You are on page 1of 2

Hipólito Unanue

(Arica, 1755 - Lima, 1833) Científico y político peruano. Hipólito Unanue, la


figura más importante de la Ilustración peruana, se graduó en medicina
alrededor de 1784, bajo la dirección de Gabriel Moreno, y fue profesor de
anatomía en la Universidad de San Marcos durante el año 1789.

Hipólito Unanue

Escéptico con la reforma de las universidades, escolásticas y controladas


desde la península, Hipólito Unanue se esforzó, una y otra vez, en crear
instituciones científicas independientes donde la ciencia moderna pudiera ser
enseñada a los criollos. En 1794 inauguró unos cursos de lecciones clínicas
pensados para ayudar a los estudiantes, algunos de los cuales eran mulatos
apartados de la Universidad. En 1792 fundó un anfiteatro anatómico, en el
Hospital de San Andrés, para dar enseñanza práctica en anatomía. Durante
los mismos años (1791-1794) fue editor del Mercurio Peruano, el vehículo más
importante par la difusión de las ideas científicas en Perú.
Entre 1799 y 1805, Unanue recogió datos para su obra capital, Observaciones
sobre el clima de Lima, un tratado que, dentro de la tradición hipocrática, se
proponía explicar las causas climáticas de las enfermedades de la ciudad de
Lima. Para verificar sus tesis, relacionó datos meteorológicos con
observaciones clínicas, combinando conceptos médicos modernos y
tradicionales.
A pesar de las frecuentes citas de Newton y del médico neerlandés Hermann
Boerhaave, el libro de Unanue tiene un tono arcaico. Negó la importancia
de la química para la ciencia médica, y su insistencia en la singularidad
climática (y, por tanto, médica) de Lima influyó a algunos médicos
posteriores, que negaron la utilidad de los remedios habituales para las
enfermedades peruanas y se adhirieron de forma exagerada y dogmática a
las teorías de Unanue.
Contrariamente, la parte racional de Unanue consistió en refutar la
afirmación de Georges Louis Leclerc, Conde de Buffon, de que el clima, el ambiente,
la flora y la fauna del Nuevo Mundo eran inferiores a la del Viejo. Unanue,
tras citar la refutación que Thomas Jefferson hizo a Buffon en sus Notes on the State
of Virginia, adujo sus propias observaciones para apoyar la postura
americanista. Las especies importantes no degeneraban en el Nuevo Mundo,
y Europa podía alardear de tener tantas bestias e insectos nocivos como
América, si no más.

En 1807, Unanue presentó al virrey José de Abascal un plan para una nueva
escuela médica, recomendando que fuera establecida en uno de los
hospitales de la ciudad, donde los estudiantes pudieran aprender anatomía,
fisiología, cirugía y farmacia. El colegio de San Fernando abrió, en 1811, con
diez profesores, la mayoría de ellos discípulos o colegas de Unanue en el
Anfiteatro. El plan de estudio, decididamente moderno, incluía matemáticas,
psicología y física experimental, con textos seleccionados personalmente por
Unanue.

Además del citado, Hipólito Unanue fue autor de numerosos libros y estudios,
entre los que destacan Ensayos sobre la educación de la juventud y Guía política,
eclesiástica y militar del virreinato del Perú.