You are on page 1of 18

CUADERNO PARAILUMINAR

DIOSES MEXICAS
El pueblo mexica fue profundamente religioso como consecuencia del
proceso civilizatorio que se inició cuando en Mesoamérica surgieron las
primeras poblaciones asentadas, cuando ya hubo individuos especializa-
dos en aspectos místicos (inicialmente shamanes y después sacerdotes).
Desde una época tan temprana como 1 500 años a.C. ya se revela, en los
restos arqueológicos, el culto a deidades: inicialmente al Dios del Fuego
(Huehueteotl), al de la Fertilidad (Xipe), al de la Lluvia (Tlaloc) y al del
Maíz (Centli)

Gradualmente, a este grupo de deidades se fueron incorporando otras que


cubrieron todas las necesidades anímicas del grupo. Así, con el paso de los
siglos se llegó al complejo sistema de deiflcación de muchos de los fenó-
menos naturales. Para el momento de la Conquista española(15L9 d.C.), en
Tenochtitlan y en todo el territorio bajo su dominio ya existía el concepto
de un dios unificador, Ometeotl, en el cual se concentraba el dominio del
fuego, el aire, el agua (la lluvia) y la tierra.

En el panteón mexica hubo cerca de 30 dioses principales. Los más impor-


tantes están expuestos en este cuaderno, abarcando los aspectos básicos de
la vida religiosa de los mexicas.

¿Quién no agradece que una planta tan noble como el maguey con fre-
cuencia presente, en su base, el agujero de entrada o vivar de una familia
de conejos (Mayahuel)? ¿Quién sí agradece cuando las montañas,lomas y
pastizales reverdecen con el establecimiento de las primeras lluvias (Xipe)?
¿Quién no se estremece con las narraciones de los autosacrificios que se
hicieron a la orilla de las lagunas (Tlaloc) o las de los sacrificios humanos
a Huitzilopochtli?

Esos dioses y el pueblo que los veneró, nuestros antiguos mexicanos, están
presentes en este cuaderno. ¡Ilumínalo bien! gurárdalo y esperamos que cada
día sepas más de lo nuestro.

Arql. Luis Rodrigo Alvarez


N
Centeotl

milfiry ffi
R tu D ios- D
maí2.
iosa de
Segú
mitología es hijo
I

n la
de Tlalzol teotl
(D¡osa de las
lnmundicias) o
de Xoch iq uetza I

(Diosa del amor,


la ferti !idad) y de
P¡ltzintecuhtli
(Dios del sol na-
c iente.

veces posee u n ma-


iz dual, masculino y
^femeniro, y otras sólo
mascu Iino (dependien-
do del grado de madurez del maíz), ya que en su aspecto femenino es
Chicomecoatl. Fue una deidad destacada por Ia importancia del maíz
como fuente principal de la alimentación de los pueblos mesoamericanos.
Se le representó como un hombre joven con el cuerpo pintado de ama-
rillo y con un tocado de una mazorca de maí2.
Coatlicue

"La de Ia falda de
serpientes", la Ma-
dre Tierra. Entre los
aztecas era la dio-
sa de Ia tierra y la
madre de todos los
dioses, en especial
de Huizilopochtl i,
el dios de la gue-
rra y el Sol. Se le
representó con ser-
pientes de cascabel
y en ocasiones des-
cabezada en advo-
cación también de
la diosa de la Luna,
Io que se ve en su
principal represen-
tación en Ia que
las cabezas de ser-
piente representan
chorros de sangre.
Coyolxauhqui

Tras una batalla contra el Sol (Huitzilopochtli), Coyolxauhqui, "La que


tiene pintura facial con cascabeles", muere despeñada del cerro de
Coatepec, quedando desmembrada y convirtiéndose en la Luna después
de que el propio Huitzilopochtli arrojara su cabeza al cielo. De esta
manera era explicado el ciclo de la luz, con Huitzilopochtli como el Sol
que todos los días es devorado porTlaltecuhtli al ocultarse por el occi-
dente, para ir a combatir a las estrellas y a la luna y así nacer victorioso
cada amanecer.
Chalchiuhtlicue

Oo o-
oo o
oe
S:
B

o'o o
ogo @
.O,/
@

"La de la falda de jade", Diosa de las aguas vivas, las aguas dulces y de
los mantenimientos. Diosa madre. Como madre protectora se le repre-
sentó amamantando (Códice Borgia) o con niños recién nacidos en una
corriente de agua que surge de su falda (Códice Borbónico). Encargada
de nutrir al mundo para su subsistencia. Según la leyenda de los Soles,
ella alumbró al mundo en el Cuarto Sol. Esposa de Tlaloc, se le repre-
sentó hermosamente decorada con una falda de chalchihuites (piedras
azules), líneas ondulantes que representan el agua que fluye, y un yelmo
de serpiente.
Huehuete otl - Xiuhte cuhtli

"El dios viejo y del fuego", Señor del año, habitaba en el centro del
universo. Se Ie representó como un anciano arrugado, encorvado y sin
dientes y tenía como uno de sus símbolos el quincunce o cruz de los
cuatro rumbos del universo. Para las culturas mesoamericanas el fuego
fue uno de los primeros elementos en ser deificado. Asociado a ideas
de purificación, transformación y regeneración, se asoció al ciclo de
las estaciones de la naturaleza. En su honor se celebraba la ceremonia
del Fuego Nuevo, llevada a cabo cada52 años en que se iniciaba un
nuevo ciclo calen dárico.
Huitzllopochtli
"Col ibrí zurdo" , el
Sol, fue el dios tutelar
de los mexicas. Era el
guerrero resuc itado del
sur, dios de la guerra y
del sol en el cenit.
M¡lagrosamente fue
concebido por Coa-
tlicue (la Tie rra), na-
ciendo en el Coatepec
(Cerro de las serpien-
tes).
Nació armado y
ataviado como
guerrero, de-
rrotando a los
innumerables
surianos, huitz-
nahua (las es-
trellas) y preci-
pitando al vacío
a su hermana
Coyolxauhqui,
que term inó
desmembrada.
Se le representó con un yelmo de cabeza de colibrí y una xiuhcoatl
o serpiente de fuego y se le erigieron numerosos templos, siempre
situados en el sur de los recintos sagrados de los diferentes templos
ceremoniales, y adyacentes al Templo de Tlaloc que ocupaba el norte.
Moyahuel
"Círculo de maguey", Diosa del maguey pulquero. En la mitología
nahua-mexica formó parte de las diosas relacionadas a la tierra, la
fertilidad y la maternidad, y fue protectora del parto.
Como diosa lunar se Ie representa
con 4OO pechos para amamantar
a los humanos con su pulque y
con una planta de maguey en
f lorac ión.
Así, fue ella Ia inventora
del proceso para obtener
el pulque del maguey, be-
bida ritual que se ofren-
daba a los dioses. Para las
mujeres que nacían en el
signo que presidía, Ome-
tochtli, Dos conejo, había
malas predicciones. Se
le asoció con el conejo
porque ese roedo r, gue es
muy prolífico, suele ha-
cer madrigueras debajo
de los magueyes.
Mictlantecuhtli

"Señor del lugar de los muertos", Señor del Inframundo. Deidad muy
antigua presente más o menos desde 1500 a.C. Entre mixtecos, mexi-
cas, totonacos y zapotecos, era el dueño del inframundo, el Mictlan,
que regía junto a su compañera Mictecazihuatl. Se le asoció con los
búhos, Ias arañas y los murciélagos. EI Norte era su región.
Quetzalcoatl

Deidad muy antigua de Mesoamérica, del clima, del maíz y de Ia produc-


ción. Relacionado con todo lo que es creación y cultura. Se le representó
como una serpiente emplumada y fue un dios dual (Ehecatl-Quetzalcoatl).
En su advocación del viento (Ehecatl) tenía como función limpiar los
caminos para que pudieran llegar las lluvias que arrojaban los tlaloques.
Además se le representó con un pectoral de corte de caracol, eljoyel del
viento, Ehecacochcatl. Se le asoció con Venus que, como estrella de la
mañana, es quien abre camino al sol al amanecer.
Tlaloc

Uno de los dioses más importantes del panteón mesoamericano. Dios


de la lluviay, a través de sus distintas advocaciones, de todos los fe-
nómenos metereológicos relacionados con ella: truenos, relámpagos,
granizo, huracanes. Cuando su acción era benéfica dotaba de vida
proveyendo del agua necesaria para ella, pero también podía ser fu-
nesto, causando destrucción. Se le representó con muchos atavíos de
jade (símbolo del agua), con anteojeras formadas por dos serpientes
entrelazadas que creaban una nariz retorcida, así como grandes col-
millos que representan las gotas de agua. Algunas veces porta un palo
serpentiforme, el xiuhcoatl, que representa el rayo.
Tlaltecuhtli

En el Templo Mayor de la Cran Tenochtitlan (Ciudad de México), se


encontró el monolito que muestra a Tlaltecuhtli, representada con un
rostro dual con arracadas y potentes garras en el extremo de manos y
pies. Ello porque, mitológicamente, su boca abierta puede tragarse al
sol, Io que de hecho ocurre todos los días al ocultarse el astro. Con la
misma idea, el rojo del crepúsculo es la sangre de los muertos que son
devorados por ella.
Tezcatlipoca

rúffi
,,lf
rx;l-rJrñ
,rr.

o
^l ^/ci
o l^/o
o-o
oo

Uno de los dioses tutelares de los Culhua-Mexica. Representa la


dualidad vida-muerte y era Patrón de hechiceros y salteadores, así
como poseedor de la eterna juventud. Se le representó con un espejo
de obsidiana que reemplaza a su pie mutilado devorado por la tierra
una parte del año, en asociación con una estrella de la constelación
de la Osa Mayor (Alkaid) que, a Ia latitud del altiplano mexicano,
se oculta en el mes de junio en el horizonte norteño. Era el Dios del
norte, de la guerra, del viento nocturno y de los jóvenes guerreros
jaguar.
Xipe Totec
"Nuestro señor el desollado", simbolizala regeneración de la tierra y
por ello en torno a él se celebraba Ia fiesta del T acax i peh u a liztli q ue
I

coinci día con el equ inoccio de primave ra y con el período de siembra,


en donde se sacrificaban cautivos de guerra y se vestía a sacerdotes
con su piel, simbolizando la renovación de la tierra. Se le representó
con Ia piel sobrepuesta de un joven.

\t€?!
( ('r.^
at
( -rn¡¡
{:
ra
^¡1
Xochiquetzal

"Flor de Quetzal" o "Flor de plumas preciosas". Diosa del amor; la be-


lleza,la sensualidad y el placer. Diosa de la danza, el canto, las artes
y los trabajos domésticos. Asociada a las flores y plantas, se le repre-
sentó como una diosa joven ataviada con un lujoso quechquemitl,
con un yelmo en forma de quetzal de donde sobresalen dos penachos
de plumas preciosas y con una nariguera de mariposa. Fue patrona de
tejedoras, bordadoras, escultores, pintores y plateros.
Guefferos Aguila
v
Jaguar

{@)
§t:
D,;.i

Los guerreros fueron para las so-


ciedades mesoamericanas los t
.ü.
encargados de alimentar a los
dioses por medio de la sangre de
los guerreros cautivos. Los gue-
rreros águila y jaguar fueron Ias
dos órdenes m ilitares de mayor
rango. El primero era designado
soldado del sol y el segu ndo,
soldado de Te zcatl ipoca.
Diviértete iluminando y conociendo algunas
de las deidades más importantes del panteón
mexica, a las cuales se les veneró y representó
en los distintos espacios en que fueron plasma-
das, como códices, pintura ,cerámica, escultura
exentay lápidas.

Aquí descubrirás la naturaleza de cada uno de


estos dioses y sobre qué ámbitos de la vida hu-
mana regían, siendo a veces benéficos y vene-
rados y otras, perversos y temidos.

Encuentra en su vestimentz,tocados y objetos


que los acompañan, las canacteústicas icono-
gráficas que te permitiránidentificar acada uno
de estos dioses.

Esperamos que con tu imaginación y poder de


observación les des vida a través de la magia
del color.

lN{H,I,',fZg

ililf,ir]íilI lifliiiilfl i'rf, iii


""' "'
303Ct10007