You are on page 1of 9

AUTOESTIMA

DEFINICIÓN
En psicología la "autoestima" se define como la forma en que nos valoramos. Algunas
personas tienen un amor propio muy alto y otros una autoestima bastante baja. El
objetivo es contar con una autoestima adecuada, que no sea demasiado alta ni
demasiado baja. Aquellos que tienen una autoestima bastante alta pueden tomar más
riesgos en la vida, porque se sienten casi invencibles. Por otro lado, aquellos con baja
autoestima, pueden no probar cosas nuevas o no tener una vida social activa, y sufren
de depresión y otros problemas de salud mental.

ESCALERA DE LA AUTOESTIMA.
Auto reconocimiento: Es reconocerse a sí mismo, reconocer las necesidades,
habilidades, potencialidades y debilidades, cualidades corporales o psicológicas,
observar sus acciones, como actúa, por qué actúa y qué siente.

Auto aceptación: Es la capacidad que tiene el ser humano de aceptarse como


realmente es, en lo físico, psicológico y social; aceptar cómo es su conducta consigo
mismo y con los otros. Es admitir y reconocer todas las partes de sí mismo como un
hecho, como forma de ser y sentir.
 Para llegar a ser una persona con una autoestima alta, es necesario desarrollar
los siguientes aspectos:
1.-AUTOCONOCIMIENTO. Conocimiento de sí mismo, saber porque actúa de tal o
cual manera.

2.-AUTOCONCEPTO. Como creo que soy. Por ejemplo: “si uno se cree tonto, actúa
como tonto”.

3.-AUTOEVALUACIÓN. La capacidad de evaluarme en lo positivo o en lo negativo,


con base en mis propias experiencias y valores y no, con base en las
experiencias y valores de otros. Reconocer mis fortalezas y mis áreas de
oportunidad, para poder crecer como persona.
4.-AUTOACEPTACIÓN. Admitir, reconocer y experimentar como un hecho: Mi
cuerpo, mis emociones, mis deseos y mis ideas; me gusten o no. Pero tengo que
reconocer que todo esto soy yo.

5.-AUTORESPETO. Buscar y valorar todo aquello que nos hace sentirnos orgullosos
de nosotros mismos. Expresar y manejar las emociones y sentimientos de
manera adecuada sin hacerse daño ni culparse.

6.-AUTOESTIMA. Se basa en pensamientos, sentimientos, sensaciones y


experiencias que recogemos a lo largo de nuestra vida y nos dejan huella. Es el
concepto de nuestra propia valía. Como me valoro y como me valoran.
 LOS SEIS PILARES DE LA AUTOESTIMA:

1. Vivir de manera consciente


2. Aceptación de sí mismo
3. Responsabilidad personal
4. La práctica de la autoafirmación
5. Vivir con un propósito
6. Práctica de la integridad personal

LOS TRES ESTADOS DE LA AUTOESTIMA


A) Autoestima Derrumbada: Cuando la persona no se considera apreciable.
Puede estar tapada por una derrota o vergüenza o situación que la vive como
tal y se da el nombre de su anti-hazaña.
B) Autoestima Vulnerable: El individuo se quiere a sí mismo y tiene una buena
imagen de sí. Pero su Autoestima es demasiado frágil a la posible llegada de anti
hazañas. y por eso siempre está nervioso y utiliza mecanismos de defensa.
C) Autoestima Fuerte: Tiene una buena imagen de si y fortaleza para que las anti
hazañas no la derriben. Menos miedo al fracaso. Son las personas que se ven
Humildes, alegres, y esto demuestra cierta fartaleza para no presumir de las
hazañas y no tenerle tanto miedo a las antihazañas.
CARACTERÍSTICAS:
 Icono flecha No es innata.
 Icono flecha Se desarrolla a lo largo de la vida.
 Icono flecha Podemos modificarla.
 Icono flecha Está influenciada por el contexto.

COMPONENTES
a) COGNITIVO: La descripción que tiene cada uno de sí mismo en las diferentes
dimensiones de su vida. Incluye la opinión que se tiene de la propia
personalidad y conducta, así como las ideas, creencias, etc. sobre sí mismo.
Ejemplo:
"Lo que pienso"
b) AFECTIVO: Es el resultado de la valoración que realizamos de la percepción de
nosotros mismos. Supone un juicio de valor sobre nuestras cualidades
personales, la respuesta afectiva ante la percepción de uno mismo.
Ejemplo:
"Lo que siento"

c) CONDUCTUAL: Es el proceso final de la valoración anterior, que se plasma en


la decisión e intención de actuar. Lógicamente, nuestras acciones vendrán
muy determinadas por la opinión que tengamos de nosotros mismos.
Ejemplo:
“Lo que hago"
ÁREAS:
 Autoconcepto laboral: Abarca la concepción de uno mismo como
trabajador, formado a partir de todas sus experiencias, éxitos, fracasos, etc.
 Autoconcepto social: incluye sentimientos de uno mismo en cuanto a la
amistad, y es consecuencia de las relaciones sociales, de su habilidad para
solucionar problemas y de la adaptación y aceptación social.
 Autoconcepto personal y emocional: el equilibrio emocional, la aceptación
de sí mismo y la seguridad y confianza en sus posibilidades.
 Autoconcepto familiar: sentimientos como miembro de la familia.
 Autoconcepto global: es la valoración general de uno mismo y se basa en la
evaluación de todas las áreas.

La autovaloración que hacemos del propio comportamiento puede hacer referencia


a:

1. Las competencias de nuestro comportamiento, es decir, que uno perciba que


sabe hacer las cosas.
2. Nuestra competencia y control sobre el medio para obtener buenos
resultados.

3. La aceptación, afecto, cambios, éxito social. Que producimos cuando


realizamos una tarea, nos relacionamos con los demás...
4. En la familia, en el trabajo, en las relaciones, en las actividades…

5. Si tenemos una buena autoestima nos sentiremos capaces, valiosos y con


confianza.
¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE LA AUTOESTIMA?

 Porque permite tener más estabilidad emocional: al tener una buena


opinión de ti misma, no necesitarás la aprobación de los demás y te evitarás
pensamientos negativos como “qué pensará la gente de mí”.
 Obtendrás mayores logros: gracias a una autoestima más alta, porque tus
metas serán también más exigentes. De esta forma, tendrás objetivos más
difíciles, porque sabes que tienes la capacidad suficiente para conseguirlos.

 Serás más atractiva: la frase “todo va en la actitud” es muy cierta, lo que tu


reflejes hará que los demás también lo vean en ti. Con una buena autoestima
los que te rodean sentirán una gran experiencia al compartir contigo y tú
podrás aportar más a sus vidas.
 Serás más feliz: la autoestima es una de las bases de la felicidad, si no te
sientes bien contigo misma, tu felicidad nunca estará completa.
 Tendrás mejores relaciones personales: cuando te sientes bien contigo,
tienes más aportes positivos que entregar al resto. Además, las buenas
energías se contagian y tu actitud positiva potenciará a los que te rodean.
 Si quieres mantener tu autoestima, elevarla y mejorarla, aquí tienes algunos
hábitos para tener tu autoestima siempre sana:

a) Destruye tu voz crítica: hay una vocecita que está en nuestro


interior y que a veces nos dice cosas negativas. Todas la tenemos,
pero lo importante es no aceptarla y reemplazar los pensamientos
negativos por otros más positivos. No te dejes influenciar por tu voz
crítica.
b) No busques aprobación de los demás: a veces lo hacemos sin darnos
cuenta, pero caemos en esta práctica constantemente; “cuando
tomamos decisiones basadas en otras opiniones”, “cuando nos
vestimos pensando que dirán”.
c) Autoafirmaciones: repite en tu mente en o en voz alta afirmaciones
positivas que alimenten tu autoestima, por ejemplo: “estoy haciendo
bien mi trabajo, me encuentro linda, estoy orgullosa de lo que he
logrado".
d) Haz una lista de tus cualidades positivas y tus logros: porque veces
nos olvidamos de nuestras partes positivas, toma un lápiz y un
papel y anótalas, por ejemplo: “Soy ordenada, soy perseverante, soy
buena escuchando, comencé mi emprendimiento, soy buena con las
manualidades, aprendí algo que no sabía, etc.” Pega el papel en
algún lugar a la vista, para que nunca olvides lo buena que eres.

Son muchas las formas de mantener sana tu autoestima, pero lo más


importante es que te aceptes y te quieras, así alcanzarás todo lo que te
propongas.

EL VALOR DE LA AUTOESTIMA

El valor del Autoestima es la suma de la confianza y


el respeto, por uno mismo. La confianza como pilar
fuerte, ya que es la creencia en sí para afrontar todo
aquello que se va dibujando poco a poco, o lo que
aparece repentinamente. Y el otro producto es el
respeto, que funciona como enganche del valor que
debemos darnos nosotros mismos, a nuestro propio
yo interior.

El autoestima puede ser una emoción que tenemos frente a nosotros mismos. Esta
tiene dos fines completamente diseñados, que son:

 La habilidad y la fuerza para afrontar, comprender y superar los retos y


problemas de la vida.
 El derecho al camino de la felicidad, es decir, el respeto y la defensa de
nuestros propios intereses y nuestras propias necesidades.
Los seres humanos necesitamos pilares, metas y valores para poder apoyarnos y
agarrarnos en diversos momentos y circunstancias de la vida, y así mantener el valor
del autoestima.
Todo como ayuda para llegar a concienciarnos de nuestro valor, de nuestra propia
dignidad, de nuestra capacidad, de la fuerza.
Con la finalidad de tener autoestima y de llegar a afirmarlo realmente y creérnoslo.
Porque si no se llega al punto de esta capacidad, sería imposible poder respetarnos a
nosotros mismos y enseñar al mundo que nos rodea a hacerlo. Por ello, la
importancia de esta simple palabra, pero a la vez complicada y con muchos
laberintos como es: El valor de la autoestima.
PASOS PARA SUBIR EL VALOR DE LA AUTOESTIMA

El valor del autoestima está situada como en una regla en la


cual dicho punto, iría subiendo y bajando dependiendo de
nosotros mismos y de todo aquello que nos influye.

Nosotros mismos debemos escucharnos y para ello dedicar un


poco de nuestro tiempo a nuestro valor de la autoestima; para
hacernos ver una serie de pasos que tienen función como
justicia interior:

 Reconocer nuestras cualidades: Pensar en todo aquello que nos sube, que nos
hace ver lo que realmente sabemos hacer.
 Cuidarse así mismo: Aprender a ser independiente y vivir sin tener que depender
de nada ni nadie.
 Aceptarte tal y como eres: Conocernos a nosotros, actuar y comportarnos como
creemos y debemos, siempre que no dañemos a los demás.
 Mantenernos en movimiento: Sentir que seguimos viviendo buscando nuestra
vitalidad.
 Aceptar los sentimientos: Intentar mantener un equilibrio entre todos los
sentimientos que se nos vayan acumulando y produciendo, ya que la vida se ha
inventado para disfrutarla.
 Superar la vergüenza: Este como sentimiento nos puede hacer frenar mucho en
nuestro camino y para ello debemos apartarlo poco a poco superándolo y
superándonos para dejar correr nuestro autoestima.
 Pensar en el mundo de colores: No nos hace ningún bien pensar solamente en
dos colores, el blanco y el negro. Debemos ver más allá y valorar todos aquellos
colores que se nos van presentando ya que son infinitos.
 Alimentar nuestra salud física y psíquica: Debemos cuidar nuestro cuerpo y
nuestra mente por igual.
 Abandonar nuestra ira: En ocasiones podemos llegar a sentirla y así pausar y
dañar nuestro valor del autoestima. Pero más que no llegar a sentirla o llegar a
controlarla, sería a aprender a no sentirla.
Y así podríamos ir numerando muchos pasos para subir nuestro nivel de autoestima,
dependiendo de nuestro carácter, situación, momento o circunstancia.

Por último paso podríamos encajar la autoestima con la risa. Esta última es una
expresión externa de diversión para nuestro cuerpo y nuestra mente. Esta podría ser
uno de los mejores ejercicios y puntos de fuerza que tenemos para utilizarlo y vaya
actuando conjuntamente con el valor del autoestima.

Sería una de sus mejores conclusiones, ya que no existe persona tan pobre, ni con
tan baja autoestima como para no poder llevarla a cabo.