You are on page 1of 20

Sistemas aletados en transferencia de calor

Sistemas de aletas de conduccion-conveccion

Se usan las aletas o superficies extendidas con el fin de incrementar la razón de


transferencia de calor de una superficie. En efecto, las aletas conexas a una
superficie aumenta el área total disponible para la transferencia de calor. En el
análisis y diseño de una superficie con aletas, la cantidad de energía calorífica
disipada por una sola aleta de un tipo geométrico dado, se determina auxiliándonos
del gradiente de temperatura y el área transversal disponible para el flujo de calor
en base de la aleta. Entonces, el número total de aletas necesarias para disipar una
cantidad de calor dada se determinará en base a la acumulación de transferencia
de calor.

Usualmente se usa una superficie con aletas cuando el fluido convectivo


participante de un gas, ya que los coeficientes convectivos de transferencia de
calor par aun gas son usualmente menores que los de un líquido. Como ejemplo de
una superficie con aletas se tienen los cilindros de la máquina de una motocicleta, y
los calentadores caseros. Cuando se debe disipar energía calorífica de un vehículo
espacial, donde no existe convección, se usan superficies con aletas que radian
energía calorífica.

Las aletas pueden ser con secciones transversales rectangulares, como tiras que
se anexan a lo largo de un tubo, se les llama aletas longitudinales; o bien discos
anulares concéntricos alrededor de un tubo, se les llama aletas circunferenciales. El
espesor de las aletas puede ser uniforme o variable. En la figura 2-16 se bosquejan
varias formas de aletas.
Las Aletas, son sólidos que transfieren calor por conducción a lo largo de su
geometría y por convección a través de su entorno, son sistemas con conducción
convección.
Es decir, estas superficies extendidas o aletas, con respecto a la transferencia de
calor, se refiere a un sólido que experimenta transferencia de energía por
conducción dentro de sus límites, así como transferencia de energía por
convección y radiación entre sus límites y los alrededores.
La aplicación más frecuente es aquella en la que se usa una superficie extendida
de manera específica para aumentar la rapidez de transferencia de calor entre un
sólido y un fluido contiguo. Las aletas se usan cuando el coeficiente de
transferencia de calor por convección h es pequeño.
Dada la relación que expresa el intercambio de calor por convección de un sólido
a un fluido:

Se deduce que el calor disipado por una superficie aumenta con:


a) el coeficiente convectivo,
b) el área expuesta al fluido, y
c) la diferencia de temperatura entre la superficie y el fluido.
En los casos en que interesa aumentar la disipación desde una superficie (por
ejemplo: la carcasa de motores, intercambiadores de calor) se recurre al uso de
superficies extendidas (aletas), especialmente si se tiene una pequeña diferencia de
temperatura y un bajo coeficiente convectivo
Al considerar una superficie plana a temperatura Tp, a la cual se le agrega una
barra (o aleta) de sección rectangular, de espesor b (según la dirección vertical, y)
largo L (según la coordenada x, normal a la superficie base) anchura l (según la
dirección lateral, z).
El medio ambiente (aire) está a T0. En principio la distribución de temperatura es
tridimensional, T(x,y,z). Pero si se supone que:
1. No hay gradiente de Temperatura definido en la dirección z (∂T/∂z=0).
2. El espesor b es pequeño, de modo que b/k << L/k (resistencia
según el espesor despreciable).
La menor resistencia según el espesor implica que la caída de temperatura
según esta dirección es baja, es decir, aproximadamente 𝜕𝑇/𝜕𝑦 = 0.
Entonces 𝑇 = 𝑇(𝑥) y el problema puede considerarse como de conducción
unidireccional en dirección 𝑥 con convección en el contorno.

La suposición unidireccional impide usar la ecuación general del calor para formular
este problema, ya que no podría plantearse la condición de borde mixta de
convección y conducción en las caras superior e inferior. En lugar de eso se
escribe un balance de energía para un elemento Δ𝑥 de la aleta.
Sea 𝐴 el área de transferencia, normal a la dirección 𝑥 y 𝑝 el perímetro de esta
sección rectangular.

𝐴 = 𝑏𝑙, 𝑝 = 2(𝑏 + 𝑙). Un balance de energía para un elemento Δ𝑥 se escribe:

Haciendo los reemplazos correspondientes se obtiene de las


ecuaciones anteriores la ecuación característica de la aleta:

Esta ecuación genera soluciones exponenciales. Para resolverla se homogeniza con la


variable 𝑇 = 𝑇 − 𝑇0, (que representa el exceso de temperatura en la aleta sobre el
ambiente) quedando:

Cuya solución puede escribirse de dos formas:


El parámetro 𝑚 reúne las propiedades físicas y geométricas. El calor se
conduce a lo largo de la aleta y es disipado por convección desde el perímetro de
esta.

Uso y Aplicaciones

Como ya fue mencionado anteriormente, la aplicación más frecuente es el


uso de las superficies extendidas de manera específica para aumentar la
rapidez de transferencia de calor entere un sólido y un fluido contiguo. Esta
superficie extendida se denomina aleta.
Dentro de sus usos comunes tenemos los radiadores
(enfriadores de agua de enfriamiento de los sistemas de combustión interna)
la estructura externa de la cámara (cilindro) de los motores de motocicletas, entre
otros.

Si se considera, en la siguiente imagen, la pared plana, si T es fija hay dos formas


en la que es posible aumentar la transferencia de calor. El coeficiente de convección
h podría aumentarse incrementando la velocidad del fluido y podría reducirse la
temperatura del fluido TQ.

Sin embargo se encuentran muchas situaciones, en las que h puede aumentar al


valor máximo posible, pero el factor económico de esta no lo hace viable

Cabe destacar, que las aletas se utilizan para aumentar la transferencia de calor
de una fuente porque acrecientan el área efectiva de superficie, sin embargo, la
aleta como tal representa una resistencia a la conducción del calor, es por ello
que no hay absoluta seguridad de que la aleta aumente la transferencia de calor;
por tanto, se define la efectividad y eficiencia de una aleta como:
Efectividad de una aleta (εf):
La efectividad de una aleta se determina con la ecuación:

Donde,
𝑄̇
𝑓=𝑇𝑟𝑎𝑛𝑠𝑓𝑒𝑟𝑒𝑛𝑐𝑖𝑎 𝑑𝑒 𝑐𝑎𝑙𝑜𝑟 𝑑𝑒 𝑙𝑎 𝑎𝑙𝑒𝑡𝑎
𝐴𝑏=Á𝑟𝑒𝑎 𝑑𝑒 𝑐𝑜𝑛𝑡𝑎𝑐𝑡𝑜 𝑒𝑛𝑡𝑟𝑒 𝑙𝑎 𝑏𝑎𝑠𝑒 𝑦 𝑙𝑎
𝑎𝑙𝑒𝑡𝑎.

Efectividad de una aleta de sección constante considerando convección en el


extremo.

Eficiencia de una aleta (ηf):


La eficiencia de una aleta es la relación que existe entre el calor (Qf) que se
transfiere de una al eta con condiciones determinadas, y la transferencia de calor
máxima (Qmax) que existiría si esa aleta estuviese a la máxima temperatura (la
temperatura de la base).
donde,
: Á𝑟𝑒𝑎 𝑑𝑒 𝑠𝑢𝑝𝑒𝑟𝑓𝑖𝑐𝑖𝑒 𝑑𝑒 𝑙𝑎 𝑎𝑙𝑒𝑡𝑎 𝑞𝑢𝑒 𝑠𝑒 𝑒𝑥𝑝𝑜𝑛𝑒 𝑎 𝑐𝑜𝑛𝑣𝑒𝑐𝑐𝑖ó𝑛.

Eficiencia de aletas de discos circulares de espesor constante (Tomado de Gardner)

Eficiencia Global
En contraste con la eficiencia (ηf) de una aleta, que caracteriza el
rendimiento solo de una aleta, la eficiencia global (ηo) caracteriza a varias
aletas similares y a la superficie base a la que se unen, por ejemplo los que se
muestran en la figura.

𝑄̇𝑚á𝑥 = ℎ𝐴𝑡 𝜃𝑏

donde,

𝑄̇ :Transferencia de calor total desde las aletas y la base (espacios libres de


aletas).

𝑄̇𝑚á : Máxima transferencia de calor suponiendo temperatura uniforme en todo el


sistema.

: Área total del arreglo que se expone a la convección (espacios libres de aletas y
área superficial de todas las aletas).
Las aletas se utilizan en todos los enfriadores de aire, refrigeradores en seco,
evaporadores y condensadores para transferir energía desde un medio líquido al
aire o desde el aire a un medio líquido. Éstas aumentan la transferencia de calor
de los enfriadores de aire.

La transferencia de calor entre el metal y el aire resulta menos eficaz que desde
el líquido al metal, por lo que se utilizan las aletas para aumentar la superficie
global y compensar así el menor rendimiento metal-aire.

En la figura:
1. Representa el Flujo de aire.
2. El Fluido a través de las tuberías y
3. Las Placas del
intercambiador calorífico

Para finalizar, se puede señalar que, se usan las aletas o superficies extendidas
con el fin de incrementar la razón de transferencia de calor de una superficie, en
efecto las aletas convexas a una superficie aumenta el área total disponible para la
transferencia de calor. En el análisis y diseño de una superficie con aleta, la
cantidad de energía calorífica disipada por una sola aleta de un tipo geométrico
dado, se determina auxiliándonos del gradiente de temperatura y el área
transversal disponible para el flujo de calor en la base de la aleta. Entonces, el
número total de aletas necesarias para disipar una cantidad de calor dada se

Uso justificado de las aletas.


La ecuación diferencial que describe la distribución de temperatura en una aleta
resulta de un equilibrio de energía en una sección elemental de la aleta que es
tanto conductora, como apta para la convección, a la vez. Puesto que un elemento
de volumen elemental cualquiera experimenta tanto conducción como convección el
problema es en realidad multidimensional.

En consecuencia las aletas ofrecen una transmisión suave de un problema


unidimensional. Usualmente se usa una superficie con aletas cuando el fluido
convectivo participante es un gas, ya que los coeficientes convectivos de
transferencia de calor para un gas son usualmente menores que los de un liquido.
Como ejemplo, de una superficie con aletas se tienen los cilindros de la máquina
de una motocicleta, y los calentadores caseros. Cuando se debe disipar energía
calorífica de un vehículo espacial, donde no existe convección, se usan superficies
con aletas que radian energía calorífica. Las aletas pueden ser con secciones
transversales rectangulares, como tiras que se anexan a lo largo de un tubo, se les
llama aletas longitudinales; o bien discos anulares concéntricos alrededor de un
tubo, se les llama aletas circunferenciales.

El espesor de las aletas puede ser uniforme o variable.

Caso más simple de aleta de sección variable: Aleta Anular.


Algunas Aplicaciones de las Aletas

Motores Eléctricos

Radiadores Refrigeradores

Computadoras
Materiales con las que se construyen

Normalmente, las aletas están hechas de aluminio, material que tiene una
buena conductividad térmica.

Se deben tomar en cuenta algunas consideraciones de diseño, como por


ejemplo:
 Perfil óptimo para la disipación de una potencia térmica con el
mínimo volumen.
 Dimensiones óptimas para un determinado volumen de aleta.
 Espaciado óptimo entre aletas.
 Elección del material.
 Contacto térmico con la base.

Tipos de Aletas

Las formas que adoptan las aletas son muy variadas y dependen en gran medida
de la morfología del sólido al que son adicionales y de la aplicación concreta.

 La aleta se denominan “aguja” cuando la superficie extendida tiene


forma cónica o cilíndrica.
 La “aleta longitudinal” se aplica a superficies adicionales unidas a
paredes planas o cilíndricas.
 Las “aletas radiales” van unidas coaxialmente a superficies cilíndricas.

Así es como se conocen en forma general cuatro tipos de aletas:


1. Aletas rectangulares.
2. Aletas rectangulares de perfil triangular.
3. Aletas circulares o radiales.
4. Aletas de espina.
Tipos de aletas (Kern, 1972). a), b), c), d) Aletas Longitudinales; e), f) Aletas
Radiales; g), h), i) Aletas de Espina.

Una aleta recta es cualquier superficie prolongada que se une a una pared
plana. Puede ser de área transversal uniforme (a) o no uniforme (b) una aleta
anular es aquella que se une de forma circunferencial a un cilindro y su sección
transversal varia con el radio desde la línea central del cilindro (c).
Una aleta de aguja o spine, es una superficie prolongada de sección transversal
circular uniforme o no uniforme. Pero es común en cualquier sección de una
configuración de aletas depende del espacio, peso, fabricación y costos, así como
del punto al que las aletas reducen el coeficiente de convección de la superficie y
aumentan la caída de presión asociada con un flujo sobre las aletas.
De una aleta de sección transversal constante (como la primera figura) se puede
obtener la distribución de temperatura y el flujo de calor disipado para cuatro
casos diferentes. La ecuación general para una superficie extendida es:
Los cuatros casos son:
Los cuatros casos son:
1. Convección en el extremo:

Este caso puede darse en todas las aletas, excepto cuando se encuentre aislada o
su temperatura sea igual a la del fluido.
Sustituyendo se obtiene para la distribución de temperatura:

Y para el calor disipado (𝑥 = 0)

2. Extremo adiabático:
Una aleta será de este tipo cuando el área del extremo no intercambie calor
con el fluido adyacente.
3. Temperatura Constante:
Se habla de este caso cuando se conoce la temperatura en el extremo de la aleta y
es fija.

4. Longitud Infinita:
En este último caso, como el nombre bien lo dice, se trata de una aleta de longitud
muy larga.

Como se puede observar, a pesar de estar hablando del mismo tipo de superficie
extendida se pueden dar casos diferentes, dependiendo de factores como por
ejemplo:
si la aleta está aislada, si tiene una temperatura fija o si su longitud es tan larga que
la temperatura de su extremo más lejano es prácticamente igual a la del ambiente.

Por otro lado, se puede realizar también la siguiente clasificación:

Como se puede observar, a pesar de estar hablando del mismo tipo de superficie
extendida se pueden dar casos diferentes, dependiendo de factores como por
ejemplo: si la aleta está aislada, si tiene una temperatura fija o si su longitud es
tan larga que la temperatura de su extremo más lejano es prácticamente igual a la
del ambiente.
Por otro lado, se puede realizar también la siguiente clasificación:
Aletas de sección transversal constante:
}

 Aleta rectangular.
 Aleta spine.
 Aleta anular o circunferencial.

Aleta rectangular de Sección Transversal constante Suponer un flujo


unidimensional

Sustituir los valores respectivos en la (ec.1), para la formula general de


distribución de temperaturas, queda de la siguiente manera:
Superficies Extendidas. Sección
Constante.

Aletas de sección transversal variable:


 Aleta triangular.
 Aleta circunferencial variable.
 Aleta de aguja parabólica.

Superficies Extendidas. Sección Variable


Análisis de conducción

La conducción alrededor de una aleta generalmente


bidimensional la rapidez a la que se desarrolla la
convección de energía hacia el fluido desde cualquier
punto de la superficie de la aleta debe balancearse con
la rapidez a la que la energía alcanza ese punto debido
a la conducción en esta dirección transversal (y, z).
Sin embargo, en la práctica la aleta es delgada y los
cambios de temperatura en la dirección longitudinal son
muchos más grandes que los de la dirección transversal. Por tanto, se puede
suponer conducción unidimensional en la dirección X. Se consideran condiciones de
estado estable y también se supone que la conductividad térmica es una
constante, que la radiación desde la superficie es insignificante, que los efectos
de la generación de calor están ausentes y que el coeficiente de transferencia de
calor por convección h es uniforme sobre la superficie.
Se tiene entonces:

𝑞𝑥 = 𝑞𝑥 + 𝑑𝑥 + 𝑑𝑞𝑐𝑜𝑛𝑣 … … . . (1)

Donde 𝐴𝑐 es el área de la sección transversal, que varía con 𝑥, como la conducción


de calor en 𝑥 + 𝑑𝑥 se expresa como:
𝑞𝑥 + 𝑑𝑥 = 𝑞𝑥 + (𝑑𝑞𝑥)𝑑𝑥 / 𝑑𝑥 𝑣
𝑞𝑥 + 𝑑𝑥 = −𝐾 ∗ 𝐴𝑐 ∗ 𝑑𝑇/𝑑𝑥 − 𝐾 ∗ (𝑑/𝑑𝑥)( 𝐴𝑐 ∗ 𝑑𝑇/𝑑𝑥 )𝑑𝑥

Además, 𝑑𝑞𝑐𝑜𝑛𝑣 = ℎ ∗ 𝑑𝐴𝑠 ∗ (𝑇 – 𝑇𝑎)

Donde 𝐴𝑠 es el área superficial del elemento diferencial entonces se obtiene,


sustituyendo todas las ecuaciones en (1).

(𝑑/𝑑𝑥)( 𝐴𝑐 ∗ 𝑑𝑇/𝑑𝑥 ) – (ℎ/𝐾)( 𝑑𝐴𝑠 /𝑑𝑥) ∗ (𝑇 – 𝑇𝑎) = 0


𝑑 2𝑇 /𝑑𝑥2 + (1/𝐴𝑐 ∗ 𝑑𝐴𝑐 /𝑑𝑥 ∗ 𝑑𝑇/ ) – (1/𝐴𝑐 ∗ ℎ/𝐾 ∗ 𝑑𝐴𝑠 /𝑑𝑥)(𝑇 – 𝑇𝑎) = 0 . . . . . . (2)
Transferencia de calor en superficies aleteadas
Aletas de área de sección transversal uniforme

Según la ecuación (2) es necesario tener una geometría adecuada para la


solución de problemas.
Para las aletas detalladas 𝐴𝑐 es una constante, y 𝐴𝑠 = 𝑃𝑥 donde 𝐴𝑠 es el área
de la superficie medida de la base a 𝑥 y 𝑃 es el perímetro de la aleta en
consecuencia
𝑑𝐴𝑐/𝑑𝑥 𝑦 𝑑𝐴𝑠/𝑑𝑥 = 𝑃 por lo que:
La ecuación (𝑏) se transforma en:
Donde:

Esta ecuación (δ) es una ecuación diferencial lineal de segundo orden, homogénea con
coeficientes constantes. Su solución general es:

Para poder evaluar C1 y C2 de la solución es necesario especificar condiciones de frontera


apropiadas. Una condición es especifica en términos de la temperatura
base de la aleta (x=0).

(0) Tb Tb..........................(5)

La segunda condición especificada, en el extremo de la aleta (𝑥 = 𝐿)


corresponde a cualquiera de las siguientes condiciones físicas.









Cuando se tiene una transferencia de calor por convección desde el extremo de


la aleta. Al aplicar un balance en una superficie de control alrededor de este
extremo en la figura se tiene:
En particular, este informe trata específicamente sobre las aletas de
transferencias de calor y por tanto, se entiende por aleta, a la superficie extendida
en un sólido, ya sea rectangular, cilíndrica, triangular, entre otras, cuyo objetivo
principal es aumentar la rapidez de transferencia de calor por convección entre un
sólido y el fluido circundante. Son utilizadas en motores, intercambiadores de calor,
transformadores, equipos de aire acondicionado.
Existen tres maneras de aumentar la transferencia de calor por convección:

1. Aumentando el coeficiente convectivo (ℎ), por ejemplo con un ventilador, es


una forma no muy económica y no siempre es suficiente.
2. Disminuyendo la temperatura de los alrededores ሺ𝑇∞ሺ, lo cual es poco
práctico y algo costoso.
3. El último de los casos es el más apropiado, costa en aumentar el área de
transferencia de calor por convección usando aletas.

REFERENCIAS

Corberán J., Royo R. (2012). Transmisión de Calor en Rpégimen Estacionario


Unidimensional (II). Superficies Extendidas. Universidad Politécnica de Valencia.
España. [Página Web en línea]. Disponible: http://www.upv.es/upl/U0296617.pdf

Salazar, J. (2010). Fundamentos de fenómenos de transporte. Aletas de


transferencia. México. http://www.monografias.com/trabajos94/aletas-
enfriamiento/aletas- enfriamiento.shtml. [Consulta: 2015, Septiembre 08]

Sierra, J. (2014). Transferencia de calor en superficies extendidas. Mexicali,


Baja California: http://es.slideshare.net/janetteasierra/transferencia-de-calor-en-
superficies- extendidas-aletas [Consulta: 2015, Septiembre 08]