You are on page 1of 3

Los daños que causa la comida chatarra:

Desarrollo: No hay un buen desarrollo por falta de nutrientes.

Estudio: La capacidad de estudio se disminuye.

Afectaciones: Los niños presentan anemia y hay trastornos químicos en el.

Obesidad: Los niños se vuelven obesos o con sobrepeso y pérdida de la autoestima.

Enfermedades: Contribuye al aumento de enfermedades crónicas cuando son adultos como diabetes, hipertensión arterial,
alteración en los lípidos (colesterol, triglicéridos) y cardiopatías.

Bebidas: Las gaseosas o cualquier bebida carbonatada o con cafeína disminuyen o retardan la absorción de calcio (importante para
los huesos).

Malestares: Producen irritación en el estómago e intestinos, o gastritis. Además producen estreñimiento y aumentan los gastos
médicos por mala salud.

Sabemos que las escuelas son mercados donde todo se vende, principalmente la comida chatarra, incluyendo el propio proceso
educativo (educación gratuita con “cuotas voluntarias”, libros de texto gratuito y se exigen libros de apoyo, cuadernos de
actividades, etc.) y hasta venta de plazas, exámenes de oposición, etc.

Los alumnos, los padres de familia y los maestros se cotizan con parámetros diseñados, desde oficinas alejadas de la escuela, por
tecnócratas que ignoran todo sobre educación.

Actualmente no hay ningún tipo de regulación en nuestro país. Así la prohibición de venta de comida chatarra en el interior de las
escuelas sería de gran ayuda, para controlar e ir eliminando lo que fabrican las empresas trasnacionales, pero desgraciadamente a
los neoliberales que desgobiernan actualmente el país eso es lo que menos les importa.

Nuestro país cuenta con la ventaja de que las frutas y verduras son relativamente baratas, sin embargo esto no es aprovechado.
Enfermedades causadas por la comida chatarra
La vida agitada de la actualidad obliga a muchas personas a recurrir a restaurantes de comida rápida, ya que ofrecen un servicio
ágil y relativamente económico. Desafortunadamente, consumir ese tipo de alimentos en exceso puede dañar la salud y provocar
enfermedades como: obesidad, problemas cardiacos y respiratorios, por mencionar algunos.
De acuerdo con un estudio, investigadores estadounidenses encontraron que las personas que viven en vecindarios con muchos
restaurantes de comida rápida son más propensas a sufrir accidentes cerebrovasculares (ACV).
Otra investigación realizada asegura que el exceso de "fast food" disminuye los procesos de digestión de las proteínas, lo que
supone un peligro para las personas que tienden a consumir este tipo de alimentos.
Por tal razón aquí recopilamos algunas de las enfermedades que puede provocar el consumo constante de "fast food".
Enfermedades del corazó
Es una de las afecciones más comunes a causa del consumo de comida rápida. Grandes cantidades de grasa corporal suelen dar
lugar a mayores niveles de colesterol LDL y niveles bajos de HDL. Ambos factores pueden aumentar el riesgo de enfermedades
cardiacas, una de las principales causas de muerte en el mundo.
Diabetes tipo 2
Una de las enfermedades relacionadas con la obesidad es la diabetes. Quien padece de esta afección no puede producir suficiente
insulina para que los azúcares se conviertan en energía, debido al mal funcionamiento del páncreas. El azúcar que no es
transformada termina flotando en la sangre y provoca daños severos al cuerpo.
Dislipidemia
Son un conjunto de patologías caracterizadas por altercaciones en la concentración de lípidos sanguíneos en niveles que involucran
un riesgo a la salud. Esta afección está relacionada con el consumo de comida chatarra, ya que se produce cuando los niveles de
colesterol "malo" (LDL) y los triglicéridos son anormalmente altos. La mayoría de los médicos atribuyen directamente su desarrollo al
aumento de peso.
Síndrome de Ovario Poliquístico
Las mujeres que tienen sobrepeso tienen un riesgo mayor de desarrollar este trastorno, que es una de las principales causas de
infertilidad en las mujeres que se encuentren en edad reproductiva. Esta afección hace que los ciclos menstruales sean irregulares y
que aumente el crecimiento de vello. Además, la enfermedad se asocia con resistencia a la insulina, lo que significa que también es
un factor en el desarrollo de la diabetes en las mujeres.
1. Puede generar problemas de memoria y aprendizaje
Un estudio publicado en 2011 en el American Journal of Clinical Nutrition reveló que las personas saludables que comían comida
basura durante tan solo 5 días obtenían resultados bajos en pruebas cognitivas que evaluaban la atención, la velocidad y el humor.
Una de las conclusiones sostenía que comer comida basura durante 5 días de forma regular puede deteriorar la memoria, que
seguramente derive del hecho de que las dietas pobres y tóxicas pueden generar ciertas reacciones químicas que llevan a la
inflamación del hipocampo, asociada a la memoria y el reconocimiento.
Asimismo, las dietas con un alto contenido de azúcares y grasas puede suprimir la actividad de un péptido del cerebro denominado
BDNF (factor neurotrófico derivado del cerebro), que ayuda en la formación de la memoria y el aprendizaje. El cerebro contiene
sinapsis responsables del aprendizaje y la memoria, y comer demasiadas calorías puede interferir con la producción saludable y el
funcionamiento de la sinapsis.

2. Causa depresión entre los jóvenes


Los adolescentes padecen diversos cambios hormonales, haciéndolos susceptibles a los cambios de humor y de conducta. Las dietas
saludables son fundamentales para mantener los cambios hormonales a raya, y como la comida basura carece de nutrientes
esenciales, el riesgo de padecer depresión aumenta en un 58% si se come muy seguido.

3. Provoca fatiga y debilidad


Este tipo de alimentos carecen de nutrientes esenciales como las proteínas o vitaminas que el organismo requiere para mantenerse
saludable y funcional. Si bien tienes la sensación de estar lleno y satisfecho, no te provee de energía, por lo que en poco tiempo te
sientes débil y cansado.

4. Puede generar problemas digestivos


Las personas con una adicción a la comida basura seguramente padezcan problemas digestivos como reflujo o síndrome de colon
irritable, ya que este tipo de alimentos se fríen. El aceite en la comida se deposita en las paredes del estómago y aumenta la
producción de ácido, lo que irrita el estómago y agrava el reflujo y la digestión

5. Aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares


La comida rápida está principalmente conformada de grasas saturadas y grasas trans, que aumentan directamente los niveles de
triglicéridos y colesterol "malo" (LDL) en la sangre, lo que lleva a la formación de placas y de enfermedades cardiovasculares.
6. Puede producir enfermedades renales
El motivo por el que nunca puedes negarte a un plato de patatas fritas es porque contienen un alto nivel de sales finas procesadas
que aumenta la salivación y la secreción de enzimas que aumenta tu antojo por estos alimentos. Los niveles elevados de grasas
"malas" y el sodio de la sal afecta el balance sodio-potasio del cuerpo, generando hipertensión.

7. Puede dañar tu hígado


El consumo de comida basura durante un cierto período de tiempo genera un efecto dañino similar al efecto del alcohol en el
hígado. Un reciente estudio asegura que quienes comen comida basura y no realizan ejercicio presentan cambios en las enzimas del
hígado en tan solo 4 semanas

8. Aumenta el riesgo de padecer cáncer


La falta de fibra es el principal motivo de por qué el consumo de comida basura se asocia a un mayor riesgo de cáncer en el sistema
digestivo. Un estudio publicado en el European Journal of Cancer Prevention reveló que el consumo excesivo de comida basura con
alto contenido graso y de azúcares puede aumentar las probabilidades de padecer cáncer colorrectal.
9. Puede causar diabetes tipo 2
Una de los factores que más contribuyen al aumento de los casos de diabetes son las dietas poco saludables, con comida basura .
Las dietas saludables proveen al cuerpo de un flujo constante de glucosa, que ayuda a mantener la sensibilidad a la insulina.
10. Aumenta el riesgo de demencia

Este es uno de los descubrimientos más atemorizantes en relación al consumo de comida basura. Como seguramente sabéis, la
insulina se produce en el páncreas y ayuda en el transporte de la glucosa para el resto del cuerpo. La insulina también se produce en
el cerebro, donde ayuda a transportar las señales entre las células nerviosas y la formación de memorias.
Enfermedades causadas por la mala alimentación
Diabetes, cáncer, colesterol, hipertensión arterial…

Obesidad
La mala alimentación, los excesos de grasa, sal, azúcar, la comida chatarra, las corridas y el poco tiempo destinado a la preparación
de los alimentos y a su consumo, se asocian con algunas enfermedades.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la nutrición es la ingesta acorde a las necesidades dietéticas del organismo. Una
mala alimentación puede disminuir la respuesta del sistema inmunológico, alterar el desarrollo físico y mental e incrementar la
vulnerabilidad a las enfermedades.

Una mala alimentación incluye el comer comida chatarra, comer a deshoras o pasar largos períodos sin comer, comer poco o no
mantener una dieta equilibrada.

Según la OMS, 2.7 millones de personas mueren al año como consecuencia del insuficiente consumo de frutas y verduras. Este
constituye uno de los principales factores de riesgo para la mortalidad a nivel mundial. Esta insuficiencia causa cerca de un 19% de
los cánceres gastrointestinales, 31% de las cardiopatías y 115 de los accidentes cerebrovasculares. Su recomendación es incluir al
menos 400g diarios de frutas y verduras para prevenir de enfermedades crónicas como el cáncer, la obesidad, las cardiopatías o la
diabetes.

1 Diabetes
En la diabetes hay una importante predisposición genética, pero también el estilo de vida y la alimentación juegan un papel
importante. Esta enfermedad se asocia con el sedentarismo, las comidas calóricas y ricas en grasas saturadas, etc. Según el Instituto
Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales, una alimentación saludable para diabéticos debe incluir: Limitar el
consumo de alimentos azucarados, grasas y alcohol, incorporar a la dieta frutas y verduras, alimentos integrales y comer porciones
más pequeñas.

2 Osteoporosis
Los azúcares, las carnes y las grasas favorecen el desarrollo de la enfermedad. Para prevenirla, la recomendación incluye el consumir
de alimentos derivados de la leche, pescado y los granos. Evitar los alimentos procesados y consumir más que aporten calcio.

3 Cáncer
El cáncer es otra enfermedad en la cual la genética tiene gran protagonismo. Sin embargo, se sabe también que una dieta basada en
excesos de grasa y poco contenido de fibra, incrementa el riesgo de http://www.sanar.org/cancer/cancer-de-coloncáncer de colon y
estómago.

4 Sobrepeso y obesidad
La principal causa del incremento de peso es la ingesta superior a las necesidades del organismo, especialmente en lo que refiere a
grasas, azucares y harinas. Una dieta que incluya más cantidad de frutas y verduras y menos azúcar, sal y grasas saturadas,
conjuntamente con la práctica regular de actividad física, contribuye a disminuir las tasas de muerte por enfermedades como la
osteoporosis, las cardiovasculares, la diabetes, distintos tipos de cáncer y la obesidad.

5 Hipertensión arterial
El exceso de grasas y sal en la alimentación puede causar hipertensión arterial. La presión elevada impide la correcta circulación de
la sangre, lo que puede lleva a accidentes cardiovasculares con consecuencias que incluyen infartos o embolias. La dieta Dietary
Approaches to Stop Hypertension, es muy efectiva para controlar la presión arterial Aporta nutrientes imprescindibles y fibra e
incluye alimentos que son fuente de potasio, calcio, magnesio y menor cantidad de sodio.

6 Hipercolesterolemia
El colesterol se encuentra en los alimentos de origen animal como las carnes, huevos, mantequilla y derivados. La
hipercolesterolemia (nivel alto de colesterol), daña las arterias, favoreciendo la aparición de aterosclerosis, lo que a la larga puede
llevar a un infarto. Una dieta que incluya fibra, frutas, verduras, pescados azules (salmón, atún, sardinas), frutos secos y cereales
integrales, es ideal para prevenir el colesterol elevado. Así como evitar las grasas saturadas.

7 Gota
Esta afección también se asocia con el exceso en el consumo de carne roja, bebidas alcohólicas y azucaradas. Ya que esto eleva la
concentración de ácido úrico en sangre causando dolores en articulaciones, pies y rodillas. Para evitarlo, el consejo incluye mayor
consumo de legumbres, hortalizas y frutas y menos carne.

8 Caries
La salud bucal está estrechamente ligada con los hábitos alimenticios y la higiene. Una ingesta regular de alimentos ricos en azúcar,
grasas, hidratos de carbono, conjuntamente con una mala higiene, constituyen el caldo de cultivo para la aparición de caries.