociedad en la que prima el valor de la capacidad intelectual, conocimiento, desa-
rrollo científico y tecnológico y de la capacidad de innovación como factores básicos de com-
petitividad y de supervivencia, como elementos claves para el desarrollo económico, social
y el mejoramiento de las condiciones de vida, bienestar individual y colectivos la educación
de las personas se convierte en un asunto estratégico, siendo fundamental el desarrollo de
ciertas competencias como la capacidad de pensar, la independencia intelectual y el apren-
dizaje autónomo.
Cada persona aprende conceptos y desarrolla destrezas de manera distinta y a ritmo di-
ferente que otros de sus pares, la posibilidad de desarrollar estrategias, habilidades, técnicas
requiere de la disposición permanente para aprender; los incesantes cambios de la sociedad
y los cambios personales así lo exigen; son efectivas en la medida en que se contrasta con
la realidad y se identifican las variables personales. Rué, (2009), señala que:
Si el objetivo es que los estudiantes desarrollen formas de ser correspondientes a un nivel
superior de comportamiento, pero la práctica docente se organiza mediante estrategias,
actuaciones y recursos de trabajo y de modalidades de evaluación cuyo potencial tan sólo
pretende instruir, o incluso sólo adiestrar intelectualmente, el resultado es la desmoraliza-
ción de quien se lo propone y una limitación de sus oportunidades para aquellos a quienes
se dirige aquella propuesta. (p.34)
El aprendizaje autónomo es parte del aprender a aprender y para De la Fuente (2010)
“ha tomado múltiples formas aludiendo a la misma capacidad: autonomía en el aprendizaje,
saber tomar decisiones en situaciones múltiples para aprender, reflexionar sobre el propio
aprendizaje, ser estratégico y experto aprendiendo, o aprendizaje a lo largo de la vida” (p.12).
El aprendizaje autónomo es un método eficaz para adquirir y desarrollar ciertas habilidades
personales, tales como la planificación de tareas y la verificación independiente de estas, la
distribución de información para profundizar e identificar de los tema clave, la organización
del tiempo y el aumento de la motivación para aprender a aprender.Para Bernardo (2011),
…la naturaleza de cada persona influye de forma muy particular en el proceso de aprender.
El aprendizaje no puede reducirse a una característica, pues en él intervienen factores ex-
ternos e internos, llamados factores afectivos-sociales y locus de control - responsabilidad
del éxito o del fracaso de sus propias acciones. (p. 29)
En general, sobre ellos recae la responsabilidad que el aprendiz tiene frente a sus proce-
sos y la forma como los sujetos son capaces de enfrentar lo que el contexto impone, exige
y brinda. El aprendizaje es un proceso multifactorial y existen un conjunto de variables que
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 71-82

77
Empoderamiento de la evaluación en el aprendizaje autónomo
lo facilitan o que lo dificultan. Los profesores universitarios suelen centrarse en los factores
cognitivos, los contenidos curriculares y en el rendimiento académico y pocas veces se con-
sideran los factores socio-afectivos, fisiológicos, contextuales y ambientales que influyen en
el aprendizaje.
En el aprendizaje autónomo el proceso de enseñanza según Martí (2000), tiene como
objetivo “desarrollar conductas de tipo metacognitivo, es decir, potenciar niveles altos de
comprensión y de control del aprendizaje por parte de los alumnos” (p.20).En este tipo de
aprendizaje se espera que el alumno sea independiente y que autogestione su práctica, es
decir, que sea capaz de autorregular sus acciones para aprender y alcanzar determinadas
metas en condiciones específicas. De acuerdo con Arriola (2001), para apoyar el desarrollo
de los procesos de autorregulación es necesario que los estudiantes aprendan a planificar,
monitorear y valorar de manera consciente las actitudes y limitaciones con respecto a las
demandas cognoscitivas de una tarea específica (p.45).
En este sentido es muy importante que el profesor compruebe si los estudiantes tienen
claridad en las metas, en la estructura de la tarea, en el tiempo, recursos y lugar, para que
los estudiantes puedan planear adecuadamente las acciones a emprender y elegir las es-
trategias más pertinentes, para así lograr la meta deseada. Un estudiante autorregulado se
caracteriza por utilizar estrategias de alto nivel para dirigir y controlar su concentración en el
cumplimiento de sus obligaciones académicas, para ello es necesario que el profesor utilice
una enseñanza estratégica, implicando a que el profesor planee de manera estratégica y que
la meta se enfoque en aprender a aprender. Este enfoque se aproxima al descubrimiento
y a la construcción del conocimiento de manera comprensiva y significativa, guiando a los
estudiantes en la ejecución y reflexión consciente de sus propios procesos de aprendizaje y
en las estrategias que usa, en cómo, cuándo y por qué las usan, y qué resultados obtienen.
La enseñanza estratégica implica para el profesor identificar acciones y procedimientos que
favorezcan la apropiación y la integración del conocimiento de manera comprensiva y dura-
dera, generando las condiciones para que el estudiante aprenda a aprender, es decir, debe
planear, generar un ambiente propicio conducir y adecuar las actividades al grupo y evaluar
el logro de las metas. La universidad tiene la responsabilidad de poner las condiciones para
que quienes transiten por sus aulas aprendan a pensar de manera estratégica, abierta y
flexible; de ayudar a los estudiantes a que sean capaces de aprender de forma efectiva, de
enfrentar hábilmente el “cómo” exigido por el mundo de hoy, conformado por la tecnología y
saturado de información, sin olvidar el ejercicio inteligente del “por qué”.
EMPODERAMIENTO DE LA EVALUACIÓN
El empowerment, es un término anglosajón que se traduce como potenciación o “empo-
deramiento”, el mismo se basa en delegar poder y autoridad a los subordinados y transmitir
el sentimiento de que son dueños de su propio trabajo, es además una herramienta utilizada
tanto en la calidad total como en reingeniería procurando elementos para fortalecer los proce-
sos que llevan a las empresas a su adecuado desarrollo. El empoderamiento permite que los
empleados se sientan cómodos y tengan sentido de orientación, posesión y responsabilidad
para poder adquirir las destrezas requeridas para el puesto. El empoderamiento, según Ávila
(2003), es la asignación de autoridad y responsabilidad sobre las actividades definiendo es-
tándares de excelencia, permitiendo la retroalimentación oportuna sobre el desempeño de los
miembros del proceso, reconocer oportunamente los logros y crear confianza en el equipo.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 71-82

78
Rosa Taberneiro
Lo anterior se puede traducir para el ámbito educativo que se debe tomar en cuenta a las
personas que poseen cargos de menor jerarquía representado en el docente y el estudiante
porque empoderar significa delegar y confiar, En el ámbito educativo y en particular en la
evaluación de los aprendizajes, los profesores deben delegar y confiar que sus estudiantes
son responsables de su evaluación ya que la evaluación de los aprendizajes es un proceso
mediante el cual se observa, recoge y analiza información relevante del proceso de aprendi-
zaje de los estudiantes, con la finalidad de reflexionar, emitir juicios de valor y tomar decisio-
nes pertinentes y oportunas para optimizarlo.
Optimizar el proceso de aprendizaje de los estudiantes conlleva a flexibilizar la evalua-
ción dándoles a los estudiantes poder y autoridad para responsabilizarse y de conferirles el
sentimiento de que son dueños de su propio trabajo, asignándoles tareas, trabajos mediante
estrategias que le faciliten el logro de las metas u objetivos propuestos proporcionando la
información y los conocimientos necesarios reconociendo los logros alcanzados. En la eva-
luación tradicional y extendida de evaluación sumativa, al poner atención en el resultado,
obliga a utilizar procedimientos o pruebas sobre trabajo terminado, este procedimiento no es
lo suficientemente flexible como para explicar las diferencias culturales que participan de la
construcción del conocimiento y del aprendizaje. Además, son empleados, fundamentalmen-
te, para establecer un orden entre los estudiantes, más bien que para determinar el nivel de
comprensión de los mismos.
Flexibilizar la evaluación es empoderar hacia una evaluación auténtica enfatizando su nexo
con la realidad, es decir, integrando y coordinando conocimientos, habilidades y actitudes en
la solución de problemas en contextos reales y significativos. Gulikers et. alt(2005) argumen-
tan que lo que hace auténtica la evaluación es justamente la evaluación basada en tareas
reales (p. 510), lo cual resulta un condicionante para lograr el desarrollo de competencias,
enseñar y aprender el planteamiento y la resolución de problemas cotidianos implicando
una serie de saberes que un estudiante o un conjunto de estudiantes ponen en acción para
dar respuestas pensadas, sentidas, efectivas y actualizadas a las demandas de un entorno
complejo y cambiante, enmarcándonos en un nuevo discurso evaluativo que según Ahumada
(2005) apunta hacia la auto y coevaluación, privilegiando indiscutiblemente los aprendizajes
logrados por los estudiantes y los procesos de aprender a aprender (p.26).
Este nuevo discurso evaluativo requiere que el profesor vaya dejando las prácticas que
apoyan la heteroevaluación y las sustituya por otras que permitan que sea el estudiante el
que evalúe sus propios aprendizajes, o sean sus pares los que entreguen información sobre
sus logros esto hace que el estudiante empodere la evaluación con responsabilidad.
Hoy en día, investigadores como Ahumada (ob.cit.) suelen dar mayor relevancia a la
evaluación de los procesos de aprendizaje que a los resultados mismos, ya que consideran
clave el desarrollo de ciertas capacidades y habilidades de pensamiento, la comprensión
profunda y global de los contenidos curriculares y, sobre todo, su relación con la vida real.
Esta concepción exige el desarrollo de una evaluación individualizada y multidimensional
que se contrapone a la concepción didáctica vigente, centrada en una enseñanza grupal y
estandarizada.
CONCLUSIONES

La sociedad ha evolucionado de forma distinta a través del tiempo, de manera lenta duran-
te la edad media y un cambio más rápido durante la revolución industrial, pero el cambio más
diverso y dinámico se gesta durante la sociedad de la información con los avances de las tec-

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 71-82

79
Empoderamiento de la evaluación en el aprendizaje autónomo
nologías de la comunicación e información y sigue hoy día con la sociedad del conocimiento.
Los cambios actuales exigen dinamismo e innovación en las instituciones de educación
superior porque el aprendizaje no se concibe como acumulación de contenidos, sino desde
la óptica de aprender a aprender y esto sólo se consigue desde un aprendizaje autónomo.
Este aprendizaje autónomo requiere compromiso y responsabilidad por parte de los estu-
diantes y nuevas estrategias de los profesores para que el aula sea dinámica e innovadora,
donde el estudiante, al responder por su aprendizaje, se empodera de la evaluación al auto-
evaluarse y reconocer las sugerencias de sus compañeros para mejorar su aprendizaje. El
empoderamiento de la evaluación es un reto tanto para estudiantes como para los profesores
pero determina una evaluación auténtica que asegura un aprendizaje profundo basado en
situaciones reales donde la evaluación es formativa, continua, compartida y, en menor grado,
intensidad, idoneidad y relevancia la evaluación terminal y sumativa.
Conclusión, el empoderamiento de la evaluación desde un aprendizaje autónomo es hacer
más conscientes a los estudiantes de cuál es su nivel de habilidades, actitud, creatividad
y conocimientos, de cómo resuelven las tareas y de cuales puntos fuertes deben potenciar
y qué puntos débiles deben corregir para enfrentarse a situaciones de aprendizaje futuras.
Para el profesor el aprendizaje autónomo implica mayor dedicación la cual, en ocasiones,
puede ser superior a las posibilidades reales del mismo, por lo que es recomendable ajustar
bien los momentos, escoger los instrumentos apropiados y establecer rúbricas sencillas y
válidas para llevar a cabo cada una de las evaluaciones.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 71-82

80
Rosa Taberneiro
REFERENCIAS

Ahumada, P. (2005). La evaluación auténtica: un sistema para la obtención de evidencias y vi-


vencias de los aprendizajes. Perspectiva Educacional, Formación de Profesores. Núm.
45. Viña del Mar, Chile: Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.
Arriola, A. (2001). Relación entre estrategias de aprendizaje y autorregulación. Tesis de grado.
México: Universidad Iberoamericana, Ciudad de México.
Ávila, R. (2003). Empoderamiento.Recuperado:http// www.monografías.com.
Bain, K. (2006): Lo que hacen los mejores profesores universitarios. España: Publicaciones de
la Universidad de Valencia. Universidad de Valencia.
Bañales, G. (2011). Introducción a la evaluación auténtica. Revista Mexicana de Investigación
Educativa, Volumen XVI Nº 51.México:Consejo Mexicano de Investigación Educativa.
Barberà, E. (2006). Aportaciones de la Tecnología a la e-Evaluación. Revista de Educación
a Distancia (RED). Núm. Monográfico VI. España: Publicaciones Universidad Abierta
de Cataluña.
Bernardo, M. (2011). (Coord.). Aprendizaje autónomo: orientaciones para la docencia. Méxi-
co: Dirección de Publicaciones de la Universidad Iberoamericana.
Boud,D. y Falchikov, N. (2007). RethinkingAssessment in Higher Education.Learning for the
longer term.(eds.) Londres: Routledge.
Coronel, M (2007). Reflexiones sobre la evaluación de materias de humanidades. La evalua-
ción de los estudiantes en la Educación Superior. España:Editorial Servei de Formació-
Permanent. Universidad de Valencia.
De la Fuente, J. (2010): Estrategias metodológicas y de evaluación para promover la compe-
tencia para aprender a aprender. Aula de Innovación Educativa no. 192
DeSeCo (2005): La definición y selección de competencias clave. Resumen ejecutivo. Re-
cuperado en: http://www.deseco.admin.ch/bfs/deseco/en/index/03/02.parsys.78532.
downloadList.94248.
Fandiño, Y. (2011). La educación universitaria en el siglo XXI: de la sociedad de la información
a la sociedad del conocimiento. Revista Iberoamericana de Educación, Nº 55, Vol.3.
Bogotá, Colombia. Facultad de Ciencias de la Educación, Universidad de La Salle.
Gulikers, J., Bastiaens, T. y Kirschner, P. (2004).Perceptions of authentic assessment. Five di-
mensions of authenticity. EducationalTechnologyResearch&Development, Nº52, Vol.3.
Martí, E. (2000). Metacognición y estrategias de aprendizaje. El aprendizaje estratégico. Aula
siglo XXI.Madrid. España: Santillana.
Mateo, J y Martínez F. (2008). Evaluación Alternativa de los Aprendizajes. Barcelona. España:
Octaedro.
Molina, J. y Vallejo, M. (2014). La evaluación auténtica de los procesos educativos. Revista
Iberoamericana de Educación. Año 2014, N. º 64 (Monográfico). Editores Organización
de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura, OEI.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 71-82

81
Empoderamiento de la evaluación en el aprendizaje autónomo
Montero, M. (2003). Teoría y práctica de la psicología social comunitaria. La tensión entre
sociedad y comunidad. Buenos Aires. Argentina:Paidós.
Nicol, D. y Macfarlane, D. (2006). Formative assessment and self–regulated learning: a model
and seven principles of good feedback practice. Studies in HigherEducation, Vol.31 Nº
2.
Rué, J. (2009). El aprendizaje autónomo en la universidad. Madrid. España: Narcea.
Seminara, S. y Del Puerto, S. (2014).¿Es posible una evaluación más rica a nivel universitario?
Revista Iberoamericana de Educación. Año 2014, N. º 64 (Monográfico). Editores Or-
ganización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura,
OEI.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 71-82

82
PSICOLOGÍA DE LA GESTALT RELACIONADA AL APRENDIZAJE, COMPRESIÓN Y
UTILIZACIÓN DE LAS NORMAS Y TÉCNICAS DEL DIBUJO DE INGENIERÍA
DE LA UNIVERSIDAD DE CARABOBO
GESTALT PSYCHOLOGYRELATEDTO LEARNING, COMPRESSIONAND
USE OFTECHNICALSTANDARDS ANDENGINEERINGDRAWING
UNIVERSITY OF CARABOBO
*Ing. Neyda Severian
Correo:neydaseve@gmail.com
**Ing. Lin Hurtado
Correo: lin.hurtado@gmail.com
Facultad de Ingeniería
Universidad de Carabobo

* Docente Ordinario. Dibujo I y Dibujo II. Facultad de Ingeniería Universidad de Carabobo,


Departamento de Dibujo. Valencia, Carabobo, Venezuela.
Ingeniero Mecánico. Universidad de Carabobo, Especialista en Tecnología de la Computación
para la Educación FACE Universidad de Carabobo (UC), Coordinadora General de Proyectos
de DIMAI UC. Miembro principal del Consejo Técnico de Diseño curricular de Ingeniería UC.
**Docente Ordinario. Dibujo I y Dibujo II. Facultad de Ingeniería Universidad de Carabobo,
Departamento de Dibujo. Valencia, Carabobo, Venezuela.
Ingeniero Mecánico. Universidad de Carabobo, Especialista en Tecnología de la Computación
para la Educación FACE Universidad de Carabobo (UC), Directora de los Estudios Básicos
de la Facultad de Ingeniería UC, representante curricular de la Facultad de Ingeniería UC.

Sección: artículo
Resumen

El presente artículo tiene como propósito establecer la importancia del sentido visual en el
aprendizaje del dibujo de ingeniería. Partiendo del supuesto que lo que se aprende es pro-
ducto de las leyes de organización perceptual, con base en los aportes de la Teoría Gestalt
o de la forma. La metodología aplicada se fundamentó en un estudio de naturaleza teórico
documental, mediante la revisión de fuentes bibliográficas de las principales leyes de la per-
cepción, tomando como fundamento transversal la Ley de Contornos de la Gestalt, a fin de
establecer la relación entre esta ley y el aprendizaje del dibujo, concluyendo que las traduc-
ciones y reconstrucciones cerebrales son fundamentales en la interpretación del que ejercita
el conocimiento, para transformar los procesos de razonamiento y trascender en este de
manera tal que empleando afinidades, simbolismos e interconexiones podamos acercarnos
al actual paradigma de aprender a aprender las cuales son base del dibujo.
Palabras Clave: Aprenizaje,Percepción, Gestalt, Dibujo.
Recibido: Febrero 2015
Aprobado:Abril 2015

83
Psicología de la gestalt relacionada al aprendizaje, comprensión y utilización de las normas y técnicas del
dibujo de ingeniería de la Universidad de Carabobo
ABSTRACT

This paper wants to establish the importance of the visual sense in learning engineering
drawing. Under the assumption that what is learned is a product of the laws of perceptual
organization, based on the contributions of Gestalt theory or form.The methodology is based
on a theoretical study mainly based on the Law of Contours Gestalt, seeking to establish
the relationship between this law and learning drawing, concluding that brain translations
and reconstructions are essential in the interpretation of exercising knowledge, to transform
the processes of reasoning and transcend this so that employing affinities, symbolisms and
interconnections can approach the current paradigm of learning to learn which are the basis
of the drawing.
Keywords: Learning, Perception, Gestalt, Drawing.

Introducción
La acepción de psicología estriba en el estudio del comportamiento humano y los pro-
cesos mentales del individuo, ésta indaga en conceptos como la percepción en un primer
orden y además en los restantes procesos básicos del pensamiento. Una de las psicologías
que describe cómo el individuo percibe los componentes visuales es la denominada “Teoría
Gestalt” enmarcada en la percepción visual, cuyo surgimiento data de principios del Siglo XX
en Alemania. Siendo su principal reto explicar el proceso mediante el cual el ser humano es
capaz de reconstruir y representar adecuadamente el mundo visual.
Desde esta perspectiva, la acción de discriminar, estructurar e interpretar es fundamental
para dar significado a la información que recibe el ser humano, por lo que el sentido visual
genera los conflictos más rigurosos, debido a que se fundamenta en la percepción de las
formas del espacio y se extiende a la representación sobre el plano mediante procesos
mentales cognitivos. Es por ello que las consideraciones de la Gestalt en el aprendizaje, sus
postulados y principios se hacen relevantes en el área del dibujo y la ingeniería, debido a la
constante necesidad de representar objetos en el plano y brindar a través de éste información
para su construcción, mediante la aplicación de métodos y normas.
La representación gráfica fluctúa en el continuo dilema del conocimiento racional de los
objetos y la captación visual de los mismos; entre representar las cosas “como son” o como
“se ven”, entre la presentación de estímulos y sensaciones, y los resultados obtenidos por la
percepción. Esto conlleva a que las formas físicas de los objetos disputan con las formas
proyectadas como un todo en la representación de los mismos; por ejemplo, los objetos de
área transversal circular, como ruedas y anillos, rara vez se ven como círculos, por lo gene-
ral se ven en forma elíptica pero se perciben como círculos. Ésta concepción de la forma,
engloba al dibujo en la importancia de cómo percibimos las mismas, aparte del conocimiento
técnico que la representación requiere, para recrear de forma automática y sensitiva la in-
formación que un ingeniero plasma en sus proyectos y entender éstos datos observables.
Para entender los datos observables la teoría psicología de la Gestalt orientó los esque-
mas del pensamiento con la organización y reestructuración de la percepción en la com-
prensión de significados, prevaleciendo las reglas en el aprendizaje, en comparación con la
memorización, ejemplo: antes de “b” va m. Al respecto los teóricos de la Gestalt consideran
que dichas teorías son aplicables al aprendizaje con implicaciones prácticas, orientando sus
estudios a cómo el sujeto elabora soluciones posibles a un problema, como un proceso de

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 83-93

84
Neyda Severían • Lin Hurtado
organización de los elementos a partir de una organización estructural, desarrollado en el
plano de la percepción; estableciendo la necesidad de plantear las situaciones con una visión
global a través de sus teorías.
En este orden de ideas, es la representación visual el principal apoyo en la asimilación
de los procedimientos y técnicas del dibujo requerido en la carrera de ingeniería. El aspecto
visual fundamentado en las representaciones gráficas, constituyen el sustento principal del
proceso de aprendizaje cognitivo de la instrucción técnica y metodológica que implican las
normas de dibujo, fundamentándose dicha teoría en un conjunto de leyes que estructuran el
proceso cognitivo que se realiza cuando se decodifica el mensaje.
Considerando los fundamentos de la teoría Gestalt en el aprendizaje, el objetivo del pre-
sente artículo es manifestar la aplicación de ésta relacionada al aprendizaje, compresión y
utilización de las normas y técnicas de dibujo de ingeniería, como operaciones que se reali-
zan procesando la información por medio del cerebro. Para lograr dicho objetivo realizó una
revisión bibliográfica de la psicología de la Gestalt, sus postulados, teorías a fin de establecer
la relación de la misma y el aprendizaje del dibujo en ingeniería.
Teoría de la Gestalt postulados y principios
Los filósofos y psicólogos han tenido diferentes conceptos de la percepción con, valga la
redundancia, perspectivas o posturas divididas; la nativista, definida como una reacción intui-
tiva e innata y el empirismo, concebida como fruto del aprendizaje y acumulación de expe-
riencias. Existe también la postura mantenida por los filósofos de la Gestalt, fundamentada en
la denominada organización sensorial, la cual pretende establecer un puente entre la repre-
sentación del conocimiento y lo que se observa. Lo cual se produce de forma espontánea y
es una característica del sistema nervioso central. Los principales teóricos gestalistasKóhler,
K. Kofika, Lewin, y Wertheimer, exponen que “la realidad psíquica es unitaria, y por ello úni-
camente comprensible si se la enfoca en su conjunto estructural” (Roca, Múlberger, Tortosa,
Pastor, Civera 2002, p. 59). Declarando insuficiente la psicología de los elementos y abor-
dando una psicología de los conjuntos, de las estructuras y de las formas. Sus fundamentos
se orientaron en que las estructuras globales pueden presentar una articulación interior de
partes o miembros que tienen funciones determinadas en el todo.
Para los gestalistas, los objetos se perciben como un todo, es decir, que nosotros vemos
un acontecimiento como un todo que va adquiriendo significado en el contexto que se pre-
sente, no es algo aislado. Destaca el concepto de insight o aprendizaje por comprensión
súbita del problema y supone que para percibir, debido a que es un aprendizaje de búsqueda
de solución de problemas, no se necesita de la experiencia almacenada. En consecuen-
cia a ello, para los gestaltistas, “…Los individuos organizan al mundo imponiendo formas;
esta idea la extienden no sólo a terreno de la percepción, sino también al del pensamiento,
sosteniendo que “pensar supone organizar los elementos de un problema en una totalidad
nueva”. (Mondragón, 2003,p. 28)
En base a lo expuesto la psicología de la Gestalt parece tener solo un postula-
do fundamental, que se relaciona con su nombre. Lo cual da origen a la frase más
conocida de la Gestalt “el todo es mayor o diferente que la suma de sus partes” (Ko-
hler, W,1959). Se trata del postulado sobre las relaciones entre las partes y el todo:
“el todo domina las partes y constituye la realidad primaria, el dato primario de psicología”.
Destacando que la correspondencia que se establece entre una parte y la totalidad de la
forma no se mantiene cuando esa parte se traslada a otro conjunto, citando que: “una parte
en un todo es algo distinto a esa parte aislada o en otro todo”. (Kohler, W, 1959).

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 83-93

85
Psicología de la gestalt relacionada al aprendizaje, comprensión y utilización de las normas y técnicas del
dibujo de ingeniería de la Universidad de Carabobo
El principio más relevante de los gestalistas es el de pregnancia (Pragnanz) que consti-
tuye la organización de los elementos, éste considera que la organización reduce posibles
ambigüedades o efectos distorsionadores, tendiendo siempre a buscar la mayor simplicidad
durante la actividad mental de abstracción a través de una actividad mental que organice los
elementos de forma coherente. Estos principios y leyes de la Gestal se reducen a reglas que
explican la percepción, las cuales fueron creadas por Max Wertheimer, (Wertheimer ,1912)
a saberse:
• Ley de la proximidad.
• Ley de similitud.
• Ley de cierre.
• Ley de simetría.
• Ley de la buena comunicación.
Normalmente, los ejemplos visuales que se derivan de éstas leyes, suelen ser formas pla-
nas y pegadas como proyecciones sobre el plano, y esto lo imputa Gibson cuando aborda en
1950 la percepción visual del espacio y de la realidad física de la profundidad, relación funda-
mental de esta psicología con el dibujo. Donde se analizarán los elementos básicos, simples
y planos que utilizan los teóricos de la Gestalt y, partiendo de ellos, se aplicarán al espacio
perceptual del mundo tridimensional, relacionados con nuestras experiencias de cátedra.
La Gestalt y el aprendizaje del dibujo de ingeniería.
La columna vertebral de las artes visuales radica en definir la forma, es por esto que el
dibujo representa una rama primordial en las escuelas de arte, arquitectura y por supuesto
en ingeniería En estas áreas la mayor parte del aprendizaje organizado ocurre principalmente
a través del sistema visual. Este sistema perceptivo nos permite tener una visión espacial,
capacidad de percepción para las formas espaciales, fundamental para comprender la geo-
metría descriptiva y el dibujo técnico industrial, cuyo propósito principal es representar en
el plano las formas materiales del mundo y hacer posible la construcción y entendimiento
de éstas. Por lo cual la percepción visual está particularmente en constante análisis de la
información percibida.
Para el aprendizaje del dibujo de ingeniería el proceso de percepción se carga de comple-
jidad, debido a que acercarse o entender la relación entre el espacio y el plano requiere un
considerable nivel de abstracción la cual se da de manera activa y con un componente mar-
cadamente subjetivo por parte del docente, donde este último tiene resistencia a comprender
la manera en que funciona el sistema perceptivo de los estudiantes para incorporar, procesar
y seleccionar la información para la final solución al problema de estudio. Gibson en su obra
Fundamentos del Aprendizaje. Cita “Travers expresó que la esencia del aprendizaje percepti-
vo extraer gradual y lentamente, la información necesaria para establecer una diferenciación.”
(Gibson, 1969). En este sentido el aprendizaje del dibujo técnico, requiere dominar la ciencia
de percibir la realidad para luego plasmarla en planos que contendrán toda la información
necesaria y suficiente para la fabricación y/o construcción de elementos que le componen.
En el dibujo de ingeniería el estudiante dedica su atención, aplicando los sentidos, per-
cepción y abstracción, hacia el objeto que se está estudiando, a fin de estructurarlo según la
realidad. En esta etapa el observa el objeto, obteniendo información en cuanto a su forma,
tamaño y funcionamiento. Esta información es necesaria para representar el objeto en el
plano, donde se utiliza el método de la proyección ortogonal y, se ameritan diferentes vistas
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 83-93

86
Neyda Severían • Lin Hurtado
que conforman el objeto, estudiadas como sistemas individuales; constituyentes de un todo;
por lo cual requieren establecer que éstas partes o vistas son partes del todo. Esta consti-
tuye una de las tantas formas de manifestación de la teoría psicológica de la Gestalt en el
aprendizaje del dibujo.
Aprendizaje, compresión y utilización de las técnicas y normas del dibujo de ingeniería
por medio de la Gestalt
Es inherente a la ingeniería la representación gráfica, la representación tridimensional,
el estudio gráfico de los cuerpos en el espacio, la distribución del espacio. La información
contenida en estas representaciones describe la forma y dimensiones, a la vez explican las
relaciones que se dan entre los componentes del todo; por ejemplo la representación de los
ensamblaje; y describe relaciones del todo con el entorno; representación de accionamien-
tos y fabricación. Todo esto se transmite a través de normas, códigos, símbolos, técnicas y
procedimientos de carácter gráfico.
Basando lo expuesto anteriormente en los principios fundamentales de la Gestalt, donde
postulan que el aprendizaje es una función de la manera en que el organismo estructura la
situación total del problema y entendiendo una Gestalt como una “pauta organizada” o “confi-
guración”, y apuntando con ello a la idea de un todo organizado, en contraste con un conjunto
de partes. (Wertheimer ,1912). En este sentido la persona tiende a agrupar las cosas de su
espacio vital en su campo perceptivo de una manera organizada que se caracteriza por la
simplicidad, la estabilidad, la regularidad y la simetría. El organizar la percepción de la forma
es un proceso psicológico en la forma como el observador ve su ambiente físico.
El dibujo de ingeniería requiere por parte del estudiante especial atención en la imagen,
comprender el significado de esta es lo que permite recuperar con mayor facilidad las partes
del mismo (detalles), ya que dentro de la imagen percibida hay una sumatoria de elementos
que son las partes. Al respecto la teoría gestalista supone que “Las formas son como campos
de fuerzas y existiría un isomorfismo entre el mundo físico y las formas mentales” (p. 64)
En este sentido para comprender y asimilar las técnicas y normas del dibujo es necesario
abstraer el todo a representar del espacio, es por ello que las leyes de organización percep-
tiva son fundamentales en la comprensión de lo que percibimos del espacio, profundidad,
fondo, similitud, constancia, color, etc. Al respecto, la normalización relativa al dibujo, se
fundamenta en unificar la percepción del espacio, relacionando criterios a fin de facilitar los
trazados gráficos y simplificar la lectura e interpretación de los planos por personas distintas
a las que realizaron el plano original, para lograr la universalidad en la aplicación de éstas.
Por lo cual para realizar los planos, es necesario que se empleen las mismas técnicas, de
tal manera que cualquier persona independientemente del lugar donde se encuentre pueda
interpretar de la misma manera un mismo plano.
Al respecto presentar las normas y técnicas del dibujo de ingeniería apoyado en las leyes
de la Gestalt, desarrolla un razonamiento inductivo y analógico; por lo tanto no podemos
representar, bajo ninguna técnica y norma, un objeto que no comprendemos, donde la teo-
ría de la Gestalt subraya que, para facilitar el aprendizaje, el material debe ser asimilado
por comprensión o por integración con materiales aprendidos con anterioridad. Para que lo
aprendido pueda ser recordado fácilmente, debe ser integrado a una unidad cognitiva, es
decir, debe ser “comprendido”.
Pero ¿Cómo contribuyen las leyes de la Gestalt en el aprendizaje del dibujo de ingeniería?:
Los estudiantes sin información previa, encuentran dificultades para comprender los dibujos
de un objeto en un plano de construcción, como el presentado en la figura 1.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 83-93

87
Psicología de la gestalt relacionada al aprendizaje, comprensión y utilización de las normas y técnicas del
dibujo de ingeniería de la Universidad de Carabobo

Figura 1: Plano de construcción de un objeto.

Fuente:Autor.

La mayor dificultad la hallan en la distribución de las vistas, debido a que las entienden
como aisladas o separadas del todo, lo que hace necesario emplear una isometría o la repre-
sentación espacial del objeto, como el todo para asociar lo mostrado. En virtud a lo anterior,
la Gestalt gestiona, dentro de una totalidad no inserta sino estructurada en sus elementos
una demanda de la organización del campo de la percepción del aprendizaje; cuya dinámica
se encuentra en el todo; ésta interrelación con el objeto percibido, remite a una necesaria
consideración de que dicho objeto ha de representar para el sujeto una “buena forma”, o Ley
de Pragnanz, la cual es fundamental en el dibujo al momento de plantear un ejercicio, ya que
el hecho de organizar los objetos mediante su forma, tamaño y uso, permite tener una idea
concisa y explicita de lo que le caracteriza.
En este sentido al organizar el todo con las vistas del mismo, se establece en el estudiante
un valor significativo de las vistas mostradas del objeto, consolidando la bidireccionalidad
objeto-vistas. Ver figura 2

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 83-93

88
Neyda Severían • Lin Hurtado
Figura 2: Relación objeto-vista

Fuente:Autor.

La ley de proximidad es considerada por los gestalistas como uno de los más importantes
criterios para realizar el trabajo de abstracción. La variable distancia entre los elementos
permite llevar a cabo la organización perceptual. Kohler (Gondra 1996, p.496). Los elementos
próximos tienden a ser vistos como constituyendo una unidad antes que los elementos aleja-
dos. Wertheimer (Kannizza 1986, p.30). Esto es prioritario en la representación y percepción
de los conjuntos armados de un objeto en el dibujo de planos de fabricación y ensamble.
Ver figura 3.
Figura 3: Conjunto armado e isometría explotada

La ley de similitud es otro criterio aplicado en la construcción de representaciones psí-


quicas. Es la búsqueda de la homogeneidad. La información que es repetida con mayor
frecuencia es predomínate de la poco frecuente o difusa. Esta similitud es indispensable en
la metodología de representación de vistas en la geometría descriptiva, debido a que se re-
quiere ubicar los elementos proyectados en el sistema de representación y la similitud apoya
dicha ubicación espacial. Ver figura 4.
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 83-93

89
Psicología de la gestalt relacionada al aprendizaje, comprensión y utilización de las normas y técnicas del
dibujo de ingeniería de la Universidad de Carabobo
Figura 4: Metodología de Geometría Descriptiva.

Fuente: Universidad Nacional Abierta y a Distancia UNAD.

La ley de cierre contribuye a la conformación del concepto de contorno, dando la capacidad


de entender la totalidad de la forma con tan solo percibir parte de ella. Autores como (Katz,
1967, p. 45) interpretan que la información que contribuya a formar una percepción de super-
ficie resulta importante. Esta ley refleja el fundamento de la delimitación de los contornos en
el dibujo arquitectónico, el cual se basa en la distribución del espacio en una superficie para
su habitabilidad. Ver figura 5.

Figura 5: Planta arquitectónica de una vivienda

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 83-93

90
Neyda Severían • Lin Hurtado
La ley de simetría es importante para construir buena forma sobre el plano. Es un elemento
perturbador cuando las formas sugieren espacio tridimensional. H. Kopferman publicó en
1930 un interesante trabajo usando figuras semejantes al cubo de Necker, que provocaban
formas tridimensionales cuando son asimétricas, y se quedan planas cuando tienen buenas
formas simétricas, y ello se cumple tanto en el conjunto como en sus partes desglosadas
(Wertheimer ,1912) . En este sentido esta ley permite realizar en el dibujo efectos espaciales
en el plano. Ver figura 6.
Figura 6: Percepciones de los cubos de acuerdo a su simetría.

Fuente:Autor.

La ley de la buena comunicación, los elementos tienden a agruparse de manera que se


haga el mínimo cambio o discontinuidad. Aquellos elementos que tienen la misma dirección
se perciben de forma seguida, además de mantener la misma dirección del objeto o elemen-
to. Es decir, percibimos más fácilmente algo formado por elementos continuos que algo que
por el contrario, esté realizado a base de elementos interrumpidos y discontinuos (Werthei-
mer ,1912). Fundamental para el paralelismo requerido en el dibujo de proyección, basado
en la correspondencia lineal de las dimensiones en el sistema de representación, ver figura 7.
Figura 7: Proyección ortogonal (sigue una misma dirección perpendicular
al plano de proyección)

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 83-93

91
Psicología de la gestalt relacionada al aprendizaje, comprensión y utilización de las normas y técnicas del
dibujo de ingeniería de la Universidad de Carabobo
Análisis del estudio
Con el estudio de la Teoría Gestalt y sus principios de percepción visual, puede decirse
que su conocimiento constituye el alfabeto básico del lenguaje visual. Desprendiéndose una
necesidad urgente de revisar las directrices pedagógicas en el aprendizaje del dibujo de in-
geniería, a fin de aplicarlas y someterlas al análisis de los diferentes principios que constituye
la Gestalt. Siendo que se tiene la acepción de que la percepción representa un proceso de
formación estructurado de representaciones mentales esta es la manera óptima de estructu-
rar el abordaje conceptual. Basado en los resultados de las experiencias obtenidas en las
asignaturas Dibujo I y Dibujo II de la Facultad de Ingeniería en la Universidad de Carabobo;
queda en evidencia que es tarea de la percepción facilitar la abstracción mediante las cuali-
dades definitorias de las características esenciales de la realidad externa.
El estudio de las leyes de la Gestalt, fundamentado en la pregnancia, puede apoyar el
aprendizaje del dibujo, ya que ésta se encarga de describir los criterios con base en el siste-
ma perceptual seleccionando información relevante y agruparla en la mayor armonía posible,
permitiendo ampliar la facultad para percibir el campo espacial y la de organizar elementos
en orden a la solución creativa, características básicas en el dibujo de ingeniería.
La concordancia de los principios expuestos con las aplicaciones intuitivas en el dibujo de
ingeniería, coincide con los conceptos compositivos que maneja el docente, concediéndole
protagonismo a la didáctica trivial acercándose a la percepción visual deseada, y al estado
emocional propuesto.
Queda abierto el argumento para que las leyes y principios que hemos expuesto, sean
observados y descubiertos en la asignatura, sirviéndose de claves interpretativas para pro-
fundizar, con ayuda del conocimiento científico, en ésta área tan perceptiva como son las
representaciones gráficas.

CONCLUSIONES

El estudio consolida la importancia de la percepción en el aprendizaje, no solo del dibujo


sino del mundo exterior, basado en concepción de éste el cual se constituye en la psiquis.
Concluyendo que las traducciones y reconstrucciones cerebrales son fundamentales en la in-
terpretación del que ejercita el conocimiento, por lo cual la información es el insumo principal
del mismo proporcionándole valor en los cambios de los paradigmas actuales de aprender a
aprender, en tal sentido, hay que empezar por extender nuestros procesos de razonamiento,
más allá del foco de las cosas, entidades o eventos, empleando afinidades, simbolismos e
interconexiones y el dibujo de ingeniería facilita esta posibilidad continuamente y además fija
el precedente para que sea un proceso natural y continuo en la formación del estudiante de
ingeniería.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 83-93

92
Neyda Severían • Lin Hurtado
REFERENCIAS

Gibson, E. J. (1969) Principles of Perceptual Learning and Developlment.


Gondra, J. M. (1996). La psicología moderna. Bilbao: DescléeBrouwer.
Kannizza, G. (1986). Gramática de la visión. Buenos Aires: Paidós.
Katz, D. (1967). Psicología de la forma. Madrid: Espaza-Calpe.
Kohler, W.(1959).Gestalt Psychology: An introduction to new concepts in modern psychology.
New York: Liverright, 1947; NY:NAL, 1959.
Mondragón, L. (2003). Revista Xictli, Vol. 51, julio-septiembre.
Roca, Múlberger, Tortosa, Pastor, Civera, (2002) La psicología en la primera mitad del siglo
XX, Editorial UOC.
Wertheimer, M. (1912). Estudios experimentales sobre la visión del movimiento.
Zeitschrift der Psychologie, 61, 161-265. Versión en español: Sahakian, W. S. (1968). Historia
de la psicología. México: Trillas.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 83-93

93
ACTUACIÓN DEL DEFENSOR ESCOLAR EN LA PROTECCION DEL NIÑO,
NIÑA Y ADOLESCENTE
DEFENDER IN SCHOOL PERFORMANCE CHILD PROTECTION,
AND ADOLESCENTS
*Ginoid Nazareth Franco Sánchez
Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas
Universidad de Carabobo

*Profesora Contratada de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad de


Carabobo, adscrita a Cátedra de Derecho Civil IV. Abogada (2006), Cursante de la maestría
en Investigación Educativa(FaCE-UC). Miembro activo de la Asociación para el Avance de
la Ciencia (ASOVAC). Investigadora acreditada en el Programa de Estímulo al Investigador
e Innovador (PEII).

Sección: Artículo

RESUMEN
La Ley Orgánica de Protección del Niño, Niña y Adolescente (LOPNNA) crea un Sistema
Rector el cual está formado por el Ministerio Público, Consejo de Protección, Tribunales y
hace especial referencia a las Defensorías de Niños, Niñas y Adolescentes. De igual forma,
el entonces Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, a través de la Resolución
Nº 447 crea las Defensorías Educativas de Niños, Niñas y Adolescentes, con el
objeto de defender y promover los derechos y garantías de la población infantil y juvenil en
todo el ámbito educativo del país. Es por ello que, en aras de una mejor comprensión de las
Defensorías Escolares se realizó una investigación documental que tuvo como objetivo Anali-
zar la actuación del Defensor Escolar en el Municipio “Carlos Arvelo” del Estado Carabobo
en la Protección del Niño, Niña y Adolescente. Finalmente las conclusiones arrojaron que el
defensor escolar es una figura importante dentro del ámbito educativo para la garantía de los
derechos de los niños, niñas y adolescentes.
Palabras Clave: Defensor escolares, resolución de conflictos, espacios educativos, protec-
ción del niño.
Recibido: Febrero 2015
Aprobado:Abril 2015
ABSTRACT
The Organic Law on Protection of Children and Adolescents (LOPNNA) creates a Rector
System which consists of the Public Prosecutor Protection Council, Courts and makes special
reference to the Defenders of Children and Adolescents. Similarly, the then Ministry of Edu-
cation, Culture and Sports, through Resolution No. 447 created the Education Ombudsman
for Children and Adolescents, in order to defend and promote the rights and guarantees of
children and young people throughout the education sector of the country. That is why, for
the sake of a better understanding of the School Ombudsman documentary research that

94
Ginoid Nazareth Franco
aimed to analyze the performance of the School Ombudsman in the Municipality “Carlos Ar-
velo” state Carabobo on Protection of Children and Young was performed.Finally the findings
showed that the school advocate is an important figure within the educational environment to
guarantee the rights of children and adolescents .
Keywords: school Defensor, conflict resolution, education spaces.

Introducción
A nivel mundial a lo largo del siglo XX se realizaron esfuerzos para ampliar, garantizar
y proteger los derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes quienes por sus
características evolutivas se veían vulnerados en sus derechos tales como trabajo forzoso,
explotación, prostitución, abandono y exclusión todo ello dadas las condiciones de debilidad
en las que se encontraban y continúan encontrándose frente al mundo de los adultos.
Frente a esta situación de vulnerabilidad el 20 de noviembre de 1989 se aprueba el tratado
Internacional de las Naciones Unidas conocida como la Convención sobre los Derechos del
Niño(CDN), la cual a lo largo de su articulado protege y garantiza el ejercicio de los derechos
civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de todas las personas menores de 18
años de edad, independientemente de su lugar de nacimiento, sexo, religión, etnia, clase
social, condición familiar, entre otros. Para ello, los Estados partes, entre ellos Colombia,
Argentina, Costa Rica, Ecuador, México, entre otros; están obligados a velar por la aplicación
de estos derechos de conformidad con su legislación nacional y las demás obligaciones que
hayan contraído en virtud de los instrumentos internacionales pertinentes en esta materia.
Todo ello, fundamentándose posteriormente en la doctrina de protección integral del Niño,
Niña y adolescente.
Doctrina de protección integral
La protección integral de acuerdo a Buaiz (citado por Córdova, 2014)
…es el conjunto de acciones, políticas, planes y programas que con Prioridad Absoluta se
dictan y ejecutan desde el Estado con la firme participación y solidaridad de la Familia y
la sociedad para garantizar que todos los niños, niñas y adolescentes gocen de manera
efectiva y sin discriminación de los derechos humanos a la supervivencia, al desarrollo y a
la participación, al tiempo que atienda las situaciones especiales en que se encuentran los
niños individualmente considerados o determinado grupo de niños que han sido vulnerados
sus derechos. (p.24)
Esta doctrina tiene como contenido fundamental el reconocer en los niños, niñas y adoles-
cente la condición de sujetos plenos de derecho, lo que implica que ellos salen de un ámbito
estrictamente privado de relaciones para emerger hacia lo público, adquiriendo centralidad
la vigencia de sus derechos y garantías, siendo la Convención Internacional sobre los Dere-
chos del Niño (1989) la que ha constituido la “base y piedra angular” de esta nueva doctrina,
pues formaliza jurídicamente en el ámbito global un nuevo paradigma en la relación de la
infancia con el derecho y obliga a los Estados a adecuar sus legislaciones nacionales a los
postulados que contiene.
En el caso de Venezuela es importante realizar una breve mención sobre los niños, niñas
y adolescentes los cuales bajo la vigencia de la Ley Tutelar del Menor (1980) no tenían voz,
opinión, capacidad, garantías ni derechos, estaban denominados con el término “menor”,
que era equivalente a “irregular”; esta situación cambiauna vez que Venezuela ratifica la

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 94-103

95
Actuación del defensor escolar en la protección del niño, niña y adolescente
Convención Internacional sobre losDerechos del Niño en el año 1990, asumiendo el Estado
venezolano el compromiso de garantizar el bienestar social de la población infantil y juvenil
estableciendo herramientas jurídicas como la Ley Orgánica de Protección del Niño, Niña y
Adolescente (LOPNNA) y demás instrumentos legales.
Desde esta perspectiva, la actividad legislativa desarrollada en los últimos años forma una
parte fundamental dentro del proceso de protección de dicha población, ya que ha resguar-
dado la vigencia de sus derechos esenciales tal como lo plantea Migliaccio, (2001) al afirmar
“la actividad legislativa nacional permite que la sociedad tome conciencia de la pertinencia
del niño en la comunidad, de sus derechos frente a ella, así como sus deberes correlativos”
(p.35). Lo cual significa entonces, que el objetivo principal de la ley es proporcionar a los
niños, niñas y adolescentes el disfrute de sus derechos así como sus deberes, tal como lo
estableció el legislador en la exposición de motivo de la LOPNNA (2007):
El sistema de protección estaría incompleto y del todo inoperante si el proyecto no con-
templa los mecanismos procesales, para exigir a instancias anteriormente mencionadas, el
cumplimiento de los derechos consagrados es esta ley por ello ha previsto un conjunto de
acciones y procedimientos tanto administrativos como judiciales.
Sobre estas consideraciones, a través de la LOPNNA (2007), se ordena la creación de
órganos judiciales y administrativos que aseguren los derechos y garantías del Niño, Niña
y Adolescente, mediante políticas, programas y acciones que propicien el cumplimiento de
dicho objetivo. Dentro de este Sistema de Integral de Protección se encuentra en sede admi-
nistrativael Ministerio con competencia en la materia, los Consejos Nacionales y Municipales
de Protección al Niño, Niña y Adolescente.
En ese marco, se crea el Programa Educativo Defensorías Educativas, con el fin de de-
fender y promover políticas, planes y actividades de los derechos de todos los niños, niñas
y adolescentes para lograr la articulación entre la Defensorías Educativas y las instituciones
educativas.
Defensoría Escolar: Un Servicio Social-Educativo
La defensoría escolar es un programa de servicio social dirigido a implementar acciones
colectivas tendientes a promover y garantizar los derechos del niño, niña y adolescente a
través del trabajo en equipo y la integración entre los actores que participan en ella familia,
escuela y comunidad.
En este sentido, en la creación de la defensoría escolar se busca la articulación de la triada
(familia, escuela, comunidad) con el propósito de fortalecer el conocimiento y la difusión de
la LOPNNA (2007).
Entre los servicios a proporcionar por dicho programa se encuentran los siguientes: brindar
orientación individual en caso de maltrato o derechos vulnerados a los niños, niñas y adoles-
centes en el ámbito educativo, apoyo interdisciplinario y detección de los casos que ameritan
otros programas o servicios en las instituciones educativas, denunciar ante el Consejo de
Protección o ante el Juez competente aquellos casos que ameriten imposición de medidas de
protección o que constituyan infracciones de carácter civil, administrativo o penal.
De igual manera, intervenir en la defensa de los derechos de los niños ante instancias edu-
cativas, administrativas y/o comunitarias, promover y difundir los derechos de los niños, niñas
y adolescentes, así como la educación para la autodefensa de los derechos, asistir a los
niños, niñas y adolescentes para el logro de la continuidad escolar y velar por una educación
de calidad para todos los niños, niñas y adolescentes; todo ello, lograra la materialización de
lo consagrado en la doctrina de protección al infante y adolescente. Además de jornadas
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 94-103

96
Ginoid Nazareth Franco
permanentes en contra de la violencia escolar, conciliación y resoluciones de conflictos, difu-
sión de los derechos y deberes de la población infantil.
En este sentido, el Programa de Defensores Escolares se iniciaría con un plan piloto el
cual era crear una defensoría en tres Estados: Mérida, Caracas y Monagas. Posteriormente
se crearían 24 defensorías en cada zona educativa correspondiente a cada Estado.
En su tercera fase, cada zona educativa le correspondería dirigir la creación de las de-
fensorías a nivel municipal. No obstante, solo se logró la materialización de la creación de
defensorías en los diversos municipios de cada Estado, coordinados siempre por la zona
educativa respectiva en el caso específico del Municipio de Carlos Arvelo del Estado Carabo-
bo objeto de análisis en esta investigación ya que en los otros municipios, no se concretó su
puesta en marcha.
Base legal
La creación de las Defensorías Escolares encuentra su sustento legal en documentos
como la Convención Internacional del Niño, la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela, Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña y del Adolescente y Resolución
Nº 447 del Ministerio Educación, Cultura y Deportes.
Al respecto, el artículo 78 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela
(1999) señala:
Los niños, niñas y adolescentes son sujetos plenos de derecho, y estarán protegidos por
la legislación, órganos y tribunales especializados, los cuales respetarán, garantizarán y
desarrollarán los contenidos de esta Constitución, la Convención sobre los Derechos del
Niño y demás tratados internacionales que en esta materia haya suscrito y ratificado la Re-
pública. El Estado, las familias y la sociedad, asegurarán, con prioridad absoluta, protección
integral, para lo cual se tomará en cuenta su interés superior en las decisiones y acciones
que les conciernan. El Estado promoverá su incorporación progresiva a la ciudadanía ac-
tiva y creará un sistema rector nacional para la protección integral de los niños, niñas y
adolescentes. (p.52)
Esto implica, la exigibilidad jurídica de la responsabilidad del Estado de prevenir y proce-
sar, por las vías jurídico-administrativas previstas en la ley, con efectividad y oportunidad las
violaciones a los derechos de los niños, niñas y adolescentes, de modo que ellos puedan de-
mandar y obtener de las autoridades e instancias públicas y privadas la tutela de sus intere-
ses.Es por ello, en el ámbito administrativo la LOPNNA (2007) en su artículo 201 contempla:
La Defensoría de Niños, Niñas y Adolescentes es un servicio de interés público que en
cada municipio debe ser organizado por la Alcaldía y, de acuerdo con su población, deberá
contar con más de una Defensoría. Así mismo, las Defensorías de Niños, Niñas y Adoles-
centes pueden ser organizadas por la sociedad, a saber: consejos comunales, comité de
protección, asociaciones, fundaciones, organizaciones sociales o por cualquier otra forma
de participación ciudadana. El Estado deberá adoptar las medidas necesarias para fortale-
cer las Defensorías de Niños, Niñas y Adolescentes creadas por la sociedad.
En base a ello, las Defensorías de Niños, Niñas y Adolescentes tienen como objeto promo-
ver y defender los derechos y garantías de los niños, niñas y adolescentes; cada Defensoría
tendrá un responsable a los efectos de LOPNNA (2007) quien debe cumplir con los requisitos
establecidos en el artículo 207:
a) Reconocida idoneidad moral.
b) Edad superior a veintiún años.
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 94-103

97
Actuación del defensor escolar en la protección del niño, niña y adolescente
c) Residir o trabajar en el municipio.
d) Formación profesional relacionada con niños, niñas y adolescentes o, en su defecto,
experiencia previa en áreas de protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes o
en áreas afines.
e) Aprobación de un examen de suficiencia en el conocimiento del contenido de esta Ley.
Por otra parte, en cuanto a las defensorías escolares la Resolución del Ministerio de Edu-
cación, Cultura y Deportes Nº 447 publicada en Gaceta Oficial el 06 de noviembre de 2001
de conformidad con la Ley Orgánica de Educación para ese entonces, y conforme a lo esta-
blecido en los artículos 117, 120, 201 y 202, literal e de la Ley Orgánica para la Protección
del Niño Niña y del Adolescente, publicada en la Gaceta Oficial Nº 5859, Extraordinaria, de
fecha 10 de Diciembre de 2007, refiere dicha figura en los siguientes artículos:
En su Artículo 1 señala el objeto de creación de las Defensorías Educativas de Niños,
Niñas y Adolescentes, como servicio público del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes,
con el objeto de promover y defender los derechos y garantías de los Niños, Niñas y Adoles-
centes, en todo el ámbito educativo del país.
En este sentido, el Artículo 2 estipula:
Es competencia del Viceministerio de Asuntos Educativos, la puesta en funcionamiento de
las Defensorías Educativas que el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes desarrolle,
pudiendo evaluar la factibilidad de crear los servicios de defensorías educativas en las Zo-
nas Educativas, los Distritos Escolares, o en las unidades operativas y de dirección, como
los Núcleos Integrales de Bienestar Estudiantil, Servicios de Bienestar Estudiantil de Plan-
teles, Núcleos de Educación Rural, Centros de Desarrollo Infantil y equipos de integración
social pertenecientes a la modalidad de Educación Especial, Dirección de Protección y De-
sarrollo Estudiantil, entre otros, los cuales deberán articularse con los Consejos Municipales
de Derechos, a fin de ejecutar las políticas, planes y programas que serán aplicables dentro
del municipio en materia de protección de niños, niñas y adolescentes, en concordancia
con la política nacional en materia de educación y los lineamientos emanados del Consejo
Nacional de Derechos.
Además de ello, las defensorías educativas prestaran los siguientes servicios de acuerdo
a lo señalado en el Artículo 3:
a. Orientar y apoyar intrasectorialmente para garantizar los derechos de niños, niñas y ado-
lescentes en el proceso educativo.
b. Orientar y apoyar intersectorialmente los casos que ameriten la atención de otros progra-
mas y servicios asociados, para garantizar el derecho a la salud, información, participación,
recreación, protección en el trabajo, filiación, entre otros.
c. Estimular y fortalecer las relaciones familiares y comunitarias, a través de procesos no
judiciales, en la resolución de problemas educativos.
d. Establecer y promover oportunidades que estimulen la participación de alumnos y alumnas
en su ambiente familiar y comunidad, para fomentar la toma de decisiones comunitarias en
el proceso educativo.
e. Difundir y salvaguardar los derechos de niños, niñas y adolescentes.
f. Asistir a los niños, niñas y adolescentes para garantizar la prosecución escolar.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 94-103

98
Ginoid Nazareth Franco
g. Participar en las actividades, planes y programas vinculados con la defensa y protección
de los derechos de niños, niñas y adolescentes.
Para la consecución de ello, las Defensorías Educativas deben registrarse ante el Consejo
Municipal de Derechos de Niños y Adolescentes y finalmente el Defensor Escolar de acuerdo
a lo preceptuado en el Artículo 6:
Los defensores que prestarán el servicio en las defensorías educativas serán profesionales
o personas de reconocida experiencia en el área de protección de los derechos de niños,
niñas y adolescentes, y otros miembros de la Comunidad Educativa designados por el
despacho de la viceministra de asuntos educativos, sean o no funcionarios del Ministerio de
Educación, Cultura y Deportes, atendiendo los requisitos exigidos en el artículo 207 de la
Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente.
De las normas anteriormente transcritas, resulta necesario conocer como debe ser la ac-
tuación del defensor escolar y como actualmente viene desempeñando sus funciones. Para
ello, la misma debe estar dirigida por personas con formación profesional relacionada con
niños, niñas y adolescentes o, en su defecto, experiencia previa en áreas de protección de
los derechos de niños, niñas y adolescentes o en áreas semejante, a fin de que se establezca
efectivamente como servicio encargado de proteger y garantizar los derechos de los niño,
niña y adolescente administrativas y judiciales.
Actuación del defensor escolar
Los espacios educativos no están ausentes de la presencia de la violencia escolar la cual
inciden en el desarrollo normal y la sana convivencia que debe imperar en los mismos, en
este sentido Franco (2013) afirma:
Que la cultura de la violencia, al formar parte de la realidad venezolana, se ha instaurado,
también, en los centros educativos; siendo necesario realizar una revisión sobre las múlti-
ples formas de convivencia de los niños, niñas y adolescentes, ya que los mecanismos de
resolución de conflictos actuales dan a entender que es a través de las agresiones físicas
y verbales, como se logran solucionar los problemas. Significa entonces, que es imperioso
diseñar mecanismos de resolución de conflictos alternativos, basados en: el reconocimien-
to, la negociación y la mediación.(p.p. 104-105)
De lo anteriormente señalado, en la búsqueda de la resolución pacífica de dichos conflictos
en estos espacios se promulga la Resolución precitadaque está orientada hacia la transfor-
mación y mejora del sistema de protección integral del niño, niña y adolescente y la materiali-
zación de la norma constitucional contenida en el artículo 78 de la Constitución de la Repúbli-
ca Bolivariana de Venezuela (1999), ya que el deber ser en la actuación del defensor escolar
es que una vez llegada la denuncia se escuche lo planteado por el representante, luego se
cita al directivo del plantel (director, coordinador pedagógico y docente) en conjunto con el
representante, familiares y el estudiante, para tratar de solucionar y mediar en el conflicto.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 94-103

99
Actuación del defensor escolar en la protección del niño, niña y adolescente

Gráfico N°1: Relación de los sujetos intervinientes en la Defensoría Escolar

En este propósito, se busca darle solución a los conflictos sociales sin llegar a daños irre-
parables, para ello los medios alternos de resolución de conflictos. Es preciso mencionar,
que cuando ocurren faltas graves como actuaciones violentas con miembros de la comuni-
dad educativa, venta o consumo sustancias psicotrópicas (drogas), intimidaciones graves con
cualquier tipo de armas, acoso escolar en la actualidad el defensor escolar específicamente
del Municipio Carlos Arvelo no les brinda herramientas, recursos para solucionar estas si-
tuaciones, bien porque quizás existe un desconocimiento de estas herramientas de solución
pacífica de conflictos o desconocimiento de la Ley que le permita solucionar la problemática
planteada.
Sin embargo, todo esto acarrea una serie de situaciones difíciles de afrontar; tal es el caso
de la violencia escolar; el cual es una problemática actual que día a día se inserta aún más
en las comunidades escolares.
Tal como lo expone Bolaños (2013):
Un problema actual y creciente en las comunidades escolares es la violencia observada
entre los estudiantes siendo de tal intensidad que ha provocado incidentes negativos en
niños y adolescentes, así como dificultad en el aprendizaje y el abandono escolar. En tal
sentido, puedo decir que la escuela tiene un papel fundamental y definido en la prevención,
detección e intervención en los casos donde se genere la violencia en el espacio escolar,
para poder lograr así la convivencia que tanto queremos que reine en las instituciones
educativas. (p.13)
Es allí donde tiene que estar presente, la exigibilidad jurídica que implica la responsabilidad
del Estado de prevenir y procesar, por las vías jurídico-administrativas previstas en la ley, con
efectividad y oportunidad las violaciones a los derechos de los niños, niñas y adolescentes,
de modo que ellos puedan demandar y obtener de las autoridades e instancias públicas y
privadas, lo siguiente:

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 94-103

100
Ginoid Nazareth Franco
• La adopción de medidas urgentes de protección, frente a las conductas que produzcan
una flagrante violación a sus derechos, los amenacen o los expongan a un riesgo no per-
mitido por la ley.
• La investigación de las conductas y hechos a los que se atribuye la violación de los dere-
chos de los niños, niñas y adolescentes.
• La sanción a los responsables de la violación de los derechos, en los términos que pres-
cribe la ley.
• La reparación integral por los daños causados a consecuencia de los actos y decisiones
que los funcionarios y/o las autoridades públicas toman y cuyo efecto es causar un daño
ilegítimo en los derechos de los niños, niñas y adolescentes.
• La suspensión, eliminación y/o rectificación de las conductas (decisiones, acciones u omi-
siones) que causen o puedan causar una violación a los derechos de los niños, niñas y
adolescentes; de modo que el ejercicio de tales derechos sea restituido y/o remediados los
perjuicios ocasionados.
Orientación Metodológica
La técnica utilizada fue el análisis de contenido, “que es uno de los procedimientos más
utilizados en investigación cualitativa” (Teppa 2011; p.31). En este sentido, se realizó la re-
colección de la información a través de la selección del instrumento legal Resolución Nº 447
del Ministerio Educación, Cultura y Deportesdonde se encuentran las directrices en materia
del defensor escolar. De esta manera, el contexto poblacional tal como lo define Orozco, La-
brador y Montañez (2002) “no es más, que la precisión de documentos y unidades de análisis
(…) la población no siempre es un conglomerado humano y muchos estudios no requieren
de su establecimiento” (p.41).
Análisis Crítico
La delimitación del objeto de estudio se circunscribe a la Resolución Nº 447 del Ministerio
Educación, Cultura y Deportes, en atención a la clasificación de las Técnicas de Análisis de
Contenido –Tac- de Barreras (2009) se aplicara la técnica critica al final donde producto del
conocimiento previo se produjo una valoración crítica del instrumento sujeto a estudio. No
obstante, después de trece años de vigencia en la creación de las Defensorías Educativas de
Niños, Niñas y Adolescentes, resulta evidente que en la actualidad se presentan problemas
que acarrean la desproporción del servicio:
1. Las políticas que persiguen los defensores escolares no poseen un objetivo único sino
una diversidad de objetivos; ya que se desconoce realmente si se dirige a garantizar la
permanencia en el sistema educativo, reducir la violación de derechos en las instituciones
educativas por parte de estudiantes, docentes, padres, representantes y comunidad local, o
como medio para obligar a los padres a cumplir con sus deberes en materia educativa con
respecto a sus hijos, para disminuir la repitencia, deserción o exclusión escolar, disminuir la
tasa de analfabetismo o construir una cultura de derechos humanos.
2. En este orden de ideas, se llevó a cabo un plan piloto, pero ninguna defensoría fue creada
en los estados mencionados, así como tampoco se crearon las 24 defensorías en las 24
zonas educativas del país, ya que se evidencia ausencia de voluntad para implantar la figura
de las defensorías escolares así como darle continuidad a las existentes.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 94-103

101
Actuación del defensor escolar en la protección del niño, niña y adolescente
3. No existen acciones planificadas para su desarrollo óptimo y se realizan de forma im-
provisada. En consecuencia, las directrices del nivel central son crear, cuanto más rápido,
defensorías educativas a nivel municipal.
4. En cuanto a la gestión del personal, los constantes lineamientos ocasionan tanto insegu-
ridad como preocupación en quienes puedan ejercer el cargo de defensor. Producto ello la
propia resolución establece que el personal puede o no ser miembro activo del ministerio de
educación, lo cual genera la práctica clientelar.
5. Se evidencian dificultades en el desempeño del defensor escolar ya que proviene de
áreas distintas a la docencia y legal, esto permitiría que su actuación fuese eficaz y eficiente
logrando así minimizar la incidencia de situaciones que vulneren los derechos de los niños,
niñas y adolescentes; por cuanto existiría su atención oportuna.
Todo ello conduce a señalar, primeramente la importancia de la figura del Defensor Escolar
quien de acuerdo a lo establecido en la Resolución cumple una función medular para lograr
la convivencia armónica dentro del contexto educativo jugando un papel de mediador, conci-
liador en las situaciones donde requiera su intervención y siendo además un apoyo para los
Consejos de Protección Municipales.
En este sentido, en el deber ser consolidándose dicha figura y funcionando a cabalidad
se lograría la descongestión de funciones de los Consejos de Protección del Niño, Niña y
Adolescentes. De igual manera es importante señalar, el carácter ad-honorem establecido en
la  Resolución del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes Nº 447 publicada en Gaceta
Oficial el 06 de noviembre de 2001 lo cual constituye un obstáculo desde el punto de vista
de la autora en razón a estar presente en muchas ocasiones la desmotivación de la persona
encargada de llevar a cabo esa labor dada la responsabilidad social y profesional.
Sobre este particular cuando se analiza la preparación profesional del defensor escolar
se evidencia que debe ser sino un profesional del Derecho una persona que realice un ca-
pacitación donde se haga énfasis en la legislación aplicable y las técnicas de resolución de
conflictos. Finalmente, la apuesta es hacia un defensor escolar preparado, apto donde deje
de ser una premisa irrealizable la puesta en marcha de esa figura sino que se materialice
permitiendo la apertura a la concienciación de la sociedad y las instituciones educativas de
buscar otras vías dentro de su propia convivencia para la resolución de conflictos.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 94-103

102
Ginoid Nazareth Franco
REFERENCIAS

Bolaños, M. (2013). El fenómeno de las conductas violentas manifestadas por adolescentes


en el contexto escolar. Trabajo de grado no publicado: Universidad de Carabobo.
Córdova, M. (2014). Análisis del nivel de cumplimiento de las entidades responsables de la
rectoría y ejecución de las 28 políticas públicas del Plan de Protección Integral de la
Niñez y Adolescencia en el cantón Cuenca, en el periodo de abril a septiembre del
2013. Consultada el 28 de octubre de 2014 en [Documento en línea].Disponible:
http://dspace.ucuenca.edu.ec/handle/123456789/21531.
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. (1999). Gaceta Oficial de la Repúbli-
ca Bolivariana de Venezuela, 5.453, Marzo 3, 2000.
Convención Internacional sobre losDerechos del Niño (1990). Adoptada y abierta a la firma
y ratificación por la Asamblea General en su resolución 44/25, de 20 de noviembre de
1989. Entrada en vigor: 2 de septiembre de 1990.
Barreras, M. (2009) Análisis en Investigación. Ediciones Quirón. Caracas- Venezuela.
Franco, G. (2013).Cultura de paz en la formación de líderes escolares. RevistaCiencias de la
Educación. Vol. 23 / Nº 41 / Valencia, Enero- Junio.p.p. 99-106
Ley Orgánica para la Protección del Niño Niña y del Adolescente, publicada en la Gaceta
Oficial Nº 5859, Extraordinaria, de fecha 10 de Diciembre de 2007.
Ley Tutelar del Menor (1980) Gaceta Oficial de la República de Venezuela, 2.710, Noviembre
11, 1980.
Orozco, Labrador y Montañez (2002) Metodología. Manual Teórico- Práctico. Venezuela:
Otomax de Venezuela, C.A.,
Resolución Nº 447 Ministerio de Educación, Cultura y Deportes. Despacho del Ministro. Cara-
cas 06 de noviembre de 2001, publicada en la Gaceta Oficial Nº 5265, Extraordinaria,
de fecha 2 de Octubre de 1998.
Migliaccio, C. (2001). Defensorías Educativas en Venezuela. Consultada el 28 de
Octubre de 2014 en [Documento en línea]. Disponible: 42_ migliaccio-defensoria_edu-
cativas.pdf – Adobe Reader.
Teppa, S. (2012) Análisis de la Información Cualitativa y Construcción teórica. Caracas- Ve-
nezuela: Ediciones Gema.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 94-103

103
HACIA LOS AVATARES DEL SUJETO QUE SE ENCUENTRA ENTRE EL “DEBER SER”
DE LO EDUCATIVO Y EL “SER” DEL PSICOANÁLISIS
SUBJECT TO AVATARS WHICH LIES BETWEEN THE “OUGHT” OF EDUCATIONAL AND
“BEING” OF PSYCHOANALYSIS
* Zulay G. Tovar G.
Correo: zulaygitg@hotmail.com
Universidad de Carabobo

*Profesora Adscrita al Departamento de Orientación FaCE. UC. Especialista en Gerencia


Educativa.Lic. en Educ. Especial Mención Dificultades en el Aprendizaje, Facilitadora en
Talleres de Capacitación en la Empresa Privada.

Sección: Artículo

RESUMEN

Es necesario reflexionar en relación con lo que puede aportar el psicoanálisis en la compren-


sión de las relaciones docente – alumno. Al entender la educación de la misma forma como
se presenta en el discurso educativo, es decir, como una simple actividad que permite, a
través de los objetivos o propósitos conscientes del educador, la incorporación de los nuevos
sujetos a la cultura, poco o nada puede brindar el psicoanálisis. Sin embargo, si asumiéra-
mos un abordaje teórico en el cual se considere que los mismos docentes y su concepción
de mundo de vida no dependen de determinaciones voluntarias y conscientes, entonces, con-
siderando los aportes del psicoanálisis junto con otras muy importantes disciplinas, quizá se
pueda colaborar para lograr resignificar algunos aspectos que están implicados. El Psicoa-
nálisis interroga y deconstruye, junto a otras disciplinas, el discurso que sostiene la ilusión
en la práctica de la institución escolar lo que a su vez constituye un importante aporte. Lo
que conocemos como línea social de Freud fue justamente su intento de articular los cono-
cimientos que fue postulando a partir de la clínica con sujetos singulares con los fenómenos
que se observan en los sujetos colectivos: las agrupaciones e instituciones.
Palabras Claves: Educación. Psicoanálisis. Objeto. Sujeto. Deber-Ser. Ser.
Recibido:Febrero 2015
Aprobado:Abril 2015

ABSTRACT
It is important to reflect about the contributions made by Psychoanalysis in understanding
teacher – student relationship. By understanding education in the same way as presented
in educational discourse, that is to say, as a simple activity that allows, through the goals or
conscious educator purposes, the incorporation of new subjects to culture, little or nothing can
be provided by psychoanalysis. However, if we assume a theoretical approach in which it is
considered that the teachers themselves and their conception of life world do not depend on

104
Zulay Tovar
voluntary and conscious determinations, then, considering the contributions of psychoanalysis
along with other important disciplines, perhaps you can collaborate to achieve the remeaning
of some aspects that are involved. Psychoanalysis inquires and deconstructs, along with other
disciplines, the discourse that sustains the illusion in the practice of the educational institution
which in turn constitutes an important contribution. What we know as Freud´s social line was
precisely his attempt to articulate knowledge that was postulating from the clinic with singular
subjects with the phenomena observed in the collective subjects: groups and institutions.
Keywords: Education. Psychoanalysis.Object. Subject.Must be. Be.

Introducción
La educación es en ante todo un hecho social la cual cumple una variedad de funciones
que implica diversas instituciones sociales entre las cuales se encuentra: la familia, la escue-
la, los medios de comunicación, entre otras. Siendo un hecho complejo, tal como diría Edgar
Morín, (1990) emplaza a una gran variedad de disciplinas diferentes y de difícil articulación
en su elucidación a la vez que busca explicar los diversas roles sociales que la escuela en
tanto institución desempeña. Ante esta realidad, surge la siguiente interrogante: ¿qué papel
puede desempeñar el Psicoanálisis en la comprensión de las funciones de la educación?
Esta pregunta surge porque es por muchos, conocido que este no constituye una teoría de
aprendizaje.
El discurso psicoanalítico y el discurso pedagógico representan dos campos del conoci-
miento, con diferentes objetos de estudio pero con algo en común: ambos operan con sujetos
y con la palabra.
Según Freud (citado por Rossi, 2009) el psicoanálisis tiene una influencia bastante limitada
sobre la pedagogía. Esto se debe principalmente a que
se pueden modificar métodos de enseñanza, brindar información sexual, combatir res-
tricciones, flexibilizar  las normas; y nada de esto asegura la ausencia de represiones y
conflictos, menos aún promete la satisfacción. Si el sujeto desea es porque algo queda
fuera de su alcance y ese algo es lo que lo motoriza, porque en realidad no se sabe qué
es lo que desea. (p. 93)
Lo antes expuesto implica, según palabras con Rossi (ob. cit), que la educación represiva
no produce insatisfacción. Muy por el contrario, la insatisfacción representa el motor de la
cultura.
De acuerdo con palabras de Pardo (2010), Freud presentó la noción de constitución psíqui-
ca a partir de la sujeción en el orden simbólico y así ocupar un lugar en el deseo de los otros,
lo que a su vez estipulará su lugar de Sujeto. Sigue explicando esta autora, que “el sujeto
no es la persona que desde su realidad material es origen de procesos subjetivos a partir de
un desarrollo cronológico que implica diversificación de funciones”. (p.5)
El Psicoanálisis, concibe al sujeto como efecto de la subjetividad de los otros, como de-
rivación de significaciones que no dependen de su voluntad y saber. Estos diferentes abor-
dajes del sujeto, no solo conllevan puntos de omisión debido a las diferentes coyunturas y
especificidades teóricas; sino que además mantienen zonas de concurrencia, que ofrecen
la posibilidad de enunciar interrogantes novedosas.
Es evidente entonces, que únicamente a través de la capacidad de escuchar de forma
asertiva el discurso, existe la posibilidad de agraciar la magnitud o proporción que se está
desarrollando en un grupo en particular en una institución específica, apoyándose en las
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 104-117

105
Hacia los avatares del sujeto que se encuentra entre el “deber ser “
de lo educativo y el “ser” del psicoanálisis
palabras que se pronuncian y que, quizá, podrían conducir a diferentes acepciones que se
van construyendo en la misma comunidad de sujetos. Lamentablemente, es en ese proceso
en el cual se evidencia el desconocimiento y la falta de explicaciones del profesional de la
educación.
De acuerdo con el planteamiento anterior, es factible afirmar, según palabras de Rossi
(2009) que, desde el punto de vista ético, el psicoanálisis puede brindar un valioso aporte
a la pedagogía como lo es: poner límites a su acción, es decir, poner la enseñanza bajo
sospecha. Para lograr que ese aporte tenga lugar, es necesario exponer a la luz pública las
diferentes formas de manipulación que tienen lugar desde el lugar del instructor/educador y
no únicamente con los niños.
Freud (citado por Pardo, 2010) advirtió a los docentes con respecto al impulso repentino y
no pensado de querer personificar el Ideal o de intentar que sus estudiantes acojan el ideal
que él considera más acertado, partiendo de la deferencia del ideal  como el medio para
lograr la ilusión. Esto trae como consecuencia que una educación que esté a favor de la
ilusión, representa un obstáculo para el pensar.
Al respecto, Pardo (obcit) añade
Un buen maestro no se cree un Maestro: no intenta que el alumno lo  admire o lo reveren-
cie; ha renunciado a la ilusión de deslumbramiento, que es una ilusión de inmortalidad, de
potencia y de gloria. Si el que enseña se instala en el lugar del Saber, no se cuestiona, no
indaga, sólo afirma y asegura saber todo. (p.74)
Por muchos es conocido que la simple acumulación de conocimientos no está directa-
mente relacionado con la sabiduría, es decir, no representa saber alguno. Al contrario, eso
significa un simple cúmulo de información logra el ser humano en su mundo de vida y que
representa una ideología que lo lleva a obtener una verdad absoluta.
Se puede afirmar entonces, según Bustamante (2009), que el psicoanálisis podría ser de
gran utilidad e interés en el contexto educativo ya que en lugar de en lugar de negar al niño
su estatuto y la idea de inocencia que lo caracteriza, tal como se ha hecho tradicionalmente,
este lo considera como un sujeto de pleno derecho. Sigue explicando este autor, que cuan-
do se utiliza la frase “compenetrarse por empatía con el alma infantil”, no se está haciendo
mención a la idea de actuar de forma infantil por parte del adulto; por el contrario, se refiere
a poseer conocimiento acerca de lo que se denomina alma infantil, a estar consciente de
que el niño no es un santo y que esa mirada que pareciera hacerle ver de forma inocente en
lugar de hacerle un bien, lo oculta ante los ojos del otro.
Existe una tesis expuesta por Freud (cit por Tamez guerra et al, 2006) sobre la que se apo-
ya el psicoanálisis la cual dice “Sólo puede ser educador quien es capaz de comprenderse
por empatía con el alma infantil, y nosotros los adultos no comprendemos a los niños porque
hemos dejado de comprender nuestra propia infancia”. (p. 58)
Esto dicho en palabras textuales de Bustamante se expresa así:
…o sea que los educadores que no saben quién es el niño, que lo creen inocente, una ta-
bula rasa abierta al conocimiento, no entienden con quién están tratando, no saben lo que
en él ocurre, de manera que no saben lo que hacen. Por el contrario, tener empatía con el
alma infantil, condición para ser un educador, quiere decir conocer al perverso polimorfo,
no suponerlo desde perspectivas deficitarias o santificadoras. (p. 4)

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 104-117

106
Zulay Tovar
Encuentros y desencuentros
Los encuentros y desencuentros entre los psicoanalistas y los pedagogos es una historia
que data de caso un siglo atrás. Al analizarla como un todo, la misma presenta algunos
aspectos contradictorios. El primero de ellos es que los profesionales de la docencia han
sido considerados desde hace mucho tiempo y en muchos países latinoamericanos como
un público muy receptivo y demandante en lo que a producciones psicoanalíticas se refiere.
Con respecto al segundo aspecto, el mismo está relacionado con los psicoanalistas, quienes,
comenzando por el mismo Freud, han centrado su interés en analizar los aspectos del con-
texto educativo desde su disciplina.
Ese interés en el análisis de temas educativos a la luz del psicoanálisis, se puede evi-
denciar, de acuerdo con palabras de Filloux (1975), desde principios del siglo XX, cuando
los discípulos de Freud, como Ferenczi y Pfister, hicieron llegar a Freud sus primeros textos
donde proponen el proyecto de una pedagogía que incorpore conceptos del psicoanálisis. En
el primer cuarto del siglo pasado, Freud escribió “El interés por el psicoanálisis”, en el cual
presenta el interés del psicoanálisis en otras disciplinas, como por ejemplo, la educación.
Este es el primer paso de un intercambio que se irá afianzando y ampliando en los décadas
siguientes.
Asimismo, se evidencia, también, una fundamentación pertinente en las Nuevas conferen-
cias de introducción al psicoanálisis, de Freud (1999) al señalar que el docente debe encon-
trar su camino entre el Escila del “dejar hacer” y el Caribdis de la “frustración” (que podría de-
rivar en excesos autoritarios). No existe una ecuación perfecta que ofrezca la posibilidad de
trazar el camino exacto para navegar entre los peligrosos peñascos (Escila y Caribdis aluden
míticamente a unos peñascos que dejarían un estrecho y agitado desfiladero para la navega-
ción al sur de Italia). Entonces, ¿Qué recursos ayudan al maestro para enfrentar ese desafío?
En la visión de Freud, lo ayudan pero no garantizan el resultado, el reconocer la naturaleza
particular de la constitución del niño, adivinar por débiles índices lo que se desenvuelve en
su vida psíquica inacabada, dispensarle la justa medida de amor y entretanto conservar una
parte eficaz de autoridad, para todo lo cual el análisis de los maestros y educadores parece
una medida profiláctica más eficaz que el de los propios niños.
Es importante mencionar que en ese mismo documento mencionado en el párrafo anterior,
Freud explica que el campo de la educación el cual es de gran importancia por la amplia
gama de posibilidades y esperanzas que brinda para un mejor futuro y por la riqueza que
ofrece en todo cuanto el análisis cultiva, ha sido olvidado o dejado a un lado por los psicoa-
nalistas. También señala que “los objetos del influjo pedagógico traen consigo muy diversas
disposiciones constitucionales, de suerte que un procedimiento idéntico del pedagogo no
puede resultar benéfico para todos los niños”.Sólo a las disposiciones constitucionales, su-
brayo el rescate de las singularidades que postula la cita.
Diversas Disciplinas
Hoy más que nunca y ante las diferentes situaciones problemáticas, existe la posibilidad
de abrir las puertas de la colaboración desde una variedad de disciplinas, lo que permitirá
entrecruzamientos e incluso montajes de dispositivos para intervenir que no debieran tener la
pretensión anticipada de volverse permanentes.
Según Elgarte (2009), en el material de lectura de los pedagogos, se pueden conseguir
formas diferentes de describir su disciplina entre las que se pueden mencionar:
…teoría de la educación, reflexión sobre las prácticas de transmisión de saberes, metodo-

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 104-117

107
Hacia los avatares del sujeto que se encuentra entre el “deber ser “
de lo educativo y el “ser” del psicoanálisis
logía del quehacer educativo, espacio interdisciplinario que incluiría la sociología, la filoso-
fía, la antropología, la psicología, la política, la lingüística...¿Ilusión de unidad totalizante del
saber?, concepciones conservadoras y transformadoras, entre otras.(p. 318)
Continúa explicando el autor antes mencionado que, en un sentido más definido y a la vez
permitiendo abrir la cuestión, Rabant (2001, p. 74) plantea:
¿Cómo definir el campo pedagógico? Digamos, como punto de partida, que es
esencialmente un espacio constituido por la intervención de una función de saber, en tanto
que un pedagogo la representa para un (unos) alumno(s). Pero esta función puede tener
distintas modalidades, o varias formas de intervención: el saber puede provocarse de varias
maneras en este campo, no tanto según las personas que están involucradas, sino según el
corte que en él opera el deseo y según la distribución de los lugares que inaugura en este
campo con su afuera, con lo que excluye o, por el contrario, representa.
Los diferentes saberes que aporta cada disciplina podrían ser representados de manera
análoga en un rompecabezas, pero no pueden ser consideradas simplemente como partes
de un mismo rompecabezas que al colocarse en su lugar forme un todo. Se debe ser cui-
dadoso al momento de completar el rompecabezas ya que se si una pieza no encaja, quizá
sea necesario hacer fuerza para que entre y en ese esfuerzo puede terminar dañada o
estropeada algunas de las bordes más agudos, creativos y originales de lo que cada saber
aporta y de las preguntas que se pueden construir entre sí, o las que cada disciplina puede
reformular al interior de sus fronteras.
Ante lo anterior, no queda más que dar la bienvenida a la educación y al psicoanálisis
como profesiones imposibles: Ambas se reciben con agrado como dos maneras distintas
de abordar y construir lo imposible, como dos formas de subrayar lo inacabado del sujeto.
A partir de lo anteriormente expresado, las preguntas que surgen en este trabajo se cons-
tituyen entonces en torno a los modos y puntos privilegiados en que se relacionan estas dos
formas de acercarse a lo imposible, así como en lo que son irreductibles.
Son muchos los textos que abordan el interés de Freud por los posibles aportes del
psicoanálisis a la educación. No obstante, es necesario mencionar que su interés no se ha
presentado siempre con optimismo ni se ha expresado con la claridad necesaria.
Freud, de acuerdo con palabras de Bustamante (ob.cit), en su recorrido de investigación
por la educación y el psicoanálisis, evidencia varios momentos; los cuales se mencionan a
continuación:
En el año de 1913: la educación mejoraría si conociera el desarrollo infantil; dirigir las
pulsiones hacia metas valiosas salvaguarda la creatividad y el disfrute. En 1925: la educa-
ción tiene sus funciones, aunque no conduzca a la madurez; lo cual no puede subsanar el
psicoanálisis, pues no es instalable la transferencia con niños. La provechosa instrucción
psicoanalítica calaría hondo en pedagogos psicoanalizados. Año 1932: igual procedimiento
pedagógico no beneficia homogéneamente; imposible hacer profilaxis psíquica. El niño, in-
capaz de alcanzar el dominio de las pulsiones, es psicoanalizable. Además de un educador
con información y terapia psicoanalíticas, conviene tener padres que hayan experimentado
un análisis. (p. 1)
En un texto publicado por vez primera en el año 1925 cuyo título es “Juventud Desampa-
rada. Prefacio de Sigmund Freud” de AugustAichhorn, Freud escribió el prólogo el cual vino
a representar una referencia infaltable sobre el psicoanálisis aplicado al contexto educativo.
En dicho prólogo, Freud reconoce que la aplicación del psicoanálisis a la teoría y al contexto
educativo ha motivado a muchos investigadores y a despertado un gran interés en ellos a la
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 104-117

108
Zulay Tovar
vez que los ha hecho sentir esperanzados.
No obstante, él también hace una sugerencia, o incluso advertencia, con respecto a la
importancia que tiene el hecho de que el docente reciba instrucción psicoanalítica, señalando
claramente que el mejor camino para lograr esta instrucción es someterse a un análisis, pues
la enseñanza teórica no es suficiente para entender el sentido profundo de un acercamiento
psicoanalítico. Así mismo aclara, a diferencia de 1913, que la labor docente es de naturaleza
sui generis; agrega que no debe ser confundida con los modos de acción del psicoanálisis y
no puede ser reemplazada por ellos. La educación puede apelar al psicoanálisis - dice Freud
- … a título de apoyo, pero no de equivalente, por razones tanto teóricas como prácticas...
El psicoanálisis no es ni educación ni re-educación: el tratamiento psicoanalítico reposa en
condiciones muy precisas que se pueden resumir en el término de “situación analítica…”
Este texto como vemos, le permite a Freud hacer ciertas puntualizaciones de deslinde
entre los campos y desprenderse de su optimismo. Asimismo, se puede considerar como
uno de los textos menos optimistas al evocar precisamente aquí “los tres oficios imposibles:
educar, curar, gobernar”. No obstante, no deja de señalar la importancia de una formación de
los educadores que los ilumine en relación con el psicoanálisis, reflexión que implica pensar
en la educación, desde cierta perspectiva de cuestionamiento acerca del sentido mismo de
su fin y de sus métodos, no solo en el nivel individual sino en el social.
El Psicoanálisis se ha extendido ampliamente y ha influenciado significativamente en dife-
rentes campos del conocimiento desde que se publicó el libro “Interpretación de los Sueños”
de Freud (2000) a principios del siglo XX. Una de las áreas más influenciadas ha sido la
educativa. En ese libro, se evidencian algunas reflexiones relacionadas con el psicoanálisis
y educación. Asimismo, en uno de sus famosos escritos titulado “Análisis terminable e inter-
minable” (1937/1981), da una clara ilustración de la ardua tarea que implica el objetivo de la
educación, al punto de afirmar que el psicoanálisis, la educación y la política son tareas que
comparten una característica en común: su imposibilidad y dificultad.
Esa imposibilidad que Freud observa en el acto educativo podría yacer en el mantenimien-
to de una Educación definida según sus fines y propósitos como una acción ejercida por un
adulto sobre un ser, con miras a su desarrollo físico, intelectual y moral y a su integración en
el medio en el cual está destinado a vivir.
Se evidencia también esa imposibilidad cuando se pretende sostener que la Educación
puede conducir al individuo a su feliz expansión buscando su perfección, a su felicidad y su
destino social. Además, se le suma a esa imposibilidad el hecho de que el acto educativo
se ejerce sobre el sujeto desde su nacimiento, con el propósito de que pueda llevarse al in-
fante de etapa en etapa hacia la autonomía del adulto, otorgándole la instrucción y la cultura
(Lafón, 1993).
La construcción de un tal concepto de Educación resume en parte la herencia de otras
nociones venidas de una antropología tradicional donde los elementos religiosos se han di-
fuminado con la intención de desarrollar una idea “espiritual”, “humanista” pero con la misma
exigencia disciplinaria, el control de los instintos y de las pasiones pulsionales para alcanzar
lo propio de lo humano como ideal, la racionalidad (Sotelo, 1990).
Los elementos que definen esta Educación, retoman una visión moderna de la “nueva con-
cepción educativa” sobre la conquista de la libertad y de la autonomía del individuo asociado
con su racionalidad. Pero aún para nuestros días, afirma Sotelo (1999), la educación como
paideia, tal y como se entiende desde los orígenes griegos, precisa de un paradigma ideal
del ser humano, en referencia a un sistema de valores. Por tanto, a pesar de la coexistencia

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 104-117

109
Hacia los avatares del sujeto que se encuentra entre el “deber ser “
de lo educativo y el “ser” del psicoanálisis
de los distintos modelos educativos de nuestras sociedades, la construcción de la noción de
Educación se constituirá a partir de su paradigma del ideal de ser humano.
Otro trabajo que ocupa un lugar particular en el trazo histórico por la influencia que ha teni-
do en años posteriores en la educación es el libro del Psicoanalista, colaborador del Instituto
de psicoanálisis de Viena, SiegfriedBernfeld (1975), Sísifo o loslímites de la educación.Bern-
feld en 1925, se interroga con respecto a la enseñanza, los presupuestos de la función de la
educación, en referencia a los métodos, acerca de la posibilidad de la educación. Presenta
un análisis de la relación del maestro consigo mismo señalando que la propia naturaleza de
la vinculación educativa implica en el educador una regresión a su propio período edípico;
“este niño que está frente a él, - dice Bernfeld - es él mismo a la edad en que era niño, con
los mismos deseos, los mismos conflictos... de esa manera el educador está en presencia de
dos niños: el que debe educar, y el que está en él reprimido”(p.9).
Esta regresión según su análisis impone que “toda voluntad pedagógica choque con el
límite impuesto por las constantes psíquicas presentes en el educador en tanto sujeto de la
educación” (p.9)..
Entre 1926 y 1937, se publica en Berlín y Viena la revista llamada Revista de Pedagogía
Psicoanalítica, por su título en alemán - PsychoanalytischePädogogik- . Esta revista es el
resultado de un importante movimiento impulsado por psicoanalistas y pedagogos preocu-
pados por la educación de la época. Para sus fundadores se trataba de publicar trabajos
concernientes a la aplicación de la técnica psicoanalítica a los niños y los adolescentes, así
como los informes de experiencias realizadas por docentes y educadores, inspiradas en el
psicoanálisis.
El objetivo era también propagar los métodos psicoanalíticos en el campo pedagógico,
mostrar concretamente que la aplicación del psicoanálisis en la pedagogía era posible, daba
resultados; de alguna manera probar un movimiento en su marcha.
En este mismo orden de ideas, se puede afirmar que La Educación procura el acerca-
miento del alumno a la mayor perfección humana posible hasta el estado adulto. Pero este
ideal, conducir al alumno a la libertad de la autonomía en su adultez, por mediación de la
acción pedagógica, supone un sujeto cuya naturaleza pulsional debe ser dominada para
acceder a la cultura. Un niño cuya naturaleza primitiva debe ser moldeada por el adulto, para
que pueda convivir en su medio social.
Asimismo, la acción del educador se puede proponer como fundamento del proceso, es
quien posibilita que el alumno desarrolle sus capacidades y habilidades para ser parte de su
grupo social.
Igualmente, un educador cuya mediación se puede efectuar entre la naturaleza primitiva
y la esencia de lo cultural. Pero en este intento, el niño de la realidad parece haber sido
olvidado en la abstracción del ideal educativo.
Educación y Psicoanálisis
Por muchos es conocido que la historia o historias que se tejen alrededor de las relacio-
nes entre educación y psicoanálisis. Éstas dependen de las variadas concepciones que se
posee tanto del psicoanálisis, como de la ciencia y de la enseñanza. Dependen también de
lo que se entienda por nociones tales como aplicación, investigación, acción pedagógica y
por supuesto, depende, también de los momentos y circunstancias político-institucionales
de ambos campos.
En este sentido, podemos decir que la educación se nos presenta como un campo de
demandas que exige respuestas a las dificultades propias de todo proceso de enseñanza-
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 104-117

110
Zulay Tovar
aprendizaje, demandas de ayuda para comprender lo que sucede en momentos de conflictos
o de fracasos, incluso para elaborar métodos de enseñanza o para formar sujetos que res-
pondan a las situaciones propias del campo.
Es precisamente en esta perspectiva que desde el campo educativo se le pregunta al
psicoanálisis. Pero es también por esa perspectiva, que surgen inevitablemente varias inte-
rrogantes: ¿Se trata de que el psicoanálisis sea el “inspirador” de prácticas pedagógicas?
¿O bien, se trata de ser instrumento de lectura y de investigación acerca de la naturaleza
y el funcionamiento de lo educativo, de lo pedagógico? ¿Se trata en fin de ser analista en
el acto mismo de investigación y de escucha de lo que ocurre en este campo? O ¿Se trata
de tomar en cuenta el inconsciente, ya sea en la actividad y la teoría pedagógica, o en la
investigación básica?
Desarrollar posibles respuestas implica de entrada una breve reflexión sobre lo que es
propio del campo pedagógico. ¿Qué es la Pedagogía: teoría del acto de enseñanza; métodos
que definen el arte de enseñar; reflexión implícita o explícita en relación con las prácticas de
transmisión de conocimientos. O todo eso a la vez?
En este sentido, la noción propuesta por E. Durkheim, de teoría prácticapara designar la
esencia de lo “pedagógico” sigue vigente. Bajo el término “pedagogo” se designa al maestro,
al enseñante en tanto que es actor, agente, trasmisor de conocimientos, que vive una prácti-
ca referente a una pedagogía implícita, explícita, razonada o no. Teórico-practicante del acto
de enseñar, partenaire del otro alumno en el campo de la escuela, del sistema pedagógico
en el cual está inscrito.
Se trata pues de la Escuela, en el sentido de lugar donde funciona este conjunto, que
podemos describir tanto en términos de relación entre maestro y alumno en el marco del
proceso de enseñar-aprender, como en términos de articulación de posiciones de maestro y
de alumno, de enseñante y de aprendiz, en una relación común con el saber, con los cono-
cimientos que deben ser transmitidos.
El espacio escolar, entendido bajo el aspecto de lo “pedagógico” es decir de los medios, de
los procesos de enseñanza aparece entonces como campo pedagógico. Espacio constituido
por la intervención de una función de saber, en cuanto que un pedagogo la representa para
un alumno. Esta función del saber está en el centro del proceso que puede ser analizado en
términos de relaciones, de actitudes conscientes o inconscientes.
Esta problemática en la que se imbrican distintas dimensiones: psíquica, sociológica, an-
tropológica; hace que el campo pedagógico devenga objeto epistémicode otros discursos
susceptibles de hacer de la investigación pedagógica un instrumento de “saber pedagógico”.
No se puede ignorar que al proponer la acción de la educación a partir de la participación
del educador, hace imposible pensar en un proceso educativo descontextualizado de las
realidades particulares que vivencian sus actores como Sujetos.
Igualmente el educador puede integrar el par educador-educado como una alteridad, en
una escena de relación donde el primero permite la expansión de las potencialidades que
están contenidas en el sujeto. Por otro lado pensar que el educador es un mero “factor” de la
situación educativa, hace descuidar la consideración de los aspectos subjetivos e inconscien-
tes inherentes a la relación pedagógica. Esto puede conducir a creer que es posible realizar
el ideal de la técnica y de las reglas generales de base científica en dicha relación, como una
pedagogía objetivista centrada en criterios cientificistas.
Algo semejante ocurre al definir qué es Pedagogía, tomando como base las ciencias posi-
tivas, eso nos conduce a la objetivación, según un modelo fisicalista: de aquel que aprende;
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 104-117

111
Hacia los avatares del sujeto que se encuentra entre el “deber ser “
de lo educativo y el “ser” del psicoanálisis
caracterizándose por el acento en la tercera persona (impersonal). En cambio, poner el
acento en el “arte del educador” o sobre el contenido de su discurso (su saber), corresponde
a una centralización sobre el polo magistral o sobre el educador; transformándose en una
pedagogía que funciona en primera persona. Esto ha dado origen, a diferentes corrientes
que llevan como apelativo pedagogía tradicional, o “logotrópica” según “centrada sobre el
programa” según J.C. Filloux (1987) o aún “magistrocentrista”. Por esto una visión distinta de
la pedagogía tradicional, tendría que considerar al “objeto relacional” de la pedagogía, lo que
permite elaborar un modelo en segunda persona; es decir, centrada en la relación afectivo-
social facilitadora, maestro-alumno (Lerbet, 1980.)
Este enfoque pedagógico subraya la relevancia de lo afectivo-relacional en las situaciones
de aprendizaje. Pero de acuerdo con lo expuesto hasta aquí y a la luz de la teoría psicoa-
nalítica, asumir lo afectivo de las relaciones en la escuela, nos lleva a la redefinición de la
práctica pedagógica misma.
Para el psicoanalista Steichen (1997), existe una diferencia entre sujeto de la razón cons-
ciente y Sujeto del pensamiento inconsciente, como producto simbólico. Freud (1932/1979) al
analizar la relación existente entre el psicoanálisis y la educación, explicó que dicha relación
representaba un gran aporte y que por lo tanto incorporaba grandísimas esperanzas para el
futuro, siendo la más importante de todas, la referida en cuanto a lo que el análisis cultiva.
Por su parte, Assoun (1997) señala que para comprender la relación entre psicoanálisis y
educación ponemos de relieve tres conceptos básicos, que a la luz de esta reflexión adquie-
ren un valor especial en nuestro trabajo cotidiano en las aulas. Estos son: “lo infantil”, “la cul-
tura” y “el Sujeto”. La cuestión acerca del “niño” obliga a pensar de nuevo en la racionalidad
psicopedagógica, introduciendo la reflexión acerca del inconsciente psicosexual. La cuestión
sobre la “cultura” nos presenta a la neurosis como su síntoma, el cual es vivido como un cier-
to conflicto entre lo pulsional y lo cultural. Y la cuestión del “Sujeto”, es la pregunta por aquel
que va a constituirse por el deseo y ese sujeto que será fantaseado por el “ideal educativo”.
Con Freud la conceptuación de la infancia se modifica completamente; con la teoría de
las pulsiones se descubre una nueva dimensión en la comprensión de lo infantil. La teoría
sexual infantil pone de relieve que cualquier propuesta que tome en cuenta al niño como su
objeto, debe considerar que ante todo el niño se enfrenta al conflicto, entre la libre expansión
de sus necesidades libidinales y las necesidades de integración a lo social que impone su
grupo de referencia.
Pero el sometimiento de la pulsión al ideal cultural es el origen y la “cristalización” de sín-
tomas neuróticos. Es el neurótico quien descubre el carácter ineducable de la pulsión, lo que
pone precisamente en fracaso a tan ansiado ideal, que interroga a su vez al ideal educativo
mismo. Pero la dificultad del neurótico es exactamente encender ese saber, a causa de la
propia neurosis. De acuerdo con Lacan (1985), el saber está representado en lo que se dice
y se hace; el saber se expresa por sí mismo, es decir, representa al inconsciente.
La práctica analítica opera sobre la palabra, y el sujeto neurótico es aquel que sabe sin
saber que sabe, y por eso, piensa que no sabe. En otras palabras, siempre encuentra una
forma peculiar para engañarse de que no sabe lo que sabe. Es en el inconsciente, postulado
por Freud, donde se encuentra la parte del discurso que está reprimido y que no aparece
disponible para restablecerse en su decir, lo cual se manifiesta en el síntoma,…un síntoma
escolar; por ejemplo.
En el dispositivo analítico, el sujeto, sea niño o sea adulto, debe encontrar un efecto de
sentido en su síntoma, ya que éste es la sustitución de lo no dicho.El inconsciente es un
saber y según palabras de Lacan (1985) es una saber que se desconoce y que esta cimen-
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 104-117

112
Zulay Tovar
tado en el significante. La articulación o el engranaje con el otro, especialmente el otro de
la cultura o del leguaje, viene a caracterizar el contexto en el que la persona emerge. Para-
fraseando lo antes expuesto, se puede afirmar que existe una íntima relación entre el saber
y el Otro. Podemos deducir que el alumno es influenciado por el Otro en la búsqueda de un
saber más elaborado. Así, no es tanto el deseo de saber lo que influencia al alumno, sino la
relación transferencial con el Otro.
Esa influencia, resalta Freud (1999), puede impulsar al alumno como también bloquearlo
con relación a la posibilidad de acceso a un deseo de saber. Sin embargo, es necesario que
el Otro tenga una marca de falta de saber, o sea, sólo hay trasmisión de deseo de saber
si el Otro fuera castrado, si el educador no ocupara el lugar de sabelotodo. Es el no saber
que define el saber.
La educación se ve así en medio de la pulsión y la cultura. Por tanto, la Educación no
puede conducirnos al ideal de un adulto autónomo, pues su misma inscripción en la cultura
obliga al Sujeto a ser frustrado en su deseo. En ello radica la imposibilidad de educarlo para
el ideal educativo.
Freud ubicaba a la escuela en concordancia con un punto crítico del desarrollo del niño.
Hay dos textos que son punto de referencia: “Contribuciones para un debate sobre el suici-
dio” de 1910 y “Sobre la Psicología del escolar” de 1914; ambos nos permiten deducir que,
en el recorrido que es la infancia, la escuela implica el pasaje para el niño de la familia a la
sociedad, es el instrumento de trasmisión cultural e ideológico.
La escuela es un lugar en la vida que trata con seres únicos e irrepetibles, con particula-
ridades pero desde una serie de normas que deben valer para todos por igual, sin favoritos,
sin segregados. Que cuando un niño no cuadre en el conjunto, podría recurrirse a un trato
individual, que intente reconducirlo a los mismos parámetros que valen para todos.
Freud dice que el maestro es un Ideal y que tiene que entrar así en la vida del pequeño:
Los cortejábamos o nos apartábamos de ellos, imaginábamos su probablemente inexisten-
te simpatía o antipatía; estudiábamos sus caracteres y formábamos o deformábamos los
nuestros, tomándolos como modelos. En el fondo los amábamos entrañablemente cuando
nos dan el menor motivo para ello. Tendíamos por igual al amor y al odio, a la crítica y a la
veneración. Nosotros les transferíamos el respeto y la veneración. (Freud, 1914).
En “Contribuciones al simposio sobre el suicidio” de Freud (1910) nos dice:
La escuela debe infundir el placer de vivir y ofrecerle el apoyo y asidero, en un período de
su vida en el cual las condiciones de su desarrollo los obligan a soltar sus vínculos con el
hogar paterno y con la familia… La escuela nunca debe olvidar que trata todavía con seres
inmaduros, a los cuales no se les puede negar el derecho a detenerse en determinadas
fases por ingratas que estas sean.
Lo antes expuesto ratifica la razón por la cual la educación y el aprendizaje se han visto
siempre infiltrados por el amor y el temor que despierta el sujeto docente, en el sujeto dis-
cente. Algo rompe la armonía pedagógica y se presenta como un imposible de soportar. Ese
algo, ese resto, el docente lo pone en la nota como lo que no debería de presentarse, como
lo que está fuera del orden y que a menudo es traducido como deficiencia.
El educador en nombre de un Ideal se dirige al yo del alumno y su cortejo narcisista, para
conseguir la domesticación de las pulsiones sexuales y agresivas. La molestia que causa
la renuncia pulsional en el sujeto que aprende, va a ser recompensada por la satisfacción
narcisista que le brindan el reconocimiento y el cuadro de honor.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 104-117

113
Hacia los avatares del sujeto que se encuentra entre el “deber ser “
de lo educativo y el “ser” del psicoanálisis
El analista contrariamente al educador, al maestro; toma los restos, toma la queja del
sujeto y con en ella a un sujeto que piensa, que calcula, que yerra y se equivoca en relación
al Otro; tal es el Sujeto del inconsciente que se constituye en la alienación del ser humano
con el lenguaje.
Reflexiones
Freud (1999) considera a lo inconsciente como un sistema regido por leyes, otra lógica de
operar el psiquismo que a partir de allí ya no puede asimilarse a lo consciente. No se trata
de ocultismo, sino de un inconsciente eficaz, indomeñable por la voluntad consciente y que
se produce en los síntomas, actos fallidos, sueños.
¿Qué consecuencias producirá en el campo pedagógico? Fundamentalmente, al destronar
a la conciencia como única instancia de conocimiento, esto pone un límite a los intentos
de programación pedagógica. El inconsciente no aprende, no es mensurable ni evaluable;
el psicoanálisis no apuesta al rendimiento. Entonces el sujeto del psicoanálisis, Sujeto
del inconsciente, es diferente de un supuesto sujeto del conocimiento, donde se le otorga
prevalencia a lo voluntario consciente y se considera a lo intelectual como una entidad inde-
pendiente y recortable.Desde el psicoanálisis, lo intelectual no es una aptitud autónoma, sino
que depende de la dinámica psíquica, de la trama significante del Sujeto.
En Freud, encontramos que la solidaridad entre educación y psicoanálisis, consiste en
aquello que no puede, es decir, en la falta. Aclaramos, lo que crea esta afinidad entre “acto
pedagógico” y “acto psicoanalítico” y con el “gobernante”, como oficios imposibles, es el he-
cho de que esta trilogía de actores tiene inminentemente que “vérselas” con el deseo del otro.
Educado, gobernado o analizado, estos quieren actuar sus pasiones y poner en regreso la
pulsión de curar, de educar y de gobernar. Sin embargo a diferencia de gobernar, tanto curar
como educar tienen que ver con un saber, si bien de una naturaleza distinta.
De modo que, la nueva concepción pedagógica inspirada en la teoría psicoanalítica permi-
tiría que el educador pudiese ser educado por el niño (a) mismo, como Sujeto confrontado a
las exigencias de la pulsión pero al mismo tiempo en el reconocimiento de la imposibilidad,
esto es, aceptar las propias fracturas y las del otro. Es entonces en este contexto que de-
bemos preguntarnos, con respecto a quéde lo pedagógico es que el psicoanálisis puede ser
uno de esos otros discursos. Es restituirle al campo pedagógico el valor del “sujeto” y la sub-
jetividad ahí donde una educación inspirada nada más por su inercia ideológica lo desconoce
y reduce al estatuto de un “objeto” a formar.
Freud retoma para insistir lo que años antes ya había planteado en su Prólogo a AugustAi-
chhorn: la dificultad de identificar el proceso pedagógico con el proceso analítico.
Esta afirmación nos abre a interrogantes con respecto al estatuto mismo de la relación de
dos campos irreductibles el uno al otro. ¿Se trata del interés que puede tener el psicoanálisis
de extender su dominio de interpretación y de conocimiento a la educación, a la pedagogía?
¿O se trata de que la pedagogía encuentre interés en los aportes del psicoanálisis?
Se pudiese proponer el lugar para el psicoanálisis en relación con la educación es de
colaboración, de aporte, uno más, no como ciencia instructora o catedrática, sino desde una
perspectiva interdisciplinaria, a partir de sus conceptos fundamentales, tendiendo a hacer
entrecruzamientos, promoviendo puntos de interrogación y reflexión, señalando ciertas con-
diciones y límites del proceso educativo en tanto se considere al Sujeto del inconsciente.
Para el psicoanálisis, el sujeto es de entrada un Sujeto en el que converge lo consciente y lo

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 104-117

114
Zulay Tovar
inconsciente y tiene lugar en el interior de una trama intersubjetiva, en el Otro del lenguaje.
Entonces, si el sujeto no es el yo consistente de la identidad, no es el hombre tal como lo pre-
senta la psicología tradicional, ello nos conduce al descubrimiento freudiano del inconsciente
y los efectos que puede producir si el discurso pedagógico lo tomara en cuenta, en tanto que,
en general, no hay coincidencia entre el sujeto de la pedagogía y el Sujeto del psicoanálisis.
Cuestiones que aluden al inevitable malestar estructural del docente como sujeto en la
cultura. No se trata de desesperanza, sino que poder fisurar los mitos de armonía y felicidad
abre las puertas de algo nuevo a producir, posibles caminos creativos en esta profesión
imposible.Esta es una tarea de investigación que como hemos visto data de tiempo atrás y
que a aquellos que nos preguntamos sobre los avatares del sujeto que se encuentra entre el
deber ser de lo educativo y el ser del psicoanálisis nos corresponde continuar en ella.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 104-117

115
Hacia los avatares del sujeto que se encuentra entre el “deber ser “
de lo educativo y el “ser” del psicoanálisis
REFERENCIAS

Aichhorn, A. (1956). Juventud Desamparada. Prefacio de Sigmund Freud.


Assoun, P. (1997). Lecciones Psicoanalíticas sobre la Mirada y la Voz. Buenos Aires: Nueva
Visión.
Bernfeld, S. (1975). Sísifo o los límites de la educación. Buenos Aires: Siglo XXI.
Bustamante, G. (2009). Investigación, psicoanálisis, educación. Parte II: avance de investiga-
ción: Freud, la educación, el psicoanálisis.
Ferenczi, S. y Pfister, L. (1984). Psicoanálisis. Obras Completas. Tomo IV. Madrid: Espasa
Calpe.
Filloux, J.C. (1987). Psicoanálisis y Educación: Puntos de Referencia. Recuperado: http://
grupos.geomundos.com/salud.psicosocial/mensajepsicoanalisisyeducacionpuntosdere-
ferenciaporjeanclaudefilloux.html.
Elgarte, R. (2009). Contribuciones del psicoanálisis a la educación. http://www.biblioteca.
unlpam.edu.ar/pubpdf/ieles/n06a16elgarte.pdf
Freud, S. (2000). Interpretación de los Sueños. Buenos Aires:Paidós.(1999) Nuevas confe-
rencias de introducción al psicoanálisis.Conferencia 34, en: ibid, vol 22.
(1937/1981). Análisis terminable e interminable. Tomo III. Obras Completas. Madrid: Biblio-
teca Nueva.
1932/1979). Conferencia nº 34. Nuevas Conferencias de Introducción al Psicoanálisis. En S.
Freud, Obras completas 22 (p. 138). Buenos Aires: Amorrortu editores.
(1976). Introducción a OskarPfister en: Obras Completas, Vol. 12. Buenos Aires: Amorrortu.
(1910). Contribuciones para un debate sobre el suicidio. En Obras Completas, ibid, vol. 2.
(1913). El interés por el psicoanálisis, en, ibid, vol. 13.
Prólogo a AugustAichhorn, en: ibid, vol 19.
Sobre la psicología del colegial. En, ibid, vol 13.
Lacan, J. (1985). Intervenciones y textos 2, “Dos notas sobre el niño”. Buenos Aires: Manan-
tial.
Lafón, CH. (1993). Observar las Situaciones Educativas. España: Narcea.
Lerbet, S. (1980). Pedagogía de la Escuela Maternal. Buenos Aires: Nova.
Morin, E. (1990). Introducción al Pensamiento Complejo. España:Gedisa.
Pardo, M. (2010). Freud, y los avatares del aprendizaje.
Rabant, C. (2001). Definir un campo pedagógico. En J. C. Filloux (Comp.), Campo Pedagógi-
co y psicoanálisis. Buenos Aires: Nueva Visión.
Rossi, M. (2009). Psicoanálisis y Educación. Recuperado: http://www.lagaceta.com.ar/
nota/345478/la-gaceta-literaria/psicoanalisis-educacion.html
Sotelo, A. (1990). Neoliberalismo y Educación. Argentina: Rivadavia.
Steichen, R. (1997). El Individuo en el Sistema. Psicoterapia en una Sociedad Cambiante.
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 104-117

116
Zulay Tovar
Barcelona: Herder.
Tamez Guerra, R. et al (2006). Educación y Desarrollo Psicoafectivo. Una propuesta de
prevención y promoción de la salud psicosocial en la infancia. Barranquilla: Ediciones
Uninorte 2006.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 104-117

117
ENFOQUE LITERARIO DE LA ENFERMEDAD A TRAVÉS DEL TIEMPO
EN VARIOS AUTORES
LITERARY APPROACH OVER TIME IN VARIOUS AUTHORS

* Romero Mercado, Trina Margarita


Correo: trinamargaritaromero@gmail.com
Correo: Institucional:Tromero1@uc_ed.ve
Facultad de Ciencias de la Educación
Universidad de Carabobo

Licenciada en Educación, mención: Lengua y Literatura.


Especialista en Gerencia Educativa.
Desempeño Docente: Prof. instructora: Departamento de Lengua y Literatura. Facultad de
Ciencias de la Educación. Universidad de Carabobo.

Sección: Artículo

RESUMEN
El presente artículo tiene como propósito tratar el tema de la enfermedad, en el marco de la
tradición literaria, enfocándolo en la obra de diferentes autores, en épocas distintas. Mostran-
do la diversidad de formas que tiene la literatura para nombrar la enfermedad y el cambio que
se ha producido en la manera de narrarla, permitiendo la elaboración de obras grandiosas.
Utilizando un análisis documental, se realizará un proceso de búsqueda, análisis, crítica e
interpretación de fuentes documentales primarias, a través de las cuales se evidenciarán
nuevos conocimientos. Se tomará en cuenta lo planteado por SusangSontang en el ensayo:
La enfermedad y sus metáforas, cuando expresa que la enfermedad adquiere significado
mediante el uso de las metáforas, no sólo como figura retórica, sino como mecanismo epis-
temológico, mediante el cual comprendemos el mundo.
Palabras claves: Enfermedad, literatura, evolución, muerte.
Recibido: Febrero 2015
Aprobado:Abril 2015
ABSTRACT

This article focuses its main idea in the close relationship between literature and disease;
existing works which are a way by which the authors have traveled trough time, using a bi-
bliographic, document analysis, some relevant works will be presented, starting with ancient
texts, which show how the disease is a trascedendental milestone in the evolution of huma-
nity, reaching the contemporary era, where health plays a role, it will take into account the
views expressed by the writer Susan Sontang in he trial: the disease and its metaphors, with
the analysis of the works will of the works will be the change in the ways of imagining and
narrating the disease, as their places of occurrence, production and demonstration has been

118
Romero Trina
modified and strategies for recount.
Keywords: disease, literature, evolution, death.

Introducción
El hombre es un ser capaz de entender su propia fragilidad, degeneración y muerte,
encontrando en la literatura un espacio donde pone de manifiesto sus, deseos, obsesiones,
temores, pasiones Es por esto que gran cantidad de autores han utilizado el tema de la
enfermedad. Enfocándola desde varios puntos de vista, que tienen su origen en variedad de
situaciones y en el momento histórico cultural que se esté viviendo.
Actualmente la sociedad se encuentra regida por una serie de paradigmas de belleza los
cuales se han convertido en una especie de obligación, existe el miedo a envejecer, a perder
la salud, la lozanía que tiene como fin reflejar que se posee un estado integral. Por esto la
enfermedad considerada, como una alteración más o menos grave de la salud, puede afectar
la personalidad, la manera de razonar, el cómo se expresan las emociones y sobre todo el
estado espiritual.
Desde este punto de vista se pondrá en escena variedad de formas con las cuales se nom-
bra la enfermedad y la diversidad de experiencias únicas, individuales, grupales estéticas o
políticas que surgen de élla. Se mostrará los cambios que se han producido en los modos de
narrar e imaginar la enfermedad o cómo sus lugares de aparición, producción y manifestación
se han modificado y las estrategias para relatarlas también.

Enfermedad y Literatura. Obras


La literatura muestra excelentes obras dónde la enfermedad no sólo es el núcleo de élla
sino que es producto de la ira de los dioses en textos tan antiguos como el que se encuentra
plasmado en. La Sagrada Biblia (957 AC) en la parte del Libro del Éxodo la enfermedad y
el terror juegan un papel esencial: Para lograr que los egipcios dejará libres a los esclavos
Dios, envía plagas que los aterrorizan. La mayoría son enfermedades que no tienen cura.
Una de las primeras obras literarias, de la cultura occidental La Ilíada (VIII a.c) texto de
carácter épico, supuestamente escrita por Homero, narra la evolución de una terrible peste
que provoca la muerte de muchas personas. Esta leyenda resulta un castigo de los dioses
al cometer los hombres un error: Agamenón le roba a un sacerdote de Apolo su hija llamada
Criseida. Apolo está indignado y solo la restitución a su padre de la hija hará cesar la peste
Agamenón rabioso accede a la devolución, pero para resarcirse le arrebatará a Aquiles la
más hermosa de sus esclavas Briseida. Es una poesía llena de violencia y sangre, en ningún
momento decae el interés, a pesar de las grandes luchas el lector no se cansa. Se intercalan
magistralmente las costumbres, discursos, recuerdos que brindan una visión completa de
aquella civilización.
En este sentido la literatura muestra excelentes obras donde la enfermedad no solo es el
núcleo de élla sino que es producto de la ira de los dioses, enfermedades infecto contagiosa
como la peste, tuberculosis y la lepra llegaron a constituirse en dificultades muy difíciles de
controlar, no se les encontraba explicación.
Otra de las grandes obras de la literatura, que tiene como eje la enfermedad y la muerte, a
veces con fuertes contradicciones es El Decamerón (1.353), escrita por Giovanni Boccaccio,
constituido por cien cuentos y tres temas: el amor, inteligencia humana y la fortuna, inicia
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 118-128

119
Enfoque literario de la enfermedad a través del tiempo en varios autores.
con la descripción de la peste bubónica que azotó la ciudad de Florencia en 1.348, continua
narrando cómo: siete mujeres y tres hombres, buscan asilo en una villa cercana, con el fin de
no contaminarse. Cada uno representa un estado de ánimo diferente, con su intimidad, valo-
res, se ven obligados a aceptar lo que la vida les depara y las mujeres hasta ese momento
con fuertes virtudes de honor y pureza en la narración se igualan a los hombres, volviéndose
complacientes con los placeres. El realismo presente en la obra y el tono íntimo y sexual
provocaron la crítica feroz de los eclesiásticos, llegando a ser censurado; sin embargo esta
obra representa a nivel literario la degradación social que la peste trajo consigo.
Este sentido resulta interesante lo que plantea SusanSontang en el texto La enfermedad
y sus metáforas (1.980):
Era frecuente identificar el desorden social con una epidemia. En inglés, pestilence (peste
bubónica) dio pestilent (apestado), cuyo sentido figurado, según el Oxford English Diccio-
nario, es ofensivo para la religión, la moral y la paz pública 1.513 y pestilencial significa
moralmente nefasta o pernicioso (1.531). Se proyecta sobre la enfermedad lo que uno pien-
sa sobre el mal. Y se proyecta a su vez la enfermedad (así enriquecida en su significado
sobre el mundo). (p. 28)
Antiguamente, estas fantasías iban anexadas como etiquetas a las epidemias, que eran
calamidades sociales. Durante los dos últimos siglos las enfermedades que más se han usa-
do como metáforas del mal han sido la sífilis, la tuberculosis y el cáncer, tres enfermedades
supuestamente individuales.
Otra obra, que también describe una terrible epidemia de peste es la escrita por Daniel
Defoe denominada: Diario del año de la peste (1.722). Acá se presenta de la misma manera
que lo hizo Boccaccio: esta era una inmensa llamarada que brota en la ciudad produciendo
una devastación total. Se narran las características primordiales de la enfermedad: la peste
que azotó la ciudad de Londres en 1665 huyen abandonando todos sus bienes, con tal de
no contagiarse Van hacia el campo, en dónde pensaban encontrar espacios sanos, libres
de la epidemia. La amenaza de muerte los aterrorizaba, paranoias, fobias y ansiedades, son
constantes en estos relatos.
La enfermedad, se entiende más cuando a través de la metáfora se le da un significado,
nos sirve para comprender mejor el mundo. La metáfora le da a una cosa el nombre de otra.
Por esto es que se hace imposible pensar sin metáforas, pero existen algunas de las cuales
mejor es alejarse; cuando pensamos interpretamos; pero esto no quiere decir que se pueda
en algunas ocasiones estar en contra de determinadas interpretaciones.Por ejemplo existen
estrategias grandiosas, cuyas metáforas muy amplias dan lugar a otras distorsiones, como
que el cáncer resulta ser la anonadación de la conciencia, por un ello negligente, los inmunó-
logos, clasifican las células cancerosas como no propias del organismo. Como una metáfora
ferozmente energética, que resulta un insulto supremo al orden natural.
En los textos, ya señalados, se muestran algunas de las características, que a través del
poder de la ficción resultan sorprendentes o conmovedoras. Pero sobre todo inquietantes:
dolores de cabeza, cuerpo de color lívido hacia rojo, aparecían pústulas y úlceras La inquie-
tud era insoportable. La muerte llegaba al séptimo o noveno día. Si llegaban a sobrevivir, las
diarreas eran continuas; al fin les producía la muerte. Algunos lograban vivir, pero mutilados,
perdían un ojo o los dedos de manos y pies.
Por ejemplo, los siervos que cuidaban más a sus amos que a sí mismos, padres que
abandonan a sus hijos mutilados, casas tapiadas con los enfermos dentro, ríos de gente
huyendo a sus casas de campo, extendiendo la epidemias. Una multiplicidad de episodios

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 118-128

120
Romero Trina
negativos, que van de la madre a los hijos demostrando comportamientos humanos mezqui-
nos, la amenaza de muerte los aterrorizaba, paranoias, fobias y ansiedades son constantes
en estos relatos. Es una narración dramática y sobrecogedora, episodios donde lo emotivo y
lo terrorífico se cruzan, capaces de conmover hasta las lágrimas.
Las grandes pestes narradas en las obras ya mencionadas tienen como fin narrar la
enfermedad acudiendo a innumerables, metáforas, cargadas de fantasía y muerte, siempre
con un fuerte contraste, ya que desembocan en placer, dolor, sueño, somatización y todo un
cúmulo de limitaciones pero también las posibilidades que se abren en un estado diferente
al de la salud.
En este sentido, SusanSontang; explica:
Como cualquier situación extrema las enfermedades temidas sacaban a relucir lo mejor y lo
peor de la gente. Sin embargo las crónicas clásicas acerca de las epidemias subrayaban en
primer lugar los estragos de la enfermedad en el carácter de las víctimas. Cuantos menos
prejuicios tenía el cronista, y cuanto menos la enfermedad era para él el justiciero castigo
por alguna iniquidad, tanto mayor era la probabilidad de que su relato acentuara la corrup-
ción moral acarreado por la epidemia…el placer del momento ocupó el lugar del honor y la
conveniencia y corrompe hasta el mismo lenguaje. (p. 18).
La muerte no se puede evitar, llega de manera inesperada, algunas veces sorprendente,
cómo se presenta no es una elección personal, es una sombra inesperada, los escritores la
expresan desde una visión cubierta de terror y oscuridad, con un fin precisamente estético y
literario, de una manera muy objetiva.
Es a partir del siglo XIX que el tema de la enfermedad se explora como marco para mostrar
al ser humano frente a sus miedos, la muerte, la soledad, la depresión, las angustias.
Son numerosas las obras que manejan como eje temático la enfermedad o al enfermo.
Entre ellos se encuentra La muerte de Iván Ilich (1.886) narrada por LeonTolstoy, en ésta
muestra los sufrimientos de un hombre que padece una enfermedad mortal: cáncer. Sabe
que la muerte está cerca, se angustia de manera terrible. A pesar de ser rico, tener esposa,
lujos y un cargo importante, la soledad es su única compañera. Los recuerdos son intermi-
nables, van y vienen. Es conmovedora la lectura, donde se muestra un hombre en estado
terminal, con una desesperación infinita. El derrumbe espiritual que lo acompañe es horrible.
A tal efecto, SusanSontang, expresa:
Las mentiras que amordazan la prolongada agonía de Iván Ilich –su cáncer no ha de men-
cionarse ni a su mujer ni a sus hijos le revelan la mentira de su vida entera; al morir alcanza
por primera vez un estado de verdad. (p. 19)
El cáncer se constituye en el iniciador de la metaforización contemporánea, parafraseando
lo expresado por SusanSontang, el capitalismo y sus esquemas derivan de una multiplici-
dad de metáforas militares, es imprescindible eliminarlas del lenguaje del día a día, ya que
provocan en el paciente una visión de culpa, deben ocultar su enfermedad . El cáncer es un
enemigo silencioso, no se anuncia, se posesiona cada día mejor y desde cualquier parte,
hay que atacarlo de la misma forma sin compasión, de aquí se desprende, que muchos de
los padecimientos de la sociedad son metaforizados, como el cáncer de este o el cáncer de
lo de más allá.
El enfoque acerca de las enfermedades en la literatura continua su trayecto, apareciendo
La montaña mágica, escrita por Thomas Mann, (1.924), esta obra constituye un clásico, para
la literatura médica. Narra el vivir diario de los pacientes recluidos en un hospital para tuber-

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 118-128

121
Enfoque literario de la enfermedad a través del tiempo en varios autores.
culosos, sólo para personas adineradas. Es el autor que más se ha dedicado a reflexionar
sobre la enfermedad y la salud, hasta llegar a elaborar una real filosofía de la enfermedad.
La gran enfermedad: tuberculosis, la terrible devoradora de vidas, desde todas las gene-
raciones del siglo XIX hasta 1940. Evitar la muerte era un imposible, la resignación era la
actitud.
Con relación a estas enfermedades, SusanSontang decía: “dos enfermedades conllevan,
por igual y con la misma aparatosidad, el peso agobiador de la metáfora: la tuberculosis y el
cáncer” (pág. 2). La tuberculosis ataca un sólo órgano: el pulmón, constituye una enferme-
dad extraña por los contrastes violentos que el enfermo expresa: una palidez excesivamente
apagada, un rubor arrollador, combinación de períodos de fuerte actividad, con otros de
lentitud exagerada, su síntoma más relevante es la tos. Hace que el paciente ceda ante la
enfermedad, es un ciclo, recae y vuelve a lo que puede decirse dentro de la enfermedad una
normalidad temporal, SusanSontang, señala:
La tuberculosis vuelve transparente el cuerpo. Las radiografías, el instrumento tipo para el
diagnóstico, nos permiten, a menudo por primera vez, vernos por dentro, transparentes para
nosotros mismos. Se suele creer que la tuberculosis desde un principio, es rica en síntomas
visibles, demacración progresiva, tos, languidez, fiebre y que puede revelarse repentina y
dramáticamente (la sangre en el pañuelo) se pensaba y se piensa hoy que la tuberculosis
produce euforia, aumento del apetito, un deseo sexual exacerbado. Parte del régimen de los
pacientes de la montaña mágica es un segundo desayuno que consumen con placer (p. 5).
El tuberculoso debía poseer una apariencia atractiva, señal de distinción, de crianza, el
toser mucho les daba a las personas un aspecto lánguido, era la moda de la mujer de finales
del siglo XIX y comienzos del siglo XX, bello era ser flaco. Esto se constituyó en la última
representación de la metáfora, el tuberculoso es romántico, sensible, esto lo hacía más inte-
resante, igual que su profunda melancolía.
Lo narrado por Thomas Mann, en su libro La montaña mágica representa un hito que mar-
có de forma determinante a la sociedad europea del primer cuarto del siglo. Los personajes
se encuentran metidos en el tiempo, que a veces hace la vida insoportable. La enfermedad
representa lo que no se puede obviar: y de manera inevitable la muerte, muestran la socie-
dad, y el mundo espiritual de este período, siendo ésta una de las razones válidas para ser
considerada una obra monumental.
Morir de tuberculosis era para las personas un misterio para algunos edificante, y así per-
maneció esta idea hasta que dicha enfermedad estaba casi extinguida. Esto resulta irónico,
pero SusanSontang dice que la “novela de Mann es un comentario tardío y premeditado
sobre el mito de la tuberculosis” (pág. 15).
Los mitos de la tuberculosis y el cáncer, sostienen que cada ser humano es el único
responsable de su propia enfermedad. Pero el cáncer para la imaginación es más punitivo,
siguiendo a los románticos, estar enfermo por una pasión desbordada, es algo que resultaba
encantador, pero las emociones represadas que producen enfermedades resultan de una
vergüenza atroz, para quien la padece, es un aprobio, el canceroso carece de expresividad,
se siente por él una gran piedad, que a la larga se convierte en un infinito desprecio.
El propósito de la novela es narrar de manera objetiva los malestares propios de una épo-
ca, logrando una creación desbordante, llevando al lector a reflexionar de lo que realmente
es.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 118-128

122
Romero Trina
De manera magistral José Saramago escribe la novela Ensayo sobre la ceguera (1995),
el cambio que muestra para imaginar y narrar la enfermedad resulta sorprendente: una epi-
demia de ceguera se expande por todo un país, pero una mujer no se contagia y se convierte
en testigo, a la vez observadora inteligente, de todo lo que está sucediendo. Al igual que
en otros relatos de epidemia el hombre saca lo peor de sí. La desesperación es uno de los
elementos más resaltantes en esta novela, también la soledad y el abandono al cual son
sometidos por las autoridades. El aislamiento, la represión son características vitales en la
narración, los personajes realizan como una especie de viaje, liderados por la mujer en busca
de comida, pero el viaje es de huida, no se pueden dejar atrapar porque los matan.
En este sentido, Guerrero, y Bouzaglo (2008) señalan: “Realizan un recorrido por los dis-
cursos que nombran la enfermedad, por sus ficciones, metáforas, poderes, tipologías, imagi-
narios; por las instituciones que se ocupan de sujetar al enfermo a través de dispositivos de
exclusión, prohibición, exhibición y control” (pág. 109). El propósito de la novela de Saramago
es narrar de manera objetiva los malestares propios de una época, logrando una creación
desbordante, llevando al lector a reflexionar de lo que realmente es. Resulta apropiado lo
expresado por la periodista Gina Saraceni (2010): “la enfermedad se convierte entonces en
una travesía por la experiencia donde es posible extraviarse, salvarse o hasta morir” (pág.
10). Cabe destacar que José Saramago, narra una visión atemporal y a la vez conmovedora
de la época que estamos viviendo. Si esto es así. ¿Tenemos salida?.
En América latina se presentan obras donde literatura y enfermedad se unen para brindar-
nos excelentes narraciones. Entre ellas Paz en las alturas, (1.972) escrita por Rómulo Ga-
llegos, es un cuento, en el que desarrolla la vida de un niño enfermo que vive una situación
angustiante, asombra la gran tristeza y el abandono al que este niño es sometido, parece no
tener derecho a nada, con una madre sin instintos maternales, que él odia profundamente. Es
un niño que se caracteriza por: ser solitario, con una gran profundidad humana, ambigüedad
con relación a su madre, a quien pregunta constantemente ¿por qué quieras que muera?. Y
esto lleva a que el lector se pregunte qué será de la vida de este niño, acaso morirá. Es un
relato que entra en conflicto con una visión lógica del mundo. La participación del lector se
vuelve intensa porque el mundo presentado en el texto y el mundo instaurado en la semánti-
ca se vuelve cero. La divergencia es mayor obligando al lector a incursionar con más interés
en el relato, brinda dos alternativas posibles entre el mundo exterior y el que cobra vida en el
cuento, aceptando que es fantasía y allí todo es posible, por cuanto el hombre es capaz de
convertir el universo en símbolo. No niega que el relato así pueda ser posible, pero es discu-
tible en orden particular que encierra la vida de este niño. El efecto del cuento sobre el lector
es inmediato se captan los estigmas que acompañan la enfermedad de este niño: pobreza,
suciedad, putrefacción, una inmensa falta de afecto, soledad. Para él lo mejor es morir, sería
un bálsamo, y es tan así que el escritor mantiene al niño en un sufrimiento constante y no le
trae la muerte que tanto necesita.
Otra de ellas lo representa el escritor mexicano Carlos Fuentes cuando escribió La muerte
de Artemio Cruz (1962). En esta novela relata la agonía de un hombre poderoso. Su familia
lo acompaña, pero él los desprecia, recuerda de manera profunda una etapa de su vida
que coincide con un período de México. Parte de la novela es narrada por Artemio Cruz en
primera persona, centrándose en su presente más inmediato: momento en el que agoniza.
Intercaladas en la obra muestra se evidencian otros recuerdos, secuencias narrativas en que
el personaje se dirige a sí mismo, en segunda persona. Una voz en la que emplea el tiempo
futuro, realiza reflexiones diversas, mostrando su visón de México, de la existencia humana e
incluso de sí mismo: “Tú te sentirás satisfecho de imponerte a ellos, confiésalo te impusiste

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 118-128

123
Enfoque literario de la enfermedad a través del tiempo en varios autores.
para que te admiraran…, pocas veces te has sentido tan feliz” (Carlos Fuentes 1962:125).
Mario Benedetti, en Primavera con una esquina rota (1982), publica el cuento Exilios. El
relato presenta la muerte de LuvisPedemonte, compañero de exilio, lo hace de una manera
donde la palabra adquiere otro significado. La trasmite como un desgarramiento, porque mo-
rir exiliado es como si le negaran el regreso y es precisamente el lado más oscuro. El trago
amargo que representa la muerte, para él, es como si le arrebataran lo doméstico, de fallecer
en la tierra de origen, allí donde permanecen inalterables los sueños. En su dolor le promete
a Luvis seguir luchando por la vida, “preservar la muerte que sabe de qué lado dormimos, esa
muerte que es matriz y nacimiento, la muerte es nuestro barro” (Mario Benedetti 1982:124).
La descripción que hace del amigo muerto está llena de una gran admiración y respeto,
admitiendo que jamás dejó de ser un uruguayo íntegro, de afectos entrañables. Es la manera
que tuvo Benedetti de mostrar todo un mundo de experiencias y de despojos, que también
los hay y que jamás nadie podrá arrebatarle del corazón y de la memoria.
Luego narra en tercera persona, el eje lo constituyen doce días del pasado de Artemio, sin
orden en el tiempo. El lector conoce la formación de un hombre rico y poderoso pero para
lograrlo fue despiadado y cruel. Pero también conoce el fracaso de la vida personal de este
personaje que intenta conseguir el amor sin lograrlo. El crudo recuerdo de su vida le salva en
el momento final, para quien la ilusión y el amor son conceptos ya perdidos.
Gabriel García Márquez, en la novela El amor en los tiempos de cólera (1985), narra
la epidemia del cólera. Esta sirve de telón de fondo para contar una historia de amor. Sin
embargo la enfermedad no deja de manifestarse de manera relevante, es el doctor Juvenal
Urbino, personaje importante en el relato quien de manera cruda muestra los efectos de esta
epidemia:
(…) el cólera se convirtió en obsesión, cuando volvió a su tierra y sintió desde el mar la
pestilencia del mercado, y vio las ratas en los albañales y los niños revolcándose desnudos
en los charcos de la calles, no sólo comprendió que la desgracia hubiera ocurrido, sino que
tuvo la certeza de que iba a repetirse en cualquier momento. (García Márquez 1985:159)
Los cementerios no tenían más espacio para recibir muertos, entonces eran enterrados
en las iglesias. Resulta de una gran plasticidad como describe Gabriel García Márquez la
epidemia de cólera que en tan sólo once semanas llevó a la muerte a casi toda la población,
considerada la más grande en la historia de esa zona del Caribe.
Isabel Allende escribe Paula (1994), en esta novela narra la enfermedad y muerte de su
hija, quien con pocos meses de casada, llena de una gran felicidad y de un futuro prome-
tedor, es ingresada a un hospital en estado crítico: “el hospital es el reino del dolor” (Isabel
Allende 1994:57). La madre permanece día y noche con ella, aceptando que su hija está
en un coma irreversible, producto de una enfermedad extraña que los médicos no pueden
definir, menos tratar. No volverá, lo mejor es que muera, fue muy feliz mientras estuvo sana,
eso reconforta a la madre, sin embargo el sufrimiento no deja de ser intenso.
En el libro póstumo de Julio Cortázar, Papeles Inesperados (2009), se encuentra el cuen-
to Hospital Blues. La narración se centra en un hombre hospitalizado, visitado por amigos
imprudentes que no lo aprecian, son demasiado egoístas. A su vez él se siente que está
en otro orden absolutamente diferente. El tiempo se contrae y se dilata, tan distinto al que
transcurre en la calle, se siente mutilado dentro de un silencio pavoroso, la tarde es intermi-
nable, siempre debe dormir más temprano, todo es tan diferente a su vida interior. Se cree
un marginado, lo cual le resulta doloroso, a veces siente el deseo de matar a alguien, otras
veces se le presentan pesadillas terribles que lo acorralan, siente un gran abismo entre su

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 118-128

124
Romero Trina
persona y la realidad del médico que lo trata, ya que este no lo escucha, no hay un contacto
verdadero. Solo le queda ser razonable, cierra los ojos y se dice que todo estará bien, dor-
mirá un rato; pero no es así. En este cuento se observa la brevedad, sencillez, intensidad y
un final sorprendente.
Estas obras constituyen un estupendo aporte a nivel intelectual, los textos hablan sobre
nuevas relaciones con el mundo: la ética de la escritura, buscan los efectos, condiciones y
metáforas en que el sujeto actual intenta constituirse. Por su parte SusanSontang (1980)
expresa que: “el cáncer resulta ser la anulación y el aniquilamiento de la conciencia (por un
ello negligente), el cáncer hace que unas células no inteligentes se multipliquen hasta que
nos sustituyan un no yo”. (p. 32). Es precisamente la búsqueda de la salud lo que obsesiona
al ser humano, vive en gimnasios, haciendo dietas, probando terapias alternativas, es la ba-
talla que el hombre moderno libra contra la enfermedad y la muerte. Sin embargo, la vida sin
enfermedad constituye un anhelo lejano, quizá un sueño que no se alcanzará.
De la misma manera, Antonio Márquez Salas narró en El hombre y su verde caballo,
(1.919) de un modo feroz la historia de un indio a quien amputaron una pierna, a través de
un lenguaje metafórico describe de una manera muy realista el viaje simbólico que hace este
hombre lleno de putrefacción, llagas y pus realiza.
En este orden de ideas, el escritor Juan Liscano dice: “expresa un simbolismo que parece
proceder del subconsciente colectivo, una intuición sorprendente del misterio…se abre una
nueva dimensión un fondo del fondo, donde no se puede transitar sino despojándose de la
lógica discursiva”. (pág. 74).
El cuento se desarrolla en un ámbito rural donde el hombre a veces tiende a confundirse
con la naturaleza, que parece tener poderes humanos, el mundo del indio se convierte en
un delirio, en un dolor constante, también en una gran resignación, el destino se le revela y
lo encarna con una terrible lucha fantasmal que significa el fin de sus días, llenos de terror,
presentando delirios de una manera poética: sabe lo que viene, la magia literaria de Márquez
Salas es indudable, capaz de perturbar al lector, pero también de transportarlo a un mundo
telúrico, donde se producen las nociones de vida pero también de muerte.
La gran escritora venezolana Laura Antillano escribió una poesía denominada Sala de
quimioterapia (2005): este poema habla de la muerte, pero también de la vida, pareciera que
la poeta a través de metáforas encadenadas unas con otras, revela decisiones, actitudes,
sentimientos íntimos, individuales, que la escritora Antillano hace colectivos, no hay secretos,
es el cáncer que ataca, la quimioterapia una posible salvación, “las palomas vuelan sobre
otros techos”, volar, absoluta libertad, silencios, alegrías, el limbo, la muerte.(Pág. 69 ).
Alberto Barrera Tyszka, en la novela, La Enfermedad, (2006 ) narra con suma maestría los
sinsabores que le traen a un médico el saber que su padre, está sumamente enfermo, tiene
cáncer, en su etapa terminal pronto morirá y él no puede hacer nada. Ni siquiera se atreve en
un primer momento a decírselo; se vale de varios elementos literarios, tales como: relaciona
la palabras con las sensaciones, la palabra se convierte en la novela en afecto, evocación y
concepto, las anáforas constantes al comienzo de los enunciados, interrogaciones retóricas
(abundantes), uso de la ironía, epítetos, alegorías, comparación, paradojas, el miedo está
latente durante toda la novela, diferentes personajes lo manifiestan, igual que la ansiedad,
imágenes, el sueño, los recuerdos, la desesperación, la indiferencia, la tristeza, honda muy
honda, al final lo inevitable: la muerte.
Se obtuvo como cierre metafórico lo doloroso que resulta padecer cualquier enfermedad.
Los escritores la humanizan de manera tal que cualquier lector puede entenderla, captan-

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 118-128

125
Enfoque literario de la enfermedad a través del tiempo en varios autores.
do de manera inmediata que la enfermedad es una sombra oscura que representa impo-
tencia, mentira, dolor, angustia, miedo, silencio, terror lágrimas, recuerdos. La enfermedad
se nombra como algo inevitable: cáncer, ceguera, tuberculosis…, o como producto de la
imaginación: hipocondría, diversos estados donde la literatura encuentra a los enfermos y
sus narrativas. La enfermedad se convierte en una travesía, en un viaje no importando la
clase social, religión, nivel educativo, en el cual se originan estigmas difíciles de superar. En
los textos estudiados la narración, la descripción, el diálogo, el fluir de la conciencia y las
evocaciones aparecen impactando al lector por los recursos expresivos utilizados, hermosas
metáforas e imágenes que de manera contradictoria dan a entender lo cruel del destino del
enfermo en estado terminal.

Conclusiones
En el artículo se evidenció como la literatura es un aspecto al cual le resulta imposible
separarse de la enfermedad. Esto sucede porque durante años, ciertas enfermedades han
marcado el rumbo de sociedades enteras y es a través del lenguaje literario que los escritores
han creado grandes obras, basándose en los estigmas que éstas traen consigo.
Existe un vínculo: literatura – enfermedad, basta recordar las grandes epidemias que han
azotado a la humanidad como las pestes y la explicación que brindan los textos que en un
principio se consideraba un castigo divino, por la falta cometida por los hombres, pero las
sociedades cambian y con ellas el enfoque que se le da a la enfermedad, dependiendo del
momento histórico cultural que se esté viviendo, desarrollando los escritores obras de gran
calidad, mostrando a los lectores la inmensidad de experiencias que se le presentan a las
personas carentes de salud, crean fantasías desbordantes, donde las calamidades como son
el cáncer y la tuberculosis, son consideradas metáforas malignas.
Es un trayecto histórico donde se crean mitos y leyendas, pero la ciencia se presenta y
con élla la visión cambia ,surgen tratamientos invasivos que crean angustia y temor en los
pacientes, mostrando como la enfrentan y las consecuencias que trae consigo, entre ellas la
más terrible: la muerte, pero también los estigmas que atormentan a los enfermos en cual-
quier época como son: depresión, terror, angustia, soledad, tristeza, impotencia, crueldad,
amargura, aislamiento bondad, envidia, pobreza, resignación, aislamiento.
Se concluye finalmente, que a nivel literario, el artículo analizado, lleva a los lectores a re-
flexionar, comprender e interpretar sobre lo efímero de la existencia, donde muchos enfermos
se plantean la muerte como una liberación, conmoviendo a través de la palabra, utilizada de
manera brillante, colmada de una profunda sencillez.
La literatura y la enfermedad en distintas épocas han sido como una puesta en escena
permanente, desde diversas perspectivas teóricas, pero planteando siempre la salud en
contraposición a la enfermedad, siendo la literatura la encargada de construir las metáforas,
es más la literatura misma es una metáfora que se convierte en obsesión permanente que le
permiten la creación de grandes obras.
En las obras mencionadas, se lleva al lector hacia universos ficcionales, distantes y que
se encuentran con otras variaciones presentándose toda una serie de red paralelas que con-
forman el complejo tejido narrativo y se encuentra por ejemplo en Sala de quimioterapia de
Laura Antillano, élla derrota ese gran mito de que la vida es infalible, igual que en las otras
narraciones, aquí presentes, como; La Muerte de IvanIllicho Paz en las Alturas de Rómulo
Gallegos. La emoción se presenta en la enfermedad igual que en los otros relatos, la soledad
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 118-128

126
Romero Trina
un síntoma recurrente en todos los personajes enfermos, la tendrá en el médico que no está
enfermo, más no se deja de lado la razón como en la Montaña Mágica de Thomas Mann.
La enfermedad nos recuerda constantemente la muerte. Reflexionar sobre élla nos ayuda
a establecer nuestra condición y el amor que sentimos por la vida. La certeza personal de
la muerte nos vuelve más humanos, es decir nos convierte en verdaderos mortales. Basta
que estemos sanos para enfermar…morir en menor tiempo de lo que imaginan nuestros
semejantes.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 118-128

127
Enfoque literario de la enfermedad a través del tiempo en varios autores.
REFERENCIAS

Antillano, L (2.007). Sala de quimioterapia. Caracas: El perro y la rana.


Barrera, A. (2.006). La Enfermedad. (Primera Edición). Caracas:Editorial Anagrama.
Benedetti, M. (1.982). Primavera con una Esquina Rota.México: Nueva Imagen.
Boccaccio, G. (2.005).El Decamerón.Bogotá: Gráficas modernas.
Bouzaglo, N (2.008).Excesos del Cuerpo Ficciones de Contagio y Enfermedad en América
latinaEterna. Cadencia. Editora Buenos Aires, 2009.
Cortázar, J (2.009). Papeles Inesperados.Venezuela: Arte.
Defoe, D (1.996). Diario del año de la peste. Barcelona: Biblioteca de Bolsillo.
García, G.(1985) El amor en los tiempos del cólera. Colombia: Oveja Negra.
Gallegos, R. (1.972). Paz en las alturas. Caracas:Obras selectas, Ediciones Edime.
Homero. La Ilíada (VIIIaC).VenezuelaEditorial el Trébol 21, C.A. Venezuela.
Márquez, A. (1.988).El hombre y su verde caballo. Compilación y notas de Guillermo.
Mann, T.(1924).La Montaña Mágica. Barcelona: Apolo.
Sagrada Biblia (1957) El libro del éxodo. New York. EE, UU. Grorler Society. INC.
Saraceni, G. La enfermedad y la Narrativa Latinoamericana. Papel literario El Nacional
2 – 2010 –pág. 2.
Sontang, S. (1.980). La enfermedad y sus metáforas Barcelona:Munchike Editores
Tolstoy, L, México La muerte de Iván Ilich. Duodécima. Edición. Editorial cumbre. SA.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 118-128

128
ACTITUD DE ESTUDIANTES DE INGENIERÍA QUÍMICA ANTE LA ENSEÑANZA DE CINÉ-
TICA Y DISEÑO DE REACTORES A TRAVÉS DE MAPAS CONCEPTUALES.
ATTITUDE OF CHEMICAL ENGINEERING STUDENTS TO THE TEACHING OF KINETICS
AND REACTOR DESIGN CONCEPT MAPS THROUGH.

*Rafael Hernández
Correo:rshernan@gmail.com
**Gilberto Bastidas
Correo:bastidasprotozoo@hotmail.com
Universidad de Carabobo.

*Departamento de Ingeniería Química, Escuela de Ingeniería Química, Facultad de Ingenie-


ría, Universidad de Carabobo.
**Departamento de Salud Pública, Escuela de Salud Pública y Desarrollo Social, Facultad de
Ciencias de la Salud, Universidad de Carabobo.

Sección: Artículo.

RESUMEN

En la enseñanza de las ciencias destacan los modelos centrados en el papel activo del
estudiante en su formación. El objetivo fue determinar la actitud de los estudiantes ante la
utilización de mapas conceptuales en la enseñanza-aprendizaje de cinética y diseño de re-
actores. Fue un estudio transversal, descriptivo y de campo; y la muestra de 29 estudiantes
del octavo semestre de ingeniería química de la Universidad de Carabobo. Como instrumento
se recurrió al cuestionario, donde 75,9% de los estudiantes tienen actitud positiva hacia los
mapas conceptuales y 24,1% son indiferentes. Se concluye que los estudiantes tienen actitud
positiva hacia la implementación de los mapas conceptuales, porque les permite jerarquizar
contenidos y extraer conceptos centrales indispensables para el razonamiento lógico.
Palabras Clave:Mapas conceptuales, aprendizaje significativo, cinética y diseño de reactores.
Recibido: Febrero 2015
Aprobado:Abril 2015

ABSTRACT

In science education centered models emphasize the active role of students in their training.
The aim was to determine the student’s attitude to the use of concept maps in teaching and
learning kinetics and reactor design. It was a cross-sectional descriptive study field; and the
sample of 29 students in the eighth semester of chemical engineering at the University of Ca-
rabobo. Was used as an instrument to the questionnaire, of 75.9% of students have positive
attitude towards concept mapping and 24.1% are indifferent. We conclude that students have
positive attitude towards the implementation of concept mapping approach because it allows

129
Actitud de estudiantes de ingeniería química ante la enseñanza
de cinética y diseño de reactores a través de mapas conceptuales
them prioritize contents and extract key concepts necessary for logical reasoning.
Keywords:Conceptual maps, meaningful learning, kinetics and reactor design.

Introducción
En el campo de la enseñanza de las ciencias y en lo referente a los aspectos psicopedagó-
gicos, destacan actualmente los modelos centrados en el papel activo de los estudiantes en
su propia formación sobre aquellos donde se ven obligados a realizar tareas arbitrarias y sin
significado (Ausbel, 1960; Novak y Gowin, 1984; Tattersall, Powell; Stroud y Pringle, 2011).
Esto es particularmente importante, porque si bien es cierto, existen investigaciones como
aval de la utilización de estrategias pedagógicas basadas en la construcción del conocimiento
por parte del propio estudiante a cualquier nivel educativo, no lo es menos, el que en la edu-
cación superior aún persiste la metodología centrada en el profesor (Ausubel, op. Cit.), donde
los alumnos mantienen una actitud pasiva (Darder, De Benito, Escandell y Salinas, 2006).
En este sentido se recomienda que todo estudiante debe generar su propia estructura
de conocimiento a partir de su esfuerzo, pero sobre la base del aprendizaje significativo
(constructivista) y no del memorístico, es aquí donde tiene cabida la utilización de los mapas
conceptuales (representaciones gráficas jerárquicas de conceptos o conductas y de sus rela-
ciones) por ser una herramienta eficaz para la optimización de los procesos de enseñanza-
aprendizaje (Novak y Gowin, ob. Cit., Novak, 1998; Bransford, Brown y Cocking, 1999; Novak
y Cañas, 2004), al posibilitar la construcción del conocimiento, el desarrollo de habilidades
de pensamiento de orden superior, la identificación de ideas erróneas y la visualización de
patrones e interrelaciones entre diferentes conceptos (Moreira, 1988; Costamagna, 2001;
Koch y Reid, 2012). 
En el ámbito de la enseñanza de las ciencias, los mapas conceptuales parecen ser un pro-
cedimiento útil, al ofrecer a los que estudian un método para organizar su propio pensamiento
y para ayudarles a establecer conexiones entre los conceptos propios del área y mejorar la
relación con otras áreas del conocimiento (Gayle y Nakleh, 2001; Do Lam Axmacher, Fell,
Staresina, Gauggel, Wagner, Olligs y Weis, 2012), especialmente porque las principales
variables de los problemas químicos, matemáticos y físicos, son de naturaleza lingüística, es
decir, sintácticos o semánticos, esto supone un concepto, por ser la representación simbólica
de un dato, de allí se desprende lo provechoso de los mapas conceptuales para la clara
expresión de todos los conceptos subyacentes en el interior de cualquier problema, como los
que pueden presentarse en la asignatura cinética y desarrollo de reactores de la ingeniería
química (Painter, Nyholt y Montgomery, 2011). 
Así el mapa conceptual es una herramienta para verificar los contenidos semánticos ex-
plícitos e incluso aquellos que no lo están, porque supone una reflexión crítica sobre los
componentes y funciones del proceso enseñanza-aprendizaje (Pérez, Suero, Montanero y
Pardo, 2004).
Por tanto el objetivo de la presente investigación fue determinar la actitud de los estudian-
tes frente al modelo pedagógico de mapas conceptuales en el aprendizaje de la asignatura
cinética y diseño de reactores. Con el fin de apuntalar el mejor desempeño estudiantil; am-
pliar la gama de estrategias pedagógicas al estudiante para facilitarle la mayor comprensión,
planteamiento y desarrollo de problemas, toda vez que puede ser accionada como una
herramienta eficaz para la construcción de datos, teorías, teoremas, axiomas, todos estos
aspectos necesarios en la solución de cualquier problemas de cinética y en el diseño de reac-
tores; asimismo se cree en los mapas conceptuales para estimular y desarrollar la creatividad

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 129-137

130
Gilberto Bastidas • Rafael Hernández
en los estudiantes, porque son ellos los protagonistas de su propio aprendizaje y quienes los
enseñan son facilitadores o mediadores.
Metodología
Se trató de un estudio transversal, descriptivo y de campo. La población de sujetos con-
siderados en el estudio fueron estudiantes del octavo semestre de ingeniería química de la
Universidad de Carabobo, Venezuela. La muestra estuvo conformada aleatoriamente por 29
de 39 estudiantes de ambos géneros (14 mujeres y 15 hombres), que corresponde a una de
las dos secciones semestrales de la asignatura cinética y diseño de reactores de la mencio-
nada ingeniería, en quienes se había centrado la enseñanza del resto de las asignaturas de
la ingeniería química en técnicas netamente memorísticas, en consecuencia pueden esta-
blecer diferencias con la técnica didáctica de mapas conceptuales, una vez se les expliquen
y apliquen sus conceptos fundamentales. El instrumento fue previamente validado a través
de juicios de expertos. Previa explicación de los objetivos de la investigación se obtuvo el
consentimiento informado y se aseguró la confidencialidad de los datos.
Como instrumento de recolección de información se recurrió a un cuestionario con 16
ítems para indagar la actitud del estudiante ante la estrategia pedagógica de los mapas
conceptuales, con alternativas de respuestas cerradas y escala tipo Likert (Cuadro 1). Para
la evaluación de la prueba piloto se seleccionó el método “confiabilidad por mitades”. El valor
que alcanzó el cuestionario fue rtt= 0.64 y con la corrección de Spearman Brown de rtt= 0.77.
Cuadro 1: Ítems empleados para determinar la actitud frente al empleo de mapas con-
ceptuales del estudiante de la asignatura cinética y diseño de reactores de la carrera de
ingeniería química de la Universidad de Carabobo. Venezuela.

Nro. Ítems
1 Me ha gustado la forma de trabajar el tema.
2 Me gustaría que los contenidos del tema siempre se trabajasen así.
3 De esta manera tengo el control sobre el proceso de aprendizaje, pues
con los mapas conceptuales puedo organizar los contenidos a mi manera.
4 Me permite trabajar en casa y según mis preferencias y, por tanto, tengo
más control sobre mi proceso de aprendizaje.
5 Con esta manera de trabajar he aprendido a resolver los problemas
de la asignatura.
6 Trabajando el tema de esta manera he aprendido habilidades que podré
utilizar en otras asignaturas o experiencias profesionales.
7 Esta manera de trabajar supone menos esfuerzo.
8 En general, valoro la experiencia de trabajo y estudio de este tema como positivo.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 129-137

131
Actitud de estudiantes de ingeniería química ante la enseñanza
de cinética y diseño de reactores a través de mapas conceptuales

9 Me ha resultado fácil realizar esta actividad.


10 Creo que el profesor tiene un adecuado manejo de la estrategia de mapas con-
ceptuales.
11 La elaboración de jerarquizaciones de conceptos por uno mismo facilita la asimi-
lación de los mismos.
12 El tiempo asignado para la asignatura para realizar la actividad de enseñanza se
hace suficiente con la estrategia de mapas conceptuales.
13 A partir de ahora elaborare mapas conceptuales para estudiar los temas.
14 Creo que con los mapas conceptuales se evita la deformación involuntaria de
las explicaciones verbales del profesor sobre la información que se lee en los
libros de texto.
15 Concibo que los objetivos deben ser organizados y jerarquizados según el grado
de dificultad según la técnica de los mapas conceptuales y que este debe ser el
instrumento esencial que dirija la práctica educativa.
16 Creo que los mapas conceptuales es una herramienta básica que implica un
recurso esquematizado de un tema y facilita la integración de conocimientos.
Fuente: los autores.
El instrumento constó de 5 alternativas de respuesta, a cada respuesta correspondió un
puntaje, desde 1 hasta 5. Las alternativas de respuesta para la variable actitud ante la con-
ceptualización de los mapas conceptuales fueron: muy desfavorable (1), desfavorable (2), in-
diferente (3), favorable (4) y muy favorable (5) según el orden de presentación de alternativas
presentado. Para el análisis de la escala de Likert respecto a la actitud hacia la estrategia
pedagógica empleada se recurrirá a la siguiente tabla de rangos (Cuadro 2):
Cuadro 2: Rango para el análisis de actitud frente al empleo de mapas conceptuales en la
enseñanza de la asignatura cinética y diseño de reactores de la carrera de ingeniería química
de la Universidad de Carabobo. Venezuela.

Rango Variable
Gru- Actitud del estudiante ante el empleo de mapas conceptuales
pos como estrategia pedagógica en el proceso enseñanza-aprendi-
zaje
1 1-16 Muy desfavorable

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 129-137

132
Gilberto Bastidas • Rafael Hernández

2 17-32 Desfavorable
3 33-48 Indiferencia
4 49-64 Favorable
5 65-80 Muy favorable

Fuente: los autores.

Los datos obtenidos fueron procesados en una hoja de cálculo en Excel creada para tal fin.
A la información en frecuencias absolutas y relativas (proporciones) se le realizó estadística
descriptiva, principalmente las de tendencia central (media). Para probar la dependencia en-
tre las variables: género y actitud ante el empleo de mapas conceptuales como herramienta
pedagógica se aplicó Chi cuadrado (x2) y se aceptó como significativas las pruebas con
a ≤ 0.05. Con el propósito de realizar el análisis, las categorías favorable y muy favorable
se consideraron positivas al rasgo que se mide; y desfavorable y muy desfavorable se consi-
deraron negativas. El análisis estadístico se realizó con el programa estadístico SPSS 13.0.

Resultados
Son 24/29 (82,8%) los estudiantes con actitud positiva hacia el aprendizaje a través de
mapas conceptuales, de estos están a favor 20/29 (69,0%) y muy a favor 4/29 (13,8%),
con diferencias estadística entre quienes tienen actitud positiva (actitud favorable y muy
favorable) respecto a los que las tienen negativa (actitud desfavorable y muy desfavorable)
(p<0.0000001). El total de las mujeres 14/29 (48,3% mujeres) prefieren (relativamente) el
aprendizaje de la asignatura cinética y diseño de reactores sobre el total de los hombres en
quienes solo 8/29 (27,5% hombres) (p=0.070) se muestran a favor o muy a favor de los ma-
pas conceptuales para adquirir conocimiento. Ahora bien 7/15 de los hombres se muestran
indiferentes ante la forma de aprender, pero ninguna mujer, con diferencia significativa entre
ambos géneros (p<0.0001). Finalmente solo un hombre tiene una actitud muy favorable en la
implementación de la didáctica a través de mapas conceptuales (Cuadro 3).

Cuadro 3: Actitud ante la estrategia pedagógica de mapas conceptuales del estudiante de


ambos géneros de la asignatura cinética y diseño de reactores de la carrera de ingeniaría
química de la Universidad de Carabobo. Venezuela.

Género
Actitud Femenino Masculino Total
f % f % f %
*Muy desfavorable 0 0 0 0,0 0 0,0

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 129-137

133
Actitud de estudiantes de ingeniería química ante la enseñanza
de cinética y diseño de reactores a través de mapas conceptuales

*Desfavorable 0 0,0 0 0,0 0 0,0


Indiferencia 0 0,0 7** 24,1 5 17,2
*Favorable 12 41,4 7 24,1 20 69,0
*Muy favorable 2 6,9 1 3,4 4 13,8
Total 14 48,3 15 51,7 29 100,0

X2: *p<0.0000001 con diferencia significativa entre respuestas positivas (favorable y muy
favorable) y negativas (desfavorable y muy desfavorable).
**p<0.0001 con diferencia significativa entre ambos géneros.

Discusión
En la enseñanza de la cinética y diseño de reactores son múltiples las dificultades que
deben sortearse, desde los preconceptos por parte de los alumnos hasta problemas en el
manejo didáctico por parte de los profesores. Ahora bien como se demuestra en este trabajo
de investigación, 82,8% de los estudiantes tiene actitud positiva hacia el aprendizaje a través
de mapas conceptuales, pues la catalogan la metodología pedagógica más adecuada y como
una propuesta innovadora para el aprendizaje de la asignatura cinética y diseño de reactores
en la ingeniería química (Humphreys y Bedford, 2011; Rojas, 2011).
A pesar de existir 24, 1% de indiferencia, particularmente en los hombres, a la mayoría
de los estudiantes de ambos géneros les gusta trabajar con mapas conceptuales los temas
de cinética y diseño de reactores, porque sienten suyo el proceso de aprendizaje y pueden
organizar los contenidos a su manera, con la posibilidad cierta de obrar fuera del aula de
clase según sus preferencias, al evitar la deformación involuntaria de las explicaciones ver-
bales del docente sobre el cuerpo teórico de los contenidos de la asignatura, gracias a la
posibilidad que permiten los mapas conceptuales de estructurar con organización y jerarquía
los objetivos de cada tema a aprender según el grado de dificultad y capacidad de cada
individuo, con ello se evita distorsiones y se integra el conocimiento (Humphreys y Bedford,
op. Cit.; Rojas, op. Cit).
Con lo anteriormente descrito se entiende que en la enseñanza de la cinética y diseño
de reactores puede sustituirse la pedagogía tradicional, sustentada en lo memorístico, por
el aprendizaje a través de mapas conceptuales, método este último al parecer más efectivo
entre propuestas de enseñanza como: el aprendizaje basado en problemas, preguntas crea-
tivas y actividades de aprendizaje, porque con los mapas conceptuales los estudiantes son
actores centrales del proceso enseñanza-aprendizaje, pues aprenden procedimientos propios
para llegar al resultado y poder discutir con propiedad lo hallado con sus pares y profesores
(Humphreys y Bedford, op. Cit.; Rojas, op. Cit).
Los autores que están a favor de emplear en la enseñanza de la química mapas concep-
tuales, sustentan su opinión sobre la base de ser una herramienta versátil metacognitiva,
útil para analizar, sintetizar, profundizar relaciones y jerarquías, esto posibilita al binomio
estudiante-profesor el tener una visión global de la materia a aprender y por supuesto de la
posición decada concepto con el fin de diferenciar entre la información fundamental de la que
no lo es tanto (Refis y Albertazzi, 1996).
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 129-137

134
Gilberto Bastidas • Rafael Hernández
Según lo expresado por los encuestados, el desarrollo de destrezas para estructurar la
información recibida, organizar jerárquicamente los conceptos estudiados, corregir errores
conceptuales o relaciones mal establecidas y, finalmente construir un conocimiento significa-
tivo, está en total concordancia con lo señalado por Sisovic y Bojovic (2000), quienes afirman
y textualmente se expresa acá:
…La introducción de cada nuevo concepto en educación debería hacerse conectándolo con
otros conceptos de diferentes niveles de abstracción, animando a los alumnos a buscar si-
militudes y diferencias entre conceptos del mismo nivel de abstracción, orientándoles hacia
las propiedades esenciales en lugar de hacia las características meramente perceptivas
del fenómeno objeto de estudio, y mediante una estimulación constante de las operaciones
mentales por las que se desarrolla un determinado concepto…(p. 141).
En resumen se entiende de lo hecho y/o encontrado con esta investigación que desde el
enfoque constructivista, la mejora de la calidad de la enseñanza implica situar a los alum-
nos en un papel activo, en cuanto, los estudiantes aprenden cuando se les compromete a
participar en su propio proceso de aprendizaje. Las personas no son solo recipientes vacíos
esperando a ser rellenados con información, pues el único conocimiento capaz de incremen-
tar la auto confianza exclusivamente resulta de la confluencia de las acciones individuales,
los sentimientos, los pensamientos conscientes, la diferenciación progresiva (unión arbitraria
de nuevos conceptos a la estructura del conocimiento del individuo) y la reconciliación inte-
gradora (nuevas relaciones entre dos grupos de conceptos), características definitorias de la
estrategia pedagógica de mapas conceptuales (Moore, 1989; Novak, ob. Cit.).
En conclusión se señala que los estudiantes muestreados tienen actitud positiva hacia
la implementación de los mapas conceptuales en el aprendizaje de la asignatura cinética
y diseño de reactores porque les permite, esencialmente, leer los contenidos y extraer los
conceptos centrales, con base en el desarrollo de los procesos mentales inductivos (de lo
específico a lo general) y deductivos (de lo general a lo particular) del razonamiento lógico y
al mismo tiempo les permite adquirir la destreza para situar, localizar y expresar gráficamente
los conceptos, elementos integrantes de su capacidad de la orientación espacial clave para
resolver problemas en el área química.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 129-137

135
Actitud de estudiantes de ingeniería química ante la enseñanza
de cinética y diseño de reactores a través de mapas conceptuales
REFERENCIAS

Ausbel, D. (1960). The use of advance organizers in the learning and retention of meaningful
verbal material. Journal of Educational Psychology, 51, 267-272.
Bransford, Brown y Cocking, R. (1999).How people learn: Brain, mind experience and school.
Washington, D. C.: NationalAcademyPress.
Costamagna, A. (2001). Mapas conceptuales como expresión de procesos de interrelación
para evaluar la evolución del conocimiento de los alumnos universitarios. Enseñanza de
las Ciencias, 19(2), 309-318.
Darder, De Benito, Escandell y Salinas, J. (2006). Los mapas conceptuales como representa-
ción de los estilos de aprendizaje. Artículo presentado a OD@06 III Simposio Pluridis-
ciplinar sobre objetos y diseños de aprendizaje apoyados en la tecnología, realizado el
25, 26 y 27 de Septiembre del 2006.
Do Lam Axmacher, Fell, Staresina, Gauggel, Wagner, Olligs y Weis, S. (2012). Monitoring the
mind: the neurocognitive correlates of metamemory.PLoS One, 7(1), e30009.
Gayle y Nakleh, M. (2001).An Investigation of the Value of Using Concept Maps in General
Chemistry.Journal of Chemical Education, 78 (8), 1111.
Humphreys y Bedford, J. (2011).The relations between joint action and theory of mind: a neu-
ropsychological analysis. Experimental Brain Research, 211(3-4), 357-369.
Koch y Reid, R. (2012). Neuroscience: Observatories of the mind. Nature, 483(7390), 397-8.
Moore, J. (1989). Tooling up for the 21st century. Journal of Chemical Education, 66, 15-19.
Moreira, M. (1988). Mapas conceptuales en la enseñanza de la física. Contactos, 1988; 3:38-
57.
Novak, J. y Cañas, A. (2004). Building on constructivist ideas and CmapTools to create a new
model for education. In A. J. Cañas, J. D. Novak & F. M. González (Eds.), Concept
Maps: Making Learning Meaningful, proceedings of de First International Conference
on Concept Mapping. Pamplona, Spain: Universidad Pública de Navarra.
Nova, J. y Gowin, D. (1984). Learning How to Learn.Cambridge University Press. New York.
Novak, J. (1998). Learning, creating, and using knowledge: Concept Maps as Facilitative Tools
in Schools and Corporations. Mahweh, NJ: Lawrence Erlbaum Associates.
Painter, Nyholt y Montgomery, G. (2011).Association mapping.Methods in molecular biology,
760, 35-52.
Pérez, M. Suero, M., Montanero, P. y Pardo, P. (2004). Aplicaciones de la Teoría de la Ela-
boración de Reigeluth y Stein a la enseñanza de la Física. Una propuesta basada en la
utilización del programa informáticoCmapTools. En A. J. Cañas, J. D. Novak& F. M.
González (Eds.) Concept Maps: Making Learning Meaningful, proceedings of de First
International Conference on Concept Mapping. Pamplona, Spain: Universidad Pública
de Navarra.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 129-137

136
Gilberto Bastidas • Rafael Hernández
Refis, A. y Albertazzi, P. (1996). Concept mapping Chemistry Education.Journal of Chemical
Education, 78 (11), 1084.
Rojas, S. (2011). Aprendizaje basado en problemas (ABP), propuestas innovadoras para la
enseñanza del cálculo diferencial e integral. XIII Conferencia Interamericana de Educa-
ción Matemática. Recife, Brasil del 26-30 de Junio de 2011.
Sisovic, D. y Bojovic, S. (2000). On the use of Concept Maps at different stages of Chemistry
Teaching. Chemistry Education: Reserch and Practice in Europe, 1 (1), 135-144.
Tattersall, C., Powell, J., Stroud, J., y Pringle, J. (2011). Mind mapping in qualitative research.
Nursing Times, 107(18), 20-22.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 129-137

137
COMPONENTES ESTRUCTURALES DE LA TESIS DOCTORAL (II)
STRUCTURAL COMPONENTS OF THE DOCTORAL THESIS (II)
* Dra. Amada Mogollón de González.
Correo: amadadel@hotmail.com
Facultad de Ciencias de la Educación
Universidad de Carabobo

Post doctorado en Educación y Ciencias Sociales. Doctora en Educación. Universidad de


Carabobo. Profesor Agregado, adscrita al Dpto. de Biología FaCE-UC. Tutor de Tesis Doc-
torales y Trabajos de Grado. Publicaciones en Revistas Nacionales e Internacionales. P.E.I.
Investigadora A- I.

Sección: Ensayo

RESUMEN

En este ensayo se analizarán los componentes estructurales de la Tesis Doctoral vinculados


al proceso conclusivo de la tesis con la finalidad de construirla exitosamente. También, es
importante que esté conformada por investigaciones originales cuyos componentes estructu-
rales se conviertan en la membrana conductora del buen conocimiento inédito con sus partes
entretejidas conformadas por elementos, estructura, tutor, jurado, defensa, publicación y eva-
luación. Asimismo, se considerará la teoría humanista de Rogers y de la Acción comunicativa
de Habermas para demarcar la pertinencia de los componentes que la sustentan desde el
análisis, elaboración y reflexión articulados hasta el intercambio de información e integración
de conocimiento cuyo fin es generar acciones compartidas que intentan construir y abrir la
ventana que facilite concluir la Tesis Doctoral exitosamente.
Palabras clave: Tesis Doctoral, Componentes Estructurales, Argumento.
Recibido: Febrero 2015
Aprobado:Abril 2015
.
ABSTRACT
In this assay the structural components of the doctoral thesis related to concluding the thesis
process in order to successfully build will be analyzed. Also, it is important that it is made up
of original research with the structural components are becoming good conductive membra-
ne unprecedented knowledge with parts made up of interwoven elements, structure, tutor,
jury, defense, publication and evaluation. Also be considered Rogers humanistic theory and
communicative action Habermas to mark the relevance of the components that support from
the analysis, preparation and reflection articulated to information sharing and integration of
knowledge aimed at generating shared actions trying to build and open the window to facili-
tate successful completion of the doctoral thesis.
Keywords: Thesis, Structural Components, argument.

138
Amada Mogollón
A Manera de Introducción
La educación es el ingrediente fundamental en la vida del ser humano ya que por medio
de ella se gestan los cambios y transformaciones de la sociedad, con predominio de conoci-
miento dirigido a lograr los objetivos trazados y abrir el camino en la búsqueda de alcanzar
el éxito. De ello surge, la necesidad de generar nuevos procesos de transformación donde
sea propicia la interacción de elementos, estructuras y otros encargados de optimizar la
investigación a objeto de poner en evidencia el papel preponderante que poseen los dife-
rentes componentes funcionales que serán analizados en la Tesis Doctoral. En este sentido,
los componentes representan la base fundamental que propician coadyuvan a encauzar,
interpretar e interrelacionar la producción de conocimiento desde la poiética hasta llegar a
construir la tesis considerando la estructura, organización, estilos, normas y reglamentos
orientados a profundizar el arte de escribir, analizar, interpretar, insertar y aplicar la incorpora-
ción de nuevo saber. Desde esta perspectiva, su estructura estará acompañada de una serie
de elementos, cuyo accionar permite replantear el discurso con alternativas propiciadoras
de espacios orientados a lograr articulación cognitiva y comunicativa en la investigación. De
ahí, que las partes que integran la tesis sean los soportes para constituir la estrategia que
ayude a visualizar las dificultades a través del uso de herramientas articuladoras productoras
de conocimiento según lo mencionado por Phillips y Pugh (2003), al expresar que la Tesis
doctoral es “una contribución original al conocimiento” ( p.7), que conduce a la solución de
problemas del contexto socio-educativo.
Bajo este enfoque, se afirma que las universidades internacionales y nacionales deben es-
tar interconectadas y vinculadas con los Programas de Postgrado y en especial los pertene-
cientes al Doctorado en Educación, con la finalidad de suministrar herramientas e información
específica generadoras de investigaciones encargadas de difundir el conocimiento, solucio-
nar necesidades y permitir la interrelación con sus partes a modo defacilitar la presentación
de la Tesis Doctoral. Asimismo, se incluyen de manera implícita los procesos pertinentes al
desarrollo de la tesis como argumento, discurso, ética investigativa, alta calidad en el cono-
cimiento y fabricación de buen conocimiento confiable dentro y fuera del contexto interconec-
tados con el manejo de estrategias dispuestas a consolidar la estructura y composición que
demandan los lineamientos finales presentes en la tesis.
Por lo tanto, para construir y reforzar la tesis es primordial tener en cuenta la necesidad
de sustentarla con la teoría humanista y acción comunicativa porque ofrece espacios nu-
trientes alcanzables y aplicables a cada elemento de la estructura funcional conformada de
argumento, estilo coherente apropiado y acompañado de un tutor que avale la producción de
conocimiento. Asimismo, es importante vincular e insertar de forma organizada y planificada
los componentes: a) elementos, b) estructura, jurado y defensa y d) publicación y evaluación,
con la finalidad de suministrar resultados efectivos conducentes a representar el estilo senci-
llo cuya relación haga posible identificar las etapas ejecutorias de la tesis.
De acuerdo a la información antes suministrada este ensayo pretende analizar e interpre-
tar algunos de los componentes, elementos, estructura, normas, reglas y principios vigentes
cuya interpretación tiene como meta contribuir la integración de las partes en atención a
la aplicación de nuevas herramientas que coadyuven a la construcción final de la Tesis
Doctoral.
Referente teórico. Análisis
El referente teórico en el cual se sustenta este análisis está asociado a la teoría humanista
y acción comunicativa representada por la naturaleza y fenómeno de una realidad que so-
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 138-150

139
Componentes estructurales de la tesis doctoral (II)
porta la estructura, componentes y otros aspectos pertinentes a la Tesis Doctoral, vale decir,
su composición organizada directamente en las diversas formas de analizar e interpretar
como se produce el conocimiento. Por consiguiente, esta teoría ofrece espacios nutrientes,
alcanzables y aplicables a la integración de estructuras, y por ende, a la formación y parti-
cipación permanente e integral del doctorando en cada uno de los momentos del proceso
investigativo que permitan ampliar la estructura de la tesis. También, es importante expli-
car que la Teoría Humanista de Rogers (1961) “contribuye a fundamentar la interpretación
subjetiva de la realidad, como analizarla y comprenderla”. (pp. 24-25). Vale decir, facilita la
interpretación de las estructuras, observa el fenómeno y aporta soluciones a los problemas
con producción de conocimiento, razonamiento y reflexiones que conlleven a inferir acciones
investigativas resaltantes.
De ello resulta, que la teoría de la Acción Comunicativa deHabermas (2002), corrobora la
praxis comunicativa en la investigación, interpreta la visión entre emisor-receptor, satisface el
proceso comunicacional de sus interlocutores, respalda el consenso y logra acuerdos entre
ellos el diálogo, las vivencias, experiencias asertivas de manera integral y la práctica de las
actividades inherentes a la comunicación que contribuyan al éxito de la tesis en su composi-
ción final. Adicionalmente, esta teoría pone a disposición la comunicación efectiva para unir
e integrar los elementos y componentes de acuerdo a las normas vigentes relacionadas con
la arquitectura y/o estructura deseada a presentar.
Por lo demás, siempre debe estar exhibido el proceso de interpretación en cada realidad
integrado y acompañado de acción comunicativa compartida sumada a la ética investigativa
que coadyuve a poner en práctica los componentes que la tesis requiere, facilitar el área de
conocimiento y alcanzar resultados óptimos una vez concluido el trabajo final realizado por
el doctorando. Así que, este planteamiento tiene la particularidad de aportar seguridad y ga-
rantizar la selección de elementos para convalidar la composición estructural argumentativa
deseada donde emergen interacciones, intercambio y reflexiones esenciales fundamentales
en el hecho investigativo.
Finalmente, la aplicabilidad de la Teoría del Humanismo y Acción Comunicativa orienta
y consolida el proceso de intercambio de información, integración de conocimiento, retroali-
mentación de la investigación, uso de argumentos y estilo adecuado y generación de accio-
nes en forma compartida cuando sea preciso para realizar, proyectar, construir y elaborar la
tesis en atención a las áreas prioritarias del saber establecidas.
Argumento, estilo y tutor
La tesis por su naturaleza característica estará acompañada de innumerables propósitos,
conducentes a plasmar el arte de hablar, escribir, crear, orar y otros aspectos que propicien
el análisis, argumento, novedoso estilo, interpretación y discurso al abordar la variedad de
métodos mediante el uso de diseños apropiados contribuyentes a resolver problemas, aten-
der necesidades y dar respuestas concretas dentro de las áreas del conocimiento existentes.
Considerando las características anteriores, se eligió como punto inicial el proceso de ar-
gumentar, analizar e interpretar la diversidad de áreas de conocimiento y la naturaleza de la
tesis porque ocasiona eventualmente ciertas diferencias no coincidentes con las exigencias
de escritura. (Narvaja de Arnoux, E. 2009). Esta afirmación, permite alcanzar en la tesis re-
dacción clara, concisa, coherente y con acceso al conocimiento en las áreas del saber, ubicar
el valor cognitivo y comunicativo representado por medio de la escritura como herramienta
fundamental al desarrollar la expresión y atender situaciones que implique proponer solucio-
nes una vez estructurada y conformada la Tesis Doctoral.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 138-150

140
Amada Mogollón
También, es de interés conveniente afirmar que el tejido de conocimiento nuevo y acu-
mulado en la tesis, consolida la meta orientada a producir estilo diáfano (expresión clara),
lenguaje funcional y coherente al organizar elcorpus del trabajo. También, el estilo con ca-
racterísticas claras proporciona diferentes opciones a la lengua otorgando la intencionalidad
de caracterizar su estructura, ideas, posturas e información favorable durante la búsqueda de
conocimiento y a la vez hace que el discurso esté sustentado de objetividad, razonamiento y
coherencia reflejada en el hecho investigativo.
Ahora bien, no solamente es tener claro el argumento y estilo sino también el término tesis
ya que ello implica, emprender una investigación de relevante responsabilidad, alta calidad y
contenido, con estilo coherente y sobre todo que esté acompañada de un tutor, con dominio
en el área de conocimiento, habilidades metodológicas, elevada autoestima y uso de herra-
mientas para procesar información.
En otro orden de ideas, la tesis doctoral se contextualiza como investigaciones indivi-
duales, inéditas y creativas cuyo fin es generar un aporte significativo al conocimiento. En
este sentido, otros documentos la conceptualizan de acuerdo al Diccionario Océano (1999),
cuando expresa que la tesis es ”teoría, juicio, parecer, opinión, noción… argumento, razona-
miento, exposición, consideración” (p.575), y de acuerdo al criterio establecido por el Diccio-
nario El Pequeño Larousse Ilustrado (2008), la define como “trabajo de investigación que se
presenta para obtener el grado de doctor universitario” (p. 976). Las posturas antes citadas,
coinciden en que la tesis es el resultado de investigaciones desarrolladas, con argumentos
originales y sólidos y su finalidad es orientar al participante doctorando a comprometerse en
cada investigación que estudia, unificar criterios fundamentales, ofrecer la formación necesa-
ria en las fases de la investigación acompañado de un tutor y sumar las acciones tendentes
a presentar solución a los problemas en el escenario socio-educativo.
En este sentido, el tutor asumirá la responsabilidad de ayudar al investigador a profundizar
el conocimiento, interpretar las teorías y metodologías del ámbito de estudio y avanzar la
ejecución del trabajo doctoral, con la finalidad de elaborar y aprobar la Tesis Doctoral, de
acuerdo a establecido por Los Estudios de Postgrado de la Universidad de Carabobo y su
Reglamento de (2005). El reglamento antes citado, refiere que el investigador, necesita de un
tutor que no forme parte del Jurado, propuesto por el alumno ante la Comisión Coordinadora,
que posea idoneidad y evaluado por la Comisión Coordinadora, que asuma la responsabili-
dad la tutoría, oriente, construya y evalúe la preparación final de la tesis, previa demostración
de experiencias en el área del conocimiento e investigación y ponga en práctica los valores
éticos manejados por el participante del Programa de Doctorado.
De esta manera, Sime y Revilla (2014), afirman que el tutor de la Tesis Doctoral “tendrá
que seguir trabajando con el alumno la relación entre conocimiento acumulado y nuevo
conocimiento” (p. 52). En suma, asumirá la enorme tarea de vigilar frecuentemente la evolu-
ción del trabajo y cada institución o universidad se acogerá a las normas establecidas para
verificar las investigaciones con rigor metódicoal finalizar la investigación. Por esta y otras ra-
zonesse mencionan algunas universidades con sus reglamentos, funciones, responsabilidad
y compromiso del tutor, entre ellos: El Reglamento Estudios de Postgrado de la Universidad
de Buenos Aires de (1987), el cual expresa en el Artículo 9º “… El trabajo de Tesis deberá
ser inédito y original. La publicación parcial de sus resultados con la aprobación del Director
de Trabajo de Investigación y Plan de Tesis no invalidará el carácter de inédito requerido”.
(pp.4-5). Esta norma, ratifica la importancia de que la tesis siempre debe ser inédita y única
guiada por las responsabilidades del tutor, dentro de los parámetros normales de la investi-
gación que desarrolla.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 138-150

141
Componentes estructurales de la tesis doctoral (II)
Asimismo, el Reglamento de Elaboración y Evaluación de la Tesis Doctoral Real Decreto
99/2011 (2011), de la Universidad Politécnica de Madrid,indica en el Artículo 6 que la Asigna-
ción de Tutor es que “… a cada doctorando le será asignado por la correspondiente comisión
Académica del Programa de Doctorado un Tutor, doctor y con acreditada experiencia inves-
tigativa…”. (p. 13912). Este artículo, también viene a reforzar las normas que son aplicadas
en las universidades nacionales y sobre todo expresan que el tutor debe ser experto, asesor
de áreas de conocimiento e investigador en cualquier línea de investigación existente con
productos científicos y trayectoria investigativa evidenciable. El mismo reglamento hace én-
fasis en el nombramiento del tutor y muestra la posibilidad de ser reemplazado siempre y
cuando existan razones de peso para removerlo.
Dentro de ese escenario, el Decreto Rectoral 948 del Programa de Doctorado de la Uni-
versidad del Rosario, Bogotá (2007), resalta algunos aspectos con respecto al tutor de tesis
en el Artículo 10, el cual expresa lo siguiente: “Se denomina Tutor de tesis al profesor que
apoya al estudiante del Programa de Doctorado en su proceso de preparación del proyecto
de tesis previa a la defensa de la Candidatura Doctoral”. (p.4). Aquí se justifica, la designa-
ción del tutor como recurso importante en cada paso de la investigación y el producto final
dependerá del proceso de preparación previa que confirme si el investigador doctorando
ejecutó la investigación, cumplió las normas, corpus, estructura y reafirmó los procedimientos
pertenecientes al Programa de Doctorado, sustentados de argumentos coherentes y confia-
bles para elaborar, defender y publicar la Tesis Doctoral.
Por otra parte, las Normas para la Elaboración y Presentación del Trabajo para optar al
Título de Doctor en la Universidad de Carabobo (1996), complementan y afirman una serie
de exigencias fundamentales presentes en la estructura y composición de la Tesis Doctoral
entre ellas: Investigación original de alto valor científico, aporte significativo al conocimiento
y la ciencia en un área del saber, dirigida por un tutor, trabajo inédito, reciente, original e
innovador, expuesto bajo una modalidad propia de la investigación, y enmarcada en la línea
de Investigación que contribuya al bienestar social en cualquier contexto.
Igualmente, la Universidad Central de Venezuela en la Resolución Nº 5, (2011), destaca
que los estudios de Doctorado en esa institución, tienen como finalidad “profundizar la for-
mación científica y humanística y propiciar la independencia de criterio y rigor científico para
la realización de investigaciones originales, que responden a problemas asociados con una
línea de investigación fundamental ubicada en un área del conocimiento”. (p.3). Ahora bien,
los criterios emitidos por las Universidades de Carabobo y Central de Venezuela, resaltan
que los estudios a nivel doctoral tienen como principio profundizar el conocimiento, incorporar
e intercambiar el saber y atender las necesidades del entorno social con posturas firmes,
novedosas y claras en su discurso que sirven de soporte para descubrir los actuales desafíos
del nuevo conocimiento.
Esta tríada constituida por argumento, estilo y tutor tiene como propósito la interacción
de los elementos, intercambio de conocimiento y producción novedosa de información para
delimitar y consolidar logros científicos que forman parte de la composición de la tesis. Por
lo tanto, en la tesis la presentación de argumentos y otros de sus componentes propician
el intercambio de información que conlleve a la producción de conocimiento inédito con la
finalidad de obtener y originar visibilidad al momento de suministrar resultados durante el
hecho investigativo.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 138-150

142
Amada Mogollón
Elementos, estructura, tutor y publicación de la Tesis Doctoral
Los componentes principales centrales y neurales donde subyace la Tesis Doctoral, están
representados por una serie de estructuras, partes, conocimiento, tutor, jurado, institución,
método y otros aspectos importantes que demande la tesis y están en consonancia con el
tejido productor de conocimiento de manera relevante y asertiva.
Desde este punto de vista, el estudio consideró esencial soportar el tejido neural con una
serie de elementos operativos que sustenta la estructura en concordancia con los aspectos
que dan sentido orientador al trabajo final de la tesis, vale decir, la organización del conoci-
miento hasta obtener el título de doctor. Es así, como la tesis quedará conformada por algu-
nos elementos, estructura y otros insertados a armonizar la investigación a nivel de estudios
doctorales y relacionar los componentes, enlazarlos y cohesionarlos en forma específica e
integrada. Son clasificados por Curtis (1991), como se muestran a continuación:

a. Elementos
b. Estructura
c. Tutor, Jurado y Defensa
d. Publicación y Evaluación
Cada componente tendrá las características, elementos y partes atendiendo al uso del
método utilizado de conformidad con los argumentos aplicados y su interconexión con el
contexto donde se ejecuta la tesis, es decir, en cada uno de los componentes velará en
forma específica para que la estructura de conocimiento se integre y realimente el proceso
de construcción de la Tesis Doctoral. En consecuencia, se mencionan los componentes que
integran la Tesis Doctoral como se aprecian en el siguiente párrafo:
a) Elementos: Este componente es muy peculiar y está representado por partes generales
las cuales se encuentran conectadas con la descripción de elementos que entran y salen de
la investigación con el propósito de evidenciar la fusión e interconexión con otras estructuras
y dar resultados relevantes de calidad. Estos elementos se encuentran en toda la estructura
arquitectónica de la tesis y dispuestos a lo largo del desarrollo de la investigación encargados
de conquistar un trabajo congruente, coherente, ético, sólido y abierto a suministrar informa-
ción concreta de la Tesis Doctoral.
b) Estructura: Está representada por el cuerpo que conforma la Tesis Doctoral y tiene como
finalidad presentar las partes generales del trabajo de investigación, el orden a seguir, inte-
rrelación del discurso, argumento, lenguaje, estilo, gramática, coherencia, precisión y la or-
ganización como punto de apoyo que sirve y concreta los procedimientos a seguir. Además,
los elementos estructurales ayudan a tejer minuciosamente el hecho investigativo conectado
al método, tipos, diseños y líneas de investigación los cuales son primordiales para concluir
y ejecutar el trabajo final.
c) Tutor, Jurado y Defensa: Su finalidad, es impulsar el trabajo de investigación con ase-
soría fundamental del tutor, ya que sobre él reposa la responsabilidad de la tesis, debe
tener reconocida trayectoria y haber realizado investigaciones en las áreas disciplinares del
conocimiento. En fin, llevar el record de elaboración y construcción del proyecto hasta cul-
minar la tesis. Para realizar y cumplir con la exposición pública el doctorando realizará los
trámites correspondientes de tal forma que pueda realizar su defensa. El inicio o nacimiento
del trabajo está en las manos del tutor y tutorado, por ello, ambos tienen la gran responsa-
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 138-150

143
Componentes estructurales de la tesis doctoral (II)
bilidad de otorgar, hacer, investigar y concluir la investigación. También, aquí se visualiza el
proceso de culminación y construcción de la tesis soportado por discurso coherente, claro e
inédito, acompañado de lenguaje que asegure el proceso de comunicación e interpretación
con características específicas y lógicas en la investigación.
Los jurados, asumen la función de convocar al acto de defensa pública y una vez nom-
brados presentan el veredicto final a través del presidente del jurado al futuro doctor, quien
tiene el compromiso de otorgar la mención y/o publicación si es pertinente. La defensa es
el proceso que concreta la conformación del jurado y ellos fijarán los criterios previamente a
cumplir en respuesta a la evaluación obtenida por el doctorando, es decir, revisarán la tesis
en su totalidad y luego comunicarán al interesado la fecha de realización de la defensa pú-
blica. Y finalmente, el jurado examinador autorizará al doctorando la entrega de ejemplares.
d) Publicación y Evaluación: Una vez concluida la defensa, corresponde seguidamente el
proceso de publicar y evaluar la tesis cuya función se centra en las actividades y hechos
concluyentes propias de ella, los cuales tienen que ver con el cumplimiento de normas, es-
tilo, redacción que suministre información válida pertinente para participar en los transmites
y atender las exigencias que certifiquen su publicación. Aquí, deben estar plasmados los
elementos clave de un discurso doctoral con las características que lo identifican según los
criterios, experiencias y cualidades personales del doctorando, demostradas en el corpus de
la tesis. Esta afirmación, corrobora la necesidad de construir Tesis Doctorales cuya estructura
final posea sus partes, organización, planificación de la investigación e impacto en las áreas
disciplinares del conocimiento y por último determinar cuando la publicación califica como
excelente u óptima atendiendo a las normas y reglamentos de cada universidad.
En consecuencia, la nueva era del conocimiento trae como novedad en este tipo de inves-
tigación suministrar información precisa, actualizada conducente a visualizar y reflexionar el
hacer investigativo que la tesis impone y a la vez integra los elementos, estructura, jurado
defensa y publicación encargados de estudiar en profundo la diversidad de problemas y
ofrecer las respuestas satisfactorias con argumentos lógicos que determine la organización,
planificación y elaboración final desde sus componentes estructurales hasta la defensa final.
Por lo tanto, el discurso doctoral coherente promueve un proceso de realimentación que
coadyuva a que sea efectivo y dotado de elementos entre los cuales se distinguen: efectuar
presentaciones constantes y previas con contenido relevante, usar expresiones coherentes
y significativas, reforzar vocabulario, redactar con estilo propio, evitar densidad lingüística
(muchas ideas en pocas palabras) y controlar el uso de conexiones internas y externas. En
el mismo orden de ideas, los componentes y estructura forman parte de un conjunto de ideas
que en varios momentos están dados a integrarse voluntariamente, con miras a corregir
errores, ubicar respuestas válidas en la investigación y brindar los resultados adecuados al
fenómeno investigado conformados de altos niveles de calidad y productividad.
Asimismo, la producción escrita presentada durante el discurso de la Tesis Doctoral está
compuesta de varios rasgos, entre ellos: logicidad, análisis de los argumentos e información
evidenciable, localización de hechos, organización de información y razonamiento ajustado a
profundizar el conocimiento e incorporarlo a sumar cambios en la investigación cuando sea
conveniente.
Entre otros elementos adicionales importantes a mencionar en la tesis, se encuentran un
conjunto de rasgos semánticos textuales que sustentan, apoyan, orientan y coadyuvan a
mejorar la calidad de la tesis e investigación denominados: “1) niveles discursivos del texto
argumentativo (la superestructura, la macroestructura y la microestructura); 2) estrategias
discursivas argumentativas; 3) recursos lingüísticos utilizados”. (Serrano y Villalobos, 2006,
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 138-150

144
Amada Mogollón
p.84). Estos elementos contribuyen a profundizar el conocimiento, discurso y actualizar el
conocimiento que sirve de apoyo a las investigaciones de este nivel e identificar los cambios
e información con interés en desarrollar la competencia argumentativa de la tesis.
Bajo este enfoque, todo apunta a enfatizar que la competencia argumentativa compren-
de diversas dimensiones, y en su sentido más amplio hace referencia a la producción de
conocimiento, aseguramiento e incremento de la comunicación, aplicación de estrategias y
profundidad en el texto del discurso, todos destinados a plasmar organización que va más
allá de elaborar tesis con argumentos efectivos, legítimos y fundamentados en consonancia
con las líneas de investigación del área disciplinar. Este procesotoma en cuenta algunos
criterios apoyados fundamentalmente en una coherencia lineal entre oraciones al sustentar
el escrito y posteriormente establecer ciertas relaciones con interpretación secuencial de las
ideas presentes en el trabajo final. (Van Dijk, Teun, 1996). En ese sentido, la producción de
conocimiento en atención a los Programas de Doctorado estará organizado de elementos
oportunos para constatar el discurso, argumentos y aplicar los cambios adecuados con re-
flexiones inéditas.
Asimismo, existen otros criterios generalizados que se suman a la elaboración y produc-
ción inédita del doctorando, entre ellos:

• Revisar fuentes y referencias actualizadas que estén disponibles al investigador


• Utilizar y disponer el tiempo requerido según las normas institucionales
• Actualizar conocimiento científico y buscar material pertinente
• Aplicar datos institucionales reales y vigentes
• Preparar discurso profundo y con argumentos coherentes
• Cumplir las normas de elaboración, presentación y evaluación
• Analizar e interpretar trabajos de investigación nacionales e internacionales
• Prever recursos financieros, materiales y humanos.
Así pues, los componentes presentes en la Tesis Doctoral, aseguran operacionalizar el
conocimiento y canalizar los procesos de transformación, hasta alcanzar su aplicación óptima
ante situaciones problemáticas estudiadas cuando se toman decisiones que apunten a hacer
énfasis en su construcción. Por consiguiente, la diversidad de elementos, partes y estructuras
presentes en la tesis forman un conjunto de un todo organizado, cuyo interés está dirigido
a consolidar talento humano, calidad humana, liderazgo, competencias, gerencia, valores
éticos y responsabilidad, insertos de manera implícita en la estructura funcional queasegure
el proceso inédito de la tesis en cada capítulo.
Elementos que aseguran el discurso doctoral
El discurso que debe desarrollar la Tesis Doctoral tendrá vinculación con las partes, ar-
gumentos, conocimiento, habilidades y cualidades personales del doctorando, las cuales al
abordar y elegir sus etapas ejecutorias abren un espacio a difundir e interaccionar el hacer
investigativo interconectados con otras disciplinas, anticipar problemas vinculado al estudio
en cada análisis para tener respuestas organizadas y planificadas que suministren resultados
confiables, durante la elaboración final de la investigación. Es por ello, que la tesis juega un
papel primordial, ya que produce respuestas satisfactorias, permite incorporar e integrar nue-
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 138-150

145
Componentes estructurales de la tesis doctoral (II)
vos elementos, aplicar las normas, crear estilos, utilizar estructuras y hallazgos que promue-
van edificar la maya de buen conocimiento con la agrupación, interrelación y representación
de las partes funcionales.
Más aún, se suman otros componentes que son complejos y contribuyen a reforzar signi-
ficativamente la investigación doctoral constructora del saber tales como: habilidad en la re-
dacción, lenguaje coloquial, estilo propio, precisión de información, uso correcto de normas y
citas textuales, conformación de párrafos, uso de textos, referencias y aplicación de métodos
que configuren el orden de la tesis. Estos elementos están destinados a encontrar errores,
distribuir el trabajo, reorganizar el discurso, ofrecer las respuestas apropiadas al fenómeno
investigado yadecuar un conjunto de conocimientos que aprovisionan altos niveles de calidad
en la Tesis Doctoral.
En la tesis el proceso de planificación, investigación, producción y reflexión que asegura el
discurso científico es esencial para:
• Asegurar “una mayor atención selectiva y codificación de la información relevante de un
texto”. (Díaz y Hernández, 2003, p.177).
• Propiciar investigaciones en el área de estudio.
• Solucionar problemas con expertos en la solución de problemas y aplicar soluciones cons-
tructivas.
• Transformar, “conocer los hechos, conceptos y procedimientos importantes en su discipli-
na académica” (Woolfolk, 1996, p.452).
• Manejar algunos elementos del discurso entre ellos los de Descartes: “principio de la duda
sistemática o de la evidencia. Consiste en no aceptar como verdadera cosa alguna mientras
no se sepa con evidencia… aquello que es realmente verdadero”. (Chiavenato, 2006, p.28).
• Actualizar y aplicar y usar las tecnologías de información y
• Considerar que el futuro doctor sea individuo “altamente capaz que aporta contribuciones
productivas con su talento, saber, habilidades y buenos hábitos de trabajo” (Covey, 2005,
p.335).
Cabe destacar, que los componentes, elementos, partes y discurso aportan importante in-
formación al futuro doctor, al construir investigaciones que facilitan el manejo de herramientas
necesarias, organizan los componentes estructurales y determinan algunas otras sugeren-
cias surgidas producto de la elaboración final del trabajo. Adicionalmente, la aplicación de
estrategias y herramientas propician innovadoras formas para explicar y analizar la realidad
investigada con criterios significativos respaldados de evidencias confiables y aprovechables
a brindar soluciones efectivas a las necesidades encontradas en el contexto social.
A manera de conclusión
La composición y estructura de la Tesis Doctoral constituye un “trabajo original de investi-
gación con el cual el aspirante ha de demostrar que es un estudioso capaz de hacer avanzar
la disciplina a que se dedica” (Eco, 1997, p.19). De esta afirmación se desprende, que la
tesis, está compuesta de argumentos sólidos, inéditos y coherentes con pertinencia investi-
gativa y estructura sólida encargada de ampliar y desarrollar el proceso de investigación con
miras a satisfacer las metas trazadas. De ello resulta, que sus componentes estructurales
vinculan el conocimiento, resaltan la acción comunicativa, el razonamiento, la ética y la in-
vestigación, auspician la producción de conocimiento, ejecutan la construcción de un discurso
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 138-150

146
Amada Mogollón
que tome en cuenta los argumentos y discursos con procesos de interpretación y aplican
estrategias discursivas en forma efectiva. De tal afirmación se desprenden las siguientes
notas conclusivas:
Con respecto a la aplicación y pertinencia de las teorías del humanismo y acción co-
municativa, estas proporcionan procedimientos discursivos claros en cada análisis de su
construcción y se apoyan con estrategias que apelan al discernimiento y razonamiento para
interpretar los elementos con los cuales se conjuga la producción de conocimiento conjunta-
mente con la maya generadora e integradora de información y comunicación. Ambas teorías
marcan el camino posible, pertinente de tal forma que se puedan utilizar en los momentos
cuando la praxis educativa lo necesite, incorporando alternativas reflexivas-analíticas orienta-
das a mejorar la estructura final que debe tener el trabajo de investigación.
El otro elemento de interés, está centrado en los componentes estructurales de la Tesis
Doctoral, los cuales están interrelacionados en forma armónica para alcanzar la producción
de conocimiento, generar espacios únicos, profundos, metódicos y teóricos preparados a
lograr la acción argumentativa-discursiva que configure la tesis en función a los criterios
previamente establecidos sin dejar a un lado la responsabilidad del tutor.
En consideración al análisis anterior, es interesante afirmar que los componentes, ele-
mentos, estructuras, tutor, jurado, defensa, publicación y evaluación por su relación e inter-
conexión de manera integral con la tesis, propician vinculación e intercambio de información
respaldada de estrategias clave cuyos resultados suministran respuestas a las múltiples
exigencias y necesidades de la sociedad actual. Esto trae como resultado, que al configurar
el corpus de la tesis, exista la posibilidad de alcanzar las conclusiones esenciales del proceso
de investigación ejecutado por el doctorando.
No solamente es el conjunto de componentes y elementos, sino la estructura lógica argu-
mentativa, la cual va acompañada de discurso apropiado, estilo coherente y comunicación
concisa, con la intención de garantizar en todas las dimensiones del desarrollo y ejecución
de la tesis sustentada de conclusiones precisas y confiables. En este sentido, el argumento
dentro de la estructura dependerá de la emisión de conclusiones, resultados finales y reco-
mendaciones de la realidad investigada.
Entre otros, las Normas y Reglamentos establecidos a nivel institucional implican que el
funcionamiento de los Programas Doctorales a nivel universitario deben estar actualizados,
sustentados, planificados y evaluados de manera permanente, a fin de propiciar pluralidad,
falibilidad, racionalidad, evaluación y sistematicidad coherente con estilo abierto que explique
la acción investigativa adecuada sin limitaciones de acuerdo a las características del corpus
general de la Tesis Doctoral. Y más allá, tener en cuenta la organización y evaluación, que
necesite aplicar el doctorando de acuerdo a las normas y los reglamentos existentes, quie-
nes deben estar predispuestos a producir interés por la temática desarrollada y considerar la
vigencia del enfoque y/o paradigma según las características propias de la tesis.
Por tanto, en la tesis es importante estimar diferentes contextos que avalen, propicien e
interpreten el fenómeno investigado con el suministro de respuestas de la realidad. Allí juega
un papel fundamental la producción de conocimiento inherente en su construcción ya que
facilita la aplicación de enfoques desde diferentes ópticas y perspectivas metódicas condu-
centes a suministrar respuestas concretas a los problemas que demanda la sociedad.
De las afirmaciones anteriores, se concluye que la maya multiplicadora de conocimiento
con la cual se construye la Tesis Doctoral debe estar bien organizada, estructurada y pla-
nificada según las con las normas y reglamentos vigentes para favorecer la producción e

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 138-150

147
Componentes estructurales de la tesis doctoral (II)
inserción de conocimiento que hace posible la realización y elaboración de investigaciones
inéditas.
Finalmente, es esencial que la Tesis Doctoral esté construida de una serie de recomen-
daciones precisas como organización, contenido, discurso, estilo, coherencia, presentación,
publicación, tutor y evaluación con la intención de visualizar en forma armónica los aspec-
tos estructurales y componentes articulados al conocimientodonde predomine el intercambio
efectivo del discurso, argumento y análisis. Y también, debe tener la adecuada producción de
conocimiento en atención a los nuevos avances tecnológicos, científicos y académicos que
estimulen e incentiven la cultura de investigar en las áreas del saber.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 138-150

148
Amada Mogollón
REFERENCIAS

Chiavenato, I. (2006). Introducción a la Teoría General de la Administración. 7ª ed. México:


McGrauw-Hill/Interamericana Editores, S.A. de C.V.
Covey, S. (2005). El 8º Hábito. Barcelona: Paidós Ibérica, S.A.
Curtis, H. (1991). Biología. 4ª ed. México: Médica Panamericana S.A. de C.V.
Decreto Rectoral 948. (2007). Programa de Doctorado de la Universidad del Rosario. Bogotá.
[Documento en Línea] Disponible:http:// www.urosario.co/ getattachment/administa-
ción/Doctorado/Doctorado-enCiencias-de. [Consulta: 2014, Febrero 20]
Díaz, Frida y Hernández Gerardo. (2003). Estrategias Docentes para un Aprendizaje significa-
tivo. 2º ed. México: McGraw- Hill/Interamericana Editores, S.A. de C.V.
Diccionario Océano de Sinónimos y Antónimos. (1999). España: MCMXCIX Océano Grupo
Editorial, S.A.
Diccionario El Pequeño Larousse Ilustrado (2008). 14º ed. México: Larousse, S.A. de C.V.
Eco, H. (1997). Como se hace una tesis. España: Gedisa.
Habermas, J. (2002).Teoría de la Acción Comunicativa. México: Taurus
Los Estudios de Postgrado de la Universidad de Carabobo. (2005). Boletín Informativo. Uni-
versidad de Carabobo. Valencia: El Viaje del Pez. Venezuela.
Narvaja de Arnoux, E. (Dir.) (2009). Escritura y producción de conocimiento en lascarreras de
postgrado. Buenos Aires: Santiago Arcos editor.
Normas para la Elaboración y Presentación del Trabajo para optar al Título de Doctor. (1996).
Facultad de Ciencias de la Educación. Universidad de Carabobo. Venezuela.
Phillidps E. y Pugh, D. (2003). Cómo obtener un doctorado. Manual para estudiantesy tutores.
Barcelona: Gedisa.
Reglamento de Elaboración y Evaluación de la Tesis Doctoral. Real Decreto 99/2011 (2011).
Universidad Politécnica de Madrid. [`Documento en Línea] Disponible: http:// www.
upm.es/institucional/FuturosEstudios/Estudios-Titulaciones/EstudiosOficiales [Consul-
ta: 2014, febrero 20]
Reglamento Estudios de Postgrado de la Universidad de Buenos Aires. (1987). (Mimeogra-
fiado).
Resolución Nº 5. Universidad Central de Venezuela. (2011). (Mimeografiado).
Roger, C. (1961). El proceso se convierte en persona. 17ª ed. Buenos Aires: Paidós Ibérica.
Serrano, S. y Villalobos, J.(2006).La argumentación discursiva escrita. Teoría y práctica. Uni-
versidad de los Andes. Mérida: Venezolana C.A. Venezuela.
Sime P, L. y Revilla F, D. (Comp). (2014). Aportes a los procesos de asesoria de tesis en
postgrados en Educación. Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú. (Disponible
en línea). Postgrado.pucp.edu.pe/maestrías/educación

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 138-150

149
Componentes estructurales de la tesis doctoral (II)
Van Dijk, T. (1996). Estructuras y Funciones del Discurso. Una introduccióninterdisciplinaria
a la lingüística del texto y a los estudios del discurso. (M. Gann y M. Martí,Trads.) 10ª
ed. México.D.F.: Siglo XXI editores, S.A. de C.V. (Trabajo original publicado en 1990).
Woolfolk, A. (1996). Psicología Educativa. 6ª ed. México: Prentice-Hall Hispanoamericana,
S.A.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 138-150

150
PROCEDIMIENTOS DE MUESTREO
SAMPLING PROCEDURES
*Prof(a). Yadira Corral
Correo: yjcorral@gmail.com
**Licda. Itzama Corral
Correo: itzamacorral@hotmail.com
***Licda. Angie Franco Corral
Correo:anixchel.fc@gmail.com
Facultad de Ciencias de la Educación
Universidad de Carabobo

* Adscrita a la Facultad de Ciencias de la Educación Mención Matemática y Física. MSc.


Educación Superior. Profesora, mención Matemática. UPEL-Caracas.
**Adscrita a la Facultad de Ciencias de la Educación Mención Pedagogía Infantil y Diversi-
dad. MSc. Administración y Supervisión de la Educación. Licenciada en Educación, Mención
Educación Especial. Universidad de Carabobo. Campus Bárbula
***Realiza asesorías metodológicas en el Instituto Tecnológico Carlos Soublette. Egresada
de la Facultad de Ciencias de la Educación Mención Educación para el Trabajo Sub-área
Comercial. Campus Bárbula

Sección: Ensayo
RESUMEN

No todos los datos se prestan para un muestreo, pero cuando la población es lo suficiente-
mente extensa hay que emplear un método adecuado para la escogencia de las unidades de
muestreo. La muestra debe ser seleccionada por el investigador de manera minuciosa, que
represente las características de la población total y en igual relación. Debido a la importan-
cia que tiene la selección de una muestra adecuada para la realización de investigaciones
científicas, el presente ensayo tiene como propósito brindar una panorámica general sobre
población y muestra; así mismo, se incluyen algunos tipos y procedimientos de muestreo
más utilizados.
Palabras Clave: Población. Muestra. Muestreo. Tipos de Muestreo.
Recibido:Febrero 2015
Aprobado:Abril 2015
ABSTRACT
Not all data are provided for sampling, but when the population is large enough should be
used a suitable method for the selection of the sampling units. The sample should be selec-
ted by the investigator minutely, representing the characteristics of the total population and
in the same relationship. Because of the importance of the selection of a suitable sample
for the conduct of scientific research, this essay is intended to provide a general overview of
population and sample; likewise, some types and sampling procedures most commonly used
are included.
Keywords: Population. Sample.Sampling. Sampling’s Types.

151
Procedimientos de muestreo
Introducción
Al realizar una investigación de naturaleza cuantitativa, es necesario que se establezcan
claramente las características de las unidades de población a estudiar. Para ello, una vez
definida la unidad de análisis que se pretende estudiar es necesario delimitar ésta de la
manera más precisa posible. Asimismo, es indudable la importancia de la selección de una
muestra representativa de la población objeto de estudio, con el propósito de realizar análisis
estadísticos. Por ello, el propósito de este ensayo es brindar un panorama general de los
procedimientos de muestreo, los cuales son variados.
Población y Muestra
Bajo esta premisa, la población o universo “…es cualquier colección finita o infinita de
elementos o sujetos… [Algunos autores indican] con el primero [población] un conjunto de
personas seres u objetos y con el segundo [universo], un conjunto de números obtenidos
midiendo…” (Ludewig, 2014, p. 1). Por su parte, Silva (2011) señala que el conjunto de uni-
dades de análisis conforman la población. Así, Galmés (2012) indica que la población es un
conjunto de elementos muy variados y cada unidad poblacional tiene asociada valores de
las variables de interés.
En otras palabras, la población de estudio es el conjunto de elementos del cual se toma
la muestra. Por tanto, una población está adecuadamente designada (Bolaños Rodríguez,
2012; Hernández, Fernández y Baptista, 2010; Silva, 2011) cuando se define en términos de:

• Las características de los elementos de la unidad de análisis (ejemplo: mujeres, docentes,


hombres, escuelas, comunidades, situaciones, etc.)
• Amplitud del universo (número de elementos)
• Alcance o ámbito de estudio (lugar)
• Tiempo (año, mes, día)
Ahora bien, como no siempre se puede realizar una investigación que incluya a todos los
sujetos que conforman la población; ya sea debido a su tamaño, por motivos económicos o
por no ser accesible. En tales casos, Ludewig (2014) expresa que una muestra es adecuada
cuando el tamaño (cantidad) es adecuado y su calidad (representatividad) refleja a la pobla-
ción. “La muestra (denotada como ‘n’) es el conjunto de casos extraídos de una población,
seleccionado por algún método de muestreo… siempre es una parte de la población” (Silva,
2011, p. 1). Bolaños Rodríguez (2012) indica que la muestra “debe ser representativa de la
población de la que se extrae” (p. 3). En tal sentido, Palella y Martins (2011) opinan que entre
los requisitos fundamentales para dar validez a la muestra están, ser: parte de la población,
estadísticamente proporcional a la magnitud de la población, lo que garantiza su fiabilidad y
representativa en cuanto a las características de la población.
Tipos y Tamaño de la Muestra
Al referirnos a los tipos de muestra, generalmente esta selección se hace empleando el
proceso de aleatorización, para obtener lo que se denomina una muestra aleatoria. Esto sig-
nifica que las unidades muestrales deberán aproximarse lo mayormente posible a las carac-
terísticas generales de la población total. Sin embargo, para la Red Escolar Nacional (2008)
las muestras más usadas son: muestras aleatorias (elementos escogidos al azar), muestras
intencionales (unidades que se escogen en forma arbitraria) y muestras accidentales (éstas
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 151-167

152
Yadira Corral • Itzama Corral • Angi Franco
son producto de circunstancias azarosas o fortuitas).
En lo que se refiere al tamaño de la muestra, éste dependerá del grado de representatividad
que tenga de las cualidades y características presentes en el universo o población a estudiar.
En este sentido, cabe considerar algunas opiniones de expertos en este tópico como Palella y
Martins (2011), quienes expresan que diversos autores coinciden en señalar que una muestra de
10%, 20%, 30% o 40% puede ser representativa de la población, acorde con su tamaño; con la
acotación de que si dentro de la población coexisten sujetos que posean distintas características
deben ser representados en idénticas proporciones que poseen en ésta.
Al respecto, autores como Busot (1991) y Sierra Michelena (2004) consideran que una
muestra de 30% de la población es suficientemente representativa, para muestras aleatorias
(al azar) en investigaciones que se ubiquen en el área de las ciencias sociales. Y Orozco,
Labrador y Palencia (2002) puntualizan que con muestras menores de 7 (n < 7) necesaria-
mente hay que realizar trabajos cualitativos.
En cambio, algunos autores (Galmés, 2012; Palella y Martins, 2011; Sierra Michelena,
2004) señalan que si se quiere seguridad estadística de la representatividad real de la mues-
tra; se han establecido algunos procedimientos que conjugan factores como: amplitud de la
población total y de la muestra (tamaño); nivel de confianza adoptado (el cual puede oscilar
entre 90% al 99%); error de estimación (entre 1% a 15%) y variabilidad de la población (des-
viación típica). Cuyo propósito es compensar debilidades de validez.
Cabe acotar que para fijar un tamaño de la muestra, en una determinada investigación,
dependerá y quedará determinado por el tipo de población (finita o infinita), el nivel de con-
fianza y el porcentaje de error (la precisión) que esté dispuesto a admitir el investigador. En
este sentido, existen diversas fórmulas estadístico-matemáticas para precisar el tamaño de la
muestra sobre una base estadística, que permita estimar la representatividad de una mues-
tra siguiendo ciertos parámetros críticos, a niveles aceptables de probabilidad. Silva (2011)
especifica que para realizar el cálculo de una muestra cuantitativa se emplean fórmulas
estadísticas que necesitan valores tales como:

• Tamaño de la población (N). Si N es mayor a 100 mil, el tamaño de la muestra será su-
ficiente con 370; pero, si es menor a 100 mil se debe usar una fórmula
• Nivel de confianza. Aconseja sea de 95%
• Tamaño aproximado de la proporción (p, q). Si no se conoce, puede suponerse sea de
50% (0,5) cada una
• Error máximo admisible. Máximo de 5%
• A este respecto, autores como Bolaños Rodríguez (2012) aportan la siguiente fórmula
cuando es desconocido el tamaño de la población o es estadísticamente infinita:

En donde:
n = tamaño de la muestra

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 151-167

153
Procedimientos de muestreo
e = error máximo de estimación (se recomienda entre 1% y 15%; o su determinación por el
comportamiento probabilístico)
Za = nivel de confianza seleccionado por el investigador. (Para 99% equivale a 2,58. Para
95% es igual a 1,96)
p = probabilidad de éxito
q = probabilidad de fracaso (1-p)
En cuanto a e (error máximo de estimación); a mayor error de estimación menor número
muestral y a menor error de estimación mayor será el número muestral (Palella y Martins,
2011).
Ejemplo 1: Se desea saber la opinión de la población de madres de Naguanagua en re-
lación con la calidad educativa de las escuelas municipales. Primero, se realizó un estudio
piloto con 150 personas. De este primer sondeo, se obtuvo que 50 madres opinaran favora-
blemente sobre estas instituciones educativas. La pregunta es ¿cuántas madres se deben
seleccionar para conformar la muestra si se fija un nivel de confianza de 99% y un error de
estimación de 1%?
Respuesta: Para establecer los valores de p y q, usando los valores obtenidos en la
prueba piloto:
N (tamaño de la población) es estadísticamente infinito y N es desconocido

En cuanto a la estimación del tamaño de la muestra, cuando se conoce el tamaño de la


población y éste es finito, algunos autores (Arias, 2012; Fuentelsaz, 2004; Palella y Martins,
2011; Torres y otros, 2006), sugieren la siguiente fórmula:

En donde:
n = tamaño de la muestra
za = nivel de significación (Para 99% equivale a 2,58. Para 95% es igual a 1,96)
e = máximo error permitido (ejemplo: 2% = 0,02)
p = nivel de aceptación (ejemplo: 50% = 0,5)
q = nivel de rechazo (ejemplo: 50% = 0,5)
N = población total

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 151-167

154
Yadira Corral • Itzama Corral • Angi Franco
Procedimientos o Técnicas de Muestreo
Al proceso de selección de los elementos o unidades de una muestra (Bolaños Rodríguez,
2012; Galmés, 2012; Hamdan, 2011; Instituto de Estudios Sociales Avanzados-IESA, 2015)
se le denomina muestreo. El muestreo “sirve para clasificar y determinar el tamaño… a obte-
ner una muestra, reducir costos y obtener una mayor exactitud… además de ahorrar tiempo y
dinero se evitan los errores operativos y de medición que conlleva un censo” (Sáenz, Gorjón,
Gonzalo y Díaz, 2012, p. 145). Silva (2011) presenta el siguiente esquema para realizar un
muestreo, es decir, configurar la muestra:
• Definir claramente la unidad de análisis (criterios de inclusión y exclusión) y precisar clara-
mente el tamaño que tiene la población
• Determinar si se hará un muestreo o, por el contrario, se estudiará toda la población
• Determinar el tipo adecuado de muestreo
• Calcular el tamaño muestral
• Identificar el marco poblacional de donde se extraerá la muestra (realizar una lista en
donde se identifique cada unidad poblacional)
• Extraer o seleccionar físicamente la muestra
Villardón (2014) expresa que “la representatividad de la muestra queda garantizada con la
elección correcta del método de muestreo” (2.-Inferencia y Muestras, 4). Los criterios depen-
derán de cada investigador, atendiendo a los objetivos del estudio. Ahora bien, existen diferentes
procedimientos o técnicas de muestreo, en principio se pueden clasificar en: Muestreo proba-
bilístico y Muestreo no probabilístico (Gráfico 1).

Gráfico 1:Tipos de muestreo

En otros términos, se categorizan las muestras en dos grandes ramas: las muestras no
probabilísticas y las muestras probabilísticas. En estas últimas, la totalidad de las unida-
des que conforman a la población tienen la misma posibilidad de ser escogidas. Para con-
formar una muestra probabilística, se necesita: determinar las características poblacionales,
estimar el tamaño de la muestra y realizar una selección mecánica y/o por azar (aleatoria)

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 151-167

155
Procedimientos de muestreo
de las unidades de análisis. (Galmés, 2012; Hamdan, 2011; IESA, 2015; Palella y Martins,
2011; Silva, 2011)
Por su parte, las muestras no probabilísticas se caracterizan porque la elección de los
elementos muestrales, no depende de la probabilidad; sino de causas relacionadas con las
características consideradas por el investigador. Aquí, el procedimiento no es mecánico, tam-
poco tiene por base el empleo de fórmulas de probabilidad, va a depender del proceso de
toma de decisiones del o los investigadores y, desde luego, las muestras seleccionadas por
decisiones subjetivas tienden a estar parcializadas. La elección entre una muestra probabi-
lística y una no probabilística se deberá basar en: los objetivos de la investigación, el diseño
(de acuerdo a las variables y/o categorías de la investigación) y el alcance de los aportes a
ofrecer. (Galmés, 2012; Palella y Martins, 2011; Silva, 2011)
Muestreo Probabilístico
En el Muestreo Probabilístico (Arias, 2012; Bolaños Rodríguez, 2012; Fuentelsaz, 2004;
Galmés, 2012; Hernández y otros, 2010; IESA, 2015; Malhotra, 2004; Silva, 2011; Torres y
otros, 2006), cada elemento que conforma a la población tiene una conocida oportunidad
de ser seleccionado para la muestra. En las muestras probabilísticas, su principal ventaja
es que se realiza la medición del tamaño del error en las predicciones a realizar; por tanto,
puede afirmarse que el principal objetivo de configurar una muestra probabilística es reducir
al mínimo el error estándar. El Cuadro 2 presenta: características de la población y técnicas
de muestreo probabilístico.
Se realiza empleando reglas matemáticas de decisión que eliminan o minimizan la discre-
cionalidad del investigador. Entre estos procedimientos o técnicas se tienen (Bolaños Rodrí-
guez, 2012; Fuentelsaz, 2004; Galmés, 2012; Icart, Pulpón, Garrido y Delgado, 2012; IESA,
2015; Ludewig, 2014; Malhotra, 2004; Silva, 2011; Torres y otros, 2006):
I.Muestreo aleatorio simple: se trata del procedimiento de muestreo menos complejo. Se tiene
una población homogénea, se selecciona aleatoriamente la muestra representativa. Cuando todas
las unidades de la población son conocidas y la probabilidad de ser seleccionadas es la misma.
Por último, se obtienen los datos a través de cualquier instrumento de recopilación de datos:
observación directa, entrevistas, cuestionarios u otro procedimiento necesario y adecuado para la
recogida de los mismos.
Es un método eficiente cuando la población es pequeña; además, es fácil hallar las unida-
des y requiere de poca inversión monetaria en la recolección de la información. En poblacio-
nes grandes, se considera un método bastante práctico si los elementos se concentran en
un área geográfica pequeña, o como un método inconveniente en poblaciones con unidades
muy numerosas, por la necesidad de numerar los elementos que la integran.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 151-167

156
Yadira Corral • Itzama Corral • Angi Franco
Cuadro 2
Características de la población y técnicas de muestreo probabilístico
CARACTERÍS TÉCNICA
TICAS EJEMPLO DE TIPO DE POBLACIÓN APROPIADA DE
DE LA MUESTREO
POBLACIÓN
Población, general-
mente, homogénea Estudio
sonas
de una sociedad compuesta por per-
con características similares en edad, Muestreo aleato-
de unidades indivi- grupo étnico, sexo u otras características rio simple
duales
Población con
estratos definidos, Estudio en una ciudad determinada cuya
diferenciados clara- población está claramente diferenciada en
mente entre sí, pero estratos debido al grupo étnico (caucásico, Muestreo estratifi-
en cada estrato po- afroamericanos e indoamericanos) o al estrato cado simple
seen características social (A, B, C, D, E)
homogéneas entre
sus unidades
Población con
estratos definidos, Estudio en una comunidad cuya población
con características total está compuesta o dividida debido a su
diferentes, pero afiliación religiosa donde 65% son católicos, Muestreo estratifi-
dentro de cada 10% testigos de Jehová, 8% Adventistas, 7% cado proporcional
estrato existe un judíos, 5% bautistas y el resto sin filiación
número proporcional religiosa
de miembros de los
otros estratos
Población compues- Estudio de las principales instituciones univer-
ta por grupos cuyas sitarias del país solicitando la opinión de los Muestreo grupal
características gru- estudiantes. En este caso, tienen en común o por áreas o
pales son similares, el ser estudiante inscrito pero varían en sus por conglome-
pero cuyas caracte- características individuales: sexo, edad, nacio- rados
rísticas unitarias son nalidad, status socio-económico, etc.
muy heterogéneas
Nota. Ejemplos propios

El procedimiento típico para realizar un muestreo aleatorio simple, según los autores cita-
dos, debe ser:
• Primero, identificada la población debe asignarse a cada unidad de análisis o sujeto mues-
tral una identificación exclusiva. Puede ser un número: 1, 2,…n, para el n-ésimo elemento.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 151-167

157
Procedimientos de muestreo
• Con una tabla de números aleatorios, se seleccionan los elementos componentes de la
muestra. La tabla de números aleatorios se genera de tal forma que cualquier configuración
de dígitos tenga la misma oportunidad de selección o frecuencia. Por lo tanto, se puede usar
porque cada elemento numerado en el marco muestral tiene igual probabilidad de selección,
es decir, de ser incluido en la muestra.
En una muestra aleatoria perfectamente seleccionada (situación más teórica que práctica)
se deben reproducir las características existentes en el universo y en igual proporción. Para
ello es necesario emplear un método aleatorio que valide esa selección, los más comunes
son:
• El Método de la Ruleta: si la población es pequeña (entre 50 a 75 individuos) a cada una de
ellos se le puede asignar un número secuencial, de manera ordenada, ya sea por apellido, fecha
de nacimiento, de mayor a menor o viceversa, nombre, apellido, cédula u otro procedimiento
sistemático. Se emplea una ruleta en la cual se deben escribir los números correspondientes, se
gira la misma y se selecciona el número que resulte ganador en cada giro, se harán tantos giros
como individuos necesarios para construir la muestra completa.
• El Método de la Lotería: se asignan números secuenciales a los individuos de la población,
se anotan en tarjetas separadas que se colocan en un tambor giratorio o algún recipiente o
contenedor cerrado. Se revuelven las tarjetas se saca una tarjeta se anota el número que salió,
se vuelve a introducir la tarjeta al recipiente y se repite el procedimiento tantas veces como sea
necesario hasta que se conforme la muestra. Se deben regresar las tarjetas para garantizar que
cada individuo tiene igual posibilidad de ser seleccionado. Cuando se repite una tarjeta ésta es
ignorada y se vuelve a extraer otra tarjeta.
• El Método de la Tabla de Números Aleatorios: es el método más usado, para ello se escoge
una porción de una tabla de números aleatorios, en la forma que quiera el investigador,
considerando que la determinación del punto de partida sea siempre al azar, use su ingenio
para hacer la entrada, por ejemplo: Tome un billete banco, anote los dos primeros dígitos o
los dos últimos dígitos del número de serie y úselos como dígitos de entrada; use un número
de cédula de identidad y proceda de igual manera, entre otros.
• El computarizado:es el método más empleado en la actualidad, se ingresan los datos
al computador para realizar la selección, en lugar de hacerlo de forma manual. Facilita
la selección y la realiza en menor tiempo. Silva (1011) indica que “se extraen al azar los
elementos hasta completar el número calculado (utilizando tablas de números aleatorios
o programas de computadora como el SPSS)” (p. 6). Bolaños Rodríguez (2012) señala que
puede emplearse una hoja de cálculo de Excel.
II. Muestreo estratificado:Este proceso de estratificación requiere que la población sea
dividida en grupos homogéneos, llamados estratos, donde cada elemento tiene una caracte-
rística tal, que no le permite pertenecer a otro estrato (Ver Cuadro 3).
• Muestreo estratificado proporcional: este muestreo se emplea para disminuir el error
estándar del estimador. Se asigna un intervalo de confianza menor o más pequeño. En este
caso, las muestras no tienen igual tamaño. Para configurar una muestra estratificada se
procede de la siguiente manera:
1. La población a estudiar, se define y se divide en estratos (subgrupos), que deben
ser mutuamente excluyentes y grupalmente exhaustivos. Son mutuamente excluyentes si
los miembros de un estrato no pueden ser miembros de cualquier otro estrato. Ejemplo:
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 151-167

158
Yadira Corral • Itzama Corral • Angi Franco
masculino-femenino (sexo).
2. Se conforma una muestra aleatoria (al azar) simple e independiente en cada uno de
los estratos que integrarán la muestra. Es proporcional cuando se toma una proporción de
cada estrato, se determina esta proporción dividiendo el número total de elementos de la
población del estrato más grande (N1) entre el número total de elementos de la población
del estrato más pequeño (N2) cuando se trata de dos estratos: N1/N2. En caso de tratarse de
más de dos estratos se calcula proporción dividiendo el número total de elementos de cada
uno de los estratos (Ni) entre el número elementos de la Población Total (N): ni/N, con N =
N1 + N2 +N3+ … + Nn.

Ejemplo 2: En una fábrica hay 1500 personas trabajando, 800 de las cuales son obreros,
400 son técnicos y 300 son profesionales. Si se quiere seleccionar una muestra aleatoria
simple (de 200 personas, por ejemplo), la probabilidad de selección de cada persona es:
P = n / N = 200/1500 = 0,13
Con: P: probabilidad de selección N: tamaño de la población n: tamaño de la muestra
Y la distribución tendería a que los 200 de la muestra se distribuyan así:
800 × 0,13 =104 obreros,
400 × 0,13 = 52 técnicos
300 × 0,13 = 39 profesionales

Ejemplo 3: En un estudio de la efectividad de los empleados según su edad y nivel de


instrucción, en una Empresa en Valencia, se tienen 15 empleados de los cuales 10 de ellos
son graduados de TSU en Administración y 5 tienen Cursos de Capacitación de 2 años como
asistentes de Administración con edades comprendidas entre 25 y 42 años. Se seleccionará
una muestra estratificada proporcional (por supuesto que éste es un ejercicio).

Estrato 1: TSU Estrato 2: Curso de Capacitación


Empleado Edad Empleado Edad Empleado Edad
1 25 9 27
2 40 11 27 6 38
3 32 13 29 8 35
4 27 14 27 10 36
7 30 15 30 12 40
- - N1 = 10 309 N2 = 5 184
n = muestra para el estudio
n1 = muestra en el estrato 1
n2 = muestra en el estrato 2
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 151-167

159
Procedimientos de muestreo
Calculemos la proporción: N2 / N1 = 5/10 = ½ = 0,5 o N1 / N2 = 10/5 = 2

De donde: n1 / n2 = 2/1 es decir, n1/n2 = 4/2


Por lo que: n1 = 4 y n2 = 2

n = n1 + n2
n=4+2=6
Luego de establecer el tamaño de la muestra se seleccionan los sujetos al azar, de cada
estrato.

Cuadro 3: Muestreo Estratificado

Muestras de Se selecciona una cantidad igual de unidades en cada estrato,


igual tamaño empleando procedimientos aleatorios (al azar)
Muestreo pro- El tamaño de muestra por grupo o estrato deberá ser
porcional proporcional al tamaño poblacional (proporción) del mismo.
Se utiliza la mejor subdivisión posible de una muestra total,
Afijación repartición en todos los estratos, considerando tanto la
óptima variación como el tamaño de cada estrato, se considera también
el costo de la investigación.
Nota. Resumen elaborado por los autores

III. Muestreo sistemático:Una forma práctica para seleccionar unidades de análisis, es


hacerlo en forma sistemática, escogiendo una unidad para seleccionar los sujetos muestra-
les. Es el tipo de muestreo por conglomerado más directo, para ello: el investigador seleccio-
na k elementos en cada estrato y luego escoge de forma aleatoria los primeros elementos de
esos k elementos, para ello; calcule el valor de k a través de la siguiente fórmula:
K = N/n
En donde:
N: tamaño de la población
n: tamaño de la muestra (no se toman en cuenta los decimales).
La muestra conformada se denomina muestra aleatoria sistemática.Para seleccionar la
muestra sistemática de tamaño n:

• Se obtiene un número aleatorio entre 1 y k, este elemento será el punto de partida y el


primer elemento de la muestra: k*
• Se suma k al número aleatorio obtenido: k* + k, éste será al segundo elemento de la
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 151-167

160
Yadira Corral • Itzama Corral • Angi Franco
muestra. Se suma k a este segundo número y así sucesivamente. Debido a que se utilizan
todos los elementos del conglomerado o estrato, se realiza en una sola etapa.
Ejemplo 4: Si queremos tomar una muestra de 300 apartamentos en un complejo habita-
cional con 1800 apartamentos, el intervalo de selección será:
K = 1800/ 300 = 6
Se inicia el proceso de selección sistemática, se escoge al azar un número entre 1 y 6,
a partir del número seleccionado y cada 6 apartamentos se escoge uno hasta completar la
muestra.
IV. Muestreo Polietápico, por conglomerados, grupal y/o por área: se toma un área
geográfica determinada: país, estado, ciudad, manzana, urbanización, barrio, municipio, otro.
Un área geográfica se puede subdividir en: distritos escolares, prefecturas, parroquias, otras.
En el muestreo grupal es importante que cada grupo sea tan similar como sea posible a los
otros grupos y, sin embargo, los individuos dentro de cada uno de ellos serán heterogéneos
entre sí. Luego, se escogerá una muestra aleatoria simple o sistemática de las unidades
muestrales. Puede realizarse en una o múltiples etapas. Se debe dividir la población en
grupos mutuamente excluyentes y colectivamente exhaustivos y luego se toma una muestra
aleatoria de estos grupos. Son grupos heterogéneos.
El muestreo por áreas de etapas múltiples o polietápico puede tener el número de áreas
que el investigador desee: se deben enumerar las áreas, escoger la muestra aleatoria simple
o sistemática de n áreas, deben enumerarse la unidades localizadas de las áreas y, por últi-
mo, seleccionar una muestra simple o sistemática de todas las unidades, etc.
Ejemplo 5: Se tienen 3000 elementos divididos en 30 conglomerados de diferentes tama-
ños. Si se toma una muestra de 20 conglomerados, cada uno tiene 20/30 oportunidades de
ser seleccionado. Si seleccionamos 1/3 de los elementos dentro de cada conglomerado, la
probabilidad total de cada elemento de ser seleccionado es
20/30 x 1/3 = 0,22
De esta manera los conglomerados más grandes tienen más elementos seleccionados y
el tamaño muestral es:
0,22 x 3000 = 660 elementos
La probabilidad de que un elemento sea seleccionado es igual a la fracción muestral
n/N = 660 / 3000 = 0,22

Muestreo No Probabilístico
En el Muestreo No Probabilístico, la selección de cada unidad de la muestra, en parte,
tiene como base el juicio del investigador. En este tipo de muestreo (Bolaños Rodríguez,
2012), No existe una oportunidad conocida que indique si un elemento particular del uni-
verso será seleccionado para conformar la muestra. No se puede calcular el error muestral.
Se identifican los siguientes tipos (Arias, 2012; Bolaños Rodríguez, 2012; Galmés, 2012;
IESA, 2015; Kinnear y Taylor, 1998; Malhotra, 2004; Silva, 2011):
1. Muestreo Accidental. El investigador realiza la selección de las unidades muestrales en
un momento imprevisto, sin haber sido fijado con anterioridad, de manera fortuita (accidental).
Ejemplo 6: En una investigación sobre comportamiento emocional de las personas ante

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 151-167

161
Procedimientos de muestreo
una crisis, si el investigador está presente en el momento de un accidente de tránsito puede
tomar como referencia a los sujetos que se encuentren directa e indirectamente involucrados
en el hecho y observar su comportamiento emocional.
Ejemplo 7: En un estudio de mercado un investigador que está estudiando el comporta-
miento de los compradores, se encuentra en una tienda en el momento en que se anuncia
la rebaja de un producto determinado a la mitad de su precio. Puede tomar como referencia
los sujetos que se encuentran en la tienda y observar su comportamiento ante este aconte-
cimiento.
2. Muestreo Intencional. También denominado muestreo opinático o de juicio,“…se utiliza
cuando es el propio investigador el que selecciona a los sujetos que considera apropiado…”
(p. 116). Entre estos procedimientos o técnicas los más empleados (Arias, 2012; Bolaños
Rodríguez, 2012; Icart y otros, 2012; Kinnear y Taylor, 1998; Ludewig, 2014; Malhotra, 2004),
resumidos en el Cuadro 4, son:
Cuadro 4: Muestreo intencional

También es denominado desviado, corresponde a seleccionar


Caso extremo el mejor o el peor de los casos y analizar si funciona o no el
estudio correspondiente
Se escogen casos de los dos extremos y se juega con esas dos
Variación máxima o
posiciones en el análisis de los datos, comparando diferentes
casos extremos
lógicas
También denominada de grupos focales. Se recomienda confor-
Homogénea
mar grupos pequeños (entre 6 u 8 personas)
Se escoge un caso representativo de la población o universo
Caso típico
en estudio
Se crea cuando todos los sujetos de la población tienen la opor-
De voluntarios
tunidad de participar
Es utilizado generalmente cuando no es posible detectar las per-
Bola de nieve,
sonas por cuestiones delicadas o comprometedoras; entonces,
avalancha, de red o
un primer representante del grupo muestral sugiere otro y éste a
de cadena
un tercero, así sucesivamente.
El investigador establece previamente las características especí-
Por criterio
ficas a cumplir cada uno de los elementos muestrales

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 151-167

162
Yadira Corral • Itzama Corral • Angi Franco

Confirmatorio o des- El investigador escoge unidades muestrales que ratifican o con-


confirmatorio tradicen lo estudiado
El investigador toma una muestra que le facilite la recolección
de la información. También se conoce como muestreo por se-
guimiento, se hace la selección por la conveniencia económica,
Por conveniencia de tiempo u otra consideración. Los resultados que arroja son
muy sesgados debido a la escasa representatividad que puede
presentar dicho segmento. Este método también es utilizado en
encuestas preliminares.
Tipo de diseño estratificado, la selección final de los casos en
la configuración de los estratos no es aleatoria. Este método
es utilizado en investigaciones de mercadeo, cuando se desea
tener algún conocimiento sobre la opinan de un grupo de consu-
Por cuotas
midores potenciales, sobre un determinado servicio o producto.
Implica de cierta manera, la aplicación del muestreo dirigido por-
que la selección de las unidades a entrevistar en cada grupo o
estrato, se hace libremente.
Nota. Resumen propio

I. Muestreo por conveniencia: la muestra se configura de acuerdo a la conveniencia del


investigador, ya sea económica, por tiempo u otra razón. La unidad o elemento de muestreo
se autoselecciona o se ha seleccionado con base en su fácil disponibilidad. Se utiliza exten-
samente en la práctica.
Ejemplo 8: En una investigación sobre preferencias de jabones de tocador, una empresa
del ramo seleccionó una muestra de 300 personas del Centro Comercial Metrópolis durante
un fin de semana y se pidió a las personas que colaboraran y éstas dieron su consentimiento.
II. Muestreo de Juicio o Criterio: también se le denomina como muestra a propósito, se
seleccionan las unidades muestrales según el criterio de algún expertopiensa acerca de la
distribución que esas unidades o elementos de muestreo; en particular, se hará la selección
para responder la pregunta de investigación inmediata. Es de uso moderado.
Ejemplo 9: En un estudio sobre el consumo de cigarrillos se selecciona una muestra de
800 personas fumadoras en la ciudad de Caracas. El criterio era que las características de
estos fumadores fuera representativa de todos los consumidores iguales de Venezuela.
III. Muestreo por cuotas: se obtiene una muestra similar a la población, que concuerde
en algunas características de “control”, pre-especificadas. Para ello, deberían “controlarse”
varias características, se recomienda: especificar la lista de características de control más
importantes y conocer la distribución de estas características en toda la población seleccio-
nada. Este tipo de muestreo puede incluir un sesgo desconocido en el estudio, si la selección

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 151-167

163
Procedimientos de muestreo
de los informantes no es la adecuada; por ello, hay que ser cuidadoso para no omitir alguna
de las características importantes. Si se tiene información actualizada sobre la distribución
de las características de control, se puede determinar el tamaño de la muestra que se debe
seleccionar en cada celda aplicando la siguiente fórmula:
Tamaño total de la muestra x proporción deseada de la celda
Ejemplo 10: En un estudio para determinar los hábitos de lectura en Valencia, se selec-
ciona una muestra por cuotas de 1000 adultos, como características de control se toman la
edad y el sexo. Las cuotas se asignan de la siguiente manera:
Composición de
Característica de Composición de la muestra
la población
control
% % Número
Sexo
Femenino 520 52 52
Masculino 480 48 48
Total 1000 100 100
Edad
18 a 30 años 450 45 45
31 a 45 años 280 28 28
46 a 60 años 170 17 17
Más de 60 años 100 10 10
Total 1000 100 100

IV. Muestreo de Bola de Nieve, avalancha, de red o de cadena: se selecciona un grupo


inicial de entrevistados, usualmente de manera aleatoria, y se les pide en la entrevista que
identifiquen a otras personas que pertenezcan a la población en estudio. Los restantes su-
jetos muestrales se seleccionan por referencias. Se utiliza este tipo de muestreo, sobre todo
para identificar características de difícil obtención o poco usuales (Bolaños González, 2012).
Ejemplo 11: Para un estudio sobre la compra de dólares en el mercado negro, se publica
un anuncio clasificado en la prensa en el cual se afirma la confidencialidad de la información
(sobre todo del informante) y se especifican los fines de la investigación. A cada entrevistado
se le solicita al menos un nombre de otra persona interesada o comprador usual de dólares
en este mercado y así se genera el total de la muestra. Las preguntas incluirían: razón y
frecuencia de la compra, y destino de los dólares comprados. (En este caso la muestra inicial
no es aleatoria)
Métodos Mixtos: Ludewig (2014) señala que es frecuente se combinen varias clases de

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 151-167

164
Yadira Corral • Itzama Corral • Angi Franco
muestreo, se puede comenzar –por ejemplo- con un muestreo estratificado o por conglome-
rado, y luego emplear un muestreo sistemático aleatorio, para garantizar la representatividad
de las unidades poblacionales.
A manera de colofón, el muestreo se puede hacer de diferentes formas; sin embargo, la
muestra debe ser seleccionada por el investigador de manera minuciosa, que represente las
características de la población total y en igual relación a como se encuentra en la misma. No
todos los datos se prestan para un muestreo, pero cuando la población es lo suficientemente
extensa hay que escoger un método adecuado para seleccionar las unidades de muestreo
que se ajuste al tipo y diseño de investigación.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 151-167

165
Procedimientos de muestreo
REFERENCIAS

Arias, F. (2012). El proyecto de investigación. Introducción a la metodología científica. (5ª ed.).


Caracas, Venezuela: Episteme.
Bolaños Rodríguez, E. (2012). Muestra y Muestreo. México: Universidad Autónoma del Esta-
do de Hidalgo. Recuperado de http://www.uaeh.edu.mx/docencia/ P_Presentaciones/
tizayuca/gestion_tecnologica/muestraMuestreo.pdf
Busot, A. (1991).Investigación educacional. (2ª ed.). Maracaibo, Venezuela: LUZ.
Fuentelsaz, C. (2004). Cálculo del tamaño de la muestra. Matronas Profesión [Revista en
línea], 5(18), 5-13. Recuperado de http://www.federacion-matronas.org/revista/matro-
nas-profesion/sumarios/i/7166/173/caculo-del-tamano-de-la-muestra
Galmés, M. (2012). Métodos de muestreo. Uruguay: Food and Agriculture Organization United
Nations - FAO.
Hamdan, N. (2011). Métodos estadísticos en educación. Caracas: Universidad Central de
Venezuela.
Hernández, R., Fernández, C. y Baptista, P. (2010) Metodología de la investigación. (5ª ed.)
México: McGraw-Hill.
Icart, M., Pulpón, A., Garrido, E. y Delgado, P. (2012). Cómo elaborar y presentar un proyecto
de investigación, una tesina y una tesis. Barcelona, España: Universitat de Barcelona.
Instituto de Estudios Sociales Avanzados-IESA. (2015). Introducción a los métodos de en-
cuestación y muestreo estadístico. Caracas: IESA-CSCI.
Kinnear, T. y Taylor, J. (1998). Investigación de mercados. Un enfoque aplicado. (5ª ed.).
Colombia: McGraw-Hill.
Ludewig, C. (2014). Universo y Muestra. México: Colegio Mexicano de Ortopedia y
Traumatología. Recuperado de http://www.smo.edu.mx/colegiados/apoyos/muestreo.
pdf
Malhotra, N. (2004). Investigación de mercados. Un enfoque práctico. (4ª ed.). México: Pren-
tice-Hall.
Orozco, C., Labrador, M. y Palencia, A. (2002). Metodología. Manual teórico práctico de
metodología para tesistas, asesores, tutores y jurados de trabajos de investigación y
ascenso. Venezuela: Ofimax de Venezuela.
Palella, S. y Martins, F. (2011). Metodología de la investigación cuantitativa. (3ª ed.). Caracas:
Fedupel.
Red Escolar Nacional – Rena. (2008). Tamaño de la muestra. Caracas: Ministerio del Poder
Popular para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología. Recuperado de http://
www.rena.edu.ve/cuartaEtapa/metodologia/Tema6a.html
Sáenz, K., Gorjón, F., Gonzalo, M. y Díaz, C. (2012). Metodología para investigaciones de alto
impacto en las ciencias sociales y jurídicas. Madrid: Dykinson.
Sierra Michelena, C. (2004). Estrategias para la elaboración de un proyecto de investigación.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 151-167

166
Yadira Corral • Itzama Corral • Angi Franco
Maracay,Venezuela: Insertos Médicos de Venezuela C.A.
Silva, A. (2011). Determinando la población y la muestra. Recuperado de https://allanucatse.
files.wordpress.com/2011/01/tipo-de-muestreo.pdf
Torres, M., Paz, K. y Salazar, F. (2006, julio). Tamaño de una muestra para una investigación
de mercado. Universidad Rafael Landívar. Facultad de Ingeniería. Boletín Electrónico,
2. Recuperado de http://www.tec.url.edu.gt/boletin/
Villardón, J. (2014). Introducción a la inferencia estadística: muestreo y estimación puntual y
por intervalos. España: Universidad de Salamanca. Recuperado de http://biplot.usal.es/
problemas/confianza/estimacion.htm

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 151-167

167
LO PRÁCTICO Y LO TEÓRICO EN TÉRMINOS LINGÜÍSTICOS-CONCEPTUALES EN EL
CAMPO FILOSÓFICO DEL DERECHO Y LA MORAL
THE PRACTICAL AND THE THEORETICAL IN TERMS LANGUAGE-PHILOSOPHICAL
CONCEPTS IN THE FIELD OF LAW AND THE MORAL

*José Piña Álvarez


Correo: joseconcepcion_08@hotmail.com.
Facultad de Ciencias de la Educación
Universidad de Carabobo

*Licenciado en Educación, mención Teoría de la Educación. Abogado, egresado de la Uni-


versidad de Carabobo. Especialista en Andragogía. Magister en Andragogía. Magister en
Educación Especial. Doctor en Ciencias de la Educación. Profesor Asociado, Dedicación
Exclusiva adscrito al Departamento de Ciencias Pedagógicas.

Sección: Ensayo

RESUMEN

La temática planteada se enfoca en la premisa de que el lenguaje sobre el pensamiento ha


sido objeto algunas veces de plantear los grandes problemas filosóficos como problemas
lingüísticos. De acuerdo a los autores que sustentan las teorías revisadas, la filosofía en esta
concepción, es una actividad intelectual teórica, coincidente con la lexigrafía en particular y
con la semántica de los lenguajes naturales en general, en sus métodos y en su objetivo. En
ese sentido, para comprender la exactitud de los términos, se debe partir del conocimiento,
de la distinción que existe entre lo práctico y lo teórico en términos lingüísticos o conceptua-
les. En este orden de ideas, se puede afirmar que el sustento teórico se basa en criterios
elevados aportados por aquellos filósofos considerados intelectos de la humanidad (Platón,
Aristóteles, Santo Tomás de Aquino, Sócrates, Descartes, Leibniz, entre otros), los cuales
con sus aportes han justificado que los problemas filosóficos tradicionales son auténticos y
genuinos problemas teóricos más no prácticos.
Palabras Clave: Conocimiento, Derecho, Filosofía, Lingüística, Moral.
Recibido: Febrero 2015
Aprobado:Abril 2015

ABSTRACT
The issue raised focuses on the premise that the language on thought has been sometimes
pose major philosophical problems and language problems. According to the authors that
support the revised theories, philosophy in this view, is a theoretical intellectual activity,
coinciding with the lexigrafía in particular and semantics of natural languages in general, its
methods and its objective. In that sense, to understand the accuracy of the terms, assume

168
José Piña
knowledge of the distinction between the practical and the theoretical in linguistic or concep-
tual terms. In this vein, we can say that the theoretical foundation is based on high standards
provided by those philosophers considered intellects of humanity (Plato, Aristotle, Aquinas,
Socrates, Descartes, Leibniz, among others), which with their contributions have justified the
traditional philosophical problems are real and genuine but not practical theoretical problems.
Keywords: Knowledge, Law, Linguistics, Moral,Philosophy.

Introducción
Si bien es cierto que la caracterización no sociológica, argumentada desde una justifica-
ción inteligible, se trata de una postura muy particular de cada quien que defiende una tesis
cualquiera. El ser analítico en este tipo de aseveraciones es como un requisito fundamental
de tal premisa. Por esta circunstancia de su concepción, no va a depender en momento
alguno de aquellos que la practican, sino de que su praxis quede sustentada en sí misma,
perfectamente caracterizada.
En este sentido podría decirse, que el lenguaje sobre el pensamiento ha sido objeto al-
gunas veces de plantear los grandes problemas filosóficos como problemas lingüísticos.
Según Dommett (1991), la filosofía en esta concepción, es una actividad intelectual teórica,
coincidente con la lexigrafía en particular y con la semántica de los lenguajes naturales en
general, en sus métodos y en su objetivo. El autor citado sostiene en relación a la indagación
del significado de las expresiones lingüísticas, que existen diferencias en estas disciplinas,
las cuales radican primordialmente en el ámbito de la filosofía, el cual es más restringido, ya
que el interés de ésta es el estudio de los significados de ciertas expresiones, y este papel
se lo asigna a los Presocráticos. La otra diferencia sería aquella representada por las expli-
caciones que la filosofía pretende ofrecer al dilucidar los significados de algunas palabras
interpretadas como conceptos, las cuales no son meramente descriptivas como sucede en
el caso de la semántica.
Es importante señalar que para comprender la exactitud de los términos, se debe partir del
conocimiento, de la distinción que existe entre lo práctico y lo teórico en términos lingüísticos
o conceptuales; igualmente es necesario tener en cuenta cuándo se está en presencia de
una acción u oración en indicativo, y cuando se está en una acción u oración con sentido
imperativo; en la primera se asevera y en la segunda, se insta a la acción. La primera tiene
carácter sugerente, la segunda ordena y representa un mandato, así: Salga de clase (la
primera); ¡¡Salga de la clase!! (la segunda). En la primera expresión podríamos, atendiendo
a la concepción o expresión lingüística, ubicar las opiniones, los juicios, las convicciones, las
imaginaciones, las expectativas y todas aquellas manifestaciones lingüísticas que configuran
este conjunto de actividades mentales descritas.
En la segunda expresión estaría representado el carácter de instar a la acción, los cuales
serían los deseos, las intenciones, los mandatos y sus manifestaciones lingüísticas. Es así
como se reconoce la existencia de diversos ejemplos representativos de lo teórico y lo prác-
tico, pero basta con considerar grosso modo el carácter intelectual para lo eminentemente
teórico, y lo práctico asignárselo a los objetivos que caracterizan a los entes, instituciones o
áreas en el desempeño manual o de fabricación, construcción, bajo el dominio del esfuerzo
físico sobre el intelectual.
Cabe destacar dos conceptos considerados relevantes como lo son: el Derecho y la Mo-
ral, ambos propugnan el enunciado de normas, ya sean de carácter público o de carácter

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 168-178

169
Lo práctico y lo teórico en términos lingüísticos-conceptuales
en el campo filosófico del derecho y la moral
privado, con la noble intención de regular nuestras acciones o de normarlas. De manera que
acción y objetivos serían los que marcan la diferencia entre lo teórico y lo práctico. A este
respecto, Wittgenstein (1988) opina que la filosofía habla del uso de la palabra “filosofía”,
entonces tiene que haber una filosofía de segundo orden; pero no es así, sino que el caso se
corresponde con el de la ortografía, que también tienen que ver con la palabra “ortografía”,
si ser en tal caso una ortografía de segundo orden.
En este orden de la interpretación de la actividad intelectual teórica, subyace desde el mis-
mo instante en que con una clara y buena indicación de que hemos logrado una explicación
satisfactoria en cualquier ámbito teórico, es que, con ayuda de la teoría, somos capaces de
intuir correctamente hechos relacionados al ámbito de problemas que no pudiéramos pre-
decir sin ayuda de la teoría; la forma típica de estos hechos se sitúa desde una perspectiva
de carácter futurista.
Aun cuando el carácter futuro no constituye un aspecto necesario de las predicciones, la
teoría Darwinista se confirma en gran medida por sus predicciones sobre el pasado, como
ocurre en la teoría geológica, en relación a los continentes. Para muchos investigadores,
la teoría de Newton resultó confirmada cuando con su ayuda, Halley predijo la reaparición
del cometa que lleva su nombre, con una apreciación tan fiel, en su tiempo impensable. Es
allí donde se debe considerar la Filosofía de la Ciencia contemporánea que ha hecho tanto
énfasis en la observación teórica, la cual revela de manera clara hasta qué punto, la ima-
ginación tradicional del método inductivo en la búsqueda de generalizaciones inductivas; lo
cual no significa de manera taxativa que las actividades intelectuales teóricas del tipo de las
consideradas no sean disciplinas empíricas.
Puede afirmarse desde este planteamiento que la caracterización más ajustada a los he-
chos que podemos hacer del método inductivo, consiste en describirlo a manera de invocar
el tipo de argumento que es conocido como la inferencia de la mejor explicación.
La filosofía sí es una actividad intelectual interesante
Visto con carácter de una enorme disciplina, sería considerado en vano pretender estable-
cer más allá de toda duda que la filosofía es una disciplina teórica e interesante, pero sí sería
deseable mostrar de manera interesante, suficiente y convincente, bajo el supuesto explícito
de que la filosofía es el tipo de actividad intelectual que aquí, en estas líneas se ha descrito.
Atendiendo a criterios elevados aportados por aquellos filósofos considerados intelectos
de la humanidad (Platón, Aristóteles, Santo Tomás de Aquino, Sócrates, Descartes, Leib-
niz, entre otros), los cuales con sus aportes han justificado que los problemas filosóficos
tradicionales son auténticos y genuinos problemas teóricos: 1.- Problemas complejos, que
necesariamente requieren planteamientos correctos para hacer propuestas interesantes en
la búsqueda de la posible solución. 2.- Problemas relacionados con hechos que en efecto se
suceden, para los cuales existe un camino relativamente claro para el logro de la solución
posible, aplicando el mismo método que se utiliza en general para justificar explicaciones
teóricas.
Se dice y se comenta que la filosofía resulta ser difícil y confusa en el mismo sentido que
se da a la ciencia, y ello resulta sorprendente, y no solo para el individuo u hombre común. La
tardía vocación filosófica de algunos ilustres científicos les ha revelado, según sus teorías,
de que en su madurez, buen tiempo de reflexión, les ha capacitado para hacer propuestas
filosóficas interesantes. En el caso de Friedrich Engels, según sus propias aseveraciones
plasmadas en sus textos expresa que los científicos creen librarse de la filosofía ignorándola
o denigrándola. Además acota que sin pensamiento no pueden avanzar, y que para pensar
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 168-178

170
José Piña
necesitan pautas de pensamiento, tomando estas categorías sin darse cuenta del sentido
común de las llamadas personas cultas, dominados por los residuos de una filosofía amplia-
mente superada.
Así mismo el autor hace énfasis en su texto Didáctica de la naturaleza, en relación a la
expresión citada, que a muchos pensadores o filósofos, en sentido estricto, los han domina-
do los residuos de una filosofía extremada y ampliamente superada, o de ese prospecto de
filosofía que aprendieron en las universidades, acaso de la lectura acrítica y asistemática de
escritos filosóficos de diversas clases o corrientes por lo que no son solo unos esclavos de
la filosofía, y denigran de ella.
El conocimiento según Platón
Para este presocrático filósofo sus preceptos o ideas filosóficas tuvieron mucha influencia
en la naturaleza del conocimiento y la enseñanza, partiendo de dar a conocer el término
virtud; según él, podrá ser enseñada y procede igualmente a exponer los conceptos de la
memoria y el aprendizaje, caracterizándolo como un descubrimiento de conocimientos pre-
vios y opiniones que son correctas, pero no tienen una clara justificación. Afirmaba Platón,
que el conocimiento estaba basado esencialmente e creencias verdaderas justificadas; esta
creencia según él, influyó más adelante en el desarrollo de la epistemología.
Las ideas filosóficas de Platón llegaron a tener múltiples implicaciones sociales, de manera
muy particular aquellas relacionadas al Estado o gobierno ideal. Se ha comentado en algunos
textos de la existencia de discrepancias entre sus ideas iniciales y las posteriormente expues-
tas por él mismo. El compendio de sus ideas, en relación a lo explanado, están expuestos y
consideradas como doctrinas famosas en su obra denominada “La República”. Para Platón,
el término Justicia sería lo más importante en la ciudad y el hombre, por lo tanto su estado
ideal estaría sustentado en la necesidad de implantar la ética de la justicia. La justicia repre-
sentaría el equilibrio de la armonía entre las clases sociales, y para los individuos, la armonía
en las partes del alma de cada uno.
Para Platón, el Estado ideal (monarquía) devendrá irremediablemente en una corrupción
triste, pero necesaria, de manera que él en su Doctrina Platónica” clasificaba esta ciudad
ideal así: Aristocracia, Timocracia, Oligarquía, Democracia y Tiranía. No es difícil reconocer
los logros alcanzados por la filosofía platónica, y ella ha sido reconocida en la verdadera
filosofía, la política, la psicología, la ética, la estética o epistemología, entre otros.
Influencia Platónica en Aristóteles
Aristóteles, alumno de Platón, llegó a desarrollar su propia Doctrina Aristotélica, llega a
dar a conocer sus postulados acerca de los inicios de la lógica y la ciencia moderna. Para
Aristóteles, por estar el hombre dotado de libertad y razón, este es capaz de moralidad. Por
esta razón, según él, todo hombre tiene capacidad suficiente para conocer, deliberar y obrar
de una manera consciente y refleja. A diferencia de los animales, el hombre se propone
alcanzar el fin o el bien por medio de su acción.
Por esta razón, considerando al hombre en el ejercicio más perfecto de las facultades que
le son propias como ser racional, puede por consiguiente, practicar la virtud, y sobre todo la
contemplación de la verdad, la cual era considerada por Aristóteles como la operación más
sublime, y como la parte con categoría divina que hay en el hombre. Así, de esta manera,
la última perfección del hombre y su felicidad en la vida presente, consiste en la operación
propia de la razón, y la vida que emana de esta operación es vida divina con respecto a la
vida humana.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 168-178

171
Lo práctico y lo teórico en términos lingüísticos-conceptuales
en el campo filosófico del derecho y la moral
Admitía Aristóteles igualmente que las riquezas, los honores, la salud y los demás bienes
de la vida no constituyen la felicidad y perfección del hombre, pero pueden contribuir a ella, y
son necesarios para esta felicidad. Aristóteles siempre pareció haberse concretado a la vida
presente, al exponer la teoría acerca de la felicidad como fin último del hombre. Igualmente
se observan en algunos pasajes de su obra la aplicación de la teoría a la felicidad del hombre
después de su muerte. Una vez admitida la inmortalidad del alma, su felicidad después de la
muerte debe consistir en el conocimiento perfecto y en la contemplación intelectual de Dios,
ser infinito en su esencia y atributos.
No obstante, existen manifestaciones expresadas por seguidores de Sócrates y Platón en
donde plasman criterios acerca de las enseñanzas de estos filósofos, que señalan que la
virtud consistía en la asimilación con Dios. Aristóteles, sin negar esta aseveración o pos-
tura filosófica, determina de una manera más filosófica el concepto de la virtud moral, en la
cual manifestaba que el hombre se inclinaba a obrar conforme a la recta razón, y de esta
manera, estaría Aristóteles rechazando a la vez la opinión de Sócrates, que según él estaría
confundiendo en su doctrina socrática la virtud con la sabiduría, pues, las ciencias residen y
perfeccionan la parte intelectual del hombre, siendo así que las virtudes residen en la parte
afectiva y perfeccionan sus operaciones.
Es por ello que en la Doctrina Aristotélica se considera a la Prudencia como que reside en
el entendimiento, por tanto es una virtud, por cuanto facilita y dirige las acciones humanas
bajo el punto de vista de la moral. La justicia en cambio, reside en la voluntad, determinando
su operación de manera recta con relación a su objeto propio, de donde nace el principio que
la identifica como tal, que consiste en dar a cada uno lo que es suyo. También se sustenta
en Aristóteles el papel importante de la templanza y la fortaleza que rectifican y moderan las
pasiones de la parte afectiva sensible, haciendo que sus manifestaciones se vean subordina-
das a la razón, la cual es la norma inmediata y por excelencia de la moralidad.
Uno de los filósofos considerado complejo en su doctrina filosófica para propugnarla en
bien de la humanidad y aún vigente en nuestros días ha sido sin duda Aristóteles, en sus
innumerables obras como La Virtud y la Moral, que le asigna en un medio que se aparta de
los extremos viciosos, siendo propios de la razón; atribuyéndole tres elementos que abrazan
el alma humana como lo son; la vida vegetativa, la sensitiva y la racional.
Entre otras teorías aristotélicas cabe señalar la Teoría Político Social, en la cual afirma
que el hombre está destinado por la misma naturaleza a vivir en sociedad, no solamente
porque la sociabilidad es una inclinación y hasta un atributo de la naturaleza humana, sino
por las grandes ventajas que el hombre reporta de la sociedad, tanto en el aspecto intelectual
como en el moral, económico y físico. Su doctrina tan realista y tan humana muestra enor-
mes signos de vigencia en su texto denominado “La Política”, en donde el control ciudadano
o control de la sociedad se pone de manifiesto y vigencia irrefutable al afirmar por ejemplo
que “La sociedad no puede subsistir sin un Poder Público y sin leyes. El Poder Público y
sus depositarios se comparan a la sociedad como el alma al cuerpo y como la razón a las
facultades inferiores” (p. 168)
Resulta supremamente interesante todas las posturas y doctrinas aristotélicas expresadas
con la mayor claridad para que sean interpretadas con justificación inteligible por miembros
de cualquier sociedad o agrupación humana, en cualquier tipo de gobierno digno y eficiente,
basta con recordar afirmaciones tan reales como estas: La Ley o Derecho natural obliga
siempre y en todas partes, aun cuando no este escrito ni sancionado por el legislador huma-
no. Otra aseveración aristotélica es aquella que se refiere al gobierno real, el aristocrático y
el democrático, dice son tres formas de gobierno buenas en sí mismas, a condición de que
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 168-178

172
José Piña
no degeneren en tiranía el primero, en oligarquía el segundo y el tercero en demagogia.
Otro aspecto importante de los fundamentos aristotélicos relacionados especialmente a los
asuntos político-sociales, es aquel al afirmar cuando se trata de fundar u organizar el régimen
político de una sociedad, no se ha de atender a lo que es mejor en sí mismo y en principio,
sino a lo que es posible. Más importante aún su doctrina cuando señala:
En todo caso, y cualquiera que sea la forma política del gobierno que se adopta, se debe
atender ante todo a evitar la tiranía y quien quiera que sea el depositario del poder, debe
conducirse como verdadero rey y padre de familia, y no como tirano; debe administrar y
gobernar como procurador del bien común, y no como dueño absoluto de los bienes y
personas, viviendo con moderación en todo. (p.18)
Desde esta perspectiva se desprende la responsabilidad que asumen los gobernantes con
los ciudadanos que deciden elegirlos como tales para recibir beneficios que permitan vivir de
una manera más justa y equitativa en plena paz.
Reflexiones
Se ha considerado de manera muy responsable el cierre de este ensayo con un proverbio
aristotélico:”Nada hay más detestable y perjudicial que la injusticia acompañada del poder,
se trate del poder público o privado”(p.48). Cabe destacar que en cualquier tipo de gobierno
o sociedad civilizada es digno reconocer que todo ser humano goza del privilegio que le
otorga el sólo hecho de nacer y existir; el cual implica el derecho natural, y no requiere estar
signado por la rigurosidad de una norma contemplada en la legislación social-humana, sino
a través de doctrinas éticas y morales que en la historia de la humanidad han sustentado los
diferentes momentos históricos de las diversas sociedades en procura de manifestaciones
tendientes al respeto y defensa del derecho natural considerado como un derecho universal.
Sin duda, que realmente ha existido una revolución de los derechos humanos con el
transcurrir de los años desde la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948, y con
mayor urgencia desde el final de la guerra fría, lo cual ha representado desde su declaración
un gran y organizado sistema internacional de lo que se llaman instrumentos jurídicos, del
activismo y la defensa, tal como defendía la tesis de los derechos del hombre Aristóteles al
referirse al derecho natural que acompaña al indivíduo desde el mismo momento de nacer.
Para Appiab (2003), siempre ha sido preocupación constante el estudio de los fundamentos
de los Derechos Humanos y sostiene:
…resulta difícil en la práctica decidir o incluso ejercitar los poderes de un país o de la co-
munidad de naciones contra un solo Estado que no observa las normas que subyacen a
estos instrumentos, en caso de necesidad de estabilidad y orden. (p.115)
Es marcadamente conocido, que la petición de respeto para los Derechos Humanos
individuales, siempre se da dentro de la estructura de la soberanía estatal, y a menudo un
estado que viola estos derechos universales, lo cual constituye una mejor opción para sus
ciudadanos y para el resto de nosotros que la anarquía o el colapso de una guerra civil a
largo plazo. A este respecto Igntieff (2001), sostiene, que existe como consecuencia la nece-
sidad de realizar una profunda reflexión sobre cuándo, cómo y si la comunidad internacional
debe implicarse en una intervención militar en defensa de los derechos de ciertos ciudadanos
cuando éstos son violados en los estados en donde viven, y afirma:
Que la crisis de los Derechos Humanos tiene que ver sobre todo con nuestra incapacidad
para ser coherentes, es decir, para aplicar los criterios más expeditos e idóneos al fuerte
y al débil por igual; así mismo tiene que ver con nuestro fracaso a la hora de conciliar

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 168-178

173
Lo práctico y lo teórico en términos lingüísticos-conceptuales
en el campo filosófico del derecho y la moral
los Derechos individuales y nuestro compromiso con la autodeterminación y la soberanía
estatal…(p.116).
El autor señalado presenta con enorme claridad el problema de la violación de los Dere-
chos Humanos como conocidos por todos como fundamentales del hombre y plantea que
si existe una buena razón para creer en que éstos pueden servir como vanguardia para la
democracia, cuando se refiere al Minimalismo estratégico, pero esto conlleva al mismo pe-
ligro de su par, el esencialismo estratégico: cuando se corre el riesgo de decepcionar a sus
propios defensores. Pareciera que Thomas (2003), no comparte con Igntieff, el concepto de
Minimalismo estratégico en cuanto a las expresiones de la libertad negativa y el individualis-
mo, reconoce que hace un buen trabajo desarrollando una teoría no idólatra de los derechos
humanos, pero la fuerza de su teoría queda algo empañada al presentarla esencialmente
como una alternativa de idolatría. La inflación de los derechos puede ser poco inteligente por
las razones que cita Igntieff, pero puede haber algo de espacio para una cierta profundización
en las justificaciones laicas y religiosas de los derechos humanos.
La postura filosófica de Thomas con respecto a Igntieff, se manifiesta cuando critica la
manera en que éste aborda el concepto de Progreso, como creciente aceptación de los
instrumentos de los derechos humanos, en relación a ello sostiene Thomas (Ibidem):
Los Derechos Humanos son un desarrollo jurídico; el interés y el énfasis no se debe poner
tanto en la palabra- humanos, como en la palabra –derechos. Por supuesto, su historia
empieza en la Ilustración y encuentra su primera gran articulación jurídica en la Declaración
de los Derechos del hombre y del Ciudadano de la Revolución Francesa… (p.138)
En ese sentido, los derechos humanos son derechos irrenunciables, protegidos especial-
mente por el ordenamiento jurídico de cada nación, estableciéndose claramente una simbio-
sis entre humanos y derechos.
Derecho y Moral según Santo Tomás De Aquino: 
  Santo Tomás De Aquino, ha sido considerado como un gran filósofo de profunda convic-
ción religiosa, cultivó su vida espiritual, en la creencia o virtud de que la fe y la razón eran
elementos indispensables para llevar a cabo una perfecta conciliación entre lo espiritual y
lo real; y explicó que entre la fe y la razón se encuentra una conjunción o comunión para
apreciar el mundo y que, aunque exista cierta divergencia entre ellas no se contradicen.
Santo Tomás De Aquino se preocupó enormemente por la problemática de las relaciones
que existen en el poder de la Iglesia y del Estado; es decir,  el poder espiritual de la Iglesia
y el poder temporal del Estado. 
A través de la Filosofía Escolástica de Santo Tomás De Aquino, se ha resuelto la pro-
blemática de la hegemonía de Dios, pero desde el punto de partida de alguna de las ideas
desarrolladas esencialmente en la Teoría Aristotélica con respecto al Derecho, Santo Tomás
cree y afirma que es “ la misma cosa justa,” por lo tanto según él, las leyes son meros ins-
trumentos para el logro del bien común, y sólo serán válidas cuando éstas estén adecuadas
a la justicia. Pero hay que considerar a la ley como un precepto de la razón en la búsqueda 
y satisfacción  del bien común. 
 Una de las tantas consideraciones especiales de la filosofía de Santo Tomás , fue que éste
filósofo descubrió que la ley no era el Derecho en sí, sino que era parte del Derecho, Para él,
La ley es una constitución escrita; y de allí que la ley no sea el Derecho mismo propiamente
establecido, sino cierta razón del Derecho, pensaba que todo, al final, tenía como destino
a Dios, pero había que tener en cuenta que la ley no es más que un ordenamiento de la
razón, en orden al bien común, promulgado por aquél que tiene a su cuidado la comunidad.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 168-178

174
José Piña
(p.18)
Santo Tomás De Aquino, fue fiel defensor de la conformidad entre la ley natural y la ley
humana, como fundamento de todo Derecho y advirtió que en el caso de no ser posible esta
conformidad, se debe asumir por los preceptos derivados de Dios, es decir, proponía la he-
gemonía del Derecho divino sobre el Derecho terrenal. 
 Afirmaba Santo Tomás, que la obediencia de la autoridad pública es un deber primordial,
pues, entre la autoridad y el bien común existe una connaturalidad esencial, no obstante, si
las leyes son injustas, no se está obligado a inclinarse ante ellas, a menos que la resistencia
no debe ocasionar el escándalo o el desorden. 
 Para este filósofo espiritualista, las  normas jurídicas tenían validez sólo en relación a su
calidad de exigencias de justicia en primer lugar, afirmaba con gran sentido de responsabili-
dad  lo siguiente: las normas jurídicas  valen principalmente porque formulan exigencias de
justicia que brotan del orden objetivo-metafísico de los seres o sólo en segundo lugar por
la autoridad de quien las promulga, es decir, el Derecho se buscaba primeramente en las
facultades y exigencias morales que tenía una persona sobre otra u otras, o sobre, una cosa
sólo después se consideraba lo que decía la autoridad sobre el caso. 
Para Santo Tomás, Dios  se distingue de la ley y éste a su vez es un mandato divino que
se plasma en el orden del mundo. Por  esta razón Dios se distingue de la ley. Pero sin iden-
tificarse  con ese mismo orden. Según este filósofo, el Derecho es impregnado de un sentido
de Sacralidad, racionalidad y verdad. En conclusión para él  era considerado el Derecho
positivo como nacido  de la voluntad común de los hombres y el Derecho natural que nace 
de la misma naturaleza de las cosas. 
  Moral en Santo Tomás De Aquino, su obra Moral Cristiana es considerada como la
bienaventuranza y la primacía del amor, para él, la moral es la ciencia que dirige los actos
humanos hacia nuestro último fin, estos actos humanos deben estar ordenados por la razón,
ya que ésta produce la naturaleza, y por ello, la moral para él, presupone las leyes de lo
natural para la consecución de un fin. 
 Retomando a Aristóteles, Santo Tomás nos presenta las virtudes y los vicios como resul-
tado de la continua repetición de actos  buenos o malos, lo cual da como resultado la forma-
ción del carácter de la persona. La virtud como decía Aristóteles, es la búsqueda del término
medio. E hábito formado por muchos actos, ayuda a conseguir el bien moral y al respecto el
Santo filósofo sostiene: “ Pues bien , es evidente  que el principio activo que es la razón, no
puede dominar totalmente con un solo acto la potencia apetitiva, dado que la potencia ape-
titiva está diversamente a múltiples tendencias, en tanto que la razón juzga con un solo acto
que algo ha de ser apetecido conforme a determinados motivos  o circunstancias…”(p,125) 
 Para Santo Tomás, la ley moral natural se fundamenta en la idea de que todo ser humano
tiende a conservar su existencia y,  que por lo mismo, es deber moral conservar la vida,
igualmente tiene una tendencia animal a procrear, lo que convierte en deber la procreación y
el cuidado de los hijos, y en tanto que tiene uso de la palabra y es un ser racional que debe
buscar y propugnar la justicia. 
El Derecho en Kant. 
En Kant, la Moral y el Derecho  tienen un fundamento común. Las exigencias de ambos
resultan de la razón práctica, que parte del sentimiento y la voluntad, resultando ser esta
razón autónoma. Para Kant, la autonomía significa solamente que el hombre encuentra la ley
en sus acciones, en su razón práctica. 
Para Kant: “ El Derecho es la realización de la ética, el Derecho está vinculado con la idea
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 168-178

175
Lo práctico y lo teórico en términos lingüísticos-conceptuales
en el campo filosófico del derecho y la moral
de historia  una historia que podía aparecer como la ejecución evolutiva, paulatina del ideal
moral. Pero en la base de todas ellas, llámese moral, derecho, religión, historia y el término
libertad. “(p.156) 
Como principio de la praxis independientemente de que esa praxis esté bajo los cánones
de la moralidad, legalidad, religiosidad o historia, siempre la ley en función del Derecho, esta-
rá supeditada inexorablemente, según Kant,  al sentimiento y la voluntad de la razón práctica
de quien o quienes elaboren los preceptos del Derecho. 
Es justo reconocer que siempre al referirnos al Derecho en cualquier circunstancia de la
vida y como ha ocurrido consuetudinariamente  en el devenir del tiempo, siempre la ley ac-
tuará en función de él; mientras que por el contrario, la moral va a depender de otros factores
también importantes para la sociedad, siendo uno de ellos el aspecto histórico.
Es meritorio recocer la independencia expresada por Olaso (2007), cuando en su obra
aporta importantes aseveraciones desde el punto de vista de la independencia entre Moral y
Derecho como en efecto se muestran a continuación:
 Teoría de La Independencia Entre Moral Y Derecho
Las diferencias observadas entre Derecho y Moral  llevaron a ciertos autores a conside-
rarlas como dos disciplinas totalmente independientes entre sí, como dos círculos totalmente
separados  el uno del otro o como dos líneas paralelas que nunca se encuentran  por más
que se prolonguen.
Los principales autores de esta teoría son:
a) Christian Thomasio
En vista de las persecuciones existentes en su época por motivos religiosos, experimento
la necesidad de reivindicar la libertad individual de pensamiento y de conciencia frente al
Estado. Por ello sostuvo que el Derecho es incompetente respecto del pensamiento, de la
consciencia y de la religión: el Derecho se refiere únicamente a lo externo y no se ocupa del
pensamiento; mientras que la moral rige solo el aspecto interno.   De aquí que  se deduce
que el Derecho es coercible, o sea, puede ser exigido por la fuerza; en cambio, la moral es
incoercible, es decir, no puede ser exigida por la fuerza.
b) Juan Amadeo Fitche
Discípulo de Kant, extrema la separación entre Derecho  y Moral hasta considerarlos
completamente opuestos. Él dice que entre ambos hay una contradicción insanable, pues el
Derecho permite actos que la Moral prohíbe: por ejemplo, el Derecho permite al acreedor ser
despiadado contra su deudor, lo cual está prohibido por la Moral.
Estos tres autores exponen sus ideas partiendo de un mismo fondo teórico; la interioridad
de la Moral y la exterioridad del Derecho. Por otras razones distintas, coinciden en la idea de
separación otras dos Escuelas Jurídicas:
c) La Positivista, para la cual, Derecho es todo lo que el Estado establece como tal, sea cual
sea el contenido de sus normas desde el punto de vista ético o axiológico.
d) El formalismo jurídico de la escuela de Viena (Hans Kelsen) que en la actualidad, concibe
al Derecho como un orden coactivo exterior que será válido con tal de que sus normas reú-
nan las condiciones formales de validez y cuenten con la fuerza necesaria para imponerse,
independientemente de la moralidad de su contenido.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 168-178

176
José Piña

REFERENCIAS

Appiab, A (2003). Los Fundamentos de los Derechos Humanos. Buenos Aires: Paidós.
Aristotle: Life and works en A Brief History of Greek Philosophy, de B.C. Burr.
Dommett, K. (1991), ‘Rhetoric and Party Politics: Looking Beyond the Leader’ in Atkins.
Ignatieff, M (2001). Los Derechos humanos como Política e Idolatría. España: ISBN-84-493-
1411-9.
Kant, E (1996). Crítica de la Razón Práctica. (Compilaciones).Bogotá. Colombia. Universidad
Javeriana.
Olaso, Luis María, Curso de introducción al Derecho, Introducción Filosófica al estudio del
Derecho, Tomo I. Caracas, 2007.
Platón (2003). Diálogos. Obra completa en 9 volúmenes. Madrid: Gredos. ISBN 978-84-249-
1487-5
Thomas W. (2003) La Imaginación Moral y los Derechos Humanos. En comentarios a Michael
Ignatieff. Los Derechos Humanos.España. ISBN 84-493-1411-9
Wittgenstein, L. (1988). Investigaciones filosóficas. Barcelona: Moulines.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 168-178

177
Lo práctico y lo teórico en términos lingüísticos-conceptuales
en el campo filosófico del derecho y la moral

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 168-178

178
OPTIMISTA VISIÓN DE CALIDAD: UNA PROPUESTA DE CAMBIO CENTRADA EN LA
EDUCACIÓN PARA EL TRABAJO
OPTIMISTIC VISION OF QUALITY: A PROPOSED CHANGE FOCUS
ON EDUCATION FOR WORK
*María Osabarrios
Correo: mariaosa41@gmail.com
Facultad de Ciencias de la Educación
Universidad de Carabobo

Licenciada en Educación mención Administración Educacional (U.C). Magister en Educación


Básica Integral (U. Rómulo Gallegos). Candidata a Dr. Profesor Ordinario adscrito al Departa-
mento de Administración, Planeamiento Educativo (FACE) U.C. Profesor Post Grado PEDES
(U.C). Profesor Acreditado (U.N.E.S.R). Ponente nivel Estadal y Nacional.

Sección: Ensayo
RESUMEN
Este trabajo surge como respuesta al empeño y esfuerzo que los ex-integrantes e integrantes
de la mención “Educación para el trabajo de la FACE (U.C) han experimentado para construir
su marcado prestigio, denotado por su interconectividad con el entorno, por sus acertados ro-
les que sus egresados-docentes o trabajadores han desempeñado en diferentes sectores del
mercado laboral, donde les ha tocado actuar. El objetivo de esta investigación es proponerle
a la FACE-UC incorporar el proceso de acreditación y Mix Académicos en la asignatura Pa-
santía, empleando una metodología descriptiva, cuyos resultados arrojados por la población
de estudiantes generaron respuestas positivas con relación al proceso de acreditación Para
no hacer ininterrumpido el éxito logrado por docentes, egresados y cursantes, este ensayo
ofrece a esta mención una Visión Optimista con el objetivo de alcanzar mayor Calidad y
Competitividad. Ésta “Propuesta de Cambio”, está soportada en dos estrategias: Asumir la
“acreditación del aprendizaje por experiencia” como metodología aplicable a materias anclas
y claves de la mención. Proyectarse a la comunidad con “Paquetes o Mix Académicos”, ges-
tionando el “Autofinanciamiento”.
Palabras clave: Autofinanciamiento, Acreditación, Mix Académico.
Recibido: Febrero 2015.
Aprobado:Abril 2015.
ABSTRACT

This work is a response to the commitment and effort that ex-members and members of the
words “education for work FACE (UC) have experienced to build its strong reputation, deno-
ted by its interconnectedness with the environment, for their successful roles its graduates-
teachers or workers have played in different sectors of the labor market, where they have had
to act. The objective of this research is to propose to the FACE -UC incorporate the accredi-
tation process and Mix Academic Internship in the subject , using a descriptive methodology

179
Optimista visión de calidad: una propuesta de cambio centrada en la educación para el trabajo

, whose thrown by the student population results generated positive responses regarding
the accreditation process.To do uninterrupted success achieved by teachers, graduates and
trainees, this essay offers an optimistic reference to this in order to achieve greater quality
and competitiveness Vision. This “Proposal for Change”, is supported on two strategies: Take
the “accreditation of experiential learning” as a methodology applicable to materials and key
anchors mention. To project the community with “Packages or Mix Academics”, managing the
“Self-financing.”

A modo de introducción
La mención “Educación para el Trabajo” debe aceptar la Visión de ser agente de transfor-
mación universitaria como abanderada en la formación y desarrollo de los recursos humanos
bajo su responsabilidad. La gestión ha optimizar la excelencia es reconocida en sus límites
estadales y nacionales, por el desempeño de sus participantes, ¡Esto es visionario! ¡Vamos
a otros ámbitos!. ¿Por qué no internacionales? ¡Si el sentido es Universitas! La proyección
sería entonces: divulgar ¡lo que se hace!, por qué se hace y cómo se hace. La excelencia
debe venir por lo enaltecedor del trabajo docente, por los logros de sus estudiantes y por la
orientación de sus planes hacia la autogestión financiera y la calidad del servicio.
¿Qué ha hecho la mención “Educación para el Trabajo”? Ceñida su proyecto de nacimiento
a la década de los 60 con la mención Administración Educacional, luego con el aparecimiento
de la mención Educación Comercial y ahora con la nueva mención “Educación para el Tra-
bajo”. Ella ha asumido el importantísimo compromiso con la Calidad Total, así han podido
reingenierizar su pensum, para no coincidir curricularmente con los de otras carreras y men-
ciones existentes en la Universidad de Carabobo, para estar ajustado a las necesidades del
entorno cambiante y retador.
Actualmente en el marco de la Transformación Curricular por Competencias, el trabajo
profesional bajo el enfoque ecosistémico formativo, se ha dirigido a planificar contemplando
los saberes que permitan a los estudiantes, demostrar sus incalculables aptitudes, actitudes,
talentos que se resumen en la complejidad del ser humano, permitiéndole dar respuestas
efectivas y productivas dentro de una sociedad de apabullantes retos y compromisos.
Se plantea entonces un currículo mejorado, reflejo del producto de una metodología, on-
tología, epistemología y practicidad el cual muestre universalmente la mención “Educación
para el Trabajo” inserta en una “Propuesta de Cambio”, para abrirse a la fenomenología del
macro-entorno, consecuencialmente afectado por aspectos socio-políticos, culturales, ecoló-
gicos, económicos y el más preocupante para la academia “la investigación”, impactada y
acelerada por la ilimitada influencia de la robótica, redes y la telemática.
En este escenario complicado, la mención “Educación para el Trabajo”, se inspira en un
currículo para soportar sus áreas de conocimientos completamente fortalecidos, ajustados al
espacio y el tiempo, para sus egresados contar con esa plataforma, y así puedan y deban
demostrar sus “Indicadores de Logro” con valor de excelencia, y con su inserción en el
mercado de trabajo se avalará el aprendizaje significativo, vivenciado en las aulas, sumando
las “competencias” conjugadas para confirmar que los conocimientos produjeron grandes sa-
tisfacciones como: determinar así unos egresados competentes, útiles, capaces de generar
una “Visión Optimista de Calidad” ofreciendo, permeabilizar y flexibilizar ideas, para alcanzar
la “Propuesta de Cambio” en el mundo de la educación, aun cuando sea en minúsculas di-
mensiones, donde a los estudiantes les corresponda participar.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 179-196

180
María Osabarrios
Tal expectativa y comportamiento asertivo, seguro llevará a los usuarios hacia la compe-
titividad, utilidad y productividad de sus egresados, este acontecimiento también dará la
oportunidad de evaluar a este tipo de mención, cuyo objetivo se centra en el rol jugado por
el estudiante como ente importante perteneciente a un mundo globalizado.

1.- Una optimista visión de calidad


Evidentemente toda “Visión de Calidad” está aliada en simbiosis a la “Propuesta de Cam-
bio” “no por confrontar democratización con eficacia, participación con calidad sino por con-
siderar que un servicio público básico como la educación será más o menos democrático
en función de la calidad que ofrezca a los ciudadanos”. (Estruch, 2002). Este trabajo ha
considerado que una “Propuesta de Cambio” centrada en la “Educación para el Trabajo”,
debe ofrecer “Saberes” que se evidencien y comprometan a sus estudiantes y docentes
a magnificar su actuación en el proceso enseñanza-aprendizaje y vislumbrar esa “Visión
Futurista” de cumplir eficientemente su rol de egresado-trabajador o estudiante-trabajador
característica, ésta última, apreciable cuando los estudiantes en sus últimos semestres se
ubican para cursar “Pasantía” y “Práctica” de la mención “Educación para el Trabajo” como
materias claves donde se aplican todas las competencias que se suman al background de
pasantes y practicantes.
La inconcreción y las disfuncionalidades observadas en las políticas educativas recientes,
no han minimizado, ni afligido, menos atemorizado a la gente de la mención “Educación para
el Trabajo”, para imbuirse en el optimismo, todo lo contrario, cada día más imbricados con
la extensión, la investigación y la docencia, la universidad y su gente adversan todo desafío
que niegue el progreso y la “Calidad Educativa” sin dejar de sincerarse ante los momen-
tos coyunturales que giran en el entorno y cuyas circunstancias afectan sus procesos de
enseñanza-aprendizaje y el torbellino hermoso de ideas que mueven la fuerza universitaria.
La mención “Educación para el Trabajo” surgió en la Facultad de Educación, en respuesta
a necesidades como:
1.- Preparar gente para el sector educativo y cumplir con las responsabilidades académicas
de niveles y modalidades de la educación.
2.- Formar individuos para el mercado de trabajo en el sector empresarial. Esto es casi un
compromiso, que no puede ignorar la universidad, por ser tan versátil el pensum de esta
mención; aventajando a estos estudiantes favorablemente, asi ellos pueden ingresar tam-
bién a este mundo de la empresa pues, la importancia de las asignaturas cursadas en su
componente curricular, les conceden esa bondad y fortaleza académica.
Así esta mención, pudiera decirse que ofrece una duplicidad de oportunidades de trabajo
para sus usuarios. Vale la pena diferenciar, positivamente, este beneficio que caracteriza a
este perfil con relación a otras menciones de la facultad. Por idiosincrasia, ella nace con esa
doble y muy importante posibilidad, de la cual han hecho un compromiso responsable los
estudiantes que de ella egresan, se ubican en el sector educativo, o perfectamente pueden
trabajar en el sector empresarial, por tener conocimientos que en un abanico de opciones, del
orden administrativo, organizativo, gerencial y comercial, se acompasan en la red curricular
y se entretejen, académicamente, para enriquecer sus mundos cognitivos. Allí se aprecian y
valoran los beneficios del superaprendizaje, cuando ejecutan actividades y vivencian el status
como trabajadores de las organizaciones, ubicadas en contexto extramuros de la universidad.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.179-196

181
Optimista visión de calidad: una propuesta de cambio centrada en la educación para el trabajo

2.- El reto del “Aprender Haciendo”.


“Sentimos, vemos y palpamos que el docente de esta centuria, no es un iluminado, sino
un maestro facilitador de procesos, como acompañante y finalmente como estudiante per-
manente, del cual no podemos escapar sino en nuestras propias realidades”. (Zambrano y
Steiner, 2007, p.78)
Esta idea del “Aprender Haciendo”, es imaginarnos a un docente incitador del aprendendi-
zaje, facilitador del proceso, enlazador con el hombre buscador de conocimiento y capaz de
encontrarlo, al unísono con su presencia en el aula, sus funciones y cómo las desempeña,
permite el cambio de conducta, es decir: aprendió en el aula como laboratorio de ideas que
se transforma en el verdadero momento culminante, llamando a la educación como “continuo
humano” que se traduce como concepción de integralidad y progresividad que articula, de
manera coherente y continua, los ejes del aprender a ser de todo ciudadano, con el aprender
a convivir, saber y hacer”. (Trestini, 2009)
2. A.- El “Aprender Haciendo”:
No se nombra tan solo para repetir la frase y hacer un tedio de tal pronunciación. Es ese
“Aprender Haciendo” lo que en el transcurrir del tiempo ha pretendido discernir el concepto de
“Educación para el Trabajo” o de educación comercial, como una sub-rama de la “Educación
Técnica”, esos remotos vocablos contienen toda una filosofía de pilar y base de soporte para
este tipo de educación, sintetizada en explicar-activar-motivar-ejecutar in situs el aprendizaje
realizado. Está tan sensible dentro del proceso que envuelve al docente y al dicente, aquí
en ese suceso se enerva el sentimiento, surge lo afectivo y emotivo y se logra la felicidad
de saber que se ha aprendido y se ha enseñado. Tal construcción del aprendizaje lleva a
recordar la imagen del Libertador Simón Bolívar, quien en Pativilca (Perú, 19 de Enero de
1824), escribió una carta a su antiguo maestro Don Simón Rodríguez. Dice en esa carta:
“Usted formó mi corazón para la libertad, para la justicia, para lo grande, para lo hermoso, yo
he seguido el sendero que usted me enseñó. No puede usted figurarse cuán hondamente se
han grabado en mi corazón las lecciones que usted me ha enseñado. No podido jamás borrar
un cómo de las sentencias que usted me ha regalado”. Puede decirse que, la “Educación
para el Trabajo” no es sólo para formar las actividades del mundo comercial. Es también
descubrir sentimientos profundos, exaltar valores, reconocer derechos humanos y establecer
en los actos de comercio, la política organizacional de “ganar-ganar”.
3.- Visión de Calidad y búsqueda de la Excelencia.
La mención “Educación para el Trabajo” acepta la misión de ser agente de transformación
universitaria, como abanderada en la formación y desarrollo de los recursos humanos que
están bajo su responsabilidad. La gestión se incentivará para arribar a la excelencia, para
ser reconocida en fronteras extra-universitarias, por el desempeño de sus participantes den-
tro del área educativa y empresarial. Pero el reto obligará a los no egresados y egresados
a más ámbitos nacionales, ¿Por qué no internacionales?
Si el sentido es cosmogónico-.universitario, la proyección será entonces: monumental, al
penetrar y posesionarse del mercado ocupacional, plazas y puestos de trabajo las cuales
deberán ser cubiertas ampliamente por sus egresados, donde ellos encuentren un escenario
para su actuación, como trabajadores contribuyentes al desarrollo de la sociedad, dándo-
les cabida en sus diversas instituciones, donde la excelencia se ha experimentado, por lo
enaltecedor del empeño y esfuerzo realizado, por las competencias demostradas por los
estudiantes de la mención y por la orientación de los planes y programas caracterizadores
de los contenidos de su curriculum. A esto se le suma la calidad para dirigir con acciones

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 179-196

182
María Osabarrios
y actividades enfocadas hacia la autogestión financiera y el buen servicio. Debe recordarse
la actualización, la innovación y la modernización son inquietantes realidades del ámbito
universitario, especialmente esta inquietud será patrimonio de la “Educación para el Traba-
jo”, como emisaria de la gente encargada de tocar puertas en la empresa privada. De allí
Ramírez-Cavassa(2004) dice:
“La ingeniería humana es un campo que avanza paralelamente impulsado por la tecnología
espacial y por la electromedicina, en ambos casos se ha tenido que ir a una integración
del hombre y la máquina: en la aeronáutica y cosmonáutica por problemas de espacio y de
sincronización y en la electromedicina por la necesidad de sustituir órganos de los pacientes
por elementos mecánicos que realicen la misma función”. (Ramírez-Cavassa, 2004, p. 56)
Así como la ingeniería humana recorre el modernismo; de la misma forma la “Educación
para el Trabajo” reingenieriza sus contenidos para estar dentro de los parámetros de “Visión
Futurista Optimista” para ofrecer y asimilar las “Propuestas de Cambio”. Pero falta más y más
investigación y más proyección, el mercado está en espera de profesionales que su expe-
riencia académica resuma contenidos tales como: mercadeo, turismo, calidad total, finanzas,
aspectos tributarios, gerencia de oficina, desarrollo de los procesos comunicacionales, geren-
cia, evaluación, estadística, aspectos legales, esto por decir algunos. Son áreas temáticas de
la mención “Educación para el Trabajo”, ellas y sus contenidos, han fortalecido las expectati-
vas de los estudiantes, provocando en ellos la esperanza de tener un meta-aprendizaje, una
meta-cognición, a veces pareciera este superaprendizaje aislado de la práctica, es necesario
comprender a la praxis como la bisagra complementaria con lo teórico del conocimiento, es
con este señalado binomio donde encontramos en el mundo de la productividad y la compe-
titividad, agentes hoy intrínsecamente propuestos, por todos a quienes le interesa el tema de
la “Educación y la Calidad”; así el lente es macro y la visión gigante.
Los estudiantes de la mención “Educación para el Trabajo”, se perfilan hacia reflexiones
reforzadas que les hacen pensar: la universidad no es estática, todo lo contrario, la univer-
sidad-educación es un binomio comprometido con las necesidades del mundo: competitivi-
dad, calidad, excelencia, outsourcing, empowerment, coach, globalización y mejora continua.
Estas estrategias seguramente pudieran ser nuevos paradigmas que permitirán evaluar la
mención en su trascendencia y su prestigio, al incorporarse todos estos elementos como
puntos fortalecedores de la misión, la visión y la idea de cambio, todo proceso educativo
crece y se hace atractivo a la gente, si se maneja con estos usuales criterios, y sumando
las competencias de los estudiantes, se obtendría un concepto de educación más puro, más
libre, más útil, más cercano al trabajo liberador.
Este planteamiento se ajusta al Artículo 15, Fines de la Educación, conforme a los princi-
pios y valores de la Constitución de la República y de la L.O.E. (Ley Orgánica de Educación),
que expresa:
Desarrollar el potencial creativo de cada ser humano para el pleno ejercicio de su perso-
nalidad y ciudadanía en una sociedad democrática basada en la valoración ética y social
del trabajo liberador y en la participación activa, consciente, protagónica, responsable y
solidaria comprometida con los procesos de transformación social y consustanciada con los
principios de soberanía y autodeterminación de los pueblos, con los valores de la identidad
nacional, con una visión indígena, afro descendiente, latinoamericana, caribeña y universal.
(p.15)

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.179-196

183
Optimista visión de calidad: una propuesta de cambio centrada en la educación para el trabajo

4.- Pasantía. El corolario que cierra el conglomerado de competencias en la mención


“Educación para el Trabajo”.
Dejar un comentario especial para esta asignatura, es válido. Se resume en ella el sin
número de competencias alcanzadas en los distintos compromisos académicos que asumen
los estudiantes durante la carrera. La evaluación de esta asignatura es el comienzo para
pulsar los resultados y el logro de objetivos de una mención. El ajuste, la adaptación, el ren-
dimiento de un pasante nos hace saber si los objetivos de ejecución son positivos, eficaces,
satisfactorios o no satisfactorios, ello es un termómetro para asegurarse ¿cómo andan los
planes, programas y sus contenidos? Según, Papham, Schrag y Blockhus (2000):
Un objetivo de ejecución, especifica un comportamiento medible, el producto resultante de
una ejecución, las condiciones en que se llevará a cabo la ejecución y el criterio (norma)
por el cual se juzgaría dicha ejecución. Los objetivos de ejecución proporcionan al alumno
una idea concreta de lo que se espera de él y cómo habrá de evaluarse el resultado de su
ejecución. Los objetivos que no puedan medirse o que resulten vagos – como “desarrollar
una apreciación del procesamiento de datos” – no significan nada para el alumno ni para el
profesor. El estudiante debe saber exactamente que se espera obtener. El objetivo arriba
mencionado podría decir: determine cuál es el mayor impacto que el procesamiento de
datos podría tener en su vida y dé las razones de su selección. (p 124)
Lo expresado en el párrafo anterior reivindica la asignatura Pasantía, adscrita a la men-
ción y pensum de la “Educación para el Trabajo”, es la apertura, la trascendencia, el presti-
gio, la proyección, es decir: es la materia esencial para evaluar proyectos de administración.
Pasantía es un parámetro de reconocimiento del compromiso con calidad, además de ofrecer
el lente para mirar con “Visión Optimista” cómo se inserta el practicante-trabajador en el mun-
do del trabajo y en el ámbito o escenario donde le corresponda aplicar sus competencias y
destrezas logradas en el aula y ahora montadas en audaces compromisos, para abordar la
ejecución en el campo vivencial y experiencial del trabajo.
Hoy cuando el currículo por competencias permite mayor flexibilidad por darse la inter-
conectividad de los saberes, provocando mayor entretejido de los conocimientos a impartir.
Por ello es necesaria “La Propuesta de Cambio y la Optimista Visión de Calidad”, sugiere
categorizar la asignatura Pasantía, considerando que se permitirá:
1.- Ubicar Pasantía para que sea cursada durante el último semestre de la carrera.
2.- Basar sus contenidos programáticos en logro de competencias.
3.- Agregar la cuarta etapa de “evaluación”, además de las tres que conforman el proceso
de Pasantía.
4.- Reformular el Reglamento de Pasantía y darle verdadero cumplimiento.
5.- Establecer una verdadera comunicación e interrelación entre tutores académicos y
organizacionales.
6.- Considerar las sub-competencias como parte fundamental en el proceso enseñanza-
aprendizaje del pasante, para el logro de competencias.
7.- Incorporar la metodología del “Aprendizaje por Experiencia” y ofrecer la Acreditación de
la asignatura Pasantía, como opción renovadora.
8.- Volver a los bucles de horas para contactos dialógicos y obviar horas seccionadas en
la etapa de inducción.
Expuesto el punto No.7, vale la pena aclarar que: la mención “Educación para el Traba-

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 179-196

184
María Osabarrios
jo”, trata de focalizar los saberes de contenido observando la definición de Durán y Naveda
(2012):
Saber conocer, saber hacer y saber ser, para cada competencia del perfil incorporando
sólo las necesidades para la formación de la profesión, añadiendo algunos elementos refe-
ridos a la justicia y solidaridad que son de gran relevancia en la formación del hombre en
momentos de cambios, transformación mundial, continental, nacional y regional. (Durán y
Naveda, 2012, p. 103)
Relacionando el “Saber conocer, saber hacer y saber ser”, con la asignatura Pasantía
y efectuándose el proceso para ser acreditada esta materia, necesariamente se debe saber:
¿qué conoce el futuro acreditado? ¿Qué experiencia de aprendizaje posee? ¿Qué ha hecho
en el transcurrir de su existencia? ¿Qué ha acumulado en roles y experiencias? Y ¿cómo
fortalece su “saber ser”? es decir; cómo entreteje los valores, cómo aprecia su existencia y
cómo la percibe en conectividad con el entorno, el ambiente y el cosmos. Todo lo que se
manifiesta al “conocer, saber, hacer” es parte de la filosofía donde descansa el proceso de
Acreditación y por supuesto el “Aprender Haciendo”.
4. A.- Una Optimista Visión de Calidad
Va directamente hacia una “Propuesta de Cambio para la Educación para el Trabajo”. El
sub-título anterior identifica casi totalmente el presente ensayo, que a través de su lectura
se constata que no se atrapa sólo en su filosofía. Él debe ir de la operatividad y puesta en
marcha a nuevas metodologías que incluso, atrevidamente, puedan motivar a sus colabora-
dores y participantes, a tomar decisiones que ayuden, en estos momentos controversiales de
inflación y deflación a producir en educación.
Una estrategia de Auto-financiamiento pudiendo ser este un recurso que aporte solu-
ciones a las dificultades que se planteen. También la propuesta de utilizar la Acreditación
para acelerar la situación de alumnos con status de graduando ha graduado, además tiende
a la conservación de la inversión ante el malbaratamiento de bienes. Todo lo mencionado,
puede aminorar los efectos de situaciones difíciles y complicadas, como las que afectan al
país, otro fenómeno que atenúa las implicaciones de una sociedad está en la calidad del
recurso humano y su desempeño útil y meritorio, tan necesario para afrontar la complejidad
y exigencia del mundo de hoy y la Acreditación es suma de la calidad de las experiencias de
aprendizajes acumulados a lo largo de la vida de un individuo.
4. B.- La acreditación por experiencia basada en el aprendizaje permanente. Desde una
Optimista Visión de Calidad.
¡La Acreditación es posible hacerla real! Parece que acumular la experiencia es el alimento
que energiza el proceso de Acreditación. Además es imprescindible recomendar y enfatizar
que una vía para aprender es la auto-gestión más la complementariedad con las experiencias
de estudios universitarios o de otra índole, ¡Todo sumará a la hora de acreditar conocimien-
tos! Este proceso que comentamos no descarta los estudios universitarios supervisados.
Estas propuestas están comprometidas con las ideas de encontrar una educación univer-
sitaria, que tienda a satisfacer a los usuarios y a empezar a construir una arquitectura de un
modelo hacia la temática de asuntos técnicos, comerciales, industriales, eco-organizaciona-
les, a fin de ir en la búsqueda de los que en tentativas podrá llamarse “maestro industrial”,
quien se encargará de desplazarse dentro del universo académico-metodológico que nace
y está dentro de la empresa privada, ¡está allí! Como una fuente de trabajo, en un mercado
cada día más competitivo, estos logros conforman un futuro inmediato que ha de requerir

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.179-196

185
Optimista visión de calidad: una propuesta de cambio centrada en la educación para el trabajo

de grandes alianzas estratégicas con las múltiples instituciones públicas, privadas de carac-
terísticas científicas, industriales, comerciales y ecológicas. Estas filiaciones darán como
resultado, un trabajo académico, acoplado a necesidades del mercado, que deben producir:
1.- Interacción comunicacional con diversos sectores (planes y objetivos actualizados).
2.- Agilización de las situaciones de grado.
3.- Baja de costos para el sector educativo.
4.- Personal para competir con calidad
5.- Descubrimiento de nuevos saberes.
6.- Inserción rápida de egresados a un mundo de trabajo competitivo.
Los aportes mencionados continúan animando la propuesta de estimular a la gente de la
mención “Educación para el Trabajo” a acoger la metodología de la acreditación como una
propuesta de avance y cambio, que debe adaptarse a corto plazo y proponerse ante máxi-
mos organismos de esta casa de estudios.
El Ministerio de Poder Popular para la Educación Superior está desarrollando un Nuevo
Sistema Nacional de Evaluación y Acreditación de la Educación Superior (SINEAES), que
busca como objetivo evaluar toda la educación superior venezolana como no explica Aristi-
muño, Guaita, Rodríguez, (2003). Los investigadores presentan una comisión denominada
Comité de Evaluación y Acreditación de programas e Instituciones de educación Superior
(CEAPIES), y entre sus funciones destaca: “Acreditar programas académicos, de acuerdo
con los criterios establecidos”, permitiendo fundamentar legalmente esta propuesta.
4. C. Propuesta de Cambio vs. Optimismo.
Para desarrollar este trabajo, es necesario que el vocablo “Optimista” lo acompañe, para
aumentar las posibilidades de éxito y aceptación, las oportunidades futuras se aferran a las
fortalezas y el emprendimiento derrotará las posibles debilidades que, lógicamente estas
últimas, aparecen como un producto del acucioso observador o el que vivencia la experiencia
como participante de una “Propuesta de Cambio”. De tal manera que es importante saber
que:
Optimizar”, es la disposición de las informaciones o de las instrucciones para obtener el
tiempo mínimo del tratamiento de un programa y “Optimismo” es la actitud de los que
afirman la bondad fundamentalmente del mundo o que el conjunto bien supera al mal.
(Larousse, 2000)
Concediéndole un orden de mayor importancia para entrelazar el vocablo “optimismo” con
mayor exactitud a la propuesta que se define en este planteamiento de “Visión Optimista”
se centra en lo que plantea nuevamente Larousse, 2000: Optimismo: “tendencia a tomarse
las cosas en su aspecto favorable, a confiar en el porvenir o lograr el mejor resultado posible
de una actividad o proceso, mediante el aprovechamiento al máximo de sus potencialidades”
(p. 956)
Justificado está que el no rendirse, el tomar ímpetu y hacer, crear y ofrecer algo que tenga
visión futurista como: asumir la metodología de la acreditación por la mención “Educación
para el Trabajo”, es ahora un súper intento del quehacer del “Aprender Haciendo”. El reto
no es sencillo, pero hacia allá tienden las organizaciones de vanguardia. (Serial, 1991). Ver
Gutiérrez Pulido, 2010, que además expresa:
Comprender la importancia de la calidad, la productividad y la competitividad, es relati-
vamente sencillo, lo que no es tan fácil es ser consecuente con ello, ya que para eso es

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 179-196

186
María Osabarrios
necesario vencer inercias al cambio y estilos de dirección, arraigados profundamente en la
organización. El conocimiento, la necesidad y la comparación son armas fuertes para lograr
que se inicie un plan de acción. Actuar es el requisito indispensable para el cambio. Las
mejoras en los procesos no es trabajo de un mes, ni de un año, es una tarea permanente.
(Gutiérrez, 2010, p. 66)

4. D. Una de las aspiraciones de la filosofía de la mejora de procesos es lograr que las


organizaciones restablezcan el Orgullo por el Trabajo.
La mención “Educación para el Trabajo” ha manejado el concepto de Optimismo como
característica de los planes que buscan calidad y así ha podido demostrar su utilidad con-
virtiéndose en esa magnífica mención de facetas múltiples impredecibles en el tiempo. Por
la continuidad de su pensum, soporta la propuesta para utilizar la “Acreditación” y asumir
los Mix Académicos, o paquetes que son los dos propósitos que dan razón a este trabajo o
ensayo, esa misma característica holística de su planificación y contexto curricular exige que
debe aumentar su importancia para que sus integrantes multipliquen y desplieguen mayor
iniciativa y creatividad para convertirse en futuros emprendedores con Visión de Cambio,
con la flexibilidad de reingenierizar y entender este proceso como una función del día que se
hace imprescindible para perfeccionar lo que existe, optimizar lo que es bueno y revisar para
optar a cambios ajustados y adecuados que permitan a la mención aplicar B.P.R (Bussiness
Reingineering Process)una filosofía gerencial de los 90 (Reingeniería de Procesos de Ne-
gocios), que bien podemos trasladarla a las actividades del sector educativo, para enfocar los
procesos hacia el logro de mejoras radicales, atendiendo a cómo nos perciben los usuarios
(medidas en términos de: servicio, calidad, costo y tiempo de respuesta).
La excelencia de esta mención debe apuntar hacia algunos aspectos claves:
1.- La mejora continua.
2.- El cambio necesario.
3.- Mecanismos para pulsar opiniones.
4.- Incorporación de nuevas metodologías.
5.- Innovar con estrategias (Paquetes o Mix Académicos).
Cuando se nombran mecanismos de pulso y tanteo de satisfacciones (aparte C), éstos
van dirigidos a investigar cómo los cambios impactan a la gente dentro de la organización,
además hacen observancia con la finalidad de reducir la resistencia al cambio y la pérdida
del tiempo útil, fenómeno que debemos trabajar con facilitadores, educadores, participantes
y grupos de trabajo, para reducir las molestias organizacionales.
5.- Este aparte tratará de resaltar cinco ámbitos que se han establecido para que la meto-
dología de la Acreditación del Aprendizaje por Experiencia, pueda apalancarse y demostrar
que los beneficios fundamentalmente se ofrecen en cinco enfoques principales:
Costo – Tiempo – Calidad – Distancia y Cambio
La quintuplicidad e intrínseca conexión entre los ámbitos costo – tiempo – calidad – dis-
tancia y cambio, ejercerán su influencia positiva para lograr la inserción de la Acreditación
dentro del marco de la Transformación Curricular, bajo el enfoque por Competencias, que se
instaura actualmente en la Facultad de Educación de la Universidad de Carabobo.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.179-196

187
Optimista visión de calidad: una propuesta de cambio centrada en la educación para el trabajo

Conviene aclarar que: no sólo los cinco enfoques mencionados derivarán beneficios eco-
nómicos que se producirán del auto-financiamiento sostenido para la mención “Educación
para el Trabajo”, o para el organismo con competencia que le corresponda administrar estos
recursos. Se agrega que la auto-gestión del conocimiento como vía de plataforma, sostiene
también a la acreditación del aprendizaje por experiencia; o mejora dicho; podemos interpre-
tarlo y extrapolarlo en el planteamiento citado por, Durant y Naveda (2012), donde expresan:
Una educación universitaria sustancialmente significativa para el ser humano, implica auto-
gestionarse proyectos formativos sustentados en principios de conexión e integración de
los saberes disciplinarios, con aquellos que surgen de la cotidianidad en la cual se des-
envuelven; de manera que, los aprendizajes se enriquezcan significativamente y puedan
constituirse en herramientas valiosas, para la comprensión y transformación de la realidad
idiosincrática. No obstante el aprovechamiento de una cultura transdisciplinaria es imposible
sin un nuevo modelo educativo capaz de tomar en consideración todas las dimensiones del
ser humano en su marco de las complejas estructuras interacciónales que se generan en
su cotidianidad. (Durant y Naveda, 2012, p. 106)
Se aprecia que este planteamiento de Durant y Naveda, resume intrínsecamente el sentido
de la Acreditación, al contemplar al hombre en toda su dimensionalidad, donde el aprendizaje
ocurre de manejar sistemática o asistemática, experiencias que se consideran para acreditar
los conocimientos del individuo en cualquier tipo de acreditación “formal” o no formal o mixta,
según sea el background del participante y la acción del facilitador.
Cuando se descubre lo formal o no formal como tipos de Acreditación, también esta cla-
sificación ya muestra que por allí se puede cambiar el proceso enseñanza-aprendizaje: de
lo que existe, a lo que va a existir, esto en búsqueda de la novedad educativa. Asimismo,
Rabbins y Coulter (2005) (citado por Mogollón y Hernández, 2013, p. 24), resaltan:
La misión y visión que garantice las nuevas funciones y principios donde se cumplen los
procesos gerenciales-administrativos con métodos flexibles, sencillos, abiertos que manten-
gan la pertinencia, proactividad y sinergia como elementos transformadores en torno a la
efectividad de la organización universitaria.
Desde esta perspectiva, se necesita una organización comprometida con el mejoramiento
continuo de los procesos de cambio, complejidad e innovación.
5. A. Impactos, Bondades y Beneficios en una Visión Optimista. Quintuplicidad es-
tratégica conformada por los cinco aspectos básicos de donde se generarán los beneficios
que ofrece la Propuesta Optimista Visión de Calidad para la mención “Educación para el
Trabajo”: al incorporar la Acreditación basada en Aprendizaje por Experiencia y la Estrategia
“Paquetes o Mix Académico”, como impacto a la proyección de la Universidad de Carabobo.
Observando lo planteado en el Cuadro No. 1, el cual expresa los beneficios que aportará
la Estrategia “Paquetes o Mix Académico”, los autores Koontz Wiehrich y Connice (2012)
opinan que:
no sólo el costo, tiempo, calidad y distancia nos deben interesar, hay que considerar el medio ac-
tual y también el futuro, lo que requiere hacer pronósticos. Como existen muchos factores que deben
analizarse para optimizar las carreras, se debe ser selectivo y concentrarse en los factores decisivos
para el éxito personal. (p. 64)

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 179-196

188
María Osabarrios
Cuadro 1: Cuadrantes de Impacto y beneficios Propuestos por la “Optimista Visión de
Calidad”. Acreditación y Mix Académicos

COSTO TIEMPO
- Genera autofinanciamiento. -Reduce el desplazamiento de metas y
- Reducción de tiempo o permanencia del fines.
alumno en la U.C. -Planificación para períodos más cortos.
-Economía de espacio en aula por efec- -Aprendizajes rápidos combinados con
tos de alumnos en acreditación educación formal-no formal.
-Cursar o acreditar.
-Avances por vía oferta académica.
- Avances por vía acreditación
CALIDAD DISTANCIA
-Pensum ajustado a necesidades del -Proyección, acercamiento a la comunidad.
mercado. -Acelera la distancia hacia grado.
-Mejora continua de la calidad de servicio. -Agiliza la vía de profesionalización.
-Calidad de la labor docente. -Avanza en el logro de objetivos.
-Más proyección a la comunidad. -Alianzas estratégicas y globalización de
-Calidad de egresados y a egresar los recursos.
-Más interconexión entre facilitadores y
participantes

CAMBIO
- Aplicación de nuevas metodologías
(acreditación).
- Aplicación de nuevas estrategias (paque-
tes académicos).
- Nuevas experiencias de aprendizajes.
- Formación de acreditadores (profesores).
- Desempeño de nuevos roles por practi-
cantes y pasantes.
Fuente: Osabarrio (2015).
5. B. Relación Acreditación – Teoría Maturana.
La quintuplicidad de aspectos señalados en los cuadrantes de la figura No.1, como costo,
tiempo, calidad, distancia y cambio, señaladas ya anteriormente, favorecerán el aprendizaje

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.179-196

189
Optimista visión de calidad: una propuesta de cambio centrada en la educación para el trabajo

en su concepto de crear nuevos paradigmas, estrategias y metodologías, que lleva explicito


el sistema de acreditación de los aprendizajes, el autofinanciamiento de la educación. Esa
filosofía que motiva y transforma cosas hacia la novedad, variedad y acción modernizadora,
lo que alimenta la vida de los hombres, esa regeneración y vitalización o potenciación que
produce el cambio tal vez sea lo que se define como “Auto podéis” Producir por sí mismo.
Maturana (1999). ¡He allí! Todo lo que el hombre produce es objeto de valor; bien sea, alcan-
zando por vía formal o no formal. Por ello puede ser acreditado como aprendizaje logrado, si
así se considera, al ser evaluado. Es significativo este encaje de conceptualización cuando
Maturana (1999) explica: “Los seres vivos son sistemas abiertos dese el punto de vista ma-
terial energético y por ello están en continua transformación material con conservación de
su organización mientras conservan su identidad como tales”. (Maturana, 1999, p. 93, 94)
Se reafirma la acreditación bajo ese anterior planteamiento de Maturana ¡El hombre apren-
de toda la vida! y cada experiencia cuenta para un aprendizaje acreditable. La Acreditación
no es una “equivalencia” que contrasta programas, ella es un profundo acercamiento espiri-
tual, un creer en lo que has aprendido, es una verdad, que se demuestra entre un facilitador-
acreditador y un participante, que exhibe lo valioso de la experiencia en un camino de apren-
dizajes comprobables y verdaderos, vividos en realidades transcomplejas.

6.- Enfoque emprendedor y de reingeniería. Propuesta Optimista Visión de Calidad. “Pa-


quetes o Mix Académicos”.
Seguidamente, se ofrece al lector un acercamiento a las actividades estratégicas, para de-
sarrollar la innovadora idea de ensamble de “Paquetes o Mix Académicos” (Cuadro No.2 y
Cuadro No.3).
Cuadro 2: Proceso Creativo caracterizante del Mix Académico

Fuente: Osabarrio (2015)


6. B. Lineamientos y estrategia metodológica para desarrollar los “Paquetes o Mix Aca-
démicos”. Propuesta Optimista Visión de Calidad

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 179-196

190
María Osabarrios
Cuadro 3: Ensamble de “Paquetes o Mix Académicos

Fuente: Osabarrio (2015)

7. Ley del primer empleo (Octubre 2014).


La optimista Visión de Calidad – Una propuesta de Cambio centrada en la Educación
para el Trabajo, título que identifica el tema que se trata en este ensayo, se manifiesta con
algunas sugerencias dado a la importancia, vigencia y relevancia que el Gobierno Nacional le
concede a la materia clave de esta mención, como lo es “Pasantía”, cuando hace pocos días
(Octubre 2014) se proclamó en Venezuela, por orden de la Presidencia de la República, la
“Ley del Primer Empleo”, atribuyéndole al trabajo del estudiante como pasante una primordial
importancia, aspecto que fortalece y hace viable las propuestas referidas en este estudio, que
ha seleccionado la asignatura Pasantía, como Modelo Acreditable.
La Ley del Primer Empleo (Octubre 2014) anima a plantear la reflexión sobre el “trabajo”,
concepto que esencialmente, filosóficamente y especialmente está inmerso conceptualmente
en el vocablo “Pasantía”, sin embargo, se sabe que esta sociedad de trabajo post-fordista,
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.179-196

191
Optimista visión de calidad: una propuesta de cambio centrada en la educación para el trabajo

está muy diferenciada en el tiempo del estado de bienestar. La realidad social actual se ha
modificado tanto para el que tiene un empleo, como para el que ya no cuenta con él.
Esto pareciera coincidir con el gran éxodo en Venezuela de profesionales hacia otros mun-
dos, caracterizándose así, esta sociedad, por un efecto de fuga de talentos preferentemente
del sector universitario; ellos están enfrentando un liderazgo central, que los ha sumido en la
exclusión, el individualismo, el aislamiento hasta llegar a la “fracasomanía”.
Es inminentemente necesario un liderazgo que valore y resalte el rol protagónico que han
demostrado los estudiantes, garantizándole un sendero de logros, iniciativas de bienestar,
por ello los universitarios merecen una Propuesta de cambio con miras a una Optimista
Visión de Calidad, que evite el bloqueo a la gente, que elimine el sectarismo y le de paso
al aprendizaje significativo, donde los estudiantes de todo el sistema educativo opten a un
trabajo, se centren en el basamento de plataforma estratégica “¡El aprender haciendo!” re-
presentativo de la construcción de sus propios conocimientos, de la creación de soluciones
al resolver inteligentemente las problemáticas que agobian a las organizaciones donde los
estudiantes se ubican o desean pertenecer.
8.- De la reflexión a la sugerencia.
Los acontecimientos acaecidos recientemente con la promulgación de la Ley del Primer
Empleo, además de sumar las propuestas ofrecidas a la mención, contentivas de ideas que
solo pretenden promover fortalezas y bondades que alcancen a todos los involucrados y cuyo
único objetivo es llegar a incorporar la “Acreditación del Aprendizaje por Experiencia” y los
Paquetes o Mix Académicos como novedades para la mención “Educación para el Trabajo”.
Para acercar más al éxito organizacional las Propuestas de Cambios es saludable, para
implantarlas, considerar los antecedentes y las necesidades de operación de cada empresa
(Koontz, Wiehrich, 2012): y contribuir con posibles sugerencias es una responsabilidad inelu-
dible de este estudio.
Cuadro 4: Sugerencias

Fuente: Osabarrio (2015)

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 179-196

192
María Osabarrios
9.- De las sugerencias a la recomendación.
Cuadro No. 5: Recomendaciones

Fuente: Osabarrio (2015)

10.- A modo de conclusión.


Se presenta este cuadro que asume características de glosario de terminología de cada
uno de los aspectos que se encajan y se interrelacionan para actuar positivamente e incidir
en las propuestas que ofrece este ensayo: La Acreditación de los Aprendizajes por Experien-
cia y los Paquetes o Mix Académicos. Es muy importante observar las definiciones de la figu-
ra No. 6, para conceptualizar y comprender con certeza que ellos son imprescindibles para
llevar a cabo y consolidar las nuevas estrategias “la Acreditación” y los “Mix Académicos”.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.179-196

193
Optimista visión de calidad: una propuesta de cambio centrada en la educación para el trabajo

Cuadro No. 6: Estrategias de Acreditación y Mix académicos

Fuente: Osabarrio (2015)


Se deben afrontar las nuevas tecnologías y la globalización, las organizaciones están
obligadas a nuevos desafíos, a ofrecer nuevos productos y servicios. Al igual el sistema
educativo, no puede mostrarse inflexible, intransigente a las nuevas posturas que se dirijan
a una transformación optimista y una Visión de Calidad, como lo es el propósito de este
ensayo, que se enfoca en la mención “Educación para el Trabajo”, de avanzarse exitosa-
mente muchas menciones, especializaciones y post-grados se verían beneficiadas con las
propuestas de “Acreditación del Aprendizaje Permanente”.
Es oportuno plantear que innovar a nivel universitario, no es fácil. Sin embargo, este
trabajo entre sus conclusiones llama a la observación para que se vea en él, una verdadera
oportunidad para aplicar las teorías del aprendizaje significativo, colaborativo, construc-
tivista y de inteligencias múltiples. El alumno en los procesos de la acreditación, vincula
sus conocimientos a la realidad como su entorno donde ejecuta acciones, conoce, usa pro-
cedimientos para la comprensión de indistintas situaciones, aprende de lo asistemático y de
lo sistemático, destaca la práctica, la reflexión, en fin; vamos tras un hombre que aprovecha
aprendizajes libres, abiertos con oportunidad para la liberación, el trabajo, la innovación y la
creatividad.
Lo expuesto aquí en este tentativo asunto planteado, se reforzará, explicitando con ma-
yor información en próximos trabajos, para que el lector se sume de manera importante
e interesante como partidario y colaborador de los ventajosos procesos de la Acreditación
bajo metodologías y teorías del Aprendizaje Permanente y de la novedosa idea que impacta
con el Autofinanciamiento, a la universidad, al crear los Paquetes o Mix Académicos, que
pueden categorizarse como un producto dirigido a usuarios de la comunidad, alcanzándose

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 179-196

194
María Osabarrios
así los fines más interesante del quehacer universitario “La Proyección , La Extensión, La
Docencia y la Investigación”.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.179-196

195
Optimista visión de calidad: una propuesta de cambio centrada en la educación para el trabajo

REFERENCIAS

Aristimuño M, Guaita W, Rodríguez M (2003).Estudio Comparado de dimensiones de la eva-


luación institucional en Instituciones de educación superior Venezolanas. Recuperado
en: http://www.ucv.ve/fileadmin/user_upload/vrac/documentos/Curricular_Documentos/
Evento/Ponencias/Aristimulo_Minerva_y_otros.pdf
Bolívar, S. (1964). Obras Completas. Tomo II. Caracas: Fotal.
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. (1999). Gaceta Oficial de la Re-
pública Bolivariana de Venezuela, 5.453, Marzo 3, 2000.
Diccionario Enciclopédico Larousse. (2006). México. D.F.: Larousse.
Estruch, J. (2002). Dirección Profesional y Calidad Educativa. Barcelona. España.
Garay, Juan. (1999). La Constitución Bolivariana. Gaceta Oficial 5.453. Marzo, 2000.
Gido, J y Ciemens, J. (2006). Administración Exitosa de Proyectos. México. D.F.: Cengage
Learning.
Gutierrez, Pulido H. (2010). Calidad Total y Productividad. Tercera edición. México: Mc-
Graw-Hill.
Koontz, K. y Weihrich, H. (2012). Administración una Perspectiva Global y Empresarial.
México. D.F.
Madrigal, Bertha. (2009). Habilidades Directivas.México. D.F.: McGraw-Hill.
Mogollón, A y Hernández, N. (2013). Realidades Literarias Post Doctorales. Valencia:
A.P.U.C.
Naveda, O. y Durant, M. (2012). Transformación Curricular por Competencia en la Educación
Universitaria bajo el Enfoque Ecosistémico Formativo. Valencia. Venezuela: Univer-
sidad de Carabobo.
Ojeda, E. y Barrios, L. (2006). Transformaciones y Crisis en el Mundo del Trabajo. Valencia.
Venezuela: Clemente Editores.
Popham, E y Scheray, A. (2000). Un Sistema de Enseñanza-Aprendizaje para Educación
Comercial. México. D.F: McGraw Hill.
Ramírez, Cavasa. (2004). Ergonomía y Productividad. México. D.F.:Limusa.
Sambrano, Jazmín y Steiner, A. (2007). Estrategias Educativas para Docentes y Padres del
Siglo XXI.Valencia. Venezuela: Alfa.
Trestini, M. (2009). Educación como Continuo Humano. Subárea Comercial mención Edu-
cación para el Trabajo. Revista Educación. Valencia 19. Nro. 33.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 179-196

196
Cleidy La Rosa
PERSPECTIVA DE LA MOTIVACIÓN EN ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS PARA EL
LOGRO DE METAS ACADÉMICA.
PERSPECTIVE OF MOTIVATION IN UNIVERSITY STUDENTS FOR ACADEMIC
ACHIEVEMENT GOALS.
* Cleidy A. La Rosa F.
Correo: cleirosa@hotmail.com
Facultad de Ciencias de la Educación
Universidad de Carabobo

Profesora Titular, adscrita al Departamento de Orientación en la Cátedra Técnicas en Orien-


tación. Doctorante en Educación. Magister en Educación, mención Orientación y aseso-
ramiento. Licenciada en Educación mención Orientación. Todos los estudios realizados en
la Universidad de Carabobo.

Sección: Ensayo

RESUMEN

La motivación constituye una razón esencial para que los seres humanos logren alcanzar
metas, propósitos. Funciona como un apoyo psicológico que impulsa el deseo haciendo que
las personas se sientan dispuestas para cumplir lo previsto. En el contexto universitario, la
motivación resulta un tema de interés porque representa el modo como un estudiante es
capaz de trazarse metas y poder alcanzarlas con éxito; significa una razón trascendental
para encaminarse hacia su autorrealización generando estados armoniosos en su autoesti-
ma. En ese sentido, sentirse motivado para conquistar un logro una victoria, supone estar
convencido que con esfuerzo y dedicación es posible culminar una carrera profesional
que, en el futuro aportara beneficios que contribuyan a mejorar su calidad de vida. Sin em-
bargo, también se sabe, que existen factores internos, externos, influyentes desmotiva-
dores que van disminuyendo el interés y afectando de algún modo la motivación hacia
el logro de metas académica establecidas.
Palabras Clave: Motivación- Formación Académica-Universidad -Estudiantes -Metas.
Recibido: Febrero 2015
Aprobado:Abril 2015

ABSTRACT

Motivation constitutes an essential reason for the human beings achieve their goals, purpo-
ses. Works as a psychological support that drives the desire by making people feel willing
to comply with the requirements. In a university context, the motivation is a topic of interest
because it represents how a student is capable of setting goals and being able to achieve
them with success; transcendental means a reason to move toward its realization generating
harmonious states in their self-esteem. In that sense, feel motivated to conquer a achieved a
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.197-213

197
Perspectiva de la motivación en estudiantes universitarios para el logro de metas académica
victory, we are convinced that with effort and dedication is possible to complete a career that,
in the future will bring benefits to help improve their quality of life. However, it is also known,
that there are internal factors, external influential discouraging that van declining interest and
affecting in any way the motivation toward the achievement of academic goals established.
Keyword: Motivation - Academic Training- University - Students - Goals.
IMPORTANCIA DE LA MOTIVACIÓN HACIA EL LOGRO DE METAS ACADÉMICAS,
DESDE LA PERSPECTIVA PERSONAL DEL ESTUDIANTE UNIVERSITARIO DE LA
FaCE-UC

“Solo el Conocimiento que llega desde adentro, es el Verdadero Conocimiento”


Sócrates (469-399 a.C.)

Introducción
La educación es considerada una de las grandes fuentes de conocimiento y saberes
que coadyuvan a mejorar la calidad de vida del ser humano y garantizar su proyección y
transformar biopsicosocial y espiritual. Haciendo una mirada retrospectiva al devenir histó-
rico de la humanidad, se observa el valor social que encierra la educación a través de la
acción del docente, por la importante misión que cumple en beneficio de una sociedad.
Acerca de la educación que ha de prevalecer en el presente siglo XXI, es oportuno des-
tacar que el modelo educativo venezolano centrar su atención hacia el incentivo del
proceso de enseñanza y aprendizaje con el objeto de fortalecer y motivar al estudiante a
procurar la prosecución y logro de sus metas. Desde esta perspectiva y a través de estra-
tegias educativas transformadores, se estimula para resolver los propios problemas que
la vida plantea, mejorar y perfeccionar habilidades y destrezas en cuanto al cumplimiento de
proyectos de vida y lo motiva para alcanzar metas académicas que proporcionen bienestar
para vivir satisfactoriamente a lo largo del continuo humano.
Con relación especifica al estudiante universitario, la motivación juega un papel preponde-
rante y crucial para culminar con éxito las metas académicas, y en ese sentido es necesario
considerar los diversos factores internos y externos que de una u otra manera afectan la
actitud del estudiante para el logro de las mismas. Por lo que sentirse motivado favorece
el deseo de buscar, hacer y alcanzar aquello que anhela. Esa energía actúa como un
impulso psicológico que lo permite sentirse dispuesto e interesado a cumplir lo que se
propone ante la vida.
Esta concepción de energía e impulso, hacen alusión a la motivación, y puede ser com-
prendida como el deseo de moverse para alcanzar u obtener algo; también, como el em-
puje necesario para darle sentido y valor a lo que se desea. Este impulso lleva en sí, curtido
un sentimiento, una emoción, bien sea positiva o negativa, todo depende de la forma como
la percibe el sujeto. De allí pues, que Platón (427 a. C), la concibe y descubre inmersa en
el mundo de las ideas, se conoce a través del alma donde habitan los sentimientos.
Conforme a lo señalado por Vroom (citado por Dorta y González, 2003:8), se admite que
la motivación es producto del valor anticipado que un individuo asigna a una meta y la
posibilidad que ve de alcanzarla. De igual manera, Santos (1990), en esta autoras revela
que estar motivado en tener voluntad para el logro de algo que se considera útil y signifi-
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 197-213

198
Cleidy La Rosa
cativo, la firmeza de motivación emerge como la fuerza, energía o impulso para llevarla
a cabo hasta finalmente alcanzarla con éxito. De ahí pues por consiguiente, si la idea de
una meta comienza en la mente, es necesario encontrar razones y deseos suficientes
para realizarla.
Praxis Docente y Calidad Educativa
Reflexionar sobre la calidad educativa, es fundamental pensar en la praxis del docente
y divisarlo como aquel profesional, que al facilita un conocimiento, capaz de incentivar
y motivar a aprender quien lo recibe. Desde esta perspectiva, es importante destacar
que la acción del docente es un factor esencial para el logro de metas académicas por
parte del estudiante. Significa, que a través de su praxis se desarrolla un proceso dialógico
de reciprocidad docente-estudiante, donde el primero es capaz de transformar desde sus
acciones, palabras, pensamiento y sentir, un contenido para hacerlo interesante, accesible
mediante la comprensión, de tal modo que el estudiante pueda transformarlo en saberes
y competencias para su vida; y por otro lado, es pensar en un estudiante de educación,
docente en formación, interesado y motivado a satisfacer el deseo de adquirir habilidades y
destrezas que lo hagan más virtuoso y calificado al momento de ejercer su carrera.
De tal manera, que el docente universitario es un agente motivacional, esencial para
que el estudiante alcance sus metas académicas. En su praxis se descubren razones
importantes que dan cuenta de la calidad educativa. De este modo, referirse a la calidad del
proceso de enseñanza y aprendizaje que facilita el profesoral universitario, supone, que
este posee una vasta formación y competencias idóneas para ponerlo a disposición de
quien lo recibe, basado en su derecho de aprender, tal como lo establece la Constitución
de la República Bolivariana de Venezuela (1999), donde garantiza, de acuerdo al Artículo
103, que “Toda persona tiene derecho a una educación integral, de calidad permanente, en
igualdad de condiciones y oportunidades…”.
Dentro de este marco, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la
Ciencia y la Cultura (UNESCO, 1998) estima a la educación superior como un acto ele-
mental para las generaciones futuras, por lo tanto instó a sus miembros colaboradores, ha-
cer cambios profundos en la forma de construir, producir, transmitir y utilizar el conocimiento,
por considerarlas responsables de llevar a cabo la revolución del pensamiento incrementando
su carácter humanista. Por consiguiente, su función estará orientada hacia la formación
integral de las personas, por lo que han de emprender la transformación y la renovación más
radical que jamás haya tenido por delante, de forma que la sociedad contemporánea pueda
trascender hacia mejores formas y estilos de vidas.
Bajo esta argumentación, el documento recoge la imperante preocupación hacia la so-
ciedad de relevo por lo cual considera que los estudiantes deben estar siempre presentes
en las expectativas de una educación a lo largo de toda la vida a fin de que estos se puedan
integrar plenamente en la sociedad mundial del conocimiento del siglo próximo. En la pro-
clamación que hacen, según lo establecido en su Artículo 1 del referido informe contemplan
la misión y función de la Educación Superior haciendo referencia especial en “la misión de
educar, formar y realizar investigaciones”.
En ese sentido se comprende que la “misión de educar y formar” es inherente a las fun-
ciones dentro del perfil de un docente, de allí pues, se piensa en un profesional dispuesto,
motivado a cumplir, colaborar con la solicitud de la Unesco.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.197-213

199
Perspectiva de la motivación en estudiantes universitarios para el logro de metas académica
La Universidad y la motivación en el horizonte de una meta.
Tomando en cuenta la misión y la función de la educación universitaria para la sociedad
de relevo, es oportuno mencionar que cuando un estudiante decide proseguir su forma-
ción académica, abriga esperanza y se esfuerza para obtenerlo una meta profesional. En
ese aspecto, la educación universitaria sirve como plataforma motivacional para alcan-
zarla, es decir, el hecho de estar en una institución de educación superior, los estimula e
influye a sentirse beneficiado, privilegiado porque contribuye, garantiza y le brinda mayor
acceso al conocimiento y oportunidades para obtener una carrera profesional.
De este modo, Vroom, (citado por Dorta y González, 2003), sostiene que cuando una
persona se siente motivado para realizar algo, y siente que está tarea lo llevará al logro
de un objetivo o meta deseada, pone todo su empeño hasta alcanzarlo. Esta apreciación
supone que un estudiante motivado será persistente, tenaz y confiado hasta conseguir
sus metas académicas.
Desde esta perspectiva, se considera que la universidad constituye un pilar muy impor-
tante para el progreso de una sociedad; para el estudiante, representa un escenario posible
para la adquisición de un conocimiento, en algunas disciplinas especifica que le permita
acceder al campo laboral y elevar su calidad de vida. El ingreso al escenario universitario,
lo motiva a proyectarse hacia el futuro, aspirando culminar su carrera como profesional.
El entusiasmo es una de las características emocionales que prevalece en sus actitudes
por estar estudiando en una “universidad”. Siendo esto una muestra de satisfacción y
deseos que los impulsa a emprender una carrera y culminarla con éxito; aun más, la
esperanza y el orgullo de verse graduados como profesionales y poder ejercer la carrera
elegida. Esto elementos juegan un papel relevante al momento de tomar una decisión.
Al respecto, Vroom (citado por Dorta y González, 2003:13), afirma que en el transcurso de
la vida, una persona siempre encontrará razones que lo inspire, empuje a lograr aquello
que desea; la esperanza está en encontrar aquellos motivos para alcanzarlo. Con rela-
ción al estudiante universitario, iniciar estudios superiores, podría ser la razón que lo lleve
a cumplir metas académicas deseadas. Este deseo será el motivo para graduarse. Significa
entonces, que sentirse motivado, es un factor sumamente importante y determinante para
que un estudiante universitario se comprometa con sus responsabilidades académicas y
cumpla sus expectativas.
Atendiendo estas consideraciones, se podría inferir, que una de las motivaciones que
posee un estudiante universitario es aprender en un ambiente de universalidad del conoci-
miento, donde cada aprendizaje logrado le permite transformar y diversificarse en la carrera
escogida. Este incentivo ofrece un escalafón más hacia sus logros académicos (Polanco,
2005). Sobre la base de esta idea, es importante resaltar que estar motivado hacia el logro de
metas, coadyuvan a realizarlas hasta alcanzarlas, enfocarse en cada paso hasta obtener
el triunfo y sentirse satisfecho. Esa es la recompensa al esfuerzo.
Ese impulso de prosperar a través del cumplimento de metas se conoce como motiva-
ción al logro, donde juega un papel esencial las emociones y los objetivos propuestos para
alcanzarla. Esto significa que la motivación funciona como un activador al momento de
desear alcanzar metas; es decir, la persona mentalmente se prepara, planifica lo que desea.
(Mc Clelland, (1992). En cuanto al termino motivación, existen diversas definiciones y ma-
nera de entenderla, pero es básico referir que la misma deriva de la palabra latina “moveré”
que significa mover, y entre sus sinónimos se encuentran palabras como ir, impulsar, activar,
estimular, animar provocar, entre muchas otras; en ese sentido, con relación al contexto
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 197-213

200
Cleidy La Rosa
tratado se podría inferir que para el estudiante, la universidad representa la oportunidad de
progresar, provocando incentivos que lo motiva a trazarse metas y deseos para lograrlas.
La compleja motivación en un breve recorrido de la humanidad
El origen de la motivación, pudiera remontarse a tiempos más lejano, sin embargo en
la antigua Grecia las incipientes huellas marcaron su la historia con grandes descubri-
miento para la comprensión del comportamiento humano a través de Sócrates, Platón y
Aristóteles.El viaje para comprender la motivación pudiera tornarse largo y complejo, pero
igual de interesante. Desde sus instancias el hombre es capaz de acercarse o alejarse de
un propósito. En su día a día actúa animado o provocado por situaciones, dicho de otro
modo, es el motivo que dirige su atención hacia lo deseado y lo prepara para la acción. En
cuanto a comprender la acción motivacional, es oportuno destacar que el ser humano es
único, vulnerable, sensible. En él subyacen situaciones que van influenciando la dinámica
de su vida, de tal manera de motivarlo a cambiar y transformarla.
Esto lo muestra la historia donde narra hechos trascendentales que han virado la existen-
cia del hombre producto de sus instintos, que lo han conminado a buscar y hacer cambios
importantes en su existencia para su bienestar. Este impulso se conoce como motivación, la
fuerza interna que lleva a realizar una acción encaminada hacia un fin. Desde esta pers-
pectiva, la motivación no es un concepto sencillo de explicar ni entender, solo se puede
comprender parcialmente porque nunca se sabe con exactitud cuál es la razón, el impulso
que está detrás de una acción.
De manera que, la motivación es un proceso dinámico, fluctuante, cambiante; en ella
están inmersas emociones, conocimientos pero también necesidades que constantemente
se hace presente en la vida de cada persona, y de acuerdo a su intensidad, dominara su
atención; de ahí que un individuo actuara dependiendo siempre de sus vivencias y qué lo
motiva actuar de manera específica . Por consiguiente en la motivación estarán presentes
emociones, impulsos necesidades, sentimientos, expectativas, tensiones o incentivo, y que
de una u otra manera conlleva a una acción, bien sea positiva o negativa. Lo dicho aquí
supone un proceso complejo para comprensión de la motivación, porque cuando se tiene un
objetivo en la mente, se hacen planes y los mejores esfuerzos se esperan resultados ópti-
mos, pero también pudieran aparecen otros factores con efectos no esperados generando
sentimientos de desesperanza, perdida del entusiasmo, apatía.
Las definiciones más compartidas de lo que es la motivación implican al conjunto de pro-
cesos que se interesan por las causas de que se hagan o se dejen de hacer determinadas
cosas, o de qué se hagan de una forma y no de otra. Se trata, por tanto, de un constructo
teórico no sólo básico para la Psicología, sino, además, ambicioso en cuanto al alcance,
atractivo por las metas planteadas y tremendamente complejo por la diversidad de compo-
nentes que conlleva.  Aunque la idea de motivación remite siempre a los factores causales
del comportamiento, es muy frecuente su utilización con un sentido meramente descriptivo,
(Barbera, 1997).
Cuando se afirma que alguien está muy motivado por el estudio, lleva a pensar ¿Por qué lo
hace, que lo motiva? Generalmente se tiende a describir minuciosamente el comportamiento
de la persona en cuestión, como por ejemplo, el número de horas que ha estado sentado
ante los libros en actitud de concentración, trabajar hasta altas horas de la noche para entre-
gar una actividad, llegar a tiempo a pesar de vivir en sitios muy retirados. ¿Por qué él hace
lo que hace?, es la pregunta. Estas inferencias sobre el interés de la persona por el estudio
pueden ser errónea y su conducta obedecer a otras causas como por ejemplo impresionar a

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.197-213

201
Perspectiva de la motivación en estudiantes universitarios para el logro de metas académica
un amigo o a un profesor, pero también hace presumir que ciertamente el estudiante estaría
motivado e interesado por sus estudios. Ante estas conjeturas, resulta complejo ofrecer
explicación precisa con respecto al significado de una motivación, por la inexactitud del
impulso que la genera en el momento que se actúa.
Avanzando en estos razonamientos se examinarán, brevemente reseñas tomadas de la
historia que llevaría quizás, al lector a comprender lo paradójico de la actuación de una
persona ante determinadas situaciones y cabría preguntar entonces: ¿Por qué las personas
hacen lo que hacen?
Sócrates, (470 a. C), Hijo de padre escultor y madre con oficio de comadrona (parte-
ra, arte de ayudar a procrear). Su filosofía giraba en torno al ser humano y a la sociedad.
Amigos, pitonisas y el oráculo de Delfos desde muy joven lo consideraron, el más sabio
por sus razonamiento agudo; sin embargo Sócrates asumía actitudes de ignorante para
preguntar a la gente y luego poner en evidencia la incongruencia de sus afirmaciones, se
burlaba haciéndoles ver sus contradicciones, he allí el devenir de la famosa frase “Ironías
Socráticas”. Luego, a través del diálogo y haciendo preguntas, procuraba enseñar intentan-
do que sus interlocutores se dieran cuenta del error cometido con sus palabras, y a través
de sus propias reflexiones encontraran la verdad y reconocer las virtudes que cada quien
lleva dentro de sí. En este plano emerge su gran obra clásica, la Mayéutica como la manera
de extraer la verdad del pensamiento, con este el nacimiento de la verdad. En resumen a
través del método Socrático: Ironía y Mayéutica tras la búsqueda de la verdad y la virtud.
A partir de estas observaciones se ´podría sospechar que sus acciones estuvieron fun-
damentadas en el sentir de los recuerdos de su infancia y juventud. Tal vez, fueron estas
vivencias, algunos de los motivos que llevaron a Sócrates a definir su filosofía Sobre el
Método Socrático y su influencia en la educación?
Esta respuesta de pronto , solo la podría haber dado el mismo Sócrates.
Ahora bien, dentro del conjunto de elementos sobre la motivación, impulsos y deseos,
encontramos, también datos de interés en la historia de nuestro Libertador Simón Bolívar
(1786 – 1792), que lleva a preguntar para entender ¿Por qué él hizo lo que hizo?
Las memorias dan cuenta que durante su niñez, quedó huérfano de ambos padres
y luego, años más tarde fallece también, don Feliciano Palacio, abuelo materno y tutor,
quien, de algún modo, brindo apoyo y protección ante la ausencia de su padre.
De ahí que ante esta nueva ausencia, el pequeño Simón queda bajo la tutoría de otro
familiar cercano. Ya en 1895, teniendo 12 año toma la determinación de huir, buscando
refugio en el hogar de su hermana mayor, ya casada.
Más tarde, en el transcurrir del 1802, a la edad de 19 años, Simón se casa con Teresa
Rodríguez del Toro; no obstante, aproximadamente, luego de 9 meses de matrimonio fallece
la esposa Ante esta nueva tragedia en su vida, Bolívar, joven y viudo jura no volverse a
casar. Ante estos hechos ¿Cuáles fueron los motivos que llevó a Bolívar, siendo un ado-
lescente a buscar refugio en el seno de la hermana?
¿Qué lo motivo a no casarse, nuevamente a pesar de haber enviudado muy joven?
¿Por qué él hizo lo que hizo?
En ambos casos, tanto con Sócrates como Bolívar, no sabríamos con exactitud preci-
sar, cuáles fueron los impulsos, sentimiento o deseos, que los conminaron a tomar una
decisión. Estos ejemplos sirven, por un lado, para ilustrar que en la mente de las personas
existen ideas, que busca realizar hasta lograrlas. Por otro lado, muestra el papel relevante

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 197-213

202
Cleidy La Rosa
que tiene la motivación en la existencia del ser humano, y su importancia para el logro de
las metas. De manera puntual precisa también, que siempre tras de cada decisión existen
elementos internos y externos que inducen a cumplir y lograr aquello que se espera, por lo
tanto, las expectativas también hacen su juego al momento de trazarse objetivos y lograr
metas.
En tiempos antiguos, la motivación se descubre inmersa en el mundo de las ideas.
Van más allá del tiempo y el espacio, se conoce a través del alma donde habitan los sen-
timientos; parte del alma porque allí se encuentra la emoción, el deseo, la capacidad de
tomar decisiones luego de conocerlas. Existen tantas ideas (sentimientos, deseos,) como
cosas que son sensibles (realidad particular) a los sentidos que influyen en la realidad de
cada persona. (Platón (427 a. C), De acuerdo con este postulado todo cuanto existe en el
mundo físico es una representación mental del mundo de las ideas, entonces, todo aquello
que está dentro del hombre (en sus ideas) es lo que lo lleva (razonar) a buscar lo que está
afuera (decisión). He allí su concepción de motivación.
Por su parte, Aristóteles (384-322) creía que los procesos del conocimiento residían en
los sentidos. Estimaba que la motivación eran impulsos corporales necesarios para sostener
y darle sentido a la vida, los impulsos sensibles regulaban el placer y el dolor y lo racional
caracterizaba la voluntad. Para Descartes, (1596-1650) la motivación tiene que ver con todo
acto de voluntad (esfuerzo, perseverancia, empeño); es una conducta dispuesta, encamina-
da hacia un fin. Esa fuerza que impulsa es lo que representa la voluntad. En ese sentido
de acuerdo al autor motivación es sinónimo de voluntad.
En épocas más actuales, Murray (1997:32), sostiene que la motivación “es una ne-
cesidad que presenta una fuerza organizativa de la percepción y la inteligencia, promoviendo
la acción y dirección hacia la situación de satisfacción”. Por su parte, Hellriegel (1999:136)
considera que son procesos psicológicos que causan la estimulación dirección y persistencia
de acciones voluntarias para lograr un objetivo. Desde ambas consideraciones se comprende
que la motivación es un deseo que impulsa hacia la acción.
Al respecto, Vroom (citado por Polanco 2013:14), a través de su teoría sobre el mo-
delo de expectativas, también conocida como la teoría de la esperanza, establece que la
motivación es un producto del valor anticipado que un individuo asigna a una meta y la
posibilidad que ve de alcanzarla. De acuerdo a este postulado, se estima que las personas
estarán motivadas a alcanzar una meta siempre y cuando crean en el valor de la misma y
si pueden darse cuenta que con ello lo lograran. Desde esta perspectiva se precisa que el
reflejo motivacional de una persona pudiera encontrarse y surgir dentro de un proceso
interno y externo. Internamente, el estudiante estará motivado en la medida que se sienta
a gusto con lo que hace y lo conduce a desarrollar actitudes positivas hacia lo que desea.
Mientras que externamente dependerá de los estímulos que percibe en su entorno. Ante
ello, el mismo autor señala, que “los individuo mantienen creencia, abrigan esperanzas y
expectativas con respecto a su futuro… es por ello que siempre encontraran razones para
motivarse a cumplir metas y lograrla”.
Dentro de este contexto, Polanco (2005:2) citando a Santos (1990), precisa a la moti-
vación como “el grado en que los alumnos se esfuerzan paraconseguir metas académicas
que perciben como útiles y significativas”. Partiendo de este concepto, vale destacar que en
el proceso académico la medición, promoción y sensibilización del profesor ejerce un tipo
de influencia positiva cuando los impulsa e incentiva a culminar sus metas académicas.
Supone entonces un estudiante capaz de hacer aquello que desea. Campanario (2002),
en Polanco (2005:4) señala que “Motivar supone predisponer al estudiante a participaracti-
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.197-213

203
Perspectiva de la motivación en estudiantes universitarios para el logro de metas académica
vamente en los trabajos en el aula”.
Basada en esta consideración, se asume que la motivación tiene entre sus propósitos,
despertar elinterés y guiar las energías que impulsen a la persona hacia el logro de objeti-
vos previamente planteados, el estímulo en este proceso será la clave para alcanzarlos. Hay
que tomar en cuenta que, en todos los seres humanos prevalecen razones o significados que
los incentivan, motivan alcanzar aquello que anhelan, y en ese sentido siempre se plantean
metas, ideas o sueños que cumplir, este deseo los impulsa a enfrentar retos, tomar decisio-
nes a fin de cumplirlas y satisfacer necesidades.
Así pues, cuando se desea algo, se busca lo necesario para obtener aquello que aporta
beneficios. Esto es sentirse motivado por obtener un logro. En atención a esto, Mc Cle-
lland, (1992:12) define de una manera precisa la motivación al logro, especificando que “es
un proceso de planificación, de esfuerzo hacia el progreso, tratando de hacer algo único,
hacerlo de la mejor manera posible, teniendo siempre una relación de competencia con lo
ejecutado anteriormente y superando el estándar de excelencia” Para este teórico, existe
una necesidad de logro en todos los seres humanos, de distinguirse y marcar la diferencia
con los otros, de luchar para ser exitoso.
Argumenta además que “el organismo tiende básicamente al esfuerzo para realizase,
mantenerse y acrecentar sus experiencias“, y en esa dirección, “existe un deseo básico
que los impulsa hacia el desarrollo” Desde este ámbito, las personas buscan oportunidades
donde puedan lograr enaltecer su personalidad y cultivar el conocimiento.
Fundamentos relevantes
Considerando las aserciones anteriores, es importante destacar que la motivación jue-
gan un papel fundamental en las existencia humana, prevalece día a día ante las toma
de decisiones. Sentirse motivado hace que las personas centren su atención en lo que
buscan y se prepara para lograrlo, de allí se deduce que estas, afecta el comportamiento y
lo encamina hacia aquello que desea. En síntesis, la motivación predomina en forma positiva
o negativa sobre la cognición, emociones y necesidades.
Ahora bien, retomando el foco central de este ensayo dilucidado y la implicación de la
motivación para el logro de metas académicas por parte de los estudiantes de la FaCE, es
importante destacar que el tópico sobre la motivación es conocido y usado con facilidad.
Con frecuencia se escuchan expresiones como: “hablar con el profesor me motiva a seguir
adelante”, “la nota en esta materia me desmotiva a estudiarla” “tengo la necesidad de seguir
estudiando porque quiero graduarme…”
En ese sentido, quienes se encuentran involucrados en los espacios académicos
ligados al proceso educativo y al arte de facilitar un conocimiento comprenden lo que
simboliza la motivación en la vida de un estudiante, para alcanzar las metas anheladas, lo
que significa, para él moverse y encaminar sus emociones para lograr aquello que aspira
para su vida; también saben lo que representa tener a ese estudiante motivado en un
salón de clase, involucrado de forma dinámica en la construcción de su propio proceso
para aprender, dispuesto a culminar con éxitos la carrera elegida y enfrentar los retos que
la vida misma le pudiera presentar.
Las conclusiones derivadas llevan a comprender el dominio que tiene la motivación en
el proceso de aprendizaje. Esta razón permite entenderla como una fuerza pujante que
anima y estimula al estudiante para hacer de su conocimiento más productivo, efectivo y
eficaz. De ahí que dentro del contexto universitario la motivación orienta al estudiante hacia
la prosecución de objetivos académicos, centrando su interés sus objetivos con miras ha-
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 197-213

204
Cleidy La Rosa
cia su futuro, y en ese sentido, perciben a la universidad, como un medio para alcanzar
una de las metas, la de autorrealización con el propósito de desarrollar potencialidades que
coadyuven al crecimiento personal.
Partiendo del enfoque teórico que ofrece de Jung (1936), se concibe como un impul-
so dentro del yo para realizar, satisfacer y mejorar las propias potencialidades humanas
máximas. Según algunas de las funciones que otorga a la personalidad están aquellas
que acompañan a los instintos representados por los sentimientos y la intuición ligada a la
sensación que implica en experiencias para poder actuar. Por su parte, desde las teorías
de Rogers (1951) y Maslow (1954), este impulso se entiende como una energía dinámica,
interna del organismo que lo conduce a realizar, satisfacer y mejorar sus potencialidades
inherentes a sus necesidades.
Ahora bien, tomando en cuenta la motivación al logro, como punto medular del cual se
hace referencia en este documento, la Universidad de Carabobo, a pesar de las llamadas
crisis financieras, ha realizado esfuerzos notables hacia la inclusión de estudiantes, como
una manera de incentivarlos a proseguir estudios superiores para obtener una carrera.
Tal señalamiento queda evidenciado, en la participación masiva que hacen los bachilleres
a través de la prueba de admisión interna (PAI). Cada vez suman más los aspirantes a
ingresar a las distintas facultades, así también, los que finalmente ingresan. Sin em-
bargo, también se ha observado, que son menos los que culminan en el tiempo estipulado
en la carrera, e inclusive existen quienes lo hacen en un tiempo mucho mayor a lo esperado
y otros que finalmente desertan o se cambian de facultad.
¿Las razones de abandono de la carrea? En resumida cuenta, son muchas a la hora de
hacer un análisis y obtener un balance de cada situación en particular, y no es, precisamente
en este momento el tema puntual de esta disertación; no obstante, con respecto a la FaCE,
se observa la ausencia sostenida de estudiantes en los salones de clase que ha venido per-
sistiendo en los últimos tiempos, el bajo interés en los estudios, la falta de responsabilidad
ante las actividades, el poco incentivo de participar y la carencia de valores y de compromiso
ante la carrera elegida. Esta situación en particular, ha sido constante desde la percepción
de los profesores al momento de ofrecer su opinión. Entonces, apropósito de esto, ¿Qué
expectativa motivacional tienen los estudiantes de la FaCE-UC ante el logro de su carrea?
Contemplación de la motivación en la realidad contextual del estudiante.
¿Para qué aprender?
Es oportuno señalar que durante los últimos semestres correspondientes a los años 2012,
2013, 2014 y 2015, cumplía funciones profesoral durante el turno de la tarde y noche en
horarios que oscilaban entre las 3:00 hasta las 8:30 pm tres veces a la semana. Durante
algunos de estos periodos venía observando en los predios universitarios, baja afluencia
de estudiantes a clase. Esta búsqueda de evidencias, me llevó a dialogar, de manera
informal con otros colegas. Llama la atención que de igual modo también ellos percibían la
misma situación, mostrando además, preocupación ante la baja asistencia dificultando el
cumplimiento de objetivos previstos.
De igual manera, hubo coincidencia en cuanto al bajo rendimiento que mostraban
algunos estudiantes y el poco interés ante el cumplimiento de actividades académicas.
Asimismo, coincidimos con relación a estudiantes repitiendo asignaturas, semestres, en
caso extremo, abandono de la carrera. Cabe señalar, que ante esta situación, los profesores
implementamos estrategias pedagógicas a fin de que los estudiantes lograran cumplir con
lo previsto. Inclusive, se dispusieron de espacios internos y externos a la facultad, fuera

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.197-213

205
Perspectiva de la motivación en estudiantes universitarios para el logro de metas académica
del horario establecido, como el C C del Carabobeño, Parque Fernando Peñalver, casa
de profesores o de estudiantes, clases sabatinas, entre otras. Ante esta revelación, habría
entonces que preguntarse ¿Que está pasando en los estudiantes? ¿Cuáles son las razones
que obedece a mostrar bajo interés?
Para sondear los posibles escenarios que pudieran estar afectando al estudiante univer-
sitario, y como una manera de acercamiento más a su realidad, se aplicó una encuesta
diseñada con preguntas abiertas a una pequeña muestra, correspondiente a ochenta es-
tudiantes de distintos turnos y semestres, sólo con la intencionalidad de sondear opiniones.
Como técnica para recabar información se aplicó una encuesta, suministrada a un grupo o
muestra de sujetos en relación al tema de la motivación al logro como tema particular (Arias
2006:72) Su diseño quedó conformada por en diez (10) preguntas donde cinco (5) de ellas
estaban dirigidas específicamente a la motivación para el logro de metas.
Con respecto a ¿qué los motiva aprender? las impresiones señalaron, por un lado, el
deseo de obtener un desarrollo intelectual, personal y profesional; por otro lado, es una for-
ma de superarse ante la vida, también consideran que lo hacen como ejemplo para la familia
y los hijos. Al respecto Huertas (2006:127)afirma que “los sujetos orientados hacia metas
de aprendizaje se plantean unas metas relacionadas con la búsqueda de conocimientos,
con adquirir o perfeccionar habilidades”.Significa, entonces, que un estudiante cuando se
interesa por aprender, busca tener mayores conocimientos que ayuden a ser productivo y
alcanzar mejor calidad de vida.
Estilo de calidad versus actitud del profesor universitario
En cuanto a la forma más adecuada para que un profesor enseñe, indicaron que debe
ser competente, que demuestre seguridad en lo que dice, dominio del contenido. Además
poseer actitudes congruentes y pertinentes que hagan el conocimiento más importante.
Para ello debe tener cualidades como: dinámico, creativo empático, respetuoso, responsable.
Por otro lado, disponer de técnicas innovadoras y estrategias adecuadas, como herramien-
tas audiovisuales, dramatizaciones, conversatorios, exposiciones, debates, entre otros, que
hagan la clase más interesante y participativa. Estas apreciaciones indican que un docente
es clave dentro del proceso educativo y será responsable de establecer las formas más
acordes e idóneas para que se logre un aprendizaje de calidad y significativo. Un profesor
debe desarrollar actividades mediadoras entre el conocimiento que se imparte y el proceso
de aprender del estudiante.
Con referencia a las actividades del profesor que motivan a aprender un contenido,
señalaron que estas deben ser dinámicas, creativas, con técnicas adecuadas a fin de ha-
cerlo más fácil de comprender y que despierten el interés. En este aspecto hicieron alusión
a las estrategias didácticas como procedimientos fundamentales para lograr un aprendizaje
porque tienen una intencionalidad motivacional. Ante estas evidencias, Díaz y Hernández
(2003:70), señalan que las estrategias didácticas son los procedimientos que el profesor
utiliza de forma reflexiva y flexible para promover el logro de los aprendizajes significativos
en los alumnos. Asimismo las definen como los medios o recursos para prestar ayuda pe-
dagógica a los estudiantes.
En lo que respecta a la actitud del profesor, hubo indicadores referidos a la vocación,
dedicación y el compromiso, estimando que son indispensables para motivar el aprendizaje;
precisando además, que al impartir una clase debe tener experiencia, conocimiento, dominio
de la temática, seguridad en lo que dice. Del mismo modo expresaron que un docente debe
poseer valores éticos, ser respetuoso, responsables y dar buen trato a los estudiantes

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 197-213

206
Cleidy La Rosa
porque ellos son ejemplos.
A propósito de lo expresado y como una forma de hacer comprensible el término actitud
en este contexto, es importante reseñar que la Real Academia de la Lengua Española
(2003), la refiere como una disposición de ánimo que se manifiesta de algún modo,
pudiendo ser benévola, humanitaria, conciliadora, pero también puede ser pacifica o ame-
nazadora. De manera que es un estado anímico, derivado de un proceso cognitivo, afectivo
y conductual.
Ante estas evidencias, se infiere entonces que la actitud del profesor juega un papel
determinante en la calidad del contenido que facilita porque influye de forma positiva (hu-
manitaria, generosa, conciliadora) o negativa (amenazante, provocadora, inquietante) en los
elementos del aprendizaje que se recibe, predisponiendo de algún modo, a ser significativo
o no.
Con el objeto de ampliar lo señalado, es oportuno destacar a Campanario, (2002) en
Polanco (2005:07) porque revela que “Motivar supone predisponer al estudiante a participar
activamente en los trabajos en el aula. El propósito de la motivación consiste en despertar el
interés y dirigir los esfuerzos para alcanzar metas definidas”. Y en ese sentido, el profesor
juega un papel importante como facilitador del proceso de enseñanza y aprendizaje, es pro-
motor y motivador de las actividades y modelo a seguir. Para sus estudiantes, es un líder,
por lo que la vocación, el compromiso y una actitud motivadora son signos del buen
ejemplo que debe dar.
Tomando como base la actitud de un profesor con liderazgo, Gardner (1998:56) explica
que un líder, es quien apoya a trazar proyectos y los motiva para cumplirlos a fin de que
logren llegar a las metas a pesar de las circunstancias adversas que se pudieran presen-
tar, instándolos a incorporar los mejores esfuerzos.
Inhibidores motivacionales para aprender
En el aspecto relacionado con actitudes y actividades que desmotivan a aprender un
contenido, expresaron que las actividades con contenidos teóricos extensos, perdidas de
clase, la falta de dinamismo hacen las clases tediosas y no incentivan al estudiante. En lo
referido a las actitudes del profesor, declararon que la irresponsabilidad a no acudir a dar
clase, las improvisaciones y poco domino de una temática afecta el interés para aprender.
Aunado a esto, las actitudes inapropiadas de mal carácter, despotismo, gritos, arrogancias,
malos tratos, apatía acompañado con clases monótonas, repetitivas hacen que se pierda el
interés para aprender. La actitud inadecuada de un profesor es un elemento perturbador y
amenazador en la formación de un estudiante.
Desde este premisa, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999),
Artículo 104 y en la Ley Orgánica de Educación, (2000) Capítulo II, Articulo 84, referido al
el ejercicio de la docencia, explícitamente señala que “estará a cargo de personas de reco-
nocida moralidad y comprobada idoneidad académica”. Lo que significa que la persona
que cumpla funciones en la docencia, además de poseer conocimientos en el área que su
desempeño, también posee pedagogía para trasmitirlo y lograr en los estudiantes aprendi-
zaje significativo que contribuya a formarlo como seres humanos.
En definitiva, la praxis del profesor no tiene límite, va más allá de poner un conocimiento
a disposición para que otro aprenda. Es una habilidad compleja que no solamente requiere
para su desempeño saber contemplar el fenómeno educativo, conocer y dominar una disci-
plina, sino que además, necesita poseer cualidades específicas y rasgos muy personales
que le permitan trasmitir un verdadero aprendizaje significativo. Desde esta consideración,
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.197-213

207
Perspectiva de la motivación en estudiantes universitarios para el logro de metas académica
un docente universitario ha de ser capaz de promover procesos de aprendizajes, conocer la
temática que aborda, organizar y planificar las clases con estrategias didácticas pertinentes
como debates, foro que despierten el interés a través de la formulación de preguntas gene-
radoras, promuevan la discusión del conocimiento y direcciones otros.
En ese sentido se busca tener dentro de un salón de clase, a un profesor que fomente
la actitud crítica del estudiante antes las realidades y transformaciones de su contexto, los
impulse al análisis y auto reflexión de su propia praxis. Para ello se piensa en un profesional
facilitador, investigador, conocedor de las distintas corrientes de aprendizajes y las tenden-
cias más actuales cónsonas con los escenarios y las circunstancias donde se desenvuelve,
generando verdaderos aprendizajes interesantes y significativos.
Con respecto a sentirse motivado (a) académicamente, las respuestas estuvieron dividi-
das. En lo positivo argumentan que a pesar de los “inconvenientes” si se sienten motivados
porque les gusta la carrera escogida, desean culminarla, graduarse y lograr su meta, ade-
más en la facultad existen muy buenos profesores calificados que son ejemplo. No obstante,
también señalaron que sus necesidades como estudiantes no son atendidas, existe tensión
y expectativa en el ambiente, la falta de transporte e seguridad no contribuyen a culminar el
semestre con éxito pues se les dificulta cumplir con el horario y las actividades asignadas.
Se reconocen como seres vulnerables y dentro de su condición como personas presentan
problemas personales, familiares que los afectan de tal manera, haciéndoles perder el
interés y la motivación, por lo que se ven en la necesidad de retrasar el semestre o es
caso extremo, abandonar los estudios.
Más sin embargo creen, que deben continuar enfocándose en aquello que los llevó a
ingresar a la universidad, sostienen que estar estudiando es una manera de poder alcanzar
un sueño, lograr ejercer una profesión reconocida y por ende, tener mejores condiciones
de vida para su bienestar. Para tal efecto, convienen realizar más esfuerzos, resistiéndose
ante las circunstancias que no favorecen su propósito, trabajar la perseverancia, dedicarse
con mayor entusiasmo e intensidad para no perder la atención en lo que les interesa; solo
así podrán alcanzar la meta.
Con respecto a considerar el ambiente universitario un incentivador para la carrera,
como aspectos positivo, los estudiantes estimaron por un lado, que la universidad cuenta con
un estándar de profesionales reconocidos por su trayectoria de calidad y excelencia de su
conocimiento, valoran el compromiso y desempeño para el desarrollo de competencia en
los estudiantes.
Por otro lado, en cuanto a los beneficios de los servicios que ofrece mencionan el co-
medor, transporte, atención médica, becas y demás estímulos por parte de la dirección de
desarrollo estudiantil. Sin embargo, a pesar de esto, afirman que existen razones de peso
que desaniman como la falta de seguridad y vigilancia, así como la calidad del servicio que
prestan los transportistas, el incumplimiento y respeto de los horarios, entre otros. Estos
elementos no favorecen la motivación cuando se trata de preservar su integridad física-
personal y emocional.
Haciendo mención a la inseguridad, refieren sentirse con temor y angustia ante los
constantes hechos delictivos presenciados (robos, agresiones, asaltos a las aulas de clase);
situaciones que los hacen estar y sentirse en peligro ante la ausencia de un organismo de
vigilancia eficaz. De igual manera, señalaron que la ausencia del alumbrado público en las
paradas del trasporte y su alrededores, deficiencia en el servicio de transporte (rutas que no
salen o llegan a cumplir el servicio) los inducen a abandonar las clases, porque luego no
tienen como trasladarse a sus hogares, específicamente en el horario de la noche. Finalmen-
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 197-213

208
Cleidy La Rosa
te concluyen que existen algunos profesores pocos motivados para impartir un conocimiento,
incumplen el horario de clase llegando tarde o simplemente no asisten.
Reflexiones
A propósito del tópico sobre la importancia de la motivación, luego del camino transitado
y las ideas hiladas, se precisa que existen tipos de motivaciones: la interna (intrínseca) y
la externa (extrínseca) y que los seres humanos, de una u otra manera se encuentran
motivadas, siempre va a depender de los estímulos que perciba, sean estos positivos o
negativos. Así pues, se observan varios rostros entorno a la motivación, donde cada cual
mostrará su mejor expresión. Por lo tanto la motivación es dinámica, fluctuante y cambiante.
Un estudiante interesado en lograr un aprendizaje con iniciativa propia, se muestra emocio-
nado, curioso, dispuesto; he allí el rostro de la motivación interna, positiva.
Así pues, acerca de la importancia que tiene la motivación para el logro de metas aca-
démicas, tema central del presente ensayo, es válido destacar que la motivación, a través
de la historia de la humanidad ha sido tema de estudio, con diversas argumentaciones en
innumerables escenarios académicos con el propósito de explicar de algún modo, qué es
aquello que incita a una persona actuar, que los motiva o impulsa ante la vida. Las distintas
fuentes teóricas revelaron que la motivación es un proceso complejo, trascendental como
la existencia misma porque concurren factores como: necesidades, motivaciones, valores,
expectativas, ambiciones, deseos que la generan e influyen para el logro de un propósito.
En lo que respecta a la expectativa que tiene el estudiante universitario para el logro de
metas académicas, razón de esta reflexión, es válido destacar que ellos, avizoran en el
panorama motivacional, elementos decisivos y categóricos al momento de hacer proyectos
para el futuro profesional. Por un lado consideran importante el compromiso rector de la
educación universitaria, donde garantice una formación académica que revista calidad y
los prepare para el desempeño profesional, viendo así, esa oportunidad y posibilidad de
adquirir un conocimiento.
En referencia al desempeño del profesor, reconocen que es uno de los elementos impor-
tantes que los motiva a plantearse metas académicas, su efectividad y compromiso juega
un papel importante en este transitar. Su implicación supone una cuota de participación en
su motivación En ese sentido, es necesario contar con un facilitador que ponga a su dispo-
sición un contenido, capaz de poderlo transformar en conocimiento útil y práctico, con un
perfil favorable consonó con la función y el rol que desempeña, con actitudes y estrategias
innovadoras que incentiven el desarrollo del ser, saber, hacer y convivir aportando valor
agregado a su formación. Bajo estas consideraciones el estudiante mantendrá expectativas
positivas hacia la adquisición de un nuevo conocimiento, dispuesto a aprender y hacerlo
útil y beneficioso para su vida.
Partiendo de estos constructos, se percibe la relevancia que tiene la actitud de un profesor
en el acto educativo. En efecto, mientras más atractiva y motivada sea una clase, mayor
será el interés que ponga el estudiante para adquirir el nuevo conocimiento. En síntesis, un
aprendizaje significativo requieren de un impulso motivacional que coadyuve a proporcio-
nar relevancia a un contenido, a una clase y facilite actitudes favorables para hacerlo,
además de interesante, asegure obtener un conocimiento útil. Esta promoción ofrece el
desarrollo de competencias adecuadas para su formación personal, social y profesional. Y en
ellos involucran la actitud del docente, su perfil y competencia.
En cuanto a la motivación al logro, el estudiante la concibe como un pensamiento asocia-
do a su planificación, y para cumplirla requiere perseverancia, esfuerzos, dedicación, flexibi-

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.197-213

209
Perspectiva de la motivación en estudiantes universitarios para el logro de metas académica
lidad y comprensión que lo impulsen a obtener un grado académico para proyectarse hacia
el futuro profesional. Alcanzarlas, entonces dependerán en su mayoría de la suma de sus
fortalezas interna y de las oportunidades que ofrezca el entorno. Desde esta perspectiva,
la universidad es un punto de partida para su desarrollo personal- social. Sus beneficios
redundan en más oportunidades y calidad de vida para quienes logran culminar una ca-
rrea. Esto significa que ante las expectativas que pudiera generar esta etapa en su vida, es
importante que el estudiante persevere en la conclusión de lo previsto, es decir, en las metas
propuestas. De igual manera, es necesaria una actitud positiva, motivadora y pertinente por
parte del profesor, que incentive al estudiante a lograr sus planes.
Lo dicho hasta aquí supone, He aquí el plano emocional implícito en la motivación a través
del deseo manifiesto para su autorrealización y la importancia relativa que juegan en un
conjunto integrador las instituciones y su ambiente propicio, adecuado que brinden se-
guridad, bienestar para la obtención de un conocimiento; que las cualidades personales y
profesionales de un docente facilitador, sus actitudes y didácticas innovadoras que generen
en el estudiante un incentivo al momento de adquirir un aprendizaje.
Al respecto, Deci y Ryan (citados por Vera, 2011),a través de la Teoría de la Autodeter-
minación plantean que las conductas humanas pueden ser más o menos autodeterminadas
en función del tipo de motivación que las sustenta intrínseca o extrínseca, es decir, cuando
se reconoce la importancia y el beneficio que aporta. Siguiendo a este autor, se discurre,
que el logro de una meta dependerá del interés que el estudiante tenga y el motivo que lo
induce a alcanzarla. De este modo cuando la recompensa extrínseca se asocia a una tarea
que tiene poco interés para la persona, no se produce el efecto deseado sobre la motivación,
pero si la tarea es significativa, la recompensa extrínseca influye de manera positiva sobre
la motivación intrínseca. También explica que en todos los seres humanos existen tres
necesidades psicológicas innatas (no aprendidas) necesarias para sentir bienestar y estados
armónicos.
Ahora bien, en cuanto a los factores desmotivadores se establecieron que los aspectos
inherentes a la actitud, el perfil y las estrategias del profesor, generan baja expectativas
para su aprendizaje e inhiben o bloquean el interés. De igual manera, se precisaron
elementos relacionados con la necesidad de seguridad y protección ante los hechos
violentos que se suscitan dentro y fuera del recinto institucional, exponiéndolos al peligro,
inclusive a perder la vida, causando temor. Cabe señalar también, la ineficacia del servicio
de transporte, afecta su calidad de aprendizaje y rendimiento que los induce a la perdida
de clase y de semestre. Siendo oportuno, en este sentido, redimensionar las condiciones
adecuadas para que el estudiante finalmente pueda cumplir con los propósitos establecidos
tal como lo exhiben las leyes.

Dentro del conjunto de evidencias señaladas es oportuno destacar que el estudiante al


ingresar a la Universidad, no solo asume el compromiso de estudiar en la Escuela de
Educación, sino que también está definiendo su futuro profesional en un ámbito específico,
como es la educación dentro de su campo laboral y esto a su vez, le muestra dos vér-
tices hacia su futuro.
Por un lado está, que una vez culminada la carrera va tras la búsqueda de beneficios
para satisfacer necesidades, de enaltecer su vida con mejores oportunidades que brinden
calidad; y por el otro, comprender que también será un formador de formadores y le co-
rresponderá en su momento ser un factor motivador y colaborar para que otros logren sus
metas. Por lo que, a través de su formación universitaria desarrollará procesos cognitivos,
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 197-213

210
Cleidy La Rosa
que ofrecen habilidades, capacidades, competencias que luego, como todo ciudadano lo
pondrá al servicio de una comunidad, enalteciendo así a la patria y darle el lugar de honor
a la sociedad que todos anhelamos.
Dentro de este conjunto de significados, es válido destacar que la motivación funciona
como un soporte psicológico, impulsa hacia el deseo, la persistencia, permite que la
persona se sienta dispuesta para cumplir lo previsto, la conduce al bienestar . Desde allí
se reconoce la importancia que tiene la motivación para que el estudiante universitario de
la FaCE. UC logren sus metas académicas. Por consiguiente se hace necesario fortalecer
y redimensionar los factores motivadores, a fin de procurar mayor oportunidad para el logro
de proyectos académicos, pero también se requiere dar una mirada más profunda a aquellos
elementos desmotivadores para hacerlos más pertinentes y eficaces y ponerlo a disposición
del estudiante.
Sócrates,(469-399 a.C.) inspirado en la importancia y el valor que encierra la motivación
devela que esta nace en el alma y la mente, la considera una sensación guiada por un
deseo, capaz de hacer cumplir una voluntad. La base del conocimiento, son los sentidos
“Solo el Conocimiento que llega desde adentro, es el Verdadero Conocimiento” Allí radica la
incitación, el motivo para buscar lo que se desea alcanzar.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.197-213

211
Perspectiva de la motivación en estudiantes universitarios para el logro de metas académica
REFERENCIAS

Arias, F. (2006). El proyecto de la investigación: introducción a la metodología científica.5ta


edición Caracas –Venezuela:Epíteme.
Barbera, E. (1997) Marco Conceptual e investigación de la Motivación Humana. Revista
Electrónica de Motivación y Emoción. REME. Volumen 2 (1). Recuperado el 5-02 2015
en reme.uji.es/artículos/abarbe127211298/texto.htm.
Jung, C. (1936). Teoría de la personalidad. Recuperado el 01-02-2015 de http://www.psicolo-
gia-online.com/ebooks/personalidad/jung.htm.
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. (1999).Gaceta oficial de la República
de Venezuela.Nº36.860. Deposito oficial Caracas-Venezuela.
Delors, J. (1996) La educación encierra un tesoro. Informe a la Unesco. Recuperado el
18-Enero- 2015 de www.unesco.org/education/pdf/DELORS_S.PD.
Descarte, R. La motivación a lo largo de la historia. Recuperado 28 de enero 2015 en:www.
adrformacion.com/cursos/motiva/leccion1/tutorial4.html.
Díaz, F y Hernández G. (2003). Docentes del siglo XXI.Colombia: McGraw-Hill.
Diccionario de la lengua española. (2003) Vigésima segunda edición © Real Academia Espa-
ñola, © Espasa Calpe, S.A., 2003   Edición electrónica   Versión 1.0
Dorta, C. González, I. (2003) La motivación en el nivel obrero-gerencial de la Fabrica Tropica-
na, según la Teoría de Expectativas (Poter-Lawler). Trabajo de pregrado. Universidad
Católica Andrés Bello. Recuperado el 16-07-2015 en www.digento.de/pdf/101306z01.
pdf
Gardner, H. (1998) Mentes Lideres. Una anatomía del liderazgo. Editorial Paidos. Iberia.
Barcelona-España
Hellriegel, D. (1999). “Gestión de Ohio” Sur-Western College Publishing. Recuperado e l4-
Febrero 20 en: www.swlearning.com/.../hellriegel/CH14V4.ppt
Huertas, J. A. (2006).Motivación: querer aprender – 2ª ed. 1ª reimpresión. – Buenos Aires:
Aique Grupo Editor.
Méndez, B (2009).Modelo de Expectativa del Dr. Víctor Vroom. Mensaje de un blog.Recupera-
doen: rogermendezbenavides.blogspot.com/.../modelo-de-expectativas-del-dr-
Ministerio de Educación, (1996) Resolución N° 1°.Políticas para la Formación Docente. Ca-
racas: Autor.
Mc Clelland, D. (1992). Motivación y personalidad manual y análisis de contenido temático:
Inc Smith motivación y personalidad. New York: Cambridge University Press.
_____________ (1989) Motivación Humana. Madrid:NARCEA EDICIONES. S.A.
Murray, H. (1997) Test de Aperción Temátic. Recuperado Enero, 02-201 en www.mono-
grafias.com › Filosofía.
Polanco, A. (2005).La Motivación En Los Estudiantes Universitarios. Revista Electrónica “Ac-
tualidades Investigativas en Educación” Volumen 5(2). 5-11

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917. 197-213

212
Cleidy La Rosa
Reglamento General de la Ley Orgánica de Educación. (1999) Decreto N° 313 Gaceta Ofi-
cial N° 36.787 (Reforma) del 16/11/1999 Caracas Venezuela.
UNESCO. (1998) Conferencia. Declaración Mundial sobre la Educación Superior. Asamblea
general. 9 de Octubre1998.Recuperado el 18 de julio 2015, en www.unesco.org/
education/educprog/wche/declaration_spa.htm
Vera, J. (2011) Semblanza. Edward L. Deci: Un pionero de la motivación humana. Revista
internacional d Ciencias del Deporte, Volumen 7(7), 335-336

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.197-213

213
INDICE ACUMULADO
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN

I.- INVESTIGACIÓN
Angulo, Nerkis y Acuña, Iraima. Actitud de los estudiantes de la asignatura Anatomía Hu-
mana, en relación a un cambio en la estrategia de enseñanza. Año 4 / Vol. 2 / Nº 24,
Julio-Diciembre 2004, pp. 11-27.
Acosta, Morella; Areba Ana. Relación entre la comprensión del texto escrito y los estilos de
aprendizaje en la Educación Superior. Año 2008 / Vol. 1/ Nº 32 / Julio-Diciembre, pp.
34-54.
Acosta, Morella y Areba Ana. Relación comunicativa entre el currículo y el docente de edu-
cación superior. Vol. 19 / Nº 34 / Julio - Diciembre 2009, pp. 15-48.
Acuña, Iraima y Acuña Pérez Iraima. La papiroflexia como herramienta útil para el aprendi-
zaje en niños: a propósito de una experiencia. Vol. 19 /Nº 33 / Enero - Junio 2009,
pp. 66-89.
Adoumieh, Nour. La coescritura en línea: Una experiencia con proyectos de Investigación.
Año 2010 / Nº 35 / Enero-Junio 2010, pp. 63-82.
Alfonso, Lino Rada. Competencias esenciales en los estudiantes del sexto año de medicina.
Vol. 19 / Nº 33 / Enero-Junio 2009, pp. 37-65.
Arpaia, Ana y Oviedo, Ana. Factores que influyen en la escogencia de Agrupaciones Cora-
les y Orquestales en los integrantes del Coro Sinfónico Juvenil y Orquesta Sinfónica
Juvenil de Carabobo. Valencia – Estado Carabobo. Vol. 24/Nº43/Enero-Junio 2014,
p.p. 44-60.
Barbera, Gerardo. Participación - Acción y Filosofía. Año 3 / Nº 21 / 2003,pp. 217-242.
Bayona, Fabiola y Rodríguez, Iliana. Dimensiones del aprendizaje situado y su vinculación
con los recursos cognitivos evidenciados en la resolución de problemas matemáticos.
Vol. 24/Nº43/Enero-Junio 2014, p.p. 61-73.
Bravo, Kelly. Conectividad en la educación Universitaria. Un Episteme en el Aprendizaje de
la Física Año 15 / Vol. 25 / Nº 46, Julio-diciembre 2015, pp. 38-48.
Camacho A. Carlos R. Rasgos frecuentes del liderazgo transformador en Docentes de la
Unidad Educativa Señor de la Buena Esperanza. Dependiente de las obras sociales.
Granjas infantiles de Mérida. Año 1/ Nº 18 / 2001, pp. 71-85.
Campos Olvett. Inserción de los estudiantes de los programas de postgrado en educación en
los procesos de labor social de la Universidad de Carabobo. Año 2008 / Vol. 1 / Nº 32
/ Julio-Diciembre, pp. 55-81.
Caricote, Esther. La participación del Adolescente en Etapa Media sobre la Promoción de su
Salud Sexual. Año 2006 / Vol. 1 / Nº 27 / Enero-Junio, pp. 47-62.
Castillo, T. Adopción de la modalidad a distancia para la carrera de Educación, Mención Téc-
nica Industrial, UDO-ANZOATEGUI. Vol. 20 /Nº 36 / Julio-Diciembre 2010, pp. 87-110.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

214
Castillo, Jorge. Aproximación fenomenológica hermenéutica de los intervalos musica-
les hacia el desarrollo de la audición interna. Vol. 24/Nº44/Julio- Diciembre 2014, p.p.
32-42.
Castro, A. Romero J. La gerencia proactiva, una perspectiva de calidad para la función direc-
tiva en la Escuela Básica. Vol. 21 / Nº 37 / Enero-Junio 2011, pp. 183-201.
Camacho, Iris; Medina, Rossana. Competencias investigativas del licenciado en administra-
ción. Vol. 22 / Nº 39 / Enero-Junio 2012, pp. 89-106.
Cerisola P., Milagros. La asignatura de Práctica Profesional IV como estrategia para la in-
teracción entre la cátedra de Practica Profesional de la Escuela de Educación de la
FACE y el Inst. de Cultura Hispánica de Carabobo. Año 2 / Nº 19 / 2002, pp. 137-159.
Cerisola P., Milagros. Evaluación de los niveles de satisfacción del estudiante-docente con el
componente de Práctica Profesional de la Escuela de Educación de la FACE Año 3 /
Nº 21 / 2003, pp. 11-30.
Cerisola P., Milagros. Nivel de satisfacción del profesor de Práctica Profesional con el com-
ponente de Práctica Profesional de la Licenciatura en Educación de la Universidad de
Carabobo. Año 4 / Vol. 1 / Nº 23 / Enero-Junio 2004, pp. 81-100.
Cerisola P., Milagros. El Diseño Instruccional en la Fase Pedagógica de la Práctica Profesio-
nal. Año 5 / Vol. 2 / Nº 26 / Julio-Diciembre 2005, pp. 69-81.
Corujo, Manuela. Influencia del curso de inducción en la prosecución y deserción estudiantil.
Análisis de dos cohortes según la participación en el curso y la modalidad de ingreso.
Escuela de Medicina. Año 5 / Vol. 2/ Nº 26 / Julio-Diciembre 2005, pp. 31-42.
Corral, Yadira; Fuentes, Zoraida y Maldonado Carmen. Contexto Socioeducativo y Actitud
frente a las Ciencias Naturales en Estudiantes de la Etr. Simón Bolívar. Año 2007 /
Vol. 1 / Nº 29 / Enero-Junio 2007,pp. 57-79.
Coccione, S. Evaluación de la usabilidad de las interfaces de la comunidad virtual. Investiga-
ción en bionálisis. Vol. 22 / Nº 39 / Enero-Junio 2012,pp. 70-88.
Chirinos, José. Tecnologías comunicacionales y su impacto en la enseñanza de las ciencias
sociales en estudiantes de educación media general. Vol. 23 /Nº42/ Julio-Diciembre
2013, p.p. 29-49.
Chirinos, A. Ramírez, O. Villegas, Z. Estrategia didáctica para el aprendizaje del contenido
estadística descriptiva. En el primer año del L.B. “Luisa Cáceres de Arismendi” ubicado
en el municipio Miguel Peña, Valencia estado Carabobo. Vol. 22 / Nº 39 / Enero-Junio
2012, pp. 15-37.
Chourio, Natalia. El dossier como tipo de texto. Vol. 19 / Nº 34 / Julio-Diciembre 2009, pp.
81-105.
Delgado, Aura. ¿Pertinencia Social de la Oferta Investigativa, Trabajos de Grado y Líneas de
Investigación en la Escuela de Administración Comercial y Contaduría Pública de la
Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad de Carabobo, Campus
Bárbula. Año 2007/ Vol. 1 / Nº 29 / Enero-Junio 2007, pp. 99-121.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

215
Delgado, Desirée y Herrera, Mirella. Aplicación de la técnica didáctica “casos de estu-
dio” en la asignatura evaluación del desempeño de sistemas computacionales para la
Licenciatura en Computación de la Facultad de Ciencias y Tecnología de la Universi-
dad de Carabobo. Año 4 / Vol. 1/ Nº 23 / Enero-Junio 2004, pp. 141-159.
Dugarte, Ada. Situación, imagen y comunicación didáctica, una aproximación funcional. Año
5 / Vol. 2 / Nº 26 / Julio-Diciembre 2005, pp. 83-101.
Dugarte de Villegas, Ada y Guanipa, Luis Las TIC medios didácticos en Educación Superior.
Vol. 19 / Nº 34 / Julio-Diciembre 2009, pp. 106-125
Ferreira de B, María y Mayorga Liliana. Propuesta para la Evaluación de los libros de Mate-
mática de todos los niveles educativos. Año 2010/ Nº35 / Enero-Junio 2010, pp. 15-28.
Fernández, Milena y Flores, Macri. Creatividad y valores. Vol. 22 / Nº 39 /Enero-Junio 2012,
pp. 124-137.
Flores, Mitzy. Principales Estrategias de Inserción Comunitaria empleadas por los Estudian-
tes de Educación Inicial de la Universidad de Carabobo. Vol. 1/N°29 / Enero-Junio
2007, pp 122-138
Giménez, Emir, Guevara. Lilian y Valencia Mónica. Evaluación de los alcances del Programa
Regional de Información y Orientación Vocacional PRIOV. Año 2010 / Nº 35 / Enero-
Junio 2010, pp. 29-43.
González, L. Hacia la búsqueda de la unidad dentro de la diversidad. Integración escuela
comunidad a través de la participación ciudadana. Vol. 21 / Nº 37 / Enero-Junio 2011,
pp. 202-223.
González, Iris, Chacón, Omaira. El Desempeño del Docente Venezolano como Planificador,
Facilitador y Evaluador. Año 15 / Vol. 25 / Nº 45, Enero-Junio 2015 , pp. 200-209.
González M., María Cristina. La salud como derecho. Repercusiones en la conformación
de una nueva cultura de la vida. Representaciones Sociales. Año 5 / Vol. 1 / Nº 25.
Enero-Junio 2005, pp. 9-32.
González, Yole y Guanipa, Luis. Las Cooperativas como alternativa para satisfacer el desa-
rrollo social del estado Carabobo. Vol. 22 / Nº 40 / Julio- Diciembre 2012, pp. 92-110.
Goncalves Tavares, R. ¿Por qué los Estudiantes no logran un Nivel de Razonamiento en la
Geometría? Año 2006 / Vol. 1 / Nº 27 / Enero-Junio, pp. 83-98.
Guanipa María y Mogollón, Eddy. Estilos de Aprendizaje y Estrategias Cognitivas en Estu-
diantes de Ingeniería. Año 2006 / Vol. 1 / Nº 27 /Enero-Junio, pp. 11-27.
Guanipa María y Pérez Janne. Formación Permanente del Docente en el Marco de las
Tecnologías de la Información y la Comunicación. Año 2007 / Vol. 1 / Nº 30 / Julio-
Diciembre, pp. 35-53.
Guerrero, Alexis, Coronel, Elvana y Rodríguez, María. Diseño instruccional aplicado a un
material educativo computarizado. Vol. 24/Nº44/Julio- Diciembre 2014, p.p. 43-62.
Guevara, E.. Estado del Ambiente y Contaminación Ambiental. Año 3 / Nº 21 / 2003, pp.
51-70.
Guevara P., E. Cambio Climático y Energía. Año 4 / Vol. 1 / Nº 23 / Enero-Junio 2004, pp.
61-79.
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

216
Hernández, N. Rodríguez I. Impacto de las actividades físicas recreativas en la calidad de
vida del adulto mayor. Vol. 21 / Nº 37 / Enero-Junio 2011, pp. 171-182.
Hernández, Luis Alonso. Acción Comunicativa, Gobiernos Electrónicos e Infociudadania en
Latinoamérica. Año 15 / Vol. 25 / Nº 45, Enero-Junio 2015, pp. 187-173.
Hidalgo, Heddy. Estructuras Gramaticales de Adquisición Tardía en Castellano y Desarrollo
cognoscitivo. Año 6 / Vol. 2 / N º 28/ Julio-Diciembre 2006, pp. 67-86.
Illas, Aura Mayela. Evaluación con Mapas Conceptuales para el Abordaje en el Recién Naci-
do con Factores de Alto Riesgo. Año 2007 / Vol. 1 / Nº30 / Julio-Diciembre, pp. 54-71.
Illas, Wilfredo. Educación de adultos en Venezuela: Ámbito reflexivo para pensar la forma-
ción académica del educador de adultos. Vol. 21 / Nº 38 / Julio-Diciembre 2011, pp.
102-131.
Kuder, H. Izzeddin, R. Estrategias didácticas para el aprendizaje de la unidad de matrices en
el segundo año de ciencia de la Unidad Educativa Teresa Carreño. Vol. 20 / Nº 36 /
Julio-Diciembre 2010, pp. 71-86.
La Madriz, Jenny. Una aproximación didáctica al Estudio del saber enseñado en el Acto
Didáctico, Segunda etapa educación Básica. Año 6 / Vol. 2 /Nº 28/ Julio-Diciembre.
2006, pp. 25-42.
Lessire, Omaira Yudith. Caracterización de la identidad de los y las adolescentes en zonas
rurales del Estado Carabobo. Año 4 / Vol. 2 / Nº24 / Julio-Diciembre 2004, pp. 29-44.
Lizardo, Lesvia y Escobar, Saúl. Holos Gerenciales en el Hecho docente: Episteme y Deonto-
logía. Arte Poético de la Educación Venezolana. Año 15 / Vol. 25 / Nº 45, Enero-
Junio 2015, pp. 187-199.
Marisela, Giraldo de López. Evaluación del trabajo académico. El caso de la Universidad de
Carabobo.Vol. 19 / Nº 34 / Julio-Diciembre 2009, pp. 63-80.
Maldonado, Lusyur; Pineda Francis; Suarez Rivas Ronald. Tutorial Web para el contenido
«Campo eléctrico» de un curso de Física. Vol. 19 / Nº34 / Julio-Diciembre 2009, pp.
49-62.
Marcano, Arelis. Acuerdo semántico en la comunicación, aplicado al proceso de enseñanza
y aprendizaje en la mención Educación Comercial de la Facultad de Ciencias de la
Educación, de la Universidad de Carabobo. Año 1 / Nº 17 / 2001, pp. 201-242.
Márquez, Luz Marina. Democracia y Educación, una mirada desde el discurso teórico. Año 5
/ Vol. 2 / Nº 26 / Julio-Diciembre 2005, pp. 43-67.
Macías, Max y Talavera Marlene. Creación del Consejo de Extensión como órgano Coordina-
dor de la Actividad de Extensión y Servicios a la Comunidad de la Facultad de Ciencias
de la Educación. Año 2007 / Vol.1 / Nº 29 / Enero-Junio 2007, pp. 80-98.
Medina, Elsy. Material interactivo para enseñar la metáfora como recurso literario. Año 4 /
Vol. 1 / Nº 23 / Enero-Junio 2004, pp. 101-122.
Mendoza de Ferrer, Ermelinda. Vivas, Arelis. Cambios en la Microcultura del Aula. Una vía
para la construcción del Capital Social. Año 6 / Vol. 2/ Nº 28 / Julio-Diciembre 2006,
pp. 43-66.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

217
Mejías, Teresa. Comprensión de textos escritos en el nivel universitario. Año 5 / Vol. 2 / Nº
26 / Julio-Diciembre 2005, pp. 11-30.
Mejías, Teresa. La Investigación en la Facultad de Ciencias de la Educación desde la pers-
pectiva estudiantil en dos momentos Históricos - Sociales. Vol. 19 / Nº 33 / Enero-Junio
2009, pp. 99-118.
Mogollón, Amada. Modelo para la supervisión educativa. Año 4 / Vol. 1 / Nº23 / Enero-Junio
2004, pp. 29-46.
Mogollón, Eddy y Soto Mayela. Diseño y aplicación de una estrategia de resolución de pro-
blemas en la enseñanza de la mecánica newtoniana. Año 2010/ Nº 35 / Enero-Junio
2010, pp. 44-62.
Molina, Nancy. Las consonantes líquidas pos nucleares en el aula cotidiana de la ciudad de
Maracay. Año 2010 / Nº 36 / Julio-Diciembre 2010, pp.15-33.
Molina, Nancy. La sibilante como marca de plural en el habla cotidiana de la ciudad de Ma-
racay. Vol. 23/ Nº41/Enero-Junio 2013, p.p 46-56.
Molinares, Elizabeth. Programa de orientación para fortalecer la relación de pareja. Año 4 /
Nº 24 / Julio-Diciembre 2004, pp. 45-68.
Moreno, José Santiago. Sistema Educativo y Pobreza. Año 2007 / Vol. 1 /Nº 29 / Enero-Junio
2007, pp. 11-30.
Morillo, Felipe y Zambrano, Carlos. Formación epistemológica de los docentes de los liceos
bolivarianos. Vol. 21 / Nº 38 / Julio-Diciembre 2011, pp. 65-82.
Morillo, Felipe y Zambrano, Carlos. Dominio epistemológico docente sobre ciencias na-
turales: un estudio en la Facultad de Ciencias de la Educación en la Universidad de
Carabobo. Vol. 22 / Nº 40 / Julio- Diciembre 2012, pp. 38-55.
Navas, Carmen y Villegas, Hyxia. Espiritualidad y Salud. Año 2006 / Vol. 1/ Nº 27 / Enero-
Junio, pp. 29-45.
Osío, Zulay. Competencias investigativas: Una mirada desde la complejidad en educación
universitaria. Vol. 23/Nº42/Julio-Diciembre 2013, p.p. 50-68.
Páez, Haydée. La vinculación Universidad-Niveles Educativos Precedentes: una alternativa
para la admisión estudiantil a la educación superior, caso Universidad de Carabobo.
Año 1 / Nº 17 / 2001, pp. 91-112.
Palacios, María. Construcción del Conocimiento Matemático desde el hacer práctico. Vol. 23/
Nº41/Enero-Junio 2013, p.p. 27-45.
Páez, Haydée. Los programas de postgrado de la Facultad de Ciencias de la Educación:
presencia y proyección Ucista ante la comunidad profesional venezolana. Año 1 / Nº
18 / 2001, pp. 111-128.
Páez Haydée y Ramos C., María Guadalupe. Evaluación de las competencias profesionales
del docente de la maestría en desarrollo curricular de la Universidad de Carabobo:
opinión de los estudiantes. Año 2 / Nº 19 /2002, pp. 41-61.
Páez Haydée. Educación de Postgrado en línea en la Universidad de Carabobo. Año 2006 /
Vol. 2 / Nº 28 / Julio-Diciembre 2006, pp. 11-24.
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

218
Palencia de Montañés, Aleida y Talavera de Vallejo, Rosa. Estrategias innovadoras para la
comprensión del lenguaje matemático. Año 4 / Vol.1 / Nº 23 / Enero-Junio 2004, pp.
47-60.
Paredes, Y. Esquivel, M. Comunidad virtual de práctica de la asignatura Contabilidad II para
estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Educación Universidad de Carabobo. Vol.
21 / Nº 38 / Julio-Diciembre 2011, pp. 150-175.
Parra, C. Rodríguez, M. Programa de integración de conocimiento de la química verde aplica-
do a la asignatura química general I. Vol. 22 / Nº39 / Enero-Junio 2012, pp. 107-123.
Parra, Gabriel. Desafíos actuales en la transformación de la educación superior: implicacio-
nes para américa latina y el caribe. Vol. 23/Nº42/Julio-Diciembre 2013, p.p. 15-28.
Pérez, E. Falcón, N. y Alcalá C. Prototipos experimentales orientados al aprendizaje de la
óptica. Año 2010 / Nº 36 / Julio-Diciembre 2010, pp.34-45.
Piñero M. Alonso, M. Significados y sentidos sobre la gestión de servicio comunitario estu-
diantil en el escenario universitario de Barquisimeto. Estado Lara. Vol. 21 / Nº 38 /
Julio-Diciembre 2011, pp. 36-64.
Ramos C., María Guadalupe. Estrategias didácticas EDEV. Año 1 / Nº 17/ 2001, pp. 243-266.
Ramos C., María Guadalupe. Líneas y acciones para repensar la Facultad. Año 1 / Nº 17 /
2001, pp. 11-35.
Ramos C., María Guadalupe. La creatividad y el enriquecimiento de la personalidad. Año 2 /
Nº 19 / 2002, pp. 203-224.
Rangel, R. La multimedia como fuente de reforzamiento lúdico para los estudiantes de conta-
bilidad de la FaCE-UC. Vol. 21 / Nº 37 / Enero-Junio 2011, pp. 224-250.
Rangel, Rubén. Diseño de una comunidad de títeres con enfoque virtual aplicada a la educa-
ción básica. Vol. 22 / Nº 40 / Julio- Diciembre 2012, pp. 15-37.
Ramos, Eithell. Elementos para el estudio de estado docente en la formación histórico social
venezolana del siglo XIX. Año 2 / Nº 19 / 2002, pp. 63-87.
Reyes, Ariel Edgardo. Educación sanitaria de transmisión sexual. Año 1 /Nº 17 / 2001, pp.
155-171.
Ramos, I. Correa, A. La musicoterapia y la lectura del mundo interno del niño. Vol. 22 / Nº
39 / Enero-Junio 2012, pp. 38-49.
Riera de Montero, Eddy y Páez, Haydée. Evaluación de la Maestría en Educación, mención
Planificación Curricular. Año 1 / Nº 17 / 2001, pp. 69-89.
Riera de Montero, Eddy. Nuevas Tendencias Instruccionales. Año 3 / Nº 21/ 2003, pp. 109-
126.
Rietveldt, Francis; Fernandez Otilia; Luquez Petra. Inteligencia emocional y competencias del
docente universitario. Vol. 19 / Nº 34 / Julio – Diciembre 2009, pp. 126-143.
Rosario, Honmy. Material instruccional basado en la web. Impacto en ambientes educativos.
Año 3 / Nº 21 / 2003, pp. 93-108.
Rodríguez, A y Gallegos J. Estudio sobre la Actitud y la utilización de Medios de Información

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

219
y Comunicación por Alumnos con déficit visual. Año 2007/ Vol. 1 / Nº 29 / Enero-Junio
2007, pp. 31-56.
Rojas, M. Rasgos lingüísticos distintivos de la fluidez en la escritura técnico científica en
inglés. A escritura técnico científica en inglés. Vol. 20 / Nº36 / Julio-Diciembre 2010,
pp. 111-135.
Rojas, Aída y Rojas, Marly. Propuesta para el desarrollo de la gimnasia para todos en la
República Bolivariana de Venezuela. Vol. 22 / Nº 40 / Julio- Diciembre 2012, pp. 56-65.
Salazar Medina, Maritza. Paradigma dialógico de nuevas opciones en la ciencia de la Educa-
ción -Abordaje Intersubjetivo a la Problemática de las Drogas-. Año 4 / Vol. 1 / Nº 23 /
Enero-Junio 2004, pp. 123-139.
Salazar Medina, Maritza. Drogas y Acción Educativa. “Historia de Vida de Luis Carlos”. Año
2006 / Vol. 1 / Nº 27 / Enero-Junio, pp. 63-81.
Segura Bazán, Élyda Maritza. Escenarios Educativos para la Venezuela del Siglo XXI. Año
3 / Nº 21 / 2003, pp.193-200.
Segura Bazán, Maritza. Hacia un perfil del Docente de la Universidad de Carabobo. Año 4 /
Vol. 1 / Nº 23 / Enero-Junio 2004, pp. 9-28.
Semiaf, R. Dolores, M. Pinto, M. Aprendizaje cooperativo: Una exploración en los procesos
de lectura y de escritura del inglés como lengua extranjera. Vol. 21 / Nº 37 / Enero-
Junio 2011, pp. 251-278.
Serradas Fonseca, Marian. Asistencia pedagógica en la hospitalización infantil una aproxima-
ción a la pedagogía hospitalaria. Año 3 / Nº 21 /2003, pp. 31-50.
Sierra M., Carlos Alberto y Sanabria, Zuleima. La violencia familiar y su vinculación con la
autoestima del estudiante de Educación Básica. Año 3 / Vol. 2 / Nº 22 / Julio-Diciembre
2003, pp. 13-34.
Steel, S. Sánchez, V. Actividades deportivas como estrategia para la disminución de la vio-
lencia en el sexto grado sección A de la Escuela Rural Bolivariana San Juan de Dios
Vol. 21 / Nº 37 / Enero-Junio 2011, pp. 279-291.
Talavera de F., Estefanía y Fernández Verónica. El Docente Investigador, asesor y facilitador
y su relación con la calidad en la tesis de grado de los alumnos cursantes del décimo
semestre de la mención Educación Comercial de la Universidad de Carabobo. Año 1
/ Nº 18 / 2001, pp. 87-109.
Timúdez, Omaira. Violencia y comportamiento escolar en la unidad educativa Mercedes Iza-
guirre de Corro de la parroquia Rafael Urdaneta. Vol. 22 / Nº 39 / Enero-Junio 2012,
pp. 138-169.
Trestini, María Luisa y Hernández, José. Abordaje en el desempeño gerencial de los do-
centes del modelo “Educación como continuo humano” en la mención educación para
el trabajo Sub. área comercial de la Facultad de Ciencias de la de la Universidad de
Carabobo. Vol. 19 / Nº 33 / Enero-Junio 2009, pp. 15-36.
Trestini, M. y Marcano, A. Talavera, M. La práctica pedagógica del docente y la tipología de
la personalidad de los cuatro temperamentos. Vol. 22 / Nº 39 / Enero-Junio 2012, pp.
50-69.
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

220
Torrealba, R. y Díaz, M. La construcción discursiva del concepto de gerencia. Vol. 21 / Nº 38
/ Julio-Diciembre 2011, pp. 15-35.
Tovar, Emma y Mayorga, Liliana Errores en el Aprendizaje de Figuras y Cuerpos Geométri-
cos en Educación Media. Año 15 / Vol. 25 / Nº 45, Enero-Junio 2015, pp. 187-199 .
Valencia, Mónica. Programa de Asesoramiento Vocacional dirigido a los estudiantes del
Primer Semestre de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de
Carabobo. Año 2007 / Vol. 1 / Nº 30 / Julio-Diciembre, pp. 15-34.
Valbuena, Carlos y García, José. Estrategias de animación de lectura centrada en los gustos
e intereses de los estudiantes. Vol. 22 / Nº 40 / Julio- Diciembre 2012, pp. 66-91.
Vázquez, M. Metacognición y estrategias de redacción de oraciones aplicables en la redac-
ción de resúmenes en inglés. Vol. 21 / Nº 38 /Julio-Diciembre 2011, pp. 132-149.
Villarreal, J. Villarreal, J. Importancia de capacitar al gerente de aula en el marco de la pro-
tección integral prevista en la Ley Orgánica para la protección de niños, niña y adole-
cente. Vol. 21 / Nº 38 / Julio-Diciembre 2011, pp. 83-101.
Villegas, Z. Castillo, M. De Oliveira, K. Estrategias preinstruccionales constructivistas en la
asignatura de bioquímica Universidad de Carabobo. Vol. 20 / Nº 36 / Julio-Diciembre
2010. pp. 46-70.
Villegas, Z. Chirinos, A. Ramírez O. Estrategia didáctica para el aprendizaje del contenido
estadística descriptiva, en el primer año del Liceo Bolivariano Luisa Cáceres de Aris-
mendi. Municipio Miguel Peña. Vol. 21 / Nº 38 / Julio-Diciembre 2011, pp. 176-197.
Yépez, Marcos y Yépez Lovera, Marcos Jesús. Factores que inciden en la motivación al logro
y el aprendizaje de la asignatura Geografía General. Vol. 24/Nº43/Enero-Junio 2014,
p.p. 25-43.

II.- DISEÑO INSTRUCCIONAL


Cerisola P., Milagros C. Paradigma instruccional para la práctica profesional docente en la
Universidad de Carabobo. Año 4 / Vol. 2/ Nº 24 / Julio- Diciembre 2004, pp. 115-129.
Colmenares, Carmen Victoria; Delgado, Desirée y Grimón Francisca. Diseño curricular de la
Licenciatura en Educción, Mención Informática. Año 3 / Vol. 2 / Nº 22 / Julio-Diciembre
2003, pp. 35-56.
Equipo designado para la creación del Diseño (Ramos María, Riera de Montero Eddy, Segura
Maritza y Páez Haydée). Diseño Curricular de la Licenciatura en Educación, Mención:
Educación Integral. Año 3 / Nº21 / 2003, pp. 71-91.
Medina Dugarte, Alberto. Taxonomía educativa integradora como estrategia didáctica para la
planificación instruccional. Año 2 / Nº 20 / 2002, pp.17-33.
Segura Bazán, Élyda Maritza. Diseño instruccional para transformar la gestión docente en
la Universidad de Carabobo. Año 4 / Vol. 2 / Nº 24 /Julio-Diciembre 2004, pp. 91-114.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

221
III.- PONENCIA
Acosta, Morella. El Estudio de Casos para Identificar los Estilos de Aprendizaje de los Estu-
diantes de Ciencias Experimentales desde la Perspectiva de la Complejidad Año 2007
/ Vol. 1 / Nº 29 / Enero-Junio 2007, pp. 139-155.
Anzola Luján, Anabel. Psicología Clínica: funciones y aportes a la Pedagogía. Año 5 / Vol.2,
Julio-Diciembre 2005, pp. 143-153.
Bello, Freddy. La política tutorial y el crecimiento de los estudios de postgrado en Venezuela
(Análisis y Propuestas). Año 3 / Vol. 2 / Nº 22 / Julio-Diciembre 2003, pp. 57-78.
Dugarte de Villegas, Ada. Repensar en la Investigación Educativa de la nueva era. Año 2006
/ Vol. 1 / Nº 27 / Enero-Junio, pp. 99-108.
Durant, Marilin. La inter y transdisciplinariedad en la transversalización de la orientación. una
nueva racionalidad integrativa y comunicativa desde la concepción de la educación
como continuo humano del sistema educativo venezolano. Vol. 1 / Nº 32 / Julio-
Diciembre 2008, pp. 210-220.
Esté de Villarroel, María E. Globalización, cultura y exclusión social. Año 1/ Nº 18 / 2001,
pp. 155-163.
Farías, Christian. La Calidad Educativa como Problema Histórico-Estructural. Año 15 / Vol. 25
/ Nº 46, Julio-diciembre 2015, pp. 27-37.
Giménez, Emir. Horizontes para lograr un Mundo de Paz, en un Universo Globalizado. Año
2007 / Vol. 1 / Nº 29 / Enero-Junio 2007, pp. 156-165.
Guevara, Edilberto. Un método de extensión en proyectos de conservación de cuencas ba-
sado en la educación de adultos. Año 1 / Nº 18 / 2001, pp. 165-175.
Herrera, Henry. Fortalecimiento de la identidad nacional a través del conocimiento de las
manifestaciones culturales. Vol. 24/Nº44/Julio- Diciembre 2014, p.p. 15-31.
Ibarra, Elena. Escenarios de la Violencia. Año 2 / Nº 20 / 2002, pp. 117-142.
Juárez P., José Francisco. Hacia una educación posible. Valores, virtudes y actitudes en la
escuela. Año 2 / Nº 19 / 2002, pp. 11-40.
Latouche, Hyxia. Dadivitaerc ne al arecret dade (Creatividad en la tercera edad). Año 3 / Nº
21 / 2003, pp. 167-191.
Márquez, Luz Marina. ¿Cuál Democracia Escolar? Año 2 / Nº 20 / 2002, pp.195-203.
Materán, Doris. Programa pedagógico orientado hacia la formación gerencial del recurso
humano, en el nivel de educación media, diversificada y profesional. Año 2 / Nº 20 /
2002, pp. 65-91.
Meléndez, Raúl. La historia ora. Vol. 19 / Nº 34 / Julio-Diciembre 2009, pp. 254-264.
Mejías, Teresa. El proceso de facilitación en lectura en el nivel universitario. Año 5 / Vol. 1 /
Nº 25 / Enero-Junio 2005, pp. 221-237.
Mogollón de González, Amada. Calidad y Enfoques de la Supervisión. Año 2 / Nº 20 / 2002,
pp. 93-106.
Ortega, José Guillermo. Calidad de la educación. Año 1 / Nº 18 / 2001, pp. 35-49.
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

222
Páez, Haydée. El curriculum como expresión del discurso educativo. Año 4 / Vol. 1 / Nº 23 /
Enero-Junio 2004, pp. 223-237.
Paiva, Andrews. Competencias del futuro profesor de educación integral. Año 5 / Vol. 1 / Nº
25. Enero- Junio 2005, pp. 177-190.
Paiva, Andrews. La educación liberadora de Paulo Freire y el desarrollo del pensamiento.
Año 5 / Vol. 2, Julio-Diciembre 2005, pp. 133-142.
Páez, Haydée. Devenir histórico del programa de Doctorado en Educación de la Universidad
de Carabobo. Vol. 19 / Nº 34 / Julio-Diciembre 2009, pp. 242-253.
Polanco, Yanett. La Unidad Docencia-Investigación. Año 2 / Nº 20 / 2002, pp. 107-115.
Ramos C., María Guadalupe. Educación, creatividad y ética profesional. Año 1 / Nº 18 / 2001,
pp. 177-189.
Ramos C., María Guadalupe. Desarrollo de la creatividad y mapas mentales. Año 3 / Vol. 2 /
Nº 22 / Julio-Diciembre 2003, pp. 79-101.
Ramos C., María G. Mapas conceptuales y paisajes mentales. Año 5 / Vol. 1 / Nº 25 / Enero-
Junio 2005, pp. 191-220.
Reyes Guerra, Ariel E. Educación médica y la medicina alternativa. Año 1/ Nº 18 / 2001, pp.
11-33.
Robles de Rodríguez, Marlene. La virtud como la más correcta traducción cristiana de valor.
Año 3 / Nº 21 / 2003, pp. 149-166.
Rodríguez D., Amanda. Material Educativo Computarizado Orientado a la Diversidad Funcio-
nal Basado en las Inteligencias Múltiples para la enseñanza de la Lectura y Escritura.
Año 15 / Vol. 25 / Nº 46, Juio-Diciembre 2015, pp.15-26 .
Rojas, Belkis. Reflexiones sobre la Ética del Profesor Universitario. Año 5/ Vol. 2 / Nº 26 /
Julio-Diciembre 2005, pp. 103-117.
Rojas Valero, Faviola del C. La evaluación un proceso del pensamiento creativo. Año 2 / Nº
20 / 2002, pp. 155-172.
Sanabria, Hilda. ¿Puede pensarse en un proceso de selección de la carrera de educación
bajo una visión humanista? Año 5 / Vol. 1 / Nº 25 / Enero- Junio 2005, pp. 161-175.
Santos de Fernández, Martha Cecilia. El periódico escolar: una estrategia para el ejercicio de
la libertad. Año 5 / Vol. 2 / Nº 26 / Julio-Diciembre 2005, pp. 119-132.
Santos, Martha Cecilia. Escritura periodística en contextos. Procesos reflexivos para la des-
colonización de la Conciencia. Vol. 23/Nº41/Enero-Junio 2013, p.p. 15-26.
Segura Bazán, Maritza. Vigencia del humanismo en la Facultad de Ciencias de la Educación
de la Universidad de Carabobo. Año 2 / Nº 19 / 2002, pp. 89-106.
Ybarra, Jaime. La Agroindustria de la Caña de Azúcar en el Municipio Montalbán: 1938:1960.
Año 2007 / Vol. 1 / Nº 29 / Enero-Junio 2007,pp. 156-165.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

223
IV.- ARTÍCULO
Acosta, M. El prácticum reflexivo en el aprendizaje de las ciencias experimentales. Un acer-
camiento a los planteamientos de Donalk Schon. Vol. 20 / Nº 36 / Julio-Diciembre
2010, pp. 136-151.
Acosta Rodríguez, Morella. El aprendizaje visto como un proceso de interacción social. La
perspectiva Vigotskiana vista desde la complejidad. Año 2006 / Vol. 1 / Nº 27 / Enero-
Junio, pp. 123-134.
Acosta Noy, Magdiel. Competitividad y calidad de la educación en América Latina. Vol. 24/
Nº44/Julio- Diciembre 2014, p.p. 145-161.
Abraham de Quintero, M. Formación integral: un espacio curricular para la formación ciuda-
dana en la Escuela de Economía. Vol. 21 / Nº 37 / Enero-Junio 2011, pp. 72-90.
Agreda, Ana. El devenir de la formación docente y la condición humana. Vol. 24/Nº43/Enero-
Junio 2014, p.p. 102-115.
Alastre, Violerva. Visión epistemológica de las ciencias formales - Matemática. Vol. 21 / Nº
37 / Enero-Junio 2011, pp. 107-113.
Alastre, Violerva y Grand, Petra. La incertidumbre social desde la Educación Matemática. Vol.
23 /Nº41/Enero-Junio 2013, p.p. 163-170.
Álvarez, José y Pérez, Belkis. Acreditación y calidad universitaria. Vol. 24/Nº44/Julio- Diciem-
bre 2014, p.p. 114-124.
Arana, Aracelis y Moreno, Carmen. Consideraciones en torno a la evaluación, en el marco del
enfoque constructivista. Año 5 / Vol. 1 / Nº 25 / Enero-Junio 2005, pp. 63-85.
Areba, Ana. La Revitalización del Currículo como una vía para la Transformación de la Edu-
cación Superior. Año 6 / Vol. 2 / Nº 28 / Julio-Diciembre, 2006, pp. 87-94.
Arcila, María Cristina. Criterios Fundamentales para el diseño y análisis de la Articulación
Curricular. Año 15 / Vol. 25 / Nº 45, Enero-Junio 2015, pp. 85-96.
Ascanio, Rafael. Creencias sobre la Matemática en el ámbito escolar venezolano. Año 5 /
Vol. 1 / Nº 25 / Enero-Junio 2005, pp. 101-112.
Avendaño, Karina. Historia de Vida de Ángel travieso: Perspectiva de la Indigencia. Año 15 /
Vol. 25 / Nº 45, Enero-Junio 2015, pp. 97-108.
Barbera, Gerardo. La ética de la racionalidad. Año 1 / Nº 18 / 2001, pp. 51-70. Bello Gon-
zález, Julio. El informe científico: consideraciones generales para su elaboración y
publicación. Vol. 19 / Nº 34 / Julio-Diciembre 2009, pp. 175-188.
Barroeta, Claudia. La lectura como herramienta de transformación social. Un tema esencial
para la agenda de las políticas públicas en Venezuela y América Latina. Vol. 24/Nº44/
Julio- Diciembre 2014, p.p. 81-91.
Bastidas, Gilberto y Hernández Rafael. Actitud de Estudiantes de Ingeniería Química ante la
enseñanza de cinética y diseño de Reactores a través de Mapas conceptuales. Año
15 / Vol. 25 / Nº 46, Julio-diciembre 2015, pp. 129-137.
Britapaz, Lismey y Orfila, Rosmel. Evaluación de niños obesos en el área de Educación Físi-

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

224
ca, Deporte y Recreación del subsistema de Educación Primaria Bolivariana. Vol. 22 /
Nº 40 / Julio- Diciembre 2012, pp. 111-1125.
Bolívar, Gladys Maritza. La Ironía: Recursos Discursivo y Cognitivo. Año 15 / Vol. 25 / Nº 45,
Enero-Junio 2015, pp. 64-74.
Bordones, Merlina. Educación Musical en Venezuela. Vol. 23/ Nº41 / Enero-Junio 2013, p.p.
119-132.
Cabero, Almenara, Julio. Nuevos desafíos para las universidades: la incorporación de las
tecnologías de la información y Comunicación. Año 2006 / Vol. 1 / Nº 27 / Enero-Junio,
pp. 135-177.
Castellanos, Raymi. La educación como estructura de acogida: su crisis y su función. Re-
flexiones de Lluís Duch. Vol. 24/Nº43/Enero-Junio 2014, p.p. 152-166.
Castillo Verano, Manuel. Redacción de artículos de opinión: propuesta didáctica fundamen-
tada en una superestructura argumentativa. Año 3 / Vol. 2 / Nº 22 / Julio-Diciembre
2003, pp. 127-143.
Camacho Iris de Arao. La evaluación constructivista contribuye a marcar la dirección en el
proceso educativo. Vol. 1 / Nº 32 / Julio-Diciembre 2008, pp. 136-142.
Camacho, Mary Carmen. La educación física en el nuevo diseño curricular. Vol. 24/Nº44/
Julio- Diciembre 2014, p.p. 162-172.
Campos, O. Araque, W. Una mirada al rol de gerente o promotor social del estudiante de
Práctica Profesional I. Vol. 20 / Nº 36 / Julio-Diciembre 2010, pp. 209-225.
Cañizalez, J. Las prácticas docentes: Una oportunidad para la reflexión y la acción. Vol. 20 /
Nº 36 / Julio-Diciembre 2010, pp. 169-189.
Casamayor, C. Importancia de la formación de emprendedores en Educación Superior. Vol.
21 / Nº 37 / Enero-Junio 2011, pp. 15-25.
Cazorla de Reyes, María V. Principios básicos de la alimentación y su incidencia en la edu-
cación. Año 1 / Nº 17 / 2001, pp. 155-171.
Cazorla de Reyes, María V. Revoluciones alimentarias y educación. Año 2/ Nº 19 / 2002,
pp. 123-135.
Chacón, Omaira. Visión Polifónica de la Autonomía Universitaria. Vol. 23/ Nº41 /Enero-Junio
2013, p.p. 107-118.
Chirinos, Sherline. Baudelaire y Nietzsche dos expresiones del nihilismo. Año 6 / Vol. 2 / Nº
28 / Julio-Diciembre 2006, pp. 119-132.
Chourio, Natalia. Globalización y sociedad del conocimiento: la educación superior en el siglo
XXI. Vol. 24/Nº44/Julio- Diciembre 2014, p.p. 191-205.
Colasante, Nadia. Museo de arte de la Universidad de Carabobo: aproximaciones contextua-
les del plan de gestión patrimonial universitario. Vol. 24/Nº44/Julio- Diciembre 2014,
p.p. 173-190.
Corral Y. Diseño de cuestionarios para recolección de datos. Vol. 20 / Nº 36 / Julio-Diciembre
2010, pp. 136-151.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

225
Delgado, Aura Adriana. En Torno a la Modernidad y la Postmodernidad. Año 6 / Vol. 2 /Nº 28
/ Julio-Diciembre 2006, pp. 95-103.
Delgado, Coral. Técnicas de mediación cultural en los procesos de educación en el museo:
dinámica entre el público y las colecciones. Vol. 24/Nº44/Julio- Diciembre 2014, p.p.
63-80.
Del Canto, Ero. Investigación y métodos cualitativos: un abordaje teórico desde un nuevo
paradigma. Vol. 22 / Nº 40 / Julio- Diciembre 2012, pp. 181-199.
Díaz, José Antonio. Morín. Antropología compleja. Vol. 19 / Nº 34 / Julio- Diciembre 2009,
pp. 221-241.
Dirinó, Lesvia. Cualidad de Conciencia. Una conjunción Bio-Educativa por la formación social
del individuo. Vol. 23/Nº41/Enero-Junio 2013, p.p. 69-75.
Dugarte de Villegas, Ada. La Orientación ante la Promoción de la Salud Emocional. Año 2007
/ Vol. 1 / Nº 29 / Enero-Junio 2007, pp. 191-201.
Esté de Villarroel, María Esther. Comunicación e incomunicación: un dilema en la enseñanza
de las Ciencias Sociales. Año 4 / Vol. 2/ Nº 24, Julio-Diciembre 2004, pp. 131-148.
Franco, Ginoid. Cultura de Paz en la Formación de Lideres Escolares. Vol. 23/ Nº41/Enero-
Junio 2013, p.p. 99- 106.
Franco Sánchez, Ginoid Nazareth. Actuación del Defensor Escolar en la Protección del Niño,
Niña y Adolescente. Año 15 / Vol. 25 / Nº 46, Julio-diciembre 2015, pp. 94-103.
Frassato, Luigi. Francisco Isnardi en las etapas iniciales de la independencia de Venezuela.
Año 2 / Nº 19 / 2002, pp. 107-121.
García, Radhis. El docente como modelo en la educación en valores. Vol. 24/Nº44/Julio- Di-
ciembre 2014, p.p. 206-228.
Gavari Starkie, Elisa. El Papel de la Política Educativa Europea en la Formación de los Ciu-
dadanos Europeos. Año 6 / Vol. 2 / Nº 28/ Julio-Diciembre 2006, pp. 105-118.
Granadillo, Carlos. El lenguaje en el Discurso Oral y el Discurso Escrito. Una Visión Postmo-
derna. Año 15 / Vol. 25 / Nº 45, Enero-Junio 2015, pp. 109-119.
Goncalves, Nolberto; José Alonso. Una aproximación de la innovación educativa desde la
formación tecnológica del profesor. Vol. 19 / Nº 34 / Julio-Diciembre 2009, pp. 205-220.
González, P. Conocer Homo moho. Vol. 21 / Nº 38 / Julio-Diciembre 2011, pp. 198-210.
Guanchez, Sergio. Integración de contenidos como estrategia motivadora para la compresión
de la lectura en inglés en la Facultad de Ciencias de la Educación de la UC. Año 15 /
Vol. 25 / Nº 46, Julio-diciembre 2015, pp. 60-70.
Guevara, Lilian. Reflexiones sobre una Propuesta en Educación para la Paz desde una Vi-
sión Humanista. Año 2007 / Vol. 1 / Nº 29 / Enero-Junio 2007, pp. 202-216.
Guevara Pérez, Edilberto. Interrelación entre Pregrado y Postgrado e Investigación en las ins-
tituciones de Educación Superior. Año 5 / Vol. 1 / Nº 25 / Enero-Junio 2005, pp. 87-99.
Guevara, Edilberto y Jessy Divo de Romero. Visión panorámica del proceso histórico de la
educación. Vol. 19 / Nº 33 / Enero-Junio 2009, pp. 119-138.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

226
Guillén, Maribel. Lo multiperspectivo del objetivo: infinitivo para la acción. Vol. 19 / Nº 33 /
Enero-Junio 2009, pp. 139-152.
Guzmán, Radames. El ocaso de la objetividad en la investigación científica. Vol. 19 / Nº 33 /
Enero-Junio 2009, pp. 201-211.
Hernández, C. La teoría biológica del conocimiento en el marco del proceso educativo vene-
zolano. Vol. 21 / Nº 37 / Enero-Junio 2011, pp. 114-133.
Hernández, Mildred. Consideraciones previas para la elaboración de un plan de aprendizaje
social. Año 6 Vol. 2 / N º 28 / Julio-Diciembre 2006, pp. 133-150.
Hernández, Nereyda. Sánchez Manuel. Divergencias y convergencias en la teoría funda-
mentada (Método comparativo continuo). Vol. 1 / Nº 32 / Julio-Diciembre 2008, pp.
123-135.
Hernández, Nereyda; Morales, Milton y Rodríguez, Israel. Modelo de acción para el desarrollo
de habilidades profesionales en actividades deportivas-recreativas comunitarias orga-
nizadas desde la Universidad. Vol. 22 / Nº 40 / Julio- Diciembre 2012, pp. 148-158.
Hernández, Frank. Análisis del Proceso Intercultural de la Géneros Musicales Caribeños y
su Incidencia en la Educación Musical. Año 15 / Vol. 25 / Nº 45, Enero-Junio 2015,
pp. 75-84.
Hidalgo, Heddy. La lengua: una perspectiva social. Vol. 1 / Nº 32 / Julio- Diciembre 2008,
pp. 174-191.
Illas, Wilfredo. Fundamentos epistémicos desde el hacer-ser del educador de adultos. Vol. 22
/ Nº 40 / Julio- Diciembre 2012, pp. 159-180.
Illas, Wilfredo. Aproximación a los procesos educativos del adulto: pistas para caracterizar
el perfil del educador de adultos. Vol. 23 /Nº42 / Julio-Diciembre 2013, p.p. 127-146.
Illas, Wilfredo. Análisis de los referentes contextuales que sustentan la promoción de la litera-
tura local-regional como ámbito propicio para el desarrollo de la competencia literaria.
Vol. 24/Nº44/Julio- Diciembre 2014, p.p. 92-113.
Jiménez, R. Anzola, D. Referente conceptual y operativo para la estructuración de líneas de
investigación. Vol. 20 / Nº 36 Julio-Diciembre 2010, pp. 226-246.
Liccioni, Edith y de Smith, Yamilet. Notas sobre transdisciplinariedad y pensamiento comple-
jo. Año 1 / Nº 17 / 2001, pp. 57-67.
Liccioni Edith y Luisa Soto. Psicopedagogía de las emociones. Año 3 / Vol. 2 / Nº 22 / Julio-
Diciembre 2003, pp. 175-184.
Lessire, Omaira. Las Políticas Socio-Educativa, Calida de Vida y la Orientación en el Contex-
to del Desarrollo Humano. Año 2007 / Vol. 1 /Nº 29 / Enero-Junio 2007, pp. 179-190.
Lessire, Omaira y González, Julio. Formación en orientación en América latina: realidades y
desafíos. Vol. 1 / Nº 32 / Julio-Diciembre 2008, pp.160-173.
López, José. Aprendizaje de la Matemática. Una Experiencia Didáctica desde la Docencia
Universitaria. Vol. 23/Nº41/Enero-Junio 2013, p.p. 133-146.
López, M. Seguimiento al proceso de enseñanza de la lengua. Supuestos curriculares sus-
tentados en un enfoque con principios de praxis humanística y de integralidad. Vol. 22
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

227
/ Nº 39 / Enero-Junio 2012, pp. 207-227.
Machado, Franklin y Gómez, Wilma. Hacia la Epistemología de la explicación estadística.
Año 5 / Vol. 2 / Nº 26 / Julio-Diciembre 2005, pp. 213-224.
Manzano, Juan Luis y Alonso Hernández, José Gregorio. Criterios para el Uso del Correo
Electrónico en Procesos de Medicación del Aprendizaje. Año 15 / Vol. 25 / Nº 46, Julio-
diciembre 2015, pp. 49-59.
Marcano Suárez, Arelis del Valle. Antecedentes pedagógicos del uso de la tecnología mul-
timedia en la educación. Año 5 / Vol. 2 / Nº 26 / Julio-Diciembre 2005, pp. 155-170.
Márquez, Luz Marina. Modo de desarrollo informacional. Año 3 / Vol. 2 / Nº 22 / Julio-
Diciembre 2003, pp. 145-153.
Marvez, José. El cognitivismo y una educación matemática para la inclusión. Vol. 19 / Nº 33
/ Enero-Junio 2009, pp. 153-168.
Mayorga, Liliana. Organizaciones matemáticas en el libro de texto. Un estudio en el contenido
de función lineal en el tercer año de educación media venezolana. Vol. 23 /Nº42 /
Julio-Diciembre 2013, p.p. 69-82.
Mayz, Cruz y Ramírez, Evis. Visión compleja de los mitos de creación: complementariedad
de los opuestos y acto creativo. Vol. 23 /Nº42 / Julio-Diciembre 2013, p.p. 170-183.
Medina, Elsy. Normas de interacción para evaluar interfaz de Software Educativo. Una apro-
ximación interpretativa desde la visión piagetiana y las perspectivas de la pedagogía,
la literatura y la expresión escrita. Vol. 1 / Nº 32 / Julio-Diciembre 2008, pp. 101-122.
Mendoza, Semiramis. Cultura del aprendizaje universitario. Vol. 24/Nº43/Enero-Junio 2014,
p.p. 167-186.
Mérida, Marco Tulio. La historia compleja y un intento de interpretación del pensamiento de
Edgar Morín. Año 5 / Vol. 1 / Nº 25 / Enero-Junio 2005, pp. 129-144.
Mogollón, Amada. Producción científica del investigador. Vol. 19 / Nº 33 /Enero-Junio 2009,
pp. 183-200.
Mogollón de González, Amada. Éxito del tutor universitario. Año 2006 / Vol.1 / Nº 27 / Enero-
Junio, pp. 109-122.
Morales, José. La Educación Superior Venezolana, un enfoque estratégico para su transfor-
mación desde la cultura organizacional. Vol. 22 / Nº 40 / Julio- Diciembre 2012, pp.
126-147.
Narea, María. La nueva poesía venezolana... vista desde la periferia. Año 4 / Vol. 2/ Nº 24,
Julio-Diciembre 2004, pp. 149-155.
Noguera, Melba. El Componente histórico-cultural del inglés en la capacitación del docente
en ejercicio. Vol. 23/Nº41/Enero-Junio 2013, p.p. 57-68.
Noriega Rodríguez Yhajaira; Ana María Rigual Ochoa. El proyecto educativo nacional vene-
zolano: Un análisis del discurso teórico desde la perspectiva hebermasiana. Vol. 19 /
Nº 34 / Julio-Diciembre 2009, pp. 189-204.
Ochoa de Rigüal, Nilda y Rodríguez Noguera, Yajaira. La teoría de la acción reflexiva: algo
para flexionar mientras se acciona. Año 5 / Vol. 2 / Nº 26/ Julio-Diciembre 2005, pp.
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

228
225-233.
Ortiz, José y Mora, Angela. Formación de profesores de matemáticas y la modelización en
ambientes tecnológicos. Vol. 22 / Nº 39 / Enero-Junio 2012, pp. 183-206.
Oviedo, Melba y Villegas, Solveig. La adecuación como propiedad textual en los órdenes
del discurso que configuran el texto Lengua y Literatura (1982) de los autores Peña
y Yépez para el primer año de educación media, diversificada y profesional. Vol. 24/
Nº43/Enero-Junio 2014, p.p. 15-24.
Paiva, Andrews y Sanabria, Hilda. La inteligencia emocional: una vía para el autoconocimien-
to personal y sus beneficios. Año 3 / Vol. 2 / Nº 22 / Julio-Diciembre 2003, pp. 155-174.
Páez, Haydée; Arreaza, Evelyn y Vizcaya, Willdea. Curriculum: ¿un ciclo recurrente? Vol. 1 /
Nº 32 / Julio-Diciembre 2008, pp. 192-209.
Pardo, Taberneiro Rosa. La evaluación de los aprendizajes en ambientes virtuales. Vol. 19 /
Nº 34 / Julio-Diciembre 2009, pp. 156-174.
Parra, Gabriel Diversidad Paradigmática, Anclaje Gnoseológicos y Discursividad, en la elabo-
ración de Tesis Doctorales. Año 15 / Vol. 25 / Nº 45, Enero-Junio 2015, pp. 31-42.
Pérez, María Coromoto. Creatividad del docente en la mediación pedagógica de la educación
estética. Vol. 24/Nº43/Enero-Junio 2014, p.p. 139-151.
Pinto, N. Sanabria, M. La investigación educativa en la formación integral del futuro educador.
Vol. 20 / Nº 36 / Julio-Diciembre 2010, pp. 190-208.
Pita, Roger. El Proceso de Expansión de las escuelas públicas de Primeras letras en Vene-
zuela Durante el Periodo de la gran Colombia. Año 15 / Vol. 25 / Nº 45, Enero-Junio
2015, pp. 43-63 .
Polanco B., Yanett. La epistemología de la complejidad como recurso para la Educación. Año
2006 / Vol. 1 / Nº 27 / Enero-Junio, pp. 179-188.
Puerta, Jesús. Consecuencias de la Historia de las Ciencias. Vol. 19 / Nº 34 / Julio-Diciembre
2009, pp. 144-155.
Puerta, Jesús. El Mesianismo tras el Materialismo Histórico. Vol. 23 / Nº41 / Enero-Junio
2013, p.p. 76-98.
Ramos, Eithell. Estado docente: la sociedad educativa, humanística productiva y constructora
del conocimiento. Año 1 / Nº 17 / 2001, pp. 37-55.
Riera de Montero, Eddy. Perspectivas curriculares en América Latina. Año 4 / Vol. 1 / Nº 23
/ Enero-Junio 2004, pp. 193-204.
Rodríguez, Alejandro. Prevención integral de las drogodependencias: una mirada de lo infor-
mativo a lo emocional. Vol. 24/Nº43/Enero-Junio 2014, p.p. 74-101.
Rodríguez Jiménez, Miguel. Educación en gerencia, una forma de enfrentar las actitudes
antigerenciales. Año 1 / Nº 17 / 2001, pp. 113-124.
Rodríguez Jiménez, Miguel. La otra perspectiva de reforma universitaria en Venezuela. Año
3 / Vol. 2 / Nº 22 / Julio-Diciembre 2003, pp. 119-124.
Rodríguez, S. Postmodernidad, valores y educación. Vol. 22 / Nº 39 / Enero- Junio 2012,

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

229
pp. 170-182.
Rojas Rebeca Aida. Cognición y aprendizaje. Vol. 1 / Nº 32 / Julio-Diciembre2008, pp. 143-
159.
Romero, Trina. Enfoque Literario de la Enfermedad a través del tiempo en varios autores.
Año 15 / Vol. 25 / Nº 46, Julio-diciembre 2015, pp. 118-228.
Saavedra, Esther. Genealogía del saber –formación. Vol. 23 /Nº42 / Julio-Diciembre 2013,
p.p. 110-126.
Salazar, Sandra. Del lenguaje en la investigación. Vol. 23 /Nº42 / Julio-Diciembre 2013, p.p.
97-109
Sanabria, Hilda. Momentos históricos significativos del proceso de elección en Educación
Superior. Año 5 / Vol. 2 / Nº 26 / Julio-Diciembre 2005, pp. 191-211.
Sánchez, J. Salmasi, N. Dispositivos tecnológicos y subjetividad en el contexto pedagógico.
Vol. 21 / Nº 37 / Enero-Junio 2011, pp. 55-71.
Segura, Élida Maritza. Competencias personales del docente. Año 5 / Vol. 2 / Nº 26 / Julio-
Diciembre 2005, pp. 171-190.
Severían, Neyda, y Hurtado, Lin. Psicología de la Gestalt Relacionada al Aprendizaje, Com-
prensión y Utilización de las Normas y técnicas del dibujo de ingeniería de la
Universi-dad de Carabobo. Año 15 / Vol. 25 / Nº 46, Julio-diciembre 2015, pp. 83-93.
Sierra, Luis. El arte: una actividad instauradora, ¿vitrina de la historia? Vol. 24/Nº44/Julio-
Diciembre 2014, p.p. 125-144.
Smith Ibarra, Rolando. Crisis de Simultaneidad en Relación Educación trabajo. Año 15 / Vol.
25 / Nº 45, Enero-Junio 2015, pp. 15-30.
Soto, Luisa y Guzmán, Eogracia. Contenidos actitudinales en Educación Superior. Razón,
pertinencia y evaluación. Año 3 / Vol. 2 / Nº 22 / Julio-Diciembre 2003, pp. 103-118.
Suárez De Bianchi, María C. El rey de las ratas: una experiencia metaficcional de Ednodio
Quintero. Vol. 24/Nº43/Enero-Junio 2014, p.p. 116-138.
Suárez, Nery. La web 2.0 un salto cualitativo del aprendizaje tradicional al aprendizaje digital.
Vol. 23 /Nº42 / Julio-Diciembre 2013, p.p. 83-96.
Talavera Marlene, Trestini María L. y Arelis Marcano. Educación ambiental afectiva. Una
propuesta de educación ambiental para la formación de la conciencia ecológica. Año
2007 / Vol. 1 / Nº 30 / Julio-Diciembre, pp. 72-86.
Taberneiro, Rosa. Empoderamiento de la Evaluación en el Aprendizaje Autónomo. Año 15 /
Vol. 25 / Nº 46, Julio-diciembre 2015, pp. 71-82.
Tonos, R. Flores M. Perdomo, B. Analfabetismo tecnológico y tecnofobia en los docentes
venezolanos. Una mirada crítica. Vol. 21 / Nº 37 / Enero- Junio 2011, pp. 26-42.
Torres, Y. Aproximación teórica desde una perspectiva constructivista sistémica en la educa-
ción venezolana. Vol. 21 / Nº 38 / Julio-Diciembre 2011, pp. 211-233.
Torres Mago, M. Borjas, C. Responsabilidad Social y universidad: una visión general. Vol. 21
/ Nº 37 / Enero-Junio 2011, pp. 91-106.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

230
Torrealba, Rafael. La producción del conocimiento y el pensamiento complejo. Vol. 19 / Nº 33
/ Enero-Junio 2009, pp. 169-182.
Tovar, Zulay. Hacia los Avatares del Sujeto que se Encuentra entre el “Deber Ser “de lo
Educativo y el “SER” del Psicoanálisis. Año 15 / Vol. 25 / Nº 46, Julio-diciembre 2015,
pp. 104-117.
Téllez, Pedro. Genealogía de la Bioética. Año 1 / Nº 17 / 2001, pp. 187-200.
Vásquez, Nora; Couto María D. y Joyce Esser. Antropología médica: una necesidad hacia
una mayor humanización en la odontología. Año 2007/ Vol. 1 / Nº 30 / Julio-Diciembre,
pp. 87-102.
Vivas, Arelis. Desvelando el régimen de producción de verdad en el discurso del mercadeo.
Vol. 1 / Nº 32 / Julio-Diciembre 2008, pp. 82-100.
Ybarra M., Jaime A. Numerario Circulante en Montalbán de Carabobo en el siglo XIX. Año 5
/ Vol. 1 / Nº 25 / Enero-Junio 2005, pp. 145-159.
Yépez, M. Aproximación a la comprensión del aprendizaje. Vol. 21 / Nº 37/ Enero-Junio 2011,
pp. 43-54.
Zavala, Marbella y. Ramos C., María G. Prevención VIH-Sida y Valores Vitales. Año 4 / Vol.
1 / Nº 23 / Enero-Junio 2004, pp. 205-222.

V.- ENSAYO
Arenas, Ana Karina. Adaptaciones curriculares: igualdad de oportunidades para los niños
y niñas con necesidades educativas especiales. Vol. 24/Nº43/Enero-Junio 2014, p.p.
222-241.
Arias, Daisy. Estrategias facilitadoras de la creatividad en pro del docente; hacia la búsqueda
de la educación del siglo XXI. Año 6 / Vol. 2 / N º 28/ Julio-Diciembre 2006, pp. 185-
204.
Albers, Isabel y Noguera, Mª Eugenia. Factores psicosociales que generan la violencia. Año
3 / Nº 21 / 2003, pp. 211-215.
Alezones P., Jeannette. El trabajo en equipo: una propuesta para la cooperación en educa-
ción. Año 4 / Vol. 1 / Nº 23 / Enero-Junio 2004, pp. 181-191.
Alezones, Jeanette, Borges, Maira y Noguera, María. La creatividad en la educación infantil.
Desafíos del docente. Vol. 24/Nº43/Enero-Junio 2014, p.p. 266-277.
Amoretti, Marelis Loreto. El personaje inacabado (Un acercamiento a la concepción del héroe
en Miajil Bajtin). Vol. 1 / Nº 32 / Julio-Diciembre 2008, pp. 221-231.
Amaya, R. y Amaya, Z. La formación docente; Reto para la incorporación de las TIC en la
enseñanza. Vol. 20 / Nº 36 / Julio-Diciembre 2010, pp. 247-260.
Amaya, R. y Amaya, Z. ciencias sociales en América Latina, una aproximación desde la vi-
sión de Francisco López Segrera. Vol. 24/Nº43/Enero-Junio 2014, p.p. 255-265.
Archila, C. Tendencias de las TIC y su influencia en la enseñanza en la educación primaria.
Vol. 22 / Nº 39 / Enero-Junio 2012, pp. 255-274.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

231
Aramburu, Olson. Innovación y creatividad del docente valor esencial en la deconstrucción de
su praxis. Vol. 23/Nº42/Julio-Diciembre 2013, p.p. 196-217.
Barbera, Gerardo. Aproximaciones al problema del sentido de la vida. Año 1 / Nº 17 / 2001,
pp. 173-185.
Barbera, Gerardo. El hombre como relación: una opción antropológica (fundamento filosófico
para una investigación). Año 4 / Vol. 2 / Nº 24, Julio-Diciembre 2004, pp. 157-164.
Barbera, Gerardo. Sobre el concepto y la importancia de la Filosofía. Año 5 / Vol. 2 / Nº 26 /
Julio-Diciembre 2005, pp. 235-250.
Barbera, Gerardo. El Problema de la Muerte como Dimensión Antropológica Según el pen-
samiento de Edgar Morin). Año 6 / Vol. 2 / Nº 28 / Julio-Diciembre 2006, pp. 205-225.
Barbera, Gerardo. Fundamentos de la “Educación en Valores” en la obra de María Guadalu-
pe Ramos. Año 2007 / Vol. 1 / Nº 29 / Enero-Junio 2007, pp. 231-242.
Barmasksov, Marcel. La falsa pobreza confundida con el facilismo para evadir la obligación
al trabajo. Vol. 22 / Nº 39 / Enero-Junio 2012, pp. 228-236.
Bravo, Kelly D. Prolegómenos cognitivos hacia la enseñanza aprendizaje de la física. Vol. 23
/Nº42 / Julio-Diciembre 2013, p.p. 184-195.
Cáceres Torres, Orlando. Perfil de la persona creativa. Año 2006 / Vol. 1 / Nº 27 / Enero-
Junio, pp. 237-260.
Campbell, Yilmar. Geografías traviesas: una propuesta lúdica para el disfrute estético de la
lectura en el aula. Año 2 / Nº 19 / 2002, pp. 185-202.
Campbell, Yilmar. La organización textual como estrategia de comprensión discursiva. Año 3
/ Vol. 2 / Nº 22 / Julio-Diciembre 2003, pp. 199-211.
Cochiarella, Carlos. Epistemología y abordaje metódico en la investigación educativa. Una
relacionalidad desde la complejidad social. Vol. 24/Nº44/Julio- Diciembre 2014, p.p.
266-278.
Corral, Yadira. Validez y confiabilidad de los instrumentos para la recolección de datos. Vol.
19 / Nº 33 / Enero-Junio 2009, pp. 228-247.
Corral, Yadira, Corral, Itzama y Franco Corral, Angi. Procedimientos de Muestreo. Año 15 /
Vol. 25 / Nº 46, Julio-diciembre 2015, pp. 151-167.
Correa Feo, Anamaría. Grafología Histórica: Análisis de José Tadeo Monagas. Año 2006 /
Vol. 1 / Nº 27 / Enero-Junio, pp. 201-216.
Curiel, Mildred. Un compendio sobre el estudio de las representaciones sociales. Vol. 22 / Nº
39 / Enero-Junio 2012, pp. 237-254.
Chirinos, Orlando José. Roberto Arlt: Uno de los olvidados. Vol. 1 / Nº 32 /Julio-Diciembre
2008, pp. 232-246.
Dávila, O. Argumentación crítica del humanismo tecnológico desde la perspectiva universal
de José Luis Molinuevo. Vol. 21 / Nº 38 / Julio- Diciembre 2011, pp. 234-246.
Díaz, José. Wittgenstein: Filosofía Terapéutica. Año 2007 / Vol. 1 / Nº 29 /Enero-Junio 2007,
pp. 156-165.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

232
Durant de Carrillo, Marilin. Creatividad, innovación y cambio educativo. Año 4 / Vol. 2/ Nº 24
/ Julio-Diciembre 2004, pp. 205-225.
Farías A., Christian R. El diálogo de los discursos y el dilema en la identidad de América. Año
4 / Vol. 2 / Nº 24 / Julio-Diciembre 2004, pp. 179-189.
Falcón, Isabel. El Arte fotográfico como recurso para un modo diverso de conocer. Vol. 23/
Nº41/Enero-Junio 2013, p.p. 171-188.
Franco, Wilfredo. Tutorial web. Herramienta de apoyo al desempeño docente en la enseñan-
za del software libre. Vol. 23 /Nº42 / Julio-Diciembre 2013, p.p. 147-156.
Fernández Colón, Gustavo. La dramatización del pensamiento de Briceño Guerrero. Año 4 /
Vol. 2 / Nº 24 / Julio-Diciembre 2004, pp. 165-177.
Ferreira de Bravo, María Adilia. Episteme de la geometría derivado de la enseñanza a través
de los entornos inteligentes y las redes de información. Vol. 23 /Nº42 / Julio-Diciembre
2013, p.p. 218-232.
Ferreira de Bravo, María Adilia. Mutatis Mutandis en el Método desde René Descartes hasta
la perspectiva de Edgar Morin. Año 15 / Vol. 25 / Nº 45, Enero-Junio 2015, pp. 130-
140.
Giménez, Emir y Villarreal, Jesús. Pensando desde los obstáculos del método. Vol. 22 / Nº
40 / Julio- Diciembre 2012, pp. 236-251.
González de Rojas, Tibaire y González Lobeto, José Enrique. Una aproximación psicodiná-
mica al genio creador de Leonardo Da Vinci. Año 4 / Vol. 1 / Nº 23/Enero-Junio 2004,
pp. 161-179.
González, A. Los textos ficcionales como mundos posibles. Año 2 / Nº 20/ 2002, pp. 229-230.
González, M. Sosa, G. Bases para una propuesta de formación a nivel doctoral en salud
desde una perspectiva compleja. Vol. 21 / Nº 37 /Enero-Junio 2011, pp. 151-170.
González, María Cristina y Delgado de Smith, Yamile. Co-educación: una vía para lograr
construcción de ciudadanía desde los espacios universitarios. Reflexiones para el de-
bate. Vol. 24/Nº44/Julio- Diciembre 2014, p.p. 279-293.
Guanipa, M. Investigación educativa y el desarrollo humano en el contexto de la globaliza-
ción. Vol. 21 / Nº 37 / Enero-Junio 2011, pp. 134-150.
Gudiño, D. Conductismo y congnocitivismo: dos entramados psicológicos de aprendizaje del
siglo XXI. Vol. 21 / Nº 38 / Julio-Diciembre 2011, pp.303-315.
Hidalgo, Luisa Rojas. Multiculturalidad, valores sociales y orientación: aportes para la re-
flexión. Vol. 1 / Nº 32 / Julio-Diciembre 2008, pp. 247-258.
Hidalgo, Heddy. Reflexiones sobre el pensamiento de Morín: conocimiento, complejidad e
imperativos de el método. Vol. 24/Nº44/Julio- Diciembre 2014, p.p. 247-265.
Jiménez O., Rocío. De la modernidad a la postmodernidad: el tránsito necesario. Año 3 / Vol.
2 / Nº 22 / Julio-Diciembre 2003, pp. 213-224.
Jiménez, Rocío. La palabra, la metáfora y la resemantización del discurso científico. Vol. 22
/ Nº 40 / Julio- Diciembre 2012, pp. 212-223.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

233
La Rosa, Cleidy. Perspectiva de la Motivación en Estudiantes Universitarios. Año 15 / Vol. 25
/ Nº 46, Julio-diciembre 2015, pp. 197-213.
León, F. El personalismo como filosofía de la educación. Vol. 21 / Nº 38 /Julio-Diciembre
2011, pp. 275-290.
Luna, Karina. Democracia, comunicación e intercambio desigual. Vol.21/ Nº 38/ Julio-Diciem-
bre 2011. pp. 247-258.
Luna, Enrique Pérez y Alfonso Norys. Investigación, subjetividad y transdisciplina. Vol. 19 /
Nº 33 / Enero-Junio 2009, pp. 212-227.
Marcano, José. Cooperativismo, Educación y Ciudadanía. Año 6 / Vol. 2 /Nº 28 / Julio Di-
ciembre 2006, pp. 151-166.
March Rodríguez, Trina. La inteligencia Cultural del Ingeniero y el gran Arco en el pensa-
miento de Michael Carrithers. Año 15 / Vol. 25 / Nº 45, Enero-Junio 2015, pp.
141-152.
Meléndez, Raúl. Estructura Institucional y Jurídica Colonial Española en América: Montaje.
Vol. 23/Nº41/Enero-Junio 2013, p.p. 189-202.
Mogollón, Amada. Triada de supervisión educativa: antopoeisis, calidad y competencia. Vol.
21 / Nº 38 / Julio-Diciembre 2011, pp. 295-302.
Mogollón, Amada. Componentes Estructurales de la Tesis Doctoral. Año 15 / Vol. 25 / Nº 46,
Julio-diciembre 2015, pp. 138-150.
Mogollón, Amada. Trabajo Especial de Grado vinculado al Conocimiento. Vol. 23/Nº41/Enero-
Junio 2013, p.p. 147-162.
Mogollón de González, Amada. Formación del Investigador Universitario. Año 2007 / Vol. 1 /
Nº 29 / Enero-Junio 2007, pp. 217-230.
Narea, María. La representación bolivariana en El General en su laberinto de Gabriel García
Márquez. Año 2 / Nº 19 / 2002, pp. 161-183.
Oliveros, Solangel. Enfoque gnoseológico en la enseñanza y aprendizaje de la física a nivel
de la educación universitaria. Vol. 23 /Nº42 / Julio-Diciembre 2013, p.p. 157-169.
Osabarrios, María Optimista Visión de Calidad: Una Propuesta de Cambio Centrada en la
Educación para el Trabajo. Año 15 / Vol. 25 / Nº 46, Julio-diciembre 2015, pp. 179-
196 .
Patacón, Miguel. Alternancia y Autonomía en el contexto Universitario. Vol.19 / Nº 33 / Enero-
Junio 2009, pp. 248-257.
Patacón, M. Pensamiento político y educación en América Latina visto desde la filosofía
antropológica. Vol. 20 / Nº 36 / Julio-Diciembre 2010, pp. 26-275.
Piña, José. Lo práctico y lo teórico en términos lingüísticos-conceptuales en el campo filosófi-
co del derecho y la moral. Año 15 / Vol. 25 / Nº 46, Julio-diciembre 2015, pp. 168-178 .
Polanco B., Yanett. La Universidad venezolana y la formación de investigadores. Año 3 / Vol.
2 / Nº 22 / Julio-Diciembre 2003, pp. 195-198.
Reyes, Omar. Epistemología de la Metamedicina del Deporte. Reflexiones y Perspectivas.
Año 6 / Vol. 2 / Nº 28 / Julio-Diciembre 2006, pp. 167-184.
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

234
Reyes, Saydith. Legislación indiana y gaditana: dos versiones en la evolución del derecho
colonial español. Constitución y descomposición de un imperio. Vol. 22 / Nº 40 / Julio-
Diciembre 2012, pp. 200-211.
Ramos, Sergio. Valores Primordiales que se Transmiten mediante la Educación Musical
Moderna. Año 15 / Vol. 25 / Nº 45, Enero-Junio 2015, pp. 153-163 .
Rivas, Magda. Afectividad y emociones en el docente de Educación Física. Vol. 24/Nº44/
Julio- Diciembre 2014, p.p. 229-246.
Rodríguez Noriega, Yajaira. La hermenéutica aplicada a la interpretación del texto. El uso de
la técnica de contenido. Año 2 / Nº 20 / 2002, pp. 143-154.
Rojas Hidalgo, Luisa. Reflexiones para una Nueva visión de la Orientación. Año 2007 / Vol.
1 / Nº 29 / Enero-Junio 2007, pp. 243-252.
Rubiano Albornoz, Elisabel. Del giro lingüístico al giro pedagógico. Año 5 / Vol. 1 / Nº 25.
Enero- Junio 2005, pp. 33-45.
Ruffino, Juan Antonio y Santos, Martha. Identidad semántica del docente universitario en el
mundo-de-vida-digital nuevas claves para acceder de la información al conocimiento.
Año 15 / Vol. 25 / Nº 45, Enero-Junio 2015, pp. 120-129
Ruiz, J. La participación como introito a la integración de la escuela entorno social. Vol. 21 /
Nº 38 / Julio-Diciembre 2011, pp. 259-274.
Salazar, Néyer. Tendencias en la Administración Educativa: Cambios y transformaciones en
la gestión de las instituciones educativas. Año 4 /Vol. 2 / Nº 24 / Julio-Diciembre 2004,
pp. 191-204.
Sánchez De Franco, Brígida Ginoid. Cuadrantes del componente de la práctica profesional:
una redimensión compleja en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universia-
da de Carabobo. Vol. 24/Nº43/Enero-Junio 2014, p.p. 209-221.
Silva R., Mary Y. y De Agrela Do N., Bernardete M. Una perspectiva internacional de las
TIC en la educación. Vol. 24/Nº43/Enero-Junio 2014, p.p. 196-208.
Toro, Abraham y Marcano, Luzmila. Consideraciones Teórico-Epistemológicas en la obra de
Vigotski. Año 5 / Vol. 1 / Nº 25 / Enero-Junio 2005, pp. 47-61.
Toro, Abraham y Marcano, Luzmila. Calidad y Educación Superior. Año 2006/ Vol. 1 / Nº 27
/ Enero-Junio, pp. 217-236.
Toro Garrido, Josefina. Educación: Presente y Futuro. Año 2006 / Vol. 1 /Nº 27 / Enero-Junio,
pp. 189-199.
Vallejo, Grisel. La revalorización de la alteridad, una alternativa para fortalecer el capital so-
cial del estudiante universitario. Vol. 22 / Nº 40 / Julio- Diciembre 2012, pp. 224- 235.

VI.- LITERATURA. Poesía**


Betancourt J. José Ramón. Camino-Piropo y Flores. Oración al Dios Padre Creador. Año 1 /
Nº 18 / 2001, pp. 191-193.
Betancourt J. José Ramón. Selección de poemas. Año 3 / Nº 21 / 2003, pp. 211-215.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

235
Chourio, Natalia. Luna Menguada. Año 4 / Vol. 2 / Nº 24 / Julio-Diciembre 2004, pp. 227-233.
Farías A., Christian R. Selección de poemas del libro “Contrapáginas” (inédito). Año 2 / Nº
19 / 2002, pp. 225-228.
Fernández Colón, Gustavo. Presentación: Selección de Poemas. Autora: Sobeida Chacón.
Año 3 / Vol. 2 / Nº 22 / Julio-Diciembre 2003, pp. 225-229.

VII.- RESEÑA BIBLIOGRÁFICA


Barbera, Gerardo. Reseñas Bibliográficas de los libros: “Conversaciones en el Patio Rectoral”
de Ángel Orcajo; “La metáfora en Aristóteles” de Manuel Sánchez y Luisa Pla de Sán-
chez; “Investigación, Alfarería y Carpintería” de Agustín Blanco Muñoz; “Reencarnar el
espíritu de Bolívar” de J. R. Núñez Tenorio. Año 1 / Nº 17 / 2001, pp. 279-282.
Barbera, Gerardo. Reseñas Bibliográficas de los libros: “Para educar en Valores. Teoría y
Práctica” de María Guadalupe Ramos; “Ética y ciudadanía” de Fernando Savater. Año
1 / Nº 18 / 2001, pp. 195-207.
Barbera, Gerardo y Ramos C. María Guadalupe. Reseñas Bibliográficas de los libros: “Pri-
mero Lectura de Norma Valero; “Notas y digresiones” de Rafael Victorino Muñoz; “En-
señanza de la Lengua dentro del contexto sociolingüístico” de Maritza Bolívar; “Ética,
Locura y Muerte” de Gerardo Barbera. Año 2 / Nº 19 / 2002, pp. 229-233.
Barbera, Gerardo. Reseñas Bibliográficas de los libros: “Canoabo y sus festividades” de Ma-
ría Narea; “Las olas repetidas” de Natalia Chourio. Año 2 / Nº 20 / 2002, pp. 229-230.
Farías, Christian. La corriente nocturna de Gustavo Fernández: Desencanto y Negación de la
Modernidad. Año 6 / Vol. 2 / Nº 28 / Julio-Diciembre 2006, pp. 227-232.
León, Edgar. Libro: “Valores y Autoestima. Conociéndose a sí mismo en un mundo con otros”
de María Guadalupe Ramos. Año 4 / Vol. 2 / Nº 24 /Julio-Diciembre 2004, pp. 235-237.
Paiva Cabrera, Andrews José. Edgar Morín y el pensamiento de la complejidad. Año 4 / Vol.
1 / Nº 23 / Enero-Junio 2004, pp. 239-253.

*RESUMEN DE EVENTOS ACADÉMICOS


Cazorla de Reyes, María y Reyes Guerra, Ariel E. El desafío de la educación médica alterna-
tiva y nutricional en el siglo XXI. Año 2 / Nº 20 / 2002, pp. 215-228.
Cerisola P., Milagros. Modelo Integración Global de Realización de Eventos M.I.G.R.E. 2002.
Año 2 / Nº 20 / 2002, pp. 35-63.
González, Julio. Informe de eventos: Congreso Mundial de Orientación. Año 1 / Nº 17 / 2001,
pp. 267-277.
* Esta Sección desaparece a partir de la Revista Nº 21.
** Esta Sección desaparece a partir de la Revista Nº 25.

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

236
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN • 2015, Julio - Diciembre, Vol 26, Nro. 46, ISSN: 316-5917.

237