You are on page 1of 2

Eglis Delgado

¿Qué es la metodología del trabajo BIM?


BIM (Building Information Modeling) es una metodología de trabajo que permite la gestión
integral de los proyectos de construcción, en todas sus fases y durante el ciclo de vida completa
del edificio, por medio de modelos virtuales y de forma colaborativa entre los diferentes agentes
intervinientes

¿Como se aplica?
No se trata de una herramienta digital al uso, de uno o varios programas con tecnología 3D. El
sistema BIM propone un modelo integral de trabajo a través del modelado y gestión de la
información en un ambiente de trabajo colaborativo. Sería un error identificarlo como una mera
evolución de programas 3D (CAD), más bien se trata de una nueva forma de concebir el trabajo
compartiendo la información, generando una especie de enriquecedor big data.

Principales ventajas
▪ Reducción de costes y tiempos.
▪ Mejores flujos de trabajo.
▪ Reducción de errores.
▪ Aumento de eficiencia.

Diferencias de BIM con la metodología CAD

Ahorro de Tiempo
Con el BIM el proyectista no tendrá que empeñar mucho tiempo en dibujar cantidades infinitas
de líneas, polilíneas y formas geométricas; solo tendrá que insertar los objetos BIM que son
dotados de especificas propiedades e informaciones de vario tipo (materiales, costes,
características térmicas, mantenimiento, etc.)
Todo se traduce en un considerable ahorro de tiempo.

Reducción de errores
Con el BIM, plantas, alzados y secciones son simples vistas del mismo objeto.
El proyectista podrá ver todas las vistas contextualmente y elegir de operar sobre aquella que
desea observando las actualizaciones en todas las otras vistas. Además, cualquier cambio
realizado al modelo BIM, se refleja en todos los planos.
Por ejemplo, el simple cambio a un remate exterior de la fachada, lleva al cambio de la
transmitancia de la pared, del coste y eventualmente también de la carga estructural.
Todo esto permite al proyectista evitar errores y tener el proyecto siempre actualizado con las
últimas variaciones a pasar de donde se hayan realizado.

Más sencillez
Gracias a la tecnología BIM, resulta más simple generar modelos también muy complejos.
De hecho el técnico será capaz de diseñar obras que antes ni siquiera hubiera imaginado poder
realizar con un CAD.

Integración entre disciplinas


El uso del BIM agranda el horizonte: el modelo BIM, de hecho, puede enriquecerse con toda una
serie de informaciones que permiten realmente integrarse con:
• cálculo estructural
• cálculo de prestaciones energéticas
• mediciones y presupuesto
• instalaciones
• mantenimiento