You are on page 1of 4

Germanio ← Arsénico → Selenio

El arsénico (del persa zarnikh, ‘oropimente amarillo’ o bien del griego arsenikón, ‘masculino’) se conoce desde tiempos
remotos, los romanos sabían de sus efectos irritantes, tóxicos, corrosivos y parasiticidas. Los médicos árabes usaron
también los compuestos de arsénico en fumigaciones, píldoras y pociones además de en aplicaciones externas.

Roger Bacon y Alberto Magno se detuvieron en su estudio —se cree que este último fue el primero en aislar el elemento
en el año 1250— y Paracelso hizo de él una panacea. Leonardo da Vinci lo utilizó mediante endoterapia aplicándolo a los
manzanos para controlar a los ladrones de frutas. El primero que lo estudió con detalle fue Brandt en 1633 y Schroeder lo
obtuvo en 1649 por la acción del carbón sobre el ácido arsénico. A Berzeliuss se deben las primeras investigaciones acerca
de la composición de los compuestos del arsénico. En el siglo XVIII los arsenicales consiguieron un puesto de primer orden
en la terapéutica hasta que fueron sustituidos por las sulfamidas y los antibióticos.

Características periódicas

es un elemento químico de la tabla periódica cuyo símbolo es As y el número atómico es 33. En la tabla periódica de los
elementos se encuentra en el quinto grupo principal. El arsénico se presenta raramente sólido, principalmente en forma
de sulfuros. Pertenece a los metaloides, ya que muestra propiedades intermedias entre los metales de transición y los no
metales.

Configuración Electrónica: [Ar] 4s2 3d10 4p3. 5. ª Energía de ionización: 6043 kJ/mol

Radio Atómico: 114 pm 6. ª Energía de ionización: 12310 kJ/mol

Radio Iónico: (-3) 222pm; (+3) 69pm; (+5) 46pm. Serie química Metaloides

Afinidad Electrónica: 78 Kj.mol-1 Grupo, período, bloque 15, 4, p

Electronegatividad: 2,18 (escala de Pauling) Estado ordinario Sólido

Peso Atómico: 74,92160 Densidad 5727 kg/m3

1. ª Energía de ionización: 947,0 kJ/mol Punto de fusión887 K (614 °C)

2. ª Energía de ionización: 1798 kJ/mol Punto de ebullición 1090 K (817 °C)

3. ª Energía de ionización: 2735 kJ/mol Estructura cristalina Romboédrica

4. ª Energía de ionización: 4837 kJ/mol

Arsénico en la geosfera. (síntesis natural)

El arsénico aparece como un constituyente principal en más de 200 minerales (As


Nativo, arseniuros, sulfuros, óxidos, arsenatos y arsenitos)

La pirita es el sulfuro más frecuente en la naturaleza, ya que además de formarse en ambientes hidrotermales, también
se forma en medios sedimentarios de baja temperatura en condiciones reductoras, al encontrarse en una gran variedad
de ambientes, incluyendo ríos, lagos, fondos marinos, y acuíferos, donde al formarse puede incorporar arsénico en su
estructura, y donde, al variar las condiciones del medio, puede oxidarse y liberar ese arsénico. Las concentraciones de
arsénico en las rocas ígneas son bajas, por lo general, inferiores a 5 ppm con pocas diferencias entre los distintos tipos
litológicos. A pesar de su baja concentración de arsénico, determinadas rocas de naturaleza muy reactiva como cenizas
volcánicas de grano fino, pueden liberar cantidades suficientemente altas a las aguas. Las rocas metamórficas también
muestran contenidos bajos de arsénico, que no suelen superar 5 ppm, excepto las metapelitas, que tienen un contenido
medio de 18 ppm Las rocas sedimentarias presentan una mayor variabilidad en cuanto a contenido de arsénico, con
promedios y rangos algo superiores, con valores medios de 28,40 ppm. En general, la pelitas de origen marino son las que
tienen contenidos más altos de arsénico, que pueden ser excepcionalmente altos en ambientes medios oceánicos, con
promedios de 174 ppm. Además el arsénico se encuentra en un número de minerales comercialmente importantes tales
como la arsenopirita, rejalgar, oropimente y loellingite con arsenopirita es la más común. Estos minerales se calientan a
700 ° C en ausencia de aire. Los sublima arsénico como el mineral y el gas se condensa en arsénico sólido puro. También
que puede obtenerse arsénico como un subproducto de la minería y refinación de otros metales.

Arsénico en la atmósfera. (ciclo)


Las concentraciones de arsénico en la atmósfera son, normalmente, bajas, aunque pueden incrementarse de forma
natural por actividad volcánica, volatilización de baja temperatura o aerosoles marinos, a partir de materiales naturales o
por causas antropogénicas como emisiones de combustión, actividades industriales, etc. Estimándose que cerca del 70%
flujo de arsénico a la atmósfera tiene un origen antropogénico. La mayor parte del arsénico en la atmósfera se halla como
As (III)2º en partículas en suspensión (Cullen y Reimer, 1989). El retorno a la geosfera y a la hidrosfera se produce vía
deposición seca y húmeda (asociada a precipitaciones), calculándose una deposición total de arsénico en el rango de <1–
1000 µg m–2 año–1, dependiendo de factores como humedad y proximidad a los puntos de emisión (Schroeder et al.,
1987). En general, y a menos que se trate de áreas contaminadas por actividades industriales, la precipitación atmosférica
es despreciable como fuente de arsénico para la geosfera y la hidrosfera.
El arsénico presente en un medio geológico, puede tener su origen primario en relaciona deposición atmosférica, o estar
contenido en los minerales primarios, o en restos orgánicos que se depositen allí. Alternativamente, puede venir
transportado por el agua, bien como especie disuelta, bien en la fase sólida, como una especie adsorbida en partículas de
carga de fondo o en coloides en suspensión.

El arsénico se halla en las aguas naturales como especie disuelta, la cual se presenta por lo común como oxianiones con
arsénico en dos estados de oxidación, arsénico trivalente [As(III)] y arsénico pentavelente [As(V)], y con menos frecuencia
como As(0), As(-I) y As(-II). As(V) aparece como H3AsO4 Aunque tanto As(V)como As(III) son móviles en el medio, es
precisamente el As(III) el estado más lábil y biotóxico. El estado de oxidación del arsénico, y por tanto su movilidad, están
controlados fundamentalmente por las condiciones redox y el pH. De hecho, el arsénico es un elemento singular entre los
metaloides pesados y elementos formadores de oxianiones por su sensibilidad a movilizarse en los valores de pH típicos
de las aguas subterráneas (pH 6,5-8,5). Como aproximación, y sin tener en cuenta otros factores como contenido en
materia orgánica, en condiciones oxidantes, el estado As(V) predomina sobre As(III), encontrándose fundamentalmente
como H2AsO a valores de pH bajos (inferiores a 6,9), mientras que a pH más alto, la especie dominante es HAsO4 2- Otros
factores, como la concentración de determinados elementos, también controlan la especiación de arsénico y por tanto su
movilidad. Por ejemplo, en presencia de concentraciones altas de azufre, predominan las especies acuosas de azufre y
arsénico. Si en ese caso se establecen condiciones reductoras y ácidas, precipitarán sulfuros de arsénico (oropimente,
As2S3, y realgar, AsS).

Interacción agua-fase sólida: movilización y retención de arsénico La concentración de arsénico en las aguas naturales
está posiblemente controlada en gran medida por procesos de interacción sólido-solución. Existen dos categorías
fundamentales de procesos geoquímicos de interacción agua-fase sólida, que controlarán la movilización de arsénico en
el agua: 1) reacciones de adsorción desorción y 2) reacciones de precipitación-disolución dela fase sólida. La unión De
arsénico a una superficie de un óxido de hierro sería un ejemplo de reacción de adsorción.
El fenómeno inverso a esta reacción, arsénico desuniéndose de esa superficie, sería un ejemplo de reacción de desorción.
La precipitación consiste en la formación de una fase sólida a partir de componentes presentes en la solución acuosa. La
disolución de vidrio volcánico, o de la propia calcita, son algunos ejemplos de reacciones de disolución que pueden tener
lugar en la interacción agua-fase sólida.
4.1. Adsorción/desorción de arsénico en la fase sólida

Como se ha expuesto en el apartado 2.1, el arsénico puede ganar o perder electrones en reacciones de oxidación-
reducción. Como resultado de ese fenómeno, el arsénico puede estar presente en la naturaleza en diversos estados de
oxidación (-3, 0, +3 y +5), si bien

El ciclo global de arsénico. Si bien la actividad volcánica es la fuente original de gran parte del arsénico en las rocas
sedimentarias, en los últimos tiempos la meteorización del arsénico ha estado en equilibrio con la deposición de arsénico
en los sedimentos. Las actividades humanas, incluido el uso de arsénico, la quema de combustibles fósiles, el aumento de
la erosión de la tierra y la extracción y procesamiento de minerales sulfurados, han aumentado la cantidad de arsénico
que ingresa a los océanos por al menos un factor de 3. Este aumento no tendrá efecto sobre la concentración en los
océanos durante muchos cientos de años. Sin embargo, estas contribuciones culturales son la fuente de altas
concentraciones localizadas en muchas aguas dulces.

La emisión de arsénico a la atmósfera está relacionada con la temperatura alta.

Si bien el arsénico se asocia con la muerte, es un elemento esencial para la vida y su deficiencia puede dar lugar a diversas
complicaciones.

El arsénico posee características de metal y no metal, teniendo apariencia metálica pero compartiendo semejanzas con
elementos como el fosforo en su grupo. El Arsénico es anfótero y a diferencia del resto de los elementos de su grupo
sublima. Es poco resistente a la electricidad u también reemplaza al fosforo en compuestos biológicos.
En uso

Persevante de la madera (arseniato de plomo y cromo), uso que representa, según algunas estimaciones, cerca del 70 %
del consumo mundial de arsénico.

El arseniuro de galio es un importante material semiconductor empleado en circuitos integrados más rápidos, y caros, que
los de silicio. También se usa en la construcción de diodos láser y LED.

Aditivo en aleaciones de plomo y latones.

Insecticida (arseniato de plomo), herbicidas (arsenito de sodio) y venenos: a principios del siglo XX se usaban compuestos
inorgánicos pero su uso ha desaparecido prácticamente en beneficio de compuestos orgánicos (derivados metílicos). Sin
embargo, esas aplicaciones están declinando.8

El disulfuro de arsénico se usa como pigmento y en pirotecnia.

Decolorante en la fabricación del vidrio (trióxido de arsénico).

En desuso

Históricamente el arsénico se ha empleado con fines terapéuticos prácticamente abandonados por la medicina
occidental6 aunque recientemente se ha renovado el interés por su uso como demuestra el caso del trióxido de arsénico
para el tratamiento de pacientes con leucemia promielocítica aguda.9

Como elemento fertilizante en forma de mineral primario rico, para la agricultura.

A lo largo de la historia el arsénico y sus compuestos han sido utilizados con fines homicidas, fundamentalmente en forma
de anhídrido arsenioso (polvo blanco, insípido e inodoro llamado rey de los venenos).

Elaboración de insecticidas, herbicidas, raticidas, fungicidas, etc, aunque cada vez se utiliza menos con estos fines.