You are on page 1of 3

CHOQUE TERMICO

Los esfuerzos que llevan a la ruptura de un material frágil se pueden introducir térmica y
mecánicamente.

Cuando una pieza se enfría o calienta rápidamente se produce una variación de


temperatura, esta variación puede llevar a diferentes cantidades de contracción en distintas
partes. Si los esfuerzos residuales (tensiones que quedan o permanecen en el material en
ausencia de cargas externas) de tensión se hacen altos lo suficientemente, los defectos
pueden propagarse y causar fallas. Esta falla en un material causado por esfuerzos
inducidos por los cambios de temperatura brusca, rápida; se conoce como choque térmico.

Existen varios factores que lo afectan:

- Coeficiente de expansión térmica. _ un coeficiente bajo reduce al mínimo los


cambios dimensionales y también la capacidad de resistir el choque térmico.
- Conductividad térmica. _ la magnitud de la variación está determinada por la
conductividad térmica del material. Por ejemplo: una alta conductividad térmica
ayuda a transferir calor y reducir diferencias de temperatura rápidamente en el
material.
- Módulo de elasticidad. _ un módulo de elasticidad bajo permite grandes cantidades
de deformación antes de que el esfuerzo alcance el nivel crítico requerido para
causar fractura.
- Esfuerzo de la fractura. _ un elevado esfuerzo para la fractura permite tener
deformaciones grandes.
- Transformaciones de fase. _ los cambios dimensionales adicionales pueden ser
causados por transformaciones de fase. Por ejemplo: la transformación de la sílice
de cuarzo a cristobalita introduce esfuerzos residuales y aumenta los problemas con
el choque térmico

Un método para medir la resistencia al choque térmico es determinar la máxima diferencia


de temperatura que puede ser tolerada durante un templado sin afectar las temperaturas
mecánicas de un material.

Por ejemplo:

- El vidrio de sílice pura (fundido) tiene una resistencia al choque térmico de


aproximadamente 3000°C.
- En la siguiente figura se muestra el efecto de la diferencia de temperatura en el
módulo de ruptura del sialon (𝑆𝑖3 𝐴𝑙3 𝑂3 𝑁5 ) después del templado; no hay evidencias
de grietas y por tanto cambio en las propiedades del material cerámico sino hasta
que la temperatura del templado se aproxime a 950°C

Fig. Efecto de la diferencia de temperatura de templado en el módulo de ruptura

del sialon. La resistencia al choque térmico del material cerámico disminuye a 950°C.

Resistencia al choque para otros materiales:

- Zirconia parcialmente estabilizada (PSZ) y Nitruro de Silicio (𝑆𝑖3 𝑁4 ) es de unos


500°C.
- 𝑆𝑖𝐶 (Carburo de silicio) es de 350°C
- 𝐴𝑙2 𝑂3 (Oxido de Aluminio) y el vidrio ordinario es de unos 200°C.

Otra fórmula para evaluar la resistencia de un material al choque térmico es mediante el


parámetro de choque térmico (R´ o R).
𝜎𝑓 𝑘(1 − 𝑣)
(𝑎) 𝑅´ = 𝑃𝑎𝑟á𝑚𝑒𝑡𝑟𝑜 𝑑𝑒 𝑐ℎ𝑜𝑞𝑢𝑒 𝑡é𝑟𝑚𝑖𝑐𝑜 =
𝐸. 𝛼

𝜎𝑓 𝑘(1 − 𝑣)
(𝑏) 𝑅 =
𝐸. 𝛼
Donde:
- 𝜎𝑓 es el esfuerzo de la fractura del material.
- 𝑣 es la relación de Poisson.
- 𝑘 es la conductividad térmica.
- 𝐸 es el módulo de elasticidad.
- 𝛼 es el coeficiente lineal de expansión térmica.
(𝑏) se usa en situaciones donde la rapidez de choque térmico de transferencia de calor es infinita
en esencia. Un valor más alto del parámetro de choque térmico significa mejor resistencia al choque
térmico (este parámetro representa el máximo cambio de temperatura que puede ocurrir sin
fracturar el metal).

Por lo general el choque térmico no es un problema en casi todos los metales ya que tienen buena
ductilidad para permitir deformación y no la fractura.