You are on page 1of 1

HIJOS REFLEJO DE LOS PADRES: Familia y escuela.

La familia es un pilar importante para el niño y los padres tienen la difícil tarea de ser un
buen ejemplo para sus hijos, ya que como bien se dicen “los hijos son el reflejo de
los padres”

Los niños asimilan como normal lo que ven en casa. Aprenden el esquema de pareja en
su casa y tienen como modelo a sus padres. Según sea la convivencia de la pareja
probablemente establecerán la suya el día de mañana.
A menudo no hay coherencia entre lo que decimos y lo que hacemos. Y eso confunde
a los niños. Hay que recordar que: “a los niños no se les puede educar en: “haz lo
que digo y no lo que hago”.

Los niños son auténticas esponjas. Por ejemplo: “Si nos dirigimos a nuestra pareja a
gritos ellos piensan que es la forma en la que hay que enfrentar los conflictos”

Las tareas domésticas es otro aspecto importante de la convivencia familiar.
Explicamos a los niños que debemos ayudar a mamá, porque todos somos iguales y las
tareas hay que dividirlas y no nos levantamos del sofá para poner la mesa, esto es una
gran incoherencia.

De la misma forma, las experiencias de aprendizaje exitosas empiezan en casa. Cuanto
más involucrados se encuentren los padres en la educación de sus hijos, mucho más
seguro será que los niños tengan éxito en la escuela y en su vida. El éxito académico
se mide también por la habilidad del niño para llevarse bien con otras personas. Dos
aspectos importantes del aprendizaje son la comunicación y cooperación con otros
niños o adultos para alcanzar metas personales y de grupo. Las familias comparten la
tarea de definir los papeles y responsabilidades de sus niños, tanto en el hogar como
en la escuela por lo tanto la base fundamental del éxito en la escuela es creada en
el hogar. Los padres, deben darse algún tiempo del día para involucrarse en los deberes
escolares de sus hijos, aun cuando designen la labor de revisar y apoyar en tareas a
otra persona. Con esto demuestran interés por sus hijos, a pesar de la falta de tiempo
que tengan, así mismo el deber de cada padre es corregir conductas inadecuadas que
se observen en sus niños ya que el mundo al que se enfrentan demanda de ellos el uso
de las habilidades sociales adquiridas en el hogar.