You are on page 1of 6

ALIMENTACIÓN

La alimentación siempre es un acto voluntario y por lo general, llevado a cabo ante la necesidad
fisiológica o biológica de incorporar nuevos nutrientes y energía para funcionar correctamente.
Los tipos de alimentación pueden variar de acuerdo al tipo de ser vivo del que estemos hablando.
En este sentido, debemos mencionar alimentación herbívora (aquella que se sustenta sólo de
plantas), alimentación carnívora (que recurre sólo a la carne de otros animales) y finalmente la
alimentación omnívora (combinación de las dos anteriores y característica del ser humano)

Mientras que los vegetales y los animales recurren a la alimentación como una simple necesidad
fisiológica que busca cubrir las necesidades básicas de supervivencia, el ser humano ha
transformado desde tiempos inmemoriales al proceso de alimentación en una situación social en
la que además de ingerirse los productos deseados y útiles, también se comparten experiencias y
situaciones con los pares. Con este fin, el ser humano ha desarrollado no sólo instrumentos que le
permitan obtener más fácilmente los alimentos, si no también espacios y prácticas especialmente
destinados a la alimentación, pudiendo encontrar hoy en día diferentes tipos de alimentación de
acuerdo a cada necesidad individual.

NUTRICIÓN

La nutrición consiste en la incorporación y la transformación de materia y energía para que


puedan llevar a cabo tres procesos fundamentales: mantenimiento de las condiciones internas,
desarrollo y movimiento,1 manteniendo el equilibrio hemostático del organismo a nivel molecular
y microscópico. La nutrición es el proceso biológico en el que los organismos asimilan los
alimentos y los líquidos necesarios para el funcionamiento, el crecimiento y el mantenimiento de
sus funciones vitales. La nutrición también es el estudio de la relación que existe entre los
alimentos, la salud y especialmente en la determinación de una dieta.

Los procesos microscopistas están relacionados a la absorción, digestión, metabolismo y


eliminación. Los procesos moleculares o microscopistas están relacionados al equilibrio de
elementos como enzimas, vitaminas, minerales, aminoácidos, glucosa, transportadores químicos,
mediadores bioquímicos, hormonas, etc.
Como ciencia, la nutrición estudia todos los procesos bioquímicos y fisiológicos que suceden en el
organismo para la asimilación del alimento y su transformación en energía y diversas sustancias.2
Lo que también implica el estudio sobre el efecto de los nutrientes sobre la salud y enfermedad de
las personas.

LA PROTEÍNA

Las proteínas (< en francés: protéine < en griego: πρωτεῖος [proteios], ‘prominente, de primera
calidad’?)1 o prótidos2 son macromoléculas formadas por cadenas lineales de aminoácidos.

Por sus propiedades físicoquímicas, las proteínas se pueden clasificar en proteínas simples
(holoproteidos), formadas solo por aminoácidos o sus derivados; proteínas conjugadas
(heteroproteidos), formadas por aminoácidos acompañados de sustancias diversas, y proteínas
derivadas, sustancias formadas por desnaturalización y desdoblamiento de las anteriores. Las
proteínas son necesarias para la vida, sobre todo por su función plástica (constituyen el 80 % del
protoplasma deshidratado de toda célula), pero también por sus funciones biorreguladoras
(forman parte de las enzimas) y de defensa (los anticuerpos son proteínas).

CARBOHIDRATOS

Los carbohidratos son unas biomoléculas que también toman los nombres de hidratos de carbono,
glúcidos, azúcares o sacáridos; aunque los dos primeros nombres, los más comunes y empleados,
no son del todo precisos, ya que no se tratan estrictamente de átomos de carbono hidratados,
pero los intentos por sustituir estos términos por otros más precisos no han tenido éxito. Estas
moléculas están formadas por tres elementos fundamentales: el carbono, el hidrógeno y el
oxígeno, este último en una proporción algo más baja. Su principal función en el organismo de los
seres vivos es la de contribuir en el almacenamiento y en la obtención de energía de forma
inmediata, sobre todo al cerebro y al sistema nervioso.

Esto se cumple gracias a una enzima, la amilasa, que ayuda a descomponer esta molécula en
glucosa o azúcar en sangre, que hace posible que el cuerpo utilice la energía para realizar sus
funciones.

LÍPIDOS O GRASAS

Los lípidos son un conjunto de moléculas orgánicas (la mayoría biomoléculas), que están
constituidas principalmente por carbono e hidrógeno y en menor medida por oxígeno. También
pueden contener fósforo, azufre y nitrógeno.2

Debido a su estructura, son moléculas hidrófobas (insolubles en agua), pero son solubles en
disolventes orgánicos no polares como la bencina, el benceno y el cloroformo lo que permite su
extracción mediante este tipo de disolventes. A los lípidos se les llama incorrectamente grasas, ya
que las grasas son solo un tipo de lípidos procedentes de animales y son los más ampliamente
distribuidos en la naturaleza.2

Los lípidos cumplen funciones diversas en los organismos vivientes, entre ellas la de reserva
energética (como los triglicéridos), estructural (como los fosfolípidos de las bicapas) y reguladora
(como las hormonas esteroides).
VITAMINAS Y CLASIFICACIÓN

Las vitaminas (del inglés vitamine, hoy vitamin, y este del latín vita ‘vida’ y el sufijo amina, término
acuñado por el bioquímico Casimir Funk en 1912)1 son compuestos heterogéneos imprescindibles
para la vida, ya que al ingerirlos de forma equilibrada y en dosis esenciales promueven el correcto
funcionamiento fisiológico. La mayoría de las vitaminas esenciales no pueden ser elaboradas por el
organismo, por lo que este no puede obtenerlas más que a través de la ingesta equilibrada de
vitaminas contenidas en los alimentos naturales. Las vitaminas son nutrientes que junto con otros
elementos nutricionales actúan como catalizadoras de todos los procesos fisiológicos (directa é
indirectamente).

Las vitaminas son:

Vitamina A (retinolftalina)

Vitamina D (calciferol)

Vitamina E (tocoferol)

Vitamina K (antihemorrágica)

MINERALES Y SU CLASIFICACION

Compartir contenido en Facebook Compartir contenido en Twitter Compartir contenido en Google


Plus Compartir contenido en Pinterest

Compartir contenido en Menéame Compartir contenido por email

Seguramente te preguntarás qué cantidad de minerales debemos tomar a través de la


alimentación. Pues bien, cada mineral tiene su requerimiento. Estos requerimientos dependen en
gran medida de la edad, sexo, estado fisiológico y patológico de cada persona, pudiendo verse
incrementados en situaciones concretas (enfermedades, etcétera). Precisamente el criterio de
clasificación de los minerales que expondremos a continuación tiene que ver con la cifra de
recomendación de consumo consensuada para los adultos sanos.
De cualquier manera, un dato es el contenido de minerales que contiene un alimento y otro
diferente su biodisponibilidad, que es la cantidad real de mineral que es capaz de atravesar la
pared intestinal y formar parte de nuestro organismo.

Calcio

Fósforo

Magnesio

Potasio

Sodio

Cloro

Azufre

ENFERMEDADES POR MALA ALIMENTACIÓN


Diabetes
Si bien es cierto que la genética hace que alguien sea más propenso a padecer esta enfermedad
Cáncer
Existen muchos estudios que comprueban que la mala alimentación está estrechamente
relacionada con el desarrollo de cáncer de colon
Osteoporosis
Carnes, grasas y azúcares en exceso contribuyen al desarrollo de la osteoporosis, pues está ingesta
es pobre en minerales como el calcio
Sobrepeso y obesidad
La causa más común del aumento de peso es el comer más de lo que el cuerpo necesita, la ingesta
excesiva de azúcares, grasas y harinas
Hipercolesterolemia
El colesterol es una forma de grasa que se encuentra en los alimentos de origen animal como:
carnes, embutidos, huevos, leche, mantequilla
gota
La gota también es un padecimiento relacionado con los excesos en la ingesta de carne roja,
bebidas azucaradas y alcohol.
LA RECREACIÓN Y LA SALUD

es un continuo procesos de aprendizaje, en cual participamos todas las personas; es una actividad
realizada de manera libre y espontánea, en nuestro tiempo libre y que nos genera bienestar físico,
espiritual, social, etc. Es una manera de sacar al individuo de su vida cotidiana lo divierte,
entretiene y distrae, que se realiza en tiempo determinado con el fin de satisfacer nuestras
necesidades.

La Salud:

La organización "mundial de la #alud $ "#% reconocía! Que la salud es un completo estadode


bienestar que incluye tres ámbitos o factores físico, mental y social

EL EJERCICIO Y LA IMPORTANCIA DE LA BUENA SALUD

El ejercicio físico comparte importancia con la buena alimentación y una forma sencilla de mejorar
nuestra condición física es realizando pequeños cambios en nuestra rutina diaria como subir las
escaleras del metro, ir andando a lugares cercanos o realizar algún paseo semanal… Si nos vemos
con suficiente energía siempre podemos apuntarnos a un gimnasio, salir a correr o buscar una
actividad deportiva que nos sea atractiva para ayudarnos a mantener activo nuestro organismo.

El deporte es bueno para el cuerpo pero sobre todo puede ayudarnos a eliminar el estrés
acumulado. Aunque el estrés es necesario, solo es malo cuando es excesivo, si no nos deshacemos
de ese excedente puede que un día sin darnos cuenta suframos de ansiedad. Y la ansiedad al
mismo tiempo puede provocarnos entre otras cosas ganas de comer y esto puede convertirse en
el principio de un círculo vicioso, ya que una de las consecuencias más comunes del estrés es la
obesidad y el sobrepeso.