You are on page 1of 7

Análisis Deontológico de la Profesión Docente

INTERROGANTES:

1.- Cuáles son los principios éticos que regulan el ejercicio de la profesión docente,
según la Constitución, la LOE y el reglamento del ejercicio de la profesión docente?
( interpretar cada artículo),

2.- realiza un análisis de la docencia como profesión, valores y normas que regulan
el ejercicio de la profesión desde su punto de vista.

3.- Describir las políticas de formación docente del estado venezolano.

4. Disertar sobre los aportes de los docentes en la construcción de nuevas bases


sociales.

Recuerden que la actividad es grupal (3), que deberán enviarme la producción a mi


correo y que está íntimamente relacionada con el foro de disc. Que tendremos el
jueves, saludos.

RESPUESTAS
1.- CUÁLES SON LOS PRINCIPIOS ÉTICOS QUE REGULAN EL EJERCICIO DE
LA PROFESIÓN DOCENTE, SEGÚN LA CONSTITUCIÓN, LA LOE Y EL
REGLAMENTO DEL EJERCICIO DE LA PROFESIÓN DOCENTE?
(INTERPRETAR CADA ARTÍCULO),
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela

Capítulo VI de los Derechos Culturales y Educativos


Artículo 102. La educación es un derecho humano y un deber social fundamental,
es democrática, gratuita y obligatoria. El Estado la asumirá como función
indeclinable y de máximo interés en todos sus niveles y modalidades, y como
instrumento del conocimiento científico, humanístico y tecnológico al servicio de la
sociedad. La educación es un servicio público y está fundamentada en el respeto a
todas las corrientes del pensamiento, con la finalidad de desarrollar el potencial
creativo de cada ser humano y el pleno ejercicio de su personalidad en una sociedad
democrática basada en la valoración ética del trabajo y en la participación activa,
consciente y solidaria en los procesos de transformación social consustanciados
con los valores de la identidad nacional, y con una visión latinoamericana y
universal. El Estado, con la participación de las familias y la sociedad, promoverá el
proceso de educación ciudadana de acuerdo con los principios contenidos de esta
Constitución y en la ley.
Como lo establece la Carta Magna, la educación es un derecho de todos,
además debe ser gratuita y obligatoria, y es el estado quien debe brindar las
condiciones necesarias, fundamentales y de participación con el fin de
desarrollar el potencial de todos los seres humanos de nuestra nación.
Artículo 103. Toda persona tiene derecho a una educación integral, de calidad,
permanente, en igualdad de condiciones y oportunidades, sin más limitaciones que
las derivadas de sus aptitudes, vocación y aspiraciones. La educación es obligatoria
en todos sus niveles, desde el maternal hasta el nivel medio diversificado. La
impartida en las instituciones del Estado es gratuita hasta el pregrado universitario.
A tal fin, el Estado realizará una inversión prioritaria, de conformidad con las
recomendaciones de la Organización de las Naciones Unidas. El Estado creará y
sostendrá instituciones y servicios suficientemente dotados para asegurar el
acceso, permanencia y culminación en el sistema educativo. La ley garantizará igual
atención a las personas con necesidades especiales o con discapacidad y a quienes
se encuentren privados de su libertad o carezcan de condiciones básicas para su
incorporación y permanencia en el sistema educativo. Las contribuciones de los
particulares a proyectos y programas educativos públicos a nivel medio y
universitario serán reconocidas como desgravámenes al impuesto sobre la renta
según la ley respectiva.
Esta educación tiene que ser de completa y calidad, sin importar raza, color,
religión, sexo, todos deben tener las mismas oportunidades de recibir esta
educación, y para ello el estado debe proveer las condiciones como de
infraestructura, servicios y mantenimiento de las instalaciones educativas, de
manera que puedan brindar o cumplir con la finalidad para lo cual fueron
hechas.
Artículo 104. La educación estará a cargo de personas de reconocida moralidad y
de comprobada idoneidad académica. El Estado estimulará su actualización
permanente y les garantizará la estabilidad en el ejercicio de la carrera docente,
bien sea pública o privada, atendiendo a esta Constitución y a la ley, en un régimen
de trabajo y nivel de vida acorde con su elevada misión. El ingreso, promoción y
permanencia en el sistema educativo, serán establecidos por ley y responderá a
criterios de evaluación de méritos, sin injerencia partidista o de otra naturaleza no
académica.
Esta educación, que un hecho de suma importancia, ya que no es cualquier
cosa, se trata sobre la educación de nuestros hijos, del futuro del país, razón
por la cual las personas responsables de ésta educación deben ser ejemplo
para los niños, es por ello que debe ser reconocida moralidad y de
comprobada idoneidad académica, por lo que estado esta en la obligación de
brindar la capacitación y actualización permanente de los docentes.

LEY ORGÁNICA DE EDUCACIÓN. Caracas, a los trece días del mes de agosto de
dos mil nueve.

Los principios y valores rectores de la educación


Artículo 3.- La presente Ley establece como principios de la educación, la
democracia participativa y protagónica, la responsabilidad social, la igualdad entre
todos los ciudadanos y ciudadanas sin discriminaciones de ninguna índole, la
formación para la independencia, la libertad y la emancipación, la valoración y
defensa de la soberanía, la formación en una cultura para la paz, la justicia social,
el respeto a los derechos humanos, la práctica de la equidad y la inclusión; la
sustentabilidad del desarrollo, el derecho a la igualdad de género, el fortalecimiento
de la identidad nacional, la lealtad a la patria e integración latinoamericana y
caribeña.
Se consideran como valores fundamentales: el respeto a la vida, el amor y la
fraternidad, la convivencia armónica en el marco de la solidaridad, la
corresponsabilidad, la cooperación, la tolerancia y la valoración del bien común, la
valoración social y ética del trabajo, el respeto a la diversidad propia de
los diferentes grupos humanos. Igualmente se establece que la educación es
pública y social, obligatoria, gratuita, de calidad, de carácter laico, integral,
permanente, con pertinencia social, creativa, artística, innovadora, crítica,
pluricultural, multiétnica, intercultural y plurilingüe.

Como ya se dijo según el artículo 102 de la CRBV, la educación es un derecho


de todos, además debe ser gratuita y obligatoria, y es el estado quien debe
brindar las condiciones necesarias, fundamentales y de participación con el
fin de desarrollar el potencial de todos los seres humanos de nuestra nación,
es decir, la democracia participativa y protagónica, la responsabilidad social,
la igualdad entre todos los ciudadanos y ciudadanas sin discriminaciones de
ninguna índole, la formación para la independencia, la libertad y la
emancipación, la valoración y defensa de la soberanía, la formación en una
cultura para la paz, la justicia social, el respeto a los derechos humanos, la
práctica de la equidad y la inclusión; la sustentabilidad del desarrollo, el
derecho a la igualdad de género, el fortalecimiento de la identidad nacional, la
lealtad a la patria e integración latinoamericana y caribeña.

Principios de la responsabilidad social y la solidaridad

Artículo 13. La responsabilidad social y la solidaridad constituyen principios básicos


de la formación ciudadana de los y las estudiantes en todos los niveles y
modalidades del Sistema Educativo.
Todo y toda estudiante cursante en instituciones y centros educativos oficiales o
privados de los niveles de educación media general y media técnica del subsistema
de educación básica, así como del subsistema de educación universitaria y de las
diferentes modalidades educativas del Sistema Educativo, una vez culminado el
programa de estudio y de acuerdo con sus competencias, debe contribuir con el
desarrollo integral de la Nación, mediante la práctica de actividades comunitarias,
en concordancia con los principios de responsabilidad social y solidaridad,
establecidos en la ley. Las condiciones para dar cumplimiento al contenido de este
artículo serán establecidas en los reglamentos.

Una vez que el estado ha brindado el derecho a educarse, el mismo está en la


responsabilidad de realizar su aporte a la nación, ayudando al desarrollo del
país.

Reglamento del Ejercicio de la Profesión Docente


Artículo 4°: El ejercicio profesional de la docencia constituye una carrera, integrada
por el cumplimiento de funciones, en las condiciones, categorías y jerarquías
establecidas en este Reglamento.
La carrera docente estará a cargo de personas de reconocida moralidad y de
idoneidad docente comprobada, provistas del título profesional respectivo.

Una vez más se repite lo que dice el artículo 104 de CRBV, donde se establece
que las personas que están a cargo de la educación de nuestros hijos, tienen
o deben ser personas que brinden ejemplo con su vivencia, personas de
reconocida moralidad y de idoneidad docente comprobada. Se observa una
vez más como se hace hincapié sobre el aspecto de la moralidad de los
docentes.

Artículo 6°: Son deberes del personal docente:


1. Observar una conducta ajustada a la ética profesional, a la moral, a las buenas
costumbres y a los principios establecidos en la Constitución y leyes de la
República.
2. Cumplir las actividades docentes conforme a los planes de estudios y desarrollar
la totalidad de los objetivos, contenidos y actividades, establecidos en los programas
oficiales, de acuerdo con las previsiones de las autoridades competentes, dentro
del calendario escolar y de su horario de trabajo, conforme a las disposiciones
legales vigentes.
3. Planificar el trabajo docente y rendir oportunamente la información que le sea
requerida.
4. Cumplir con las disposiciones de carácter pedagógico, técnico, administrativo y
jurídico que dicten las autoridades educativas.
5. Cumplir con las actividades de evaluación.
6. Cumplir con eficacia las exigencias técnicas relativas a los procesos de
planeamiento, programación, dirección de las actividades de aprendizaje,
evaluación y demás aspectos de la enseñanza-aprendizaje.
7. Asistir a todos los actos académicos y de trabajo en general para los cuales sea
formalmente convocado dentro de su horario de trabajo.
8. Orientar y asesorar a la comunidad educativa en la cual ejerce sus actividades
docentes.
9. Contribuir a la elevación del nivel ético, científico, humanístico, técnico y cultural
de los miembros de la institución en la cual trabaja.
10. Integrar las juntas, comisiones o jurados de concursos, calificación de servicio
de docentes y trabajos de ascenso, para los cuales fuera designado por las
autoridades competentes.
11. Dispensar a los superiores jerárquicos, subordinados, alumnos, padres o
representantes y demás miembros de la comunidad educativa, el respeto y trato
afable, acordes con la investidura docente.
12. Velar por el buen uso y mantenimiento de los ambientes de trabajo y de
materiales, y de los equipos utilizados en el cumplimiento de sus labores.
13. Coadyuvar eficazmente en el mantenimiento del orden institucional, la disciplina
y el comportamiento de la comunidad educativa.
14. Promover todo tipo de acciones y campañas para la conservación de los
recursos naturales y del ambiente.
15. Los demás que se establezcan en normas legales y reglamentarias.

El docente debe cumplir con los literales mencionados anteriormente, ya que


son sus deberes, ya que de esta manera va contribuir a un desarrollo integral
de los estudiantes a su cargo, y por ende al desarrollo de nuestra nación.

Artículo 9°: Todo profesional de la docencia de reconocida moralidad y de


idoneidad docente comprobada, podrá optar a cargos docentes de conformidad con
el régimen que se establece en el presente Reglamento.

Se observa una vez más como se hace hincapié sobre el aspecto de la


moralidad de los docentes, donde éstos deben ser ejemplo de vida para sus
estudiantes.

2.- REALIZA UN ANÁLISIS DE LA DOCENCIA COMO PROFESIÓN, VALORES


Y NORMAS QUE REGULAN EL EJERCICIO DE LA PROFESIÓN DESDE SU
PUNTO DE VISTA

El docente, en definitiva, reconoce que la enseñanza es su vocación y profesión


fundamental. Por lo tanto, sus habilidades consisten en formar personas integras
para su próxima vida en sociedad, además este proceso debe ser dar de la mejor
forma posible para entregar y recibir una educación de calidad.

El docente no es un transmisor de información, sólo cuando éste se dedique a


motivar procesos cognitivos que posibiliten que el estudiante construya
conocimiento se transformará en docente, lo que tendría como consecuencia que
pueda transformar realidades de sus alumno. Por lo tanto, se pide que el docente
apoye y guíe al estudiante no sólo hacía la adquisición de conocimientos, sino
también del desarrollo de las habilidades, destrezas, valores y actitudes que les
permita dar respuesta a la diversidad de problemas que se le presenten, donde la
solución no sólo sea individual sino también en equipo, a partir de la comprensión
del otro y de su entorno, fundamentadas en los valores de respeto, tolerancia,
compromiso, cooperación, solidaridad, es decir, debe ser capaz de impulsar a sus
alumnos al desarrollo de la autonomía, orientada al progreso personal pleno, al
aprovechar las posibilidades que ofrece la educación a lo largo de la vida.
La docencia así la podremos entender como el arte de transmitir no tan sólo
conocimientos a los alumnos, sino que más bien es el arte de formarlos como
personas integras para desenvolverse en la sociedad. Además este rol de
transmisión sólo lo podrá cumplir un docente el cual tiene estudios universitarios o
superiores en donde lo educan para aplicar la pedagogía como método de
enseñanza a sus futuros alumnos, el docente es capaz de detectar eventuales
problemas y debe buscar la forma de solucionarlo en la base de lo que algún día
aprendió, es capaz de tomar decisiones que faciliten el aprendizaje en sus alumnos,
es una persona destinada vocacionalmente a ayudar a sus alumnos en cualquier
tema.
3.- POLITICAS DE FORMACION DOCENTE DEL ESTADO VENEZOLANO

En la actualidad las políticas y reformas educativas han concedido mayor


importancia a la escuela, destacándose la autonomía y la participación escolar como
centro de una política educativa que pretende mejorar los resultados de la
prestación del servicio educativo, expresados en términos de acceso, eficiencia y
calidad. Sin embargo, es elevado aún el desconocimiento que persiste en la
sociedad venezolana sobre la manera en que deben concebirse el proceso
educativo, el cual se expresa mediante las políticas del Estado; para alcanzar
resultados y sobre la forma de diseñar e implementar planes de mejoramiento.

El Estado venezolano a través de sus políticas públicas manifiesta como objetivo


alcanzar la justicia social basada en la inclusión social, para disfrutar los derechos,
disminuyendo las inequidades y priorizando necesidades sociales. Asimismo, lograr
el bien común es un valor preeminente; los valores culturales, la interculturalidad, el
deporte y recreación. Ética del trabajo, participación ciudadana, corresponsabilidad
educativa, actualización y tecnología, identidad nacional y respeto a corrientes de
pensamiento, las cuales son políticas emprendidas por el Estado en materia
educativa.

El tema de la formación docente, en los actuales momentos, constituye una


prioridad básica tanto para el Estado venezolano, como para las universidades de
las cuales egresan profesionales que se dedicarán al trabajo de índole pedagógica,
especialmente la Universidad
PedagógicaExperimental Libertador. Un acontecimiento no atendido suficiente
mente, es el referido a la formación docente en Venezuela.

4. DISERTAR SOBRE LOS APORTES DE LOS DOCENTES EN LA


CONSTRUCCIÓN DE NUEVAS BASES SOCIALES.

Ser profesional o desempeñar una profesión nos sitúa en un determinado escenario


de prestigio y de estatus social o, al menos, de cierto orgullo personal por las
competencias intelectuales, morales y económicas desplegadas para llegar a ser
un profesional. Y para los que no logran esta categoría, una profesión representa
uno de los mayores anhelos para alcanzar movilidad social. Sobre todo si ésta
profesión es la de Docencia o Maestro, donde éste es un ejemplo a seguir o imitar,
por lo que debe dar el ejemplo a seguir.

La profesión docente con sus denominaciones, con las que se ha definido esta
práctica: maestro, profesor, enseñante o docente, existe una amplia evidencia del
interés por analizar esta práctica aún antes de que se conformara el sistema
educativo del estado nacional. Es por ello que la docencia abarca una infinidad de
retos, de los cuales todos y cada uno de ellos se nos van dando a lo largo de la vida.
Así pues es necesario crear un ambiente de confianza y seguridad, pero sobre todo
que sea agradable para los niños, esto no quiere decir que se sean permisivos, es
necesario crear disciplina y fomentar Educación, cohesión social, y valores
positivos en nuestros educandos.

Para Matsuura (2000), Según el nuevo orden mundial, la educación debe contribuir
al desarrollo de la participación equitativa y responsable en la globalización cultural.
Ver al mundo constituido por un conjunto dinámico, integrado e interconectado de
saberes, ayudará a legitimar las identidades locales que se forman al aceptar la
diversidad cultural e ideológica. Obviamente, esta formación legitimizada de
identidades está subsumida en la evolución de los procesos de globalización, y está
vinculada directamente con el desarrollo de las ntic.

Lo que realmente importa ahora es precisar los valores que tiene la estructura social
actual y el impacto que ha generado en el escenario educativo, centrándose sobre
el docente que se requiere para la nueva era. La enseñanza de valores intentará una
propuesta didáctica que propenda a la construcción personal de "convicciones"