You are on page 1of 4

periodo de los 30 años en Guatemala

Regimen de los 30 años es el período conocido en la historia


de Guatemala entre 1839 y 1871, durante el cual los
grupos conservadores tuvieron más influencia en la vida pública
del país. Culminó con la caída del presidente Vicente Cerna en
1871 (Asociación de Amigos del País, 2004).
En 1821, Guatemala se declaró independiente de España y se
inició una pugna entre los grupos más conservadores de la
sociedad –que después se agruparon en las filas del Partido
Conservador– y los ideólogos del liberalismo político que
formaron el Partido Liberal. Las luchas entre liberales y
conservadores enturbiaron los primeros años de la independencia
y el Congreso Federal de 1823, fue escenario de los intentos de
las facciones para conquistar el poder político y económico del
país (Móbil, 2011).
Después de muchos problemas, en 1831, el doctor Mariano
Gálvez llegó a ocupar la primera magistratura del Estado de
Guatemala. Gálvez inició una profunda labor de reestructuración
del Estado, que comprendió un control sobre los bienes de la
iglesia y la expulsión del arzobispo Ramón Casaus y Torres.
Este control consistió además de la supresión de los tributos que
se pagaban a la iglesia, la confiscación de sus bienes, la
supresión de asuetos religiosos, la autorización del matrimonio
civil y la legislación del divorcio (Móbil, 2011).
Además, puso en evidencia el sistema lancasteriano de
educación, creó una escuela de minerología y otra de educación
moral, y sustituyó la Universidad de Guatemala por una Academia
de Estudios (Móbil, 2011).
Gálvez también inició una política de colonización de tierras
incultas que serían pobladas por extranjeros, la cual motivó la
resistencia de los terratenientes, quienes veían amenazada su
propiedad. A la vez, cambió el sistema de tributación y recurrió a
establecer un impuesto de dos pesos per cápita, utilizó los bienes
de la iglesia e impuso préstamos forzosos a los propietarios ricos.
También estableció un impuesto de viabilidad que soportaron
principalmente los campesinos, con el objetivo de ampliar la red
de carreteras del país (Móbil, 2011).
Las reformas legislativas fueron también impulsadas por Gálvez:
estableció el matrimonio civil y el divorcio, y fundamentalmente,
reformó el sistema jurídico penal para poner en vigencia en
Guatemala el Código de Livingston, que estableció el sistema
de jurados (Móbil, 2011).
En realidad, la vieja oligarquía, los ricos comerciantes y la
jerarquía ecclesiástica sintieron tambalear su poder económico y
político: Gálvez pretendía modernizar una nación que se
encontraba en un verdadero estado patriarcal. La reacción a estas
inusitadas reformas no se hizo esperar y los caciques rurales,
ayudados por los curas, levantaron una opinión desfavorable al
gobierno que luego tomó el carácter de una verdadera revolución
(Móbil, 2011).
Los pueblos de Santa
Rosa, Jumaytepeque, Jalpatagua, Moyuta y Conguaco decidie
ron levantarse en armas contra el gobierno y el General Rafael
Carrera fue designado para ponerse a la cabeza de los facciosos.
Pronto se convirtió Carrera en jefe máximo de la rebelión de la
montaña que creció constantemente (Móbil, 2011).
La figura central de esta etapa fue Carrera. Líder de los
montañeses, quien llegó a imponerse a liberales y a
conservadores. La Rebelión de la Montaña había exigido la
derogación de ciertas leyes liberales, como los Códigos de
Livingston, el impuesto personal decretado por Mariano Gálvez y
la amnistía para los desterrados políticos de 1829, entre otras. En
1839, Carrera reinstaló en el Gobierno a Mariano Rivera Pazy
este ejecutó las peticiones de los Montañeses y separó a
Guatemala de la Federación. Gobernó como Jefe de Estado hasta
1844, teniendo a Carrera como el hombre fuerte y jefe militar. En
diciembre de este año Rivera Paz renunció y fue sustituído por
Rafael Carrera, electo Jefe Político para el período 1844-1848.
Carrera combatió a las bandas armadas rebeldes que seguían
activas en el Oriente y logró imponer un poco de paz en el país.
En 1847 creó la República de Guatemala (Móbil, 2011).
En 1851, en la Batalla de La Arada, Carrera derrotó una invasión
militar de los países centroamericanos. En octubre de ese año fue
nombrado Presidente de Guatemala y, tres años después,
elevado al rango de Presidente Vitalicio. La situación interna se
estabilizó con la prosperidad económica que produjo el cultivo de
la grana, desde la década de 1840. En 1852 se firmó un
Concordato con la Santa Sede, por la cual se garantizó el retorno
de las órdenes religiosas. En 1856, Guatemala participó en la
Guerra Nacional de Centroamérica, es decir, en la acción militar
coordinada de las repúblicas de Centroamérica contra la invasión
filibustera de Willian Walker, en Nicaragua. En 1859, Guatemala
firmó un tratado con Inglaterra sobre el territorio de Belice, y en
1863 un tratado de paz con España (Asociación de Amigos del
País, 2004).
Carrera murió el 14 de abril de 1865. Lo sucedió el
Mariscal Vicente Cerna, quien, electo para gobernar de 1865 a
1869, fue reelecto par un segundo período, el que ya no pudo
terminar porque lo derrocó la sublevación liberal de 1871
(Asociación de Amigos del País, 2004).