You are on page 1of 1

Indira Marisol Muñoz Nieves 4ºA T/M

Elemento:
Un elemento químico suele ser definido como la sustancia que no puede ser descompuesta
en otra más simple mediante una reacción química. El término hace referencia, por otra
parte, a la clase de átomos que presenta el mismo número de protones en su núcleo.

Átomo:
Un átomo es la parte más pequeña que forma parte de un sistema químico. Es la mínima
cantidad de un elemento químico que presenta las mismas propiedades del elemento.
Aunque la palabra átomo deriva del griego átomos, que significa ‘indivisible’, los átomos
están formados por partículas aún más pequeñas, las partículas subatómicas.

Molécula:
Una molécula es un conjunto de átomos unidos químicamente. La carga eléctrica de las
moléculas es neutra.
Existe una definición de molécula más antigua que es menos general y menos precisa:
"Una molécula es la parte más pequeña de una sustancia que puede tener existencia
independiente y estable conservando sus propiedades químicas y ciertas propiedades
fisicoquímicas."

Compuesto Orgánico:
Un compuesto orgánico es toda sustancia química que contiene algún átomo de carbono
en su molécula. La diferencia es que un compuesto orgánico cuenta con enlaces carbono-
carbono, carbono-hidrógeno o ambos, mientras que un compuesto inorgánico no cuenta
con este tipo de enlaces.

Compuesto inorgánico:
Los compuestos químicos inorgánicos son todos aquellos compuestos que están formados
por diferentes elementos, pero en los que su componente principal no siempre es el
carbono, siendo el agua el más abundante.

Enlaces:
Un enlace químico es el resultado de la fuerza de atracción electroestática. Según la fuerza
de estos enlaces, pueden ser clasificados en “enlaces fuertes” y “enlaces débiles”. Los
ejemplos más comunes de enlaces fuertes son los enlaces iónicos y los enlaces covalentes.
Iónico: Es un enlace químico entre dos átomos diferentes (uno metálico y otro no metálico)
en el que un átomo cede un electrón a otro (hay una transferencia). En este caso, un átomo
pierde un electrón y el otro gana un electrón extra.
Covalente: Este es otro tipo de enlace químico fuerte. Se lleva a cabo entre átomos
similares (es decir, dos no-metálicos). En un enlace covalente los dos átomos se unen para
compartir un electrón, en lugar de que un átomo tome un electrón de otro.