You are on page 1of 7

Barthes, R.

“La semántica del objeto” en La aventura semiológica, Barcelona, Paidós, 1992

1. Diferencie los conceptos de comunicación y significación


2. ¿Por qué los objetos no escapan al sentido? Relacione con polisemia.
3. Explique el proceso de naturalización de los objetos ¿Cómo se vincula esta idea con el
aspecto ideológico de la sociedad?

1. La diferencia según Barthes entre comunicar y significar quiere decir que los objetos no
sólo nos transmiten una mera información, sino también sistemas estructurados de
signos: diferencias y oposiciones, contrastes.

Comunicación se puede pensar de una forma lineal y llana o de un modo más complejo en
el que actúan otros actores como el contexto, la cultura, competencias, etc.; cuestiones
que varían el sentido. Comunicación y significación pasa a ser una cuestión de
nomenclatura. Comunicar pensando en términos de significaciones.

2. Se define al objeto como “una cosa que sirve para algo”, eso lo pone en una situación de
mediador entre la acción y el hombre para actuar sobre el mundo, para modificarlo.
Quiere decir que el objeto esta inmerso en una trama social donde significan cosas.
Suponen sentido, más allá del uso del objeto. Por ej. Un teléfono trae consigo otras
connotaciones más allá de servir para telefonear conlleva el sentido desde el momento
que es producido (se los piensa, se los proyecta y se los crea). Mismo si fuera sin intención,
el hombre hace una lectura sobre ello (lo que fuere) y le da un sentido a ese objeto.

Es polisémico porque su significado no depende del emisor sino del receptor, el lector del
objeto. No solamente por distintas personas, sino también uno mismo lo puede ver de
maneras diferentes. Se generan diferentes lecturas de sentido de un mismo objeto. Más
allá de la función del objeto, se le puede otorgar un sentido, aunque sea “no tener
sentido”. El objeto atraviesa por una trama cultural/social al cual luego uno le hace la
lectura, no se puede limitar al objeto como un útil funcional.

3. El objeto parece siempre funcional, en el momento en que lo leemos como un signo. Al ser
tratado como signo decimos que tiene un sentido, que es siempre un producto de la
cultura. Este hecho de cultura es constantemente naturalizado, que te hace creer en una
situación “transitiva” del objeto. A veces se instalan tanto los sentidos, que uno los ve
como natural.

Pensamos que estamos en un mundo práctico de usos, funciones, de domesticación total


del objeto, pero también estamos en un mundo de sentido: la función hace nacer al signo,
pero este es reconvertido en el espectáculo de una función. Hay un retorno a la función.

El objeto no viene con un sentido, sino que la lectura del mismo se la da.

El aspecto ideológico sería pensar que viene con ese sentido, y no que nosotros le damos
ese sentido.

Ej.: sentarse en una mesa a comer en el piso, donde todos se sientan en una silla; estaría
antinatural, pero en otra cultura sería natural.
O sea, el objeto ideológico sería que a la construcción de sentido uno la hace “natural” lo
que fue una construcción de la sociedad. Primero es creado, luego naturalizado y en una
cultura todo es construido.

Bajtín, M. “El problema de los géneros discursivos” en Estética de la Creación Verbal, México, Siglo
XXI, 1982

1. ¿Qué son según Bajtín los géneros discursivos?


2. ¿Qué características posee el enunciado?
3. ¿Cómo trata Bajtín la problemática de la creación individual?
4. ¿Qué significa que cada enunciado es un eslabón en la cadena de la comunicación
discursiva?
5. ¿Qué crítica realiza Bajtín al esquema tradicional de la comunicación que elabora
Jacobson? ¿En qué se modifica el rol del oyente?
6. ¿Cómo cree que puede aplicarse - según Arfuch – el concepto de “género discursivo al
Diseño Gráfico?

1. Géneros discursivos: Esferas de la vida. No pueden encerrarse en una definición ya que


son amplios los géneros (el tema, el estilo, la composición)

No tienen leyes, pero se respetan con acuerdos para no ser trasgredidos.

Conjunto de enunciados con características en común.

Cada enunciado es individual, pero cada esfera del uso de la lengua elabora sus
tipos de enunciados (conjunto), relativamente estables, no son inalterables, a los
que denomina: géneros discursivos. Habla de que hay 3 momentos vinculados a
la totalidad del enunciado que son: el tema, el estilo y la composición (formal). Es
tan amplio, ampliables y difuso que no hay un solo enfoque para definirlos, sino
que son heterogéneos (no hay un tipo de enunciados). Se pueden estudiar dentro
de su especificidad. A su vez los géneros discursivos pueden ser: simples (orales)
o complejos (escritos). Habla de simples refiriéndose al diálogo cotidiano, una
carta, saludos, etc. Que son directos, familiar. Estos le dan sentido a los complejos
que son situaciones culturales más complejas como la novela, el drama,
investigación científica, etc. La función va a condicionar la articulación de los
enunciados (tema, estilo, composición) en el género discursivo (no es final, es
diálogo). Siempre hablamos (enunciamos) por medio de géneros discursivos. Los
aprendemos mediante reglas que sabemos que existen pero no nos fueron
enseñadas. Son híbridos y variables en el tiempo, es difícil marcar los límites de
cada uno porque se modifican (no son estáticos). Lo mismo si es un pequeño
enunciado o uno grande, forman partes de distintos géneros.

-Siempre enunciamos por medio de géneros discursivos. Conjunto de enunciados con


tema, estilo y composición similar. Organizan nuestro discurso. Los géneros son
heterogéneos, híbridos y cambiantes en el tiempo. (Hay más de un tipo de enunciados,
variables) Son aprendidos de forma inconciente. Los géneros son tan amplios que se
dividen en primarios y secundarios.

2. 3 momentos: temático, estilístico, compositivo.


Es social pero refleja la individualidad del hablante.

El enunciado es social pero individual, porque refleja la individualidad del


hablante. Es la unidad de la comunicación discursiva a diferencia de la oración
como unidad de la lengua. Tiene carácter concluso (agotamiento del sentido,
intencionalidad discursiva, voluntad, formas típicas. Siempre genera respuesta,
aunque no es inmediata – dialogismo – físicamente o no. Participa y se anticipa, y
uno se hace la idea del otro.)

Sirve para poder ser contestado (concluye un sentido). El enunciado siempre esta
vinculado con el contexto. No hablamos por medio de oraciones, sino que hablamos por
medio de enunciados (lugar, sentido). Siempre que hablamos lo hacemos mediante
enunciados. Se cuando empieza y cuando termina el enunciado, cuando cambia el sujeto.
Afectividad y expresividad de uno mismo afecta el enunciado, tiene que ver con la
entonación, porque es dicho por alguien. Tiene autor, esta dirigido a alguien, una
intención. La oración sola no tiene sentido, al enunciarla y concluir se le da (concluye un
sentido).

FRONTERA: Es cuando comienza o termina el enunciado por el cambio del sujeto.

CARGA AFECTIVIDAD Y EXPRESIVIDAD: Dicho por alguien en una forma y en un lugar.

CONCLUSIVIDAD: Cuando dejo de enunciar. Cara interna de la frontera.

-------> Agotamiento del sujeto.

3 aspectos: -------> Intencionalidad discursiva.

(de la conclusividad) -------> Formas típicas.

SOCIAL: Siempre están efectuados a “otro” (conocido, desconocido, uno más) y siempre va
a generar una respuesta.

3. La problemática es que el enunciado es individual pero acciona en un marco social por lo


que forma parte de esa trama. Se ve afectado e influido por lo social. A su vez dependen
de la capacidad creadora de cada uno para no terminar repitiendo géneros. Esta
capacidad tiene que ver con el estilo, la posibilidad de agotar el sentido (y las condiciones
en que lo agotan) y la forma gramatical que elige (palabras, etc.) Todo esto lo elige de
aquel marco social en el que esta la idea de creación individual es abstracta e imposible.
Una idea desde cero no existe sino que estamos atravesados por lo social; si existe como
uno va a operar sobre eso. Todo lo que decimos es en respuesta a cosas ya dichas.

-La individualidad se encuentra en el estilo, en la forma de agotar el sentido, eligiendo la


forma gramatical, siempre y cuando se base en normas socialmente pactadas en el
género discursivo en el cual se encuentra.

No existe la creación individual. Siempre estamos basados en otros. Si existen creadores


individuales extractos.

Utilizamos discursos anteriores a los cuales los cargamos con nuestra propia expresividad.
El otro esta siempre en el enunciado, este o no presente.

4. Uno cuenta con la presencia de enunciados anteriores, suyos o ajenos, con los cuales su
enunciado determinado establece toda suerte de relaciones complejas. Esto tiene que ser
comprendido como una abstracción y no como la totalidad concreta del fenómeno. Porque
sino se transforma en ficción. Todo lo que uno dice no lo dice porque sí, sino que es
contestatario de algo anterior.

5. En el esquema tradicional hay un emisor que envía un mensaje a un receptor. El emisor es


activo y el receptor pasivo. Bajtín dice que este esquema es una abstracción teórica. En la
vida real esto no ocurre, es mucho más complejo. Porque el receptor es activo (no pasivo)
porque todo enunciado esta orientado a alguien y genera una respuesta, puede ser verbal
o no, afirmativa o no, es muy amplio. Ese receptor va a generar un enunciado a partir del
enunciado que el emisor genera (no necesariamente inmediato). Esto se relaciona con el
eslabón de la cadena en la que esta todo interrelacionado. Cuando leemos una novela
escrita hace 20 años, damos una respuesta ahora de algo de antes. Bajtín se refiere al
concepto de dialogismo donde uno responde a enunciados ya generados, aunque no
necesariamente debe ser un diálogo.

A diferencia de otros esquemas de comunicación, ese otro es muy importante, porque


hace que lo que el emisor enuncia cierre como enunciado, completa la comunicación. Ese
otro no necesariamente es físico. Lo que a Bajtín le interesa es cuando se interactúa con
lo social. Pensar a la comunicación como una trama más compleja, donde hay actores
vivos que interpretan y no como algo esquemático.

Esquema tradicional de comunicación (Jacobson) emisor  receptor)

Bajtín parte de ahí, pero dice que es una abstracción, que en la vida real no aparece así. Es
más complejo, el receptor no es pasivo, sino activo:

- Genera una respuesta (inmediata o no, verbal o no, afirmativa o no)

Va a generar un enunciado a partir de otro (cadena de comunicación)

- El receptor también aparece en el momento de pensar el enunciado.

6. Géneros discursivos conllevan una carga ideológica, expresan y proponen


esquemas valorativos del mundo. Tienen diferente estética y ética, la multiplicidad de
aspectos que permiten pensar en géneros de diseño gráfico (señalética, editorial, afiches,
identidad institucional, redes mediáticas, video, etc.)

Algunos dan el “tono” a la época. Se pone en situación de definir los valores, tendencias,
estilos, grado de creación y cotidianeidad, relación con lo social, el campo artístico, el arte.

-Oración: Unidad mínima de la lengua. Son abstracciones.

-Enunciado: Unidad mínima de la comunicación discursiva. Siempre están en un


contexto. Nosotros hablamos por medio de enunciados (hablamos nosotros en un
lugar determinado).
Los enunciados forman parte de los géneros discursivos.

-El diseño es pensado “por alguien para alguien”. Las herramientas que utiliza
para su diseño, no son nuevas, no son usadas por primera vez (como dice Bajtín
de los enunciados), sino que esta influido por enunciados o diseños que
vió/escuchó previamente. A su vez la pieza gráfica diseñada por alguien, tiene un
mensaje que va a generar una respuesta en un futuro lector.

Enunciado - Diseño gráfico Géneros del diseño – Géneros


literarios

Arfuch lo plantea en términos ideológicos, incluye las múltiples lecturas.

Bourdieu, P. “La formación de precios y la previsión de beneficios” en ¿Qué significa hablar?


Economía de los intercambios lingüísticos, Madrid, Akal, 1999

1. ¿Por qué afirma el autor que el intercambio lingüístico es también un intercambio


económico? En otras palabras, ¿por qué sostiene que los signos lingüísticos son también
signos de riqueza y autoridad?
2. ¿En qué sentido afirma que la lengua no es sólo un instrumento de comunicación?
3. ¿Cuál es el mecanismo por el cual una intervención discursiva adquiere valor?
4. Explicar la lógica del beneficio en el ejemplo mencionado.
5. Explicar la siguiente frase: “la competencia lingüística no es una simple capacidad
técnica”
6. Según Bourdieu, “las condiciones de recepción forman parte de las condiciones de
producción”. Vincular la frase con la idea de “anticipación de beneficios”.

1.2. Bourdieu afirma que el intercambio lingüístico es un intercambio económico, ya que


en una comunicación, entre emisor y receptor se lleva a cabo una relación simbólica de
fuerzas, donde el productor provee capital lingüístico y el consumidor procurará cierto
beneficio del mismo.

Los discursos no solo son destinados para ser comprendidos sino que son signos de
riquezas, destinados a ser valorados y apreciados y a su vez signos de autoridad
destinados a ser creídos y obedecidos. Ej. Cuando escuchamos hablar a un profesional que
cuenta con un rico capital lingüístico, quedamos asombrados y apreciamos su discurso. A
su vez, el dominará la conversación y al saber que es un “profesional” vamos a “creerle” lo
que nos esta diciendo. Así también intentaremos incorporar su capital lingüístico al
nuestro.

Por eso se dice que es muy raro que en la vida cotidiana la lengua funcione solamente
para comunicar porque si bien, en el caso del profesional, vamos a ampliar nuestro
rendimiento informativo, siempre de una u otra manera, ya sea inconcientemente,
siempre se busca ese “beneficio simbólico”.

3. El mercado es un lugar donde se intercambian bienes no materiales que compiten por


un precio. Para que en el mercado exista una formación de bienes debe haber una
competencia de productos.
Los discursos solo cobran valor en relación a este mercado (caracterizado por la ley de
formación de precios). El valor depende de la relación de fuerzas que se establece entre
las competencias lingüísticas de los locutores. Esta competencia depende de la capacidad
que tengan las diferentes personas que actúan en el intercambio para poder imponer sus
criterios de apreciación más favorables a sus productos. Estas competencias son las que
permiten determinar esta ley de formación de precios. Pero esta relación de fuerza no
esta solo determinada por las fuerzas lingüísticas en presencia, sino que es toda la
estructura social la que esta presente en el discurso, ya que la forma particular de hablar
entre ellos, se debe a la relación que tienen. Ej., patrona y doméstica.

4.

6. Las condiciones de recepción forman parte de las condiciones de producción. Relación


con “anticipación de bienes”

Para que un discurso sea social (aceptado, escuchado, creído y eficiente) tiene que tener
en cuenta las leyes lingüísticas que tiene la sociedad a la que va dirigido. Por eso es que
antes de producir debe saber quien lo va a recibir. Cuando la persona nace se le impone
una determinada lengua y va aprendiendo las palabras dentro de una estructura que lo va
moldeando y son éstas mismas las que contribuyen en la producción de un discurso. Para
poder entender mejor esto, Bourdieu va a proponer el concepto de “habitus” donde va a
trabajar 2 visiones al mismo tiempo (estructuralista: énfasis en lo social y subjetivista:
énfasis en el individuo) ya que él dice que no se puede estudiar los procesos
estructuralistas sin conocer los subjetivos.

HABITUS:

Se une a la estructura social con el individuo.

Tenemos una determinada forma de pensar de acuerdo a la estructura en la que nos


moldeamos.

Relacionado con la “propensión a hablar” del discurso se debe saber quien lo recibe, para
poder tener en cuenta que se debe decir y que no y cuanto puede decir.

No se basa en la reserva cuantitativa de recursos, se basa en la manera en que uno lo usa


dentro de esta determinada estructura social.

- Cerca de la teoría de enunciación de Benveniste

- Bourdieu critica a la lengua de Saussure: La lengua se actualiza en su uso.

Funciona más allá que para informar (hablamos


para generar un clima más amable.
Ej.: hablar del clima en el ascensor).

El usuario se apropia de la lengua.

- Agrega variable de poder (negociación en términos de Arfuch).

mi formación, formas lingüísticas conocidas.

- HABITUS: Incorporación de las leyes del habla.