You are on page 1of 2

CÓMO FOMENTAR LA RESILIENCIA.

Arantxa Gómara Martín.


Psicóloga Con Acreditación Sanitaria y Orientadora Familiar

El libro del Dr. Luis Rojas Marcos Superar la adversidad: El poder de la


resiliencia en Espasa-Calpe, 2010, entre otros, ha posibilitado que conozcamos, de
manera sencilla, qué es la resiliencia. La resiliencia es un concepto que, en psicología,
se lleva utilizando desde los años 70. El psicólogo Boris Cyrulnik es quien más ha
trabajado y profundizado sobre esta capacidad, observando a niños sobrevivientes de los
campos de concentración, de los orfanatos rumanos y de las calles de Bolivia
principalmente.

Pero, ¿qué es la resiliencia? Por lo que hemos comentado hasta ahora, parece que
es algo para situaciones extremas, que no es algo para el día a día. Sin embargo, la
definición de resiliencia hace referencia a la capacidad que ponen en marcha personas
de cualquier edad, para sobreponerse a situaciones difíciles de la vida o generadoras de
estrés, y ser transformadas positivamente por ellas. Como vemos, la definición no hace
referencia a situaciones extremas de dificultad sino que nos habla de situaciones
difíciles de la vida, como pueden ser un fracaso escolar, la ruptura de una relación, la
pérdida de empleo, una enfermedad, la muerte de un ser querido… Situaciones por las
que, a lo largo de la vida, en mayor o menor medida, antes o después, todos podemos
pasar.

Aunque algunos estudiosos del tema consideraron en principio que la resiliencia


era una capacidad innata, hoy día sabemos que la resiliencia puede fomentarse. Es decir,
se puede preparar a las personas para fortalecer esta capacidad de enfrentarse a la
adversidad, de superar las dificultades que encuentren a lo largo de su ciclo vital, y la
incorporen a su proyecto de vida como algo que forma parte de su desarrollo integral.
En este sentido, tanto el entorno familiar como el escolar, juegan un importante papel en
la promoción y desarrollo de la resiliencia.

En un momento como el actual, en el que la escasa tolerancia a la frustración de


los niños/as y adolescentes es una característica frecuente, puede ser necesaria una
mayor concienciación de la importancia que tiene potenciar en ellos, desde la infancia,
los factores que influyen en la adquisición de la resiliencia.

Algunas de las actitudes o pautas que podemos seguir para fomentarla son las
siguientes:

Desde los 2 años hasta…

- Demostrar el cariño, tanto con expresiones verbales como no verbales.


- Poner reglas, normas y utilizar disciplinas que no humillen o expresen rechazo.
- Reconocer los logros, el autocontrol o cualquier avance que se produzca en su
desarrollo (por ejemplo, control de esfínteres, recoger los juguetes o hacer un
rompecabezas).
- Utilizar expresiones de confianza y ánimo en sus posibilidades reales como
“sé que lo puedes hacer”.
- Potenciar y valorar la capacidad de hablar, de pedir ayuda y la búsqueda de
autonomía.
- Propiciar el buen humor.
- Promover un ambiente estable pero, también, con nuevas experiencias como
relacionarse con otros niños en el parque, apuntarse a alguna actividad fuera
del entorno escolar…
- Ayudarle reconocer y a expresar sus sentimientos, ya sean positivos o
negativos, así como los de los demás, posibilitando la elaboración de los
sentimientos negativos. Por ejemplo, si un niño nos dice “siento rabia”, no
tenemos que decirle que no debe sentirla sino animarle a que nos diga por qué
la siente y cómo, a que se desahogue y, si lo necesita, que llore.
- No evitar que se enfrente a situaciones difíciles. Acompañarle en ellas si su
edad lo requiere.
- Apoyarle y animarle en situaciones estresantes.
- Promover la flexibilidad como respuesta a situaciones adversas, por ejemplo,
buscar o pedir ayuda ante una situación difícil, compartir sentimientos con una
amigo/a en vez de sufrir a solas…
- Fomentar el diálogo, la exposición de opiniones sobre diferentes temas,
respetando sus opiniones, aunque no las compartamos.
- Negociar las cuestiones que surgen a medida que demandan independencia.

Si pensamos que promover la resiliencia es fomentar la posibilidad de vivir de otra


manera, de construir un mundo diferente, ayudando a que las condiciones de vida de
cada uno de nosotros mejoren, merece la pena poner empeño en trabajar para formar
personas resilientes.